PRECIO 0£ U SUSCRICION
X Pt». Mes.
ROVISrCIAS Y P o i l - i Ü U A j j .
^^»Ai|yjEtto::
•mAMft"W771', é • • ' . ' . " . ' . " . .
X3
DÍAR19 POLÍTICO IMDEPENDENTE
ECO IMPARGIAL bE LA OPLNION Y DE LA PüENSA
-
PRECIO D£ U VENTA
• Formensr,
i
Pormayoi-,
is oantimos ejemplar.
y s o cota. 3 0 ejemplt,
jledaccíón y Oficinas: Factor, 7, Madrid.
Y DE NOTICIAS
Fuiídador: D. Manuel María de Santa Ana.
AfiO LVII.—KÜM. 17.67^.
i
*
^.
./•
i
,*''
'\
NC SE DEVUELVEN LOS ORIGINALES
^^y
Ediciones Mañana, Tarde y Noche-
EL TIRO DE PICHÓN
pérfida enemiga de Francia. Esto es notorio,
cios y esos diabolismos, que tai vez conozca
Ecos dm Londres
y si queréis que os lo demuestre...»
algún prójimo nuestro.
Todos los pre.sentes cambiaron de color.
Cada vez que entra en la smart sel de LonFallieres miraba alternativamente con azodres alguien que anteriormente no pertenerados ojos á SisQwath y al embajador inciera á ella, todas las in¡ra<las le escudriñan
glés: los diplomáticos, perdida la serenidad,
con benévola curiosidad.
Ciorurado-sódioo-sulfatadas, variedad
.\uii([úe el Tiro de Pichón coitinúa abler*
se movían, nerviosos, en su asiento. En esto
«Acaso sea ese—dice ¡a gente de buena ..^oIhlnicae. Las únicas pai-a el hígado, bazo,
(DE NUESTRO REDACTOR)
la miisica rompió á tocar estruendosamente
ciedíid—quieii posea el secreto de esas terri- to, se puede dar la temporada por termimida^
estómago, intestinos, etc., etc.; poseen " ' " pue» sólo faltan que tirar unas cuantasoalCK
la MarseHesa, aho£íando las últimas barbaLa season termina, amigos míos, y la sea- bles perversidades.»
cto mayor acción de radioactividad qxie las
ridades de Sisowain.
Pero como el secreto no se revela, al cabo m;is que sobraron j»or no haberse verineá^
son de Londres es uno de ios acontecimienaguas de Carlsbad.
Pery ya era demasiado y se creyó necesa - tos más importantes del mundo. No liay in- de poco tiemjio lo que se pregunta todo el e^le año, como en otros anteriores, premios
Í A magnifica localidad balnearia de CE5rio
refrenar para en adelante los ímpetus de glés con dinero que no procure estar en Lon- mundo es el dinero que tiene, y si es pobre, de senoraíi, de señoritas y de solteros.
TONA (Gtiipúzcm) consta de varios edifiA j)esar do la supresión de estos ti-es preSisó
wat h.
dres durante los meses de mayo, junio y lo que le toca hacer es marcharse. Esta es la
cios, con alojamientos para todas las clases
mios, debida á la í'alta de tiempo en épíxia
sociedad
de
Londres.
IA
gente
rica
se
reúne
Se
le
hizo,
pues,
saber
que
iba
por
mal
caprimera
quincena
de
julio.
A
los
ingleses
de
fiociales, á precios módicos y gran confort,
mino y que «o volviera á colarse tan ruido- Inglaterra se unen ahora los de las colonias; en parajes determinados, no para verse á sí oportuna, la teiupoi-ada fué brillantísiina é
salón de tiestas, teatro, biliares, tresisamente ni delaute de tanto público. Pero porgue el sueño de Australia, del Ganada, del misma, porque ese placer desaparece pionto, iiiteresuiite como pocas, á pesar deqneel*^
llo, (awn-tenncs, tiro ai Manto y otros divcrSisowath recibió muy m ^ la lección y advir- ^•Urica del Sur y de Nueva Zelanda consiste sino én fusca de lo desconocido. El propósi- tiempo lio ayudó nada en la primera parta
tii^nets.
tió que seguiría ,predicando lá guerra
á la en pasar en Londres los mesesde la •SCO.SOT!. to de la vida social no es solamente la satis- del programa, que suele ser la más impor„
Se halla abierto del 15 de junio al 30 de
pé-'fidá
Albión,.siempre
quíB
hajlasemoaiens:.
-Astemás M f "due añadir á la lista conside- facción de la vanidad, sino el ansia de lo ig- tante.
•eptiembre. El a ^ a se vendé todQ el año, en
I'ára que nuestros lectores puedan fórmat»
rabie,
número Jie millonarioa y mitlonarias norado.
botellas de un litro, en todas .feís Éacmacias.
Y como lo ignorado uo se descubre, sólo se idea de la importancia de este sport, el
EntoiSieeB^hltbo^De amenazarle iifás eeHa- norteamericanos.
- n j e í i t e . . ,/..':••.*'''•• '• "•
Toda esta gente .se reúne en Londres du- queda la vanidad, alma mater, fuente de más ñoreciente de España, \'oy á dar una
—Si v. M.—«e te dijo—vuelve á hacer ton- rante diez semanas, para codearse con la energía, resorte secreto del Imperio británi- lista, á modo de resumen," con los ganadora
de todos los premios, el imjiorte de lasectráí»
terías, no irá á la revista militar del 14 de vieja aristocrf-cia de la Metrójwli. y demos- co y de la vida de cada uno de sus hijos.
. laereira, á base lieCcccombre, b»ce de.-apaiSeer iasarru(las y ilemás gastos generales, quo Constitujulio.
trarse mutuamente que tienen dinero. Ello
#8»ilél culis, V con su uso «c evita queapaiuzcas. PrepsraRamiro
do
Maoxtu.
yen una fortuna que muchos desearían pat«
Ante este castigo, Sisowath retrocedió y no puede negarse que lo prueban. El dinero
MporMoraour y C , de París. Depósito: l'firfumíTla Inpasar el resto de su vida, y entre esos mut^
gJ«a, C a r r e r a d e S a n j e r ó m i n o , 3 , M a d r i d .
pareció sometido.
está patente en los vestidos de las mujeres,
clios, el que esto escribe.
Pero todavía no ha comprendido por qué en las joyajs, en los automóviles y en las deanda Francia con esos teyjujos ni por qué está coraciones, vinos y manjares de'las reunioLista de los premios y sus ganadores.
DE PETERSBURGQ
l"eo hablar de guerras en las comidas oficia- nes que se suceden sin interrupción en esta
Premio de S. M el Rey: una copa de plata
les.
corta tempoi-ada del año.
dorada y 5.450 pesetas, importe de las entraL'na mujer do buena sociedad se ve obligadas.
da á asistir á tres ó cuatro es[jectáculos y
Ganó D. Ignacio de Urcola, con 13 pichoreuniones al día. El trajín comienza desde
nes, de i:í tiros.
por la niañana, pues cuando no ae da un al(DE NCESTHO RBOACTOR)
Segundo,D.SantiagoLiniers,con 12, de 18^muerzo en cusa, jtara que asistan algunos
Un donativo.
Premio de S. M. la Reina madre: unáCOp»
invitados,
es
porque
se
ha
sido
invitado
fuera
Se confirma que la legislatura de la Duma
FERROL 6. Para la Escuela Asilo, Concepde plata repujada y cincelada y 4 525 pesetas, •
de ella.
no terminará hasta el día que señale la mación Arenal, ha donado 5.000 pesetas un
importe de las entradas.
;
I>esp: 6 i del almuerzo hay que ir á un ai
yoría parlamentaria.
rico propietario fleesta población.
(janóu. Benito González, con 12 páiaroi^ '
home, por la tarde, y á veces á un concierto
Los constitucionales demócratas podrán,
Impreslda de la crisis.
de 12 tiros.
primero y á un ai home en seguida. Después
POR TELÉGRAFO
pues, desenvolver los puntos esenciales de
Segundo lugar, dividido entre los duque»
Los liberales ferrolanos se muestran con- íiay que marchar á escape á casa para vessu progi-ama y hacer que la Cámara adopte
de .\r¡óii y de Prini, con 11, de 12.
DB NTIESTRO RIOiOTdR OORKESPONSiL
trariados por la solución de la crisis, pues tirse y acudir á una comida. Después, por
la tamusa ley agrai'ia. De este modo los
Premio de la Infanta Doña Isabel: una pejuzgan que la breve vida de este Gabinete último, hay que ir á un baile con su corresconstitucionales esperan impulsar al GobierLONDRES 6. De Nueva York comunican taca de oro con rubíes y 4.505 pesetas de én» i
pondiente
cena.
sera
causa
de
la
subida
al
Poder
del
señor
no á un acto ofensivo; pero tos ministros del
que las fiestas de la indeijendencia bandado trndas.
J
Durante una jornada de éstas se hace pre- lugar á varios incidentes sangrientos.
Maura.
Czar están demasiado hechos á este género
Ganado por el marqués de Marín con nue»'i
ciso
hablar
con
veinte
ó
con
treinta
personas
Creen
que
esto
es
un
golpe
que
destruye
el
d& luchas para caer en el lazo que se les
Según los t'iltimos telegramas, sólo en la ve de nueve.
partido liberal y ocasiona el retroceso de las diferentes, que á su vez han hablado con capital ha liabido más de ;)00 heridos.
tiende: ya han demostrado con su actitud
Segundo lugar,' dividido entre D. Alvaíroi
otras
veinte
ó
treinta,
y
que
no
tienen,
por
reformas que demandaba el país urgente«/« Psroslom
pasiva que reservan sus fuerzas para el nioCaj-o y conde de Valdelagrana, con ochó di"*
Una catástrofe.'
lo tanto, naila que decir.
mente.
Biento decisivo, es decir, para el día en que
Ya conocen .ustedes el comienzo de estas
LoNDRtcs 6. Un cablegrama de Washing- nueve.
la .\samblea nacional, harta de pi-edicar en
JAPOIUESES r COREANOS
^
iVIarInero ahogado.
Premio del Infante D. Carlos: una copa daconversaciones.
ton da cuenta de una catástrofe.
ilesierto, -decida• dirigirse directamente al
Un golpe do viento volcó ua bote, ahogán—¿Está usted en Londres? ¿Desde cuándo?
Según dichas noticias, en Kakananarva plata repujada y 1.080 pesetas de enti-adas,.
pueblo.
Ganado ¡x)r el duque de Tarancón con IS,
dose uií marinero que lo tripulaba.
I.\h! ¿Conque lia estado usted en París? ¡Pa- (NebraSka) celebrábase una tiesta náutica.
En tanto, numerosos emisarios del Gobierpííjiíros
do 13 tiros.
rís
es
muy
bonito!
Los
dueños
del
balneario
situado
en
dicho
Aeojdente del tmbajo.
no recorren el interior para familiarizarse
Si se habla con una señora', hay que decir- punto habían construido un estrado en las Segundo, Ignacio Urcola, con 12 de 13.
sobre el terreno con la actitud de las poblatrabwando
én
el
cuartel
el
albañil
Manuel
POll T É Í E G H A F O
Premio de los Infantes D. Fernando y Doíla '
que es enchntadora, arrebataflora. triun- misroaa OTtllas del lago, á fin de cfae los b a ciones agrícolas, llamadas á representar el
Pé.'-e?, cíe veinticuatro años, cayó del anda- la
María Teresa: una petaca y fosforera de plafal,
divina,
aunque
nos
parezca
más
fea
que
ñistas
pudieran
contemplar
cómodamente
la
principal papel en la solución de la crisis que
Di NUESTRO REDACTOR CORRESPOüíSAL
mio, produciéndose una herida' grave en la un poUeeman á un criminal.
ta con rubíes, y 3.500 pesetas de entradas.
fiesta.
atraviesa el pais.
LONDRES 6. Continúa la agitación en Co- cabeza.
Ganado por D. Basilio Gutiérrez con nuevft
Asunto
obligado
de
las
conversaciones
lo
El
estrado,
no
pudiendo
soportar
el
peso
Un oficial de la escolta privada del Czar, á rea, según las últimas noticias llegadas de
Ingresó en el Hospital en estado gravísimo. constituyen los cspecUiculo.í; las carreras de de la multitud sobre ói s'.i'uiíla, hundióse, c a - pájiíros de nueve tiros.
quien encontré uno de estos días en un sa- Seúl.
Segundo, el marqués de la Scala, ccwi ocho
cal^allos, las regatas, los teatros. Mas para yendo al agua cuantos le ocupaban.
lón, me expuso las impresiones que había
Los japoneses extreman sus precauciones
de nueve.
hablar
con
algún
fundamento
de
estas
cosas,
Prodiijose
una
escena
indescriptible.
recíigido en un reciente viaje por las provin- para impedir que se produzca en la capital
Gran premio de Madrid: 3.000 pesetas njás
hace falta conocerlas un poco, y así hay seMuchas personas intentaban s a l v a r á sus
cias del Volga.
un levantamiento serio.
ñora que durante el invierno se dedica á es- familiares; pero embarazados por los que se el imi)orte de las entradas, 7.0(55, más la áu«Puedo asegurar á usted—me decía—que
El cónsul yanqui en Seúl, Pardock, teley rifa de e-scopetas, que subió á 44.57S ;
Han salido de Madrid los señores siguien- tudiar estos deportes, que en realidad no la ahogaban, que agarrábanse desesperada- basfa
la gran masa de ios aldeanos es todavía cie- grafía que ei palacio del Emjierador se e n interesan, péira que no ie falte conversa- mente á ellos, perdían terreno y eran arras- en toial.
tes:
ganoente adepta del Czar, y bastaría un Ua- cuentra rodeado por las tropas niponas.
(ranado ];x)r el duque de Tarancón con 19 ;
trados al fondo.
Para Santander, General Augusti y fami- ción á su compañero de mesa.
jjftamieiito á %v amor á la dinastía, para proEstas tienen órdenes severas.
pájaros de 2() tiros.
Los
teatros
(le
Londres
no
dan
nada
de
sí.
Cuando
pudo
organizarse
el
salvamento
y
a
lia,
señora
Pér3z
Valdés
y
familia,
D.
José
v e o ^ un movimiento imponente contra los
Su Majestad imperial no puede salir del
segundo lugar, dividido entre D. Julián •
Aparte de las comedias musicales, que equi- era tarde.
agitadores revolucionarios.
palacio, naHándose virtualmente prisionero. Barbadillo y familia, D. Manuel Linares Ri- valen á nuestro género chico, salvo el lujo
Olivares,
hoy conde de .\rtaza, y D. JaciutO •
Faltan
cerca
de
cien
personas,
en
su
mayo)>Lo que acaija de pasar en Bielostok no Dicen los japoneses que haa adoptaiío e s - vas, duque de Ses.sa, D. Eugeniode Carlos, seque son puestas en escena, no hay obra ría r>ertenecientes á la buena sociedad de Marios, que mataron 22 pichones do 24 tiros. :
delJea^omo^a¡•á nadie: la irritacióndel pue- tas medidas p i r a velar jtor la seguridad del ñor Ferrándiz y l'amilia, marqués de Campo con
Premio del pret-idente de la S(x"icdad, se- ;
que haya lograd.3 interesar ai público duran- Anana y otras ciudades de Nebraska.
blo contra los judíos tiene causas mucho más Emperador;perosegúii ¡«ireee, lo que tratan Santo y doña Pilar Semprún.
te, la últiipa temporada. Los dog únicos exiVatt recogidos cerca de cincuenta cadáve- ñor conde de Santa Coloma: una copa de pla« ;
profun las de lo que se piensa en los «rculos es ae impedir pueda éste comunicarle con . Parqi Cgiruña, D._Ricardo Bormúde;
ta repujada y 4.i:í5 pesetas de entradas.
res.
doiKle se atribuye el odio al juclícal fanatis- süs-süijwt^t" '
,^,--.,-.;.••,..v'•t•.v•^^l*--••*••*•
Ganado por S. M. el Rey con 12 pichones |
el Nerón, de Phillips. La obra de Pinero, coLa desgracia ha producido enorme sensamíliar*'
mo reKgioso de nuestro aldeano.
'
de 13 tiro.s.
;
Para El Escorial, D. Luis Palazuelo y fa- mo drama de efefítazos y de trama habilido- ción.
^ »Nadio ipnoi-a. la particular inclinación de
Seguiído,
Clemente
del
Camino,
con
11
i
sa,
sólo
interesa
la
primera
vez
que
se
ve.
SISOWATH
EN
PARÍS
Naturalista
muerto.
milia
y
Sr.
Tornos
y
familia.
losjudio.sáevitar el trabajo físico. Si se lide
13.
•
:
Es
como
las
novelas
de
folletín;
en
cuanto
se
Para
H
e
n
d
í
a
,
marqueses
de
.Jura
Real.
«Htiran at .simple comercio, no habría razón
LONDRES 6. Un despacho de Nueva York
Premio de los socios de Sevilla: una copa I
Para Suizí D. Francisco Iznardi y fa- salje lo que va á suceder, se nos caen de las dice que ayer fué atropellado por un automój a ^ reprocharles la elección de esta rama
de Bermeil y 3.4i')0 jjesetas de entradas.
;
manos.
milia.
«e )á actividad; ¡tero son los judíos acaparavil
el
famoso
naturalista
Ward.
Galladlo por f>. \. el Infante D. izarlos con :
El Serán de Phillips es tan frío como el de
Para Milán, D. Manuel González Roselló.
dores, parásitos que explotan al aldeano y al
Este
murió
en
el
acto.
11 pájaros de 11 tiros.
^.
Para San Sebastián, D. Eugenio Blanco y nuestro insigne Cavestany. En cambio, el
propietario ruml por medíb de la usura.
Mejor dicho, dos indiscreciones ligeras ha
El hecho ha ocurrido en Buffalo.
Segundo, Urzáiz, con 10 de 11.
1:
actor Mr. Vree lo' ha puesto en escena con
:»Ia álas provincias rusas, y veréis que ni un cometido Sosowath, nuestro buen amigo Si- señora, conde del Serrallo, marqueses de Ve- un
Ward
poseía
la
más
hermosa
colección
de
Camjieonato de España: 3.509 pesetas, más :
lujo despampanante.
grano de trigo, ni un litro de lecjie pueden sowath, desde que puso en Francia el sobe- lilla de Ebrq, Sr. Aguinaga y familia y señor
7Mh de entradas, mas ;?!),890 que importó la •
En cuanto á tas carreras de caballos, las bólidos que existe.
ser vendidos por el aldeano ó el propietario rano pie. Hasta ahora habían permanecido Boix y familia.
La peste en i^anila.
subasta y rifa de escoi>etas; ganado por don ;
regatas y las reuniones son como las del año
Para Eibar, condes de Villariezo.
rural sin el intermediario judío. Este acapa- en secreto, pero ya han llegado al público y
Manuel Sel Camino, con 29 pichones de 31 ti« '
pasado.
I.a
m\sma
gente
y
el
mismo
escenaLo.NDRES
6.
En
Washington
se
han
reciPara
Zarauz,
condes
de
San
Luis.
ramiento es todopoderoso, porque los judíos son hoy la comidilla de París.
ros.
rio.
Ha
habido
cierto
revuelo
en
torno
de
la
bido
despachos
oficiales
de
Manila
sobre
el
Para
Pravia,
D.
Vital
Aza.
están todos unidos como un eolo 'hombre.
Al desembarcar Sisowath en Marsella, el
Segundo, S. M. el Rey, con 28 de 31.
^
hija del Presidente de los Estados Unidos, desarrollo de la epidemia colérica en dicha
Para Robledo, marqués de E^tella.
Millares de propietarios han sido arruinarlos prefecto de las Bocas del Ródano le obsequió,
Y tercero, D. Luciano de Ochoa, con 18!
Para La Granja, Sr. Cavesíany y familia. que ha aparecido con su marido en algunas capital.
así por los israelitas, que han adquirido á naturahuonte, con Un banquete oficial.
;
reuniones. Pero al cabo de pocos días ha conHasta el día 24 iban legístrados 116 casos, de 2!.
Para Bilbao, 1). .\ntonio Vargas.
precios irrisorios inmensos bosques, y haEl buen Monarca uo cabía en sí de gozo
Premio del vicepresidente de la Sociedad, •
venido todo el mundo en que S. A. republi- 99 de ellos seguidos de defunción.
Para París, D. Leo{)oldo Llamas.
brían seguramente adquirido del mismo mo- viéndose sentado á la mesa entre personas
duqu^ de Medinaceli: Una copa de pía- '
cana no era lo suficientemente interesante
Para Biarritz, D. Lorenzo Cid.
Ayer hubo que lamentar 12 invasiones señor
do lá mayor parte de las tierras, si la ley no civilizadas y nue le trataban con la más resta repujada y 3.000 pesetas de entradas, ga- '.
para distraernos.
Para
Bayona,
D.
Eduardo
Villarino
y
senuevas
y
cinco
muertos.
66 lo impidiese.
petuosa consideración.
nado por D. jacinto Martos. con 15 pájaros;
Los sermones del padre Vaughan contra
»E1 odio al judío acaso es menos vivo en el
Ko puso peros á la cocina francesa, ni díijó ñora.
La insurrección en Santo Domingo.
de 15 tiros.
i
la
buena
sociedad,
han
dado
algo
más
juego.
Para
Orense,
D.
Germán
de
la
Rosa
y
faa H ^ n o ruso que en los polacos y los finlan- de trasegar gustoso "unas cuantas copas de
Set?undo,
D.
Julián
Olivares,
con
14
de
15.;
LONDRES
7.
Desde
Washington
comuniDurante
un
momento
ha
ci-eído
la
sm.art
set
deses. Id á Finlandia—que, sin embargo, tie- buen vino. \ con esto, y el calor de la con- milia.
Premio de los señores socios de Bajxelotwt: ";
que realmente era perversa, viciosa y diabó- can que se ha ordenado á los acorazados CnPara Vigo, D. Luis Flores.
ne oprégipien constitucional,—y ved cuánto versación y la presencia amable de algunas
Una copa de plata y 2.025 de éntrala^, gana- ;
Para Gijón, D. Carlos .\bella, D. Martin lica. Ello le ha hecho darse cierta importan- tumbia, Manflotcer y Taeoma que vayan do
desprecio sienten por el judío los agriculto- damas marseiiesas, Sisowath llegó á los pospor ü. Ignacio de Urcola, con 10 pajare* ^
cia, como si hubiese descubierto el secreto inmediatamente i. Santo Domingo para que
res y aun las clases superiores de la pobla- tres Heno fie profunda alegría ó inflamado en Recarte y Sr. Chinchilla y familia.
'
protejan á los norteamericanos amenazados de 10 tiros.
de
placeres
ultrahumanos;
pero
luego
ha
Para
Tórrela
vega
,
D.
Luis
Ibáñez
y
fación.
amor á Francia.
por la insurrección.
,
Segundo, D. Gonzalo Segovia, con nuev*^.
vuelto
á
sus
reuniones
acostumbradas,
remilia.
»En las ciudades, el sentimiento patriótico
El prefecto, M. Mastier, se levantó á brinde 10.
suelta á buscar esas perversidadeís, esos viK generalmente menos acendrado que en los dar y saludó efusivamente al Monarca camcampos, porque el aldeano, apegado al suelo, boyanodeseándole mil y mil l'elicidades y muse siente más unido á su hogar doméstico. Y, chos, aunque no tantos, naturalmente, años
ein embargo, nuestras poblaciones urbanas de tranquilo y próspero reinado.
spo Igualmente Instiles á los israelitas, que
Sentóse el prefecto, y un intérprete tradu
han acaparado el comercio y las industrias y jo el brindis.
predominan en las profesiones liberales. Los Sisowath escuchaba la traducción visible
módicos.y los abogados israelitas tienen una mente complacido y, de cuando en cuando,
Clientela mucho más numerosa que sus cole- miraba tiernamente al prefecto y á los cogasfusog en San Petersburgo y en Moscou.
mensales, como diciendo:
LA HIJA DE MATÍOARITA
661
LA CORRÍ5S{«NDENCI.\ DE ESPAÑA
664
«Concibo que los israelitas .se hayan lanza(í.iVhora vais á ver lo bueno.»
do con entusiasmo al movimiento revolucioY en efecto, se levantó impetuosamente,
nario, poique están seguros de mandar como cogió desembarazadamente una copa, como
El hijo del constructor uo quiso seguir interrogando.
!
sustraerse si pag'o de nn millón después tls haber robado la prueduenM el día en quo obtengan la igualdad de si se hubiera pasado la vida brindando, y
—Os doy muchas gracias por ios datos que me habéis propor- :
ba de su inocencia. ¡ Y ha sido mi padre quien ha cometido todos
derechos civiles. Si su competencia fuese leal, soltó esta bomba:
cionaddf—dijo levantándose.
esos crimenes, con la complicidad de un presidiario!.;. ¡Y no com81 «i_éxito se debiera exclusivamente á su
«Doy gracias á Fi;^ncia, doy gracias al
—Sieiito que no puedan seros de ninguna utilidad.
prendéis
que
estoy
perdido!...
¡Y
no
queréis
que
me
desespere!
«Qperroridad intelectual y moral, nada iiabria. Presidente, y doy gracias al prefecto, porY
el guardia acompañó al joven hasta la puerta de la calle.
¡Que
Eenée
no
m^
pertenecerá
jamás
y
que
sólo
me
queda
un
c
a
q w temer de la preponderancia eventual dé que su acogida me ha demostrado que esta
—¡Dios mío!—se dijo Pablo con horror una vez fuera—¡qué td*
mino para huir de la vergüenza: la muerte!
BU influencia. Desgraciadamente no es este él poderosa nación es buena amiga . mía. Pero
siniestras revelaciones encierra el nombre que acabo de ebcu- •
—¡Pablo—dijo Zirza—exag'eráis!
caso: los israelitas quieren de hecho formar siendo Francia tan potente, tan rica y tan
char!... Leopoldo Lantier el asesino de Rene?... Leopoldo L ^ t l ^ r . •
•*n ^^«{o dentro del Estado.
—¡Demasiado sabéis que no!
generosa, me parece que debe unirse á mí
cómplice del miserable entre cuyas manos hallé el m a n u s c n é o ^ ^ " :
A j ^ lo «lue sucede en las escuelas: donde para declarar la guerra á Injglaterra, que ha
-apiada prueba la veracidad de vuestras acusaciones. Si ese Paconde de Terrys!... ¡Mi padre débla un millón al conde, y de pron- ;
mera que haya un centenar de alumnos ju- ayudado á los birmapos y a los siameses á
blo Pelissier es efectitamente Leopoldo Lantieri puede haber obralos, el mas capaz de ellos hace los trabajos conquistar las provincias del Laos, que me
to quedó saldada aquella cuenta!... ¡Qué abismo!... ¡Seria o^ona* ;
do tolo, sin la complicidad de vuestro padre.
X ^ l r ? P^!^ **ios sus correligionarios. El pertenecían.»
truoso!
—^He querido demostrara^ eso... He intentado dudar... Pero no
«onírofe se hace imposible, y así, lá compeUn estremecimiento recorrió la mesa; los
El estudiante caminaba como un beodo, abrumado per el pesode ;
he podido... Es imposible la duda... se impone la evidencia...
tencia es desleal y desmoralizadora.
comensales miráronse atónitos, el prefecto
la angustia que oprimía su corazón.
•
!
Víctor se acordó de haber visto ¿ Pascual Lantier, extrafiándole
«KOr estos hechos puede usted juzgar la palideció, procurando, no obstante, sonreír,
Sintió de pronto que una mano le sujetaba por un brazo, víiMiS^ Í
BU presencia en Troyes.
causa esencial del antisemitismo ruso. Los y en tanto, Sisowath, empuñando una coi>a
la cabeza hacia el que asi le abordaba en una ciudad d e s c o n o ^ ^ :
Tampoco el contramaestre tenia ning'una duda.
que piensan que un régimen puramente cons- de champagne con la misma marcialidad que
y lanzó una exclamación sorda al reconocer á Víctor Beralle.**
;•
**S*í«^Q»l cambiaría la actitud de las masas si hubiera sido un sable, miraba triunSin embargo, empezó á consolar á Pablo.
]?^<*Wites. respecto de Los judíos, se equivo- falmente á todos, con el aii-ede quien piensa;
-^¡Vosaquí!—dijo en seguida asombrado.—¡Y solo!... ¿Qt}é bA ^
-^No hay que desesperarse, señor Pablo—le dijo.—Sed hom?^j.'^P^ el contrario, es de temer que un Go- «¿Qué tal? Parece que ha hecho efecto, ¿eh?ji>
sido de Renée?
'
bre... sed fuerte .. Veréis á ese Pelissier, falso 6 verdadero... Si ea
^{"Ff"^ J^enos centralizado resultaría com- .Ufinel prefecto,' saliendo de su pasmo,
—Tranquilizaos, seüor Pablfr—se apresuró á contestar el ttía-- ^
un
Lantier,
no
le
eutregaremos
á
los
tribunales...
Hay
otra
j
u
s
t
i
pi^meaite incapaz para prevenir conflictos hizo con mil apuros comprender á Sisowath
tramaestre.—La seüorite Renée co está en peligro... Respondo '
cia además de la de loa jueces.
aun más era ves.
que aquél no. era momento completamente
de ello...
—Le veré—dijo con voz sorda.
«Las .í>oblaciones agrícolas rusas son, es oportuno para declaraiv ja guerra á nadie.
—Sin embargo, os habéis sepérado de ella.
Víctor miró su reloj.^
«leino, incultas; pero su apego al suelo se
Sisowath meditó, bebió un trago de licor y
—Sin el ineuor recelo, pues la persona que me reemplaza en N o - •
Señalaba las once.
lunaeen m espíritu con el sentimiento pa- pareció quedarse convencido.
gent-sur-Seine, donde tienen que esperar al notario, cuidará d«
>nOtico. La divisa que estas pobLiciones
—Ya es hora de marchar—dijo á su hermano.—Acuérdate de lo
Asi las cosas, la Corte camboyana se trasno abandonarán jamás, es es.iíi: Rusia para ladó á París y hubo en sú honor un banquete
ella tan bien ó mejor que jí) mismo.
w
que voy á explicarte.
106 rusos. El día en que la gran masa de los de gala en el Elíseo.
—¿En manos de quién M'liabéis dejado*
—Te escucho y me acordaré...
aldeanos aprenda que loa rusos .no serán ya
El jjalacio de los Presidentes franceses es—En manos de su madre.
Después de indicarle por donde estaba la calle del Puerto y la
dueños exc usivos en su casa; que el judío, taba aquella noche deslumbrador. En la mePablo se ietiivo sofocado por el asombro.
taberna
del
C/iapeau
Rouge,
dijo:
el.pol^<X), el armenio y el budhista será li- sa, á ambos lados de Fallieres y Sisowath,
—¡Su madre!—repitió con voz apenas perceptible.—¿Renéte IM
—Una vez en el establecimiento, verás un pasillo al fondo, y en
bre4é,conceder ó negar su apoyo á la poten- estabív lo más brillante del elemento oficial,
encontrado á su madre?
aquel pasillo hay ^«¿íMefeírweí-mrfoí... Si Pablo Pelissier no ha
cia PoUtíca rusa, se suhlevará y se hará vio- los ministros, los altos funcionarios, el
—Sí, señor Pablo, y vos la conocéis...
llegado atin cuando vayas, entra en el primero de esos gabinetes
cuerpo diplomático, incluso el representante
—¿Yo la conozco?
^"
«Para evitar el caos en que se sumergiría de Inglaterra y muchas hermosas y elegancuya ventana da á la sala grande, y pide de almorzar; cuando lle01 país, ai estallasen estos movimientos ix»- tísimas damas, con los blancos descotes cua—Os ama de todo corazón y vos la devolvéis su cariño...
"\ '
gue tu hombre, le verás entrar, y le haces seja que'vaya á reunirulares,.es preciso no ceder ante las relvin- jíidos de refulgentes piedras. Sisowath pare—¿Pero quién es?
í ; 5
se contigo... Si estuviese allí autes de llegar tú, le llevas á ese
icacioñes de la Duma, que está dominada cía maravillado y comía con desaforado ape—¿No lo adivináis?
''^'
mismo gabinete.
por k^gruposmás avanzados de la extrema tito.
—No, y mil voces no...
- '
—Estó
bien.
izquierda.^) Mi interlocutor concluyó expreA la hora de los brindis se puso en pie. sa—Sin embargo, salta á la vista... Es vuestra tía.
—Estaremos allí en tiempo litil... No fe ocupes de nosotros.
Mindft el séfio temor de un vasto movimiento ludó ceremoniosamente y habló un rato con
—¿Mi tía? ¿Mkrs'arita Bertín?... ¿Es esa la madre de BenéeT
—Muy bien, me largo.
popular contra los reformistas en caso de un esa lengua que, segúndice un periódico fran—Sí, señor Pablo.
'
!
Y ñicardo salió, en efecto, tomando la dirección de la calle Í.A
™'^'9to^ecisivo entre la Duma y la Corona. cés, se ¡mrece á la que hablaría un mono que
—¡Pero eso es inceeíble!
V®«6tós palabras del oficial se puede de estuviese aprendiendo á expresai'se como un
Puerto.
•ucir que el Gobierno actual, en caso de una hombre.
—Sin embargo, nada más cierto... Es toda una historia que B^ t'
Pablo, Zirza y Víctor le seguían de cerca.
••'."^'^'.s^ría suplantado por una dictadura miseñora Zirza tendrá gusto en relataros dentro de un instante: .»"
Cuando hubo terminado y recibido antici£1 contramaestre parecía preocupado, y la expresión de su fisolitar,- de efectos desatrosos.
padas é imprudentes—loh peligros del proto—¿Zirza está en Troyes?—preguntó Pablo sorprendido de niwto. ;
nomía no era engaíladora.
^ ^ . a c o n t e c i m i e n t o s de Bielostok, hábil- colo!—muestras de aprobación, su intérprete
—Sí, y mi hermauo tambiént
Pensalia en la terrible situación del hijo de su principal; ñ t a a mente explotados por la mayoría parlamen- comenzó solemneniente á traducir el brindis.
El estudiante se cogió la cabeza con ambas manos. No eomi^t»- •
eiÓQ éuyo horror apreciaba, buscando al^án medio de remediarla.
?*"**J?9 Jawlarín en. acentuar la hostilidad Todos miraban al intérprete con curiosidad,
día nada de aquello y se preguntaba seriamente sintió pet^to ia
Dejemos á nuestros tres personajes dingirse al OiUtpmtt Rom»^
2® •*"'J'na contra los circuios de la Corte, como quien ve abrirse una caja de sorpresas.
razón.
• ' • • * •
:"' •
y reunámonos con Pascual Lantier, á quien había ^ s t o Vicsor
que evidentemente se dejan dominar por los Y el intérprete tradujo, imperturbable:
murtaealiialntranaigeiítes.
—iPero quéesloqtie sucede?—murmaró al cabo i » o n o t M énürar en el Hotel de l'Aube.
1 c'Hay que declarar la guerra á Inglaterra,
J ^ . i»fap«íionee' viia. pues, á continuar uo sólo porque ha lanzado á los bir^aoos y
gundoB.
'
• •' ', ^
*•:
Pascual aalib del Hotel de la Prefectara, donde sabemos qa« M
a*eftftfB«l CBóqaese haga inevitable. Los álós siameses contra mi. sino porque es una
—C!(%as enormeS'
babia hospedado.
nae
Mm a umum m mm\
éJO IVÍÁS ARftUGAS
paineles han 'cambia<lo, porque hasta la represión tle los motines de Moscou el Gobierno había ocultado su juego, mientras que los
fevolucionario.s obraban abii^rfamento; ahora se procedí.' á la inversa: el Gobierno reprime y persigue abiertamente y ios revolucionarios organizan clandesiinamentesus fuerzas.
Las numerosas Ligas disueltns por las leyes de excepción no han cesa'lo i-ealnieute
nunca de ftiacianar, y ahora son más activas
que nunca.
Los ministros promulgan leyes y lanzan
circulares á los gobernadores de provincias
para conteijer el movimiento revolucionario;
pero la nuiyor parte de Sus disposiciones son
letra muerta.
, Y es que las elecciones legislat!^'us han demostrad.o que el movimiento revolucionario
ha penetrado haceiiempoen Ja Jtajajerar^
qula oficial.
'
.
Ix;s •.telegrafistas y los empleados de Correos y fen-ocarri les están lejos de ser partidarios del (íobieYno. El nienor éxito material
de los constitucionales bastaría para provocar la deserción en masa de los funcionarios
civiles y aui! de !as tropas.
^En una nota osten.si!)iemente oficiosa, el
Sotoie Wrsmia exhorta á la mayoría ¡-.arlamenlaria á tomar una actiínd más conciliadora respecto del Gobierno, en el cual serían
admitidos, en ÍÍÍ.I caso, algunos délos elegidos del pueblo. Esta alusión á la posibilidad
de una panacea ministerial semiburocrática
y semiparlamentaria, no ha enconti-ado buen
acogimiento en el Palacio de la Duma, donde se rehusa lodo ¡meto. Si el Gobierno quiere todavía intentar una conciliación, debe
tener el valor de disolver '.% DuiTia, revisar
la ley electoral y proceder á nuevas elecciones sobre una base más estrecha. Xo se piensa, sin embargo, en que el Gabinete Goremykine pueda dedicarse a u n acto de vigor
que sería, seguramente, arí>iesgado y podría
provocar algunos disturbios. Pero estos disturbios serian infinitamente menos graves
que los que se preparan Ijajo los auspicios de
la mayoría parlamentaria.
Madrid.-Sábado 7 de Julio de 1908.
PUBLKIDAO
Loa anqncios dtf todas rtl-- \es ref orsate* á Bftttoos J S*«ii^
4ad«s, * nrecio» ponA-oncioi. il«s.
Sf! recinrn flii ^st« Adininislr.iciAn y an todas Ifta ftgo**
eias d'- pnbliííiflafí nncionai^s y ex rrsnjflras.
Con arrf¿,'lo a la I>ey. cada anuncio pagará 1 0 o 4 n t i n « a
por inipiift&to de timbre.
l o d a la íiorreKpondoncia y giros debon dirtgirM 4l
ADMINISTIÍADOK
^LmiSEMinSMORUSÚ
DESDE FERROL
v^E:R-A.iÑrjB30
f
S
.-*
-—4«>-
JBIste d i a r i o
no pertenece
a l TruBtm
DE AMERICA
EMPERAOOR~PRI${ONERO
BM ligsfa Mmmm.
RESUMEN BE LA TEMPORADA^
EL FIN DE LA "SEASON.,