«1
.^1
ladrid.—Afio VIQ.—Núm. «.725
WAiHWO mnñm piWOO.:OT»i an toda Opaiia,
Martes 11 de Didambra da i ^ i ^
íiWEGIOS DE SUSCRIPCIÓN
PA«0
Bffiíiocioi r iOiidimAGioi
INFANTAS 7, ENTRESUELO
ADEI^AIÍTADO
TSUfcFONO 88S
. iWrid, mi mea, VSA peset».—ProvineiM y Por
P t u , trimestre CINCO peBetas.-AjitilIa8l>Bpafio5 1 . ' wSoionea oonvenida» del tratado postal, trlmea« • , DIEZ pwet»«.—LoB demii pafsea, «CIHCB p«. Toda b MnMpondMMb H dliigiii al Adndnirtnkloi
•••••PAM.
Oominddadoi i «suidM mt*BiM. >miof Mam»
«lonalM.
Anondoi «xtiKiimM: w Ndboi n iüáSnufUk BEv
«Mi, plan d« la6ouTM,Bfiu. a an ViÍM.-Smeim«aM
*en«ml de «naMflloa <!• P f - W ^ álMlái> 17t
HadiM.
blARIO REPUBLICANO PROGRESISTA
m
Pido la palabra
El d e b a t e político h a t e r m i n a d o con vili*
Peadío,
8i h u b i é r a m o s de tomarnos la molestia de
Juzgarlo en coi^junto, diriamos q u e «empezó
con p a l a b r a s de S e m a n a S a n t a y terminó
con hechos d e Carnaval».
iRlcióse con truenos y r a y o s y relámpagos
l i e a l u m b r a b a n lobregueces y p r e l u d i a b a n
p r ó x i m a s a u r o r a s , pero todo h a terminado
como esas tempestades boreales q u e dejan
*a m a r en sosegada y sonriente calma.
El cieno del fondo h a subido á l a superficie, el aire se h a poblado de miasmas, y l a
brisa las a r r a s t r a hacia la p l a y a , donde dej a n l a s ondas m a n s a s el limo a r r a n c a d o á
e n t r a ñ a s del m a r .
Q u e d a b a tm c a d á v e r : e l g r . A b a r z u z a .
P e r o s u r g i ó u n nuevo Cristo q u e l e h a
i'epetido l a frase bíljlica: «Leváijtate y
anda.»
E l S r . A b a r z u z a h a oido de labios q u e no
* a n palidecido, ni q u e d a n negros por l a
«nancha abominable, q u e su evoluciones
h o n r a d a y j u s t a , q u e y a no está en pleito su
honor ni su v i r t u d .
P o r lo d e m á s , todo h a sido puesto en cla' 0 y el p a í s puede s o n g r a t u l a r s e .
Las chirigotas c h a b a c a n a s y los cuentos
insulsos del S r . Sagasta h a n conseguido r e sultados m á s prácticos q u e el magnifico discurso del S r . Salmerón, q u e las t r e m e n d a s
acusaciones de Marenco, q u e las correctísi^^a demostraciones de Azcárate, q u e . . .
¿Quiénes m á s h a n lanzado sobre el Gohierno el peso de su elocuencia y h a n amontonado dificultades en la discusión y h a n
hatido en b r e c h a al enemigo? ¿Quiénes?...
¡Ah, si!... Nadie m á s .
E n l a sesión de a y e r a p e n a s hubo discusión.
Todo el m u n d o cerró el pico; todo el m u n ^0 renunció á la p a l a b r a .
Y la opinión atónita ha dicho ¡ah! con extrafleza.
Y nuestro partido debe haber dicho ¡ah!
Con rumor estentóreo q u e llegue á los últií^os confines de la p a t r i a , t r a s p o n g a los Eifineos y r e s u e n e en P a r í s .
Digámoslo también nosotros: ¡Ah!
P u e s b i e n . . . ¡PIDO LA PALABRA!
E L P A Í S ha pedido la p a l a b r a , y E L P A Í S
wene a ú n m u c h a s cosas q u e decir.
No, no nos conformamos con silencios estupendos.
^ Pertenecemos al público chasqueado.
¡Cómo! Venimos á v e r un d r a m a y nos d a n
^acomedía...
Protestamos, protestamos con toda la energía de n u e s t r a alma, q u e es la opinión pública.
»
Hemos luchado con energía, con tesón,
siempre en la b r e c h a .
Hemos puesto en el a s a d o r toda la c a r n e .
Tenemos como p r i m e r resultado cuatro
•ienuncias del Fiscal de su majestad y u n
í>irector en la cárcel y otro en l a p u e r t a .
De n u e s t r a s c a u s a s respondemos nosotros.
Nos duelen l a s manos d e a p l a u d i r , y abofa nos v a á doler el corazón de h a b e r a p l a n a d o tan candidamente.
¿Qué es esto, q u é ha ocurrido?
.Nadie lo sabe.
Vivimos en u n a atmósfera de sugestión.
El S s . S a g a s t a es u n a serpiente fasoinado' a q u e hipnotiza con m á s facilidad q u e Ono«rof, y h a hipnotizado á todos sus enemigos
"oficiales y ha convertido el Congreso .en u n
teatro de fantoches.
Bien. Pero á nosotros no alcanza su poder
sugestivo.
Tenemos a l m a g r a n d e , corazón entero y
•conciencia de nuestros d e b e r e s .
H a b l a r e m o s mucho, claro y alto.
Y prometemos á nuestros lectores, bajo la
fe de n u e s t r a p a l a b r a , no alucinarnos otra
^ez por promesa m á s ó menos.
E L P A Í S tiene Ja p a l a b r a .
El debate político h a muerto como m u e r e
Cuanto se t r a t a en el P a r l a m e n t o . Al fin y á
^a postre nos quedamos con n u e s t r a opinión
^e q u e lo que ha hecho el Sr. A b a r z u z a es
^ n resellamiento v u l g a r , q u e nos v a l e u n a s
cuantas denuncias y al 3 r . S a g a s t a unos
cuantos aplausos de los inconscientes anólUmos.
•« ,^.,
Semejante resultado, no p o r m u y previsto,
deja d e ser instructivo y elocuente. L a m a yoría se h a impuesto a h o r a , como siempre,
y no sólo l a m a y o r í a , sino q u e en todo lo q u e
afecta al r é g i m e n político v i g e n t e , el Enriamiento es campo v e d a d o p a r a el debate y la
Controversia.
Ni a u n los deberes d e cortesía se g u a r d a n
Con el a d v e r s a r i o , si éste, en uso d e su d e r e cho y en obediencia á l a s inspiraciones de
su conciencia, combate aquello q u e considera pernicioso p a r a l a felicidad de l a p a tria.
• *
L a v i d a política se h a c e irrespirable en l a
atmósfera d e la l e g a l i d a d p a r a los partidos
de origen revolucionario. Ciego estará el
que no lo v e a , y torpe el q u e viéndolo se
empeñase en seguir perdiendo u n tiempo
que está haciendo falta p a r a m á s fecunda y
provechosa t a r e a .
q u e los ecos de l a tribuna p a r l a m e n t a r i a no
llegan & conmover la opinión, sino q u e l a
lucha dentro de la legalidad está siendo ob^
jeto de escarnió p o í los mismos q u e t a c h a n
d e p e r t u r b a d o r e s los procedimientos revolucionarios, d e m a n e r a que no h a y forma
de d a r gusto á los defensores del actual orden de cosas.
H e r r a r ó q u i t a r el bancO; este es, en síntesis, el dilema planteado por el Sr¡ S a g a s t a
y por la m a y o r í a p a r l a m e n t a r i a i A las Coi-^
tes monárquicas no se Va á discutir lo q u e
indiscutible considera l a m a y o r í a . Allí es
preciso q u e los representantes del país vistan la librea palatina y se inclittefa Respetuosamente al solo nombre de la m o n a r q u í a ,
con la misma humildad y el mismo a c a t a miento q u e en los mejores tiempos del absolutismo.
•**
Resulta d e todo esto que vivimos en el
mejor de los mundos democráticos posible.
Resulta de todo esto q u e la democracia h á
realizado p « r completo su misión en nuestro p a í s , y- q u e y a pueden, sin desdoro, los
antiguos federales del Sr. Castelar doblar
el espinazo como el m á s cómico de los personajes de la G r a n Duquesa de Gerolstein.
¿A q u é cAñsátños en demostrar lo contrario, si y a todo el m u n d o está, como dice l a
frase v u l g a r , al cabo de la calle? ¿A qué
llamar la atención de los hombres rectos y
v e r d a d e r a m e n t s democráticos sobre l a intervención activa, constante del Poder ejecutivo en los actos de gobierno en q u e la
Constitución I3 prohibe mezclarse? ¿No sabe
todo el mundo q u e en ciertas cuestiones
p a r t e la iniciativa del poder moderador, y
se resuelven de a c u e r d o y conformidad con
los deseos expresados por augustos labios?
¿No se consulta á ese mismo poder en todo
y p a r a todo, hasta el punto de no hacerse
nombramiento alguno político sin pedir su
venia?
El tiempo de discutir en el P a r l a m e n t o
ha pasado y a . L a s p u e r t a s de la legalidad,
h a s t a ahora e n t o r n a d a s , se h a n cerrado por
completo p á r a l o s partidos q u e defienden la
reivindicación d e Ja soberanía popular.
En Vino l l a m a r e m o s á ellas, nos romperíamos los nudillos sin conseguir q u e nqs contesten siquiera, como no sea p a r a reírse en
n u e s t r a s b a r b a s de n u e s t r a candidez y de
nu3stra b u e n a fe.
La Constitución es inviolable é irresponsable; l a m o n a r q u í a es inviolable, indiscutible
y casi infalible; las Cortes p a l e n q u e abierto
únicamente á los campeones m á s ó menos
asalariados por el régimen monárquico, y
los demás órganos de manifestación de las
ideas y de l a voluntad del p a í s , al servicio
exclusivamente de Jas instituciones, c u y a
sustitución está prohibida por la misma leg a l i d a d q u e se t r a t a de modificar.
Tiempo miserablemente p e r d i d o es, pues,
el q u e so emplee en m a n t e n e r esta situación
equivoca é intolerable.
—
•
" " -
I
—
• • ^ 1 ^ 1 —
I
t m telüfríiifi) eÉiiDjeni
gado allí el transporte Cazendo con 700 hombres de tropa y 30 oficiales, desembarcando sólo
Tíha parte, pues con motivo de desórdenes ocu'
rridos en Inhambane é Ibo decidieron enviar
allí el resto.
Toda la prensa inglesa consagra sentidos recuerdos á la memoria de M. deLesseps.
ITALIA
L a interpelación d e Colajanni acerca de ios asuntos de la Banca ramana.-^Eleceión de Comisiones.—Una
restitución ai Vaticano.
B o m a . - En vista de la respuesta que Crispí
ha dado á M. Colajanni acerca de los documentos de la Banca tomanftj ^steh» decidido realizar Uná mterpetacioll al GdbiélTidí
Se ha elegido la Comisión,del presupuesto;
los. ministeriales pretendían 27 puestos de los
36 que había que elegir, dejando HuevC á la
oposición. Hasta ahora sólo han resultado electos cuatrOj y el resto empatados) se procederá
á nueva elección.
.
Con motivo de' casamiento «e Orispi) ha sido
restijWido á los bienes dCl VatSíano el cdüVeilto
secular de Assise con todas suJS dependencias.
«•••••
II pÉe Menno j el I t m
La vtslddtt ñoÜ 4üé nuestro Ateneo científico
y literario se propuso honrar anoche al esclarecido filósofo fray Zeferino González, era una
solemnidad justa, porque se rendía al sabio, resonante por la prestigiosa personalidad del eminente prelado, simpática como la misión apostólica del antiguo mlslanero. Hombres de pro bada elocuencia, desde el ortodoxo Pidal al heterodoxo Azcárate, respondían gustosos á la invitación de la culta Sociedad. Pidal contribuiría
con sus rotundos períodos, donde la ira relampaguea y truena la fe contra el amenazante positivismo; Azcárate con su criterio amplísimo y
su oíatoria ordenada y precisa; Moret con la di
ficü facilidad de su palabra, que tiene vértigos, con sus elegancias de poeta, con sus actitudes de actor...
Cánovas y Silvela, aquél por su salud quebrantada, éste por hallarse ausente, privaron á
la concurrencia numproslsima que llenaba el
salón de sesiones del Ateneo de las agradables
sorpresas que siempre descubro su talento.
A las nueve, hora en que estaba anunciada
la velada, los tribunas están llenas de señoras.
Los escaños empiezan á llenarse de lo más florido de las aristocracias del talento. El retrato
del Padre Zeferino so destaca á la izquierda de
la tribuna, rodeado de gasas. La cátedra—/)rofusamente iluminada—está vacía y el horario
va'ya á dar en el punto de Jas diez.
En el Instante la ocupan Tos Sres. Moret, Azcárate, Pidal y el P. Cienfuegos.
*
Habla Azcárate.
Su precisa manera permite que ol auditorio
se forme idea total do su breve discurso. ¿Qué
hizo el Padre Zoferino en la filosofía? Sustituii
al tradicionalismo, que borra todo criterio filo
sófico, el tomismo, que es una filosofía. ^Dóndellegó el dominico con su escolasticismo? Fray
Zeferino no se contiene dentro de los exclusivismos de esas doctrinas que no van hasta donde la fuerza impulsiva de sus afirmaciones. Su
filosofía—él lo dice—arranea de Aristóteles y
Platón, y tras la sublime la%or de San Agustin
y Santo Tomás, atiende á los ti abajos, desde
iot»del grsQi autor de 1» Armonía preestablmi da, á los do la filosofía alemana de principios
de siglo, de uno de cuyos representantes, He
gel, dice que, de ser católico, hubiera sido el
Santo Tomás de la edad presente.
Y ya, colocado así por el ilustre catedrático
de la Central, dentro de esta^ corrientes de ex
panslva tolerancia, preséntale como secundador del Pontífice que rige hoy la Iglesia.
Lee después ol Padre Cienfuegos un trabajo
filosófico, que si nada nuevo nos enseña por
ajustarse al corriente formulismo de la escuela,
en cuanto al fondo, cautiva por la forma senci
lia y por la modesta acentuación que le da el
dominico.
¿Qué escribir de Pidal? De su discurso, leído
c;on vibrante tono, nos quedan aun las bellezas
de su elocuencia desbordada, la festinación de
su poderosa fantasía... Imagen tras Imagen,
símil tras símil, cuanto quiera pedirse al orador;
pero ¡ay! ¡siempre el mismo! intolerante basta
la exageración, irgalóndose iracundo cuando
mostrarase más en su papel rendido y sereno.
Moret hizo el resumen de la velada, cou la
brillantez que siempre tiene su palabra; pero
con excesiva brevedad que deploraron todos.
B , C,
ALEMANIA
lia elección d e ^Secretarios e n l a
Cámara.
B e r l í n . — A c a b a de tener lugar la elección
de Secretarios en la Cámara. Los Diputados .socialistas pretendieron la elección de uno de los
SUJOS, á que se consider.aban con derecho en
virtud de lo importante de su número, y habían
designado como candidato á M. Fischer.
El Presidente de la Cámara, M. Levetzon, les
interrogó acerca de si el Diputado socialista,
una vez electo Secretario, estaba dispuesto á
llenar los deberes de su cargo formando parte
de alguna delegación encargada de representar
al Parlamento cerca del emperador.
Los socialistas contestaron de un modo ambiguo, y M. Fischer no resultó electo. •
Los ocho Secretarios que lo fueron pertenecen dos al partido conservador, uno al partido
del Imperio, dos miembros del centro, un nacional-liberal, un progresista y un polaco.
AUSTRIA-HUNGBIA.
Caída del Ministerio húngaro.—Manifestación prohibida.—Ataques de
la prensa &Kainoky.—Opinión del
''JLlody».—l^esórdenes e n B r a i l a B u d a p e s t —La crisis latente del Gabinete
No ha estado muy amable, que digamos, con
húngaro ha tenido el desenlace previsto.
nosotros, el señor Ministro de Fomento, sin duEl General Tejervarl, Ministro que se encuenda porque nos considera periódico de menor
tra actualmente en Viena, recibió el encargo de circulación, sin recordar que «hay pequeños que
M. Welierle de presentar al soberano la dimi- pesan mucho».
sión del Gabiaete. Esta dimisión será manteniCon fecha 21 del mes pasado, en un suelto
da aun en el caso de que el rey acordara la que titulábamos Es de justicia, la pedíamos
sanción inmediata de las leyes político eclesiás- para unos legítimos acreedores del Estado, con
ticas ya votadas. Los Sres. Wekerle y Szilagyi crédito reconocido por trabajos de castrametadeclaran que no están dispuestos á formar par- ción hechos en la provincia dé Valencia para
te del nuevo Gabinete que el Barón Banffl, ac- aeotamientc de terrenoi arrozales hace la friotual Presidente de la Cámara, será probable- lera de casi treinta años.
mente llamado á formar.
Dichos acreedores, que eran 17 ó 18, de los
La policía ha disuelto una manifestación en cuales han muerto 15 o 16 hartos de esperar,
favor de las leyes eclesiásticas 'que se dirigía han cobrado á fuerza de gestiones el 50 por 100
hacia la casa de Kalnclcy á quien el pueblo importe de sus créditos en los seis lustros
transcurridos.
considera autor de la última crisis.
Pues bien, alipra, recientito, se han hecho
Lá prensa continúa su campaña contra él;
acerca de este asunto dice el Lloyd. & Creemos nuevas gestiones para conseguir que se pague
destituidas de fundamento las acusaciones que parte, ya que no toda la cantidad restante.
Y ayer hemos visto una carta del Ministro de
se hacen al Conde de Kainoky de que se ha aliado con los enemigos del liberalismo y de haber Fomento, Sr. López Puigcerver, manifestando
á uno de los acreedores que no puede hacerse
conspirado contra M. Wekerle.
Sería imposible hacer política extranjera si nada en el asunto por que no hay consignación
Hungría fuera presa de agitaciones siempre pe- en el presupuesto... .
Es una salida... de pie de banco, por ño decir
ligrosas, y es inútil pensar que á Hungría pueotra. cosa.
da gobernársele con otro régimen que el liHarto sabe todo el mundo, y el Ministro no lo
beral.
ignora, que hay medios dentro de la 16y para
Han ocurrido desórdenes en Braíla á la termisolucionar satisfactoriamente estas cuestiones.
nación do una reunión electoral liberal. Se ha
Lo que ha demostrado es que no le da la gana,
empezado á formar sumaria. Según parece, no
y que sigue imperando el sistema de trampa
tienen gran importancia estos sucesos.
adelante.
INGLATERRA
Está bien, Sr. López Puigcerver. En otra
K o h a y t a l anexión por abora,—Reocasión será usted más amable y nosotros más
sultado d e u n a elección.—Complot
afortunados.
c o n t r a el D u q u e de York.—Eilecada
Gracias, muchas gracias, señor Ministro.
d e t r o p a s p o r t u g u e s a s & Delagoa.—
£ia p r e n s a i n g l e s a y M. d e L e s s e p s .
l i o n d r e s . — L a Agencia Reuter desmiente
en una nota seml oficiosa la noticia d e q u e el
Gobierno inglés procedería en la semana próxima á la anexión formal del reino de los Achan(POR T E L É G R A F O )
tis. Lo que únicamente está acordado es el
nombramiento de un residenfe Inglés en CouAyer recibimos el siguiente telegrama de Barmassie.
celona.
Según el Morning, se sabe por buen conducNo conocemos los antecedentes del asunto,
to que á poco del nacimiento de su hijo^ el Du- pero nos parece curioso, que habrá de interesar
que de York recibió una carta en le que se le al público, y lo publicamos.
daba noticia circunstanciada de un complot
El hecho, sea cual sea, que, repetimos, no
que tenía por objeto apoderarse del recién na
conocemos, es extraño.
cido.
Dice el telegrama:
Desde entonces la policía vigila constante« B a r c e l o n a 1 0 (9 m.).—Dase aquí ahora
racha de divorcios.
mente la morada del Duque,
X no sOlo resf^t;^ estéril el tral^ajo, por- > geffúa noticias recibidaí de^Delagoa, hAlI«-
irá, illor lÉtfo
Varias damaii d« la alta socied«d barcelonesa
poco que convenga á ítí? intereses de la ag
cultura. Después de todo, yo tfoo, añadía el u_
ñor López Heredia, que los derecDÍ05 a r a n o s a ríos no son el verdadero obstáculo parfi Ja impOr¡;£?i¿ii de nuestros vinos en Francia.
>Si esta u»ciónnecesitara nuestros caldos para
completar las deSfienelas de su producción,
uos los compraría hasta Con derechos prohibitivos; desgraciadamente prodtiee lo bastaüte para
poder pasarse sin nosotros.
»Sea como quiera, considero indispensable,!
para salvar la crisis vinícola, el desarrollo del
comercio interior completamente nuestro por
las elevadas tarifas de consimios. Aconseja la
supresión de este impuesto odioso y antieconómico, no ya sólo en interés de la producción vinícola, sino también y más principalmente loe
O
de la higiene y la moral públicas, porque lo q u e
¡ H A Y V I L E S F A L S I P I C A D O B E S ! . . . los obreros beben en las grandes poblaciones
no es vino, sino un brebaje que envenena y engn esto do embutidos políticos—pongo por loquece.
Abarzuza—liíííla de extraño tiene que surjan
NSÍ no se hace asi, si además no se a b r e n
por ahí longanizas faíoí5=*das, con o sin carne nuevos mercados á nuestros vinos en Europa y
América, si las clases ricas se empeñan en bede acémila.
.
, .,
ber vino francés pudiéndolo beber español t a a
El matrimonio Domiof o AloflíO f L w . * ^^'
bueno á poca costa, la ruina es inminente.
boUedo Lobo, eü ufiíón de sus hijas Mónícá y
tPQv lo pronto, el vinicultor escasamente saca
Alejandra, de tres y dos aftrts f«f{>eettvaisente,
decidieron el sábado último celebrar la festivi- para vivir, ^ i los 8 mili^nes de pewtas i qao
dad del día; y eo efecto, aprovechando la es- asciende el capital quer-apretentan nuestras boplendidez de la tarde, se dirigieron á los Cuatro degas los bubiésemos i n v e n i d o en a«cione8 del
Caminos, entrando en una tienda de ultramari- Banco de España 6 en títulos aC '« Deuda, ganos conocida por la de Marcelo, donde tomaron;* naríamos más, sin tantos disgustC^ i»i tantas
vigilias.
, , ,
unos cuartillos de Vino y un kilo de longaniza.
—Nosotros—nos decía el Inteligente í'*"*"*'*
Satisfecho el apetito, el no menos satisfecho
matrimonio , regresó con sus chicos y su can tor D. Mariano Lacort, Gerente de la Socibílaa
porque es de advertir que también llevaban un La Rioja Alta—nos hemos esforzado para conse^
perro), á su domicilio, Bravo Murillo, 49, solar. guir la elaboración de vinos especiales que,
como usted habrá notado, pueden competir coa
La noche la pasaron bien; pero amaneció el
domingo, y la longaniza resolvió declararse en los mejores del Medoc. Hemos conseguido crear
huelga; sus protestas aumentaron en términos obreros españoles perfectamente aptos, hasta el
tales que durante todo el día les produjeron su- punto de pasarnos sin los franceses; e x p ó r t a m e
frimientos horribles.
vinos en bastante cantidad, no sólo para la AméAyer la indisposición continuó, y en vista de rica española, sino para los Estados Unidos,
que tomaba caracteres de gravedad, los veci- Suecia, Noruega y otros países extranjeros, p e nos de Domingo avisaron á la Casa de Socorro ro creo que es indispensable el desarroUo del
del distrito.
consumo interior, si ha de tener vida la industria vinícola.
El facultativo de guardia reconocié á los en—La fabricación de aguardientes de vino —
fermos, certificando que sufrían una intoxicaaos manifestó D. Pedro María Iturriagagoitia—
ción.
Dado cuenta del hecho al Juez de guardia, es uno de los ramos llamados á adquirir mayor
que era ayer, el muy celoso del distrito del Cen- desarrollo, y uno de lo.s recursos Con que la vinicultura cuenta para aminorar sus desdichas,
tro, Sr. Barroeta, se presentó con la actividad
que acostumbra, acompañado del inteligente pero tropezamos con la carestía (Je los tcansporoficial D liafael Qámez, tomando declaración á tes que no favorecen la exportación.
Sobre este punto especial de las tarifas do
los intoxicados, y dando orden para que el señor Marcelo fuese detenido y le manifestase (si transporte por ferrocarril, el Sr. Iturriagagoile era posible; el contenido de la longaniza... tia nos hizo observaciones de las que nos ocuparemos detenidamente en otro trabajo, qu«
criminal.
También 1 ecogieron un trozo del embutido bien merece capítulo aparte cuestión tan intedañino, que fué remitido al laboratorio para su resante, y que tanto puede influir en el desenvolvimiento de la fabricación de aguardientes
análisis.
Nota final: el perro, que también participó de y cognac á que el Sr. Iturriagagoitia, en representación de la antigua y acreditada casa Viula merienda, hállase á su vez intoxicado.
da de Iturriagagoitia, dedica sus juveniles
energía.* y los conocimientos do una vasta ilustración
Damos por hoy término á estos apuntt'S, no
sin enviar desde aquí el testimonio de nuo.stra
gratitud á los señores citados por la bondad con
LA. V I N I C Ü L T Ü B A B N H A B O
Si no existiesen, en abundancia, los datos que se prestaron á facilitarnos cuantos datos y
que demuestran la gravedad de la crisis que observaciones creímos conveniente pedirle»
atraviesa la producción vinícola española, bas- para la realización de nuestro trabajo.
Francisco Sastre.
tarían los que ofrece la comarca riojana, cuya
inmensa riqueza, creada á costa de inteligentes
isfirerzos, está seriamente amenazada.
Y no es, seguramente, porque los productores riojanos desmayen ante las contrariedades
qae.supoBe el régimea Mraaeekirio IrAiieé^ al
£ n Tleaa.
contrarío, con una energía que habla muy aíto'
en favor de su carácter y de su laboriosidad,
T i e n a 1 0 (8 m.).—A las cuatro de esta mahan emprendido enérgica lucha desarrollando
drugada se sintió un violento temblor de tierra,
la producción de vinos exquisitos, empleando que afortunadamente no ha ocasionado daño
en la elaboración los procedimientos más peralguno.
feccionados, creando la industria de elabora
Un Beglo.
ción de aguardientes de vino, con un éxito, en
B o m a 1 0 ( 1 m.) —En Regio volvió á seucuanto á la bondad del producto se refiere, que
nada tiene que envidiar á las célebres marcas tirse anoche á última hora un fuerte terremote,
francesas de cognac, y, en fin, no perdonando que aunque no ocasionó desgracias personales,
produjo grandísimo pánico eu vista do la fremedio, ni ocasión, ni sacrificios para que no
cuencia con que se repiten las sacudidas terresresulten al fin estériles los que han llegado á
hacer de la Rioja la comarca vinícola por ex
tres.—i^a&ra.
celencia.
En Madrid se aprecia difícilmente lo que valen y lo que significan estos esfuerzos; la política lo invade y lo prostituye todo, y aun aquellos á quienes la política no ha llegado á enerEn la sesión celebrada ayer tarde fueron
var ó envilecer, no pueden, aunque quisieran, aprobados varios dictámenes de las Comisiones
sustraerse al medio ambiente que obliga á conde Beneficencia, Fomento y Gobernación.
centrar en estériles luchas la atención que &oEl orden reinó en Varsovia.
Ucitan en vano la producción y el trabajo.
*
La prensa se encuentra en este caso. Instada
Según hemos oido decir, mu v en breve será
á dar de continuo la neta culminante, sugestiocolocada la verja que ha de sepa.'ar el publico
nada por mil distintas consideraciones, fáltale de las tribunas destinadas á la precisa.
espacio y tiempo para estudiar los problemas
Esta innovación, por lo ventajOb'^i merece
más relaciorados con la producción, dándose
la circunstancia, muy frecuente, por desgracia, nuestros plácemes.
de desconocer la situación de las comarcas productoras, ó de recurrir á la prensa extranjera
para enterarse de lo que pasa en nuestro propio país.
•
han interpuesto demanda de divorcio contra sus
maridos.
Hácense sabrosísimos comentarios, principalmente sobre la demanda de divorcio interpuesta por una Marquesa joven y hermosa contra su
marido, Diputado á Cortes, millonario, fun<|ándola en tener relaciones ilícitas con la suegra.»
Este es el telegrama, que publicamos por lo
extraño del caso y lo raro del asunto.
La prensa barcelonesa traerá, seguramente,
detalles, y si aquél es cierto, tendremos al corriente á nuestros lectores de lo que ocurra.
Desdeja Rioja
Terremotos
E\¡
• •
Asombr» el gigantesco esfuerzo de la industria vinícola riojana. En poco más de diez años
se han levantado verdaderos monumentos Con
sagrados á la elaboración del mosto producto
de sus incomparables viñedos; en sus bodegas
inmensas' se guardan riquísimos vinos, y al ver
el orden, la inteligencia, el exquisito esmero
con que se ha estudiado la fabricación de los
caldos, no hemos podiio menos de pensar lo
que podría ser esta comarca s\.la mano previsora de los Gobiernos se dedicase á separar los
obstáculos que sin cesar se amontonan al paso
do este importantísimo ramo de la producción
nacional.
Es preciso verlo para creerlo Es preciso visitar aquellas inmensas galerías subterráneas,
verdaderos túneles abiertos en roca viva, y rec e n er aquellos grandiosos almacenes donde en
monumentales tinas ó en bien dispuestas y ordenadas pipas se encierra un capital enorme en
vinos, coloi topacio ó rubí, limpios, aromáticog,
qu} pueden competir en gusto y bouquet con
los más renombrados del Medoc, y que nada
tienen que envidiar al Sauterne ó al Chablis,
para darse cuenta exacta de la inmensa desgracia que resultaría no sólo para la Rioja, sino
para España, que semejante riqueza se perdiese por debilidad, por abandono, por iuercia de
nuestros Gobiernos.
p s u Da_mii)iJEHft
Haufrasio de u n a expedición al Polo.
L a p r e n s a de N u e v a York d a c u e n t a d e
q u e en l a costa meridional de G r o e n l a n d i a
h a n a u f r a g a d o el v a p o r Falcone, q u e llevaba á bordo l a ex|>edición polar á r t i c a bajo l a
dirección del capitán P e a r y .
Todos los miembros de l a expedición h a n
perecido.
E s t a h a b í a sido o r g a n i z a d a el a ñ o pasado
en los Estados Unidos, y p a r t i e n d o de l a
G r o e n l a n d i a septentrional, donde h a b í a inv e r n a d o P e a r y , se dirigió hacia el Norte- d u r a n t e l a t r a v e s í a fué sorprendido por violentas tempestades y fríos extraordinarfos
q u e le impidieron continuar. L a t e m p e r a t a »
r a descendió á 45 g r a d o s bajo cero; los p e rros q u e t i r a b a n d e los trineos mugieron d e
frío y los hombres sufrieron m u c h o . .
L a esposa del explorador, q u e l e acompañ a b a en aquel viaJQ, dio á luz d u r a n t e l a inv e r n a d a , lo cual constituye el p r i m e r c a s o
ocurrido á t e m p e r a t u r a t a n baja y en a q u e llas latitudes.
L a m a d r e y el niño r e g r e s a r o n e ñ l a p r i m a v e r a p a s a d a , y su m a r i d o , q u e continuó
la expedición, h a perecido víctima de SQ
• •
a m o r á l a ciencia.
No es obra fácil, ni aun ajustándola al estro- H f u e T a s c o n s t m é c i o n e s m a r i t l a i a a l e n
cho marco del periódico, describir esa riqueza,
Francia.—Los cruceros-corsarios.
ni conviene renunciar á esta labor por temor de
El Ministro d e Marina de F r a n c i a h a a n u n no poderla realizar en toda la extensión que se
merece; pero antes de intentarla, con el temor ciado en u n a d e l a s ú l t y n a s sesiones d e la.
de que resulte por nuestra incompetencia, defiComisión del presupuesto q u e en 1895 s e
ciente, hemos de permitirnos refiejar aquí al
p o n d r í a la quilla á, dos g r a n d e s c r u c e r o s .
gunas de las opinlohes recogidas de labios auto- Estos cruceros pérÉéñec'erán á u n nuesri)
rizadísimos relerentes á la crisis que amenaza
tipo q u e se d e n o m i n a r á i e cruceros-corsacon destruir tanta esperanza y el fruto legítimo
rios, y estarán destinados á a t a c a r el comerde taíTls y tan Inteligentes sacrificios.
Qulairno sea esto perdido. Quizá, en fuerza cio marítimo enemigo.
H e aquí algunos detalles d e l a s condiciode señalar u n día y otro la excelencia y la magnitud del mal, se consiga el oportuno y eficaz nes q u e h a n d e r e u n i r , t o m a d o s del anteproremedio; pero si así no fuese, habremos cumpli- yecto, pues l03 planos n o e s t á n a u n definitido con nuestro deber, asociando nuestros mo- v a m e n t e t e r m i n a d o s : s e r á n d e acero, y s u
destos esfuerzos al de los vinicultores riojanos. desplazamiento d e 8.500 á 8.800 t o n e l a d a s
—No hay que esperar, nos decía el Sr. López como m á x i m u m ; t e n d r á n 130 metros d e l a r Heredia, gerente de la Sociedad de este nom- go, 18 d e a n c h o y 8 metros 40 centímetros d e
bre, que Francia nos conceda otra cosa qne el
modus vivendi, y aun esto no será sino á condi- calado e n l a popa.
L a s m á q u i n a s ssráQ verticales con tUítt
ción de modificar este régimen arancelario, &
Martes,! I de Diciembre de*! 1894.
T?T
Mi
fuerza m S x M a l I ó 26.CXXJ caballos que h a r á n
funcionar t r e s héHces; el v a p o r 1© proporc i o n a i ^ i | «i^^eras d e sistema m u l t i t u b u l a r
(tipoíocdmotóra). L a velocidad prevista será
d e 23 millas.
>
^ . ^
E s í a i ^ ^ p y ^ v í ^ t g ^ df ^artoiiSras que pod r á n contener i .450 tonelada.? de carbón, y
su r a é ^ dedBiieoión con 12 millas de m a r c h a
será Se 7,500.
C L a £irtillw{& e W q s e o o B t & r á a s e r 4 eom*
p u e s t a de das cañones de 16 centímetros,
njjlijnetros, todoj ¿ g
seis
tiro i^^TWiW^ñkcíÓn
l a corop,^!-^^^ §5
oficiales 3f 590 lj,oinbres.
m
frandie«ije
en Italia.
E m f r e ^ p h ^ g a í 4 e la frikuna,
i e Roma,
d a c w i o s o s detalles sobre el b a n d i d a j e en
C'oMd.eña.
Uno d e los m á s interesantes és el que «e
reflerp á unos arrestos q u e a c a b a n de realiz a r s e d e s p u é s del oi-imcn de Tortoli; entre
los detenidos como coautores figuran u n
J u e z Híunlcipal, u n excabo de Carabineros
y u á S a e é r d o t e ; es v e r d a d q u e á este últim o , fiWrido moHalmenté, sus compañeros le
habííin coytadb la cabeza p a r a e v i t a r que
fuese reconocido.
T a m b i é n ementa q u e es m u y corriente en
el pate el q u e , al h a b l a r d e u n h o m b r e rico
y confMerááo y p r e g u n t a r por el origen de
su f a l t a n ^ , se oiga l a s ^ u i e n t e contestación:
«¡Su forttma proviene del fruto d e sus r a piñas!» ,
M, Stanislas Manca cuenta a d e m á s las do3
anécdotas s^uientes:
«Un fiubprefeeto fué comisionado por la
Administración central p a r a que fuese á
u n a alrounscrlpoión mal r e p u t a d a á poner
o r d e n . El Ministro le pide u n a lista d e personas q u e p u e d a n eer e n v i a d a s á domicilio
coaMo, residencia obligada.
Después d e p r a c t i c a d a u n a minuciosa inv e s t i ^ e i ó n , respondió el subprefeoto: « P a r a
oaniplir escrupulosamente con mi deber,
d e b i e r a e m p e z a r por h a c e r figurar á l a cab e z a de la lista al honorable X . . . ¡un Diputado!...»
O t r a anécdota es aún m á s gráfica. Se hab í a cometido u n robo á mano a r m a d a en
c a s a d e u n rico propietario.
T o d a su vajilla de p l a t a le fué q u i t a d a por
los l a d r o n e s . L a s diligencias p r a s t i c a d a s
p a r a d e s c u b r i r á los ladrones resultaron infructuosas.
Algún tiempo después otro rico propietario celebró u n a fiesta, y ' a l b a n q u e t e invitó
a l subprefecto. E n la mesa h a b í a u n a esp l é n d i d a vajilla de p l a t a . El funcionario invitado exa,:íiilnó m a q u i n a l m e n t e su cubierto,
y con, g r a n sorpr'esa vio q u e tanto éste como
«1 testo del servicio estaba m a r c a d o con las
iniciales, no del anfitrión, sino de la víctima
del robo!...
Ún diario local, el Nuevo Cerdeña, no est á lejos de p e n s a r q u e las p a r t i d a s d e bandoleros q u e infestan el país están compaest a n , no sólo de v a g a b u n d o s y pillos do codas
clases, sino de aldeanos necesitados q u e baj a n d e las m o n t a ñ a s á realizar sus r a p i ñ a s ,
y lo m á s á m e n u d o están en inteligencia con
Alcaldes y Concejales de los Ayuntamientos
. asociados al botín.
Un» majer de ciento treinta y cnatro
añfí».
L a Boa Nova, periódico que se publica en
Villa de Concepción da Almeida (Brasil),
p u b l i c a lo siguiente:
«Existe en la h a c i e n d a l l a m a d a Garrota,
a l d e a s i t u a d a en BajTO Vermelho, perteneciente \ este Estado, u n a mujer l l a m a d a J u a n a F é l i x d e la Concepción, q u e c u e n t a l a
friolera de ciento treíifta y cuatro años de
edad.
Nació el 1 de Agosto do 17G0; se casó á los
veintidós aflos y de su matrimonio tuvo cuatro hijas, q u e lo dieron 43 nietos, 20 biznietos y 25y tataranietos.
De sus hijas tres murieron á los setenta,
ciento, ciento cinco, y u n a vive a u n y cuent a ¡ciento once años!...»
piji.eY.
pote ií Minfo
Como nuestros lectoies sabea, la plaza de
verdugo de Madrid está vacante por fallecimiento del que ocupaba tan indigno puesto.
La Audiencia ha anunciado un concurso, y
cuMita que se han recibido solicitudes de más
de cincuenta individuos y entre ellos algunos
qne tienen, ó al monos abi lo dicen, los títulos de
¡médicos y erogados!
Pues bien, he aquí una carta que ayer recibió
por correo el Gobernador civil de un nuevo
pietendiente á la plaza.
Dice asi, copiada textualmente:
«Sefior goberna Dor:
El que suscribe vecino del pueblo de La Seca
provincia de Soria tiene el gusto de'partiei par
áVE:
qe a bien do sa bido por elboletin coa bia mía
pía zabacante do ber dugo yósoiuuoccla.olicito.
A molestar la atención de VE con el fin de
que sirva resolver lo que crea cou veniente de
lo que le quedara á gradecido el 8u Pilcante.
Dios guarde á V. E. muchos aflos.—Probin
cia de Soria S? do Dicieubro de 18Ü4.
Señor Mariano Moños Esteban (firmado).
En la seca.
Provincia descría Señor Mnriano Moños laseca.»
Nos parece que para un candidato á verdugo
no se puede pedir más.
China y Japón
(POB TELÉGRAFO)
*
jBnimireha.
tesorero de 1« sociedad, siendo de esperar qtie
muy en breve la casa de caridad tonga local
propio y fondos bastantes para remediar las
muchas rnteeiié» que hay e s Madrid, con especialidad durante la época de los grandes fríos.
«•»'
I
I
S a c i a dos días q u e Amelia se h a l l a b a en
el c a m p o , c u a n d o reoibié i a s i g u i e n t e c a r t a :
«Señora Marquesa de Kerfleury, castillo
d e Kerfleury:
De tal modo m e rechazó usted- en P a r í s ,
q u e no m e he atrevido á hablarle nuevamenté d é la pasión q u e le profeso.
De u n año á esta p a r t e suplico á usted
que m e escuche y usted me contesta riéndose de mi y haciéndome el más desgraciado
d e los hombres.
¡Si supiera usted cuánto la amo! Poro estoy 3onvencido de q u e usted no lo oree.
E n u n principio sospeché q u e el sitio seria
fácil y b r e v e , y p o r ello pido á usted mil
perdones. No t a r d é , sin e m b a r g o , en comp r e n d e r q u e m e h a b í a equivocado d e medio
á-medio, y q u e estaba enamorado de usted
como u n loco.
He perdido toda esperanza, lo cual no h a
da ser obstáculo p a r a q u e d e n t r o d e diez
años la aaie á usted lo mismo que h o y .
Dispénseme usted qne la h a y a fastidiado
d u r a n t e unos momentos, y hablemos de otra
cosa.
¿Me p e r m i t e usted que v a y a á visitarla?
¡Si supiese usted cómo me a b u r r o en este
pueblo d u r a n t e las maniobras militares!
A d e m á s , tengo g r a n d e s deseos de v e r l a á
usted en el c a m p o , lejos de la etiqueta
de París.
• a l u d a á usted afectuosamente su v e r d a dero amigo,
ERIÍESTO.»
. 11
Al señor Vizconde d e J o y e u s e , Oficial de
dragones:
«Venga usted á Kerfleury cuando guste.
El m a r se h a l l a á u n kilómetro de distancia,
y a q u í no lo p a s a m o s del todo mal.
L e espero á usted, á condición d e q u e sea
p r u d e n t e y circunspecto, y no m e d i g a ni
u n a p a l a b r a de amor.
Convénzase usted, amigo mío, de que no
hemos nacido el uno p a r a el otro y de que
pierde usted miserablemente el tiempo al
p e n s a r en m í .
Le envía u n apretón de m a n o s su a m i g a ,
AMELIA.»
III
«¡Cuánto le agradezqo á usted su generosa
hospitalidad! ¡Me h a causado usted mejor
impresión en Kerfleury q u e en P a r í s !
Lo único que no me h a g u s t a d o es el hab e r l a visto siempre r o d e a d a de esa c a t e r v a
de campesinos q u e ñ o l a a b a n d o n a n á u s . e d
ni u n instante.
No le h a b l a r é á usted de amor; pero perm í t a m e q u e le d i g a q u e soy m u y desgraciado.
¿Es cierto q u e piensa usted p a s a r el invierno en Bretaña? Me lo h a n a s e g u r a d o y
me resisto á creerlo.
Tranquilice usted t a n pronto como le sea
posible á su a p a s i o n a d o amigo
ERNESTO.»
IV
«Es v e r d a d q u e voy á p a s a r el invierno en
Bretaña.
P e r o ¿qué la importa á usted lo que pienso hacer? ¿Por q u é no me pone u s t e d u n tel e g r a m a u r g e n t e pidiéndome explicaciones
acerca de mis proyectos?
Soy u n ser salvaje que no g u s t a que se
ocupen demasiado de su existencia.
Reciba usted afectuosos recuerdos d e su
aániga
AMELIA.»
V
; «Señora m a r q u e s a d e Kerfleury, q u i n t a d o
Qlycincs.
H a c i a tanto tiempo que no h a b í a recibido
c a r t a de usted, q u e me Ue vuelto loco d e
alegría al v e r su letra esta m a ñ a n a .
P o r q u e — y p e r m í t a m e q u e se lo r e p í t a la amo á usted con tal delirio, q u e no encuentro placer m á s g r a n d e q u e recibir c a r t a
de la mujer á quien tanto adoro.
Soy u n amigo á p r u e b a d e desdones, y
m á s fiel de lo q u e u s t e d p u d i e r a sospechar.
Supongo q u e p a s a r á usted unos d í a s en
P a r í s , a d o n d e iré, á p e s a r d e todas las maniobras militares del m u n d o .
¡Cuanto siento q u e no m e p e r m i t a usted ir
á a c o m p a ñ a r í a unos días!
Sella los labios, y está siempre á sus órdenes su sincero amigo, ,
ERNESTO.»
VI
Al recibir esta c a r t a , Amelia se puso á
m e d i t a r . Se fastidiaba s o b e r a n a m e n t e en su
q u i n t a , y comenzaba á a s p i r a r á algo indefinido.
Poco á poco, a q u e l algo fué a d q u i r i e n d o
l a fisonomía de Ernesto, v a g a m e n t e en u n
principio y con toda c l a r i d a d después.
—^Por q u é m e a m a r á ? — p e n s a b a la Marquesa.—No me disgustaría averiguar de
u n a v e z si, e n efecto, m e a d q r a con l a pasión q u e v a r i a s -weces h a t r a t a d o de describirme.
Y Amelia cogió la p l u m a y escribió:
«Venga usted á v e r m e , p o r q u e me a b u r r ó
de u n modo feroz y estoy s u m i d a en la may o r tristeza. H a llegado el -momento d e poder p e r s u a d i r m e d e q u e me a m a usted d e
veras.
AMELIA.»
I T o k o h a u í a 1 0 8 ni. I.—El ejército mandado por el General Nodzu marcha con dirección á Futshou, situado al Norte de Port-ArtíxtU.
Éa segundo cuerpo de ejército japonés emprenderá brevemente su movimieuto de avance
hacia Pekin.—íVi&ra.
VII
«Marquesa d e Kerfleury, quinta da Glyoines.
N ú m e r o 615.—15.—10,20 m.
Llegado g e n e r a l jefe visita inepección. i m posible p a r t i r . Siéntolo v i v a m e n t e .
ikorlíikfim
Amelia no vuelto á v e r en su v i d a al Oficial d e d r a g o n e s .
Gip.
La nueva suscripción abierta éntrelos Individuos que componen la Sociedad Rpotectora de
los Pobres para dar término á las obras del nuevo asilo de la Moncloa, ha producido notables
xesnitados.
, Aparte de las cuantiosas sumas cedidas por el
S r . D . Alberto Aguilera, fuudadcr de la sociedad, hsm contribuido nuevamente, respondiendo'al íiMnainlento dé aquel señor: el Marqués
de Urquljo, 3.000 pesetas: D. Ignacio Baüer,
3.000; Msrqííés de Cubas, 8.000; Marqués de
Oasa-Jiménez, liOOO; Marqués de Larios, 1.000,
Marquesa do Periaat, 1.000; Marqués de Casariego, 50;); Conde dft Cerrajería, 500; Duque de
tóVictori». ÓO'.-: ^'S^-.r-iuosa a<' Pquiíach.-, ."C-Ú;
D. Guillermo Koiiaud, 250, y D. Adolfo Bayo y
I % o , 60.
Conflnúa abierta la suscripción en casa de los
señorea Marqueses de Urquijo y «4 4e Cubas,
ERNESTO.»
Congreso
Sesión del dia 10 de Diciembre de 1894.
Frelimiiiareis.
•Nuestro querido amigo el Sr. BaselzA pro"
nuncia algunas palabra.» para denunciar%j&ttsos
de esos agentes-negociantes que se encargan de
despachar expedientes de propios á los Ayuntamientos.
Una pregunta que parece una descarga cerr.i-ií!, fia Ruru.arditíi S^j^i'-mi:
<i¿K:-tá. H. S. dis|!«esti> =1 ;•'> ÍN-COrso cñmplire
de su antecesor eu la resolución injusta Ue las
ternas para Escribanos de actuaciones de Puentedeume y AUariz?»
PATR
Afio Vin.<«»Número 2.725.
••im
Varios señores Diputados se desmayan al oir
la preguutitai
Después se dio lectura de una proposición del
Sr. Silvela (D. E.) elevando los derechos del
córeho eU láminas, para favorecer á los fabricanfias de tapones.'
El Sr. Maura declaró que el Gobierno no se
íOpflki» á que sé tomara en consideraieíón, pero
sin que so outondiera que por este quedaba prejuzgado el asunto.
Los Sres. Ramos, Calderón y otros pidieron
que ftwra nominal la votación, y por 46 Diputados ministeriales contra 43 de todas las oposiciones y fusianistas de Extremadiu'a, no fué tomada en consideración.
A las cinco pasó el Congreso á reunirse en
secciones.
Debate político.
Desahogos del Sr. Celleruelo:
El Sr.-Salmerón ha tratado á los posibilistas
con una crudeza rayana en el insulto y en la
descot-tesía, y como este tono no era el más á
propósito para ser contestado desde el banco
azul, yo he querido intervenir en el debate par»
poner los puntes sobre las les, y decir solamen
te que los posibilistas hemos evolucionado hacia
la monarquía, conservando nuestra dignidad y
nuestro hr ñor.
Y se levanta el Sr. Cánovas para recoger una
alusión dirigida al partido conservador.
Intervengo — comienza — para recoger una
alusión del Sr. Salmerón, la referente á que uu
conservador caracterizado, el Sr. Maño y Fiaquer, había defendido la venta de Cuba.
Su señoría ha querido dar á entender que el
partido conservador y su señoría han pensado
en vender la isla de Cuba.
El Sr. Salmerón: To jamás.
El Sr. Cánovas: Es verdad que su soñorfa
quería regalarla. (Grandes risas.)
A mí no me importan las alusiones á la fraccionada mayoría actnal; pero en cu.anto al par
tido conservador respecta, yo puedo afirmar
que tuve el honor do capitanear una minoría
que era la más radical eu oponerse á cuanto
pudiera significar venta ó negociación para ceder á Cuba.
Es verdad que el Diario de Barcelona, quo
dirige el Sr. Maño y Flaquer, tiene respetabilidad ó Ideas conservadoras ; pero en la época
del 73 lio tenía relaciones con la minoría del
partido liberal conservador, y posteriormento
no coincidió en las transacciones que yo hice
con las ideas de la revolución de Septiembre.
Y para que veáis que no ha compartido nun
ca el partido moderado osas ideas, os leeré palabras del señor Marqués do Pidal cuando era
jefe del Gobierno: «Ni las Cortos, ni ningún es
pañol puede hablar de la cesión de Cuba; es
imposible, imposible, imposible que trate España con nadie ese asunto; podrá la fatalidad ha
cer que perdamos á Cuba, poro que la vendamos, jamás.»
Ya se ve, pues, desde antiguo nuestro crite
rio, por eso no puedo dejar pasar sin piotestas
las frases del Sr. Salmerón.
««*
Discurso del Sr. Lloren?:
Intervengo en este debato para recoger la
amenaza que nos ha dirigido el Sr. Abarzuza.
El señor Ministro de Ultramar: Desde esto
bancc no se amenaza á nadie.
El Sr. Llorens: Pueden discutirse nuestros
actos desde que dio el grito D. Carlos María
Isidro de Borbón .Risas) hasta ahora, incluso
los sucesos do San Carlos do la Rápita, que nosotros sabremos defendernos.
En nombre do la minoría carlista afirmo que,
antes de permitir que se omanclpe Cuba ó que
se pierda un pedazo de la patria, debe gastarse
el último gramo de oro y dorramarso la última
got» de sangre.
Seamos lógicos—dice después—si el Sr. Ma
renco lio tiene derecho á sublevarse, tampoco
tiene dercscho á, estar eu ol Ministerio do Marina
el Sr. Pasquín que se sublevó el año 6!).
El Sr. Presidente: Sr. Llorens, esos cargos
que hace ahora su señoría so han contestado en
el Congreso, que yo recuerde, lo menos veinte
voces.
Yo ruego además á su señoría quo se concrete a l a rectificación.
El Sr. Llorens: Yo necesito hacer constar que
noííotros los carlistas no tenemos por qué arrepentimos de ningunos de nuestros actos.
El Sr. Ortega: No sentís romordimientos porque no sois cristianos.
El Sr. Llorens: Paso de largo la frase que se
me ha dirigido.
El Sr. Ortega: ¡No sois cristianos! (Risas y
remores.) Pido la palabra
El Sr Llorens: Nosotros hicimos un bien á
España tomando las armas. (Rumores prolongados ) Nos sublevamos, porque se blasfemaba
en el Congreso y los soldados iban por las calles con el gorro frigio y abrazados á las mujeres públicas. (Nuevos y prolongados rumores.)
El Sr. Presidente: Ruego al Sr. Llorens que
no traiga á la discueión recuerdos qué, j^a sea
de un lado ó ya de otro, son lamentables, y que
no tienen gran aplicación en este debate.
El Sr. Llorens: Yo no he hecho más sino contestar á las alusiones imprudentes que nos habían dirigido desde el banco azul. Pero obediente á las indicaciones de la ptósidencia, me
siento.
*
* *
Algunas palabras del Sr. Carvajal:
—Yo me separé del partido posibillsta, porque hace tiempo que veía .sus tendencias á ingresar en la monarquía.
Tiene razón el Sr. Abarzuza al negar que
las formas de gobierno sean esenciales.
La democracia es irreductible con la monarquía, y la monarquía es irreductible con la democracia.
El camino que ha recorrido el Sr. Abarzuza
en veinte años lo han recorrido antes en menos
tiempo los Sres. Romero Girón, Montero Ríos,
Martes, Becerra y algunos otros; pero ya que
el Sr. Abarzuza sea el último de los demócratas
que hagan ese movimiento indecoroso. (Fuertes rumores.)
El Sr. Presidente: Llamo la atención de su
señoría sobro esa palabra.
El Sr. Carvajal: Al decir indecoroso me he
referido á una fuerza quo no he determinado.
<Risas V rumores.)
El Sr. Carvajal puso fin ú su discurso declarando que era preciso llevar cuanto antes á la
práctica las reformas do Cuba.
* «
Pusieron fin al llamaao debato político los
Srtíd Salmerón y Cánovas, pronunciamlo «1 primar o breves y elocuentes palabras nrra afirmar las declaraciones de sus discursos anteriores, haciendo constar de paso que así como los
monárquicos dedican todos sus esfuerzos á la
defensa de la monarquía, así los republicanos
dedicarán todos los suyos á velar por «I bien
do la patria; y el Sr. Cánovas, para negar en
contra de lo dicho por el Sr. Salmerón, que el
hubiese apoyado ni ofrecido sus servicios á la
monarquía dinástica do D Amadeo.
Y el Secretarlo hizo la pregunta sacramental:
• —¿Acuerda la Cámara pasar á otro asunto?
Y así se acordó, levantándose la sesión.
Eran las ocho menos cuarto.
Senado
Sesión del dia 10 de Diciembre de 1894.
A las tres de la tarde se abre la sesión, pre
sidiendo el Sr. Bermúdez Reina.
J u r a el cargo el General Weyler.
]La i s l a d e l P e r e j i l .
El señor Ministro de Estado dice que es
inexacta la cesión de la 'isla del Perejil. De
clara, además, que en creencia del Gobierno la
í.-it.-K'a i),ia no püi-toneeo A España.
I;Í sefior Marnuós (lo Vinasog-nra nfirraa que
ó.sta y otras islas pertoaoceu á Espaüa, como lo
demostrará ccn datos que va á leer á la Cámara.
P—BHPWip
'""•"'
El Ministro de Estado ruega al Marqués de
Villasegura que silencie estos datos y los lleve
al Mini.stario para estudiarlos y resolver.
El Marqués do Villasegura insiste en que España tiene la posesión de esta isla.
lia enseñanza religiosa.
El señor Conde de Canga Arguelles se siente
alarmado por la notici? de un periódico afirmando haber surgido dificultades entre ol Gobierno y los prelados en lo relativo al restablecimiento de la cátedra de religión en el plan
de estudios de segunda enseñanza, y pregunta
al señor Ministro de Estado el fuddamento de
la noticia en cuestión.
E l ^ r . Grolzard satisface la curiosidad dol señor Conde y le calma, declarando que no es
cierta la noticia, y que la cuestión debe dejarse
á que la resuelvan los Obispos de acuerdo con
el Gobierno.
Sr. Silvela, Abogado déií^sor de la Diputación
en el pleito promovido con el puerto de Pasajes.
Ilifanticidie.
C r n a d a l a j a r a l O (2 t . ) . ~ L a Guardia civil
ha descubierto enterrado en un montón do paja
el cadáver de un niño.
De las diligencias practicadas resulta qiio una
joven soltera, Paula Martín, tuvo al niño y le
enterró.
La madre ha ido •prass,.—Orégano.
Signe el niistcvlo.
B i l b a o 1 1 (2 t.).~ Continúa en el misterio
el crimen que he telegrafiado.
Se ha desistido de practicar reconocimientos
en la ría.
De las diligencias hechas no ha resultado
naxla nuevo.
El crimen sigue preocupando la opinión pública,—Núñez.
Vapor correo.
P u e r t o R i c o lO.—Hoy lunes ha salido do
esto puerto para Vígo el vapor correo San Ignado, de la Compañía Trasatlántica.
ORDEN DEL DÍA
Continúa la interpelación sobre reformas eu
la segunda enseñanza.
E l S r . Merelo pronuncia un largo discurso
atacando á las reformas.
La competencia del Sr. Merelo nos releva de
hacei elogios.
Comienza el orador diciendo que el plan de
reformas ha perturbado la enseñanza.
Recuerda la declaración quo el Sr Groizard
hizo al encargarse de la cartera de Fomento:
«Mejorar lo más posible, y no reformar nada »
Dice que, al contrario, el Sr, Groizard no ha
reformado nada y ha empeorado mucho.
Combate el decreto de adaptación de reformas.
Después de un descanso dado por la Mesa al
orador, el Sr. Merelo sigue su discurso, atacando valientemente y con razonamientos á las reformas.
Se extiende la discusión sobre el nombramiento de/Un Catedrático, interviniendo el señor Sánchez Román y el Ministro.
Por indicación del señor Presidente, se suspende el debate y la sesión.
(DE
I I I > —II
81ra \m% É L , lilre | otro
L a lucha, a u n q u e no de fieras, h a sido,
según noticias, de peores consecuencias que
las obtenidas el domingo s n t r e Regar dé y
Caminero.
Ella es u n a barbiana q u e no g u a r d a navajas e n t r e las ligas, pero q u e usa y a b u s a
de u n a s u ñ a s capaces de s a c a r los ojos á todos los r e y e s del desierto, y unos d i e n t e s
como tenazas ó cortafríos.
El es u n J u a n de nombre, y , s e g ú n dice
el periódico francés, del cual tomamos la
noticia, lo es también de hechos, y h a salido a p a l e a d o , contra lo que le ocurrió á Caminero,
el invencible g l a d i a d o r del domingo.
L a barbiana Madame, unida á Mr. J u a n
s a n t a m e n t e desde h a c e algunos aflos, habíase cansado de su J u a n , sin d u d a porque u n
tercero, que pudiera h a s e r de Malleu... tenía p a r a ella m a y o r e s atractivos, y e r a más
espléndido, elegante y rico que su Monsieur
esposo.
El día de autos ó de la lucha, p o r q a e lucha y s a n g r i e n t a fué, estaba la pérfida leona en amoroso coloquio con su Monsieur.
Ejercitábanse en inocentes juegos de enamorados, materializaban l i s sublimidades
de u n a pasión ardiente, pero no p u r a é casta.
El bueno de J u a n llegaba en aquellos
momentos do su oficina, en l a q u e h a b r í a ,
s e g u r a m e n t e , estado trabajando m á s q u e
n u n c a p a r a ir á depositar u n beso de verd a d e r o amor en los labios de su m u y a m a d a
m a d a m e . ¡Estaba tan hermosa c u a n d o se
despidió de ella p a r a ir ai trabajo!
Sin que la época prestase calor suficiente
p a r a despojarse de las r o p a s , m a d a m e debía t e n e r mucho calor, pero mucho; p o r q u e
su J u a n , el pobre, se encontró con la e x t r a ñ a sorpresa de su mujer en... con esa prenda que se ponen las mujeres inmediato al
cuerpo.
Y á posar de no vivir en la oasa n a d i e
más que ellos dos, y u n perrito, q u e también
debe ser d a n é s , se h a l l a b a en el mismo c u a r to y con mucho calor también puesto q u e
estaba en... con esas p r t p d a s q u e nos ponemos los hombres d e c i n t u r a p a r a abajo é
inmediata al cuerpo, un gachó, todo azorada
y sin s a b e r q u é camino tomar.
P u e s bien: he a q u í u n a leona, por lo q u e
v e r á n ustedes; u n . . . Mr. J u a n , por dos conceptos, como y a h a n visto ustedes, y u n . . .
vamos u n seductor. Total: u n espectáculo
similar al q u e presenciamos el domingo en
la plaza d e Toros d e Madrid.
Empieza la l u c h a .
E l seductor aléjase p r e c i p i t a d a m e n t e d e
la j a u l a . ¡Ah! y se le olvidan casi todas l a s
p r e n d a s de v e s t i r .
El... Mr. J u a n , indignado y apostrofando
á su mujer, a u n q u e con las l á g r i m a s en los
ojos.
L a leona, encolerizada por los duros calificativos q u e le dirige su esposo, se a r r o j a
soore él, le abofetea, blasfema y le a r r a n c a
m e d i a oreja con los dientes.
El pobre J u a n cae víatima de u n síncope
sobre el lecho do destrozaron momentos antes su h o n r a .
Ella, t r a n q u i l a m e n t e , arroja al suelo la
m e d i a oreja a r r a n c a d a , y se viste con la
misma fiereza q u e el Begardé
deshonrado
demostró al volver á su j a u l a .
El acalorado seductor... bien, g r a c i a s .
CMlindrin.
LA AWENOIA P A B H A )
T e m p e s í^ade!^ e n I r l a n d a .
I i O n d r e » 1 0 (7 m . ) . - S e ha desencadenado
una violenta tempestad al Sur de Irlanda
Todavía se ignora si hay que lamentar desgracias personales ó grandes daños materiales.
Se esperan con viva ansiedad nuevas noticias,
fiCyes s a n c i o n a d a s .
• B n d a p e s t h l O (L4C t.) —El rey ha resuelto sancionar las leyes eclesiásticas.
Con este motivo reina grandísimo entusiasmo, y se están organizando manifestaciones populares en honor de Wekarle.
Kaevo Gabinete.
N n e v a Y o r k 1 0 . - S e g ú n despachos d é l a
capital de Chile, ha quedado constituido el nuevo Gabinete, de carácter emineatemeute liberal, en la siguiente forma;
Interior, Barros Luco.
Negocios Extranjeros, Luis' Barros Borgoño,
Hacienda, Osvaldo Rengifo. •
Justicia, Hernández Albano.
Guerra, Rivera Jofre.
Obras Públicas, Saluntio Fernández.
l>ipatados procesados.
B e r l í n 1 0 (5,45 t.).—El Sr. Von de Caprivi
ha entregad.- al Presidente del Parlamento ale
man el escrito del Procurador general pidiendo autorización para procesar, por crimen de
lesa majestad, á los Diputados socialistas que
en la sesión del día 6 del corriente permanecieron sentados en los momentos eu que el Presidente vitoreaba al emperador.
£11 e s t a d o d e l a H a c i e n d a .
B o m a 1 0 (6,40 t.).—En la sesión de la Cámara de los Diputados, el Ministro Sr. Soniuo
ha hecho una detallada exposición del estado
de Ja Hacienda, e.stimando en 80 miilonos el déficit que resultará en el ejercicio económico de
1895-96.
Para enjugarlo se harán 53 millones de economías en el personal administrativo y coustruccicn de ferrocarriles, 10 millones má-^ en
Guerra y Marina, lo que elevará las reducciones militares á 20 millones.
Los 27 millcnes restantes se buscarán en el
aumento da les ingresos, eipecialmente ea el
gravamen del alcohol, cerillas, derechos arancelarios sobre los trigos y azúcares é impu sto
hipotecario.
El Ministro ha añadido quo la situación económica exige la mayor prudencia, y ha hablado en seguida de la situación del Tesoro y de la
información sobre los Bancos de emisión,
Sociedades y cooíeraiidas
El sábado pronunció la anunciada conferencia en El Porvenir Mercantil el elocuente orador D. Emilio Méndez Pallares, sobre ol tema
«El ideal del comercio», siendo miiy aplaudido
por su eievf da dialéctica, fácil palabra de que
está dotado y entusiasmo cou que desglosó dicho tema.
***
En la votación verificada anoche en el Casino
de Madrid para la elección de cargos en la Junta directiva salió triunfante la siguiente candidatura:
Presidente, D. José Luis Albareda.
Directores: Señores Conde- de T e ñ a Ramiro,
Marqués de San Fernando.
Contador, D . Bartotomé Vega.
Tesorero, D. Ricardo Volasco Ayllón.
Secretario, D. Alejandro Ohvares.
Suplentes: D. Joa-juín Estefani, D. Manuel
Zapatero, D. César Donoso.
» •
Anoche, presididos por el señor don Damián
Iseru, reuniéronse en el Circulo de la Union
Mercantil los padres de estudiantes de segunda
enseñanza interesados en los planos de reforma
del Sr. Groizard.
Ocupáronse del decreto de adaptación del señor Puigceiver.
Noticias
El distinguido y consecuente exdiputsio á
Cortes de nuestro partido Sr. Romero GÍIÍUÜ :,
querido amigo de esta Redacción, se encuentra
gravemente enfermo en Segovia.
Sinceramente lo lamentamos, y agradeceremos á nuestros amigos de aquella capital nos
tengan al corriente del curso de la «nfermedad
del distinguido paciente.
Con motivo del aniversario de su precios»
hija Sara, se ha verificado eu casa de nuestro
querido correligionario D. Amado Bustillo una
agradable velada, en l a ^ u e se distinguieron la
reputada profesora de canto doña Matilde Esteban, doña Rafaela González, profesora de pianq, y las distinguidas señoritas Mercedes Herranz y Saturnina García BallenUla, jóvenes de
grandes esperanzas en el arte.
La bella y elegante señora d e Bustillo hizo
con su bondad y obsequios por todo extremo
hospitalaria la casa de nuestro buen amigo.
¿Estás enfermo? Consulta con el Dr. Audet.
Hemos tenido ocasión de ver el nuevo almanaque ciomn perfumado, que representa varias
escenas de las piimeías óperas, con que la perfumería inglesa. Carrera de San Jerónimo, ó,
obsequia á su clientela.
SeP¥¡G¡atelegráf¡Gú
^IICIOH^I.ES
(OK
KUaSTaOfl
C O E H K S P O N S A . E.S)
De Canarias,
T e n e r i f e 10.—Ha zarpado hoy de este
puerto para Río de Oro el crucero Marqués de
la Ensenada, conduciendo el relevo de la guarnición de la factoría.
Siguen fondeados aquí el acorazado ruso General Admirál y la fragata escuela holandesa
Nautilus.—Álmodóbar.
Incendio.
J a é n 1 0 (10,30 m.i.—Un violento incendio
ha destruido el almacéa du tejidos de los señores García hermanos.
El edificio ha quedado reducido á cenizas.
Las pérdidas se calculan en unos 45.000 duros.
No ha habido desgracias personales.—C.
üscAndalos en Adnanas.
B a r c e l o n a l O (12,15 m.).—Dícese, y con
reservas lo transmito, que esta Audiencia ins
tr :ye causa contra uu alto empleado de Adua
ñas, que era, según se dice, enviado especial
para la instrucción de expedientes-.
La sumaria se lleva á cabo con gran secreto,
y por eso omito detalles.— Vela.
E n hoi^or d e S a l m e r ó n .
i S a n ¡ S e b a s t i á n l O (á t.).—Anoche celebraron un banquete en honor de Salmerón los
republicanos centralistas.
Los brindi.'' fueren f-'t'isif stas plo,sriaTido á
SnlmorÓTi por sú <íí:;c-ir-o nioiiíinciiiUi ou i;¡
Cjiigrc^jo.
Silvela.
( » a n S e b f t i s t i A n 1 0 (4,5 t . ) . - H a llegado e'
Según noticias que han circulado pof Madrid»
ayer murió, después de horribles convulsiones'
el hermoso león Begardé, que hubo de luchar
con el toro Caminero en la plaza de esta capital.
'
Una terrible cornada en el pecho que recibió
de su enemigo en una de sus primeras acometidas, parece que fué la causa de. su muerte.
¡La^ierra le sea leve!*
**
También nos ha.n asegurado quo el bravo toro Caminero será lidiado el próximo domingo,
si para este día tiene cicatrizadas unas heridas
que le produjo en el pescuezo sn infortunado
combatiente.
____^
Se ha verificado anteayer en Cuevas de Ver»
(Almería) u n a importante manifestación.
Los manifestantes pasaban d e 3.000, pidiendo
la construcción del ferrocarril en la seguno»
sección de Calasparra á Almería y el ramal «e
Vera á Zurgena.
S,; iM- i!<;'!i';v,-.-: .- una Cnmisinu para gestionar
iii,reso!u;ií:,i •'. rvio asunto, <\v-^ tauto inMires»
á la comarca, y que aliviaría la penosísima Si'
tuación obrera.
*
•'i
ño VÜI.—Número a.725
i Ü BaÉÜ&MMÉ
g
farias personas importantes de Badajoz traj %M«n activamente para lograr del Gobierno la
restauración del histórico monasterio do Guadalupe, declarándolo monumento nacional, j '
que amenaza ruina hace 5'a tiempo.
Doña Dolores do !a Kiega y Castilla, viuda
de un Teniente coronel do ejército, ha dirigido
& las Cortes una razonada exposición, en la que
pide se le concedan haberes pasivos, fundándose en la diversidad do jurisprudencias establecidas por el Tribunal de lo Contencioso, al resolver casos análogos a! de la recurrente.
Tenemos nnticias de que muy en breve sa celebrará en Madrid U! a gran Asamblea do Secretarios de Ayuntamiento.
Están propuestos para individuos de la Academia de Bellas Artes de San Fernando los señores Moreno Carbonero y Pedrell.
Anteayer falleció en el Hospital provincial de
Madrid el conocido publicista D. Enrique Tavicl
de Andrade.
La falta de recursos le obligó á buscar asilo
en el benéfico establecimiento.
¡Descanse en paz el infortunado escritor!
Otra desgracia tenemos que lamentar los buenos aficionados á lo .bello.
El Director do La Ilustración Española y
Americana lia dejado de existir.
Reciba su distinguida familia nuestro más
sentido pésame.
^ ^
En los almacenes del comercio de los señores
García hermanos, de Jaén, se declaró el domin• go un terrible incBndio.
El fuego destruyó todo el edificio, caus*ido
además en el mobiliario pérdidas de gran consideración.
Por fortuna no hubo que lamentar desgracias
personales, excepto dos obreros que resultaron
neridos, aunque no de gravedad.
Al llegar á la esquina de la de las Torres,
sonó un disparo en el interior del carruaje; Víctor Duro se había disparado un tiro por debajo
de la barba
En el mismo carruaje fué conducido á la Casa
de Socorro del distrito do Buen o vista.
. Allí so presentó el Juez do guardia, tomando-"
fo declaración.
El suicida se negó á manifestar los móvües
que le habían icducido á tomar tan desesperada
resolución.
Antes de tomar el vehículo había enviado por
un mozo á su *ma;;ro lina carta diciéndolo lo
que iba á realizar.
A r í - o l i a t ' o pos* lan t r e i í . — U n vigilante
de la Conipafií."! de ferrocarriles, que estaba
ayer en las inmediaciones de la estación de las
Delicias, fué arrollado por el tron mixto que llegó á las t-ieto de la mañana, sufriendo la fractura do un píe.
En grave estado ingresó cu el Hospital provi m-i'lí.
M í i u d i ü S í i e í a t o d e t i e r r a » . — A l hallarse
ayer mañana un sollado perteneciente á un regimiento do los alojados en el cuartel de los
Docks extrayendo tierra en el Corrillo de San
BL-is, ocurrió «n despremámiento que lo arrasti ó, y lo hubiera sepultado, á no ser por el pronto auxilio que le prestaron varios oficiales del
ejército y uua pareja de la Guardia civil.
En grave estado, por consecuencia de las lesiones que recibió, fué trasladado inmediata»
mente al Hospital Militar.
K o b o s . — E n la calle de Carranza, número 6,
tahona de Domingo García, se cometió un robi)
consistente en gran número de alhajas y r o p ^
de gran valor.
—En la portería de la casa número 24 de I¿
calle de la Cabeza se cometió otro robo; la persona robada advirtió la falta,de 120 pesetas y
varias ropas.
F e q n e f i o ÍTicesidio.—Por haberse inflamftdo el hollín de una chimenea so inició ayer
tarde un incendio ea la calle del Cid, número 4.
Jfuó sofocado sin consecuencia.
En San Feliu do Guixols se ha descubierto
que en un estanco abrían desde hace tiempo todas las cartas depositadas en el buzón.
La dueña del estanco ha sido detenida.
Se ha descubierto en Manila un importante
desfalco, cuya suma asciende á 600.000 duros.
El General Blanco ha decretado la prisión de
algunos altos empleados de la tesorería y contaduría central.
Entre los detenidos figuran el Tesorero y el
Contador.
Se ha inaugurado en el Puerto de Santa María la fábrica Electra Peral Su Director, el distinguido exmarino y electricista, fué muy vitoreado.
genoias d e los conservadores y de los proteccionistas liberales, y discutirlo luego en
pocos días.
De este modo q u e d a r í a aprobado a n t e s
del 31 de Diciembre y no volvería el Gobierno á infringir la Constitución.
El proyecto comenzará á discutirse en la
sesión de hoy.
1
Como alguien q u e está interesado en que
el proyecto no se a p r u e b e se propone pedir
que se cuente el número d e Diputados a l comenzar la sesión, el Ministro de la Gobernación ordenó anoche que se enviase u n a circular 5, los Diputados de la m a y o r í a ordenándoles que á las tres d e la t a r d e en punto
estén en el Congreso.
V e r d a d es que estas circulares son p a r a
los Diputados de la m a y o r í a el p a n cotidiano.
¡T quieren N a v i d a d e s !
Conspjillo.
Después de la sesión del Congreso se reunieron los Ministros en Consejillo, que duró
cerca de u n a hora.
Después de a c o r d a r q u e hoy comience el
d e b a t e arancelario, como antes indicamos,
los Ministros discutieron ampliamente la
cuestión de los cambios con Filipinas, q u e
h a n llegado á u n estado inconcebible causando g r a n d e s perjuicios á los Oficiales de
m a r i n a y á los empleados civiles.
Quedó e n c a r g a d o el Ministro d e U l t r a m a r
de b u s c a r u n a fórmula de compensar en
algo estos daños, en tanto se e n c u e n t r a solución al problema.
Sagasta indicó q u e u n medio sencillo seria
suprimir el d-asouento del 10 por 100 que sufren en sus h a b e r e s lo3 militares y empleados civiles, pero esto recaí g a r í a el presupuesto d e Filipinas en u n m i l l o n e e pesos,
cantidad q u e pareció crecida á los consejeros.
El Sr. Abarzuiza p a r e c e ser q u e a c e p t a r á
esta solución, si bien limitando la rebaja de
descuento á u n 6 ó 7 p o r 100.
T a m b i é n cambiaron impresiones los Ministros sobre el canje d e la moneda en Puerto Eioo, a c o r d a n d o e s p e r a r el d i c t a m e n d e
la J u n t a d e moneda.
E s t a se reunió anoche en el Ministerio de
Hacienda y comenzó á discutir el dictamen
de la ponencia q u e se nombró en el mes pasado.
Según noticias q u e tenemos por e x a c t a s ,
los individuos de la J i j n t a de m o n e d a no están de acuerdo en n i n g u n a d e las solucio
nes propuestas, por lo q u e es de temer no
se p u e d a resolver el conflicto monetario de
P u e r t o Rico en algún tiempo t o d a v í a .
Actitad dudosa.
Del final del d e b a t e político no se h a comentado más que el discurso del Sr. Carvajal.
Aquel trozo d e historia contemporánea
que sacó á relucir Cánovas con notoria inoportunidad es cosa vieja, y la famosa c a r t a
que d u e r m e glorioso sueño en los archivos
de la Academia de la Historia nos l a sabemos de corrido.
Los Diputados, p u e s , h a c í a n en sus comentarios caso omiso del discurso del señor
Cánovas.
El discurso de Carvajal se t o m a b a como
dato solamente.
L a defensa q u e hizo, si bien encubiertamente, d e la evolución posibilista, no p u e d e
entenderse siuo como .própóátD pa^a seguir
á A b a r z u z a y compalteros en su e n t r a d a eji_
la m o n a r q u í a .
Sólo creyendo, como Carvajal h a declarado creer, que la República no v e n d r á
n u n c a , puede decirse lo q u e Carvajal dijo.
Ya A b a r z u z a premió sus esfuerzos declarándole único heredero d e los posibilistas
republieaiiós.
€o«ta8 d e l a m a y o r í a .
La v e r d a d e r a noticia de a y e r , la más importante, la m á s transcendental que pudo
cotizarce es la actitud de los chicos de la
m a y o r í a , que á tod^ trance quieren aband o n a r el Congreso y marchar.5e á disfrutar
l a s delicias del h o g a r como estudiantes
ansiosos por librarse de la férula universitaria.
Según nuestras noticias, en t i Gobierno ciP r e t e n d í a n algunos hoy q u e con el ines•^il se instruye un expedie; to contra dos guardias de orden público que en el mismo día, á la p e r a d o y trágico ñ a del debate político cohora del incendio de la calle de la Montera y á m e n z a r á n las vacaciones de N a v i d a d .
instancias de un inspector de tranvías acompaA Vega Armijo no le pareció mal la idea,
ñaron á un caballero á la delegación de vigi- p o r q u e el Presidente del Congreso es de los
lancia
q u e m i r a n con malos ojos el proyecto de reSegún parece, este señor se había negado á forma a r a n c e l a r i a .
satisfacer diez céntimos, importe de un p'a aje,
Los muchachos a d u c í a n a r g u m e n t o s i r r e Porque una de las portezuelas del vehículo no
futables:
corría bien.
—Señor Presidente: ¡Estamos roncos, canEa el juicio de faltas, celebrado en el Juzgado del Centro, fué condenado á la multa de 25 sados, sin fuerzas, famélicos! Consecuen-,
pesetas.
cías del debate político. ¡Aquellas consignas
Ahora bien, parece ser que el caballero en q u s v e n í a n de uno y otro Jado p a r a inteCuestión tiene iníiuencia bastante para que á r r u m p i r á Salmerón, p a r a reírnos de Mella,
los infelices guardias, que ea nuestro concepto -para v o c e a r á A z c á r a t e , p a r a no dejar hacumplieron con su deber, se les forme expo- blar á Marenco, nos h a n hecho mucho d a ñ o .
diente y acaso aean arrcjadoá del cuerpo.
Como nos consta que para el señor Duque de Además, la incertidumbre en que A b a r z u z a
nos h a dejado sobre eso de la accidentaliTaniames no valen las influencias, sino la ra
2ón,-esperamos que se entere de la verdad de d a d ó la esencialidad de las formas de go¡o ocurrido y seguramente obrará en justicia. bierno y lo de la consustancialidad de la
democracia y la m o n a r q u í a , , no p u e d e cuLa sesión celebrada ayer por la Junta muni- r a r l e sino cantando villancicos.
Pero Gam'azo tiranuelo, ese Caligula de
cipal de Asociados careció de interés.
El asunto más importante que fué tratado es menor cuantía, exige que se a p u r e n los días
*1 referente al tendido de cables aéreos destina- hábiles del mes p a r a discutir el proyecto de
dos al alumbrado clóctrico, a| robándose que el reforma arancelaria, que no p a r e c e bien al
arbitrio sea de tres céntimos por metro, en vez país que los Diputados den p r u e b a s de las
de 58 que proponía el Municipio,
pocas g a n a s que tienen de t r a b a j a r .
A esto l l a m a n S a g a s t a y Gamazo l a política útil y práctica que exigen las actuales
•ME»
circunstancias.
Le consta al Gobierno, de u n a m a n e r a
I n t e n t o d e s u i c i d i o . — V í c t o r Duro, jo- indudable, que el proyecto de reforma arxn^en de diez y siete años, hijo do la portera do la
tok f ó f | i K r « f i a m ^ l t l j p l p .
. casanúm. 17 da la calle de Alcalá, tomó ayer celaria no será ley, á menos como está retoañana un cocheen la calle del Arco de Santa dactado en la actualidad.
Hace poco tiempo, hablando del aparato fotoLo realmente prá,cti3e sería q u 3 el p r o - cronográflco do Mr. Demony, clamábamos con
María, dandc orden al cochero para que le conyecto se r e f ó r m a l a de acuerdo con l a s exi- tra la falta de naturalidad de expresión que
dujece á la do Alcalá.
Si§©@siis
ll@ todo yh jiocip
presentan las .fotografías por efecto de colocar
al cliente con demasiada premeditación y alevosía. Como remedio contra las fotograñas aitiflciosas, indicábamüs la conveniencia de reformar el material fotográfico actual, sustituyen,
dolo por el fotocronográflco, único capaz de
sorprender gestos y expresiones característicos
que den Qor resultado un retrato fiel. P«ro no
se nos oculta la dificultad de conseguir dicha
reforma dados los gastos que supone para los
industriales, y por tsto vamos á expon'er un
término medio que, si no realiza por completo
el ideal do la fotografía, ,"1 menos suprime el
trabajo de buscar el aspecto que míls convieae
á cada fisonomía, ofreciendo en una sola exposición diferentes aspectos.
El princi. al interés do una señora al retratarse es el de aparecer hermosa, aunque para- ello
haj's de sacrificarse el parecido, de donde resulta el retoque, más ó menos liábil, pero siempre
en contra do la verdad. La señora retocada en
efigie toca después las consecuencias do su debilidad cuando al ensoñar lo que ella quisiera
que fuera su retrato, oye exclamar: «¡Qué mujer tan guapa! ¿Es amiga do usted?»
Nadie ignora (|uo á la mujer le ocurre lo que
á las pinturas al oleo, que para apreciar sus per
fecciones es preciso escoger un punto de vista
determinado, fuera del cual todos son borrones
en !a maj oría de los casos; tal señora tiene un
perfil delicioso^ y en cambio vista do frente parece un sacerdote metido en carnes; tal otia.
Vista de frente, presenta una cara agradable, y
de perfil recuerda si pez espada; las hay, como
la mayoría de nuestras lectoras, que son guapísimas vistas de cualquier modo; pero al lado de
esta perfección suma bajo todos los aspectos, no
faltan ¡ay! de las que sólo pueden pasar... de
espaldas»
Es, paes, esencialísimo para la mujer el escoger la postura que más le favorece, y para ello
no hay otro medio que el de someterse á varias
exposiciones sucesivas, y comparando después
los resultados,, preferir el cliché que oculta los
defectos. Pues bien; la fotografía múltiple que
proponemos ofrece el medio de ahorrar tiempo
y dinero para dicho estudio de coquetería sin
exigir modificación alguna del material actual
mente en uso, y sí solo la adición de des buenos
espejos. El principio sobre qué el experimento
se basa es sencllll.':imo:
Una imagen colócala en el ángulo divüro f...r
madc por dos espHos SA vepvori".rn crR*! .-cf-i'.-'. -r
el ángulo mide 90°, cmitro veces si el áaxuSa es
de 72*, cinco si u¿> do üj", siett i r cy de i 5 ' , y.
teóricameijfo, u.n uúuicro iiifiuito de roc^ia civín
do las lunas so;-. ¡.¡nal las.
Ejemplos de reproducciones semejantes iiomos ofrecido á uuüKtvofi locior«.s en difurcutes
ocasiones, ya con fiue-i rocrontivos, ya con el
mismo fin que en el núvnero presente. Insistimos ahora, por haber sabido que esta novedad
fotográfica ha alcanzado gran aceptación en el
extranjero, y para ofrecer á los fotógrafos la
ocasión de intentar algo nuevo.
El procedimiento no necesita explicación; el •
modelo se coloca en el ángulo de los espejos y
de espaldar; al objetivo, obteniendo coa esta sola exposición su imagen de espaldas, de perfil,
de medio perfil..., etc., según el ángulo que formen los espejos y cí número de imágenes que
dicho ángulo suponga, A las que siempre so sumará la directa del modelo.
Claro e» que esto número no puede aumentar
infinitamente, porque las sucesivas reflexiones
de uno á otro espejo van robando luz á cada
imagen y alojánd-r>la cada vez más, por lo cual
conviene ser prudente y contentarse con la reproducción directa del modelo y siiB cuatro
imáffRitos; esto es, coa el resultado de u u á u g u
lo de 72».
Ea este diagrama hay un aparato y el mode
lo que ocupa uuo de los vórtices de un pentágono, cuyos cuatro vértices restantes marcan
la posición de las cuatro imágenes reflejadas,
Estas fotografías ofrecen verdaderas s.orpresas á las personas que sólo se conocen do frente,
por emplear para su aseo personal un sólo espejo.
Eespecto á las coquetas (y a los coquetos,
que también los hay, seamos justos), la«tndustria, fomentadora de tod.'ia las debilidades humanas, ha construido espejos de tres lunas en
que poder contemplar el espectáculo do la propia persona bajo aspectos diferentes; espeetáenlo que ñfa, y reproduce la fotografía múltiple.
— -
»mi •<mi"'"i'"••--—•—•••—
BIBLIOTECA DE «EL PAÍS»
—Desde Turgot no henjos tenido tan
buen ministro. El señor Necker es un
hombre honrado que sigue los principios
del otro, el cual quería consultar al pueblo, disminuir los impuestos, abolir las
veedurías y rendir cuentas. Los grandes
y prelados le obligaron á dejar el puesto.
Parece que «hora no pueden hacer lo
mismo con Necker. y que nuestro buen
Roy nos sostiene. De este modo los que
nos arruinar; tendrán más reparo y no se
atreverán á continuar con sus exorbiraates despilfarros. Ciando pasen cerca de
un infeliz jornalero, no podrán meiioH de
avergonzarse, calculandoque aquel IÍÜIUbre los mira con desprecio y dirán:—
V Aquel debe hab«r leído i as cuentas de
Necker y saber que estas plumas, estos
caballos y este coche proceden de su trabajo, y quo yo se lo he tomado.
Lo que más satisfacía al señor Juan
era que ei miüistro concluía su cuenta
diciendo que para pagar el déficit se haci'a preciso abolir los privilegios do IKS
conventos y de ios ¡euorcr-, :jbooaiidu
los imstno.^: impuGatcs que ios aldeanos.
—Esto es muy justo^-decía,—el señor
Necker tiene ideas excelentes.
La nueva de un gran cambio se extendió por el país. Por espacio de más de
tres semanas, Chauvel y su hija no parecieron por la aldea, dedicándose durante todo aquel tiempo á vender las cuentas de Necker. En Pont-á-Mouson las
compraban para Lorena y eü Khel para
la Alsacia. No se cuántas venderían,
Margarita me lo dijo des.pués muchas veces; ¡pero han pateado ya tantos'años!
Los días de mercado no se oía hablar
de otra cosa que de la abolición de los
privilegios y de la igualdad de los impuestos: •
—Hola, señor Juan, ¡parece que, al fio,
nuestros buenos señores y abades se verán obligados á pagar alguna cosa!
—Si. Nicolás, sÍ! E?e infame déficit
lienn iíí culpa. Los axitj;zuo» iiíipijcstos
DO bastaü yá y el pueblo uo podi-ia cubrir
el déficit; es terrible, terrible... ¡Que desgraciál
Y se reían ofreciéndose un poco de rapó, compadeciendo á los pobrecitos frailes y señores.
Esto pasaba el 81, mas la confianza
duró muy poco. Pronto se supo que el
conde de Artois, la reina María Antonieta
y el viejo ministro Maurepas no podían
aguantar al miaistro tendero que quería
rendir cuentas. La traaqui'idad aumeutaba y se teniú! algún;-! cosa; el viernes
2 de .Junio de 1781 cd señor Juau mandó
en br.Kca de sal al alfolí y encontré toda
la ciudad en moviaiieuto. La música del
regimiento del Brie tocaba debajo del
balcón del marqués de Talaru. Los tambores se detenían delante del palacio del
preboste y de la casa del mayor, marchando por destacamento como en los
días de Pascua, recibiendo los músicos
muchos agasajos. ¡Parecía una fiesta!
Mas el pueblo estaba triste; los vendedores de aves y leg'Uitibres, sentados en hilera en sus bancos, no daban voces según cofitumbre. No se Oi'a más mido que
la música en la plaza y los tambores por
lus calles.
Delante del despacho de la sal la gente so detenía. Jóvenes oficiales, cadetes,
como entonces se llamaban, con sus pequeños sombreros apuntados marchaban
en grupos de tres y cuatro, riendo como
locos. El tercenista contó mi dinero, me
entregó el saco por el ventanillo y eché
á andar.
Al extremo del mercado algunos tratautes en granos hablaban entre sí.
—Ya se ha concluido—decía uno de
ellos;—ya no podemos esperar nada. El
rey leba echado,
Al momento se me ocurrió la idea de
que á Necker lo habían destituido, puesto que hacía tres meses no se hablaba
de otra persona. Concluí mis asuntos*
de prisa y me volví á las Barracasl Los
soldados de guardia en la puerta de Alemaniafumabantranquilamente sus pipas,
jnjíando como do costumbre.
cuando llegué ¿ la hostería, el señor
Juan ya tenía conocimiento de todo por
los ínercaderes (jue regresabaa de la
.
Noticias de espectáGykis
I<aril.—Hoy martes, en la segun^da y tercera
sección, ,se verificará el estreno del juguíete cómico e i dos actos y cuatro cuadros, en prosa,
-^T
32
Martes 11 de Diciembre dr 1894.
mump
con coplas intercaladas, titulada La hija del
barba.
En la Comedia estreno do Los coiidenados,
que, á juzgar por los preparativos, será u u
acontecimiento.
Anoche se verificó eu Romea la reprtse d e
la preciosa zarzuela de Felipe PóíO¿;yRubio
Lo pasado, pasado.
ÚiM^mm&si é&i ém ÍÚm
?0Sü03
•oi 7. i Jki 10.
ÍIS'.ÍÍ30S
Deuda perpett'" i DjO interior.
Ídem id. peq
ídem id. iv. i
i te
ídem id. fin j r ¡no
Nuevas series G y H
Deuda perp"* -i 0[0 ext, í!891),.
ídom id. pequeños (1801)
Nuevas series Q. y H. (18íil)...
Deuda amortizable al 4 OíO....
ídem id. poquofios
>..
Billetes de Cuba (1886)
ídem 18ñt) núms. 1 al 485.000..
ídem del Banco Hipotecario...
Cédulas hipotecarias al 5 OjO..,
ídem al 4 OjO
Acciones del Banco de España.
Comp.* Arrendat." de Tabacos.
7B.35 78,40
73,35 78,60
73,50 7a,55
.? 7.% 30 73,35
.1 hl,4í) 81,46
.' ;;i,50 "SliGO
.1 82,25 82,55
.i 81,00 81,10
.i 30,95 81.15
._
.i 109.60 109,40
• I 98,85- 99,00
!• 99.05'
»
. | 85,50'
»
.(891,5O«»l,S0
..176,00476,60
CAMBIOS
Londres á noventa días fecha., ,f 27,95 27,^2
París, ocho días vista
| 11,30! 11,30
Berlín, ocho días vista
< » f »
tmmmmBmmmmmmmmmBsm ! ^
Fumcíicines paras t t o f »
0
p e r a . — 8 li2.—F. 29 de abono.—T. 2.' ¡mpar.— Aida.
á ^ O R a e d l a . -8 li2.—Serie 2.*—Los condena«^dos (estreno).
M T i a c e s a . - 8 Íi2. —P. 53 de abono.—T. iia* par.—María-Rosa.—La sota de bastos.
*3^fa.',-i!'.K«^ía.-!• A lus ocho y tres cuartos.—
••-'— tllrití
g
es %
í Ucfc.
«ís.
81i2.~Lavid8 es sueño. - L a
>!psiji! .'1 de los apuros,
la á la salida )
ll2.—Campanero y sacristán.-—La
bí l:a i a la Paloma ó el boticario j' las
>l08 mal repri-midos. - Cádiz.— (Se*ht laido a-í y ci
acto )
a r a . S 1T2.~ Serie 3."—T. 3." i m p a r . - L a
b o r o n d a . - L a hija del barba (estreno).—(Segundo acto de la misma).—Chifladuras
L
( 4 Í a ¥ » . - 8 li2.~El moro Muza,—Campano-E
ro y sacristán.—Tío, yo no... he sido.—El
tambor de granaderos.
-8 3[4.
^ses del
Los dio-
Olimpo.
^ © H i c a . - 8 li2. Golpe secreto —Lo pasado,
* ^ p a s a d o . - D e P P y W.—Academia de hipno
tismo.
i a r t i w . - 8 li2. F. 74 de abono.—Turno
'par —El vecino de ahí al lado.- La ducha.
—(Seg'tfndo acto de la misma ) - E l nuiestro de
bailo,
a,i'clíM d e fSssKísí S i e í i r o . — Todos los
Já ciuco
días, do nueve á doce de la mañana y de doa
de la tarde, sesiones de patines en la
parte reformada del patinadero. Tío Vivo, grau
tiro de pistola y carabina, Lawn Teuuis, velódromo, et •.
Entrada al jardín, una peseta.
« t i - A l a i (calle de Alfonso XII).—3 do la tarJAyes
de.—Gran partido de pelota entre Arana y
taran contra Chapaste y Urbieta.
l a r q a e d e M a d r i d . (Casa de-Fieras).—
Exposición zoológica todos los días, de nueve á doce de la mañana y de dos de la tarde al
anochecer.
i ^ n s l a ( M a d r i d 31 « i d e B n o ) . —Carreras
* * d e trineos.—Tiro panorámico.—Tiro de salón.—Columpios.—Pim-pam-pum. — l^atines.—
M. Malleu con sus fieros leones.
HOMBRO, impresor* do KI. PAÍS,
Telefioao 879,
TndewK», U .
;.'y" ^jw.'^'*-;^t.,J
HISTORIA DE LA REVOLUCIÓN FRANCESA
29
sus repartidores y lo arreglaban del mejor modo posible para que les fuera menos sensible. A estos repartidores se Íesllamaba: ¡los elegidos! y ^or eso se decía:—Los países de ele'cción.—Mas desde hace unos dofe'cientos años, los intendentes nombraban los repartidores y esto les conviene, más.
Y me guiñaba el ojo.
—¿Me has comprendí! ' Miguel?
—Sí, señor Chauvel.
—^Pues bien, para los }
s del Estado ó conquistados, como ei nuestro de
Lorena, la Alsacia, Bretaña y Borgofla,
es diferente. Aquí los intendentes no lo
hacen todo; los nobles y los obispos se
reúnen de tarde en tarde en asambleas
provinciales y votan los impuestos que,
corresponden á su provincia para atender á las obligaciones del Estado, y como ellos dicen, este es el don gratuito...
el asunto del rey; después sus propias
necesidades, sus caminos, sus canales,
etc. Antes do entregarse, nuestro país
puso sus condiciones. ¡Los. nobles y los
obispos las estipularon! EII0.S arreglaron
la capitulación, conservando tedas las
•ventajas y prÍFÍlegios. En oaanto á nosotros, pobres infelices, nosotros pagamos, ese es nuestro derecho; ¡nadie nos
lo quitará! Nosotros pagamt)S no solamente las atenciones de nuestra provincia, sino que después de la capitulación,
tenemos que atender además a las necesidades del rey; esto es mny -claro; ¿me
has comprendido, Miguel?
—Sí.
" ®.
—Pues bien, procura no olvidarlo.
El señor Juan se enfnrecia.
—¡Mas esto no es justol—decía dando
puñetazos en la mesa,—¡esto no es justo! ¿No somos todos franceses? ¿Nosomos
de la misma especie, de la misma nacían"?
¿Por qué entonces unos botan sus impuestos y otros no hacen más que -pagar? Pues qué, ¿los gastos y los impu^tos no deben convenirse entre todos?
—Indudablemente—decía Chauvel con
mucha calma.—Y también las piertas y
Sn otra época estos países nombraban iodos los impuestos que peísEO sobre los
una cantidad determinada por persona.
Cuando se trataba,de los diezmos, veía
el encargado del convento, con su percha y sus carros, gritando por medio de
los campos durante la recolección:
—¡Eh, apartad la oncenal
Entonces, aun en tiempo de tormenta;
cuando amenazaba lluvia, era necesario
colocar las gavillas en fila; el encargado venía con suma calma, y sin alterarse separaba las más hermosas á nuestra
vista echándolas en su montón.
¡Todo aquello era muy claro!
Comprendía también perfectamente los
derecho.-? sobre bebidas, las trecenas sobre ventas, los de peaje, arrastre de
mercancías, los derechos reunidos, los
reservados, los de tarifas, construcción,
imposición, los de entrada, de puertas,
de engrase, etc. No teüía más que fijarme en k s barreras, mercados, alcaldías,
y después en los registradores, visitadores, inspectores, aforadorcs, agentes de
pdicía para los vinosa, celadores de comestibles, peritos de guandiantes, de
cerveza, en Jos jurados de ventas, alguaciles, visitadles de hend, agavilladores,
medidores onciales, almotacenes, veedores de cerdos, revisores de carnicerías,
y otros mil empleados que iban, venían,
tocando, mirando, abnendo, desenvolviendo, deteniendo, aprendiendo y confiscando... Todo esto lo comprendía,
bien.
Chauvel me explicaba lo demás.
—¿Tu quieres saber lo que es un país
dp elección?—me decía sentado tranquilamente en el hogar;—pues es muy fácil de explicar. Un país de elección es
una antigua provincia, una de las provincias como París, Soissons ú Orleans,
que formaron el reino de Francia. En
ella los intendentes nombrados por el
rey lo son todo y lo hacen todo; fijan los
impuestos á su capricho y nadie puede
reclamar. .Los males que causan, á olios
mismos se reclaman, siendo los que sentencian. '
8
Martes 11 de Didetnbrefde 1894.
EL
PAÍS
Afto Vm.^Númeroi.ygS __
PASTA PECTORAL m... F. BORRELL
ESTOMAGO
L M Bítomacales Maitre y Bobin, regiilarizan las digesUones perturbadas y perezosas, hacen desaparecer la pesadez qae sigue á las comidas, así como también la flatuosldades, eructos y las altemai:- ^^ de astricción y diarrea. Aquellos enfermos de estómag<j, preocupados en su ánimo por
padecimiento digestivo, curarán prontamente y verán cambiar su carácter. La depresión|de ánimo consiguiente á tristezas inmotivadas, el mal humor constante, la misantropía
de todas las horas, el genio irritable y la hipocondría consirniente, desaparecen á medida que gana terreno la curación
á beneficio de los Estomacales del Instituto Audet. Se venden i 8 y 4 pesetas en las boticas, Hortaleza, 110, y M. Gartía, Capellanes, 1. Consultas y notieiaa al Instituto Audet.
Madrid Moderno, Madrid.
Polea 3iigiénica
8o adquimen vigorosas fuerlaa'y desarrollo del pecho en
poeoa días. La más moderna,
nncUIa y portátil Oarretaí
18, Bacar Quirúrgico, frente á
Pombo y Qobemacién.
arato caballo de tiro cuatro
afioB. Vaialar. Picadero de
reí & onatro.
B
EPILEPfíffi
Y TODA
^ afección
•9 CtTHA ladicalmente con la
POCIÓN ANTIEPILÉPTIOA
asi DS, SANitlGUBL. Pídante pro»pecto« Botica de la Oon», 0ign&s, 6, Barcelona. En
Madrid, Bonald, gorgnera 17.
Enfermos del OÍDO
fenereo ]f sífilis
£l AceUe Nettbert cura
las sorderas leves y los síntomas molestos del oído.
Con su uso disminuyen y
desaparecen los ruidos y los
vértigos, expulsa el cerumen
y restablece la audición.
4 pesetas boticas, Hortaleza, 110, y M. García. Consultas y noticias al Instituto
A u d e t , Madrid Moderno,
Madrid.
Curación ó inmunidad con
los remedios antisépticos. Antiblenorrágico Ivel, para curar todo flujo uretral (purgaclones, gota militar, etc. AntisifilUico Cowper, para la
sífilis en todos sus periodos.
l4tJlfA, 11,
LA MEDICINA POPIILAB
j P I L D O R A S AntisépticaadelDr. A U D t ú T I j
•
m BOTICAS
MODIFICAN EL ESPUTO|
9 •
1jl
S Í S S | DAN GANAS PE
COMEB||
ENFERMEDADES CRÓNICAS
FAKA USO BB MáoiCOS T BNTBBHOS
REYEUCION A LOS PROFANOS '
DI TODOS LOS SICUTOS DI LA UKDICniA
Doctrina sobra los padedmleotos inveterados más comanes)
sus medios más sencillos de curación, higiénicos y farmacoD B J. CASAMOTAS
ocino y manteca, 318. Sallógicos, estos de comprobada acción curativa y al alcance de
d« C D M H « r MMs» (ProTtaela d« Sevilla)
cfaichÑ, magro, longaniza
todas las Inteligoicias y fortunas.
y vaoa sin hueso, apta, mepropietario de Naratycdes,
dlo kilo.—Espíritu Santo, 18.
Especialidad en este artíoulo y ESENCIAS del mismo.
BNFEBMEDASBS NBBYIOSAS
Se mandan prospectos á quien los pida.
Doctrina y concepto; histerismo, neurastenia, hipocondría, ráe venden al contado ó á plabidos, vértigos, insomnios, neuralglaa, gastralgias, eto.
zos ó se permntau por otras
mSTOBU T DOCTBmA OB I.A TISIS
y hoteles, dos casas en esta
Bemedios preventivos y onrativos.
Esto acreditado hotel, que estaba situado en la Plaia de las
corte, otras dos en Vallecas,
todas de reciente construc- Barcas, núm.l, se ha trasladado á la CALLE DE I Í A U E I A ,
BBONQXJinS, ASMA T PUUIONÍAg CBÓNICAS
NÜM, 6, para cuyo objeto se ha construido nn edificio de planción, y nn solar en el Puente.
0au8as,i;ooncei^ y tratamiento*
También se venden caballos, ta, dotado de nn manantial de agua artesiana, con comedores,
BNTBBlfBDADBS DBt OOBAZÓN
coches y gnatniciones. Bazón habitaciones y salón de lectura ricamente decorados, como poANOIIÍA DBI. PBCHO T ANBUBISMAS
Orellana, número 8 triplicado drán apreciar los sefiores viajeros que lo honren con su visita,
Interpretaciones y tratamiento.
bajo.
BinnBBHBDADBS SBCBBTAS
Impotencia, blenorragia, venéreo y sífilis.
AFECCIONES DBI. ESTÓMAGO
10, Ma-lera, 10
Composición y digestibilidad de toda clase de alimentos
/unas, cristales, baldosas, molduras, biseladocomposición délas lechesj inapetencia, estreñamiento; hemo
^_ Capas & 20 pesetas.
10, Madera, 10.
rroides, cáncer del estómago, gastralgias, eto.
decorado y grabados,
Capas á 25 pesetas.
ENFBBMEDAOES OB LOS SENTIDOS
;
10, Madera, 10
Tista y oido.
Capas á 30 pesetas.
AFECCIONES DE LA PIEL
10, Madera, 10
DE GINES PEREANTÓN
E^Herpes, eczema, acné, eto.
Capas deslastradas,
REUMATISMO Y GOTA
desde 35 pesetas.
10, Madera, 10
DIABETES
OBESIDAD
Bealisaoión de trajes é infi- NOTA. Esta casa no tieoj)j$n la actualidad ninguna sucursal. ^Enfermedades hígado.
nidad de toda clase de géneros
C o n s e j o s á laa madrea y Hodrliaa
T
S
•
DI
I Í I J U A , II.
Agua de Azahar incomparable
El antinervioso HowaráB»
el tónico más poderoso del"
sistema nervioso, no tiene rí'
val para curar vértigos, mareos, el insomnio y pesamlias, temblores, ansiedad,
sensaciones extrañas, frió
calor, dolor, irascibilidad, parálisis, falta de memoria, de
voluntad y de resolución.
Obra reconstituyendo. Bemedio para quince días4p6setas.—Venta: boticas, Hortaleza, 110 y M. García, CaSellanes, 1.—Va por correo,
onsultas v noticias al Instituto Audd, Madrid Moderno,
Madrid.
¡CALMAN LA T O s J l O PESETAS [QUITAM U FATIGAy
TRATADO PRACTICO
AJnuusén el mejor Bwrtído y más barato de Madrid. Mobi
llanos para todas las fortmnas. Alqiiler de mobiliarios completos.
Precio, 10 pesetas boticas
Hortaleza, 110, y M. García.
—Consultas y noticias al Instituto Audet, Madrid Moderno, Madrid.
Hervios
DOCTOR AUDET
anttaOUn y «/<rMfomt«
U GOMFIiNZi
y catarros crónicos, por antiguos y rebeldes que sean:
curación con las célebres Pííopras antisépticas del Doc
tor Audet, Calman latos, disminuyen la expectoración!,
quitan la fatiga y dan ganas
de comer.
IMPOTENCIA
El Fluido vital. Gotas viriles, Óíóbulos vitales y Perlas del Serrallo (5, 6, 35 y 40
pesetas), son los únicos remedios bien informados por
la razón sana de un pensador ilustre para curar sin
riesgOj y coa la mayor solidez, impotencia,
derrames
seminales, y demás desarreglos genitales por abusos ó
vejez. Son tónicos vigorosos
y curan aun cuando sé hayan ensayado otros remedios
s i n resultado positivo. —
Venta: boticas, Hortaleza,
110, y M. García. Van correo. Consultas y noticias al
Instituyó Audet, Madrid Moderno, Madrid.
A«ifca € • >iriMt<Mr—
wrmi^atmM» 9*m K. WwmémMmM.
ÜBada como explica la inirtraeclóni combate laa gastara.glaayotras afecciones del estornino, Praoio, 8 y 10 reales
frasm. Depósito, Madrid, farmaelada B, Hemándei, Mayor
número tr,
Tisis
Reuma y gota
Para acallar el dolor 60.
pocas horas, tómense las Pildoras antirreitmáticas del
Dr. Audet. P a r a prevenir
nuevos ataques, alejarlos y
curar la diátesis reumática,
debe emplearse el Antirreumático Beysser; resultados
Precio: 4 pesetas en las siempre admirables.
boticas, Hortaleza, 110, y M.
10 y 4 pesetas en las botiGarcía. Van por correo. Con- cas, Hortaleza, 110, M. Garsultas y noticias al Instituto cía; consultas y noticias al
Audet, Madrid Moderno, Ma- Instituto Audet, Madrid Modrid.
derno, Madrid,
i los p puleGaD dd astómagc
¡Mit mngnuia onkéna,
_ éxito
. _ son
_ 1« prsel» de k laperiorldftd de
pMta,ea?»%omposlaió»^w<
. SMnta ir eiuiro _lOtoí de
tai poi completo dd opio y B U pnpttmtókmn no pnede producir los palUeroaoB iaBoftados dis otros poctorwt^
BficMÍBinuii contra las afecoiones del pecho, como eatarros, asma, bronquitis, resfriados y toda ciase ™ ^
por rebelde y crónica que se». Un detallado prospecto iúfiea la manera de Uan esta pasta, la m*8 * B * ^ r '
y buata. Exíjase la firma y rúbrica del Dt. Borrell. Precio, 1,JÍ pesetas la oaja en toda Espall*. u w
punto de Tenta en Hadrid: farmada de Borreü Btrmanott Puerta del Sóli i i y prlneipalee drogaena»
OATABBOS
REBELDES
TOS
RONQUERAS
E IRRITACIÓN
DB
er«nleo8.
M^ ' ^ Ü T « ^
GARGANTA
S e e n r a n r a d i c a l m e n t e c o n el]
J A R A B E PECTORAL D E R. H E R N Á N D E Z
Mayor, 27 y 29, Madrid.—3,60 pesetas frasco.
HULES
Gomas impermeables y ehao'
oíos grandes surtidos.—Carretas, 18, frente á Pombo y Go«
bernación. Basar Quirúrgico.
•••••««•III-nn
^
—
^
—
—
ñ a u * « • • • • « e »Mra«s.
W A S A Benta 6.780 pte Bazón
Ooat.» AngeleB,|2, port*, 3fcB
Hotel de las Cuatro Naciones.-Valencia
Capas á 15 pts.
NO COMPRAR
sin ver antes clases 7 precios de la casa
A 7 pesetai^
OCS.A.iSIOZ^
VENTA DE UNA
Wm Di OW M i i
TIRADA: 4.000 EJEMPLARES POR HORATAMAÑO DE PLATINA: 1,13 POR 1,30
DIRIGIRSE A MIGUEL ROMERO, IMPRESOR!
T u d e s c o s , 3 4 , Madrid,
Cta. Sto. Domingo, L Madrid.
Carbones minerales. Preciados. "24
EL LUNES
ha dado principio la anunciada liquidación consular de la
testamentaria de la antigua
y acreditada casa del modisto
lír. Augusto Besangon; donde encontrarán ricas sedas,
terciopelos, pelnches, lanas,
cintas, flores, plumas, sombreros, pasamanerías, gasas,
encajes y todo el mobiliario
de la casa. Horas de despaeho: de 9 á 12 y de 2 á 7.
Puerta del Sol, 4, principal.
¿llujasoroyplata
platino y galones se compran.
Zartgoift, 4, platería.
Presentando este anuncio se canjea gratis por nn biUete en
combinación con la lotería de Navidad. Por esta medio pnede
ana persona ser rica sin costarle un cuarto.
Calendarios americanos
No comprar gin ver antes el i^ran surtido que presenta esta
antigua casa.
16, C o n c e p e i ^ s J e r t f n i m a , 16.
NO MAS SABAÑONES
Tintura Infalible de Castillo.
Con solo tres días de uso de esta TINTURA desaparecen,
por rebeldes que sean. 1,25 ptas. frasco. Único punto de venta,
Perfnmeria «La Perla China», núm. 88, (frente á la Plaza de
Matute).
ülCasi regalado!!!
Liquidación de galerías y bastones para portiers, en dorado,
negro, nogal, caoba y tallado. Braseros dorados, efectos de
chimeneas y batería de cocina. Grandes rebajas. Caballero de
Gracia, 28, ferretería (frente & la del Clavel).
Obra sin igual
CLARA, CONCISA Y PROVECHOSA
Precio. 5 pesetas.
En la Administración de esto periódico, y se remito previo
envío de su importe en seDos ó giro. Certificado, 50 céntimos
de peseta,
GOlPiSíi NAGIONU.
Son los meiores chocolates conocidos
Pedid en todos los establecimientos de España y Ultranuir
las acreditadísimas marcas de esta fábrica
Las Calatravas i^Se? ""^^''''"^''
La Purísima y RR. Padres Agustinos
Su exquisita calidadliace que el que los pruebe una sola vez,
los prefiera á todos los demás.
Fábrica y oficinas: oalle Manuel Cortina, núm. 3 (Chamberí)
Boca, garganta y voz
S^Pastllla» Clorato Borato sosa j Cocaína
(Duración segura de las irritaciones de la boca y garganta,
atonía, mal olor, toses y catarros. Muy asadas por cuantos necesitan tener la voz clara. Caja 1 peseta 60 céntimos.
F a r m a c i a Crarcerá, P r í n c i p e , 1 3 , ü l a d r i d .
¡Se r e m i t e n p o r c o r r e o c e r t i f i c a d a s .
8efloi*es anunciantes
La Agencia de Publicidad de Emilio Cortés CDesengafio, 23) es la que verdaderamente hace más ventaja*
á sus clientes y la que cuenta con combinaciones más
ventajosas, que se remiten á quien las pida.
Las muchísimas órdenes conque honran esta casa todos los días los sefiores anunciantes, es la mejor prueba
de nuestro cumplimiento.
Anunciospara trancas, teatros, vallas, farolas anunciadoras y cuantos medios de publicidad existen.
Servicio especial para esquelas de sepelio, novenario
y aniversario en todos los periódicos de Madrid.
Anteojos legítimo cristal de
roca, gatantiiados y recomendados por los mejores ocnlistas. Los hay á 8 ptee. de imitación, inofensivos. Se hace»
composturas. Carretas, 13, Bazar Quirúrgico, frente á la calle de San Bicardo.
íiano vertical se vende barato. Principe, M, 1.° droka.
P
y Filosofía y Letras,
Salcedo. Valverde, 21,2.°
Derecho
AVISO
A todo el que necesite amne*
blar casa con muebles modernos, elegantes y bien construidos, diríjase á L a A m a c
bladora, calle Mayor, 8fi moderno. Tenemos nn inmemíO
surtido de mobiliarios desds
el modesto hasta el de más lujo; precios económicos, atendida su buena construcción.
Catálogos gratis.
sueltos ó procedentes d e (lonespondeneias
antiguas y colecciones comprados á preciot
altos por el Sr. Mallet, de Falis. 88, me Lacondamine.
A domicilio
Un Profesor de Matemáticaa y de Latín y para dirigir
an Archivo con arreglo á di- ,
plomática. Informarán en esta Dirección.
mm
30
BffiLIOTECA DE «EL PAlS.
pobres, mientras que los nobles, los con- Arzobispos, jurÓ nuestro exterminio:—
ventos, y hasta los particulares que em- «Yo juro dedicarme incesantemente, y
piezan á elevarse, ape'nas pagan nada, empleando todo mi ¡poder, á exterminar
rtodo esto no es justol ¿Mas para qué ha- la herejía en todos mis estados.» Vuesblar de ello? Nada conseguiremos.
tros curas, que extienden laspartidas de
Nunca se exaltaba. Recuerdo haberle bautismo y que debieran servir á todos
oido narrarnos las desdichas.de sus an- los franceses, rehusan extender las nuestepasados sin inmntnrse; cómo los ha- tras y legalizar nuestros casamientos y
bían arrojado de 1.. \i .chela, quitándoles defunciones. La ley nos prohibe ser juetierras, dinero y t -, ; cómo habían sido ces, consejeros y hasta maestros de esperseguidos por tuda la Francia, arran- cuela. Nosotros no podemos vivir en el
cándoles sus hijos para educarlos en la mundo más que como los animales; nos
verdadera religión católica; cómo óaás aislan por completo, y sin embargo,
tarde, en Lix.heim, les habían mandado ningún mal hacemos, reconociendo todos
á los dragones para convertirlos á sa- nuestra honradez y laboriosidad.
El señor Juan replicaba:
bl
—Es horrible, Chauvel, ¿pero la cariizos, habiéndose salvado su padre en
dad
cristiana?...
el bosque de Granfthal, adonde su madre
é hijos se habían refugiado el día ante—¡La caridad cristiana!... ¡Siempre la
rior, renunciando á todo, antes que á su hemos tenido! ¡Si no la hubiéramos tenireligión; cómo su abuelo había estado do! Pero todo se paga con creces... ¡Es
encerrado en las galeras de Dunkerque preciso que todo se pague!... Si no es en
trece años, la pierna atada constante- un año será en dos ó en diez; y sino en
mente al banco del remero, con un ver- diez, en ciento... en mil... ¡Pero todo se
dadero verdugo, por jefe, que le destro- pagará!
zaba á palos, muriendo de sus resultas
Con esto puede comprenderse que Chaumuchos calvinistas; y cuando tenían qu© vel no habría de contenta^, como el
batirse, como aquellos infelices galeotes señor Juan, con un poco de^roidad y de
veían á los ingleses apuntar sus tre- aminoración en las cargas. Sin más que
mendas piezas, cargadas hasta la b o c a - mirar en su tez pálida, sus labios concolocados en sus bancos, á cuatro pasos traídos y su nerviosa musculatura tenía
sm poderse mover,—y bajar la mecha uno qne decir:
sobre el cebo ¡saliendo el disparo! y des—¡Este hombre quiere todo ó nada!
pués las balas, los clavos ó las astillas; Es capaz-de esperar eternamente cocómo les arrancaban las piernas y los rriendo toda clase de peligros para hacer
brazos, arrojando el resto de sus cuerpos la propaganda de sus ideas; nada teme
al mar una y«e concluida la batalla.
y de todo desconfia; si llega la suya, ¡seNos contaba aquéllas cosas, que nos rá peligroso tenerle por enemigo!
hacían temblar, tomando un polvo de
Sin discurrir esto —porque yo era aún
tabaco, mientras su pequeña Margarita muy
joven,—lo sentía en mi interior;
*• le miraba con sus hermosos ojos negros
respetaba
mucho al señor Chauvel, y en
toda emocionada.
cuanto
le
divisaba
me quitaba la gorra
Siempre concluía diciendo:
para
saludarle,
pensando:
—Sí, he ahí lo que los Chauvel deben
—Quiere la dicha de los aldeanos; por
á los.^tbones, ¡al gran Luis XíV y á consiguiente
¡estamos reunidos!
Luis XV el lauy amado! ¡Es curiosa, cierLos
periódicos
hablaban en aquella
tamente, nuestra historia! Aún hoy día,
época
de
un
déficit,
exclamando mi payo mismo, no soy bueno para nada, no
tengo personalidad civil. Nuestro buen drino continuamente que no comprendía
Rejr, como sus antecíw»res, en cuanto de dónde podía provenir aquello; que el
subió al trono, rodeado de BUS Obispos y pueblo pagaba religiosamente todas sus
HISTORIA DE LA REVOLUCIÓN FRANCESA
31
cargas, que no le dispensaban ni un frailes demasiado orgullosos y buenos
céntimo, aumentándoselas en cambio para permitirlo.
¡Recuerdo las cuentas del señor Nectodos los días; probando aquel déficit
que existían ladrones que no podían ser ker o.omo un sueño! Todas las noches mi
gentes de nuestra clase, pues una vez padrino hablaba de elias: la guerra de
recaudido el dinero de los impuestos, América, Washington, Bochambeau, Lalos aldeanos no volvían á verlo ni de fayette, los combates en el mar de las
cerca ni de lejos, siendo consecuencia Indias, todo había quedado olvidado pCT
clara que los ladrones estaban cerca del aquella cuenta que él desmenuzaba haciéndole suspirar:
Rey.
—¡Casa del rey y de la reina, tanto!—
Valentín al oirle levantaba, las manos
decía leyendo,—¡casa de los príucipeá,
al cielo, diciendo:
—¡Señor Juan, señor Juan! ¿qué estáis tanto! ¡Personal de recaudadores, guardiciendo? Fijaos en que alrededor de los das, pagadores y registradores, tanto! ¡Coreyes no están más que los príncipes, munidades, casas y edificios religiosos,
duques, barones y altas dignidades de tanto! ¡Pensiones sobre las arcas, tanto!
¡Y siempre por millonest ¡Yo no he visla Iglesia; que todos son personas de
honor, que se estiman en. más que todas to jamás un hombre más furioso!
las riquezas del mundo.
—¡Ah!—gritaba;—aquí se ve de dónde
—Está bien—replica el maestro brus- viene nuestra miseria; porqué va la gente
camente;—piensa como quieras y déjame descalza; por qué tantos millares de
que yo discurra lo que me convenga. persona^ perecen perecen de hambre
No es posible que me convenzas de que y frío y por qué tanta tierra queda
los aldeanos, los obreros y hasta la clase sin cultivo. ¡Ah! ahora se comprende
media, que en nada intervienen más que todo. ¡Dios mío! ¿es justD que los pobres
para pagar, sean la causa del déficit. den todos los años 500 millones al rey,
Mi padrino tenía razón, porque antes de y que no tenga bastante., resultando
la revolución el pueblo no podía mandar 56 dé déficit?
sus representantes para examinar las
—Sí, es muy triste—decía Chauvel,—
cuentas; los señores j obispos lo tenían más es preciso reconocer que tenemos
todo monopolizado, siendo los arbitros mucha suerte en saber qué se hace de
en absoluto.
nuestro dinero. ¿A dónde va? Enfin,aunMas en honor de la verdad,' nadie te- que paguemos mucho, sabemos lo que
nía aún seguridad del déficit; la gente se hace.
Entonces mi maestro, casi desesperahablaba y algunas veces los periódicos
majs siempre en lenguaje embozado do, le replicaba:
—Tenéis razón; es muy agradable sacuando el rey nombró ministro á Necker,
comerciante de Genova. Aquel hombre, ber que yo trabajo sin descanso para que
á estilo de los banqueros que no quieren compre palacios el señor Sobisse; que yo
presentarse en quiebra, discurrió forma- me prive de todo para que el Conde de
lizar la cuenta de toda Francia, poniendo Artois de funciones de 200,000 libras;
en una parte los ingresos y en otra los que yo me reviente noche y día para que
la reina mande dar una pensión diez ve- '
gastos.
Los periódicos llamaban á esto las ees mayor que cuanto pueda uno ganar
durante su vida al primer noble arruinacuentas del señor Necker.
Era la primera vez que se decía á los do que se la presente. ¡Esto es muy agraaldeanos en qué se invertía su dinero, dable!
A pesar de todo, la idea de que iban á
porque esto de rendir cuentas á los que
pagan, sólo podía ocurrírsele á un mer- rendir cuentas le halagaba, y una vez
cader, siendo los señores, los abades .y desahogado su coraje, decía.