La problemática del deslinde del dominio público marítimo-terrestre del tramo... de El Guincho-Barranco del Rey, no es un asunto aislado... RELATO HISTÓRICO DE LA LARGA LUCHA EN DEFENSA DE UN...

advertisement
RELATO HISTÓRICO DE LA LARGA LUCHA EN DEFENSA DE UN TRAMO DE LITORAL DE
TENERIFE, EL GUINCHO
La problemática del deslinde del dominio público marítimo-terrestre del tramo de costa
de El Guincho-Barranco del Rey, no es un asunto aislado sino que por el contrario se enmarca
en un contexto caracterizado por la fuerte presión urbanística y económica sobre el litoral.
Concretamente, el tramo de costa del municipio de Arona comprendida entre la desembocadura
del Barranco del Rey y el límite sur de la playa de Los Cristianos ha sido fuente de constantes
litigios desde hace más de veinticinco años entre diferentes sectores sociales, científicos,
económicos y políticos.
Este conflicto ha venido provocado como consecuencia de las numerosas actuaciones
que se han venido desarrollando o programando para este litoral, atendiendo a criterios
económicos, de intereses privados, de oportunidad, o simplemente políticos, sin tener en cuenta
los valores naturales y culturales presentes en la zona, ni las posibles afecciones sobre el medio
marino y sus recursos naturales, así como la búsqueda de alternativas que compatibilizaran el
aprovechamiento del litoral en armonía con la protección del medio ambiente, provocando una
ocupación urbanística y de infraestructuras sobre la franja costera que ha hipotecado en su
mayor parte la posibilidad de una adecuada ordenación del litoral, alterado demás, en algunos
casos, de forma irreversible espacios marinos de altísimo valor ecológico
Buen ejemplo de esta situación es la franja costera del municipio de Arona, que ha sido
duramente afectada por la construcción de urbanizaciones, por la realización de obras de
infraestructura, playas artificiales, escolleras, piscinas, emisarios submarinos o vertidos ilegales,
sin tener en cuenta la extraordinaria riqueza de su medio marino; así nos encontramos con que
gran parte de esta franja está seriamente dañada y empobrecida en sus condiciones naturales
por esta situación.
El tramo de costa que abarca desde la desembocadura del barranco del Rey y la Punta
del Camisón constituye una de las pocas rasas costeras intermareales que quedan en la isla de
Tenerife, auténtico laboratorio biológico, lugar de visita y despensa de aves limícolas, de interés
cultural por la existencia del yacimiento paleontológico y cancha natural para la práctica del
deporte del Surf, al existir en esa zona una de las mejores olas de Europa, -reconocida
internacionalmente, como lo demuestran las menciones que al efecto se hacen en las revistas
europeas especializadas- y que junto a su atractivo turístico por la paz y sosiego que representa
para el visitante, atrae numeroso público que se concentra en las inmediaciones para observar
las evoluciones de los deportistas y el propio espectáculo natural de las olas .
La presión urbanística o la creación de playas artificiales basadas en la implantación de
infraestructuras agresivas para el medio ha sido un auténtico desastre para la conservación del
medio ambiente. Precisamente, uno de los tramos más valiosos desde el punto de vista
ecológico y de la práctica del surf fue destruido como consecuencia de la ejecución del proyecto
de creación de una playa artificial (playa del Camisón) promovida precisamente por el
empresario, Santiago Puig, autor del recurso impugnando el deslinde del dominio público
marítimo-terrestre, que ahora ha ratificado el Tribunal Supremo, en la zona donde pretendía
edificar un centro comercial en la costa de la urbanización Playa de Las Américas.
1
Cronología de la lucha altruista por la defensa del litoral
AÑO 1997
20 junio: La Dirección General de Costas autoriza la incoación del expediente de deslinde de los
bienes de dominio público marítimo-terrestre del tramo de costa de unos 1.357 metros de
longitud comprendido entre el Barranco de Troya y la Punta del Guincho, en la urbanización
Playa de Las Américas, término municipal de Arona, Tenerife, con el fin de adecuar el entonces
deslinde vigente aprobado por Orden Ministerial de 20 de marzo de 1968, a las nuevas
determinaciones de la Ley 22/1988, de Costas, ya que no incluía todos los bienes definidos en
dicha Ley como dominio público marítimo-terrestre.
AÑO 1998
22 enero: Se realiza el acto de apeo del tramo de costa a deslindar y se observaron los puntos
que delimitan provisionalmente los bienes de dominio público marítimo-terrestre (bdpmt),
levantándose la correspondiente acta. Para este acto habían sido citados los interesados en el
deslinde. En el tramo concreto correspondiente a la playa de El Guincho, este deslinde
provisional discurría en línea recta por el borde exterior del paseo marítimo.
En los 15 días siguientes a la realización de este acto de apeo presentaron alegaciones:
-
El empresario Santiago Puig (vértices M-21 a M-26), solicitando que se mantenga
el deslinde vigente (1968) porque ese terreno no reúne los requisitos que exige la
Ley de Costas para ser considerado bdpmt. y manifiesta que según el planeamiento
urbanístico vigente estos terrenos son edificables con destino o uso recreativocomercial.
-
El Consejero insular de Presidencia y Planificación del Cabildo Insular de Tenerife,
Alberto Génova Galván, (vértices M-23 a M-26) pide en nombre y representación
del Cabildo de Tenerife que se mantenga el deslinde vigente ya que los terrenos no
reúnen los requisitos que exige la Ley de Costas en los artículos 3, 4 y 5 para que
puedan ser considerados bienes de dominio público marítimo terrestre (bdpmt).
-
Thomas Schindler Gossmann (vértices M-28 a M-31), en representación entidad
mercantil Europe Tenerife SA, hace historia de la titularidad y uso de las parcelas,
rechaza la necesidad de un nuevo deslinde “al no haberse alterado físicamente el
terreno” y añade que con algunos vértices se produce “un extraño recoveco”.
En respuesta a las alegaciones, se introduce el nuevo vértice M-6.1 desplazando la línea
hacia el exterior hasta ajustarla al borde del paseo marítimo. Los vértices M-24 y M-25 se
desplazan hacia el mar y se introduce el vértice 25.1  Se excluye el ámbito espacial
correspondiente a la parcela hasta entonces propiedad del empresario Santiago Puig, del
dominio público marítimo terrestre.
Marzo: Culmina la redacción del proyecto de deslinde del tramo de litoral de El Guincho. El
documento contiene una Memoria (con resumen de actuaciones de deslinde, estudio fotográfico,
2
estudio geomorfológico, alegaciones y respuestas, justificación de la línea de deslinde). Planos,
pliego de condiciones y presupuesto.
8 abril: El Servicio Periférico de Costas en Tenerife remitió el expediente de deslinde a la
Dirección General de Costas en Madrid para su ulterior resolución. Incluye el proyecto de
deslinde fechado en marzo de 1998.
AÑO 2000
Octubre: El colectivo ecocultural Aiche promueve la incoación como Bien de Interés Cultural
con la categoría de Zona Paleontológica, del yacimiento existente en el tramo donde se realiza el
deslinde y realiza varias actuaciones dirigidas a la protección del yacimiento.
AÑO 2001
31 mayo: La Comisión Insular de Patrimonio Histórico dictaminó favorablemente la propuesta de
incoación de expediente de declaración de BIC solicitada por Aiche.
20 septiembre: El Seprona ordena la paralización provisional de las obras que se venían
ejecutando en el paseo marítimo correspondiente a ese tramo de costa.
ATAN denuncia que el Cabildo de Tenerife ejecuta en la playa del Guincho dos obras
que han afectado “gravemente” a un yacimiento paleontológico existente en la zona e incluido en
el inventario patrimonial de la provincia tinerfeña.
Una de las obras se corresponde con el proyecto de acondicionamiento del paseo
marítimo de Playa de Las Américas, incluido en el convenio del Cabildo con el Ministerio de
Medio Ambiente para desarrollar el programa Tenerife y el Mar. Ese proyecto presupuestado en
1.500 millones de pesetas fue financiado con fondos de los ayuntamientos de Arona y de Adeje,
del Cabildo de Tenerife, del Gobierno canario, del Estado y de la Unión Europea.
El otro proyecto lo ejecuta el Consejo Insular de Aguas en el dominio público marítimo
terrestre, el cual consiste en la introducción de maquinaria sobre la zona paleontológica y en el
vertido de piedras en una zona en la que habitualmente se practica el surf, todo ello para
construir un aliviadero para el saneamiento de la zona sin contar con la preceptiva autorización
para la ocupación del domino público marítimo terrestre.
La Asociación para la Defensa del Surf (Ades) denuncia que se han vertido
escombros y tierra al mar que han perjudicado al medio marino y a la playa de la zona. Esta
asociación emprendió acciones legales para la paralización de esas obras.
21 septiembre: El Cabildo de Tenerife dicta una orden de paralización de las obras que se
ejecutan en el tramo de paseo que discurre por la playa del Guincho “como medida cautelar al
encontrarse en estudio la posible declaración de la zona como BIC”. En una nota de prensa
enviada ese mismo día la Consejera Insular de Patrimonio Histórico, Dulce Xerach Pérez
asegura que el día anterior habían tenido conocimiento que esas obras afectaban a la zona que
estudiaban proteger “por lo que enviamos una orden de paralización inmediata a la Guardia Civil
y Ayuntamiento de Arona”.
3
Añadió que ese estudio responde a una solicitud presentada por el colectivo Aiche para la
incoación de este tramo de la playa como BIC con categoría de zona paleontológica, y que esa
petición ha recibido el informe favorable de la Comisión de Patrimonio Histórico “por lo que ahora
se encuentra en tramitación el expediente que permitirá la protección de esta parte del litoral”,
destacando que esta es la única playa que queda completamente natural y que “hasta hace poco
no teníamos ninguna posibilidad de protegerla de la presión turística, si bien con la nueva Ley de
Patrimonio Histórico se ha encontrado la vía para su conservación”.
28 septiembre: El Cabildo autoriza la reanudación de las obras dando instrucciones a la
empresa adjudicataria de que se alejara lo más posible del yacimiento paleontológico.
1 octubre: Los colectivos ecoculturales de Arona, Hengua y Aiche denuncian que la empresa
adjudicataria de las obras utiliza maquinaria pesada en la zona del yacimiento paleontológico.
2 octubre: La empresa sigue trabajando en el yacimiento negándose a abandonar as pesar de
los requerimientos de los responsables de Patrimonio Históricos del Cabildo presentes en la
zona, concretamente la Consejera doña Dulce Xerach Pérez y un técnico del área.
Los colectivos Hengua y Aiche denuncian públicamente que sean ellos los que tienen que vigilar
el yacimiento cuando se supone que hay administraciones encargadas de esa labor y que el
estudio de impacto medioambiental del proyecto del paseo debía recoger las medidas a tomar
para proteger el yacimiento.
15 octubre: La Consejera Insular Dulce Pérez anuncia que el Cabildo estudia ubicar en el
búnker de esa playa un centro de interpretación para estudiar in situ los restos paleontológicos y
ofrecer información sobre ellos.
AÑO 2002
30 abril: El Cabildo de Tenerife informa en nota de prensa que la Comisión Insular de Patrimonio
Histórico ha emitido informe favorable a la solicitud del colectivo Aiche de proteger la playa del
Búnker como Bien de Interés Cultural “por lo que la corporación insular da vía libre para proceder
a la inmediata protección de la zona donde se ha confirmado la existencia de un yacimiento
paleontológico de gran valor científico”.
La Consejera Dulce Pérez indica que según consta en ese informe, el estado de conservación
del yacimiento “no es demasiado bueno si se tiene en cuenta que en el pasado ocupaba una
extensión mucho mayor, desaparecida debido a distintas actuaciones”. Añade que la única parte
del mismo que se conserva “se ha visto afectada por distintas obras y movimientos de tierras en
las inmediaciones”.
-La delimitación del ámbito de protección propuesto “se justifica por la necesidad de preservar
uno de los escasos yacimientos paleontológicos existentes en la isla de Tenerife y severamente
amenazado por la presión urbanística y las infraestructuras turísticas que concurren en su
emplazamiento”. “Éste es el único tramo de costa más o menos naturalizada que subsiste en el
sector Los Cristianos-Las Américas”. “Este tipo de yacimientos fósiles conforman eslabones
imprescindibles para el estudio de la evolución insular y de la paleodiversidad, no sólo a escala
local sino incluso mundial”.
4
31 mayo: La Comisión Insular de Patrimonio dictamina favorablemente la propuesta de
incoación de expediente de declaración BIC. En ese acuerdo, debido a las alegaciones
presentadas por la sociedad Europe Tenerife, SA (propietaria del hotel Villa Cortés y promotora
de las obras de rehabilitación de una piscina natural afectada por la delimitación, “se procede a
efectuar un análisis detenido del área por parte del técnico del Museo de Ciencias Naturales,
dependiente del Cabildo de Tenerife, Don Francisco García-Talavera Casañas. A resultas de su
informe se acuerda modificar la delimitación inicialmente propuesta para el BIC “a la vista de que
no existen restos paleontológicos de entidad en la zona afectad por el proyecto”.
12 julio: Se publica en el Boletín Oficial de Canarias la resolución de la Consejera Insular del
Cabildo de Tenerife, de fecha 8 de mayo, por la que se acuerda la incoación de expediente de
declaración de BIC a favor de la playa del Búnker-El Guincho, con categoría de Zona
Paleontológica.
“La delimitación del ámbito propuesto se justifica por la necesidad de protección y conservación
de un yacimiento paleontológico de extraordinaria importancia, atendiendo a la superficie
aflorante y a los restos fósiles que se integran en la matriz mineral (…) En este caso, se trata de
un yacimiento severamente amenazado debido a que se localiza en un entorno intensamente
urbanizado, con un presión antrópica muy intensa (…)”.
1 agosto: El Cabildo de Tenerife recibe escrito del empresario don Santiago Puig (que había
cedido su parcela al Cabildo de Tenerife para la construcción de un Casino, condicionado a su
reversión en caso de no ejecutar ese proyecto y libre de cargas), en representación de la
sociedad Playas de Troya SA, por el que exige que la reversión de su solar de la playa de El
Bunker “sea libre de cargas y gravámenes, solicitando la anulación de la afección que la
incoación del expediente de declaración de BIC genera sobre la citada finca”. El solar de
Puig tenía una superficie de 4.104 metros cuadrados, de los que 1.716 metros cuadrados están
incluidos en el perímetro de protección de la delimitación del Bien de Interés Cultural.
AÑO 2003
26 noviembre: La Comisión Insular de Patrimonio Histórico-Artístico, en sesión ordinaria,
acuerda acceder a las pretensiones del empresario, el señor Puig, al dictaminar favorablemente
la modificación de la delimitación del Bien de Interés Cultural, con categoría de Zona
Paleontológico, a favor de la Playa del Bunker-El Guincho, en base a los informes emitidos al
respecto por la sección técnica de la Unidad de Patrimonio Histórico y por el paleontólogo y
técnico del Museo de Ciencias Naturales del Cabildo de Tenerife, don Francisco García-Talavera
Casañas.
3 diciembre: El entonces Consejero Insular de Patrimonio, don Miguel Delgado, resuelve
modificar la delimitación propuesta en el expediente de incoación para la declaración del Bien de
Interés Cultural a favor de la playa de El Guincho. Con esta decisión se cumplen los deseos del
señor Puig de eliminar de “su parcela”, “la carga” que supone la protección de esa zona.
El informe del señor García-Talavera señala que la delimitación del BIC se justifica “en el hecho
de que la totalidad de dicho terreno era propiedad de la corporación insular” y que fue incluido en
la delimitación del ámbito de protección del Bien de Interés Cultural “con el fin de instalar en
dicho sector las infraestructuras necesarias para una futura puesta en uso público de la zona
mediante la instalación de una pasarela peatonal, así como de paneles y puntos de información
referidos a los valores patrimoniales del lugar”, para añadir a continuación que: “Sin embargo y
5
desde el punto de vista de su interés científico y de sus valores paleontológicos, no se encuentra
suficientemente justificada la inclusión de dicho ámbito en el entorno de protección del Bien de
Interés Cultural, por lo que, a la vista de la obligación de que la finca cedida al Cabildo deba
revertir en su propietario en el mismo estado en que la recibió, libre de toda carga y gravamen,
se proponer excluir de la delimitación la parcela de referencia”
AÑO 2005
Enero: La Demarcación de Costas de Tenerife abre el Trámite de Audiencia a los interesados en
el expediente de deslinde del dominio público marítimo-terrestre del tramo de costa de la playa
de El Guincho-Barranco de Troya, con base en el proyecto de deslinde de marzo de 1998,
mediante la publicación de anuncio en el Boletín Oficial de la Provincia de fecha 25 de enero de
2005.
Durante ese trámite presentan alegaciones: ATAN (vértices M-24 a M-25), el titular de un local
comercial en Centro Verónica IV (M-8 a M-10) y otro empresario (M-20 a M-21) cuya terraza
quedaba en dominio público.
8 febrero: Por lo que respecta a las alegaciones formuladas por ATAN en relación con el
deslinde propuesto por Costas en el tramo comprendido entre el barranco de Troya y la punta del
Guincho, se basaron, en síntesis, en que el deslinde propuesto “no se ajusta a la legalidad” ya
que se había desplazado la línea de deslinde probable, con el fin de excluir del dominio público
marítimo terrestre la parcela propiedad entonces de don Santiago Puig.
Al respecto, se señaló que el Cabildo pidió a Costas que modificara su propuesta inicial
de deslinde en este tramo alegando un compromiso anterior con la entidad “Playa de Troya SA”
de construir en una parcela de su propiedad el Casino de Tenerife, y advertía que si no construía
esa instalación tendría que devolver la parcela a dicha entidad. Se expuso que el hecho de que
Costas accediera a situar la línea de deslinde unos 50 metros más abajo del borde exterior del
paseo marítimo (excluyendo del dominio público marítimo-terrestre dicha parcela), además de
ser contraria al mandato de la Ley de Costas podrías ser constitutivo de infracción penal y en
todo caso un claro ejemplo redesviación de poder.
Asimismo, se puso de manifiesto que esa parcela ya fue revertida a Playas de Troya por
acuerdo plenario del 11 de abril de 2002 y que:
- En esa parcela ya no se va a hacer el Casino
- Ha desaparecido el argumento del Cabildo para pedir el cambio del deslinde
- la entidad mercantil Playas de Troya S.A. queda como la auténtica beneficiaria
del deslinde propuesto.
ATAN subraya que en este caso se infiere “que las decisiones públicas se siguen
supeditando al interés privado por encima de mandatos legales, de los intereses públicos y de
los bienes jurídicos a proteger”, concluyendo que procede la revisión del deslinde propuesto
porque el tramo de referencia reúne las condiciones para ser incluido en el dominio público
marítimo terrestre.
Diciembre: La Demarcación de Costas de Tenerife “como consecuencia de las alegaciones
presentadas” encarga un estudio geomorfológico a la empresa Progemisa SL “para establecer la
naturaleza de los terrenos entre los vértices M-21 y M-27” (tramo en cuestión). El estudio
concluye que la línea de deslinde debe incluir los terrenos excluidos al tratarse de terrenos que
6
reúnen características naturales que les hacen estar integrados en el supuesto contemplado en
el artículo 3.1 de la Ley de Costas de 1988. Esta rectificación se refleja en los planos fechados
en febrero de 2006.
AÑO 2006
13 marzo: La Demarcación de Costas de Tenerife inicia el trámite de audiencia en el deslinde de
los bienes de dominio público marítimo terrestre comprendido entre el barranco de Troya y la
punta del Guincho en el que se han introducido modificaciones sustanciales, entre los vértices M23 y M-25, (zona correspondiente a la parcela del señor Puig) respecto a la delimitación
presentada en el anterior trámite de audiencia de fecha 11 de febrero de 2005 incorporando los
terrenos excluidos donde el señor Puig tenía prevista la construcción de un Centro Comercial. Se
abre un nuevo período de información pública.
8 junio: El Servicio de Costas de Tenerife remite a la Dirección General de Costas las
alegaciones que acompañan al documento ‘Trámite de Audiencia Junio 2006”. Entre las
alegaciones presentadas en este período, están las formuladas por Playas de Troya, S.A.
mostrando su disconformidad por el nuevo deslinde entre los vértices M-23 y M-25. Al respecto,
don Santiago Puig alega caducidad del expediente, lesión de los principios de equidad y buena
fe al crear una situación de incertidumbre y limitación sobre derechos; responsabilidad
administrativa por dilación indebida en la tramitación del expediente. Vulneración de actos
propios. Que del informe paleontológico y geomorfológico emitido por el Gabinete de Estudios
Ambientales SL se desprende que la zona donde se pretende la variación carece de los
requisitos legales para su configuración como dominio público marítimo-terrestre por no estar
afectada por el mar, ni siquiera durante los más fuertes temporales, ni presentar elementos que
la incluyan en la definición de playa actual.
AÑO 2007
17 julio: El Director General de Costas, del Ministerio de Medio Ambiente, resuelve aprobar el
deslinde de los bienes de dominio público marítimo terrestre del tramo de costa de unos 1.357
metros de longitud comprendido entre el Barranco de Troya y la Punta del Guincho, en el cual la
parcela del empresario Santiago Puig queda incluida en el dominio público marítimo-terrestre, tal
y como había planteado la primera propuesta de deslinde que se derivó del acta de apeo del 22
enero 1998.
29 octubre: El Boletín Oficial de Canarias publica el Decreto de la Consejería de Educación,
Cultura y Deportes del Gobierno de Canarias, de fecha 16 de octubre, por el que se declara Bien
de Interés Cultural con categoría de zona paleontológica la playa del Bunker-El Guincho, donde
aparece excluido la parcela de don Santiago Puig.
AÑO 2008
3 marzo: La Demarcación de Costas de Tenerife notifica a ATAN, como parte interesada en el
expediente, el recurso interpuesto por la entidad mercantil “Playas de Troya S.A.” ante la Sala de
lo Contencioso-Administrativo de la Audiencia Nacional, sección primera, contra la resolución de
la Dirección General de Costas del 17 de julio de 2007 aprobando el deslinde del tramo de costa
comprendido entre Barranco de Troya y Punta del Guincho, indicando que “se le emplaza para
que comparezca si lo desea ante dicha sala, en el plazo de 9 días desde la notificación del
presente escrito, por entender que pudiera resultar interesado en los autos citados”.
7
25 marzo: ATAN se persona en el contencioso administrativo interpuesto por la entidad Playas
de Troya contra la aprobación del tramo de costa comprendido entre el barranco de Troya y la
Punta del Guincho.
AÑO 2009
Diciembre: se recibe la notificación de la Sentencia de la Sala de lo Contencioso Administrativo
de la Audiencia Nacional en el Recurso 517/2009 interpuesto por la entidad mercantil “Playas de
Troya, S.A.” por la que se DESESTIMA el recurso contra la resolución del Ministerio de Medio
ambiente, de fecha 17 de julio de 2007 por el que se aprueba el deslinde de los bienes de
dominio público marítimo-terrestre del tramo de costa de unos 1.357 metros de longitud
comprendido entre el Barranco de Troya y la Punta del Guincho, en la urbanización Playa de Las
Américas, término municipal de Arona, Tenerife.
AÑO 2013
Junio: FINAL DEL CAMINO. Se recibe, con fecha 10/06/2013, notificación del Tribunal
Supremo, de la Sentencia por la que se DESESTIMA el recurso de casación interpuesto por la
entidad mercantil “Playas de Troya, S.A.” contra la sentencia dictada por la Audiencia Nacional,
citada en el párrafo anterior.
En esta ocasión se ha llegado a tiempo de salvar un trozo de litoral y se ha ganado a los
poderosos, una pequeña victoria en medio de una gran destrucción.
Nos felicitamos y hacemos extensiva nuestra felicitación y agradecimiento a los colectivos
AICHE, HENGUA Y ADES.
ASOCIACIÓN TINERFEÑA DE AMIGOS DE LA NATURALEZA (ATAN)
JUNIO DE 2013.
8
Descargar