Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación Productiva
Dos equipos argentinos en la final de la
Competencia Internacional de Programación
Estudiantes de la Universidad Nacional de Rosario y de la Universidad de Buenos Aires
participarán de la competencia International Collegiate Programming Contest (ICPC),
organizada por la Association for Computing Machinery (ACM), que se realizará en
Tailandia en mayo de 2016.
Buenos Aires, 30 de diciembre de 2015 – Los equipos de la Facultad de Ciencias
Exactas, Ingeniería y Agrimensura de la Universidad Nacional de Rosario (FCEIA-UNR) y
de la Facultad de Ciencias Exactas y Naturales de la Universidad de Buenos Aires
(FCEyN-UBA) clasificaron a la final de la Competencia Internacional de Programación
(ICPC por sus siglas en inglés) organizada por la Association for Computing Machinery
(ACM), que tendrá lugar del 15 al 20 de mayo de 2016 en Tailandia. En total,
participarán 17 equipos latinoamericanos.
La competencia inicia con instancias clasificatorias regionales en todo el mundo, de las
cuales surgen los equipos que participan cada año en la final mundial. En
Latinoamérica se agrupa a los países en cinco regiones (Sudamérica Sur; Sudamérica
Norte; Caribe; México y Centroamérica y Brasil), y los equipos compiten
simultáneamente en distintos países y sedes en Argentina, Brasil, Bolivia, Chile,
Colombia, Costa Rica, Cuba, México, Panamá, Perú, Venezuela y Santo Domingo.
Argentina formó parte, junto con Perú, Chile, Bolivia, Paraguay y Uruguay, de la región
Sudamérica Sur y los equipos de la FCEIA de la UNR y de la FCEyN de la UBA ocuparon
los dos primeros puestos. A su vez, se ubicaron cuartos y novenos, respectivamente,
entre los 416 equipos que participaron de la competencia regional latinoamericana. El
equipo rosarino, "Caloventor en Dos", estuvo integrado por Leopoldo Taravilse,
Mariano Crosetti, Martín Villagra y Pablo Zimmermann; y el equipo de la UBA estuvo
conformado por Agustin Santiago Gutiérrez, Miguel Maurizio, Sebastián Prillo y Alfredo
Umfurer.
La competencia consiste en proponer soluciones y escribir programas que pasen
ciertos casos de prueba, a los que se les asigna un puntaje. Se plantean alrededor de
10 problemas que deben resolverse en cinco horas con una computadora por equipo;
gana el equipo que resuelve más problemas en menos tiempo.
En los últimos 18 años los equipos argentinos se han clasificado en la regional
sudamericana entre los primeros puestos. En las competencias regionales
clasificatorias desarrolladas en 2014 en todo el mundo participaron 12.720 equipos de
2.534 universidades de 101 países y 128 de ellos quedaron clasificados para participar
en la final que se llevó a cabo en Marrakech, Marruecos, en junio de ese año. Allí,
participaron 17 equipos latinoamericanos, entre ellos dos equipos argentinos, y
Argentina resultó campeón sudamericano.
La ACM-ICPC es la más prestigiosa competencia a nivel internacional de programación
y tiene como objetivo promover la creatividad, la innovación y el trabajo en equipo
para el desarrollo de nuevos programas de computación y permite a los alumnos
testear su habilidad para actuar bajo presión.
Desde 2007 los equipos nacionales finalistas reciben el apoyo del Ministerio de Ciencia,
Tecnología e Innovación Productiva.
El Ministerio de Ciencia promueve que las Ciencias de la Computación estén presentes
en la formación de la cultura general del país. Desarrollar lo que se conoce como
“pensamiento computacional” contribuye a incrementar la capacidad de resolución de
problemas, el pensamiento lógico, la capacidad de abstracción, al tiempo que estas
tecnologías brindan plataformas para desplegar la creatividad de los usuarios.
Sobre la Fundación Sadosky
La Fundación Dr. Manuel Sadosky de Investigación y Desarrollo en las Tecnologías de la
Información y Comunicación es una institución público privada cuyo objetivo es
favorecer la articulación entre el sistema científico tecnológico y la estructura
productiva en todo lo referido a la temática de las tecnologías de la información y
comunicación (TIC). Creada a través del Decreto Nro. 678/09 del Poder Ejecutivo
Nacional, es presidida por el ministro de Ciencia, Tecnología e Innovación Productiva,
Dr. Lino Barañao. Sus vicepresidentes son los presidentes de las Cámaras más
importantes del sector TIC: la Cámara de Empresas de Software y Servicios
Informáticos (CESSI) y la Cámara de Informática y Comunicaciones de la República
Argentina (CICOMRA).
El Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación Productiva fue creado en diciembre de 2007
y es uno de los pocos en Latinoamérica que contempla la innovación productiva asociada a la
ciencia y la tecnología. Su misión es orientar estos tres elementos hacia un nuevo modelo
productivo que genere mayor inclusión social y una mejor calidad de vida para los argentinos.
Sus acciones se materializan en:
Inversión: Para el 2015 el presupuesto destinado al sector científico tecnológico asciende a
más de 7,9 mil millones de pesos.
Estímulo: Ya regresaron 1.245 científicos argentinos que se suman a los que hoy hacen ciencia
en nuestro país.
Capacitación: La formación de recursos humanos responde a las demandas de conocimiento
que requiere una nueva matriz tecnoproductiva.
Gestión: Organismos e instituciones de ciencia y tecnología forman un conjunto articulado,
logrando un sistema más eficaz.
Producción: Se impulsa la innovación de base tecnológica y la incorporación de la ciencia en la
cultura productiva de las empresas argentinas.
Integración: La transferencia de conocimiento ayuda a establecer un desarrollo equilibrado en
todo el territorio nacional.
Divulgación: Se promueve el quehacer científico tecnológico para acercar a la población el
valor del conocimiento.
Para más información de prensa comuníquese con:
Josefina Scasso – Responsable de prensa y difusión
Hernán Bongioanni
Mora Laiño
María Pilar González
Sofía Casterán
Laura Villegas
Clarisa Del Río
Descargar

Dos equipos argentinos en la final de la Competencia Internacional