¿la sociedad catolica es titular de la verdad universal biblica

advertisement
¿LA SOCIEDAD CATOLICA ES TITULAR DE LA VERDAD UNIVERSAL BIBLICA?
INTRODUCCION
----------------------En los siglos segundo y tercero, antes que la Iglesia Católica tomara fuerza, empezaron a gestarse las
doctrinas apóstatas del cristianismo, así como el Sincretismo (mezcla indiscriminada de religiones).
Las apostasías de mayor influencia fueron el Marcionismo, Montanismo, Donatismo y Arrianismo. Estas
corrientes contravinieron el espíritu exegético de la verdad bíblica, prevaleciendo por muchos lustros.
En el siglo tercero afloró en Roma el culto al Mitraísmo (adoración al sol), convirtiéndose en el principal
obstáculo del cristianismo.
Llama mucho la atención los bárbaros crímenes cometidos en estos siglos, bajo los gobiernos imperiales
de los emperadores Marco Aurelio y Septimio Severo, al ordenar que se sacrificaran a tres mujeres
cristianas de nombres, Perpetua, Felicidad (muriendo con sus siete hijos) y Blandina; el trato fue
inhumano.
Independientemente de estos crímenes, están los que se cometieron contra otros discípulos de Jesús, bajo
el poder de emperadores como Calígula, Nerón, Vespasiano (quien ordenó la construcción del coliseo
romano, hoy en ruinas, donde exhibieron a los cristianos para darles muerte), Tito (hijo del anterior),
Domiciano, Diocleciano y tantos otros más, que los anales de la historia los registra como depredadores
de la comunidad cristiana.
En razón de estos someros antecedentes, el catolicismo como ya citamos hace su aparición formal hasta el
siglo cuarto, por lo cual los procederes contra el pueblo de Dios en nada variaron, antes bien la religión
naciente, siglos después, se convertiría en actora y agente principal para arremeter contra el judaísmo y el
cristianismo, siendo inclusive sus embestidas más cruentas, además de asumir posturas inquisidoras de
poder.
Aunque la Iglesia Católica Apostólica Romana a través de los tiempos ha sido prominente y arrogante, a
la fecha ha ido a la baja.
En el año 1054 la Iglesia Católica recibía su primer revés, al dividirse la Iglesia como la Iglesia Ortodoxa;
siendo hasta hoy día la raíz de los derramamientos de sangre, en las regiones de Croacia, Sarajevo, Bosnia
y Herzegovina de Yugoslavia.
En realidad la Ortodoxia es una federación de varias Iglesias en todo el mundo, que se gobiernan así
mismas, son autocéfalas.
El rompimiento de la Iglesia Ortodoxa con la sede Romana, obedeció a que los primeros afirmaban que el
Espíritu Santo no solo provenía del Padre sino también del Hijo.
Los disidentes religiosos calificaban de falsa y prepotente la teología de la Iglesia Romana y un poder
papal que no reconocían.
Actualmente la Iglesia Romana cuenta con el 15% de la población mundial, es decir, 915 millones de
profesantes.
La Iglesia Ortodoxa tiene un avance del 6%, o sea 360 millones de adeptos.
El catolicismo después del Islam (musulmanes) ocupa el segundo lugar en importancia.
La cristiandad (protestantes) en su férreo proyecto por la evangelización, han alcanzado un 7% de
conversos, lo que corresponde a 420 millones de cristianos en el orbe.
El régimen católico tuvo su gestación en el siglo IV, bajo el protectorado y la rectoría del emperador
romano Constantino.
La Iglesia Católica al asumir el control del poder político-religioso cae en los excesos desmedidos, en la
dictadura, en la inquisición, en la amoralidad, en la corrupción, en el dominio de reyes y gobernantes, así
como dueño de vidas y haciendas.
A raíz de la Revolución Francesa de 1789, en 1790 se aprobaba la Constitución Civil del clero, en virtud
del cual los cargos eclesiásticos pasabas a ser funcionarios de Estado.
El Papa Pío VII, coronaba el 2 de diciembre de 1804, al Emperador Napoleón Bonaparte; esta ceremonia
se llevó acabo en la Catedral de Notre Dame, en Francia.
El romanismo a través de sus concilios ecuménicos (Nicea (2), Constantinopla (4), Efeso, Cacedonia,
Letrán (5), Constanza, Florencia, Trento y Vaticano (2)), a condicionado las resoluciones, cayendo en el
oscurantismo y en doctrinas confusas, respecto a la exégesis de la Santas Escrituras.
En el siglo XIV dentro del liderazgo católico, surge otro gran cisma, cuando Italia y Francia se enfrascan
en una lucha por la posesión papal (político-lucrativo).
En 1378 es nombrado Urbano VI como Papa, éste excomulgaría a los cardenales que lo llevaron al poder.
Urbano se había opuesto a la simonía que por mucho tiempo había sido el pan cotidiano de la curia.
Los cardenales en reto de rebeldía nombran a un nuevo Papa, con sede en Aviñón, Francia. El nuevo Papa
sería Clemente III, convertido en opositor de fuerza contra Urbano VI.
Es hasta 1415 que se da por terminado el conflicto y se nombra a un solo Papa, con sede en Roma, este
sería Martín V.
El cisma tuvo un período tenso de 37 años (1378-1415).
(116)
En este lapso Roma tuvo seis Papas mientras que Francia dos.
Enrique VIII rey de Inglaterra había solicitado al Papa la anulación de su matrimonio con Catalina de
Aragón para poder casarse con Ana Bolena, que era más joven y más hermosa.
Existía el antecedente en que la sede Romana había consentido en la anulación del matrimonio de la
hermana del rey, Margarita reina de Escocia.
El Papa rehusó otorgarle la anulación; esto daría lugar a que Enrique VIII rompiera con Roma, y se
declarara asimismo cabeza de la Iglesia Católica en Inglaterra.
La Cámara de los Comunes se pronunció en contra de la jerarquía romana.
El Parlamento le daba el reconocimiento a Enrique VIII, como cabeza y Papa de la Iglesia de Inglaterra.
A la muerte de Enrique VIII en 1547, se abre la puerta al incipiente movimiento protestante, hoy día
Iglesia Anglicana.
Al promulgar Italia en 1870 su independencia, los Estados Pontificios de la Iglesia Católica quedaban
desmoronados.
El pueblo italiano sufragaba en contra del imperio papal, quien los había tenido bajo opresión.
Los poderes políticos de la Iglesia habían quedado relegados, terminándose así con un poder despótico.
La representación eclesiástica permaneció en el exilio por casi 60 años, y fue hasta 1929 en que Benito
Mussolini y el Papa Pío XI firmaban un concordato, el de Letrán.
La dictadura fascista iba a sacar el mayor provecho de este tratado.
Mussolini compensa a la Iglesia por habérsele confiscado sus bienes, propiedades y Estados Pontificios,
indemnizándole con 750 millones de liras al contado y 1000 millones de liras en pagos periódicos.
Con parte de estos fondos la Iglesia creó el Banco Vaticano, actualmente famoso por sus actos de
corrupción.
También se le reconocería un Estado Soberano, dentro de la soberanía de Italia, mismo que se encuentra
enclavado en Roma en las orillas del Tiber.
Su territorio es de 44 kilómetros cuadrados, lo que hoy conocemos como El Vaticano.
En este territorio se encuentra la plaza y Basílica de San Pedro, el edificio papal y anexos.
Su moneda es la lira vaticana, con cuerpo diplomático y con una población promedio a los 2000
habitantes.
En el poder de la Iglesia han militado alrededor de 300 Papas incluyendo a Joseph Ratzinger, el Papa
Benedicto XVI (2005-?).
El Vaticano cuenta con grandes inversiones, con los Rothschidlens de Inglaterra, Francia y América; con
los Bancos Ambros, con la crédito Suisse en Londres y Zuric. Con Estados Unidos el Morgan Bank, el
Chase Manhattan Bank, el First National Bank de Nueva York, la Compañía Bankers Trust y otros.
El Vaticano tiene millones de acciones en las más poderosas corporaciones internacionales, tales como
Gulf Oil, Shell, General Motors, Bethlehem Steel (acero), Electric Internacional, Business Machines
(IBM), T.W.A., etc, etc.
El tesoro de oro sólido del Vaticano ha sido estimado por la Revista Mundial de las Naciones Unidas en
un monto de varios billones de dólares. Una gran cantidad de lingotes está almacenada en los Bancos de
la Reserva Federal de los Estados Unidos, el resto en los Bancos de Inglaterra y Suiza.
La Iglesia Católica en bienes es la fuerza financiera más poderosa del mundo.
ARGUMENTO
------------------Para emitir un criterio crítico de la naturaleza y forma del catolicismo es importante tocar su historia y el
fondo de sus doctrinas, mismas que deberán ser cotejadas a la luz de las Santas Escrituras y no así
sucumbir en apariencias o en verdades a medias.
Los puntos de disensión son los siguientes:
1.-historia del papado
2.-la madre de Dios
3.-limbo y purgatorio
4.-bautizo de infantes
1.-historia del papado.
La estructura del poder de la Iglesia Católica, se compone de la siguiente jerarquía:
1 Papa
148 Cardenales
10 Patriarcas
777 Arzobispos
3300 Obispos
(117)
404000
18000
65000
900000
914000000
Sacerdotes
Diáconos
Hermanos
Hermanas
Activos.
A pesar que la Iglesia reconoce y sin ambigüedades, que la Biblia nos instruye que Cristo es cabeza de la
Iglesia (Col. 1:17-18), ella se obstina en decir que el apóstol Pedro es el príncipe de los apóstoles y cabeza
visible de la Iglesia.
Esto lo validan en apoyo a la cita que se encuentra en Mateo 16:18 “tú eres Pedro, y sobre esta roca
edificaré mi Iglesia”.
La Iglesia dice que en este pasaje Jesús quiso decir: “tú eres Pedro, y sobre ti Pedro, edificaré mi Iglesia”.
Por lo tanto dicen ellos que la roca es Pedro y cabeza principal de la Iglesia.
En su lengua original del texto de Mateo debería transcribirse de la siguiente manera: “tú eres Pedro
(Petros), y sobre esta roca (Petra) edificaré mi Iglesia”.
La palabra roca (Petra) es un sustantivo femenino que da la idea de una masa sólida.
El nombre propio de Pedro (Petros), es del género masculino y se refiere a piedra suelta.
La traducción podría ser esta: “tú eres una piedra suelta y sobre esta masa sólida edificaré mi Iglesia”.
Son tan diferentes los vocablos en su significado que no hay comparación de identidad.
Lo más extraño y curioso del caso es que el mismo apóstol Pedro nos dice quien es la roca.
Esta cuestión la expresa el apóstol es su primera carta capítulo 2 versos del 6 al 8, “por lo cual también
contiene la Escritura: he aquí, pongo en Sion la principal piedra del ángulo, escogida, preciosa; y el que
creyere en él no será avergonzado.
Para vosotros, pues, los que creéis, él es precioso; pero para los que no creen, la piedra que los
edificadores desecharon.
Ha venido a ser la cabeza del ángulo; y la piedra de tropiezo, y roca que hace caer, porque tropiezan en la
palabra, siendo desobedientes; a lo cual fueron también destinados”.
Pablo sin los menores ambages en 1-Co. 10:4 a su letra nos dice: “y todos bebieron la misma bebida
espiritual; porque bebían de la roca espiritual que los seguía, Y LA ROCA ERA CRISTO”.
Pablo nos señala que nadie puede poner otro fundamento que el que está puesto, el cual es Jesucristo --(1-Co. 3:11).
La Iglesia no puede resistir el escrutinio de estos exámenes analíticos, por lo que tampoco quieren
ahondar y caer en embrollos, solo se limita a concluir que lo de Pedro es simplemente un dogma de fe.
Por lo tanto este asunto es neurálgico para los supuestos hermenéuticos y teólogos del catolicismo.
Concluyendo cerramos nuestra reflexión con los tres siguientes textos: “y llegó a Capernaum; y cuando
estuvo en casa, les preguntó: ¿qué disputabais entre vosotros en el camino?, más ellos callaron; porque en
el camino habían disputado entre sí, quien había de ser el mayor. Entonces él se sentó y llamó a los doce,
y les dijo: si alguno quiere ser el primero, será el postrero de todos, y el servidor de todos” (Mr. 9:33-35).
En primer lugar en estas expresiones es notorio que Jesús no estaba dando el reconocimiento a nadie
como cabeza, ni líder supremo de la Iglesia.
En las Santas Escrituras no encajan los títulos de Papas, arzobispos y cardenales; todo ha sido una mera
invención para alcanzar jerarquías.
Los Papas han auspiciado en eventos de influencia militar para apoderarse de territorios, como lo fue en
su intento las cruzadas (1095-1272), mismas que fueron encaminadas contra la invasión turca y
musulmana a Jerusalén.
El Papa Urbano II, bajo la promesa de la inmunidad fiscal, indulgencias y apoyo económico, encomiaba a
la población a tomar las armas para lo que fue la primera cruzada. Con un bárbaro derramamiento de
sangre la cruzada fue todo un éxito, sin embargo no así las posteriores cruzadas, al intentar expulsar a los
musulmanes de Jerusalén.
En este periodo de las cruzadas se dieron una serie de supercherías, al afirmar los pontífices de la Iglesia
Católica haber encontrado reliquias relacionadas con la vida de Jesús, mismas que fueron consideradas
como amuletos, achacando poseer efectos sobrenaturales, y de esta forma ejercer una influencia total.
* se hizo público que en un pequeño recipiente guardaban una sustancia láctea, proveniente de uno de los
senos de María, que amamantaron a Jesús.
* se dijo haber encontrado la lanza con la que pincharon el costado de Jesús en la cruz.
* supuestamente exhibieron el prepucio de Jesús cuando fue circuncidado.
* que el ángel Gabriel se le había caído una pluma de sus alas, cuando la enunciación con María,
llevándola por todos lados.
* se hizo alarde de que cierta dentadura había sido de Juan el Bautista.
* se propagó la noticia de que se había encontrado un pergamino manuscrito por Jesús, supuestamente
dirigido al rey Abgar IV.
(118)
* en el año 330 Helena la madre de Constantino, juró haber encontrado la cruz en que había sido
crucificado Jesús, distribuyéndose en astillas con costo, atribuyendo poderes milagrosos; dichas astillas
vuelven aparecer en el tiempo de las cruzadas y en el siglo XX.
Otra de las acciones de barbarie fue la del tribunal eclesiástico, llamada la Santa Inquisición, que fue
instituida por el Papa Inocencio III en el siglo XII, bajo el pretexto de aniquilar la herejía del tiempo
medieval.
La Inquisición castigaba únicamente los delitos contra la fe católica.
En el siglo XIII la Inquisición se introdujo en la corona de Aragón.
Los reyes católicos la implantaron a nivel peninsular, en el siglo XV.
La Inquisición también se usó para reprimir al judaísmo.
El tribunal eclesiástico juzgaba y dictaba las penas, pero no las ejecutaba, encargándose el poder civil
pero bajo la supervisión de la Iglesia.
En el siglo XVI la Inquisición hace acto de presencia en México, prevaleciendo por más de 300 años.
El primer inquisidor que hubo en la Nueva España (México), fue Fray Juan de Zumárraga desde 1535, a
escasos años de la conquista (1519).
Don Miguel Hidalgo y Costilla prócer de la independencia, así como otros modestos mexicanos también
fueron victimas del Santo Oficio.
Benito Juárez (1806-1872), en 1861 promulga las Leyes de Reforma, confiscando los bienes eclesiásticos,
separando la Iglesia del Estado.
Juárez se adelantaba un poco a las Leyes de Reforma en Italia, en la que también la Iglesia quedaría
separada del Estado, confiscándole sus bienes en 1870.
Juárez daba por aniquilada la Inquisición, quedaba la Iglesia fuera de todo poder político.
Otro hecho histórico de demonios fue cuando los líderes de la Iglesia Católica se unieron en apoyo al
Tercer Reich de Hitler. Teólogos y hombres de renombre del catolicismo incondicionalmente se
comprometieron con el régimen nazi.
Hitler les hizo la promesa de que contaran con él, de hecho el era un católico con buenas intenciones y
amistad con la sede Romana.
El Papa Pío XI en acuerdos con Hitler financiaría la guerra, ya que de este modo el catolicismo
conquistaría el mundo.
La Iglesia llegó a declarar que el Fuehrer Adolfo Hitler era un enviado de la providencia y que Dios
estaba con él; tal es el hecho, que en 1940 el Papa Pío XII, bendecía el material bélico (toma fotográficalibro El Vicario).
De manera efusiva decían que la persecución al judaísmo debería ser incesante y justificable matar a esos
desgraciados (rechazadores de Cristo).
La Iglesia al igual que el nazismo era antisemita. Hitler estuvo a favor de aniquilar a los judíos.
Al reunirse el obispo Berning y monseñor Steinmann, el 26 de abril de 1933, le dijeron al grupo nazi, que
la Iglesia Católica durante 1500 años habían considerado a los judíos como parásitos, que se les había
desterrado, y a los católicos se les tenia prohibido trabajar para ellos ; Hitler aplaudió dicha declaración.
El Vaticano sabía de las malas intenciones del Fuehrer. Había empezado el boicot contra los judíos
llamándolos la peste del mundo.
El Papa Pío XII guardaba silencio respecto al holocausto, jamás expresó una palabra respecto a la
exterminación de más de un millón de judíos. Este genocidio fue de alarde para Hitler.
Mussolini expulsaba de Italia a más de 69 mil judíos, sin que el Papa replicara.
Winston Churchil se refería al holocausto como el crimen más espeluznante que se haya cometido en toda
la historia de la humanidad.
Ante estas declaraciones el Papa se comportó apático e indiferente. Lo curioso del caso es que la sede
Romana no excomulgaba ni a Hitler ni a Mussolini, considerando que eran católicos.
En 1933 fue recibido con júbilo por el Vaticano a Franz Von Papen, un nazi siniestro. La recepción de
este agente alemán era para firmar un concordato, con la comparecencia del Secretario de Estado del
Vaticano Pacheli, quien más tarde se convertiría en el Papa Pío XII (1939-1958); también estuvo presente
Montini, quien después seria el Papa Pablo VI (1963-1978).
El 3 de mayo de 1945 el dictador español Franco publicaba en la prensa lo siguiente: “Adolfo Hitler hijo
predilecto de la Iglesia Católica murió mientras defendía a la cristiandad. Sobre sus restos mortales
emerge su figura moral victoriosa, con la palma de mártir; Dios da a Hitler los laureles de la victoria”.
A estas declaraciones el Papa Pío XII se mantuvo en la indiferencia (el que calla otorga).
En septiembre de 1934, el obispo Muller de Alemania rendía honores a Hitler, haciendo la señal de la
victoria.
El asesino en masa más infame fue Adolfo Hichmann, agente secreto de Hitler para asuntos judíos y
cercano amigo de altos prelados del Vaticano.
(119)
El servicio de inteligencia Israelí dio con el paradero de Hichmann en Argentina, de donde lo raptaron.
Fue juzgado en Jerusalén como criminal de guerra y ejecutado en 1962.
Al papado la historia los condena; han llevado una vida de apostasía, de lujuria, de opulencia y de un
poder sin fronteras.
El Papa Bonifacio VIII (1294-1303), en su famosa bula de 1302 decía: es totalmente necesario para la
salvación que todas las criaturas humanas estén sujetas al Pontífice Romano.
En 1870 el Papa Pío IX declaraba que no había autoridad en la tierra que fuera superior al Papa, además
la de ser infalible.
Con respecto a la infalibilidad del Papa vamos a mencionar tres hechos históricos, que por su relevancia
vale el caso señalarlos:
A.- El Papa Urbano VIII (1623-1644), amenazaba a Galileo Galiley (astrónomo y físico intaliano) con
llevarlo a la Inquisición, si no se retractaba y de rodillas de su teoría “la tierra gira alrededor del sol”, ya
que para la Iglesia esto era una herejía y era causa de muerte.
Galileo accedió ante la presión del Papa, para salvaguardar su vida.
Es hasta 1992 en que el Vaticano admite que Galileo tenía razón y ofrece una disculpa histórica.
B.- El Papa Eugenio IV (1412-1432) condenó a la hoguera a Juana de Arco, calificándola de bruja y
hereje.
Siglos después el Papa Pío X (1903-1914) reconocía la impiedad de la que había sido objeto la heroína
nacional Juana de Arco.
El Papa la santifica y actualmente se encuentra su imagen en la Catedral de Notre Dame (Francia) y se le
venera como la Santa Juana de Arco.
C.- En el año 2002, Juan Pablo II desde el Vaticano, pedía perdón y a nombre de la Iglesia, por los errores
cometidos del papado contra el pueblo judío.
Independientemente de reconocer los errores del pasado, no deja de ser absurda dicha petición, ya que
nadie puede pedir perdón por los errores de otros.
Durante siglos el sacerdocio católico fue hereditario, es decir, eran hijos de sacerdotes y obispos.
El Papa Silverio (536-537) fue engendrado por el Papa Hormisdas (514-523), Juan XI (931-935)
engendrado por Sergio II (844-847); Marozia su concubina le dio muerte para subir al trono su hijo Juan.
Otros bastardos fueron los Papas Bonifacio I (418-422), Gelasio (492-496), Agapito (535-536), Teodoro
(642-649) y Adriano IV (1154-1159).
El mismo Papa Pío II (1458-1464) admitía que la Iglesia estaba administrada por bastardos. El confesaba
que había engendrado dos hijos con diferentes mujeres.
La regla del celibato creó un mayor número de prostitutas y de esposas infieles.
A los 16 años de edad Juan XII (955-963), fue elevado al rango de papa, controlaba un harén y vivia una
vida de maldad. Llegó a tener relaciones sexuales con su progenitora.
Otro niño Papa fue Benedicto IX que a la edad de 11 años fue llevado al papado (1032-1044). Por
segunda vez y a la edad de 26 años nuevamente es nombrado Papa (1047-1048).
Bonifacio VIII no titubeó en tener a su madre y a su hija juntas como concubinas.
Para el siglo XIV la Iglesia Católica había perdido toda credibilidad como un ejemplo vivo en Cristo.
El Papa Juan XXII (1316-1334) nombró como cardenal a su hijo.
Durante años hubo un dicho popular: “Roma tiene más prostitutas que cualquier ciudad del mundo,
porque tiene más célibes”.
El Papa Sixto IV (1471-1484), tomó este hecho como una fuente de ganancias, cobrando un impuesto
especial eclesiástico a los numerosos prostíbulos de Roma.
Lucrecia Borgia fue hija y amante del Papa Alejandro VI (Rodrigo Borja o Borgia). Este Papa en sus
antepasados tuvo un tío que fue el Papa Calixto III.
Julio II (1503-1513) compró el papado en una gran fortuna y fue un notorio mujeriego.
Dentro de la Basílica de San Pedro está un monumento del Papa Pablo III (1534-1549), esta acompañado
de figuras femeninas. Una de las figuras estuvo desnuda por cerca de 300 años hasta que el Papa Pío IX
hizo que la pintaran con sus vestiduras.
El celibato había traído como resultado un sacerdocio hipócrita, puesto que proclamaban una cosa y
practicaban otra.
La Palabra de Dios no enseña ni impone el celibato.
El abuso sexual que practican muchos de los sacerdotes, es hasta hoy día del conocimiento público.
Se estima que a partir de los noventa, aproximadamente en Estados Unidos más de tres mil sacerdotes,
han estado involucrados en abuso de menores, independientemente de sus conductas homosexuales.
En el 2003 un cardenal polaco se declaraba abiertamente y ante los medios televisivos que era “gay”,
como algo natural y nada de que avergonzarse; esto fue del conocimiento público internacional.
Algunos sacerdotes católicos han celebrado ceremonias religiosas para unión de parejas del mismo sexo,
países como Estados Unidos, Holanda y Francia, sin que la sede Romana se interponga.
(120)
También en el 2003 fue editado un libro con el título de “El Legionario” (editorial Grijalbo). Este libro
tuvo una presentación televisiva por su propio autor, ex sacerdote católico Alejandro Espinosa Alcalá, el
cual presenta una denuncia desgarradora contra el sacerdote Marcial Maciel por pederastia o pedofilia, el
cual tiene en su haber más de 100 niños violados, entre otros a Félix Alarcón Hoyos, José de J. Barba
Martín, Arturo Jurado Guzmán, Fernando Pérez Olvera, José Antonio Pérez Olvera y Juan José Vaca
Rodríguez (ex miembros de los Legionarios de Cristo).
A este sacerdote se le atribuye la fundación del grupo “Los Legionarios de Cristo”, sociedad que ha
alcanzado grandes ayudas del exterior.
Los hechos de la denuncia tuvieron su acontecer en Italia, España y Michoacán de donde es oriundo.
El autor del libro narra la manera en que fue inducido a la violación por parte de Maciel; esto sucedió en
repetidas ocasiones.
¡El colmo de la desfachatez!, fue el día en que Espinosa fue violado por primera vez, éste le dijo a Maciel
que sentía en su conciencia una enorme carga de culpa, por haber sido violado. Maciel lo conforta
diciéndole, que era suficiente con ir al confesionario, para exonerarlo de la culpa, ya que el tenía el poder
de perdonar pecados.
Los abusos, acosos y violaciones sexuales fueron dados a conocer en Estados Unidos a través de la prensa
escrita el 23 de febrero de 1997.
Marcial Maciel Degollado sobrino del recién canonizado Rafael Guizar y Valencia, muere en Houston
Tex. a la edad de 87 años (2008)
En Julio del 2004 un Director y sacerdote de un afamado Colegio Marista en San Luis Potosí, fue acusado
y llevado a prisión, porque durante muchos años había estado corrompiendo y violando menores; la mitra
potosina cubría la correspondiente caución para su libertad y escondrijo.
Esto fue del conocimiento de la prensa local y de la televisión nacional.
En septiembre del 2008, en la ciudad de Chioggia, Veneto, Italia, un oriundo de ese lugar sorprendió en la
cama a su consorte en plena actividad sexual, nada menos que con un sacerdote católico, catedrático y
teólogo de las Sagradas Escrituras, de la universidad de Padua.
Por razones que se consideran obvias, no se dio a conocer los nombres de los interfectos, sin embargo la
parte ofendida se apersonó ante el obispo Angelo Daniel, para que tomara las medidas concernientes al
caso; el comentario del prelado fue publicado en una de las páginas de la Nueva Santilla, periódico de la
diócesis en los siguientes términos: “la carne es débil, y no hay porque juzgar si no se quiere ser juzgado,
no garantizamos estar libres de culpa no somos seres impecables, aparte que nos empujan directa o
indirectamente a pecar, en todo esto debe estar garantizada la misericordia y el perdón”.
Lo expresado por el audaz y banal obispo es el colmo del contubernio y la de una alcahuetería sin
fronteras, pero eso sí, si lo anterior expresado lo hubiera cometido un profeso protestante condenado
quedaría de por vida. Entre los pecados graves y de muerte espiritual está el ADULTERIO, mismo que
podemos conciliar en el libro a los Corintios (1-Co. 6:9-10), diciéndonos así: ¿no sabéis que los injustos
no heredarán el Reino de Dios? No erréis, ni los FORNICARIOS, ni los idólatras, ni los ADULTEROS,
ni los afeminados, ni los que se echan con varones, ni los avaros, ni los borrachos, ni los maldicientes, ni
los estafadores, heredarán el Reino de Dios.
El Papa que fue mujer (la papisa Juana).
Distintos cronistas católicos, entre ellos obispos, cardenales, pero especialmente monjes, dicen que una
mujer llevó el nombre de papa Juan VIII.
El reinado de la papisa duró más de dos años (855-858). A esta mujer la historia del papado debe situarla
después del Papa León IV (847-855).
El monje Marianus Scotus (1028-1086), oriundo de Mainz, Alemania de donde era originaria la papisa
Juana, dice en uno de sus manuscritos: “el Papa León murió en las calendas (primeros tiempos) de agosto
del 855. Fue reemplazado por Juana, una mujer, que reinó por dos años, cinco meses y cuatro días”.
En el siglo XII, hay dos cronistas que también hacen referencia de la papisa Juana. El monje Sigebert de
Gemblours (1030-1113), dice que Juan es una mujer que terminó embarazada. Dio a luz mientras era
Papa.
El segundo cronista es Gotfrid de Viterbo (1137-1193), dice en su nota, que después del papa León IV,
fue elevado a la categoría de Papa una mujer de nombre Juana. Juana siempre viajó disfrazada con
hábitos de monje benedictino, juntamente con su amante también monje.
Cuando llegó a Roma logró engañar a los clérigos por sus bastos conocimientos, persuadiendo a filósofos,
cardenales y teólogos. Logró que la nombraran Papa, descubriéndose su verdadero sexo, al abortar en una
procesión del Coliseo a la Iglesia de San Clemente, dando a luz a un bebé en plena calle.
Existe un óleo en una pinacoteca de París, representando a la papisa Juana dando a luz en una procesión
(Giovanni Boccaccio-1539).
Las referencias más amplias respecto a la papisa son las del siglo XIII, fueron registradas por Martín
Polonus, sacerdote que pertenecía a la Orden de lo Frailes Dominicos, originario de Polonia.
La historia y la vida de Juana la papisa se encuentra en los archivos del Vaticano con la clave MS-3762.
(121)
Burchard en 1486 menciona la presencia de una estatua de la papisa que también fue vista por Martín
Lutero, cuando éste fue a Roma a fines del año de 1510. Lutero hizo un comentario de la estatua, que para
él era una sorpresa de que los papas lo hubieran permitido, y más aún en un lugar público.
La estatua que contempló Lutero era la de una mujer con vestiduras papales, sosteniendo un niño y un
cetro.
Se dice que el Papa Benedicto III fue quien ordenó la hechura de la estatua, para inspirar horror y
escándalo.
Existe el testimonio de Elías Hasenmuller, que en el siglo XVI la estatua había sido arrojada al río Tiber,
por instrucciones del Papa Pío V.
En el año 896, el Papa Esteban VI (896-897) hizo que exhumaran el cadáver del Papa Formoso (891-896),
ocho meses después de su inhumación. Lo cubrieron con sus vestiduras papales, lo afianzaron en la silla
papal y el occiso fue juzgado por herejía.
Le fueron cortados tres dedos de la mano derecha, sus restos fueron arrastrados por las calles, para
después arrojarlo al Tiber.
La Escritura dice en el libro de Mateo 23:9-11 “Y no llaméis padre vuestro a nadie en la tierra; porque
uno es vuestro Padre, el que está en los cielos.
Ni seáis llamados maestros; porque uno es vuestro Maestro, el Cristo.
El que es el mayor de vosotros, sea vuestro siervo”.
Por lo tanto la jerarquía y la nominación de papado así como sus funciones no encajan dentro de la norma
bíblica, y mucho menos con los hechos históricos que la sociedad cristiana está demandando.
El 4 de mayo de 1998, en ciudad del Vaticano, sede del poder papal, descubren la presencia de tres
cadáveres; dos de ellos miembros de la Guardia Suiza (los que mantienen el orden y la seguridad del Papa,
fundado en 1506 por el Papa Julio II) y la esposa de uno de ellos.
Uno de los cadáveres era el recién nombrado comandante coronel, del ejército pontificio Alois Estermann,
a su lado el cuerpo fallecido de su esposa Gladys Meza Romero (venezolana), y otro más el cuerpo inerte
del cabo segundo Cédric Tornay.
Los occisos sucumben ante los disparos de arma de fuego.
El macabro hallazgo lo hace una monja, cuya identidad jamás quiso revelar la Iglesia Católica.
Con respecto a los crímenes la Sede Romana emite su juicio, al decir: “el cabo segundo en un arranque de
locura da muerte a su comandante y esposa, para después suicidarse; aparte de ser homosexual, alcohólico
y drogodependiente”.
La noticia fue difundida por todo el orbe.
Ante tales acontecimientos surgen enigmas y oscuros motivos de un hecho pasional.
Su hermana Mélinda y su madre Muguette expresan a la prensa internacional, que los voceros oficiales
del Vaticano han mentido, ocultando los verdaderos hechos, ya que Cédric, por muchos conocido había
sido una persona apacible y centrada en sus actos, además el de no ser homosexual ni mucho menos
alcohólico o drogadicto. Opiniones inclusive de gente distinguida así como de su novia, dijeron no
haberle conocido malos hábitos, ya que de lo contrario no hubiera ingresado a la Guardia Suiza o bien ser
despedido.
Alois Estermann había logrado su ascenso en la Guardia, gracias a su acto de heroísmo en la plaza de San
Pedro, durante el atentado contra el sumo pontífice.
El ascenso por muchos fue inesperado.
En este ascenso tuvo su influencia la Logia Vaticana.
En la Iglesia Católica existen varios grupos o mafias de poder, siendo los principales el Opus Dei, la
Logia Vaticana (masonería) y los Caballeros de Colón.
Existe la presunción que en el caso de la Guardia Suiza, obedeció a un ajuste de cuentas, siendo el autor
intelectual y material el Opus Dei.
Este acto aberrante y espeluznante se le ha dado el carpetazo, quedando en un total hermetismo.
También se dice que la Logia Vaticana tuvo mucho que ver con el deceso del Papa Juan Pablo I, que a la
edad de 66 años, a pocos días de haber asumido el papado (1978), muere sin mayores causas aparentes,
que la de un infarto al miocardio.
Hay mentiras y cruentos crímenes en el Vaticano, que a la fecha no se han dado válidas respuestas,
únicamente evasivas y disimulos informativos.
2.-la madre de Dios
En el universo del “marianismo” católico es preponderante y en diferentes países la devoción a María
(madre de Cristo).
A continuación daremos un detalle de las vírgenes (Marías) de mayor veneración en el mundo:
Czestochowa
Lourdes
Polonia
Francia
(122)
Knock
Fátima
Beauraing
Itati
La Candelaria
Chiquinchira
Suyapa
Del Cobre
Del Rosario
De la Merced
Guadalupana
La Providencia
Quinche
Del Carmen
Los Ángeles
De el Viejo
Altagracia
Tarigua
Coromoto
De los 33
Irlanda
Portugal
Bélgica
Argentina
Bolivia
Colombia
Honduras
Cuba
Guatemala
Perú
México
Puesto Rico
Ecuador
Chile
Costa rica
Nicaragua
Dominicana
Panamá
Venezuela
Uruguay
En la antigüedad y por muchos siglos antes del nacimiento de María, ya se adoraba a la reina del cielo,
Semíramis, la que fue también conocida con otros nombres:
Isis
Ishtar
Nana
Diana
Minerva
Athenea
Ceres
Devaki
Shing Moo
Devaki
Disa
Afrodita
Venus
Astarot
Muchas de estas representaciones traían en su regazo sosteniendo un bebé y a muchas se les edificó un
templo para su culto.
En el 2001 surgió un gran escándalo, por el dicho de dos grandes personajes del alto clero católico.
* El Abad de muchos años en la Basílica de Guadalupe, además de prestigiado historiador y teólogo
Guillermo Shulemburg, decía a los medios masivos de comunicación que “el indio del Tepeyac Juan
Diego jamás había existido”.
Esta noticia cimbró a la sociedad católica, provocando incertidumbre que si Juan Diego no había
existido, tampoco la Guadalupana.
Esto fue del conocimiento del Vaticano, sin hacer el más mínimo comentario. Hasta la fecha, el Abad
fue removido de su cargo, disfrutando de su prestación jubilatoria.
* El segundo personaje de quien fuera en México representante del Papa (Nuncio) el sacerdote Prijioni,
había hecho pública una audaz declaración en Francia, al decir que “la creencia de la Guadalupana era
un mito”.
Por mucho tiempo se estuvo comentando y discutiendo respecto a estos dos personajes, pero a hoy se ha
dejado en el total olvido.
En 1883 el ilustre y escritor mexicano Joaquín García Icazbalceta (1824-1894), presentaba una prueba
histórica, respecto a que la aparición de la Guadalupana había sido un mito.
Icazbalceta dice que en el lugar donde supuestamente se apareció “María” Guadalupe, ya se ofrecían
ofrendas y libaciones a favor de la diosa azteca TONANTZIN, la que posteriormente fue sustituida o
suplantada por la Guadalupana, no importando la reacción de enojo de los nativos.
Se dice que la aparición de la Guadalupana fue en 1531, doce años después de la conquista.
La autoridad eclesiástica de aquel entonces y de quien se dice fue testigo ocular, de Juan Diego, rosas y
del ayate con la imagen impresa, fue el fraile Juan de Zumárraga (1476-1548), además de primer obispo
en la Nueva España (México), de 1527 a 1548.
(123)
Es de considerarse que si Juan de Zumárraga había sido testigo de dicho suceso, era obvio que hubiera
dejado la huella escrita de sus archivos, o bien la correspondencia escrita con el gobernante español
Carlos I (1517-1556) o de los papas Clemente VII o Pablo III; sin embargo no existe información alguna.
La primera noticia que se tuvo de la aparición fue en el año 1648, 117 años después. Quien da fe de este
dicho es el historiador español Miguel Sánchez.
Icazbalceta nos sigue diciendo, que la virgen de Guadalupe fue pintada en 1536 por el indígena
MARCOS CIPACTLI, según afirmación del franciscano Fray Francisco de Bustamante.
Un dato muy sobresaliente es cuando el navegante Cristóbal Colón, trazaba sus planes para emprender su
primer viaje a las Indias, en 1491 se postraba ante la virgen de Guadalupe que se encontraba o se
encuentra al oeste de España, provincia de Cáceres (Extremadura), para que tuviera éxito.
Lo extraño es que lingüísticamente las palabras Guadalupe y Guadalajara tienen su raíz en la lengua árabe,
significando rio escondido y rio que corre entre piedras.
Si su deseo es profundizarse en el tema adquiera el libro titulado “los aztecas bajo el dominio español
1519-1810”, de Gibson, editores siglo XXI.
Cuando el papa Juan Pablo II fue victimado en 1981 por el turco Mehmet Alí Agca, su secretario
Stanislaus, le escuchó exclamar, ¡María, madre mía, sálvame!, ¡María, madre mía, sálvame!
A la vuelta de un año, el papa ya recuperado de los impactos de ojiva en su abdomen, se encaminaba a
Portugal, para visitar y agradecer a la virgen de Fátima, por haberlo librado de la muerte.
En apoyo al Papa, el entonces presidente de Polonia y exlider del Sindicato de Solidaridad Lech Walesa,
visitaba a la virgen de Fátima.
El siglo XXI ha sido el de mayor peregrinaje mariano.
En el catolicismo María viene a la cabeza, Jesucristo en un segundo plano.
La grey católica está incondicionalmente subordinada a María.
Tres son los dogmas marianos en que presta su atención el catolicismo.
I.- María, madre de Dios.
La Iglesia se apoya en que Jesucristo era Dios, y siendo María su progenitora, la convierte en madre de
Dios.
¡Semejante blasfemia e ignominia!
El texto bíblico que se cita en la carta a los Filipenses, capítulo 2, versos del 5 al 8 dice:”HAYA, PUES,
EN VOSOTROS ESTE SENTIR QUE HUBO EN CRISTO JESUS, EL CUAL SIENDO EN FORMA
DE DIOS, NO ESTIMO EL SER IGUAL A DIOS COMO COSA A QUE AFERRARSE, SINO QUE
SE DESPOJO A SI MISMO, TOMANDO FORMA DE SIERVO, HECHO SEMEJANTE A LOS
HOMBRES; Y ESTANDO EN LA CONDICION DE HOMBRE, SE HUMILLO A SI MISMO,
HACIENDOSE OBEDIENTE HASTA LA MUERTE, Y MUERTE DE CRUZ”.
No podemos pasar por alto que Jesús estaba revestido de la divinidad del Padre, sin embargo este
revestimiento le es retirado, desde el momento que fue hecho prisionero hasta su muerte en la cruz.
Jesucristo jamás tuvo las cualidades de su Padre el Dios Altísimo, como el de ser sempiterno, omnisciente,
omnipotente y omnipresente.
Es absurdo y fuera de toda lógica pensar que a Dios, se le pueda abofetear, darle de puñetazos, flagelar,
humillar, escupir y darle muerte de cruz, como sucedió con Jesucristo. Dios es intangible.
Por otra parte no hay que omitir que Jesús, el Verbo el hijo de Dios, ya era desde el principio, ----------consustancial para con el Padre.
María fue la madre del cuerpo físico de Jesús, no de su naturaleza divina que moraba en él, porque esta
provenía del Padre.
María tampoco es madre del cuerpo resucitado de Jesús, ya que es un cuerpo transformado, glorificado y
santificado.
En el concilio de Efeso (año 431) el Papa Celestino I, declaraba a María, como la madre de Dios.
En ninguna parte de las Escrituras se dice o se insinúa, que María haya sido la madre de Dios.
Válgasenos la expresión de que Dios no tiene madre.
A María siempre se le identifica como la madre de Jesús.
II.-inmaculada concepción de María.
La Iglesia enseña que María al ser usada como la habitación al nacimiento de Jesús, Dios había decidido
protegerla íntegramente del pecado de Adán.
En 1854 la Iglesia define como doctrina la inmaculada concepción de María; además sostiene que María
fue engendrada sin pecado y la de ser perfecta.
La palabra de Dios nos dice en Romanos capítulo 5 verso 12: “POR TANTO, COMO EL PECADO
ENTRO EN EL MUNDO POR UN HOMBRE, Y POR EL PECADO LA MUERTE, ASI LA MUERTE
PASO A TODOS LOS HOMBRES, POR CUANTO TODOS PECARON”.
Pablo dice a los romanos que la paga por el pecado es muerte.
(124)
La Santa Escritura nos enseña que el único que nació sin pecado fue Jesús, dado que su concepción fue
por el poder del Espíritu Santo; en cambio la concepción de María fue por relación sexual, por lo tanto
heredera de pecado, aunque digna de haber sido escogida al dar vida al cuerpo físico de Jesús.
Los textos de 2-Cor. 5:21; 1-Ped. 2:22 y 1-Jn.3:5, hacen mención que Jesús ha sido el único que a nacido
sin haber pecado en él.
En cuanto a María no hay indicios ni declaraciones en la Biblia, en que ella haya nacido o muerta sin
pecado.
III.-la siempre virgen María.
El catolicismo enseña que no solo la concepción fue un milagro, sino también el nacimiento de Jesús.
Conforme a esta declaración convierte a María en la siempre virgen.
La Biblia nada dice que a María Dios le haya preservado su integridad virginal.
Tampoco nos dice respecto a la abstinencia sexual para con su esposo José.
Por lo tanto no existe tal virginidad perpetua en María.
En el libro de Mateo hay la siguiente declaración (Mt. 1:25), refiriéndose a José el esposo de María:
“PERO NO LA CONOCIO HASTA QUE DIO A LUZ A SU HIJO PRIMOGENITO; Y LE PUSO POR
NOMBRE JESUS”.
La frase “PERO NO LA CONOCIO”, no se refiere al trato personal, es decir, como si nunca la hubiera
tratado, más bien, se refiere a la obligación matrimonial del sexo.
La palabra “PRIMOGENITO” que se cita en el texto, y conforme a su semántica significa el primero de
otro u otros, o sea, que María y José tuvieron sus propios hijos, de lo contrario el término a usar debió
haber sido “UNIGENITO” (hijo único).
La Iglesia se empecina en no dar crédito a este texto.
Lucas nos describe el nacimiento de Jesús (Lc. 2:6-7) “Y ACONTECIO QUE ESTANDO ELLOS ALLI,
SE CUMPLIERON LOS DIAS DE SU ALUMBRAMIENTO. Y DIO A LUZ A SU HIJO
PRIMOGENITO…”.
Cuando nos dice el texto “SE CUMPLIERON LOS DIAS DE SU ALUMBRAMIENTO”, se refiere a los
nueve meses de gestación.
Y cuando dice “DIO A LUZ”, se refiere al parto con dolor.
En este texto vuelve a darse la palabra “PRIMOGENITO”.
Al abrir Jesús la matriz de su madre, en ese instante se convertía en una gran Señora, la madre de Jesús.
Este hecho biológico la desprendía de su virginidad, y al tomarla José como su mujer, quedaba conocida
por varón.
En los libros de Mateo y Marcos, hacen mención de los nombres de los medios hermanos de Jesús;
Jacobo, José, Simón, Judas y sus hermanas.
Juan nos comenta algunos hechos desagradables con los hermanos de Jesús, “ESTABA CERCA LA
FIESTA DE LOS JUDIOS, LA DE LOS TABERNACULOS; Y LE DIJERON SUS HERMANOS SAL
DE AQUÍ, Y VETE A JUDEA, PARA QUE TAMBIEN TUS DISCIPULOS VEAN LAS OBRAS QUE
HACES, MANIFIESTATE AL MUNDO.
PORQUE NI AUN SUS HERMANOS CREIAN EN EL”.
Estas citas la Iglesia las hace a un lado, limitándose a decir que eran los primos hermanos de Jesús.
En términos griegos la palabra ADELPHOS se refiere a hermanos, y ADELPHE a hermanas.
Para referirse a primos hermanos debió escribirse ANEPSIOS, término que no aparece en los textos.
En 1891 el Papa León XII, elevaba a María a la posición de corredentora y mediadora a la par con Cristo.
En la Catedral de Quito, Ecuador, en el altar mayor se encuentra una cruz, en la cual supuestamente se ve
a María, suspendida en el madero, derramando su sangre y muerta por los pecados del mundo.
Timoteo es claro al decirnos: “porque hay un solo Dios, y un solo mediador entre Dios y los hombres,
Jesucristo hombre” (1-Ti. 2:5).
Juan también nos dice: “Jesús les dijo: Yo soy el camino, y la verdad, y la vida; nadie viene al Padre, sino
por mí” (Jn. 14:6).
Jesucristo padeció y murió en la cruz, por los pecados de los que creen en él, involucrándose así toda la
humanidad residente del planeta, por el cual podemos ser salvos y tomar parte en el nuevo reino venidero,
en el que Jesús será Rey de Reyes y Señor de Señores. En cambio María, la madre de Jesús, padeció por
el sufrimiento y muerte de su hijo, no por los pecados de nadie; aparte que ella también fue salva por la
Gracia en Cristo Jesús.
3.-limbo y purgatorio.
Con muchos siglos de antelación se sostuvo la idea de un lugar llamado Limbo.
Según la teología católica, Limbo literalmente significa “en la frontera”.
El Limbo está descrito como un espacio de felicidad, siendo menor al cielo donde se encuentra Dios.
(125)
El dogma del Limbo surge cuando se planteó la siguiente pregunta: ¿qué le sucede a los infantes que
mueren antes de ser bautizados?
Tomás de Aquino (1224-1274), el más ilustre teólogo del catolicismo, afirmaba que los infantes no
merecen ir al infierno, puesto que de todos los pecados, el pecado original era el de menor importancia,
además de no ser voluntario.
La Iglesia sostiene que sin bautismo nadie puede ver a Dios.
Los infantes en estas condiciones no pueden ir al cielo, pero tampoco al infierno.
La Palabra de Dios no da ninguna referencia al respecto, por lo que todo esto, es producto de la
imaginación ociosa.
En la actualidad es bastante remoto que la Iglesia Católica aborde este tema.
Otra más de las aberraciones, es la creencia del Purgatorio.
La Iglesia enseña que las personas al morir y al no alcanzar la expiación de sus culpas, son merecedoras
de un lugar llamado Purgatorio, para posteriormente ir al cielo.
Tomás de Aquino aseguraba que las almas en el Purgatorio, debían experimentar una purga de dolor en
fuego, pasado el tiempo ganarían el derecho de tener acceso en el cielo.
Según la creencia del catolicismo a estas almas en cautiverio, podrían ser antes liberadas por sus seres
queridos, a través de oraciones, limosnas o haciendo buenas obras para con la Iglesia. Pero la más
importante de estas ayudas era la de ofrecer misas (con costo).
El Purgatorio es un proceso penitenciario, que al purgar las culpas o recibir las ayudas de sus seres
queridos, quedarían en su momento en total libertad, para disfrutar de un goce celestial.
La existencia del Purgatorio, es para los creyentes, una prevención para enmendar a tiempo sus faltas
cometidas.
En verdad que todo esto, ha sido un verdadero embuste con pretensiones financieras; trampa mortal para
ignorantes e incautos.
En los concilios de Trento y Vaticano II, sostenían que aunque Jesucristo había pagado por nuestras
culpas, esto no era suficiente, por lo que era necesario continuar purgando las culpas en el Purgatorio, ya
que el castigo en fuego purifica al pecador.
La doctrina del Purgatorio tergiversa toda lógica así como la Palabra Escrita.
La idea del Purgatorio surge de la mente enfermiza del Papa Gregorio el Grande.
Existe una escritura apócrifa, II libro de Macabeos, en el que se cita en su capítulo 12 verso 46, lo
siguiente: “idea santa y piadosa es orar por los muertos, para que puedan ser liberados de sus pecados”.
De esto se apoya para dar rienda suelta a la tesis del Purgatorio.
En la Biblia no existe un solo ejemplo en que se deba orar por los difuntos.
Tanto los conceptos del Limbo y Purgatorio, son doctrinas para gentes ilusas y presas de satanismo
pernicioso.
4.-bautizo de infantes.
El romanismo enseña que el niño recién nacido debe ser inmediatamente bautizado, para poner remedio a
su pecado original.
También arguyen que Dios envió a su hijo para poner remedio a este problema.
El infante recibe los beneficios de la muerte de Cristo, mediante el sacramento del bautismo.
La Iglesia sostiene: una vez que el niño es bautizado, inmediatamente es librado de las siguientes ataduras:
* rescatado del poder satánico
* librado del pecado original
* hecho inocente
* es nacido de nuevo
* participa de la vida eterna
* su cuerpo es templo del Espíritu Santo.
La Iglesia afirma que el niño bautizado, es inmaculado y sin culpa delante de Dios; y si el infante muere
va directamente al cielo.
La Iglesia se opone a la crítica de que la fe en el infante está ausente. El infante es incapaz de ejercitar la
fe salvadora.
La idea de que los progenitores o el sacerdote puedan suplir la voluntad del infante, no es mandato bíblico,
ya que cada individuo a su edad responsable deberá decidir por su propia cuenta, esto está sustentado por
el apóstol Juan en su capítulo 1, versos 12 y 13.
En el rito del bautismo, el sacerdote expresa una breve plegaria concerniente a la pila con agua; “y que
esta agua reciba por el Espíritu Santo la gracia de tu unigénito”.
Como es de observarse esta oración aparte de ser vacía es absurda.
La Iglesia faculta a personal médico y enfermeras, para que en casos de seres moribundos en el vientre de
la madre, sean rociados con agua a través de jeringas, y de este modo quedar bautizados.
(126)
La Palabra de Dios, la Biblia, no presenta un solo caso en que se haya bautizado a un infante.
El apóstol Pedro en su primera carta dice: “EL BAUTISMO QUE CORRESPONDE A ESTO AHORA
NOS SALVA (NO QUITANDO LAS INMUNDICIAS DE LA CARNE, SINO COMO LA
ASPIRACION DE UNA BUENA CONCIENCIA HACIA DIOS) POR LA RESURRECCION DE
JESUCRISTO” (3:21).
Las expresiones contempladas dentro del paréntesis no pueden aplicarse a los infantes, por dos sencillas
razones:
*el bautizo no quita las inmundicias de la carne.
*debe llevar a la aspiración de una buena conciencia hacia Dios.
Marcos es más explícito en su 16:16, “EL QUE CREYERE Y FUERE BAUTIZADO, SERA SALVO;
MAS EL QUE NO CREYERE, SERA CONDENADO”.
Conforme al texto un infante está muy lejos de creer y mucho menos de ser condenado.
El empleo del agua en lavamientos aparece en muchas religiones.
El bautismo es volverse a Dios y requiere del arrepentimiento de pecados.
En el bautismo debe existir una fe en Cristo como nuestro redentor.
La Iglesia Católica al igual que otras religiones, usan en el bautismo el agua por aspersión y no por
sumersión corporal, como lo dicta el canon de la Escritura.
La palabra BAUTIZO viene del griego BAPTIZA, y su significado es sumergir.
La sumersión que lleva acabo el mundo de la cristiandad, es ocupando estanques, albercas, ríos, lagos y
mares.
Lo del catolicismo bien podríamos denominarlo “humectación craneal”, pero nunca jamás bautismo, ya
que el cuerpo debe quedar totalmente cubierto por el agua (sumergido).
El bautismo por sumersión que llevan acabo los hermanos de las denominaciones cristianas, es conforme
al texto de Mateo (28:19) “POR TANTO, ID, Y HACED DISCIPULOS A TODAS LAS NACIONES,
BAUTIZANDOLOS EN EL NOMBRE DEL PADRE, Y DEL HIJO, Y DEL ESPIRITU SANTO”.
SINOPSIS
La decisión de esta crítica respecto a la Iglesia Universal (Católica), obedeció a que sus frutos a través de
su historia han sido muy cuestionados, por lo que hemos abordado sus personajes (Papas) y dogmas
doctrinales, para que con base a nuestra información emitan su juicio de cosa juzgada.
Ya para concluir y cerrar el tema sugerimos ser buscadores de la verdad; plan de Dios que como
conocimiento se encuentra en la Sagrada Escritura, para que a través de ella tengamos consuelo y
esperanza.
El apóstol Pablo nos hace la siguiente declaración en Romanos 1:25, y que a su letra dice: “YA QUE
CAMBIARON LA VERDAD DE DIOS POR LA MENTIRA, HONRANDO Y DANDO CULTO A
LAS CRIATURAS ANTES QUE AL CREADOR, EL CUAL ES BENDITO POR LOS SIGLOS.
AMEN”.
MX-2004
Arch,-Temario de Reflexión; Doctrina Bíblica
CJPG/cavch
Descargar