advertisement
AUDITORIA AMBIENTAL Y EVALUACIONES AMBIENTALES DE LAS
OPERACIONES DE MINERA YANACOCHA EN CAJAMARCA – PERÚ
CONTRATO C-03-015
REPORTE DE AUDITORÍA Y EVALUACIÓN AMBIENTAL No. 1.2.2
TAREA: 1. PRACTICAS DE MANEJO
AGUAS DE PROCESO
ELEMENTO: 1.2
Página 1 de 4
MANEJO DE LIXIVIACIÓN EN
PILAS
1.2.2 Sistema de detección y
control de fugas
DESCRIPCIÓN DEL ELEMENTO:
Para controlar las fugas de aguas de proceso, se realiza lo siguiente:
1) Impermeabilización de la cancha de lixiviación
2) Cerramiento de la pila de lixiviación con bermas revestidas para contener los fluidos de lixiviación y salida
del mineral
3) Construcción de canales de derivación alrededor del perímetro de la pila de lixiviación, para evitar que las
aguas superficiales del contorno entren
Las filtraciones dentro del subsuelo se detectan mediante análisis de calidad de las aguas en los siguientes
sitios:
1)
2)
3)
4)
Subdrenajes
Pozos de monitoreo
Sensores del sistema de colección y recuperación de solución rica (LCRS), y
Mediciones semestrales de la calidad del agua de las corrientes que llevan la escorrentía de las cuencas
donde están las pilas de lixiviación.
Los subdrenajes se construyen para cubrir toda la base de la cancha de lixiviación. Están ubicados en áreas
específicas debajo de ésta para interceptar aguas subterráneas naturales a medida que salen en la base de
la misma. Llevan el agua subterránea captada en los cimientos de las pilas, a sumideros dispuestos al pié
de la cancha de lixiviación. De estos sumideros, la solución puede ser incorporada en el circuito de aguas
de proceso, si no cumple con los estándares de calidad del agua (se bombea el agua a la poza de eventos
menores), o ser descargada al medio ambiente si cumple los estándares.
Los pozos de monitoreo se localizan aguas arriba y aguas abajo, en los drenajes superficiales donde están
construidas las canchas de lixiviación. Para Carachugo, están en el valle de la Q. Pampa Larga; para Maqui
Maqui, en el valle de la Q. Arnacocha; para Yanacocha, en los valles de las Q. La Vieja y Yanacocha; y
para La Quinua, en un afluente de la quebrada Shillamayo.
Los pozos de monitoreo son los siguientes:
Pila de lixiviación.
Carachugo
Pozo de Monitoreo No.
YMW 1
YMW 4
Maqui Maqui
MMOW 1
MMOW 2
MMOW 4
MMOWD 1
Yanacocha
CYMW
CYMW
CYMW
CYMW
La Quinua
1
2
3
5
LQMW 8
Profundidad (m)
6,20
15,00
11,00
13,00
8,00
43,00
16,00
25,15
Localización
Aguas arriba.
Aguas abajo.
Aguas abajo al E.
Aguas abajo al W.
Aguas arriba.
Aguas abajo.
Aguas arriba.
Aguas arriba.
Aguas abajo
Aguas Abajo.
Aguas abajo.
.
AUDITORIA AMBIENTAL Y EVALUACIONES AMBIENTALES DE LAS
OPERACIONES DE MINERA YANACOCHA EN CAJAMARCA – PERÚ
CONTRATO C-03-015
REPORTE DE AUDITORÍA Y EVALUACIÓN AMBIENTAL No. 1.2.2
Página 2 de 4
Todos los pozos de monitoreo están provistos de una manguera de 5/8" de diámetro, de longitud variable
según la profundidad del pozo y con una válvula en el extremo inferior, para realizar la toma de muestras
cada trimestre. Antes de tomar la muestra, se extrae el agua almacenada dentro de la manguera y se deja
entrar nueva agua proveniente de las capas permeables. Al agua colectada se le hace análisis físicoquímico completo, incluyendo la determinación de cianuro y mercurio y se compara con la calidad del agua
subterránea de línea base, determinada para cada frente de explotación, y con el agua de los pozos
localizados aguas arriba.
La presencia de cianuro en el agua subterránea se prevé someterla a atenuación, degradación y dilución
utilizando métodos físicos, químicos y bióticos. Si hubiere una ruptura de la geomembrana integrante de la
capa impermeabilizada, instalada en los cimientos de las canchas de lixiviación, el procedimiento previsto
es el siguiente.
1)
2)
3)
4)
5)
Localización y aislamiento de la filtración
Interrupción del proceso de lixiviación
Reparación del sistema de revestimiento de la cancha de lixiviación
Monitoreo continuo de los pozos
Recolección y tratamiento de las aguas subterráneas contaminadas
La reparación del revestimiento de la cancha de lixiviación puede no ser factible si está carga con mineral. Si
los sistema de monitoreo de aguas subterráneas (pozos de monitoreo y drenajes subterráneos de la cancha)
detectan un eventual problema de contaminación, se prevé recolectar las aguas subterráneas interceptando
el flujo de los drenajes subterráneos mediante la instalación de pozos de bombeo adicionales construidos
para interceptar la pluma de contaminación.
EVALUACIÓN AMBIENTAL DEL ELEMENTO:
Análisis:
Los subdrenajes deben conducir, únicamente, agua subterránea que aflora como manantiales, nacimientos o
infiltraciones en la base o cimientos de la pila de lixiviación. La presencia en esta agua de elementos
extraños al contenido natural del agua subterránea de línea base, posiblemente indicará una infiltración a
través de la capa impermeabilizada de los cimientos de la pila de lixiviación.
En los pozos de monitoreo, la presencia de drenaje ácido (ARD), cianuro u otros elementos extraños,
indicará que posiblemente hay una avería en el sistema de impermeabilización de la base de la pila, y que
la solución inició su recorrido hacia el subsuelo, inicialmente a través de la zona no saturada del acuífero
libre o semiconfinado.
La presencia de contaminantes en la zona no saturada, sin embargo, no necesariamente indica que hay
riesgo inminente de contaminación de los acuíferos aislados, libres o semiconfinados, presentes en el
subsuelo de las pilas de lixiviación. La contaminación de los acuíferos existentes se iniciaría después que el
contaminante haya pasado la zona no saturada de los acuíferos libres, aislados o semiconfinados. El
espesor de la zona no saturada ha sido estimado parcialmente y de manera muy general, así:
Pila de lixiviación
Espesor aproximado de la zona no saturada del acuífero
libre o semiconfinado , m
Carachugo
8,17 a 9,65 m - Sep. 1997
4,90 a 9,54 m - Dic. 1997
1,50 a 8,00 m - Ago y Sep. 1994.
0,80 a 31,60 m - May. 1996.
3,80 en el pozo LQMW 8 - Mar. 2003.
Maqui Maqui
Cerro Yanacocha
La Quinua
AUDITORIA AMBIENTAL Y EVALUACIONES AMBIENTALES DE LAS
OPERACIONES DE MINERA YANACOCHA EN CAJAMARCA – PERÚ
CONTRATO C-03-015
REPORTE DE AUDITORÍA Y EVALUACIÓN AMBIENTAL No. 1.2.2
Página 3 de 4
La zona no saturada puede jugar un papel importante al demorar la llegada de contaminantes hasta el nivel
freático y por lo tanto reducir la vulnerabilidad de los acuíferos a la contaminación. Esta zona no saturada
también adsorbe, absorbe y dispersa los contaminantes, por procesos físicos, químicos y biológicos.
Debajo de la zona no saturada, está la zona saturada donde los poros están llenos de agua y donde tiene
lugar la solución, dilución y dispersión hidrodinámica de los contaminantes que alcancen a llegar a ella.
Estos procesos de atenuación tienen relación con las características hidráulicas de los acuíferos, que no se
conocen para cada acuífero, y con las capacidades específicas de los pozos que no se conocen.
Específicamente, tienen relación con el coeficiente de almacenamiento (desconocido) y con la trasmisividad,
que se conoce parcialmente. La transmisividad para Yanacocha puede variar de 5 a 110 m 2/día; para La
Quinua, de 130 a 220 m2/día.
El sistema de sensores de LCRS sirve para proporcionar una alerta temprana ante potenciales filtraciones
de contaminantes. Si la solución contaminante es detectada por los LCRS, dicha solución puede ser
bombeada inmediatamente por el sistema de recuperación a la poza de eventos menores, mientras se
repara la fuente de filtración.
Cada seis meses se miden los caudales de las corrientes de la zona de influencia de las pilas de lixiviación,
y se toman muestras para análisis físico-químicos completos que se comparan con los de línea base y
sirven para detectar posibles contaminaciones.
La localización y aislamiento de la filtración son fundamentales para iniciar la reparación de la geomembrana
y de la capa impermeable de la cancha de lixiviación. Sin embargo, puede ser impráctica y muy demorada
la reparación, teniendo en cuenta que el área de la pila puede ser mayor de 200 ha y su altura mayor de
100 m. La interrupción del proceso de lixiviación sería necesaria. En la pila, cada banco de 10 m de altura
se riega con goteros que proporcionan 10 litros/m 2/hora de cianuro, con una concentración de 50 mg/l,
durante unos 60 días. La interrupción, dependiendo del área y altura de la pila, demoraría en parar el
impacto ambiental causado a las aguas del subsuelo y subterráneas.
Para que contamine las aguas subterráneas, la solución contaminante tiene que atravesar la zona no
saturada correspondiente y actuar en la zona saturada. El monitoreo de la calidad del agua en los pozos
respectivos se puede realizar sin dificultad, durante el proceso de lixiviación y durante el periodo de
reparación.
La recolección, para el posterior tratamiento, de las aguas subterráneas contaminadas, tendría que hacerse
perforando pozos de bombeo y operándolos continuamente, buscando reducir al mínimo posible tanto las
descargas naturales del acuífero como la difusión y dispersión de la solución contaminante aguas abajo en
la cuenca afectada.
Fortalezas:
1) Los subdrenajes, pozos de monitoreo y sensores LCRS sirven para detectar eventuales filtraciones de
solución cianurada.
2) La zona no saturada puede jugar el papel de retardar la llegada de contaminantes hasta el nivel freático,
y puede adsorber y dispersar los mismos.
3) La zona saturada, con altas transmisividades en Yanacocha y La Quinua, puede atenuar la
contaminación por solución, dilución y dispersión.
Debilidades:
1) La localización de la mina en una cima montañosa que es nacimiento de varios ríos.
AUDITORIA AMBIENTAL Y EVALUACIONES AMBIENTALES DE LAS
OPERACIONES DE MINERA YANACOCHA EN CAJAMARCA – PERÚ
CONTRATO C-03-015
REPORTE DE AUDITORÍA Y EVALUACIÓN AMBIENTAL No. 1.2.2
Página 4 de 4
2) Es insuficiente la información hidrogeológica del área de influencia. No se conocen las características ni
espesores de la zona no saturada en los diferentes frentes de explotación. La hidrogeología regional no
se ha estudiado. No se conocen los límites de los sistemas acuíferos, ni la geometría de los sistemas
acuíferos, ni las constantes hidráulicas de los acuíferos, ni la recarga y descarga de los mismos.
3) No existe un documento actualizado que compendie el inventario de pozos de producción, piezómetros,
pozos de monitoreo existentes y pozos abandonados. MYSRL, como parte de los comentarios al Informe
Preliminar de Auditoría y Evaluación Ambiental, informó que si existe este inventario; no obstante, no fue
puesto a disposición de INGETEC S.A. a pesar de haberse solicitado oportunamente.
RECOMENDACIONES:
1) Determinar en forma suficientemente precisa la hidrogeología de la zona minera y de las áreas de
influencia de cada una de las canchas de lixiviación y de las áreas donde se ubican los demás
componentes del sistema de aguas de proceso. Es necesario integrar toda la información disponible y, si
es del caso, complementarla para tener un entendimiento claro de la hidrogeología regional y tener
bases suficientes para analizar la dinámica y consecuencias de posibles accidentes relacionados con
filtraciones de aguas de proceso en el subsuelo.
2) Realizar análisis de riesgos relacionados con fugas hacia el subsuelo o la superficie de aguas de
proceso.
3) Analizar mediante modelos hidrogeológicos construidos a partir de la información anterior, los tiempos de
respuesta, los efectos de infiltración y la efectividad de alternativas de descontaminación del recurso
hídrico subterráneo, en caso de que se presenten fugas en las canchas de lixiviación, las pozas y otros
sitios del sistema de manejo de aguas de proceso. Actualizar este análisis a medida que avanzan las
diferentes etapas de la mina.
4) Establecer un sistema efectivo de detección de fugas a través del sistema de impermeabilización de las
canchas (el sistema de subdrenaje no necesariamente es efectivo para ello, puesto que la detección de
fugas no está dentro de sus objetivos de diseño)
5) Realizar el monitoreo de la calidad del agua de los pozos de monitoreo, cada semana en lugar de cada
tres meses.
6) Preparar y mantener un informe completo y actualizado, basado en los registros de calidad de agua
procedente de los sub-drenajes y los pozos de monitoreo, sobre el comportamiento del sistema de
impermeabilización de cada cancha.
7) Diseñar el plan de contingencia para la atención de emergencias relacionadas con fugas de aguas de
proceso.
8) Realizar análisis de riesgos relacionados con fugas de aguas de proceso y diseñar y dar a conocer los
planes de contingencia para atender accidentes.
Descargar