Eurides Guerrero Paulino
Dedicatoria
A Dios
Ser supremo, guía de mi vida.
Creador y gobernador del universo.
A Miosotis Acosta
Esposa mía y amada mía. Encanto de mi alma,
remisión de mi vida. Luz de mis noches y días.
A Mis hijos
Mónica, Abner, Jimmy y Verónica
Gemas de mi corazón, vástagos de mi amor,
regalos de Dios, mi gran tesoro en la vida.
A mis padres (in memorian)
Cecilio Guerrero Torres y Úrsula Paulino
Ejemplos de amor y entrega. Singulares amos.
Una suerte, una dicha, una buenaventura
A Vigilia Acosta
Bastón y manto. Sombra de sesteo. Luna y sol.
Aire y agua. Mar y cielo. Cariño y amor.
pg. 3
Sentimiento cierto
Prólogo
Poeta: Externas sentimientos propios y ajenos, no callas la
verdad y predicas la mentiras. Ante tus ojos un punto es
inmenso y lo inmenso mismo es inexistente. Proclamas la
realidad de lo inverosímil, la dulzura de la letalidad y la
amargura de lo sublime.
Poeta: Para ti hay noches que no preceden al día no la precede y
días en los que nunca llega la noche. Juegas con lo abstracto,
palpándolo con manos y alma tan lejos tienes lo concreto cual
ni siquiera en el pensamiento existiese.
Poeta: ¿Hasta dónde podrá ser tu sentimiento verdadero?;
¿Quién delimitará la verdad de la mentira?; ¿Quién te ha
encomendado la luz para los ojos de aquellos que no tienen y la
oscuridad para los que piensan que ojos tienen de más?; ¿Quién
te ha asignado la misión de establecer lo que es correcto y lo que
no lo es?; ¿A quién le importa lo que piensas, lo que sientas, lo
que te gusta, lo que te enfada, tus venturas buenas o malas, tus
noches, tus días,
tus triunfos, tus derrotas, tus llantos, tus
sonrisas, tu vida, tu muerte?.
Poeta: ¿Es tu intención causar nostalgias, añoranzas, tristezas,
amor, desamor?;
¿A quién le das, a quién le quitas? ¿Qué
siembras, que siegas, qué recoges, qué esparces?; ¿A quién le
importan tus virtudes, tus debilidades, tus razones, tus caprichos,
tus sueños, tus insomnios, tus aptitudes, tus torpezas, tu llegada,
Eurides Guerrero Paulino
tu salida, tu muerte, tu vida, tus crueldades, tu benevolencias, tu
vehemencia, tu ambivalencia?.
Poeta: Eres cordura y a la vez locura.
El Autor
pg. 5
Sentimiento cierto
Mis Desdenes
Tu silencio insensato e insolente
Amor tormentoso y desesperado
Tu belleza enorme e inclemente
Tentación y delirio de tus labios
Tu piel tersa con color de miel
Tú arrogante e ingrata hermosura
Mis sentimientos de hoy como ayer
Tu espléndida cara, radiante luna
La precocidad de tu indolencia
Tu innato corazón frío y pavoroso
Tus bellos encantos de primavera
Mi espasmo repentino al ver tu rostro
Tu gran parecido a Venus la bella
Tus hermosos ojos de mar y cielo
La humillación que haces a las estrellas
Mi precoz torpeza de cuanto te quiero
La terquedad de mi ser entero
Las tinieblas a que me condenas
El camino despejado al infierno
La infamia de mis llantos y penas
Tú linda risa grosera y enferma
Mi peregrinar por ti interminable
Eurides Guerrero Paulino
Tu impiedad y maldad extrema
Tu cuerpo blasfemo, pero adorable
La presencia en mi ser de tinieblas
La opresión que me enfada y entristece
Mi expulsión alevosa de la tierra
Tu ignorancia de cómo mi alma muere
Tú, otoño que a mi árbol desojas
Invierno que hela mis noches y días
Árbol que a mi vida sólo da sombras
Ensañada enemiga de mi paz y alegría
Invierno inclemente, corazón marchito
Frialdad y pavor que causa horror
Hoz de la muerte, dolor, llanto y martirio
Noche sin estrellas ni luna, cielo sin sol
Tus ultrajes que me envilecen y humillan
Tus desprecios que me fastidian y golpean
Eres arma maldita, punzante y homicida
Fantasma que mis sueños de males llena
Tu impiedad que me maltrata y me fatiga
Las piedras y espinas que colman mi camino
Mi sueño atrozmente has hecho pesadilla
¡Me causaras la muerte, cual vulgar asesino!
pg. 7
Sentimiento cierto
Somos
Tú, torbellino que todo destruye
Fuego que reduce todo a cenizas
Yo, paranoico que aún de sí huye
Infeliz fugitivo, de amargada vida
Tú, invierno que helas hasta el aire
Toxina letal que sin piedad aniquilas
Yo, víctima de tus malditos desaires
Cadáver andante, flor marchita
Tú, fragante más que lilas y azucenas,
Hermosa rosa del huerto divino
Yo, moribundo por exceso de penas
Avecilla errante, carente de nido
Tú, cristalina agua que la vida refrescas
Ave libre que siempre emprendes tu vuelo
Yo, plebeyo y forastero del planeta tierra
Caminante cuyos senderos conducen al infierno
Tú más hermosa que todas las estrellas
Sobrepasas lo naturalmente imaginable
Yo, oprobio y escarnio, víctima y presa
Pichón sin alas, ni plumas, ni nido, ni padres
Tú, cascada de abundante agua limpia y fresca
Hermoso árbol productor de frutos y sombra
Eurides Guerrero Paulino
Yo, lánguido, habitante de zonas desiertas
Víctima de tus risas, tus burlas y mofas
Tú, vanidosa, concupiscente y fatua
De primacía canallesca y lisonjera
Yo, redentor extremo de tus faltas
El juez que te exime siempre de penas
Tú, mentirosa, inicua, infame, insensata
De aspecto hermoso, como mujer ninguna
Yo, menesteroso que si de veras me faltas
Cambio mi vida y bienes por fría tumba.
pg. 9
Sentimiento cierto
Dios
¿Señor, tu prohíbes mis sueños?
¿Me llenas la vida de depresión?
¿Me cierras las puertas del cielo?
¿Ocultas a inicios del día mi sol?
¿Ensordeciste mis oídos al canto?
¿Me premiaste con hambre y dolor?
¿Me diste por heredad amargo llanto?
¿Extirpaste la alegría a mi corazón?
¿Para mí creaste las enfermedades?
¿Para mí contaminaste el ambiente?
¿Quitaste suplicio a mis necesidades?
¿Ordenas a mi prójimo ser inclemente?
¿Estás de acuerdo con las injusticias?
¿Me desechas por ser persona pobre?
¿Tanto das a unos y a otros achicas?
¿No ves que en la tierra murió el orden?
¿Por qué no hay sombras en mi camino?
¿Has destinado la sombra para mi vida?
¿No ves que soy pichón sin padres ni nido?
¿Ignoras que verdugos ahondan mis heridas?
¿No sabías la magnitud de mi realidad?
¿No te importa que de hambre me muera?
Eurides Guerrero Paulino
¿Permites a la mentira avasallar la verdad?
¿No ves que en mi contra la sociedad se revela?
Y… aquellas riquezas, ¿vienen de tu cielo?
¿Diste a madres derecho para su hijo matar?
¡Prefiero sin retracto ardiente infierno,
Que ver la mentira avasallar a la verdad!
¡Brote epidémico de riquezas profanas!
¡Maldita ambición de poder y esplendor!
Oprobio inhumano, tráfico de blancas,
¡Ignominia maldita, aberrante abominación!
¿No ves como la sociedad que languidece
Y la juventud actúa sin modestia, ni razón?
¿Mis niños y niñas de hambre se mueren?
¿Son cosas que se te escapan, bendito Dios?
¿Y, porque´ de la cordura total perención?
¡Caducidad completa de la piedad y el amor!
¡Con actos de crueldad infelizmente, ya hoy
han asesinado la justicia, oh bendito Dios!
¡Y de la injusticia y la mofa al pobre,
lo de enfermedades por todas partes,
que las madres a sus fetos aborten
que a niños y niñas los mate el hambre!
pg. 11
Sentimiento cierto
Y, de la sociedad, la juventud, la cordura,
la impiedad, lo turbio, la ambición,
drogas, blancas y por el poder la locura,
¡Culpable sólo hay uno: No eres tú, soy yo!
¡Dios bendito solo eres piedad y amor;
que al mundo le provees todo el bien!
Toma como casa mi enfermo corazón,
Has con mi vida, lo que quieras hacer
Eurides Guerrero Paulino
Ingratitud
El precio que por ti he pagado
Es incalculable por su cuantía
Como yo, nunca nadie te ha amado
Aunque cambias por noches mis días
Yo que por ti todo lo he dado
Que sólo a tu lado idee mi vida
Hoy grosera me mandas al diablo
Tornando en oscuras noches mis días
Por la dulzura enorme de tu cuerpo
Y la belleza extrema que te caracteriza
¡Arrogante, sabes bien cuanto te quiero!
Aunque truecas por frías noches mis días
Todo cuanto soy alegre he dedicado
A ti amada que a mi corazón fastidias
¡Abusiva, tu amor me has negado!
Sabiendo que tornas en noches mis días
¡Tan tierna, tan bella, de tanto esplendor!
De dulces labios, por entero exquisita
¡Engreída, te vas sin decir ni siquiera adiós!
Haciendo noches tenebrosas de mis días
Mucho más bella que del jardín toda flor
Tus aromas superan al incienso y la mirra
pg. 13
Sentimiento cierto
¡Humillante, me niegas de tus pechos el calor!
Sin importar que en noches cambias mis días
Yo he sacrificado mis bienes, tiempo y vida
Porque te consideré sol que luz me daría
¡Pusilánime, mi corazón alevosa acribillas!
Hoy sumerges en la noche todos mis días
Cobarde, malvada, ingrata, ingerida
Por tu culpa vivo eternas vigilias
¡Arrogante, despiadada, grosera, abusiva!
Cambiaste por lúgubres noches, mis días
Eurides Guerrero Paulino
Eres
Gas por malévolo dragón eructado,
Asesino con precocidad ensañada,
Ser nacido de un vientre equivocado,
que te alegras con verme llorando
Tú eres cripta tenebrosa y fría,
torbellino de destrucción masiva,
nube borrascosa, oscureces mi día,
Ajenjo apto para amargar mi vida
Eclipse de sol al iniciar el día,
agente patógeno, sustancia nociva
¡Bendito el dolor que cause tu agonía!,
¡Maldita la hora en que te fijé la vista!
Estopa por violento solano esparcida,
arcoíris pálido sin color ninguno,
payaso sin gracia de cara entristecida,
vasallo infeliz, maldito, indigno e iluso
Ignominia de Dios en su creación,
impío sujeto de aptitudes ineptas,
metano tóxico, sepulturero de amor,
¡Otro infeliz de los que inundan la tierra!
pg. 15
Sentimiento cierto
Pedazo de moribunda alma,
Sigilosa serpiente muy letal,
Nube negra que estupras el alba
Sarcoma de consecuencia fatal
Reptado hombre moribundo,
Factor de llanto y mucho dolor,
Forastero en inmenso mundo,
Exiliado en los brazos del seol
Cuchillos clavados en el corazón,
Hedor nauseabundo, nicho de gusanos
¡Mil puñaladas por cada gesto de amor!
Maldad extrema ¿por qué la has causado?
Sujeto ingrato, falaz y acusador
Perverso corazón de dudas lleno
¡Nunca nadie brindó más amor!
¿Es causa para mandarme al infierno?
¿Quién suturará tus llagosas heridas?
¿Quién enjugará de tus ojos las lágrimas?
¿Quién aderezará tus míseros días?
¿Quién te extenderá sus manos cálidas?
¿Quién pondrá ungüento en mi corazón?
¿Quién fraccionará tus malvadas cadenas?
Eurides Guerrero Paulino
¿Quién minimizará de ti el dolor?
¿Quién sentirá por tu dolor algo de pena!
pg. 17
Sentimiento cierto
Juramento de Amor
Si mi amor a ti te doy fingido,
si mis palabras son de hipocresía,
¡Que Dios extinga mis respiros!
¡Que nunca halle paz, ni alegría!
Si contra ti fabrico viles mentiras,
si con velo cubro mofa pagana,
¡El cielo se vuelque en contra mía!
¡Sea como ajenjo el sabor de mi agua!
Si de burlas te convierto en instrumento
si de tus mieles hago lagar profano
¡No haya para mi cadáver sepulturero!
¡Mis vísceras devoren las bestias del campo!
Si ante tu generosidad, maldad premedito,
si lisonjas superfluas son mis palabra
¡Decláreme Dios indigno y maldito!
Todos mis bienes, conviértanse en nada
Si con sutileza agreste roso tu piel,
si a tu corazón ingenuo preño de tristeza,
¡Mil puñales hagan mi sangre correr,
y mis fuerzas, sin remedio envilezcan!
Si de tu amor me embriago ufano,
si de tu ternura hago inepto instrumento,
Eurides Guerrero Paulino
¡En escorias me convierta el extraño!
! Lepra incurable invada mi cuerpo!
Si cardos y zarzas siembro en tu camino,
si a tu corazón lo cubro de vergüenza y llanto,
¡Sea forastero y errante cual ave sin nido!
¡Váyase mi vida en abismal barranco!
Y quiero que Dios me tome el juramento,
Si de veras te amo, me dote de paz y quietud.
!Que la oruga destruya el fruto de mi huerto
si siembro dolor y tristeza donde mores Tú!
Que nubes negras cubran mi cielo azul,
que las espinas claven mis dos pies,
que yerre por caminos hostiles y sin luz
que nunca sea amado si mintiéndote esté
Que sin parar vague por inhóspitos caminos
que amargas me sean el agua de lluvia y ríos
que muera ahogado, bañado de rocío,
que muera de hambre, de sed y de frío
Que se vuelva negro el azul de mi cielo,
que de mis noches huya sin parar el sueño,
si hay mentiras en mis dulces "Te Quiero"
si con insensatez, al mal contra ti me aferro
pg. 19
Sentimiento cierto
Y vehemente reitero que tú, el mundo y Dios,
quiero que de veras me tomen el juramento,
¡Susténteme aguas de amargura y pan de dolo
si cobardemente oculto el sol de tu lindo cielo
Que se aumente el peso de mi cruz,
Que en invierno no halle abrigo,
que se convierta mi sangre en pus,
¡Que me declare Dios "Indigno y Maldito"
Que se seque la que corre por mis venas,
Mi diestra, sin remedio alguno envilezca,
si con mis actos te causo llanto y Pena
¡Que mi mundo en perennes tinieblas perezca
Si no te amo mucho más que a cosa alguna
Devoren mi insepulto y putrefacto cadáver
aves de rapiña, carroñeras e inmundas.
Que mi vida se convierta en tristes muladares
Que el despeñadero mi vida consuma,
Oscuridad intensa sea mi postrimería,
¡Regalo de Dios, bella como ninguna
Que mi gran dolor cause paz y alegría!
Eurides Guerrero Paulino
Quiero Ser
Llanura donde camines sin parar,
una altura a la que quieras llegar
una ausencia de fatiga y ansiedad
un amor puro y sincero de verdad
Pañuelo que tus lágrimas pueda secar,
primavera que de colorido te vista
la Meca hasta donde confíes peregrinar
un dulce sabor para tu amargada vida
Jardín en el que te puedas recrear
una flor que te aromatice la vida
quien enfrente por ti cualquier dificultad
un rayito de luz que a tus ojos dé vista
Yo quiero ser para ti aquel simple ser
que te ayude a tus ilusiones alcanzar,
quien te haga olvidar amarguras de ayer
cambiar para siempre toda fatalidad
Quiero ser para mi pueblo quien
provoque suspiros de amor y paz.
Hambre, enfermedad, inseguridad y sed
mi pueblo hermoso llegue a olvidar
Quiero ser sepultura de todo mal
niños felices ver por doquier
pg. 21
Sentimiento cierto
que las tinieblas tendrán que asilar
a todo apto para obstaculizar el bien
El gran padre del hijo de nadie
El hijo del que nunca ha engendrado
Sustentador de la viuda que nunca fue madre
Compañero fiel de quien vive a mi lado
Quiero ser de mi tierra el fertilizante
La sal que sabor de a tu bocado
Quiero yo amar en vez de ser amado
Y que mi pueblo del polvo ya se levante
Aquel a quien confíes tus problemas
Quien haga reconocer tu gran valor
Quien quiebre tus malditas cadenas
Quien te entregue de veras el corazón
Quiero ser de Cirene, aquel Simón
Quiero que me dejes llevar tu cruz
Quiero que llores de alegría y amor
Quiero cambiar tus tinieblas por luz
Yo quiero tomar el lugar que tienes tú
Tú que jadeas por causa de opresión
Yo quiero que mi pueblo vea la luz
Quiero para mi gente un nuevo sol
Eurides Guerrero Paulino
Hambre, llanto, tristeza y dolor
Maldita cobardía que nos afecta
Tienes que luchar en nombre de Dios
Estaré a tu lado, mía es tu guerra
pg. 23
Sentimiento cierto
No Sé
¿Por qué realmente tanto te quiero?
¿Por qué por ti mis lágrimas afloran?
¡Si no te importa si vivo o muero!
Si me quema el sol, o la lluvia me moja
¿Por qué huye por tu culpa mi sueño?
¿Por qué a tu recuerdo ni comer puedo?
¡Si no te importa si vivo o muero!
Si te deleitas con que me lleve el infierno
¿Por qué siento que eres mi cielo?
¿Por qué creo que eres mi medicina?
¡Si no te importa si vivo o muero!
Si ruegas por la extinción de mi vida
¿Por qué te creo para mis pies el suelo?
¿Por qué siento que sin ti no hay jardín?
¡Si no te importa si vivo o muero!
Si deliras con ansias la llegada de mi fin
¿Por qué advierto en tus ojos mi cielo?
¿Por qué te creo la más bella flor?
¡Si no te importa si vivo o muero!
Si amas las nubes que ocultan mi sol
¿Por qué creo mi heredad tu cuerpo?
¿Por qué vivo si late tu corazón?
Eurides Guerrero Paulino
¡Si no te importa si vivo o muero!
Si alejas de mí el más mínimo calor
¿Por qué de tu sombra siento celos?
¿Por qué veo en tus ojos mi luz?
¡Si no te importa si vivo o muero!
Si con negro vistes, mi cielo azul
¿Por qué a tu presencia me aferro?
¿Por qué si no estás no respiro?
¡Si no te importa si vivo o muero!
¡Insolente, ignoras que sin ti no vivo!
Aunque de tu lado me quieras lejos,
aunque de ti solo me des desprecios,
¡Aunque no te importe si vivo, o si muero!
Eres tú mi estrella, mi luna, mi sol, mi cielo
Aunque de ti no tenga yo ni reflejos
aunque me desdeñes cruel y sin merced
aunque no te importa si vivo o si muero
aun así no te dejaré nunca de querer
pg. 25
Sentimiento cierto
No Sabía
No sabía que de veras tanto te amaba
Que sin ti se me dificultaría respirar
Que en tu inepta ausencia tanto llorara
Que sol y luna me negarían su brillar
No sabía que sin ti las flores no olían
Que se ensañaría contra mí el mal
Que los arroyos en tu ausencia pararían
Que se helaba el aire que debo respirar
No sabía que si tú no estabas era tan fatal
Que endecharían por mi duelo cielo y mar
Que se haría amargo el fruto del panal
Y que el verano mismo optaría por helar
No sabía que a mis ojos tú eras la luz
Que sin ti mi corazón dejaría de latir
Que eres zumo para eterna juventud
Que tu huida me preludia desgraciado fin
Que las nubes su lluvia no darían
Que las colinas se vestirían de gris
Que en mis noches ninguna estrella brillaría
Y que el cielo mismo ennegrecería por ti
Realmente cierto es que yo no lo sabia
Que mi vida depende totalmente de ti
Eurides Guerrero Paulino
Sin ti no hay rizas, gozos, ni alegría
Sin ti soy un bastardo, indigno e infeliz
pg. 27
Sentimiento cierto
Sin Ti
Se vuelve negro el ancho cielo,
No sale en las noches estrellas ni luna,
toda gloria mundanal es infierno.
Si tú no estás prefiero fría tumba
Toda superficie me es despeñadero
ennegrece el verde de las colinas.
Si tú no estás siento que muero,
sólo tú das significado a mi vida
Su cauce pierde todo río
y el mismo mar se hace enclenque
huye del viento sus bravíos
y el cosmos entero sin ti empequeñece
En tu ausencia no sé de frío, ni calor
fuera de ti mi respiración se dificulta
¡Soy basura si me falta tu amor!,
navego en lágrimas por tu maldita culpa
No quiero que llegue el día
la noche me aterra ineludible,
se me olvida aun mi propia vida
y sólo deseo con sinceridad morirme
Eurides Guerrero Paulino
Tu ausencia tiene sabor amargo de hiel,
Sin ti vivo en absoluto desamparo,
¡Maldito amor!, ¿por qué eres tan fiel?
¿Por qué me produces dolor y llanto?
Sin ti, sumergido soy en el ayer
Cunden mis noches insomnio y tristeza
Grises son mis tardes, cual nunca fue
sin ti me mata el frio, el llanto y la pena
pg. 29
Sentimiento cierto
Final Feliz
Toneladas posan sobre mis hombros
y de mis músculos huyó hasta la piel,
mis noches atormentadas por insomnio
y a mi paladar todo es sabor de hiel
Mis pies hinchados por caminar
El sol funde melanina en mis cabellos
no existe quien me quiera de verdad
y nubes negras invaden mi cielo
Pan enmohecido mi estomago digiere,
agua contaminada amilana mi sed
ante mi olfato las flores hieden
y ni simulacros de amistad consigo tener
El arco asesino contra mí se entesa
la cicuta es la tisana de mi alivio
no poseo ni dormitorio, ni mesa
y no hay lugar bajo el sol para mi asilo
Besos, los del perverso Iscariote
para mi redención, ni aun la cruz
soy como abrojos y espinas del monte
y hasta el sol, mezquino me niega su luz
Pero, al final de la noche viene el día,
tras el trabajo el sesteo llegará,
Eurides Guerrero Paulino
puede el llanto gestar alegrías
y tras tormentas, bonanzas habrán
A todo sueño aguarda un despertar
las lágrimas si no salen no serán enjugadas
el río toda vez descansa en el mar
y tras inviernos, la calidez no tardará
Luego de largo y tortuoso andar
viene lugar de satisfaciente reposo
A toda acción espera justo jornal,
Jamás olvida Dios al menesteroso
Al final de las tinieblas está la luz,
Tras la tormenta, bonanza vendrá,
En el ocaso del día descansarás tú
Y tras montañas, valles frescos aparecerán
pg. 31
Sentimiento cierto
Mi Canto
Yo que tanto he sufrido en esta vida,
hoy le quiero cantar a la fe y el amor
con el verde de montañas y colinas
le canto al mar, la tierra y el sol
Vaya para el mundo alegres sonrisas,
armonía entre las criaturas de Dios,
sea mi canto provocador de tu alegría
y que viva por siempre la fe y el amor
Que para la contienda no haya lugar,
las armas todas sean instrumentos de paz,
que al pobre las manos podamos dar
y el hambre sea desterrada por la eternidad
Al zureo de las palomas nos hemos de unir,
Agua fresca que todo fuego apagará,
El miedo y el pavor tendrán que huir
Y por siempre vivirá la hermandad
Eurides Guerrero Paulino
Soy
Más hombre que todo hombre,
Temido por irracional y fiero león,
Yo impongo un sol en mis noches,
Execrador de lo inepto, sin temor
Quien en lo absoluto no se amilana,
Quien hidrata del prado secas hierbas,
Quien todo lo hace a partir de la nada,
Quien ignora por entero llantos y penas
Yo soy, quien de diablo ninguno teme,
Fuego que todo adverso consume,
Yo soy como río que jamás duerme,
Yo soy la fragancia de todo perfume
Quien no toca tambor de retirada,
Quien enfrenta al fuego aun salga quemado,
Yo soy quien tiene lista siempre su espada,
para vengar acciones de anatemas y malvados
La presión para todo el que oprime,
El consuelo para quien es oprimido,
Yo soy pañuelo para quien llora y gime, l
A esperanza para quien su fe ha huido
Yo soy quien para ti planta semillas,
Tu brazo fuerte ante horrores y fatalidades,
pg. 33
Sentimiento cierto
Yo soy quien trata de hacer feliz tu vida,
El inclemente asesino de tus males
La huella marcada en cada camino,
Del incapaz, soy poderoso defensor,
Aludida esperanza de tristes peregrinos,
De perversos y malditos, yo soy maldición
Laxante de corazones negros y duros,
Quien convierte torrentes en hielo,
A quien no le impone reglas el mundo,
Del impío quien de noche quita el sueño
Soy… la melodía del canto del Ruiseñor,
La frescura de corrientes cristalinas,
La consecuencia de verdadero amor,
Quien da sentido a tu empobrecida vida
Soy… Ciprés robusto entre leños podridos,
Rubí excelso ante barro y arcilla,
Yo soy del campo, el blanco lirio,
Yo soy un camino sin piedras ni espinas
Quien sin amor le es imposible vivir,
Adversario innato de todas tus aflicciones.
Es el destino de mi brazo hacerte feliz,
Aunque tenga que vencer hienas y leones
Eurides Guerrero Paulino
Quien con docilidad acata su caducidad,
Quien de su juventud acepta la perención,
Quien jamás ama la mentira ante la verdad,
Quien tiene como metas ver a Dios
Soy… del ancho mar una simple gota,
Del desierto un árido granito de arena,
Yo soy árbol sin frutos ni sombra,
Otro lloriqueante de los que inundan la tierra
Soy… un rayo de sol por crepúsculo apagado,
Gotita de rocío que sol de verano secó,
pichón sin padres, de aspecto triste y apenado
¡Bastardo de la alegría, heraldo del amor!
Soy… como la flor cuya belleza caduca,
Como Caín en el día en que pecó,
Como virgen burlada en su hermosura,
Como luna en el día sin brillo, luz ni color
Soy… lo que dejaron tus pies al caminar,
Lo que quedó de leños sometidos al fuego,
La trayectoria de las aves al volar,
Las huellas que sobre el mar, dejó el marinero
pg. 35
Sentimiento cierto
Para Ti
Tengo frescas colchas en mi alcoba
Preparada exquisitamente mi mesa,
Tengo sábanas, calzados y ropa,
tengo valor de enfrentar cualquier fiera
Yo te tengo bolsa, alforja y comida,
de mi ser te tengo entero el corazón,
yo soy quien por ti daría su vida
Yo tengo el vino que te embriaga de amor
Yo tengo satisfacción a tus ilusiones,
para tu invierno he reservado tibio sol,
yo te tengo un corral de palmeras y gorriones,
Yo tengo el bálsamo que cura tu dolor
Para ti tengo colorida primavera,
el olor de la tierra cuando llueve,
del barco en el mar las huellas.
Yo te doy el mundo si lo quieres
Tengo un pañuelo para tus lágrimas,
azul de mar y cielo para ti y nadie más,
yo tengo el aceite que necesita tu lámpara
y el zumo que provoca eterna felicidad
Te tengo de la montaña briza fresca,
de las colinas el verde te he reservado,
Eurides Guerrero Paulino
tengo ungüentos para ungir tu cabeza
y belleza de mar y prado te he reservado
Yo te tengo melodías nuevas,
de las abejas te tengo dulce panal,
para ti tengo en mis vasijas agua fresca
yo he robado para ti al ruiseñor su cantar
La sombra de campeches y cedros,
la exuberancia de cascadas y manantiales.
Para ti tengo un corazón latiendo en mi pecho
y brazo fuerte para extinguir tus males
Yo te dono mis sueños y pensamiento,
tus desdenes yo con poder repararé.
Yo te tengo Maná robado en el cielo,
yo te tengo las cosas que anhelabas tener
Yo te tengo aire abundante, puro y fresco
alegría para tu vida, prescindiendo tu fe.
Yo por ti ya he pagado el precio
de todas las cosas que anhelabas tener
Para ti yo enjaularé jilgueros y gorriones,
una extensa colección de rosas y claveles,
yo te haré un rebaño de elefantes y leones
Yo te daré todas las cosas que mereces
pg. 37
Sentimiento cierto
Para tu techo alumbrar a Venus traigo yo,
para tu puerta cuidar tengo legiones romanas,
yo te tengo entero mi humilde corazón,
para que vivas para siempre encantada
Yo te tengo de querubes estacionamiento
de perlas y aromas te tengo un almacén,
yo soy el San Pedro de la puerta de tu cielo,
yo soy un mendigo que pide estar a su merced
De mis ojos mis lágrimas te daré,
de mis labios mis frecuentes sonrisas,
para ti buscaré la fuente de todo bien
y todo detalle que alegre tu vida
Eurides Guerrero Paulino
Mi Vida
Pedazos de moribunda alma,
interminables e infelices días,
fracciones de primaveral aura,
funeral maldito de la alegría
Mar de lágrimas, eterno llorar,
depresión que apuñala mi fe
¿No existe el amor de verdad?
¿Es funesto soñar con el bien?
Sólo para amar, ¿alguien ha nacido?
¡Dar todo sin recibir nada a cambio!
Doctrina bendita prédica de Cristo
¿Mis lágrimas te producen encanto?
Sobre mi cabeza se enfureció el sol,
todo camino trillado es obra de mis pies
¡Nada ha sido causa para abreviar mi amor
y vive como el primer día en mi la fe!
¿Quién pondrá ungüento en mi corazón?
¿Quién fraccionará mis malvadas cadenas?
¿Quién me dará algún gesto de amor?
¿Quién curará mi alma triste y enferma?
¿Quién me abrirá en mis noches su puerta?
¿Quién me dará de su pan un bocado?
pg. 39
Sentimiento cierto
¿Quién me absolverá de funesta sentencia?
¿Quién me dirá: De veras yo te amo?
Eurides Guerrero Paulino
Tu
¡Qué bello está hoy el cielo!
y la mar vestida de intenso azul
ambos pregonan cuanto te quiero
y denuncia el sol lo bella que eres tú
El verdor de pastos y colinas
la briza fresca que gesta la lluvia
son plagios de tu encantadora vida,
al igual que lo sin estrellas y luna
Eres como aroma que el aire perfuma,
Eres de Jazmines ventura y esencia
para días de tormentas, nieves y lluvias,
Estar a tu lado mitiga la inclemencia
Ante calor extremo tú refrescas
Repeles despiadada frialdad invernal.
Eres excelsa más que lirios y azucenas.
Capaz de causar a una vida amor y paz
Primavera de mis bosques y colinas
Colorido de todo mi medio ambiente
Florido olor que otorga a mi vida
Tu recuerdo hermoso siempre presente
Terreno fértil donde mi amor germina
Agua pura y fresca que mitiga mi sed
pg. 41
Sentimiento cierto
Arma filosa que mis males aniquilas
Mi amuleto de suerte, causas mi bien
Lucero hermoso de mi bello amanecer
Abrigo cálido de mis noches frías
Agencia venerada de mis lágrimas de ayer
Mujer hermosa que me causa paz y alegría
Eurides Guerrero Paulino
Amigo Fiel
Los caminos que ayer caminé,
De la vida mía, rutina ufana
Del sueño reparador que no hallé,
De todo lo propio no tengo nada,
De fallidos sueños no hay tal vez,
De abuso alegre, mensa víctima,
De amarguras tantas, como nadie sé
Y la vida se escapa como suave brisa
Cual perezoso se marcha la tristeza,
Alegría en concepción no fue hallada,
Viajero a orillas del camino espera,
El coche de nadie, de cochero nada
Sin bolsa, maletas, ni alforja,
Sin cántaro, artesa ni cuchara
con amigos menos que una zorra,
Dolor intenso, sustento de mi alma
Zumo de ajenjo salen de mis ojos,
De endechas se pinta la triste vida
Produce mi tierra espinos y abrojos
Y la oscuridad nocturna invade mi vida
¿Quién ha de querer a un ser infeliz?
¿Quién habitará con tristeza y dolor?
pg. 43
Sentimiento cierto
¿Quién querrá acordarse de mí?
¡Ay corazón herido!, ¿quién te dará amor?
Es cierto que soy ave sin alas ni nido,
Peregrino triste sin ninguna ilusión,
¿Por qué tan pesada cruz, cruel destino?
¡Yo creo que también soy hijo de Dios!
De todo padecimiento culpable soy,
¿Por qué proveíste para mí a Jesús?
¿Por qué me incluiste en tu redención?
Yo soy culpable de lo que sufriste tú
Conozco mi contumacia e infamia hoy,
Que transgredo alegremente tu ley,
Eso no tomas en cuenta oh Dios,
Y no te avergüenzas de mi padre ser
Señor, por ser tu gran amigo,
Por ser el que a mí dedicas amor,
No soy digno de ser llamado tu hijo,
Permíteme ser tu humilde servidor
¡Oh impermeable roca de la montaña,
lucero hermoso de mi oscuro amanecer
Quien más que al hoy, conoces el mañana,
quien por merced nunca recuerda mi ayer
Eurides Guerrero Paulino
Peñasco inconmovible de la montaña,
frondoso árbol que trae agua a la sierra,
Esperanza única de mi alma enferma
Amoroso padre que quiebra mis cadenas
Dominador infalible de océanos y mares,
patrono excelso del agua y el fuego
¡En tus manos encomiendo mis males!
Resérvame un rinconcito en tu lindo cielo
pg. 45
Sentimiento cierto
Caminos
Los caminos que yo he recorrido
Aquellos que el tiempo borró
Los que conducen a fatales destinos
Los que grises días el buey trilló
Los que germinaron sólo espinas,
Aquellos que mis pies construyeron,
Los que atentaron contra mi vida.
Angostas veredas, estrechos senderos
Escarnio insolente que me hizo jadear
Con depresión inicua e infame transité
El que ausentó sombras sin piedad
El que bajo fuego y lluvia caminé
Aquellos conducentes a viles fatalidades
Aquel cuyo destino es atroz muladar
Pantanosos y malvados senderos infernales
Veredas oscuras con destino al mal
Aquel por aguijones miles adornado,
Donde el pavor no se hace esperar
Donde prohibidos están sueños sacros
y homenajeado es todo actor de mal
Oprobio precoz de infeliz peregrino
Por pestilencia miles superpoblado
Eurides Guerrero Paulino
Quien embadurnó con lodo mi destino
Convirtiéndome en un vil desalmado
Me condujiste a perenne bastardía
El tropiezo con celos me reservaste
Como buitre devoraste mi alegría
En mí la infelicidad con esmero sembraste
¡Pero el mísero espíritu de tu acechanza
Y la rigidez de acciones nefandas!
Hicieron de mí un diestro en mis andanzas
Y hoy por mi paz poseo filosa espada
Los caminos que yo he recorrido
Aquellos que el tiempo borró
Los que conducen a fatales destinos
Esos, a duras penas los recuerdo yo
Por las sendas estrechas de la vida
Por la angostura eterna del existir
Mis huellas quedaron todo el día
Días oscuros de noches sin fin
Hoy tiene color mi vida y amor
Despejado cielo, brillante sol
De insensato y agudo aguijón
Solo recuerdo ligero tengo yo
pg. 47
Sentimiento cierto
Aire enfermo de atmosfera triste,
Aguas turbias, superficies virulentas
¡Acabaron noches sin sueño y días grises
Como acabará un día toda alma enferma!
Embriagante olor a lilas y azucenas
Corazón de amor y fe del todo lleno
¡Bendito funeral de malditas penas!
¡Amor al prójimo conduce al cielo!
Los caminos que has de caminar,
Aquellos que con tus pies trillarás
Si males ni obstáculos tienen jamás
Son caminos de muerte y fatalidad
Eurides Guerrero Paulino
Ante el Desastre
Estaré siempre yo con fe a tu lado
Las lágrimas en tus ojos no afloraran
Me he preparado para cualquier caso
Y la solución a tus necesidades no tardará
Vendaje y medicinas para tus heridas
Pan fresco para tu hambre saciar
Para tu salud agua fresca y limpia
Lienzos y colchas, feliz descansar
Que llegue el desastre no lo puedo evitar
Fallas geológicas y calentamiento global
Son cosas que nos amenazan sin piedad
Para proteger tu vida, yo estaré, sin dudar
Amor, fe, confianza y solidaridad
Condimentos en los que experto soy
Mis manos, mis bienes y capacidad
Estarán presentes, mitigando tu dolor
Para el desastre preparado estoy
Ante muchas aguas soy rayo de sol
Contra el fuego agua abundante soy.
Bacterias y virus te tengo prevención
pg. 49
Sentimiento cierto
Mi Propiedad
El respiro candente del dragón
El aspecto triste de flor marchita
Los colmillos inclementes del león
Hojarasca seca, por torbellino esparcida
El amor hallado en corazón de nadie
La misericordia que jamás presenta el diablo
El bióxido de carbono que sobrecarga al aire
Del menesteroso triste, raudal de llanto
El fantasma que al dormido produce espanto
La usura que al deudor sumerge en miseria
De aguijones letales, inverosímil encanto
El raciocinio inepto de selváticas fieras
El bullicio infame de desordenada ciudad
La insolente burla del que bienes posee demás
La blasfemia hereje de inicua inequidad
El llanto triste de niños sin papá ni mamá
La lascivia nefasta de criminales patológicos
La injusticia que caracteriza a la tierra
Incircuncisos corazones ensañados e inquisitorios
Atadura impermeable con inmaleable cadena
La piedad de helmintos, larvas y semejantes
El bienestar que causa a provisiones el Orín
Eurides Guerrero Paulino
El aspecto apacible de ciertos reptantes
La felicidad que producen golpes y heridas a ti
El deseo de muerte con actos de premeditación
La saña homicida de malévolos hombres
Dracmas de odio en pago de verdadero amor
Hipotermia insensible, arcoíris sin colores
De la irracionalidad del lobo, presente temor
De áspides y ponzoñosos, felicidad presente
Felinos y leones inocentes de veras son
Maldad extrema, arte de humanos seres
pg. 51
Sentimiento cierto
¿Por qué?
¿Por qué te ensañas tanto contra mí?
¿Por qué ingrata adversas mi amor?
¿No sabes que sin ti he de morir
que yo soy tierra y tú eres mi sol?
¿Por qué te nace del pecho el mal?
¿Por qué meditas en mí contra el desdén?
¿No sabes que mi amor es de verdad,
que sin ti me está garantizado perecer?
¿Por qué no hay clemencia ni merced?
¿Por qué me hieres con filosa espada?
¿No sabes que te amo más que ayer
que tú verano calienta mi helada alma?
¡Por qué no sabes que sin ti no vivo!
¿Por qué dejaste que te amara tanto?
¡Soy menos que ave errante y sin nido,
niño desamparado que lo mata el llanto!
¡Porque sólo amor gélido percibo!
¿Por qué profundizas con odio mis heridas
yo solo soy como pequeño gorrioncillo,
que busca entre tus ramas sentido a la vida
Eurides Guerrero Paulino
Contraste
Tomar un camino no basta,
iniciar fácil es por demás.
A todos larga carrera nos cansa
pero de las espinas, flores saldrán.
Lágrimas produce siempre el dolor,
la alegría la produce ocasional.
No es tan hermoso recibir amor,
mucho más lo es poder amar.
Hay caminos angostos y tortuosos,
caminos hay de placer y bienestar;
los angostos terminan en inefable gozo;
al placer se llegan en sufrir y llorar.
Hay fortunas con las que se nace,
hay pobreza que te sorprende al nacer.
¡Maldito quien dolor a alguien le cause!
Ventura es causar a otros el bien.
Con la concepción nace la muerte,
sin las tinieblas no habrá luz.
Como parturienta llora el fuerte,
sin un débil que le cargue la cruz.
pg. 53
Sentimiento cierto
Cuando niño hombre quise ser,
el saber mero con esmero alcanzar.
Hoy añoro mi inocencia de ayer
y me asqueo de saber tanta verdad
Eurides Guerrero Paulino
Mi Tierra
Bella y querida mi Quisqueya
Donde realmente nace el sol
Madre bendita de otras tierras
Edén de occidente, casa de Dios
Donde tristezas y amarguras nunca hay
Donde el cielo se hace más azul
donde sus primores exhibe más el mar
donde hay todo lo que quieres tu
En el centro de la América bendita,
en el Caribe donde vive el mismo Dios
patria de Duarte, en exceso querida,
son tus gentes alegría de mi corazón
Y, hoy que a otras tierras he llegado
con migo traigo tu esencia y tu sabor
estoy orgulloso de ser dominicano,
¡esa es mi ventura, mi regalo de Dios!
Y si alguien quiere saber de qué hablo
yo le invito a seguir la trayectoria del sol,
es su regazo el pueblo dominicano
es allí donde no hay frio, llanto, ni dolor
Es cierto que es manantial de azúcar y alcohol
y sus mujeres las más sabrosas del mundo,
pg. 55
Sentimiento cierto
preñada tierra de palmera y ruiseñor,
donde ningún mal subsiste, ¡les juro!
Eurides Guerrero Paulino
Amor que se escapa
Golondrina amada que alza vuelo
¿Por qué mi lado quieres escapar?
¡Yo que me creí ser tu único dueño!
¿Qué haré ahora para que vayas a volar?
Sólo veo en tus negros ojos mi azul cielo
en tu corazón sepultura de todo mi mal
Si te vas inclemente, de pena que muero
vivir ya no quiero si a mi lado no estás
Hermosa avecilla de irracional proceder
¿por qué me acostumbraste tanto a tu amor?
¡Ya no puedo olvidar tus caricias de ayer!
Y la Hipotermia me mata por falta de tu calor
¿Por qué tus alas no puedo ahora cortar?
¿Por qué no adviertes sinuoso el horizonte?
¡Lugar luctuoso al que ciego quieres volar
donde no hay sol, ni luna, ni días, ni noches!
Ya he preparado un cálido nido de sedas
mis mimos y caricias serán no más para ti
Yo siempre te daré todo cuanto quieras
solo te pido que me dejes a tu lado dormir
pg. 57
Sentimiento cierto
Partida
Gotita que se pierde en medio de la tierra
Arbolillo hermoso que el otoño marchita
Rocío del pasto que sol de la mañana seca
Precoz crepúsculo, que apenas mi vida
Estrellita que veloz se apaga ante mis ojos
silueta en mi mente intensamente grabada
hermosa flor ahogada por simbióticos abrojos
albor agredido por nubes negras y borrascas
Eurides Guerrero Paulino
Trayectoria de reptil sobre la peña
color grisáceo de semilla muy fecunda
lágrimas que emanan, exceso de penas
media incierta entre mi certeza y mi
duda
Camino a lo eterno, retorno muy tardío
Luz que se apaga ante mí, infeliz e
indefenso
por siempre vivirá en el corazón mío
tu grata amistad y tus dulces recuerdos
Ya te has ido, aunque me parezca incierto
y sólo me has dejado una enorme misión
“Hacer al prójimo aquello que sea bueno”
mientras me esperas amiga en la casa de Dios
Biografía del autor
Eurides
Guerrero
Paulino:
nacido
en
Dominicana, en el municipio de El Valle,
la
República
provincia
Hato
Mayor, hijo de una familia de agricultores, estudió tanto su nivel
básico, como el medio, o bachillerato en su misma comunidad.
Se matriculó en la Universidad Central del Este (UCE) de la
ciudad de San Pedro de Macorís en el 1992, en la carrera de
Derecho; en la de Educación, mención Ciencias Sociales, se
matricula en 1999 y se gradúa con honores en el 2003 de
pg. 59
Sentimiento cierto
licenciado en ciencias sociales y en el año 2008 de Abogado,
ambas en la misma universidad. Realiza un postgrado en 2007 y
para el 2009 un máster en Gestión de Centros Educativos en el
Instituto Superior de Formación Docente Salome Ureña
(ISFODOSU) de la República Dominicana. Realiza además
Diplomados en Ciencias Naturales aplicada a las Matemáticas
en la universidad anteriormente mencionada en el 2007
y
estudios de especialización en el área de Formación Directiva
para centros escolares de la región este de la República
Dominicana por la Universidad de Barcelona en el 2008. Para
el año 2013 realiza estudios de Certificación en Gestión de
Centros Educativos en la Escuela de Directores del Ministerio
de Educación de la República Dominicana (MINERD) adscrita
al ISFODOSU. Para el año 2012 participa en un concurso
coordinado por la Universidad de Georgetown para viajar a los
Estados Unidos a estudiar fortalecimiento de la lectoescritura
para niños de zonas rurales en la Universidad del Norte de
Colorado, (UNC) patrocinada por la USAID, situación que se
concretizó en Julio del 2014. Ha trabajado en todos los niveles
educativos de la República Dominicana, llegando a ocupar los
cargos de Director (por medio de concurso de oposición) y
Técnico distrital, además de otros cargos docentes y
administrativos.