CATEGORÍAS GRAMATICALES 1. SUSTANTIVO O NOMBRE establecerse muchas clasificaciones:

advertisement
CATEGORÍAS GRAMATICALES
1. SUSTANTIVO O NOMBRE. Con él designamos a los seres o cosas de la realidad. Pueden
establecerse muchas clasificaciones:
- común (mesa) y propio (Córdoba)
- concreto (hombre) y abstracto (humanidad)
- contable (árbol) y no contable (vino)
- individual (soldado) y colectivo (ejército). Etc.
2. ARTÍCULO. Algunos autores lo llaman presentador. La moderna gramática designa al artículo
determinado como determinante artículo, y al indeterminado lo considera, con acertado criterio, como
un determinante indefinido. Sus tipos y formas:
- Determinado: el, la, lo (1), los, las.
- Indeterminado: un-a-os-as.
- Contracto: del (de+el), al (a+el).
(1) El artículo neutro lo va siempre seguido de un adjetivo calificativo que se convierte en sustantivo
neutro: lo bueno; lo verde; lo necesario….
3. PRONOMBRE. La característica fundamental de todo pronombre es que se usa siempre en lugar o
en sustitución de un nombre del que se ha hecho mención con anterioridad. Por tanto, nunca irá
seguido de sustantivos. Teniendo esto presente, desaparece la posibilidad de confundir algunas
formas de los pronombres demostrativos, posesivos, indefinidos y numerales con los
correspondientes adjetivos determinativos o determinantes; ya que muchas de sus formas son
comunes a ambos. Ej: Vi algunos hombres (determinante indefinido) / Vi algunos (pronombre
indefinido). Sus tipos y formas:
- Personales:
- Formas tónicas (pueden hacer de sujeto): de 1ª persona: yo, nosotros-as // de 2ª persona:
tú, vosotros-as, usted-es // de 3ª persona: él, ella, ellos-as, ello (neutro).
- Formas átonas (nunca pueden hacer de sujeto):
- de 1ª persona: mí, me, conmigo, nos
- de 2ª persona: ti, te, contigo, os
- de 3ª persona: le-es, la-as, lo-os, sí, se, consigo, lo (neutro) (1)
(1) El lo masculino sustituirá a nombres de persona o de cosa de género masculino; pero el lo neutro
sustituirá solo a los sustantivos cosa, asunto, acontecimiento…, nuca a nombres de persona.
- Relativos. Introducen siempre oraciones adjetivas o de relativo. Van en sustitución o haciendo
referencia a un sustantivo anterior que recibe el nombre de antecedente. Sus formas son: que, cual-es,
quien-es, cuyo-a-os-as, cuanto-a-os-as. Las formas en cursiva se usan también como interrogativos. El
relativo cuanto es poco usado. Resulta retórico y anticuado. Ej: Salgan todos los alumnos cuantos
hayan terminado el ejercicio.
- Posesivos. Indican la posesión del sustantivo sustituido. Sus formas:
1ª persona: mío-a-os-as / nuestro-a-os-as
2ª persona: tuyo-a-os-as / vuestro-a-os-as
3ª persona: suyo-a-os-as
- Indefinidos. Indican una cantidad imprecisa del sustantivo sustituido. Formas:
uno-a-os-as, alguno-a-os-as, ninguno-a-os-as, varios-as, cualquiera, otro-a-os-as, todo-a-os-as,
demás, nadie, nada, más, menos, algo, mucho-a-os-as, bastante-es, poco-a-os-as, demasiado-a1
os-as. Otras formas arcaicas o poco usadas: quienquiera-quienesquiera, cualesquiera, ambosas, entrambos-as.
Como veremos más adelante, las formas en cursiva (solo la del masculino singular) se usan también
como adverbios de cantidad. Ejs.: -¿Bebiste mucho vino? -Sí, mucho. (Pron. indefinido porque
sustituye a vino) / Me gusta mucho. (Adv. de cantidad porque modifica la acción del verbo gustar)
-Demostrativos. Indican distancia respecto al hablante. Formas:
este-a-os-as
ese-a-os-as
aquel-lla-llos-llas
esto, eso, aquello: estas tres formas neutras, invariables (no tienen plural), siempre son
pronombres; nunca se usarán como determinantes.
-Numerales: Tipos y formas:
- Cardinales (expresan cantidad exacta): uno-a, dos, tres, cuatro, cinco, seis, etc.
- Ordinales (expresan orden preciso): primero-a-os-as, segundo-a-os-as,... décimo primero,...
vigésimo primero,..trigésimo primero, ... etc.
- Partitivos o fraccionarios (indican partes de la unidad): un medio, un tercio, un cuarto... un
onceavo, un doceavo, un treceavo, etc.
Hasta el treinta, los cardinales se escriben en una sola palabra (diecinueve, veintiocho, etc.) A partir de
treinta, se escriben por separado (treinta y uno, cuarenta y ocho, etc.)
- Interrogativos: se usan los mismos pronombres relativos (menos cuyo) pero con tilde: qué, quiénes, cuál-les, cuánto-a-os-as. Ejs.: ¿Qué haces? / ¿Quién vendrá? / ¿Cuáles prefieres? / ¿Cuánta
bebiste?
- Exclamativos: se usan también los mismos pronombres relativos (menos cuyo y cual-es) pero con
tilde: qué, quién, cuánto-a-os-as. Ejs.: ¡Qué dices! / ¡Quién lo diría! / ¡Cuántos se perdieron!
4. ADJETIVO: Hay que distinguir dos tipos:
1. Calificativos. Califican al sustantivo, con el que conciertan en género y número, indicando alguna
propiedad, estado o cualidad del mismo. Pueden ir delante o detrás del nombre. Se pueden sustantivar
cuando llevan delante cualquier artículo o determinante. Ejs: viejo (el viejo), joven (la joven), blanco (el
blanco), azul (aquel azul), etc. Los participios de los verbos funcionan como adjetivos calificativos
(cansado, herido, acostado, encantado, etc.) salvo cuando van precedidos de los auxiliares ser (voz
pasiva), haber (tiermpos compuestos o perfectos) o de los dos a la vez. (soy amado; he amado; he sido
amado). También es verbo en las perífrasis: Tengo hechos los deberes.
2. Determinativos o determinantes. La moderna gramática incluye en esta categoría a los artículos.
Como su propio nombre indica, determinan al sustantivo. ¡Cuidado con no confundirlos con los
pronombres pues muchas de sus formas, como vamos a ver, son comunes! Se distinguen fácilmente
porque todos los determinantes van normalmente seguidos de un nombre. Hay, sin embargo, algunos
casos en los que pueden usarse detrás del sustantivo al que determinan. En estos casos el
determinante puede alterar su forma asemejándose a la del pronombre. Esto ocurre principalmente
con los siguientes determinantes:
- Posesivos: Este es mi libro / Este es el libro mío
- Demostrativos: Aquel libro / El libro aquel
- El indefinido cualquier: Cualquier hombre / Un hombre cualquiera
2
- Numerales ordinales: La primera alumna / La alumna primera
Los determinantes presentan casi la misma tipología que los pronombres, aunque muchos presentan
formas apocopadas por ir precediendo al sustantivo:
- Posesivos. Indican quién es el poseedor de lo designado por el sustantivo. Formas: mi-mis, nuestroa-os-as / tu-us, vuestro-a-os-as / su-sus (Nótese el apócope de las formas de un solo poseedor con
respecto a las correspondientes del pronombre posesivo: mío, tuyo, suyo).
- Indefinidos. Expresan una cantidad imprecisa de lo designado por el sustantivo. Formas: un-a-os-as,
algún-a-os-as, varios-as, cierto-a-os-as, otro-a-os-as, demás, cualquier-cualesquier. Los siguientes
determinantes indefinidos reciben un nombre especial:
- Cuantificadores: mucho-a-os-as, bastante-es, poco-a-os-as, demasiado-a-os-as, tanto-a-os-as,
menos, más.
- Totalizadores: todo-a-os-as, ningún-a-os-as
- Distributivos: sendos-as, ambos-as, entrambos-as, cada. Esta última forma puede usarse
también como determinante
exclamativo. Ej: ¡Le daba cada bofetada!
- Demostrativos o deícticos. Señalan la distancia, respecto al hablante, de la realidad designada por
el sustantivo. Sus formas coinciden con las del pronombre demostrativo, salvo las formas neutras
(esto-eso-aquello) que solo pueden ser pronombres. Se usan, además, como deícticos, las siguientes
formas: tal-tales, dicho-a-os-as.
- Numerales (cardinales, ordinales y partitivos). Sus formas coinciden con las del pronombre, salvo
en el primer número: un-a, primer-a-os-as.
- Interrogativos: las mismas formas qué, cuál-les, cuánto-a-os-as pero seguidas de sustantivo. Ejs.:
¿Qué dinero tienes? / ¿Cuáles libros prefieres? / ¿Cuánta cerveza bebiste?
- Exclamativos: también las formas qué, cuánto-a-os-as pero seguidas de sustantivo. Ejs.: ¡Qué
tonterías dices! / ¡Cuántos hombres se perdieron!
5. VERBO. Con él se expresa la acción o actividad de los seres. Sus accidentes gramaticales son: VOZ
(activa y pasiva), MODO (indicativo, subjuntivo, imperativo, infinitivo, gerundio y participio), TIEMPO
(presente, pasado y futuro), NÚMERO (singular y plural), PERSONA (primera, segunda y tercera).
Existen tres conjugaciones regulares:
-Verbos terminados en -ar (amar, regar, hablar,...)
-Verbos terminados en -er (comer, temer, distraer, ...)
-Verbos terminados en -ir (partir, sonreír, aplaudir,...)
MUY IMPORTANTE: Un mínimo dominio de la morfología supone saber de memoria los verbos ser,
haber (auxiliares) y cualquier verbo regular en activa y pasiva.
6. ADVERBIO. Es invariable, no tiene género ni número. Como su propio nombre indica, todos
acompañan al verbo modificando su acción. Ej.: Llueve mucho. Pero algunos, sobre todo los de
cantidad y los de modo terminados en –mente, pueden acompañar, además, a un adjetivo calificativo o
a otro adverbio. Ejs.: Esto es demasiado bueno. / Es muy pronto. / Es extraordinariamente bueno.
Reciben entonces el nombre de adverbios cuantificadores. Tipología y formas:
Advs. de cantidad: más, menos, mucho, bastante, poco, demasiado, tanto y algo (1).
Advs. de modo: bien, mal, así, casi, buenamente, etc. Todos los advs. de modo terminados en -mente
proceden de adjetivos calificativos a los que se ha añadido este sufijo: bueno > buenamente, fácil >
fácilmente, ágil > ágilmente, …
Advs. de tiempo: antes, después, pronto, tarde, hoy, mañana, ayer, luego, etc.
Advs. de lugar: aquí, allí, allá, delante, detrás, arriba, abajo, cerca, lejos, etc.
Advs. de duda: quizá (s), probablemente, etc.
3
Advs. de afirmación: sí, efectivamente, etc.
Advs. de negación: no, nunca, jamás.
Advs. de inclusión: también, incluso, además.
Advs. relativos: donde, como, cuando y cuanto. Estos adverbios introducen siempre oraciones
adjetivas o de relativo. Su función es, por tanto, la misma que la de los pronombres relativos. Ejs:
Donde (=en el que, en la que): Esa es la ciudad donde nací.
Como (=con el cual, con la cual): Ignoro la manera como salir de aquí.
Cuando (=en el que, en la que): Recuerdo el día cuando nos conocimos.
Cuanto (=lo que): Gasta cuanto gana.
Advs. interrogativos: son estas mismas cuatro formas (dónde, cómo, cuándo y cuánto), pero con tilde.
(Ver fotocopias 6 y 7)
Relacionadas con el adverbio, nos encontramos en nuestra lengua con construcciones que tienen una
clara función adverbial y podrán transformarse normalmente en un adverbio. Son las llamadas
locuciones adverbiales. Su tipología es casi inabarcable y difícil de clasificar:
- Loc. adv. de tiempo: de madrugada, de mañana, etc.
- Loc. adv. de lugar: por arriba, por debajo, por atrás, etc.
- Loc. adv. de modo: por las buenas, a tontas y a locas, etc.
- Loc. adv. de afirmación: por supuesto, en efecto, cómo no, etc.
- Loc. adv. de negación: de ninguna manera, en absoluto, etc.
---------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------(1) Estas ocho formas (más, menos, mucho, bastante, poco, demasiado, tanto y algo) pueden ser:
* Adverbios de cantidad (invariables) cuando acompañan al verbo: Estudia más.
* Adverbios cuantificadores (invariables) cuando van con el adjetivo calificativo o con otro adverbio:
Más bonito / Más temprano. En este caso, las formas mucho y tanto se apocopan en muy y tan. Ejs.:
Muy bonito (adjetivo) / Muy temprano (adverbio) / Tan bonito / Tan temprano.
* Determinantes indefinidos cuantificadores (variables de género y / o número, con excepciones)
cuando van con el sust.: Mucho-os-a-as vino-s-agua-s.
* Pronombres indefinidos (variables de género y / o número, con excepciones) cuando sustituyen al
sust.: Hay mucho-os-a-as.
----------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------7. PREPOSICIÓN. Es un nexo que une siempre elementos o palabras de una misma oración. Ejs: Tengo
una caja de música / El libro está sobre la mesa. Tipología y formas:
- Prep. propias: a, ante, bajo, con, contra, de, desde, en, entre, hacia, hasta, para, por, según, sin, sobre,
tras.
- Prep. impropias: durante, mediante, excepto, salvo.
- Locuciones prepositivas: por encima de, debajo de, por medio de, acerca de, etc.
8. CONJUNCIÓN. Es otro nexo pero que, a diferencia de la preposición, une normalmente dos
oraciones, aunque a veces también une palabras que tienen la misma categoría o función. Ejs:
Juan y Antonio estudian filosofía. / Tráeme cinco o seis.
Las conjunciones se clasifican en dos grandes grupos:
- Coordinantes. Unen oraciones coordinadas. Sus tipos y formas se verán en otro momento.
- Subordinantes. Unen la oración principal con la subordinada.
Hay también locuciones conjuntivas que cumplen idéntica función que la conjunción.
9. INTERJECCIÓN. La moderna gramática, con acertado criterio, no la considera como una categoría
morfológica con identidad propia porque, en realidad, las interjecciones son palabras que con el uso
han perdido su primitivo significado y han quedado con una función expresiva y extraoracional.
4
Ejs.:¡ah!, ¡ay!, ¡guay!, ¡hola!, ¡tate!, ¡huy!, ¡ojalá!... Algo parecido sucede con el vocativo: es un sustantivo
con función extraoracional conativa.
5
Descargar