32291 - Corte Suprema De Justicia

advertisement
República de Colombia
Corte Suprema de Justicia
CORTE SUPREMA DE JUSTICIA
SALA DE CASACIÓN LABORAL
Radicación No. 32291
Acta No. 42
Magistrado Ponente: FRANCISCO JAVIER RICAURTE GÓMEZ
Bogotá, D.C., veintidós (22) de julio de de dos mil ocho (2008).
Decide la Corte el recurso de casación interpuesto por el
apoderado de GLADYS BAENA DE VALENCIA, contra la
sentencia proferida por el Tribunal Superior del Distrito Judicial de
Medellín, el 6 de octubre de 2006, en el juicio que le promovió al
INSTITUTO DE SEGUROS SOCIALES.
República de Colombia
Corte Suprema de Justicia
Rad. No. 32291
Gladis Baena de Valencia vs Instituto de Seguros Sociales
ANTECEDENTES
GLADYS BAENA DE VALENCIA llamó a juicio al INSTITUTO DE
SEGUROS SOCIALES, con el fin de que fuera condenado a
reconocerle y pagarle la reliquidación de la pensión de
sobrevivientes por la muerte de su esposo Leonel de J. Valencia
Sánchez, con base en la reliquidación del monto de la pensión de
vejez reconocida a éste, teniendo en cuenta todos los factores
salariales que devengó éste durante toda su vida laboral,
debidamente indexados a la fecha del reconocimiento de dicha
pensión y seguidamente indexado dicho valor al momento del
reconocimiento de la de sobrevivientes, y así sucesivamente
hasta la actualidad, tal como lo ordenan los artículos 14 y 21 de la
Ley 100 de 1993; la sanción moratoria del artículo 141 de la Ley
100 de 1993; lo que resulte extra y ultra petita.
Fundamentó sus peticiones, básicamente, en que el 2 de enero
de 1995 falleció su esposo, quien disfrutaba en vida de una
2
República de Colombia
Corte Suprema de Justicia
Rad. No. 32291
Gladis Baena de Valencia vs Instituto de Seguros Sociales
pensión de vejez reconocida por el ISS a partir del 13 de agosto
de 1993; el ISS le reconoció la pensión de sobrevivientes y se la
ha venido pagando hasta la actualidad; solicitó al ISS la
reliquidación de la pensión que ahora pretende, sin que a la fecha
de la presentación de la demanda, éste se hubiera pronunciado.
Al dar respuesta a la demanda (fls. 4 - 9), la accionada se opuso a
las pretensiones y, en cuanto a los hechos, aceptó haber
reconocido la pensión de vejez al causante y la de sobrevivientes
a la demandante, en los términos señalados, así como la solicitud
elevada por ésta. Lo demás dijo que no le constaba. En su
defensa propuso las excepciones de prescripción de los derechos
a la reliquidación de la pensión de vejez y de la pensión de
sobrevivientes; falta de legitimación en la causa por activa para
solicitar la reliquidación de pensión de vejez; falta de agotamiento
de
la
vía
gubernativa;
falta
de
causa
para
demandar;
improcedencia de la petición y declaración en abstracto;
inexistencia de la obligación de reliquidar las prestaciones
económicas reconocidas y actualizar la base de liquidación
3
República de Colombia
Corte Suprema de Justicia
Rad. No. 32291
Gladis Baena de Valencia vs Instituto de Seguros Sociales
pensional; improcedencia de la indexación de las condenas;
imposibilidad de condena al pago de intereses moratorios;
imposibilidad de condena en costas y pago de lo no debido.
El Juzgado Noveno Laboral del Circuito de Medellín, al que
correspondió el trámite de la primera instancia, mediante fallo del
20 de junio de 2006 (fls. 75 – 77vlto.), absolvió a la entidad
demandada de todas las pretensiones del actor.
LA SENTENCIA DEL TRIBUNAL
Al conocer, por apelación interpuesta por la parte demandante, el
Tribunal Superior de Medellín, mediante fallo del 6 de octubre de
2006, confirmó el del a quo.
4
República de Colombia
Corte Suprema de Justicia
Rad. No. 32291
Gladis Baena de Valencia vs Instituto de Seguros Sociales
En lo que interesa al recurso extraordinario, el Tribunal consideró
como fundamento de su decisión, que la pensión de vejez
reconocida al causante Leonel de J. Valencia Sánchez, no lo fue
al amparo de la Ley 100 de 1993, que, dijo, entró a regir el 1 de
agosto de 1994, para el sector privado, y el 1 de enero de 1996,
para los servidores públicos del nivel nacional, departamental,
municipal y distrital, sino conforme a la normatividad anterior
(artículo 12 del Acuerdo 049 de 1990).
Señaló, así mismo, que la ley, por regla general, rige hacia el
futuro, no es retroactiva, a menos, que el legislador diga lo
contrario.
Apoyó el anterior aserto en doctrina y jurisprudencia que no
identificó, para luego señalar que el artículo 16 del C. S. T., prevé
con toda claridad que las normas sobre trabajo, por ser de orden
público, producen un efecto general e inmediato y no tienen efecto
retroactivo, luego de lo cual transcribió en un aparte de la
sentencia de esta Sala del 22 de septiembre de 1997 (rad. 9876).
5
República de Colombia
Corte Suprema de Justicia
Rad. No. 32291
Gladis Baena de Valencia vs Instituto de Seguros Sociales
Concluyó de lo anterior que no podía accederse a la reliquidación
solicitada, con base en una ley posterior a la que sirvió de base
para el reconocimiento de la pensión de vejez.
A lo anterior agregó:
“Pero es que aún aceptándose en gracia de discusión la
posibilidad de reliquidar la prestación de sobrevivientes en la
forma deprecada, la decisión sería la misma, porque el inciso
primero del artículo 21 de la Ley 100 de 1993 consagra lo que se
entiende por ingreso base para la liquidación de las pensiones
previstas en esa normatividad, y además de que lo define como el
promedio de los salarios o rentas sobre los cuales cotizó el afiliado
durante los diez años anteriores al reconocimiento de la pensión, o
en todo el tiempo si éste fuere inferior para el caso de las
pensiones de invalidez o sobrevivencia, actualizados anualmente
con base en la variación del índice de precios al consumidor según
certificación expedida por el Dane, en el inciso segundo advierte
que cuando el promedio del ingreso base ajustado por inflación y
calculado sobre los ingresos de toda la vida laboral del trabajador
resulte superior al previsto en el inciso primero, el trabajador
puede “…optar por este sistema, siempre y cuando haya cotizado
1.250 semanas como mínimo…”
“La Sala entiende que la opción que contempla la norma es única
y exclusivamente del trabajador, no solo porque el precepto lo dice
claramente, sino también porque el pensionado que fallece
únicamente puede transmitir su pensión a los beneficiarios, no sus
derechos, y en esas condiciones el señor Leonel de J. Valencia
Sánchez, no hubiera podido transmitir a sus beneficiarios la opción
de elegir entre uno u otro sistema para calcular el ingreso base de
liquidación de esa prestación.”
6
República de Colombia
Corte Suprema de Justicia
Rad. No. 32291
Gladis Baena de Valencia vs Instituto de Seguros Sociales
EL RECURSO DE CASACIÓN
Interpuesto por la parte actora, concedido por el Tribunal y
admitido por la Corte, se procede a resolver.
ALCANCE DE LA IMPUGNACIÓN
Pretende el recurrente que la Corte case la sentencia recurrida,
para que, en sede de instancia, revoque la del a quo y, en su
lugar, acceda a las pretensiones de la demanda inicial.
Con tal propósito formula dos cargos, por la causal primera de
casación, que fueron replicados y enseguida se estudian.
7
República de Colombia
Corte Suprema de Justicia
Rad. No. 32291
Gladis Baena de Valencia vs Instituto de Seguros Sociales
PRIMER CARGO
Acusa la sentencia recurrida de violar indirectamente, por
aplicación indebida, los artículos 6, 13, 15, 17 a 21, 48, en
relación con los artículos, 2, 53, 141 y 188 de la Ley 100 de 1993.
Dice que la anterior trasgresión de la ley se debió a los siguientes
errores de hecho:
“1. No dar por demostrado, estándolo, que el causante cotizó en
vida un total de más de 1.406 semanas durante toda su vida
laboral”.
“2. No dar por demostrado estándolo que la liquidación de la
pensión de vejez del causante era más favorable liquidándola con
los salarios cotizados durante toda su vida laboral”.
“3. No dar por demostrado estándolo que la pensión de
sobrevivientes de mi mandante le es más favorable liquidándola la
misma con base en los salarios cotizados durante toda la vida
laboral del causante.”
8
República de Colombia
Corte Suprema de Justicia
Rad. No. 32291
Gladis Baena de Valencia vs Instituto de Seguros Sociales
Señala como pruebas no apreciadas correctamente, la copia de la
Resolución 8900 de 1993 (fl. 10), copia del reporte de las
semanas cotizadas (fls. 51 – 54) y dictamen pericial (fls. 58 – 70).
En la demostración, le reprocha el censor al Tribunal que hubiere
considerado que, en gracia de discusión, no se podía liquidar la
pensión de sobrevivientes, porque no se demostró que el
causante hubiera cotizado más de 1.250 semanas, cuando, dice,
“…basta con cotejar el número de semanas que se indican en la resolución
nro. 8900 de 1993, donde se indica expresamente que éste había cotizado
más de 1380 semanas y además el reporte de semanas cotizadas por el
causante en vida para los riesgos de I. V. M., del I.S.S., DONDE SE SEÑALA
QUE COTIZÓ UN TOTAL DE 1.406,8571 SEMANAS, teniendo derecho así
el causante a que le hubieran liquidado su pensión de vejez con base en el
art. 21 de la Ley 100 de 1993…”, cuyo derecho, agrega, se le trasmite
a su esposa como beneficiaria de la pensión.
Señala que aunque el dictamen pericial no es prueba calificada,
insiste en que en el proceso reposa uno que indica expresamente
a cuánto asciende el monto de la pensión de sobrevivientes, por
9
República de Colombia
Corte Suprema de Justicia
Rad. No. 32291
Gladis Baena de Valencia vs Instituto de Seguros Sociales
lo que solicita se ordene en el fallo de instancia se reliquide dicha
prestación en los términos allí previstos.
LA RÉPLICA
Señala que el dictamen pericial no es prueba calificada en
casación.
CONSIDERACIONES DE LA CORTE
No constituyó fundamento de la decisión recurrida el que no
apareciera demostrado en el proceso que el causante hubiera
cotizado más de 1250 semanas, como se lo increpa la censura al
Tribunal, pues los dos pilares sobre los cuales se edificó la
decisión, consistieron básicamente en que no procedía la
10
República de Colombia
Corte Suprema de Justicia
Rad. No. 32291
Gladis Baena de Valencia vs Instituto de Seguros Sociales
aplicación del artículo 21 de la Ley 100 de 1993 a la pensión de
vejez del causante, porque ésta había sido reconocida con
anterioridad a su vigencia; y porque, de ser posible una aplicación
retroactiva, tampoco era viable la reliquidación solicitada, toda vez
que, en sentir del sentenciador de segundo grado, la opción a
elegir entre uno u otro de los sistemas de liquidación establecidos
en dicho artículo 21, correspondía únicamente al trabajador y éste
sólo podía trasmitir su pensión a los beneficiarios, no sus
derechos.
Bajo esta óptica, es claro que el cargo deja libre de ataque los
verdaderos soportes de la decisión, para cuestionar uno que le
fue indiferente o, por lo menos, no tenido en cuenta, de donde es
evidente que no está llamado a prosperar, pues al mantenerse
incólumes tales razonamientos continúan sosteniendo lo decidido
bajo la presunción de legalidad y acierto de que se encuentra
investida.
11
República de Colombia
Corte Suprema de Justicia
Rad. No. 32291
Gladis Baena de Valencia vs Instituto de Seguros Sociales
Baste ratificar, entonces, que la prueba pericial no es calificada
para sustentar un yerro en casación, además de que la
apreciación de la aquí señalada, se cuestiona para el caso de que
la Corte entre, en sede de instancia, a dictar la decisión de
reemplazo, por lo que no hace parte de la acusación.
En consecuencia, el cargo no prospera.
SEGUNDO CARGO
Acusa la sentencia recurrida de violar directamente, por
interpretación errónea, los artículos 6, 13, 15, 17 a 21, 48, en
relación con los artículos 2, 53, 141 y 188 de la Ley 100 de 1993.
12
República de Colombia
Corte Suprema de Justicia
Rad. No. 32291
Gladis Baena de Valencia vs Instituto de Seguros Sociales
En la demostración sostiene el censor que el Tribunal desconoció
“…la característica de irrestrospectiva –sic- de la ley laboral que hace
referencia a que las personas tienen derecho a acogerse a los
planteamientos que formulen nuevas regulaciones normativas si se somete a
la integridad de dicho texto tal y como lo solicitó mi mandante y además el
principio de favorabilidad que consagrado positivamente en el art. 288 de la
Ley 100 de 1993…”.
Señala que, igualmente, resulta contradictorio el fundamento del
Tribunal de que el causante solo transmite a sus beneficiarios el
derecho a su pensión no sus derechos, pues la Ley 100 de 1993,
señala expresamente que se trasmite el derecho a la pensión; que
además, esta Corporación señala que se deben reliquidar las
pensiones que se causen con posterioridad a la vigencia de la
Constitución , esto es, a partir del 7 de julio de 1991 (transcribe
apartes de la jurisprudencia en cita, rad. 29470).
13
República de Colombia
Corte Suprema de Justicia
Rad. No. 32291
Gladis Baena de Valencia vs Instituto de Seguros Sociales
LA RÉPLICA
Dice: “Este ataque parece haber visto bien traídas las sentencias dictadas el
veintidós (22) de septiembre del año 1997 en el proceso 9876 que conoció la
Sala de Casación Laboral y el veintinueve (29) de mayo del mismo año por la
Sala de Casación Civil que, en su directa relación con la censura, dan fe de
la irretroactividad de la ley como lo manda el artículo 16 del Código
Sustantivo del Trabajo, también soslayado en el discurso del cargo, dejando
entonces incólume este otro cimiento de la sentencia.”
CONSIDERACIONES DE LA CORTE
Como se dijo al despachar el cargo anterior, el Tribunal estimó
que la reliquidación de la pensión de vejez del causante Leonel de
J. Valencia Sánchez, no resultaba procedente, porque fue
reconocida a partir del 13 de agosto de 1993, esto es, con
anterioridad a la vigencia de la Ley 100 de 1993, que, se debe
14
República de Colombia
Corte Suprema de Justicia
Rad. No. 32291
Gladis Baena de Valencia vs Instituto de Seguros Sociales
aclarar, lo fue el 1 de abril de 1994, para las pensiones de los
trabajadores del sector privado y de los servidores del sector
público del orden nacional, y a más tardar el 30 de junio de 1995,
para los servidores públicos de los niveles territoriales (artículo
151 ibídem), que no en las fechas señaladas por el ad quem.
A juicio de la Sala, la anterior inferencia del sentenciador de
segundo grado no resulta equivocada, pues, como lo tiene dicho
la jurisprudencia de esta Sala, las normas sociales, por su
carácter de orden público, producen efecto general inmediato y se
aplican a situaciones en curso al momento de entrar en vigencia,
pero, como lo señala expresamente el artículo 16 del Código
Sustantivo de Trabajo, “…no tienen efecto retroactivo, esto es, no afectan
situaciones definidas o consumadas conforme a leyes anteriores.”
Principio éste que se reafirma en el artículo 11 de la Ley 100 de
1993, al disponer que el Sistema General de Pensiones “…se
aplicará a todos los habitantes del territorio nacional, conservando
adiconalmente todos los derechos, garantías, prerrogativas, servicios y
15
República de Colombia
Corte Suprema de Justicia
Rad. No. 32291
Gladis Baena de Valencia vs Instituto de Seguros Sociales
beneficios adquiridos y establecidos conforme a disposiciones normativas
anteriores para quienes a la fecha de vigencia de esta ley hayan cumplido los
requisitos para acceder a una pensión o se encuentren pensionados por
jubilación, vejez, invalidez, sustitución o sobrevivientes de los sectores
público, oficial, semioficial, en todos sus órdenes, del Instituto de Seguros
Sociales y del sector privado en general.”
Ahora bien, una interpretación armónica de las anteriores
disposiciones con lo preceptuado en el artículo 288 de la Ley 100
de 1993, conlleva necesariamente a concluir que la garantía
conferida por esta norma, de poder acogerse a la nueva
regulación contenida en dicho ordenamiento que le sea más
favorable, no opera a favor de quien consolidó una situación antes
de que comenzara a regir la Ley 100 de 1993, pues, de otra
forma, se rompería el principio de irretroactividad de la ley y se
verían afectados los derechos consolidados en cabeza de una de
las partes, lo cual es abiertamente opuesto al artículo 58 de la
Constitución Nacional, tal como se dijo en la sentencia de esta
Sala del 5 de noviembre de 2004 (rad. 23016).
16
República de Colombia
Corte Suprema de Justicia
Rad. No. 32291
Gladis Baena de Valencia vs Instituto de Seguros Sociales
Al no ser socavado el argumento principal en que se sustenta la
decisión, son intrascendentes los argumentos del censor respecto
del argumento de refuerzo de que se valió el Tribunal.
En consecuencia, no prospera la acusación.
Las costas en el recurso extraordinario estarán a cargo de la parte
recurrente.
En mérito de lo expuesto, la Corte Suprema de Justicia, Sala de
Casación Laboral, administrando justicia en nombre de la
República y por autoridad de la ley, NO CASA la sentencia
dictada el el 6 de octubre de 2006, por el Tribunal Superior del
Distrito Judicial de Medellín, dentro del juicio ordinario laboral
adelantado por GLADYS BAENA DE VALENCIA al INSTITUTO
DE SEGUROS SOCIALES.
Costas en el recurso extraordinario a cargo de la parte recurrente.
17
República de Colombia
Corte Suprema de Justicia
Rad. No. 32291
Gladis Baena de Valencia vs Instituto de Seguros Sociales
CÓPIESE, NOTIFÍQUESE, PUBLÍQUESE Y DEVUÉLVASE EL
EXPEDIENTE AL TRIBUNAL DE ORIGEN.
FRANCISCO JAVIER RICAURTE GÓMEZ
ELSY DEL PILAR CUELLO CALDERÓN
GUSTAVO JOSÉ GNECCO MENDOZA
EDUARDO LÓPEZ VILLEGAS
LUIS JAVIER OSORIO LÓPEZ
CAMILO TARQUINO GALLEGO
ISAURA VARGAS DÍAZ
MARÍA ISMENIA GARCÍA MENDOZA
Secretaria
18
Descargar