1
Ev·
A-.--"t.. i._7
~.s~ .
.4- ..,"'a C:d<Jer.o~ (-<>d.)
Sobre la conside ración a rtística del diseño:
un análisis sociológico
Isabel Campi
1
1-
l'arJ cmpc7Jr c~lt' artículo daré que no pr~:u·ndo lc-guimt7,.lr ti disctio por la
\'Ía dei.'II\Jhs..s de las cualidades estéticas de los produt.lOS mdu)lfaJies porque
ei:tas u·ltt>Aioucs lucron hechas hace mucho tienll)() flOr Jutou·-. HUno Herbc:n
itC'.ld, (,tiiH l)<uflf'S o BrullO Munari entre otros. Mt uuc-n<k)n ..... t"),.unmar en
c.au~ gr.ado lo-, tM('rr•u~ )o('(!Om que n,)mrontn el umpo tk·l dt"('no l el ane
tlo\ lustotl.ldtk(') y CTilt<OS. la:s csroc:l.)s. los «m ros de promonun. l.ts oolcc·
"'onc-s. los mu\COS y ("\"ntros cuhuralt.'S. los chemes. el pUblico. f.'l< ) CMorg.¡n
.1 ~1.1 dasuplmJ Un.l consider.Kión JnÍslia. ('S dcdr. um,Kfct.ln qul' el di~i•o
es ~Hit o. mc,or dKho. urt.a de las artes; ru.ál n d gro~dn de conSt:n\0 quC"
puedt' ofM-nJr~ en la aaualid.ld en relación a c')lc' rcm:.. <ha «'nlO ruál(')
'Ioim la~ lucha"> (drnuo del propao campo o en campo~ armt'1) fMr.J come·
guirlu
L..l cou:.lcJcrJuon anlSliCd de una JetividJd no es algo qu4.: :.e dcnve del
"iimple hcc.ho <h.· 1.• tr~.1ción sino t1Ue se delt:ttnin.l SO(.toc.ullwJitttC'III~ )'suele
'-•uuhiar Wtl c.•l llcrn¡)(). l'or ejecn¡>IO. la c..11igr.afí;,, e uy.1 n)H\t<.h.•• .H lt)n ,trlístic.J
,., ·lltlllliM•H'ntt,' t'L'<:Vno<·id;a en 1m p aÍS(:$ o rie1Halt·s. h.• ¡wrdldo l't"' Ot'(,'hleute
1:r.1n (l.1rh' lit• '~' <:onsiJ cración ani'sliC.) de que disrr111f1<lc·sdc 1.1 c\l,u.l nwditt
h as1a el :.i~lo X\111. ltwersamcnte, algunas disciplinas dt•IJ or.1don nJcidas de
l.l cuhur.1 IL~IIu..A, wmo la ro tografia, d cinto la ddoo·<-t t>.lut>n h.mluchado
))Jf.l abritsc camano en el mundo de las m~anda<. cuhut.1ks ron t·l ObJeti\'O
de crear su JUOpl.l li.Jdición )' dt ser consideradas dtsopllnas artiSUcas; oos.t
que. ai¡)Jn•u•r. han klg.rado. En cualqule-r CdSO. el lcnómt'no no es nuevo
y J k, brgo de Ll hl)IOri.J S(" han consensuado mu(hds y dtH'N.d\ 11.Jd1doncs
~tbrt• Lis d•~•phrus o formas anistic.JS. Como señal.l \"'.c~tn( Funu ·H ptti{N~Jr
G..Vf!fbrt.-lt. ,..,, ~Ji"'f"'· ,¡;a qu~ /QS formas ortÍSIÑJS s.1n •arln'hlíldts tll laJ a~alts lil
fun..K•n tfl(lt,lJ u co.•tt\1lr" ~n una firmt lfOdKicn'"' Dt nta fl'IIUd""'"'" \'4/t /11 ¡vtta
l~bd C•rnpl tiUrulon.t. 19')11- Grad~flt d•)('ñodrinlf'IH•rn P"" Wncud,. I..Jo.IJ-1. tndi)n.o
lnd-.$-tn-'1 poi L1 ~w Euu ~ t.aMYd.l tn htuoru d.r-1 ,oHf(' por Lll..'nr\('fSid.kl «.k S..f«lun..
,..,..,\om"
Ot 1917 ~ 1991 IU< p~ofnor;a dt l.¡ w<nOn de diseño lnJuwrto~lck b bcol.f
ckJnck
lfurodu)O por pnmcr• '""Z l..l •sag,n.ltuu de hlSton.J dtl d•~r\u [n 1991 fut' I'HoéfWn in,·it..W
en&. H<Kh~hulc dcr Kunstc dt Bt'rlln A<1u•lmcntt n f'lol)('í.tah,l;l} profnot.l tk n'l.ltCriól$
frl01ti11;u .a ,,. tf'Orio~ }' Whl.stor•.l dtl d•)tño en IJs t'SCtJt'l.a\ ftn.t y E!IDI. t't\ ti htitutu Euroj1('0 do:
lk\i¡n Y4:11 t.. Unh·.,-ud•d J>ohtünk.a dt' C.ltollun\'.l 1s ¡unm.• dt lo~ libt()\ Jm,·umJII /.J JmrJu.r
tkl dttU'"I' utiiUJifllll IO.,rn:loo.J. 1987, 19'94. 204HI ()un,,l dtu,•y (Bnrídnn.•, l 992. 19'95.
lOOl; Ou1no'Jstr J¡st,•aJrJr (Madrid. 199l)}• Pn1ttios N()/l',,,r,IN ti!· l>l$tnt1 1998 ¡n.m;c:lonla, 1999)
l' dd •••b·•JO de 11\\'tSIIjS.I~ibn ElsmUSfltlfir dnsmy (B.ucc:IOII<t }002; llol rolahor.ldO 1:141'" lol)
r<"\'lil•h 1 AIVItf, On lhW"Iiot. &prrünmt.:l, Ttm~l d~ Dlat'lf)', lklt.m ,..,,,,.,~_aa l),ll ol 1.1 Ellári~'VNJ,,~
I.Ah'l<llk') c:l JIC'tiOd.iu) Ur \'.,¡nJucrdrD
)'
u1m~r
qut t1 mmos t.¡uí~T:'ú1 ufniN al artt temo un 11p.1 dt a.-tn.JJ~d .¡ut nJ como
un ObJ'I" pr.Nuado Es prtc'Ui1 cbstn-a-r, od~más. qut lo funál)ll ntluca Jr un 111!'1 di"
a~.twuJad o dt uno1 obra tcnatta st dtlimllll S«i«ulturalmnrtt, y si nta funaCn l/tj4I
a romtrttf'U' ttr una 1rad1aJn, a:m" indira Gombrith, t'S qut hll obttmJiJ un rorrsnuo
su{iritP~ti y rrlam·¡¡mtnlt dur~Játro•• •
1)1\'fhO\ ;uuores se han referido a l rcnómcno dt• la <<lml tufttón y ronsoh·
daclón de lo:. v.Jiorcs ani's1icos en b:.se a lo que e llos llaman l.t "I(OrfJ in:.1i1u ·
l ÍO•~o~l ...1 1)t• lhtlt'rd o t On t~s1a aeoría. porJ <IUC una tO\O 'i('a (Oihic.lc.>•·•da ar1e
e:, prcdw .llc.lnzar un ckno grado de OOilSéllSO o;ocl.ll y son lo:. c:.pc:dalistas
)' LlS lmahuc.iont.•:. lo~ enca.gados de logrou lo. Dicho de mra llliHit'rJ. una
I'I<'T-.(Ul.l o un JIHSlJ puede decir d<:" cualquier <CX.l que es JIIC l)t.•w sólo :.e
143
142
considerará que l'eahneme -'C'S itnc• si los ~pcdalistas y l.n •nsmudoth~S
logr.m cre.ar un c:on..;enso social acerca de dio. Ue\•.11ndo ti raz.onamien1o al
cxltemo. cu.tlqu•rr cosa puede ser anc si los esp«Mh~t.ls a..; lo OOrhtdcran
y log•.1n <rt.tr un consenso ra7..onab1cmeme exltn<hdo )Ob•e tilo.
llc:d\JS e-stas consideraciones. creo q u ~ queda claro qur el hecho de que
e l dh.c••o .;e oono;idere una d isciplina J11htica o una hllma de :111t n() ( 'S algo
que se dt•s¡Jrl'lldJ de modo inmediato de la ac1ivid"d ( IC.1tlo •a ílc los disei'\a.
d011.':, ni de lils cu.llid ades c· s•étkas de sus l'rod uC10!'t. Es ,Jitt~> qur d c~wnde del
6J',Jdo d4.' conscm:o que los agcmes CLtll •n~•lc s y los ageull'~ im¡lli<'•1ifC)) t•n el
estudio. la s>•od ucdón. IJ vema, el w nstmlo. la diluo:1c)•' y IJ oonscrv.1dón
del di~cño sc.ln (:lf)JCt-s d~ c•-ear. Es decir. de¡lt'nde dd consenso dt: lodos IM
.lgentes del .. f{l n lpou
P~ro. ¿qu~ es el íJrll¡)()? Para la realizaoóu de este U.th:tjO me he b.l;;ado
en IJ) lt'OÓJS del c.nnJ){) a rlístico de dos souólogos qut• h.m 1r<11Jdo exlt·nsa·
lll~lllt" d mundo del .u1e y de l.t crtad6n en generJI, lfo~\-·.ud S. llc•,l,•r y
Pit"rrt• Rour<hcu. v tJU4." d mi emender no son Jnt.l~~;•un.n smo cornpll'mcnLl
nO\ Bt"<'ktr es ru.h descripri\·•> y nos dkc que un r-.nflpo -'rli~ko \(" consd·
curt· .a Nnir dt'l momcnco en que és1r posee tmd dclcnnu\okb •¡'-.u.lfcmJiia
111\llludonJI• llliCgr.td.t por (hrcrcmes CSIJmt'nlos. .1 SJber. b ¡•roft"Sión~
la c;n-.cñ.:mu. los cliemts. d público, los atndMJSOS (OÍtK"M (' hts:torl.ldor~).
los mu)C01.. d marco legal. c1c! Bourdieu no nieg.a qu<" rl campo ani.s•ico se
componga d(' un.l $ene" rlc C'lememos o seoorcs. pero JMN.'C un enf()Qu c más
diJiéClko r nos dice •tuc és1os, lejos de COOJX"r<U PM•h<'.lnrcnle. loch:m cm re
sí au.ll>·lllo~ 4m una l•)gica cons1antt de cambio que les oblig.:t J llO~icionarse
con., l .l l l l •· • uc·n l ~,-', l,.u.., Rourdic u L
a lucha es el lliOIOI' \Id \•llliJ)(). 4 Lll cap<lcidad
o <:1 püdl'l de Wll1.1r. Jlí'rrler 11 otorgar consid('r;-rción ar cf~d(.l l~S uno tic los
'';'llOre) m.i s -.O<hd.ld<~$i'rt cua lquier c:u~1p0 de IJ cn·.'ltlvld!ld y )!fi Cfl' O qu~ el
d iSt'I IO ll~l <.'SC.lf'ol .1 c~SIJ
lógic.l .
Mi tr,tb,ljO Jr.l üJilSiSiidO Cll (lOJfiiJ f ded.U.tdOIIé$ y IUJ IIift.'SI3ciOncS
n.:dcu1es J favor o en CO!Ur.<~ de IJ consideración JrlblicJ dd diseno ton lt>dos
t
••
••
••
•
lo) )C:(tOrt:. que com¡H)ucn su c.1mpo. Como rcsuhatlo he podido obst•rvar
unJ SiluMión tu.hk.l, '-'Jcilame, que pOne de mJnlril·:uo de-sao•erdos y pug·
nas )ohrl' un H•m,¡ que creidm~ aparentememc supcrJdo. Por ocra p.1ne.
es otwlo que 1.1" d1~crep.-.nnas no se producen dt'nlro Jd C'ampo d~l d1~iio
e>..dusi,·Jrnt'nll'. sino también en urlO de: sus campos r,·mgcmes. ti dd ant-.
CU}'d •Jurls.prud<n(t.l• no 1~ presra dcmasiad.t ·••cnóón I>OHltK' anda mu}'
.lldft'.ld.J C\Jh1.1ndo el ~Hoblt•ma de 010rgar constdero~oón ~nisdc.t camo a los
lrngu.lJ~ que se J)HlJlOrk"n desde la cuhur.1 de nM.s.aS (los cómin. la 1lus1f3·
ción o la pubhCld.ld) como a las nuevo1s diS<iplrnas ~ )3 ONd6n que la
tecnología hace J>OSihll" (IJ Jnimaciórt, los rmeraoi\O:,, las pJginJs wrb,.
Sobre lo' '-''recia lis ias del arre y sobre la natur-alc:~..a c."'ntllctiva
del anc
Sc~L1 11 Ucd1'r 1{):. cspc.:<ialis1as en un dctermi rMdo ('.-uupo o:on los ()ut· os1cnl<rrl
Ut.Íxim.a o'lUIOritlaJ a r,, ho rJ de Olorga·· ~.;on~ideradón .U'IÍ'ilic;l a \11~.1 ~l(.'l hi ·
Id
da¡J. l:n el c.1nr¡'k, dd tJnc es1e SCCIOr escá con:,riwido J)OI hh hh lori;:H..I•>rcs \'
cri••cos. En Ll med1do1 que se supone que son los gu..udianes dt las estndas
de-l anc. su lrabajo tM:Ot un.1 gran ("apacidad de geMrar ronocimitnl() )'
opinión.
Sería del codo 1njuSIO e inexaao afinnar que los historiadores del arte no
OIOrg.,n rorl~itlcración anís1ica a l diseño. De hecho. los ¡>rimeros !rollados
sobre hb lori:. tkl dí10rilo rucron escriros por los his1oñ.:ulo•es del arce Nikolaus
l)evsn<·r y Rfyucr llnnhJm. ·~nmbién eran historiJdorcs del JI IC lh;tbcu Rcad.
Gíllo Oorllcs o Alcxnnd•e Cll'ici 1>dlicer. aU! o res que hoce yJ nruchus ailos
rdlcxionMon ~obre el diseiio y su es1é1ica. J>or OICJ pnnc. ~:uutJié n vt·m oo:
cómo el diseño Ol)ítrccc tímidJmcn1e en <llguraos libros sobre el nr1e mndt."rno.
nunque ¡;cnerJimeme la s<:lccción de objetos no vJ mtrcho m~s nllá de unJs
pocJ~ siiiJs y JjrllJl.HaS rcatilo.1dns por eminentes arquitcCLos.' Thrnbltn es
haiJitual en nut!>tras l:athudes que se encargue a historiadores y críticos de
arh· hh:u san~<Hio" 1~• org;•nizació11 de exposicione-s sobre hiswria del cJi\eiio.
p\ll"SIO que: los hlswrioldore') tJd cJiseiio propiarnen1e Ólthos, no han ,lk.ull.oldO
tod.:wla c:1 pré'SUgio académko y social (¡ue se mert«n.
Se h.J msisudo mucho sobre cl problc:ma de: <¡oc el d•o,t•rlo no dl(iJlCUI<' de
un m.uco 1tónco definkJo, frcmc a o1ras d.isoplinas. como ct arte. que p.~re«
que si lo 1~nen. ¿Pero q~ es el ane en la ..lctualidad? Cn:o que merece la
¡le no~ dt-s4dC'ar <au(' ti profesor Wbdislaw T.uarkie\\iCZ hizo un estudio muy
dc;tall.ldO sobre la n;nurale1,a del arte, llegando a una deOnldón que es muy
amplia y que en algunos puntO$ es perfecr:uneme válida patol el diseño: •El
arre a una artm'dad humana couscimt~ úlpal de reproducir thSas, romtmir formas o
(>:.¡Jfl'Strr uNa tl(petinrrln 1t ti produao de esta uprmlumón, ro,ttru«idN o r.-pri'SÍÓn
puttfe dl!lritor, rmotiomrr o pHJdudr un c-hoque».•
Gu 1.1 rn<"did:• <IIIC el di$ciio es una aaividad humana couseienlc.; mp;.ll de
cun),tnrir lormas ( fiiC son cnpaccs d e dele il;lr' no hay uiugún obs.t4cu lo llilm
considerarlo JI I C.
!>Mece ¡nrcs (tu<: no hay ningún impcdimCnlo, por lo rr•cnos a nivel tCÓ·
ric.'Q, J).!ta que lo:, hh lorlodores del ane otorguen considcrJdón a rustica .:ti
diseño. No ob~•amc creo que l{ead, Pevsner. BJnham. Dorfles o Clrlcl lucron
en su época bastante más arriesgados que m uchos e:,ludiosos del arte concem·
por.ineo. Sí ~t t-ch.l una oje-JdJ J los \'Oluminos<n hbros wbrc t'l aru: ele 1.1
scgund..l rn1t.1d dd s.iglo u o sobre sus últimas 1cndcndJS, oblcndrcmos un
panor.un.J muy variado en lo formal l)t'rO monÓiono en lo conceptuJI Se
cotuem¡>I.Jn la l)incur.t. la csc:uhura, las inscaladon('$. le)') obJC"I<X induc;ui.lles
d(')(·onlcxtudh1'..ld<» y los sopones m.is insóli1os. pero hay que scnalar qu..son siempre clcmcmos singulares y desprovistos de u11lidad prJctka. Aunque
sutuc ollburdo. ¡~re« como si los únicos requisitos que dcht' rtumr ut\ Ira·
bajo de creación ¡l.ua St'r sele<donado y considerado corno obra de M1C" ~ ~r
inú1il y singul,u. Obviamente, el diseño no pólitt ningu11a dt ts13S dos condi·
riont-s. ptrcSIO que: c·s útil y reprodudbJe.
IIJce ya Jl~u n os ai\os RJyrnonde Moul ir1 .lllJiizó sodológic., mcmc e l prO·
blenla tiC la inutilidad y 1,-¡ singularidad de In obrJ ar1 í~ 1 ic-.1. St'g~'rn rs1;, :rutora
este rcnómcno :.e inició en e l rcnaC'imiemo y se ngudizó con la lh:v<,hrdón
lndu:,ll ial: ~LII se,qmultl nnp11 roincitle cou la pn'mna rcW!fll(:iJn h1d11Strial. la dí'l
$iglo Jntlll A l'fll rir tlt Nta rt•'Oiudón, ti producto am'stico tlemlt a dtjil1irse ¡Mr opon·
dótt 11/ proJ11cto indmrrial. A la máquina s~ opcmt tltrabdjo tle ltJ mano dt•l llombrt;
1
14 1
Q
lwlKI CamJN
lll dn-'isU:m lkltrabo)O. ti mzlxlJD indtvis4; a lo prDdktt'Mn ~~~ sn-W dt-IJbjtttJS idinti·
ti'JS, lo sút:Julilridad dll ob}ttil úni<o.
f.../ Para dmtDSitiJr la np«ifl<iJU dt tu pro-
du,tb tn rtladoJn al prcduao arto'Jilno y tn ttlaát511 al priJJu~M mduttnal. los artistas
tl,ninar d~ su propia prácJtca ti faaiJr CIJtnÚtl t1 /.,'$ OtffJS dl~S, a sabtr. ti
pfl))'t'l'ltJ utdilansta la ttoda filqsJfica cfd arte como {tn.Jifd11d sm fin juittfica su
superwvmna. Atrtbu)'btdost a sf mismos t/ matw¡,.,/io dt la produtt'i4" dt fa sublime
,iJfliiUidtJd y tft /d difamtia tunda/, Jos orti~·ta$ de/ si,t¡/0 MX Stl/i,'IJjiWfdau SU smsufa.
rlt/Qd y, ron t/lu, la ¡wsibi/idad de valorización socwl y f'(omSmitd d~ ltn bimr.·s simb61i·
cos qur rllos pr<Jdtwm».'
SI el ,lite se dc:llne ¡)()r la inUiilid ad y pür In ' ublin u: «grJtul<.i<~d ... c:n1onccs
no es CXIIJilo (} u e dc~de dete rminadas ir•.,ra ndas se ll<.•gt•c J dcdr que IJ
tuquitecuua nu e .. Mlt. pul'"Sto qut- ricnc u n.J (inalldt!\d pr.ScliC.l, o que el
dl~t-rio IJrlll)f)CU lo e:, pu<:iiO que además de su JlnalidJJ rn.i .. tica es inliuiut·
lllt"Utt• U'Jlr()(IUC101c. TJmpoco es CXlrJño que IJ ttoli,l rundm1J h~lól \C.' hoiya
dt~borado en el Jmbilo de La arquirectufa )' d cll~i\o lllndt•rnm. )'a que se
lfoll.l de dtmOSIIJI" pu!cisameme lo opue~to. <"\ dc."Cir, <111<' l.1 lundon..1hdad <"'S
UI'IJ C.liCgorí,¡ ~lf!hCd. U1\.l at~oría r$tr!-uca caur no t"\ nuc\a sano que se
hJIId t>•ofund•mt'rue .trra1gada c:n La rullura oaidcm.'ll'
(n rcloaoón a Id ('c.md.oóo de: singularidad de I.J obr.t dtiiSIIC<l. Moulin
Ob\crv.t nlmo la ao;pta<ión de la obra •múluple• no .1hera "iUSIJntl.JhnC"nte
d t·on<c¡,Ho. Mc:dian~t.: la obra -.múlliple• el amsto~ .SJ<nhr.r 1.1 unioJ:~d de: su
obr.1 en aras de la reproducción. Pero los lir.aJ('S no '\IOn llnrut.rdos. sino que S<"
-,.omctcn .1 un t.'SiriCto coorrol. Ll firma del :-arthiJ g;¡r,lllllt.:' fJ Jutcmicidad
1
1
cJpllm pcr
d d protJucto artí~ r•co y su su bsaguientc conu.· roJII7.aci4')n en un
)()1,1d('l po r t'~Pt'<"'l . r h)ta$ en arte:,
"rMicas o:obrc I>,Hcc.lc:>. cte.. med ia me los cuales inlr(ltnn cucs•iort.tr lo a b usiva
mcrcanrillzadón J '" que eslá souu::Lida la pránica a rrís•ic.;.l. Sus Incisivos
mens.1jes fuetendíJn dcnundJt los grandes problemas uo n: .. ucllos que afee·
lolh3u a l:t wciedJd ame1 icana d urante la era Reagan: la homosexualidad, e l
!>ida. 1 .1 ~ rci\ointlt{otttones 1eministas. la imegr:1ción radal. d de•echo al .abono,
c:l arartlrl"id, ('((", E.. C.'\ 1Jtnte que CSIOS <mistas. C'll IJniO que ntJnipul<'dorcs de
signos gr~Oros ~11o1han romo si fueran disci\<Jdore'S. L1 I>•OfCSOid Anna M.
Guasch dncnbc )U ~lCU\'adad c:-n unos ttnninos muy cercanos ~ los que se
UhliLU\ po11J dchntr cl diseño: •IÑ produaM d~ objtUJ!S d~ i.Jrl~. ~/ artis.W /'OU-6 Q
·mattipul.ao~Jr " S4f.:ral dt sJsiMS anisru:.:JS. y, a su t\"l. d np«tadi)r dtj4 ~1 pa,vl dt
pdSÓ"'O co"ttmpla"-'r ntitÍ<t.J o CltnSUmidqr arrístiro. p11111 cctwtrllru m l«t.or aait-'0 tú
mmsajts f.'ltm~ u Cl1m·irti6 tn un s;9nt1 S«iaa tstr«hammt~ llga.Jo n Olt"' si¡JnC'J rn
dt jl.114.'mm pruJuctó1rtJ dt \'"Olor. pedir y prl1tigu.>, 11
rero. a IJ Ve l. cs1.í daro qt.te lo que hace que e:,IOS .Htistas l.Can con~íde ra­
dos como 1ale) y h.tyan sido mcre<edores de ser incluido.. en flJ icrías. m uscos
y (:n t"'l libro <k Gu.hch sobre el a rte rjhimo dd siglo xx '-'~ l1llé no son tu.mi·
JlUladorcll de :,IJ:lnO:, l'Oil\e!Jdales. Su mcnSo.lj(: es grJtuiro.
El caw de UJ tbJI',I Kruger es especialnu.'nlc inlt:rCS.lll iC, y.1 que es de
!ICJbt'<lS ct)n(w.icJo qu(' se hJ formado en el :imbiro de l:t p1 1hlidd.1d y q ue s u
olu .1 dt>b<· IIIU<ho al ca11elismo político ruso de los ~u1o~ vt'intc. En clecro.
K ruger comhin:t, {'\lll d egJnda y sabiduría c:xcepcion.l1c:!i., 1.1 ro•oo.raría t'l l
blanco y negro ron l.-.ast$ esa-itas ron ripogrJ!ías bD!d e n rojo. sumamente
comundclllfi. que imprime en ("arte,les. bolsas de pa¡>el. VJIIJ$ pubhdt.arias.
t-h:. C:ou ello <OII11)()ue mens.1jes que de-nunciarl el imperi.llismo Jmerkano.
1• oprt-sión de la mu¡er o <•1 ronsurnismo. Aunque es munlhJimellle 1econo·
óda romo .lnt.St•. h.a} cstudK>SOS de su obrd que la teh indKan cosno dascfia·
dor.t gr.ihr• •Aunqu~ ~Ita'"' ata signos. simbo/M o mtrruJJf' quf pr~.-'mUfi'OtJ ~1
C4nSumo dt m-atas 41 la ultnrilkd mrpDrDii•-a. ts un 'jnl:plóJ d~ 1.: multrluJ Jt JU<ña·
dart:s otti•'islas qut JtUt ti 1iglo XIX Jum utilkad" las htrranntru.u df In am1umca·
ción dt mDSM paro sub~Trtir los mitos ptrptlutulos JNr-101 ¡M/trCSIJS•. u
una tstrunuriJ
"<.Quil•u p01lrür hoy perdbir y t·omprtArcomo olmr dttll"/t' 1m o/JjttiJ,
r/(' mrtkur uulustn'111. prmllttido en gttm trrit? 1 n WJICriJriÓu rt•ouómim tic !tJ ollm
rle,\Wmw, t'll líllllnol lfrmino, .\olm~ uu a cinta drflni(l'6n tlr 4lrll' y tlt•srlr t'Mé' punte de
vi.~la t•s :.iymfiwrll'O amttalar que la cond1ri6n mittimo ¡•tJW f!Ut! /m· múltipks ae«dan
n/uni••tr,,.,, dd arte rs que. a instancias dt Jor obje{tS lrüll \'t.:,. firmndcl por Mara{
Durlrnmp scbrt los qut l'Ob-eremos. s~an asumidO$ r()r t1flistas S«rnlmtmt
UCI)IffXrd()f,,•
t~n t-lt:liO, dt)>(.lc: Oudlamp bJSlJ nuesrros días. el mc~c..•Jdo dtl arr<' ac:"CJ)ICI
""y,,
obra.¡¡ ilillliiJd,JniCfi iC :,cmrdJ.S.
no J UICntillc.1das y Clflirl CIIICIIICr HC ¡u,i niCJS.
Un dd inhiva. ptu cce CCirno si e l mercado IIIVÍCHI lll~~ podt·•· l~rd cld inir el
·111t' con tcruiJOI.JIICO que los propios especiahsr.ls, los cu.1lc:. :.e Jtiencn mJs a
su.:; p •.lglllJiirOll Jlt'inripios que a IJs definidon<..'1 dell"ok:,o¡· '11lra•kiewic-z.
Un ejemplo de los sutiHsimos línutc:$ erure el ane y d dtscrlo que se esta~
en unud de Id funcionalidad lo cons111uye la obr.l de unoa serie de
arnsta~ <~Ctt\'IStM norrNmerrcanos que. duramc los años odu:ma y coinddiendo con IJ tiJ Rc.Jg,:m. utJh7;)rOn todos los recursos dt•f d•.:;cr1o gr.Uko
~fOIO);r.•Ha. ci¡lO~rafiJ. reproducción o/f:SC. ecc.) p.ua emirir un mcmaje )OCÍ.JI·
rnc.·ntc compronll'ltdO dt•s¡lrovisro de finaljdJd corncrd.11. ~mba ra Kruger
bl-ec~n
Hi~. 1) ..Jcnny llol,._.r (hg. 2). l<rysztof Wodiczko o los colncivos Gucn--ill;,
Cid:, (rig. }t. G1J11 ru•y y Group MJ tcrial utili7..11'o n como S(ll)()•tc ¡m.>ductos
l'c,Xlnómkvs. {'01110 c.~.l tl des. camisetas, fotocopb s. fancincs. p •oyecC'Ioncs fo to·
mercac.lo ase·
que.· la obra puede su cualquier COS.l, siernl)h• y c.u~ndo )('•a .uumidJ por un
Jn1s1.1 consider.tdo <'Omo tal. As:i. La dh"alon1..M1C}n de la obra <k •ue es
SUSUiuldJ po1 l.l n:valonzaóón del Juto-r en su iucmpiJt..olble- \.ngulolrtdad.
•f.tr ti m""'tml., qu~ ti produao arlistico ft!Ciunnna hari.# ti ·1141 rm¡wt4 qr11'"
lo rt'(II¡NríUJOn dt lo umado.-1 tJ.i~ qut ti ·n41 UIIJ"Dtla qur
htth"' ¡Nr
..,o im¡Nrla qu;~,.· 1 1 En la mtdida qu~ ~1 acrnto 1< drsplaz.s dtl co~rátur único dt
'" obra al mrd(ttr ÚniCo di/ tJrtista. los anuras u han vrst<J oblt,.¡ados a d¡ftrtntial'S(
/I)S tmtlS dt I<JS otros d tualq1úrr p r(dO~t , 10
lndud,ll>kmt:ntt·, (1 mercado del arre y el dd d1scilo son :.u)t.Jncia1memc
dik •enrc:.. Mienrras el pñmero comercializa obras singul.'l rcs co •ruíhi¡)le~ singula·
ri!--{ld JC:), auremlncd<.las r desprovisras de urilidad prác1ica. c•l st•gundo rorncrd ali",
145
1
1
i
. ''
Tod.avíJ m.Ss radicJl es Jenny Holzer quien. en aras de la pure1.1 del len~
guaje-. dmuna dC' su obra cualquier referencia figurati\•a pJrJ rrJbJjar ~xclusi ·
vamcnrc con elementos tipográficos. Holzer escribe a rorhrno~ <'On los que:
preu~nde deKubrir lacónicamente y con aparenre neurralitiJd las rom r.1dtcdo·
n<"S de la :,ocicdJd y S\IS <;:,lrutiUras ideológicM p.'l ra dejar J I ~lc:,eubien o la
fall\a horno.¡cnddJd de los signos urb<ulos con los f}\IC se fH".:I<I rlau conru ndir.')
No prl·rcndo t •l lt.ll' Cl) la dhcusión de si la obr.1 de l<nrgc•·. llolzcr.
Wodid;.o, Guerrilla Gills. Gran Fury o Crou¡) M.1teri.11es JI H' o diserl o. :,iln ·
l>lc111cntc romiJlu que la ..jurisprudcnda ('uht.Jfat .. del rurc~ b conslder.J como
,
lsabd Compt
146
Sobrt la amsidtmdón arrúrica drl dtYno: Jm arttfUsis ~(){;oló,9ico
147
uJ porque su mensaje f"~ gr'Jtulto 1 os lr..Jl)oljos que estos artistas realizan en
e l ámbilo cotnercial. del <tut .:. menudo proceden, quedan ex<'luidos de tal
consid~ractón .
l.os dis(':iladores
1 B.lrb.lril
Kru~r $m
n '"' IJMJV 4#1M..l:W).
titwb (Dt am¡u
1939. Scngr;Hu
Solt)flr•fK"'* i<.IIKc ..inilo. Th.: 8rood An
fouui:LatiOn.
l. Jt: n ll)' ll(lll~• Sin t illlfq ((:x tr"CIOS de
1hmm. l•rfl.mrllf(J(i'N}' enap, TJrt U••IJ?1
Strlt 1, T1u· SJrmur/ Str;d, Amia 11 N.~ck.
J.ilmtntt,y Cltild Tut), 1?89. lnst.lladón
cll"-IIÓII Ic~ hd lwldal con Lt.U. Solo10011
R. Cuggcnhclm Mosc-u m .
.,.,........
"""-~~~-
. Do women have to bé nllkea lo
gel i~to flte '"'!'·~rA!s.,-:~?
.
~
.
,.,.
~
~-
less than S"""ot thr artisfs ih the MOclere
A]t Séciioas iiie '!oriie~, &ut-15%
,
ol 1~ 9u4es- cue I~Jiiale.
G1P't11A G.u - ·· - -
.....
4
. . , . . . ... , .
•
~
l . Gunnll..t Gnb !'-~"""".,,_.,ni r.•
Connlll Cuk
,.,,...fokt
>\ftl':fot'j,_,.., '''"·
cand
•
•-"'" '
··-
lksde las prim~us d«3<i>J~ del sigJo u h.1s1a los ou1os cxhema. en que se
consagró éll)t"nsamiemo 1)()Smcxterno. L1 0p4016n de los da~i1adores 1endió a
ser monoli•ka: el dkei\ador no Cr.l un :.rhSia. Su aawadad no tenía nada que
ver con el arte. o mejor dicho. con l.1s beii.JS <~r1H. ConS«UentcmcntC'.
la idemifte..Oón dd dascñador con un ~miSiol podí.1 lleg.tr a tener connoladone$ peyorJiivas. Sin cmOOrgo. no debemos olvad•H <aue el cuerpo doctrinal del
d•>t:ño nació estrechamente \'II'ICul.ado .l unJs vJngu:~rda.i\S de cor1e progresista
que cuc."SIÍQnaron ll noción dcomOf,~llÍ<.a de arte. En los texto., d~ los constructh'ist3s m)(K, de Adolf Loos. de 1 e: Cmbusicr o de IJ BauhJoS podemos
\'tr dJramcntc IQ<i c:-sluerzos por dcsvtn<:ul.~r el -arte industriJI• (d tC:rrnino
dt!Si9n todavia no había hecho ac1o de prc•s.•t~ci~ uUi\'t!ISal) del .1nc trJdtdonal. que se haiiJba enfrcntndo J I dilema dd dcror.uiv•;¡ruo historicista o el
n<.~ rchismo del trtt nom~ou . Oc'Hfe el mundo (le la M(Jtlllt"ctuca y el diseño se
cu<"Stionilba e l p:.pel de los escilos históricos. el del .:trtc por d ..u -re. y se
defendÍa d V.'IJ()r t;¡téliCO de IJ runciÓn• .lS( COn\0 IJ VJ hdt:'l MIÍ~ I ica de la
l)toducción mcc.íníc.l. Con ello se cum1.,liJ la plimc r·a ley gcncr;•l dd c •mpo
de nourdieu liUC d~ee que 1.1;; •·cvQiuciuncs deutro d t.! un campo cuestionan
tos fund:unenros mism•l'l del juego e mplc,u•d<t e>ttilll'J;i.u de subversión }'
h<:rejía.
Con el J)J :t<> de lus :n1os. MIUC!It'l ltkolo.;fa hc1élitd IICHÓ a cvnvcnii''St: en
dogrna, o seo. en el G'plt ••l e:.¡)ccirlco <1 ..·1 ..,:;uupo dd tfi:oerio. Oc IJlódo <1uc,
<·on las Ju1n)eJ.'JS nisis de 1.• u1odcrnld.1d. los uucvo:, ingrcs.tdus los discria·
dores pop primero y los posmodcrno:. dt~spuéi- c mrar~.m en una estrJlCgia
de sub\'crsión o ricnt:.da a IJ iiWl'I'Sió n de IJ tabla de wlorcs. t:s decir. si el
disei'i o •nodcrno era ahiMól'ico. funclonolhto. amid~c.:orJtivo. M'ri.1do y (rulo de
un planteamiento rJciona1. el diser\O J't():.ll10dCmO leCUJ>etJI>J clcmc:IUOS de la
lradictón. r>onid éurasis en la comu•licJdón alectiva <On el usuario. adnutía
la decorJdÓn, los pr()('t•SOS scmiart\');:tll,llc"S y ~rJ el rl'uto de uu ¡ll,mlCJmit:niO
uuuiti\u. Siguilianiv.Jm-.·utt", emp•es:.~ como "'krnphb ((ig. 4t. Alt·s..i (lig. 5)
o Z.moua (llg. 6~ f'll ll<lli:t, grUJ)O\ fOill() Mobc-1 l,c:rdu }' Sn.lnd en Alc:rn.ulia o
1'ransarlantic en Espa{la acudieron a c:MJh•gioas de promoción típicas de la
vanguardia auís:tica par.1 da~ a conocer: exponían ,-.n galerías. produdan
una obra ancsanal y limilada. C'duab.nt luJOSOS CJtJiogO) y ">C" presentaban
rO<f<o.¡sdos de un efKiente ~par ato mcdkít•ro••
El saldo de tsta operación dt rccone~ión con el mundo del Jnc quiú
lt.a)·a ororgado al d1lloCOO de los afios oc-htll1J un lugar en los l1hros de hiSloria. J)('ro no pa1et"e que d I)Úblico o la gran mdu:matl h.l)• deparado ('\tt$i\'dl•
mentt t"ll él. Por 01ra p.u1e l.t criuca lt ll.l .lCUS.Jdo, nn ).m r.uón. de ejercitar
un formalismo \'aruo. Mr p.ueu c¡uc Srrí.1 c.-a<'r en un• simphllc~1dón adjudi·
c.u a los daseñadorn Jlf'Omocl~rnos l.a postura Jllli.Jtle )'a ICh diseñ.NortS
¡l()Sm()dc:ntos la pos1Ura pu,urte En cu.thttU('r <dW. sa he obo.c:n .tdo que
148
1'
/UJJNI Camp;
4 fuore Sotrsass. esum~ríA C.arlt.;.n.
t981. Producción Mn'l:lphk.
S. l"n' Jlolkin· Strwic.WMk
193). Produc:ción Akss.i..
y~~~
Sobrt la C<JniiduatiJ,, t~riÍllÍ~.tJ dtl duttro: m• nmfliifr1 sorio/Ogito
149
<~<tu ellos disci\Jdorl'S que mJmicncn 4~1 margen de s u tdad biológica) una
anitud criüc.l corl el ~htenua (que por Otr.l p.lrlt' les mantiene) rlO uenen
rep.:uos en afmnar su <OnchCIÓn dC' Jrlr'itas. El veter.lno diseñador iL.Jiiano
FnlO M.ul, con oc.asión de :o..u c>;J>OSidún anto14giC'.l en Barcdona. dedaraba
lo sigukme (quil.Í p.u.1 m.1ntcncr su t·tcrnJ J>OSlura de tnf"m urribl~ del
disei\o): • Yo 111y un ortüta. 110 un prcfts•omJ/ dtl drst11o. y bUfm rapcnd~r a La
pu5untli1 qut es atfl. qul n ti du~~ y qut tftnr trab.:Jjo. Si tnrm:os ~n cumtD las tns
faaort'S qut u mtlt<icnafr OJamk los ttJrKos y IIU tftlldas hablan dt dtUño -ft arrt.
la ~«~~clttgia. y IM nt«1tdadn- IJ e»sa u ccmpluo El arrt a mmuda u mun~ ccn
fiJJO dmwatrn.:'S. la (l(tl(ja )'la ll'nMI~üJ u lVnJtn como nJ/arn y no comq ;,1Sln4·
mrntos. y las nttald.t.ks las lkfint ti markt,tJ•. n
Por el conu.1ño el e•ud110. consagr.Jdo )' admhado d•scñador gr.ífico \\es
Zimmermann ded¡¡1.tb.1 ron ()(.}SIÓn de su exp()'SiCl6n anrológica realizada
lcllllbit!n e11 H<inciOI\.1 <hn.-.mc.·l•\ nu~ma~ fr<has: •Y\V'S limmtrmamr (IJaJiko.
J9J1} au qur ti dt~if¡¡,/(tr gráfro' ni) dtM Sl'r mmla un an;.ua lino "'un snilir qur
hau Ci'mtlmc.m....,tt 11 lta~ií dt t1,gnos ~nDd•.,rn dt lignifitad<J qu.t dthm srr rntrndidM
ror rm..'S rtR'ptorts" El 11Wor rrtt qut "hDy qut tahbuu los c.:Jiorrr y las {.1nnas lulSia
lltgar a umJ tma.tftrt tuamo mds dNnu.Ja m t¡ttr, po>r.¡ur si añadmr,,s drmasiadM
dtmtmos St proJur.r un u.tao ¡·i•ual d~ ltrdto, la n.tllir.n l'.'i f'/¡'1/or tntmt.90 dtl
distiiador•. ••
--
t· . ~ --"
~~
,,
Con}idc;r.lt'Sc:" tm ar\i ~ l a y coquc:1car con d diseño 1>ucde convertirse en un
f;u:1or de:" exclusión de Jqudlo:. oolccli\'OS de dlseñadoJ'es más 011odoxos. Así
se dio la pMJdoja de que el iult HlliCÍOnalmeme reconocido Jólvíer Ma riscal
(diseñador de la mJSCú ld de los Juego:. Olím1>icos de Barcelon:~ '92} . CU\'<il
pfocedencia tlel nmudo de· 1.1 llu'li HKit1n )'del cóm ic <:uscicaba muchas rcti·
Cl· nd as t n lo.~ ~ ·•:.oti.ldonc:. l>tofc~hmlllc~ de In ciuJnd donde 1rabJja. Barce·
lona, rc:cibió \le IIIJIIOS dd H:y ~le lh p.'ttl.l el Premio Nadonal de Diseño en
19?9. la m.h ah.1 dblinc.i()n ,, la que un dist•i'ladOI' c~spa i\ol puí'clc n:.pírM.
M<Hiscal it nuupió h:a<;c vdiiH.' 311():. en •.:1 pJnor.unn del •lhe11 0 cspaiiol rom ·
picudo con lodos los c::.~..w cn•.• s convcndon.11t.:s de n1ctodologío y proycctJ·
dón. Su dcsenfJJo. su tJicniO crc.atl vo y su semido del humor promo k
vJiieron elr ct.OilOdlllit.'uw i nlt:rll JCiOtMI. cos.1 que tuvo la viuud de poner
e n guardi<~ ,1 !iUS colcgJ:. m ás cercanos. c¡uc defendían un habhus11 y una')
p<))idon<.-s adqui• idas a lo IJrgo dr d~c.1das de lucha por el rcconocimkniO
del status p a·ofe~avalc~l tlc:l diwiiJdor. Siguiendo n H011 rdae1a, pod r'í:~ mos decir
t¡ut los dt)cn.adorcs como Ma dsrnl plan1can un >l'rio ¡noblcrna J IO!i •o<u·
pJntcs• del C'dntpo y.1 <¡ u~. en mi opinitín. ponen e n teiJ de j uicio una cue:.·
1ión dp.arcntcrnc:nlc u njadJ· 10\ limil<') erure nrte ~· dheiio.
Es probable que cJsos pJrccidos J éstr se den en otras Latitudes. EL desliza·
miento de un a rllSIJ h,u;aa 1~1 pr.Sctica del disei\o o viceve1~ liene I.J \'inud de
pi.Jntcar siempre problemas a ilquéllos que os1eman una posición dominante
en el nue"'o ~ctor. Si el (CJS.i siempre jo\·cn) ingrtsado c.ar«e de aatcnto ~
pasa dC'Solpcrob•do. es pos•bl<" que d problem¡ no emerja. Pero s• 1iene
1alemo y pretende ~cu~dcr al reconocilmcn1o lnslltucional (ts conocido por
el ¡>úbhco. rcobe prcrnaos )' c~pont t n muscos). es mds que probable qut su
1ransgrcsión profesional no sc:J bten rcol)1dit por la •jurisprudencta cuhural•
(críliCOS. ('()lniSolnOS. COil)Cr\·.ldOrn. de tnuSC'OS. hiShm.ldorC'SI del sec1oc e-n el
cau< p~tc:ndc: ingrt"Sdr.
lt
150
ls:rbt/ Campi
Me pregunto sl lo oomid(rnclún anrscica del nabajo del diseñador. lejos de
ser un tema concl uido lCr3 una cucstíón rtcurrc-mc. Aunque no he podido
hacer un<'l estadí.StlCJ de c.uos p••uccid()'i al que he rnencion.,do. no creo qu("
el debate sobre I.J consideración MIÍ~I\ra st plam« actuahneme como una
cuestión profesional de pumcr orden. Ba.s1e ron decir que. de los 22 congresos que h.t orpni7...JdO ICSIO dcs4k su fundJch)rl, sol.1mem c dos ~ han de<h·
cado a debatir' ruc\tionn nllli<.-s. En 1999 tu\'ieron lug..-.r en direrrntes
lugares del planeta vcunc semn~.Jrios imernJ<iOnJies \' ni uno se dedicó a
reOexionar sobre t"l J)robkm.:t que ñth
OC\Ipil.
tos
tftnas
que l'rcdominan en
la agenddl quitA son rnu<ho m.í.s urg<"lllc.'1: llenen que \Cr oon las nuevas
t~ ologias de la produ(ción y la rornumadón. el ambio demogr.ifitO.
la ecologia. la glob.Jii7..Jci6n dt Jos mc:rc.ldos y '"' cuhura. e1c. u
La e nsell.an7..a
Para ena¡W7.u tengo que Jd.u.u (¡uc slrmpu! tw arnpanido docerlcia e-n c."SCue·
las esl)t"'d.lli7.Adas e n l.-a ~:n"'('i\o)n7.1 dt•l di~cño y que nunca. lo he> lu·cho en
escuelas técnicas oral (llnlhadM de ;lliC QU(' ha}'JI'I inco1pnraclo (') disei'io
oomo n ucvJ disciplu-... Aun asr soy \(Hl\Cienlc (y un sinrín dt< colrg.as me lo
han connnnadOJ dC" la dHkullad QUt' 'uponc inCOq">Orar lnltlcrias y proré"'>O·
rado lécniro eu t:$C1JciJs de a11e. o ,.,cevcrs.a. h'ICOrpomr materias y ¡>rMc:·
sorado a 11ÍSIJOO en t'ScudJs téOIIC';t...: Es posible que t n el interior de es1os
ccnLros el dí~h<JIC sob1c l<l ron silkl'.lCión :.ní~1kn de.· una ae~ivid:ul que se
plamea a p.:arLir de f).lr.l lill'II OS. rn..s o meno~ ficnl ílicos. esr(o prt"St'IHC puo
no parece que lr.h t.'knd.• mJs a lltí •k 1.111 aulas.
En cuJiqulrr <:\lt.O. quiero •coordn r q ue la ()llo;;idón del mundo del dis(•Ji<>
al m undo Lit:l .lrlc 1uvo ..:n IJucn,, p.1 11c su (U it;t'll en los cen11 0~ docentes.
los plame.m•icntos Jt-eli.II{Óglcos 111.h l.''ldk.1lcs :.lll'gidos de lo:. Vkhutemas o
de la B.11..1 haus in-shlian en CSLJ OJ)()Skión . A ¡lrO¡lósito d e IJ futura m ienr:tcitSil
pedagógicJ de 1.1 éSCucla. ti st~l)undo dirccto1 de 1:1 Hr~uhJus. IIJilfl(~S Mc}•cr.
declaraba eu la rcvis1a del ('CillrO <IUC':
.. con'> l nur es uu proceso bloló¡.;ko. Construir no es un r>roccso
1
i
Sobre la ccusidertJnón artfllita d~·l d!Mtlo:
u11
amstuit $1JLtolósic"
15 1
a uivd ¡>roré'Sional. cuhural y sodo1l. las posturil:. dcfcn~iv.-:1s se han ido reta.
jando. A mi juioo. el dtb;ltc posmodcmo wvo la \dttud de .1ccrcar posidoncs
y de suaviz.u aquellos dogmas i)C(lagóg.lcos tnqui5tJdOS en un.:l me1odología
racionalis1 .. a uhr.uu.J qu~ cncorsct .l~ muchcx plant~ de- (~tudiOS.. Per-o esre
dcbJ1c tu\'O Jugar h.ecc \·time ai\os )' no creo r¡uc lsta sea una prrocupJet6n
priorit.lrio. emre (1 colc<:tt~'O t'SIUdtanlll actual.
Los centros de pr-omuclúrt
Muhilud de es1udios económicos corroboran la ''"'SIS de que el diseño es un.-a
b<"rrOJmknra rom¡.eaJtiv• de primer orden. Como d1cc Or;ol Ptbcrnal : • ...CDtt·
tribU)V Q /11 d•frunriori6n drl proJue1o alll dondt m la dtmtmi~'' · ni los ct!SU$
1111H:Jraln. ni los rosus J, tarual ~.,, dntrmurantn. Adrmdt dt IM bmt/iri<n ttiJmJ·
mictlf tDbt Yñdldr 1amb1tu 101 knrjiaM tultur,111'~. dmlo qut ~/ dis.ttiD jiU.IJO un
pa¡vl muy impDrramt m la tnt)Orll Jr la tJ1I1dad fl1ita, 1.dtual )' dthitll drl
l'nlorno•.H
No es ("):lraiw puc--. que hayJ gobicmos qm· \ot' l)rc.'OClt('H'tl 1•or promocio·
nar unJ Jctivid~d 1.1 n lwnc-hoo\J. La plOillo<ión arostumbr.l a nmali1.arse a
<~cen tros• o fjmSIIIulo-.• de d1scño. el obj ('11vo de los cualt:s t':. a ni·
mar' a la indusrriJ local J invcrlir h "C'lH"SOS en disc•\ o y condtnciJr el público
de que ésra es una 4..--ondición d(' c:'alidad que merece ser \'.,lorada y exigida c::n
los prod ue1o-.:. lle 1e nido la opo•tu nldad de· :J C"(~dtT en n u fi'\CIOSJS ocasiones a
textos de prO)'t'tloo; y IUügr.uno:. f~u l>cmamc m.llr' dr 31)t't)'() ~~ diseño y. au n·
que no se le nkg;, .1 .~, ,e 1111 valol' ('uhc.u al. n••nc;l h(• t·nconl r.l d•) l'lillgu na
afirmación <IUl" pcnuil.l JC'clucil' <1uc se eo,t;\ 1uonu;clon.111du un n rtc. A•.m<¡ue
los :.poyos ¡l u eJcn vc11 ir um10 de m ln lsu•rio;; .¡,. cullurn romo de economí;a o
industriJ. lajcr¡;a burc.h r.itlca Ucja baSt31liC d,uo (luc. cu l'•ll imo térm ino.
se promociona el d•st.·•Hl ,,ar..• COII)I)Ciir en lo"> nwrcallos •> i n{l u\O ¡.a•·a •·eafir·
mar vJiorcs de lJemidJd na<."'onal. Mi conelusl6•-.. ts que dichos cemros o
inslit\110$ no desem peñJn un p.:ar>t:l lmponnu tc en 1:1 con)ideración JrtÍSIÍC<l
del diseño.
través de
CSU~IiCO ( ••. ) ,
Co,strwr d lJ/q partf! dt un flfNtdmu~tJtd thnirJJ El diagrama rconómico son /a.s
óirtctrius qu, dettrrtwum rlpro)'icto dt !IJ ,,,,I:Jtrurá6n Ccn~truir }'O no ts una tart.1
individual en la q11e $1' r?~Jitl4m ltu tmrhtrll'IU1 dr.¡uitrctJnkas. Construir t$ un trabaja
dt ortaanth r in~'tlllotts Úrlf(nmtntt ti tlllt sab.: dommar /0$ pnxrws "iurlts trab4·
jmtáo tn cfJialxmuü5u (on los dtmM put~ft amsidtraru ualmmtt un butn construcJor.
CtJnllnnr. si anta uprtumabJ "" '"9'-"''o mJwidtttl/ (/o ,vrttido por/a dtSDatpcldÓn
y pcr la tuosa dt Wt.üt,das}. ah~a n una trtlprtsa (d/«ti~"a dl toda la n«i6n.
u<:J)nslruir ~sólo ot.'IOIIÍZQriÓtr: organizori6u S«ial. licrJita. uonómica.
píitol,ógim»}' IUs ctu')a\.tS r ncgrh.lS son dd autor).
H.lct 1reinr.1 años. cuJtldo SC' nt.lMeuc.~ron 1..1\ pnm~ras t')('U('bs de diseño en
Espo11'i.1. d.namemt mwtr.Jd.IS en lo~ J'W.~IuLl<loc; de l.a llfG de Ulm. era mu)'
imponamc dchmu.n o1 ni\·rl pcd.a~ero l.lS dtfercnci.Js cnru·· el arte y el
dtstño. Pero cm 1• m4,~l•d.l que b :.ew.toón del <h~f'lo se ha •do normaliundo
Los muS(.'O~
y t'éll lr'OS culturales
Los museo-.: y ~nuos cuhurak-s ilCt'rQn d di-se1io al :me y. corno ocurrió con
la fo10graHa J principio') dt ~iglo. contl'ibuyt'n a Hl"i.lr l.a .. parafernJ!iJ in>IÍlu·
11
cional• que configur.1 un mundo d tl arte consolidJdo. Uay museos de
anc contcrnporárleo o ccnnos dcd•cados a la prom0<1ón }' exhibioón de ane
romempor.ínro que cscán lleva ndo J c.¡bo una acrión muy decidida a Cavor
de: la wnsiderarión anCsllQ del d•SC"ilO Sin dud.l fue el Museum or Modem
An de Nueva York el pruncto que rompió una lan1..1 tn favor del diseño
reuniendo dnde mcdeoldos de' los .1ños ucinta un.1 rolecclón propia y or-gani·
undo. desde Jos ailos nncucn1a hJSIJ la actuahd.Jd, cxpo)lciones que ~ han
conu·r1ido en auu:nu~ rdtrcmt'S históricos
L.J Fundación Guggcnhcm'l pare« dMdtdJ a h.lttr algo simiiJr. Prove·
nierue de los Eslados Unkb. du1Jntc cluwicmo de 1999-1000 se mosnó en
1
153
/ubd ú:mpi
Ll sede de Bdb.1o una exposición 1i1ul.lda Fl aru dt la m««idtta. Hay que
stñ•lar que, a pesar de hacer un r«unido hist61ico. no se llamaba Hisu>tia dt
la moc«idna ni DiMñD dt la mD!oddeta. l..J exposición ~ uompañab.l de ur'l
cnonnc a rAiogo. ilu~rrado con unas romgrali.1~ exccltntcs que ponlan de
rnanificslo las cualidades escuhóric:ts de dkhos .111cfaclos. 1'hnmas Krcns.
comh:.uio d~ la exposidór'l y director de la luruJac.ión, ln:.hti.l mucho en d
J>róloso en que el muS(!() no t'S un me•o sa•uu.trio de ohj<'I(Hi sagr.u los;
en q ue est.l expo:.ición desafiaba la noción cottvct, .. wn,tl de muo;eo. ya que
pre:,enwba objetos de alla cuhura rn a t c ri ;:~ l. ·H.IIéntiu)S, nrraiJ;{IdOS en la ttadi dón y en In his10ria; c.~n c.1ue el disdio. j unto cou el ::m e. es u no de los cu:•tro
prlndpJies :imbltos :-. I)Mtir de los cuJies la h•ndJdón iba a nnb:~ja r a partir
de ese momeruo.21
No h._lte r:~h" decir que IJ política dd MOMA o de la Fuud.1dón Guggen·
heim 110 t:s unánimemente comr)artida por los mu\ro~ de .nte contemporáneo, y mucho menos por lo:; mtJseos d'-! ane: eu (;t'tlc:rJI Como ejemplo rilaré
qut', con ocasión del rtslival Primavtta 4ft/ di.utio'99 que tuvo lugJr en B.arcc·
lona y en el que 1rahajé .aah'ameme eol.t roordm~lC1Ón de tlO eventos
(ex-posiciones. pre5C"ntaciones. lórum~ congresos. C:IC.J. Lls m.íximas ins1ancia:s
muscísuas d<.' la ciudad (e.l Mu~o Naoonal de A1tt dt Cualuna l' el Museo
de Art~ Contemporáneo de Bar«lonaj no se mO\trJron intere-sadas en parti·
d1>•11. «d1cndo absu•dJI'IlC:nt( el protagoni-smo a dlr.JS inslitudont-S quizá
menos potentes, pero en definitiva más atriesg.atlas. que se unieron con gran
c~uw sla:.mo a la convMatoria. Ll Fundación JQwln Mhó. el Centro de Anc
de.- S.lnl.:\ .MóniC'a. El l'alau de IJ Vil'rtnu, d •uu~(_·o de Arte~ lkcorativas e
incluso el ,lrtobispado, así corno un ~infín de ~Jit'l t.l\ (' in~titucione-s panicipa·
IOil C•m }t•·•n 1lusióo en el fes1ival. <on el objcli\'O (h.' convc11ir I)Or un:~s
M..' ll"',lHü'l 1.1 Ciud:.d Corl<bt en capital ll•undi.rl 1lcl d hcful.
Como Vt'l t;lllO:. m.:ís Jdclarue. la <.vmlder.lc-ujn ·•II Í':IIitll de los 1Jbjc10s
iuddc dir.:u;¡mentc sob.·e su con ~rv,:~dón }'su v.tl•)• t>Jirln10ni.1l. los museüs
de JrH'~ <k corativJs o arres aplic.Jd.Js parece :.C!r ~l liC !lOCO a pot.~o :.~van indt·
nando po1' la considt.•ra<ión anlsticJ del ohjeto lndust ri.-.1, men:n:dor. J I igu.JI
que el objeto anes..1nal. de una valoraCión cuhUIJI ~ p;unmoni.:ll. El Victori.a
& Allx-11 Mu~um de Londres. c:l Kunstgcwefl>e Mw.cum de Berlín. el f\•\usée
d~ lkJux·Ans de Mnntrc:al. d Musco de r•il.lddr•J o ti .Mu..eo .te las Anes
Oecorattv.lS c.l..- Barcelona. por rilar 1.an sólo alguno~ tJeln()IOS, c..-s1.in
rc:·unlt"rHio imponames colecoonc.."S ck d•}Cr1o nlu 1.1 lnttnción de dorar dt·
IHI~\ o scnudo .1 'mas msauuóones que n.tc.:n:-ron (011 unJ intC'nrWn. hoy
IOt.Jimctut tlt"ndnada. la d~ c:duar el gusto del tHihlrto. Fs1os mu~ ter'l·
d1.in un '"lpon.ame ,,.,pc:l en la consen.arión de l,l c;uhura m.:uerial comcm·
por.ine.l. pe• o se cnfrcntJn al re-10 dt' cncom•.a• un dr>Ct~rso museístico propio
1>uts tamb1én st' mues1ran ObJetos r I<'Siimo •lio~ de J.1 cuhu1.1 rnouenal C"n los
mu:.cos de etr\ologíJ. de ciencia y de téc·nica. I>CIO ron una frnalidad muy
d1fcrrn lc, ya que e n estos museo:. la selección no ~c..· h.1ce .1 pa11i1 de cri1erios
csté t leo,, n
f in.llnlCIHl', har que mencionar ql•c l'n lo:. ~jllituo., :l1los :.e h."lrl ('rcado
algu nn'i (IIIIIY r.ocost muscos ((In la tínica fi n,,II.Jaél ele llh })ll:l r IJ historia del
diseno: el l)esi~n Musc:um de Londre:,. el Vu 1.1 lh:~ it:n Mu~c.· urn de Weil·am·
l~hdn. el Muscunl lii( Geslahung de:: Z~Í I'ilh r ('! (Cilljlt"r· ll ~w i ll N.lliOnal
Ot-sign Mu~um de Nut\'3 York. Es1os muscos poseen un .1h0 grado de inde·
rcs¡ltC1o al mundo dd arte. al que no neces.u.1n ren•mr para legiti·
m.1rsc ni par.J diSI.Jndarsc. 0<" momento p.a1ecen ser los •íeucos c.ap¡<:es dt
plameo1r d discurso in1egrador de la c-stéhca. la 1é<:n1e.a y rl enlomo soda1
que t"S (lropio dfl d•~iio: «rA rra11fi dt/ disáW ttOUJiros confi,quramos ntlt'Jim mtmdo
mattn'ol. Nurnrat. nttt1irffldN y dtSLM u rrfkjon t n lftltllrtiS pn&Númr&, tn nutstras
ouns y mmrms utmuuhladts. El objeto di~ñado purdr Str tmt Stfltrllo tomo un 1'aso
dr paprl. um rxrlusi\'1? '"'""' una copa de cristq/ o tan complt!jD como una ciudad. El
J)('ndcn~
Coopcr-1/trwilf Nllfioup/IJrt;igu Mut t"um de Nuevo York irm:stig(r IM u.~()$. tstruciUras.
efoctoJ y ~·l,qnifiuulos del diwio de lo$ objetos y Ju pa¡lf/tomo fucrztl dt• cotmmicación
y awtbio ,., nuestra vidt~ rotidiana~.2 ~
~rFI Vt:.•ign MU.>4'Um de Londres aspira " concienciar el públiro ·sobti Jo. imJ)(Jrtancia
d;:/ d1srño y In arquitrdura ... Su objtlh'O ts mos1ror tlunp.uto sOt·iaJ. culturlJI y uouÓ·
mito drl dtstr1o y dtl truJnta construido. A dJ/trMcia dt /~ tradlctatwlts muStiJS dt
l.lrttS d(úJtatH.JS. ti CNsigtr Mustum_« un nndl-' dtllitJdo 111 Ji_qlo XX y al siglo xxt
rtltKionaJo tcm IM prl\/utl.>S. t«nolggias y cd1[uics d~ lus trilJ mdunrlal y fíJSlin-
dusfrial•"
l.os dicnlc."S
Emiendo por Jiemes las empresas que ¡;m.)du<"Cn )' comtlt.IJhl..Jn productos
tabticatiO) indu)triaJ.neme. También pueden :..cr gohit: • no~ que cnc.argue11
~qm¡l.lnll~mo p'íblico o. il'~duso, instituciones cuhur.1lcs o th-pol ll\'i:..
De todt}) tnodoo.;, en d 111arco de la economía de •nc•cado. 1•"1"' che ni<') más
l rccu~n u·s such·n .;er· empresas. Cier1:unen1c 6 1as enca• ..:~u1 p•oycctos ck
dlser1o 1),1r.t obt ..·nc•· bc•neticios económiros. pe 10 wmbléu ~, muy principal·
rt i CiliC ¡H\1.1 v,o1ar <k prc:stigiv cultu ral. Un breve rc:pa)O :1 w d;¡S l.1s n'IOrlograrí.ts de I.Js empresas que han sic.Jo ga.lardonadas con d IJ••cmlo NJdonnl de
Diseño '-!11 f!__~¡p:llla auojJ nfirmacione$ qmy signiricativ.u:
"·· pto.ltwr un o.JtiJ ,¡,,.¡ dt distiio ts untJ cutstiótr lt1ca, {Ca:.a'S, P.N'.D. 1987).
•. Jo tmpr~ Ita tftado un rstilo que n" ts dltmpcral sur~ qut ntnt v~Jiarts de
pnmantntia.,. ~Anlonio Puig SA. P.N.O. 1988).
• ti nptttllt1lli.1r marco nrquitcctónim y lo stltmón dt pllt·1~ qut W JILn.-m ronIWUn a BD tn am /N'lllriiO mustQ mu1 SMpttWr tn CiliiJaJ >· limtiJad al MOMA•
(111>.
~dl<lOn<-.
de lli>é•Ml. P.N.D. 1989j •
•.• Jos ~araraltf son tMnD una ap«it dt potma n_u¡a/, una l1;prrimria dt att~ Jr
\YJfi9Ut1rJuJ• (Vm(On. P.N.D. 1996; Campt'r, P.N.D. 1998)•
• _.una tmptrsa dt disrño ~ flquillA m lA qwt st drsllrrallll dt man"a rlara.
consti~ntt y n" tquíl'tKa la rullura del proy-tliJ>• (Punt Moblc:s. 1) N.O..1?98}.
• In fitmtrra que srpar.:J ti aru, ti disfiio y la commtitnci6n ts muy suttl• (Carn·
pcr. I'.N.D. lry98t.
... la rrttlli'r'idnd tS nqutllo qut da un carácur único y dtfrrem·imln a nutstro.s
produttos11 (Aill:ll ), P.N.O. 1998J.~6
A ¡J,Jrtir de c:.1as allrmadones no es descabeli.Jdo ~•fhnla • q ue I.H empresas
que invicm:n m:is e:.luerzos y recursO$ en dbci'io lo hacc11 p.~r.l acercar l11
t
t
l
t
t
t
t
lsah<l Ctlmpi
154
.ndusuia del consumo a la indusuia ruhu~l.
~ntcndiendo
por indusub cul·
a
tural la dcfinkión de Paul Hirsch que B«k('r u1iliz.a en An Wotldt: •/..ds ;,dut·
trüll mltutafNson ~mpraas G3n ánimo de luaJ qwt produan protlucttn
la
Ji#nbudón natil'nal (t imrrnacional). El sisrtma d~ In mdusttia rultural tompundt
todas fas organizodonts un'CiufTadas m t'l prouso dt sdta;¿n dr produnos t idt'as
qut fluym dNdt ti mundo dt /11 tuación para imrodutir/os rn d ,fulm'ttmur tfmitb
y r/t l'arfDS f1 HÍI't/rt dt orsonizatión solio/ f inslitution af,_l'
Es nl js, In gran ilSJ)ir.-.dón de m uchas de c:·StJ :. C IIIJH C..,1S (' \ con'ieguir
t
en tanto (I IIC esta instil ución 010rg;1 d m.lximo g rti(IO de rec:onodmicnto
que se puede obtenel' actualrnenlc en el mwHio de l.:ts ortes flláMicas.u
t
t
•
t
t
•
t
t
t
t
t
t
•
t
t
•
t
t
t
••
••
¡
f"l'"
1
que alguna d<: 'iliS picz.as entre J fo1'111a r pJn e de la oolccxtón <le u r\ musco •
J>a rJ comegui r que sus produnos em ren en cJ m undo de In cuhura y
prt)tcn u u servido •• 1.1 )()dcdad. el emprc."Sario sJbe <1ue dc.•bc contr.1rar a
unos individuos ('Olp;lc<.-s dl' dJr una ronnJ runciou.ahnt·nrc vtilidJ. (1Jilural·
mente <omprrnsibk y térnicamenl ~ vlablc J un.l M'ric de conceptO\ 'ltiC son
rnuy absuaoos. Fso no lo sabe ha<er el ptrSOil.tl tt-01i<0. ni ~• ·•dmmisuali\ o.
ru el prOOunlvo. Sólo lo sabrn hacer los dJ~ii.adorcs quf son. C'fl <kfinitiva.
mdl\iduos dotJdos de 1.1lt>nto crc.ali,·o. Pdr.. bj<'n o p.na mal, muchos e-mpn··
s.1rios <'tlnsldcrJn que 1~ diseñadores son •.artinas• y ~llo d<-tcrmina que: f'l
choque entre la fiiOSOfiJ rc,lJista y pragmática de la CnlJ)«'S.l f 1.1 personahdad
creativa del disei\ador grncre Un.l: rc-lactón y una c.asuhuca de éxitos y fraca·
sos muy parecida a IJ crue se da em rc .arqui1ooos y construetorcs. c-mrr dircc·
torcs de cine y J>roduaore-s o t1U r t: c:mpresJri()S tc.ltrJk'"S y JU10rt"'5.
El p úb lico
El p1'•blieo rs corlsun·liílor \' tarubi~n usua•·io dt· los objetos \' n-u.·ns.1jc.~ tlUC los
di.;eil.:uJorts h1\n r(·ali:rJJo. los ("UJics no se ad<1uicnw 1.'11 gJt(.•rf.1S o:ino en
e:.t .•blcd~t~ieutos comcrciilh:s que pueden ir desde In lk nd.-. m.:b sofisti(";Hb
h,ISIJ el gr.m supermf•r("Jdo. El público licne una rt'ladón m U}' próxim~ con
los produnos de consumo. pues1o que los rtect)ita pJrJ el normal desarrollo
de su vid,, cotidrJna. Por lo canto se le ha<'t:" muy difícil Jlt'rt•lblr su dimerlsión
<.lnbt•ca· •proximidad•. •acwalidJd• o •d<'S"\incuiJuón de lJ cr.ldrción• son
cuahd.Jdn mtrins«a) del producto industri.tt Cu.tlrd.-.dn que Waltc.·r Bc-njamin ounbuye J l.l obra de anc reproducible y que dettnnrn.Jn que k1.1 1engJ
un •&aura• IOtalmeniC~· atrofiada. El filósofo odem.in dt"Smbc el .Jur.r romo L1
rrMmlc:st.JC'IÓn íntpt11blc ck una kj.Jnía (por ttr<an..J qut J)Uf'da ~I.U). Sin
embargo. el aura del objtiO anístko se drnooron.1 e rl d siglo AX J)<)lque la
cultura de mas.u desea acercarse hom3na y e<-J).ldo.thncnle a la~ C'l»as \' por·
que lils masas desean supe-rar l.a singuldr'idad de cada dato acogiendo su
rcproduoción. ''
Pt:ro Otnjamln CSITibía N'l el ~ño 1936, ruando la t('Or'J 1IC'I tli~cño cst.'lha
eu sus a lhorc:l! y cuando todavía no e xistía una 1eOJ r.1 sobrt · la sodcdad de
oonsumo. Seglm ést:~, l'5 ingenuo cree r <(Ue !,1 dilrr('IJ)ión fundonal y Jlróxim:•
de lo.s ohjc:10s los <IL'"poj:. de contenido simbólico. Má:. hlcu ;~1 con11 .uio.
ll<'1udrUI.11d )''' d l'jó bien claro que: .tf;/ consumo no ts ni IUIII JJU1r:litll mntuiatui
uno fi'nomml~lftgfo d~ In nbumltmcia. No se dtfirro· 1''-'f fl tJ/unmto qm• ~.. in,i}ltft, ni
1
1
!·
¡
Scbrt la amsidtrnd...Yr artístita MI disttítt: un análisis s.xiciÓfltaJ
IM' ti \YSIUDrio fUl g vitu. ,.; f'D' ti (l,)(:}tt qllt u utilict... sino ror 111 N .'lmtizariDn dr
todo t1/o tn Sust.DrKÍII Si9Jtifit11ttlt. Es la IDUJiidad llirtu11/ dt lodOS 1M objttCf y ntmUj/'s
organit.ados dtidt dhora ttr mr disnlt14 más o mmos r.oh~""'~ Fl romumr>. ptmJ qtu
JtnjD ~ntufo. n urta manipr~lanón #st~mátilAl dt sí"9nos•.,.
Si hace Lrcinla 3r1o~ }'·l se nos adver1ía qut' aquello que Jdquu il nos no son
usos ni h ulcioncs sino signos. en los inicios dcJ siglo xx• esta :,h \.~<ldón llega :a
niveles de I>MOXblllO. l laSiil hace r)()co e l d iseiio se idcnl ihC"~IbJ ...o n e l di~·
cu rso de IJ lu ndon:\lidoHI ~, 1;¡ c.alidad . l'ero aouahn eme IJ calidnd es un.:1
conc.l id ón l>rcvio I)M:J pcneu.u en cunlquier rnercar.lo y 1:1cknrJ c.>h)CI V:l ron
mucha l)ersplc:,•d a t¡ue In c:.lldad se ha conven ido .:rr una mctod<:)IO¡;í:. l:SU\fl ·
dari:lada <lliC! tiene un dC'fCCtO [aral: hace que todos los prodUCtOS JC'.:lht•n
siendo ig\•alcs. es decir. no contribuye a desarTollar u na rcladón con el con·
sumidor. Según él. Jl discí\o le cornr_.ete. ahora más tlUe nuncJ. difercnciJr el
produclO y h.actr c¡uc éSie dialogue- a nivel shnbólíco con el usuJfÍO. 11
Si el di~1it1. en et m.11CO de la socicdJd de runsu mo y tle IJ ~o.ultur.a de
ma').l'). h.1 tt"rminado t~r n.)rwertirse en una actjvidad 'tuc.· orx·r,a , .•1)1 f'xrh.J~Í·
v.lmt."ntc en el tc·n-rno d<: In \.lrnbólico, e:monccs nos enconararno-. um algo
que. si oo es arte. se le 1'-1r<'"<C' mudt(). La difaenda cmrc arte y dr ..t•no Miaría
pues en el diferente comen ido M ~ símbolos. aunque yJ \irnos cn d
segundo Olf).Jrl.ldo. ruin sutiles pu(rlen llegar a ser esiJS dLfcrcn<IJ) srmbóiK:as.
Los muscos y cen11os cuhur.alcs desempeñan un unponamc PJt>el en la
valor3<"1ón a1úsüa del diseño. \'a que seleccionan obje1os. los ..h~sc:onttx1Uali ·
zan.los .. d,vini7Jn•. lt't C()rlfieren o.aura ... y 3}rudan a qut- t-1 público ¡>trcib.1
st.IS cualidadt..~ t")tétlca:, y c.·uhnrale-s. El hecho de que algun;'IS <"XIl-t)'iiclon~ de
diseño indu!>l u.ll, oomll Fl nrtr d~ la m otMidttll. movilicc•n (dnlid.ltk' ingtmcs
de visiumtcs e~ un hulido de que éstos no son IOLa hncm c .1jcm'J.:, a In consi·
dcr~•d<'m nn í.;liC.'I del di~t·rlo. No obst;mle. es1a cl."'l ilt.: de exitO\ 1!-v.1111J suo;.
pkad:~s cu l.t) ln:.tnUcilm ~.:; ruusd !iticJs mJs orwdox.•:. qu<.>, <.'Ulflt'lithl.lS
en mJntcncr su condición de 1ern~)fos dd a ne •pul o» y de 1<\ :d1.1 c.'ulu.u.l,
se diswndan con pHidcncia <.k cua lquiet acción que pucd<1 i nlci'('UC.'IJrsc.~
corno un espt:u.iculo de 1.1 cuhura de rnas;lS.
1
El colce<:io ni.sm o
1
Se wbc que C'l colecoomsmo ,Je obj<!IOS .trúslicos es mu)· aotrguo }' Jp.lr«c
)"_. n1uy bren doounent.tdo dur4lntc: c•l hnperio Romano. Desde uc·mtlOS inmt!·
monaks K' h.m rok<.'tlOnado \'J.jillas. crist.akñas. JO)'•lS, \<NUdos. muebles u
objt"lOS lilúrgi<OS, \'..llorados por la ra.rez.a y el w•lor de SU), rn.llt'ri.11f'"S O por el
vinuo:.•sruo de su ejt>cución. sin que. por Otra parle, su dimensión funcional
ha\ra actuado c:n menoscabo de su valoración cs1éticJ
·rero la Jlc¡:;_.lda de IJ indust rializa(ión lrastocó los valores dd eult-rdonismo
en I.J mcdiiJ,• c;n tJIIt' H' tuno he dicho JI prind JJiO) ellliscu•so dclt>H)duao
;místico se ronstrur6 lH"~r oposición :ti p1'oduC1o industrial. el < u:~l ._·au:•da de
w•IOI' an ís1ioo ;1 nivel )Q('i:.L Con)4..'cucnl cn,erHe. t~olcccionar o hJl' l ll'l lndusu i.l·
ks s..: convcrtíjl ('tl una :Ki ivid:~d sin se m ido y sin valot c<.ouúmilo.
Así r>ue:.. <:01110 1.1 comidrrJdÓt) anística del disc•i o ow.-nza muy ll.:rlla·
mente. Jo1 pn.:St'r\'adón dt: o;u pauimonio se convhm.: t!O una ludt.l contra el
1
,
156
157
IJabd V.mpi
Licmpo. Exi'ii C uu ¡x-ligro real de que d<:s.tpJtczca. (t)mo dice: Bc:<'kcr: •Lat
decisiones tttlriras deridm /11 vida y la m1urlt dtr las obras Toda1'f11 mds, d«iden fa
vida y la muntt dt los stuuct. La obras rn un ntfdto definido t~mo tto..artt timen
una 4¡Kf'llnza dt n'da mucho más l4'rut 4Nt oqutlliu qut sí St r"'md«tm arU••.u
Por ~td razón l"S m.is diücil reunir col('('(iones: de ObJ('IOS UllfltdriOS. pubhcaciones o indument.aria recienrt que de Obj('tOS sumu;uios .lnligu&... Pero.
en la rnedid.1 en (IUC d c:on<><imknto lu~rórioo del diseño h:~ tdo ;h·.mzando e
institudonali7...'iudosc. se ha extendido cn1 re los esped.Jhs~as la ldc.a de que t:l
mundo de los objelos y de los dmbolos oouee•npor;,í ncos es un 11.111 imonio <it•c
debe preserv.Hse. Aun asi. La H1re:• de mlcccionar diseilo ap.11 NJ~' <'Omo ilwratJ
la
)' a miero1\Ómic.a. La arqueoiOgia indusu1al )'J rompió una bn111 t'n favor
preservación de los ediridos. conjuntos y .1nelac1os <iue quédJron romo tesli·
de
rnonio de 1• RC'\'Oiu<ión lndusLñal. hto bta 1uvo lug3r hac~ doscientos años
\' ;thor.J a k>s historiadores y a Jos mu\C:.'OS r)()) wmpctc defender ) •esc.uar
con ten.addad I.J cuhura J)Uh'!rial de: 1., er;~ rndwuiaJ que se halld dtrol¡)dda c.'n
una itrefrenoblc 16J:k.a de u~r y rirar. Se no lo holeemos no Jl()(lrt•nttn kt}Jr .;a
nueSLI'OS dC$cendieme:. una p.:mc esencial d..: 1.1 et.:t conterupnr.in(•,1.
Condusioncs
los primeros 1e~1os his1óriros de Pc\'SOC'r o B.mham vei.:11\ t-I d1\<'110 (('uno
una emanadón dm.-ct.t de la hi.>toriJ dcl ane. Por el ronar.1no. la h1s1oriogr~·
fía r~me ve e.,tJ ltndcnOa como su¡)tr.:tda )'dende a iniC'rprctJr 1.1 historia
del drsc•io dt'i"dc.· IJ óptieot de la tecnotogí,t )' IJ dd consumo 1~1e~ dc)piJz.a·
mkmo t:s 'iit;niftC.llh•o. pues act(la d•reCI.1fl\{'ntc en C01'111a de la ('t>n~ldcración
a J~IÍSJica del dhcn~, una Of)inión muy t')(ltndida en el tnut)dO annlosnjón.
¿Ser.il) Jlut~$ kt\ Ul'nrias sociak s y no IM humanidades la~ cnCMJ~~•dJs de
explicamos In hiS.IOd"' del diseri o? ¿Quifu )t' quedar.:i con ella? Si Id~ humani·
dadcs abdkan de explicamos e-s-La his1ona. ¡)()rque no la.COfbitl<rttn ur) ar1e.
emon«"S nos qued.lrtmos ron un rtiJtO 1é01ko }' soridl. rnu)' imc:n:1.1nlc:
¡lero probablemt>ntt dnl.inculado dt Ll h1stoua del P'('nsamkniO. Un rel..no
que ,.~~drá a dcdmos que, tu rapados ('11 1.1 lógta del c.1mbio h"umh)g•co )' c:1
bcncf1ao cconóm100. las emprc.'Sils y los disc:ñJdores del f)<l')a/1,, no tm·•eron
uada que decir,
Corno concl usión diré q ue 1'1ue~aro f~tiiiJ)O. el del diseilo. se wmpmw de
mo~o curioso. 11~'1 su interior p.:m.·cc q ut se 1>rO<Iucen rnovimicncQl. \.'ídiros r
no lineal~: o: u d l<tfUrso se consuuye fKtr opo:,idón o por iden1ific1dón con el
anc en etapas suce-sivas y recurrente-s.
En &os campos ad)~nres se prodttttn I.JmbiC:n C\lriosos mo"im~en1os ck
cxdusión ~ mdus.tón:
EJ campo de l.l hi.s1oria del art~ no cs1.i d1spu~to a actp1Jr un.inmu:·mente
que el dasdio e) un drtc y duda a la hor;~ de inclUirlo t'n sus estrJICt~.ias.
l.m<iosas aponacione~ ala h i:,loria dd <liseHo pClr'ttoe han entendido que se
11.11J de una joven y nueva especialidad que llene oon-..o base la il'u enJisci¡>li·
n.1nt'dad.
Elriempo nos d~r.i qué )uttdc ron es:tc u.·m.:~. d cual desde luego no cst.i
'''11ouJo. 8«ker dcscnbe muy bien cómo la folotrJfí~ alco1nzó plenamenlc I.J
<:01\Sid~ración artística durJnlc las pl'imcrolS Jéad.as del sig.lo xx. gr.ld.lS <l una
labor 1cn.az ,, dc:c1d1d.a de todos los seciOrt':S irwoluc:rJdOS en su cJmpo. Por
ello hoy IJ rOtografiJ o rcnw oon imporranles rondo) muscográliros. )e colee·
t·iouJ. cucma C:Qil ~aterras y editoriales esped.lli7:,1das. convoa bien:. les y
ccrl:'ifnenes inlCrn ncionalc:>. etc. N;~die duda tic <1ue 1{1 fowgralía c:S u n bien
lUhural que mcrt.:('C str cou)ervado.
· Por qué es 1311 dtlkil que ocurra lo rnismo con el diséiio? ¿Por qut· es un
t.m~po tan rontliai\'01 ¿Será i,orquc C$0>1\dc: un poder mud1o maror? QuizJ
JNU<¡ue. romo djcc 1-\.lldon.ldo. el diseño indusuUI se encuc:n1ra en • ~ _ti
1'""'" nt11rlilgica ""ti t11<1l titn< lugat d pf()C~ dt J'To.\luaiJu 1 tk npr&to!uL<tón
motaial. fS dtcir,. un punte tlt ti que s¡(;ún las "~i:~<naas dt las rtladcn~ dt pro.fll(·
uJu. s.- •·an trtabl<'rimúo Jm torrts¡Nndmdtu mtrt "ntado de nutsid:td " Y ·ubjU4>
de necesidad-. ~tllrt ut'('t1Íflad y crtaaóu de III!U'Stdnd..."
¿O será p OI'tlUC, ccllllO .:llirma Oeckc·•', la <-onsult•ración arlistica d..: u na
;u 1widad es al mismo tii?II'IJl'O indispmsnblt e imtr(t" !.drill? En la medida t'll que
C'l atU:' se consider.l Ulla tat<.-goría Stlpcrior r de Plt"\1igio es indisptn$.?h/t! ta
ron~tde1 ación 3riÍSiico~ del diseño en aquellos jmbho:, i•Ulllucionales (museos.
escudas. universid;)(ks. ~t<'.) que captan )' monlrun recursos c:n un COntUlO
~om¡K'Itll\"0. Pero e~ um«Ndria para la lllJ\drÍól \k profesionales del tlt<c;iío.
lo.., cu.-alc."S coruinuarjn t:Jcrctc:ndo esta ac1h'1d.1d tJU10 si t'S considerdd.J .UIC'
~~nHo )i no lo es. Pa1J lo:. <.li~il.Jdores e'S ntuc.ho m.1s importante el '>OJ)111C('
:,üci.-•1 y económico de la) cmprcs.1s, qu..:: H·• Mnlita el normJ1 ejercicio de :,u
JIIOicsiól), qlle la 011inión de los cspecialisl<h l'n e-~1é1i ecL
l'ersonahnen1c, Oll ino que el mundo del ane \' la oha cuJLUra se e"IUIQUI.!·
(C.' t ian aceptando que d dbcño es un-1 de las Ultt·~. c;:mno <reo que llt son en
un ~ruido modeu\O 1• (Qtografia. el cinc. la Jlustra<ión. el cómic o la JIQ\&1·
1coura efímera. Sók» desde: posturas ronsco·ador.u r dert:nsivas ~ puede
e ominu¡r defendicnOO en el )lglo xxr que la c.")Cnria del arte está dcpo..HJda
en
(,J
inutilidarl y la smgul.nidJd.
Por 01ra panc. 110 f>Jrcc~ que el mundo df•l dasc1-1Q esté especiJhll~nl~
prt"ocupJdo pOI 1<• fal1:1 de considcrJción anhll~a de t•St3 activic~~Jd, pero <ti
dc:.f.lt un ~'lunu> <le viSlJ ~ociológiCQ los IJIOduetos que c rta el dt..,l'I1 0 110
c.onsigoen ob1ena uua m<Jyor consider~Kión cuhurt~l. éste .co!ui.nn.u .í ijt:nc·
rando un pauimonlo c:n riesgo de extinción. Slt•ndo una d1sophna acadc·
mio c:oo escasa ,ndt'nall tll la uoi\·erstdad. pobr(' en programa) de
1 m eslig_o11ción y rra1adJ por un colwh·o de hiSIOriador-es y criticas poco
rt-conocido.
porque con ello teme perder pan~ de """ c:Jpit.ll <.-specifico. Su olvido de la
C'l.illu rt~ del dí~e•io es l:unenrable. pues creo q ue és1a no se cx¡>lic;, tinictJnlerue
desde la 1ccnolonr•• y el consumo. sino IMniJién desde las hum.lllld ..tdes.
0 1ras ciencias ~odales romo la histol i.l de la re<nologia. la eCOilOmr.l )' la
.uuropol0g.í.1 e~l.-ul haciendo (por lo menos en los países angiOSJjon~) :,u1·
\
..
Gracias por visitar este Libro Electrónico
Puedes leer la versión completa de este libro electrónico en diferentes
formatos:
 HTML(Gratis / Disponible a todos los usuarios)
 PDF / TXT(Disponible a miembros V.I.P. Los miembros con una
membresía básica pueden acceder hasta 5 libros electrónicos en
formato PDF/TXT durante el mes.)
 Epub y Mobipocket (Exclusivos para miembros V.I.P.)
Para descargar este libro completo, tan solo seleccione el formato deseado,
abajo:
Descargar

Ev· A-.--"t.. i._7 ~.s