EL DÍA, domingo, 6 de julio de 2014
p1
LA MÚSICA CORAL en Los
Realejos. Un detallado repaso a la
evolución de la afición a esta
manifestación artística en el
municipio tinerfeño. 6/7
del domingo
revista semanal de EL DÍA
II GUERRA MUNDIAL.
LOBOS GRISES EN CANARIAS
(1ª PARTE)
a importancia geoestratégica de Canarias en el Atlántico, como ruta obligada hacia tres continen–
tes, ha despertado desde
siempre la apetencia por la alianza
política con España, o en el peor de
los casos ejercer la dominación por
derechos de conquista. Buena prueba
de ello la tenemos en nuestra histo-
L
comprendido entre
ficios de sus pillajes
Texto: Juan Carlos Monteverde García (Monty)
1918 hasta 1939. De
y correrías. Nomesta manera volviebres de origen franron de nuevo las
cés como Jean Fleuetapas en las que confluyeron los intery, Francois Leclerc (Pie de Palo), Jean
reses de las potencias en conflicto por
Capdeville o Jacques de Sores se uniel control parcial o dominio absoluto
rían a los de origen inglés: Francis
de las islas Canarias, considerando su
Drake, John Hawkins, Walter Raleigh,
situación estratégica para sus afanes
Robert Blake o el mismísimo Horace
hegemónicos.
Nelson. A ellos habrían también de
ria, donde las potencias europeas que
luchaban por la hegemonía naval
apetecieron e intentaron en más de
una ocasión conquistar las Islas por
la fuerza de las armas, bien individualmente, por medio de la piratería, en búsqueda de jugosos botines o por los llamados corsarios, que
venían a ser lo mismo pero con licencia otorgada por el monarca del
país al que pertenecían, si bien habrían de compartir con éste los bene-
unirse el holandés Pieter van der
Does, o los de origen árabe Morato
Arraez, Solimán, Dogali (El Turquillo) y Tabac Arraez. Esto en cuanto al
período comprendido desde la conquista y finales del siglo XVIII.
Y si a partir de esta fecha cesan materialmente los intentos bélicos de
conquista, retornarían después, aunque de una forma más larvada, con
los dos grandes conflictos mundiales, interrumpidos por el paréntesis
En mayo de 1936,
dos meses antes de
comenzar la guerra
civil, la flota española
realizó unas
importantes
maniobras en
Canarias.
Por este motivo, el archipiélago se
pobló indistintamente de súbditos de
origen inglés y alemán, donde, además de espiarse mutuamente, se introdujeron en la sociedad local de entonces bajo el disfraz de industriales,
comerciantes, naturalistas o científicos, con la única finalidad de asegurar el suministro de sus armadas
respectivas, que vigilaban y atacaban
en ocasiones a todos los barcos de pabellón enemigo que osaban surcar esta
zona más meridional del Atlántico.
Los diversos avatares ocurridos, consignados ya en la historia, son la prueba
fehaciente de la amenaza que pendió en aquellos instantes sobre la integridad de las Islas, pues estuvieron
en un tris de ser invadidas tanto por
los ingleses (Operación Pilgrim) como
por los alemanes (Operación Félix),
aliados a su vez de Italia y Japón en
las denominadas fuerzas del Eje. Algo
que se evitó, en parte, por la política
de neutralidad ambigua y de negociaciones a dos bandas llevada a cabo
por el propio mandatario Francisco
Franco, vencedor de la indeseada Guerra Civil. Acciones que más tarde se
inclinarían definitivamente por los aliados, una vez concluida la contienda.
pasa a la pág. siguiente®
p2
domingo, 6 de julio de 2014, EL DÍA
EN PORTADA
Armadas extranjeras en Canarias
Tal como hemos mencionado, y en
fechas anteriores a la Segunda Guerra Mundial, Canarias era ya visitada
con frecuencia por buques de la Armada alemana, que venían a asegurarse la garantía del operativo logístico montado en previsión del inmediato conflicto. Tal fue así que el acorazado “Schleswig-Holstein” arribó
a varios puertos canarios antes de ser
el primero en disparar contra la costa de Polonia, en los prolegómenos
de la mencionada guerra.
Anteriormente, en 1935, el crucero
ligero “Endem” cursó visita a la isla
de La Palma. Consignado como buque escuela en un viaje alrededor del
mundo, vino al mando del capitán de
fragata Karl Döenitz (futuro almirante
jefe de la flota submarina), volviendo a rendir visita al año siguiente al
puerto tinerfeño.
También una escuadrilla compuesta por el acorazado “Deutschland” y
los submarinos U-30 y U-27 estuvo atracada en el puerto de Santa Cruz de
La Palma el 11 de octubre de 1938.
Todas estas embarcaciones tenían la
ventaja, respecto de las inglesas, de
que el gobierno de Franco les había
dado permiso para utilizar los puertos y aeropuertos españoles con entera libertad. Se da la circunstancia
de que, amparadas por dicha prerrogativa, las potencias del Eje tenían también montado un centro logístico para
el apoyo de sus buques en el edificio
de la consignataria Wöermann en Las
Palmas; centro de agentes coordinado
desde la misma Alemania por el
almirante Canaris, responsable supremo del espionaje, que llegó incluso
a visitar la isla en 1941, al igual que
varios agentes de la Gestapo.
También la rumorología popular
habló, y seguirá hablando, de la hipotética base de suministro de sumergibles en Jandía (Fuerteventura);
cuya península era por entonces
propiedad absoluta del ingeniero
alemán Gustav Winter, que poseía una
casona edificada en zona prominente de la playa de Cofete. El caso es que
por su situación, a barlovento de los
alisios, resultaba una playa bastante
complicada para el acercamiento y suministro de embarcaciones, si bien
en momentos de bonanza era factible efectuar pequeños desembar-
cos y trasbordo mediante la utilización de las barcas neumáticas que portaban los propios sumergibles. Sea
como fuere, la leyenda sigue y seguirá
viva mientras permanezca en la memoria colectiva.
Aprovisionamiento naval
Amparados en la imprecisa neutralidad española al estallar la guerra, quedaron confinados en los
puertos canarios numerosos barcos
mercantes de las naciones antagónicas.
Naves que servirían de aprovisionamiento a las unidades de las armadas en conflicto, especialmente a los
submarinos que por su autonomía más
reducida necesitaban con más frecuencia suministrarse de combustible, víveres, municiones y hasta de piezas
de repuesto para sus motores. Todo
ello estaba coordinado por las diferentes organizaciones de los países
beligerantes.
En el caso alemán, que eran los que
gozaban de más simpatía política por
la ayuda prestada a los vencedores de
la reciente contienda civil, se estimaba
un censo de más de 10.000 espías introducidos en todos estamentos más rele-
El crucero ligero
“Emden” fondeado
en Santa Cruz de La
Palma (Archivo Díaz
Lorenzo).
vantes del país: ejército, policía,
prensa, radio y empresas o lugares vinculados al transporte, como los puertos, y hasta la primera línea aérea española, Iberia, fue iniciada con aviones
de fabricación alemana.
Volviendo a Canarias, ya hemos citado la oficina de Inteligencia en el edificio de la consignataria Woermann del
puerto de La Luz, a la que hay que añadir un chalet en Tafira para descanso
y relevo de las tripulaciones y una estación de radio en el pico de Bandama.
En cuanto a Tenerife, la red de espionaje nazi estaba dirigida por Federico
Schmall, con residencia en el Puerto
de la Cruz, ciudad turística en la que
era fácil camuflarse y que contaba ya
con el antecedente del antropólogo Wolfhang Kohler, pues en su Casa Amarilla, y durante la Primera Guerra Mundial, experimentaba con primates
estudiando su comportamiento, al tiempo que se le atribuía el liderazgo del
espionaje en las Islas.
Pero este panorama estratégico no
estaría completo sin mencionar la visita
en diciembre de 1940 a Canarias del
capitán de fragata Krauss, comisionado
por el Ministerio de Exteriores alemán
p3
EL DÍA, domingo, 6 de julio de 2014
EN PORTADA
para elaborar un informe de su capacidad defensiva ante una posible
invasión. Y para ello se entrevistó previamente con los mandos militares establecidos en las Islas, empezando por
su capitán general, Ricardo Serrador
Santes, y el gobernador militar de Gran
Canaria, general Francisco GarcíaEscámez Iniesta; también se entrevistó
con el jefe de la Zona Marítima, contralmirante Alfonso Arriaga y con su
jefe de Estado Mayor, capitán de fragata Suanzes; así como con el jefe de
la Zona Aérea, teniente coronel
Lorente De todos ellos, salvo alguna
excepción, extrajo en su informe
posterior una actitud positiva para la
causa alemana; algo que ya se adivinaba de antemano por la obligada disciplina al régimen político establecido.
Sin embargo, el balance de efectivos
resultaba inadecuado, estando necesitados de colaboración para fortificar las líneas de defensa. No obstante,
en medio de un panorama de
incertidumbre, el Gobierno español
procedió a realizar todas cuantas
obras disuasorias terrestres se propuso,
si bien adolecían de escasez de efectivos aéreos y navales. Todo ello
ante el desconocimiento de la población, ocupada en sobrevivir ante el bloqueo económico y la pobreza resultante, forzada como último recurso a
la emigración clandestina hacia América, preferentemente a Venezuela. Sea
como fuere, al decantarse el derrotero
de la guerra a favor de los aliados y
ante el manifiesto retroceso de los germanos, las amenazas de invasión de
Canarias se fueron diluyendo hasta desaparecer por completo.
Acorazado alemán
“Deutschland”,
que en 1938 visitó el
puerto de Santa Cruz
de La Palma, con los
submarinos U-27 y
U-30
Submarinos
alemanes en Las
Palmas en 1939
Bibliografía:
de su submarino” (Diario de Las Palmas).
marinos alemanes en Canarias. (Diario de Las Palmas. 16 septiembre
O’DONELL, César: “Hundimiento del sumergible alemán U167 en aguas
“Defensa de Canarias. El Plan Pilgrim”.
1991).
de la Isla de Gran Canaria durante la Segunda Guerra Mundial”, cedido
NARANJO, Rubén. “Maspalomas Espacio Natural”. (Ayto. San Bartolomé
SUÁREZ, Gabriel. El día que Franco traicionó a Hitler. (Canarias7).
por la Revista Española de Historia Militar nº 3, Mayo-Junio 2000.
de Tirajana 1999).
ALDAI LÓPEZ, Ángel L. “Maspalomas Antier”.
U167. en http://www.u-historia.com/
PERDOMO, Facundo. Revista Lancelot, nº 1054. 3 octubre 2003.
NIEVES, David J. “Puesta a Flote de un submarino al Sur de la Isla”.
RUBIO ROSALES, Jaime: “Canarias en la Segunda Guerra Mundial”.
ROS AGUDO, Manuel. La Guerra Secreta de Franco, (1939-1945).
(La Provincia 1952.
QUINTANA, Antonio. “Cuatro alemanes evocan en el sur el hundimiento
FERRERA JIMÉNEZ, José. Investigaciones sobre las actividades de sub-
MATURIN, Stephen “Los abastecimientos de U-boots en España”.
p4
domingo, 6 de julio de 2014, EL DÍA
EN PORTADA
TURISMO
La más real
y bella pareja
He querido esperar a que comenzara su “rodaje” la joven y nueva
pareja de majestades reales, los nuevos monarcas españoles, para sentarme en mi estudio ante un lienzo en blanco y autosorprenderme al ver cómo los
pinceles, por sí solos, iniciaban con precisión su trabajo para expresar belleza. No puedo, por el lógico desconocimiento y el corto tiempo transcurrido,
dar ninguna opinión de carácter político, ni su repercusión gratificante en
el pueblo, a lo que habrá que esperar
un tiempo. Lo más importante, de momento, es presentarnos ante el mundo con una nueva monarquía, más joven, transparente, bella y actual, y estoy seguro de que se ha conseguido.
Siempre se dijo que una imagen vale más que mil palabras, y nuestra real pareja parece saltar del papel couché para mostrar que tenemos la realeza más bella, alta, elegante, sonriente
y delgada de todo el mundo. Sobre
la nueva reina española los historiadores tendrán que olvidarse de las habituales biografías donde se pierden
en folios que relatan el antiquísimo
linaje de viejas familias gobernantes.
Para relatar la de la reina Letizia bien
se podría iniciar como en un cuento
diciendo: “Érase una vez un país llamado España donde nació una niña
rubia con ojos de color caramelo en
plena y verde comarca asturiana, el
15 de septiembre de 1972; al igual que
sus hermanas, vino al mundo en el
hospital General de Asturias”. Sus padres, el asturiano Jesús Ortiz Álvarez
y la joven madrileña Paloma Rocasolano
Rodríguez, la bautizaron semanas después con el nombre de Letizia en la
parroquia de Oviedo. Durante sus primeros estudios, apenas terminado el
parvulario, asistió al colegio público
Gesta de Oviedo, donde aún hoy día
conservan sus notas, sus dibujos infantiles y las fotos correspondientes
de cada curso terminado. Una vez trasladada a Madrid, la ciudad de las promesas, obtuvo la licenciatura de
Ciencias de la Información por la Universidad Complutense, un máster en
Periodismo Audiovisual por el Instituto de Estudios de Periodismo Audiovisual y diversos premios por su
labor informativa en dos canales de
televisión. Sus aficiones son la música, los viajes y es una experta en gastronomía vegetariana.
Su pasión es la literatura y el cine,
a donde siendo Princesa de Asturias,
y en compañía del entonces príncipe
Felipe, acudía con frecuencia a locales de Madrid. Rompiendo con todas
las antiguas y rancias tradiciones de
clases reinantes y aristocráticas, la
nueva reina de España pertenece a una
sufrida clase media lo cual le convierte
en muy cercana al pueblo.
José Carlos Gracia
SSMM D. Felipe VI y Dña. Letizia
(óleo sobre lienzo en gran formato de 185 cmx120 cm)
EL DÍA, domingo, 6 de julio de 2014
p5
p6
domingo, 6 de julio de 2014, EL DÍA
SOBRE LA MÚSICA CORAL
EN LOS REALEJOS (1958-1983).
NOTAS O APUNTES
Texto:
Jerónimo David Álvarez García
L
a música, ese idioma universal, ha acompañado al hombre desde sus primeros pasos, pues constituye un vehículo para comunicar sentimientos y vivencias inexpresables cabalmente. Presente en las grandes civilizaciones antiguas (mito de Orfeo),
poco sabemos de ésta en esa época y
por medio de estudios o formulación
de hipótesis se han conseguido resultados que solo pueden manejarse teóricamente. El mundo medieval trajo el
canto monódico cristiano (canto gregoriano) y, a partir del siglo XII, la polifonía. La historia de la música europea
prosiguió con el Ars Nova, el Renacimiento, el rico y creativo Barroco, con
Juan Sebastián Bach, el Clasicismo con
Wolfang Amadeus Mozart y Beethoven,
el Romanticismo o las diferentes corrientes que han revolucionado este arte
durante el siglo pasado, que nos transportarían hasta nuestros días.
Los primeros textos de la música española corresponden a los visigodos y mozárabes. Prosigue la adopción del gregoriano en el siglo XI y las cantigas de amigo.
En la época moderna están Tomás Luis
de Victoria, Cristóbal de Morales, Francisco Guerrero y Antonio de Cabezón.
La difusión de la zarzuela desde el siglo
XVIII y la obra de Boccherini dan paso
al siguiente siglo, con Juan Crisóstomo
de Arriaga y la opera española de Chapí, Bretón, Vives o Arrieta. Sin profundizar
en el denso siglo pasado, citaremos únicamente a Albéniz, Granados, Falla,
Turina y Rodrigo.
Un salto geográfico nos sitúa en las
Islas Canarias, de cuyo acervo musical
aborigen queda constancia por el material aportado por los cronistas y arqueólogos (también basado principalmente
en hipótesis) sobre cantos, danzas rituales, instrumentos musicales (tambores, flautas...) o movimientos corporales
como batir manos o pies, pues ya Abreu
Galindo escribía “como al lanzar peleando
sus dardos imitaban con la boca el típico
chasquido de la cuerda tensa de las ballestas”.
Tras la Conquista, se amplía la diversidad de la música isleña y se comienza
a hablar de endechas canarias, vihuelas, guitarras, chácaras o castañuelas y
del timple o tiple. Los ranchos de ánimas y aires de Lima, sirinoque, baile de
tres, del vivo y tajaraste, con mención
especial al conjunto de adquisiciones
del siglo XVIII, como las folías, malagueñas, seguidillas e isas, o las decimo-
nónicas, como las polcas, mazurcas y
berlinas. Se completará este bosquejo
musical con una somera referencia a la
música eclesiástica, destacando la Capilla de Música de la Catedral de Las Palmas (1).
Las primeras noticias del panorama
musical de Los Realejos hacen referencia
a la prohibición de ejecutar música popular dentro de los templos, según mandato de los prelados correspondientes(2).
A esto se añade que en el tomo citado,
y en el mismo año, se mencionan “cuatro libros grandes de canto llano de las
domínicas y demás santos” y un “libro
de oficios de Semana Santa”. La información se consolida al tener noticia sobre
un contrato de 1599, por el que Domingo
de Sibisquiza se compromete a realizar
un órgano de tres registros para la parroquia de Santiago. Deducimos la existencia de un clérigo destinado al
efecto(3).
La existencia de las diversas ramas
musicales dio lugar a la creación de oficios como el de sochantre y el organista,
con contrataciones esporádicas en las
grandes solemnidades religiosas, cuya
variedad y cantidad oscilaba con la situación económica. Las parroquias históricas de Santiago y Ntra. Sra. de la Concepción mantuvieron a lo largo del siglo
XIX y primera mitad del XX los organistas y coros de jóvenes y niños que
amenizaban los cultos(4). Respecto a la
sillería del coro de la parroquia de Realejo Bajo, esta es citada en las cuentas
del mayordomo en 1674 y consta como
fue “tallada primorosamente en madera
de barbuzano, con motivos renacentistas en los respaldos y doseles, sostenidos
estosporcolumnasabalaustradasycerrado
el conjunto por una reja también en madera”. Mientras, para la de Santiago nos
remontamos a la documentación de 1669,
de la que se refleja el uso del cedro y
el barbuzano ricamente labrados. Un
siglo después, el trascoro sería decorado
con tres lienzos donados por el beneficiado Agustín García de Chaves(5). Los
conventos de los dos municipios también aportaron ejemplos de material y
actividad musical, y se presuponen los
acompañamientos de tambores y sencillos instrumentos de aire en las procesiones de los siglos XVII y XVIII, que
desembocarían en las primeras organizaciones musicales del Novecientos.
Entre ellas destaca la creación de La Filarmónica, en 1847, auspiciada por la familia Machado(6) y regida, entre otros, por
Agrícola Espinosa, Enrique Olivera,
Manuel Plasencia, los hermanos José
y Andrés Siverio y Florentino Bencomo.
Finalizada la Guerra Civil, se creó la
banda de música de la Cruz Santa, bajo
la batuta de Ernesto Villar. Así llegamos
a las diversas agrupaciones musicales,
de toda índole, que residen actualmente
en el municipio(7). De la música civil bastará citar la construcción de templetes
o tabladillos(8), como los de la plaza de
Realejo Bajo o San Agustín, y, de manera muy especial, el antiguo convento
de Agustinas, que, junto al teatro cine
Realejos y el cine Viera, se convirtieron
en auténticos “templos de la música”
y la cultura del municipio(9).
Los conjuntos musicales realejeros
contemporáneos tuvieron un precedente
hacia 1958, con el Coro de Voces Blancas de la Sección Femenina de Los Realejos, dirigido por Pedro Fuentes López(10).
Las primeras referencias al Coro Mixto
de la Sección Femenina datan de 1963,
e integró a los entusiastas de la música
coral originarios de ambos Realejos(11).
Dos años más tarde, su presentación en
la fase provincial del XVI Concurso de
Coros y Danzas le otorgó el Primer Pre-
Coral Polifónica
Villa de Los
Realejos, durante la
misa del “Lunes de
Remedios” de 1982
oficiada en la plaza
Viera y Clavijo por las
obras del templo de
Santiago Apóstol.
Foto: Pilar Febles
Suárez.
mio de Sector entre las agrupaciones
de Las Palmas y Andalucía. Como ganador, se desplazaría a Madrid para competir en la fase nacional, donde obtuvo
el tercer premio. En 1966 fue finalista
de la fase provincial, celebrada en el teatro Guimerá. Desde allí partió a la capital de España, donde recibió el 1º Premio Nacional. Posteriormente, concursó
en “Las Cinco Canciones más bonitas
de España”, cuya fase provincial se desarrolló en el portuense Parque de San Francisco, logrando, una vez más, la máxima
puntuación.
Nuevamente en la Península, compitió con más de ochenta coros y rondallas conquistando el 3º Premio
Nacional. Su actuación, repetida en la
Feria del Campo, sería memorable. Unos
años después fue invitado, fuera de concurso, a participar en el XVII Festival
de Coros y Danzas que se desarrolló en
el teatro Español de Madrid.
Desde 1968, la trayectoria del Coro
Mixto y Parranda de la Sección Femenina de Los Realejos(12) queda patente
con la documentación existente, de la
que se desprende que en el portuense
Parque de San Francisco tuvo lugar un
festival folclórico en el que participaron nueve conjuntos “rebosantes de sana
rivalidad”, de los cuales uno representaría
a la isla en el 1º Festival de la Canción
Folclórica, enmarcado en los actos de
la Feria Internacional del Campo. Su relación es la que sigue: Guaracheros, Los
Ramos, Sabandeños, Coro Mixto de la
Sección Femenina de Santa Cruz, Parranda con Baile de la Sección Femenina de Tegueste, Parranda Pilar de Tejina
y Retama del Teide(13). Con motivo de
la Fiesta del Mar, dentro de las Fiestas
del Carmen de Los Realejos, y patrocinado
por el Casino Realejos, la asociación que
hoy estudiamos interpretaría varias canciones en la plaza García Estrada,
compartiendo escenario con su mantenedor, profesor García Cabrera, director del Laboratorio Oceanográfico de
Canarias y África Occidental Español de
la Facultad de Ciencias de la Universidad de La Laguna. Acto presentado por
el periodista José Siverio, director diocesano de radiodifusión, que contó con
la intervención de los poetas Fernando García Ramos y Manuel Castañeda.
Los rotativos insulares destacaron los
numerosos galardones otorgados al coro
en los certámenes nacionales(14). Ese
mismo año participó en un acto de exaltación de las costumbres isleñas, donde
intervinieron Los Sabandeños y Los Huaracheros y recitó el poeta Emeterio Gutiérrez Albelo(15). Esta intensa actividad del
Coro Mixto de la Sección Femenina finalizó en los jardines del nuevo Ayuntamiento de Los Realejos, donde se procedió a la inauguración de un portal de
Belén viviente, que fue presentado al
público mediante un desfile infantil en
el que se portaron banderas de diferentes
países y entonaron villancicos. La actuación de las agrupaciones infantiles
Las Harimanguadas y Santiago Apóstol, así como la tuna Alegría, del Colegio Nazaret, completaron este acto, presentado por el párroco Nicolás Soriano
Benítez de Lugo(16), en el que los niños
donaron juguetes, repartidos entre
p7
EL DÍA, domingo, 6 de julio de 2014
los menores necesitados, el día de la Epifanía(17).
A comienzos de 1969, referencias a
otra colaboración nos ilustran, pues la
actuación del Coro de la Sección Femenina de Los Realejos y la intervención
de Gregorio Salvador Casas, decano de
la Facultad de Filosofía y Letras, pondrían el punto final al acto desarrollado
durante la visita del profesor Martín
Recuerda. Este pronunció la lección inaugural del XIV Curso para Extranjeros bajo
el título “El amor y la muerte en la obra
de García Lorca”. Organizado por la Universidad de La Laguna en Puerto de la
Cruz, incluyó el nombramiento como
miembro de honor del Instituto de Estudios Hispánicos de Antonio González
y González(18) exrector de la misma(19).
De los resultados del Concurso Provincial
de Coros y Danzas de la Sección Femenina celebrado en el teatro Guimerá se
desprende que en el apartado de coros
mixtos venció el de Los Realejos, otorgándose el segundo lugar a Santa Cruz
de Tenerife. En danza mixta, el primer
clasificado fue el capitalino, y el siguiente,
el realejero. En danzas de juventudes,
el primer galardón fue para el grupo Sabinosa, de El Hierro, y el segundo para
los concursantes de La Orotava(20).
En 1970 prosiguen las actuaciones,
destacando el acto celebrado en el Casino
Realejos, de carácter literario-musical,
(21) y la gala celebrada dos años después
en Puerto de la Cruz. En esta participó
la Parranda Mixta de la Sección Femenina Realejera(22) durante la clausura
del estudio literario “Poesía del Folclore
Canario”, patrocinado por la Asociación
de Amas de Casa de la ciudad turística
en el Parque de San Francisco(23). En esta
etapa surgiría la feliz idea de la grabación de un disco en favor de los disminuidos psíquicos, iniciativa que no se
llegó a realizar. Durante las III Jornadas
Culturales del Archipiélago Canario celebradas en Garachico actuó el Coro Mixto
de la Sección Femenina de Los Realejos dirigido por Pedro Fuentes López.
En este congreso tuvo lugar la apertura
de exposiciones de flores y plantas, una
colectiva de pintura, cartografía histórica
y escultura. El acto inaugural se celebró en el marco del exconvento de San
Francisco. Presentado por José Ángel
Castro Fariñas, la conferencia de apertura estuvo a cargo del escritor y abo-
Coro Mixto de la
Sección Femenina
de Los Realejos en
una actuación en
Icod de los Vinos en
1964.
Foto: Charo González
Hernández.
NOTAS
(1) Para un completo estudio de la música en Canarias, remitimos a la extensa bibliografía de Lothar
Siemens Hernández y para este nota, a su obra La
música en Canarias; síntesis de la música popular y
culta desde la época aborigen hasta nuestros días. 1977.
(2) El obispo Suárez Figueroa envió la orden correspondiente a la parroquia de Santiago de Realejo de
Arriba en 1591, según consta en el 1º Libro de Fabrica,
f.11r, de esa parroquia. Álvarez, Rosario / Siemens,
Lothar, en La Música en la Sociedad Canaria a través de la Historia. Desde el periodo aborigen hasta
1600, p 199.
(3) Álvarez / Siemens, op. cit pp, 281,283,284 y
290.
(4) Cabe mencionar el coro masculino de la parroquia de Santiago dirigido por el párroco don Ramón
García Pérez entre 1952 y 1968, pues desde hace unos
años han retomado sus actuaciones bajo la dirección de don Pedro Fuentes López
(5) Camacho y Pérez-Galdós, Guillermo en, Iglesias de la Concepción y Santiago Apóstol, pp, 23-24
y 54-55.
(6) Aportamos los nombres de Lorenzo Machado
Ascanio y su hijo, Felipe Machado y Benítez de Lugo,
sin valorar sus vinculaciones directas o indirectas
con la Filarmónica de Los Realejos.
(7) Para una introducción a la historia de la música
en Los Realejos véase, González Guillama, Agomar
gado Fernando Vizcaíno Casas(24). Posteriormente, al coro realejero se le adjudicó el máximo galardón del primer certamen coral denominado Concurso de
Corales a Capella, convocado por la Caja
General de Ahorros, que se desarrolló
en el teatro Guimerá. Allí interpretaría
el Ave María de Tomas Luis de Victoria, A la romería, de Manuel Hernández, y Cantos canarios, de Jesús Fariña(25).
El premio fue dotado con 30.000 pesetas, siendo galardonados la Coral María
Auxiliadora de Arafo y la Coral Mixta
San Agustín de La Laguna(26).
Durante las Fiestas del Carmen de Los
Realejos de 1973, el Coro Mixto entonó
la Jota Aragonesa del maestro Borguñó(27),
y consta que entre los meses de mayo
y agosto intervino en trece actuaciones,
de Los Realejos, en los actos organizados por el Casino Centro Icodense. Dentro de su programa cultural actuó esta
nueva agrupación realejera bajo la
dirección del padre Siverio. Presentó el
acto Teresa Tricas, profesora del Conservatorio de Música de Icod, e “interpretó la Coral de forma magistral y entusiasmó al público”, según recogió la prensa, que elogió la actuación del coro y
la “gran oreja musical” del sacerdote y
director(30).
A comienzos de los ochenta, una nueva
reseña de prensa nos descubre un dato
principal, pues según reza:“La coral Reyes
Bartlett tiene ahora unos treinta componentes. Durante el pasado año, ofreció treinta y siete conciertos y entre sus
próximas actuaciones, figuran las que
destacando las del teatro Guimerá, con
el homenaje al pedagogo musical catalán arriba citado(28), en el Paraninfo de
la Universidad, en el cine Viera de Los
Realejos, la Misa Canaria en las parroquias de Santiago y la Concepción de
Los Realejos, en el Santuario del Carmen y La Guancha. Además de actos
culturales en el Casino Realejos y San
Juan de la Rambla, en Los Silos durante
el Programa Cultural de la Caja de Ahorros, en un evento cultural en la plaza
de San Agustín de Los Realejos y en un
acto de igual índole en Garachico(29).
La maternidad de varias componentes
y el desánimo generalizado de los integrantes provocó la casi extinción de
la actividad coral en el municipio entre 1974 y 1978. No sería hasta el final
de la década cuando se escucharía por
primera vez el titulo de Coral Polifónica
ofrecerá en la presentación del 1º Festival de Cine Ecológico y de la Naturaleza; en el debut de la nueva coral de Los
Realejos y en el homenaje al Capitán General de Canarias”(31). Los rotativos tinerfeños dejarían constancia de este magno acontecimiento con el siguiente titular: “Éxito en la presentación de la Coral
Polifónica de Los Realejos”, que proseguía con una mención al numeroso público que llenaba “las butacas, pasillos,
antesala e incluso la acera, pues fueron
abiertas las puertas del local, debido al
calor que había en la sala”(32).
Este nuevo coro de ochenta componentes, dirigido por Pedro Fuentes,
debutó con fragmentos de la opera de
Richard Wagner “Tannhäuser” y el
“Himno a la alegría”, entre otras.
Contó con la colaboración de la Filarmónica de Los Realejos, que interpretó
y Rodríguez Cabrera, Germán, en La música en Los
Realejos, La Sociedad Filarmónica del Realejo Bajo.
Luis García, Carmen Nieves en La Música tradicional en Icod de los Trigos y“La música en torno a la
Virgen” en AA.VV, Vitis Florigera. Hernández Hdez,
José, en El Monaguillo, Iglesia y Sociedad. AA.VV, “La
Música” en Los Realejos, Cinco décadas y Felipe Acosta,
Isidro en “La música en la Semana Santa” en AA.VV,
Semana Santa, Los Realejos.
(8) Estructuras fijas o móviles ubicadas en lugares de esparcimiento y recreo que albergaban
tocatas periódicas contribuyendo a la vida cultural y el fomento de las relaciones sociales.
(9) González Guillama/Rodríguez Cabrera, op, cit,
pp, 21-57.
(10) Pedro Fuentes López nació en Realejo Alto
en 1939. Desarrolló parte de su formación en el Seminario y finalizó sus estudios de Filosofía y Letras
en la Universidad de La Laguna, dedicando cuarenta
años a la Enseñanza Secundaria como profesor de
Lengua y Literatura Españolas. Constituye un referente musical y empresarial realejero.
(11) Los primeros componentes masculinos de esta
asociación musical fueron Pedro Fabiano Pérez Hernández y José Vicente González Hernández, alcalde
de Los Realejos entre 1987 y 2003.
(12) Esta agrupación dio a la luz varias coplas alusivas al municipio, Pedro Fuentes y Charo González nos recuerdan las siguientes: San Isidro Labra-
dor patrón de la sementera / da al campesino valor
pa´que de hambre no muera. Bajo el Risco de Tigaiga
una copla yo canté / a una mujer realejera el corazón le robé. En Los Realejos Señora, donde se firmó
la paz / entre guanches y españoles para no romperse
más.
(13) La Provincia 08.06.1968. jable.ulpgc.es
(14) La Provincia 28.07.1968. jable.ulpgc.es
(15) La Provincia 04.08.1968. jable.ulpgc.es
(16) Párroco de Santiago Apóstol de Los Realejos entre 1968 y 1969. Remitimos a Hernández Díaz,
Álvaro en, ”Ideas evocadas a la lectura...”, en Hernández Hernández, op. cit, para la consulta de algunas de las biografías aportadas.
(17) El Eco de Canarias, 27.12.1968 jable.ulpgc.es
(18) Antonio González y González (1917-2002) nació
en el Realejo Alto, Rector de la Universidad de la Laguna
y Premio Príncipe de Asturias en 1986 son algunas
notas de su extensa biografía.
(19) La Provincia 15.01.1969. jable.ulpgc.es
(20) La Provincia 17.05.1969. jable.ulpgc.es
(21) El Eco de Canarias 23.04.1970. jable.ulpgc.es
(22) Sirva este punto para un emotivo recuerdo
a sus componentes fallecidos, Chano, Momo y Caya.
(23) EL DIA, 26.04.1972. B.U.L.L
(24) El Eco de Canarias 12.08.1973. jable.ulpgc.es
(25) En distintas fuentes utilizadas para este trabajo, esta obra se titula “Cantos Tinerfeños”
(26) EL DIA, 27.10.1973. B.U.L.L.
tres obras: La presentación corrió a cargo
de Elpidio Hernández Toste y cerró el
acto la actuación de varios componentes
de la Filarmónica y Andrés Siverio al
piano(33). Durante las Fiestas de San Isidro Labrador, el viernes 14 de mayo de
1982. en el cine Viera, se desarrolló un
Alarde Coral, organizado por la Comisión de Fiestas de San Isidro y el Aula
de Cultura del Ayuntamiento. La Coral
Polifónica de Los Realejos, con su
titular a la cabeza, interpretaría “Campanas de Nochebuena”, “Más vale
trocar”, de Juan de la Encina, “Cantos
canarios”, de Jesús Fariña, “Señor, aquí
me tienes”, de Juan Sebastián Bach. y
el “Himno a la alegría”, de la 9º Sinfonía de Beethoven, entre otras. La
intervención de los poetas Pablo Fermín Batista, Dolores Aurora Vidal y Carlos Acosta, así como la Coral de Voces
Blancas de Los Silos, dirigida por Carmen Siverio, la Coral Polifónica Liceo
de Taoro, con Francisco González Luis
y la Coral Reyes Bartlett, de la mano de
David Goldsmith, completaron el acto.
Durante los actos religiosos con motivo de la Coronación Canónica de Ntra.
Sra. del Carmen de Los Realejos, en 1982,
se celebró un solemne quinario en el
que intervino la Coral Polifónica, bajo
la dirección de su titular, junto a la Coral
Universitaria dirigida por Carmen Cruz
Simó, el Coro Parroquial San Marcos de
Icod, con Antonio Díaz Polegre, y la Coral
Reyes Bartlett del Puerto de la Cruz bajo
la batuta de David Goldsmith(34).
Como complemento a estas líneas,
y en vista a futuras investigaciones, aportamos los datos que aparecen en el programa del 2º Encuentro Coral de la Villa
de La Orotava, celebrado en la parroquia de la Concepción el 5 de junio de
1983, en el cual intervinieron varios coros
junto a la Coral Polifónica de Los Realejos, que interpretaría el “Ofertorio”,
“Signore delle cime”, de G. de Marzi,
y “Cantos canarios”, de J. A. Fariña Adán.
Esta nueva agrupación, heredera
del Coro Mixto y Parranda de la Sección
Femenina de Los Realejos, contribuyó
al acervo musical del municipio en el
final del pasado siglo. Actualmente, muchos veteranos componentes de esas
antiguas asociaciones prosiguen sus ensayos y actuaciones bajo la batuta de Pedro
Fuentes, partícipes del enriquecimiento cultural de Los Realejos(35).
(27) Manuel Borguñó (1884-1973) compositor, director y pedagogo musical. Director del Coro del Seminario Diocesano, escribió múltiples estudios de musicología y pedagogía musical, compuso entre otras,
obras infantiles y religiosas.
(28) Según confirma su director, el Coro Mixto de
la Sección Femenina también organizó un acto conmemorativo a este músico catalán en Los Realejos.
(29) Documentación y apuntes personales de doña
Pilar Febles Suárez.
(30) Diario de Avisos, 10.02.1979. jable.ulpgc.es
(31) Diario de Avisos, 22.04.1982. jable.ulpgc.es
(32) La presentación se efectuó el 30.04.1982, según
consta en el programa de mano que aún conserva
María del Carmen Febles Suárez.
(33) Andrés Siverio fue un insigne músico realejero,
colaboró en múltiples ocasiones con la Coral Polifónica de Los Realejos en la interpretación de la Misa
Pontifical de Lorenzo Perosi.
(34) Diario de Avisos, 11.07.1982. jable.ulpgc.es
(35) Agradecemos a Pilar Febles Suárez la cesión
de su documentación, que unida a sus recuerdos y
los de Pedro Fuentes López,Maribel Pérez Toledo, María
del Carmen Febles Suárez, Charo González Hernández, José Vicente González Hernández y Antonia Casañas, fuentes orales vivas, nos ha permitido completar este trabajo. También reconocemos los comentarios surgidos tras la lectura del texto, a Carmen Nieves Luis García.
p8
domingo, 6 de julio de 2014, EL DÍA
www.eldia.es/laprensa
Revista semanal de EL DÍA. Segunda época, número 935
“Los recursos turísticos pertenecen al patrimonio común de la humanidad. Las autoridades nacionales, regionales y locales
favorecerán e incentivarán todas las modalidades que permitan el desarrollo turístico” (del Código Ético Mundial para el
Turismo, de la OMT)
VENEZUELA SIEMPRE (y IV)
EL CONOCIMIENTO,
LA PROFESIONALIDAD Y
LOS RECURSOS
desarrollo turístico, insistiendo una vez
mas, sin cansarnos, en las aseveraciones
de la Organización Mundial del Turismo:
“El turismo produce riqueza, para la persona, para la familia, para la comunidad, para el mundo entero”.
Texto: Antonio Pedro Tejera Reyes
Con nuestra especial dedicatoria,
para los revolucionarios bienpensantes,
que diría, André Piettre.
C
orría el año 1973 cuando en
las ciudades de Sao Paulo
y Río de Janeiro (Brasil)
clausuráramos sendos seminarios nacionales de turismo en aquella gran nación, bajo la
organización, fundamentalmente, de
la Universidad de Morumbí, y la Secretaria de Turismo del Estado de Sao
Paulo, con la aportación por parte de
nuestro instituto del programa de los
mismos, así como de sus profesores.
Por la importancia que le atribuimos
a sus conclusiones y la aplicación de
las mismas al panorama que actualmente
presenta Venezuela, transcribiremos algunas de ellas expuestas en el tema “Perspectivas del futuro mercado del
turismo”, que expusimos allí, como colofón de nuestra personal intervención… hace más de cuarenta años:
“Dice Arthur Haulot, uno de los mas
eminentes tratadistas mundiales de
los temas turísticos: “Estamos ante
una urgente necesidad de realizar una
acción encaminada hacia la revisión de
la actitud social con respecto al llamado
sector servicios. Vivimos una época en
que el número de utilizadores de los servicios turísticos crece sin cesar hasta el
punto de confundirse con la mayoría de
la población de los países industrializados.
Crear comodidad, felicidad, alegría, etc.,
es por lo menos tan honorable como tejer
fibras sintéticas, hacer números, fabricar conservas, o metralletas. Combatir
los prejuicios sociales nunca ha sido simple ni fácil. Se trata de una tarea en la
cual debemos luchar todos unidos conscientes de los beneficios sociales derivados
del desarrollo turístico. Nuestro imperioso deber es poner nuestra inteligencia, nuestras técnicas y esfuerzos, al servicio de la causa.”
El Ministerio de Turismo de España,
en aquel año 1973, informaba públicamente de que el crédito otorgado al
sector turístico generaba de 10 a 15 pues-
tos más de trabajo que el dedicado a
cualquier otra rama de la producción
industrial o comercial.
Datos y cifras que analizábamos en
aquellas memorables jornadas en Brasil, donde concluíamos: “En los años
venideros el turismo ofrecerá inmensas
posibilidades para el desarrollo económico, social y cultural de las naciones.
Todos aquellos que tenga la posibilidad
deberán ejercer la vigilancia, estudiar
soluciones y emprender acciones audaces con el fin de asegurar la realización
de las promesas que contiene el turismo
para mejorar las condiciones de vida del
hombre sobre la tierra, que honradamente
debe ser lo que a todos debe interesarnos”.
Extrapolar cuanto señalamos en el
apartado anterior a la situación del turismo en Venezuela es hacernos eco de
un sentir que durante todos estos pasados años ha palpitado dentro de nosotros, observando en todo la vasta
extensión de este país los enormes recursos que se desaprovechan para, haciendo
florecer su desarrollo turístico, colocar
en el podium del alza del nivel de vida
a unos moradores cuyas características están signadas por su bonhomía y su permanente sentido de la cordialidad.
Esta es la Venezuela que conocemos
íntimamente, que va desde los páramos de los Andes merideños hasta las
Jají, el pueblo
andino de Mérida,
una joya como
atractivo turístico.
comunas de los indios en Tucupita, o
las viviendas sobre palafitos en la espectacular Laguna de Sinamaica, allá en
esas lejanas estribaciones del Estado
Zulia, a las puertas de la frontera
colombiana.
Estamos, entonces, ante un resumen
mundial que abarca desde el ecoturismo
a la conservación de los espacios protegidos, las incursiones profesionales
en las distintas oportunidades para hacer
turismo… de montaña, de deporte, de
aventura, de congresos y convenciones, de la juventud, de la tercera
edad, de tierra, mar y aire, etc.
Un escenario donde Venezuela tiene
que incorporarse con urgencia para que
el nivel de vida de su población – económica, social y cultural– se coloque
donde debidamente ha tenido que estar
desde todos esos años en los que no
hemos dejado de predicar las bondades que el turismo reportaría, basado
al conocimiento que nos da el haber recorrido el país de punta a punta y las experiencias vividas desde las playas de la
isla Margarita, hasta los parajes bucólicos de sus pueblos andinos, sus
extensos llanos o sus históricas ciudades,
relacionadas siempre con la independencia de América y los sueños y hazañas del Libertador Simón Bolívar.
Es la Venezuela que queremos, que
tenemos en el candelero y sobre la cual
tenemos la obligación de proyectar su
El futuro de un país
Marcado por la más profunda de las
estrategias posibles, el desarrollo del
turismo hoy es un imperativo necesario y posible para todos los países que
deseen la prosperidad de sus pobladores.
Tenemos muy cerca de Venezuela el
ejemplo de Cuba, donde su espectacular
desarrollo turístico es impresionante.
Más de veinte hoteles gerenciados por
la multinacional Meliá –algunos en propiedad compartida– y toda una larga
serie empresas internacionales de la hotelería mundial –ahora se incorpora a este
movimiento la prestigiosa empresa NH,
que opera más de 400 hoteles en el
mundo–, ofertando miles de puestos
de trabajo ocupados por personal
nativo, sabiamente profesionalizado que
es el asombro de una clientela internacional que ha encontrado en las playas de Varadero, o en los parques de
las sierras montañosas de “la perla del
Caribe” unos escenarios impensados
donde la paz y la seguridad (eso, la seguridad) dan cobijo a las más añoradas
exigencias del turismo del ocio.
La clave para todo este desarrollo está
en valorizar al turismo en todo su gran
concepto aplicando las fórmulas ideales para su consolidación en el país, prestándole una muy especial atención a
la formación y preparación del personal que deberá atender este desarrollo, la cual tendrá que estar basada, necesariamente, en el conocimiento y la experiencia regidos por el más amplio
concepto de la ética y la moral.
Cultura de paz, que nos han enseñado
en la Universidad para la Paz, de las
Naciones Unidas, allá en esa Costa Rica
de nuestros mejores recuerdos, un país
que no tiene ejercito y que el presupuesto
de los tanques y las metralletas lo gastan en la educación. Como debe ser.
La esperanza nos mantiene, según
histórica frase del poeta canario Pedro
García Cabrera.
Descargar

Descargar suplemento La Prensa, 6 de julio de 2014