CHARLA ENTRE AMIGOS

advertisement
CHARLA ENTRE AMIGOS
PEPE: Hola Paco, cuanto tiempo sin verte.
PACO: Hola Pepe, sí he estado un poco malillo, ahora ya estoy bién.
PEPE: ¿ Que has tenido?
PACO: Lo de siempre, problemas con el alcohol, al final para poder salir de él, he tenido que ponerme
en tratamiento, tanto Médico, como terapéutico, pero ahora me va muy bién.
PEPE: Pero Paco, tu no bebías como para que el Alcohol te creara problemas.
PACO: Eso es lo que tu ignoras, los tenia y gordos, en primer lugar, tenía la necesidad de beber todos
los días, sino, no me encontraba bién.
PEPE: Pues haber bebido menos.
PACO: Eso hubiera querido hacer yo, pero no podía, había contraído la enfermedad Alcohólica y me
era imposible dejar de beber.
PEPE: Venga Paco, ¿ Tú un enfermo Alcohólico? No me lo creo, sé que bebías, pero ser un alcohólico
es otra cosa.
PACO: No Pepe, ser un enfermo alcohólico, no es estar tirado en la calle, con una botella de vino en la
mano, ser un enfermo Alcohólico, es depender del Alcohol, tener la necesidad de beber diariamente,
aunque no se llegue uno a emborrachar, pero sí tener el Alcohol suficiente en el cuerpo para poder
seguir sin tener problemas de nerviosismo o temblores.
PEPE: Pero Paco, ¿ Tanto bebías como para tener esos problemas?.
PACO :Pues sí, empezaba por las mañanas, que para quitarme la tos seca y las ganas de devolver que
tenía, debía de tomarme unas copas para regular la falta de Alcohol que necesitaba, alas pocas horas,
el Alcohol se había metabolizado y necesitaba más, de forma que tenía que seguir bebiendo, así día a
día, hasta que algunos días, que sin saber cómo, me pasaba de la raya y a la mañana siguiente,
devolvia bilis, tenía temblor de manos y un malestar general, por lo que tenía que seguir bebiendo para
que se me aplacara.
PEPE: ¿ Y ahora como te encuentras ¿
PACO: Fenómeno, después de pasarlo tan mal unos días, para pasar el mono, con un tratamiento
Médico y asistir a las terapias de grupo que se hacen en C.A.L.A. me voy concienciando que soy un
enfermo Alcohólico y que para dejar de beber, necesito de la ayuda que solo me puede prestar, otra
persona que haya tenido el mismo problema que yo, de ahí que exista un Centro donde cojemos la
enegía que necesitamos para estar las 24 horas del día sin beber.
PEPE: ¿ Y tu familia qué dice?.
PACO: La familia está contentisima, antes de saber que había contraido esta enfemedad, todo eran
criticas y malos modos, creian que era un sinverguenza, que me emborrachaba porque quería, que no
miraba por el dinero, que solo me importaba yo, no tenían idea de que el Alcohol me hacia no ser yo,
sino otra persona, con la que no se podía convivir y eso que yo no era violento cuando bebia, pero sí
tenía malos modos. Siempre estaba amargado, creia que tenía muchos problemas y por eso bebía, la
prueba de ello es que ahora no los tengo, tan solo los normales, no los que me buscaba con el Alcohol.
PEPE: ¿ Te ha costado mucho salir del Alcohol?.
PACO: Mucho no, muchísimo, al principio de darme cuenta de que tenía problemas por culpa del
Alcohol, lo intenté muchas veces en solitario, pero no podía, a los dos o tres meses sin beber, probaba
la primera copa y me bebía en unos días, lo que no me había bebido en ese tiempo, así iba dando
trompezones sin lograr nunca llegar a dejar la bebida por completo, quería controlarme, pero me era
imposible, de ahí que tuve que asistir al Centro de Ayuda y Liberación de Alcohólicos, y allí con la
ayuda de los compañeros/as que te comprenden, porque a ellos les ha pasado lo mismo, es por lo que
me mantengo en sobriedad.
PEPE: ¿ Y que tratamiento tenéis allí para poder dejar de beber?.
PACO: El más sencillo, terapias de grupo en el cual, cada uno cuenta los problemas que le ha dado el
Alcohol y al verse uno reflejado en lo que cuentan los demás, comprende que él tenía los mismos
problemas, pero no lo sabía, de ahí que auto analizándose, se da uno cuenta de que es un enfermo
alcohólico y una vez convencido, poner en practica todos los medios para no beber.
PEPE: ¿ Y tiene curación esa enfermedad?.
PACO: Mientras no se tome uno la primera copa, sí, porque tenemos dormida la enfermedad y tomando
la primera copa se despierta y volvemos a caer, pero con más fuerza, como te decía antes, que quiere
uno beberse todas las copas que antes no había tomado, por eso las recaídas en un alcohólico son tan
malas que le pueden llevar al síndrome de abstinencia y eso no se lo deseo a nadie, ya que yo las he
pasado y sé lo mal que uno se encuentra.
PEPE: Mira yo bebo con moderación y solo cuando encarta, pero no ha diario, en celebraciones o
casos especiales.
PACO: Me alegro, así es dificil que contraigas la enfermedad, no obstante tú eres el que tiene que ver si
tienes problemas con el Alcohol o no .
PEPE: En caso de saber de alguien que tenga problemas ¿ A donde le envío?.
PACO: Es bién sencillo al Centro de Ayuda y Liberación de Alcohólicos C.A.L.A. en C/ Carrera Nº 7-
bajo, donde tenemos terapias los Martes, Jueves y Sábados de 8 a 10 de la tarde.
PEPE : Bueno Paco te dejo hoy he aprendido una cosa más, gracias por tú información y hasta otro
rato. Adiós.
PACO: Las gracias a ti por escucharme, hasta pronto.
FRANCISCO ARANA JIMÉNEZ, Enfermo en Rehabilitación del Centro de Alcohólicos C.A.L..A.
Publicado el día 12 de Septiembre de 1.996 en el Semanario ZONA DE ANTEQUERA
Descargar