SOCIO ECONOMÍA ECUATORIANA

advertisement
Materia:
Socio Economía Ecuatoriana
Competencia:
Identificar la realidad histórica política social económica y cultural de
nuestros pueblos,
determinando las causas que no nos han permitidos lograr nuestros objetivos de desarrollo
esperado, y plantearnos los mecanismos necesarios para lograrlos.
Docente:
Igor Villacís Vega
Licenciado en Sociología y Ciencias Políticas,
Master en Administración de Empresas.
Artículo: Nuestro Árbol
NUESTRO ÁRBOL
Todo árbol necesita de sus raíces para alimentarse y proporcionarnos un tronco firme,
hojas sanas y hermosas, frutos saludables y nutritivos, y sombra a quienes nos cobija.
Cabe resaltar que mientras más grandes y profundas sean estas raíces … mayor
fortaleza tendrá este árbol, para cumplir con todos sus fines.
Es importante entender que las raíces del árbol se van constituyendo a lo largo de
toda su formación, estas raíces maravillosamente van tomando diferente direcciones
para siempre buscar el mayor y mejor flujo de alguna corriente de agua para poder
ser más.
Todo se parece…. siempre a lo largo de toda mi vida , si algo he aprendido es que
todo se parece, que todo ya esta dado, que el conocimiento no es más que todo lo que
sucede en el entorno y que maravillosamente se desarrolla y se desenvuelve ante
nuestros ojos que los miran pero no los observan, que los captan pero no los
sienten….que estamos … pero no somos ….
Es el mismo caso de nuestros países, de nuestra identidad, de nuestro ser, …..
¿sabemos que es Ser Ecuatoriano?, o solo estamos en Ecuador…..¿que es Ser
Latinoamericano? … o solo estamos en Latinoamérica…… ¿? O peor solo lo usamos….
Debemos de buscar nuestras raíces, debemos de encontrar nuestras raíces, debemos de
conocer nuestras raíces, debemos de aprender de nuestras raíces, debemos aceptar estas
nuestras raíces y lo más importante, debemos de valorar nuestras raíces, y saber que
eso somos y sentirnos orgullosos, solo así y solamente cuando lo hagamos, este
nuestro árbol que se llama ECUADOR, nuestra identidad de Ecuatorianos, nuestro Ser
Ecuatorianos y Latinoamericanos, podrá realmente lograr cumplir con todos nuestros
fines individuales y colectivos.
Que orgullo por ende es saber que tenemos raíces milenarias (25,000 años A.C), es
decir raíces grandes y profundas, cuyos aportes en todas las áreas fueron muy
importantes y conocer que lograron desarrollarse y tener avances tecnológicos que hoy
por hoy todavía no se pueden explicar, como el caso de las grandes construcciones con
bloques gigantescos de piedras, sin usar clavos, tornillos, ni cementos y que hoy por
hoy todavía están en pie después de tantos miles de años; saber que realizaban
intercambios, trueques con una diferente arquitectura financiera basada en la redistribución
y la reciprocidad entre pueblos cercanos y muy lejanos, demostrando así sus grandes
capacidades de navegación y de compartir con los demás generando un “comercio”
diferente; que maravillosos saber que esta hermosa mezcla que se fue dando y que
dio como fruto el mestizaje, nos aportó muchas más raíces sólidas y fuertes que nos
han permitido ser quienes somos, para muestras ver la hermosura de nuestras mujeres
mestizas, la maravilla gastronómica fruto de los aportes de las recetas aborígenes e
ibéricos , la música, los instrumentos musicales de cada continente, luego unidos creando la
más bella melodía, la diversidad y la riqueza forjada por estos nuevos genios-filósofosmédicos-periodistas-políticos como Chusic más conocido como Eugenio Espejo, artesanos
creadores de divinidades como la escuela de Caspicara, entre
muchisísisimos más
ejemplos de lo maravilloso que nos doto este mestizaje.
La importancia de encontrar, conocer, aprender, aceptar y sobre todo valorar nuestra raíces,
radica en vencer este estado de inferioridad que puede entenderse como un complejo
de ser menos que “alguien”, el cual nos fue impuesto para lograr someternos, y el
problema se hizo mayor por haberlo aceptado y el problema es crítico cuando hoy en
pleno siglo XXI, hay quienes lo siguen aceptando y lo tratan de seguir imponiendo.
¿Quien es ese alguien?,…. todo aquel que desde el inicio de la invasión colonial hasta
nuestra época actual, pretende ser más por el lugar de donde viene (Europa – Estado
Unidos, países del “primer mundo”), por el color de su piel (“blanca – aria”), por cuan alto
o bajo de estatura sea un ser humano, por la cantidad de dinero que tenga ( “ Su Eminencia” ,
“Su Excelencia” Su Ilustrísima”, “Mi Señor - Don Patrón….”, hoy por hoy “Jefe”,
“Ingeniero” ) , por sus apellidos (“buen” apellido de “buena” familia), por su forma de
vestir ( a la “moda” de los países desarrollados) , por la forma de su cabello ( “cabello
fino”) no cholo pulludo o pelo de indio, la forma de su nariz, por su credo religioso ( “solo
una religión es la que vale”), por ser “bien puestito” “de clase” no runa, no cholazo,
indiezote, longote, mudote
,… entre muchas más sin razones, que las agrandan, la
publicitan las mercadean, para hacer creer que cualquier excusa de supuesta
superioridad sirve para menoscabar la integridad de quienes no sean como “ellos”, y por
ende merecen una vida llena de limitaciones en todo , y sobre todo en educación, salud,
alimentación, vivienda, y ni hablar de las otras y muchas más.
La necesidad imperiosa de quitarnos esas ataduras mentales que nos han sido
impuestas, en algunos casos subliminalmente, y en otros casos a fuerza de golpe y
sangre, nos da toda la fuerza necesaria para vernos al espejo de nuestro árbol y saber
que lo que esta enterrado ( nuestras raíces) es realmente lo que nos alimenta y nos
permitirá tener flores y frutos para poder hacer crecer a nuestras generaciones actuales
y posteriores.
A nuestro árbol llamado ECUADOR, llamado LATINOAMERICA, les han borrado
nuestras raíces, quienes escribieron la historia, y que incluso llaman prehistoria a las etapas
en que “ellos” no están; y ahí radica la mayor problemática, no nos han enseñado el
amor a nuestras raíces, y por ende andamos de tumbo en tumbo, más bien nos han
adoctrinado para sentir vergüenza de nuestra identidad étnica, de nuestros rasgos, de
nosotros mismos; para ejemplo podemos hacernos y hacer a quienes están a nuestro
alrededor la pregunta de si alguien se siente indio, cholo, negro o mestizo, y veamos
sus caras y escuchemos sus respuestas.
El reto al que nos enfrentamos nosotros como miembros de este fabuloso árbol, es que
al llegar a descubrir y valorar todas nuestras raíces aborígenes, mestizas, españolas, y
de todos los confines de la tierra que nos dieron el ser, tendremos una visión integral y
holística que nos permitirá proyectarnos , a su vez que plantearnos un nuevo esquema acorde
a las necesidades de transformación diversa en lo social , política, moral, ético, económico y
cultural , es la única manera en que podremos realmente lograrlo, … podremos entender el
antes , el ahora y el después de la realidad nacional en los sectores que conforman y
estructuran al país, ese es nuestro desafío, y eso es lo que lograremos a través del
conocimiento continuo y permanente de los diferentes factores que determinarán y
lograrán crear algo nuevo y mejor ….. nuestra verdadera realidad , la realidad de las
raíces de nuestro árbol.
Igor Alexis Villacís Vega
Descargar