ATLAS DE RIESGOS DEL ESTADO DE TAMAULIPAS
III. ANTECEDENTES
La frecuencia y gravedad de los desastres por fenómenos naturales y los accidentes de
origen humano tienen efectos importantes sobre la población, las actividades económicas y el
medio ambiente. Tradicionalmente, el manejo de desastres se ha limitado a responder a las
calamidades ocasionadas por éstos, tomándose muy pocas medidas preventivas. Hoy todo el
mundo ha reconocido que la manera más eficiente y económica del manejo de desastres en la
prevención y planificación de las respuestas.
Uno de los antecedentes que sirven de base para el desarrollo de los Atlas de Riesgos, es
la "Guía Básica para la Elaboración del Atlas Estatales y Municipales de Peligros y Riesgos",
elaborada por el Centro Nacional de Desastres (CENAPRED), misma que engloba diversas
herramientas metodológicas para orientar y ayudar a evaluar los peligros y riesgos a los que está
expuesta la población.
En el caso específico de Tamaulipas, sus gobiernos avanzaron con la integración de un
Atlas Estatal de Riesgos (1998) y con siete Atlas Municipales correspondientes a Altamira, Victoria,
Cd. Madero, Río Bravo, San Fernando, Nuevo Laredo y Reynosa; éstos últimos desarrollados
durante el año 2007.
El presente Atlas de Riesgo del Estado de Tamaulipas, actualiza el conocimiento derivado
de investigación de campo y cartográfica sobre los diferentes tipos de fenómenos naturales,
geológicos y antrópicos a los que se encuentra expuesta la población del Estado. El Atlas obtenido
tiene como base un Sistema de Información Geográfica (SIG), a través del cual se cumple con
varios objetivos; por un lado es instrumento de gestión para la prevención de riesgos y, por otro,
facilita la planeación urbana, el ordenamiento territorial sustentable y de éste se desprenden
estrategias de prevención, apoyando de manera acertada a la toma de decisiones para una
efectiva planeación y gestión urbana.
En resumen, el presente Atlas de Riesgos es la base fundamental para revisar o en su
caso desarrollar planes de desarrollo urbano para llevar acabo el crecimiento ordenado de las
ciudades y proteger a la población de posibles accidentes y/o desastres naturales y antrópicos. Si
bién, no es posible evitar los desastres naturales, si es posible evitar los desastres de tipo
antropogénico, diseñando planes de contigencia adecuados a la respuesta requerida según el tipo
de fenómeno.
4
Descargar

ATLAS DE RIESGOS DEL ESTADO DE TAMAULIPAS