Introducción
Primero que todo, déjame felicitarte. Por el sólo hecho de estar
leyendo este libro ya gozas de una gran ventaja con respecto a las
demás mujeres que han perdido a sus hombres y se encuentran
confundidas e inciertas, sin saber qué hacer para recuperar a sus
ex.
Quizás tú formabas parte de ese grupo antes, pero no más.
Si estás leyendo esto es porque estás decidida a recuperar a tu
novio, esposo o lo que tu hombre haya sido para ti, y eso es lo
valorable.
Muchas mujeres que han pasado por la situación que tú estás
viviendo se dan por vencidas antes de tiempo, se sienten
derrotadas y piensan que el hecho de que un hombre las haya
abandonado es el punto final de la relación, pues bien, están
equivocadísimas.
Cerca del 90% de las rupturas de pareja sí se pueden arreglar, el
tema importante es saber bien qué hay que hacer para arreglar la
ruptura, y sobre todo, qué no se debe hacer para evitar dañar las
chances que aún tienes de recuperar a tu hombre.
Antes de ir “al grano” te contaré quién soy y por qué me decidí a
escribir esta Guía.
A grandes rasgos: mi nombre es Andrés Cazares, soy periodista y
me declaro una persona realizada y feliz. 8 a 9 meses antes de
escribir esto, tenía una muy linda relación con mi novia… pero MUY
linda, a mi juicio éramos los mejores.
Estuvimos juntos por casi 3 años, 3 maravillosos años que llegaron
a su fin el día menos esperado de todos, cuando yo pensaba que
todo andaba bien, ella no veía las cosas de la misma forma.
Para no aburrirte con mi historia, y a modo de resumen, ella hizo
que tuviéramos la incómoda conversación en donde me explicó por
qué quería “darle un tiempo” a la relación, diciéndome el clásico
“no eres tú, soy yo”, y bueno, claramente sí era yo el problema,
pero de eso me daría cuenta más adelante.
Probablemente al igual que la situación que tú estás viviendo
ahora, pasaron los días después de la ruptura con mi novia… sufrí
mucho, me sentía muy amargado, no tenía hambre, no tenía
ganas de trabajar, menos de salir a la calle, la verdad, era un
muerto en vida, hasta que me dije “NO MÁS”.
Tenía que saber si la podía recuperar, estaba perdidamente
enamorado de ella y necesitaba dar un último esfuerzo para poder
seguir con mi vida y superar la ruptura.
Tenía 2 opciones, o la recuperaba y era feliz junto a ella, o, con un
inmenso dolor, asumía el término de la relación y seguía adelante
con mi vida.
Pero para asumir este eventual término, tenía que estar conforme
conmigo mismo, tenía que estar seguro de que HABÍA DADO
TODO DE MÍ PARA RECUPERARLA.
Bien, sabía que mi novia me había dejado porque yo había hecho
algo mal… no sabía bien en qué me había equivocado, pero sí tenía
claro que debía descubrirlo para corregirlo y mostrarme de forma
distinta ante ella.
Busqué mucha información, quizás la palabra “mucha” quede
corta. Fueron semanas en las que me dediqué 100% a aprender
técnicas de seducción que habían ayudado a otros hombres a
recuperar a sus mujeres, y también me junté con un par de
expertos internacionales en seducción, que me ayudaron y me
enseñaron muchísimo.
En las librerías de mi país encontré algunos textos que también me
ayudaron a convertirme en un hombre más interesante, pero la
ayuda que me dieron estos 2 expertos en seducción, cuyas
identidades me pidieron mantenerlas en secreto, fue la que
realmente me hizo recuperar a mi mujer.
Sí, pude recuperar a mi novia, y todos los días le doy las gracias a
la vida por haber vivido esa ruptura, porque esa ruptura me
permitió darme cuenta de todos los errores que estaba
cometiendo, y también nos permitió, a ella y a mí, construir una
relación mucho más sólida que la que teníamos antes.
Pasó el tiempo y 3 amigos tuvieron que vivir rupturas con sus
mujeres, y como conocían mi situación, me contactaron de
inmediato para pedirme ayuda. Yo les dije y les traté de enseñar
de la forma más clara todo lo que había hecho para recuperar a mi
novia, y para mi sorpresa, los 3 lograron recuperar a sus mujeres.
Ahí fue cuando me di cuenta de que estaba en presencia de una
estrategia casi infalible para salvar una relación de pareja.
Siempre me gustó escribir, había escrito otro tipo de libros y
ensayos y me dije: ¿por qué no crear una Guía que recopile todo lo
que aprendí, tanto de teoría como de experiencia, sobre cómo
recuperar una relación de pareja? si hay hombres que están
pasando por lo que yo pasé, ¿por qué no ayudarlos?
De esta forma escribí “Volver con Ella”, una Guía que ha sido todo
un éxito y se ha posicionado entre las más adquiridas por los
hombres que han vivido rupturas y han estado desesperados por
recuperar a sus mujeres.
Sin embargo, algo extraño/curioso me ocurrió: a mi sitio Web no
sólo llegaban hombres, sino que también llegaban mujeres que
querían recuperar a sus hombres, es más, las mujeres eran las
que más se animaban a enviarme correos electrónicos contándome
sus situaciones y preguntándome qué hacer.
Me sorprendí, y me sigo sorprendiendo, de la cantidad de
preguntas sin resolver que tienen muchas mujeres cuando se trata
de recuperar a un hombre.
A medida de que les iba respondiendo sus inquietudes, ellas me
agradecían a diario y de forma muy elocuente toda la ayuda y el
enfoque que habían recibido de mi parte.
En ese momento fue cuando me decidí a crear una Guía especial
para recuperar a un hombre, un escrito que le enseñe sólo a las
mujeres todo lo que necesitan saber para recuperar a sus ex.
Si mi Guía anterior se llamaba ‘Volver con Ella’, el título de este
nuevo escrito era un tanto obvio: ‘Volver con Él’, que es la Guía
que estás leyendo, y que estás a punto de entrar de lleno en toda
la información que te interesa y que sin duda te ayudará.
En este tema de las relaciones lo más importante es tomar
acción.
Hacer las cosas. Sólo de esta forma sabrás si resultan o no.
Ya diste el primer y más importante paso: te decidiste a
recuperarlo y adquiriste esta Guía, ahora te toca aplicar los
consejos y ver los resultados.
¡Que tengas mucho éxito!
Sección 1: 10 tipos de mujeres que
ellos rechazan
Es importante y primordial que conozcas, primero que todo, los
distintos tipos de mujeres negativas que existen y veas si calzas
con alguna de ellas.
Decidí hacer esta recopilación que titulé “10 tipos de mujeres que
ellos rechazan”, para ilustrar de forma muy simple y sencilla
cuáles son los errores que pudiste haber estado cometiendo y que,
quizás, derivaron en el término momentáneo de tu relación, por
eso, antes de decirte una estrategia para recuperar a tu hombre,
TIENES que tener muy claro este capítulo.
Vamos al “ranking”:
1) Superficiales:
En más de alguna película de Hollywood las chicas superficiales
son mostradas como populares y como el deseo de todo hombre,
bien, esto no es así, por lo menos no para relaciones de largo
plazo.
Los hombres en su mayoría escapan de las mujeres superficiales.
Entre ellos no es “bien visto” que anden con una chica que piensa
más en su vanidad que en su personalidad, intelecto y
sensibilidad.
¿No te ha pasado que has visto en la calle a hombres muy
atractivos caminar con mujeres que están lejos de ser atractivas
físicamente… y estos hombres, pudiendo estar con chicas con look
de modelo, deciden estar con las “menos agraciadas”?
¿Por qué crees que es esto?
Porque están seleccionando a las mujeres más interesantes, por
sobre las superficiales. Y no te confundas, ser linda o preocuparse
del físico no es ser superficial (es más, debes, desde hoy,
comenzar a mejorar tu apariencia).
Preocuparse exclusivamente del físico, de la moda, de banalidades
y de los panoramas nocturnos, sí significa ser superficial.
Así que si piensas que en alguna oportunidad fuiste superficial, es
decir, te importaron cosas que en tu interior sabías que no eran
relevantes, e hiciste un ‘escándalo’ por eso, te recomiendo que le
digas adiós a estas actitudes y comiences a transformarte en una
mujer más interesante (a lo largo de esta guía lo aprenderás a
cabalidad) que superficial.
Ellos  odian a las superficiales o “vacías”.
2) Impacientes:
Ante este tipo de mujeres muchos hombres simplemente CORREN.
Por eso, pon mucha atención:
Si eres una mujer impaciente, si necesitas siempre una respuesta,
si te vuelve loca no saber dónde está tu pareja, o por qué no te
contestó el teléfono, te recomiendo que pongas un gran
compromiso de tu parte, desde hoy, para cambiar esto. Si
manejas esto no sólo aumentará tus chances de recuperarlo sino
que te ayudará en tu salud mental, vida social, y te hará más
atractiva ante otros hombres.
Las llamadas constantes y los escándalos por sus caprichos
manifiestan una personalidad nada atractiva para los hombres.
¡No los asustes!
3) Interesadas:
Aunque este tipo de mujeres son rápidamente identificadas por los
hombres, hay algunas que saben hacer todo para que ellos se
demoren más y más tiempo en darse cuenta.
Este tipo de mujeres son de las peores.
Son las que se preocupan de qué automóvil tiene el hombre, ya
que la mujer “necesita” llegar en buenas condiciones a esa reunión
social en donde estarán sus conocidos a quienes quiere
impresionar. Son las mujeres a las que les importan mucho las
propiedades de su pareja y el barrio en el que vive, y por
supuesto, las cuentas bancarias. Una interesada jamás aceptará
salir con un hombre que no tenga una buena situación económica.
Poner los bienes materiales por delante de las cualidades de un
hombre, te hacen una mujer interesada, y los machos, como te
dije antes, no tardan en darse cuenta de esto.
Hay pocas posibilidades de que seas de este tipo de mujeres,
porque ellas generalmente no se enamoran, sólo buscan su
comodidad. Si terminan una relación, en la mayoría de los casos
se buscan a otro hombre, aún más adinerado o con un mejor
automóvil o casa que el anterior, así que no te preocupes.
De todas formas nunca está de más aclarar la existencia de este
tipo de mujeres.
4) Celosas:
Algunas encuestas han revelado que el tipo de mujeres que los
hombres más detestan son las celosas.
De todas formas, es prudente aclarar que TODOS y TODAS somos
celosos y celosas, el tema realmente importante aquí es en qué
nivel de celos está cada persona.
Aclaremos que los celos controlados son sanos… es más,
demuestran interés por la pareja. Muchas personas han
manifestado que no les gustaría que su pareja no fuera celosa, ya
que sentirían que no son importantes en lo absoluto para ellos.
Sin embargo, hay mujeres que dedican su vida, cada día, a ser
‘celosas profesionales’.
Hay mujeres que ven fantasmas donde no los hay.
Si eres muy celosa, debes dejar de preocuparte YA.
Los celos extremos traen sólo malas cosas a tu vida, a la vida de
tu pareja o ex, y por sobre todo, representan una enfermedad
terrible para la relación.
Es más, los celos son una de las principales razones de las
rupturas de parejas, cuando se trata de un hombre dejando a una
mujer.
Y aunque algunos hombres saben manejar estas situaciones de
buena forma, tarde o temprano todos terminan rindiéndose ante el
infierno que representa para la vida en pareja una mujer
extremadamente celosa.
La mujer celosa parte de la base de que su hombre le está siendo
infiel, y su vida gira en torno a demostrar esta “teoría”.
Las típicas actitudes de una celosa son:
- Permanentemente cuestionar y dudar de todo lo que dice el
hombre.
- Revisar su teléfono móvil para ver “si descubre algo”, un
SMS, una fotografía comprometedora, o cualquier evidencia
de algo que sólo en la mente de la mujer celosa existe.
- Tratar pésimo y despectivamente a las amigas o conocidas
del hombre, como si todas fueran prostitutas que quieren
tener sexo con él.
Una vez más es bueno aclarar que cierto tipo de celos son buenos
si existen en un ambiente en el que haya buen sentido del humor
por parte de los 2 integrantes de la relación, pero si pasan a ser
una actitud enfermiza de todos los días, hay que erradicarlos
inmediatamente, porque pueden transformarse en un virus que no
tenga cura, que enferme la relación y que termine matándola para
siempre.
¡Adiós Celos!
5) Problemáticas:
Las mujeres caprichosas que sólo están felices cuando las
complacen, terminan aburriendo a cualquier hombre.
Las relaciones necesitan de momentos de paz, de silencio… de
momentos de HACER NADA.
Las parejas que disfrutan de las cosas simples de la vida, como
una rica siesta juntos, o leer el periódico por la mañana en cama,
o simplemente de una buena conversación, son las parejas en las
que realmente ambos están comprometidos con futuro de la
relación.
Por otro lado, están las relaciones en las que la mujer demanda
siempre “estar haciendo algo”... “¿Y hoy dónde iremos?” “¿Qué
panorama tenemos para el fin de semana?” “¿Te parece si vamos
a…?” etc, etc, etc.
Y que quede claro no soy un defensor de la vida sedentaria, es
más, las parejas necesitan realizar panoramas y vivir ricas
experiencias juntos, como viajes para consolidarse, pero cuando
una mujer pone en el centro de todo las “actividades que hay que
hacer”, y lo peor de todo, se enoja cuando no se pueden realizar,
se cae en un comportamiento enfermizo que termina por agotar a
los hombres más temprano que tarde.
6) Lloronas:
Si eres sensible y lloras habitualmente por las cosas que te
afectan, no te sientas mal, es más, muchos hombres ven en esto
una gran ternura, y a muchos les nace tener un sentido de
protección hacia la mujer, sentido de protección que sólo trae
buenas cosas a la relación.
Si por otro lado, utilizas premeditadamente el llanto para generar
pena, y abusas de esto, estás equivocándote rotundamente y esto
te puede jugar en contra.
Ser sensible y dejar caer lágrimas de vez en cuando es muy
distinto a ser una mujer insegura que llora por todo y utiliza el
llanto como arma de defensa ante cualquier situación que no le
favorezca.
No te quieres ver débil e insegura ante tu pareja o ex, por el
contrario, quieres y NECESITAS verte como una mujer interesante
y que sabe manejar las situaciones que le tocan vivir, por eso, te
recomiendo que si estás en esta categoría, desde hoy comiences a
manejar mejor tus emociones a través de tus pensamientos.
Es decir, si estás triste, no pienses en cosas que hagan que estés
más triste, no escuches música depresiva, no hagas que una
situación mala se transforme en una pésima, por el contrario, haz
que una situación mala se transforme en una regular, y así…
7) Infieles y alocadas:
Este tipo de mujeres son muy atractivas para los hombres… sí…
pero sólo para una noche.
Es más, si un hombre se involucra con una mujer aventurera,
apasionada, pero que tenga ‘fama’ de haber estado con muchos
otros hombres, y de estar permanentemente con distintos chicos,
él se referirá a ella ante sus amigos como una “puta”, así de
simple.
8) Solteronas:
Existen algunas mujeres que están permanentemente pensando
en casarse.
“Llevan el vestido de novia en la cartera”, dice el dicho.
Esta actitud tiende a aterrar a muchos hombres, alejándolos para
siempre, así que evita caer en esto.
Ningún hombre quiere compromisos con mujeres desesperadas
por un marido, y no te estoy diciendo que nunca hables con tu
pareja de proyectarte con él en el futuro, simplemente te estoy
diciendo que todo a su tiempo.
Si es el momento indicado, el hombre aceptará perfectamente
comenzar a planear su futuro en compañía de su mujer, pero si
una chica empieza a contarle de lo feliz que la haría casarse y
tener hijos, y dice esto llevando sólo pocos meses de relación, lo
más probable es que el macho huya.
9) Sabiondas:
O también conocidas como parlanchinas o habladoras,
simplemente creen que todo lo saben, y lo que no… lo inventan.
Son muy desagradables, no sólo en el contexto de una relación,
sino que en cualquier momento. Estas son las personas que creen
que siempre tienen la razón y que nunca pueden estar
equivocadas.
Peores son las mujeres que por tratar de mostrar un poco de
intelectualidad se esfuerzan hablando de temas que no manejan y
enojándose o poniéndose en contra de su pareja si éste opina
distinto… grave error.
La mujer tiene el deber de saber llevar las conversaciones con su
pareja. Las opiniones fundamentadas tienen que ser más
importantes que las aseveraciones, de lo contrario, si se está en
presencia de una mujer que lo único que hace es decir que la
verdad está sólo en lo que ella dice, el hombre se terminará
aburriendo.
Cuando las palabras sobran… el hombre escapa.
10)
Radicales:
También conocidas como mujeres “idea fija” u obstinadas. Son las
que no aceptan los cambios de planes o las alteraciones a sus
rutinas, son mujeres que se estresan fácilmente y hacen de algo
pequeño un problema del porte de un buque.
Le temen a los cambios, no son aventureras, no les gustan las
sorpresas, son posesivas, y prefieren tener ellas el control de todo.
Les gusta programar todos los días, toda la semana, y si algo sale
mal, se les viene el mundo encima.
Aléjate de todas esas conductas, ya que la mayoría de los
hombres, cuando están en presencia de una mujer posesiva y que
toma las decisiones sin escuchar argumentos, se dan cuenta de
que están perdiendo el tiempo, de que hay miles de mujeres allá
afuera que tienen un carácter mucho más liviano, agradable y
tratable, y que de seguro estarán felices de estar con ellos.
En resumen, debes esforzarte por alejarte de estas 10
personalidades, ya que sólo son destructivas y te hacen mal a ti, a
tu pareja, y a la relación.
Dile adiós a las actitudes que te muestran como radical, sabionda,
solterona, infiel, llorona, problemática, celosa, interesada,
impaciente y superficial.
Sección 2: Errores fatales que pudiste
o puedes estar cometiendo
Muchas mujeres no le toman importancia a sus actos y se dejan
llevar por sus emociones, cometiendo durante y después de una
relación, errores graves que les terminan costando el término
definitivo de la relación con su hombre.
Por eso, es fundamental que desde hoy tengas claro qué hacer y
qué no hacer en distintas situaciones. Es primordial que
comiences a darle más importancia a la razón que a la emoción,
por difícil que esto parezca.
Si dejas que tu cerebro emocional te domine (llanto, pensamientos
de depresión, ganas incontrolables de estar con él), no te podrás
concentrar en hacer lo que necesitas hacer para recuperarlo.
Por eso, debes dejar que la razón gane esta vez, debes dejar que
tu cerebro racional haga el trabajo…
Ya estás leyendo esta Guía… lo que demuestra racionalidad de tu
parte, ahora tienes que adquirir el compromiso de cumplir paso a
paso todo lo que te diré, porque sólo de esta forma podrás ver
resultados satisfactorios.
Uno de los errores más típicos de muchas chicas son el apurarse y
no darle importancia a sus conductas. Extrañan tanto a sus
hombres y los necesitan (o al menos eso creen) tanto y tan rápido
que les da igual ser percibidas por ellos como patéticas,
desesperadas y necesitadas, todo con tal de tenerlos de vuelta.
Ellas dejan que su cerebro emocional derrote a su cerebro
racional. Tú no eres así. Tú conseguirás lo que deseas, pero todo a
su debido tiempo.
Antes de adentrarnos en la estrategia práctica para recuperar a tu
ex, decidí recopilar algunas conductas erróneas en las que caen
muchas mujeres, y que en muchos casos las hacen perder todas
las chances que pudieron tener en algún momento de recuperar a
sus ex.
Hice este recopilatorio para que tú no cometas estos errores, y si
identificas uno o más que ya has hecho o estás haciendo, te
recomiendo que te detengas ahora. Nunca es tarde.
Pon atención:
Ser mujerzuela1:
1
Mujerzuela: Mujer que tiene sexo regular con hombres desconocidos.
Muchas mujeres, para tratar de sobrellevar de buena forma la
ruptura con su ex, se transforman en mujerzuelas que salen de
fiesta prácticamente todos los días y duermen con cuánto hombre
aparece, todo para sentirse atractivas nuevamente, para callar el
sufrimiento interior que las aqueja, y para intentar olvidar a su ex
pareja.
En muchos casos, si la sociedad ve a un hombre que tiene éxito
con las mujeres, que se las lleva fácilmente a la cama y que al otro
día está con otra y otra, lo tildará de “héroe”, de “macho alfa”, de
“experto es seducción”, y tantos otros apelativos.
¿Pero si una mujer se comporta así?... Si una mujer sale a bares o
clubes y tiene la capacidad de conquistar hombres y llevárselos a
su hogar… ¿Cómo es tildada? Seguramente como mujerzuela.
Injusto, ¿no crees? Claro que lo es. Ambas conductas son las
mismas, sin embargo, el hombre es catalogado como HÉROE y la
mujer como PUTA.
Es una realidad difícil de asimilar para las mujeres, que muchas
veces son miradas injustamente por la sociedad como “sueltas”,
cuando realmente lo único que están haciendo es divertirse, sacar
provecho de su belleza y encanto, sociabilizar, y pasarlo bien con
personas del sexo opuesto.
Pero, por difícil que sea aceptarlo, la realidad es así y por lo menos
por ahora no hay mucho que puedan hacer las mujeres para
cambiar esta errada concepción que tiene la sociedad.
Por ende, comportarse como una mujerzuela es uno de los peores
errores que puede cometer una mujer que recientemente ha vivido
una ruptura.
Verás, un hombre que ve o se entera de que su ex mujer está en
estas ‘andanzas’, se pondrá feliz. Sí, feliz. Esto porque él se dirá a
sí mismo: “Bien, ahora sí que ya no tengo ninguna razón
para estar con ella”, y BUM, toda o casi toda opción de la mujer
de volver con su ex se va a la basura.
Un hombre que se entera de esto jamás se volverá a sentir atraído
por su ex mujer, para él, ella ya está ‘manchada’, y será muy
difícil considerar la opción de volver con ella.
Comenzar una relación temporal:
Afrontémoslo: Si una mujer de tipo promedio quiere empezar
“algo” con algún hombre, sólo le basta ir a un bar y le ‘lloverán’ las
alternativas de todo tipo.
Caso contrario es el del hombre. A algunos hombres, por no decir
a la mayoría, les puede costar meses encontrar a una mujer que
les guste y que por sobre todo  los tome en cuenta.
Por lo fácil que es para una mujer ir a un bar, conocer a un
hombre y comenzar algo con él, es que éste es también uno de los
errores más cometidos por las mujeres que acaban de terminar
una relación.
Verás, si aún quieres recuperar a tu hombre, lo peor que puedes
hacer es involucrarte en una relación con otro.
La mujer que caen en este error, está tan desesperada, que no les
importa si les gusta o no el hombre que conoció, lo único que le
importa es comenzar algo rápidamente con él, para ver si de
alguna u otra forma le puede sacar celos a su ex, y en el peor de
los casos, para ver si con esta nueva “conquista” puede olvidar a
su ex.
¿Por qué es una pésima idea comenzar una relación temporal?
Porque, primero, si tu ex se entera, no le estarás “sacando celos”,
sino que le estarás diciendo indirectamente “te olvidé por completo
y estoy con otra persona… ¡hasta nunca!”, ¿es eso lo que quieres?
Lo dudo, de lo contrario no estarías leyendo esta Guía.
Segundo, no es correcto darle falsas ilusiones a un hombre que
conociste en un bar o en otra situación. Muchos de estos solteros
que frecuentan bares o lugares de este tipo son hombres que en el
lenguaje de la seducción se conocen como “Fruscos” (frustrados
corrientes), y no son más que hombres que no han logrado y no
han sabido cómo tener éxito con las mujeres, ya que no les saben
hablar, no tienen confianza en sí mismos, no saben cómo
abordarlas, y esperan que el alcohol y la oscuridad de la noche les
traiga alguna mujer, sea la que sea. Por triste que parezca, esto es
así.
Por eso, cuando a estos tipos se les acerca una chica y se
empiezan a conocer, ellos, casi siempre, se entusiasmarán con ella
y querrán que la relación progrese.
Muchas mujeres utilizan a este tipo de hombres para olvidar a sus
ex o para sacarles celos, y esto es terrible y denigrante, tanto para
ellos como para ellas mismas.
Por eso, una mujer que ha sido “pateada” por su hombre, y que
LO QUIERE RECUPERAR, lo primero que tiene que evitar es ser
percibida como una mujerzuela, y segundo, por ningún motivo
comenzar una relación temporal con el primer hombre que se le
cruce.
Sacar celos al ex hombre, ¿es correcto?
Muchas lectoras me han preguntado si sacar celos al ex hombre es
correcto o sirve de algo, y mi respuesta es que sí sirve, pero que
hay que saber cómo y cuándo hacerlo.
Lo correcto es saber sacarle celos sutilmente, lo incorrecto y que
debes evitar a toda costa, es utilizar a un inocente tercer hombre,
que realmente está interesado en ti, para sacarle celos a tu ex.
Ser impaciente:
Este error lo comete la totalidad de las mujeres que han vivido una
ruptura, sí, el 100%, y es: no tener paciencia.
Lo que vive una mujer que recientemente ha pasado por la ruptura
de la relación con su hombre es un cambio de emociones terrible…
En este instante puedes estar pensando en él, y en lo mucho que
lo amas, pero 5 minutos más tarde puedes pensar en cómo te
trató, en cómo se terminó la relación, y terminarás odiándolo a
muerte.
Lo único que tienes claro es que no tienes nada claro, ¿cierto?
Lloras porque piensas en los momentos que vivieron juntos, luego
intentas seguirle el rastro para ver en qué está.
Tu mente se vuelve loca. Sabes que no tienes que llamarlo pero
caes una y otra vez en la tentación. Sabes que no tienes que
dejarle mensajes, pero ocurre lo mismo.
Los días se te están haciendo eternos y, si eres de las mujeres a
las que la ruptura les afectó a niveles mayores, no le encuentras
sentido a tu vida.
Bueno, no estás sola, a millones de mujeres, de todas partes del
mundo, les ocurre exactamente lo mismo, caen en una situación
de impaciencia terrible, que en la mayoría de los casos las hacen
cometer errores que hacen que pierdan las opciones que tenían de
recuperar a sus hombres.
Por eso, que mantengas la paciencia es crucial si quieres recuperar
a tu ex.
Comprometerte a cortar la comunicación con tu ex en un
100% lo antes posible, perdón, AHORA MISMO, es vital para
esto (en el próximo capítulo ahondaré en esto).
Necesitas darte una oportunidad de contar hasta 10, respirar
profundo y dejar que tu cerebro racional se preocupe de ti, de él y
de tu situación en general, sólo de esta forma prepararás tu mente
y cuerpo para lo que sigue.
Quieres y necesitas darte tiempo para desarrollar la “Nueva tú”,
una mujer con mayor confianza y seguridad en sí misma… una
mujer que será capaz de recuperar a su hombre.
Usar la mente de manera incorrecta:
Si todas las personas supieran utilizar el potencial de su mente en
su favor, viviríamos en otro mundo.
¿Alguna vez has visto el Documental El Secreto? Lo más probable
es que sí, si aún no lo has visto te recomiendo que lo hagas.
En él se expone la famosa “Ley de la atracción”, que básicamente
afirma que todo lo que nuestra mente piensa y nuestro cuerpo
siente, el Universo se encarga de entregárnoslo.
Por eso, si todo el día estás diciéndote “no puedo”, “esto no es
para mí”, “estoy tan mal”, “jamás lo voy a recuperar”, estás en
una cierta frecuencia, en una frecuencia negativa, que la vida se
encargará de hacer realidad.
Cuando dices “no puedo”, no sólo tus pensamientos y tu boca lo
están diciendo, sino que todas y cada una de las distintas partes
de tu cuerpo están sintiendo esta afirmación como verdadera.
Te estás “auto etiquetando” de una forma injusta. “No puedo”, “no
soy lo suficientemente buena para eso”, “simplemente nací así y
no hay nada que pueda hacer”.
Olvídate de todas las frases que niegan algo antes de hacerlo.
Y también, para recuperar a tu ex, necesitarás deshacerte de la
típica expresión “lo intentaré”. Esta frase es muy común en las
mujeres que quieren algo pero en el fondo de su corazón saben
que no lo lograrán, o que sus opciones son mínimas.
Por eso, para no defraudarse a sí mismas, utilizan la expresión “lo
voy a intentar”, cuando en verdad están diciendo “lo haré para
quedarme tranquila, pero sé que no lo conseguiré”.
Amiga, no se trata de “intentar” algo… O lo haces, o no lo haces.
Así de simple.
Por eso, si quieres volver con tu ex, todo lo que te explico en esta
Guía  tendrás que hacerlo. No intentarlo, ni decir “no puedo”…
Simplemente hacerlo, y hacerlo con convicción.

VOLVER CON EL ANDRES CAZARES PDF ONLINE