Dirección editorial
Florencia N. Acher Lanzillotta
Dirección de arte
Natalia Fernández
Coordinación editorial
Georgina Ricci
Diseño de tapa
Cecilia Aranda
Edición
Silvina Chauvin y Gustavo Castaño
Diseño de maqueta
Natalia Fernández y Cecilia Aranda
Autoría
Ariela Kreimer, Lucía Natale, Daniela
Stagnaro, Cecilia Gago, Pablo Klappenbach,
María Stegmayer y Eugenia Depierre
Diagramación
María Clara Gimenez
Carolina Mareque
Rosana…
Corrección
xxxxxxxxxxx
Documentación fotográfica
Mariana Jubany
Ilustrataciones
Diego Moscato, Rodolfo Fucile,
María Abásolo, Sabina Álvarez Schürmann
y Nicolás Bolasini
Preimpresión y producción gráfica
Florencia Schäfer
© 2014, Edelvives.
Av. Callao 224, 2º piso. Ciudad Autónoma de Buenos Aires
(C1022AAP), Argentina.
Lengua y literatura I / Lucía Natale... [et.al.]; coordinado por Georgina Ricci; dirigido
por Florencia N. Acher Lanzillotta; edición a cargo de Silvina Chauvin y Gustavo
Castaño. - 1ª ed. - Ciudad Autónoma de Buenos Aires: Edelvives, 2014.
240 p.; 27 x 21 cm.
ISBN 978-987-642-321-2
1. Lengua y Literatura. 2. Prácticas del Lenguaje. 3. Enseñanza Secundaria. I.
Natale, Lucía II. Ricci, Georgina, coord. III. Acher Lanzillotta, Florencia N., dir. IV.
Chauvin, Silvina, ed. V. Castaño, Gustavo, ed.
CDD 407.12
ISBN de obra completa: 978-987-642-315-1
Este libro se terminó de imprimir en el mes de octubre de 2014,
en FP Compañía Impresora, Buenos Aires, Argentina.
Reservados todos los derechos de la edición por la Fundación Edelvives. Queda rigurosamente
prohibida, sin la autorización escrita de los titulares del copyright, bajo las sanciones
establecidas en las leyes, la reproducción total o parcial de esta obra por cualquier medio o
procedimiento, comprendidos la reprografía y el tratamiento informático, y la distribución
de los ejemplares de ella mediante alquiler o préstamo público. Queda hecho el depósito que
dispone la ley 11.723.
La editorial queda a disposición de los eventuales poseedores de los derechos de fuentes
literarias que no pudieron ser contactados.
Fotografía
p. 129: Pablo Bernasconi, Stephen King (Retratos), Edhasa 2008; p. 143: Agustín Baridon
(Revista Anfibia, Universidad Nacional de San Martín); p. 162-163: Alfredo García Reinoso.
Shutterstock: fluidworkshop, LittleStocker, Alexander Ishchenko.
Fuera de
SERIE
Lengua y
literatura II
Prácticas del lenguaje
Bloque I. Literatura
1. Cuentos con enseñanza
Lectura de una fábula
“Esta fabulilla”, Roberto Payró.............................................. 8
El género literario
La literatura didáctica......................................................... 13
La moraleja....................................................................... 13
La estructura de las fábulas............................................ 14
El género en su contexto
Fabuladores históricos......................................................... 15
Taller de producción
Fábulas animadas................................................................ 16
Lectura de un apólogo.
“Lo que sucedió a un rey…”, Don Juan Manuel................ 17
En diálogo
Otros géneros didácticos..................................................... 20
Integración....................................................................... 21
2. Aventuras en el tiempo
Lectura de un poema épico
“Canto XII”, Odisea, Homero............................................... 22
El género literario
La poesía épica..................................................................... 27
La forma poética.................................................................. 28
La fijación del texto.......................................................... 28
El género en su contexto
Integrados y excluidos en la poesía épica......................... 29
Taller de producción
Una excursión… o una odisea............................................ 30
Lectura de una novela de aventuras
Hucklberry Finn (fragmento), Mark Twain........................... 31
En diálogo
La novela de aventuras........................................................ 34
Tipos de transformación.................................................. 34
Literatura y formas de ver el mundo............................. 34
Integración....................................................................... 35
3. Sobre el mundo real
Lectura de un cuento realista
“Sin querer”, León Tolstói.................................................... 36
El género literario
El cuento realista................................................................. 41
La construcción de la “realidad”..................................... 41
El narrador............................................................................ 42
La valoración del narrador ............................................. 42
La elipsis narrativa ......................................................... 42
El género en su contexto
Literatura y burguesía......................................................... 43
Taller de producción
Realmente realista............................................................... 44
Lectura de un cuento naturalista
“En la fonda”, Antón Chéjov............................................... 45
En diálogo
El naturalismo...................................................................... 48
Émile Zola y la novela experimental.............................. 48
El naturalismo de Chéjov................................................. 48
Integración....................................................................... 49
El género literario
Los relatos policiales............................................................ 53
Una literatura realista...................................................... 53
El policial clásico o de enigma........................................ 54
El policial negro................................................................ 54
El género en su contexto
Los orígenes del género policial.......................................... 55
Taller de producción
Escribir un cuento policial.................................................. 56
Lectura de un policial argentino
“Juan Muraña”, Jorge Luis Borges....................................... 57
En diálogo
El género policial en la Argentina....................................... 62
Integración ...................................................................... 63
5. Poesía contemporánea
Lectura de poemas
“Tu secreto”, Evaristo Carriego........................................... 64
“Caracol”, Rubén Darío........................................................ 65
“No me quites las canas”, José Martí................................. 66
“Sueño despierto”, José Martí.............................................. 66
“El poeta pide a su amor …”, Federico García Lorca........ 67
El género literario
La poesía............................................................................... 69
La métrica......................................................................... 69
La sinalefa y el hiato........................................................ 69
La rima............................................................................... 70
Los recursos de la poesía................................................. 70
El género en su contexto
Poesía entre dos siglos......................................................... 71
El modernismo.................................................................. 71
La Generación del 27........................................................ 71
Taller de producción
Como poetas de ruptura...................................................... 72
Lectura de poesía vanguardista
“Notas de viaje”, Nicanor Parra.......................................... 73
“Todo pasa”, Álvaro Yunque................................................ 74
“De pronto entró la Libertad”, Raúl González Muñón..... 74
“Espantapájaros”, Oliverio Girando................................... 75
En diálogo
La poesía de vanguardia en América Latina..................... 76
Florida y Boedo................................................................. 76
La antipoesía..................................................................... 76
Integración....................................................................... 77
6. La tragedia y la comedia
4. La narrativa policial
Lectura de un fragmento de tragedia
Medea, Jean Anouilh............................................................. 78
El género literario
El texto dramático .............................................................. 83
Los parlamentos y las acotaciones.................................... 84
El género en su contexto
Los orígenes históricos de la tragedia................................ 85
Taller de producción
Una tragedia adaptada........................................................ 86
Lectura de una escena de comedia
“Las preciosas ridículas”, Molière....................................... 87
En diálogo
La comedia............................................................................ 90
Integración.................................................................... 91
Lectura de un cuento policial
“La pieza ausente”, Pablo De Santis................................... 50
Géneros discursivos: esquema integrador...................... 92
Bloque II. Prácticas del lenguaje
1. El texto narrativo
Lectura de un relato histórico
“Descubrimiento y conquista”............................................ 94
Deconstrucción de un relato histórico
“Historia”............................................................................... 96
El género discursivo
Características del relato histórico.................................... 98
Estrategias para abordar el relato histórico...................... 99
Herramientas de estudio
El resumen de los textos narrativos................................. 100
Taller de producción
Hagamos conocer la historia............................................ 101
Animarse a jugar............................................................... 101
2. El texto explicativo
Lectura de un texto de manual de ciencias
“La reproducción en los animales”................................... 102
Deconstrucción de un texto de manual de ciencias.
“¿Qué es la reproducción?”................................................ 104
El género discursivo
Características del texto de manual de ciencias............ 106
Estrategias para abordar el género................................... 107
Herramientas de estudio
El cuadro sinóptico............................................................. 108
Taller de producción
Como autores de un manual............................................ 109
Animarse a jugar............................................................... 109
3. El texto argumentativo I
“Informe sobre movimiento”............................................. 128
El género discursivo
Características del informe de laboratorio...................... 130
Estrategias para abordar el informe de laboratorio....... 131
Herramientas de estudio
La grilla de escritura.......................................................... 132
Taller de producción
Somos científicos de laboratorio...................................... 133
Animarse a jugar............................................................... 133
6. El texto expositivo II
La presentación oral
“¿Qué es el efecto invernadero?”...................................... 134
Deconstrucción de una presentación oral
“¿Por qué nos preocupa el cambio climático?”............... 136
El género discursivo
Características de las presentaciones orales formales.. 138
Estrategias para abordar el la presentación oral............ 139
Herramientas de estudio
La síntesis........................................................................... 140
Taller de producción
Transformamos una presentación oral........................... 141
Animarse a jugar............................................................... 141
Sección especial para la formación ciudadana
Proyecto 1. Narrar en audiovisual: el documental......... 142
Proyecto 2. La campaña radial de concientización........ 154
Bloque III. Lengua
Lectura de textos de una controversia
“¿El boom del running beneficia al atletismo?”.............. 110
Deconstrucción de una controversia
“¿Azúcar o edulcorantes?”................................................ 112
El género discursivo
Características de las controversias................................. 114
Estrategias para abordar el las controversias................. 115
Herramientas de estudio
La búsqueda de información en Internet........................ 116
Taller de producción
Participamos de una controversia.................................... 117
Animarse a jugar............................................................... 117
1. La comunicación
4. El texto argumentativo II
2. La estructura de las palabras
Lectura de una nota de opinión
“Lee, te lo ruego”, Diego Golombek................................... 118
Deconstrucción de una nota de opinión
“Los adolescentes sí leen…”, Guido Carelli Lynch.......... 120
El género discursivo
Características de las notas de opinión........................... 122
Estrategias para abordar el la nota de opinión............... 123
Herramientas de estudio
El resumen de los textos argumentativos....................... 124
Taller de producción
Somos escritores de notas de opinión............................. 125
Animarse a jugar............................................................... 125
Repaso
La forma de las palabras................................................... 174
Reflexión
La palabra, una unidad rebelde........................................ 174
Profundización
La palabra por dentro........................................................ 175
Proceso de formación de palabras................................ 175
Los neologismos.............................................................. 176
En los textos
La publicidad, esa inventora............................................. 177
5. El texto expositivo I
Lectura de un informe de laboratorio
“Informe sobre tensión superficial”.................................. 126
Deconstrucción de un informe de laboratorio
Repaso
Elementos, funciones y lectos.......................................... 168
Reflexión
Pactar para comunicar...................................................... 169
Profundización
Competencia comunicativa.............................................. 170
Los registros.................................................................. 170
Actos de habla.................................................................... 171
La comunicación no verbal............................................... 172
En los textos
Esos hablantes colaborativos… y chistosos.................... 173
3. Palabras relacionadas
Repaso
Significados en relación..................................................... 178
Reflexión
Significados en juego......................................................... 179
Profundización
Significados en contexto.................................................... 180
En los textos
La red del significado......................................................... 181
4. Clases de palabras
Repaso
Una clasificación................................................................ 182
Reflexión
Categorías en juego............................................................ 183
Profundización
Criterios de clasificación................................................... 184
En los textos
El inspector T...................................................................... 185
5. De la palabra a la oración
Repaso
Unidades menores y mayores........................................... 186
La oración simple........................................................... 186
Reflexión
Radiografía de una oración............................................... 187
Profundización
Constituyentes inmediatos............................................... 188
La oración bimembre......................................................... 189
¿Quién es el sujeto?........................................................... 190
En los textos
Haciendo foco..................................................................... 191
6. El sustantivo y la construcción sustantiva
Repaso
El sustantivo....................................................................... 193
Reflexión
El género de los sustantivos.............................................. 194
Profundización
Orden y significado en la construcción sustantiva........ 195
Sustantivos contables y no contables.............................. 196
Nominalización.................................................................. 197
Sustantivos propios y comunes........................................ 198
En los textos
Presentadores y presentados............................................ 199
7. El adjetivo y la construcción adjetiva
Repaso
El adjetivo: formas, funciones y clases............................ 200
Reflexión
No todos son iguales.......................................................... 201
Profundización
Adjetivos descriptivos, valorativos y relacionales.......... 202
En los textos
Sobre el adjetivo también se opina.................................. 203
8. Los pronombres
Repaso
Los pronombres y la situación de comunicación........... 204
Reflexión
Palabras que señalan el contexto..................................... 205
Profundización
Otros pronombres.............................................................. 206
En los textos
Palabras que señalan dentro del texto............................ 207
9. El verbo y su conjugación
Repaso
La forma de los verbos....................................................... 208
Reflexión
De realidades, posibilidades y deseos.............................. 209
Profundización
Grupos de tiempos irregulares......................................... 210
El tiempo............................................................................. 211
La voz................................................................................... 211
El aspecto verbal................................................................ 212
En los textos
El valor del tiempo............................................................. 213
10. La construcción verbal
Repaso
El verbo y sus modificadores............................................ 214
Reflexión
Pienso, luego soy un verbo................................................ 215
Profundización
Funciones sintácticas de la construcción verbal............ 216
El objeto directo.............................................................. 216
El objeto indirecto........................................................... 218
Los circunstanciales....................................................... 218
El predicativo subjetivo.................................................. 219
El predicativo objetivo.................................................... 220
En los textos
En la isla.............................................................................. 221
11. Adverbios y preposiciones
Repaso
El adverbio........................................................................ 222
La preposición.................................................................... 222
Reflexión
En nunca jamás.................................................................. 223
Profundización
Los adverbios en –mente y los adverbios prepositivos.... 224
En los textos
Con significado................................................................... 225
12. Clasificación de oraciones
Repaso
La oración: criterios y definiciones................................... 226
Reflexión
¿Varias, una o ninguna?.................................................... 227
Profundización
Las oraciones unimembres............................................... 228
La oración compuesta....................................................... 229
La oración compuesta por adjunción.............................. 230
En los textos
Clases de oraciones y efectos de sentido......................... 231
13. El texto
Repaso
Definición y propiedades .................................................. 232
Reflexión
Lo que se dice y lo que no se dice.................................... 233
Profundización
Recursos cohesivos............................................................ 234
Esquemas textuales........................................................... 236
En los textos
Argumentos y razones....................................................... 237
Paradigma de la conjugación verbal.............................. 238
Bibliografía......................................................................... 240
Bloque I
Literatura
“En efecto, los lectores se
apropian de los textos, los hacen
significar otras cosas, cambian el
sentido, interpretan a su manera
deslizando su deseo entre líneas:
se pone en juego toda la alquimia
de la recepción. Nunca es posible
controlar realmente la forma en
que un texto se leerá, entenderá,
interpretará. […] Por esa razón en
todas las épocas se temió el acceso
directo a los libros y la soledad del
lector ante el texto.”
Michèle Petit, “Las dos vertientes de la lectura”,
en Nuevos acercamientos a los jóvenes y la lectura,
Fondo de Cultura Económica, México, 1999. p. 19-27
“¿Nunca os ha sucedido, leyendo
un libro, que os habéis ido parando
continuamente a lo largo de la
lectura, y no por desinterés, sino
al contrario, a causa de una gran
afluencia de ideas, de excitaciones,
de asociaciones? En una palabra, ¿no
os ha pasado eso de leer levantando
la cabeza? Es sobre esa lectura,
irrespetuosa, porque interrumpe el
texto, y a la vez queda prendada de
él, al que retorna para nutrirse, sobre
lo que intento escribir.”
Roland Barthes, “Escribir la lectura”,
en El susurro del lenguaje,
Barcelona, Paidós, 1994.
1. Cuentos con enseñanza
Lectura de una fábula
En este bloque
siempre van a
encontrar citas que
los introducen a los
textos literarios.
“La densidad y la plasticidad de las buenas fábulas es, para quien está
acostumbrado a leer solo literatura moderna, una sorpresa casi consternadora. León y Zorro, Gallo y Ciervo, Oso y Cuervo actúan y hablan con
una ingenua inteligencia práctica, se convierten en hermanos y alegorías
de los hombres, en caricaturas y modelos, e incluso donde la conexión
popular con la vida animal parece diluida y perdida, impera siempre un
sentimiento sencillo por lo elementalmente necesario, bueno y deseable,
un sentido común práctico imperturbable, cuya existencia es decididamente consoladora”.
lectura
1
Hermann Hesse, Escritos sobre literatura, tomo II, Madrid, Alianza, 1984, p. 46.
*Glosario
el gato de Gautier: referencia al
cuento “El gato y el loro”, del escritor francés Théophile Gautier
(1811-1872). En él, un gato confunde a un loro con una gallina
verde.
inquisitoriamente: de manera
inquisitoria, es decir, como en la
Inquisición. La Inquisición fue
un tribunal mediante el cual la
Iglesia católica persiguió delitos
contra la fe.
8
Esta fabulilla
Un chingolo que aún no había ensayado el vuelo quiso cierta mañana darse
cuenta de lo que era el mundo y pasearse un rato por el campo, lejos del nido.
A los pocos saltos de sus patitas de alambre, encontrose con dos animalucos verdosos que paseaban, saltando también, campo afuera.
—¡Pájaros raros! —se dijo.
Luego, cavilando como el gato de Gautier*, descubridor de que un loro no
es más que un pollo verde, arribó a esta conclusión, convencido como estaba de que solo había chingolos en la Tierra:
—Debe ser efecto de la edad… Según he oído decir, ¡nos ponemos tan
feos con los años…!
Y dio dos tímidos saltitos hacia los paseantes, como para ponerse al habla con ellos.
Estos, entretanto, lo habían examinado inquisitoriamente* con sus abultados ojos, sin desperdiciar por ello la ocasión de echar un lengüetazo a
cualquier mosca o mosquito que toparan cerca, adormecidos aún por el
fresco húmedo de la madrugada; y, examinándolo, se decían con gravedad:
—Anda como los sapos.
—En efecto… Y, a juzgar por su marcha debe ser de los nuestros, pese a
su ridículo pelaje… Salta casi con tanta elegancia como tú o yo…
—¡Pobrecito!... Será principiante… ¿Quieres que le hablemos?
—¡Hablémosle!
—Si es, efectivamente, un aprendiz, le enseñaremos, lo tendremos siempre a nuestro lado, haremos que no se aparte un punto de nosotros, que
literatura
utilice nuestra experiencia, que imite nuestra sabiduría, que se ajuste en un
todo al molde ideal…
—Será una buena obra.
El chingolo había ido acercándose, con saltitos más cortos cada vez. Por
fin se atrevió:
—Buenos días —les dijo—. ¿Van ustedes de paseo?
—Sí —contestó el más gordo—. Paseamos con la fresca y nos desayunamos al propio tiempo. ¿Y tú?
—Tomo también un bocado, pero eso no me preocupa: me interesan mucho estos alrededores, la hierba verde, la luz, la alegría del aire… ¡Qué cosa
más bonita! ¡Andaría paseando la mañana entera!
—¡Eh!, nosotros también tenemos para rato. Si quieres pasearemos juntos… ¿Eres sapo?
—¿Sapo? Nunca había oído… No sé lo que quiere decir eso.
—Te pregunto si perteneces a nuestra gran cofradía*, si eres de nuestra
sociedad.
El chingolo se miró, miró a los sapos, reflexionó y luego dijo modestamente:
—Puede ser, muy bien. Quizá tenga ese honor, porque, según veo, andamos más o menos de la misma manera.
—Sí; algo te falta, pero ya nos igualarás con un poco de esfuerzo. Tu marcha no es, todavía, tan majestuosa como la nuestra; pero si no llegas a copiarla exactamente, ¡has de aproximarte, has de aproximarte!... No pierdas
la esperanza, porque por las señas eres todavía demasiado joven.
—Eso creo —murmuró el chingolo con humildad.
Y, uniéndose a ellos, los tres siguieron andando, entre la hierba fresca,
bajo la sombra de las grandes plantas, a saltitos acompasados, como gente
que no tiene prisa.
Pero, de vez en cuando, el chingolo, más ágil, se apartaba a la derecha, a
la izquierda, hacia adelante, con bruscos movimientos instintivos, y sentía
que ciertas cosas extrañas colgadas a sus costados lo ayudaban en su esfuerzo, como suspendiéndolo en el aire.
Sin embargo, su marcha insegura lo hacía pensar:
—Nunca igualaré a estos venerables* ancianos. Me falta peso.
Los sapos, en un principio, cuando se quedaban solos, elogiaban al juvenil camarada*, al nuevo discípulo, pero sin disimular sus defectos, como
gente machucha* que era.
—No es malo el chico —decía uno—, solo le falta ponderación*.
—Sí —replicaba el otro—. Pero no tiene ni con mucho la boca tan ancha
como la nuestra (por el contrario, la suya es ridículamente angosta y acabada en punta), ni tiene la lengua tan larga, ni las piernas tan robustas, ni los
ojos tan grandes y salientes como nosotros.
Bloque I
*Glosario
cofradía: asociación de personas
con un determinado fin.
venerable: digno de respeto a
causa de sus cualidades.
camarada: compañero de estudio, de profesión o de ideología.
machucho: veterano, maduro,
mayor.
ponderación: atención, consideración, peso y cuidado con que
se dice o hace algo.
9
*Glosario
trinar: gorjear, hacer quiebros
con la voz en la garganta.
mugir: manifestar ira con gritos.
continente: en este caso, actitud
y compostura del cuerpo.
reincidir: volver a incurrir en una
falta o delito.
segregar: separar o marginar.
ludibrio: desprecio.
cariacontecido: con gesto
apesadumbrado.
mentor: persona que aconseja o
guía a otra.
borrón: hecho indigno que daña
la reputación de algo o alguien.
embriaguez: turbación pasajera
causada por un hecho placentero.
desmandarse: dejar de obedecer
a alguien.
procurar: esforzarse en tratar de
conseguir algo.
modular: en música, pasar de
una tonalidad a otra.
10
—¡Es verdad! Ni tiene tampoco nuestra bonita piel repujada y barnizada,
ni nuestra hermosa voz de bajo profundo. Es enfermizo y enclenque; quizá
sea un degenerado… ¡Bah!, razón de más para protegerlo, ¡infeliz! Nos demuestra tanta consideración, tanto respeto...
—Protejámoslo… Quizá no nos resulte ingrato.
Pero una vez que el chingolo se apartó un poco más lejos que antes y ensayó un trino*, los sapos lo llamaron severamente al orden:
—¡Qué es eso, caballerito! —mugió* uno—. ¿Qué significan esos chillidos
descompuestos y esos saltos de langosta? ¿No le basta a usted para expresarse nuestro viejo y purísimo léxico de croac-croac, ni para ir de un punto
a otro nuestro grave y reposado continente*?
—¡Cuidado! —exclamó el otro—. Tus locas acciones revelan un abominable modo de pensar. No reincidas*, porque si reincides te segregaremos* de
nuestra sociedad. ¡Habrase visto!
—¡Sí! —agregó el primero—. ¡Con semejante conducta será usted el ludibrio* de las gentes!
El chingolo, cariacontecido*, ajustó el paso al de sus sabios mentores*,
calló y siguió viaje: era preciso, pues, normalizarse para triunfar en la vida.
—Normalizarse —cavilaba—, o con otras palabras, hacer exactamente lo
mismo que hacen los demás. Trataré de conseguirlo.
Los sapos, entretanto, pensaban:
—Este es un individuo peligroso, de quien hay que desconfiar. Si nos descuidamos puede ser un borrón* para la familia.
El chingolo iba quietecito. ¡Pero le molestaba tanto aquello que tenía a
los lados del cuerpo! A cada paso parecía querer arrancarlo del suelo, alejarlo de sus camaradas, llevárselo por el aire, llenándole el pecho y la garganta
de gritos regocijados y triunfales. Tenía que hacer grandes esfuerzos para
dominar aquella especie de embriaguez* y volver de su distracción, de su
esfuerzo involuntario, cuando alguno de los otros le decía:
—iCroac, croac! ¡Mira que te desmandas*! ¡Marca el paso! ¡No te adelantes! ¡Síguenos!
—¡Eso es lo que procuro*! —murmuraba el chingolo afligido—. Yo no quisiera apartarme de ustedes, ¡pero me cuesta, me cuesta!...
—¡Nunca se hará nada de provecho con este chico!
Y, de repente, sucedió lo inevitable.
Un poquito de viento y un salto más largo abrieron las alas del chingolo,
que, entre asustado y alegre, se encontró sin saberlo en pleno espacio, modulando* un trino como un toque de clarín...
Un aletazo, otro más, y se halló en la altura, una altura enorme...
Volvió la cabecita para ver si lo habían seguido sus compañeros... No; no
lo habían seguido.
literatura
—iVaya! —se dijo—. Ya vendrán en cuanto tengan gana. ¡Es tan fácil!
Pero, aparentemente, los sapos no pensaban en alcanzarlo. Por lo menos
se mostraron seguros de que aquella ascensión era una locura momentánea, un arrebato* inconsiderado que le podía costar carísimo al audaz.
—¡Pobre chico! —roncó uno, displicente*.
—¡Desgraciado! —berreó* el otro con ira—. No es digno de compasión.
Supongo que, cuando vuelva, lo rechazaremos sin piedad.
—Si a ti te parece...
—¡Sí que me parece! No debemos perdonarlo ni aunque nos lo suplique
de rodillas. Es un perdido, un loco, indigno del comercio de la gente grave*…
¡Ponerse a hacer cabriolas cuando lo esperaba una vida tan respetable y
respetada si hubiese seguido pasito a paso, como tú y yo…!
—Lo mejor es olvidarlo... mientras no vuelva —sugirió el compañero menos vengativo.
Pero si el chingolo podía olvidarse muchos días de los sapos, los sapos no
pudieron olvidarse nunca del chingolo.
Por el contrario, contaron la aventura a la familia, que la consideró lección moral*, y probablemente por eso los batracios* no salen sino de noche o
durante los crepúsculos, primero para rehuir la compañía de los chingolos,
y después para ensayar el vuelo sin que nadie los vea.
Mas como todavía no han logrado su objeto, ni siquiera en parte, dicen:
—Volar es de muy mal tono, cosa que se deja a las gentes de poco más o menos.
Después, particularizándose*, hablan pestes del exdiscípulo de una mañana, que cometió la villanía* de remontarse dejándolos en el suelo.
Y mientras este revolotea en los aires pensando a veces con extrañeza:
“¡Pero cuándo vendrán esos tontos!”, los sapos mugen sorda y amenazadoramente, dando grotescos saltitos en el polvo:
—¡Si llega a venir!
Bloque I
*Glosario
arrebato: furor causado por la
intensidad de alguna pasión.
displicente: falto de interés o de
afecto.
berrear: gritar.
grave: circunspecto, serio, que
causa respeto y veneración.
moral: relativo a las acciones o
caracteres de las personas, en
cuanto a su bondad o malicia.
batracio: antigua denominación
de la clase de los anfibios.
particularizarse: distinguirse,
singularizarse en algo.
villanía: acción ruin.
Roberto Payró, “Esta fabulilla”, en Violines y toneles, Capítulo 28,
Buenos Aires, Centro Editor de América Latina, 1968.
El autor y el contexto
Roberto Payró fue un escritor y periodista argentino, nacido en Mercedes, provincia de Buenos Aires, en 1867. Fundó el periódico La Tribuna, de Bahía Blanca, ciudad que más tarde retrataría en sus cuentos
humorísticos recopilados en el libro Pago chico (1908). En Buenos Aires,
en 1897, participó de la fundación del Partido Socialista Argentino. Se
desempeñó en el diario La Nación como redactor y fue el primer corresponsal de guerra argentino; como tal, cubrió la Revolución Oriental
de 1903. Entre sus obras se destacan el diario de viajes La Australia argentina (1898), las novelas El casamiento de Laucha (1906) y Las divertidas
aventuras del nieto de Juan Moreira (1910), en la que realiza una denuncia
social a través del personaje principal: un político sin demasiados escrúpulos. Murió en 1928.
11
Actividades de poslectura
Las actividades luego de las
lecturas los ayudarán a comprender
los textos y los invitarán a pensar.
Sobre la cita
1. a. Relean, en la página 8, la cita del escritor Hermann Hesse, y resuelvan
en pequeños grupos la actividad que sigue.
b.Consternadora significa “que altera el ánimo, que intranquiliza”. Expliquen con sus palabras por qué, para Hesse, una fábula puede resultar
consternadora, e identifiquen en la cita las razones por las que también constituye un consuelo.
Sobre el texto
2. Identifiquen en la fábula y copien en sus carpetas el fragmento que expresa lo primero que pensó el chingolo al ver a los sapos.
3. a. Sinteticen la primera impresión que el chingolo causa en los sapos. Luego, expliquen a qué se debe el cambio de actitud de estos personajes
hacia el pájaro.
b.Establezcan semejanzas y diferencias entre los dos batracios desde el
punto de vista de su carácter.
4. A partir de los criterios de los recuadros que siguen y otros que ustedes
propongan, elaboren en sus carpetas un cuadro para comparar a los
sapos con el chingolo.
Sonidos que producen
Idea respecto de volar
Actitud frente a lo nuevo
Aspecto físico
Idea respecto de los antepasados
5. Extraigan del texto las expresiones que refieren a las alas del chingolo.
BIII Lengua
Para revisar la noción de sinónimos, pueden ver el tema 3
“Cohesión léxico-semántica” en
la página 178.
Luego, elijan la opción que les resulte adecuada. Justifiquen su elección
El narrador elige otros modos de referir a las alas porque…
pretende provocar suspenso en el lector.
se identifica con el punto de vista de los personajes.
6. Además del mensaje, propio de la fábula, el texto “Esta fabulilla” tiene
algo de leyenda. ¿Qué fenómeno comienza a partir de los hechos que se
narran? ¿Cómo era la vida de los sapos antes de conocer al chingolo y
cómo fue después?
VOCABULARIO
Pronombres enclíticos
Los pronombres enclíticos son aquellos que se unen al verbo que los precede para formar
una sola palabra, por ejemplo, explíquenselo, encontrose (forma actualmente en desuso).
Recuerden que estas palabras se acentúan según las reglas generales de tildación.
• Encuentren en el texto formas verbales con pronombre enclítico.
12
literatura
Bloque I
El género literario
La literatura didáctica
Desde tiempos remotos, los seres humanos se sirvieron de narraciones
para transmitir enseñanzas sobre la forma de vida en sociedad.
Partiendo de la creencia de que resulta más sencillo difundir valores o
ideas con una historia concreta, se produjeron, entre otras formas breves,
fábulas, apólogos, consejas, ejemplos (o exempla) y parábolas. Estos textos,
que entretienen y al mismo tiempo educan, reciben el nombre de literatura
didáctica. En ellos, se critican los defectos y se alaban las virtudes con el
propósito de poner en evidencia los valores que la humanidad rescata en
determinado momento histórico.
La moraleja
En la narrativa didáctica, se llama moraleja a la enseñanza o reflexión
que transmite la historia. Puede ser explícita, es decir que se expresa con
una oración al final del texto, o, en otros casos, se presenta de manera implícita, como una conclusión que el lector debe extraer de la historia. Las
moralejas se vinculan, por sus características, con otros géneros breves, por
ejemplo, los proverbios, entre los que se destacan los chinos, los bíblicos o
los árabes, como Atiende más a la mirada del sabio que al discurso del necio; los
refranes, de uso más cotidiano, como A buen hambre no hay pan duro; y las
máximas, destinadas a dirigir la conducta, como las que San Martín escribió
para su hija (por ejemplo, Amor al aseo, desprecio al lujo).
En las fábulas, en particular, las moralejas suelen escribirse como versos
rimados. La enseñanza en este tipo de literatura didáctica es la que permitió
afirmar al filósofo alemán Friedrich Hegel: “La fábula es como un enigma que
siempre está acompañado por su solución”. Entonces, el enigma sería el conflicto que plantea el relato, y la solución, la enseñanza que deja a los lectores.
El que sigue es un ejemplo de moraleja.
En esta sección van a encontrar
las definiciones de los géneros
literarios y actividades para
relacionarlos con las lecturas.
OTROS LENGUAJES
Los dibujos animados
Más allá de que muchas fábulas,
como la de la cigarra y la hormiga o la de la liebre y la tortuga,
han sido animadas en incontables
ocasiones a lo largo de la historia,
gran parte de la tradición animada se basa en otorgarles a los
animales vicios, virtudes, deseos o
motivaciones humanas. ¿O acaso
las eternas persecuciones entre el
coyote y el correcaminos no tienen
una moraleja? Pueden ver algunos
episodios de este dibujo de Warner
Brothers en YouTube.
Conviene al poderoso
para los infelices ser piadoso;
tal vez se pueda ver necesitado
del auxilio de aquel más desdichado.
Literatura didáctica
Función
Fábulas, apólogos,
Entretener y enseñar a
parábolas, consejas,
través de alabar virtudes y
ejemplos.
criticar defectos.
Trasmiten
Moralejas.
13
Las fábulas
Fábula El león y el ratón de
Gustave Doré (1832-1883),
artista francés que ilustró
numerosos clásicos de la
literatura universal.
Las fábulas son narraciones didácticas protagonizadas por animales que
hablan y actúan como seres humanos. Se centran en un solo episodio, suelen ser breves y las protagonizan pocos personajes. También es común que
no se precise el tiempo en el que se desarrolla la acción, que parece transcurrir fuera de un momento histórico particular: ni en el pasado, ni en el
futuro, ni en el presente en el que fueron escritas.
Los animales recurrentes que protagonizan estos relatos son, entre otros,
el zorro, el gallo, el ciervo, el león, el oso y el cuervo, ya que se los asocia con
defectos y virtudes de las personas. Así, por ejemplo, el león encarna la fortaleza, y el gallo, el empeño.
Estas características propias de las fábulas se aceptan porque entre el lector y el autor de todo género literario se establece lo que se denomina pacto
ficcional, es decir, un acuerdo por el que cada género literario presenta sus
propias reglas de verosimilitud, esto es, de credibilidad. Por ejemplo, en el
mundo que construye el cuento maravilloso, resulta verosímil la existencia
de hadas madrinas, ogros, seres mágicos; en el relato de ciencia ficción, la de
extraterrestres que pueden convivir, pacíficamente o no, con los humanos.
La estructura de las fábulas
Las fábulas continúan reeditándose en la actualidad,
en versiones que respetan
el texto original o adaptadas
para el público infantil.
Las acciones de una narración se vinculan unas con otras a través de
relaciones temporales y de relaciones de causa y efecto. Una serie de acciones que conforman una unidad se denomina secuencia. Por ejemplo, un
cuento como Caperucita Roja presenta las siguientes secuencias: “El pedido de
la mamá a Caperucita”, “El encuentro con el lobo”, “La visita del lobo a la
abuelita”, “El segundo encuentro con el lobo”, “La salvación”. Por otra parte,
las narraciones suelen presentar una estructura de tres grandes secuencias:
situación inicial, que presenta los personajes, el tiempo y el lugar en que
se desarrollan las acciones; conflicto, que plantea un cambio en la situación
inicial de los personajes, y resolución, momento en el cual se resuelve el
conflicto.
En muchas fábulas, la situación inicial ya presenta el conflicto; la resolución se produce mediante la elección que hacen los personajes de una
opción entre otras presentes; finalmente, se realiza la valoración de las decisiones tomadas por los personajes, lo que deriva en la moraleja.
Actividades
1. a. Identifiquen en “Esta fabulilla” las tres secuencias narrativas y enuncien
oralmente las acciones que integran cada secuencia. Luego, escriban una oración que resuma cada una de esas tres partes.
b.Deduzcan la moraleja, es decir, qué pretende enseñar la historia del
chingolo y los sapos. Luego, escríbanla en una oración breve y clara.
Si se animan, pónganle rima.
2. Describan las características de comportamiento de los animales men-
cionados en la cita de Hermann Hesse como si fueran personas. Incluyan las virtudes o defectos que encarnaría cada uno de los animales.
14
literatura
Bloque I
El género en su contexto
Fabuladores históricos
En esta otra sección podrán
estudiar los géneros en relación
con la historia y la sociedad.
Una de las fábulas más antiguas que se conocen es la del halcón y el ruiseñor, escrita por el poeta griego Hesíodo alrededor del siglo viii a. C., como
parte de su obra Los trabajos y los días. Un siglo más tarde, se conocieron las
fábulas que se atribuyen a Esopo, un esclavo de Asia Menor, de existencia
aún no probada, pero que supuestamente vivió en el siglo v a. C.
Luego, en la primera mitad del siglo i, Fedro, un esclavo liberado por el
emperador Augusto, publicó cinco libros de fábulas latinas en verso. Muchos
de los temas provenían de Esopo, pero incorporó otros inspirados por su experiencia personal y la vida en la corte romana. Se cree que los esclavos se
servían de las fábulas para expresar sus reflexiones, ya que si lo hacían de
manera directa podían ser severamente castigados.
Las fábulas de Esopo también fueron recuperadas durante la Edad Media europea, cuando fueron divulgadas en diversas colecciones. Además comenzaron a circular otras recopilaciones fabulísticas de origen indio, como
el Panchatantra.
Sin dudas, el más célebre fabulista de todos los tiempos es el francés, de
la época del Renacimiento, Jean de La Fontaine (1621-1695). Aunque no escribió su obra expresamente para un público infantil, dedicó sus fábulas al
pequeño hijo del rey Luis xiv, de Francia.
Uno de los mayores exponentes del género es el español Félix María Samaniego (1745-1801), que se educó en Francia y escribió fábulas al estilo de
La Fontaine. Sus escritos están plagados de críticas encubiertas a personajes de la época, hábitos sociales y conductas políticas dudosas.
Los cinco libros que integran el Panchatantra datan
del siglo iii a. C., y fueron
escritos en prosa sánscrita
con moraleja en verso.
Actividades
1. a. En grupos de cuatro integrantes, resuelvan las siguientes actividades.
b.Busquen en Internet una edición de las fábulas de Samaniego. En la
Biblioteca virtual Miguel de Cervantes (bit.ly/EDV-LL2-15) disponen
de una cuidada edición.
c. Revisen el índice y lean cuatro fábulas.
d.Completen en sus carpetas un cuadro como el que sigue.
Fábula
Conflicto
Resolución
Moraleja
Valores rescatados
Fedro, como más tarde Samaniego, empleó la fábula
como medio de crítica a
personajes y costumbres de
su época.
e.Discutan con su grupo a partir de las siguientes preguntas: ¿conside-
ran que las fábulas que leyeron son relatos exclusivamente para niños? ¿Les parece que las fábulas actualmente han perdido su función
didáctica?
2. Busquen en un libro de historia argentina información acerca de la
situación política y social en la época del Centenario, especialmente
en el año 1908. Revisen la biografía de Roberto Payró. Luego, establezcan alguna semejanza entre los protagonistas y las tendencias de la
política del momento y los personajes de la fábula.
En el artículo “En 1908 no todas
fueron rosas”, de Pablo Sirvén
(bit.ly/EDV-LL2-15b), pueden
rastrear una síntesis del panorama
de la época.
15
Taller de producción
En esta sección encontrarán
propuestas para realizar
producciones propias relacionadas con
cada género discursivo visto.
Fábulas animadas
Formen grupos de tres o cuatro integrantes y sigan los pasos para realizar una película de animación stop motion a partir de una fábula. Stop motion
es una técnica de animación por la cual se da apariencia de movimiento a
objetos estáticos por medio de imágenes sucesivas. Solo necesitan una cámara de fotos digital, una computadora, imaginación y… mucha paciencia.
Antes de empezar
1. Elijan, de entre las que leyeron, la fábula que van a animar. Para una pri-
TIC
En YouTube pueden encontrar
tutoriales para los diversos programas: para Movie Maker:
bit.ly/EDV-LL2-16, para Virtual
Dub: bit.ly/EDV-LL2-16b.
mera prueba, conviene elegir una que no tenga más de dos personajes y
que se desarrolle en una sola escena.
2. De acuerdo con las posibilidades técnicas que posean, decidan qué pro-
grama van a utilizar. Los más conocidos son: Windows Movie Maker o
Virtual Dub, compatibles con los sistemas operativos Microsoft e iMovie,
para quienes disponen de equipamiento Apple.
3. Consideren los aspectos estéticos del proyecto: ¿usarán muñecos arti-
culados? ¿Modelarán los personajes en plastilina? ¿Sobre qué fondo los
harán “actuar”? ¿Cómo será la iluminación?
4. Elaboren un breve guion en el que, mínimamente, dejen constancia de
las entradas y salidas de los personajes, los diálogos y otros sonidos.
Cámara en mano
5. Coloquen los personajes en el escenario y enfóquenlos con la cámara
de fotos. Es importante que la cámara quede bien apoyada para que las
tomas tengan continuidad.
6. Fotografíen a los personajes. Muévanlos mínimamente hacia la dirección
deseada y vuélvanlos a fotografiar. Cada toma es un fotograma. En las películas de cine hay 24 fotogramas por segundo; por lo que en un corto de
animación puede haber muchos menos. Solo dependerá de la paciencia
que tengan y del efecto que quieran lograr.
En la computadora
7. Guarden todas las fotos en una carpeta con el nombre del proyecto.
8. Los siguientes pasos pueden modificarse levemente según el programa
que usen, pero a grandes rasgos deberán: Importar las fotos a la interfaz del programa.
Encadenar las imágenes
dándole muy corta duración a cada una. Agregar las voces, los créditos
y los efectos que deseen.
16
literatura
Bloque I
Lectura de un apólogo
“Este libro lo compuso don Juan, hijo del muy noble infante don Manuel, deseando que los hombres realizaran en este
mundo obras que les fueran provechosas para la honra, la riqueza y la prosperidad del Estado, y que les permitieran hallar
la salvación. Con ese fin utilizó los ejemplos más provechosos
que halló, para que los hombres puedan utilizarlos como guía.
Muy extraño sería que a un hombre le ocurra algo que no fuera
semejante a las historias aquí narradas”.
En esta segunda parte del tema
siempre encontrarán otra lectura
para relacionar con la primera.
Don Juan Manuel, El conde Lucanor, Buenos Aires, Losada, 1939, p. 13.
ura
lect
Un día, hablaba el conde Lucanor con Patronio, su consejero, de este modo:
—Patronio, un hombre ha venido a verme y me ha dicho que puede proporcionarme muchas riquezas y gran honra, aunque para esto debería yo
darle algún dinero para que comience su labor, que, una vez acabada, puede
reportarme el diez por uno. Por el buen juicio que Dios puso en vos, os ruego
que me aconsejéis lo que debo hacer en este asunto.
—Señor conde —dijo Patronio—, para que hagáis en esto lo que más os
conviene, me gustaría contaros lo que sucedió a un rey con un hombre que
le dijo que sabía hacer oro.
El conde le preguntó lo que había ocurrido.
—Señor conde Lucanor —dijo Patronio—, había un pícaro* que era muy
pobre y ambicionaba ser rico para salir de su pobreza. Aquel pícaro se enteró
de que un rey poco juicioso* era muy aficionado a la alquimia*, para hacer oro.
Por ello, el pícaro tomó cien doblas* de oro, las partió en trozos muy pequeños y los mezcló con otras cosas varias, haciendo así cien bolas, cada
una de las cuales pesaba una dobla de oro más las cosas que le había añadido. Disfrazado el pícaro con ropas de persona seria y respetable, tomó las
bolas, las metió en una bolsa, se marchó a la ciudad donde vivía el rey y allí
las vendió a un especiero*, que le preguntó la utilidad de aquellas bolas. El
pícaro respondió que servían para muchas cosas y, sobre todo, para hacer alquimia; después se las vendió por dos o tres doblas. El especiero quiso saber
el nombre de las bolitas, contestándole el pícaro que se llamaban tabardíe.
El pícaro vivió algún tiempo en aquella ciudad, llevando una vida muy recogida*, pero diciendo a unos y a otros, como en secreto, que sabía hacer oro.
Cuando estas noticias llegaron al rey, lo mandó llamar y le preguntó si
era verdad cuanto se decía de él. El pícaro, aunque al principio no quería reconocerlo diciendo que él no podía hacer oro, al final le dio a entender que sí
era capaz, pero aconsejó al rey que en este asunto no debía fiarse* de nadie
ni arriesgar mucho dinero. No obstante, siguió diciendo el pícaro que, si el
rey se lo autorizaba, haría una demostración ante él para enseñarle lo poco
2
Lo que sucedió a un rey con un hombre
que le dijo que sabía hacer oro
*Glosario
pícaro: persona astuta que vive
de engañar a otros.
juicioso: que actúa con madurez
y cordura.
alquimia: conjunto de antiguas
doctrinas esotéricas que pretendían convertir unos materiales
en otros. Es la antecesora de la
química.
dobla: moneda castellana de oro
acuñada en la Edad Media.
especiero: antiguamente, hombre que preparaba y expendía
medicinas.
recogido: retirado.
fiarse: confiar en algo o en
alguien.
17
*Glosario
granuja: pícaro, canalla, bribón.
prodigio: suceso extraño o sobrenatural que no tiene explicación
racional.
18
que sabía de aquella ciencia. El rey se lo agradeció mucho, pareciéndole
que, por sus palabras, no intentaba engañarlo. El pícaro pidió las cosas que
necesitaba, que, como eran muy corrientes excepto una bola de tabardíe,
costaron muy poco dinero. Cuando las trajeron y las fundieron delante del
rey, salió oro fino que pesaba una dobla. Al ver el rey que de algo tan barato
sacaban una dobla de oro, se puso muy alegre y se consideró el más feliz del
mundo. Por ello le dijo al pícaro, que había hecho aquel milagro, que lo creía
un hombre honrado. Y le pidió que hiciera más oro.
El granuja*, sin darle importancia, le respondió:
—Señor, ya os he enseñado cuanto sé de este prodigio*. En adelante, vos
podréis conseguir oro igual que yo, pero conviene que sepáis una cosa: si os
falta algo de lo que os he dicho, no podréis sacar oro.
Dicho esto, se despidió del rey y se marchó a su casa.
El rey intentó hacer oro por sí mismo y, como dobló la receta, consiguió el doble de oro por valor de dos doblas; y, a medida que la triplicaba y
cuadruplicaba, conseguía más y más oro. Viendo el rey que podría obtener
cuanto oro quisiese, ordenó que le trajeran lo necesario para sacar mil doblas de oro. Sus criados encontraron todos los elementos menos el tabardíe.
Cuando comprobó el rey que, al faltar el tabardíe, no podía hacer oro, mandó llamar al hombre que se lo había enseñado, al que dijo que ya no podía
sacar más oro. El pícaro le preguntó si había mezclado todas las cosas que
le indicó en su receta, contestando el rey que, aunque las tenía todas, le
faltaba el tabardíe.
Respondió el granuja que, si le faltaba aunque fuera uno de los ingredientes, no podría conseguir oro, como ya se lo había advertido desde el principio.
El rey le preguntó si sabía dónde podía encontrar el tabardíe, y el pícaro
respondió afirmativamente. Entonces le mandó el rey que fuera a comprarlo, pues sabía dónde lo vendían, y que le trajera una gran cantidad para
hacer todo el oro que él quisiese. El burlador le contestó que, aunque otra
persona podría cumplir su encargo tan bien o mejor que él, si el rey disponía
literatura
que se encargase él, así lo haría, pues en su país era muy abundante. Entonces calculó el rey a cuánto podían ascender los gastos del viaje y del tabardíe, resultando una cantidad muy elevada.
Cuando el pícaro recaudó tantísimo dinero, se marchó de allí y nunca
volvió junto al monarca, que resultó engañado por su falta de prudencia.
Al ver que tardaba muchísimo, el rey mandó buscarlo en su casa, para ver
si sabían dónde estaba; pero solo encontraron un arca* cerrada, en la que,
cuando consiguieron abrirla, vieron un escrito para el rey que decía: “Estad
seguro de que el tabardíe es pura invención mía; os he engañado. Cuando yo
os decía que podía haceros rico, deberíais haberme respondido que primero
me hiciera rico yo y luego me creeríais”.
Al cabo de unos días, estaban unos hombres riendo y bromeando, para
lo cual escribían los nombres de todos sus conocidos en listas separadas:
en una, los valientes; en otra, los ricos; en otra, los juiciosos, agrupándolos
por sus virtudes y defectos. Al llegar a los nombres de quienes eran tontos,
escribieron primero el nombre del rey, que, al enterarse, envió por ellos asegurándoles que no les haría daño alguno. Cuando llegaron junto al rey, este
les preguntó por qué lo habían incluido entre los tontos del reino, a lo que
contestaron ellos que por haber dado tantas riquezas a un extraño al que
no conocía ni era vasallo* suyo. Les replicó el rey que estaban equivocados y
que, si viniera el pícaro que le había robado, no quedaría él entre los tontos,
a lo que respondieron aquellos hombres que el número de tontos sería el
mismo, pues borrarían el del rey y pondrían el del burlador.
Vos, señor conde Lucanor, si no deseáis que os tengan por tonto, no
arriesguéis vuestra fortuna por algo cuyo resultado sea incierto, pues, si la
perdéis confiando conseguir más bienes, tendréis que arrepentiros durante
toda la vida.
Al conde le agradó mucho este consejo, lo siguió y le fue muy bien.
Y viendo don Juan que este cuento era bueno, lo mandó poner en este
libro y compuso unos versos que dicen así:
Jamás aventures o arriesgues tu riqueza
por consejo de hombre que vive en la pobreza.
Bloque I
*Glosario
arca: caja de madera sin forrar, que tiene la tapa unida por
bisagras.
vasallo: súbdito de un rey o
soberano independiente.
Don Juan Manuel, El conde Lucanor, Madrid, Edelvives, 2009.
El autor y el contexto
Don Juan Manuel (1282-1348) fue un poderoso caballero y escritor español. Sobrino del rey Alfonso x el Sabio, desde pequeño se movió con
astucia en las intrigas de la corte. Su riqueza era tal que llegó a acuñar
su propia moneda. Sin embargo, nunca descuidó su actividad como escritor. El conjunto de cuentos morales o exempla que integran El conde
Lucanor son lo más representativo de la lengua castellana durante la
Edad Media, y su influencia persiste hasta nuestros días. Algunos de
estos relatos han sido retomados por escritores de la talla de Calderón
de la Barca, Shakespeare, Andersen y Borges.
19
En diálogo
En esta sección van a
encontrar información para
relacionar ambas lecturas.
Calila e Dimna, antigua compilación de relatos ejemplares de la India, que se
difundió con mucha fortuna
en la versión árabe.
REFLEXIÓN SOBRE
EL LENGUAJE
El castellano antiguo
El conde Lucanor fue escrito
entre 1330 y 1335, cuando el
castellano era muy diferente del
que se habla en la actualidad.
•Observen el título y algunas
líneas del apólogo que leyeron
y compárenlos con el ejemplo
expuesto en esta plaqueta. ¿Se
animan a explicar algunas de
las diferencias ortográficas entre las dos versiones? ¿Qué pasa
con la h y con la j?
De lo que contesçió a un rey
con un omne quel’ dixo quel’
faría alquimia
Un día fablava el conde Lucanor
con Patronio, su consejero, en
esta manera [...].
20
Otros géneros didácticos
Las fábulas no son los únicos relatos que han servido para transmitir hábitos y costumbres consideradas convenientes para la organización de los
grupos humanos. Otros géneros didácticos comparten el mismo fin moralizante, pero se distinguen en mayor o menor grado por sus personajes, su
estilo, su ámbito de circulación y sus destinatarios.
El Panchatantra, del siglo iii a. C., por ejemplo, presenta en sus cinco libros,
escritos en sánscrito, un apólogo principal en el que se van intercalando fábulas u otros apólogos. Con esta obra se conecta Calila e Dimna, que es anterior y fue traducida al castellano en el siglo xiii por orden del futuro rey
Alfonso x. El título alude al nombre de dos lobos de la corte del león que
refieren varios de los cuentos ejemplares. Las historias de Panchatantra y Calila e Dimna, como también las de don Juan Manuel, tienen como propósito
educar a los príncipes; sin embargo, tal como están contadas pueden ser de
provecho para un público general.
Principales rasgos de cada género didáctico
Además de las fábulas, también se incluyen en la literatura didáctica los
apólogos, los ejemplos, las consejas y las parábolas.
• Apólogos: son textos muy similares a las fábulas. Al igual que estas, tienen una intención didáctica y moralizante. Su mayor diferencia reside en
que los apólogos están protagonizados por seres humanos en lugar de por
animales. Además, son más extensos que las fábulas y se escriben únicamente en prosa. Se cree que el origen de los apólogos es oriental y que se
extendieron por occidente durante la Edad Media.
• Ejemplos: (del latín exemplum o exempla; en castellano antiguo ensiemplo o
enxienplo), suelen incluirse en textos más extensos, como los sermones, es
decir, los discursos cristianos que predican los sacerdotes ante sus fieles,
para poner en evidencia las consecuencias de malas o buenas decisiones.
En la Edad Media se los recopiló en ejemplarios, e incluso se los ordenó alfabéticamente, con el propósito de que el predicador buscara el tema que
quería tratar en su sermón (la caridad, la avaricia, etcétera) y encontrara
allí un ejemplo probado para ilustrar su mensaje.
• Consejas o cuentos cautelares: se diferencian del resto de la literatura
didáctica porque encierran una advertencia: al comenzar el cuento se
enuncia una prohibición, pero el protagonista la desafía y recibe un castigo. Tal es el caso de Caperucita Roja.
• Parábolas: son relatos cortos asociados a la enseñanza espiritual, y muchas de ellas se usan en el catecismo, es decir, en el libro de instrucción
elemental que contiene la doctrina cristiana. Presentan un hecho sencillo que sugiere una comparación con un conflicto espiritual o moral. Sus
mensajes suelen ser: “igual que sucede en este caso, sucede en este otro”.
Así, por ejemplo, ocurre en las parábolas de Jesús, como la del sembrador
o la del pastor y las ovejas.
literatura
Bloque I
Actividades de relación
Sobre la cita
1.a. Relean la cita que da comienzo a la página 17, que corresponde al prólogo de El conde Lucanor, y resuelvan las actividades.
b. Transcriban en forma de lista los fines que persigue don Juan Manuel
con su obra. Luego, discutan oralmente si los propósitos del autor son
demasiado ambiciosos. Tengan en cuenta quién era el destinatario
privilegiado de esos relatos.
c. Relean la siguiente oración de la cita: “Muy extraño sería que a un
hombre le ocurra algo que no fuera semejante a las historias aquí narradas”. ¿Consideran que esta afirmación puede ser válida para todas
las épocas? Justifiquen teniendo en cuenta si en la actualidad podría
suceder algo similar a lo que le aconteció al rey del cuento.
Sobre el texto
2. Caractericen el género didáctico al que pertenece “Lo que sucedió a un
rey con un hombre que le dijo que sabía hacer oro”. Justifiquen teniendo
en cuenta los rasgos del género elegido.
3.a. El cuento presenta dos historias. Marquen con un asterisco (*) al cos-
tado del cuento dónde comienza y dónde termina la segunda historia.
b. Unan con una flecha el nombre de los personajes con la historia a la
que pertenecen. Luego, caracterícenlos en sus carpetas.
Patronio
El reyHistoria 1
El pícaroHistoria 2
El conde Lucanor
c. Expliquen por qué la historia 1 es el relato principal y por qué la 2, el
enmarcado.
4. En el cuento se inventa un elemento: el tabardíe. Escriban una defini-
BIII Lengua
Pueden buscar información sobre
neologismos en la página 176.
ción de diccionario para ese neologismo inventado por el pícaro.
Integración
1. a. Lean los siguientes comienzos de relatos didácticos y resuelvan las
consignas.
• Barba Azul vivía en un cuarto de mil habitaciones. Al casarse, le dijo
a su mujer que podía entrar en todas las habitaciones menos en
una. Allí se exhibían las cabezas de sus mujeres anteriores.
• Como decía mi abuela: “No hay peor sordo que el que no quiere oír”.
b.Determinen el género didáctico al que podría pertenecer cada texto.
c. Expliquen oralmente cómo continuarían las dos historias.
d.Mencionen qué virtudes o defectos podría ejemplificar cada historia.
Luego, propongan por escrito una moraleja para cada una.
21
Prácticas
del lenguaje
Bloque II
“Innumerables son los relatos existentes. Hay, en
primer lugar, una variedad prodigiosa de géneros, ellos
mismos distribuidos entre sustancias diferentes como
si toda materia le fuera buena al hombre para confiarle
sus relatos: el relato puede ser soportado por el lenguaje
articulado, oral o escrito, por la imagen, fija o móvil,
por el gesto y por la combinación ordenada de todas
estas sustancias; está presente en el mito, la leyenda,
la fábula, el cuento, la novela, la epopeya, la historia, la
tragedia, el drama, la comedia, la pantomima, el cuadro
pintado (piénsese en la Santa Úrsula de Carpaccio), el
vitral, el cine, las tiras cómicas, las noticias policiales, la
conversación. Además, en estas formas casi infinitas, el
relato está presente en todos los tiempos, en todos los
lugares, en todas las sociedades; el relato comienza con
la historia misma de la humanidad; no hay ni ha habido
jamás en parte alguna un pueblo sin relatos”.
Roland Barthes, “Introducción al análisis estructural de los relatos”, en El análisis estructural,
Buenos Aires, Centro Editor de América Latina, 1977. pp. 2-55
1. El texto narrativo
Lectura de un relato histórico
En este bloque,
siempre van a
encontrar una
referencia para
contextualizar
las lecturas.
El texto que van a leer fue adaptado de la obra enciclopédica Historia Universal de la editorial Espasa-Calpe, publicada en Madrid en 2002. Esta obra
compendia los principales acontecimientos históricos desde los tiempos
prehistóricos y las primeras civilizaciones hasta el mundo contemporáneo.
Descubrimiento y conquista
*Glosario
astrolabio: antiguo instrumento
usado para determinar la posición
y el movimiento
de los astros sobre
el horizonte, lo
cual permitía a
navegantes y astrónomos calcular
la hora y la latitud.
94
El primer contacto conocido de los europeos con el continente americano se
produjo en el siglo x con las expediciones
que efectuaron los pueblos nórdicos. Los
noruegos alcanzaron primero las costas
de Groenlandia, donde fundaron las primeras colonias. Poco después, tomaron
contacto con las costas americanas y
organizaron incursiones en las costas de
Helluland, Markland y Vinland. Se trata
de tres islas en el Atlántico descubiertas
alrededor del año 1000 por Leif Eriksson.
El conocimiento de estas nuevas tierras no trascendió más allá de la Europa
nórdica y, por ende, el concepto geográfico del mundo conocido no varió. Recién
hacia finales del siglo xv el Nuevo Mundo
se considera descubierto. Ese descubrimiento no fue fruto de la casualidad ni
un hecho aislado, sino que respondió a
una serie de factores tecnológicos, ideológicos, religiosos, económicos y políticos
que lo hicieron posible.
El descubrimiento
Desde el siglo xiii los reinos de la Península Ibérica habían desarrollado una
gran actividad atlántica que los llevaría a
las costas africanas. Los portugueses tomaron la iniciativa promovida por el interés de una agrupación de personalidades de la ciencia. Estos desplazamientos
permitieron el aprendizaje de la navegación oceánica facilitada por los adelantos técnicos de la época: la carabela, la
brújula, el timón axial y el astrolabio*.
Mapa de 1502 de Alberto Cantino, uno de los
primeros en los que América fue representada
(Biblioteca Estense, Módena).
Por otra parte, desde el inicio de la
época medieval Europa vivía un auge
económico y comercial alentado por una
necesidad de metales preciosos que no
podía ser cubierta a través del Mediterráneo, sobre todo desde la conquista de
Constantinopla por los turcos en 1453.
Esta circunstancia obligó a los europeos
a encontrar otras rutas para comerciar
con Extremo Oriente.
prácticas del lenguaje
La expansión de Castilla y Portugal en
África supuso la rivalidad por el dominio de
sus costas. El Tratado de Alcaçovas-Toledo
(1479-1480) declaró la paz entre los reinos
y delimitó las áreas de expansión atlántica. En 1492 Castilla concluyó la guerra de
Granada y comenzó a ocuparse del océano.
Los viajes de Colón
Unos años antes, en 1484, el genovés
Cristóbal Colón (1451-1506) presentó a
Juan II de Portugal un proyecto de navegación para llegar a las costas orientales
de Asia por la vía occidental, pues estaba
convencido de que la distancia oceánica entre Europa y Oriente era menor de
lo que se creía. Pero la corte portuguesa
consideró erróneos estos cálculos y desestimó los planes de Colón, al igual que
lo hicieron Inglaterra y Francia. En un comienzo, la corte de Castilla también rechazó el proyecto colombino, pero, tras la
toma de Granada, terminó por aceptarlo.
Con dos carabelas (Niña y Pinta) y una
nao* (Santa María), mayor que las otras
dos, Colón organizó una expedición formada por cien tripulantes que salió de Palos de Moguer el 3 de agosto de 1492. Diez
semanas después, el 12 de octubre, Rodrigo de Triana divisó la isla que los indígenas llamaban “Guanahaní” y que Colón
Bloque II
bautizó como “San Salvador”. Convencido
de haber llegado a Asia, continuó la expedición hacia el sur y descubrió La Española, hoy Haití. Allí construyó el fuerte La
Navidad, primer establecimiento europeo
en el Nuevo Mundo.
El almirante regresó a Europa y el 15 de
marzo de 1493 fue recibido por los Reyes
Católicos. Ese mismo año la bula* papal Inter caetera divinae Maiestati concedió a Castilla la posesión de las tierras descubiertas. Otras dos bulas otorgaron privilegios
y facultades sobre las tierras donadas y la
posibilidad de que los barcos castellanos
pudieran descubrir islas navegando hacia
el poniente.
El rey de Portugal, alarmado por las bulas papales, inició negociaciones con los
Reyes Católicos. Ese mismo año se firmó
el Tratado de Tordesillas, por el que se fijó
el meridiano de partición a 370 leguas al
oeste de Cabo Verde y se estableció el compromiso de no realizar exploraciones en las
áreas atribuidas al otro reino.
El descubrimiento colombino marcó
el inicio de la época moderna, pues la
nueva geografía prometía productos desconocidos, nuevas industrias y mercados
sin desarrollar, y auguraba corrientes migratorias que transformarían para siempre la población europea.
Actividades de poslectura
*Glosario
1. En pequeños grupos y según sus conocimientos, expliquen con sus
nao: nave.
bula: documento sellado con
plomo que expide el papa y que
trata sobre asuntos religiosos,
políticos o de interés general.
palabras qué es un relato histórico.
2. Respondan a las siguientes preguntas.
a. ¿De qué tratan los relatos históricos?
b. ¿Quiénes son sus protagonistas?
c. ¿Con qué propósito se escriben?
d. ¿Quiénes los escriben?
e. ¿Quiénes son los destinatarios?
f. ¿En qué textos o soportes se publican?
3. Revisen la definición que escribieron y corríjanla si es necesario.
95
Deconstrucción de un relato histórico
Historia
En esta sección podrán
analizar la estructura de cada
tipo textual y sus recursos.
Municipio de Quilmes / Historia
Se presenta el objeto del
relato. En este caso, la
historia de la localidad de
Quilmes. El marco inicial
responde a qué ocurrió,
quiénes son los actores,
cuándo y cómo ocurrieron
los hechos.
El conector “pero” marca
un giro en la información: del origen de la localidad, se pasa a tratar
uno de los hechos clave
de su historia.
Los protagonistas del
relato histórico suelen
ser grupos de personas,
más que individuos en
particular.
Las sucesivas acciones
que conforman el relato
histórico se presentan
en un tiempo verbal
específico: el pretérito
perfecto simple.
El núcleo central del
relato está conformado
por una secuencia de
acciones. En este caso,
cada hecho central de
la historia de la localidad se desarrolla en un
párrafo diferente.
96
La historia de Quilmes se remonta a la segunda fundación de Buenos Aires, en 1580 por Juan de Garay, cuando
se produce el reparto de las tierras aledañas en “suertes
de estancias” distribuidas sobre la costa, desde el Riachuelo hasta las proximidades de Magdalena, donde existía
—según algunos historiadores— un asiento indígena guaraní. Esa costa de Quilmes era utilizada para actividades
de contrabando y tráfico de esclavos. Los productos manufacturados, introducidos por los barcos europeos, eran
cambiados por productos agrícola-ganaderos.
Pero quizás la historia más relevante para la zona comienza en 1665, cuando acosados por los españoles, los
indios quilmes, después de más de 100 años de resistencia, llegaron al lugar. Habían sido expulsados de los Valles
Calchaquíes, una antigua provincia inca, en la actual provincia de Tucumán. Los quilmes se habían sublevado contra los conquistadores españoles, pero luego de diversos
enfrentamientos, conocidos como “Guerras Calchaquíes”,
el gobernador de Tucumán invadió el valle y logró reducir
a los pueblos alzados.
Diezmados por el hambre y el aislamiento, los quilmes
fueron desarraigados de sus cerros. Fue así que una larga
caravana de familias indígenas fueron obligadas a dejar
sus tierras y a reafincarse a más de 1.000 kilómetros sobre
una barranca frente al Río de la Plata.
Doscientas familias llegadas al lugar establecieron
en 1666 el primer poblado al
sur del Riachuelo: la Reducción de la Santa Cruz de los
Indios Quilmes. Alrededor de
la capilla original estaban los
humildes ranchos de barro y
paja. La zona de influencia
de la capilla se extendió a
Ernesto Campodónico,
otros poblados y, contraÉxodo de los indios quilmes,
riando lo dispuesto en el 1998-1999, muestra permareglamento de la creación, nente del Museo Histórico
fueron penetrando en la Re- Regional de la Municipaliducción otros pobladores no dad de Trenque Lauquen,
mural, 2 m x 3,60 m.
indígenas.
En la narración, los
hechos que tienen una
duración en el pasado y que sirven como
marco inicial o “telón de
fondo” se presentan en
pretérito imperfecto del
indicativo.
A veces, los hechos
pasados se narran en un
tiempo llamado presente
histórico, con el propósito de acercar los acontecimientos al lector.
El pretérito pluscuamperfecto del indicativo se
usa para expresar acciones previas al momento
del relato, en este caso
anteriores a 1665.
Se emplea la voz pasiva
cuando los protagonistas del relato sufren las
acciones realizadas por
otros actores.
Esta forma sintáctica también
puede ser leída como un
intento por “borrar” u “ocultar”
la responsabilidad de quienes
concretaron las acciones.
N
Cuadernillo de Normativa
En la página 47 pueden revisar
algunos empleos particulares
de los tiempos verbales.
N
Cuadernillo de Normativa
En la página 45 pueden
estudiar la correlación de los
tiempos verbales.
prácticas del lenguaje
El comienzo oracional
indica que este párrafo
desarrollará otro hito clave
en la historia de la ciudad.
Los hechos suelen relacionarse de manera causal:
un hecho provoca o es
consecuencia de otro. La
relación causa-efecto puede indicarse con conectores como “debido a”, “por
lo tanto”, etcétera.
BIII Lengua
Pueden revisar el empleo de los
conectores en el tema 13 “Los
textos” en la página 232.
En el cierre del texto suele
presentarse el resultado de
todas las acciones previas,
en este caso, la creación de
la ciudad de Quilmes.
Los adjetivos suelen ser
descriptivos y relacionales,
no expresan opiniones del
historiador.
BIII Lengua
Pueden revisar la clasificación
y empleo de los adjetivos en el
tema 7 “La construcción adjetiva”
en las páginas 200 a 203.
En el año 1780, la zona fue dividida en tres partes:
Quilmes (que llegaba hasta Ensenada y comprendía las
actuales Avellaneda, Lomas de Zamora, Florencio Varela,
Berazategui y La Plata), Magdalena y San Vicente; estas
dos últimas pasaron a ser partidos. En 1784 la “Parroquia
de Quilmes” se constituyó en “Partido de Quilmes”, subdividido en seis cuarteles.
Otro momento importante en la historia
de la zona se remonta a
los tiempos de la Colonia: la costa quilmeña fue
el principal escenario de
enfrentamientos debido a
su facilidad para el desembarco y por su cercanía con Buenos Aires. En
junio de 1806, unos 1.600 Litografía de Madrid Martínez
ingleses desembarcaron que ilustra la Reconquista de
en Quilmes y, tras com- Buenos Aires en las costas
batir con la milicia local, de Quilmes, 1807. Colección
ocuparon las barrancas Museo del Bicentenario, litograde este partido. Un año fía coloreada.
más tarde, desembarcaron las tropas de la segunda invasión. La marcha de los ingleses fue muy pesada por las dificultades del terreno. Tuvieron que atravesar bañados de
unos seis kilómetros hasta el primer campamento, en lo
que hoy es La Plata. Atravesaron arroyos hasta llegar a la
Reducción de los Quilmes e intentaron cruzar el Riachuelo. Todos los habitantes, libres o esclavos, lograron impedir
a fuerza de combate el avance de las tropas inglesas.
El 14 de agosto de 1812, el Primer Triunvirato declaró
extinta la Reducción de los Quilmes y dispuso la creación
de la localidad de Quilmes. Se tomó ese día para conmemorar el aniversario de la ciudad porque no hay constancia fehaciente de la fecha exacta de la instalación de los
quilmes en la ribera del Plata. Después del fin de la Reducción, las tierras de los alrededores de Quilmes comenzaron a ser regaladas o vendidas a bajo precio a distintas personalidades de la Ciudad de Buenos Aires. Muchos
instalaron en esa zona sus casas de fin de semana. Además, se registró la llegada de otros pobladores, criollos y
españoles dedicados al comercio y contrabando de cueros
vacunos, lo que dio origen al establecimiento de las estancias que generaron el desarrollo económico de la zona.
Texto tomado de la página web del Municipio
de Quilmes: bit.ly/EDV-LL2-96 (adaptación).
Bloque II
Los circunstanciales
de tiempo organizan el
relato temporalmente.
Suelen situarse en posición inicial en la oración
para marcar tiempo y
secuencia.
Los adjetivos numerales,
cardinales u ordinales
expresan cantidad u orden,
no expresan opiniones del
historiador.
Los relatos históricos pueden concluir con una breve
mención de las consecuencias y hechos posteriores.
La voz pasiva con pronombre se impide la mención de
los agentes de las acciones,
y provoca, así, el mismo
efecto de “ocultamiento”
que la voz pasiva.
97
El género discursivo
Características del relato histórico
En esta sección van a poder
estudiar las características
de cada tipo de texto.
El relato histórico es un texto narrativo que presenta una serie de hechos
relevantes para el estudio del pasado. A diferencia de las biografías y de las
autobiografías, que se centran en un personaje específico determinado, los
relatos históricos están protagonizados por grupos de personas relacionadas entre sí a través de objetivos comunes, políticos o sociales, o por lazos
étnicos que las identifican.
Los relatos históricos tienen como propósito hacer conocer la historia a
un público no especializado, y se publican, por ejemplo, en manuales escolares. Están narrados en tercera persona, con un registro formal y en un
estilo objetivo, es decir, en el que el historiador no muestra explícitamente
su opinión, ni hace referencias en primera persona del singular (yo).
En estos textos es preciso contar cuándo y dónde ocurrieron los hechos.
Por eso se usan circunstanciales de tiempo y de lugar. Los sucesos también
se conectan a través de relaciones de causa y efecto, donde un hecho determinado provoca o desencadena otro hecho, su efecto o consecuencia.
El relato histórico adopta la siguiente organización.
Empleo habitual de pretérito imperfecto
del indicativo.
Marco inicial:
presentación del
tema del relato.
Suele emplearse además el
pretérito pluscuamperfecto
del indicativo para acciones
anteriores a las principales,
y el condicional simple para
las posteriores (“algunos
se habían instalado en la
zona y otros llegarían más
tarde”).
Responde a las preguntas: qué ocurrió,
quiénes son los actores involucrados,
cuándo y dónde ocurrieron los hechos.
Empleo usual del pretérito perfecto
simple. Uso del presente del indicativo (presente histórico) para acercar las
acciones al lector.
Secuencia de
eventos: núcleo
central del relato.
Los acontecimientos se desarrollan en
diferentes párrafos, conectados entre sí
por marcadores de tiempo o causales.
Partes opcionales en el relato histórico
Resultado: refiere la resolución de las
acciones narradas en el núcleo central.
98
Evaluación: juicio o valoración del autor
acerca de los hechos narrados o de sus
protagonistas.
prácticas del lenguaje
Estrategias para abordar el relato histórico
El relato histórico que leyeron está organizado en seis párrafos, que pueden agruparse en un marco inicial, una secuencia de acciones y un resultado. El siguiente esquema grafica la estructura del texto.
Bloque II
A continuación de la definición
de cada tipo de texto, siempre
encontrarán estrategias para
interpretarlos.
1. Relean el relato histórico acerca de Quilmes en las páginas 96 y 97.
2. Determinen qué hecho se desarrolla en cada párrafo y completen los
recuadros del esquema según corresponda. Las oraciones con las que
completen tienen que estar encabezadas por un sustantivo, como se
muestra en los ejemplos.
MARCO INICIAL
1. Origen de la ciudad de Quilmes.
SECUENCIA DE EVENTOS O HITOS
2. Llegada de los indios quilmes, tras su expulsión de los Valles Calchaquíes.
3.
4.
5.
RESULTADO
6. Fundación de la ciudad y
Actividades de integración
3. a. Relean el primer relato y resuelvan las siguientes consignas.
b. Identifiquen los tres apartados en los que se organiza el texto y res-
pondan: ¿por qué posee esa estructura?
c. Subrayen los circunstanciales de tiempo y los conectores causales.
d. Marquen con llaves la estructura de marco inicial, secuencia de ac-
ciones y resultado. ¿Hay evaluación? Si responden afirmativamente,
subráyenla en el texto.
e. Grafiquen en sus carpetas la estructura textual en un esquema similar al que realizaron para el texto sobre la historia de Quilmes.
Tomen como referencia el
trabajo que se hizo en las
páginas 96 y 97.
99
Herramientas de estudio
En esta sección siempre van
a encontrar herramientas
para aprender a estudiar.
Resumir un texto significa
mucho más que acor tar la
versión original.
La idea principal responde
a la pregunta: “¿de qué
trata el párrafo?”.
El resumen de los textos narrativos
El resumen de un texto narrativo es un nuevo escrito que transmite de
manera abreviada y precisa la información más importante contenida en la
fuente resumida. Resumir un texto significa entender claramente el contenido de la fuente leída, seleccionar las ideas principales, descartar las accesorias, y mostrar las relaciones que se dan entre esas ideas en un texto
coherente.
El resumen es una herramienta de estudio útil para los exámenes y para
preparar exposiciones orales, entre otras tareas del ámbito escolar.
Los siguientes pasos los ayudarán a elaborar un resumen del texto acerca de la historia de Quilmes.
Paso 1: el subrayado como modo de identificar las ideas principales.
• Subrayen en cada párrafo la oración donde se encuentra la idea central.
Paso 2: el esquema para graficar las relaciones entre las ideas principales.
• Corroboren si el subrayado se corresponde con el esquema que completaron en la sección “Estrategias para abordar el relato histórico”.
Paso 3: el resumen.
• Utilicen el esquema anterior para redactar un resumen destinado a
preparar una lección oral, en no más de dos párrafos. Relacionen las
ideas principales a través de conectores (“en primer lugar”, “tiempo
después”, “por último”, etcétera) y de verbos que pongan de manifiesto
las relaciones temporales.
Paso 4: la revisión.
• Lean el resumen escrito y completen la grilla de autoevaluación:
Aspectos a considerar para revisar el resumen
Es una reelaboración personal o copia fragmentos
y los “pega”.
Rescata las ideas principales de la fuente resumida.
BIII Lengua
Pueden revisar la noción de sintaxis en el tema 4 “Las unidades de
la sintaxis” en la página 182.
/10
/10
Las ideas principales están relacionadas de manera
coherente.
/10
Las oraciones son correctas sintácticamente.
/10
Presenta una correcta ortografía, puntuación
y acentuación.
/10
Puntaje total
100
Puntaje
/50
prácticas del lenguaje
Bloque II
Taller de producción
Hagamos conocer la historia
¿Cuánto saben sobre la historia del lugar donde viven? En este taller, les
proponemos que jueguen a ser los historiadores de su barrio a partir de la
indagación de sus instituciones y su gente. Las entrevistas serán una valiosa fuente para la recopilación de testimonios orales determinantes para la investigación no solo de su historia sino
de sus costumbres, hábitos y particularidades.
En esta última sección
encontrarán propuestas para
escribir ustedes mismos cada
tipo de texto.
1. Visiten la biblioteca pública o naveguen en la página de su municipio, de
su localidad o de su barrio en busca de información.
2. Entrevisten a algunos vecinos mayores que hayan vivido en la zona desde
hace mucho, ya que les pueden aportar datos muy interesantes sobre la
vida del lugar en épocas pasadas.
3. Reúnan los datos encontrados y, con ayuda de las estrategias vistas, es-
criban un relato histórico. Para ello, primero consideren los siguientes
aspectos.
a.Decidan con qué propósito van a escribir el relato, dónde lo publicarán
y quiénes van a leerlo. Así podrán elegir un título apropiado y decidir
otros aspectos, como la cantidad de párrafos y el estilo.
b.Busquen imágenes o saquen fotos para ilustrar su texto.
Animarse a jugar
Imaginen que acaban de llegar desde otro planeta al barrio sobre el que
escribieron el relato histórico.
• Escriban la crónica de su viaje interplanetario para los habitantes del
planeta de donde vienen.
• Usen la información que recopilaron en su investigación anterior.
• Pueden tener una idea acerca de cómo se ve un “mundo nuevo” en las
Crónicas de Indias. Un ejemplo humorístico de estas crónicas lo ofrece
la “Cantata del adelantado don Rodrigo Días de Carreras”, del grupo Les
Luthiers. Pueden verlo en YouTube: bit.ly/EDV-LL2_101.
• Incluyan fotos e ilustraciones que pongan en evidencia cómo nos vería
alguien de otro planeta.
Un ejemplo de Crónicas de Indias:
los relatos que escribían los
colonizadores de América acerca
de los acontecimientos durante
el descubrimiento, conquista y
colonización del continente.
101
Bloque III
Lengua
“No es que se sepa mal la gramática. Lo que sucede
es que hay personas que […] creen que la lengua es una
institución externa, que los gramáticos imponen sus
reglas a los hablantes como si fueran legisladores o como
si los principios de la gramática fueran normas de tráfico
o de derecho mercantil. Es una opinión extendidísima.
Es una pena que sean tan pocos, proporcionalmente, los
que comprenden que las palabras no son el envoltorio
de las ideas, sino el material del que están hechas. Para
el gramático, la lengua es esto y mucho más. Es una
aventura, un territorio que nunca acaba de explorar, pero
que cada día conoce un poco mejor.”
Ignacio Bosque, “Ignacio Bosque: el monje de las palabras”,
(entrevista) por Juan Cruz, revista de El país, Barcelona, 19/04/2007.
1. La comunicación
Repaso
En esta sección siempre
van a poder hacer un
repaso de los temas.
Elementos, funciones y lectos
Para entender qué es la comunicación, los investigadores propusieron un
esquema que organiza los componentes de todo acto comunicativo.
Referente
Contenido del mensaje.
Emisor
Mensaje
Receptor
Codifica y emite el mensaje.
Conjunto de señales
verbales o no verbales.
Recibe el mensaje, lo decodifica
y lo interpreta.
Código
Sistema de signos que comparten
parcialmente emisor y receptor.
Canal
Medio por el que circula
el mensaje.
Un emisor al emitir un mensaje busca comunicarse con ciertos fines:
informar, expresar sus sentimientos, pedir, etcétera. Según sea su intención,
en un mensaje predomina uno de los componentes del circuito y es posible
distinguir las siguientes funciones del lenguaje.
• Emotiva: destaca al emisor que muestra sus sentimientos, ideas, deseos.
• Apelativa: destaca al receptor, del que se quiere lograr algo.
• Referencial: se centra en el contenido del mensaje.
• Metalingüística: hace foco en el código empleado.
• Fática: verifica que el canal funcione.
• Poética: se concentra en el modo como se construye el mensaje.
Si bien los hablantes de una comunidad hablan la misma lengua, existen variaciones que caracterizan a un grupo de hablantes y lo diferencian
de otro. Estos rasgos se denominan variedades lingüísticas y dependen de
diversos factores. Las variaciones que obedecen a las particularidades de los
hablantes se llaman lectos.
Lectos
Dialecto: variaciones
relacionadas con el origen
geográfico de los hablantes.
168
Sociolecto: variaciones
que dependen del entorno
sociocultural y del nivel
educativo de los hablantes.
Cronolecto: variaciones
vinculadas con la edad de
los hablantes.
Lengua
Bloque III
Reflexión
En el momento de la reflexión
van a tener opor tunidad de
ingresar a los contenidos
desde sus conocimientos.
Pactar para comunicar
1. Lean el siguiente fragmento.
Humpty Dumpty tomó el cuaderno y lo consideró con atención.
—[...] Me parece que está bien hecha la resta […], lo que demuestra es que hay trescientos sesenta y cuatro días para recibir regalos de incumpleaños...
—Desde luego —asintió Alicia.
—¡Y solo uno para regalos de cumpleaños! Ya ves. ¡Te has cubierto de gloria!
—No sé lo que quiere decir eso de la “gloria” —observó Alicia.
Humpty Dumpty sonrió despectivamente.
—Pues claro que no..., y no lo sabrás hasta que te lo diga yo. Quiere decir que “ahí
te he dado un argumento que te ha dejado bien aplastada”.
—Pero “gloria” no significa “un argumento que deja bien aplastado” —objetó Alicia.
—Cuando yo uso una palabra —insistió Humpty Dumpty con un tono de voz más
bien desdeñoso— quiere decir lo que yo quiero que diga..., ni más ni menos.
Lewis Carroll, A través del espejo y lo que Alicia encontró allí.
A través del espejo y
lo que Alicia encontró
allí (1871), de Lewis
Carroll (1832-1898),
es la continuación
de Alicia en el país de
las maravillas (1865).
a.Discutan entre todos: ¿por qué Alicia no entiende lo que dice Humpty
Dumpty? ¿Pueden variar los significados de una palabra?, ¿en qué condiciones?, ¿puede ser una decisión individual?
b.Reflexionen: ¿les parece que los hablantes de una lengua establecen
ciertos acuerdos aunque no sean conscientes de ellos? Si es así, ¿cuáles? ¿Qué pasaría si todos actuáramos como Humpty Dumpty?
2. Determinen cuál de los amigos tiene razón. Justifiquen.
Luis dice que su amigo Javier, que nació en Córdoba, tiene acento. Javier dice que
Luis, que nació en Buenos Aires, también tiene acento, pero que no se da cuenta.
3. a. Muchas películas recurren al tema de la “boda interrumpida”, ¿recuerdan alguna?, ¿en qué momento suele ocurrir algo que interrumpe la ceremonia?
b.Expliquen qué ocurriría durante un casamiento si en lugar de decir: “Los declaro marido y mujer”, el juez dijera: “Los declaro púa y
guitarra”.
PARA SEGUIR PENSANDO
Todos los hablantes de una lengua manejan un código común que hace posible que puedan
comunicarse a pesar de las variaciones que existen entre los individuos y los grupos.
Al comunicarnos, también nos relacionamos con otros y realizamos acciones que modifican
la realidad.
169
Profundización
En esta instancia de
profundización podrán
ampliar sus conocimientos
sobre el tema.
TIC
Para comunicarse en los espacios
de Internet, por ejemplo, foros
o blogs, también existen reglas,
llamadas netiquetas. Para saber
más sobre estas reglas visitá
bit.ly/EDV-LL2-170.
Competencia comunicativa
Los hablantes conocen reglas gramaticales, por ejemplo, que el sustantivo concuerda en género y número con el adjetivo (cuaderno usado). También
manejan ciertas reglas para que nuestros mensajes resulten adecuados en
una determinada situación; por ejemplo, sabemos que en ciertos contextos
podemos hablar de vos y que en otros debemos usar usted.
Cuando nos comunicamos, tenemos en cuenta diversos factores, entre
ellos, el tipo de relación con nuestro interlocutor y si la situación es formal
o informal. Este conocimiento general se denomina competencia comunicativa, y se refiere a la habilidad que tienen los hablantes para usar la lengua.
1. Lean la escena del recuadro y resuelvan las consignas que le siguen.
Profesora (gritando):—¡Ay, por favor! ¿Por qué estás dándote
vuelta todo el tiempo? Estate quieto.
Alumno (señalando hacia atrás): —Profe, no soy yo, es él que me
está hinchando.
Profesora (con cara de resignación): —Molestando.
Alumno: —No, él no molesta, ¡hincha!
(Carcajada general).
a.Expliquen por qué la profesora corrige al alumno.
b.¿Consideran que el alumno se adecua a la situación?
c. ¿En qué situación se usan adecuadamente estos verbos?
Los registros
N
Cuadernillo de Normativa
Para repasar las diferencias
entre el registro oral y el escrito,
pueden hacer los ejercicios de la
página 48.
Además de las variaciones que existen entre grupos de hablantes (los lectos), existen variaciones que dependen de la situación comunicativa. Efectivamente, no nos comunicamos de la misma manera ni elegimos las mismas
palabras o estructuras si charlamos con un amigo, si hay un adulto presente
o si escribimos un trabajo para la escuela. Estas variaciones se denominan
registros y dependen de diversos factores: la situación, la intención del hablante, el tema y el canal por el que se transmite el mensaje, que puede ser
escrito u oral.
2. Ordenen en la carpeta las oraciones de los recuadros según presenten un
registro formal, uno informal o uno coloquial.
No se lo digo ni ahí.
Ni loco se lo digo.
Me niego a decírselo.
Se tomó un vaso de jugo.
Bebió un vaso de jugo.
Se clavó un vaso de jugo.
• Propongan dos o tres ejemplos más.
170
Lengua
Bloque III
Actos de habla
Cuando transmitimos un mensaje, también realizamos acciones que
modifican la realidad o las relaciones con los otros. Por ejemplo, si prometemos algo a alguien y no lo cumplimos, la otra persona se puede enojar, de
modo que, cuando enunciamos una promesa, no solo pronunciamos una
serie de palabras, sino que nos comprometemos a llevar a cabo determinado hecho. Estas acciones que se realizan al hablar se denominan actos de
habla: prometer, declarar, amenazar, perdonar, pedir, disculparse, advertir
son algunos de ellos.
Los actos de habla se rigen por determinadas reglas. En el caso de una
promesa, por ejemplo, el receptor debe estar interesado en que el emisor la
cumpla. Por ejemplo, en Te prometo que te quedás sin salidas, como el receptor
no está interesado en que el emisor cumpla con su palabra, no se trata de
una promesa, sino de una amenaza.
Los actos de habla se pueden clasificar en directos e indirectos. En los
actos de habla directos, el emisor expresa explícitamente su intención, generalmente a partir de un verbo; por ejemplo, en Te pido que me dejes solo, se
formula directamente la solicitud. En los actos de habla indirectos, el emisor expresa su intención de forma implícita, por ejemplo, por medio de una
pregunta: ¿Me podrías dejar solo?
3. a. Respondan entre todos a las siguientes preguntas: ¿qué sucedería, por ejemplo, si una joven le pide a su novio que le regale la Luna?, ¿y si alguien amenaza a otra persona con algo que no le importa?
b.A partir de las respuestas anteriores, discutan cuáles serían los requisitos que deben cumplir los pedidos y las amenazas para que se
concrete el acto de habla. Justifiquen con ejemplos.
4. a. Lean el siguiente refrán y expliquen qué relación se puede establecer con la promesa.
Las palabras se las lleva el viento.
b.Subrayen, entre los refranes que siguen, los que tienen un significado
similar al refrán anterior. Justifiquen.
Hablando se entiende la gente. / El poco hablar es oro, y el mucho, lodo. / Más
apaga buena palabra que caldera de agua. / Del dicho al hecho hay largo trecho.
5. Lean el fragmento de El ingenioso hidalgo don Quijote de la Mancha, de
Miguel de Cervantes, e indiquen si se trata de un pedido o de la declaración de un deseo. Justifiquen su respuesta.
—¡Ay!— respondió Sancho llorando—. No se muera vuestra merced,
señor mío, sino tome mi consejo y viva muchos años, porque la mayor
locura que puede hacer un hombre en esta vida es dejarse morir sin más
ni más, sin que nadie lo mate ni otras manos lo acaben que las de la
melancolía.
171
La comunicación no verbal
Cuando nos comunicamos, acompañamos nuestras palabras con gestos, entonaciones de la voz y movimientos del cuerpo; también miramos
a nuestro interlocutor y somos mirados por él; incluso, la ropa que usamos
puede influir en la comunicación. Muchos de estos elementos son significativos y confirman o contradicen el mensaje que transmitimos. El conjunto
de estos signos recibe el nombre de comunicación no verbal. Algunos de
ellos están codificados y son culturales, por ejemplo, mover la cabeza hacia
arriba y hacia abajo para afirmar. Otros, como el rubor o el temblor, no son
voluntarios, pero solemos interpretarlos más o menos de la misma manera.
Finalmente, hay elementos no verbales que permiten organizar y regular la
conversación; por ejemplo, cuando queremos hablar con alguien, generalmente, primero tratamos de hacer contacto visual.
6. a. Identifiquen en las imágenes los elementos no verbales e indiquen su significado. Analicen las expresiones y también la vestimenta.
b.Elaboren una lista de gestos codificados en nuestra cultura y busquen
Para preparar la presentación,
pueden consultar el tema de la
página 134.
OTROS LENGUAJES
Detectores de mentiras
En la serie estadounidense Lie to
me (2008), un equipo de psicólogos
y psiquiatras analiza las expresiones, los gestos y los movimientos
de personas investigadas por la
policía, que permiten determinar si
están mintiendo o no.
172
imágenes que los ilustren. Pueden dibujarlas, buscarlas en Internet o
representar esos gestos y tomarse fotografías.
7. a. Investiguen acerca de la gestualidad en otras culturas. Pueden buscar información en enciclopedias impresas o virtuales. También pueden consultar directamente a personas de otras culturas. Para ello, pídan-
les permiso para hacerles algunas preguntas y aclárenles que se trata de un trabajo escolar. Siempre, para terminar, agradezcan y saluden.
b.A partir de los resultados de su investigación, preparen una presentación oral con recursos audiovisuales.
8. a. Propongan una definición del término emoticón. Indiquen el origen de la palabra y la clase a la que pertenece. Luego, expliciten el significado y expongan los espacios donde se emplean y la finalidad de su uso. Dibujen algunos para ilustrar la definición.
b.¿Los emoticonos tienen o no significado universal?
Lengua
Bloque III
En los textos
Esos hablantes colaborativos… y chistosos
En esta última sección podrán ver los
fenómenos estudiados en contextos
textuales determinados.
Señora: —¿Qué hora es?
Señor: —La hora a la que siempre llama tu mamá.
Hija: —Mamá, ¿sabés dónde
está mi teléfono?
Madre: —Sí.
Hija: —… ¿Dónde?
Madre: —Donde lo dejaste.
Profesora: —Yo enseño teoría, solfeo y virtuosa ejecución.
Dígame, joven, ¿usted qué quiere?
Joven: —Salir corriendo.
—Tomás, ordená tu cuarto. No, mejor bañate. No, mejor
ordená tu cuarto y después bañate. ¡No! Mejor bañate que
es tarde, pero que el cuarto quede ordenado, ¿entendiste?
1. a. ¿Por qué estas situaciones tienen efecto humorístico?
b.Lean la siguiente explicación.
La comunicación se logra porque
los interlocutores cumplen con un
conjunto de reglas llamado principio
de cooperación comunicativa. Por
ejemplo, si una persona pregunta para
obtener información, presupone que
su interlocutor responderá la verdad y
le proporcionará la información necesaria. A partir de este principio, se formularon cuatro reglas:
Máxima de cantidad: dé solamente la
información necesaria.
Máxima de calidad: no proporcione
información falsa.
Máxima de relación: dé información
relevante, que sea de interés.
Máxima de modo: sea ordenado, breve y claro. Evite la ambigüedad.
En muchas oportunidades, estas reglas no se cumplen, por ejemplo, cuando explicamos un tema de manera
confusa. También se transgreden voluntariamente para crear un efecto en
el interlocutor.
c. Vuelvan a explicar las situaciones anteriores a partir de la identifica-
ción de la máxima que se transgrede.
173
Descargar

Estrategias para abordar el relato histórico