“VIVIR Y DEJAR VIHVIR”
Una guía metodológica para
dialogar sobre el estigma y
la discriminación relacionados
con el VIH y sida
2
Indice
CRÉDITOS Y AGRADECIMIENTOS ................................................5
¿EN QUÉ CONSISTE ESTE PAQUETE EDUCATIVO?........................7
PRIMERA SECCIÓN
¿QUÉ SE ENTIENDE POR ESTIGMA?.............................................9
Estigma y discriminación....................................................................11
Estigma, género y sexualidad.............................................................12
VIH Y SIDA....................................................................................15
¿Qué es el VIH?................................................................................15
¿Qué es el sida?...............................................................................17
RIESGOS Y VULNERABILIDADES ANTE EL VIH ..........................19
Comportamiento sexual riesgoso y machismo.......................................21
Vulnerabilidad y el VIH......................................................................22
Vulnerabilidad en las Mujeres.............................................................23
Vulnerabilidad en las y los Adolescentes..............................................25
Vulnerabilidad en la Diversidad Sexual................................................27
VIH, ESTIGMA Y DISCRIMINACIÓN...............................................31
El estigma relacionado con el VIH.......................................................31
La discriminación que viven las personas con VIH.................................33
VIH, sida y derechos humanos...........................................................34
Estigma y discriminación en el uso del lenguaje....................................35
3
SEGUNDA SECCIÓN
ORIENTACIONES PARA EL USO DEL VIDEO:
“VIVIR Y DEJAR VIHVIR”...............................................................37
Propósito principal del DVD...............................................................37
Sinopsis..........................................................................................38
¿Con quiénes utilizar este video?........................................................40
ORIENTACIONES Y GUÍAS PARA
LA REALIZACIÓN DE ACTIVIDADES EDUCATIVAS......................41
Presentación del DVD “Vivir y dejar vihvir”..........................................42
Conversatorio - guía de preguntas......................................................43
Sobre los personajes principales.........................................................43
Sobre Gabriel...................................................................................43
Sobre Marta.....................................................................................44
Sobre Christian.................................................................................45
Sobre las relaciones entre Gabriel, Marta y Christian...........................46
Sobre VIH y sida: ¿qué son?..............................................................46
Sobre estigma, discriminación y VIH..................................................47
Sobre VIH, riesgos y vulnerabilidad....................................................49
BIBLIOGRAFÍA.............................................................................51
4
CRÉDITOS
Y AGRADECIMIENTOS
Puntos de Encuentro agradece a todas las organizaciones y personas que
participaron en la elaboración de este material educativo por su tiempo y
sus valiosos aportes.
En especial al “Comité Asesor”, conformado para la conceptualización
de este paquete educativo e integrado por: Ebén Díaz, Samira Montiel,
Athiany Larios, Johnny Jiménez, Bismark Moraga y Marco Aurelio
Espinoza.
Elaboración del video:
Elaboración técnica: Augusto Blandón
Locución: Kenia Sánchez
Subtítulos: Patrick Welsh
Enfoque y contenido: Patrick Welsh, Sheila Vega, Rubén Reyes,
con aportes del comité asesor.
Elaboración de la guía metodológica:
Enfoque y contenido: Patrick Welsh, Sheila Vega, Rubén Reyes,
con aportes del comité asesor.
Revisión y edición de texto: Rubén Reyes, Ivette Murillo
y Karla Bojorge.
Diseño gráfico: Ana María Riguero Baltodano
5
6
¿EN QUÉ CONSISTE ESTE
PAQUETE EDUCATIVO?
Este paquete educativo que titulamos “Vivir y dejar vihvir” contempla:
Un video y un manual con marco conceptual y guías de preguntas para
llevar a cabo sesiones de sensibilización, reflexión y análisis sobre
estigma y VIH y otros temas relacionados.
Retomando escenas y personajes de la serie
de televisión “Sexto Sentido”, producida
por Puntos de Encuentro; el video se
enfoca principalmente en el estigma y
la discriminación que experimentan las
personas con VIH en su vida cotidiana y
cómo estos afectan su desarrollo personal,
relaciones familiares y sociales. Aborda
también las identidades de género y la
orientación sexual, priorizando de manera
particular la identidad de las transgénero;
destacando el estigma, la marginación y discriminación múltiples que ellas
viven cuando también tienen el VIH.
A la vez, el video permite ver los procesos de toma de consciencia y
empoderamiento que experimentan las personas con VIH cuando buscan
ayuda y están dispuestas a defender sus derechos, retando el estigma,
superando el maltrato, la discriminación, y exigiendo respeto.
7
Estos cambios no solamente se dan en las personas con VIH, sino también
en sus familiares y amistades, así como en las instituciones de la sociedad.
El paquete educativo está concebido en dos secciones principales que a
continuación se describen.
La primera sección, el “marco conceptual”, es un consolidado de ideas y
conceptos como:
Diversidad
sexual
VIH
Estigma
i
im
cr
ión
c
na
s
Di
y otros temas relacionados
La segunda sección, contiene una serie de indicaciones acerca del uso
adecuado del material educativo “Vivir y dejar vihvir”, que incluye:
El propósito general
y una breve sinopsis
del video “Vivir
y dejar Vihvir”
Un resumen
del contenido
temático
y los enfoques
en el video
8
Sugerencias sobre
con quiénes se puede
utilizar el material
educativo
PRIMERA SECCIÓN
¿QUÉ SE ENTIENDE
POR ESTIGMA?
Entre las varias definiciones de la palabra estigma que aparecen en
el Diccionario de la Real Academia Española se encuentran: “marca o
señal en el cuerpo”, “desdoro, afrenta, mala fama” y “lesión orgánica o
trastorno funcional que indica enfermedad constitucional y hereditaria”1.
VIH
En la sociología, estigma es “una condición,
atributo, rasgo o comportamiento que hace que
su portador sea incluido en una categoría social
hacia cuyos miembros se genera una respuesta
negativa y se les ve como culturalmente inaceptables
o inferiores”2. Históricamente, ha sido entendida como “una marca o
señal en el cuerpo, motivo de vergüenza, desgracia o censura”3.
VIH
La práctica de estigmatizar, es tan vieja como la humanidad misma.
En la Grecia antigua, y en otras culturas, existió la práctica de señalar
a las personas esclavas con marcas visibles como manera de acentuar
su estatus social de inferioridad y de menos valor con relación a las
personas libres. Dicha estigmatización física predeterminó las normas de
relacionamiento y trato entre ambos grupos (de desprecio y dominación),
delimitando y denegando, a la vez, las oportunidades de movilización,
participación social y política de las personas esclavas.
1 http://buscon.rae.es/draeI/SrvltConsulta?TIPO_BUS=3&LEMA=cultura
2 http://es.wikipedia.org/wiki/Estigma_(sociolog%C3%ADa)
3 http://www.cermiaragon.org/es/index.php?mod=news_detail&id=3666
9
En otros momentos de la historia humana; hasta la actualidad, en diversas
culturas, individuos que han nacido con “malformaciones congénitas”4,
(por ejemplo síndrome de Down, espina bífida, anencefalia, labio
leporino, pie zambo)5 han sido sujetos de “estigma” que muchas veces ha
conllevado a su marginación, maltrato y discriminación social.
De igual manera, personas que han adquirido enfermedades o
condiciones que han cambiado su apariencia y/o capacidades físicas y
mentales (por ejemplo, lepra, peste bubónica, polio, esclerosis múltiple,
alzhéimer, esquizofrenia) han sido estigmatizadas en la sociedad,
a menudo llevándolas a su aislamiento social obligatorio (colonias,
campamentos) o ingreso forzado a
instituciones psiquiátricas.
Tener una
Tener
identidad
adicciones
de género
a las drogas
Hoy en día, las personas
“inferior”
o al alcohol
viven ‘’estigma” no sólo por
(mujer, trans)
poseer características físicas o
Permanecer
Ser
psicológicas “diferentes” sino
soltera/ro en
homosexual
también por tener atributos o
una edad adulta
(gay, lesbiana,
condiciones que son reprobadas
o a lo largo de
trans)
Ser
toda la vida
socialmente o están fuera de las
obeso
normas culturales aceptadas; estas
Ser indígena
Pertenecer
son vistas como aberraciones o
o afroa una pandilla
condiciones de inferioridad, por lo
descendiente
o grupo juvenil
que viven “estigma social”. Entre
estas se incluyen, por ejemplos:
Tener historial
Pertenecer
penal
a una
(criminales)
clase social
“baja”
4 Características físicas o mentales consideradas
Estar
Ser hijo
culturalmente como”anormales”, extrañas o
en el
“ilegítimo”
como defectos.
desempleo
5 http://kidshealth.org/parent/en_espanol
/embarazo/birth_defects_esp.html#
10
Personas que pertenecen a grupos
“minoritarios” por su religión, etnicidad,
nacionalidad u otra característica,
a menudo son estigmatizadas por el
grupo “mayoritario” y muchas veces
consideradas como una desviación a
la norma imperante. Esto se dio por
ejemplo, en Alemania en los años 30 y
40 del siglo veinte, siendo estigmatizado
el pueblo judío por la gente nazi que
se consideraba a sí misma de raza
superior. Actualmente en muchos países
de América Latina y el Caribe, los
pueblos indígenas y afro-descendientes
son estigmatizados por las poblaciones mestizas y blancas, porque éstos
últimos consideran que los primeros son inferiores.
Estigma y discriminación
En la gran mayoría de los casos las personas o grupos de personas que
estigmatizan lo hacen por falta de información, mitos o miedos. Esto, a
menudo, las lleva a prácticas de enjuiciamiento, maltrato y discriminación
en contra de las personas estigmatizadas. Al, etiquetarlas de forma
negativa, reafirman a la vez su propia “normalidad”, valor y sentido de
decencia y superioridad.
Mientras el estigma se refiere a actitudes y creencias no favorables
dirigidas hacia alguien o algo. La discriminación es el tratamiento de
un individuo o de un grupo con parcialidad o prejuicio.
La estigmatización refleja una actitud; la discriminación es un acto o
conducta.
11
Estigma, género y sexualidad
La palabra “heterosexual” describe a las personas que se sienten
atraídas física y afectivamente por personas del otro sexo: hombres
hacia mujeres y mujeres hacia hombres. En sociedades patriarcales
la heterosexualidad se promueve y se valora como la única expresión
aceptable de la sexualidad humana y se establece como “normal”,
marginando, de esta manera, otras expresiones de la sexualidad humana.
Otras orientaciones sexuales
como la homosexualidad, el
lesbianismo, la bisexualidad
y las identidades trans (el
travestismo, la transgeneridad y
la transexualidad), en sociedades
tradicionalmente patriarcales son
consideradas anormales, raras,
enfermas e inmorales. Por ende,
las personas que asumen estas orientaciones e identidades son sujetas
a actitudes que les estigmatizan y a conductas que les discriminan y
violentan sus derechos.
Nuestra manera de entender y aceptar la sexualidad humana está muy
ligada a la construcción social de las identidades de género y a la
heterosexualidad como norma. Los niños varones aprenden que deben ser
fuertes, rudos, agresivos, independientes, dominantes y arriesgados y las
niñas se educan para ser delicadas, suaves, tiernas, cariñosas, serviciales,
cuidadosas, dependientes, sumisas. En este proceso de socialización,
los niños y las niñas, interiorizan la atracción hacia el “otro sexo” como
lo “normal” y por lo tanto las expresiones “femeninas” en los varones
como las “masculinas” en las niñas son reprendidas y castigadas. En
ésta socialización de niños y niñas, la heterosexualidad prevalece como
12
un mandato central y obligatorio de las normas de
género.
De esta manera, al llegar a la adolescencia, las
concepciones y prácticas sexuales de los y las
adolescentes se caracterizan por los valores, roles,
identidades y relaciones tradicionales de género.
Los adolescentes varones han aprendido a ver a
las mujeres como objetos de conquista sexual y
en el ejercicio de su sexualidad manifiestan los
valores de la masculinidad tradicional. Buscan, de
manera activa, experiencias sexuales que garanticen
su propio placer, utilizando a menudo, agresividad y violencia. Las
adolescentes, en cambio, han aprendido que en el ejercicio de su
sexualidad deben ser pasivas y sumisas, garantizando placer sexual a
los varones y dejando su propio placer en segundo plano. Generalmente,
a esta edad ya han aprendido a ejercer su sexualidad en función de la
reproducción humana.
Muchas veces, aún antes de llegar a la pubertad, niños y niñas ya han
recibido mensajes que ubican a las relaciones amorosas y sexuales
entre mujeres y hombres, las heterosexuales, como las “normales”, y
las que se dan entre hombres o entre mujeres, las homosexuales, como
“anormales”. En el seno de sus familias,
mediante dogmas y doctrinas religiosas y a
partir de su participación en la educación
formal, aprenden actitudes de miedo y rechazo
hacia la homosexualidad.
En conclusión, los procesos de construcción
social de género producen y reproducen un
conjunto de creencias, valores, actitudes y roles
13
que colocan a los hombres en un lugar privilegiado y a las mujeres en un
lugar inferior, que son la base de la desigualdad social en las relaciones
interpersonales, sociales, económicas y políticas entre mujeres y hombres.
Este sistema de género, conocido
como el patriarcado, se caracteriza
también por la heterosexualidad
obligatoria, razón por la cual,
en el polo inferior, no solamente
se coloca a las mujeres, sino
también a todas las personas cuya
orientación o identidad sexual
es lésbica, gay, bisexual o trans
(LGBT).
Así, todas las personas que en algún momento de su vida empiezan a
cuestionar su condición y posición de género y/o su heterosexualidad
son tratadas con sospecha, desprecio y odio. Por ser transgresoras de
un modelo rígido y arcaico, sufren todo tipo de estigma, discriminación y
violencia tanto en sus familias, lugares de trabajo y comunidades, y desde
las instituciones de la sociedad encargadas de “guardar la buena moral”,
como suelen ser las iglesias y entidades del Estado.
14
VIH Y SIDA
¿Qué es el VIH?
El VIH es un acrónimo que se usa para el Virus de
Inmunodeficiencia Humana. Es un virus que “destruye
las células inmunológicas (CD4), que son parte
fundamental del sistema de defensa del cuerpo
humano, así que diversas infecciones y cánceres
pueden atacar a la persona. Estas enfermedades se
llaman enfermedades oportunistas”6. Además el VIH
es un “lentivirus”, lo cual significa que permanece
mucho tiempo en estado inactivo.
El VIH solamente puede transmitirse de persona a persona, a través de
tres vías posibles y que se describen a continuación:
a
Transmisión sexual. Relaciones sexuales (vaginales, orales y anales)
sin el uso correcto del condón, con personas que viven con el VIH.
b
Transmisión a través de productos/derivados de sangre u
órganos de una persona que vive con el virus. Esta vía incluye
transfusiones de sangre o productos de sangre, uso compartido de
jeringas contaminadas, tatuajes y herirse con instrumentos corto
punzantes infectados.
6 http://www.ops.org.bo/its-vih-sida
15
c Transmisión vertical. De una mujer embarazada al feto durante la
gestación, o al hijo o hija en el parto o en la lactancia materna.
Por otro lado, hay muchos mitos y falsas creencias acerca de la
transmisión del VIH y por lo tanto vale la pena destacar que NO se
transmite por:
Utilizar baños
que usan las
personas que
tienen VIH o
sida
Brindar
cuidados vitales
a una persona
que tiene VIH
o sida
Compartir
alimentos y
utensilios de
cocina
Apretón
de manos,
abrazos y
besos
Compartir
vida
social
Por
acercamiento
o contacto físico,
con una persona
que tiene VIH
o sida
Picadura de
zancudos u
otros
insectos Compartir
el mismo
espacio
laboral
De acuerdo a la Organización Panamericana de la Salud (OPS), hay
varias maneras de reducir el riesgo de transmisión/adquisición del VIH
por vía sexual:
Utilizando preservativos masculinos o femeninos correctamente, cada
vez que se tenga relaciones sexuales.
Manteniendo relaciones fieles con una pareja libre del VIH, y que sea
igualmente fiel y sin otros comportamientos de riesgo.
16
Teniendo únicamente relaciones sexuales sin penetración vaginal, anal
o bucal, tales como: caricias, tocamientos, frotamientos, masturbación
mutua, entre otras expresiones.
Absteniéndose de tener relaciones sexuales.
De la misma manera, la OPS alerta que si una persona se entera que ha
adquirido el VIH, debe tomar las medidas necesarias para acceder al
tratamiento, atención y apoyo antes de que aparezcan los síntomas, lo
que le ayuda a prolongar su vida por muchos años.
¿Qué es el sida?
El Síndrome de Inmunodeficiencia Adquirida (Sida) es la etapa de
enfermedad de una persona que vive con el VIH. Es cuando el sistema de
defensa se ha debilitado y otras enfermedades han invadido el cuerpo. El
VIH en la persona ha deteriorado el sistema inmunológico, destruyendo
las células encargadas de defenderlo de las enfermedades, a tal grado
que su cuerpo ya no es capaz de resistir las infecciones. Se considera que
alguien tiene sida cuando presenta una o más infecciones oportunistas
y un número bajo de células T, que son un tipo de glóbulos blancos
(linfocitos) que forman parte del
sistema inmunitario. Estas células
ayudan al cuerpo a resistir ante
enfermedades o sustancias dañinas.
I
S
D
A
El sida es progresivo y puede
afectar a cualquier persona que no
tome las medidas preventivas para
evitar la adquisición del VIH; el sida,
por el momento, no tiene cura.
17
El tiempo entre la adquisición del VIH y el inicio de la etapa de sida es
muy variable de una persona a otra, pero la mayoría de las personas
con VIH empieza a tener enfermedades relacionadas con la misma en un
plazo de 5 a 10 años. Este tiempo se puede prolongar más, si la persona
cumple ciertos requisitos de cuido personal:
Si detecta a tiempo su
estatus de VIH, mediante
pruebas especializadas,
fácilmente accesibles, que
ofrecen los servicios
públicos de salud y ONG’s
especializadas en el tema
Si introduce cambios en su
estilo de vida que apuntan a
tener salud integral: dieta
balanceada, ejercicio regular,
evitar estrés, dormir bien,
eliminar/reducir el consumo de
alcohol y otras drogas, etc.
Si inicia en tiempo adecuado y bajo
supervisión médica el tratamiento
antirretroviral (TAR) que son
medicamentos que detienen o
interfieren con la reproducción del virus
en el organismo, haciendo más lento el
proceso de debilitamiento del sistema
inmunológico causado por el VIH.
Si se somete a
chequeos
médicos regulares
para monitorear
la carga viral en
su cuerpo
Todavía, no se ha logrado producir una vacuna en contra del VIH y el
sida; sin embargo la administración continua de TAR permite retrasar
significativamente el desarrollo y avance de la enfermedad, y hay muchas
personas con VIH que se mantienen saludables y activas durante largos
periodos de tiempo.
18
RIESGOS
Y VULNERABILIDADES
ANTE EL VIH
El riesgo de adquirir el VIH está asociado en
primer lugar con la falta de conocimiento e
información sobre lo que es el virus y cómo
se transmite, así como la falta de adopción
de medidas de prevención. Las personas
no informadas, sexualmente activas, corren
riesgo porque no hacen ningún esfuerzo por
protegerse.
El hecho de no tener acceso a condones aumenta el riesgo de adquisición
del VIH, ya que el uso del condón es fundamental para la prevención de
la transmisión del VIH.
De hecho, en la actualidad ya no se habla de “grupos de riesgo”, sino
más bien de “comportamientos de riesgo”, lo cual se refiere a que
cualquier persona que tenga relaciones sexuales (vaginal, oral y anal)
sin el uso correcto del condón se coloca en una situación de riesgo de
adquirir el VIH7.
7 También, dos o más personas que usan la misma jeringa para consumir una droga inyectable
corren riesgos: si una de ellas tiene el VIH se lo puede transmitir a la otra, ya que la probabilidad de
intercambio de sangre en este caso es muy alta. Pero en este texto no vamos a desarrollar este punto,
ya que la vía de transmisión del VIH que más prevalece son las relaciones sexuales de alto riesgo sin
protección.
19
SONKE de Sudáfrica8, hace 4 categorías de comportamientos sexuales
y las califica así:
NINGÚN RIESGO
Abstinencia
Frotación
Intercambio de besos
Fantasías sexuales
Auto estimulación/masturbación
Masaje sexual
MENOR RIESGO
Estimulación sexual de la vagina o
ano con los dedos protegidos con
guantes de látex
Sexo vaginal con condón
Masturbación mutua
entre dos personas
Realizar sexo oral a una mujer
con condón
Realizar sexo oral a un
hombre con condón
MEDIANO RIESGO
Realizar sexo oral a un
hombre sin condón o
sin protector bucal
Sexo anal
con condón
Realizar sexo oral a una mujer
sin condón femenino o sin
protector bucal
Estimulación sexual de la vagina
o ano con los dedos sin guantes
MAYOR RIESGO
Sexo vaginal
sin condón
Sexo anal sin condón
Sexo vaginal sin condón,
retirando el pene antes
de eyacular
Sexo anal sin
condón, retirando
el pene después
de eyacular
8 Retomado y adaptado de Sonke, ONG sudafricana que trabaja el tema de género y masculinidades vinculado con la prevención del VIH.
20
En este sentido, no es la pertenencia a un grupo particular que constituye
el riesgo, sino más bien el comportamiento sexual riesgoso en que
puede incurrir cualquier persona. Por ejemplo, el uso de alcohol y otras
drogas elevan el nivel de riesgo si se tienen relaciones sexuales bajo su
influencia, ya que en este estado, se desvanecen las inhibiciones, se altera
la capacidad de juicio y con facilidad se tienen relaciones sexuales sin la
debida protección.
Evidenciar los “comportamientos de riesgo” permite establecer con
claridad que las personas homosexuales y trabajadoras sexuales no son
las que corren mayor riesgo en sí, es la población entera que los corre, si
tienen una práctica sexual sin protección.
Comportamiento sexual riesgoso y machismo
Al analizar el comportamiento sexual de riesgo desde el enfoque de la
equidad de género, se aprecia que son los hombres, por lo general,
quienes suelen tomar mayores riesgos en el ejercicio de su sexualidad.
Desde pequeños, a los hombres se
le enseña a no tener temor, hacia
nada, ni nadie o por lo menos no
mostrarlo. Este es un “requisito”, una
prueba de masculinidad. Cuando
crecen, asumen comportamientos
peligrosos para seguir demostrando
su “hombría”. Por ejemplo: consumir
drogas, violar la ley, tener relaciones sexuales con mujeres que no desean
para responder a la presión de los amigos o tener múltiples parejas
sexuales sin protección. Este condicionamiento social, también induce a
los hombres a tener conductas riesgosas que ponen poca importancia a la
necesidad de prevenir el VIH protegiéndose en cada relación sexual.
21
En muchos países, aún cuando existen
altos niveles de conocimientos acerca
del VIH y de cómo se transmite, hay
índices muy bajos en el uso del condón.
Esto significa que los hombres, por no
haber asimilado la seriedad del riesgo
implícito en tener relaciones sexuales
sin protección, se arriesgan a adquirir el VIH y también exponen a sus
parejas sexuales al mismo riesgo.
Otro aspecto relacionado al machismo es la poca
costumbre de los hombres de realizarse chequeos
periódicos de salud, y mucho menos de su salud
sexual. Esto quiere decir que la mayoría de los
hombres no están al tanto de su estatus frente al
VIH, y que siguen teniendo relaciones sexuales sin
protección, inconsciente de los riesgos implícitos en su comportamiento.
Vulnerabilidad y el VIH
Aún, con el reconocimiento de los “comportamientos de riesgo” y el
impulso de múltiples acciones informativas y educativas masivas para
cambiar conductas sexuales de riesgo, ha sido notable que el VIH sigue
afectando más a ciertos “sectores” de la población. Es decir, que hay
una serie de aspectos socioculturales y biológicos que hace a algunas
personas más vulnerables que otras a adquirir el VIH.
De acuerdo al Ing. Raúl Regueiro9, la vulnerabilidad puede definirse de la
siguiente manera: “Es la agudización del riesgo individual, generado por
la interacción de factores constitutivos del individuo y factores externos, lo
9 Coordinador nacional del proyecto HSH del Centro Nacional de prevención ITS/VIH/sida en Cuba:
http://www.undp.org.cu/eventos/sida3/Riesgo%20vs%20vulnerabilidad.pps
22
que provoca que sujetos con comportamientos de riesgo similares, posean
niveles de exposición diferentes al VIH”.
Algunos factores de vulnerabilidad identificados por Regueiro son:
Falta de
información
y de servicios
de salud
Dificultades
en negociar
el uso del
condón
Dificultades con
la salud sexual
y reproductiva
(sexualidad
oculta y
clandestina)
Abuso de
drogas
Vulnerabilidad en las Mujeres
En el caso de las mujeres, su vulnerabilidad frente al VIH está matizada
por su condición y posición de género en la sociedad. El sistema
patriarcal limita seriamente a las mujeres, les prohíbe informarse, conocer
y tener control sobre el funcionamiento de su cuerpo y sexualidad. Muchas
mujeres desconocen los riesgos de tener relaciones sexuales sin protección
y no se protegen. Y en caso de hacerlo, sólo se piensa en prevenir un
embarazo, pero no necesariamente una infección de transmisión sexual
(ITS) o el VIH.
Muchas veces ellas conocen la
información y quieren protegerse, pero
les atemoriza ejercer este derecho
ya sea por miedo al maltrato, al
abandono, al juicio o al desprestigio.
Por ejemplo, cuando una mujer
insiste en usar condones, puede ser
que su pareja empiece a desconfiar y la
acuse de estarlo engañando con otro.
23
Por esta razón muchas dejan el control de su sexualidad en manos de los
hombres, arriesgándose a adquirir el VIH.
Otro factor que expone a las mujeres, es la vulnerabilidad biológica.
Algunos estudios han identificado que la transmisión del VIH es 14 veces10
más fácil de hombre a mujer, que de mujer a hombre.
Esta vulnerabilidad biológica se empeora por la
condición social de dependencia y sumisión en
que viven muchas mujeres. Es probable que ellas
tengan contacto sexual aunque no quieran (si las
violan o tienen una relación forzada); en estas
circunstancias, la vagina no lubrica y el tejido
se desgarra más fácilmente, lo cual aumenta el
riesgo de las mujeres a la exposición del virus.
También, después de cualquier penetración sexual sin condón, el semen
permanece dentro de la vagina, y se mantiene vivo en la cavidad vaginal
por más tiempo que los fluidos vaginales en el pene, por lo que el tiempo
de exposición de las mujeres al virus es mayor. La vagina es una cavidad
con muchos vasos sanguíneos que están irrigando la mucosa que los
recubre, lo que permite absorber el virus más fácilmente.
Actualmente, existe una preocupación generalizada por la “feminización”
de la pandemia de VIH y sida, ya que cada vez más mujeres están
adquiriendo el virus por su condición de vulnerabilidad y por los
comportamientos sexuales de riesgo de los hombres.
10 Dato tomado de Zorrilla C, Santiago L. Mujer y VIH: Reclamando el derecho a la vida. Women
and Health Center, Puerto Rico.
24
Vulnerabilidad en las y los Adolescentes
Otra población de
particular vulnerabilidad
frente al VIH son los y
las adolescentes (siendo
las mujeres adolescentes
aún más vulnerables por
el hecho de ser mujeres).
A nivel biológico,
algunos factores que
afectan particularmente
a adolescentes es el
proceso no terminado
del desarrollo de sus
órganos sexuales (las
relaciones sexuales pueden ser dolorosas y resultar en fisuras, heridas
o traumas), los cambios hormonales (que estimulan la libido) y las
deficiencias inmunológicas que disminuyen la resistencia al VIH.
En lo social, los cambios físicos que la pubertad produce en cuerpos
de niñas y niños y el hecho de sentir deseos sexuales por primera vez,
muchas veces son fuente de confusión y miedo, más aun si no se cuenta
con educación sexual científica y veraz. Como resultado, la sexualidad,
más que todo en el caso de las mujeres adolescentes, se vive de manera
clandestina, desinformada, con riesgo, con pena, represión y tabú.
En el caso de los varones adolescentes, la fuerte influencia del machismo
los empuja al ejercicio desenfrenado de su sexualidad, como manera de
afirmar su hombría y ganar el “respeto” de sus pares y de las personas
adultas, demostrando su capacidad de seducción y conquista a las
mujeres.
25
Tanto varones como mujeres adolescentes también se exponen al VIH
cuando tienen relaciones sexuales sin protección con hombres adultos, ya
que hay una mayor probabilidad de que éstos hayan tenido relaciones
sexuales con muchas parejas sin protección.
También es bastante común que los adultos
establezcan relaciones de dominación con las
y los adolescentes, con lo cual, ellas y ellos
resultan tener poca capacidad de exigir el uso
del condón.
Tomando en cuenta, la falta de información
para adolescentes, el poco acceso a servicios
de salud especializados en la sexualidad de adolescentes (con enfoque de
género), y el hecho de que la adolescencia es una etapa de curiosidad,
deseos, y búsqueda de experiencia y de placer, es evidente el porque la
adolescencia es una etapa de particular vulnerabilidad de cara al VIH.
La reducción de dicha vulnerabilidad depende, en gran medida
del acceso a información y educación, de la creación de redes de
protección de los derechos de las y los adolescentes, y de la creación
de las condiciones propicias que permitan el uso correcto e irrestricto de
condones, superando mitos, prejuicios y miedos.
26
Vulnerabilidad en la Diversidad Sexual
Una tercera población que experimenta
una particular vulnerabilidad con respecto
a la adquisición del VIH son los hombres
que tienen relaciones sexuales con otros
hombres (se identifiquen o no como
homosexuales o bisexuales) y las trans
femeninas. El sexo anal que a menudo
caracteriza las relaciones sexuales
entre ellos y ellas, cuando se practica sin
condón, implica un riesgo, debido a las características
biológicas y la fragilidad de la mucosa rectal. La vulnerabilidad es aún
mayor para una de las partes, en el caso de relaciones de pareja que se
caracterizan por el establecimiento de jerarquías, en donde una de las
partes tiene poca capacidad de demandar el uso del condón.
El VIH entre lesbianas, ha sido un tema poco abordado, por esta razón,
existen contradicciones al respecto. Algunos informes indican que las
secreciones vaginales y la sangre menstrual de mujeres con VIH pueden
transmitir el virus y que la exposición de la membrana vaginal a estas
secreciones podría aumentar su
vulnerabilidad al VIH. Otros estudios
lo desmienten y no hay consenso.
Algunas lesbianas empiezan a vivir
su sexualidad con mujeres después
de años de haber vivido como
heterosexuales, esto significa que,
si no han utilizado condón, han
tenido relaciones de alto riesgo.
27
Además, una experiencia común entre
muchas lesbianas es haber estado
expuestas a la presión social, la coerción,
la violación y violencia de todo tipo, con
el fin de supuestamente “enderezarlas” o
“curarlas” de su lesbianismo.
La población gay, trans y los hombres que
tienen sexo con hombres (HSH) siguen
registrando una prevalencia alta de casos
de VIH o sida, porque no están teniendo
acceso a los recursos necesarios para su
debida atención y prevención. Esto tiene
que ver en gran medida con los persistentes
tabúes sexuales que siguen catalogando la
homosexualidad como pecado, enfermedad y moralmente censurable, que
están incidiendo en las políticas públicas.
El odio social hacia los homosexuales, lesbianas y trans (conocido como
homofobia, lesbofobia y transfobia) conduce a que sean pocos los
espacios sociales donde estas personas pueden expresarse libremente.
La discriminación, marginación y el no reconocimiento de la
homosexualidad y el lesbianismo afecta la capacidad de muchos gays,
lesbianas y trans de vivir plena y saludablemente su sexualidad, ya que
estos factores provocan en ellas y ellos sentimientos de vergüenza, miedo,
inseguridad
y bajo autoestima.
Todos estos se convierten en factores de vulnerabilidad, más aún durante
la adolescencia y la juventud. Incluso, el sesgo heterosexista y hasta
homofóbico de los sistemas de salud y educación obstaculizan seriamente
que gays, trans y lesbianas acudan a los servicios de atención médica o
28
que puedan acceder a los centros de educación; ya que sus necesidades
específicas son ignoradas y sus derechos humanos gravemente
violentados.
El enfoque “poblaciones vulnerables” no reemplaza la noción de
“comportamientos de riesgo”, sino que éstos se complementan para
promover el cambio individual conjuntamente con la creación de
condiciones que favorezcan y apoyen el cambio social.
29
30
VIH, ESTIGMA
Y DISCRIMINACIÓN
El estigma relacionado con el VIH De acuerdo a Family Health International, “el
VIH/SIDA es una enfermedad que ha dado
lugar a mucho estigma por estar relacionada
a comportamientos sexuales o de consumo
de drogas, y por el hecho de que en muchos
lugares afecta desproporcionadamente a
las personas que están fuera de lo que la
sociedad, considera normal (tales como
los hombres que tienen relaciones sexuales
con hombres, las trabajadoras sexuales,
los usuarios de drogas inyectadas y las
poblaciones migrantes)”11.
Cuando predomina la falsa creencia de que el VIH afecta más a grupos
específicos como homosexuales o trabajadoras/trabajadores sexuales,
como sucedió al inicio de la epidemia en los años 80, suele reforzarse
la percepción en muchas personas de que “Yo no estoy en peligro”,
justamente porque no se consideran miembros de dichos grupos.
11 http://www.fhi.org/sp/Topics/Stigma+and+HIV+topic+page.htm
31
A la par de este mito hay un juicio moral que considera a homosexuales,
trans y trabajadoras y trabajadores
sexuales, promiscuas, anormales o
inmorales. Además, si es del conocimiento
público que adquirieron el VIH, muchas
veces, se considera que “se lo buscaron”,
que es a causa de su “inmoralidad” y por
ende “se lo merecen”. El estigma social
entonces, es doble: por ser homosexual,
trans, trabajador o trabajadora sexual y por
tener el VIH.
Este posicionamiento, en sí, es un ejercicio flagrante de estigmatización
social, crea un sentido de falsa seguridad, ya que refuerza la idea de que
“los otros y otras” por ser malos y malas adquieren el VIH, mientras que a
“nosotros y nosotras” por ser “buenos o buenas” no nos afecta. Induce a
la marginación y discriminación de aquellas personas homosexuales, trans
y trabajadoras sexuales que han adquirido el VIH.
Si no se reta y supera este tipo de estigmatización, se corre el riesgo que
muchas personas, al no sentirse afectadas por el VIH, tampoco sientan
la necesidad de cuidar su salud sexual y mucho menos acudir a servicios
médicos, por ejemplo, para realizarse la prueba del VIH.
También se debe superar los prejuicios asociados con el condón en
particular el dirigido a las personas que lo portan en el bolsillo o cartera,
especialmente en el caso de las mujeres, que a menudo son vistas como
inmorales y vagas.
32
La discriminación que viven las personas
con VIH
Debido al estigma social que experimentan las personas con VIH, pueden
estar viviendo:
Aislamiento
social
(marginación,
discriminación)
Disminución
de acceso a
servicios públicos
(educación,
salud)
Negación o limitación
de derechos
fundamentales,
como por ejemplo:
privacidad, trabajo,
vivienda, movilidad
social
Adquirir otras
infecciones de
transmisión
sexual (ITS)
El estigma secundario
(se refiere a una
persona que es objeto
de estigmatización,
porque se relaciona con
otras personas que ya
son estigmatizadas)
De manera particular, las personas que experimentan estigma y
discriminación por tener el VIH y que son a
la vez homosexuales, trans y/o trabajadoras
sexuales, suelen enfrentar muchas dificultades
para acceder a la atención médica
especializada que podrían necesitar (por
ejemplo, pruebas, monitoreo, medicamentos
antirretrovirales). Por lo general, las actitudes
y comportamientos discriminatorios de
muchos prestadores de los servicios de salud
desaniman la búsqueda de los mismos. Lo
que también sucede en otras instancias, por
ejemplo la policía.
33
VIH, sida y derechos humanos
Estigmatizar y discriminar a una persona con VIH en muchos países es
un delito, ya que en el pasado reciente se han venido elaborando y
aprobando leyes que protegen a dichas personas. Por lo general, estas
actitudes y prácticas discriminatorias son violaciones de los derechos
humanos de las personas con VIH y sida. Estos son algunos ejemplos de
leyes que garantizan estos derechos y protegen a las personas:
Guatemala: Ley general para el
combate del Virus de Inmunodeficiencia Humana –VIH – y
del Síndrome de Inmunodeficiencia Adquirida–SIDA–y de
la promoción, protección y
defensa de los derechos
humanos ante el VIH/SIDA.
Septiembre, 2002.
Honduras: Ley especial de VIH/SIDA –
decreto no. 147-99. Septiembre,1999.
El Salvador: Ley y reglamento de prevención y
control de la infección provocada por el virus de
inmunodeficiencia humana. Octubre, 2001.
Nicaragua: Ley no. 238, Ley de promoción,
protección y defensa de los derechos humanos
ante el sida. Octubre, 1999.
Costa Rica: Ley general del VIH/SIDA de la república
de Costa Rica, Ley no. 7771. Mayo, 1998.
34
Por lo general, estas leyes integran los siguientes principios fundamentales:
La discriminación
basada en el estatus
de VIH o sida, actual
o presumible, es
prohibida por los
estándares de derechos
humanos universales
La “no
discriminación”
es un derecho
humano
La discriminación
contra personas que
tienen el VIH o sida, o
aquellas que se
presume que lo puedan
tener, es una violación
clara de sus derechos
humanos
Estigma y discriminación en el uso del lenguaje
La forma en que las personas usamos el lenguaje puede a veces
manifestar el grado de prejuicio o
desconocimiento que tenemos sobre temas
específicos. Con respecto a las personas con
VIH, una frase o palabra que no sea apropiada
o que sea mal utilizada puede ofender o herir
y lastimar su autoestima. De igual manera
el lenguaje homo, lesbo o transfóbico, molesta y
discrimina a las personas de la diversidad sexual y puede
dejar secuelas sicológicas muy profundas.
Por lo tanto, al referirnos a las personas con VIH es recomendable evitar
frases que se utilizaban anteriormente, tales como: “PVVS (Personas
35
que viven con VIH o
sida)”, “VIH-positivos”,
“personas infectadas”
y “seropositivos”,
ya que son términos
que estigmatizan
o etiquetan a las
personas y que pueden
conducir a prácticas
discriminatorias.
En lugar de usar la palabra “contagio” en relación al VIH se recomienda
“transmisión”, y es mejor hablar de “personas con más de un
compañero o compañera sexual, o no monógama” en lugar de
“promiscuas”.
De manera específica la Organización Mundial de la Salud(OMS/OPS)
recomienda evitar el uso de términos militares (lucha, combate, guerra),
ya que “las metáforas militares dan a la gente una comprensión inexacta
de la epidemia12”, y optar por frases como “respuesta al VIH”,
o “tratamiento y prevención del VIH”.
Es importante reconocer que el término “HSH” (hombres que tienen
sexo con hombres) se refiere a un comportamiento sexual y no a una
identidad u orientación sexual. Por ende, no se debe utilizar para
referirse a hombres homosexuales (gays) o trans. Más bien se deben
usar términos que sean culturalmente apropiados y no despectivos que
estigmatizan, evitando palabras como: “maricas, maricón, cochón, hueco,
culero, etc. que expresan desprecio y odio.
12 Documento “Terminología relacionada con el VIH: actualización 2006 de la OPS”
36
SEGUNDA SECCIÓN
ORIENTACIONES PARA
EL USO DEL VIDEO:
“VIVIR Y DEJAR VIHVIR”
Propósito principal DVD
El propósito principal de este DVD es estimular la
reflexión y el análisis sobre el estigma social y de
manera particular sobre el estigma y la discriminación
que viven las personas que tienen VIH.
De manera similar, el DVD, propone el debate y
cuestionamiento de una serie de mitos, tabúes y
miedos relacionados con la sexualidad humana,
particularmente en lo que respecta a las diversas orientaciones sexuales e
identidades de género que existen.
En materia de VIH, el DVD conlleva un mensaje claro: tener VIH, en la
actualidad no es una sentencia de muerte. Es sumamente importante, sin
embargo, poder detectar la presencia del virus a tiempo para poder tomar
las medidas de cuido personal y buscar atención médica y psicológica,
y así vivir saludablemente. Además de construir nuevos valores y
comportamientos basados en la solidaridad y el apoyo mutuo, lo cual
sólo es posible cuando se eliminan la falta de información, el miedo y los
prejuicios que conducen a actitudes y comportamientos discriminatorios.
37
Con este DVD, pretendemos, de manera especial, facilitar que
adolescentes y jóvenes, tanto varones como mujeres, revisen y cuestionen
las actitudes, valores y comportamientos que expresan con las personas
que tienen VIH, así como las diversas orientaciones sexuales e identidades
de género que forman parte de las vivencias de todas las personas.
Sinopsis
Gabriel es un joven estudiante de Managua, quien a pesar de haber
terminado con su novia recientemente, sigue con buen ánimo.Tiene un
espíritu de solidaridad y le gusta ayudar a las demás personas y un día
decide donar sangre. Días después lo citan de la Cruz Roja para darle la
noticia de que tiene VIH.
Marta es una joven profesional que trabaja en una empresa de
mucho prestigio en Managua. Le va bien en su carrera y tiene muchas
ambiciones profesionales. En lo personal, acaba de divorciarse de
Alberto, su novio eterno de adolescencia. Se
siente muy sola y angustiada cuando se da
cuenta que Alberto le ha transmitido el VIH.
Al darse cuenta que tienen VIH, Marta y
Gabriel entran en crisis; tienen mucho
miedo de contárselo a otras personas, pero
a la vez, sienten la necesidad de confiar
en alguien y compartir su “secreto”. Para
Marta, “romper el silencio” le causa una ruptura dolorosa
con su hermana, ya que ésta la rechaza al darse cuenta de su nueva
condición. En el caso de Gabriel, la imprudencia de su mejor amiga
hace que se “riegue la bola” en el colegio de que él tiene VIH. Y desde
este momento empieza a vivir una avalancha de estigmatización y
discriminación, por parte de toda la comunidad escolar.
38
Gabriel y Marta comienzan a asistir
a un grupo de apoyo mutuo para las
personas con VIH, en el cual pueden
hablar libremente y replantearse
muchas cosas en sus vidas. Aquí
conocen a Christian, una “trans
femenina” que también tiene VIH.
Marta y Christian encuentran que
tienen muchas cosas en común, pero
Gabriel la trata con desprecio y se
burla de ella.
Cada una de las personas en el proceso que viven, se empoderan, toman
decisiones importantes que, por un lado, son liberadoras, pero que a la
vez, traen consecuencias no esperadas. De formas diferentes, les toca
experimentar el dolor del estigma, aún de la
gente más cercana,
y soportar actos de
discriminación
y violencia que hieren y dañan.
De manera individual y conjunta
les corresponde, defender sus
derechos, superando muchos
obstáculos, para plantearse nuevos
retos y metas en la vida.
39
¿Con quiénes utilizar este video?
El DVD “Vivir y dejar vihvir” está concebido, en primer lugar, como un
instrumento para promover la sensibilización y estimular la reflexión
y el análisis crítico con y entre las personas que no tienen VIH o que
desconocen su estatus de VIH. Entre los diferentes grupos con quienes
puede ser utilizado:
Prestadores de servicios
Personal técnico de organizaciones
de centros de salud y
no gubernamentales y estatales
hospitales públicos y de
que promueven los derechos
organizaciones privadas
humanos, la salud, los derechos
que ofrecen atención
sexuales, la equidad de género,
médica y psicológica a las
que trabajan directamente con la
personascon VIH
niñez, la adolescencia y la
juventud, la no discriminación
Estudiantes
y no violencia
adolescentes
Adolescentes y jóvenes
y jóvenes de
Con personas
(varones, mujeres y mixtos)
escuelas, colegios
que tienen el
organizados u organizadas
y universidades
VIH, así como
en asociaciones, grupos,
con personas
redes, clubes juveniles,
LGBT
grupos eclesiales, entre
Maestras y
otras, tanto en comunidades
maestros de
urbanas como rurales
Líderes y liderezas
escuelas,
comunitarios,
colegios y
Madres y
religiosos
universidades
padres de
y personal
adolescentes
de las pastorales
y jóvenes
juveniles
40
ORIENTACIONES Y GUÍAS
PARA LA REALIZACIÓN
DE ACTIVIDADES EDUCATIVAS
Esta sección del manual contiene las orientaciones y guías metodológicas
para la realización de un cine foro utilizando el DVD “Vivir y dejar vihvir”.
El cine foro consiste en:
1.
Presentación
del DVD “Vivír
y dejar vihvir”
2.
Conversatorio dirigido
por el o la facilitadora
del evento para
reflexionar y analizar
colectivamente sobre
el contenido del mismo
Con el apoyo de una guía de preguntas, el o la facilitadora conduce
el conversatorio para animar la reflexión y análisis sobre los temas
principales abordados, instando a que el grupo cuestione críticamente las
actitudes y prácticas discriminatorias hacia las personas que tienen VIH
que aparecen en el video, haciendo relación, a la vez, con experiencias
de la vida real.
41
1. Presentación del DVD “Vivir y dejar vihvir”
El o la facilitadora explica al grupo que se va
a presentar un video que trata principalmente
de la vida de tres jóvenes: Gabriel, Marta
y Christian que viven en Managua, cuyas
vidas cambian dramáticamente al darse
cuenta de algo que nunca esperaban.
Invita a poner particular atención sobre
las formas de estigmatización, rechazo y
discriminación que reciben y cómo éstas afectan
la vida y relaciones familiares y sociales de los personajes.
Si el DVD se utiliza fuera de Nicaragua, el o la facilitadora debe explicar
de antemano que en el se usan muchas palabras y expresiones propias
del español y la jerga nicaragüense. Una que se usa frecuentemente es la
palabra “cochón” que en Nicaragua se utiliza de manera muy despectiva
para referirse a un hombre “gay” (o “cochona” si se refiere a una
lesbiana), y también a las personas trans.
Es importante que el o la facilitadora mantenga en todo momento la
idea de un “conversatorio” y que a partir de las respuestas de las y
los participantes se haga todo lo posible por brindar información y
conocimientos científicos y actualizados sobre el VIH, la diversidad sexual
y las actitudes y prácticas discriminatorias. La expresión de un participante
de una idea u opinión, falsa o mal informada debe ser aprovechada
para intervenir, ofreciendo aclaraciones e información correcta. Hay que
tener cuidado, sin embargo, de no hacer sentir mal a ninguna o ningún
participante, y en lugar de contradecir su respuesta u opinión, siempre es
útil preguntar al plenario si hay otras ideas u opiniones sobre el mismo
tema, antes de dar aclaraciones o nuevas informaciones.
42
2. Conversatorio - Guías de preguntas
Sobre los personajes principales
Las preguntas que siguen ayudarán a iniciar la reflexión y análisis en el
grupo, rescatando sus reacciones, opiniones y sentimientos sobre los tres
personajes principales del DVD: Gabriel, Marta y Christian.
1. ¿Qué es lo que MÁS les gustó de los tres personajes principales y por
qué? (Dar tiempo para que las y los participantes compartan sobre
cada personaje antes de pasar al siguiente)
a)Gabriel
b)Marta
c)Christian
2. ¿Qué es lo que MENOS les gustó de los tres personajes principales y
por qué? (o ¿qué aspectos de su forma de ser le disgustaron más?
3. ¿Qué otros personajes le impresionaron, de qué manera y por qué?
(Se pueden dar ejemplos: el director del colegio, la tía y el tío de
Gabriel, la hermana de Marta, las amigas de Gabriel)
Sobre Gabriel
1. ¿Cómo se siente Gabriel cuando el médico le dice que
tiene VIH? ¿Cómo reacciona inicialmente y por qué?
¿Cómo se sintieron Uds.?
2. ¿Cómo tratan a Gabriel los demás estudiantes del colegio cuando se
dan cuenta que tiene VIH? ¿Por qué lo tratan de esa manera?
43
3. A la provocación de Gerardo y su grupo de amigos, Gabriel y
Gerardo se agarraron a golpes.
• ¿Por qué reaccionó así Gabriel? (Sondear las ideas que puedan
tener respecto a reafirmar o cuestionar el machismo)
• ¿Por qué Gerardo y sus amigos se portaron de esa manera?
4. ¿Qué le permite a Gabriel tomar la decisión de defender sus derechos
en el colegio? (Sondear el apoyo de sus amigas, apoyo de su
familia, asistencia a grupo de apoyo, conocimiento de sus derechos,
consciencia de lo que es el VIH)
5. ¿Por qué Gabriel decide salir en la TV? ¿Cuál consideran fue el
mensaje más importante que él transmitió?
6. ¿Qué habrán estado pensando y sintiendo las personas que lo
miraban en la TV (amistades, Gerardo)?
Sobre Marta
1. ¿Cómo se sintieron cuando Marta le contó a su ex marido
(Alberto) que tiene VIH?
2. ¿Cómo reacciona Alberto ante esta noticia y por qué?
(Sondear machismo y relación entre sexualidad masculina y la salud
sexual de las mujeres; vulnerabilidad de las mujeres de cara al VIH)
3. ¿Por qué Carolina (la hermana de Marta) la rechaza?, ¿Cómo se
habrá sentido Marta?
44
4. ¿Cómo se sintieron cuando Marta compartió su testimonio en el grupo
de apoyo mutuo?
5. ¿Por qué Marta decide contar a su mamá que vive con VIH? ¿Por qué
la mamá no la rechaza?
Sobre Christian
1. ¿Qué pensaron cuando aparece Christian por
primera vez en el grupo de apoyo? ¿Cómo se
sintieron? (Haciendo especial énfasis en que expresen
sus verdaderas reacciones, especialmente si al ver el video hubo
reacciones incómodas o discriminatorias hacia el personaje de
Christian)
2. ¿Qué situaciones de rechazo y discriminación experimenta Christian
y por qué?
3. ¿De qué manera la vida de Christian se ve afectada por el rechazo
y la discriminación que enfrenta?
4. ¿Qué decisiones toma Christian y con qué resultados? (Por ejemplo:
dejar el trabajo sexual, contar a su familia que tiene VIH, cuidar su
salud, etc.)
5. ¿Qué elementos le permitieron tomar estas decisiones? (Sondear el
apoyo de amigas como Marta y la dueña del Bar, asistencia al grupo
de apoyo, aceptación de sí misma, conocimiento de sus derechos,
consciencia de lo que es el VIH)
45
6. Al final del DVD la niña le pregunta a Christian, “Sos hombre o
mujer?” ¿Qué consideran Uds.? Por qué?
Sobre las relaciones entre Gabriel, Marta
y Christian
1. ¿Qué cosas en común tienen Marta y Christian que les permiten
entablar una amistad?
2. ¿Qué características tiene la amistad entre Marta y Christian?
3. ¿Por qué Gabriel trata a Christian con desprecio y odio?
4. ¿Por qué Gabriel cambia su actitud hacia Christian?
Sobre VIH y sida: ¿qué son?
Las preguntas que siguen se usarán cuando haya necesidad o interés
particular en asegurar que los y las participantes tengan o actualicen
sus conocimientos e información científica sobre VIH y sida y cómo se
relacionan.
Facilita que los y las participantes intercambien, conocimientos, ideas
e información que tienen sobre VIH y sida. Asimismo, ayudarán a
cuestionar mitos, desinformación y prejuicios, ampliando el diálogo para
escuchar otras opiniones.
Como facilitadora o facilitador, es importante dar aclaraciones cuando
hay información equivocada y propiciar información veraz, científica y
actualizada sobre VIH y sida.
46
1. ¿Qué es VIH? ¿Qué es sida? ¿Cómo se relacionan estos dos términos?
2. ¿Cómo se transmite el VIH?
3. ¿Cómo se previene el VIH?
4. ¿Quiénes deberían hacerse la prueba de VIH? ¿Cómo se hace?
¿Dónde?
5. ¿Por qué es importante hacerse la prueba de VIH?
6. ¿Qué tipo de control médico deberían de hacerse las personas que
viven con el VIH y por qué?
7. ¿Las personas con VIH tienen o no derecho a tener relaciones
sexuales?
8. ¿Si Uds. tuvieran VIH, a quiénes le contarían y a quiénes no y por
qué?
9. ¿Qué cambios tendrían que realizar en sus vidas para vivir de manera
sana?
Sobre estigma, discriminación y VIH
Con este grupo de preguntas se reflexionará sobre los mitos, prejuicios
y estereotipos que llevan a la estigmatización y la discriminación de las
personas que viven con VIH y las secuelas que dejan en sus vidas.
47
1. ¿Por qué mucha gente rechaza a las personas con VIH?
2. Cuándo es de conocimiento general que una persona tiene VIH, suele
ser estigmatizada (señalada, marcada, etiquetada).
a) ¿En qué consiste eso?, ¿cómo se manifiesta dicha estigmatización?
b) ¿Cuáles son las creencias comunes acerca del tipo de carácter,
valores y estilo de vida de las personas con VIH?
c) ¿Cómo son afectadas las personas que tienen VIH cuando
experimentan la estigmatización?
3. ¿En qué se diferencia el estigma de la discriminación?
4. En la vida real, ¿qué situaciones de discriminación suelen experimentar
las personas con VIH y por parte de quiénes? ¿Qué consecuencias
puede tener la discriminación para ellas? (familia, estudios, trabajo,
desarrollo personal, salud, etc.)
5. Recordando a Marta, Christian y Gabriel y pensando en la vida real:
a) ¿Es igual o diferente el estigma y la discriminación que reciben las
mujeres con VIH en comparación con los hombres con VIH? ¿Cómo
incide la identidad de género? ¿Por qué?
b) ¿Cómo incide la orientación sexual de una persona con VIH en el
estigma y la discriminación que experimenta?
48
Sobre VIH, riesgos y vulnerabilidades
Con estas preguntas se reflexionará sobre los conceptos de riesgo y
vulnerabilidad de cara al VIH, tomando en cuenta aspectos como
las identidades y relaciones de género y generacional, la sexualidad
masculina y femenina, las orientaciones sexuales, las prácticas sexuales,
los hábitos sociales, las creencias culturales y el ejercicio del dominio, el
poder y el control.
Como facilitadora o facilitador, es importante asegurar que los y las
participantes logren diferenciar entre el significado de “riesgo” y
“vulnerabilidad”, por lo cual sería importante haber leído detenidamente
la sección 2 de este manual.
1. ¿Qué entendemos por “riesgo” y “vulnerabilidad?
¿Cómo se relacionan?
2. En el ejercicio de la sexualidad, ¿qué es un “comportamiento riesgoso?
3. En el ejercicio de la sexualidad (comportamientos), ¿quiénes tienen
mayor probabilidad de transmitir el VIH a otras personas?
¿Mujeres u hombres? ¿Por qué?
4. De cara a la transmisión del VIH, ¿qué factores contribuyen a qué
una persona sea más vulnerable a adquirir el VIH? (por ejemplo
información/conocimientos, socioculturales, psicológicos, biológicosanatómicos)
49
5. ¿Qué podemos hacer nosotras y nosotros para minimizar los posibles
riesgos de transmisión de VIH?
6. ¿Qué podemos hacer para reducir nuestra vulnerabilidad y la de otras
personas de cara al VIH?
7. ¿Qué tipo de lenguaje deberíamos de evitar cuando hablamos de las
personas que viven con el VIH, así como para referirnos a personas
LGBT?
50
BIBLIOGRAFÍA
1. Amnistía Internacional. Romper el Silencio: Violaciones de los
Derechos Humanos Relacionados con la Orientación Sexual,
Amnistía Internacional, París, 1998.
2. BRIDGE, Gender and HIV/AIDS (Cutting Edge Pack), IDS, University
of Sussex, UK, 2002.
3. Cáceres, Carlos F.; Pecheny, Mario; Terto Júnior, (et.al). SIDA y sexo
entre hombres en América Latina: Vulnerabilidades, fortalezas,
y propuestas para la acción - Perspectivas y reflexiones desde
la salud pública, las ciencias sociales y el activismo.)S.l.: UPCH/
ONUSIDA, 2002
4. Fundación Xochiquetzal. Hablemos del sida y cómo prevenirlo,
Managua, 2004.
5. Fundación Xochiquetzal. En la línea del riesgo: encuesta de
vigilancia conductual, Managua, 2001.
6. ILGA. Homofobia de Estado: Un informe mundial sobre las leyes
que prohíben la actividad sexual con consentimiento entre
personas adultas 2009 y 2010, ILGA 2010.
51
7. Reyes, Rubén; Vega, Sheila y Weinberg, Charlie. Nunca me imaginé,
Puntos de Encuentro, 2007, Managua.
8. Save The Children. Gender and HIV/AIDS: a guideline for
integrating a gender focus into NGO work on HIV and aids,
Londres, 2002.
9. Asamblea Legislativa de la República de Costa Rica. Ley general del
VIH/SIDA de la república de Costa Rica, Ley nro. 7771 Costa Rica,
20 de Mayo de 1998. En www.hsph.harvard.edu/population/aids/
costarica.aids.98.pdf
10. Asamblea legislativa de la República de El Salvador. Ley y
reglamento de prevención y control de la infección provocada
por el virus de inmunodeficiencia humana, El Salvador, 2001.
Enwww.csj.gob.sv/leyes.nsf/ed400a03431a688906256a84005a
ec75/f0e6972b89d38d1506256b4b0072445f?OpenDocument
11. Asamblea Nacional de Nicaragua. Ley de promoción, protección
y defensa de los derechos humanos ante el sida (Ley no. 238),
Managua, Octubre 1999.En www.minsa.gob.ni/bns/sida/doc/238.
pdf
12. Congreso Nacional de Honduras. Ley especial de VIH/SIDA –
decreto no. 147-99, Honduras, 1999.En www.aidslex.org/site_
documents/G136S.pdf
13. Congreso de la República de Guatemala. Ley general para el
combate del Virus de Inmunodeficiencia Humana –VIH – y
del Síndrome de Inmunodeficiencia Adquirida–SIDA–y de la
52
promoción, protección y defensa de los derechos humanos ante
el VIH/SIDA. Guatemala, 2002. En www.gentepositiva.org.gt/docs/
leyes/reglamento_de_la_ley_general_de_vih_sida_ag_317_2002.pdf
14. Foreman, Martin; Lyra, Paulo y Breinbauer, Cecilia. Comprensión y
respuesta al estigma y a la discriminación por el VIH/SIDA en
el sector salud, OMS/OPS, 2003. En www.paho.org/spanish/AD/
FCH/AI/stigma.htm
15. OMS/OPS. Terminología relacionada con el VIH: actualización
2006. OPS, 2006. En www.apoyopositivo.org/upload77/80/
terminologiavih
16. OPS Bolivia. Preguntas y respuestas frecuentes sobre las ITS y el
VIH/SIDA. En www.ops.org.bo/its-vih-sida/
17. Regueiro, Raúl. Vulnerabilidad y VIH/SIDA Centro Nacional de
prevención ITS/VIH/sida, Cuba. En www.undp.org.cu/eventos/sida
53
N
305
F981
Fundación Puntos de Encuentro
Vivir y dejar vihvir / Fundación Puntos
de Encuentros. -- 1a ed. -- Managua :
Fundación Puntos de Encuentro, 2011.
53 p.
ISBN : 978-99924-996-7-2
1. ESTIGMA-ASPECTOS PSICOLOGICOS
2. DISCRIMINACION-ASPECTOS SOCIALES
3. SIDA 4. COMPORTAMIENTO SEXUAL
Descargar

Ir a guía en PDF. - Puntos de Encuentro