inspirado, casi con toda seguridad, por la memoria de su madre, recientemente
fallecida. Una pieza con inequívoco sabor bohemio, inspirada por sus propias
danzas y rapsodias, y que enlaza con la Octava Sinfonía en su celebración de la
naturaleza y de las fiestas populares.
Richard Strauss
Múnich, 11-vi-1864; Garmisch, Partenkirchen, 8-ix-1949
Concierto para violín en Re menor, op 8
Estrenado el 5 de diciembre de 1882 en su reducción para violín y piano.
R
Antonín Leopold Dvořák
Nelahozeves, 8-ix-1841; Praga, 1-v-1904
Scherzo capriccioso, para orquesta, op 66 / b 131
E
scrito a punto para ser presentado en la gira inglesa que Dvořák llevó
a cabo como director en 1884, el Scherzo Capriccioso fue interpretado
con gran repercusión en el Crystal Palace de Londres. En ella se refleja la
libertad expresiva que se permitía a sí mismo cuando afrontaba una pieza de estas
características. Dvořák veía en el scherzo los que otros veían en una rapsodia: una
forma que le permitía la libertad de no respetar las formas preestablecidas, que
a su vez propiciaba abarcar una amplia gama de colores y texturas manteniendo
una unidad estructural.
La obra fue escrita entre abril y mayo de 1883, un período de crisis en la vida
del compositor bohemio. Una crisis creativa que contrasta con la fama cosechada
en todo el mundo gracias a un estilo que encandiló al público y a colegas suyos
como Johannes Brahms, quien se convirtió en uno de sus principales valedores.
La gira inglesa de 1884 propició su nombramiento como miembro honorario de
la Sociedad Filarmónica de Londres, que terminó desembocando en otra gira al
año siguiente y el encargo de la Séptima Sinfonía.
La obra resulta mucho más apasionada que juguetona, como podría dar a
entender su título. Se estructura en una sección principal con dos temas contrastantes anunciados por las trompas, a los que le sigue un tema a ritmo de vals
apuntado por la cuerda en la sección central. Dicho tema posee un tono elegíaco
ichard Strauss nació en el seno de una familia burguesa de Múnich
dedicada a la industria cervecera. Su padre, Franz Strauss, era solista de
trompa en la Ópera de la Corte de Múnich, su madre era pianista y su tío,
violinista. Su educación musical fue, por tanto, muy completa y pronto comenzó
a escribir sus propias composiciones.
El Concierto para Violín op. 8 es una obra de juventud. Strauss comenzó a
esbozarla a los diecisiete años en su cuaderno de matemáticas mientras era estudiante del Ludwigsgymnasium de Múnich, una institución muy rígida y chapada
a la antigua que no fomentaba, precisamente, las veleidades artísticas de sus
alumnos. Sin embargo, el talento de Richard no pasó desapercibido y fueron lo
suficientemente perspicaces para darse cuenta. Karl Welzhofer, segundo profesor
de clase, escribió en una “calificación secreta”:
Realmente son muy pocos los alumnos que reúnen en sí en la misma medida
que este muchacho el sentido del deber, el talento y la vivacidad. Su interés es
enorme y estudia con tanta afición como facilidad.
Strauss preparó, además de la versión orquestal, una reducción para violín y
piano que llevaba como título “Dedicado al primer violín de la Real Orquesta de
Baviera, Benno Walter. Concierto para violín en Re menor con acompañamiento
orquestal compuesto por Richard Strauss. Arreglo para violín y piano, op.8”. Fue
esta versión la que fue estrenada el 5 de diciembre de 1882 con Benno Walter, tío
del compositor, al violín, y el propio Strauss al piano. Su interpretación fue acogida
con división de opiniones entre los críticos asistentes. Algunos fueron seducidos
por la elegancia y el virtuosismo de la pieza, incluido el temido Hanslick, quien
lo definió como “un talento fuera de lo común”. Otros, sin embargo le acusaron
de abusar de melodías llorosas y superficiales. El Neueste Nachrichten publicó
que el concierto “se distingue por el tratamiento brillante y sumamente eficaz
del instrumento solista y por el fácil flujo melódico. La impresión más favorable
correspondió al lento movimiento central, una cantinela profundamente sentida
de carácter elegíaco”.
La obra tuvo que esperar hasta 1889 para ser interpretada por primera
vez por una orquesta. El evento tuvo lugar en Leipzig bajo la dirección del
autor. El esquema del concierto sigue una estructura clásica en la que no es
difícil adivinar la influencia de Schumann y Mendelssohn-Bartholdy en sus
melodías y el desarrollo. El primer movimiento destaca por su apasionamiento
romántico, mientras que el segundo resulta dulce y melodioso. El movimiento
final es un rondó de claro corte virtuosístico más preocupado por impresionar
al público que por aportar un cierre consecuente.
Posteriormente, Richard Strauss no volvería sus ojos con generosidad hacia
sus obras de juventud, a las que consideraba intolerables en su gran mayoría.
“Verdaderamente, no; después de Brahms nadie debería permitirse escribir
una cosa parecida”, afirmó.
Ludwig van Beethoven
Bonn, 16-xii-1770; Viena, 26-iii-1827
Sinfonía nº 2 en Re mayor, op 36
Estrenada en el Theater an der Wien de Viena el 5 de abril de 1803, bajo la
dirección del propio compositor.
S
epultada entre la vibrante Primera Sinfonía y la monumental Heroica,
la Segunda Sinfonía de Beethoven no ha gozado del reconocimiento
de las demás. Sin embargo, fue compuesta en una época clave en la
vida del compositor. En 1802 había comenzado a sufrir los primeros efectos de
la sordera, hecho que le sume en una profunda depresión. “Vosotros que pensáis
que soy un ser odioso, obstinado, misántropo, o que me hacéis pasar por tal, ¡qué
injustos sois! Ignoráis la secreta razón de los que así os parece […] A veces creía
poder sobrellevar todo esto, ¡oh!, cómo he sido entonces cruelmente llevado a
renovar la triste experiencia de no oír más. Y, sin embargo, no me era posible decir
a los hombres: hablad más fuerte, gritad, porque soy sordo. ¡Ah!, cómo poder
confesar la debilidad de un sentido que en mí debería existir en un estado de
mayor perfección que en los demás […] Si me acerco a la gente estoy enseguida
atenazado por una angustia terrible: la de exponerme a que adviertan mi estado”,
escribiría el compositor a sus hermanos Karl y Johann en el célebre Testamento de
Heiligenstadt –que sería descubierto años más tarde entre sus papeles– con la
idea del suicidio rondándole la cabeza.
Contemporánea al Tercer Concierto para Piano, la Sinfonía en Re mayor significó en el corpus sinfónico de Beethoven el principio del cambio que le llevaría a la
fundamental Heroica, que cambiaría para siempre el concepto sinfónico heredado
de Haydn. Pese a lo que podría parecer por los acontecimientos que se sucedían
en su vida, la obra no refleja apenas sus tormentos psicológicos. Episodios de
verdadera alegría se pueden encontrar a lo largo de la obra. No obstante, el estilo
sinfónico del autor de La Creación se puede encontrar en la lenta introducción del
primer movimiento, o el tema del Finale. Pero aún así, existen diferencias muy
claras. Entre ellas, los diálogos entre la cuerda y la madera en el Larghetto, de una
variada combinación tonal y con un amplio abanico expresivo que redunda en un
curioso contraste de calma, gracia y dulzura. Otra de las novedades incluidas por
Beethoven consiste en la inclusión, por primera vez en su música sinfónica, de un
scherzo como tercer movimiento en lugar del clásico minueto.
Esta sinfonía fue estrenada el 5 de abril de 1803 en el Theater an der Wien
dirigida por el propio compositor, al mismo tiempo que el tercer Concierto para
Piano y el oratorio Cristo en el Monte de los Olivos, y fue publicada en marzo del
año siguiente por la Cámara de Artes e Industria de Viena con el número de opus
36. La obra no fue muy bien acogida en su día por la crítica. Un comentarista la
calificó de “monstruo mal configurado”, mientras que se cuenta que Berlioz salió
espantado después de escucharla.
© Carlos Vílchez Negrín
Programa
I Parte
Antonín Dvořák (1841-1904)
Scherzo capriccioso, para orquesta, Op 66 / B 131*
Richard Strauss (1864-1949)
Concierto para violín en Re menor, Op 8*
Allegro
Lento, ma non troppo
Rondo: Presto
II Parte
Ludwig van Beethoven (1770-1827)
Sinfonía nº 2 en Re mayor, Op 36
Adagio molto-Allegro con brio
Larghetto
Scherzo: Allegro
Allegro molto
Orquesta Sinfónica de Tenerife
Isabelle van Keulen
Isabelle van Keulen
Dima Slobodeniouk
iolinista y violista del más
alto nivel, Isabelle van Keulen
es una reconocida intérprete
en los escenarios musicales de todo
el mundo, aparte de ser una de las
violinistas más carismática y más
demandadas de su generación. A lo
largo de su carrera ha actuado con
las principales orquestas y directores
del mundo. Entre los muchos artistas
con los que colabora en música de
cámara, hay que destacar a Ronald
Brautigam, pianista con el que lleva tocando casi veinte años.
Isabelle van Keulen es también muy solicitada en el terreno de la música
contemporánea. Muchas obras de compositores actuales son parte de su repertorio –como el concierto de Erkki-Sven Tüür, que está dedicado a ella–.
La grabación de esta obra junto a la City Birmingham Symphony Orchestra y
Paavo Järvi es uno de sus cds más aclamados. Otras muchas grabaciones con
obras desde J. Haydn a A. Schnittke dan prueba de su extenso repertorio.
Su última grabación interpretando el concierto para violín de A. Berg con
la Göteborgs Symfoniker y Mario Vengazo fue editado por Chandos en marzo
de 2009.
Desde la temporada 2009-2010 Isabelle van Keulen es directora artística
de la Norske Kammerorkester, con los que ha realizado una larga gira por Asia
incluyendo Japón.
Isabelle van Keulen toca un violín Joseph Guarnerius el Gesu de 1734 y una
viola de Peter Greiner.
Proyectos a destacar en la temporada 2010-2011 incluyeron recitales con
el pianista Ronald Brautigam por Italia, Finlandia y Países Bajos. Como solista
tocará entre otras orquestas con la Camerata Salzburg, la Scottish Chamber
Orchestra, la Bremen Philharmoniker, Orchestre de Chambre de Lausanne, la
Tonkünstler-Orchestre así como con la New World Symphony bajo la dirección
de Sir Neville Marriner.
Violín
Director
Abono Ost 11
Viernes 30 de marzo de 2012 • 20.30 hs
Auditorio de Tenerife “Adán Martín”
La OST y los intérpretes:
Primera vez que intervienen con la OST.
Últimas interpretaciones (§):
L. V. BEETHOVEN
Sinfonía nº 2 en Re mayor, Op 36
Diciembre de 2008; Víctor Pablo Pérez, director
(§) Desde la temporada 1986-1987
* Primera vez por esta orquesta
Audición nº 2322
Próximo programa:
Abono OST 12
Viernes 13 de abril 2012 • 20.30 hs
Danis Zhdanov, piano
Andrew Gourlay, director
Obras de K. WEILL, F. CHOPIN y E. ELGAR
La Asociación Tinerfeña de Amigos de la Música [ATADEM] organiza una charla
sobre las obras que se podrán escuchar en este concierto impartida por
Doña Cristo Gil el viernes 13 de abril de 2012 de 19’30 a 20’15 en la Sala de
Prensa del Auditorio de Tenerife “Adán Martín”
Violín
V
Temporada 2011/2012
Abono OST11
Dima Slobodeniouk
Director
N
acido en Moscú, Dima
Slobodeniouk combina sus
raíces rusas originarias con sus
años de estudio en Finlandia, país donde
ahora reside. El haber fundido las fuertes
influencias musicales de ambos países
ha permitido a D. Slobodeniouk situarse
entre la nueva generación de directores
musicales, con una profunda formación
e inteligencia artística.
Tanto en la apertura como en la clausura de la temporada 2011-2012, Dima
Slobodeniouk volverá a dirigir la Ulster Orchestra contando como solistas con
Paul Lewis y Barry Douglas. Volverá a la Luzerner Sinfonieorchester junto a
Kati Buniatishvili, a la Nederlands Philharmonisch Orkest con Jean-Guihen
Queryas, a la Orchestra Sinfonica Nazionale della rai –Torino– con el solista
Nelson Goerner, a la Orchestre Philharmonique de Strasbourg con Ilya Gringolts, así como a dirigir la Malmö Symfoniorkester. Con actuaciones previstas
en Helsinky, dirigirá las dos orquestas de la ciudad: la Helsingin Kaupunginorkesteri realizando el estreno en Finlandia del Concierto para oboe de Rodion
Shchedrin junto a Alexei Ofrintchouk y un programa íntegramente ruso junto
al solista Denis Mastsuyev, así como junto a la Radion sinfoniaorkesteri de
Finlandia con un programa de F. Liszt y G. Ligeti. También volverá a dirigir la
Turun Filharmoninen Orkesteri junto al solista Henri Sigfridsson.
En la temporada 2011-2012 D. Slobodeniouk realiza también su debut
con la Dr Radiosymfoniorkestret de Dinamarca, la Orquesta de Castilla y León
junto a Baiba Skride, la Radio-Sinfonieorchester Stuttgart des Swr junto a
Christian Poltera y la Philharmonie Essen junto a Kari Kriikku. Después de
realizar un magnífico debut en los Estados Unidos con la Cincinnati Symphony
Orchestra en 2010, Dima Slobodemiouk volverá a este país para su debut con
la Saint Paul Chamber Orchestra junto al violinista finlandés Pekka Kusisto
como solista.
Como director titular de la Oulu Sinfonia entre 2005 y 2008 dirigió tanto
conciertos como producciones de ópera, como Les contes d’Hoffmann, Don
Giovanni y Orfeo ed Euridice de Ch.W. Gluck. En mayo de 2010 volvió a la Ópera
Real Sueca de Estocolmo para dirigir Tosca, tras haber debutado anteriormente
con Ognennyi angel [El Ángel de Fuego] de S. Prokofiev.
Viernes
Mayor información:
Patronato Insular de Música
TEA Tenerife Espacio de las Artes
Avda. de San Sebastián, 8. 3ª Planta
38003 Santa Cruz de Tenerife • España
Teléfono: 922 849 080
info@ost.es • www.ost.es
30
marzo’12
Auditorio de Tenerife
“Adan Martín”
Sala Sinfónica
20.30 h
La Orquesta Sinfónica de Tenerife es
miembro de la Asociación Española de
Orquestas Sinfónicas. AEOS [ www.aeos.es ]
La Orquesta Sinfónica de Tenerife es un proyecto
cultural del Cabildo de Tenerife
Colabora:
Orquesta
Sinfónica de
Tenerife
Isabelle van Keulen
Violín
Dima Slobodeniouk
Director
Editado por:
Cabildo de Tenerife • Patronato Insular de Música
TEA Tenerife Espacio de las Artes
Avda. de San Sebastián, 8. 3ª Planta • 38003 Santa Cruz de Tenerife • España
Teléfono: 922 849 080 • Fax: 922 239 617 • E-mail: info@ost.es • Internet: www.ost.es
Coordinación editorial: Miguel Ángel Aguilar Rancel
Ayudante coordinación editorial: Marisa Gordo Casamayor
Imprime: Producciones Gráficas S.L.
tu entrada, TU ORQUESTA
Descargar

Programa - Orquesta Sinfónica de Tenerife