Regulación de la presión arterial en el ser humano
Tania Trujillo
Conceptos generales
La presión arterial es la presión que ejerce la sangre sobre la superficie
interna de las arterias. Se puede hablar de presión arterial máxima o sistólica y una
mínima o diastólica. La presión sistólica se refiere al efecto de presión que ejerce la
sangre eyectada del corazón sobre la pared de los vasos. La presión diastólica es la
mínima presión de la sangre contra las arterias y ocurre durante la diástole. La
diferencia entre valor de ambas presiones se denomina presión diferencial y determina
la amplitud del pulso.
La presión arterial ejerce una fuerza de distensión que empuja la pared del
vaso hacia fuera, y es contrarrestada por una fuerza de contención que corresponde a
la tensión de la pared del vaso. Cuando estas fuerzas, distensión y contención, se
equilibran,
el
radio
del
vaso
considerado
permanece
constante.
La presión arterial, la tensión y el radio, se relacionan entre sí en la ecuación de
Laplace: P = T/R
Hay varios factores determinantes de la presión arterial. La presión arterial, se
determina por el volumen de sangre expulsada por el corazón por minuto y la
resistencia periférica. Cada uno de estos dos factores tiene sus propios mecanismos
de regulación que, en su conjunto, determinan la presión arterial.
El volumen de sangre por minuto, también llamado gasto cardiaco, está
regulado por el volumen sistólico y la frecuencia cardiaca. El volumen sistólico, es
decir el volumen de sangre expulsada por cada latido está regulado por la precarga,
contractilidad y postcarga. Estos tres mecanismos dependen a su vez del retorno
venoso. La frecuencia cardiaca es la frecuencia de latidos por minuto y está regulada
por la estimulación del sistema nervioso autónomo simpático y parasimpático.
La resistencia periférica es la dificultad al avance del flujo sanguíneo que
presenta todo el circuito sistémico, y depende de la viscosidad de la sangre, la longitud
y el radio del vaso. La resistencia periférica aumenta si aumenta la viscosidad de la
sangre; ante un aumento de la longitud del vaso; y ante una disminución del radio del
vaso.
Regulación de la presión arterial
1.- Regulación nerviosa
Se trata de una regulación de respuesta rápida y de corta duración. Es la
regulación sobre la presión arterial hacha por el sistema nervioso autónomo. Va a
depender en mayor medida del SNA simpático, que es el responsable de mantener el
tono vasomotor. A mayor cantidad de impulsos simpáticos, mayor es la
vasoconstricción.
La regulación nerviosa de la presión arterial esta mediado por un centro
localizado en el bulbo raquídeo: este es el centro vasomotor. Cuando se estimula
aumentan los impulsos simpáticos y disminuyen los parasimpáticos.
La activación simpática hace que aumente la frecuencia cardiaca, provoca
vasoconstricción arteriolar y venosa y con ello aumenta la presión arterial. El
hipotálamo desempeña aquí una importante función, ya que puede tanto excitar como
inhibir al centro vasomotor. Para la regulación son imprescindibles unos receptores
que miden la presión arterial. Estos son los barorreceptores. Al aumentar la presión
arterial estos receptores mandan un potencial de acción al centro vasomotor,
inhibiéndolo (disminuyen los impulsos simpáticos) y consiguiendo así que disminuya la
presión arterial. Por el contrario, si la presión arterial disminuye habrá una estimulación
simpática y aumentara la presión arterial.
Otra forma que tiene el centro vasomotor de conocer la presión arterial es por
el flujo de sangre que hay en el mismo. Si hay isquemia (disminución del riego
sanguíneo) en el centro vasomotor, este se activa para aumentar la presión arterial.
La sustancia secretada en las terminaciones de los nervios vasoconstrictores
es la noradrenalina, esta actúa directamente sobre el músculo liso de los vasos
provocando la vasoconstricción. Por el contrario, en los nervios vasodilatadores se
secreta acetilcolina sobre el musculo liso de los vasos.
2.- Regulación por quimiorreceptores
En las bifurcaciones de las carótidas y a lo largo del arco de la aorta existen
unas estructuras llamadas cuerpos carótidos y cuerpos aórticos respectivamente.
Estas estructuras contienen quimiorreceptores sensibles a la falta de oxigeno. Cuando
las concentraciones de oxigeno son demasiado bajas, estos quimiorreceptores
mandan una señal que activa el centro vasomotor, elevando así la presión arterial.
3.- Regulación por el sistema capilar
Este tipo de regulación actúa cuando hay una alteración en el volumen
sanguíneo en los capilares.
Si aumenta la presión arterial (aumenta el volumen de sangre en los capilares),
habrá una distensión en estos capilares y por lo tanto habrá una mayor pérdida de
liquido en los capilares. Esto hace que disminuya el volumen sanguíneo, y por lo tanto,
la presión arterial.
Si disminuye la presión arterial, disminuye el volumen de sangre, por lo que
habrá menor filtración en los capilares y con ello aumentará el volumen del líquido
sanguíneo, lo que significa que la presión arterial aumentará.
4.- Regulación renal
Los riñones controlan el volumen de líquido en el cuerpo: El líquido eliminado
por los riñones es el que rige en gran parte el nivel de la presión arterial.
A mayor presión arterial, mayor es el volumen de sangre que llega a los
capilares de las nefronas y por lo tanto hay mayor filtración renal. Al haber mayor
filtración el volumen de sangre disminuye, por lo que la presión arterial también
disminuye. Hay que tener en cuenta que en estos capilares se da mayor filtración que
en los capilares del resto del cuerpo. Del mismo modo, si la presión arterial cae
demasiado, el volumen de líquido extracelular sigue aumentando hasta que la presión
arterial se normaliza.
Las personas con la función renal deteriorada suelen tener hipertensión ya que
al no haber una buena absorción en el riñón el liquido en los vasos sanguíneos
aumenta y con ello la presión arterial. La presión arterial alta puede a su vez dañar los
vasos sanguíneos de los riñones empeorando la absorción en los mismos.
5.- Regulación hormonal
Existen diversas sustancias que regulan la presión arterial. Algunas de las más
importantes son:
Aldosterona
Es sintetizada en la corteza adrenal, y liberada en respuesta a la disminución
de la presión arterial. La aldosterona actúa sobre el riñón provocando un aumento en
la reabsorción de sodio, por lo que disminuye la excreción de agua. No se pierde
líquido en el riñón, lo que tiene como consecuencia un aumento del líquido sanguíneo
y con ello un incremento en la presión arterial.
Adrenalina y noradrenalina
Son secretadas por la glándula suprarrenal ante la estimulación del SNA
simpático ante una situación de peligro. Actúan sobre todos los vasos.
La noradrenalina tiene efectos vasoconstrictores en la mayoría de los vasos. Al
ser menor el radio de los vasos, la presión arterial aumenta.
La adrenalina tiene dos tipos de receptores: los alpha y los beta y sobre cada
uno tiene efectos diferentes: sobre los receptores alpha produce vasoconstricción, y
sobre los receptores beta produce vasodilatación, aumento de los latidos/minuto del
corazón y aumento de la fuerza de contracción del miocardio. Es por ello que la
adrenalina tiene efectos vasoconstrictores en todos los vasos (receptor alpha), excepto
en los del músculo cardiaco y esquelético (ya que se une a un receptor beta), donde
produce vasodilatación.
De esta manera se consigue ante una situación de peligro aumentar el gasto
cardiaco para que el tejido muscular tenga mayor aporte de oxigeno y nutrientes, y que
la sangre se dirija hacia los tejidos más útiles en caso de huida o pelea (tejido
muscular), y no hacia tejidos que en caso de peligro tienen menor utilidad, como por
ejemplo el aparato digestivo.
Renina y angiotensina
La disminución de la presión arterial es detectada por unas células del riñón,
que ante la disminución del flujo sanguíneo producen y liberan renina a la sangre. Esta
renina es la responsable de que una proteína plasmática (el angiotensinógeno) pase a
angiotensina I. Ésta, por acción de la enzima convertidora de angiotensina (ECA),
pasa a angiotensina II, un potente vasoconstrictor. La angiotensina II tiene otros
efectos: sobre los riñones es responsable de que disminuya la excreción de sales y
agua haciendo así que aumente la presión arterial. Además, estimula la secreción de
vasopresina (ADH) y de aldosterona.
Vasopresina (ADH – hormona antidiurética)
La vasopresina es producida por el hipotálamo y secretada por la hipófisis. Es
vasoconstrictora en arteriolas. Actúa a través de la activación de dos receptores
llamados V1 y V2. La estimulación de los receptores V1 produce la contracción de la
musculatura lisa. Los receptores V2 son los responsables de las acciones renales de
la vasopresina: produce un aumento de la permeabilidad al agua del túbulo colector,
por lo que se reabsorbe más agua en los riñones y aumenta la presión arterial.
Histamina
La histamina es segregada por los mastocitos y es responsable de gran parte
de los procesos de alergia. Si es liberada en dosis altas (por ejemplo en anafilaxia)
causa vasodilatación (mediada por receptores H2 en mayor medida), aumenta la
permeabilidad de los vasos, saliendo mayor cantidad de plasma de los mismos por lo
que disminuye el volumen sanguíneo y con ello la presión arterial.
Oxido nítrico
El óxido nítrico produce vasodilatación, lo que hace que disminuya la presión
arterial.
Bradiquinina
La bradiquinina es un pequeño péptido que actúa como un vasodilatador muy
potente, que además aumenta la permeabilidad de los vasos, haciendo por tanto que
disminuya la presión arterial. Además, estimula la producción de oxido nítrico.
Actualmente se usa como fármaco contra la hipertensión, y resulta ser muy eficaz.
Conclusiones
La regulación en la presión arterial en humanos es un campo que se sigue
estudiando actualmente, dado que tiene importancia médica, para pacientes con
problemas en la regulación de la presión arterial. Además, todavía se siguen
descubriendo sustancias que afectan a la presión arterial, y algunas otras ya
descubiertas que se siguen estudiando a fin de conocerlas mejor y así poder encontrar
alguna utilidad farmacológica.
Por ejemplo el oxido nítrico, que aun no se conocen muy bien sus efectos, y
que actualmente se usa por ejemplo en culturismo, ya que al producir vasodilatación,
llegan mejor los nutrientes a los músculos. Sin embargo es peligroso, sobre todo en
pacientes con hipotensión, ya que disminuye aun más la presión arterial.
Otro campo que se está estudiando es en la hipertensión sobre todo la
relacionada con la diabetes. La hipertensión es un factor de riesgo muy común en la
población: causa daño vascular, cerebral y renal. Es importante también en el control
glucémico en pacientes con diabetes. Por ello se hace imprescindible su estudio. La
hipertensión puede ocurrir sin razón aparente conocida o como causa de otra
enfermedad u otros factores, como pueden ser: enfermedades endocrinas (síndrome
de Cushing, tumores en las glándulas suprarrenales…) enfermedades renales,
obstruccion vascular, algunos medicamentos, etc. Además cualquier causa que
contribuya a incrementar el volumen sanguíneo (consumo de sal en las comidas) o a
aumentar la resistencia de las arterias (aterosclerosis, tabaco), provoca un aumento de
la presión arterial.
Por todas estas razones, el estudio de la regulación de la presión arterial es
uno de los campos de investigación donde se invierte más tiempo y dinero en la
actualidad.
Bibliografía








Godoy I, Corbalán R, Jalil J, Guarda E, Albertini R., Vasodilator
hormonal agents in chronic heart failure: effect of angiotensin-converting
enzyme inhibitors, Rev Med Chil. 1997 Feb;125(2):135-42
Magariños, M. Circulatorio 2008 2009.pps
Mazón-Ramos, P., Cordero-Fort, A., Quiles-Granado, J., GuindoSoldevila, J., Temas de actualidad en hipertensión arterial y diabetes,
Rev Esp Cardiol. 2009;62(Supl 1):14-27
Mediavilla García JD, Fernández-Torres C, Arroyo Nieto A, Expósito
Ruiz M, Jiménez-Alonso J., Study of blood pressure variability in arterial
hypertension and relation with glomerular filtration, 2009 Feb
14;132(5):180-3. Med Clin (Barc) Epub 2009 Feb 7
Mejía-Rodríguez, O; Paniagua-Sierra, R; Valencia-Ortiz, MR; RuizGarcía, J; Figueroa-Núñez, B; Roa-Sánchez, V, Factores relacionados
con el descontrol de la presión arterial, Salud pública Méx vol.51 no.4
Cuernavaca July/Aug. 2009
http://es.wikipedia.org
http://www.nature.com/ajh/index.html
http://escuela.med.puc.cl/paginas/cursos/tercero/IntegradoTercero/ApFisiopS
ist/endocrino/ADH.html
Descargar

Regulación de la presión arterial en el ser humano

Regulación renalQuimiorreceptoresRegulación nerviosaSistema capilarRegulación hormonalAnatomía
TEMA 1 SALUD Y ENFERMEDAD

TEMA 1 SALUD Y ENFERMEDAD

EnfermeríaDiagnóstico médicoAnamnesisPatologíaExploración físicaExamen clínicoPatologías

Naturalismo

Naturalismo

Novela y narrativa naturalistaTeatroLiteratura universal siglo XIXZolaStanislavskyCaso Dreyfus

TEMA XX ORGANIZACIÓN Y EVOLUCIÓN DEL SISTEMA NERVIOSO

TEMA XX ORGANIZACIÓN Y EVOLUCIÓN DEL SISTEMA NERVIOSO

ReceptoresSentidosFisiología sensorialSinapsisFotorrecepciónSeñales nerviosasNeuronaImpulso nerviosos

¿QUÉ ES LA PRESIÓN ARTERIAL?

¿QUÉ ES LA PRESIÓN ARTERIAL?

EsfigmomanómetroArteriasCirculación sanguíneaHipertensión

Medio ambiente físico de trabajo como factor de riesgo

Medio ambiente físico de trabajo como factor de riesgo

EmpresasEmpleadosPrevención de riesgos profesionalesDirectivosEnergíaRiesgos físicos ambientalesHigiene industrialPRL (Prevención De Riesgos Laborales)Tipos de contaminantes

Manejo de paciente pediátrico en un cistograma

Manejo de paciente pediátrico en un cistograma

EnfermeríaRadiologíaPediatríaEstudio radiográfico de paciente infantilProcedimientos técnicos radiológicos

Genética y comportamiento humano

Genética y comportamiento humano

PsicologíaTeoría de LuriaSistema nervioso, endocrinoHerenciaConductaCélulasCerebro