LA SELECCIÓN CULTURAL DE CURRICULUM

advertisement
UNIVERSIDAD NACIONAL AUTONOMA DE
HONDURAS EN EL VALLE DE SULA.
CARRERA DE PEDAGOGIA Y CIENCIAS DE LA
EDUCACIÓN
Asignatura:
DISEÑO Y ADMINISTRACIÓN DEL CURRICULUM
RESUMEN CAPITULO II: SELECCIÓN CULTURAL DEL
CURRICULUM
Catedrática:
LICENCIADA JUANA LÓPEZ
Estudiante:
SANDY RODRIGUEZ ERAZO 20082005489
Sección:
17:01
Periodo:
II PERIODO 2012
SAN PEDRO SULA, HONDURAS, JULIO DE 2012.
LA SELECCIÓN CULTURAL DE CURRICULUM
El tratamiento del curriculum en los niveles primarios de escolaridad debe tener un
carácter totalizador, pues es un proyecto educativo complejo. Actualmente el
curriculum tiende a recoger de forma explicita la función socializadora total que tiene
la educación, yendo mas allá de los contenidos académicos tradicionales.
El curriculum refleja el carácter de institución total que cada vez de manera más
evidente está asumiendo la escuela, en un contexto social en el que muchas de las
funciones de socialización que han desempeñado otros agentes sociales ahora las
realiza ella con el consenso de la familia y de otras instituciones.
De allí la importancia que la educación básica de un ciudadano incluya componentes
culturales cada vez más amplios, como facetas de una educación integral, lo que
implica que el curriculum comprenda un proyecto socializador y cultural también
amplio El curriculum viene a ser desde esta perspectiva un mapa representativo de la
cultura. Introducirse a la cultura y en la sociedad desde la enseñanza escolar significa
atender a una gama muy variada de componentes.
La ampliación de lo que está pasando a considerarse cultura propia del currículum
provoca conflictos, contradicciones y debates, puesto que no existe campo o aspecto
cultural que no esté sometido a valoraciones sociales diversas.
Por tanto no es fácil por tanto pensar en la posibilidad de un núcleo de contenidos
curriculares obligatorios para todos, ante los que los individuos tengan iguales
oportunidades de éxito escolar.
En el curriculum tradicional de la educación obligatoria ha primado tradicionalmente
más la cultura de la clase media y alta, basada fundamentalmente en el saber de leer,
escribir y en las formalizaciones abstractas, y por ello el fracaso de los alumnos de las
clases culturalmente menos favorecidas ha sido mas frecuente, dado que se trata de
una cultura que tiene poco que ver con sus entorno inmediato La cultura dominante
académica tradicional no es la dominante en las clases populares.
La importancia del debate sobre la composición del curriculum de los niveles
obligatorios, reside básicamente en que ahí está decidiendo la base de formación
cultural común para todos los ciudadanos, sea cual sea su origen social,
independientemente de sus probabilidades de permanencia en el sistema educativo
en niveles de educación obligatorios. Por ello tiene que ser una selección de aspectos
que abarquen las diversas facetas de la cultura, una alternativa a los contenidos del
academicismo, considerando las distintas dotaciones de los alumnos para superar el
curriculum establecido. La educación tiene la función de proporcionar una base
cultural sólida para todos los ciudadanos, sea cual sea su destino social.
La ampliación del curriculum conlleva la necesidad de revisar el sentido de los
saberes clásicos que forman parte de la cultura considerada como el legado valioso
en el que iniciar de alguna manera a todos los ciudadanos. Lo que significa que es
necesaria una revisión de lo que se entiende por saber valioso en las aulas cuando se
acomete una reforma curricular y mas cuando de amplia la obligatoriedad de la
enseñanza.
Cultura escolaridad y curriculum exterior a la escuela: La institución escolar
asimila lentamente las finalidades que refleja el nuevo curriculum ampliado, como
consecuencia de los cambios sociales y económicos, y que lo hace desde sus propias
condiciones como institución.
Una característica lamentable de los aprendizajes escolares sigue siendo el que se
mantienen muy disociados del aprendizaje experiencial extraescolar de los alumnos.
Este alejamiento se debe a la misma selección de contenidos dentro del curriculum y
a la ritualización de los procedimientos escolares, esclerotizados en la actualidad.
Por otro lado las innovaciones tecnológicas de impresión de medios escritos, el
abaratamiento de su producción y el aumento de su mercado, y sobre la
popularización de los medios audiovisuales, han dado lugar a un incremento
espectacular del tráfico de información en nuestra sociedad. Y todos esos medios
pueden competir con una gran ventaja con la institución escolar, porque son mucho
más atractivos que los libros de texto o los métodos de los profesores y el pobre
material de que disponen la mayoría de las escuelas.
Por lo tanto el curriculum como vehiculo de cultura general ha de ser relativizado ante
la competencia exterior, más en la medida en que se mantengan las condiciones
actuales para su desarrollo y no se tome el curriculum como instrumento de política
cultural, o se piense y se instrumente de forma coordinada la política cultural para la
escuela y para la sociedad en general. Estas apreciaciones nos llevan a matizar la
importancia del curriculum escolar y a contemplar nuevas perspectivas en su
concepción y en su reforma. El cambio de los currícula debería aprovechar todos los
medios de que hoy dispone.
El curriculum escolar ante toda competencia exterior quizá esta perdiendo monopolio
de la transmisión de ciertos valores culturales explícitos, pero refuerza por lo mismo
otras funciones del curriculum oculto de la institución escolar. Hoy apreciamos el valor
del curriculum oculto como delator de una educación encubierta.
A partir de todo lo anterior es importante podemos concluir que los retos básicos de la
escuela están en ofrecer otro sentido diferente de la cultura, distinto del que imparte a
través de sus usos académicos y romper el caparazón por el que se ha encerrado en
sí misma, más compleja, más diversificada y más atractiva.
La escuela, en una sociedad de cambio rápido y ante una cultura inabarcable, tiene
que centrarse cada vez más en los aprendizajes sustanciales y básicos con métodos
atractivos para favorecer las bases de una educación permanente, pero sin renunciar
a ser un instrumento cultural.
Descargar