¢400
Etapa IV - Año CXXXI Tomo 133 - (4351) Costa Rica
Domingo 30 de noviembre 2014 - Primero de Adviento
Suplemento gratuito
Adviento 2014: Esperamos al que es la Vida
Guía para celebrar cada domingo en familia
P6-7
Adviento:
espera en el
Señor
El Adviento
en sentido
cristiano no
es espera de
“algo” sino de
“Alguien”.
San Isidro de
El General
Plan de
Evangelización:
“Hacia una
Iglesia
en salida”
Páginas internas
Bono demográfico
Costa Rica necesita
familias numerosas
Entrevista
“Creo en
el caminar
de mi
iglesia
limonense”
Padre Carlos
Lozano
P/5
P/8
2
Domingo 30 de noviembre 2014
Eco Católico
Tejar del Guarco, Cartago
Fundado en 1883
Sede Conferencia
Episcopal de Costa Rica
Calle 22- Avs. 3 y 5, San José
Teléfonos
Central telefónica: 2222-8391
Fax: 2256-0407
Página web
Foto G. Rojas
Alegría por
centenario parroquial
www.ecocatolico.org
Correo electrónico
info@ecocatolico.org
Apartado postal
1064 -1000 San José
Ma. Estela Monterrosa S.
mmonterrosa@ecocatolico.org
Créditos
Presidente Junta Directiva
Mons. José Rafael Quirós Q.
Director
Lic. Martín Rodríguez G.
mrodriguez@ecocatolico.org
Asesor doctrinal
Pbro. Víctor Hugo Munguía C.
Edición
Luis Carlos Cartín S.
Diseño y composición
Lic. Carlos Andrés Víquez V.
cviquez@ecocatolico.org
Mercadeo y ventas
Lic. José Sancho M.
jsancho@ecocatolico.org
Circulación
Ing. Daniel Rivera M.
drivera@ecocatolico.org
Foto M. Monterrosa
La Parroquia Inmaculada Concepción de María, en Tejar del Guarco,
celebró su centenario con diversas actividades del 10 al 17 de noviembre.
Un congreso mariano a cargo de la
doctora Deyanira Flores, la visita de la
imagen de la Virgen de los Ángeles y
una Misa Solemne en la que se consagró su nuevo altar fueron parte de las
actividades.
La Eucaristía que cerró la celebración se realizó el 17 de noviembre y
fue presidida por Mons. José Francisco
Ulloa, obispo de Cartago. Participaron
sacerdotes oriundos de Tejar, invitados
especiales y el equipo sacerdotal de la
parroquia, conformado por los presbíteros Alfonso Marín, cura párroco,
Federico Montenegro y Minor Rivera, Foto M. Monterrosa
vicarios.
Foto G. Rojas
Foto M. Monterrosa
Foto M. Monterrosa
En la misa se consagró el nuevo altar y se colocó una reliquia de San José
María Escrivá de Balaguer en una urna
debajo del altar como parte del rito.
Mons. Ulloa destacó el aporte de
los antepasados en la transmisión de
la fe y afirmó: “Hoy nos toca contiFoto M. Monterrosa
nuar esta bella herencia especialmente
en nuestras familias; nuestros niños
y nuestros jóvenes tienen derecho a
recibir la luz del Evangelio. Por eso,
debemos tomar nuestro compromiso
de ser todos evangelizadores y llevar
el tesoro de la fe con nuestra vida y, si
es necesario, con la palabra”.
Foto M. Monterrosa
4
Actualidad
Domingo 30 de noviembre 2014
Eco Católico
Madres en riesgo de aborto
serán mejor atendidas
Gerardo Mora Pana
gmora@ecocatolico.org
El martes 18 de noviembre
el Centro de Ayuda a la Mujer
(CAM) recibió la bendición
de sus nuevas instalaciones,
donde podrá atender con mejores condiciones a aquellas
mujeres que tienen embarazos
en riesgo de aborto, labor que
efectúan desde el 2012.
Monseñor José Rafael Quirós, Arzobispo de San José,
fue quien realizó una liturgia especial, que contó con la
presencia de mujeres que han
salvado la vida de sus niños
gracias a la labor del CAM, así
como donantes y voluntarios.
“Las mujeres vendrán en
busca de sanación y encontrarán la alegría de la vida como
regalo del Señor. Debemos tener presentes a esos niños y a
esas niñas que no van a perder
la vida gracias a la labor que
pueda desarrollarse acá”, destacó el Arzobispo.
Monseñor reconoció que
se viven tiempos difíciles con
legislación que quiere surgir
para llevar adelante la cultura
de muerte. Ratificó que desde
la Palabra del Señor, desde el
Evangelio, se proclama la verdad, no una ideología y anima
a entidades que llevan adelante
El CAM posee el
teléfono 47029090 para quienes
requieran ayuda.
esfuerzos como el CAM, para
seguir anunciando el Evangelio.
“El Señor nos invita a
anunciar el Evangelio de la
vida. Como Iglesia debemos
manifestarnos no como una
fuerza de resistencia nada más
ante las situaciones que se dan,
sino que hemos de manifestarnos como un organismo vivo
que proclama la vida”.
Compilan magisterio de
Monseñor Loría
Ma. Estela Monterrosa S.
mmonterrosa@ecocatolico.org
Ocho tomos recogen el magisterio de Mons. Guillermo
Loría, tercer obispo de San
Isidro de El General. La colección incluye homilías, mensajes y dos cartas pastorales
escritas durante los 10 años en
que fue obispo en la Zona Sur,
del 2003 al 2013.
“Se conserva su pensamiento y orientación pastoral.
Es la primera vez que se logra
materializar un recurso magisterial como este”, afirmó el
Pbro. Óscar Navarro, vicario
de Pastoral durante el episcopado de Loría y gestor del proyecto.
Agregó que ha intentado
recopilar el magisterio del segundo obispo, Mons. Ignacio
Trejos, sin embargo no ha lo-
grado sistematizarlo. Navarro ha emprendido ésta tarea
también con el actual obispo,
Mons. Gabriel Enrique Montero.
Mons. Loría comentó que
el trabajo es importante porque es parte de la historia de
la diócesis. Recordó que hubo
acontecimientos memorables
durante su episcopado como la
celebración de los 50 años de
la diócesis y el centenario de
la Catedral.
Monseñor Guillermo Loría
Garita fue nombrado obispo
por el Papa Juan Pablo II el 1
de octubre del 2003 y sirvió en
esta sede hasta el 28 de febrero del 2014. Su episcopado se
caracterizó por esfuerzos para
organizar la curia diocesana, el
ordenamiento de la pastoral, la
administración de los bienes y
las visitas pastorales.
Monseñor Quirós bendijo las nuevas instalaciones. Foto G.
Mora
Luis Fernando Calvo, director de Opciones Heroicas,
que lleva adelante el CAM,
agradeció la presencia del Arzobispo y le recordó que como
hijos de la Iglesia, están dispuestos a servir en fidelidad
para luchar por la vida de los
no nacidos.
Obispos en Managua para
asamblea del SEDAC
Laura Ávila Chacón
lavila@ecocatolico.org
Los obispos del país participan en la asamblea anual
del Secretario Episcopal de
América Central y Panamá
(SEDAC) en Managua, Nicaragua del 24 al 28 de noviembre.
La cita reúne a unos 50
obispos de la Iglesia Católica de la región, quienes
dialogarán acerca de la vida
social, política, económica y
religiosa de sus respectivos
países.
Reflexionarán
además
acerca del tema de la comunicación específicamente sobre la utilización de
las nuevas tecnologías en
el ministerio episcopal, a
propósito de la visita a dicho encuentro de Monseñor
Claudio María Celli, obispo presidente del Pontificio
Consejo para las Comunica-
Obispos a su llegada a
Managua. Foto Sedac.info
ciones Sociales de la Santa
Sede.
Como parte de las actividades, los obispos centroamericanos participan el
jueves 27 de noviembre en
la celebración de los 90 años
de la Diócesis de Matagalpa.
Al final del encuentro los
religiosos darán a conocer
un mensaje sobre la realidad
de Centroamérica vista desde la perspectiva pastoral de
la Iglesia.
Eco Católico
Actualidad
Domingo 30 de noviembre 2014
5
Pero hacen falta políticas públicas para apoyarlas
Costa Rica necesita familias numerosas
cativos o económicos, por
ejemplo, “necesitamos invertir en la familia y necesitamos
proteger la familia. Debemos
reducir el impacto de aquellas medidas que la debiliten.
Ante una Costa Rica envejecida, políticas como el aborto
lo que hacen es agravar el problema. Necesitamos políticas
que apoyen la maternidad, que
apoyen a aquellas mujeres que
quieran ser madres y ayuden a
esas familias a sacar a sus hijos adelante”.
Gerardo Mora Pana
gmora@ecocatolico.org
“La población económicamente activa tiende a envejecer. Costa Rica ya pasó de la
etapa en que la mayoría de la
población activa era joven”.
Así se desprende del XX
Informe Estado de La Nación,
el cual tiene diez años reportando el cambio en la dinámica demográfica del país,
que implica transformaciones,
-según afirma- en la estructura
por edades de la población. La
principal es esa: menos personas jóvenes y más personas
adultas mayores.
Cada vez más irá cediendo
el llamado bono demográfico que es la proporción entre
personas menores de 15 años
y personas mayores de 64
años, pues Costa Rica, a partir de 2017 empezará a sentir
con mucha más fuerza la presión demográfica de tener más
adultos mayores.
“Las estimaciones indican
que alrededor de 2040 la dependencia se invertirá y empezarán a predominar las personas de 65 años y más”, con
incidencia “de manera directa
en el mercado del trabajo”
apunta el último Informe Estado de La Nación.
Sume otra arista a esta realidad: el sostenimiento de la
seguridad social en manos de
menos personas activas. Sume
otra: personas adultas mayores
cada vez más mayores por un
aumento en la expectativa de
vida.
compartir las buena prácticas,
analizar los desafíos a los que
se enfrentan dichas familias y
recomendar soluciones”.
sas de Cataluña, España y es
asesor de la Junta Directiva de
la Federación Española de Familias Numerosas.
En su ponencia en la Universidad de Costa Rica (UCR)
el jueves 13 de noviembre,
expuso la necesidad de que
diversos sectores sociales, políticos y educativos, se involucren en lo que considera el
gran desafío del Siglo XX: la
constitución de familias fuertes, saludables, funcionales y
sostenibles.
Denunció que políticas
como aborto o eutanasia “son
políticas de escaparate, para
quedar bien ante la opinión
pública o ante ciertos grupos
sociales, y lo que hay que hacer son políticas basadas en la
evidencia.
¿Se puede revertir?
En estas se demuestra a
partir de estudios científicos
los beneficios de promover
políticas para que las familias
tengan libremente los hijos
que deseen.
Recientemente el Instituto de Políticas y Estudios Familiares (IPEF), trajo al país
al Dr. Raúl Sánchez Flores,
experto en familia y políticas
familiares, quien es además
director ejecutivo de la Asociación de Familias Numero-
“Se debe esto a la sostenibilidad, es decir, qué modelos,
qué tipo de convivencia familiar elegimos, por los beneficios sociales que aporta. No
significa ir en contra de ningún
otro que modelo, nos interesa
promover un modelo que va a
“Necesitamos
políticas que apoyen
la maternidad, que
apoyen a aquellas
mujeres que quieran
ser madres y ayuden a
esas familias a sacar a
sus hijos adelante”.
Raúl Sánchez
Asociación de Familias
Numerosas de Cataluña
generar más beneficio al país
en diversos campos”.
En esta vía Naciones Unidas ha urgido aprovechar este
año 2014, al conmemorar el
XX aniversario del Año Internacional de la Familia, “para
volverse a plantear el papel
que tienen las familias en el desarrollo social, hacer un balance de las tendencias actuales
en temas de política familiar,
Según la reflexión que hace
el ente, “con demasiada frecuencia, el tiempo, esfuerzo y
dinero que las familias invierten en sus hijos no tiene un retorno social ni económico por
parte de la sociedad que también se beneficia de ello, porque no existen instrumentos
políticos que lo permitan”.
Rumbo sin sentido
Para Raúl Sánchez es paradójico y tiene poco sentido que
países como Costa Rica opten
por medidas que otros países
en su momento tomaron y que
hoy más bien se están devolviendo en esas políticas.
“Desgraciadamente Costa
Rica como muchos países latinoamericanos están siguiendo
la estela de los países europeos
cuando estos ya dan marcha
atrás. Deberíamos aprender de
la experiencia y decir, bueno
si lo que quiero es un país que
tenga un capital humano importante, debo apostar por la
familia”.
En esa vía si se quiere un
país con buenos índices edu-
Desde luego la lógica económica-financiera causa presión, muchas veces para que
una familia se abstenga de tener hijos o limite su cantidad.
“¿Qué modelo de familia
es el más sostenible? La idea
es que libremente las familias
puedan decidirlo. Debemos
acabar con el mal concepto
que hay sobre la familia tradicional, que correspondía a una
época determinada. Si hoy,
una familia quiere ser numerosa, que lo sea por una elección
libre, y esto irá dando sostenibilidad a la sociedad y que
el país pueda mirar el futuro
con esperanza. Si no hay niños
somos un país sin esperanza
y acabaremos siendo un país
gris con un futuro muy negro”,
describió el experto a Eco Católico.
Solo para poner un ejemplo, en España se aprobó recientemente una reforma fiscal que entrará a regir con el
nacimiento del año 2015, con
deducciones especiales y una
serie de beneficios económicos para aquellas familias de
tres y más hijos.
“Es la primera vez que en
España se adoptan políticas
para tratar de manera diferenciada a las familias numerosas y reducir de este modo las
desigualdades, acabar con la
discriminación que sufrían las
familias con más hijos”, había
comentado en su momento,
Sánchez a la prensa española.
6
Gran Tema
Domingo 30 de noviembre 2014
Eco Católico
La Iglesia vive el inicio de un nuevo año litúrgico
Adviento:
espera en
el Señor
El Adviento en sentido
cristiano no es espera de
“algo” sino de “Alguien”.
Laura Ávila Chacón
lavila@ecocatolico.org
Este domingo inicia el
tiempo de Adviento, y con
él un nuevo año litúrgico en
el que se nos exhorta a abrir
nuestro corazón para que Jesús
nazca en él.
El Adviento significa venida y espera del nacimiento del
niño Jesús en Belén, es decir
su entrada en la historia humana, en la vida de cada persona, pero también advierte
su segunda venida, al final de
los tiempos. Vigilancia activa,
conversión, esperanza y caridad son actitudes a las que los
cristianos estamos llamados
con énfasis en estas semanas
previas a la navidad.
En este periodo somos
también invitados a tener una
actitud esperanzada y a tomarnos más en serio el papel que
cada uno de nosotros cumple
en la sociedad, desde las cosas
más sencillas, como cuidar a
las personas más cercanas, especialmente a los niños, a los
enfermos y a los adultos mayores.
O haciendo que las relaciones entre las personas sean
más cordiales, escuchando la
voz de Dios que golpea a la
puerta de cada persona para
invitarle a construir el Reino.
El signo por excelencia de
este tiempo es la corona de ramas de pino con cuatro velas,
tres moradas y una rosada, que
se van encendiendo a medida
que avanza cada domingo, tradición que las familias pueden
aprovechar para profundizar
en la catequesis sobre la espiritualidad de este tiempo.
La corona evoca la luz que
disipa las tinieblas del pecado.
También indica el camino, la
vida del creyente, ascendente
hacia Dios.
Sentido cristiano del
Adviento
El Adviento en sentido cristiano no es espera de “algo”
sino de “Alguien”. Lo que las
personas esperamos puede ser
muy variado, pero hay algo
que sabiéndolo o no, siempre
buscamos: paz, vida, libertad,
alegría, ser dueño de nosotros mismos, curación de los
males, una vida plena y feliz.
Con todo, aún sin conseguir
lo que esperamos y ansiamos,
sentimos en nuestro interior el
impulso a seguir esperando: es
un impulso que el Espíritu de
Dios hace brotar en el hombre.
Como creyentes el Esperado es Jesús. Teniéndolo presente con claridad o, también,
aún cuando se desdibuja en
nuestra conciencia, lo estamos
esperando.
Él, vino cuando nació, vivió, murió y resucitó, cuando se hizo carne dentro de la
historia humana, pero sigue
viniendo cada día a la vida de
las personas y vendrá un día en
gloria al final de los tiempos,
que solo el Padre celestial sabe
cuándo sucederá.
Cristo: fuente de vida
La primera espera, el primer Adviento, lo vivió la Vir-
gen María llevando en su seño
al Hijo de Dios. Ambos, José y
María, pero de un modo muy
particular María, espera, se
prepara y aguarda.
En María el Esperado comienza a llegar: los sucesivos
momentos de su desarrollo en
su seno de madre son los primeros pasos y los primeros
tramos de su llegada. Su nacimiento mostrará a todos que
el Esperado llega y seguirá llegando para todos.
La llegada del Esperado
nos muestra que, como en ese
embarazo de María, también
en todo embarazo viene alguien que Dios ama y envía.
Por ese motivo las distintas explicaciones humanas del
embarazo no pueden olvidar
que cada vida humana nueva
viene, en primer término, de
Dios. En cada vida humana
nueva comienza una historia
que abarca y abraza a quien
viene y a quines lo esperan.
Y quien espera está llamado a
cuidar a quien viene. Porque
quien viene trae el don de una
nueva vida que está llamada
a ser también un bien para los
demás.
En la espera de Jesús, María y José cuidaron al Niño que
estaba viniendo. Lo hicieron
con dedicación, con generosidad, con audacia, con abnegación, con preocupación,
con alegría. Así también cada
embarazo requiere cuidado
amoroso y abnegado. María y
José son hoy, para el hombre
y para la cultura que estamos
construyendo, el mensaje y el
testimonio que necesitamos.
Hoy la infancia está amenazada de distintas maneras.
En el caso del embarazo, las
diferentes razones para justificar, autorizar, legalizar el
aborto no cambian la realidad:
siempre es lisa y llanamente,
un asesinato.
Como creyentes se nos
pide y se nos requiere desde
esa maravilla que es la vida de
alguien que comienza a existir
en el seno materno que lo acojamos, lo ayudemos, lo cuidemos con toda la energía y la
Eco Católico
Gran Tema
Domingo 30 de noviembre 2014
Tres grandes figuras
7
Propósitos para los niños
En la liturgia de Adviento, la Iglesia deposita su mirada principalmente sobre
cuatro grandes figuras bíblicas: Isaías, Juan Bautista, María y José.
En familia, el Adviento se vive mejor. Motive a sus
hijos a asumir propósitos sencillos que los hagan notar
el espíritu de este tiempo.
Ayudaré en casa en aquello que más me cueste
trabajo.
Rezaré en familia por
la paz del mundo.
El profeta Isaías
Juan Bautista
La Virgen María
Muchos autores antiguos
lo llaman el evangelista del
Antiguo Testamento. Se lee
durante el Adviento ya que
él expresa con gran belleza la
esperanza que ha confortado
al pueblo elegido en los momentos difíciles de su historia. Esperanza que brota de
la fe, tal como recuerda Benedicto XVI: “El profeta encuentra su alegría y su fuerza en la Palabra del Señor y,
mientras los hombres buscan
a menudo la felicidad por caminos que resultan equivocados, él anuncia la verdadera
esperanza, la que no falla porque tiene su fundamento en la
fidelidad de Dios” (Ángelus,
12 de diciembre, 2010).
Es el segundo personaje
de Adviento. Juan es el punto
de unión entre el Antiguo y el
Nuevo Testamento, entre las
promesas y su cumplimiento.
Es el último de los profetas de
Israel (anuncia, como ellos, la
llegada del Mesías, invitando
a la conversión) y el primero
de los evangelistas (da testimonio de que el Mesías ya
ha venido, señalándolo entre
los hombres). Después de
varios años de retiro y soledad, comenzó su predicación.
Quizás su testimonio más significativo sea el que da poco
antes de morir, cuando manda
mensajeros a preguntar a Jesús: “¿Eres tú el que tenía que
venir o esperamos a otro?”
(Lc 7,19). La franqueza de la
pregunta es la garantía de su
seriedad.
Ella es modelo excelso de
las actitudes propias del Adviento: la confianza en la Palabra de Dios, que cumple sus
promesas, y la disponibilidad
para acoger al Señor que viene. Por eso, Benedicto XVI la
llama “Mujer del Adviento” y
la propone como modelo para
este tiempo litúrgico. Pablo
VI, en su encíclica sobre el
culto mariano, indica la profunda relación existente entre
el Adviento y María: “La liturgia de Adviento, uniendo
la espera mesiánica y la espera del glorioso retorno de
Cristo al admirable recuerdo
de la Madre, presenta un feliz
equilibrio cultual que puede
ser tomado como norma para
impedir toda tendencia a separar el culto a la Virgen de
su necesario punto de referencia: Cristo”.
Isaías invita a no permanecer con los brazos cruzados, a preparar activamente
el camino del Señor, a hacer
posible su venida al mundo.
fuerza con que Dios dotó a la
naturaleza femenina de la madre y a la naturaleza masculina
del padre.
Exigencia y compromiso
Celebrar el Adviento hoy
es para el creyente cristiano
profundizar la exigencia que
brota de nuestro mismo ser
humano: comprometernos a
cuidar, a proteger, a alentar el
maravilloso camino por el que
todos venimos a la vida, el camino por el que Dios vino a
hacerse hombre.
Es, igualmente el compromiso de educar para la vida
para el amor, par la solidari-
dad. Es el compromiso para
promover toda la riqueza de la
vida, del trabajo, de la solidaridad como lo hizo y lo enseñó a
hacer en su vida Jesús, a quien
esperamos para que nazca en
nosotros y a quien queremos
seguir para hacer que nuestra
vida y nuestra cultura sea de
vida, de fraternidad, de justicia, de solidaridad.
La celebración del Adviento nos impulse a purificar nuestro corazón a fin de acoger con
esperanza y con brío a Quien
viene a salvarnos. La espera
activa que vivieron María y
José es modelo y estímulo de
nuestra espera en este tiempo
litúrgico.
Obedeceré a mis papás y
maestros con alegría.
Cumpliré con toda mi tarea sin quejarme.
Daré gracias a Dios por todo lo que me
ha dado.
Pediré por los que tienen hambre
y no comeré dulces.
Daré un juguete o una
ropa a un niño que no lo
tenga.
En lugar de ver la
televisión ayudaré
a mi mamá en lo
que necesite.
Imitaré a Jesús en su
perdón cuando alguien
me moleste.
Rezaré por el Papa.
8
Entrevista
Domingo 30 de noviembre 2014
Eco Católico
“Creo en el caminar de mi iglesia limonense”
El Padre Carlos Lozano fue enviado hace tres años a estudiar teología dogmática a la Pontifica Universidad Gregoriana
en Roma por el entonces Obispo de la Diócesis de Limón, Mons. José Rafael Quirós. De regreso en nuestro país,
sirve en la Parroquia Sagrado Corazón de Jesús en Limón centro, donde con humildad cristiana pone en práctica sus
conocimientos. Sobre esta experiencia formativa y acerca de su visión sobre el caminar de la diócesis caribeña conversó
con el Eco Católico.
Gerardo Solórzano Bonilla
Pastoral de la comunicación, Diócesis de
Limón
Padre, primero que todo,
explíquenos qué es la teología
dogmática
La teología dogmática es la rama
de la teología que estudia las realidades cristianas fundamentales y las verdades que, manando de la revelación
divina, se le proponen al hombre como
luz para su inteligencia, potencia para
su voluntad y salvación para su entera
existencia personal. La aplicación que
corresponde a la teología dogmática
hoy es la de dar respuesta a la necesidad de una certidumbre acerca del
origen, la dirección y el futuro de la fe
cristiana, que da sostén y fundamento
a la vida del ser humano.
De su experiencia en Roma, ¿cuál
es su mejo recuerdo? ¿y cuál el más
difícil?
Debo de decir que la vida de todo
ser humano es marcada por experiencias que, fáciles o difíciles, dejan un
recuerdo imborrable. De ahí que es difícil decir que esta o aquella experiencia me han dejado el mejor o el más
difícil recuerdo. Pero quizá a nivel
eclesial una experiencia significativa
fue la renuncia del Papa Benedicto
XVI, y la elección del Papa Francisco.
Vivir la elección de un sumo pontífice,
estar presente en la Plaza de San Pedro
cuando se da ese anuncio: ¡Habemus
Papa!, realmente estremece la piel, y
lo que brota es una alegría inmensa de
quien ama y vive en la Iglesia. De lo
difícil, vivir momentos de dolor de la
vida familiar desde la distancia, como
la muerte de mi abuelita.
mucho a la sociedad, porque es una
como una estructura, cosa que es un
poco similar a lo que creo se vive en
esta parte del mundo. Existe hoy una
generalización de querer privatizar la
fe. Y esto es latente aquí y allá. Reducir la fe como si esta solo fuese una
cuestión de uso y desuso. Que no tiene
nada que decirle al ser humano, ya que
es algo caduco, que lo único que hace
es atarlo. Cosa que no es así. Solo nos
descubrimos en la medida en que nos
conozcamos y sepamos nuestro origen primero y a aquel que rige nuestro
mundo, que es Dios. Como diferencia,
más no generalizada, señalaría, lo que
el Papa llama “La alegría del Evangelio”. Se nota más en tantos rostros
jóvenes que caracterizan la Iglesia latinoamericana.
Usted vuelve a nuestra diócesis a
aportar al caminar pastoral, ¿Cuál
debe ser la actitud de todos los que
construimos esta iglesia diocesana
de Limón?
Que difícil, yo no soy ni el mesías
ni un profeta, soy el mismo cristiano
que partió en obediencia y que ahora
regresa con alforjas llenas de experiencias de fe y conocimientos, que si
no me ayudaron para ser más humilde,
para nada sirven y nada aportarán. Yo
creo en el caminar de mi iglesia limonense, vengo como un sacerdote más
que desea caminar con esta comunidad eclesial, y a dar mi granito de
arena, según mis posibilidades, desde
donde me corresponda. Y más que actitudes de ustedes, yo diría, ayudemos
y juntos construyamos la iglesia diocesana que Dios quiere para nuestro
Limón.
Desde Aparecida hasta Evangelii
gaudium se enfatiza en el carácter
misionero de la Iglesia, ¿siente
que esta premisa es una realidad
acabada en nuestra diócesis?
La Iglesia se entreteje, como una
telaraña, entre ámbitos que ayudan
a comprender el misterio de ella (la
Iglesia) y estos son: Comunión y
Misión. Estas dos realidades son experiencias de vida que se articulan
permanentemente en la Iglesia, en la
que uno es alimento de la otra y viceversa. Estas dos experiencias vita-
Seguimos orando en Limón por
un nuevo obispo, que nos guíe y
confirme en la fe. ¿Qué rasgos debe
tener un pastor para estas tierras?
Debo decir lo que siempre he pedido: Que sea pastor según el corazón
de Cristo. Que ame Dios profundamente y a su esposa la Iglesia, a la que
escuche, atienda, le sea cercana.
El Papa rechaza una Iglesia
encerrada y acomodada, ¿Cómo
concretar su propuesta?
¿Como se vive la fe en Europa? ¿Se
compara con la nuestra?
Es difícil hablar de manera generaliza de la fe en Europa ya que yo
viví en Italia, al menos ahí, siento una fe que a ratos se mira
adormecida, que no le dice
les han estado a la base del proceso
pastoral de nuestra Iglesia Diocesana
desde su primer plan de pastoral, y corresponden al modelo que Iglesia del
Concilio Vaticano II y que a su vez
definen la Iglesia que queremos. Por
lo tanto, aunque tengamos camino andado, es una experiencia no acabada.
Cada vez más la realidad de nuestra
diócesis nos reta a “salir de la propia
comodidad y atreverse a llegar a todas las periferias que necesitan la luz
del Evangelio.” (EG 20). Y lo de mejorar, creo que no soy yo quien lo debe
decir, nuestras parroquias han y están
evaluando el camino andado durante
este último año, y de ahí vislumbran,
con la luz del Espíritu Santo y la confrontación con la Palabra de Dios, y
la palabra del Magisterio eclesial, lo
que debe fortalecerse, las estructuras
caducas que deben abandonarse y las
nuevas realidades que deben atenderse con particular atención.
Padre Carlos Lozano
La respuesta para nuestra Iglesia
particular la contiene el material de
trabajo de nuestro IV Plan Diocesano
de Pastoral, que nos ofrece un modelo de Iglesia, en la que esta a la base
el Documento de Aparecida, que nos
invitaba a estar en estado permanente de misión. En la medida que todos
los agentes de pastoral -sacerdotes,
religiosas, laicos- concreticemos este
modelo, en estaremos haciendo realidad este énfasis que nos da el Santo
Padre Francisco.
Eco Católico
Opinión
Domingo 30 de noviembre 2014
9
A manera de editorial
Conferencia Episcopal de Costa Rica
“No nos dejemos robar la esperanza…”
El Adviento, tiempo de preparación espiritual para la celebración del
nacimiento de Cristo, en la espera de
su segunda venida, trae consigo el
gozo y la confianza que nos lleva a
renovar la llamada del Papa Francisco a reafirmar la alegría de creer y de
anunciar el Evangelio, y a no dejarnos
robar la esperanza.1
Mensaje de Adviento, 2014
Es justo recordar el necesario apoyo que merecen los hermanos migrantes y el drama que enfrentan muchos
hogares costarricenses inmersos en
el círculo inaceptable de la violencia
mortal contra niños y mujeres; la carencia en la mesa de muchas familias
de nuestras zonas rurales y costeras;
la persistencia de cierta “cultura del
descarte” que favorece la exclusión,
el maltrato y abandono de los adultos
mayores y la frustración de jóvenes
sin estudio ni trabajo.
Con confianza serena, los obispos
de la Conferencia Episcopal de Costa Rica dirigimos a todos los fieles, lo
mismo que a cada mujer y hombre de
buena voluntad, un mensaje de buenas
nuevas en Cristo, razón de nuestra esperanza.
“¡Destilen, cielos, desde lo alto, y
que las nubes derramen la justicia!¡Que
se abra la tierra y produzca la salvación, y que también haga germinar la
justicia!” (Is 45,8. Antífona IV domingo de Adviento). Este himno, súplica
para que Dios, fuente de todo bien
traiga a su pueblo esperanza, es también nuestra oración “al Rey que viene, al Señor que se acerca” para que
mejores tiempos vengan, para que sea
esta ruta de Adviento un tiempo favorable en que, la invitación a allanar los
montes y a vivir la conversión, provoque en los corazones y en cada hogar
una verdadera Navidad con Jesús.
Decía el Papa emérito Benedicto
XVI que “el Adviento nos empuja a
entender el sentido del tiempo y de la
historia como “kairós”, como ocasión
favorable para nuestra salvación”, por
esto, redoblando el valor y el sentido
de la espera, este tiempo ha de vivirse
como una experiencia llena de gozo
de cara a la ya cercana Navidad.
Ha llegado el tiempo de preparar el
camino al Señor y “allanar en la estepa
una calzada para nuestro Dios” (Is 40,
3). Los tiempos actuales parecen, también, sugerirnos esta actitud tanto en
la vida privada y en el ámbito familiar,
como en las más diversas manifestaciones de la vida social.
Por eso, en medio de los nuevos
desiertos que son “fruto del proyecto
de sociedades que quieren construirse sin Dios o que destruyen sus raíces
cristianas”2 señalamos la cercanía de
Aquel que viene y que muchos no conocen o han dejado de reconocer.
Adviento dispone a las familias a
vivir estas fiestas de un modo siempre
renovado y una ocasión que le permita reconocer que este es un momento
histórico en que convergen muchas
fuerzas que tratan de destruirla o deformarla.3
Animar la ruta de las familias y
hacer ver este entorno desafiante ha
sido parte del trabajo que realizó la
más vulnerables y que carecen de lo
esencial para sobrevivir.
pasada III Asamblea Extraordinaria
del Sínodo de los obispos sobre la familia en el marco de la labor evangelizadora, tema cuyo estudio continúa
y que será profundizado para llevarlo
a aplicaciones prácticas en el Sínodo
Ordinario en octubre del 2015.
De momento, en la relación final
del Sínodo, se abordaron algunos retos
presentes que requieren una respuesta
urgente por parte de la Iglesia en un
contexto marcado por el secularismo
y una agresividad salvaje en contra de
la vida humana en cualquiera de sus
etapas.
Durante estas semanas previas a la
fiesta de Navidad, les animamos pues,
a vivir esta ruta del Adviento con áni-
mo de expectación y gozo, tratando de
profundizar en cada familia el misterio de Dios que, para redimirnos, asumió nuestra condición humana en el
seno de la Virgen María, Madre de la
Esperanza.
¡Qué grande es el ser humano que
el mismo Dios quiso tomar para sí esa
naturaleza en intercambio admirable,
sorprendente y siempre aleccionador!
Adviento nos invita a fomentar
algunas actitudes que fortalezcan el
empeño de caminar en la fe y de comportarnos de manera coherente con el
Evangelio. Por ejemplo, una real sobriedad en el consumo; igualmente, la
vivencia de una solidaridad para con
todos, especialmente, con aquellos
“Que Nazaret nos enseñe el significado de la familia, su comunión de
amor, su sencilla y austera belleza, su
carácter sagrado e inviolable, lo dulce
e irreemplazable que es su pedagogía
y lo fundamental e incomparable que
es su función en el plano social.”4
Dado en San José, Sede de la Conferencia Episcopal de Costa Rica, a
los veintitrés días del mes de noviembre del dos mil catorce, en la fiesta de
Cristo Rey del Universo.
1 Cf. Papa Francisco Exhortación apostólica Evangelii Gaudium. #86
2 Idem
3 Cf. Papa Juan Pablo II Familiaris Consortio
#3
4 Beato Pablo VI, alocución en Nazaret, 5
enero 1964.
10
Opinión
Domingo 30 de noviembre 2014
Eco Católico
En diálogo
Monseñor José Rafael Quirós
Arzobispo de San José
Por la dignidad de la mujer
La doble hélice de la sociedad
Pbro. Alberto Casals
¿Por qué Occidente se aleja de sus raíces cristianas? Por
el racionalismo, por la Ilustración, por la Revolución Industrial, por el consumismo, sí tal
vez, pero más importante, aún
sobre estas causas, por la crisis
de fe en las familias.
Familia y religión van de
la mano en la trayectoria cultural y social de los pueblos.
El declive familiar -menos
bebés, más divorcios, más parejas que conviven sin casarse,
más nacimientos fuera de matrimonio- esa es la causa, probablemente la más importante,
del declive religioso. El debilitamiento de la familia en una
sociedad contribuye al declive
de la experiencia religiosa.
Por eso es sumamente importante acompañar al Santo
Padre, Francisco, en estos dos
años dedicados al fortalecimiento de la familia, si queremos ver un mejoramiento notable en la marcha de nuestro
mundo cultural y religioso.
La familia no es algo que
genere problemas, sino sobretodo un gran recurso: de vida,
de relaciones, de bien común
… Y no solo un recurso, sino
también, como decía Benedicto XVI, un Evangelio, Cristo ha asumido la familia y ha
hecho de ella el primer ámbito
de difusión viva de la Buena
Nueva.
Explica Mary Eberstaht,
analista cultural de la sociedad
contemporánea, que la religión
y la familia son como la doble
hélice -pensemos en la estructura del ADN- de la sociedad:
una depende de la vitalidad de
la otra para reproducirse. Se
trata de un proceso de doble
sentido: al igual que el factor
religioso proporciona un ambiente que transforma los valores de una familia, el factor
familiar actúa como una fuerza
poderosa sobre el estado de las
creencias y la práctica religiosa de una sociedad.
En cambio el individualismo, separado de la familia y de
la sociedad, va conduciendo a
la exclusión de Dios y al ateismo. Se pierde la dimensión social de la fe y se viene, con el
individualismo, la desvinculación con los demás y también
con Dios. Es lo que podríamos
llamar “la muerte del hombre”.
Familia: lugar sagrado
Hay algo vital en la intimidad familiar -de hecho hay
muchas cosas- que conduce a
la Iglesia: el deseo de introducir a los niños en una comunidad moral y espiritual. El
nacimiento de un hijo es experimentado por los padres como
algo sagrado, como realmente
es.
“La nueva evangelización
pasa por recuperar las experiencias de familia en toda su
hondura. En ellas se contiene el lenguaje primario sobre
Dios. En ellas se experimenta
por vez primera su presencia.
Sin ellas es imposible anunciar al Dios cristiano, un Dios
Padre que nos ha dado un Hijo
para que, Esposo de la Iglesia,
nos hiciera a todos hermanos”
(José Granados, Roma, Revista Palabra, Octubre 2014).
La dinámica de la doble hélice le lleva a pensar a Eberstaht en los escenarios posibles
para el futuro de la religión en
Occidente: uno pesimista, otro
optimista. Si sigue la fragilidad de la familia, crecerá el
abandono de la religión.
Si la crisis económica y
demográfica de Occidente
conduce como consecuencia a
reavivar la estima por la familia (y por tanto de la religión),
entonces las familias estables,
que ahorran dinero y problemas al Estado, funcionarán
como una red de seguridad
para sus miembros y resurgirá el principio fundamental
proclamado en el Antiguo y
en el Nuevo Testamento de la
religión: “Amaos unos a otros
como Yo (Cristo) os he amado”.
A más familia, más religión. El debilitamiento de la
familia en una sociedad contribuye al declive de la experiencia religiosa y, al revés, el
fortalecimiento de la familia
provocará el mejoramiento
cultural y moral de la sociedad.
“La dignidad de la mujer
y su vocación, objeto constante de reflexión humana y
cristiana, ha asumido en estos últimos años una importancia muy particular.” Estas
son las palabras con que San
Juan Pablo II, inicia la Carta
Apostólica “Sobre la dignidad de la Mujer”.
Como Iglesia estamos
llamados a luchar porque se
transparente el fundamento
auténtico de la dignidad de
la mujer. Como hija de Dios,
igual que el varón, la mujer
pertenece al Pueblo Santo
destinado a la vida eterna,
y por tanto llamados ambos
a ser fieles testigos del Señor conforme a la vocación
recibida. Con base en ello,
encontramos múltiples manifestaciones magisteriales,
que exaltan la dignidad de
la mujer en la Iglesia y en la
sociedad.
Entre ellas está, lo manifestado en el Mensaje final
del Concilio Vaticano II,
“Llega la hora, ha llegado la
hora en que la vocación de
la mujer se cumple en plenitud, la hora en que la mujer
adquiere en el mundo una
influencia, un peso, un poder
jamás alcanzado hasta ahora.
Por eso, en este momento en
que la humanidad conoce
una mutación profunda, las
mujeres llenas del espíritu
del Evangelio pueden ayudar
tanto a que la humanidad no
decaiga”.
Vemos que en el ámbito
de esta iluminación no cabe
el machismo que se vive en
muchos de nuestros ambientes, donde la mujer no cuenta
para nada. Así lo advertía el
Papa emérito Benedicto XVI
a la V Conferencia General
del Episcopado Latinoamericano, (Aparecida, 2007):
“la persistencia de una mentalidad machista que todavía
ignora la novedad del cris-
tianismo, que reconoce y
proclama la misma dignidad
y responsabilidad de la mujer con respecto al hombre”.
Este es un mal que debe erradicarse, a fin de que no nos
veamos expuestos al aumento de los males que hoy se
tienen. Hombres y mujeres
hijos de Dios, con igual dignidad sin superioridad alguna y mucho menos dominio.
Sin embargo, nos encontramos con que hay corrientes ideológicas y colectivas,
que sienten a la Iglesia como
enemiga, por lo que han ejecutado hechos dolorosos
que no pueden dejar de sorprendernos por lo grotescos
que son, tanto es así que ni
siquiera merecen ser mencionados. Pero, sí destaco el
hecho de las protestas en la
Plaza de San Pedro, en las
que un colectivo, en oposición al viaje del Papa Francisco al Parlamento Europeo
el 25 de noviembre, realizó
actos obscenos a la vez que
coreaba proclamas contra la
Iglesia.
Llama la atención que
tantos otros ámbitos en los
que realmente se violenta,
ofende o discrimina a la mujer no reciben críticas, burlas o arremetidas por parte
de estos sectores. En Costa
Rica, por ejemplo, no vemos
reacciones contra su explotación en la publicidad o en
la industria del consumo y
la diversión, pero sí se hace
costumbre un ataque frontal
a la Iglesia por cualquier alusión a la mujer en el tema del
matrimonio y la maternidad.
Hombres y mujeres no
son enemigos. Por la necesaria promoción de la mujer,
eliminemos todo lenguaje de
odio y confrontación, pues,
como afirmaba San Juan Pablo II: “La mujer no puede
encontrarse a sí misma si no
es dando amor a los demás.”
Eco Católico
Opinión
Domingo 30 de noviembre 2014
11
Al Presidente, diputados,
magistrados y pueblo de Costa Rica
Pbro. Fabio Blanco Cubillo
Estimados conciudadanos
con poder temporal en Costa
Rica: ¡Tengan paz!
El año pasado, el tercer domingo de noviembre del 2013,
más allá de un millón de costarricenses de todos los rincones
del país, nos reunimos en una
marcha apoteósica en La Sabana.
El motivo fue exigir el respeto a la vida humana, sin el
cual, los derechos humanos no
pueden existir. No es cuestión
de religión o creencias; se trata
del respeto a la misma naturaleza. Si en una democracia,
para que sea auténtica, el respeto a las minorías es algo indiscutible; cuánto más lo es el
derecho de las mayorías.
Con todo respeto, pero con
vehemencia pedimos, rogamos, exigimos que no se desoigan los clamores de los pueblos. No es posible que desde
fuera; gentes que han perdido
el rumbo y atropellan en nombre de no sabemos cuáles intereses, todo sentido de humanismo, nos dicten qué leyes se
deben o no aprobar.
Queremos recordarles lo
que ocurrió en el gobierno de
don Rodrígo Carazo Odio y
de su ministro de la presidencia don Wilburg Jiménez: una
comisión del BID ofrecía un
enorme préstamo, casi sin in-
tereses y a muy largo plazo,
para que se utilizara en el desarrollo de los cantones norteños del país: Upala, Guatuso,
Los Chiles, Sarapiquí y San
Carlos.
Era una gran oportunidad;
sólo que los delegados del
BID, traían una propuesta: “
A cambio de esa ayuda, se deberían esterilizar en los hospitales y clínicas de la CCSS
a treinta mil (30.000) mujeres entre los 24 y 30 años de
edad”. El Presidente entonces,
dio un manazo sobre la mesa
y dijo: “No somos ni caballos
de cría, ni gallinas de granja”;
imposible aceptar la oferta.
Todos sabemos lo que ocurrió en adelante con el Banco
Interamericano de Desarrollo.
Para otros países había dinero
hasta para armas, para Costa
Rica, nada.
Ojo, compatriotas en el poder. No traicionen los valores
que han hecho grande a Costa Rica. Ante todo la dignidad
y astucia para no tragarnos el
anzuelo de algunas compañías negociantes de la muerte.
Lean los acuerdos del Cairo
1994, de Beijin 2001 y de Madrid 2014.
Nos quieren empujar al
peor de los crímenes: Matar a
los indefensos y eliminar las
fuentes de la vida; desde luego, como dice el Papa Francisco, promoviendo la cultura del
descarte.
En el sistema actual, fomentado por un grupúsculo
de poderosos como afirma el
Papa: “se ha sacado al hombre, a la persona, del centro y
se le ha reemplazado por otra
cosa. Porque se rinde un culto
idolátrico al dinero. Porque se
ha globalizado la indiferencia:
¿qué me importan los otros
mientras yo defienda lo mío?
Porque el mundo se ha olvidado de Dios que es Padre;
se ha vuelto huérfano porque
dejó a Dios de lado”.
¿A quién de nosotros no le
preocupa el rumbo de violencia, de indiferencia, de atropello a las personas de cualquier
edad que está tomando nuestra
sociedad actual?
No nos quejemos: preguntémonos ¿qué hemos sembrado y seguimos cultivando en
los jóvenes, familias y ciudadanos a los que les arrancamos
su fe y respeto a Dios y por eso
son como ovejas sin quien las
pastoree?
No busquen soluciones en
sociedades cuyo dios es el fetiche del dinero. Ellos no pueden darnos lecciones si están
hasta el cuello y lo que desean
es ensuciar y hundir a los ingenuos que se dejen.
Ustedes deben por lealtad a
la Patria, a Dios, a su misma
conciencia, no permitir ninguna ley en contra de la vida,
desde su comienzo y hasta su
fin natural. El futuro comenzó
ya: basta ver quienes nos quieren transmitir valores que no
practican. Abolimos la pena de
muerte, la esclavitud, el ejército y el dominio filibustero:
atrévanse a decir no a la cultura de la muerte.
Nosotros en Alajuela, el 16
de noviembre nos apuntamos
por la vida. Varios miles rezamos ese día diciendo no al
aborto. Para ser voz de los que
no tienen como gritar, en nombre de los no-nacidos dijimos
no al proyecto de ley 16.887
que de manera encubierta pretenden aprobar.
Ustedes son padres y madres, oigan el grito de los que
quieren matar desde el vientre
de sus madres: ¡No nos maten,
queremos vivir! ¡No nos maten! y cuando seamos grandes
podremos trabajar para que los
mayores tengan una pensión
digna.
¡No nos maten! entre nosotros están los investigadores
de la vacuna contra el Sida y la
cura del cáncer. ¡No nos maten! Entre nosotros hay otros
Keylor, Ronaldo, Francisco y
gente buena como ustedes.
¡No nos maten! Ayuden
a mi mami para que yo pueda nacer. ¡No nos maten! Yo
quiero jugar y estudiar y ser
alegría de mis abuelitos. ¡No
nos maten! Tengo ojitos para
ver el sol, el mar, la lluvia y las
caras de otros niños. ¡No nos
maten! Quiero conocer a mi
mamita y cuidarla cuando sea
viejita. ¡No nos maten! Quiero nacer, estudiar y ser doctor
para salvar vidas.
¡No nos maten! ¡Niño Jesús! Dile a mi mamá que la
quiero, ella y otros no me
oyen…Yo no sabré de leyes;
pero tengo derecho a vivir.
Invita:
Parroquia
Nuestra Señora
de La Merced,
San José
12
Opinión
Domingo 30 de noviembre 2014
Eco Católico
Habla el Papa
Pastores, sean humildes y comprensivos
Hemos evidenciado cómo
el Señor continúa apacentando
a su rebaño a través del ministerio de los obispos, ayudados
por los presbíteros y por los
diáconos. Hoy queremos preguntarnos: ¿qué se pide a estos ministros de la Iglesia para
que puedan vivir en modo
auténtico y fecundo el propio
servicio?
En las “Cartas pastorales”
enviadas a sus discípulos Timoteo y Tito, el apóstol Pablo
se detiene con atención sobre
la figura de los obispos, de los
presbíteros y de los diáconos,
también sobre la figura de los
fieles, de los ancianos, de los
jóvenes.
Es emblemático como junto a las dotes inherentes a la
fe y la vida espiritual, que no
pueden ser descuidadas en la
vida, sean enumeradas algu-
Catequesis en audiencia general, 12 de noviembre, 2014
nas cualidades exquisitamente
humanas: la acogida, la sobriedad, la paciencia, la afabilidad, la fiabilidad, la bondad
de corazón. Repito: la acogida, la sobriedad, la paciencia,
la afabilidad, la fiabilidad, la
bondad de corazón. ¡Éste es el
alfabeto, la gramática de base
de todo ministerio! ¡Debe ser
la gramática de base de todo
obispo, de todo sacerdote, de
todo diácono! Sí, porque sin
esta predisposición bella y genuina a encontrar, a conocer,
a dialogar, a apreciar y a relacionarse con los hermanos en
modo respetuoso y sincero, no
es posible ofrecer un servicio
y un testimonio de verdad alegría y creíble.
Está luego una actitud de
fondo que Pablo recomienda
a sus discípulos y, en consecuencia, a todos los que son
envestidos del ministerio epis-
copal, ya sean obispos, sacerdotes, presbíteros o diáconos.
El apóstol exhorta a reanimar
continuamente el don recibido
(1 Tm 4,14; 2 Tm 1,6). Esto
significa que debe ser siempre viva la conciencia de que
no se es obispos, sacerdotes o
diáconos porque se es más inteligentes, más buenos y mejores que los otros, sino sólo
en virtud de un don, un don
de amor prodigado por Dios,
en la potencia de su Espíritu,
para el bien de su pueblo. Esta
conciencia es verdaderamente
importante y constituye una
gracia que hay que pedir cada
día.
Un pastor que es consciente
de que su ministerio proviene
únicamente de la misericordia
y del corazón de Dios, nunca
podrá asumir una actitud autoritaria, como si todos estuvieran a sus pies y la comunidad
fuera de su propiedad, su reino
personal.
La conciencia de que todo
es un don, todo es don, todo es
gracia, ayuda a un pastor también a no caer en la tentación
de ponerse en el centro de la
atención y de confiar sólo en sí
mismo: son las tentaciones de
la vanidad, del orgullo, de la
suficiencia, de la soberbia. Ay
si un obispo, sacerdote o diácono pensase que lo sabe todo,
que siempre tiene la respuesta
justa para cada cosa y que no
necesita de nadie. Por el contrario, la conciencia de ser él,
primero, objeto de la misericordia y de la compasión de
Dios debe llevar a un ministro
de la Iglesia a ser siempre humilde y comprensivo con los
demás.
Nos ven
Pbro. Mauricio Víquez L.
Notas al margen del sínodo
canino@racsa.co.cr
Durante el sínodo de los
obispos sobre la familia recién
concluido se dio un ambiente de diálogo abierto. Así lo
quiso el Papa. Y fue un acontecimiento eclesial realmente
marcado por ese deseo. En
tico diríamos “lo agarraron en
serio”.
La primera semana ya mostró esa atmósfera. Hubo desde
las intervenciones más llanas
hasta las provocadoras. Luego
de la relación del día 13 las cosas se pusieron aún mas intensas por dos razones: el rol de
los medios fue amplio y las labores de los círculos menores
se podían hacer públicas.
Desde las posiciones más
conservadoras hasta las más
de apertura brillaron. Cosa
normal en la realidad eclesial
aunque a algunos medios les
extrañe.
Desde New York hasta
Londres, Madrid o Buenos
Aires los medios de comunicación no perdieron tiempo
con lo fuerte en términos teológicos y se dedicaron a los
asuntos más polémicos. No
faltaron titulares explosivos y
los comunicadores buscaban
la discordia interna con ansia
inusitada.
Así como el Papa provocó
el diálogo fuerte (incluso participantes tan recalcitrantes
como Burke lo aprovecharon
para decir todo lo que se les
ocurrió) así al final hizo ver
que había algunas tentaciones
que se debían evitar: dejarse
atrapar por lo escrito y evitar
dejarse sorprender por el Espíritu, ser muy liberal y bajar
la cruz para contentar a algunos, caer en “bizantinismos”,
o bien, “convertir el pan en
piedra” y tirarla a los débiles
o someterlos a cargas insoportables.
Mons. Ginés García B.
de Guádix-Baza, se hace una
pregunta: “¿Y después del Sínodo?” (Vida Nueva, 2915,
p.36). Allí este obispo español
indica que nos queda trabajar
en ruta hacia octubre 2015 y
pensar mucho pues no hay
ahorro de temas.
El reto está en responder
las grandes preguntas que el
ser humano se hace. No se trata de adecuarse a la cultura dominante pero tampoco ignorar
los desafíos pendientes y creer
que se puede seguir postergando respuestas de cara a muchos que sufren.
Porque la cuestión está
realmente allí: en las parejas
donde hay alguna condición
especial o bien en las realidad
de personas con preferencia
por el mismo sexo que están
hartas de la discriminación
en la calle y hasta dentro de
la Iglesia. Todo hace que muchos sufran y no vean por ningún lado que se aplique lo que
Evangelii gaudium dice en numerales como el siguiente: “la
Iglesia tiene que ser el lugar de
la misericordia gratuita, donde
todo el mundo pueda sentirse
acogido, amado, perdonado y
alentado a vivir según la vida
buena del Evangelio” (114).
Porque nos ven, es bueno estar siempre abiertos a la
acción del Espíritu y dejarnos
guiar por él. Hacer del pan una
piedra es cruel. Igualmente,
cerrar puertas no es Evangelio,
ser mas papista que el Papa no
nos lleva a ningún lado y cambiar el tono en algunos temas
no es transigir en lo esencial
(por aquello de los que dicen
que la misericordia es alcahuetería como por ejemplo, en alguna pregunta que Mons. Girardi ha tenido que responder
sobre el tema de la valoración
moral de la condición homosexual).
Plan de Evangelización 2015-2020 - Diócesis de San Isidro de El General
Hacia una
Iglesia
en salida
Para renovar la
diócesis y pasar
de una Iglesia de
conservación a
una en estado
permanente de
misión.
2
Diócesis de San Isidro de El General
Plan de Evangelización
2015-2020
Plan de Evangelización 2015-2020 - Diócesis de San Isidro de El General
Hacia una Iglesia en salida
Para renovar la diócesis y pasar de una Iglesia de conservación a una en estado permanente de misión.
Resumen: Ma. Estela Monterrosa S.
mmonterrosa@ecocatolico.org
Una onda de aire fresco recorre la
Diócesis de San Isidro de El General a
partir de este domingo 30 de noviembre, cuando se hace público el nuevo
Plan Diocesano de Evangelización,
que regirá el camino de la Iglesia particular desde el 2015 hasta el 2020.
El nuevo plan propone tres etapas
de evangelización: kerigma, catequesis y pastoral. “En la primera etapa de
Kerigma o primer anuncio queremos
llegar a los alejados o indiferentes
para llevarles el anuncio gozoso del
Evangelio transformador, de manera
que puedan tener lo que muchos no
tienen: un encuentro personal con Jesús”, explicó el Pbro. Edgar Orozco,
vicario general de San Isidro.
“Esto para nosotros es esencial,
no esperar a que vengan, sino ir hacia
ellos. El Señor nos dice en el Evange-
lio ‘vayan y evangelicen’, no ‘vengan
para ser evangelizados’”, agregó.
De hecho, el aspecto misionero es
importante en el nuevo plan, porque
de acuerdo con Mons. Gabriel Enrique Montero, obispo diocesano, el
objetivo es “ser una diócesis en salida,
abierta a todos”, afirmó.
El texto se ofrece en un leguaje
sencillo, es corto (de unas 40 páginas)
y aplicable. “La gente sabrá así que la
diócesis está caminando y que lo está
haciendo en esta dirección”, añadió.
Mons. Montero explicó que se le
ha llamado “Plan de Evangelización”
y no “pastoral” -como se acostumbraporque el ámbito de la evangelización
es más amplio y el área pastoral es
apenas una de las que abarca.
El plan está dirigido primeramente a los agentes de pastoral; es decir,
sacerdotes, religiosos, religiosas y a
unos 15 mil laicos comprometidos,
para que lo conozcan y llegue a más
gente a través de ellos. Pero también
se promueve su difusión a todas las
personas “porque de esta manera se
sentirán involucrados y comprometerán a los encargados a avanzar en el
plan. Es un elemento motivador”, indicó Orozco.
El nuevo plan propone
tres etapas de
evangelización:
kerigma,
catequesis y
pastoral.
Reto para parroquias y vicarías
El Plan de Evangelización constituye un reto para las parroquias de
la diócesis y las vicarías episcopales.
“Queremos que todas las parroquias
tengan líneas comunes. El objetivo
general es lo que nos va a guiar”, indicó Orozco.
En este sentido, Mons. Montero
comentó que desean iniciar un proceso de reflexión y discernimiento para
que cada parroquia elabore su propio
plan.
Por su parte, las vicarías episcopales tienen la supervisión de las delegaciones episcopales. “Cada una es autónoma, pero trabajan en función del
Plan de Evangelización, cada una en
su campo debe definir lo que se hará
en esas tres áreas (kerigma, catequesis
y pastoral). Además, deben coordinar
con los sacerdotes, porque las parroquias serán su campo de acción”, dijo
Orozco.
Otro cambio que se propone es
que los consejos pastorales de las
parroquias se conviertan en consejos
de evangelización, donde estén involucradas todas las áreas pastorales de
la parroquia y que puedan asumir las
líneas de acción propuestas en el plan
diocesano que puedan implementar”,
agregó.
“Es un proceso, no significa que
todo se hará ya mismo, se adaptará a
la realidad y necesidades de cada parroquia”, indicó.
No olvidar la historia
La primera parte del Plan de Evangelización hace un repaso por la historia diocesana. Recuerda, por ejemplo, que la diócesis fue erigida el 19
de agosto de 1954 por el Papa Pío XII
con la Bula Neminem Fugit, contando
entonces con seis parroquias: Golfito,
Ciudad Cortés, Quepos, San Isidro,
San Marcos y Santa María de Dota.
Mons. Gabriel Enrique Montero, cuarto obispo diocesano.
A partir de ahora iniciará
un proceso de reflexión
y discernimiento en las
parroquias, para que cada
una elabore su propio plan
de evangelización, a partir
del diocesano.
Además, presenta un repaso por el
ministerio episcopal de los anteriores
obispos de la diócesis, comenzando
con Monseñor Delfín Quesada Castro, quien sirvió en esta sede episcopal desde el 23 enero de 1955 hasta su
muerte, el 17 de octubre de 1974.
El segundo obispo fue Monseñor
Ignacio Trejos Picado, quien ejerció
su ministerio como obispo de San Isidro por 28 años, desde 1975 hasta el
2003. Por su parte, Monseñor Guillermo Loría Garita, fue el tercer obispo
de la diócesis, y sirvió en esta sede
hasta el 28 de febrero del 2014.
Actualmente, el obispo de San Isidro es Monseñor Fray Gabriel Enrique Montero Umaña. Su episcopado
comenzó el 1º de marzo de este año.
El escenario social
El Plan Diocesano de Evangelización es el fruto de varios años de trabajo de los agentes de pastoral. En los
últimos meses, también fue enriquecido con los aportes del nuevo obispo.
La segunda parte del texto, ofrece una
“radiografía” de la situación social y
eclesial de la diócesis elaborada a partir de los aportes de todos ellos.
Una de las primeras cosas que
constatan es que la sociedad actual es
pluricultural y secularizada “y esto ha
venido a modificar nuestros valores y
nuestras costumbres” (10).
Asimismo, explica que la diócesis
sigue siendo eminentemente rural y
2015-2020
Plan de Evangelización
depende en gran medida de la agricultura. “Sin embargo por décadas
los gobernantes del país no han dado
la suficiente atención a la situación de
nuestro agro y de los que lo trabajan,
produciendo esto una grave crisis económica que ha hecho de nuestra Región Brunca la más pobre del país. El
abandono de las tierras y el fenómeno
de la migración están estrechamente
ligados a la crisis del campo” (12).
Además, preocupan a la Iglesia
“las dificultades para acceder a niveles de educación secundaria o superior, en la carencia de una vivienda
digna y segura, y en la imposibilidad
de tener alguna influencia en la toma
de decisiones políticas que son las que
determinan la suerte de nuestros pueblos” (13).
Se suma a esta crisis el hecho de
que la región no escapa a la problemática del tráfico y consumo de las drogas (14).
Desafíos concretos
El repaso de la actualidad se completa con un análisis de las fortalezas
y desafíos del ámbito eclesial. En el
documento, se reconocen y agradecen
las vocaciones sacerdotales, la presencia de las comunidades religiosas y “el
significativo número de laicos (aproximadamente 15000 agentes comprometidos), que se desempeñan según su
vocación bautismal como agentes de
evangelización en los diversos apostolados y servicios permanentes de
nuestra Iglesia” (22).
Asimismo, evidencia que según
la reflexión y el estudio realizado, se
descubrió con pesar que “nuestra acción apostólica ha estado muy centrada en lo sacramental y litúrgico, pero
menos en un proceso de auténtica
evangelización”.
Diócesis de San Isidro de El General
3
La Diócesis de San Isidro cuenta con el servicio de
aproximadamente 15.000 laicos comprometidos.
Ante esta realidad, la Iglesia diocesana visualiza cuatro desafíos (29):
- Pasar de una Iglesia sacramentalista, de mantenimiento o conservación a una Iglesia en estado permanente de misión;
- Mostrar la capacidad para hacer
de todos los fieles auténticos discípulos y misioneros de Jesucristo;
- Formar personas cristianas capaces de encarnar los valores y criterios
del Evangelio en nuestra realidad de
cada día;
- Manifestar ante el mundo el rostro de una Iglesia en salida que testimonia a Jesús Buen Pastor.
Kerigma: el hilo conductor
La Evangelización sólo puede llevarse a cabo adecuadamente a través
de un proceso lento, paciente y profundo, dice el Plan Evangelizador. El
Magisterio eclesial ha venido dando
pautas para orientar ese proceso evangelizador y nos recuerda que la fe al
mismo tiempo se anuncia, se educa,
se celebra y se vive. Esto presupone el
desarrollo de ciertas etapas fundamentales a seguir:
La primera es la acción misionera
para los no creyentes y para los que viven en la indiferencia religiosa. La segunda, la acción catequético-iniciatoria para los que optan por el Evangelio
y para los que necesitan completar o
reestructurar su iniciación a la fe y, la
tercera, la acción pastoral para los fieles cristianos ya maduros, en el seno
de la comunidad cristiana.
“Este será el camino metodológico
que seguiremos en la diócesis para lle-
var acabo nuestra acción evangelizadora” (33).
La evangelización en San Isidro
tendrá como eje central el encuentro
con Jesucristo (kerigma). “Éste no
sólo es una etapa, sino el hilo conductor que debe llevar a la madurez del
discípulo en Cristo. Sin el kerigma los
demás aspectos de este proceso están
destinados a la esterilidad, pues sin
corazones convertidos al Señor no hay
verdadera evangelización. Sólo desde
el kerigma se da la posibilidad de una
sólida iniciación cristiana” (36).
La acción catequética es un proceso de educación en la fe que estructura y madura la experiencia cristiana.
Tiene como eje central el discipulado
y pone a la persona en estrecha intimidad de relación con Jesús (37).
De acuerdo con el plan, la Iglesia
sólo se entiende como sacramento del
Reino y por eso está llamada a renovarse en la práctica de un ministerio
como el de Jesús, el Buen Pastor, y en
la incesante búsqueda de la sabiduría
de Dios y descubierta en su Palabra,
en la oración, en los Sacramentos y en
la comunión fraterna.
También debe renovarse en la
apertura al diálogo maduro y respetuoso con todos, sin ninguna clase de
exclusión o marginación; en el respeto
a la varias culturas en las cuales discierne las “semillas del Reino” dondequiera que puedan encontrarse, y en
la denuncia profética de todo aquello
que se opone a los valores del Reino.
Asimismo, la Iglesia debe procurar
una permanente actitud de salida hacia
los más alejados impulsada por el poder del Espíritu Santo.
Una diócesis extensa
La diócesis de San Isidro de El
General se extiende desde el cantón de León Cortes hasta la Península de Osa, cubriendo también el
cantón de Corredores que abarca
la frontera con Panamá. La mayor
parte de las comunidades son rurales, con poblaciones dispersas y
víctimas de la pobreza y el desempleo, lo que ha provocado un importante fenómeno migratorio.
En la actualidad, poco más de
50 sacerdotes atienden las 26 parroquias de la diócesis, las diferentes
vicarías, delegaciones e instituciones diocesanas. Las parroquias de
la zona se caracterizan por ser extensas en territorio y de limitados
recursos económicos.
“Como consecuencia, esta diócesis
buscará construir comunidades acogedoras y solidarias, que vivan, celebren
y confiesen su fe, animadas y sostenidas por una creciente participación
del laicado como agente fundamental
de evangelización” (39).
Objetivos claros
El Padre Edgar Orozco explicó
que el objetivo general del plan es lo
que marcará la pauta al trabajo de las
La evangelización en San
Isidro tendrá como eje
central el encuentro con
Jesucristo (kerigma).
4
Diócesis de San Isidro de El General
parroquias, de modo que todas tengan
líneas comunes. Además, se detalla el
proceso de evangelización estructurado en tres momentos o etapas: la acción misionera, la acción catequética
y la acción pastoral (41).
El objetivo general plan es: “Impulsar en esta diócesis un proceso de
evangelización partiendo del anuncio
del kerigma (primer anuncio), que lleve al encuentro con la persona viva de
Jesucristo, Buen Pastor presente en la
comunidad, y a la experiencia de una
Iglesia en permanente actitud misionera, capaz de responder a los retos
del mundo de hoy” (42).
El primer objetivo específico corresponde a la acción misionera (kerigma): “Realizar en la diócesis un
proceso de evangelización que inicie
con una sensibilización para el anuncio de la persona viva de Jesucristo, y
que suscite en las personas, grupos y
comunidades el encuentro con Él a fin
de que todos tengan vida” (43).
La acción catequética iniciatoria
(discipulado) está contemplada en el
siguiente objetivo específico: “Animar en la diócesis el proceso de evangelización, continuando con la acción
catequética-iniciatoria, a partir de la
experiencia de la vida parroquial, (los
apostolados, grupos, movimientos,
servicios permanentes), por medio de
Plan de Evangelización
El objetivo general del plan es lo que marcará la pauta al
trabajo de las parroquias, de modo que todas tengan líneas
comunes.
un proceso sistemático de formación
para todos, que les permita llegar a la
madurez en la fe, y a un compromiso
eclesial que los transforme en auténticos discípulos misioneros del Señor
Jesucristo” (44).
La tercer etapa, la acción pastoral
(experiencia del reino y comunidad
eclesial), está plasmada en el tercer
objetivo específico: “Asumir en el
proceso de evangelización de la diócesis la experiencia del Reino de Dios
como criterio de acción evangelizadora, de manera que los fieles cristianos
maduren su compromiso bautismal
de anunciar y vivir los valores de ese
Reino (justicia, caridad, verdad y paz)
y a la vez denunciar y combatir todo
aquello que se opone a los mismos”
(45).
¿Cómo trabajarán las vicarías y
delegaciones?
El trabajo de las parroquias será
enriquecido y apoyado por las vica-
rías y delegaciones episcopales, que
abordarán diferentes áreas de pastoral,
así la Vicaría Episcopal de Formación
y Catequesis tiene la misión de supervisar la formación de los agentes de
evangelización y los procesos catequéticos.
Además, trabaja con las delegaciones episcopales de Pastoral Educativa, Pastoral Litúrgica, Pastoral de los
Ministerios, del Ecumenismo y de las
Obras Misionales Pontificias (47).
La Vicaría Episcopal de Familia
coordina lo referente a la pastoral de
la familia, la promoción y la defensa
de la vida y articula itinerarios formativos desde la doctrina de la Iglesia.
Es competencia de esta vicaría
mantener contacto con la Pastoral Familiar, la delegación episcopal para
la Vida Religiosa, la Pastoral Juvenil,
el Movimiento Familiar Cristiano, la
Pastoral Vocacional y los Cenáculos
Familiares (48).
Por su parte, la Vicaria Episcopal
de Pastoral Social coordina el ejercicio de la caridad evangélica de tipo
2015-2020
asistencial, desarrolla proyectos de
promoción humana a nivel diocesano
y mantiene contacto con las capellanías de la Fuerza Pública, la Pastoral
Carcelaria, las instituciones diocesanas de bien social, las delegaciones
de Pastoral de la Salud y de Pastoral
Indígena (49).
La diócesis también cuenta con la
Vicaria Episcopal de Comunicación
Social que coordina lo referente a la
pastoral de la comunicación y la Delegación para la Causa de los Santos
(50).
Al concluir, el documento indica:
“La parroquia está llamada a ser en
efecto el espacio vital donde se recibe
y acoge la Palabra de Dios, se la celebra y se la expresa en la participación
eucarística, que es la fuente dinámica
donde se alimenta la vida del discípulo misionero. De esta renovación
parroquial depende en buena parte el
éxito o el fracaso de nuestro presente
Plan Diocesano de Evangelización”.
Cada vicaría y delegación
episcopal definirá, en su
campo, lo que hará en las
tres áreas propuestas por
el plan diocesano: kerigma,
catequesis y pastoral.
Alegría misionera
“La alegría del Evangelio que
llena la vida de la comunidad de los
discípulos es una alegría misionera
[…] La vive Jesús, que se estremece
de gozo en el Espíritu Santo y alaba
al Padre porque su revelación alcanza a los pobres y pequeñitos (cf. Lc
10,21). […] Esa alegría es un signo
de que el Evangelio ha sido anunciado y está dando fruto. Pero siempre
tiene la dinámica del éxodo y del
don, del salir de sí, del caminar y
sembrar siempre de nuevo, siempre
más allá. El Señor dice: «Vayamos a
otra parte, a predicar también en las
poblaciones vecinas, porque para
eso he salido» (Mc 1,38). Cuando
está sembrada la semilla en un lugar, ya no se detiene para explicar
mejor o para hacer más signos allí,
sino que el Espíritu lo mueve a salir
hacia otros pueblos”.
Papa Francisco
Exhortación Apostólica
Evangelii gaudium
El Plan diocesano de
Evangelización se puede
adquirir impreso o digital.
Eco Católico
Tus dudas
Domingo 30 de noviembre 2014
13
¿Hay que confesarse
por no ir a Misa?
“Monseñor, soy catequista y quisiera transmitir de la mejor manera la importancia de la
Santa Eucaristía para todo cristiano. La mayor dificultad me llega de las familias que no
consideran importante “ir a Misa”. Yo creo que no cumplir con el precepto es pecado grave
por lo cual es necesario confesarse de esa falta para poder comulgar dignamente. ¿Qué es lo
correcto, Monseñor? Mil gracias y que Dios le bendiga”.
Milagro Zumbado
Cartago
Como puede apreciar, estimada Milagro, he reducido
a lo esencial su largo y tan
iluminador correo acerca de
la actitud y mentalidad de los
sacerdotes.
Acerca del “precepto” de
participar en la Santa Eucaristía, los domingos y en otras
Fiestas que son precisamente
de “precepto”, nada mejor que
lo que encontramos en el Nuevo Catecismo de la Iglesia y
que a su vez cita el Código de
Derecho Canónico o ley universal de la Iglesia.
“El mandamiento de la
Iglesia determina y precisa la
ley del Señor: “el domingo y
las demás fiestas de precepto
los fieles tienen obligación de
participar en la Misa” (CDC
1247). “Cumple el precepto
de participar en la Misa quien
asista a ella dondequiera que
se celebre en un rito católico,
tanto el día de la fiesta como el
día anterior por la tarde” (n°
2180)
Y en el número siguiente
leemos: “La Eucaristía del domingo fundamenta y confirma
toda la práctica cristiana. Por
eso los fieles están obligados
a participar en la Eucaristía
los días de precepto, a no ser
que estén excusados por una
razón seria (por ejemplo, enfermedad, el cuidado de niños
pequeños…) o dispensados
por su pastor propio (cfr. CDC
1245). Los que deliberadamente faltan a esta obligación
cometen un pecado grave”.
“La participación en la celebración común de la Eucaristía dominical es un testimonio
de pertenencia y de fidelidad
a Cristo y a su Iglesia” (n°
2182).
Ánimo, pues, estimada catequista Milagro, y hagamos
todo lo posible para que nuestros fieles, pequeños y grandes,
valoren y amen la Eucaristía.
¿Quiénes son la jerarquía de la Iglesia?
“Ayudo como monaguillo en mi Iglesia y quisiera saber quiénes son y en qué orden, los miembros de la Jerarquía en la
Iglesia. Le agradezco su paciencia en contestarme”..
Bryan Quirós
Cartago
En el canon 207 del Derecho Canónico o Ley fundamental de la Iglesia, leemos:
“Por institución divina, entre
los fieles hay en la Iglesia ministros sagrados, que se denominan también clérigos; los
demás se llaman fieles”.
Los ministros sagrados (decimos también ordenados, porque han recibido el sacramento
del Orden) o clérigos, consti-
tuyen la Jerarquía eclesiástica, es decir, el grupo de fieles
que tienen el encargo de servir
a los demás creyentes con su
“pastoreo” o con su autoridad
de regir y gobernar. Ellos son
todos los miembros ordenados
en la Iglesia, y concretamente
todos los que participan, en
su grado correspondiente, del
único sacerdocio de Cristo.
Concretamente ellos son, los
Obispos; el primero de todos
ellos, sucesor de San Pedro, es
el Papa, Obispo de Roma.
Entre los demás Obispos,
unos son Cardenales. En su
origen eran los inmediatos colaboradores del Papa o Sumo
Pontífice, y actualmente unos
de ellos son Pastores (Obispos)
de Iglesias Locales de particular importancia histórica y
actual (Milán, Valencia, París,
¡Mereces una respuesta!
Correo electrónico: obispadotilaran@gmail.com Fax: 2695-5669
Nueva York, Brasilia, etc. etc.)
y otros residen en Roma colaborando en el gobierno de la
Iglesia. En su momento, todos
los que no han superado los 80
años, son electores del nuevo
Papa.
Son igualmente ministros
de la Jerarquía, todos los Presbíteros (Curas) y los Diáconos.
Obispos, Presbíteros y Diáco-
Monseñor Vittorino Girardi S.
Obispo de Tilarán-Liberia
nos constituyen pues la Jerarquía en la Iglesia.
14
Lectio divina
Domingo 30 de noviembre 2014
Eco Católico
¡Velen y estén preparados!
Oración
inicial
Oración inicial
VIGILANCIA
¡Oh Dios, nuestro Padre!, suscita
en nosotros la voluntad de andar con
las buenas obras al encuentro de Cristo que viene, para que Él nos llame
junto a sí en la gloria a poseer el Reino
de los cielos. Por Jesucristo Nuestro
Señor, Amén.
El Texto:
Lectura
Bíblica
Lectura del santo Evangelio según
San Marcos:
En aquel tiempo, Jesús dijo a sus
discípulos: “Velen y estén preparados,
porque no saben cuándo llegará el momento. Así como un hombre que se va
de viaje, deja su casa y encomienda
a cada quien lo que debe hacer y encarga al portero que esté velando, así
también velen ustedes, pues no saben
a qué hora va a regresar el dueño de la
casa: si al anochecer, a la medianoche,
al canto del gallo o a la madrugada.
No vaya a suceder que llegue de repente y los halle durmiendo. Lo que
les digo a ustedes, lo digo para todos:
permanezcan alerta”.
“Lo que les digo a ustedes,
lo digo para todos:
permanezcan alerta”.
Momento
de silencio
Un momento de silencio:
Para que la Palabra de Dios entre
en nosotros e ilumine nuestra vida.
Algunas
Algunas preguntas:
preguntas
¿Qué significado tiene para mi la
vigilancia?
¿Estás adormecido? ¿En qué?
¿Vives siempre a la espera del Señor que viene? ¿Es el Adviento una
ocasión para recordar el elemento
vigilancia en la vida cristiana? ¿Por
qué?
Oración
Oración final
final
¡Oh Dios Padre!, te damos gracias,
por tu Hijo Jesucristo que ha venido al
mundo para levantarnos y colocarnos
en el camino justo. Cuando despiertas
en nuestros corazones la sed de orar
y de amar, tú nos preparas a la aurora
de aquel nuevo día en el que nuestra
gloria se manifestará junto a todos
los santos en la presencia del Hijo del
Hombre. Por Jesucristo Nuestro Señor, Amén.
Lecturas para hoy
Is 63, 16-17
Sal 79
ICor 1, 3-9
Mc 13, 33-37
Ciclo B - Primero de Adviento - Liturgia de las Horas: Domingo I del salterio.
Comentario
al Evangelio
E
A la espera, pero construyendo Reino
mpezamos año litúrgico
y con él el Ciclo B. Es un
tiempo, el Adviento, apropiado para potenciar la vida
cristiana a pesar del ambiente tan pesado de consumismo que nos asfixia.
Listas ya la Corona de Adviento y
otros signos de estos días, ha de estar todo preparado para la espera del
Mesías con una conciencia clara: sin
Jesús no hay Navidad que valga.
Al comenzar este tiempo fuerte,
nos sentimos animados a mirar de
frente los grandes desafíos que amenazan nuestra fe y lanzarnos a ser más
protagonistas. Se trata de no “balconear” la vida, de no pactar con el pensamiento débil ni bajar la exigencia
ética cristiana sin que ello implique
cerrar los ojos a la necesidad de tantos
de encontrar en la Iglesia una realidad
acogedora y tierna.
El Evangelio de hoy, en la misma
tónica del fin del año litúrgico, nos
pone ante la cuestión relativa a la vigilancia.
El Señor adviene de continuo en
la vida de la Iglesia pero aquí se nos
invita a pensar, en el marco de la doble espera del Adviento, en su segunda
venida.
Esta vigilancia de que nos habla
Jesús en Marcos es tarea. Se trata de
construir el Reino, de no ser mediocres, de forjar una sociedad mejor y
más justa, de luchar para defender la
familia y la vida, de generar las condiciones para que el Evangelio brille
en un marco que parece dominado por
los que son anti-reino y anti-evangelio. Creo que tendremos mucha labor
dada las circunstancias que nos están
rodeando.
Eco Católico
Sagradas Escrituras
Domingo 30 de noviembre 2014
Vigilancia en
este tiempo de
Adviento y en
toda nuestra vida
cristiana, significa
que debemos
asumir nuestras
responsabilidades.
Pbro. Mario Montes M.
Animación bíblica CENACAT
Comenzamos un nuevo
año litúrgico hoy primer domingo de Adviento, tiempo
que nos hace mirar al futuro
con ilusión y esperanza, para
prepararnos a recibir a Jesús,
en su Segunda Venida gloriosa, como también a celebrar
su primera venida, “en la humildad de nuestra carne”, en la
celebración de la Navidad.
No hay mejor forma que
comenzarlo con el texto de San
Marcos (Mc 13), al que llamaremos “pequeño apocalipsis
marcano”, por su estilo impresionante, cargado de símbolos
e imágenes, que lejos de atemorizarnos, intentan alentar
la esperanza, el optimismo y
la serenidad, tanto de nosotros que esperamos al Señor
con ilusión, como de aquellas
comunidades, a las que escribía San Marcos, que también
vivían esta tensión de la Venida (próxima, para ellas), de
Cristo, el Señor Resucitado. El
texto es un discurso de Jesús,
que trata del fin de los tiempos.
Acento en la salvación
Entrando al capítulo 13 de
San Marcos, encontramos con
la sentencia de Jesús: “no quedará piedra sobre piedra, todo
será destruido” (Mc 13,1-2);
motivada por el estupor de los
discípulos ante los exvotos y
las grandes piedras del templo
de Jerusalén. En el diálogo,
Pedro, Santiago, Juan y An-
15
¡Estén
atentos
y preparados!
drés le preguntan: “¿cuándo
sucederá eso y cuál es la señal
de que todo eso está a punto de
suceder?” (Mc 13,4).
El Evangelio intenta responder, pero no de forma directa, pues el acento está en la
salvación que viene de Dios,
“a congregar a sus elegidos
desde el extremo de la tierra
al extremo del cielo”, es decir,
de todas partes del mundo (Mc
13,27).
Este discurso es más bien
una instrucción. Jesús aborda varios aspectos, a saber, la
necesidad del discernimiento
sobre el desarrollo de la historia (Mc 13,5-23), luego la
segunda venida del Hijo del
Hombre (Mc 13,24-31), el día
del fin del mundo (Mc 13,32),
y lo que tenemos que hacer en
el tiempo presente (Mc 13,3337, texto de hoy).
Por eso, ante la pregunta
por la señal que le hacen sus
discípulos (Mc 13,4), Jesús
se las da: su venida ocurrirá
cuando ya no haya injusticias,
ni dolor, ni sufrimientos o violencia que engendra más sufrimientos. El texto de hoy nos
debe ilusionar, pues genera
en nosotros la esperanza de la
victoria definitiva de la salvación, la presencia gloriosa de
Cristo Resucitado al final de
los tiempos.
“Nadie sabe nada”
En el versículo 32, se nos
previene acerca de los cálculos
que muchos han hecho acerca
de la fecha del fin del mundo:
“en cuanto al día aquel y a la
hora, nadie sabe nada, ni los
ángeles del cielo, ni el Hijo,
sino sólo el Padre...”.
Con esto, Jesús no quiso satisfacer la curiosidad de
los discípulos, ni tampoco la
nuestra. Al contrario, quiso
que ellos (y nosotros hoy), se
comprometieran en hacer desaparecer un tipo de “mundo”
marcado por la injusticia, que
provoca la muerte de los seres
humanos, como vemos hoy a
cada momento.
Evidentemente, el mundo
tendrá su fin, pero es inútil que
nos dediquemos a andar especulando sobre cuándo sucederá. Lo importante es luchar por
la justicia, para que desaparezca este “mundo” injusto y
surja una nueva sociedad, plenamente fraternal e igualitaria.
El resto del capítulo 13 de este
“Apocalipsis de Marcos” (Mc
13,28-37), muestra lo que han
de hacer los discípulos de Jesús y nosotros, hasta que llegue el fin del mundo: ¡mantenernos vigilantes y practicar
la justicia, ya que es el único
camino posible!
Vigilancia activa y serena
Ahora bien, hay gente que
todavía sigue preguntándose
cuándo será el fin del mundo
(Mt 13,32). No faltará quien
ande buscando fechas, o grupos cristianos haciendo cálculos, o adivinos, charlatanes
y personas que asustan a la
gente, especulando en torno
a ciertos meses, días y años
(¿recuerdan todo lo que se dijo
sobre el fin del mundo a finales
del 2000?). Pues sencillamente no lo sabemos, ni el mismo Jesús lo sabe. El Señor no
responde a estas curiosidades
y ocurrencias, quitando, además, cualquier seguridad sobre
el día señalado, como si pudiéramos dejar para la víspera, lo
que debemos hacer hoy.
Al no saber, entonces, cuándo sucederá, Jesús nos invita a
la vigilancia activa y serena,
recurriendo a dos comparaciones: la de la higuera (Mc 13,
28-29), y la del hombre que se
va y ausenta (Mc 13,33-36),
para terminar diciendo: “estén
atentos y preparados” (v.37).
En efecto, repitiendo el refrán: “estén prevenidos” (Mt
13, 33-37), San Marcos nos
propone una parábola: la del
dueño de la casa, que al alejarse (simboliza la “ausencia”
de Cristo entre la primera y
segunda venida), encarga a sus
siervos (a toda la comunidad),
y al portero (a los apóstoles,
que tienen el poder de las llaves), para que desempeñen
su trabajo y respondan por él,
cuando el dueño regrese de
pronto (los primeros cristianos esperaban que la venida
del Señor sucediera en breve).
Mientras Cristo está físicamente ausente, su causa se nos
confía a nosotros (Mt 25,1315. 24. 42; Lc 19,12-13).
El Evangelio de este primer
domingo de Adviento es, pues,
una llamada a la vigilancia, ya
que no podemos calcular el fin
de los tiempos, con la correspondiente venida del Señor.
Porque la vigilancia sería innecesaria, si todo lo tuviéramos
“fríamente calculado”: una fecha, un acontecimiento, etc.
Vigilancia en este tiempo
de Adviento y en toda nuestra
vida cristiana, significa que
debemos asumir nuestras responsabilidades, como las obligaciones que el dueño de casa
(símbolo de Cristo), les impone a los criados (es decir, a nosotros). Es una actitud de tensión y de esperanza firme, que
prohíbe la planificación de la
vida, como si tuviéramos aquí,
ya en este mundo, nuestra morada definitiva. Es un esfuerzo
para vivir expectantes, atentos,
sin pereza, sin dejarnos vencer
por el sueño, la oscuridad y las
tinieblas...
De allí que la preparación
a la Navidad empieza hoy,
recordando que un día se producirá nuestro nacimiento a
la vida eterna, en el momento
en que venga “el Dueño de la
casa”, es decir, Jesucristo resucitado y glorioso. Debemos
estar preparados para cuando
llegue.
Esta es la invitación de la
Iglesia, como espera activa,
fiel y de servicio en la Iglesia,
ante el Señor, que un día ha de
venir en gloria, y al que también esperaremos en la próxima Navidad, fiesta de gozo y
salvación.
16
Iglesia hoy
Domingo 30 de noviembre 2014
Eco Católico
Templo parroquial de Cubujuquí, Heredia
Dedicada para siempre, como casa de oración
Laura Ávila Chacón
Fotos L. Ávila
lavila@ecocatolico.org
La dedicación de la Iglesia y del Altar de la Parroquia
Nuestra Señora de la Medalla
Milagrosa el pasado domingo
23 de noviembre, fue motivo
de alegría y de acción de gracias, pero también un estímulo
para su acción pastoral y social.
La Santa Misa fue presidida por Monseñor José Rafael
Quirós, Arzobispo de San José,
en el marco de la solemnidad
de Jesucristo, Rey del Universo. Lo acompañaron los sacerdotes Carlos Barquero (cura
párroco), Walter Arce, Marvin
Benavides, Francisco Morales y Víctor Hugo Munguía y
cientos de fieles que colmaron
el templo parroquial.
El rito se desarrolló tal cual
lo establece la liturgia, empezando por la entrega simbólica
del templo por parte del pueblo al obispo, quien lo bendijo,
luego se escuchó la Palabra de
Dios y la homilía por parte del
Arzobispo, quien invitó a los
fieles a no dejarse manipular y
a rechazar aquellas propuestas
que se presenten como únicas
verdades. Exhortó además a
que este acto de dedicación
debe ser para los niños y jóve-
nes ausentes de vida de Iglesia un estímulo de celebración
con nuevas formas de Evangelización que los aleje de falsas
ideologías y del mundo sin
Dios.
Luego vino la invocación
de los santos y la oración de
dedicación, para dar paso a la
unción del altar y los muros,
mientras el coro y la asamblea
entonan cantos.
Después se coloca sobre el
altar un brasero para quemar
incienso, que se usa también
para incensar al pueblo. Luego
se limpia y reviste para seguir
con la Eucaristía. Finalmente
se firma el acta y se devela la
placa que da fe de la celebración del rito.
Diácono transitorio en San Isidro
Primer ordenado de Monseñor Montero
Ma. Estela Monterrosa S.
mmonterrosa@ecocatolico.org
Alejandro Gamboa será
ordenado diácono el próximo
sábado 6 de diciembre a las 10
de la mañana en la Catedral de
San Isidro de El General. Será
la primera vez que Mons. Gabriel Enrique Montero imponga sus manos y diga las palabras de la consagración para
conferir la gracia del Espíritu
Santo a un nuevo ministro de
la Iglesia.
Gamboa es oriundo de San
José de Palmares de Pérez Zeledón y tiene 30 años. Aseguró que identificó su vocación
desde muy niño, porque sentía
gran admiración por los sacerdotes. Recordó que durante la
adolescencia el sentimiento no
era tan fuerte, pero la semilla
permanecía. Tiempo después
decidió entrar al Seminario.
Alejandro proviene de una
familia campesina. “Mi papá
me enseñó a trabajar en el
campo y también la parte espiritual”. Sus padres son José
Joaquín Gamboa y María del
Carmen Conejo, tiene un hermano, Andrés.
Como lema de ordenación
eligió un versículo del Salmo
115: “Como le pagaré al Señor
todo el bien que me ha hecho”.
“Simboliza como Dios a través
del proceso me ha mostrado
que tiene planes maravillosos
en mi vida”, comentó.
“Mi expectativa ahora es
ser un buen servidor, no pretendo ser un súper sacerdote.
Uno debe aprender de los sacerdotes con más experiencia”, expresó. Además, invitó
a los jóvenes que sienten el
llamado a arriesgarse y dejarse
enamorar por Dios.
Nuevo diácono Alejandro
Gamboa.
Eco Católico
Iglesia hoy
Domingo 30 de noviembre 2014
17
Arquidiócesis de San José
Nuevos pastores del pueblo de Dios
Laura Ávila Chacón
lavila@ecocatolico.org
La Iglesia arquidiocesana está de fiesta porque seis jóvenes serán ordenados presbíteros el próximo sábado 6 de diciembre a las 9 a.m. en la Catedral Metropolitana,
en una Misa Solemne presidida por Monseñor José Rafael Quirós. Les presentamos a los nuevos pastores del pueblo de Dios.
Parroquia San Vicente Ferrer, Moravia
Parroquia Santiago Apóstol, Puriscal
Roy Gómez Guerrero
Edgar Antonio Montoya Gómez
Parroquia San Miguel Arcángel, Escazú
Parroquia Inmaculada Concepción, Zapote
Lema:“Os daré un corazón nuevo”
Ez 36,26
Lema: “Te basta mi gracia, la fuerza se realiza en la debilidad” C2 Cor
12,9
Lema:“Señor tu lo sabes todo, tu sabes que te quiero” Jn 21,17
Lema: “Me has seducido Señor y me
he dejado seducir” Jr 20,7
Hijo de Juana Gómez Delgado
(qdDg) y Edgar Montoya Sandí. Para
él, este llamado de Jesús significa servir, “buscando en medio de mis limitaciones hacer que brille Cristo”.
Hijo de Carlos Martínez y Adriana Bertozzi. Él espera que el Señor lo
ilumine con el Espíritu Santo para hacer la voluntad del Padre de cara a los
hermanos.
Ismael José Zamora Retana
Hijo de Eva Retana e Ismael Zamora. Con el corazón lleno de amor,
confiesa espera imitar al Buen Pastor
y manifiestar a los hombres la misericordia que ha tenido con él, para hacer
siempre su voluntad.
Farid Madrigal Gutiérrez
Hijo de Marlen Guerrero Vargas
y Carlos Gómez Fallas. Desea ser un
pastor para lo que la iglesia arquidiocesana necesita, dando todo por las
ovejas, siendo cercano y humilde.
Carlos Manuel Sierra Martelo
Parroquia Nuestra Señora del Carmen,
Mata de Plátano, Goicoechea
Parroquia: Nuestra Señora del Carmen.
El Carmen de Bolívar, Colombia.
Lema:“Yahvé lo hará todo por mí”.
¡Tu amor es eterno, Yahveh, no abandones la obra de tus manos! Salmo
138,8.
Lema: “Yahvé es la parte de mi herencia y mi copa, tú aseguras mi
vida” Salmo 16,5.
Hijo de Enrique Madrigal Arguedas y Neilly Gutiérrez Flores. Su deseo es participar de un deseo renovado
que viva intensamente la Evangelización como una llamada constante a
la propia conversión y al servicio del
pueblo de Dios y de toda la humanidad.
Es hijo de Manuel Antonio Sierra
Madrid y Ester Martelo Parra. Él desea estar al servicio de la comunidad,
teniendo presente que el otro también
es Cristo.
Serán ordenados el próximo sábado 6 de diciembre
a las 9 a.m. en la Catedral Metropolitana.
Sergio Martínez Bertozzi
18
Vida consagrada
Domingo 30 de noviembre 2014
Eco Católico
Misioneros Combonianos del Corazón de Jesús
Gerardo Mora Pana
gmora@ecocatolico.org
Daniel Comboni tuvo una intuición
que le vino del corazón traspasado de
Cristo, de ahí nació su espiritualidad
misionera. La sangre derramada por el
Señor ha sido derramada también por
los africanos a lo largo de los siglos.
Fundado en 1867 como Instituto
para las Misiones Africanas, este obispo nacido en Limone sul Gara, Italia,
nunca pensó en un instituto religioso.
Sí quería sacerdotes y religiosas trabajando en la misión ad gentes, pero
también quería hermanos para desarrollar a esas personas, laicos sensibles a las realidades que tocaban, y
tenía una enorme preocupación por la
salud, la educación y el desarrollo de
los pueblos.
“Comboni tiene una idea de misión, no solamente de anuncio de la
Palabra. Es consciente de la realidad
que viven los africanos, la esclavitud
y la miseria. Les anuncia un Dios de
amor, pero sabe que debe trabajar por
la liberación de los esclavos y por la
alimentación de gente con hambre,
pues solo así la misión es capaz de dar
un resultado bueno”, describe el Padre
Víctor Hugo Castillo, Provincial de
Centroamérica.
El 22 de noviembre, seminaristas y sacerdotes hacían el pesebre del
Seminario Comboniano en Sagrada Familia. Foto G. Mora
San Daniel Comboni fue canonizado
el 5 de octubre del 2003.
Para el Provincial, la vida de misión es una cuestión de amor. “Un
joven puede decidir casarse porque
se siente enamorado. Pero, un joven
también puede sentirse atraído por
una vocación específica misionera por
amor a la humanidad, en una dimensión de servicio. Comboni nos decía,
contemplen al Cristo Crucificado y
entenderán el misterio más grande de
amor hacia la humanidad”.
Comboni pensó también en América”,
destacó el presbítero.
Durante el proceso de independencia de los 60’ en varios países de
África, se dieron muchas expulsiones
de misioneros, quienes al encontrarse en Europa disciernen un momento
histórico para salir a otras naciones en
busca de misioneros.
África… y el mundo
La Orden nació para la misión, en
primera instancia por la necesidad de
presentar el Evangelio en África. “La
misión ad gentes es salir donde hay necesidades. Originalmente África, pero
Comboni muere en 1881 a los 50
años de edad. El instituto daba sus
primeros pasos. Hubo muchos diálogos para definir el camino. Cuatro
años después los padres jesuitas lo
toman para darle fisonomía. En 1887
se dan las primeras profesiones de
votos.
Para 1923 el Instituto estuvo divido en dos corrientes: la rama italiana
y la rama alemana. En 1979 se logra
un capítulo general que unifica ambas corrientes y se adopta el nombre
de Misioneros Combonianos del Corazón de Jesús.
Ejercicios espirituales
Presencia en 40 países
Comboni precisamente, había
consagrado el vicariato apostólico de
África Central al Sagrado Corazón de
Jesús y al Sagrado Corazón de María.
La Casa Madre de la Orden está
en Verona, donde Comboni puso
la sede del Instituto. Cuenta con un
Superior General, ubicado en Roma.
Luego siguen las provincias (con mayor independencia), hay 23 en todo el
mundo y se tiene presencia en alrededor de 40 países. Siguen las delegaciones que dependen del Superior
General.
La Provincia de Centroamérica
conformada por Guatemala, El Sal-
Escuelas, colegios, dispensarios,
hospitales y centros de formación para
catequistas, para mujeres, centros de
promoción humana riegan la semilla
de esta vida consagrada con el carisma
comboniano.
vador, Nicaragua y Costa Rica, surgió el 1 de enero de 2014.
En Costa Rica hay tres comunidades: El Seminario en Sagrada Familia, la Parroquia de Barrio Cuba y la
Comunidad de Animación Misionera
en Paseo Colón.
En el mundo hay sacerdotes y
hermanos (unos 2.000), y ambos hacen los votos de pobreza, castidad y
obediencia.
Si tiene inquietud vocacional o
desea servir de alguna manera a la
Orden, puede llamar al: 2227-0058 o
2227-2568.
¡Gran bingo parroquial en San José de la Montaña!
La Espiritualidad Misionera
Para asumir la misión como fuente, camino y
medio propio para la santificación personal y
comunitaria. Nos santificamos en la misión y
por la misión conseguimos las tres cosas que
caracterizan la santidad cristiana (LG, 40)
Casa de Ejercicios Espirituales, San Francisco de Goicoechea
(Iglesia de ladrillo)
26 al 31 de enero, 2015
Valor: 80 mil colones
Inscripciones: Conami / OMP: Tel. 2223-6749 / ompcostarica@iglesiacr.org
Domingo 7 de diciembre a la 1 p.m.
Venga y almuerce con nosotros y así reserva su espacio.
Venderemos deliciosas comidas desde las 11 a.m.
Habrá sopita de mondongo, picadillos, pan casero, chicharrones, tortillas de queso y mucho
más. Excelentes premios: electrodomésticos, supercanastas de víveres
y premios en efectivo de 50 y 100 mil colones
Valor del cartón: 1500 colones.
Eco Católico
Mi parroquia
Domingo 30 de noviembre 2014
19
Parroquia Santa Cecilia, El Coyol de Alajuela
Parroquia viva y solidaria
Ana Cecilia Espinoza
aespinoza@ecocatolico.org
“Somos una parroquia que
camina solidariamente para
el fortalecimiento de nuestra
Iglesia y la evangelización de
las familias. Una comunidad
que está viva y peregrinando
con el espíritu de Evangelii
gaudium, así como con retos
importantes en defensa de la
vida, y las luchas ambientales…”.
Así reflexionan los miembros de los grupos y movimientos de la Parroquia Santa
Cecilia en el Coyol de Alajuela
quienes, conjuntamente con el
Pbro. Marco Oviedo, continúan con el trabajo pastoral
que desarrollaron los párrocos
anteriores al servicio de Dios y
de la Iglesia.
La Parroquia Santa Cecilia
es relativamente joven, pues
fue fundada en el año 2004,
siendo su primer párroco el
Pbro. Carlos Enrique Cortés.
Le sustituyó el Pbro. Carlos
Arguedas y en los últimos cuatro años el Pbro. Fabio Rodríguez.
Santa Cecilia se distingue
por ser una comunidad parroquial de corte urbano (95%)
compuesta de tres diaconías:
María Auxiliadora (Pacto del
Jocote), San Juan Bosco (Lagos del Coyol) y el sector centro, Santa Cecilia, con gran
presencia de industrias dada su
cercanía con importantes vías
Cura párroco
Pbro. Marco Antonio
Oviedo Núñez
de comunicación como lo son
la autopista Bernardo Soto y la
Ruta 27.
“Estas características han
hecho que cambien los conceptos de pastoral. No obstante, las áreas de pastoral profética, litúrgica y social están
más que presentes, tratando de
responder a las necesidades y
sustentando las prioridades”,
dijo el Padre Marco, quien se
desempeña de manera interina
al servicio de la comunidad.
Dichas prioridades fueron
establecidas en la Asamblea
de Pastoral de la Diócesis de
Alajuela, y son cinco: catequesis, jóvenes, pastoral familiar,
pobres y vocaciones.
Familias sirviendo al
Señor
La catequista Lidiette Baltodano conoce de cerca el trabajo en esta área, y destaca el
empeño de las catequistas, no
sólo por instruir a los niños y
jóvenes, sino por hacer parte
de este proceso a las familias y
a otros grupos de pastoral.
Jéssica Ledezma y Michael
Brown son los encargados del
grupo Matrimonios en Victoria, experiencia que ha marca-
do a la comunidad. “Todos los
viernes nos reunimos alrededor de 85 parejas sedientas del
amor de Dios, algunos hemos
tenido graves problemas de
pareja, pero hemos perseverado en el Señor fortaleciendo
así el vínculo del matrimonio”,
explicaron.
En el campo social, la parroquia pretende no solo asistir a las familias, sino también
desarrollar un trabajo en conjunto para buscar fuentes de
empleo, brindar apoyo a las
personas migrantes, los enfermos, y para impulsar la protección del medio ambiente: “Nos
estamos proyectando, para que
el próximo año podamos fortalecer más todas éstas áreas de
pastoral”, dijo Baltodano.
Roxana Fonseca por su
parte destacó también el trabajo que realizan a través de las
Comunidades de Base: “Son
grupos que se han consolidado
a nivel de toda la parroquia y
con ellas se ofrece acompañamiento por sectores a las
familias. Tocando las puertas
les hemos dado nuestra oferta
al ofrecerles el reto de la catequesis, para que puedan continuar con la vivencia de la fe, e
invitándolos asistir a las eucaristías”.
Compromiso con el ambiente
La situación geográfica de
la parroquia la ha convertido
en un imán para las industrias, que de manera numerosa se han instalado en su
alrededores.
Esta realidad, buena en
principio por el empleo que
genera y los encadenamientos comerciales que propicia,
ha traído mucha presión a los
recursos naturales presentes
en la comunidad, en especial
el agua.
Ante ello, la parroquia
asumió un compromiso para
la protección de las fuentes
acuíferas, que incluye esfuerzos para frenar las intenciones de construir en su territorio un botadoero de basura.
Edgar Arias, miembro del
Consejo Económico y de la
Asociación de Desarrollo explicó que unas siete mil personas se encuentran en riesgo
por la explosión industrial
cerca de varias nacientes de
agua. Comentó que el botadero propuesto equivale a tres
veces el de la Carpio, con el
consecuente impacto ambiental.
“El presidente de la Asociación y este servidor tenemos demandas económicas
muy fuertes, por haber defendido nuestros mantos acuíferos, así como en dar la lucha
para que ese botadero no se
construya porque sería catastrófico para la comunidad y la
provincia en general. Hemos
contado siempre con el apoyo
de la comunidad, los sacerdotes y el obispo, que nos han
fortalecido, para seguir adelante”, dijo.
20
Sólo Dios basta
Domingo 30 de noviembre 2014
Eco Católico
Descubrirnos habitados por Dios
Si Jesús camina con nosotros ¿por qué no caminar yo con Él desde la concienciade que ésta a mi lado? Hagamos la prueba.
pudiereis no estéis sin tan buen amigo. Si os acostumbráis a traerle cabe
vos y Él ve que lo hacéis con amor y
que andáis procurando contentarle,
no le podréis -como dicen- echar de
vos; no os faltará para siempre; ayudaros ha en todos vuestros trabajos;
tenerle heis en todas partes: ¿pensáis
que es poco un tal amigo al lado?”
(CP 26,1). Se trata de un ejercicio de
fe y amor en su presencia amiga que
es real y envolvente en mi vida, pero
que necesita de mi toma de conciencia. Es el primer momento de la oración, no se trata de invocar una idea
de Dios, sino a Dios mismo.
Fr. José Arteaga OCD
jfarteaga25@gmail.com
La semana pasada, terminamos
diciendo que la oración que Santa
Teresa de Jesús nos propone no es
únicamente un ejercicio de la mente.
Ella ha enaltecido el entendimiento
humano, pero Dios la llevó por el
camino del amor; por ello, nos dirá:
“La cosa no está en pensar mucho,
sino en amar mucho” (Fundaciones
5,2), e incluso llega a definir a los
orantes como “siervos del amor”
(Vida 11,1).
Así, llegamos a lo que conocemos como oración contemplativa, que es el máximo de la oración
cristiana y, por lo tanto, la que todo
bautizado ha de procurar, pues dice
Teresa: “Mirad que convida el Señor a todos” (Camino de Perfección
19,15).
Al estar en oración encontramos
varios niveles, según sea el crecimiento de la relación con quien sabemos nos ama. El primero de ellos
es la oración de recogimiento, definida por la Santa así: “Llámase recogimiento, porque recoge el alma
todas las potencias y se entra dentro
de sí con su Dios” (CP 28,4). Se trata
de hacer la experiencia de la presencia de Dios en nuestro interior, con
la que va creciendo la certeza de que
Él está siempre a nuestro lado.
Para ello, nos aconseja lo siguiente:
Acostumbrarnos a su presencia: “Procurad luego, hija, pues estáis sola, tener compañía… Representad al mismo Señor junto con vos
y mirad con qué amor y humildad os
está enseñando. Y creedme, mientras
Educar la mirada: “No os pido
ahora que penséis en Él ni que saquéis muchos conceptos ni que hagáis grandes y delicadas consideraciones con vuestro entendimiento;
no os pido más de que le miréis.
Pues ¿quién os quita volver los ojos
del alma, aunque sea de presto si
no podéis más, a este Señor? Pues
podéis mirar cosas muy feas, ¿y no
podréis mirar la cosa más hermosa
que se puede imaginar? Pues nunca,
hijas, quita vuestro Esposo los ojos
de vosotras… Mirad que no está
aguardando otra cosa, como dice a
la esposa, sino que le miremos. (CP
26,3). Se trata de aprender a ir de la
mirada exterior a la interior. Centrar
la mirada en Cristo; es una oración
centrada en él. Cuando en este trato amoroso el orante ya no es el que
mira, sino el mirado, el que se deja
penetrar por la mirada de Cristo, se
produce entonces el momento contemplativo de la oración.
Educarse en la escucha: “Pues
juntaos cabe este buen Maestro, muy
determinadas a deprender lo que os
enseña, y su Majestad hará que no
dejéis de salir buenas discípulas, ni
os dejará si no le dejáis” (CP 26,10).
El recogimiento es capacidad de escucha, de ponerse en actitud receptiva en un clima de silencio y calma
interior, en el que Cristo habla como
un Maestro a su discípulo.
Si Jesús camina con nosotros
¿por qué no caminar yo con Él desde la conciencia de que ésta a mi
lado? Hagamos la prueba, “Y tórnoos a certificar que si con cuidado
os acostumbráis a lo que he dicho,
que sacaréis tan gran ganancia que,
aunque yo os la quisiera decir, no sabré” (CP 26,10).
Cervantes está de fiesta
Ma. Estela Monterrosa S.
mmonterrosa@ecocatolico.org
La parroquia San Francisco Javier
en Cervantes de Alvarado se prepara
para celebrar su fiesta patronal en el
contexto del 50 aniversario parroquial,
el próximo miércoles 3 de diciembre.
La parroquia fue erigida en 1964.
El centro parroquial se encuentra
ubicado Cervantes de Alvarado y las
otras 5 filiales son parte del cantón de
Paraíso.
La Misa Solemne para celebrar
el acontecimiento se realizará a las 6
p.m. y será presidida por Mons. Ig-
nacio Trejos, obispo emérito de San
Isidro de El General y quien fuera el
párroco de esta comunidad al momento de la erección parroquial.
Ese día los cervanteños amanecerán con una alborada, es decir, una
cimarrona recorriendo las principales
calles y pólvora.
La fiesta patronal inició el 21 de
noviembre con la novena. El domingo
23 hubo desfile de boyeros y este 30
desfilarán carrozas con las imágenes
de los patronos de las filiales.
Asimismo, se organizan 40 horas
ante el Santísimo Sacramento que iniciarán el jueves 4 de diciembre a las
7:30 de la mañana y finalizarían el sábado 6 de diciembre a las 8:30 a.m.
El Pbro. John Alejandro Brenes,
párroco de la comunidad, explicó que
el aniversario fue a mediados de año,
pero se combinó con el cambio de párroco.
El sacerdote afirmó que la comunidad de Cervantes está conformada
por gente muy trabajadora, entre ellos
muchos campesinos; pero también
muchos profesionales. Hay gran devoción a San Francisco Javier y San
Isidro Labrador, así como los santos
de cada filial.
El Padre Brenes y cientos de fieles
disfrutaron en el desfile de boyeros
el 23 de noviembre. Foto Facebook.
Eco Católico
Con alma de mujer
Domingo 30 de noviembre 2014
21
Los juguetes y su rol en el concepto de belleza
Se acerca la Navidad. Prefiera los juguetes que transmitan una visión realista de la vida.
ricatura alemana llamada Bild
Lilli. En cinco décadas, la producción nunca se ha detenido
y la muñeca ha experimentado
varios cambios.
Ma. Estela Monterrosa S.
mmonterrosa@ecocatolico.org
Hay una muñeca que pasó
por la vida de muchas de las
mujeres que ahora somos
adultas. Un juguete que aún
hoy, 50 años después de su
aparición en el mercado, es
añorado por millones de niñas en el mundo. Una muñeca
que le imprime a las pequeñas,
desde los 4 ó 5 años, patrones
de belleza que pueden afectar
su autoestima y, posiblemente,
su salud.
Según el artículo “Barbie y
su impacto en el concepto de
belleza en el mundo occidental”, publicado en el diario español El País, Barbie “ha sido
el modelo de belleza hegemónico: rubias con ojos azules,
modelos del glamour, del poder adquisitivo y del bienestar
social”.
El modelo Barbie borra la
diversidad de posibilidades de
belleza, en un planeta con culturas y aspectos físicos distintos, dice la socióloga española
Patricia Soley en la publicación.
Medidas irreales
En el 2003, investigadores
determinaron que si Barbie
fuera una mujer de tamaño
real, sus medidas debían ser
80-43-70 centímetros aproximadamente, las cuales son
irreales para una mujer de carne y hueso, según dice el Body
Project de Bradley University.
El problema es que las niñas se comparan con Barbie
desde una edad temprana, lo
que tiene un efecto negativo
en su autoestima, afirman Helga Dittmar y Emma Halliwell
en su libro “Consumer Culture, Identity and Well Being”.
Agregan que Barbie desarrolla un concepto exagerado del
cuerpo adulto ideal y afecta la
imagen propia de las niñas a
edades tempranas y llevan este
concepto a medida que van
creciendo.
Desde pequeñas, Barbie le
enseña a las niñas a esforzarse
por tener un cuerpo perfecto.
Cuando no pueden alcanzar
ese estándar, las niñas corren
el riesgo de sufrir anorexia o
bulimia en un intento de cambiar sus cuerpos.
El mercado ofrece
alternativas
El éxito de Barbie ha motivado a muchas empresas a
crear copias o “rivales” para
lucrar. Hoy en día, también
hay una alternativa que se preocupa por esos efectos indeseados que ha tenido la famosa
muñeca a través de los años.
Por internet, es posible adquirir una versión de muñeca
más pequeña, ancha y morena.
A quién las niñas pueden decorar con acné, lunares, celulitis y estrías. Ese nuevo producto está basado en la altura
y proporciones medias de las
chicas estadounidenses de 19
años y se comercializa con el
nombre de Lammily.
Cuando no pueden
alcanzar el estándar
de belleza, las niñas
corren el riesgo
de sufrir anorexia
o bulimia en un
intento de cambiar
sus cuerpos.
Barbie es un ícono a nivel
mundial por su glamour y su
impecabilidad, salió al mercado el 9 de marzo de 1959 en
la American International Toy
Fair. Está inspirada en una ca-
Orientaciones
homiléticas
Letra viva
Creciendo con la Palabra
Martín Rodríguez G.
mrodriguez@ecocatolico.org
El Padre José Bortolino es
un sacerdote de la Sociedad de
San Pablo, con una amplia y
reconocida trayectoria de conocimiento de la Sagrada Escritura. En esta entrega ofrece
guías para las homilías del Ciclo B, que iniciamos este domingo 30 de noviembre, primero de Adviento.
Las guías están organizadas por tiempos litúrgicos,
acompañados de un breve texto introductorio sobre su respectiva espiritualidad.
Pienso que esta es una herramienta útil en primer lugar
para los sacerdotes, a fin de
que sus homilías correspondan, como debe de ser, con la
iluminación de la Palabra de
Dios, pero también puede ser
de mucha utilidad para minis-
tros y agentes de pastoral que
tengan bajo su responsabilidad
dirigirse a grupos y personas
empleando la Biblia.
Desde luego que también
lo recomiendo para quienes,
de manera anónima, se preocupan por crecer en el conocimiento de las Sagradas Escrituras para enriquecer su vida
espiritual.
José Bortolini
Ediciones San Pablo, Bogotá,
2008
Aproveche sólo
por esta semana un
descuento del 15%
en todos los títulos
de la editorial
Sígueme.
A la ven­ta en la librería San Pablo
Del Banco Crédito Agrícola, 175m Sur, San José.
Teléfono: (506) 2222-2064
10% de descuento si dice que lo vio en el Eco Católico.
22
Iglesia en el mundo
Domingo 30 de noviembre 2014
La violencia es culpa
de la misma sociedad
Eco Católico
Acoger a débiles y marginados
CIUDAD DEL VATICANO - En Estrasburgo, ante dos instituciones claves de
Europa, el Papa Francisco destacó que la región debe ser más acogedora con
quien es más débil y marginal: lo hizo en el corazón del Viejo Continente,
como lo hizo en sus otros viajes al exterior.
El viaje a esa ciudad fue francesa la visita más corta jamás realizada por
un Papa en absoluto en tierra extranjera: apenas tres horas y cincuenta minutos de viaje. La visita de Jorge Mario Bergoglio tendrá lugar por otra parte 26
años después de la de Juan Pablo II a esta ciudad, en 1988, cuando todavía
existía el Muro de Berlín y la guerra fría estaba terminando.(ANSA).
Pobres son compañeros de viaje
CIUDAD DE MEXICO - El cardenal
mexicano Norberto Rivera Carrera
señaló que la sociedad mexicana es
“cómplice de la violencia” que afecta
al país, agudizada tras la desaparición
de 43 estudiantes hace dos meses.
“No nos asustemos de cosechar
tempestades si estamos sembrando
estos vientos”, afirmó el purpurado
durante la homilía dominical en la Catedral Metropolitana.
“Cuánta complicidad encierra el
seguir aplaudiendo los proyectos contra la vida humana; cuánta complicidad pasará sobre nosotros si seguimos
fomentando la difusión de la violencia”, indicó el cardenal.
Las palabras del purpurado, tienen
trascendencia en Centroamérica, donde algunos gobiernos están impulsando proyectos contra la vida, a favor de
la eutanasia y uniones entre personas
del mismo sexo.
Para Rivera, la misma ciudadanía “se conmueve e indigna al ver la
muerte, la prostitución y el maltrato
de inocentes” pero “fácilmente se ve
tentado a proclamar la lucha contra
esos males a través de la violencia y
la venganza”.
El religioso criticó a quienes piden
“una venganza social” sabiendo que
ésta “engendra más violencia”. Las últimas semanas estuvieron
marcadas por una ola de protestas
callejeras durante las cuales fueron
tomados edificios públicos, cerradas
rutas, incendiado edificios gubernamentales y atacados policías con bombas incendiarias. Los estudiantes fueron víctimas de
un secuestro masivo luego de tomar
varios buses para supuestamente recaudar fondos en la sureña ciudad de
Iguala, estado de Guerrero.
Según la indagatoria gubernamental, los 43 estudiantes fueron entregados a una banda que los asesinó y
arrojó sus restos a un río. (ANSA).
FIESTAS PATRONALES
CIUDAD DEL VATICANO - “Los pobres son los compañeros de viaje de la
Iglesia que sale debido a que son las primeras personas con las que uno se
encuentra”, afirmó el Papa Francisco. “Los pobres son vuestros evangelistas, porque son ellos los que van predicando en los suburbios, donde el Evangelio aún no ha sido proclamado
ni vivido. Salir no es permanecer indiferente a la pobreza, a la guerra, a la
violencia en nuestras ciudades, al abandono de los ancianos, al anonimato de
tanta gente en necesidad y quedarse a distancia de los más pequeños”, amplió
el Pontífice, ante los misioneros italianos en la cuarta Conferencia Nacional
de Misioneros. (ANSA).
Joven:
¿Sientes inquietudes
vocacionales?
San Francisco te invita
a seguir a Cristo como
hermano religioso o sacerdote
Escribe o llama a los Franciscanos Conventuales:
nasagu@gmail.com
mivocacion@ofmconv.cr
Tel. 2239 05 03
MÉXICO 2 X 1 FIN DE AÑO
Parroquia Inmaculada Concepción de María
“ESTA ES SU OPORTUNIDAD”
Cariari de Pococí, Diócesis de Limón
Del 26 de diciembre al 3 de enero, 2 x 1
Visitaremos: Basílica de la Virgen de Guadalupe, Distrito
Federal, Taxco, Toluca, Pirámides de Teotihuacán,
Xochimilco, Garibaldi, Chapultepec.
Del 28 de
noviembre
al 8 de
diciembre
¡Venga y disfrute
con su familia!
Santa Eucaristía Patronal: lunes 8 de diciembre, 6:30 p.m.
Preside el Pbro. Eduardo Ramírez Ruiz, Administrador Diocesano
2257-7910 / 2221-9639 / 8993-9184
clubdepaz@ice.co.cr
“Parroquia
en Misión,
con María,
sembrando
la alegría del
Evangelio”
TE INVITA EL CLUB DE PAZ
Al viajar no solo conoce, también ayuda
a los más necesitados
El Eco Católico NO tiene relación con la organización de este viaje
Eco Católico
Iglesia en el mundo
Domingo 30 de noviembre 2014
Papa tocó corazón de
toda Europa
ESTRASBURGO - Un fuerte aplauso
de los eurodiputados, puestos de pie
durante unos tres minutos, saludó la
conclusión del discurso del Papa Francisco y el presidente del Parlamento
Europeo, el alemán Martin Schulz,
agradeció su intervención que, dijo,
“ha tocado el corazón de todos”.
También definió el discurso del
Papa como “un fructífero aliento”
para Europa y el “camino hacia un
buen futuro”.
Una vez concluido el acto, el Papa
se desplazó al Consejo de Europa,
institución europea a la que pertenecen 47 Estados del Viejo Continente,
donde pronunció otro discurso antes
de regresar a Roma.
El Papa Francisco alertó ante los
diputados del Parlamento Europeo
sobre la impresión de una Europa
“cansada y envejecida”, en la que se
detecta la “soledad” como una de las
“enfermedades más extendidas”, y los
animó a resolver juntos el problema
23
Iglesia tiene seis
nuevos santos
de la inmigración porque, dijo, “no se
puede tolerar que el mar Mediterráneo
se convierta en un cementerio”.
“Europa será capaz de afrontar la
problemática asociada a la inmigración si sabe proponer con claridad
su propia identidad cultural y aplicar
legislaciones adecuadas que sepan al
mismo tiempo tutelar los derechos de
los ciudadanos europeos y garantizar
la acogida de los inmigrantes”, dijo el
pontífice.
También instó a los diputados a
trabajar “para que Europa redescubra
su alma buena”.
Una Europa en la que, como el
Papa denunció, “ha ido creciendo en
los últimos años la desconfianza de los
ciudadanos respecto a las instituciones
consideradas distantes”.
Es por eso que, dijo, “se tiene la
impresión general de cansancio y envejecimiento, de una Europa abuela,
que ya no es fértil y vivaz.(ANSA).
VATICANO.- El Papa Francisco canonizó en la Plaza de San Pedro a seis
beatos, en una ceremonia en la que
participaron alrededor de 70 mil personas, muchas de ellas provenientes
de Italia y de la India, de donde son
dos de los nuevos santos.
Los seis son Giovanni Antonio Farina (1803-1888), Obispo de Vicenza;
Kuriakose Elias Chavara de la Sagrada Familia (1805-1871) religioso
nacido en Kerala, India; Ludovico da
Casoria (1814-1885), religioso franciscano de Nápoles; Nicola de Longobardi (1650-1709), religiosos que
falleció en Roma; Eufrasia Eluvathingal del Sagrado Corazón (1877-1952),
religiosa India que nació en Kattor y
Amato Ronconi (226-1292), religioso
de la diócesis de Rímini.
“Hoy la Iglesia nos presenta como
modelos a estos nuevos santos, que
a través de sus obras de generosa
dedicación a Dios y a los hermanos,
han servido, cada uno desde su propio ámbito, al reino de Dios y se han
convertido en herederos. Cada uno de
ellos ha respondido con extraordinaria
creatividad al mandamiento del amor
a Dios y al prójimo”.
“Se han dedicado sin ahorrar al
servicio de los últimos, asistiendo a
indigentes, enfermos, ancianos, peregrinos. Su predilección por los pequeños y los pobres era el reflejo y
la medida del amor incondicional a
Dios”. De esta manera, “han buscado
y descubierto la caridad en la relación
fuerte y personal con Dios”, agregó el
Pontífice. (ACI/EWTN NOTICIAS)
CENTRO DE ORIENTACIÓN
FAMILIAR Y JUVENIL
COFAJU
Es un proyecto de la Diócesis de Cartago que tiene como propósito ofrecer atención
espiritual y psicoespiritual así como consejería matrimonial para las personas que
deseen fortalecer su espiritualidad y lograr cambios positivos en su vida
Contáctenos: 2591-5469 / 2591-5452
cofaju.diocesiscartago@gmail.com
Facebook: Centro de Orientación Familiar y Juvenil