Voces: PROCEDIMIENTO DE TUTELA LABORAL

advertisement
Voces: PROCEDIMIENTO DE TUTELA LABORAL - FUERO SINDICAL ORGANIZACIONES SINDICALES - PRÁCTICAS ANTISINDICALES - RECURSO DE
NULIDAD - RECHAZO DEL RECURSO
Partes: Robertson Claro c/ Sociedad Importadora Multimaq Limitada s/ Despido
vulneratorio - Recurso de nulidad
Tribunal: Corte de Apelaciones de San Miguel
Sala: Primera
Fecha: 12-mar-2014
Cita: ROL:406-13, MJJ37127
Producto: Laboral
La naturaleza jurídica de la indemnización por despido vulneratorio obedece a la
reparación de los perjuicios causados, en la especie con el despido antisindical, lo
cual obviamente incluye también el daño moral, con lo cual esta indemnización no
es una simple tarificación por antigüedad ya que permite al juez apreciar el daño
producido, especialmente el moral, consagrándose una tarifa abierta con un
mínimo y un tope.
Tribunal
o
Últimos
fallos del
tribunal
Materia
o
Últimos
sobre la
materia
Relacionados
o
Documentos
Relacionados
Doctrina:
1.- Se rechaza el recurso de nulidad, toda vez que no se advierte la existencia de
una infracción de ley que haya influido sustancialmente en lo dispositivo de la
sentencia, desde que el juez de la causa está facultado para fijar una indemnización
compensatoria que se le califica por el fallo en análisis como indemnización por daño
moral, pero en verdad corresponde a una indemnización compensatoria que incluye
dicho tipo de daño. En efecto al haberse condenado por daño moral y sin perjuicio
de su procedencia, lo concreto es que el juez está habilitado para fijar una
indemnización compensatoria con los topes indicados en la ley y considerando la
última remuneración del trabajador lo fijado por daño moral no ha excedido el
máximo
legal.
2.- El artículo 489 del Código del Trabajo ha establecido una indemnización especial
para el caso de despido vulneratorio de derechos fundamentales, que es adicional a
las indemnizaciones por término de contrato y que puede fijarse por el juez entre un
rango de seis a once remuneraciones del trabajador y que tiene como objetivo
justamente la reparación del daño extra patrimonial causado al afectado, daño que
cabe suponer por la incidencia que tiene en el ámbito moral del individuo la
vulneración de sus derechos fundamentales, y que el juez puede regular entre un
piso y un tope con un margen de apreciación importante para evaluar los daños.
3.- Respecto a la naturaleza de la indemnización adicional que se encuentra inserta
dentro del procedimiento de tutela de derechos fundamentales, se ha señalado por
la doctrina que la naturaleza de esta indemnización adicional es más cercana a una
real evaluación de los perjuicios ya que el juez puede determinar su monto dentro
de los topes que establece la ley. En consecuencia, su naturaleza jurídica obedece a
la reparación de los perjuicios causados con el despido antisindical, lo cual
obviamente incluye también el daño moral, con lo cual esta indemnización no es una
simple tarificación por antigüedad, ya que permite al juez apreciar el daño
producido, especialmente el moral, consagrándose una tarifa abierta con un mínimo
y un tope.
Fallo:
San Miguel a doce días del mes de Marzo del año dos mil catorce.
VISTOS
Y
OIDOS
LOS
INTERVINIENTES
En estos antecedentes RUC 1340023817-5 e interno del tribunal T-31-2013 del
Juzgado de Letras del Trabajo de San Bernardo, se registra la sentencia definitiva de
fecha 10 de Octubre del año 2013, dictada por don Sebastián Bueno Santibáñez,
mediante la cual se acoge la denuncia de tutela laboral, ordena la reincorporación
del denunciante y condena a la denunciada al pago de $ 20.000.000 por concepto de
daño
moral,
con
costas.
Contra el aludido fallo el abogado don Jaime Varela Charme en representación de la
denunciada dedujo recurso de nulidad, invocando como causal principal la contenida
en el artículo 477 del Código Laboral. En subsidio de la anterior invoca la
contemplada en la letra c) del artículo 478 del ya señalado cuerpo de leyes.
Solicita de esta Corte por ambos capítulos de impugnación la nulidad de la sentencia
y la dictación de la correspondiente de reemplazo, declarando para la primera de las
nombradas la caducidad de la acción o que el inciso final del artículo 161 se aplica
solo a los trabajadores que gozan de licencia médica al momento de término de la
relación laboral, y que no procede la condena por daño moral y costas, y por la
segunda que se califique jurídicamente de manera correcta las conclusiones fácticas
de
la
sentencia.
El recurso se declaró admisible por resolución de la Sala Tramitadora de fecha 12 de
Noviembre del año 2013. En la audiencia respectiva intervinieron por la parte
recurrente y denunciada la abogado doña Gisselle Rubio y por el actor el profesional
don
Patricio
Jiménez.
Considerando
1º) Que el recurso se fundamenta en primer término en la causal genérica de
invalidación del artículo 477 del Código del Trabajo, esto es, por haber sido
pronunciada la sentencia con infracción sustancial de derechos o garantías
constitucionales o con infracción de ley que hubieses influido sustancialmente en lo
dispositivo del fallo. Para este efecto el recurrente considera infringidos los artículos
486, 161 inciso final, 495 N° 3 y 432 del Código del Trabajo y 144 del Código de
Procedimiento
Civil;
2°) Que la parte recurrida apersonada en estrado abogó por el rechazo del recurso
con costas, invocando que no existe caducidad de la acción, en la medida que el
termino para denunciar se debe contar desde la última infracción, que las licencia
médicas se otorgan por días completos y que es plenamente procedente la condena
por daño moral, por cuanto la norma del artículo 495 N° 3 no hace distinción alguna;
3°) Que haciéndose cargo del primer capítulo de impugnación que refiere el recurso
en forma principal y que dice relación con la infracción al artículo 486 del Código del
Trabajo, ello se hace sobre la base que la sentencia no declaró la caducidad de la
acción en circunstancia que debió haberlo hecho, por cuanto el despido del
trabajador por necesidades de la empresa se verificó el 19 de Noviembre del año
2012, siendo esta fecha a juicio del recurrente la que produce la infracción de los
derechos cuya tutela se solicita y la demanda se presenta el 26 de junio del año
2013, es decir, más de 180 después, vulnerándose, en consecuencia, el inciso final
del artículo 486 del Código Laboral que establece que la denuncia se debe presentar
dentro
de
60
días
a
contar
del
hecho
vulneratorio;
4°) Que la infracción de ley antes referida deberá ser rechazada, en la medida que
establecido se encuentra que el plazo de sesenta días se debe contar a partir de la
última infracción de derechos que se denuncia, y esta se produce al momento que el
empleador rechaza la última licencia médica otorgada con fecha 03 de Junio del año
dos mil trece, hecho que se encuentra determinado en la sentencia en su motivación
décimo
cuarta;
5°) Que en lo que respecta a la infracción al artículo 161 inciso final del Código
Laboral el recurrente señala que esta norma no debió aplicarse en la especie, por
cuanto el trabajador al momento de otorgarse la licencia el día 19 de Noviembre del
año 2012 a las 20:00 horas había cesado ya en sus funciones, en la medida que se
le envió carta certificada comunicándole el despido por necesidades de la empresa
con esa misma fecha la que se ingresó en Correos a las 18:48 horas, es decir antes
que
se
extendiera
el
reposo
médico;
6°) Que el capítulo de nulidad antes referido también será desestimado
considerando que la licencia médica se otorgó a contar del día 19 de noviembre del
año 2012, y se trata de días enteros, y en consecuencia, ésta ha empezado a regir a
contar de las 00:00 horas del día antes referido, con lo cual no es posible
jurídicamente que se produzca la diferencia de horas en que se asila esta infracción,
considerando además, que es un hecho indiscutido que el accidente que provoca las
lesiones del actor se produce el día 19 de Junio en la mañana;
7º) Que haciéndose cargo de la infracción que se denuncia respecto del artículo 495
Nº 3 del Código del Trabajo se señala la improcedencia de la indemnización por
daño moral, toda vez que las indemnizaciones que se contienen en el artículo 489
del referido cuerpo de leyes solo dicen relación con la sustitutiva del aviso previo y
por años de servicio, habiéndolo así entendido la jurisprudencia, en consecuencia, el
recurrente sostiene que la alusión que el artículo 495 Nº 3 hace en orden a las "
indemnizaciones
que
procedan"
no
incluye
el
daño
moral;
8º) Que cabe advertir que el artículo 489 del Código del Trabajo ha establecido una
indemnización especial para el caso de despido vulneratorio de derechos
fundamentales, que es adicional a las indemnizaciones por término de contrato y
que puede fijarse por el juez entre un rango de seis a once remuneraciones del
trabajador y que tiene como objetivo justamente la reparación del daño extra
patrimonial causado al afectado, daño que cabe suponer por la incidencia que tiene
en el ámbito moral del individuo la vulneración de sus derechos fundamentales, y
que el juez puede regular entre un piso y un tope con un margen de apreciación
importante
para
evaluar
los
daños;
9º) Que respecto a la naturaleza de la indemnización adicional que se encuentra
inserta dentro del procedimiento de tutela de derechos fundamentales, se ha
señalado por la doctrina que "La naturaleza de esta indemnización adicional es más
cercana a una real evaluación de los perjuicios ya que el juez puede determinar su
monto dentro de los topes que establece la ley". En consecuencia, su naturaleza
jurídica obedece a la reparación de los perjuicios causados con el despido
antisindical, lo cual obviamente incluye también el daño moral, con lo cual esta
indemnización no es una simple tarificación por antigüedad, ya que permite al juez
apreciar el daño producido, especialmente el moral, consagrándose una tarifa
abierta
con
un
mínimo
y
un
tope;
10º) Que conforme con lo antes razonado, al haberse condenado por daño moral y
sin perjuicio de su procedencia, lo concreto es que el juez está habilitado para fijar
una indemnización compensatoria con los topes antes referidos y considerando la
última remuneración del trabajador que ascendía a $ 2.053.554 según Acta de
Comparendo ante la Inspección del Trabajo, lo fijado por daño moral no ha excedido
el
máximo
legal;
11º) Que en consecuencia, no se advierte la existencia de una infracción de ley que
haya influido sustancialmente en lo dispositivo de la sentencia, en la medida como
ya se ha indicado, el juez de la causa está facultado para fijar una indemnización
compensatoria que se le califica por el fallo en análisis como indemnización por daño
moral, pero en verdad corresponde a una indemnización compensatoria que incluye
dicho tipo de daño, con lo cual este capítulo de impugnación será rechazado;
12º) Que tampoco ha existido infracción a los artículos 432 del Código del Trabajo y
144 del Código de Procedimiento Civil, por cuanto sin perjuicio que la condena en
costas se indica en la sentencia, no forma parte de esta y no puede ser impugnada
mediante un recurso de nulidad al no tener ello influencia sustancial en lo dispositivo
del
fallo
13º) Que en cuanto a la causal subsidiaria de la letra c) del artículo 478 del Estatuto
Laboral, esta se hace consistir en que habiendo la sentencia declarado que
jurídicamente la relación laboral continua vigente, ordenando la reincorporación del
trabajador y el pago del daño moral ello es errado, debiendo en su lugar haberse
declarado la suspensión de los efectos del acto del despido hasta el término del
reposo por licencia médica, pudiendo declararse injustificado el despido pero jamás
la nulidad del acto y la reincorporación del trabajador. Se sostiene que la ley solo
contempla como sanción la nulidad de un acto y la reincorporación en la hipótesis de
los trabajadores sujetos a fuero laboral no pudiendo esta sanción extenderse a casos
no
previstos
en
la
norma;
14º) Que el capítulo de impugnación antes referido no podrá ser admitido
considerando que el fallo lo que ha hecho es establecer la vulneración de la garantía
a la integridad física y psíquica del trabajador y dentro de sus facultades, en especial
aquella contenida en el inciso antepenúltimo del artículo 495 del Estatuto Laboral,
está dirigida a velar para que la situación se retrotraiga al estado inmediatamente
anterior a producirse la vulneración denunciada. Dentro de este contexto no se
advierte de qué manera se puede alterar jurídicamente una situación de hecho que
tiene las tipificaciones técnicas que la califican en el sentido que el fallo lo indica,
sobre todo si se considera que el propio recurrente señala en su libelo que la licencia
se encuentra legalmente otorgada y tramitada y ha tenido solo el efecto de
suspender la relación laboral, no existiendo algún tipo de analogía entre una acción
por despido injustificado y la acción de tutela de derechos fundamentales, en la
medida que esta última está dirigida a proteger los derechos esenciales en la
relación laboral y las acciones por despido o cobro de prestaciones se refieren a
situaciones meramente de carácter monetario, lo que ha llevado al legislador a
otórgales
estructuras
y
fines
diferentes
en
el
Estatuto
Laboral;
Por estas consideraciones y de conformidad con lo dispuesto por los artículos 477,
478 y 482 del Código del Trabajo, SE RECHAZA con costas el recurso de nulidad
deducido por el abogado don Jaime Varela Charme en contra de la sentencia de
fecha
10
de
Octubre
del
año
dos
mil
trece.
Regístrese,
Redactó
Rol
notifíquese
Manuel
N°
Hazbún
406
y
Comandari,
-
2013
comuníquese.
Abogado
REF
Integrante.
LAB
Pronunciada por la Primera Sala de la Corte de Apelaciones de an Miguel, presidida
por la Ministro señora María Teresa Letelier Ramírez e integrada por la Fiscal Judicial
señora Cecilia Venegas Vásquez y el Abogado Integrante señor Manuel Hazbún
Comandari
En San Miguel, a doce de marzo de dos mil catorce, notifiqué por el estado diario la
resolución precedente.
Descargar