02 cultivos sin transferir genes EXTERNOS

advertisement
Cornell News: investigadores del BTI desarrollan una nuevo método para
modificar cultivos genéticamente sin transferir genes entre especies.
Universidad de Cornell. 20/07/99.
ITHACA, N.Y. -- Los científicos serán pronto capaces de producir cosechas genéticamente
modificadas, en forma rápida, y sin transferencia de genes entre especies, utilizando un nuevo
método para modificar características en las plantas y producir nuevos rasgos. La nueva técnica
podría ser aplicada en la mejora del valor nutricional y la productividad de los alimentos sin la
intervención de ADN ajeno a la propia célula.
La técnica, descrita por los investigadores del Boyce Thompson Institute (BTI) for Plant Research
Inc.(Instituto Boyce Thompson para Investigación en Plantas), localizado en el campus de la
Universidad de Cornell, e investigadores del Pioneer Hi-Bred International Inc.(Compañía
Internacional Pionner de Cultivos de Alta Tecnología),aparece en el número del 20 de julio de
"Proceedings of the National Academy of Sciences" (PNAS) (Procedimientos de la Academia
Nacional de Ciencias).
Puesto que la nueva técnica descrita en el artículo de PNAS no implica la inserción de ADN
extraño dentro del gen de la planta, los investigadores confían plenamente en que este proceso
sea un gran regalo para la agricultura. Durante los últimos 15 años, los investigadores en plantas
han mejorado los rendimientos en las cosechas y la resistencia a enfermedades mediante una
combinación de cruzamiento y transformación, por ingeniería genética, la última utilizando
bacterias para transferir ADN ajeno al interior de las células de plantas.
Charles J.Arntzen, Ph.D., presidente y director ejecutivo de BTI, y uno de los autores de la
investigación, señala que los investigadores de BTI también han colaborado con otros científicos
utilizando técnicas similares en terapia génica humana para la mejora de enfermedades humanas
como la anemia falciforme y el síndrome de Crigler-Niijar.
Arntzen cree que la nueva tecnología "podría ser utilizada para beneficiar a granjeros y productores
de alimentos. Un día seremos capaces de reducir rápidamente la cafeína de los granos de café o
acortar los ácidos grasos de cadena larga que se encuentran en plantas como la soja, haciendo a
las grasas contenídas en ellas más cadio-saludables, como es el aceite de oliva", comenta.
La técnica denominada quimeroplastia ("chimeraplasty") fue desarrollada por Kimeragen Inc., De
Newton, Pa. En plantas, la quimeroplastia utiliza finas partículas de oro recubieras con pequeñas
moléculas quiméricas de ADN/ARN que incorporan el código genético necesario para realizar los
cambios en los rasgos de interés. Las partículas recubiertas son luego bombardeadas en el interior
de las células de las plantas donde las moléculas de ADN/ARN funcionan como moldes para
conducir a la célula a la creación de caracteres de una forma que no implica la incorporación de
moléculas introducidas en el interior del ADN de la planta. Este método también puede ser utilizado
para mejorar, modificar o corregir la función génica.
En la publicación del PNAS, los investigadores del BTI describen la aplicación satisfactoria de la
metodología de la quimeroplastia en células de tabaco. Los investigadores de Pionner demostraron
su uso satisfactorio en el desarrollo de importantes características en el maíz. Además, el trabajo
muestra que dichos caracteres son heredados de la misma forma que si fueran heredados por
cruzamiento entre plantas.
El documento sobre la investigación del BTI en la publicación PNAS, se titula "A tool for functional
plant genomics: Chimeric RNA/DNA oligonucleotides cause in vivo gene-specific mutations" ("Una
herramienta para genética funcional en plantas: la producción in vivo de mutaciones genéticas
específicas por causa de los oligonucleótidos quiméricos de ARN/ADN"), y sus autores son Peter
R. Beetham, Peter B. Kipp, estudiantes de grado; Xenia L. Sawycky, Gregory D. May y Charles J.
Arntzen.
BTI fue fundada durante 1924 en Yonkers, N.Y., y se trasladó a Ithaca en 1978, asociándose con
Cornell. BTI lucha por mejorar la salud humana, mejorar y conservar el medio ambiente a través de
la investigación en plantas. La áreas de investigación que engloba ponen énfasis sobre las plantas
relacionadas con la salud humana.
La dirección siguiente suministra información adicional sobre esta nota de prensa.
Boyce Thompson Institute: http://bti.cornel.edu/<p>
Este artículo es una traducción del original situado en
http://www.news.cornell.edu/releases/July99/BTI-Gene.bpf.html.
Persona de Contacto: Blaine P. Friedlander,Jr. Tlf.Trabajo: (607) 255-3290.bpf2@cornell.edu.
BorNet desea expresar su gratitud a la Universidad de Cornell por la autorización para la difusión
de este artículo.
Descargar