Advierten sobre el cese de la cadena
de pagos en el agro.
El creciente deterioro en la cadena de pagos y las pobres cosechas de las
últimas campañas, constituyen una seria preocupación para el sector
agropecuario. Así lo reveló el empresario dedicado a este rubro, Emilio
Fouces, que atribuye esta complicada realidad a varios factores. El primero según su mirada- es el climático que en determinadas temporadas trajo lluvias
en abundancia y en otras oportunidades hizo que el rinde del suelo no fuera
el esperado. “Durante tres años ha faltado agua y en la misma cantidad de
tiempo también hemos tenido exceso de precipitaciones. Por esto, hubo muchos
campos sin sembrar y varios que se sembraron varias veces”, se lamentó el
dirigente.
Acerca de los efectos negativos que este tipo de fenómenos provoca en los
diferentes cultivos aseguró: “La soja es delicada; si vos la sembrás y le
llueve mucho, enseguida antes que brote se pudre la semilla”, precisó el
empresario agropecuario.
Asimismo una serie de aristas inciden para que el panorama se agrave,
afectando en menor y mayor medida a medianos y pequeños productores. En este
caso, el empresario planteó como uno de los principales problemas “el
incremento de los costos de producción”. La posibilidad de hacerle frente a
las erogaciones presenta dificultades si ese pago se debe hacer “en dólares”,
alertó Fouces.
Cadena de pagos
La imposibilidad de tener rentabilidad en las cosechas eleva el nivel de
conflictividad en el sector agropecuario. Para Fouces esto lleva “a que vayan
quedando saldos pendientes, campaña tras campaña, con los proveedores de
insumos, con los bancos, con algunos contratistas, con los propietarios de
los campos en los casos de los arriendos. Esos saldos que van quedando van
generando intereses”.
Consultado por la forma de cubrir el déficit explicó: “Se hace mediante el
endeudamiento, sobre todo de los medianos y pequeños productores. Siempre las
empresas proveedoras de insumos acompañaron a los productores y es muy raro
que se llegue a una instancia judicial con un productor genuino” .
Parar de sembrar
El profesional consideró que los empresarios deberían “achicarse, parar de
crecer sembrando, generando deudas importantes”. En su calidad de
representante de varias empresa sostuvo que “en estos últimos tres años han
crecido exponencialmente los pasivos. Se están abultando y se va a hacer más
complicado cumplir con esos compromisos crediticios que está tomando el
productor”. La problemática afecta a los cultivos en general e impacta en la
rotación de los mismos.
Sin buenas señales
Así como el balance de esta campaña no resultó positivo en la mirada del
empresario agropecuario, un escenario similar se podría repetir en 2014. “El
año que viene va a ser muy complicado, porque tiene que venir una buena
cosecha”, adelantó. En ese marco explicó: “Uno de los problemas que tuvo el
trigo es que no ha tenido precio, entonces los productores han dejado de
sembrarlo”, al tiempo que agregó: “Atenta contra el negocio en la faz
productiva”. En otro orden comparó: “Hay lugares donde está más agudizada la
crisis, sobre todo en los campos que no tienen el potencial productivo. Se
trata de zonas semimarginales, donde cuesta obtener una cosecha aceptable”.
Fuente: Diario Uno
Descargar

Advierten sobre el cese de la cadena de pagos en el agro.