A LA OPINIÓN PÚBLICA Asunto: Corrección de información errónea El Observador

advertisement
A LA OPINIÓN PÚBLICA
Asunto: Corrección de información errónea El Observador
Quisiera hacer algunas aclaraciones respecto a dos artículos aparecidos en el
diario El Observador, los cuales considero falaces y malintencionados.
El primer artículo salió en la edición del martes 27 de setiembre, con el título de
“Alma Mater no hace ruido”.
Me abstengo de comentarios respecto al título, ya que respeto el trabajo de los
implicados en las películas aludidas allí, cuya ironía tal vez sea divertida para el
autor pero no para quienes han invertido años de esfuerzo.
En el segundo párrafo del artículo, se lee: “En su segunda semana en exhibición el
filme uruguayo ALMA MATER apenas alcanzó la quinta posición con 1.249
entradas vendidas (…) el filme de Álvaro Buela no ha tenido un buen boca a boca
entre el público. ALMA MATER es la segunda película uruguaya que resulta un
estrepitoso fracaso en la taquilla uruguaya (…).”
Varias precisiones:
1) ALMA MATER se estrenó el 16 de setiembre y en su segundo fin de semana
(no su segunda semana de exhibición) en la cartelera comercial vendió 1.249
entradas con 4 copias.
2) En realidad, fue la sexta película en el ranking de las más vistas en el fin de
semana, no la quinta. El cronista eliminó información de la fuente (RBS), tal
vez considerando insignificante ubicar al film de Columbia “Las aventuras del
niño tiburón…” en el primer lugar del ranking con 5.381 entradas vendidas en
su tercer fin de semana de cartelera.
3) El cronista utiliza el vocablo “apenas”, el cual queda pequeño luego de utilizar
el adjetivo “estrepitoso” para calificar el “fracaso”. El autor hace un análisis muy
peculiar de los datos, ya que estar en sexta posición en un universo de 28
películas en cartelera montevideana es para él “un estrepitoso fracaso”.
4) Siguiendo con lo anterior, cabe consignar que “El luchador”, protagonizada por
Russell Crowe y Renée Zellgewer, está en tercer lugar del ranking real,
superando por 623 entradas el filme uruguayo, y “Bajo Amenaza”, con Bruce
Willis, tiene el quinto lugar real del ranking, superando a ALMA MATER por 165
entradas. El “análisis” del cronista no toma en cuenta estos números.
5) El artículo utiliza como elemento de argumentación el dato de que el público no
gusta de la película y que “no ha tenido un buen boca a boca”. En ningún
momento se deja constancia de la fuente de esa información y de su
veracidad. Sería interesante saber realmente con qué bocas habló el cronista
y, sobre todo, con cuántas.
6) No es cierto que la crítica ha sido unánimemente elogiosa, como lo sugiere el
artículo, aunque sí ha tenido una mayoría de críticas positivas.
Conclusión: hay un cronista incidiendo en la carrera comercial de una película
uruguaya, manejando información a medias con fines dudosos. Su artículo no
sirve como análisis, ya que se basa en criterios tendenciosos y en fuentes no
consignadas; no sirve como opinión, porque no está firmado; y tampoco sirve
como información, porque no es verdadera.
Al día siguiente, el editor de espectáculos de El Observador –Alejandro Espina–
escribe el artículo de apertura del suplemento O2, titulado “No a la variedad”,
donde plantea que “hay dos películas uruguayas en cartelera, algo sin duda poco
frecuente; pero su taquilla ha sido baja”.
Nuevamente, me surge la necesidad de hacer algunos comentarios:
7) A los 14 días de su estreno comercial, ALMA MATER convocó a las salas
comerciales a 4.371 espectadores, mientras que otros 2.200 asistieron a la
avant-première realizada el 8 de setiembre en el Cine Plaza. Considerar “baja”
una convocatoria parcial (insisto: parcial) de 6.571 personas implica
desconocer las cifras reales que obtienen las películas independientes en la
cartelera montevideana, con un promedio de 3.000 espectadores. También
implica olvidar que prestigiosos medios de prensa no superan en Uruguay los
2.000 lectores diarios, y no por eso dejan de ser masivos.
8) El Sr. Espina se pregunta: “¿a los uruguayos no les interesa el cine local?”.
Buscando una respuesta, interroga a dos distribuidores locales, Álvaro Caso de
Enec y Pablo Garfinkel de Hoyts. Dice el artículo: “Caso cree que los directores
uruguayos con intenciones de que sus películas sean vistas deben ser
‘amables’ con los espectadores a la hora de realizar sus películas. (…)
‘directores como Carlos Sorín o Eduardo Mignona piensan en la gente cuando
están filmando’”. Siguiendo con el ejemplo, vale recordar que el último film de
Sorín, El perro, se encuentra actualmente en su séptima semana de exhibición
en Montevideo y cuenta con 5.173 espectadores hasta el momento.
9) Junto al artículo aparece un recuadro donde se aclara el error de información
del día anterior (y motivo del punto 2 de esta carta). Pero nuevamente (ver
punto 5) se cita como informante calificado a un anónimo exhibidor local,
dejando en la nebulosa la calidad y confiabilidad de la fuente. Dicha fuente
habría dicho: “Teniendo en cuenta el sentimiento nacionalista que hay hoy en
día una película uruguaya debería terminar con 30 mil espectadores, por lo
menos”. Lo único que cabe decir al respecto es que si una película debe
juzgarse por el “sentimiento nacionalista” que despierta, el cine es una causa
perdida, vinculada a la demagogia y a la propaganda. Sería peligroso cerrar la
discusión en estos términos, ya que se perdería la riqueza de la expresión
individual, de la creatividad y, sí, de la variedad.
Agradezco su atención.
Saludos cordiales,
Lic. Daniela Cardarello
Director PAUTA
Comunicación Organizacional
Descargar