Año
XXII.
i
mm
M a d r i d 2 de Octubre de 1890.
rMM
REVISTA
Núm.
40.
CIENTÍFICA Y PROFESIONAL
OUÁL É COLG
IO
I DE FiMiCÍDlOS i
CONSAGKADO
Á LA. CLA.SE F A R M A C É U T I C A
ESPAÑOLA
üireotor: l>. Ifranolsoo Marín y Sandio.
Bi, PRBCIODE susCBicióN en Madrid y provincias, es
1 O ptas. un año: 5 ptas. semestre.
Ultramar y Extranjero, a o ptas. al año.
Anuncios y comunicados á precios convencionales.
Toda la correspondencia al director de L A FARMACIA ESPAÑOLA, oallede la Luna, núm. 32, segundo,
Madrid.
SE
PUBLICA
Las suscriciones pueden hacerse en la KBDACCIÓN,
CALLE DE LA LUNA, 32, SEGUNDO; Caballero de Gracia, 28,
botica del Dr. Font; Sacramento, 2, botica; Santa Isabel, 5, farmacia del Dr. Gómez Pamo; en la del señor
Gómez Manso, Santiago, 9; en la del Dr. Somolinos, Infantas, 26; en las principales librerías, y también por
medio de los corresponsales de provincias.
TODOS L O S J U E V E S
MADRID, JUEVES 2 DB OCTUBRE DE 1890.
RAZONAMIENTO DE UN PROGRAMA
Como saben nuestros lectores, el doctor
D. Juan R. Gómez Pamo, catedrático de Materia farmacéutica vegetal de la Facultad
de Farmacia de la Universidad central, acaba de publicar el programa de dicha asignatura.
Precede al en anclado de las lecciones
un extenso razonamiento de la distribución
de los materiales farmacéuticos del reino
vegetal, y le creemos tan importante y
conveniente que sea conocido de nuestros
comprofesores, que le insertamos integro.
Después indicaremos los materiales nuevos
que ha incluido en las 110 lecciones de que
consta el Programa,
s
«De las diferentes partes que comprende
la Farmacia, una de las m á s importantes
es la que se refiere al estudio de los caracteres de los materiales farmacéuticos, y a l
de su recolección, elección y conservación,
que es en lo que se funda l a Materia f a r macéutica; si bien no es de su incumbencia
el conocimiento de todos los materiales,
naturales y artificiales, sino solamente el
de los primeros, porque el de los demás, 6
sean el de los artificiales, corresponde á
otras ramas de la ciencia farmacéutica, que
son la Química inorgánica y la Química orgánica aplicadas á la Farmacia. Y aunque
éstas estudian algunos materiales farmacéuticos naturales, la manera de hacer este
estudio es distinta para el químico que
para el farmacólogo. Este se vale de los
caracteres naturales de forma, de estructura, físicos y químicos y de los que p u d i é r a mos llamar farmacológicos; el químico no
estudia u n cuerpo sino en tanto que está
puro ó se encuentra a l estado de especie
química, y cuando se trata de u n cuerpo
complejo, no se ocupa de él en su conjunto,
sino que atiende á las especies que le forman. La diferencia entre una y otra manera de proceder es, por lo tanto, grande, pues
mientras el uno considera los cuerpos como
especies naturales, y como tales los estudia,
el otro los considera como especies químicas privadas de toda materia e x t r a ñ a , que
tanta importancia tiene en muchos casos
para la caracterización de las sustancias
farmacológicas.
Los materiales farmacéuticos pertenecen á los tres reinos de l a naturaleza; pero
626
L á F A R M A C I A ESPAÑOLA
los que han dé ser objeto de nuestro estudio corresponden exclusivamente al reino
vegetal.
Comprende la Materia farmacéutica ve getal, no sólo los objetos que la proporcionan las plantas i n d í g e n a s , sino también los
que se derivan de los vegetales exóticos, lo
que exige conocimientos positivos, fruto de
largo estudio, para no i n c u r r i r en errores
siempre peligrosos. Estos estudios, tan complejos como variados, serian por si solos
suficientes para comprender la importancia
de esta asignatura, si desde luego no fuera
reconocida por ser esta parte de la Farmacia una de las que m á s se relacionan con la
Terapéutica y la H i g i e n e , pues entre las
sustancias medicamentosas que comprende, las hay que son venenos y otras alimentos de q u é el hombre hace uso diariamente.
Pero todos estos objetos no se nos revelan del
mismo modo; las diversas maneras como
los apreciamos y que sirven á la vez para
distinguirlos y agruparlos, no tienen siempre el mismo valor; y reuniendo estas d i ferentes manifestaciones de los materiales
farmacéuticos, los farmacólogos las han
utilizado para la solución de dos cuestiones
esenciales que les estaban planteadas hace
tiempo. Buscar en una sustancia los verdaderos caracteres que permitan reconocer su
naturaleza y establecer el origen de esta
sustancia comparando sus caracteres con
los de la planta que la puede proporcionar.
Estas investigaciones tienen que aplicarse á tres órdenes distintos de objetos y
hay que proceder en cada caso de una manera distinta.
En efecto; los materiales farmacéuticos
son plantas enteras, partes de plantas y
productos de plantas. E l conocimiento de
las plantas enteras corresponde de hecho y
de derecho á la Botánica descriptiva) el de
las partes y productos de plantas es del dominio de la Materia farmacéutica vegetal.
No quiere decir esto que en ciertas ocasiones no tenga el farmacólogo que estudiar
plantas enteras ó partes de plantas, á las
que a c o m p a ñ a n los ó r g a n o s característicos
del g é n e r o y de la especie; pero en este
caso, todo queda reducido á una simple
d e t e r m i n a c i ó n b o t á n i c a que no ofrece, por
lo general, grandes dificultades. No sucede
lo mismo cuando, como acontece en la mayoría de las ocasiones, se trata de determinar u n ó r g a n o aislado ó u n producto. E n tonces la característica varía y los medios
de investigación difieren; mas se debe procurar siempre que éstos nos indiquen, no
sólo las propiedades de las sustancias, sino
qUe t a m b i é n nos demuestren las relaciones
que tienen con la planta de que proceden,
á fin de poder determinar su origen botánico y su naturaleza. De lo que se deduce,
que este estudio debe comprender, a d e m á s
de los caracteres de las sustancias, pues éstos pueden variar por distintas causas, las
relaciones que existen entre la organización de los seres vivos y la naturaleza y
propiedades de los productos por ellos elaborados, asi como t a m b i é n la relación que
tiene la composición química de éstos y su
origen en el vegetal de que proceden.
A l tratar de los Productos vegetales, que
son jugos líquidos ó concretos que no conservan n i n g ú n indicio del organismo que
los ha producido, nos valdremos para caracterizarlos de los medios ordinarios que nos
facilitan nuestros sentidos, ayudados por
los que la física y la química nos proporcionan.
Pero si para la d e t e r m i n a c i ó n de los
Productos vegetales y de las Plantas enteras^ que como materiales farmacéuticos hemos de estudiar, son suficientes en casi
todos los casos la inspección y aprecio de
sus propiedades físicas y q u í m i c a s , en el
primer caso, y de sus caracteres botánicos
en el segundo, no sucede lo mismo cuando
se trata de la c a r a c t e r i z a c i ó n de los ó r g a nos ó partes vegetales, raíces, rizomas, leños, hojas, etc., que no llevan en sí n i los
caracteres que se emplean habitualmente
para clasificar las plantas, n i siempre se
presentan del mismo modo; no siendo posible, por lo tanto, que v a l i é n d o n o s sólo de
los caracteres morfológicos, organolépticos
y químicos, se puedan destiuguir sustancias á veces de un parecido extraordinario;
a d e m á s de que hay muchos casos en que
es difícil, si no imposible, llegar por estos
L A FARMACIA ESPAÑOLA
medios á reconocer la pureza ó adulteración de una sustancia.
Estas dificultades sugirieron la idea á
algunos farmacólogos y naturalistas de
buscar en la observación histológica los
elementos positivos del diagnóstico. Y habiendo aceptado después todos esta idea, el
estudio de los materiales farmacéuticos ha
entrado desde hace algunos años en una
nueva v í a . Puesta esta idea en p r á c t i c a en
Francia hace m á s de treinta años por Weddell para el estudio de las quinas, fué extendida en Alemania por Scheleiden en
sus trabajos sobre las zarzaparrillas, y ,
desarrollada después por los sabios de este
país, hoy tiene u n digno representante en
F l ü c k i g e r , profesor de Farmacia. P r o p a g ó se este movimiento á Inglaterra, donde las
hermosas l á m i n a s de Howard sobre las d i versas especies y variedades de quinas son
magnífico modelo de este g é n e r o de investigaciones ; y , por último, en todas partes
el estudio de la a n a t o m í a vegetal es en la
actualidad una de las preocupaciones de
los hombres de ciencia, pues los resultados
obtenidos con este procedimiento han superado á cuanto de él se esperaba; buen ejemplo de ello nos dan las numerosas mono
grafías, memorias y obras completas modernas que se relucionan con esta parte de
la farmacología, en las que se demuestra la
utilidad que se puede sacar del estudio de
los tejidos para distinguir entre sí los d i versos ó r g a n o s vegetales empleados en Medicina, y el inmenso n ú m e r o de descubrimientos que el microscopio ha conseguido,
investigando y penetrando en la estructura
intima de los vegetales.
Además, si se tiene en cuenta que el valor de un c a r á c t e r depende de su fijeza y
constancia, nada hay en las plantas m á s
fijo, n i m á s permanente que la estructura
a n a t ó m i c a de sus ó r g a n o s . Las diversas
circunstancias y condiciones que pueden
concurrir en la vegetación y desarrollo de
una planta, influyen casi fatalmente en las
dimensiones, color, y á veces en el sabor y
y olor de sus raíces, cortezas, hojas, etc., y
aunque las mismas influencias pueden t a m bién producir modificaciones en la estructu-
027
ra de los ó r g a n o s de que se trata, son éstas
de tan escasa importancia en todos los casos, que pueden considerarse como ligerísimas nubes que no quitan á los caracteres
histológicos la fijeza que constituye su verdadero valor.
Da aquí que sea de todo punto indispensable, si no en todos los casos, en gran número de ellos, cuando se trata de conocer
los materiales farmacéuticos vegetales, no
fiarse sólo de sus caracteres exteriores, sino
que es preciso estudiar su estructura si se
quiere tener una idea exacta del objeto;
pues los caracteres histológicos son, constantes é invariables para cada material y
por la inspección microscópica de los órganos vegetales, no sólo se determina su
origen y naturaleza, sino que en ellos se
descubren t a m b i é n caracteres, imposibles
de apreciar de otra manera, y que utilizamos para su d e t e r m i n a c i ó n porque les son
especiales. De este modo se reconocen en
las Canelas sus g l á n d u l a s unicelulares y
sus células de m u c í l a g o ; en las hojas de Té
las células lignificadas, en las raíces de las
Valerianáceas los conductos secretores distintos de los de las Umbelíferas, y así se
ha reconocido que el Ruibarbo pertenece
al tallo y no á la raiz. Por este medio se
determina t a m b i é n la localización de los
principios activos de las plantas, pudiénddise especializar directamente algunas de
ellas.
I
Y por ú l t i m o , el microscopio ha dado á
conocer la naturaleza y organización de
ciertos cuerpos pulverulentos del organismo
vegetal, que como las F é c u l a s , el Lupulino,
el Licopodio y otros, tienen aplicación en
Farmacia.
En resumen, el microscopio, aplicado al
estudio de los materiales farmacéuticos, ó
sea la aplicación á este estudio de los caracteres histológicos, nos da á conocer la
estructura general de las partes orgánicas
vegetales, la especie farmacológica á que
pertenece u n material, la variedad ó suerte
comercial á que corresponde, el origen botánico de estos materiales, los tejidos ó
puntos del organismo en que se elaboran ó
depositan los principios activos de las plan-
628
LA FARMACIA
tas, y , en fin, la estructura y pureza de los
materiales pulverulentos.
Como se ve, no puede exigirse m á s á
un solo carácter, y, dada su importancia,
nada tiene de e x t r a ñ o que la farmacología
moderna se apoye en la micrografia para
la determinación de la mayor parte de los
materiales de procedencia vegetal. Pero es
preciso no olvidar que, aunque por este
medio alcanzamos siempre u n feliz resultado, al microscopio no se le debe exigir
todo, sino ú n i c a m e n t e lo que puede dar.
Atendiendo al gran n ú m e r o de sustancias que comprende esta asigaatura, hay
que distribuirlas de una manera metódica
si se quiere sacar el debido fruto de su estudio; pues las clasificaciones sirven, aparte de otros fines secundarios, para dar forma
á las ciencias, reflejar el carácter de las
mismas en la época en que se establecieron,
preparar la nomenclatura racional y como
medio nemotécnico; su conveniencia está,
pues, plenamente Justificada, ya que no su
imprescindible necesidad.
Dos son los procedimientos seguidos por
los farmacólogos en sus clasificaciones.
Adoptan unos el método natural de las familias de la clasificación general, y estudian las partes y productos de aplicación
después de la especie que las proporciona.
Otros clasifican los materiales farmacéuticos atendiendo á su naturaleza o r g á n i c a ó
á la importancia relativa de sus aplicaciones, formando grupos más ó menos artifi ciales ó naturales. La clasificación por nosotros establecida pertenece á este orden.
F ú n d a s e : 1.°, en la categoría orgánica^ que
equivale á la g e r a r q u í a á que pertenecen
los seres completos, sus partes ó sus pro ductos; 2.°, en la estructura orgánica que se
refiere á la naturaleza y disposición relativa de los elementos anatómicos que consti
tuyen u n ó r g a n o , y t a m b i é n de los ó r g a n o s
que componen un sér completo; 3.°, en la
procedencia orgánica en cuanto á les productos, y corresponde á los aparatos de c u yas funciones toman origen los principios
inmediatos de la e c o n o m í a vegetal; y 4 °,
en la composición quimica que indica la na-
ESPAÑOLA
turaleza de los principios inmediatos que
forman un producto.
Estos son los principios fundamentales
que sirvieron al sabio farmacólogo doctor
Plans y Pujol para establecer m Método
farmacológico. Partiendo de estos datos, los
grupos que se forman son siempre muy
naturales y existen constantemente en los
cuerpos que comprende cada g r u p o , no
sólo cierta relación en cuanto á su estructura, sino t a m b i é n entre ésta, su procedencia
y su composición química; pues se sabe
que ó r g a n o s de la misnia categoría tienen
una estructura semejante y elaboran p r i n cipios iguales ó parecidos, y que productos
de composición q u í m i c a semejante tienen
que haber sido originados en ó r g a n o s elementales iguales ó semejantes.
Teniendo en cuenta estas conáideraciones, nuestra clasificación, que no tiene m á s
objeto que la ordenación científica y méto
dica de los materiales farmacéuticos pertenecientes al reino vegetal, puede representarse de la manera siguiente:
1.° Plantas enteras. 2.° Partes de plan tas medicinales. Y 3.° Productos vegetales.
Las Partes de plantas las distribuye en
ó r g a n o s de n u t r i c i ó n y ó r g a n o s de repro •
ducción: los Organos de nutrición en raíces,
tallos s u b t e r r á n e o s (rizomas, bulbos, tubérculos) y aéreos (tallos enteros, leños), cortezas, yemas, hojas y sumidades, partes
aéreas de las c r i p t ó g a m a s , pelos y g l á n d u las, agallas. Los Organos de reproducción
en flores (compuestas y partes florales), sumidades floridas, frutos (completos, pericarpios aislados, pulpas), setnilias (comple
tas, partes de semillas) y esporos.
Los Productos vegetiles en productos feculentos, sacarinos, gomosos, grasos, oleo
so-volátiles, óleo-re&inosos , resinosos/balsámicos, gomo-resinosos, j u g o s lacticíferos y extractos.
En las primeras lecciones de nuestro
Programa, que comprenden los Prolegómenos de la asignatura, estudiamos el objeto
y fin de la misma para diferenciarla de la
Materia médica-, los medios empleados para
determinar la naturaleza y propiedades de
los materiales farmacéuticos, y la relación
LA FARMACIA ESPAÑOLA
629
que éstas tienen con la org-anización y esusarlos directamente, sino t a m b i é n , en gran
tructura de los vegetales, para fundamentar
n ú m e r o de casos, para la extracción de sus
las reglas de la recolección y de la conserimportantes principios activos.
vación, indicando, por ú l t i m o , las alteraSe r e ú n e n en esta sección ó r g a n o s de
ciones y adulteraciones á que están expuesdiverso origen, ya subterráneos, ya aéreos;
tos, y los medios de evitar laá unas y de
estos últimos proceden de diversos puntos
descubrir las otras. Hacemos en seguida
de las plantas y pertenecen á periodos disun detemdo estudio de las clasificaciones
tintos de la v e g e t a c i ó n , de la florescencia y
propuestas hasta el día para llegar de este
de la fructificación. Subdividimos este g r u modo á conocer la verdadera historia de
po en otros dos, s e g ú n que los órgano»
esta rama de la Farmacia, y terminada esta
correspondan á. la nutrición ó á la reproparte entramos de lleno en el estudio, desducción, y cada uno de éstos en otros varios
criptivo de los materiales farmacéuticos
que se designan con los nombres propios
de los ó r g a n o s que comprenden, y las especon arreglo á la clasificación adoptada.
cies las estudiamos por el orden de las faEl primer grupo de esta clasificación
milias naturales.
comprende el estudio de las Plantas enteras. Su conocimiento es indispensable para
E l exceso de original nos obliga á dejar para
hacer con provecho el de los varios grupos
el p r ó x i m o n ú m e r o la t e r m i n a c i ó n del trabajo
cientííico del Dr. Gómez Pamo.
siguientes; pero en nuestro Programa no
hay ninguna lección dedicada á este objeto,
porque los alumnos llegan á esta asignatuSEÜOIOS CÍENTÍFICA
ra con los conocimientos suficientes, adquiridos en la de Botánica descriptiva, en
LAS
INGOMP A.TIBI L I D A D ES
la que clasifican gran parte de las especies
DE LA. ANT1PIRINA
comprendidas como medicinales en la FarL a a n t i p i r i n a , que es una sustancia empleamacopea española. Sin embargo, durante
da con frecuencia en terapéutica, se prescribe
todo el curso, y siempre que es posible, reasociada á diversos medicamentos.
cordamos los caracteres de las especies de
H a b í a , pues, gran interés en conocer cuáles
aplicación y se las ponemos de manifiesto
de éstos son incompatibles. M M . Millard y
Campbell Stark acaban de publicar los resultaá los alumnos al tratar de las partes ó prodos de un largo trabajo que han emprendido
ductos que de las mismas se u t i l i z a n .
sobre
este punto, trabajo en el cual han examiCorresponden al segundo grupo las Parnado la asociación de la antipirina á las sustantes de plantas medicinales, y siendo en la
cias medicamentosa m á s variadas.
actualidad indispensable, por lo que antes
Cuando la sustancia era soluble en agua,
hemos dicho, aplicar al estudio de estas
mezclaban 8 gramos de una solución concentrapartes los caracteres histológicos, es neceda de esta sustancia con 4 gramos de una s o l u sario conocer la, o r g a n i z a c i ó n de las planción acuosa de antipirin i á 15 por 100, y abantas de un modo general, por lo que dedicadonaban el todo al reposo durante algunas ho ras. Si al ;abo de este tiempo no se producía
mos algunas lecciones á la Histología vegeprecipitado n i coloración, consideraban la sustal, ampliando ésta m á s específicamente al
tancia
como capaz de asociarse á la a n t i p i r i n a .
ocuparnos de las generalidades de cada
Cuando la sustancia era insoluble en el agua,
clase de ó r g a n o s en particular, á fin de que
pero soluble en el alcohol, la disolución en este
la apreciación de los caracteres histológi
i i l t i m o vehículo la mezclaban á una solución
eos de cada sustancia pueda hacerse con
alcohólica de antipirina á 15 por 100, y procefacilidad y exactitud.
dían como en el caso precedente.
Esta parte es, tal vez, la m á s imporEn fin, en un tercer caso, la sustancia sólida
tante de la Materia farmacéutica vegetal,
se pulverizaba en Un mortero con u n peso igual
pues comprende gran n ú m e r o de cuerpos
de a o t i p í r i n a . L a mezcla se abandonaba ensede aplicación inmediata, y de los que se i guida durante una semana en u n vaso abierto y
aprovecha el farmacéutico, no sólo para | expuesto á la l u z ,
630
LA
FARMACIA
La^í soluciones acuosas siguientes han dado
lugar á u n precipitado:
Acido fénico en solución saturada.
Tanino, precipitado blanco insoluble.
Hidrato de d o r a l en solución concentrada.
Bicloruro de mercurio, precipitado soluble en
u n exceso de agua.
Infusión de c a t e c ú .
»
de q u i n a .
»
de rosas.
»
de u v a - u r s i .
Solución de extracto de q u i n a .
Dan lugar á coloraciones las soluciones acuosas siguientes:
Acido cianhídrico diluido. Coloración amarilla.
>
nítrico d i l u i d o . . . . . . I d . amarilla p á l i d a .
Alumbre de a m o n i a c o . . . . . I d . i d subida.
É t e r amilnitroso á c i d o . . . I d . verde.
» nitroso alcoh.0 á c i d o . I d . i d .
Bolución de sulfato de cobre I d . i d .
»
>
ferroso. I d . amar.* negruzca
»
>
férrico. I d . rojo sangre.
»
deperclor.0hierro I d . i d . i d .
Jarabe de ioduro de hierro. I d . negra rojiza.
Cierto n ú m e r o de tinturas alcohólicas determinan la formación de u n precipitado con la solución acuosa de a n t i p i r i n a :
L a t i n t u r a de c a t e c ú .
»
de q u i n i n a .
»
de hamamelis.
»
de iodo (precip.0 soluble en agua).
»
de quino.
»
de ruibarbo.
En fin, la mezcla de salí ella to de sosa y de
antipirina no sufre cambio si se conserva envaso
cerrado y si los productos empleados e s t á n bien
secos. Pero si se expone ai aire y á la humedad,
se cambia en u n líquido oleoso que presenta una
reacción neutra ó débilmente alcalina. Guando
«e añade agua, el líquido se vuelve claramente
ácido en razón de ponerse en libertad ácido salicílico, que se puede separar desde luego por agit a c i ó n con el é t e r .
L a coloración verde que se obtiene con el
éter nitroso alcoholizado ácido, es debida á la
formación de ismitrosoantipirim. Hace falta,
para que se produzca, que el éter sea á c i d o .
Teóricamente se podría, pues, asociar el éter
neutro á la antipirina; pero este compuesto se
vuelve r á p i d a m e n t e ácido en presencia del agua,
de suerte que, en la práctica, los dos medicamentos no pueden prescribirse al estado de
mezcla.
E l bicloruro de mercurio no precipita sino
Waado las soluciones e s t á n oonceatradas. E l
ESPAÑOLA
precipitado que se forma no es m á s que u n poco
soluble en agua fría, pero m u y soluble en la caliente. Es igualmente soluble en el alcohol. Por
el contrario, el éter, el cloroformo y la bencina
le disuelven apenas de n i n g ú n modo. E l bicloruro permanece en la combinación al estado de
sal mercúrica, porque el mismo, a l cabo de largo
tiempo, no puede descubrir la presencia de los
calomelanos. Hecho m u y curioso: esta combinación entra en fusión á 73°, mientra que el sublimado se funde á 265° y la antipirina á 110°.
L a mezcla de calomelanos y de a n t i p i r i n a ,
efectuada con los productos secos, no da lugar á
n i n g ú n fenómeno p a r t i c u l a r . Pero si se a ñ a d e á
esta mezcla ácido clorhídrico diluido, toma, a l
cabo de algunos d í a s , una ligera coloración amar i l l a . Si se calientan los calomelanos en u n a solución acuosa de antipirina, toma una coloración
subida.
V. M.
LA.S POCIONES PREPARADAS
CON MEDICAMENTOS CRISTALINOS POCO S O L U B L E S
por M . P . Caries.
Desde que se han hecho de moda los princicipios inmediatos obtenidos por s í n t e s i s , los
prescriben los médicos con bastante frecuencia,
y se han visto obligados á asociar aquéllos á loa
productos naturales que h a b í a n caído casi por
completo en el olvido. Tan es a s í esto, que d u rante la epidemia reciente se ha visto en la
práctica hacer uso del ácido benzoico, al lado
de la antipirina, del sulfonal, del naftol, del salol, e t c , y que se ordenaba á los f a r m a c é u t i cos que los dispensasen bajo la forma de pociones.
Para asegurar la r e p a r t i c i ó n igual de estas
sustancias en el vehículo acuoso, se han empleado muchos medios: en ciertas oficinas el medicamento cristalino se ha disuelto en alcohol y
mezclado enseguida con agua siruposa; en otras,
se ha disuelto el principio orgánico cristalizado
en agua hirviendo y se han a ñ a d i d o los jarabes,
e n t r e g á n d o s e el medicamento al interesado en
esta forma; en fin, en otras parles se ha preferido
t r i t u r a r el producto nuevo con su peso de a z ú car ó de goma y diluirle enseguida en el vehículo acuoso prescrito.
Parece desde luego que con t a l que el medicamento haya sido introducido en la poción en
las proporciones indicadas y s e g ú n alguno de
los procedimientos descritos, el papel del farmacéutico ha terminado. Esta teoría es corriente
LA FARMACIA
en las boticas de servicio r á p i d o , modernas ó
modernizadas, valga u n calificativo cualquiera;
mas yo considero que debe ser repudiada.
Que se pongan, en efecto, frente á frente, las
tres pociones precedentes, y se verá que no tienen n i el mismo aspecto, n i el mismo gusto, y
quesera difícil convencer á u n enfermo cualquiera que se trata de u n medicamento idéntico.
Con el alcohol el producto es ligeramente
lechoso é irregularmente cristalino; con el agua
hirviendo, la parte insoluble se separa lentamente y los cristales que se forman se adhieren
en gran parte al frasco de t a l suerte, que el enfermo no absorberá fatalmente m á s que la tercera parte ó la mitad de la dosis prescrita; pero
lo m á s grave es que cuando los cristales, separados por la agitación, atraviesan la garganta
del paciente, provocan con frecuencia una tos
violenta, que e x a g e r a r á el m a l , si es que no provoca el v ó m i t o .
Así que yo soy partidario de una m i n u ciosa t r i t u r a c i ó n del principio cristalino con su
peso, de azúcar ó de g o m a . Con este sistema
.todas las aristas y agujas cristalinas se destruyen, no puede temerse verlas reaparecer por el
enfriamiento, por estar frío el líquido medicamentoso cuando se incorpora el polvo compuesto; en fin, en este g é n e r o de poción las partes
insolubles se reparten uniformemente en tuda la
masa á favor de la m á s ligera a g i t a c i ó n .
Este modo operatorio no carece de i m p o r í a u ^ia práctica y estimo que debe ser generalizado
en todos los casos en que haya que incorporar
en Un vehículo un medicamento cristalizado,
insoluble ó poco soluble (1), y de orden mineral
ú orgánico.
V. M .
SOBRE LOS ALCALOIDES
RAÍZ
DE S T Y L O P H O R O N D I P H Y L L U M ,
por M . F r . Selle.
Desde hace muchos años el profesor Ernesto
Schmidt, de Marbourg, se ocupa con sus alumnos del estudio q u í m i c o de las p a p a v e r á c e a s .
Hemos ya dado cuenta en este periódico de
u n trabajo de M. A l f . Heuschke sobre el Ohelidonium maius. Resumimos hoy la Memoria que
(I) Tal es, por ejemplo, el caso del sulfato
de quinina, cuando el médico tiene razones particulares para que no interventa el agua de Rabel ó el ácido sulfúrico diluido, á fin de d i solverle.
ESPAÑOLA
631
acaba de publicar M. F r . Selle sobre una nueva
papaverácea, el Stylophoron diphyllum.
Esta planta, que a ú n se la llama Meconopsis
dyphylla y CheUdoniwm dyphyllunt, crece en los
bosques sombríos de la A m é r i c a del Norte. Ha
sido hasta el presenta examinada superficialmente bajo el punto de vista de su composición
q u í m i c a . M . E r n . Schmidt ha obtenido u n alcaloide que presenta gran semejanza con la celidonina. M M . L l o y d y Eykaaann han obtenido
un resultado análogo. Pero n i uno n i otro de
estos químicos ha creído deber formular una
conclusión precisa sobre este punto.
M . Selle ha seguido para la extracción de este
alcaloide el procedimiento de Probst para la
preparación de la celidonina. Este procedimiento puede resumirse como sigue:
Agotamiento en caliente de la raíz gruesamente pulverizada por el agua acidulada con ácido sulfúrico; precipitación del alcaloide b r u t o .
por la adición de amoniaco, desecación del precipitado, agotamiento del producto por el é t e r ,
disolución del residuo en un poco de ácido s u l fúrico diluido; en fin, adición al líquido a s í obtenido de muchos volúmenes de ácido clorhídrico fumante. E l clorhidrato del alcaloide cristaliza poco á poco.
Se purifica poniendo la base en libertad y
dejándola cristalizar enseguida en una mezcla
de alcohol y de cloroformo.
E l tratamiento de la raiz á.Q Styropliol(mh.&
presentado algunas dificultades en el sentido
que el líquido, obtenido en el agotamiento de esta
raiz por el agua acidulada, es muy mucilaginoso
y no puede filtrarse n i pasar á t r a v é s de un lienzo. E l autor ha remediado este inconveniente
añadiendo alcohol, que precipita la materia viscosa. Se filtra y destila enseguida para retirar
el alcohol, continuando después como queda
dicho.
E l alcaloide obtenido de este modo por M . Selle
era, como se h a b í a supuesto anteriormente, celidonina lla. preparado el cloroaurato, el cloroplatinato, el clorhidrato y n i t r a t o . Las propiedades
de estas sales, lo aiismo que la composición
centesimal y las propiedades ópticas de la base .
cristalizada, no dejan ninguna duda sobre este
punto.
L a celidonina no será, por otra parte, el solo
alcaloide contenido en la raiz del Stylophoron d i phyllum. E n la purificación de la celidonina b r u ta se la trata, como hemos visto, por el é t e r .
Este tratamiento tiene por qbjeto obtener no
m á s que la celidonina; ea casi insoluble en el
éter, Cuando se evapora el éter que ha servido
LA
632
FARMACIA
para eata operación, queda como residuo u n producto del cual M . Selle ha obtenido u n alcaloide
que se funde hacia los 193°. Aunque este q u í m i co haya estudiado algunas de las propiedades de
este cuerpo, no se decide en n i n g ú n sentido acerca de su naturaleza.
V. M.
Sobre el antisepto], iodosulfato d é cinconina,
s u c e d á n e o del iodoformo,
por M . Ivón.
Cuando se vierte en una solución acuosa de
una sal del alcaloide la de ioduro de potasio iodurado, se obtiene u u precipitado voluminoso
constituido por una combinación de iodo y de
alcaloide. Bouchardat, que ha descubierto y estudiado estas combinaciones en 1845, las design ó bajo el nombre de ioduros de iodohidratos de
alcaloides. Se sabe hoy día, s e g ú n los trabajos
de Herapath, que estas combinaciones contienen
ácido sulfúrico, y se las designa bajo el nombre
de íodosulfatos.
Todas estas combinaciones, cualquiera que
sea el alcaloide empleado, contienen una fuerte
proporción de iodo. Ha hecho elección del iodo sulfato de cinconina, á causa del bajo precio de
este alcaloide.
Bajo el punto de vista q u í m i c o , el iodosulfato
de cinconina ha sido estudiado desde 1826 por el
profesor Jorgensen, de Copenhague. Este sabio
ha descrito tres combinaciones del iodo con el
sulfato de cinconina. Estas combinaciones e s t á n
perfectamente definidas y cristalizan. Para el
uso t e r a p é u t i c o la p r e p a r a c i ó n del iodosulfato de
cinconina es muy sencilla: se disuelve el sulfato
de cinconina en el agua (25 gramos de sal por
2.000 de agua) y se le precipita por una solución
de ioduro de potasio iodurado ó el reactivo de
Bouchardat así modificado.
Iodo
Ioduro potásico
Agua
10 gramos.
10
—
1.000
—
que no hay que emplear en exceso; el líquido
debe retener a ú n u n poco de sulfato de ciucon i n a . Se produce u n voluminoso precipitado
que se recoge sobre u n filtro y que se lava
hasta que el agua que pasa no contenga iodo
y se deseca al aire libre.
E l iodosulfato de cinconina a s í obtenido es
un producto definido (50 por 100 de iodo) que se
puede obtener cristalizado; pero para el uso m é dico debe emplearse t a l como se obtiene por el
procedimiento que se acaba de indicar; es, en
ESPAÑOLA
efecto, u n polvo impalpable m u y ligero, su color
es como el del kermes, inodoro, insoluble en el
agua, soluble en el alcohol y el cloroformo. Este
producto se emplea en vez del iodoformo, y en loa
ensayos t e r a p é u t i c o s que se han hecho hasta
a q u í , se ha demostrado ser tan eficaz como este
ú l t i m o ; en. fin, esta no es una de sus mejores
ventajas, pues que puede prepararse fácilmente
por todos los f a r m a c é u t i c o s .
V.M.
PREPARACIONES DE MANGANESO.
Dieterich ha publicado en la Pharm. CeníralA
el resultado de sus investigaciones, con objeto
de obtener lo que él llama preparaciones de
manganeso iniiferentes. Damos la composición
de las dos principales.
Licor de pepíomto de hierro y de manganeso. —
Diez gramos de ácido cítrico se disuelven en 50
gramos de agua destilada y se neutralizan por
el amoniaco diluido. Por otra parte, 24 gramos
de peptonato de hierro son adicionados de 150
gramos de agua destilada y se llevan á la ebullición hasta la disolución perfecta, mezclándose
entonces la solución de citrato de amoniaco y
3,7 gramos de cloruro de manganeso disuelto en
10 gramos de agua. Se diluye en:
Agua destilada
Coñac
T i n t u r a de canela
—
de vainilla
—
aromática
Eter acético
i
i
500 gramos.
100
—
n
U'í0
T
1,15 —
2 gotas.
previamente mezcladas, y se completa u n l i t r o .
E l modo operatorio indicado debe ser rigorosamente seguido, y se obtiene a s í una preparación que contiene 0,6 por 100 de hierro y 0,1 por
100 de manganeso.
Sacarato, manitato y dextrinato de manganeso.
— Se disuelven en caliente 75 partes de permanganate de potasa puro en 4.500 partes de agua
destilada, dejándolo enfriar. Se mezclan por
agitación 45 partes de azúcar blanca á 45 partes
de alcohol y se abandona al reposo durante veinticuatro horas. E l precipitado que se produce se
lava por d e c a n t a c i ó n con agua destilada, hasta
que las aguas de loción no dejen n i n g ú n residuo por evaporación . Se recoge entonces el precipitado sobre una tela y se esprime hasta que
no queden m á s que 300 partes. Este precipitado
h ú m e d o se t r i t u r a con 900 partes de a z ú c a r , manita ó dextrina, s e g ú n el caso; se a ñ a d e n 225
partes de solución de hidrato de sodio á 15 por
LA FARMACIA ESPAÑOLA
100, y se calienta al vapor en un recipiente Cerrado, hasta que tomada una gota de la masa se
disuelva perfectamente en el agua. Entonces se
evapora á sequedad y se pulveriza el producto.
Estas preparaciones contienen 3 por 100 de manganeso. Si se toman solamente 225 partes de
a z ú c a r , manita ó dextrina en vez de 900, contiene 10 por 100 de manganeso. Son fácilmente
solubles en el agua; sus soluciones concentradas
son permanentes; sólo la solución de sacarato,
siendo diluida, precipita á la larga. Estas soluciones pueden adicionarse de ácido cítrico sin
que se produzca precipitado.
E l empleo de las preparaciones de manganeso
c o n t r a í a clorosis, recientemente experimentado
en Alemania, ha dado excelentes resultados; se
recomienda especialmente el peptonato de hierro
y de manganeso.
V . M.
CRÓNICAS
F i e s t a religiosa. — L a hermandad de San
Cosme y San D a m i á n , establecida en la iglesia
del Carmen Calzado de Madrid, celebró la fiesta
anual de instituto á sus santos patronos el s á bado ú l t i m o .
Predicó el Sr. D . Manuel López A n a j a , catedrático y secretario del Seminario de esta diócesis.
En el mismo día celebráronse misas rezadas
por el alma de los hermanos difuntos.
Agradecemos mucho á los señores Ortega
Morejón y Gesta y Leceta, hermano mayor y
secretario de esta asociación religiosa, la atención que nos guardan todos los aoos i n v i t á n d o nos á la fiesta de los santos patronos San Cosme
y San D a m i á n .
H o r a s de clase en l a F a c u l t a d de F a r m a c i a . — Las alumnos matriculados en las asignaturas del primer grupo, tienen las horas de
clase: los lunes, miércoles y viernes, de diez y
media á doce, de instrumentos y aparatos de física; y de doce á una y media, todos los días, de
mineralogía y zoología.
Los del segundo grupo, de nueve y media á
once y de once á doce y media, de química inorgánica y de botánica descriptiva: ambas son de
lección diaria.
Los del tercer grupo, de ocho y media á diez,
de materia farmacéutica vegetal, y de una y
media á tres, de química orgánica, todos los días.
Los del cuarto grupo, todos los días de nueve á diez y media, de práctica de materia farma-
633
céutica, animal, mineral y vegetal; de diez y
media á doce, los martes, jueves y sábados, de
análisis q u í m i c a , y de una á dos y media, di farmacia práctica y legislación sanitaria, de lección
diaria.
Los del periodo del doctorado, de química
biológica y de historia de la farmacia, y bibliografía f a r m a c é u t i c a , ambas asignaturas son alternas, de nueve á diez y media.
L a c a m p a ñ a s a n i t a r i a . — « Y ya que hemos nombrado las viruelas — dice nuestro apreciable colega E¿ Sigilo Médico — diremos que
esta epidemia c o n t i n ú i p r o p a g á n d o s e por toda
la villa y corte casi en pleno siglo x x , sin que
enrojezcan de vergüenza los que tienen obligación de atajar el paso á epidemias de esta naturaleza. Cuatro pulverizaciones de ácido fénico;
— cuando se hacen, que en muchos casos n i eso
se ha hecho — h é t e a q u í á lo que se reduce todo
cuanto las autoridades se creen obligadas á hacer para tranquilizar su conciencia y responder á
la confianza que en ellas se tiene depositada. De
esta suerte concluirá en Madrid la epidemia de
viruelas cuando no quede casa que por ellas no
haya sido v i s i t a d a . »
L a lengua c a t ó l i c a . — El Dr. Alberto L i p tay, cirujano de la marina chilena, ha ideado
una lengua universal m á s sencilla que el volap ü k . Por este método nuevo se. interesa grandemente el D r . Max Muller, de Londres.
El Sr. L i p t a y denomina su lengua católica,
tomando esta palabra en su sentido etimológico
de universal. La originalidad de su proyecto es
precisamente la exclusión absoluta de toda o r i ginalidad. Basándose en el hecho de que muchas
palabras tienen en todos los países caracteres
semejantes, trata de establecer una Unión l i n güística, como existe una Unión postal ó monetaria.
El sistema de formación de la lengua católica
se inspira ante todo en el latín y en la evolución
de la lengua latina en las naciones civilizadas;
al revés que el v o l a p ü k , trata de formar sus vocablos, no ya con las radicales, sino con las silabas tónicas comunes á la mayoría de los idiomas;
toma del inglés su división de los sustantivos
en tres géneros, masculino, femenino y neutro;
suprime los plurales ilógicos é i n ú t i l e s , s i m p l i fica la conjugación de los verbos, descarta toda
irregularidad y no admite sintaxis.
Los p á j a r o s centenarios. — U n inglés, de
paso para Siracusa, ha comprado para su museo
un cisne que acababi de morir á la edad de ¡tres
siglos/ ¿Quién sabs ai en lugar de cisne sería uu
634
JLA FARMACIA ESPAÑOLA
canard,'*. Sin embargo, la vida de los pájaros de
mar y de pantanos equivale á la de varias generaciones.
ü n testigo di^no de fe, Knauer, dice en su
obra de Ornitología que ha visto u n halcón de
ciento sesenta y dos a ñ o s de edad. U n águila
de mar cogida en 1715 y teniendo ya, por consiguiente, algunos arios, m u r i ó ciento cuatro
después.
Un buitre cogido en 1706 m u r i ó en 1826.
N u e v o s socios. — Durante el año actual han
solicitado ingreso en el Montepío facultativo los
profesores siguientes:
D . Enrique H e r r á i z A g u i r r e , Biar (AJicante).
— D , Pedro del Kio y Melero, Madrid. — D . Ferm í n Rodríguez Ortega, M a d r i d . — D . Remigio
José Sánchez, Calatrava (Ciudad-Real).—D. Mart i n Royo Gomez de Segura, Galilea de Ocón
(Logroño).—D. Bonifacio Monge y Sanz, Soria.
— D . Manuel Moreno Brussi, Madrid.—D. Juan
Diaz A m o r , Cedillo (Toledo). — D . Francisco
Huertas Barrero, Madrid.—D. G e r m á n Ortega y
Mata, Madrid. — D . Patricio F e r n á n d e z A b r i l ,
A l b u ñ o l (Granada).—1). Manuel Bellón, Illescas
(Toledo).—D. J u l i á n de Madariaga y Regil, Madrid.—D. Enrique Mezquide, Madrid.—D. Justo
Revuelta, Gumiel del Mercado (Burgos).—-Don
Elíseo García Roure, Madrid.—D. Lorenzo A y cart y López, Madrid.
No nos cansaremos de recomendar á nuestros
suscritores el ingreso en esta b e n e m é r i t a Sociedad destinada á socorrer y aliviar á los médicos
y farmacéuticos y sus familias.
L a q u i n i n a m u n i c i p a l . — L o s periódicos políticos dijeron días a t r á s escandalizados que había gastado el Concejo de la corte en u n solo año
nada menos que u n millón y cien m i l reales en
sulfato de quinina para los pobres. Las gentes
diéronse á ius sabrosos comentarios que son ya,
t r a t á n d o s e de asuntos de farmacia, cosa corriente; y ante noticia tan estupenda,fios ediles hicieron registrar cuentas y recetas, resultando que
el millón y pico queda reducido á unos cuarenta
m i l reales invertidos en aquella sal.
Que fué un regidor el que dió esos datos; que
se trata de una noticia inventada... Pero, vamos
á ver, ¿qué trabajo les hubiera costado á inventores y comentaristas consultar tan sólo el presupuesto de la villa'? Pues con hacerlo hubieran
evitado trabajos de pluma y , sobre todo, no h u bieran dirigido ataques infundados ó injustos á
ios farmacéuticos. Pero como a q u í se complacen
todos en dirigir dardos á ios que cumplen con
verdadero celo sus deberes, no maravilla ya que
acojan hasta con regó jijo las aoticiaa más ab-
surdas. Se ataca con todo vigor, y luego se
sale del paso con una rectificación fría é incolora. Y esta es la justicia que se estila en los presentes t i e m p o s . . .
P é s a m e . — E l día 15 de Setiembre pasado
falleció en T á r r e g a la señora doña María Quer y
Fontova, madre de nuestro querido amigo y
compañero el farmacéutico de Barcelona D . Mariano V i d a l , á quien, así como á su aprecíable
familia, a c o m p a ñ a m o s en su justo d o l o r .
S u l f a m i n o l . — E l nombre de mlfaminol ha
sido dado á u n nuevo antiséptico que deriva de
la metaomdifenilamim. Para obtenerle se exponen á la acción del azufre las sales de esta base
disueltas en agua.
E l producto se presenta bajo la forma de u n
polvo amarillo claro, insípido é inodoro. Es soluble en el agua, fácilmente soluble en los álcalis,
más difícilmente en los carbonates alcalinos. Se
disuelve igualmente en el alcohol y en el ácido
acético. Las soluciones son coloreadas de amarillo claro. Bajo la influencia del calor, el sulfa
minol brilla y entra en fusión hacia los 1 5 5 ° .
E l sulfaminol se descompone en la e c o n o m í a .
Debe poseer, por consecuencia, las propiedades
antisépticas de sus componentes. Se encuentra
en la orina la oxidifenilamina.
E l sulfaminol ha sido estudiado por el profesor Robert, de Dorpat, que ha comprobado su
perfecta inocuidad. Se puede inyectar bajo la
piel de u n perro hasta 0,9 gramos de esta sustancia por kilogramo del peso del animal, sin
determinar el menor accidente.
Resulta, por otra parte, de las observaciones
del Dr. Mo^Schmidt; de Francfott sobre el Mein,
que el sulfaminol puede utilizarse contra las supuraciones del seno m a x i l a r .
El olor desagradable de estas supuraciones
se disipa sirviéndose de sulfaminol ó de iodoformo. E l primero de estos dos medicamentos,
siendo inodoro, tiene ventajas para emplearle de
preferencia al segundo.
COMERCIO DE DROGAS
R E V I S T A C O M E R C I A L de 3 0 de Setiembre
de 1890, en l a p l a z a de B a r c e l o n a , p o r el
D r . M a r q u é s y M a t a s , H o s p i t a l , 109 .
Activo ha sido en el presente mes el movimiento en drogas y productos, pasando á reseñ a r algunos de los de mayor consumo.
Aceite de almendras. — Siempre subiendo, porque la nueva cosecha se presenta m á s reducida
que la anterior.
Centeno de cómemelo,— Es sumamente escasa
LA F A R M A C I A E S P A Ñ O L A
la recolección de este grano, porque han faltado
las nieblas en la primavera, que favorecen su
desarrollo.
Iodo y sus compuestos.—Yfí.vi subiendo de precio sin otro motivo que la especulación del s i n dicato que los tiene acaparados, cediéndose de
136 á 112 reales.
Alcanfor refinado. —B.% declinado algo, c o t i zándose de 22 á 24 ra. k i l o , s e g ú n partida.
C a n t á r i d a s . ~ L % recolección no ha sido abundante, y no obstante declina de precio, por habar disminuido su consumo; podemos cederlas
de 47 á 50 rs. k i l o , s e g ú n p a r t i d a .
Cajas de madera para u n g ü e n t o s , — O f r e c e m o s
las del n ú m . 0 á 20 rs. 100, y las del n ú m , 1 á
25 reales.
Ooma a r á b i g a . — h a l l a á. buenos precios
para hacer acopio, pues so teme que las disidencias en las t r i b u s africanas dejen de s u r t i r á
los compradores de estos a r t í c u l o s , v i s l u m b r á n dose nuevas subidas. Hay clases de 8 rs. para la
industria; de 12, 18 y 22 rs. para farmacia; esta
ú l t i m a , muy blanca y superior, en polvo á 14 y
26 reales, clase b uena.
Incienso l á g r i m a . — E l mercado de Londres se
presenta m u y surtido, pudiendo cederse a q u í de
450 á 500 rs. los 100 k . , s e g ú n ciase.
Mostaza. — L a de A n d a l u c í a y extranjera á
precios regulares, de 250 á 300 r s . ; no así la de
Badalona, que se paga á 325 rs,, s e g ú n partida.
Opio.—Como es m á s la demanda que la oferta, por este motivo se sostiene firme en sus
precios.
Sulfato de quinina, puro y garantido. — He mos recibido una partida en latas de V2 y u n k i l o
que podemos ceder á precios nunca vistos, á
320 rs. k . A i que le convengi debe avisar pronto. E n botes de 30 gramos los de marca francesa,
inglesa, alemana é italiana, á precios reducidos.
¿Cuándo los h a b r á de fabricación e s p a ñ o l a ?
Sulfato de cobre. — Se cotiza á bajos precios,
de 250 á 275 r s , 100 kilos.
Acido fénico cristalizado.—B.Qmoa recibido una
partida de frascos que cedemos de 15 á 16 reales
kilo, s e g ú n partida.
Sales de plata. —Bahea de una manera a t r e vida, y es porque se susurra de u n sindicato
para ei acopio de tan precioso metal: el n i t r a t o
á 620 rs, k .
Zaragatona. — Abanda en la plaza, no por
presentarse gran coaecha, sino por su escaso
consumo, de 40C á 500 rs. 100 k .
Estufas desinfectantes.—Eat&s Boa las que
principalmente llaman la atención de l a clase
médica por el graa resultado que dan, evitando
635
los progresos del m a l , aislando y destruyendo
los pequeños focos que se presentan, y á ellas se
debe sin duda, el que no se haya propagado m á s
la enfermedad á pesar de haber sufrido calores
verdaderamente tropicales. Hay varias cbises
de estufas desinfectantes para municipios y otras
corporaciones, de 400 á 500 pesetas, ofreciendo
enviar detalles por 4 rs. por gastos de franqueo;
son portátiles y sirven para la desinfección de
las ropas en las csaas de loa enfermo?, iguales á
las que usó este Apuntamiento en 1885 y que
e m p l e a r á s i viene el caso.
Artículos últifnamente recibidos. A'lonitlina,
gramo 30 rs. A n t í p i r i n a pura, 100 gramos 62 ra.
Antifebrina, kilo 50 r s , , 100 gramos 6 rs. A t r o pina, sulfato, 10 grs. 32 rs. Aconitina, gramo
4,50rs. A p o m o r ñ n a , gr. 4,50 rs. A r i s t o l , gramo
1,50 rs. Aseptol, 100 gr. 11 rs. Caíeina y su n i trato, 100 grs. 28 rs. Oalabarina extractiva, gramo 3 rs. Cantaridina, g r . 19 rs. Cinconina, 100
gramos 24 vé. Cocaína, hidroclorato, 10 gramos
35 rs. Codeina, 10 grs. 30 ra. Daturina, gr, 28 rs
Digitalina amorfa, 2 r s . g r a m o .
Preparados de la casa Johson y Johson,
de New-York.
Acabamos de recibir u á gran surtido de los
medicamentos de dicha casa, ios que ofrecemos
á.nuestros corresponsales en la confianza-de que
al conocerlos los preferirán á sus similares, tanto
por su perfección como economía. Por u n real
para franqueo enviamos catálogos ilustrados.
Algodón higroscópico, v m o , en paquetes de 50
pramos, el k i l o pts. 6,75; i d . WK de 100 gramos,
6,50 pts.; i d . i d . de 250 grs., 6 pts.; i d . i d . de
1,000 g r s . , 5 p t s .
Algodón boratado y fenicado, en paquetes de
50,100, 250 y 1.000 gramos, el k i l o á 7,25, 6,65,
6,50 y 5,40 ptas.
Algodón salicilado, en paquetes de 50, 100,
250 y 1.000 gramos, el kilo á 10,30, 9,70, 9,25 y
8,45 pesetas.
Algodón iodoformado, en botellas de una onza
inglesa, botella 1,25 pts,; en latas de i / t , '/a J
libra á 11, 9 y 8,65 pts. l i b r a .
Gasa para apósiios, boratada, fenicada y al sublimado corrosivo, paquete de una yarda, por
una yarda, igual á 90 c e n t í m e t r o s , 1,25 p t s . ; de
una yarda, por 5, 3,85 pts.
Gasa iodofórmica al 10 por 100, en rollos
de una yarda da ancho, á 1,75 pts.
El catálogo contiene todas las clases y objetos
que se emplean para la cura de L i s t e r .
Cataplasmas de semillas linaza, almidón, óxido
de cinc y liquen islándico, en rollos de 7 pulgadas de ancho por 1 yarda de largo, igual á 19
636
LA FARMACIA ESPAÑOLA
centímetros, por 90 centra, u n rollo 2,25 peeetas.
Emplastos aiherentes al caouthouc, en c i l i n dros de ' / , pulgada, 1, 2 y 3 ancho,.por 5 p u l gadas de largo, docena 7, 12, 23, 31 y 50 pts.
En rollos do 7 pulgadas por una yarda, á 17
pesetas docena de rollos.
I d . con iodoformo al 5 por 100, 7 pulgadas
por 1 yarda, docena de rollos 25 pts.
Los hay t a m b i é n de belladona, belladona y
opio, sal amoniaco, mercurio, tapsia, capsicum
y cauthos (vejigatorio), etc.
Emplastos corroborantes, perforados en parches de 5 pulgadas, p o r 7 t / í p o r largo, igual á
12 ' / i c e n t í m e t r o s por 2 1 , docena 4 pts.
Emplastos para los ríñones de la cruz roja. Docena \ l pesetas.
Papel mostaza, en cajas de 100 hojas, á 4,50
pesetas; en latas 10 hojas á 0 , 9 0 pts.
DR. MARQUÉS Y MATAS.
CORRESPONDENCIA PARTICULAR
DE «LA FARMACIA ESPAÑOLA.»
Zamora.—S. D.—Pngado fin Junio 90.
Hontoria del P i n a r . — M . C — I d . fin Setiembre
del 91.
Zamora.—G. P . — I d . fin Junio 90.
A m u s c o . — R . G . — I d . fin Diciembre 90.
Alpera. - J . J . N . — S e envió n ú m e r o del 18 de
Setiembre.
Villadiego.—C. J.—Servido y contestado.
Membrilla.—G. A . R . — I d . i d .
Barcelona.—R. M . M.—Se publica Revista.
Cartagena.—E. O1.—Contestado particularmente.
Guadalajara.—C. M — I d . i d .
A l c a ñ i c e s . — B . H.—Servido.
Jerez de la Frontera.—F. C.—Contestado particularmente.
Torrecilla de A i c a ñ í z . — J . P . S . — I d . i d .
Ledesma.—U. T.—Se le sirvió.
Parla.—E. A.—Pagado fin Febrero 9 1 .
San Cebrián de Campos.—E. V . — I d . fin Junio
del 90.
Cadiur.—J, G . M.—Cambiada dirección.
ÁNDNCÍOS
Por trasladarse á su pueblo natal, se vende
ventajosamente la farmacia establecida en Membrilla (Ciudad-Real) perteneciente á D. Gregorio
Alvarez. E s t á bien acreditada y surtida. Despacho, 14,000 reales con facilidad de aumento.
Población de cerca de 6.000 almas; tres médicos
y tres veterinarios.
Para m á s datos dirigirse á su dueño en el
citado pueblo.
(2)
— FARMACIA: A seis leguas de Madrid, se
vende la única de Carranque (Toledo), con un
producto de 22 000 á 24 000 reales al a ñ o . S u
propietario D . Fidel F e r n á n d e z informará.
(2)
— REGENTE: Se necesita con urgencia para
la farmacia de un pueblo de la provincia de
Albacete, con estación en la via f é r r e a .
Dirigirse con condiciones: en Madrid, á don
Juan Carboneras, calle de Lagasca, 22, tienda,
ó á D Luis Moreno, en La Gineta.
— S* desea una regencia en Madrid, y se
cambia ó vende una farmacia con buen partido
á dos leguas de esta capital. I n f o r m a r á n con sellos en esta r e d a c c i ó n . — (E. A . )
— PRACTICANTE: Se desea uno joven, soltero, de buena práctica, libre de quintas. D i r i girse con condiciones é i n d i c á n d o l a s dos ú l t i m a s
farmacias en que hayan adquirido su práctica,
á 1). Clemente de Juana, Villadiego (provincia
de Burgos).
(2)
—Se vende todo lo concerniente para el establecimiento de una buena farmacia. Como es de
fuerte construcción y fácil manejo, se puede
trasladar donde se quiera, caso de que no guste
el pueblo donde está establecida de la provincia
de Ciudad-Real. Se cede en dos terceras partes
de su valor material. Dirigirse á Juan Urgel, en
Carranza, Vizcaya.
(P.)
— BQTICA. Por defunción de su d u e ñ o se
vende una botica situada en uno de los mejores
puntos de la ciudad de Pamplona.
Cuenta con buena reposición y clientela, y
se cederá en muy buenas condiciones. Para tratar de su ajuste dirigirse á la señora viuda de
D . M . L i z á r r a g a , calle de Z a p a t e r í a , n ú m e r o 36,
farmacia. Pamplona.
(4)
— Por causas agenas á la profesión, se vende
la farmacia establecida en uno de los mejores
pueblos de la provincia de Segovia.
E l que desee interesarse en la adquisición de
la misma, puede dirigirse á D . Julio Moreno,
farmacéutico del Hospital de Segovia.
(2)
— Los Sres. Torres y Jimeno, Corredera baja
de San Pablo, farmacia, d a r á n pormenores de
una buena botica que se vende en un pueblo
p r ó x i m o á Madrid.
(3)
— En Tobarra (Albacete) se vende una botica
moderna, con titular segura por seis años anuales. E l pueblo tiene estación férrea y cuenta con
1.800 vecinos, y hay otra botica. Se cede en
buenas condiciones por no poderla atender su
d u e ñ o , bien al contado ó á plazos, pero éstos c n
garan'ia que acomode. Para informes, dirigirse
á D . Santiago Diaz, en Hellín.
— Se necesita u n regente para la farmacia
de la viuda de D. Leoncio Martínez, residente en
el Cubo de la Solana (provincia de Soria), al que
se le a b o n a r á n 10]reales diarios y asistencia.
A l que le convenga y quiera puede dirigirse
á doña Macabea Martínez, en dicho pueblo
— INTERESANTE: En condiciones m u y ventajosas se arrienda en Valladolid u n local y habitación construido expresamente para farmacia, situado en el barrio m á s populoso de dicha
ciudad y que hace siete años hay establecida
una farmacia.
Dirigirse á D . Mariano Alonso, farmacéutico
en dicha ciudad, calle de Cerrastes, n ú m . 9 .
LA FARMACIA ESPAÑOLA
— REGENTE: Se necesita uno para la oficina
de farmacia de doña Tomasa (j-onzalo, viuda de
D. Anselmo Fernandez Valan, establecida en
Olvega, provincia de Soria.
Para condiciones dirigirse á dicha señora.
— En Barcones (Soria) se vende á plazos ó n i
contado una botica-. Para tratar Reyes, 18, 4 0
derecha,'D. Múreos Almajano.
'
'
Se halla de venta en la a d m i n i s t r a c i ó n de esta
Revista, L u n a , 32, y en las principales l i b r e r í a s .
DE
aceite de almendras dulces
PURO Y
ESTUDIO Y
GARANTIDO
EN SANTA MARIA DE MALLORCA
d e l D r . D . P e d r o Antonio P l z á y S e r r a
GRÍTIGi
DE LOS
procedimientos de investigación %
de las impurezas del alcohol,
t
%
TESIS P A R A E LGRADO DEDOCTOR
POR
637
J
j |
Ricardo de la Puerta y Escolar.
Se vende en la librería de Moya, Carre- 9
tas, 8, y en la portería de la Facultad de
Farmacia, y se remite á provincias d i r i giéndose á casa del autor, Valverde, 30 y
32, 2 . ° , mandando valor de 2 pesetas.
SALES MARIIS DEL CANTABRICO
DE YARTO MONZON
para baños de mar en casa.
L a t a de un k i l o , 10 reales, con algas marinas
gratis.
V e i n t i d ó s años de existencia, millones de
enfermos curados sin moverse i e sus hogares,
el ser recomendado por toda la clase m é d i c a ,
con preferencia á sus similares, son la mejor
g a r a n t í a de su m é r i t o .
Se hallan en todas las capitales de E s p a ñ a y
Portugal y en los pueblos m á s importantes.
E n Madrid, farmacias de Izquierdo, Sacramento, 2; Pérez Negro, Ruda, 14; Ortega, L e ó n ,
13; F o n t , Caballero de Gracia, y a l por mayor
Melchor G a r c í a , Capellanes, i .
T A B L A SINÓPTICA
DE
MEDICAMENTOS MODERNOS
compuesta por el D r . Vicente C a s t e l l ó .
Contiene, por orden a l f a b é t i c o , los medicamentos recientemente admitidos en t e r a p é u t i c a
con su origen, propiedades, aplicaciones y dosis
I M P O R T A N T E — C i r c u l a y cen p r o f u s i ó n
un aceite de almendras dulces,en latas cuadrang u l a r e s , marca BO, que nunca se ha hallado p u r o . S e g ú n su procedeneia,contiene alguna cant i d a d de aceite de almendra;pero las m á s de las
veces es s u s t i t u i d o completamente porel de s é s a mo, p i ñ o n e s , d e cacahuete y otros. A f i r m a lo que
decimos que en todos los centros donde se extiende aceite de almendras dulces ysus envases
no llevan el nombre déla persona que garantice
su pureza,se cotizan á menos precio que la cantidad de|almendras que se necesita para su obtención.
U n p e q u e ñ o ensayo b a s t a r á para convencerse
de nuestra a s e r c i ó n . — R e m i t i r e m o s gustosos por
el correo nuestro folIeto:ciCultivo del almendro,
e x t r a c c i ó n , clarificacicn y reconocimiento del
aceite de almendras d u l c e s , » anticipando en selos 0,30 pesetas.
SINAPISMO I N S T A N T Á N E O P Í Z Í .
Caja de 10 sinapismos, 2,80 rs.
Cien cajas de 10 sinapismos cada una,255 rs,
Paquete de 50 sinapismos, 9,50; de 100,18 r s .
de 500, 85 r s , ; de i .000, 165 r s .
Caja de 10 sinapismos con gasa, á 3 rs.
Cien cajas de 10 sinapismos con gasa,275 r s .
Paquete de 50 sinapismos con gasa,10,50 rs.;
de 100,20 r s . ; d e 1.000,185 r s .
DISCOS O F T Á L M I C O S
De atropina (sulfato), borato de sosa, calo
melanos, eserina, morfina, sulfato d e f i n e , etc
á 3,50 rs. tubo con caja.
C A N D E L I L L A S SEGÚN REYNOL
De sulfato de zinc, sulfato de zinc y belladona, belladona y opio, t a n i n o , etc. á 8 r s . caja.
jSfota.—Preparamos.el sinapismo i n s t a n t á n e o
con el nombre que se q u i e r a , sí el pedido no
baja de m i l hojas, por 12 reales m á s del valor
ndicado.
Depósito
general.
Farmacia y laboratorio q u í m i c o - f a r m a c é u t i c o
de D r . D . Pedro A n t o n i o Piza y Serra, plaza
del P i n o , 6, y Beato O r i o l , 1, Barcelona y en la
Asociación F a r m a c é u t i c a M a t r i t e n s e , P r e t i l oe
los Consejos, 5, M a d r i d
IMPRENTA DK F . GARCIA HERRERO
calle Mayor, número 119.
LA
638
FARMACIA ESPAÑOLA
L a forma g r a n u l a r y efervescente de los
medicamentos es de gran u t i l i d a d , tanto por
lo que f a c i l i t a la c o n s e r v a c i ó n y manejo de
los mismos, como por hacerles máR agradables á la v i s t a y al paladar, siempre delicado
de, los enfermos, sobre todo cuando se trate
de tomar a l g ú n medicainento.
plus,
POR M A Y O R D E S C U E N T O S
ELABORACIÓN POR
MEDIO D E L VAPOR
Labopalorio de productos químicos y farmacéuticos de D. G. Ortega
FARMAQIA, LEÓN, 1 3 .
i
MABUH^
LABORATORIO, QUEVEDO, 7.
Tu Y
SALIO
B
i
V-iii
Recomendados
T ) p VIVAS PSRFZ
Recomendados por
por la Real Academia de
',:~**:#kf
J
verdaderas eminencias de
Medicina.
España y Ultramar.
Adoptados de real orden por el ministerio de Marina, previo informe de la Junta superior
/aeultaiiva de Sanidad, porque c u r a n inmediatamente como n i n g ú n otro remedio
empleado hasta el d í a , toda clase de v ó m i t o s y diarreas, de los t í s i c o s , en ios viejos, de
los n i ñ o s , cólera, tifus, d i s e n t e r í a , vóenitos de los n i ñ o s ^ d é l a s embarazadas, catarros
y ú l c e r a s del e s t ó m a g o , pirosis con eruptos fétidos. N i n g ú n remedio alcanzó de los m é dicos y del público tanto favor por sus buenos resultados, como nuestros I N A L T E RABLES y MARAVILLOSOS
SALICILATOS DE BISMUTO y CEMO
que se venden en todas las buenas farmacias de las provincias y pueblos de E s p a ñ a ,
U l t r a m a r y A m é r i c a del Sur. —Cuidado con las falsificaciones ó imitaciones, porque otros
no d a r á n resultado. E x i g i r la rúbrica y marca de g a r a n t í a .
PRECIOS: En toda España, caja grande, 3,50 pts., pequeña, 2 pts.
D e p ó s i t o general: A L M E R I A , F A R M A C I A V I V A S P E R E Z
quien lós remite á todas partes enviando 75 c é n t i m o s m á s para c e r t i ñ e a d o .
Depósitos
al por
mayor.
Barcelona.—Sociedad F a r m a c é u t i c a , Hijos de V i d a l y Ribasy A l o m a r y Uriach. *
Madrid. — Melchor García, Sociedad Ibero-Universal y J o s é H e r n á n d e z .
Palma de Mallorca. — D . Juan Valenzuela.
H a b a n a S T Q S . Lobé y Torralbas y d r o g u e r í a de J o s é S a r r á . — P w ^ o Rico: F i d e l Guiller.
m.eiy.—MayagUez: Guillermo Mulet.—Buenos-Aires y Monievideo-.'Princiipixlcs farmaciasA l por menor: En todas las principales farmacias.
|
DE P É R E Z NEGRO
Acreditada é inmejorable p r e p a r a c i ó n par$ c u r a r l a s i n t e r m i t e n t e s , ya sean tercianas,
cuartanas ó c o t i d i a n a s .
A l p ú b l i c o : caja de 80 pildoras, 20 reales. — M e d i a , con 40 i d . , 12 rs.
Descuento desde el 25 por 100 á los señores f a r m a c é u t i c o s s e g ú n el pedido, — D e p ó s i tos: en M a d r i d , Melchor G a r c í a , Capellanes, 1; Sociedad F a r m a c é u t i c a Matritense, P r e t i l
de los Consejos, 5. — E n Barcelona, Sociedad F a r m a c é u t i c a E s p a ñ o l a , Tallers, 22,
el a u t o r .
FARMACIA
DE PÉREZ
R U D A , 14, M A D R I » .
NEGRO
LA FARMACIA ESPAÑOLA
639
iwitiii.
illfi!
SON ELASTICAS Y NO SE P0L1LLAN JAMAS
Tamaño números
0
i
y
2
Pesetas, m i l l a r . . .
5
5,50
6
Tomando 10.000 de u n sólo n ú m e r o grabamos gratis el nombre y la dirección del
ante.
demaif
Aparatos para ellas, de los tamaños 0, 1 y 2.
La colección de los tres
Ptas. 33.
Tomando uno sólo
Ptas. 12.
tínico
depósito pava
M O B S S T O
la venía
BE
ARIBAU, 11, R a r e e l o n » .
P R I M E R A CASA
en
España
y
Portugal:
G A S A B S M O T T
FUENOARRAL, 1, M a d r i d
E N BOTAMENES Y ACCESORIOS P A R A
L A i FARMACIA.
Radicalmente se curan las calenturas
de cualquier tipo que sean
CON L A S
P I L D O R A S
A N T I T l P I G A S
DEL DR. SANCHEZ CABEZUDO
Despacho al por mayor (gran descuento proporcional), Melchor
García, Capellanes, 1, duplicado, Madrid.
Despacho general: en las farmacias 6 pesetas caja, 3 id. media.
Conocidas por sus buenos efectos, nos congratulamos en recomendarlas.
LA FARMACIA ESPAÑOLA
640
L a p u r e z a a b s o l u t a de n u e s t r o s p r o d u c t o s e s t á
por una i n s p e c c i ó n continua.
garantizada
ARISTOL '
(MARCA
DEPOSITADA)
SUSTITUTO D E L I O D O F O R M O
FEMACETiMA-BAYER
NUEVO R E M E D I O
SULFOMAL-BAYER
NUEVO SOMNÍFERO
Antipirético y antineurálgico,
completamente inofensivo,
en polvo cristalino y pastillas á '/s y V* gr'
en P0^0 cristalino y pastillas á 1 g r .
Remitimos folletos y muestras á los señores m é d i c o s que lo solicitan.
BROMURO DE E T I L O - B A Y E R
( Q U Í M I C A M E N T E PURO Y A D I C I O N A D O DE 1 POR 100 DE A L C O H O L . )
De venta en todos los almacenes de drogas. En Madrid t a m b i é n los venden D . Melchor
García, Capellanes, 1.
A G E N T E D E W S i T A H i O V A R A ESI*AMA:
A L F R E D O R I E R A , B A R C E L O N A . — R o n d a de S. P e d r o , 3 6
^^^^benfabrikeii
BOLOS
VORM. ^
Frterdp. Bayer et Co., Elbepfeld.
ANTIGASTRÁLGICOS
DE ALMA.ZAN
Remedio eficaz j muy acreditado contra las indisposiciones del estómago, sean ó no dolorosas, elaborado con arreglo á la disposición testamentaria de D. Francisco Almazán, farmacéutico que fué de Cuenca.
Al pormenor, se expende este medicamento á 6 pesetas caja, en las farmacias de García Oenarro, Abada, 4 y 6; Somolinos, Infantas, 26, y en varias otras oficinas del reino. Desde seis cajas en adelante descuento, según la
importancia del pedido, en el depósito central y único legatario del señor
Almazán, Luna, 32, 2.° Madrid. —Ij^üio j e c a j a sueltas por el correo.
MAL DE PIEDRA
Enfermedades ealeulosas y «a»
( a r r a l e s de las v í a s u r i n a r a s
U R I C E M I A Y GOTA
CURÍLCIÓN RADICAL POR KL
N T I C A L C U L O S O infalible de D E S C A L Z O
Atender á la i n d i c a c i ó n causal en p r i m e r t é r m i n o , ejercer sobre los c á l c u l o s una a c c i ó n q u í mica que determine su d i s g r e g a c i ó n , favorecer
la e x p u l s i ó n j d e los fragmentos y c o m b a t i r las
diferentes enfermedades d é l a s v í a s u r i n a r i a s de
origen calculoso, ó, en otros t é r m i n o s , atacar al
m a l de piedra en sr o gen, en sua manifestaciones y complicaciones consiguientes; t a l es el
t ^ p l e objeto que realiza el específico anticalcu"
loso de Descalzo.
r Antiúrico n ú m . 1—Litiasis úrica
l
u r i c e m i a , gota en los i n t e r v a I
los, 8 pesetas.
lAntioxaliconúm.2—Litiasis oxáPreciosUbres]
lica, 8 pesetas.
deporte.... \ A n t i f o s í á t i c o n ú m . 3.— L i t i a s i s
J
f o s f á t i c a , c a t a r r o s de la v e j i g a ,
l
8 pesetas.
[ A n t i g o t o s o n ú m . 4.—Accesos de
*
gota, 8 pesetas.
A los señores f a r m a c é u t i c o s y drogueros descuentos con r e l a c i ó n a l p e d i d o . — D e p ó s i t o cen
t r a l : farmacia de su autor, D . C i r í a c o Descalzo,
Nava del Rey (Valladolid).—En M a d r i d : D . M e l chor G a r c í a , Capellanes, 1, y en las principales
boticas de E s p a ñ a .
Descargar

OUÁL É COLIGIO DE FiMiCÍDlOS i