LEY 32/2010, DE 5 DE AGOSTO, POR LA QUE SE ESTABLECE UN

advertisement
LEY 32/2010, DE 5 DE AGOSTO, POR LA QUE SE ESTABLECE UN SISTEMA
ESPECÍFICO DE PROTECCIÓN POR CESE DE ACTIVIDAD DE LOS
TRABAJADORES AUTÓNOMOS
Publicada en el BOE del 6 de agosto, entra en vigor el día 6 de noviembre de 2010.
Beneficiarios
El sistema de protección alcanza a los trabajadores autónomos que tengan protegidas las
contingencias derivadas de accidentes de trabajo y enfermedades profesionales (para los
Trabajadores por Cuenta Propia Agrarios las condiciones y supuestos se desarrollarán reglamentariamente
en el plazo de un año).
Acción Protectora
La nueva prestación será gestionada por la Mutua de Accidentes de Trabajo y Enfermedades
Profesionales con la que el trabajador autónomo tenga concertada la cobertura de las contingencias
profesionales. El sistema de protección comprende las prestaciones siguientes:



Una prestación económica por cese de la actividad.
El abono de la cotización de Seguridad Social por contingencias comunes.
Medidas de formación, orientación profesional y promoción de la actividad emprendedora de los
beneficiarios, que correrán a cargo de los servicios públicos de empleo autonómicos.
Cuantía de la Prestación
La cuantía del subsidio será el 70% de la base por la que se viene cotizando durante los últimos 12 meses
anteriores a la situación de cese, aplicando, en todo caso, los límites que se reseñan a continuación:
La cuantía máxima de la prestación será:
 El 175% del IPREM incrementado en 1/6 parte.
 El 200% del IPREM incrementado en 1/6 parte en el caso de tener un hijo a su cargo.
 El 225% del IPREM incrementado en 1/6 parte si tiene más de un hijo a su cargo.
La cuantía mínima de la prestación será:
 El 107% del IPREM incrementado en 1/6 parte.
 El 80% del IPREM incrementado en 1/6 parte, en caso de tener hijos a su cargo.
Nota: Se consideran hijos a cargo cuando sean menores de 26 años, o mayores con discapacidad igual o superior al 33%,
carezcan de rentas iguales o superiores al SMI y convivan con el beneficiario.
El IPREM en el 2010 es de 532,51 €, que incrementado en un sexto, asciende a 621,26 €.
Duración de la Prestación
La duración de la protección está en función de periodo cotizado en los 48 meses anteriores a la
situación legal de cese de actividad, de los que, al menos 12 meses deben de ser continuados e
inmediatamente anteriores a dicha situación:
Período cotización
12 a 17 meses
18 a 23 meses
24 a 29 meses
30 a 35 meses
36 a 42 meses
43 a 47 meses
48 meses o más
Período de protección
2 meses
3 meses
4 meses
5 meses
6 meses
8 meses
12 meses
Trabajad. de 60 a 64 años
2 meses
4 meses
6 meses
8 meses
10 meses
12 meses
12 meses
El reconocimiento dará derecho al disfrute de la prestación económica, a partir del primer día del segundo
mes siguiente a aquel en se produjo el hecho causante del cese de la actividad. El órgano gestor se hará
cargo de la Seguridad Social a partir del mes siguiente al hecho causante del cese de actividad.
El reconocimiento de la situación legal de cese de actividad se podrá solicitar hasta el último día del
mes siguiente al que se produjo el cese de actividad, excepto cuando sea por causas económicas, de
fuerza mayor, violencia de género o por voluntad del cliente, muerte, incapacidad o jubilación, pues en
estos casos el plazo comenzará a partir de la fecha que se hubiere hecho constar en los documentos que
acrediten la concurrencia de tales situaciones
Coste para los Autónomos
El tipo de cotización para los trabajadores autónomos acogidos al sistema de protección por cese se
incrementará en un 2,2% de la base de cotización (tipo actualizable anualmente), si bien, estos
trabajadores tendrán una reducción de 0,5 puntos porcentuales en la cotización por la cobertura de
incapacidad temporal derivada de contingencias comunes.
Requisitos






Estar afiliado y en situación de alta, y cubiertas las contingencias profesionales en el RETA.
Haber cotizado los últimos 12 meses de forma continuada, anteriores al cese de la actividad.
Encontrarse en situación legal de cese de actividad (*).
Acreditar disponibilidad para la reincorporación al mercado de trabajo.
No haber cumplido la edad ordinaria de jubilación, salvo que no tuviera acreditado periodo de
cotización para la pensión contributiva.
Estar al corriente en el pago de las cuotas a la Seguridad Social.
(*) Situación Legal de Cese de Actividad.
En todo caso, el Cese de Actividad debe ser Total e Involuntario, pudiendo, eso sí, ser temporal o
definitivo. Las situaciones legales que pueden dar lugar al Cese de la Actividad son las siguientes:
- Pérdidas económicas durante 1 año, superiores al 30% de los ingresos, o de 2 años si son superiores
al 20%, en ambos casos consecutivos y completos (no se contempla el primer año de actividad).
- Ejecuciones judiciales tendentes al cobro de deudas reconocidas por órganos judiciales que
comporten, al menos, el 40% de los ingresos en el ejercicio anterior.
- Declaración judicial de concurso que impida continuar con la actividad.
- Por fuerza mayor, determinante del cese.
- Por pérdida de licencia administrativa.
- La violencia de género determinante del cese de la trabajadora autónoma.
- Por divorcio o separación matrimonial en los supuestos de ejercer funciones de ayuda familiar,
mediante la correspondiente resolución judicial.
- Extinción de los contratos de los Trabajadores Autónomos Dependientes con sus clientes por causa
justificada (duración, incumplimiento del cliente, muerte, incapacidad ó jubilación del cliente,...)
- Socios trabajadores de cooperativas de trabajo asociado, en los supuestos regulados.
- Trabajadores que ejercen su actividad profesional conjuntamente, en los supuestos regulados.
Plazo especial
Profesionales
para
optar
por
la
Cobertura
de
Contingencias
A efectos de la cobertura de la prestación por cese de actividad, para los trabajadores autónomos que en la
fecha de entrada en vigor de esta ley figuren en alta en el Régimen Especial de los Trabajadores por
Cuenta Propia o Autónomos y no tengan cubierta la protección por contingencias profesionales, se
establece un plazo especial, dentro de los 3 meses siguientes a la entrada en vigor de esta ley, para
que puedan ampliar su protección y cubrir también las contingencias profesionales. En tal caso, su
cobertura tendrá efectos desde el primer día del mes siguiente a su ampliación. Los autónomos de nueva
creación pueden optar a la prestación por cese de actividad desde el mismo momento de su alta como
trabajadores autónomos.
Descargar