SANTAS FUNDADORAS

advertisement
“SANTAS FUNDADORAS”.
SANTA CLARA DE ASIS (1194-1253), FUNDADORA
DE LAS CLARISAS.
Clara de Asis, cuyo nombre real era Clara Favarone,
nació en Asis, Italia, en 1194, era la menor de 2
hermanas (Clara misma, y su hermana, Ines), sus
padres eran Octavio Favarone y doña Ortulana
Meucci, quedó huérfana de padre, cuando era muy
niña, el hermano de su difunto padre, su tio, el Conde
Julio Favarone, fue su padrastro. Clara inició su vida
religiosa en 1212, gracias a su amigo, San Francisco
de Asis (1181-1226), su padrastro se había opuesto a
la idea de Clara a ingresar a un convento, a los 14
años de edad, y quería casarla sin su consentimiento,
con el Conde Pablo de Gandria, soldado italiano, que
comandaba el ejercito cruzado, nacido en Perugia,
ciudad vecina a Asis.
Pero al darse cuenta que huyó de casa, y por aviso de
terceros, fue a la Abadia Benedictina de Asis, donde
se encontraba Clara, con el fin de hacerla desistir, pero
fue su sorpresa, cuando Clara se sacó el velo gris de
terciaria benedictina, y le mostró su pelo rojizo recién
cortado, diciéndole:
“Hasta hoy he sido tu hijastra, tio, pero Jesus me
llama, y no puedes decirle que no”.
Su tio, y sus siervos, se retiraron y la dejaron en paz,
después se le unió su madre, Ortulana y su hermana
Ines, por lo que el Conde Favarone murió solo y
amargado.
Clara y Francisco de Asis fundaron juntos la rama
femenina de la Orden Franciscana, llamada Orden de
las Damas Pobres, actualmente conocidas como
Clarisas.
Y a la muerte de San Francisco de Asis, en 1226,
Clara siguió a cargo de las Clarisas en el convento de
San Damian de Asis, donde vivió hasta el dia en que
murió, el 12 de agosto de 1253, a los 60 años de edad.
Fue canonizada en 1255, dos años después de su
muerte.
SANTA ESCOLASTICA DE NURSIA (381-476 EC),
CO-FUNDADORA DE LAS HERMANAS
BENEDICTINAS.
Religiosa italiana, nació en Nursia en el año 381, junto
a San Benito de Nursia, su hermano menor, vivió una
vida monastica, fundó con él, la rama femenina de los
Benedictinos, las Hermanas Benedictinas. Murió en
Montecassino, Italia, en el año 476.
BEATA MADRE MICAELA GRAU (1835-1885),
FUNDADORA DE LAS HERMANAS DE LA
DOCTRINA CRISTIANA DE VALENCIA
(DOCTRINERAS).
Religiosa española, nació en Barcelona, España, el 25
de junio de 1835, fundó en 1880, la Congregación de
las "Hermanas de la Doctrina Cristiana de Valencia", y
murió en Molins del Rey, el 24 de marzo de 1885,
victima de peste bubonica, a la edad de 50 años, su
causa de beatificación se inició en 1985, fue declarada
Venerable en 1996, y beatificada en 2018.
BEATA JOSEFA SEGOVIA MORON (1891-1957),
CO-FUNDADORA DE LA INSTITUCION
TERESIANA.
Laica y educadora catolica española, nació en Linares,
Jaen, el 10 de mayo de 1891, estudió pedagogia en la
Universidad de Bilbao y la Escuela Nacional de
Preceptores de Madrid, alli conoce al sacerdote y
martir español, San Pedro Poveda (1874-1936), quien
seria su confesor, y con él, y varias amigas, fundaron
la "Institución Teresiana". Y tras la muerte por
fusilamiento del Padre Poveda, doña Josefa o "Pepita",
asume como primera directora de la institución. Murió
en Madrid, el 29 de marzo de 1957, a la edad de 57
años, fue beatificado en 2007.
BEATA MADRE MERCEDES GUERRA
CONTRERAS (1807-1901), Fundadora de las
Hermanas Terciarias Franciscanas de la Caridad.
Religiosa franciscana argentina, nació en Santiago del
Estero, el 20 de septiembre de 1807, ingresó en 1826
a la Orden Franciscana Seglar, fundó en 1880, la
Congregación de "Hermanas Terciarias Franciscanas
de la Caridad". Murió en Buenos Aires, el 30 de julio de
1901, a la edad de 94 años. Fue Venerable en 1998, y
beatificada en 2018.
SANTA MARIA TRANSITO CABANILLAS SANCHEZ
(1821-1885). Fundadora de las Hermanas Terciarias
Franciscanas Misioneras de Cordoba.
Religiosa franciscana argentina, nació en San Roque,
Cordoba, el 15 de octubre de 1821, fue terciaria
franciscana, junto a su confesor, San Jose Gabriel
Brochero (1840-1914), el "Cura Gaucho", funda en
1867, la Congregación de las "Hermanas Terciarias
Franciscanas Misioneras de Cordoba". Murió en
Cordoba, el 20 de septiembre de 1885, a la edad de 64
años. Beatificada en 2002 y canonizada en 2018.
BEATA CONCEPCION CABRERA DE ARMIDA
(1868-1937). Fundadora de la "Obra del Apostolado
de la Cruz".
Religiosa mexicana, nació en San Luis Potosi, el 8 de
diciembre de 1868. Se casó en 1897, con don
Francisco Armida, y fue madre de familia. Ya viuda,
funda en 1901, la Obra del Apostolado de la Cruz, las
Religiosas de la Cruz, y los Misioneros del Espiritu
Santo y de la Cruz. Murió en Ciudad de Mexico, el 18
de julio de 1937, a la edad de 69 años. Beatificada en
2018.
BEATA EDITH ROYER DE CHARLES (1841-1926).
Fundadora de la "Asociacion Pionera del SS.CC. de
Jesus para la Abstinencia Total" en Francia.
Laica catolica francesa, nació en Paris en 1841, fue
devota del culto al Sagrado Corazon de Jesus, era
casada con Jacques Charles, y de esa union, nació su
hija Marie Charles Royer, casada con el filosofo
Maurice Blondel. Fundó en 1889, la "Asociación del
Sagrado Corazon", que se difundió por Europa, con el
fin de rehabilitar a los pecadores y pobres afectados
por el alcohol, inspirandose en la pionera y original
Asociacion del Sagrado Corazon, fundada en 1904,
por el jesuita irlandes, Beato Monseñor Jaime Collum.
Murió en Marsella en 1926, a la edad de 87 años, fue
beatificada en 2018.
BEATA MARTA ROBIN (1902-1981). Fundadora de
la Obra "Foyers du Charite".
Laica catolica francesa, nació en Chateauneuf de
Galaure, el 13 de febrero de 1902. Padeció fenomenos
misticos, recibió los estigmas en 1923, fundó en 1950,
junto a su confesor, el Beato Padre Jorge Luis Finet, la
Obra "Foyers du Charite" (Hogares de Caridad), con el
fin de comunicar el mensaje de Cristo a los pueblos.
Sufrió acosos del demonio y una enfermedad rara que
la postró en cama por 18 años. Murió en Valence, el 6
de abril de 1981, a la edad de 79 años. Beatificada en
2007.
BEATA CAMILA ROLON GALLARDO (1842-1913).
Fundadora de las Hermanas Pobres Bonaerenses
de San Jose.
Religiosa argentina, nació en San Isidro, en 1842,
permaneció como seglar, fundó en 1880, la
Congregación de Hermanas Pobres de San Jose,
destinada al cuidado y educacion de los niños. Murió
en Roma, Italia, en 1913, a la edad de 72 años, sus
restos fueron repatriados a Argentina, y sepultada en
la casa provincial de su congregación en Muñiz,
provincia de Buenos Aires. Fue beatificada en 2018.
VENERABLE MADRE MARIA JOSEFA RECIO
MARTIN (1846-1883). Co-fundadora de las
"Hermanas Hospitalarias de Sagrado Corazon de
Jesús".
Religiosa española, nació en Granada en 1846, antes
de su vida religiosa, era una joven de clase media,
casada con un joven español de buena familia, pero
enviudó en 1866. Conoce a quien seria su confesor,
San Benito Menni, con el, y su amiga, la Beata
Angustias Gimenez, co-funda en 1878, la
Congregación de "Hermanas Hospitalarias del
Sagrado Corazon de Jesús". En 1883, es agredida por
una paciente con trastornos mentales, causandole una
fatal peritonitis, que causaría su posterior deceso.
Murió en Ciempozuelos, Granada, en 1883, a la edad
de 37 años. Su causa de beatificación se inició en
1993, y declarada Venerable en 1995.
BEATA MADRE MARIA RAFOLS BRUNA (17741853). Fundadora de las Hermanas de la Caridad de
Santa Ana de Zaragoza.
Religiosa española, nació en Barcelona, el 27 de
marzo de 1774. Ayudó a los enfermos, en 1813, en el
sitio de Zaragoza, ciudad que fue invadida por las
tropas napoleonicas, que la mandaron arrestar.
Caidas las tropas francesas, el gobierno español la
premió con una medalla al honor, y la declaró Heroina
de la Patria Española. Fundó en 1817 la Congregación
de las "Hermanas de la Caridad de Santa Ana", para el
cuidado de los enfermos cronicos. Murió en Zaragoza,
España, el 30 de noviembre de 1853, a la edad de 79
años. Beatificada en 1994.
SANTA GENOVEVA TORRES MORALES (18701956).Fundadora de las "Religiosas del Sagrado
Corazon de Jesús y de los Santos Angeles"
(Angelicas).
Religiosa española, nació en Almenara, Aragon, en
1870, quedó huerfana a los 4 años de edad, perdió su
pierna izquierda por causa de un sarcoma maligno, y
su hermano mayor cae muerto de viruela, quedó sola,
fundó en 1922, la Congregación de "Religiosas del
Sagrado Corazón de Jesús y los Santos Angeles"
(Angelicas), con el objetivo de cuidar de las mujeres
ancianas abandonadas, como tambien la educación
catolica de niños y jovenes. Murió en Zaragoza, en
1956, a la edad de 86 años. Beatificada en 1992 y
canonizada en 2003.
SANTA CLAUDINA THEVENET (1774-1837).
Fundadora de las Hijas de Jesús-María.
Religiosa francesa, nació en Lyon, Francia, el 31 de
marzo de 1774, siendo hija de Filiberto Thevenet y
Antonieta Poisset, nobles aristocratas franceses, y es
la menor de 7 hermanos, dos de ellos murieron
martires en la Revolución Francesa de 1789 (los
Beatos Francisco y Antonio Thevenet, de 18 y 21
años, beatificados en 1920). Funda en 1823, junto al
sacerdote frances, Beato Padre Andres Coindre
(fundador de los Misioneros del SS.CC de Jesús de
Fouviere, llamados Corazonistas), la Congregación de
Hijas de Jesús-María, dedicada al cuidado de niñas
huerfanas. Murió en Fouviere, Lyon, el 3 de febrero de
1837, a la edad de 63 años. Beatificada en 1975 y
canonizada en 1993.
BEATA MADRE MARIA LUISA TRICHET (16741759), Co-fundadora de las "Hijas de la Sabiduria".
Religiosa francesa, nació en La Vandea en 1674, cofundó en 1700, junto a San Luis Maria Grignion de
Montfort, la Congregación "Hijas de la Sabiduria".
Murió en San Lorenzo de Sevres, el 28 de abril de
1759, a la edad de 69 años, fue beatificada en 1993.
BEATA MADRE MARIA TERESA CASSINI (18641954). Fundadora de las Oblatas del Sagrado
Corazón.
Religiosa italiana, nació en Frascati, el 27 de octubre
de 1864, fundó en 1920, el Instituto de las "Oblatas del
Sagrado Corazón". Murió en Grottaferrata, el 3 de abril
de 1937, a la edad de 73 años. Beatificada en 2016.
BEATA MADRE JOSEFINA VANNINI (1852-1911),
Fundadora de la Congregación "Hijas de San
Camilo de Lelis".
Religiosa italiana, nació en Roma en 1852, en el seno
de una buena familia, su nombre real era Judith
Vaninni, quedó huerfana a los 12 años, fue adoptada
junto a sus hermanos, por una buena familia catolica,
queria ser monja, pese a la oposición de sus hermanos
biologicos, pero fue aprobada por sus padres
adoptivos, que le recomendaron a un amigo de ellos,
el sacerdote camiliano italiano, Beato Padre Luis
Tezza (1841-1926), con quien, fundó en 1870, la
Congregación "Hijas de San Camilo de Lelis". Murió en
su ciudad natal, en 1911, a la edad de 72 años, fue
beatificada en 1994 y canonizada en 2018,
SANTA MARIA BERTILIA BOSCARDIN (1888-1922).
Fundadora de las Hermanas de Santa Dorotea.
Religiosa italiana, nació en Brendola, Vicenza, en
1888, fundó en 1896, la Congregación de "Hermanas
de Santa Dorotea", para ayudar a los niños con
enfermedades cronicas. Murió en Treviso, el 20 de
octubre de 1922, a la edad de 76 años, fue beatificada
en 1952 y canonizada en 1982.
SANTA BARTOLOMEA CAPITANIO (1807-1863).
Fundadora de las Hermanas de la Caridad de
Lovere.
Religiosa italiana, nació en Lovere, el 13 de enero de
1807, fundó en 1842, la Congregación "Hermanas de
la Caridad de Lovere". Murió en su pueblo natal, el 26
de julio de 1863, a la edad de 56 años. Fue beatificada
en 1897 y canonizada en 1950.
BEATA JUANA WEISS (1874-1932). Fundadora de
la Unión de Auxiliares Domesticas Catolicas.
Laica catolica austriaca, nació en Viena, en 1874, fue
empleada domestica desde los 18 años de edad,
ingresó como terciaria franciscana. Fundó en 1896, la
"Unión de Auxiliares Domesticas Catolicas", la cual fue
su primera presidenta. Murió en Viena en 1932, a la
edad de 56 años. Fue beatificada en 1964.
SANTA TERESA JORNET IBARS (1849-1897).
Fundadora de las Hermanas de los Ancianos
Desamparados (Jornelianas).
Religiosa española, nació en Lerida, el 14 de junio de
1849, ingresa a las Clarisas en 1874, y funda en 1884,
la Congregación "Hermanas de los Ancianos
Abandonados", conocidas como "Monjas Jornelianas".
Murió en Briviesca, Toledo, el 26 de agosto de 1897, a
la edad de 49 años. Beatificada en 1920 y canonizada
en 1970.
SANTA BRIGIDA DE SUECIA (1303-1373)
Fundadora de la Orden de Monjas Consagradas del
Santisimo Salvador de Upssala.
Religiosa sueca, nació en Estocolmo, el 2 de febrero
de 1303, fundó en 1360, la Orden del Santisimo
Salvador, conocidas como Religiosas Brigidianas, y
murió en Upssala, el 23 de julio de 1373, a la edad de
40 años, fue canonizada en 1808.
De esta orden religiosa, surgieron frutos de santidad,
como la reformadora de la orden y fundadora de las
Brigidinas Descalzas, Santa Isabel Hesselblad.
SANTA MARIA MICAELA DEL SANTISIMO
SACRAMENTO DESMAISIERES LOPEZ (18091865). Fundadora de las Religiosas Adoratrices.
Religiosa española, nació en Madrid, España, el 1 de
enero de 1809, desde niña, Maria Micaela (cuyo
nombre real era Maria Soledad Desmaisieres), siente
un ferviente amor a Jesús, a la Eucaristia, y las almas
del Purgatorio. Funda en 1840, la Congregación de
"Religiosas Adoratrices del Santisimo Sacramento y de
la Caridad", con el fin de dar educación catolica a las
niñas, y a ayudar a los enfermos, especialmente, las
victimas de la epidemia de colera, en la que la Madre
Maria Micaela enferma y murió en Madrid, España, el
24 de agosto de 1865, a la edad de 56 años, fue
beatificada en 1914 y canonizada en 1940.
VENERABLE MARGARITA BUFALI (1828-1917).
Fundadora del Hospicio Proloco de Belpasso.
Margarita Bufali Sava es una laica católica italiana,
conocida como la Baronesa de Santa Lucia de
Proloco, nació en Belpasso, Catania, el 17 de
noviembre de 1828, siendo hija de padres nobles
aristócratas italianos, don Domingo Bufali y doña Maria
Sava, su padre murió cuando ella era niña, tenía un
hermano, Felipe Lorenzo Bufali, que murió
heroicamente en plena Primera Guerra Mundial, y su
madre murió, aparentemente de tristeza. Se casó con
el Barón Antonio Proloco, sin tener descendencia, y
que fallece poco tiempo después. Doña Margarita
dedicó su vida al cuidado de los huérfanos y los
enfermos de Belpasso, con la ayuda de su director
espiritual, y confesor, el Padre Antonino Spina, fundó
la Obra “Hospicio Proloco de Belpasso”, en 1898,
cuya aprobación pontificia fue promulgada en 1902,
por el Papa León XIII, como fundación católica de
beneficencia. Murió en su pueblo natal, el 29 de junio
de 1917. Su causa de beatificación se inició en 2007, y
declarada Venerable en 2012.
Pero antes de su muerte, doña Margarita Bufali, donó
toda su fortuna a la Obra Hospicio Proloco, y pidió en
su testamento, que las religiosas de la Congregación
de Hermanas de Santa Ana de Turín, fundada por su
amiga, la Beata Marquesa Julia Colbert de Barolo,
administrasen el hospicio, después de su muerte. Pero
tras un lio legal de propiedad, entre los familiares
directos de doña Margarita y el municipio de Belpasso,
el Gobierno Provincial de Catania, en Italia, decide en
conjunto con el Obispado de Catania, hacerse cargo
de la institución, en 1928.
SANTA ANGELA MERICI (1474-1540). Fundadora
de las Religiosas Ursulinas.
Religiosa italiana, nació en Brescia, el 24 de marzo de
1474, fundó en 1535, el Instituto de las "Hijas de Santa
Ursula" (Ursulinas), dedicada a la educación catolica
femenina. Murió en Roma, el 27 de enero de 1540, a la
edad de 66 años. Beatificada en 1740 y canonizada en
1896.
SANTA MARGARITA BOURGEROYS (1620-1700).
Fundadora de las Hermanas de Nuestra Señora de
Montreal.
Religiosa francesa, nació en Bourdeaux, el 2 de enero
de 1620. Emigró a Canadá en 1656, estableciendose
en Montreal, allí hizo labores misioneras, fundó junto a
la religiosa, Santa María de la Encarnación Lapierre
(1618-1698), la Congregación "Hermanas de Nuestra
Señora de Montreal". Murió en Montreal, el dia 15 de
agosto de 1700, a la edad de 80 años, beata en 1983 y
canonizada en 1994.
VENERABLE MADRE MARIA WARD (1585-1645):
Fundadora del Instituto de Hermanas de la
Bienaventurada Virgen María (Damas Negras).
Religiosa inglesa, nació en Glouchestershire, en 1585,
fundó en 1634, el "Instituto de las Hermanas de la
Bienaventurada Virgen María", conocidas como
"Damas Negras", dedicadas a la educación de los
niños, murió en Yorkshire, el 30 de enero de 1645, a la
edad de 60 años, fue declarada Venerable en 1996.
BEATA MADRE ANA MARIA JAVOUHEY (17791851). Fundador del Instituto de Hermanas de San
Jose de Cluny.
Religiosa francesa, nació en Auxerre, el 2 de julio de
1779, fundó en 1812, el Instituto de "Hermanas de San
Jose de Cluny". Murió en Cluny, el 31 de diciembre de
1851, a la edad de 72 años. Beatificada en 1889.
SANTA COLETA DE ASIS (1312-1390). Fundadora
de las Hermanas Clarisas Capuchinas.
Religiosa italiana, nació en Perugia, el 8 de octubre de
1312, su verdadero nombre era Coleta Colbie, ingresó
en 1336, a la Orden "Clarisa", en 1336. Reformó su
orden y fundó en 1340, la Orden de las "Clarisas
Capuchinas". Murió en Asis, el 7 de febrero de 1390, a
la edad de 78 años. Fue beatificada en 1314 y
canonizada en 1490.
BEATA ESPERANZA DE JESUS ALHAMA (18931983). Fundadora de las Hermanas del Amor
Misericordioso.
Religiosa española, nació en Murcia, el 14 de enero de
1893, con el nombre real de María Josefa Alhama
Sanchez, ingresó a las "Religiosas Claretianas" en
1915, fundó en 1930, la Congregación "Hermanas del
Amór Misericordioso de Jesús", y la Congregación
"Hijos del Amór Misericordioso de Jesús", en
Grottaferratta, Roma, donde murió el 8 de febrero de
1983, a la edad de 90 años de edad. Fue beatificada
en 2016.
SANTA PAULA ISABEL CERIOLI (1816-1865).
Fundadora de las Hermanas de la Sagrada Familia
de Bergamo.
Religiosa italiana, nació en Cremona, el 28 de enero
de 1816, fundó en 1837, la Congregación "Hermanas
de la Sagrada Familia de Bergamo". Murió en
Bergamo, el 24 de diciembre de 1865, a la edad de 49
años. Beatificada en 1950 y canonizada en 2004.
BEATA CARMEN NEBOT DE NOGUERA (19332007), fundadora de las Hermanas de la Cruz de la
Palma.
Laica española, nació en Huelva, el 23 de marzo de
1933, fundó en 1950, la Congregación de “Hermanas
de la Cruz de la Palma”. Murió en La Palma, Huelva, el
24 de marzo de 2007, a la edad de 65 años, fue
beatificada en 2018.
BEATA EMILIA TAMISIER (1834-1910). Fundadora
de los Congresos Eucaristicos Internacionales
(CEI).
Maria Marta Emilia Tamisier nació en Tours, el 1 de
noviembre de 1834. [1] En 1847 se convirtió en
discípula de las Religiosas del Sagrado Corazón en
Marmoutier, permaneció allí cuatro años y luego cayó
en el círculo de Pedro Julián Eymard , sacerdote de
Lyon que había cambiado la orientación de su
vocación hacia la adoración eucarística. Sin embargo,
este fue un período durante el cual el Rissorgimento
prácticamente había congelado toda actividad abierta
del Vaticano, y mucha actividad irregular fue aprobada
en los niveles Diocesionales.
Después de la muerte de este último en 1869, en 1871
se mudó a Ars en el este de Francia con la esperanza
de que los poderes sobrenaturales del discernimiento
vocacional asociados con San Juan Maria Vianney ,
amigo de Eymard que vivió y está enterrado allí, la
guiaría. Bajo la dirección del abate Andrés Chevrier de
Lyon , con la ayuda de Mons. De Ségur y FrançoisMarie-Benjamin Richard de la Vergne , entonces
obispo de Belley , en 1873 comenzó a organizar
peregrinaciones a santuarios donde se habían
realizado milagros eucarísticos, y su éxito condujo a
los congresos eucarísticos. [1] Su primera
peregrinación fue a Aviñón el lunes de Pascua de
1874, luego a Douai en 1875. Otra peregrinación a
París también sucedió en 1875, a una iglesia asociada
con un Pogrom judío en 1290: aquí se puede encontrar
un tema esotérico escondido , ya que la capilla
eucarística de Bruselas también está asociada a un
pogrom virtualmente idéntico en 1370, posiblemente
perpetrado sobre estas mismas familias que habían
huido de París dos generaciones antes.
Una nueva peregrinación a Faverney en 1878 ganó el
apoyo del recién entronizado papa León, cuyo aliento
la llevó a organizar el primer Congreso Eucarístico en
Lille, del 28 al 31 de junio de 1881. [2] Su plan inicial
era mantenerlo en Lieja, el origen de la fiesta de
Corpus Christi en el siglo XIII, pero las maquinaciones
políticas belgas hicieron imposible esto. Todos sus
medios de sobra, aunque a menudo se privaban, se
dedicó a la educación de los aspirantes pobres al
sacerdocio. Emilia Tamisier murió en 1910, a la edad
de 75 años.
BEATA CATALINA DE FRANCHEVILLE (1620-1689).
Fundadora de las Hermanas de la Santisima Virgen
de de la Jubilación de Vannes.
Religiosa francesa, nació en Sarzeau, Vannes, el 29
de abril de 1620. Catalina de Francheville fue una
monja francesa de origen bretona DEL siglo XVII ,
quien, después del descubrimiento de los Ejercicios
Espirituales de Ignacio de Loyola , fundó en Vannes la
primera casa de Retiro para mujeres en el mundo.
Fundadora con la Beata Claudia Teresa de Kerméno,
de la Orden de las Hermanas de la Santísima Virgen
de la Jubilación, en Vannes , Catalina de Francheville
se inspiró en lo que su confesor, el sacerdote jesuita,
Padre Vicente Huby , SJ, dirigió la primera casa para
hombres en 1663 . No son las inmensas necesidades
materiales de su tiempo lo que la preocupan, sino más
bien la profunda angustia espiritual de las mujeres DEL
siglo XVII . Ella quiere hacer posible a las mujeres de
su tiempo la experiencia de los Ejercicios de Ignacio
de Loyola , ya accesibles para hombres. Se encuentra
en las llamadas " Misiones Bretonas " DEL siglo XVII .
En particular, fue responsable de organizar los
primeros retiros de mujeres en el último tercio del siglo
XVII , la primera casa de retiros se inaugurará el 21 de
octubre de 1673 , ofreciendo a las mujeres la
oportunidad de buscar a Dios en su vida familiar diaria.
y social, con retiros en francés y también en bretón .
Una comunidad está constituida para animarlo. Poco
después, otras mujeres lo imitarán en Quimper , y
luego en muchos otros lugares. La congregación de
las Hijas de la Santísima Virgen de la Jubilación de
Vannes fue fundada en 1674 .
Murió en Vannes, el 23 de marzo de 1689, a la edad
de 62 años, su causa de beatificación se abrió en
1989, 400 años despues de su muerte, fue declarada
Venerable en 2004, y beatificada en 2018.
SIERVA DE DIOS, MARIA SALOME LOREDO DE
SUBIZA (1854-1928).
Fundadora de la Fraternidad de la Misión Cristiana
de Dios.
María Salomé Loredo Otarola, viuda de Subiza,
conocida como Madre María, fue una mujer que fue
objeto de devoción popular en la provincia de Buenos
Aires. Fundó en 1910, la Fraternidad Catolica Laical
"Misión Cristiana de Dios".
Nació en San Julián de Musques (en España), y
emigró a la Argentina a los 14 años de edad, para
alejarse de las Guerras Carlistas en las que se
encontraba el país europeo.
Al llegar se instaló en ((Saladillo (a 190 km al suroeste
de Buenos Aires). A los 19 años (en 1874) se casó con
José Antonio Demaría, político y terrateniente. A los 23
años (en 1878) quedó viuda.
En 1881 se enfermó gravemente. Los médicos de la
época no consiguieron tratar su enfermedad, por lo
que una amiga le recomendó visitar a Pancho Sierra
(1831-1891), en la villa de ((Salto (en el noroeste de la
provincia de Buenos Aires). Dicho encuentro le cambió
la vida, ya que Sierra le dijo: «No tendrás más hijos de
tu carne, pero tendrás miles de hijos espirituales. No
busques más, tu camino está en seguir esta misión».
Dos años después (en 1883) volvió a casarse, a los 28
años, con Aniceto Subiza. Tras la muerte de su
segundo esposo comenzó una vida dedicada a la
gente necesitada. Transformó su casa en una suerte
de templo, y atrajo a multitudes necesitadas de ayuda
espiritual, consejo o milagros. Fundó en 1910, la
Fraternidad Catolica Laical "Misión Cristiana de Dios".
En 1915 ―a los 60 años de edad― se mudó a
Turdera (en el partido de Lomas de Zamora, a unos 20
km al sur de la ciudad de Buenos Aires).
Murió el 2 de octubre de 1928, recibiendo homenajes
en los diarios ((La Nación y ((La Razón. La vida de
María Salomé Loredo aparece relatada en la película
argentina ((La Madre María (de 1974), protagonizada
por Tita Merello. La causa de beatificación de la Madre
Maria Salomé Loredo de Subiza se abrió en 1991, y
fue declarada Sierva de Dios en 2017.
BEATA ASCENSION NICOL GOÑI (1868-1921).
Nació en Tafalla (Navarra, España), el 14 de marzo de
1868, última hija del matrimonio de Juan Nicol y
Águeda Goñi. Su padre era comerciante de calzado y
aperos de labranza. Fue bautizada y se le impuso el
nombre de Florentina, por la memoria de la santa que
se celebra en esa fecha. Recibió la educación propia
de las niñas de su estrato social, y luego fue a Huesca,
al centro que las religiosas Dominicas de la Tercera
Orden tenían y que se conocía como el Beaterio de
Santa María Magdalena y Santa Rosa. Allí descubrió
su vocación religiosa.
Cuando tenía 17 años, el 22 de octubre de 1885, fue
admitida en la comunidad de religiosas de Santa Rosa
de Huesca. Tuvo un noviciado feliz, se sentía llena de
fervor y desbordante generosidad; todo le parecía
poco para lo que ella anhelaba entregar a Dios;
además, lo hacía con alegría y espontaneidad. Profesó
al año siguiente y recibió el nombre de Ascensión del
Sagrado Corazón.
Encontró ciertas dificultades cuando, en 1907, fue
nombrada directora del Externado, pues su carácter
jovial y alegre le atraía las muestras de afecto de las
niñas; las superioras consideraron desmedida la
familiaridad amistosa hacia la joven religiosa directora.
Para corregirla, la trasladaron a otros trabajos
comunitarios, donde no tenía necesidad de tratar a las
pequeñas. Pasada esta prueba, regresó a la
enseñanza, fortalecida por la práctica de la virtud de la
obediencia.
En 1912 el Gobierno clausuró la Escuela normal de
Santa Rosa de Huesca. Las religiosas se hallaron de
pronto sin su trabajo apostólico de preparación de
docentes y sin su fuente de recursos económicos. Aquí
se sitúa el primer encuentro de la madre Ascensión
con el padre dominico fray Ramón Zubieta, que llegó
hasta Huesca a buscar religiosas que quisieran
integrarse en el trabajo de la misión de Urubamba y
Madre de Dios en Perú.
Como la orden ya tenía intención de enviar a América,
en particular a Perú, a las religiosas a las que el
Gobierno había privado de su Escuela normal, el
proyecto pasó al Consejo de la Casa, mientras el
padre Zubieta recibía en Roma la ordenación como
obispo de Aráa (15 de agosto de 1913). Se formalizó el
proyecto misionero y cinco hermanas del Beaterio de
Santa María Magdalena y Santa Rosa de las
Religiosas Dominicas de la Tercera Orden partieron el
17 de noviembre de 1913; llegaron a Lima el 30 de
diciembre, después de hacer escala en Río de Janeiro.
El viaje en barco proporcionó a monseñor Zubieta la
oportunidad de conocer más a fondo a las religiosas, y
en particular a la madre Ascensión, a quien iba a
profesar un profundo y afectuoso respeto, evidente en
todas sus cartas.
El Beaterio de Nuestra Señora del Patrocinio de Lima
fue escogido para recibir a las madres de Santa Rosa
de Huesca, a las misioneras que se iban a dedicar al
apostolado en su prefectura apostólica de Santo
Domingo del Urubamba y Madre de Dios en Perú. El
Beaterio sufría entonces de relajación y falta de vida
regular. El obispo dispuso que todas se sometieran a
las reglas y constituciones de las madres de Huesca y,
el 2 de febrero, nombró a la madre Ascensión
superiora responsable; pero la reacción de las
hermanas peruanas fue muy enérgica y se procedió a
organizar la elección: el 1 de abril fue elegida para el
cargo de priora por la comunidad del Patrocinio por
una mayoría de votos muy grande.
El espinoso proceso de integración de las dos
comunidades de Lima reclamó la presencia de la
madre Ascensión en el Beaterio del Patrocinio, donde
había sido elegida priora. Las adversidades la
condujeron a un desprendimiento mayor y a buscar
sólo en Dios su consuelo, aun en medio de soledades
y aridez espiritual.
A finales de abril de 1918, pasó por Lima el padre
Theissling, maestro de la Orden de Predicadores, en
visita canónica; aprobó la obra y les encomendó la
fundación de acuerdo al nuevo Derecho canónico de
1917, pues ya tenían diez religiosas españolas y veinte
peruanas, y contaban ya con cuatro casas.
El padre Osende, o.p., trabajó en las Constituciones y
aceleró el proceso jurídico. Así nació la Congregación
de las "Misioneras Dominicas del Santísimo Rosario".
El 27 de septiembre fueron aprobadas las primeras
Constituciones. Y el 5 de octubre se erigió en Lima la
congregación; la madre Ascensión fue nombrada
superiora general. Se decidió que el noviciado se
hiciera en Pamplona (España).
Con ocasión de la visita ad limina de mons. Zubieta al
Papa Benedicto XV, la madre Ascensión y la madre
Visitación pudieron también tener la entrevista con el
Papa, y le trataron un número importante de
problemas que sólo podían ser resueltos por la Santa
Sede. El 25 de marzo de ese mismo año la
Congregación fue agregada a la Orden de
Predicadores.
La desmedida actividad y la falta de descanso habían
agotado a monseñor Zubieta; su salud cedió y
finalmente, el 19 de noviembre de 1921, murió
santamente, a los 57 años de edad.
BEATA MADRE FRANCISCA PASCUAL
DOMENECH (1883-1903)
Nace en un hogar sencillo, creyente y trabajador de
Moncada (Valencia) el 13 de octubre de 1883. Su
juventud transcurre en un ambiente laboral
caracterizado por la humildad, la responsabilidad, la
amistad y la inquietud evangelizadora.
Quiso ser religiosa adoratriz, y le resultó imposible.
Ingresó, sin embargo, en el Beaterio de Terciarias
Franciscanas que existía en Valencia desde el siglo
XIII. De la reforma del Beaterio surge la Congregación
de Hermanas Franciscanas de la Inmaculada, como
fraternidad disponible a las necesidades de los
hombres. Confiaba en el amor providente y
misericordioso de Dios. Sencilla, fiel y arriesgada, da
una respuesta evangélica a los retos de su tiempo.
Le urge expresar el amor de Dios, sobre todo entre los
pobres y necesitados. Los ancianos, los sordos, los
ciegos, los leprosos, los niños y los jóvenes, la mujer
obrera, empleada y campesina forman el cortejo de
sus predilectos. Pasó de esta vida al Padre el 26 de
abril de 1903. Su causa de beatificación está
introducida.
SANTA URSULA LEDOSHOWSKA (1865-1939).
Julia María nació el 17 de abril de 1865 en Loosdorf,
Austria. Sus ascendentes directos fueron eclesiásticos,
consagrados, militares y hombres de estado. Sus
padres eran el conde Anton Halka Ledochowski y la
condesa Josephine Salis-Zizers, de nacionalidad
polaca y suiza respectivamente. El cardenal
Mieczyslaw, arzobispo de Gniezno-Poznan, que fue
primado de Polonia y prefecto de la Congregación para
la Propagación de la Fe, era tío paterno suyo. Anton
había enviudado de su primera mujer de la que tuvo
tres hijos, y luego contrajo nupcias con Josephine.
Julia fue la segunda de los seis nuevos vástagos de
este segundo matrimonio, entre los cuales hubo
religiosos relevantes.
La primogénita, María Teresa, fundadora de las
misioneras de San Pedro Claver, fue beatificada por
Pablo VI. Su hermano Wladimir fue general de la
Compañía de Jesús, y otro de sus hermanos, oficial de
alta graduación, murió a manos de los nazis en el
campo de concentración de DoraNordhausen. Su
padre, que se ocupaba de la educación de todos ellos,
solía leerles biografías de santos, de héroes polacos, y
les introducía en el mundo del arte y de la cultura,
completando la formación que les proporcionaban
profesores particulares. Josephine aportaba su
fortaleza y energía, una alegría que contribuyó a
realzar la felicidad y paz características del hogar. Por
otro lado, el compromiso eclesial y la solidaridad
circulaban por la casa como el aire; la presencia de
sacerdotes y religiosos era constante.
Julia tuvo la fortuna de ser educada en este selecto
ambiente y crecer instada por sus progenitores a la
urgencia del amor. Sus hermanos admiraron en ella su
espíritu sensible, generosidad y alegría. Estudió
lenguas, pintura y música. Cuando en 1873 se produjo
un grave revés financiero y tuvieron que abandonar la
idílica villa en la que vivían para afincarse en la
localidad germana de St. Pölten, acudió al centro
regentado por las religiosas fundadas por Mary Ward.
En 1883 se trasladaron a Lipnica Murowana, Polonia.
Al morir su padre en 1885 aquejado de viruela, su tío,
el cardenal, se ocupó de todos. Al año siguiente Julia
ingresó en el convento de las ursulinas de Cracovia.
Allí tomó el nombre de María Úrsula de Jesús. Era
audaz, sensible, disciplinada, emprendedora, tenía
gran celo apostólico, talento y una visión certera y
creativa. Pero, por encima de sus cualidades como
estratega en bien del apostolado, sobresalía su
donación sin paliativos a Cristo, sin componendas, sin
vuelta atrás. Exquisita en su trato, no permitía que las
visitas tuvieran que esperarla. Si le sugerían posponer
la entrevista por hallarse ocupada, respondía: «Nunca
debemos pedir a Jesús que espere». Obtuvo el título
de maestra y luego el de capacitación para enseñar en
lengua francesa. Fue una gran formadora. De 1904 a
1907 ejerció como superiora en Cracovia, etapa en la
que abrió el campo educativo de las ursulinas. A
instancias del padre Constantino Budkiewicz, párroco
de la iglesia de Santa Catalina, fundó un internado
para estudiantes.
Pío X vio que era una mujer de gran empuje, y le
propuso evangelizar Rusia. Vistiendo civilmente, Julia
partió a San Petersburgo con una hermana. En 1908
sería nombrada superiora de la casa que abrieron.
Viviendo en clandestinidad y bajo vigilancia policial,
porque el gobierno ruso se había percatado de su
intensa actividad, desafió las hostilidades que se
cernían sobre la Iglesia actuando a través de varios
frentes apostólicos dirigidos a la juventud universitaria
y a los adultos. Extendió estas acciones a Finlandia
donde puso en marcha una clínica para personas sin
recursos. Allí se involucró en el ámbito ecuménico
entre católicos de varios ritos y ortodoxos. En 1914 en
el fragor de la Primera Guerra Mundial por ser
austriaca fue expulsada, y emigró a Suecia, Dinamarca
y Estocolmo. Dejaba tras de sí en cada lugar su sello
apostólico: centros para huérfanos y niñas, escuelas
de idiomas, etc.
En 1915 estableció la primera congregación mariana
para universitarios, e impulsó cursos dirigidos por las
mentes teológicas más preclaras del momento. En
1918 creó en Aalborg, Dinamarca, una escuela de
economía doméstica y un orfanato. Después de
regresar a Polonia en 1920, a requerimiento de los
padres camilos colaboró con el comité de ayuda a las
víctimas de la guerra que había fundado el conocido
escritor polaco Henryk Sienkiewicz. Entonces afrontó
graves problemas para integrar su casa y su obra
educativa en la naciente Unión de las Ursulinas
polacas que había concebido para asistir a pobres,
enfermos y desamparados. El nuncio apostólico en
Polonia, Achille Ratti, futuro Pío XI, la confirmó en esa
misión: «Permaneced en el puesto que os ha indicado
la misma providencia». Ese año la Santa Sede la
autorizó a transformar su convento autónomo de San
Petersburgo en la congregación de Hermanas
Ursulinas del Sagrado Corazón de Jesús Agonizante.
Trabajó entre los indigentes, abrió numerosos centros
de educación, impartió catequesis, compiló ediciones
de libros para niños y jóvenes, fue artífice de revistas,
dictó conferencias, y fundó en 1925 la Cruzada
Eucarística juvenil. De este sacramento extrajo su
fortaleza y caridad. Fue un remanso de paz para todos
al margen de orientaciones ideológicas, políticas y
religiosas. «Mi opinión política es el amor de Dios y de
mi país», respondió a un diplomático en una ocasión.
Murió en Roma siendo superiora general el 29 de
mayo de 1939. Su cuerpo se conserva incorrupto.
Juan Pablo II la beatificó el 20 de junio de 1983, y la
canonizó el 18 de mayo de 2003.
Descargar