MRNO108

advertisement
Factores ambientales determinantes en la edafogénesis de Luvisoles
(FAO) en Quintana Roo
Ing. Patricia Fragoso Servon
Universidad de Quintana Roo, D.C.I., Departamento de Ciencias;
Boulevard Bahía s/n esq. Ignacio Comonfort, Col. Del Bosque, Chetumal, Quintana Roo, C.P. 77019. Fax (983) 835 0328
pfragoso@correo.uqroo.mx Tel. (983) 835 0378.
Los suelos son cuerpos naturales que poseen tanto profundidad como extensión, es un producto de la
naturaleza, resultante tanto de fuerzas destructivas como constructivas (Velázquez, 1988). Se forman
a partir de 5 factores principalmente: las propiedades físicas y químicas de la roca original, el tiempo,
el clima, la vegetación y la acción de los organismos.
En el Estado de Quintana Roo se encuentran varios tipos de suelos entre los cuales están los
Luvisoles. Estos suelos se caracterizan por ser los más desarrollados, son profundos de color café
rojizo, acumulan arcilla en los horizontes subsuperficiales y pierden rápidamente su fertilidad, son
suelos aptos para gran cantidad de usos entre los que se encuentra la agricultura, actividad que
predomina en estos suelos en el estado, por lo cual su estudio es importante ya que un adecuado
manejo de éstos permitirá su conservación y un aprovechamiento sostenible.
Los Luvisoles en Quintana Roo se encuentran distribuidos en tres zonas; una al norte, otra al oeste y
una más al sur. Los 3 están clasificados como Luvisoles crómicos (FAO-INEGI, 1984), con
características y propiedades semejantes.
Las rocas que dieron origen a la península de Yucatán son sedimentarias del tipo calizo. Por su
estructura litológica los suelos del estado pueden clasificarse en 3 grupos de acuerdo a su edad (Gil,
et al, 2000). Los más antiguos corresponden al Eoceno, en ella se distinguen 3 formaciones; Eoceno,
Icaiché y Chichen Itzá localizadas principalmente en el sur del estado, la segunda en antigüedad
corresponde al periodo Oligoceno en donde se distinguen otras 3 formaciones; la Bacalar, Estero
Franco y la Carrillo Puerto, localizadas en el sureste y centro del estado; por último la formación más
reciente corresponde al periodo cuaternario llamada Mioceno-Pleistoceno localizada en el norte del
estado. Cada una con diferentes características físicas y químicas
Al ser los Luvisoles suelos muy desarrollados podríamos pensar que se formaron al mismo tiempo y a
partir de la misma estructura litológica, sin embargo encontramos que las 3 zonas de Luvisoles en el
estado se localizan en diferentes formaciones geológicas, en el sur la más antigua y en el norte la más
reciente.
Otro factor de desarrollo es el clima. Para Quintana Roo, el clima es el Cálido húmedo a subhúmedo
con lluvias en verano e invierno (García, 1981), sin embargo por el contenido de humedad se
distinguen 4 tipos que van desde el más húmedo hasta el más seco de los subhúmedos,
localizándose los más húmedos en la zona suroeste y los más secos en el noreste. En cuanto al
efecto de la humedad recibida por huracanes, esta es mayor en el norte del estado. Los mantos
freáticos corren del suroeste hacia el noreste, llevando más humedad hacia el norte. De esta forma
puede ser la humedad la responsable del menor tiempo en el desarrollo de los Luvisoles del norte.
La vegetación como formadora de suelos influye aportando materia orgánica. En el norte predominan
las selvas bajas y selvas bajas inundables, en el centro las selvas bajas y medianas en tanto que al
sur son selvas medianas e incluso en el pasado selvas altas. Los organismos de las selvas bajas
tienen mayor velocidad de desarrollo que las selvas medianas o altas y aportan mayor contenido de
materia orgánica (Vankat, 1979). Este es otro factor formador que puede acelerar el desarrollo de
suelos, haciéndolos más aptos para su manejo sostenible.
En cuanto a los organismos del suelo, suele presentarse una relación importante con la materia
orgánica, aquellos suelos con mayor contenido de materia orgánica, presentan mayor actividad y
cantidad de organismos (Alexander, 1980), por lo que en las selvas bajas que aportan mayor
contenido de materia orgánica llegan a presentar mayor diversidad y abundancia de organismos, de
esta forma los Luvisoles del centro y norte tendrán una tasa mayor de desarrollo que los del sur.
Hasta donde se ha observado, en los Luvisoles del estado de Quintana Roo, el intemperismo debido a
factores como clima, vegetación y microorganismos, resulta más determinante para la naturaleza y
características de los suelos, que la composición lítica subyacente.
Descargar