RELATORIO DEL XVIII CONGRESO GEOLÓGICO ARGENTINO • NEUQUÉN, 2011
EL GRUPO ANDACOLLO
(PALEOZOICO TARDÍO)
Juan Carlos Danieli1, Mariana Coppolecchia2 y Manuela Elissondo3
1. Dirección Provincial de Minería del Neuquén, Zapala jcdanieli@gmail.com 2. Servicio Geológico Minero Argentino SEGEMAR,
Córdoba 3. Servicio Geológico Minero Argentino SEGEMAR, Buenos Aires.
RESUMEN
El Grupo Andacollo, constituido por sedimentitas marinas, rocas volcánicas y volcaniclásticas de edad paleozoica superior, se
encuentra expuesto en la ladera occidental de la cordillera del Viento en el norte de la provincia del Neuquén. Las rocas presentan
intensa deformación y son intruidas por plutones y diques pérmicos del Complejo Volcánico-Plutónico Huinganco. Mediante
discordancia angular están cubiertas por ignimbritas riolíticas cogenéticas con los intrusivos. Desde el punto de vista petrológico
y estratigráfico las investigaciones más recientes consideran al Grupo Andacollo integrado sólo por las formaciones Arroyo del
Torreón y Huaraco. La comarca ha sido intensamente estudiada desde inicios del siglo pasado a raíz de la existencia de gran
cantidad de vetas y aluviones auríferos, siendo desde entonces conocida por su tradición minera con la denominación de Distrito
Aurífero Andacollo.
Palabras clave: Grupo Andacollo, sedimentitas marinas paleozoicas, distrito aurífero
ABSTRACT
The Andacollo Group (Late Paleozoic).- The Andacollo Group is mainly composed by marine, volcanic and volcaniclastic sedimentary
rocks of late Palaeozoic age outcrops on the western side of the Cordillera del Viento, in the north of Neuquén province. Its
deformed rocks by tectonism are intruded by plutons and dykes of Permian age and covered through an angular unconformity by
cogenetic riolitic ignimbrites. According to recent stratigraphic studies the Andacollo Group is integrated only by two geologic
units: Arroyo del Torreón and Huaraco formations. From the beginning of last century the area was intensively studied because the
existence of goldbearing veins and placers and by its economic relevance was named Distrito Aurífero Andacollo.
Key words: Andacollo Group, paleozoic marine sedimentites, goldbearing district
INTRODUCCIÓN
Las rocas pertenecientes al Grupo Andacollo incluyen sedimentitas marinas, rocas volcánicas y volcaniclásticas de edad paleozoica superior, que se encuentran expuestas en la ladera occidental de la cordillera del Viento, al norte de la provincia del Neuquén (Fig. 1). Se trata de
los afloramientos neopaleozoicos más septentrionales
de dicha provincia (Limarino et al. 1999). La cordillera del
Viento consiste en un bloque de basamento elevado, en
cuyo núcleo quedan expuestas estas unidades. Las mismas se hayan muy deformadas e intruidas por plutones y
diques pérmicos pertenecientes al Complejo Volcano-Plutónico Huinganco y son cubiertas mediante discordancia
angular por ignimbritas riolíticas cogenéticas con los intrusivos. La discordancia es el resultado de la Fase Orogénica San Rafael (Llambías et al. 2007).
Según Limarino et al. (1999) estos afloramientos se
vinculan con las sedimentitas del Paleozoico Superior aflorantes en las cabeceras del río Salado, en la zona de Malargüe, descriptos por Aparico (1950).
Esta zona ha sido intensamente estudiada debido al
desarrollo de vetas auríferas y aluviones. Existen registros
del descubrimiento de oro en el cauce del arroyo Milla
Michicó que datan del año 1892, aunque es probable que
previamente los pueblos originarios obtuvieran oro
aluvional (Danieli et al. 1999). La sostenida actividad minera vinculada con la explotación de placeres y vetas concentró en la comarca durante los primeros años de la pa-
sada centuria la mayor cantidad de pobladores del entonces Territorio Nacional del Neuquén. Con altibajos, la explotación aurífera continuó hasta la década de 1960, luego
de lo cual declinó hasta casi su total paralización. En los
últimos años, condiciones económicas favorables posibilitaron reactivar la exploración minera, centrándose en
actualidad en Andacollo la producción de oro y plata de
mayor importancia de la Patagonia septentrional.
ANTECEDENTES
Stoll (1950) describió la geología y mineralización en
el distrito minero de Andacollo, reconociendo tres unidades para el Paleozoico Superior: «Tobas Inferiores», «Serie
Sedimentaria Carbonífera» y «Tobas Superiores». Zöllner &
Amos (1955, 1973) definieron la «Serie Andacollo» para
agrupar a dichas unidades, manteniendo los términos propuestos por Stoll (1950), excepto para la unidad intermedia, a la que denominaron Fm. Huaraco. A partir del registro fosilífero, esta última unidad fue asignada al Carbonífero Superior (Stoll 1950; Amos 1972), mientras que las «Tobas Inferiores» y «Tobas Superiores» no presentan restos
fósiles, por lo que fueron asignadas al Carbonífero con
reparos, pudiendo estimarse que la inferior comienza en
el Devónico y la superior alcanza la base del Pérmico (Llambías et al. 2007). Digregorio (1972) y Digregorio & Uliana
(1980) las agruparon dentro del Grupo Andacollo. Posteriormente Méndez et al. (1995) denominaron a las «Tobas
49
ESTRATIGRAFÍA
71º
70º
69º
40
68º
Rí
PROVINCIA
DE
MENDOZA
oB
ar
Río N
ra
nc
as
euquén
Chos
Malal
Minas
45
PROVINCIA DE LA PAMPA
N
40
37º
Buta
Ranquil
Andacollo
Rí
o
Chos
Malal
43
Co
Pehuenches
lo
ra
37º
do
151
Ñorquín
REPÚBLICA DE CHILE
Río
21
40
Loncopué
quén
Ne u
Loncopué
Añelo
38º
7
Rí
oA
grio
Añelo
21
Las Lajas
Confluencia
Zapala
22
Río
lumin
Picún Leufú
é
Aluminé
Aluminé
39º
Ne
gro
O
Río A
39º
151
NEUQUÉN
22
Zapala
G
22
40
23
RO
Picunches
NE
22
RÍ
38º
El Huecú
Catán Lil
Picún Leufú
237
24
Huiliches
40
a
i
L
Collón Curá
í
Piedra del
Aguila
68º
o
40º
R
NC
VI
O
San Martín
de los Andes
237
PR
Lacar
m
IA
Junín de
los Andes
40º
y
DE
Las Coloradas
23
40
237
Va.
La Angostura
Los
Lagos
0
50
231
100 km
Escala Gráfica
41º
41º
40
72º
71º
70º
69º
Powered by Red PANGEA
234
Figura 1: Mapa mostrando la posición relativa donde aflora el Grupo
Andacollo en la provincia del Neuquén
Inferiores» como Fm. Arroyo del Torreón y a las «Tobas
Superiores» como Fm. La Premia.
Suárez & De la Cruz (1994), en un informe inédito en el
que describen la geología de la porción sur de la cordillera del Viento, denominaron Fm. Cerro San Pedro a las «Tobas Inferiores» y mantuvieron la denominación de Fm.
Huaraco. Limarino et al. (1999) utilizaron el término Complejo Andacollo para referirse a esta secuencia. Posteriormente, Rovere et al. (2004), en la descripción de la Hoja
Geológica 3772-IV, Andacollo, adoptaron las denominaciones propuestas por Méndez et al. (1995) aunque sin
incluirlas en el Grupo Andacollo. Llambías et al. (2007)
mantuvieron el Grupo Andacollo, pero lo consideraron compuesto por las Fms. Arroyo del Torreón y Huaraco, separando a la Fm. La Premia, que incluyeron dentro del Complejo
Volcánico-Plutónico Huingancó.
Formación Arroyo del Torreón (Méndez et al. 1995)
Esta unidad contiene una sucesión de tobas con intercalaciones lutíticas que afloran en la ladera occidental
de la cordillera del Viento, desde el arroyo Memanqué
hasta el sur de la localidad de Andacollo, reconociéndose
dos fajas elongadas meridionalmente. La faja occidental
se halla expuesta sobre ambas márgenes del río Neuquén
desde la desembocadura del arroyo Chenque Malal en el
norte, hasta el arroyo El Torreón, al sur de la localidad de
Andacollo. La faja oriental, de menor extensión, aflora por
50
encima de los 2000 m s.n.m., aguas arriba de la localidad
de El Manzano.
La unidad está compuesta por tobas y coladas riolíticas en la porción inferior, con intercalaciones de areniscas cuarzosas y pelitas en la porción superior (Llambías et
al. 2007). Dominan las tobas silicificadas, que presentan
textura variable y color gris blanquecino con tonos verdes,
castaños y rojizos. A pesar de su aspecto variado resaltan
en el paisaje por su coloración baya, su estructura maciza
y gran dureza (Fig. 2A) (Rovere et al. 2004). Son fundamentalmente masivas con cierto bandeado, aunque en algunos sectores desarrollan estratificación (Stoll 1950). Al norte
de la desembocadura del arroyo Huaraco se reconocen
intercalaciones lenticulares de pelitas oscuras (Figs. 2B y
C). Sobre la margen derecha del arroyo El Torreón se tornan
conglomerádicas (Fig. 2D), observándose abundante pirita.
Las tobas son dacíticas con fases riodacíticas y andesíticas. Presentan textura porfiroclástica (Rovere et al.
2004). Megascópicamente se visualizan cristales de plagioclasa, cuarzo, pirita, epidoto y fragmentos líticos oscuros en una matriz de grano fino (Stoll 1950). El espesor
máximo estimado para esta unidad según Zöllner & Amos
(1955, 1973) es de 1.800 metros.
La base no se observa y el techo está cubierto en
discordancia angular por las sedimentitas de la Fm.
Huaraco. Según Suárez & De la Cruz (1994), el contacto entre ambas unidades es tectónico, mediante fallas inversas. Está cubierta en discordancia angular por los Grupos
Choiyoi y Molle (Fm. Cayanta). Se encuentra intruida por
granitoides del Complejo Volcánico-Plutónico Huingancó y
está atravesada por numerosos diques.
A partir del contenido paleontológico (invertebrados
y flora), la Fm. Huaraco ha sido asignada al Carbonífero
Temprano (Zöllner & Amos 1955; 1973). Según Suárez & De
la Cruz (1994) esta unidad corresponde a un contexto de
volcanismo explosivo asociado a un ambiente marino.
Formación Huaraco (Zöllner & Amos 1955)
Está compuesta por lutitas, pelitas, areniscas y conglomerados con restos de invertebrados y plantas. Fue
denominada «Serie Sedimentaria Carbonífera» por Stoll
(1950) e incluida en la «Serie Andacollo» por Zöllner &
Amos (1955). En principio fue atribuida al Pérmico (Backlund
1923) y luego al Carbonífero (Leanza 1945). Aflora en la
ladera occidental de la cordillera del Viento, desde el
arroyo Memanqué hasta la zona del cerro Minas, al sur de
la localidad de Andacollo.
La unidad está constituida por lutitas, arcilitas, arcilitas arenosas y limolitas de color verde oscuro a negro
con intercalaciones de areniscas finas. En la parte inferior
se intercalan bancos de areniscas cuarzosas con alteración baya. Hacia la parte superior aumentan gradualmente las areniscas medianas a gruesas, intercaladas con
pelitas y areniscas finas bituminosas, que alternan con
delgados bancos conglomerádicos (Figs. 3 A, B y C) (Rovere
et al. 2004). Stoll (1950) mencionó también intercalaciones
de tobas en Loma del Fenómeno.
Según Rovere et al. (2004) presenta un espesor de 700
m, mientras que Suárez y De la Cruz (1994) lo estimaron en
más de 500 metros. Posee restos de flora y de braquiópodos. Fue interpretada por Rovere et al. (2004) como una
RELATORIO DEL XVIII CONGRESO GEOLÓGICO ARGENTINO • NEUQUÉN, 2011
A
B
C
D
Figura 2: Aspectos del Grupo Andacollo. A) Afloramiento de tobas pertenecientes a la Fm. Arroyo del Torreón, sobre la margen derecha del río
Neuquén, a la latitud aproximada de la desembocadura del arroyo El Torreón. B) Afloramientos de la Fm. Arroyo del Torreón donde se reconocen
tobas rojizas con intercalaciones de pelitas oscuras. Fotografía tomada desde la ruta provincial 39 al norte de la desembocadura del arroyo
Huaraco. C) Detalle de los afloramientos del sitio B, donde se observa una lente de pelitas negras intercalada en las tobas. D) Afloramiento de tobas
de la Fm. Arroyo del Torreón (AT) al NO del cerro Minas, en los laterales de la ruta de acceso al área minera.
A
C
B
Figura 3: Aspectos del Grupo Andacollo. A) Lutitas y areniscas finas de la Fm. Huaraco en la zona de la veta Rosario, localizada al norte del cerro
Minas. B) Fotografía de la cordillera del Viento tomada hacia el E desde la veta Rosario. En primer plano sedimentitas de color oscuro integrantes
de la Fm. Huaraco (FH), cubiertas por depósitos glacifluviales (DG), hacia la derecha, los afloramientos rojizos corresponden a la Fm. La Premia
(LP) y los sedimentos amarillentos a depósitos glaciarios y glacifluviales (DG) desarrollados en la Pampa de Malal Caballo. Los afloramientos claros
hacia el fondo de la fotografía corresponden al Granito Huinganco (GH), que está cubierto en discordancia por rocas del Grupo Choiyoi (Ch).
C) Areniscas cuarzosas gruesas pertenecientes a la Fm. Huaraco expuestas al NO del dique de colas, en Loma del Fenómeno.
51
ESTRATIGRAFÍA
sucesión marina y litoral, en tanto que Suárez & De la Cruz
(1994) la indicaron como de plataforma marina adyacente
a islas volcánicas.
Cubre en contacto tectónico a la Fm. Arroyo del Torreón. La relación de contacto entre esta unidad y la Fm. La
Premia es difícil de establecer, aunque en la zona del cerro La Premia se las observa en discordancia (Rovere et al.
2004). Está cubierta mediante discordancia angular por
rocas de los grupos Choiyoi y Molle (Fm. Cayanta), además
está intruida por granitoides del Complejo Volcánico-Plutónico Huingancó, y por gran cantidad de filones (Suárez &
De la Cruz 1994).
Ha sido asignada a partir de su contenido fosilífero
al Carbonífero por Leidhold (en Leanza 1945), al Carbonífero inferior por Zöllner & Amos (1955, 1973), y al Carbonífero
Superior por Herrero Ducloux (1946) y Amos (1972).
CONCLUSIONES
Las rocas del Grupo Andacollo pueden asimilarse a
los terrenos que forman parte del zócalo de la Cordillera
Principal. De acuerdo con Yrigoyen (1979) estos afloramientos formarían parte del zócalo andino ya que se trata de
pequeños asomos de un bloque elevado de basamento
eopaleozoico cubierto por sedimentos marinos carbónicos medios y seguidos por un emplazamiento plutónico y
volcánico posorogénico del Pérmico Temprano (Llambías
et al. 2007).
El diastrofismo carbonífero que caracterizó a todo el
margen continental gondwánico constituyó el comienzo
de la orogenia gondwánica cuyos efectos se extendieron
desde Colombia y Venezuela hasta la Antártida. Su origen
estaría vinculado con la presencia de una extensa zona de
subducción establecida a partir del Devónico a lo largo
del mencionado margen continental. Su actividad provocó
un intenso magmatismo, la colisión de bloques exóticos
contra el margen gondwánico y la rotación de otros sectores del mismo principalmente en el lapso del Devónico al
Pérmico. Ciertas manifestaciones metalíferas carboníferas y pérmicas de la región también se asocian con dicha
orogénesis.
A estar con Ramos et al. (2011, este volumen) las rocas paleozoicas preservadas en esta región indicarían la
presencia de un arco magmático a los ~328 Ma dominado
por un ambiente extensional de retroarco. Según los citados autores esas condiciones extensionales se interrumpen por los esfuerzos compresivos de la orogenia sanrafaélica antes de los 287 Ma, cuando se emplaza el Complejo Volcánico-Plutónico Huingancó, al que le siguen riolitas y tobas ácidas en un ambiente extensional correspondientes ya al Ciclo Precuyano.
TRABAJOS CITADOS EN EL TEXTO
Amos, A.J. 1972. Las cuencas carbónicas y pérmicas de Argentina.
Simposio Internacional, Sistema Carbónico - Pérmico América do Sul. Anales de la Academia Brasilera de Ciencias, 44
(Supl.): 27-36. Río de Janeiro.
Aparicio, E. 1950. Hallazgo de sedimentos paleozoicos en las cercanías del río Salado, Malargüe (Mendoza). Revista de la Asociación Geológica Argentina (5): 127-135. Buenos Aires.
52
Backlund, H.G. 1923. Der magmatische Anteil der Cordillera von Süd
Mendoza. Meddelangen fran AboAkademis GeologiskMineralogiska Institut, Abhandlugen, 3. Stuttgart.
Danieli, J.C., Casé, A.M. & Deza, M.A. 1999. El distrito minero de Andacollo,
Neuquén. En: Zappettini, E.O. (Ed.): Recursos Minerales de la
República Argentina Instituto de Geología y Recursos Minerales SEGEMAR, Anales 35: 1349-1364. Buenos Aires.
Digregorio, J.H. 1972. Neuquén. En: Leanza, A.F. (Ed.): Geología. Regional Argentina. Academia Nacional de Ciencias: 439-506.
Córdoba.
Digregorio, J.H. & Uliana, M.A. 1980. Cuenca Neuquina. En: Turner,
J.C.M. (Ed.), Geología Regional Argentina. Academia Nacional de Ciencias, 2: 985-1032. Córdoba.
Herrero Ducloux, A. 1946. Contribución al conocimiento geológico
del Neuquén extra-andino. Boletín de Informaciones Petroleras, 23 (226): 1-39. Buenos Aires.
Limarino, C.O., Massabie, A., Rossello, E., López Gamundi, O., Page,
R. & Jalfin, G., 1999. El Paleozoico de Ventania, Patagonia e
Islas Malvinas. En: Geología Argentina. Instituto de Geología y Recursos Minerales SEGEMAR, Anales 29 (13): 319-347.
Buenos Aires.
Leanza, A.F. 1945. Braquiópodos carboníferos de la Quebrada de
la Herradura al NE de Jáchal, San Juan. Notas del Museo
de La Plata, Sección Paleontología, 10 (86): 277-314. La
Plata.
Llambías, E.J., Leanza, H.A. & Carbone, O. 2007. Evolución tectonomagmática durante el Pérmico al Jurásico Temprano en la
Cordillera del Viento (37° 05´ S - 37° 15´ S): Nuevas evidencias
geológicas y geoquímicas del inicio de la Cuenca Neuquina.
Revista de la Asociación Geológica Argentina, 62 (2): 217235. Buenos Aires.
Méndez, V., Zanettini, J.C.M. & Zappettini, E.O. 1995. Geología y
metalogénesis del Orógeno Andino Central, República Argentina. Dirección Nacional del Servicio Geológico, SEGEMAR. Anales 23: 1-190. Buenos Aires.
Rovere, E.I., Caselli, A., Tourn, S., Leanza, H.A., Hugo, C.A., Folguera, A.,
Escosteguy, L., Geuna, S., González, R., Colombino, J. &
Danieli, J.C., 2004. Hoja Geológica 3772-IV, Andacollo, provincia del Neuquén. Instituto de Geología y Recursos Minerales. Servicio Geológico Minero Argentino. Boletín 298, 104
pp. Buenos Aires.
Stoll, W.C. 1950. Geología y depósitos minerales de Andacollo. Territorio de Neuquén. Dirección Nacional de Minería, Anales 6:
1-35. Buenos Aires.
Suárez, M. & De la Cruz, R. 1994. Geología del área Andacollo, parte
sur de la cordillera del Viento, Neuquén, Argentina. Placer
International Exploration. Informe inédito, 76 pp. Santiago
de Chile.
Ramos, V.A., Mosquera, A., Folguera, A. & García Morabito, E. 2011.
Evolución tectónica de los Andes y del Engolfamiento
Neuquino adyacente. Relatorio Geología y Recursos Naturales de la provincia del Neuquén, 18º Congreso Geológico
Argentino (este volumen).
Zöllner, W. & Amos, A.J. 1955. Acerca del Paleozoico superior y Triásico del cerro La Premia, Neuquén. Revista de la Asociación
Geológica Argentina, 10 (2): 127-135. Buenos Aires.
Zöllner, W. & Amos, A.J. 1973. Descripción geológica de la Hoja 32b,
Chos Malal, provincia de Neuquén. Servicio Geológico Minero Argentino, Boletín 143: 1-91. Buenos Aires.
Yrigoyen, M.R. 1979. Cordillera Principal. En: Turner, J.C. (Ed.): Geología Regional Argentina. Academia Nacional de Ciencias, 1:
651-694. Córdoba.
Descargar

capitulo 05 Danieli – Andacollo - Asociación Geológica Argentina