MOCIÓN QUE PRESENTA EL GRUPO MUNICIPAL SOCIALISTA EN
CONTRA DE LA VENTA DE VIVIENDAS SOCIALES A FONDOS PRIVADOS
DE INVERSIÓN
ANTECEDENTES
El pasado 7 de junio de 2013, la Comunidad de Madrid, publicaba en su Boletín
Oficial la “Enajenación de 32 promociones (2.939 viviendas en arrendamiento o en
arrendamiento con opción de compra, garajes, trasteros y locales) pertenecientes al
Instituto de la Vivienda de Madrid) (Comunidad de Madrid)” por un precio de salida de
168 millones de euros que, tras el proceso de licitación, terminó siendo adjudicado a
Azora-Goldman Sachs por 201 millones de euros. Es decir, cada vivienda le costó al
fondo de inversión ganador una media de 68.000 euros.
Las viviendas enajenadas están ubicadas en las localidades de Madrid (1.380),
Móstoles (259), Torrejón de Ardoz (224), Tielmes (21), Parla (240), Collado Villalba
(44), Majadahonda (332), Navalcarnero (192), Leganés (36), Valdemoro (80) y
Arroyomolinos (127). Entre las ubicadas en Madrid se encuentran todas las viviendas
del Plan Joven del PAU de Vallecas.
El pasado 18 de julio la Comunidad de Madrid, para allanar la futura gestión de
los nuevos dueños, modificó el Reglamento de Viviendas con Protección Pública,
pudiendo ofrecer las viviendas en alquiler con opción a compra a mayores de 35 años,
reduciendo la obligación del arrendamiento a tan solo un año para ejercer la opción de
compra, ser enajenadas por sus titulares por promociones completas, de manera parcial,
incluso individualmente y a precio libre. En la misma línea el Gobierno de la Nación
modificó también la Ley de Arrendamientos Urbanos (art. 25.7), permitiendo la venta
de este tipo de viviendas a fondos de inversión. Todo ello provoca que los
adjudicatarios de los pisos con opción a compra, tengan que abonar entre 120.000 y
170.000 euros por su vivienda. Más del doble de lo que Azora-Goldman Sachs ha
pagado por sus pisos. La Comunidad de Madrid ha permitido que un particular, un
fondo inversión, compre antes que los adjudicatarios oficiales de las viviendas
protegidas, además, a un precio muy inferior al del coste de las mismas y del precio
fijado en los contratos de alquiler con opción a compra de los inquilinos, lo que
equivale a una especulación.
El 29 de agosto se adjudicaban las viviendas a Azora-Goldman Sachs, el 25 de
octubre éstas pasaban a manos de Encasa Cibeles, sociedad a través de la cual los
fondos pretenden gestionarlas y el 29 de ese mes, Encasa se ponía en contacto con los
vecinos mediante carta para presentarse como su “nuevo casero”.
EXPOSICIÓN DE MOTIVOS
En Collado Villalba, 44 viviendas de protección oficial situadas en la zona de
Los Valles, han sido vendidas a este fondo de inversión, varias de ellas recibiendo
subvenciones de la Comunidad de Madrid para poder sufragar el alquiler. Unas ayudas
que no serán prorrogadas por el nuevo dueño, por lo que aquellos que no puedan seguir
pagando el alquiler, tendrán que irse. Y los que continúen en alquiler, deberán asumir el
IBI y los gastos de comunidad, que anteriormente, según los casos, abonaba el propio
IVIMA.
Cabe recordar que estas viviendas se construyeron con el objetivo de facilitar el derecho
a una vivienda a jóvenes menores de 35 años y familias sin recursos (parados de larga
duración, familias monoparentales, perceptoras de R.M.I. etc) , por lo que la función
social para la que se construyeron se pierde y pasan a venderse a precio libre. Así, los
que puedan ejercer su derecho a compra, deberán pagar un 8% por el impuesto de
transmisiones patrimoniales. Y si llegado el momento no pueden ejercer la opción de
compra, perderán cualquier derecho sobre la vivienda, viéndose obligados a
abandonarla. Desaparece, pues, la posibilidad de prorrogar el contrato de arrendamiento
y Encasa Cibeles, como toda empresa, intentará obtener el máximo posible por cada una
de las viviendas con opción a compra.
El Partido Socialista de Madrid, el pasado 5 de febrero de 2014, presentaba
querella por el delito de malversación de caudales públicos y prevaricación continuada
contra la Directora Gerente del Instituto de la Vivienda de Madrid, órgano dependiente
de la Consejería de Transportes, Infraestructuras y Vivienda de la Comunidad de
Madrid y contra todas aquellas personas que resulten responsables a tenor de la
instrucción que se practique. Al considerar que se ha vulnerado las características de
promoción pública por las que se regulan estas viviendas con una evidente
intencionalidad, favorecer a una empresa privada.
Por todo lo anteriormente expresado, el Grupo Municipal Socialista, para su
aprobación en el Pleno del Ayuntamiento de Collado Villalba propone los
siguientes acuerdos:
-
-
-
exigir a la Comunidad de Madrid la reversión de la venta, por interés social, de
las 32 promociones de viviendas de protección oficial vendidas a Azora
Goldman-Sachs
en caso de no llevarse a cabo el primer acuerdo, exigir a la Comunidad de
Madrid, que garantice las ayudas sociales a los inquilinos que actualmente son
beneficiarios de una “renta reducida” por el IVIMA, así como garantizar a
aquellos que no ejecuten su opción de compra que puedan seguir pagando el
mismo precio por alquiler, manteniendo el actual régimen de arrendamiento de
sus viviendas.
instar al Ayuntamiento de Collado Villalba a poner a disposición de los vecinos
afectados el asesoramiento jurídico y legal oportuno, así como a mantenerles
informados de todas y cuantas acciones se realicen por parte del IVIMA,
EncasaCibeles y la Comunidad de Madrid.
En Collado Villalba, a 14 de febrero de 2014