medina-caf-v_-_amparo_uba_x_equivalencias_materias

advertisement
UNIVERSIDAD DE BUENOS AIRES. ACCION DE AMPARO promovida por alumno.
Pase. Pedido de equivalencia. Reconocimiento por parte de la facultad de las
asignaturas cursadas como equivalentes a diferentes materias de la nueva casa de
estudios. Omisión de expedirse respecto a determinadas asignaturas. AUTONOMIA
UNIVERSITARIA. AMPARO. Requisitos. IMPROCEDENCIA
C. Nº 32.066/2004 - "Medina Leonel Ignacio c/ UBA -Facultad de Derecho- RESOL 1122/03
y 2024/04 s/AMPARO LEY 16.986" - CNACAF - SALA V - 20/03/2006
"Se ha entendido que una misma materia - Introducción al Derecho de la UNLP- no podía
entenderse como equivalente de dos materias de la UBA de diferentes ciclos (como
Derecho del CBC y Teoría General del Derecho del CPC). Ello se debe a que esta carrera
en la UBA se encuentra estructurada en tres ciclos diferentes (CBC, CPC y CPO), los
cuales tienen objetivos diferentes en la formación de abogados; resultando además
apropiado que todos los alumnos cursen la materia "Teoría General del Derecho" para una
adecuada formación profesional."
"El agravio respecto a que la materia aprobada en la UNLP es correspondiente a la carrera
y no a un curso inicial por lo que no podría considerarse equivalente solamente con una del
CBC (curso inicial de la UBA), debe ser rechazado toda vez que las autoridades
universitarias tienen suficiente competencia para determinar las equivalencias tanto qué
materias y de qué ciclos pueden ser consideradas equivalentes como si puede considerarse
que una materia cumple los objetivos y contenidos de más de una de la otra universidad.
Además, siendo diferente la organización de la UNLP y ante la inexistencia de un ciclo
inicial de similares características que el de la UBA, no puede efectuarse una comparación
precisa entre ciclos, pudiendo por lo tanto considerarse que algunas asignaturas de la UNLP
son equivalentes a materias del ciclo inicial de la UBA y otras a materias ya de la carrera."
"Los diferentes órganos universitarios que trataron el caso tuvieron en cuenta dichos
precedentes y expresaron las razones que ahora aconsejan no tomar por equivalente la
materia correspondiente al CPC; no pudiendo este Tribunal expedirse por la oportunidad,
mérito o conveniencia de tal decisión. Por ello, y siendo que no se advierte arbitrariedad o
ilegalidad en las resoluciones de la Universidad de Buenos Aires, corresponde confirmar el
decisorio apelado."
"Por todo lo expuesto debe confirmarse la sentencia apelada en cuanto al fondo de la
cuestión planteada."
Texto completo
VERSION PARA IMPRIMIR
Buenos Aires, 20 de marzo de 2006.//El Sr. Juez de Cámara, Dr. Luis César Otero, dice:
VISTOS Y CONSIDERANDO
I- Que por sentencia de fs. 250 vta. el Sr. Juez de la anterior instancia rechazó la acción de
amparo interpuesta por el actor, con costas.-
II- Que dicho decisorio fue apelado por el actor a fs. 255/256;; contestando traslado la parte
contraria a fs. 267/269, en forma extemporánea (conf. resuelto a fs. 270)).A fs. 278 dictaminó el Sr. Fiscal General.III- Que se agravia el actor por considerar que han sido incorrectamente valoradas las
pruebas obrantes en autos.Realiza, asimismo, un relato de los hechos, reiterando lo ya expuesto en ocasión de
presentar la demanda y exponiendo los motivos por los cuales considera irrazonables las
resoluciones que impugna. IV- Que corresponde, en primer término, efectuar un breve relato de los hechos y del trámite
de estas actuaciones.El actor interpone la presente acción de amparo solicitando la revocación por
inconstitucionalidad de las resoluciones dictadas por el Consejo Directivo de la Facultad de
Derecho de la Universidad de Buenos Aires N° 1122/03 y N° 2024/04 que denegaron su
solicitud de reconocimiento de la asignatura "Teoría General del Derecho" como equivalente
a la asignatura "Introducción al Derecho" aprobada en la Facultad de Ciencias Jurídicas y
Sociales de la Universidad Nacional de La Plata; por entender que las mismas vulneran con
ilegalidad y arbitrariedad manifiesta sus derechos constitucionales.Relata que en el año 2002 solicitó -por motivos de índole personal- el pase de la
Universidad Nacional de La Plata (UNLP) a la Universidad de Buenos Aires (UBA),
reclamando asimismo el reconocimiento de las asignaturas cursadas en aquella como
equivalentes a diferentes materias de la nueva casa de estudios.Con fecha 16/07/03 el Consejo Directivo de la Facultad dicta la Resolución 1122/03 por
medio de la cual se otorgó el reconocimiento de las equivalencias, pero omitiendo, según su
criterio, expedirse respecto de las asignaturas "Teoría General del Derecho" y "Teoría del
Estado".Contra dicha Resolución interpuso recurso de reconsideración por entender que las
materias "Teoría General del Derecho" y "Teoría del Estado" deben ser tenidas por
equivalentes a las por él aprobadas en la UNLP (Introducción al Derecho y Derecho
Político), conforme fuera reconocido a otros alumnos en igual situación; recurso que fuera
rechazado mediante Resolución 2024/04.Considera, en esta instancia judicial, que son irrazonables los motivos dados para denegar
la equivalencia de la materia "Teoría General del Derecho".Entiende, en primer término, que en las resoluciones impugnadas se hace referencia a la
materia "Derecho" del CBC y sus objetivos, que nada tiene que ver con el caso por no existir
reclamo alguno respecto de tal asignatura (que si fue reconocida como equivalente a la
cursada en la UNLP).Además, sostiene que la materia "Introducción al Derecho" que aprobara en la UNLP es una
materia de la carrera y no () de un curso inicial como es el CBC, por lo que debe entenderse
como equivalente a la materia reclamada y no solamente a una de aquel ciclo inicial.Asimismo, entiende que ambos programas son similares, por lo que es prácticamente la
misma asignatura con diferente nombre.Agrega que el Consejo Directivo se apartó de precedentes de otros alumnos provenientes
igualmente de la UNLP a los cuales le fue reconocida tal materia; y sin dar fundamentos
suficientes para apartarse de aquellos, resultando entonces arbitraria la denegatoria a su
reclamo; y, también, que se prescindió de la opinión solicitada al Departamento de Filosofía
de la Facultad.-
Finalmente, manifiesta que nunca se le requirió la entrevista con el fin de constatar su nivel
académico, conforme lo establece el art.8° de la Resolución N° 360 que regula el régimen
de pases.V- Que, ante todo, corresponde dejar sentado que el control judicial de las decisiones que
se adopten en el orden interno de las universidades en cuanto a cuestiones académicas como en este caso- se limita al examen de la razonabilidad de los actos respectivos, es
decir, a verificar la ausencia de ilegalidad o arbitrariedad manifiesta, por tratarse de
cuestiones propias de las autoridades universitarias.No podría ningún otro órgano analizar los programas universitarios y los contenidos de las
materias, ni la forma en que se ha decidido estructurar las diferentes carreras, ni los
métodos de enseñanza o evaluación, ni -como en el caso- determinar si una materia de una
universidad podría ser considerada equivalente a otra u otras de otra casa de estudios, pues
ello constituiría una clara invasión a la autonomía universitaria.VI- Que no se advierte ilegalidad en la tramitación de la solicitud de equivalencias, pues las
resoluciones han sido dictadas por los órganos competentes y conforme lo normado por el
Reglamento de Pases de Alumnos y Simultaneidad de Inscripciones aprobado por
Resolución 360/86 del Consejo Superior de la Universidad de Buenos Aires.Lo mismo puede expresarse respecto de los recursos interpuestos por el actor, los cuales
han sido tratados en debida forma, obrando dictámenes de los departamentos académicos y
legales (Comisión de Enseñanza y Asesoría Jurídica).Con respecto a la entrevista prevista por el art. 8 del Reglamento, como bien lo reconoce el
actor, se trata de una facultad y no de una obligación de la Facultad, de la cual puede
prescindirse cuando se considere que la cuestión puede resolverse con el análisis de los
programas y contenidos de las materias cuya equivalencia se solicita.VII Que, con relación a la razonabilidad de la resolución, de la lectura del dictamen de la
Comisión de Enseñanza (fs. 35/38) se advierte cuáles fueron los motivos para denegar el
pedido de equivalencia.Básicamente, se ha entendido que una misma materia - Introducción al Derecho de la
UNLP- no podía entenderse como equivalente de dos materias de la UBA de diferentes
ciclos (como Derecho del CBC y Teoría General del Derecho del CPC).Ello se debe a que esta carrera en la UBA se encuentra estructurada en tres ciclos
diferentes (CBC, CPC y CPO), los cuales tienen objetivos diferentes en la formación de
abogados; resultando además apropiado que todos los alumnos cursen la materia "Teoría
General del Derecho" para una adecuada formación profesional.Analizando los agravios del actor al respecto puede expresarse que si las resoluciones en
cuestión hacen referencia a la materia "Derecho" del CBC es porque es la asignatura cuya
equivalencia se ha reconocido por haber aprobado "Introducción al Derecho" y porque
mencionando los objetivos de la misma y en su comparación con la correspondiente al
siguiente ciclo (Teoría General del Derecho) es que puede analizarse la conveniencia de
otorgar lo solicitado, por lo que no puede alegarse que la resolución hace referencia a
cuestiones ajenas a lo debatido en el caso.El agravio respecto a que la materia aprobada en la UNLP es correspondiente a la carrera y
no a un curso inicial por lo que no podría considerarse equivalente solamente con una del
CBC (curso inicial de la UBA), debe ser rechazado toda vez que las autoridades
universitarias tienen suficiente competencia para determinar las equivalencias tanto qué
materias y de qué ciclos pueden ser consideradas equivalentes como si puede considerarse
que una materia cumple los objetivos y contenidos de más de una de la otra universidad.-
Además, siendo diferente la organización de la UNLP y ante la inexistencia de un ciclo
inicial de similares características que el de la UBA, no puede efectuarse una comparación
precisa entre ciclos, pudiendo por lo tanto considerarse que algunas asignaturas de la UNLP
son equivalentes a materias del ciclo inicial de la UBA y otras a materias ya de la carrera.De hecho puede apreciarse que, a pesar de que se trata de un alumno que ya había
aprobado cierto número de materias pertenecientes a la carrera, el actor debió rendir
algunas propias del CBC para poder ingresar a la UBA (Introducción al Conocimiento de la
Sociedad y Estado - Introducción al Pensamiento Científico; ver fs. 130); por lo que no
puede efectuarse discriminación alguna entre materias del CBC y del CPC.Finalmente debe expresarse que es cierto que existen casos similares al del actor en los
cuales se reconoció a la materia "Introducción al Derecho" como equivalente a las dos
materias de la UBA (Derecho y Teoría General del Derecho); sin embargo nada impide que
las autoridades universitarias decidan modificar criterios anteriores si encuentran -como en
el caso- motivos para apartarse de lo que anteriormente se venia resolviendo.Los diferentes órganos universitarios que trataron el caso tuvieron en cuenta dichos
precedentes y expresaron las razones que ahora aconsejan no tomar por equivalente la
materia correspondiente al CPC; no pudiendo este Tribunal expedirse por la oportunidad,
mérito o conveniencia de tal decisión.Por ello, y siendo que no se advierte arbitrariedad o ilegalidad en las resoluciones de la
Universidad de Buenos Aires, corresponde confirmar el decisorio apelado.VIII- Que el agravio sobre el régimen de costas debe ser favorablemente acogido, toda vez
que -fundamentalmente por los precedentes de casos similares que la Universidad había
resuelto en forma favorable- el actor pudo razonablemente creerse con derecho a litigar;
correspondiendo por lo tanto su distribución en el orden causado (art. 68 2° párrafo CPCC).No corresponde la imposición de costas de esta Alzada atento a la inactividad procesal de la
demandada.Atento a la forma en que aquí se resuelve, corresponde dejar sin efecto la regulación de
honorarios practicada a fs. 250, por lo que deviene insustancial el tratamiento de la
apelación que efectuara el actor por considerarlos elevados.Por todo lo expuesto debe confirmarse la sentencia apelada en cuanto al fondo de la
cuestión planteada, revocarla en lo referente a la distribución de las costas que se imponen
en el orden causado y dejar sin efecto las regulaciones de honorarios practicadas. ASÍ VOTO.El Sr. Juez de Cámara, Dr. Pablo Gallegos Fedriani, adhiere al voto precedente.Por todo lo expuesto SE RESUELVE: 1) Confirmar la sentencia apelada en cuanto al fondode la cuestión planteada; 2) Revocarla en lo referente a la distribución de las costas, las que
se imponen en el orden causado (art. 68 2° párrafo CPCC); 3) Dejar sin efecto la regulación
de honorarios practicada a fs 250;; 4) Sin costas de esta Alzada atento a la inactividad
procesal de la parte demandada.Se deja constancia de que se encuentra vacante el cargo de uno de los Vocales, de esta
Sala (art. 109 RJN).Regístrese, notifíquese y devuélvase.Fdo.: Pablo Gallegos Fedriani - Luis César Otero - Ana M. de Marco.//-
Descargar