BOGOTÁ POSITIVA MESA DE TRABAJO DE LA POLÍTICA

advertisement
BOGOTÁ POSITIVA
MESA DE TRABAJO DE LA POLÍTICA
PÚBLICA DISTRITAL
DE COMUNICACIÓN COMUNITARIA
MEMORIA TALLER DE ÉTICA
PERIODÍSTICA
CIRCULO DE PERIODISTAS DE BOGOTÁ
DICIEMBRE 11 DE 2008
CARLOS ANDRÉS MARTÍNEZ SANTOS
SECRETARÍA DISTRITAL DE CULTURA, RECREACIÓN Y DEPORTE
Contenidos
1.
2.
Propuesta de trabajo
Memoria del Taller
2.1. Introducción (Javier Darío Restrepo)
2.2.
Presentación de los
1.
Propuesta de trabajo
CIRCULO DE PERIODISTAS DE BOGOTÁ
TALLER DE ETICA PERIODISTICA
PARA MIEMBROS MESA DE MEDIOS COMUNITARIOS DEL DISTRITO
Fecha: jueves 11 de diciembre de 2008
Lugar: Auditorio del Círculo de Periodistas de Bogotá (Calle 26 No. 13 A – 15 piso 2 –
Tel 2825573)
Participantes al taller: 21 miembros de la Mesa de Medios Comunitarios del Distrito.
Los participantes deben estar:



Comprometidos con la excelencia periodística;
Interesados en divulgar e intercambiar sus conocimientos sobre ética periodística;
Empeñados en el desarrollo del buen ejercicio del periodismo.
Objetivos Generales:
Los talleres del Círculo de Periodistas de Bogotá buscan ayudar a los periodistas en
ejercicio a identificar los intereses comunes que los une profesionalmente para estimular
el diálogo sobre el periodismo independiente, discutir sobre los principios de conducta que
deben guiar al periodista en su ejercicio profesional y exhortar en los participantes la
reflexión para estimular el ejercicio de una sana autocrítica.
Objetivos Específicos del taller:
1Buscar herramientas que le permita a la Mesa de Medios Comunitarios
construir un código de ética para medios comunitarios de la capital.
2Explorar temáticas de interés para capacitar a personal que está al frente de
dichos medios comunitarios ( La paz de los medios, proceso de una noticia
final, etc)
3Dilemas éticos más frecuentes en el ejercicio periodístico en medios
comunicaros. Para este punto sería muy importante que los participantes de
este primer taller redacten y envíen previamente, vía correo electrónico:
comisiondeeticacpb@gmail.com, un artículo descriptivo de un dilema ético,
vivido personalmente o por algún compañero o colega, o encontrado en los
medios comunitarios.
Metodología:
A través de presentaciones formales, análisis de casos, paneles de discusión y debates
en grupos de trabajo –guiados por el periodista experto en el tema, Javier Darío Restrepo
-- el taller de 8 horas (un día) de duración, utilizará diferentes mecanismos para compartir
información, promover el profesionalismo y estimular el pensamiento crítico sobre los
dilemas éticos y las respuestas apropiadas a los mismos. Durante el evento, los
participantes recibirán el texto del Código de Ética del CPB.
2.
Memoria del Taller
Taller de Ética Periodística
Conferencista:
Lugar:
Fecha:
Javier Darío Restrepo
Círculo de Periodistas de Bogotá
Diciembre 11 de 2008
Asistentes:
Yaneth Rangel, IDPAC
María Luisa Murillo, IDPAC
Alisson Jara, Secretaría General
Carlos Martínez, Secretaría de Cultura
Nelson Julián Villamizar, Discapacidad
Rodrigo Acosta, Impresos
Darío Salazar, Impresos
Raúl Benítez, Organizaciones Sociales
Deissy Vargas, Estudiantes
Martha Delgado, Estudiantes
Ana María , Universidades
2.1.
Introducción (Javier Darío Restrepo)
La crisis de los periódicos y medios de comunicación no es resultado de ahora, es
cierto que se lee menos, pero no es por un asunto de marketing, sino por una
cuestión de credibilidad.
Alvin Toefler ya habla desde los 80 en la Tercera Ola del colapso de los grandes
medios. Esto porque los medios ya no median ante la gente la realidad porque el
desarrollo de las tecnologías ha multiplicado el número de fuentes para conocerlo.
No es necesariamente una razón de que no se lea, sino que se lee más de otras
cosas, por ejemplo en Internet. Entonces, ¿qué se lee?, aquello que responde al
interés de la gente.
Los grandes medios se especializaron en satisfacer no los intereses de la gente
(información), sino las curiosidades de las personas (entretenimiento).
En ese sentido, el periodismo tiene que cambiar el rumbo, porque la crisis de los
grandes medios viene de antes, aunque se acentúa con la actual crisis económica,
pero esa crisis no es la explicación de la crisis de la crisis de los grandes medios.
Los medios que sobrevivirán no van a ser aquellos que se convertirán en
catálogos de ventas, sólo basura publicitaria. Si los medios grandes están
desapareciendo, la gente va a buscar medios que les hablen de sus intereses, en
especial los grandes intereses comunes; por ejemplo, la participación (la gente ya
ha aprendido que si no participa se le imponen regímenes).
El periodismo es información sobre los asuntos públicos, no debe competir con el
entretenimiento. Por ello, los medios que sobrevivirán son los medios que
interpreten a la comunidad, aquellos que trabajen los intereses de la gente y sobre
todo que el medio de comunicación tiene la tendencia a potenciar la voz de las
comunidades: “medios de comunicación al servicio de las comunidades”.
10 razones para lo anterior:
1. Económica: cada vez los medios grandes son más costosos. Por sus
formatos, los medios menos grandes serán más baratos en su
funcionamiento. Además, gran parte de los costos de los medios son altos
por ser también artificiales (por ejemplo gastos de representación, etc.)
2. El medio comunitario es un medio austero y no permite que en él impere la
lógica comercial. Un medio comunitario empieza a degradarse cuando
permite que la lógica comercial empiece a dominarlo.
3. Tienen mayor credibilidad que los medios comerciales. El medio comercial
sólo se acerca a los ciudadanos por razones tácticas. Es más, se ven hasta
acuerdos entre cadenas competentes o medios en competencia para
segmentar mercados. En cambio, el medio comunitario puede competir con
elementos propios, fuera de intereses estratégicos y comerciales.
Los medios comunitarios dominarán el futuro además, porque sus periodistas
tienden a representar a su medio comercial y no el ejercicio mismo de su
profesión. El periodista debe entonces, no interpretar a su medio, sino a su
sociedad.
Entonces la comunicación periodística consiste, no en técnicas ni asuntos
financieros, sino en actitud ante el mundo.
2.2.
Tres revaluaciones necesarias
Se debe revaluar el valor de la palabra, que ha sido encadenada por los políticos,
publicistas y otros manipuladores estratégicos. La palabra tiene que ser creada y
recreada. El periodista recrea con palabras algo que ya está hecho y convierte a
las audiencias en testigos. Por eso se debe dar información de tal forma que quien
recibe la información también puede recrear. El periodista, por tal, respeta la
realidad y debe revaluar la palabra.
También se debe revaluar lo político. Se ha pasado de sociedades esclavistas a
sociedades que han avanzado en eso. Gracias a los Derechos Humanos se ha
avanzado en formas de dominación, al menos ya no hay dominación física, sino
cultural. No se trata de enajenar los músculos de la gente, sino sus cerebros a
través de las industrias culturales. Es allí donde se debe revaluar lo político, para
liberar a la gente de dominaciones culturales y en ello deben jugar un papel vital
los medios de comunicación, puesto que éstos ejercen un papel político, no
partidista, sino con una visión política de estar al servicio del ser humano y su
dignificación.
Se debe revaluar también a los medios de comunicación, para que mediante su
trabajo para el servicio de las comunidades éstos sean más dignos. En tanto que
ellos están al servicio, no de la sociedad y sus comunidades, de la dignificación
del ser humano, sino de negocios o sectarismos políticos, éstos se degradan. El
ideal de un periódico de Martha Diesandino es que después de leer un periódico
un lector se sienta un mejor ser humano. El periodista es un ser humano que hace
comunicación a través del periodismo.
2.3.
10 pasos para llegar a ser un buen periodista
Ante la pregunta sobre qué debe tener un
aportaron los siguientes elementos:
 Trabaja para un medio democrático
 Investigador
 Desinterés (independencia)
buen periodista, los asistentes














Veracidad
Confiable
Representatividad
Constancia
Servicio
Claridad
Amor por sí mismo y los demás
Positivo
Equilibrio
Vocación social
Intérprete de la realidad
Honestidad
Integridad
Bien informado
Las fuentes que usó el conferencista (Restrepo), fue:












2.3.1.
Ryszard Kapuscinski
El dodecálogo del premio Nóbel Camilo José Cela
Credo del buen periodista de José Martí
Decálogo del periodista, propuesto por el reportero mejicano Félix F.
Palavacini.
Las normass del Sindicato Nacional de Periodistas de Francia.
Decálogo del Buen Periódico, de Carlos Raymundo Roberts.
10 Principios Profesionales, publicados por Noelle Neumann y Schultz.
Los principios de Walter. Williams en la Universidad de Missouri.
Arthur Brisbane. Columnista de principios del s. XX en New York.
Adolph Ochs. Cofundador del Times
Edmond Lamberth. Profesor de Columbia.
Jack Fuller. Ejecutivo de la SIP (Introdujo el tema ético en esta
organización)
El buen periodista debe ser ante todo una buena persona
“Hacer un buen diario es tan audaz como hacer un buen ser humano”
“Un buen diario, como un hombre bueno, no puede definirse a la ligera”
Bob Considine
“Para ser un buen periodista, primero se debe ser una buena persona”
R. Kapunscinski
“Detrás de un buen periódico hay una mano enguantada que lo escribe, y
unos labios sin mancha que lo dictan”
José Martí
El ejercicio periodista no es sólo condición de habilidades, sino también de ser un
buen ser humano. La palabra es la mejor demostración de que existe el espíritu en
el ser humano, y ésta, además, es la mejor herramienta del periodista. La palabra
es entonces un producto del espíritu del periodista.
Los medios también tienen un espíritu, pero en él influyen no sólo sus dueños, los
directores, sino también los periodistas. La suma de todos esos enfoques son
quienes constituyen el espíritu del medio.
En el Malestar de la Vida Pública, Victoria Camps dice que para el periodista en el
trabajo el problema, más allá de ser objetivo, es ser honesto. La objetividad
entonces se puede medir como aquello que más se acerca al bien común. El
periodista se debe orientar entonces por: ¿qué es lo más cercano al bien público?
Cuando hay conflicto entre el medio y el periodista se debe tener la convicción de
que “nunca es fácil ser ético”. Se llega a ser ético mediante la conquista de cada
día, con el ejercicio de la voluntad que no se deja allanar por autoridades
(directores, editores, etc.).
La ética es un saber que conduce a la sabiduría, pero el saber se origina en la
experiencia. La ética entonces, desde Aristóteles, es un saber práctico y es el
compendio de lo que ha enseñado la experiencia de la humanidad, es el “zumo”
que deja la experiencia de vivir. A la ética sólo se llega mediante la experiencia.
Por eso, nadie puede dejar que una institución coarte su ética. Por lo tanto, la ética
es el mayor ejercicio de libertad del ser humano, pues éste adopta con ella una
obediencia a la propia naturaleza y con ello ejerce su propia naturaleza, que es la
mayor libertad que hay. Por lo tanto, el vacío que hay entre el ser y el deber ser,
se reduce con la apuesta ética, por lo que la ética es una tensión vital, es
insatisfacción y no puede ser sumisión ni resignación.
El ser humano es un ser posibles, es una construcción y no termina de construirse
nunca. Lo posible es una parte de la realidad, sino que es invisible y que está
esperando a ser visibilizada. Una buena persona, entonces, que es lo que se
espera que sea un periodista, es aquel que se está construyendo, y esas
posibilidades son posibles de acuerdo a la ética, es decir, a la naturaleza de sí
mismo.
Las leyes son inferiores a lo ético porque son transitorias, en cambio lo ético es
permanente y es de aplicación universal. Lo ético por ello se debe mirar por
encima de lo legal. Nadie puede reemplazar a alguien, no se puede decidir por
otros, porque cada quien debe hacer su propia construcción.
2.3.2.
El buen periodista ha de estar orgulloso de su profesión
“Hay que sentir orgullo y respeto por que uno hace”.
R. Kapuscinski
“Sed orgullosos del prestigio de vuestro periódico”. A1
“Sacrificad cuanto sea preciso antes que la dignidad profesional” A7
VII Congreso de Prensa Latina. La Habana, 1928
“Creo en la profesión de periodista. La profesión del periodismo es
merecedora de figurar de igual a igual con las otras profesiones ilustradas y,
mucho más que cualquiera otra, tiene los caracteres de un servicio público”.
W. Williams
“Conservar el más firme y honesto orgullo profesional a todo trance y,
manteniendo siempre los debidos respetos, no inclinarse ante nadie”.
Camilo José Cela
El periodista tiene un alto componente de pasión profesional y eso refleja su
identidad profesional. Hace unos años la Fundación Konrad Adenauer preguntó a
200 periodistas para qué se hicieron periodistas y el 30% dijo que no sabía. En la
falta de identidad profesional se basan mucho de los dilemas éticos de los
periodistas en la actualidad.
Quien no lo hace de eso modo, estará actuando no desde la libertad, sino merced
a motivaciones que lo condicionan, o bajo sumisión laboral, pero todo de manera
heterónoma. En ese sentido, el periodista se puede convertir en un propagandista,
un trabajador a sueldo, y no un ser con una intencionalidad de construir
información para el interés público.
El periodista, desde esta perspectiva, tiene que quitarse esa metáfora del
periodismo como “espejo de la realidad”, pues en el ejercicio profesional se
potencia lo que se es, se recrea desde la propia naturaleza. Luego no debe haber
rutinas, sino intenciones que muevan hacia la construcción de una realidad, a
través de información, que satisfaga los intereses públicos. El único amo al que
respeta un periodista es su lector, su oyente o su receptor.
Tomar el propio camino ético, en la labor periodística, es emprender el camino de
la soledad, porque las batallas por la libertad de sí mismo no las libra nadie, sino sí
mismo. En el periodismo se conjugan dos elementos que no se dan en otras
profesiones: somos servidores públicos, pero no somos funcionarios. Con ello se
cumple el ideal de ciudadano, según Aristóteles:
1.
Es alguien que habiendo resuelto sus necesidades se consagra al servicio
de lo público.
Para así, labrar su inmortalidad.
2.
2.3.3.
El buen periodista tiene un sentido de misión en su ejercicio
profesional
“Sólo nos interesan aquellos que ese enorgullecen de su profesión. Los
ingredientes esenciales para formar un buen periodista: amor a la tarea,
laboriosidad, aplicación y, sobre todo, conciencia”.
Adolphs Ochs.
“Como los correos antiguos, con caballo enjaezado, la fusta en la mano y la
espuela en el tacón”.
José Martí
“A veces me he sentido como un misionero cuyos actos están dictados
están dictados por la pasión y el sacrificio. Antes se vivía el periodismo
como una noble vocación a la que los periodistas se entregaban plenamente
y para toda una vida”
R. Kapuscinski
El periodista tiene la misión de dar información veraz, pues con la información los
ciudadanos pueden decidir libremente. Si por el contrario, la información del
periodista es incompleta, el destinatario de la información no puede decidir
libremente. Por ejemplo, a la política la cambió la publicidad, porque con ella no se
da conocimiento sino que se dan visiones de realidad para manejar
instrumentalmente la conciencia de electores.
El buen periodista debe ser un mediador y no un mero intermediario. El
intermediario es un mero canal que pasa información entre unos y otros; para eso
sobran los estudios profesionales o cualquier formación. El mediador, por su lado,
recibe información, la verifica, la convierte en conocimientos y pasa por etapas de
transformación de la información en conocimiento y ahí sí se la da a su audiencia.
Eso demuestra su intencionalidad de tener responsabilidad social y con ello llevar
un potencial de cambio en su comunidad.
Según Kapuscinski el sentido de misión en el periodismo se perdió cuando la
noticia se convirtió en mercancía y desde cuando cualquiera puede ser periodista
(banalización del periodismo a causa de la aparición de vedettes). Además, el
sentido de misión aleja al periodista de ser una persona rutinaria y de ser un
funcionario.
2.3.4.
El buen periodista es un apasionado por la verdad
“Decir lo que te acontece”.
“Decir la verdad anteponiéndola a cualquier consideración”.
“Ser tan objetivo como un espejo plano”.
“Callar antes que deformar”.
Camilo José Cela
“Es un compromiso en serio que profundiza, cuestiona, no cede a las
presiones, es perseverante y hasta terco”.
Raymundo Roberts
“El respeto por la verdad, la información confiable al público con verificación
de fuentes y corrección de las noticias equivocadas”.
Noelle Neumann y Schutz
(Los buenos periodistas): “Dicen la verdad en forma terminante y
concluyente; son los que saben ver las cosas
con claridad y las describen con sencillez.
Arthur Brisbame
“El periodista cree que cuanto escribe el solamente lo que siente en su
conciencia como verdadero”.
W. Williams
Para el ser humano es imposible hallar la verdad absoluta. En el caso del
periodismo, la verdad siempre es provisional, pues siempre hay algo más qué
averiguar. Si se cubre un hecho hoy, mañana se agregará algo o se quitará, pues
no hay capacidad en el ser humano de llegar a la realidad tal cual es.
Por otro lado, se tiene que la verdad es frágil y por eso se tiene que defender, en
especial cuando se hace ejercicio del periodismo de investigación, porque suele
poner en la luz pública “verdades incómodas”. Esto porque quienes se ven
afectados en sus intereses por esa verdad estarán dispuestos a tergiversarla y
callarla, llegando a la amenaza física u otras situaciones. Sin embargo, se tiene
que la verdad es necesaria en una sociedad y por eso se la debe defender, pues
esa sociedad sin esa verdad puede desarrollar sus actividades propias a ciegas.
El principal aspecto por el que se debe defender la verdad es porque es útil para la
verdad. Por ejemplo, nunca en América Latina se habían hecho tantas
investigaciones en corrupción como en la actualidad. En la Fundación para el
Nuevo Periodismo Iberoamericano llegan muchas investigaciones periodísticas
sobre corrupción como candidatas a premios. La pregunta es: ¿por qué tantas?
¿Es que no son creíbles los medios que hay tantas y no pasa nada?
Sin embargo se ve que hay interés de los periodistas por comunicar esos trabajos,
un interés en los formatos y los lenguajes que se hacen. Una manera de defender
la verdad es usar un lenguaje y un género que las haga comunicables. En América
Latina se usa más la noticia y el breve, pero no se usa la crónica, el reportaje, la
entrevista o la investigación. En muchos periódicos con muy buenos contenidos,
sucede que los géneros y el lenguaje no logran interesar a la gente. La verdad, por
lo tanto tiene que ser defendida y bien comunicada.
Otro aspecto sobre el tema de la verdad es el de la objetividad. Existe el mito de
ser objetivo y con ello se cree que se es imparcial. Todos los seres humanos
tenemos opiniones, amores y desamores, un bagaje cultural y eso es constitutivo
de la persona. Entonces, ¿en dónde queda la objetividad? En Estados Unidos ha
nacido el movimiento de Periodistas con un Punto de Vista, el cual ha formulado
dos teoremas:
 No escribir sobre lo que no se sabe si es cierto
 Sin embargo, se reconoce la verdad a los otros aunque difieran del
periodista
En ese sentido, en este movimiento los periodistas indican al lector claramente lo
que creen como cierto y por otro lado, ganan la confianza de sus lectores.
También se tiene que el periodista debe mantener el ejercicio de la duda y el de
preguntar. Preguntar implica el cultivo de la humildad y de ahí el peligro de la
prepotencia en el periodista.
2.3.5.
El buen periodista es autocrítico
“Un buen periodista, lo mismo que un buen científico, es el que sabe
reconocer sus errores y corregirlos; esto no resta
credibilidad sino que la incrementa”.
Raimundo Roberts.
“Para mejorar la propia práctica, nada mejor que leer las notas producidas y
preguntarse: si lo que uno ha escrito está a la altura de lo que habría querido
escribir”.
R. Kapuscinski
“La autocrítica cumple con dos funciones: dispone al honesto
reconocimiento de los errores; y es una garantía de crecimiento en la calidad
profesional. El periodismo se aprende y perfecciona más en los errores que
en los aciertos. Un error señala las debilidades, estimula las correcciones y
logra que hoy se hagan las cosas mejor que ayer
y que mañana sean de mayor calidad que las de hoy”.
Jack Fuller
Los periodistas hoy día deberían mantener el archivo de datos, de fuentes y
verificar esas fuentes, porque eso permite tener acopio de información y de
experiencias.
Por otro lado, los errores son fuente de aprendizaje y por eso se debe: a)
reconocer el error y corregirlo, b) considerar el por qué de ese error, c) identificar
qué prácticas o acciones originan ese error y d) pensar cómo no se repetirá el
error. En una encuesta para el libro Desde las Dos Orillas, las personas
respondieron que creen en un periodista que se retracta y que ofrece disculpas,
porque expresa que tiene más aprecio por la verdad que por su propio nombre.
Séneca solía decir que el hombre siempre busca superarse a sí mismo, y San
Buenaventura dice que el hombre es una criatura que siempre busca subirse
sobre sus propios hombros. Esto denota que siempre se debe estar buscando lo
mejor y tener autocrítica.
2.3.6.
El buen periodista elabora conocimiento y lo comparte
“Un elemento del buen periodismo es la constante profundización de
nuestros conocimientos”.
R. Kapuscinski
“Los periodistas que necesitan los periódicos son los obsesivos y
descontentos para quienes ser reportero es mucho más
que dar noticias, por tanto:
 Habría que pensar sobre temas clave…
 Discusiones que relaciones los problemas del periodismo con los
principales caracteres del pensamiento moral
 Pensar las noticias hasta llegar al abordaje correcto de la historia
 Familiarizarse hasta sentirse cómodos con la tecnología
 Educación rigurosa en una disciplina especializada
 Leer textos originales sobre filosofía, ciencias, leyes y otras
disciplinas”
Jack Fuller
“Aspirar al entendimiento intelectual y no al presentimiento visceral”
C- J. Cela
“Que el periodista busque no solamente los hechos,
sino la verdad detrás de ellos”.
“En la profesión, la creencia de que un periodista debe ser capaz de
interpretar las noticias, tiene el apoyo de los mejores editores.
E. Lambeth
“Escribir con la máxima sencillez y corrección posibles y con un toral
respeto de la lengua”.
C.J. Cela.
“Necesitamos periodistas que puedan contar una historia de una manera
que persuada a los científicos y al público por igual”.
J. Fuller
El conocimiento es una información procesada y transformada. Esa
transformación se da mediante lo siguiente: conocer los antecedentes de la
información (cómo fue antes, de dónde viene esta información, por qué se originó,
cómo era la realidad antes de un hecho específico). Los antecedentes remiten al
pasado y ello nos lleva al segundo elemento: el contexto.
El contexto es lo que nos permite ubicar el hecho o la información en un marco de
referencia, el cual nos lleva al presente. El contexto hace que el conocimiento se
vaya configurando en la sociedad para llevar al tercer elemento: las
consecuencias.
Todo hecho tiene consecuencias y eso nos lleva a la prospectiva, que está en el
futuro, para poder dar información que nos permitirá tomar mejores decisiones.
Con este elemento se pueden ya dar valoraciones, pero para ello es muy
importante conocer muy bien los antecedentes y el contexto.
Luego de tener los antecedentes, el contexto y las consecuencias, se busca la
opinión del conocimiento de los expertos para cotejar y verificar. Con eso se
puede producir conocimiento y a partir de ahí compartirlo con los demás. Esto
implica que el periodista hace análisis, interpreta y busca que el conocimiento sea
profundo.
2.3.7.
El buen periodista hace periodismo con un objetivo.
Los periódicos locales en Denver, Colorado, publicaron las reglas que según
la “Liga protectora de los ciudadanos”, debía seguir un buen periódico. No
publicar nada inapropiado para los niños, las informaciones perjudiciales
para la ciudadanía debían ser reducidas; lo mismo que la afirmaciones
indocumentadas o injuriosas. Las noticias sobre divorcio, asesinatos,
suicidios o crímenes debían publicarse sin escándalo.
“El mejor periódico es el que proporciona a la gente la información que le
sirve de base para pensar bien.” Arthur Brisbane.
No es, pues, informar por informar, sino dar elementos para pensar.
“El verdadero periodismo es intencional, es decir, se fija un objetivo e
intenta provocar algún tipo de cambio. No hay otro periodismo posible. Si
leéis los escritos de los mejores comprobaréis que se trata siempre de un
periodismo intencional. Están luchando por algo.” R. Kapuscinski
“El periodista no es eje de nada, es el eco de todo.” C.J. Cela.
El buen periodismo da elementos a las personas para pensar la realidad, escribe o
produce información y conocimiento porque tiene como objetivo una intención
concreta. Por eso la intencionalidad periodística debe ir más allá del
entretenimiento, debe tener como objetivo
Tres conceptos que deben diferenciarse son la objetividad, la neutralidad y la
imparcialidad. En español no existen sinónimos y se debe entonces diferenciar
estos conceptos.
Neutralidad es no estar del lado de nadie; eso no se puede hacer en el caso de la
experiencia de los seres humanos. Si el periodista es neutral ante el caso, por
ejemplo, de violaciones de derechos humanos, no es una buena persona y, por
ende, no es un buen periodista.
Imparcialidad es no tener partido cuando hay muchos partidos, es decir, servir al
ciudadano independientemente de su partido para que él o ella puedan decidir su
elección por un partido. Para eso, es necesario que el periodista se presente como
no propagandista, como imparcial, para que sea creíble.
2.3.8.
El buen periodista tiene el sentido del Otro
“De los 10 principios profesionales del periodismo de calidad:
 Conciencia del servicio público
 Adopción de los DD HH
 Tolerancia activa de las nacionalidades, razas, religiones
 Respeto de la vida privada e intimidad personal
 Ninguna exaltación de violencia, brutalidad o inmoralidad”.
Noelle Neumann y Schultz
“Los buenos periodistas son personas respetuosas con el otro, capaces de
mostrar esa actitud en todo momento. Ser reportero significa, antes que
nada, respetar a todo ser humano en su propia privacidad, personalidad y
escala de valores. Sin los otros no podemos hacer nada. La cuestión
fundamental de este oficio es el entendimiento con el otro. Una condición
fundamental para hacer periodismo consiste en ser capaz de funcional en
conjunto con los otros”.
R. Kapuscinski
Para Kapuscinski, cuando le preguntaron cuál fue la entrevista más importante de
su vida, fue decir que no hace entrevistas, porque no sabe hacerlas, lo que él hace
es conversar con los otros para conseguir información. Lo que Kapuscinski
entendía por conversar es, como decía Malinowski cuando iba a las tribus
africanas, que cuando se va con el otro no se puede ir como entrevistador porque
éste sólo pregunta y esa es una actitud arrogante y dictatorial, como inquisitorial,
lo que inhibe a las personas para dar información. Malinowski entonces decía que
llegaba a una comunidad como cualquiera de ellos, convivir como ellos y cuando
ya no lo notaban ya la gente comenzaba a decirle la información que se requería
para hacer su conocimiento.
Kapuscinski decía que después de convivir con las personas y las comunidades, a
pesar de las incomodidades, después se traducía en la confianza de las personas
para conversar con él. Ahí ejercía la tolerancia activa, que es respetar la diferencia
y la valora (diferente a la tolerancia pasiva, que es respetar la diferencia y
soportarla).
En ese sentido es importante recalcar que para cualquier ética seria el ser humano
tiene que se un fin y no un medio. Por ello, a la gente hay que tratarla con respeto,
puesto que es un fin en sí y no puede ser mi instrumento para mostrar, ganarme
un premio, conseguir una chiva o mantener mi trabajo. Además, algunos diarios se
destacan por tener información sórdida sobre el ser humano y esa agenda es
irrespetuosa de la dignidad del ser humano, así como del lector.
2.3.8.
El buen periodista es independiente
Parámetros del buen periódico:
1. El suficiente grado de independencia.
7. Es buen periódico el que tiene agenda propia.
10. Buen diario es el que está atento a las buenas noticias.
Carlos Raymundo Roberts.
Mandamientos del buen periodista:
5. Ser independiente en su criterio
8. Resistir toda clase de presiones, incluidas las de la propia empresa”.
C. J. Cela
“Un periodista digno de ese nombre no recibe dinero de un servicio público
de empresas privadas”.
Sindicato Nacional de Periodistas de Francia
“La necesidad de ser independientes de los anunciantes para poder hacer
juicios sobre las noticias ha quedado bien establecida, así como la
necesidad de mirar las instituciones desde una instancia crítica”.
Jack Fuller
“Lo ideal es se lo más independiente posible, pero la vida está lejos de ser
ideal. El periodista se ve sometido a muchas y
distintas presiones. En general, la conquista de
cada pedacito de nuestra independencia exige una batalla”.
R. Kapuscinski
En casos como el de las pautas, se debe mantener la independencia, pero debe
haber profesionalismo en el medio para que su credibilidad lo haga necesario para
la publicidad, y no llegar al hecho tan común de que la publicidad sea necesaria
para el periódico.
En cuanto a la agenda propia, en los consejos de redacción se determinan los
temas porque los competidores también lo hacen. Por eso, la independencia en
las agendas es un parámetro para medir la calidad de un medio.
Por otro lado, en general, las oficinas de prensa institucionales se convierten en
oficinas de imagen, de relaciones de los jefes de departamentos o instituciones,
pero no en oficinas que informan a la gente sobre lo que necesitan. Para eso es
necesario trabajar en equipo para discutir las decisiones.
2.3.10.
El buen periodista mantiene intacto su capacidad de asombro
El decálogo aprobado en el VII Congreso de Prensa Latina, celebrado en La
Habana en 1928 y confirmado en México en 1942 y en Caracas en 1945,
previene contra la monotonía y la uniformidad como males mortales para el
periodista; contra ellos propone en el artículo siguiente: “transformarse de
modo constante… un periodista tiene que ser cada día más original que el
anterior”.
Credo del Buen Periodista de José Martí
1. Que no haya manifestación de la vida cuyos diarios accidentes no
sorprendan al diarista; eso es hacer un buen diario”.
“Esa capacidad de asombro va estrechamente ligada a la capacidad de
hacerse preguntas, que distingue al buen reportero y que es a la vez el
resultado de un fino sentido para descubrir lo nuevo y de una sabia y
humilde disposición para estar aprendiendo”.
Uno de los grandes peligroso de esta profesión es la rutina… uno corre el
riesgo de estancarse, de quedarse satisfecho… del periodismo es un acto de
creación”.
R. Kapuscinski
En las pirámides de Egipto los antropólogos descubrieron un faraón momificado.
Encontraron unas semillas y uno de los antropólogos la sembró y ésta brotó. La
semilla significa que los sueños son semillas que pueden durar siglos. Así mismo,
el periodista es ese “cuidador” de la semilla de la palabra que debe mantener la
verdad por los siglos, no la verdad en sentido dogmático, sino la verdad que una
sociedad determinada necesita.
Es importante mantener la semilla de la palabra porque aunque se ha concluido
que el lenguaje periodístico, tal como lo conciben los diarios, no es capaz de
reflejar la realidad en todos sus matices. En primer lugar porque ese lenguaje es
muy pobre, emplea en promedio mil palabras. Otra razón es que las frases del
periodismo tradicional se limitan a construcciones muy conservadoras; cosas que
se pueden escribir automáticamente, casi durmiendo. Tiene el valor de ser eficaz y
rápido, pero demasiado superficial y limitado.
En ese sentido dice Kapucinski: “He tenido que renunciar a la grabadora de una
vez para siempre. Es cierto que tengo en casa varios de esos artilugios pero
nunca los utilizo en conversaciones con las personas para no empañar el contacto
directo. Recoger materiales para mí significa llegar a la gente. Para lograrlo
siempre intento crear situaciones en las que mi presencia no se note y mis
interlocutores se muestren lo más naturales posible”.
El principal reto para un periodista está en lograr la excelencia en su calidad
profesional y su contenido ético. Cambiaron los medios de coleccionar información
y de averiguar, transmitir, y comunicar, pero el meollo de nuestra profesión sigue
siendo el mismo: la lucha y el esfuerzo por una buena calidad profesional y un alto
contenido ético.
El periodista tiene el mismo objetivo que siempre: informar. Hacer bien su trabajo
para que el lector pueda entender el mundo que lo rodea, para enterarlo, para
enseñarle, para educarlo.
Descargar