Taller del Perdón
Transpersonal
Edición de marzo del 2013
Taller del Perdón Transpersonal Escuela del Perdón
Contenidos
Taller del Perdón Transpersonal ................................................................................................................................1
Introducción al perdón transpersonal .......................................................................................................................3
La mentalidad de Paz .............................................................................................................................................4
La decisión de perdonar .............................................................................................................................................5
Corrección de la percepción...................................................................................................................................6
Los cinco pasos del perdón ....................................................................................................................................8
De la culpa a la paz .....................................................................................................................................................9
Sombra en el perdón: la culpa .................................................................................................................................16
La culpa inconsciente y los rasgos ocultos de la sombra .....................................................................................17
El espejo de la sombra, espejo de la culpa...........................................................................................................18
Entrenamiento para la visión cuántica.....................................................................................................................21
La visión del Ho’oponopono ................................................................................................................................22
Falsa percepción e Identidad esencial .....................................................................................................................27
El sueño de la mente ............................................................................................................................................27
La Inteligencia del Amor: la ayuda espiritual .......................................................................................................31
Proceso de perdón cuántico ................................................................................................................................32
Cambio de percepción .............................................................................................................................................35
La práctica cotidiana: tres focos del perdón transpersonal .................................................................................37
Prácticas básicas del perdón ....................................................................................................................................40
1.
Expectativas ...............................................................................................................................................40
2.
La decisión de perdonar .............................................................................................................................41
3.
Proceso de los cinco pasos .........................................................................................................................43
4.
No pudo ser de otra manera ......................................................................................................................43
5.
Renuncia al control ....................................................................................................................................44
Entrenamiento cotidiano para la mentalidad del perdón cuántico .........................................................................45
6.
Todo está en mi mente ..............................................................................................................................45
7.
El espejo de la culpa ...................................................................................................................................46
8.
El perdón cotidiano de la proyección: el 3-1 ..............................................................................................48
9.
Entrenamiento semanal básico..................................................................................................................48
10. Ho’oponopono ...........................................................................................................................................51
11. La mirada de la Verdad ..............................................................................................................................53
12. Solo yo me rechazo a mi mismo ................................................................................................................54
13. Proceso del perdón cuántico .....................................................................................................................54
14. Regreso a casa ............................................................................................................................................55
15. Este conflicto es un símbolo de mis memorias dolorosas .........................................................................55
16. Esto es una representación del drama primal ...........................................................................................56
17. Esto es un montaje. Despierto ahora.........................................................................................................57
18. Te entrego mi mente .................................................................................................................................57
19. Recuerdo lo que es, recuerdo lo que soy ...................................................................................................58
20. Lo que veo es una petición de ayuda .........................................................................................................59
21. Agradezco estar en el camino del Amor ....................................................................................................60
Bibliografía básica ....................................................................................................................................................61
Recursos en internet ................................................................................................................................................61
Asociación Conciencia para el Crecimiento Humano
2
Taller del Perdón Transpersonal Escuela del Perdón
Introducción al perdón transpersonal
Perdonar es sanar
El perdón es un poderoso camino de autorrealización y crecimiento interior: perdonar
significa sanar la mente. El perdón se caracteriza fundamentalmente por sus efectos:
paz interior y liberación de los hechos y las personas, y estos suceden solamente
cuando en la profundidad de tu mente se asienta un verdadero cambio de percepción.
Un cambio de percepción que te irá llevando a comprender muy profundamente que
el sufrimiento y el ataque no tienen sentido o propósito. Un cambio de percepción que
se extiende desde un cambio momentáneo en la manera de sentir, hasta un profundo
cambio de mentalidad que se instala paulatinamente e impregna toda tu vida.
El perdón realmente sucede en la mente 1. El perdón es un trabajo de expansión de la
conciencia, una ampliación definitiva del punto de vista, una nueva visión de la vida.
También es un entrenamiento de nuevos hábitos mentales, un nuevo modo de ver 2 al
otro y a ti mismo.
0F
1F
Eres responsable de tus sentimientos. El mundo parece haberte enseñado que eres
una víctima de lo que te ocurre y de las circunstancias, te ha puesto a la defensiva.
Pero con el perdón aprendes que no es así. Eres responsable de la manera en la que
ves las cosas y siempre puedes elegir verlas de otra manera. De una primera decisión
de ver las cosas de otra manera surge toda una actitud de responsabilidad que se va
asentando en ti cada vez que la decisión se renueva. Por tanto, la actitud del perdón
nos lleva a una decisión tras otra, un cambio de percepción tras otro. Así vamos
perdiendo la adicción al sufrimiento [victimismo].
El perdón te llevará a donde tú quieres ir y no más allá, ya que el proceso depende
estrictamente de tu voluntad auténtica –y no de lo que impulsiva y programadamente
crees que deseas. Tu sentir te mostrará claramente lo que te da miedo y lo que puedes
afrontar ahora como un paso adelante. El universo no tiene prisa y no debes forzarte.
El perdón no resta libertad, sino que te instala poco a poco en una libertad intrínseca,
clara y profunda. Una seguridad en ti mismo que ninguna otra cosa es capaz de
transmitirte de un modo más cierto y firme. Cada paso en el perdón te da mayor
1
Mente se usa en nuestra Escuela en un sentido amplio. Con mente no nos referimos solo al pensamiento, sino
también a la conciencia individual, a la mente emocional, la mente intuitiva, al subconsciente, inconsciente
personal y más adelante haremos alusión a la mente colectiva, mente extensa o Conciencia. Lo mental aquí se
estudia, como veremos, desde un punto de vista más amplio de lo habitual. Se considera a la mente como un
aspecto esencial y eterno del ser humano, y por tanto, del Ser.
2
Ver y percibir se usan en un sentido amplio: sentir, interpretar, comprender.
Asociación Conciencia para el Crecimiento Humano
3
Taller del Perdón Transpersonal Escuela del Perdón
firmeza y libertad. El perdón nunca te quita nada, ya que solo sucede cuando eres
capaz de soltar. Y nunca antes.
La mentalidad de Paz
¿Qué es la paz interior?
Paz no es lucha, ni conflicto, ni odio, ni esfuerzo, ni sufrimiento.
Paz no es resistencia, ni oposición, ni rechazo, ni asco, ni pereza.
Paz no es miedo, ni preocupación, ni inseguridad, ni incapacidad o impotencia.
Paz no es exigencia, ni control, ni manipulación.
Paz no es prisa, ni precipitación.
Paz no es crítica, ni reproche.
Paz no es culpa, ni sentimiento de fracaso o indignidad.
Finalmente, paz no es inactividad, ni aburrimiento ni insensibilidad o indiferencia.
Paz simplemente es estar bien con lo que hay. Está en consonancia con la aceptación
del momento, del pasado, de la vida, en sintonía con el agradecimiento por vivir.
Paz es amar lo que es, tal como es.
Estar bien con lo que es, tal como es, es el más sencillo y profundo significado de
amor. Por lo tanto entendemos que el amor solo es posible desde la paz, y nunca
desde la lucha.
Solo si como consecuencia de nuestro proceso llegamos a un momento de claridad,
una sensación de paz y liberación internas, solo mediante este síntoma verificamos
que se está produciendo perdón.
No dependencia
El perdón es un acto interno de sanación. No depende de lo que suceda fuera, sino
que se realiza exclusivamente a nivel interno.
No dependo del otro para perdonar.
Asociación Conciencia para el Crecimiento Humano
4
Taller del Perdón Transpersonal Escuela del Perdón
El perdón comienza siempre por un cambio de percepción sobre la persona o el
asunto que estamos perdonando, consecuencia del aumento de conciencia.
• Práctica 1: Expectativas
La decisión de perdonar
La decisión de perdonar
Tal como hemos visto, el perdón comienza siempre con una decisión. Las decisiones se
toman en la mente e implican un enfoque de intención, un desear, un elegir. Las
decisiones son las manifestaciones de la voluntad.
Es importante darse cuenta del aspecto volitivo y libre que desencadena el proceso. La
decisión de perdonar se reconoce porque algo dentro de ti está dispuesto a ver a la
persona o a la situación de otra manera. Entonces ha comenzado el perdón.
Estoy decidido a ver de otra manera
Este es el primer paso. Consideras posible soltar la emoción y elegir paz, estableciendo
las condiciones para recibir el regalo de la comprensión y la aceptación. Finalmente
sueltas la idea de ataque pues deja de tener sentido para ti.
Perdonar es soltar y comprender
Esta nueva percepción, esta búsqueda descubre un milagro: hay una posibilidad de
perdón en tu mente, existe salvación. Una luz en tu camino. Algo se ha conectado
dentro de ti y te ha conectado con los demás y con el todo. Algo de repente mira
seriamente al Amor y va a buscarlo más allá de la niebla del dolor, el miedo y la culpa.
Asociación Conciencia para el Crecimiento Humano
5
Taller del Perdón Transpersonal Escuela del Perdón
Corrección de la percepción
El perdón permite sentir lo que eres más allá de todos los programas mentales, es la
experiencia de tu esencia [amor incondicional], entremezclado en la sencillez de lo
cotidiano. Perdonar es un puro recordar de tu realidad esencial, un ejercicio
continuado y vital de autorrealización del Ser.
La verdadera corrección no la haces tú como persona, no la haces desde tu mente
programada o tu identidad basada en tu nombre, tu historia y tu forma corporal. Todo
eso es el personaje, y ese no puede desprogramarse a sí mismo.
La mente programada no puede desprogramarse a sí misma
Sin embargo, y dado que además de la mente programada [mentalidad ego o mente
que no sabe que no sabe] dispones de una mente comprensión [mente que sabe que
no sabe], existe siempre disponible para ti la opción de permitirte ser sanado, abrirte a
la verdad al renunciar a tu conocimiento programado. En cualquier momento, tu
verdadera libertad consiste en unirte a la verdad, y por tanto permitir que la
comprensión sane tu mente.
La verdad es la verdad, y por tanto está siempre disponible dentro de ti.
Mi papel en la corrección de la percepción
La corrección de la percepción ha de proceder de la comprensión, de la parte de mi
mente no programada o del maestro interno, que es algo común a toda la conciencia y
no puedo llamar “individual”. No obstante yo, desde mi individualidad, he de conceder
permiso para que esto ocurra, ya que la comprensión [el amor] nunca fuerza nada ni
se opone a nada.
Esto es una elección. Una decisión a favor de algo más grande que mi yo pequeño, es
una elección profunda, una sola y siempre la misma, aunque que puede ser mirada de
muchas maneras:
¿Elijo conflicto o elijo paz?
¿Elijo ver la ilusión o elijo ver la verdad?
¿Elijo el programa o elijo la libertad?
¿Elijo ser especial o elijo ser?
Asociación Conciencia para el Crecimiento Humano
6
Taller del Perdón Transpersonal Escuela del Perdón
¿Elijo el miedo o elijo el amor?
¿Elijo el dolor o elijo el goce?
¿Elijo la percepción o elijo la comprensión?
¿Elijo la defensa del miedo o la invulnerabilidad de la inocencia?
¿Elijo el ataque o elijo la paz?
¿Elijo el tiempo o elijo la eternidad?
¿Elijo ser cuerpo o elijo ser mente?
¿Elijo ver defectos o ver amor?
¿Elijo corregir o permitir que mi percepción sea corregida?
¿Elijo ir por mi cuenta o ir con la vida?
¿Elijo ver culpabilidad o ver inocencia?
¿Elijo temer a la vida o confiar?
¿Elijo saber o abrirme a conocer?
¿Elijo controlar o permitir mi sanación mediante el desarrollo de la confianza?
Para simplificar, en nuestros procesos del perdón nos quedaremos con esta pura
elección:
¿Elijo conflicto o elijo paz?
Esta es la decisión que en cada instante estamos tomando, nos demos cuenta o no. Es
por este motivo que entrenamos la sensibilidad sin dramatismo, ya que desde la
atención consciente al sentir, será fácil darnos cuenta de cada momento en el que esta
decisión está siendo manifestada en contra del perdón.
Está decisión manifiesta una voluntad específica de que la corrección suceda en mi
percepción.
Estoy decidido a ver de otra manera. Elijo cambiar mi percepción.
• Práctica 2: La decisión de perdonar
Asociación Conciencia para el Crecimiento Humano
7
Taller del Perdón Transpersonal Escuela del Perdón
Los cinco pasos del perdón
El proceso por el cual estamos cambiando de la mente programada [pasado] a la
mente libre o sana [mente apreciativa o mente sin miedo que se abre al presente], lo
podemos ver en 5 claros pasos que, según el estado de programación de la mente
personal, pueden durar más o menos tiempo en cada caso y en cada aspecto a
perdonar. Cada paso en si es una práctica a perfeccionar. El orden puede variar a
veces, pero en general, este proceso reúne las tomas de conciencia necesarias para
facilitar una profunda decisión de perdonar y evitar la trampas del programa.
1. Atiendo mi sentir [Sensibilidad].
Aceptación del sentir la energía emocional. Yo siento. Acepto al niño/a interior.
Abandono el temor a sentir, no puede dañarme, era solo el temor a ver y a ser. Retiro
las conceptualizaciones sobre la energía sentida.
Este paso no acaba aquí, sino que permanece presente en los otros 4 pasos.
Yo siento
2. Todo el conflicto está en mi mente [Responsabilidad].
Renuncio a seguir proyectando, no soy víctima, me hago responsable de lo que siento
y de su causa que está en mi subconsciente. Lo que provoca esta emoción, este sentir,
es un programa al que yo le doy sentido, es decir, he creído en él.
Si sufro es que percibo incorrectamente
3. No sé [Humildad].
A cada pensamiento que surja sobre el aspecto que estoy perdonando digo no sé. No
sé los propósitos. No entiendo esta relación, no sé por qué sucedió esto. No sé que es
mejor para mí, ni qué es mejor para todos. No sé, no sé, no sé. Siento como se abre mi
corazón.
No sé
4. Elijo ver de otra manera [Voluntad].
Desde el silencio, soy capaz de abrirme al Ser. No estoy solo. En mi interior está
disponible el cambio de parecer, el cambio de percepción, y lo solicito. Estoy dispuesto
a verlo de otra manera, estoy decidido a cambiar mi modo de verlo. No sé cómo ni
cuándo pasará, porque no comprendo cómo ocurre, porque no lo hago “yo” desde mi
concepto de identidad personal, sino que el Ser es quien me libera. Siento esta
voluntad en mi interior. [También aplicación de la primera decisión con respecto a una
persona en concreto]
Elijo cambiar mi percepción. Decido ver de otra manera.
Elijo la verdad.
Asociación Conciencia para el Crecimiento Humano
8
Taller del Perdón Transpersonal Escuela del Perdón
5. Acepto la sanación [Aceptación].
El quinto paso consiste en sintonizar con la aceptación de la experiencia de vida de
este momento. Para aceptar la sanación debo confiar en la comprensión, confiar en
que el proceso se está realizando, no evaluar el proceso ni esperar cambios concretos
en tiempos concretos. Debo soltar el proceso y permitir que la sanación vaya
sucediendo en la mente. Mi parte consiste solamente en soltar las armas y aceptar mi
experiencia de vida sin resistencia. A la vez que suelto mi resistencia, suelto mi
oposición a la sanación. Al aceptar este momento, acepto la sanación.
No puede ser de otra manera. Acepto la sanación.
Tal vez necesite repetir este proceso. Mi confianza en el proceso se demuestra porque
verifico mi decisión en cada inercia, resistencia, o reactividad del programa que pueda
detectar, repitiéndome “Elijo cambiar mi percepción”. Hago consistente mi decisión
durante el proceso de aceptar la sanación interna.
Siempre sucede la sanación. El tiempo solo es el que yo me tomo para aceptarla.
Ahora la acepto. Gracias.
• Práctica 3: proceso de 5 pasos
Estos 5 pasos acaban por ser desritualizados e interiorizados de una forma natural y
cotidiana, pero al principio es muy interesante aplicarlos tal y como se presentan a
cualquier situación de conflicto, ofensa, abandono, humillación, temor, culpa, etc.
De la culpa a la paz
Deshacer la culpa
El perdón tiene sentido desde que existe la culpa, ya que su objetivo final es la
liberación de la culpa. Te quita la más dura de las cargas y te enseña a vivir sin ella.
Sin embargo, el programa mental te ha enseñado a esconder la culpa en lo más
profundo, de modo que la mayor parte de las veces no puedas ni reconocerla.
Un significado de perdonar es deshacer la culpa, lo cual implica la corrección de este
error mental de percepción. La auténtica sanación solo puede darse en la mente, ya
que es ahí donde radica la verdadera causa de todo sufrimiento.
Asociación Conciencia para el Crecimiento Humano
9
Taller del Perdón Transpersonal Escuela del Perdón
Un error básico: percepción de culpa
O alguien culpabiliza a otra persona, o alguien se siente culpable. En cualquiera de
estos casos hay un error de percepción básico que produce como consecuencia
ataque, conflicto, miedo, sufrimiento y separación.
Imaginemos que has hecho algo de lo que te consideras culpable. Este es el nivel más
sencillo de culpabilidad. A este nivel es muy difícil que alguien se de cuenta de cómo
opera el virus mental. Uno dice “lo que he hecho ha estado mal, y por eso me siento
culpable”. Y ya está. Está tan socializado que nadie encuentra nada raro en ello.
Normalmente, al “hacer algo mal” lo llamamos error, y se caracteriza porque produce
algún tipo de sufrimiento, molestia, carencia u ofensa a alguien. Por lo tanto ya
tenemos entrelazados los conceptos de error-sufrimiento-culpa.
Sin embargo, ha habido una variación importantísima en la percepción de la situación
entre el momento del suceso [“el error”] y el momento en que te sientes culpable.
Cuando hiciste lo que ahora te parece un error, en ese mismo momento no te pareció
un error, sino lo inevitable. Todos tus programas mentales, tus disfraces, tal y como
hemos visto, tu sentir de ese momento –consecuencia de tu modelo mental-, tus
miedos y deseos, la presión emocional de tus relaciones, en fin, tu personaje “eligió”
hacer lo que hizo desde su interpretación disponible en el momento. Y no encontraste
nada mejor que hacer, ya sea porque no lo viste, ya sea porque no estabas bien
informado, o porque seguías un consejo, o una orden desacertada, o simplemente
porque tenías miedo o deseabas algo con ansiedad...
No pudiste hacer otra cosa, porque no la hiciste.
Puede ser que fuera el miedo el que te impulsase a hacerlo, o bien la falta de
información, la inconsciencia, el desconocimiento, la inexperiencia o cualquiera de los
habituales aprisionamientos mentales. En el caso del miedo, o lo produce un peligro
tangible, y por tanto el suceso resultante no es un error sino una lógica defensa, o bien
es un miedo infundado o exagerado, que no es otra cosa que un nuevo tipo de
inconsciencia. Todo ello son formas de inconsciencia, con lo que llegamos a una
conclusión clara: el error sucede siempre debido a algún tipo de inconsciencia.
Todo error es producto de la inconsciencia
De modo que en el momento de la acción no podías hacer otra cosa más que la que
hiciste. Si no veías, es decir, si no eras consciente, ni siquiera tenías libertad de elegir.
Asociación Conciencia para el Crecimiento Humano
10
Taller del Perdón Transpersonal Escuela del Perdón
Sin conciencia no hay libertad
En este punto podemos observar los argumentos de la culpa: “Debiste haber pensado
más en ello”, “Debiste haber calculado las consecuencias”, “No supiste ponerte en el
lugar del otro”, “Debiste haber mirado el asunto desde otro punto de vista”.
La culpa dice que cuando no eras consciente debiste haber sido consciente. Y por tanto,
te hace sentir que eres incorrecto o erróneo, que eres malo.
Ya está, la inconsciencia ha sido intercambiada por maldad, defecto, incorrección.
El ego, mediante su programa culpa, juega con el tiempo. Antepone lo que ahora ves a
lo que antes no veías, y te dice, “Lo has hecho mal. Deberías haberlo hecho bien. Por
tanto eres “malo”. Ha usado la baza de la diferencia temporal en un flujo de
comprensión progresiva.
Sin embargo, la culpa en sí es el único error: un error de percepción.
La culpa en sí es el único error: un error de percepción.
Corrección mediante el ataque
Por supuesto, no puedes sujetar a una persona por las solapas y decirle “hazte
consciente” mientras le zarandeas. La comprensión no se invoca a fuerza de ataque,
por mucho que el programa lo impulse contante y sistemáticamente. La consciencia
surge desde el darte cuenta. No sabemos exactamente por qué ni cuando ocurre.
Cuando lo ves, lo ves. Esta fuera de lo razonable “exigir” consciencia de algo a alguien.
No se puede exigir que veas lo que no ves.
La culpa te hace sentir terriblemente mal. Te dice que no es que el suceso haya sido un
error y ya está, sino que hay algo en ti o en la otra persona que es permanente y
esencialmente malo. Además, la culpa siempre pide castigo, luego por lo tanto es la
anfitriona del miedo. Como si el sufrimiento fuera la corrección del error profundo que
hay en ti, del cual surgen los demás errores que constantemente manifiestas. Esto se
debe a la creencia programada de que el error debe corregirse mediante el ataque
[destruir el mal, la lucha contra el pecado].
Asociación Conciencia para el Crecimiento Humano
11
Taller del Perdón Transpersonal Escuela del Perdón
Proyección de la culpa
Esta sensación de verse a sí mismo o al otro como algo malo o sucio es tan
insoportable, que el mismo programa del ego o del personaje, elabora un aparente
modo de escapar: la proyección de la culpa mediante el ataque mental.
Cada vez que sentimos una emoción desagradable, aunque sepamos que todo
sentimiento se debe a un patrón interno, es decir, a un modo de ver, no obstante el
programa automáticamente te dará la orden de proyectar la causa afuera. Te dirá:
busca al culpable y atácale. Inmediatamente escucharas dentro de tu mente: ¿Quién?
Imagina que te encuentras realizando un trabajo casero, tal como por ejemplo, tender
una colada. La cosa no es lo más divertido del mundo, y de repente se desencadena
algo en tu mente que no te hace sentir muy bien. Sientes que tú no deberías estar
haciendo esto, algún tipo de indignación que procede de antiguos recuerdos del
subconsciente que afloran en este instante. Se manifiesta como una irritación, una
resistencia a lo que estás haciendo. Percibes que sufres, aunque sea levemente. Algo
en ti sabe que si hay sufrimiento hay error: el niño interno, por supuesto, ¡y tiene
razón! Pero el programa “secuestra” a tu niño inmediatamente y sin darte cuenta,
buscas al culpable.
Entonces nace una idea en tu mente. “Este trabajo debería estar haciéndolo mi
marido, porque él nunca hace nada por la casa”. Ya está. Algo en ti cree en esta idea, y
a partir de ahí se genera aún más dolor. No solo sufres por el hecho de resistirte a
hacer el trabajo, sino que además te sientes atacada. Este nuevo pensamiento justifica
el que empieces a elaborar tus propios pensamientos de ataque hacia tu marido.
¡Necesitas defenderte! ¡Hay hacer algo con respecto a este sufrimiento! ¡Esto hay que
arreglarlo! En poco tiempo te encuentras odiándolo, y la culpa se hará reproche. La
guerra está servida. Tu marido buscará los modos de defenderse para “no sentirse
erróneo” ante tus ataques.
Lo que aquí ha ocurrido es un proceso llamado proyección de la culpa. Existe un patrón
instalado en el sistema operativo de nuestro ego, que se dispara a la menor señal de
sufrimiento y nos induce a buscar la causa ahí fuera. Entonces proyectamos nuestra
energía negativa contra esa causa externa, para de ese modo intentar solucionar
nuestro pesar, escapar de nuestro propio y profundo sentimiento de error. De este
modo generamos todo tipo de ataques mentales como el que he descrito.
Estos ataques mentales, convenientemente repetidos y con una constante, antigua y
colectiva inversión emocional, producen de hecho todos los conflictos, todas las
luchas, todas las guerras que la humanidad vive y ha vivido a través de su historia. De
los ataques mentales surgen los maltratos emocionales y como consecuencia los
maltratos físicos. Después, solo falta esperar la cadena de venganza.
Este es el motivo por el que necesitas juzgar. Es el modo programado con el que crees
liberarte de la culpa. La intentas proyectar a los demás. Y cuando la ves ahí fuera
asignada a otro, por un tiempo crees haberte librado de ella, hasta el siguiente brote
Asociación Conciencia para el Crecimiento Humano
12
Taller del Perdón Transpersonal Escuela del Perdón
de sufrimiento, el grito honesto del niño interno que surge desde el implacable
subconsciente.
Siguiendo con el ejemplo de la colada, la persona que repentinamente experimenta
resistencia al trabajo que está realizando, ha perdido la presencia, la aceptación de su
circunstancia presente. En su lugar ha habido resistencia psicológica interna, la causa
verdadera del sufrimiento que quedó totalmente desatendida. La atención a su sentir
ha brillado por su ausencia. La resistencia, a su vez, surgió del dolor psicológico
inconsciente, al cual llamamos culpa inconsciente.
Si deseas ser responsable de tu dolor, y no estás agusto con lo que haces, o cambias tu
percepción, o bien dejas de hacerlo. Sin embargo, con la mente bien adiestrada en la
culpa desde muy pequeños, la reacción automática que surge siempre ante el dolor es
buscar al culpable ahí fuera. Así podremos “hacer algo”: atacar.
En otras palabras, todo el sufrimiento que experimentas procede del interior de tu
mente programada en el ego. Un guión de culpabilización te impulsará a atacar
mentalmente a personas o circunstancias externas con el fin de librarte de tu propio
dolor, de tu propia indignidad, de tu propio autodesprecio. Y aunque la proyección de
la culpa nunca haya funcionado para sanar el dolor, sino que precisamente ha
producido una cadena constante de conflictos y sufrimiento, el programa sigue
vigente en la mente humana gracias a permanecer inobservado. La culpa es el agente
secreto del ego.
Culpa inconsciente
El perdón es la sanación de la culpa, y comienza por darnos cuenta de que realmente,
la misma idea de la culpa es una locura, un error mental en sí mismo.
A partir de ahí, el trabajo pasa por hacernos conscientes de nuestro dolor inconsciente
según surge, y resolverlo responsablemente con herramientas liberadoras en lugar de
dejarnos llevar por el programa estándar de culpabilización y ataque que nos sume en
el victimismo.
El dolor inconsciente surge de la culpa inconsciente. Un ancestral sentimiento de ser
erróneo, una identificación subconsciente con el error.
La culpa tiene dos variantes, la culpa “consciente” cuando me siento mal por,
aparentemente, haber cometido un error o cuando atribuyo el error a algo externo
[culpabilización], y la culpa inconsciente que, en realidad, es la madre de toda
manifestación consciente de culpa.
La culpa inconsciente es de índole colectiva, ya que el inconsciente es colectivo como
tan bien supo describir Jung. La culpa afecta a toda la humanidad, y produce un
sentimiento ancestral, profundo y muy escondido de ser erróneo, inadecuado,
incorrecto. En occidente fue llamado “pecado original” y desde la misma mente
inconsciente, produjo toda la simbología de la expulsión del paraíso. ¡Imagínate! ¡Ser
Asociación Conciencia para el Crecimiento Humano
13
Taller del Perdón Transpersonal Escuela del Perdón
tan malos que hasta Dios, que se supone que es amor, nos echa de su casa! Lejos de
significar nada verdadero, este mito refleja una profunda sensación de ser incorrectos,
malos, inadecuados, como un “mal hijo”. En oriente la culpa inconsciente ha tomado
otra forma más sofisticada: se ha llamado karma, e implica una cadena de causa y
consecuencia que te aprisiona en la rueda de la reencarnación. Finalmente también se
trata de un sentimiento de culpa, de identificación con el error, que te lleva de un
modo a otro a manifestar sufrimiento, carencia, vulnerabilidad, lo que de nuevo te
lleva al error, y por tanto, de vuelta a la culpa.
¡Existen seis mil millones de almas que se sienten erróneas recreando
inconscientemente y cada día un mundo de culpa! Ahora puedes entender el valor
global del trabajo con el perdón. Realmente, el trabajo con el perdón es tan profundo
que sana a la mente colectiva.
Cuando la culpa se manifiesta en la vida, ocurren sucesos en los que uno se llega a
sentir muy mal al verse a sí mismo identificado con el error, con lo malo o con lo sucio.
Puede ser que se manifieste como una angustiosa depresión, o también puede que
aflore como un sencillo malestar mientras hacemos la colada. Lo que sucede es que la
culpa inconsciente se manifiesta en “errores”, sucesos que invariablemente
representan a un culpable y su castigo consecuente, expresando la cadena de causa y
efecto como “motor del karma”.
En cualquiera de los casos, la culpa es el origen del sufrimiento, y el programa mental
pretende gestionarla proyectándola al exterior, es el modo perfecto mediante el cual
el ataque, el miedo y sufrimiento se convierte en el modo habitual de relacionarnos
entre los humanos: el conflicto, el ataque y la defensa.
Ni tu ni nadie es algo “malo” o “inadecuado”. ¡Somos Vida pura! Sin embargo, todos
colaboramos al recrear sufrimiento en nuestro entorno porque constantemente nos
estamos proyectando unos a otros la idea “eres malo” mediante el mecanismo de la
culpa. ¿Cómo vamos a llegar a experimentar lo que realmente somos si seguimos
sometidos a semejante programa? El programa salvaguarda de este modo la falsa
identidad culpable que reside en tu subconsciente.
El perdón es el proceso interno y personal que sitúa toda tu atención en lo importante:
deshacer la culpa para encontrar la verdadera paz interna y la liberación de tu mente.
Es un proceso de ampliación de la consciencia que te permite mirar los modos en los
que la culpa opera en ti, para así poder ver que en realidad, la culpa es locura, nunca
ha existido en realidad, puesto que jamás te castigó Dios ni en ningún caso te
abandonó el amor.
Al desaparecer ese virus de tu mente, verás y sentirás lo que tú y cada ser humano es
realmente.
Por tanto existe un virus en nuestra mente programada llamado culpa. Su misión
principal es hacernos sentir que somos malos, incompletos, vulnerables e incapaces.
Este virus mental estará muy atento a cada reacción emocional para decirte: “La
Asociación Conciencia para el Crecimiento Humano
14
Taller del Perdón Transpersonal Escuela del Perdón
emoción es mala. No debiste de hacer esto, lo haces todo mal, nunca llegarás a nada,
no puedes salir de tu prisión”.
La vida te presenta oportunidades para abrirte al cambio y al aprendizaje en formato
de emociones intensas que te informan sobre una discordancia interior, una falta de
armonía profunda entre lo que verdaderamente es y tu percepción interna de lo que
es. Cuando brota el sufrimiento, tu niño interno te anuncia una percepción incorrecta.
Si sufro, percibo incorrectamente
• Práctica 4: no pudo ser de otra manera
• Práctica 5: renuncia al control
• Práctica 14: no puede hacer nada distinto de lo que hace
Asociación Conciencia para el Crecimiento Humano
15
Taller del Perdón Transpersonal Escuela del Perdón
Sombra en el perdón: la culpa
La proyección es un mecanismo psicológico de separación
En concepto de sombra es muy popular en la psicología actual. La sombra es uno de
los arquetipos principales de lo inconsciente colectivo según la psicología analítica de
C. G. Jung.
Por un lado, Jung se refería a este término como la totalidad de lo inconsciente. Lo
inconsciente para Jung tenía una dimensión personal y otra colectiva. En esta primera
definición de sombra, ya vemos un paralelismo importante con nuestro concepto de
culpa inconsciente, que ya hemos visto.
Por otro lado, Jung se refiere al concepto de sombra como al aspecto inconsciente de
la personalidad, caracterizado por rasgos y actitudes que el yo consciente no reconoce
como propios. Estos contenidos rechazados no desaparecen, y cuando cobran cierta
autonomía se constituyen en un agente antagonista del yo, que mina los esfuerzos de
éste, y en la medida que no es hecho consciente forja su destino y toda su dificultad.
Por tanto, la sombra no es vista por la persona, pero sin embargo es vivida, produce
experiencia, se opone a la identidad del individuo como un verdadero antagonista 3 y
se manifiesta de muchas formas tanto interiormente como en la relación con el
entorno, es decir, en la vida. La sombra se manifiesta como una lucha contra uno
mismo y contra la vida. La sombra es el contrapunto, la contradicción de base, la
experiencia de la idea del mal, el consciente luchando contra el inconsciente, y desde
el punto de vista del perdón, la manifestación de la “lucha contra el pecado”. Perdonar
sin embargo significa abandonar toda lucha y abandonar toda percepción de pecado.
2F
Aquí vemos de nuevo el paralelismo del concepto de sombra con el de culpa
inconsciente que nosotros manejamos. La culpa inconsciente es totalmente rechazada
por la consciencia, pero produce todo tipo de experiencias que acaban proyectándose
en forma de sufrimiento y en forma de temor, acabando siempre con sentimiento,
consciente o no, de culpa [odio a uno mismo, autorrechazo, autosaboteo,
enfermedad, accidente, suicidio].
A la vez, esta culpa se proyecta a los demás mediante el odio, ira, rabia, en diversos
formatos de ataque mental, condena o culpabilización, como ya hemos visto en el
capítulo anterior.
Este fenómeno de proyección de la culpa [o proyección de la sombra, según lo
miremos], si es situado a la luz de la comprensión, nos ayudará a comprender la
experiencia que vivimos, e incluso en ocasiones nos conectará con aspectos
inconscientes que se ocultan los sucesos de la vida.
3
¿Recuerdas a Smith en Matrix?
Asociación Conciencia para el Crecimiento Humano
16
Taller del Perdón Transpersonal Escuela del Perdón
Es a lo que llamamos “el efecto espejo”.
• Práctica 7: Espejo de la culpa
La culpa inconsciente y los rasgos ocultos de la sombra
El personaje X te indica, estimulando emociones en ti asociadas a pensamientos de
culpabilización, victimismo o desconfianza, una serie de manifestaciones o
emanaciones de la culpa inconsciente que te afectan profundamente sin que puedas
darte cuenta de otra manera que no sea en la relación.
Estos rasgos se están manifestando en tu personaje, con el cual te sientes identificado
como si fuera tu identidad última, mediante lo que tradicionalmente se ha llamado en
psicología tu sombra [aspecto inconsciente de la personalidad, lo que llamamos en el
perdón “personaje no perdonado”].
Por tanto, la sombra está configurada por un programa subconsciente de culpa o
desprecio por ti mismo que puede ser descubierto al hacer consciente el efecto
llamado proyección. Los rasgos de sombra o culpa inconsciente son proyectados como
las personas que odiamos, que tememos, que nos victimizan e incluso en las que
admiramos.
Todas ellas manifiestan una serie de creencias falsas sobre mi identidad, el programa
que configura mi personaje, que además están negadas y al no ser conscientes no nos
permiten hacernos responsables de ellas. Pero al estar presionando desde el
subconsciente a nivel emocional, el programa defensivo del ego resuelve proyectarlos
en otros personajes con los cuales, por supuesto, mantenemos relación.
No es ninguna casualidad que mantengamos relación con las personas que expresan
los rasgos de la culpa inconsciente que más nos afectan: es el mecanismo de
funcionamiento del ego colectivo.
Sanar la culpa consiste en perdonar, no en corregir a los personajes que se ven
envueltos en esta obra de teatro de proyección, incluido yo mismo. En otras palabras,
no se trata aquí de corregir comportamientos, sino de encontrar la paz interna y sanar
el subconsciente.
La práctica del espejo de la culpa [práctica anterior nos produce efectos liberadores
muy profundos mediante experiencias de comprensión verdaderas. Recuperamos la
posición del observador como identidad principal y abandonamos el juego emocional
de la proyección que no era más que un montaje psicoemocional del programa.
Asociación Conciencia para el Crecimiento Humano
17
Taller del Perdón Transpersonal Escuela del Perdón
Además, esta práctica puede permitir que ciertos hábitos mentales desagradables que
modelaban el personaje se vayan cayendo por si solos al ser descubiertos, siempre sin
necesidad de forzar nada por nuestra parte. De hecho, si intentamos forzar un cambio
de comportamiento por nuestra parte, el ejercicio de pretendido perdón puede acabar
convirtiéndose en una represión [falsa sanación] o peor aún, un sacrificio, lo cual iría
absolutamente en contra de la filosofía del perdón.
Una vez que se interioriza el ejercicio interno de observación de la proyección de la
culpa en la otra persona, se convierte en un sencillo 3-1. Vemos lo que nos molesta en
el otro como un aspecto de mi propio personaje que odio secretamente. Este odio es
proyectado hacia el otro, en donde he visto el fundamento significativo de ese rasgo
en la misma forma o bien en otra forma distinta, en otro grado distintos o manifestado
simbólicamente de otro modo, pero atendiendo al mismo contenido significativo, y
por tanto, produciéndome emoción. Al vivir la experiencia de que ataco interiormente
al otro por un motivo que, aunque sea de un modo inconsciente, reside en lo que yo
creo ser [mi persona], se está reforzando un ataque a mí mismo [mi identidad], lo que
viene a ser el resultante específico de la culpa.
Lo que es más importante aún, la práctica habitual del 3-1 acelera y profundiza el
proceso de darnos cuenta de que el escenario en donde vivimos es un montaje
programado de proyecciones de culpa y miedo, lo cual nos llevará a hacer cada vez
con más profundidad los cambios de percepción transpersonales.
Hemos abierto la puerta a la aceptación, a la ayuda. Finalmente, mediante el perdón
de lo que vemos, sabemos que estamos perdonándonos a nosotros mismos. Tanto en
la observación de la sombra proyectada, como en la detección del propio rasgo,
entramos en procesos de aceptación, enfoques y prácticas de perdón.
El espejo de la sombra, espejo de la culpa
Cada persona que nos produce una emoción fuerte está siendo un maestro nuestro.
La emoción nos indica que tiene una importancia fundamental en nuestro proceso de
comprensión, ya que el niño interno nos está indicando que lo que estamos
percibiendo está conectado con las heridas subconscientes del pasado, con todos esos
aspectos de nuestra sombra que no podemos ver. Mediante el espejo y nuestro sentir
como guía, podemos acceder intuitivamente al subconsciente. Es como descubrir un
velo de la sombra.
El personaje X está siendo un maestro al cumplir una labor de espejo de nuestra
sombra, nuestra culpa inconsciente. La interacción con el personaje X te permite darte
cuenta de algo que permanecía latente.
La sombra, bajo el punto de vista del perdón, está compuesta de aspectos del
programa mental [ego] que todavía no has perdonado mediante la certeza de tu noidentificación [ver proceso del perdón cuántico]. Podríamos decir que la sombra son
Asociación Conciencia para el Crecimiento Humano
18
Taller del Perdón Transpersonal Escuela del Perdón
partes de tu personaje que no aceptas, que no perdonas, por tanto le das crédito
como si fueran defectos de tu identidad y a la vez, no eres consciente de ellas, por
tanto permanecen ocultas, aunque producen todo tipo de experiencias [sufrimiento,
irritación, conflicto, temor, impotencia… accidentes, pérdidas, enfermedad,
incapacidad, fracasos…].
El proceso del perdón pasa por estar dispuesto a elegir la verdad, dejar de ocultar
cosas, y que todo sea puesto a la luz para que sea sanado. Solo el miedo desea
mantener ocultos aspecto, solo desde la creencia en el miedo se pudo generar lo
inconsciente. La sombra surge como un miedo a ver.
Mediante la experiencia del espejo se hace disponible en muchas ocasiones ver estas
partes del personaje y poder así llevarlas ante la verdad, ante el silencio sanador, ante
la petición de ayuda, para que sea corregida nuestra percepción. Al verlas comienzan a
ceder su sentido para ti, vas dejando de creer en ellas. Al ser corregida, somos capaces
de trascenderlas: dejar de identificarte con ese aspecto del personaje, dejar de “verte
así” desde el mismo subconsciente. Esto es la verdadera comprensión. De este modo,
las zonas del personaje ocultas mediante la sombra, son comprendidas mediante la
aceptación, la no identificación. Entonces la sombra deja de expresarse como culpa, se
ha llenado de luz.
Tu escenario no solo es “útil”, sino imprescindible. Sin tu semejante, no puedes ver esas
partes de tu mente.
El entrenamiento del espejo no pretende que quede perfectamente explicado en tu
conciencia el funcionamiento inconsciente de tu personaje. Es casi imposible
comprender el funcionamiento de la culpa inconsciente, para empezar, porque
trasciende totalmente tu punto de vista, lo mires como lo mires. Sin embargo, al
realizar este ejercicio estamos entrenando el comienzo de todo proceso del perdón:
prestamos atención a la emoción sentida [niño interno] y nos hacemos responsables
del conflicto al considerar que lo que vemos es un espejo. Pedir ayuda y aceptar la
sanación será lo único que deberemos incorporar al entrenamiento del espejo de la
sombra.
No se trata de hacer un análisis de tu sombra. No acabarías nunca. Se trata de
entrenarse en el arte de ver el programa funcionar en todo momento y reconocerlo
intuitivamente.
Los rasgos ocultos de la sombra
El personaje X te indica –estimulando emociones en ti - rasgos ocultos concretos de tu
sombra [aspecto inconsciente del personaje] que puedes comenzar a observar para
sanar. El primer paso para sanarlos es hacerlos conscientes en algún nivel auténtico y
Asociación Conciencia para el Crecimiento Humano
19
Taller del Perdón Transpersonal Escuela del Perdón
sentido. El siguiente paso es hacernos responsables, darnos cuenta de que es un
espejo. Hemos abierto la puerta a la aceptación, a la ayuda. Finalmente, mediante el
perdón de lo que vemos, sabemos que estamos perdonándonos a nosotros mismos.
Tanto en la observación de la sombra proyectada, como en la detección del propio
rasgo, entramos en procesos de aceptación, enfoques y prácticas de perdón.
Una base fundamental del perdón consiste en la disolución de la dualidad mediante la
aceptación de la sombra proyectada.
Mediante el espejo de la sombra, detectamos emocionalmente una forma que toma
tu culpa inconsciente al manifestarse, dicho de otro modo, un aspecto de la sombra de
tu personaje:
• Un aspecto de tu culpa inconsciente que se está manifestando a algún nivel en tu
escenario psicoemocional cotidiano, pero que al estar negado, eres incapaz de
verlo como parte de tu personaje, y por tanto no puedes responsabilizarte de ello.
Sin embargo, al proyectarlo, puedes verlo en otros y además te produce una
reacción emocional en forma de rabia, rechazo, decepción, miedo, lástima, etc.
• Un rasgo de tu programa personal de culpa, representado por el personaje x en un
grado exagerado o en otra forma, que en ti se manifiesta levemente, pero aún así
no has perdonado o aceptado, es decir, te sientes culpable de ello aunque sea leve.
• Un rasgo de tu personaje que corresponde más bien con el pasado –ya trascendido
conceptualmente e incluso corregido a nivel de comportamiento- pero que no has
perdonado o aceptado a un nivel profundo. Sigues culpándote por tu pasado.
Al tomar consciencia de los juicios que haces hacia los demás, te darás cuenta de los
programas que subterráneamente operan en ti y te limitan en cada instante.
Haciendo este ejercicio, será más fácil observar primero, y después poner a
disposición de la corrección estos programas. Así continuamos nuestra ruta para
aprender a amar sin condiciones.
• Práctica 6: Todo está en mi mente
• Práctica 9: Todo ataque fuera es un ataque dentro
• Práctica 12: Solo yo me rechazo a mi mismo
Asociación Conciencia para el Crecimiento Humano
20
Taller del Perdón Transpersonal Escuela del Perdón
Entrenamiento para la visión cuántica
Vivir la paz que proviene de la conciencia de unidad
Para la práctica del perdón es preciso manifestar tu voluntad de un cambio de
mentalidad. Se requiere una voluntad sostenida para aceptar un cambio de
percepción, un entrenamiento para vivir como un proceso automotivado la práctica de
la mentalidad del perdón aplicada a cada día hasta que se convierta en un natural
modo de vida.
Como muestra de este entrenamiento, incluimos una serie de 7 tarjetas. Estas tarjetas,
leídas y aplicadas a lo largo del día, te permitirán experimentar cambios de percepción
en la misma medida que hagas el entrenamiento con entrega, autenticidad y
constancia.
No se trata de hacerlo durante una semana, sino de repetirlo varias semanas de
manera que el proceso del perdón mantenga un recordatorio constante en tu mente
sobre todo, mientras va siendo interiorizado.
Premisas del entrenamiento semanal
• Mi máximo objetivo es la paz.
• Aquí: centrarse en uno mismo. Todo lo que podemos “arreglar” está en nuestro
interior, puesto que soy conciencia, todo consiste en cambiar la percepción de lo
que me hace sufrir, sea el grado que sea. No es necesario que los demás cambien
para que yo pueda experimentar la paz
• Sentido: mi función es perdonar.
Instrucciones
Cada día por la mañana al levantarnos vamos a tomar una de las tarjetas de
entrenamiento y vamos a repetirla internamente de un modo lento y relajado. Al
terminar, respira profundamente, distiende el cuerpo y siente el silencio dentro de ti.
Nos llevamos la tarjeta y dejamos que nos acompañe durante el día. Permítete asociar
lo que has leído con aspectos de tu día, cosas que tienes que hacer, deja que los
pensamientos introduzcan el entrenamiento entre las operaciones cotidianas de tu
día. Aplica las ideas lo más que puedas e intenta refrescar la lectura de la tarjeta en
cualquier momento del día. Especialmente si sentimos rabia, decepción, temor,
Asociación Conciencia para el Crecimiento Humano
21
Taller del Perdón Transpersonal Escuela del Perdón
desilusión o dolor, párate a sentir unos segundos, y después saca la tarjeta del día y
léela lentamente. Encuentra la aplicación sobre lo que te afecta.
Se trata muy especialmente de aplicar la idea a la emoción.
Después de leerla, siempre guardamos un espacio de silencio interior.
Si no hemos recordado usar la tarjeta, buscamos un momento adecuado para
rememorar la situación, y una vez que hemos conectado aunque sea tímidamente con
la emoción de la situación, aplicamos la idea del día.
Las preguntas básicas del reverso de las tarjetas son siempre las mismas. Son un
recordatorio básico, y las repetiremos cada día con la intención de que acudan a
nuestra mente fácilmente.
• ¿Deseo experimentar paz o experimentar conflicto?
• ¿Deseo experimentar Amor o experimentar miedo?
• ¿Deseo ser una persona que ve Amor o una que encuentra defectos?
• Práctica 8: Tarjetas de entrenamiento semanal
La visión del Ho’oponopono
Rectificar un error
El Ho’oponopono es un modo de vida, una filosofía de los nativos hawaianos. Los
hawaianos de antaño fueron psicólogos y psiquiatras extraordinarios que aprendieron
a entrar en contacto con los vastos poderes de la Mente. El Ho’ponopono era una
parte inseparable de su filosofía de la vida y de su manera de vivir. Ese proceso
permeaba cada fibra de su existencia, de sus relaciones familiares, de sus actividades,
de la educación y formación de los niños y de su relación con la naturaleza y con el
cosmos.
¿Qué es? La palabra en sí es la combinación de una acción y un resultado.
Ho'oponopono
Ho'o = verbo: "hacer que algo suceda"
Pono = "correcto"
Ponopono = refuerza el “pono”: "completamente correcto".
Asociación Conciencia para el Crecimiento Humano
22
Taller del Perdón Transpersonal Escuela del Perdón
Ho’oponopono en hawaiano quiere decir “rectificar un error”. De acuerdo con los
antiguos hawaianos, los errores proceden de pensamientos que están influenciados
por memorias dolorosas del pasado. El Ho’oponopono es una vía para liberar las
memorias dolorosas que causan desequilibrio y enfermedades. El proceso del
Ho’oponopono es un sistema de corrección de errores, lo que nosotros llamamos
perdón.
“Creamos nuestro universo físico exactamente como es. Y no solo eso sino que cada
uno de nosotros tiene el poder de corregir el pensamiento erróneo que puede crear una
realidad imperfecta. O, dicho con otras palabras: todo existe como pensamientos en
nuestras mentes. No hay nada fuera de nosotros. Todo está dentro de nosotros.”
“Tu mente es tu propio proyector. Si no te gusta la Película, detienes el proyector y
pones otra nueva, es tan simple como esto. Créanme - Funciona”
Hew Len
Responsabilidad Total
Asumir la Responsabilidad Total es el camino más corto. Solo son nuestros programas
mentales los que no nos permiten ver las cosas con claridad. Cuando nos damos
cuenta, dejamos de culpar a los factores externos y decidimos tomar responsabilidad
de nuestra vida. Este es un gran poder.
Para la física cuántica la materia tiene una doble naturaleza: onda y partícula. Las
ondas son posibilidades, y la realidad funciona así cuando no hay un observador. Pero
cuando hay una conciencia, un observador, entonces funciona como partícula.
“Ondas de posibilidades, partículas de experiencia”
No hay “realidad” sin observador. La experiencia de un observador, de un punto de
vista, es a lo que llamamos realidad. Esta es otra explicación para indicar y corroborar
que lo que experimentas realmente sucede en tu mente, y debido a tu mente y sus
guiones.
Somos responsables de nuestra percepción. Al sabernos responsables de nuestra
percepción podemos tomar el poder directamente. Somos co-creadores de realidad, y
por tanto, siempre podemos ver las cosas de otra manera, ya que según lo veamos, así
será para nosotros.
Asociación Conciencia para el Crecimiento Humano
23
Taller del Perdón Transpersonal Escuela del Perdón
La naturaleza de las construcciones mentales
Memorias colectivas: los recuerdos que se repiten en el subconsciente y se
manifiestan en la experiencia cotidiana desplazan el vacío de la auto-identidad, lo cual
impide que se manifieste la inspiración [comunicación con la mente divina].
Para reparar este desplazamiento, para restablecer la auto-identidad, los recuerdos
deben ser transformados en vacío a través de la transmutación de la Inteligencia
Divina.
La mente supraconsciente es libre, ve la verdad y no es afectada por los recuerdos que
se repiten en la mente subconsciente. Esta mente está siempre unida a la Inteligencia
Divina.
Todo sufrimiento mental, como el rencor, el miedo y la culpa son recuerdos que se
repiten.
Memoria o inspiración, sólo una de ellas puede estar al mando de la mente
subconsciente en cada momento. Tu conciencia o mente consciente sirve sólo a un
amo en cada momento dado, y en general es a la memoria, que es la espina, y no a la
inspiración, que es la rosa. En la mente consciente existe la verdadera elección.
El subconsciente es el que crea la realidad, la experiencia que vives, consecuencia de
todas las elecciones tomadas a un nivel de identidad profunda.
Asociación Conciencia para el Crecimiento Humano
24
Taller del Perdón Transpersonal Escuela del Perdón
El personaje no sabe quién es, no tiene identidad real, es un subproducto de todas las
memorias. El ego-pensador cree que piensa y decide, pero solo cambia cosas de lugar.
No sabe lo que es un problema, no conoce las causas. No ve la verdad, ni conoce el
cuadro global. Es un punto de vista limitado a las memorias.
El personaje se ha hecho dueño de la mente consciente tal y como la conocemos.
Los recuerdos son los compañeros constantes de la mente subconsciente. ¡Los
recuerdos nunca dejan de repetirse continuamente! Para deshacerse de los recuerdos
de una vez por todas, debemos limpiarlos por completo de una vez por
todas…incesantemente. Todas las experiencias de la vida son expresiones de los
recuerdos que se repiten o de las inspiraciones. La mente consciente tiene dos
opciones: puede iniciar el proceso de limpieza incesante o puede permitir que los
recuerdos nos repitan los problemas constantemente.
Tu mente consciente [o conciencia] puede ser inspirada por la Inteligencia Divina sin
saber lo que está pasando. El único requisito de la inspiración, la creatividad divina, es
que la auto-identidad sea auto-identidad, es decir, que exista un verdadero espacio de
silencio limpio de recuerdos aunque sea por un momento.
Estar en un estado de auto-identidad exige la limpieza incesante de los recuerdos.
La auto-identidad es indestructible y eterna tal como su fuente creadora, la
Inteligencia Divina. La consecuencia de la ignorancia es la realidad que aparece de
pobreza, enfermedad, guerra y muerte implacables y sin sentido que experimenta una
generación tras otra.
Lo físico es la expresión de los recuerdos e inspiraciones que ocurren en el alma de la
auto-identidad. Cambia el estado de la auto-identidad y cambiará el estado del mundo
físico.
¿Quién manda… la inspiración o los recuerdos que se repiten? La decisión está en
manos de la mente consciente.
La inspiración y la purificación de memorias
• En el Ho’oponopono se pasa por alto la creación del ego-pensador, y se va
directamente a la limpieza para acceder a la corrección de lo erróneo desde la
“Auto-identidad”, es decir, lo divino o espiritual.
• La persona pide a la divinidad desde un estado de conciencia clara y responsable
que limpie y purifique el origen de estos problemas –detectados
emocionalmente- que son los recuerdos, las memorias.
• Así se neutraliza o libera la energía asociada –retenida a causa de unos
pensamientos estables o memoria-, y se crea vacío al soltar los recuerdos y dejar
de aferrarnos a ellos.
• El espacio vaciado es llenado por la luz de la divinidad [Amor].
Asociación Conciencia para el Crecimiento Humano
25
Taller del Perdón Transpersonal Escuela del Perdón
En este proceso no hay culpa, no hace falta revivir el dolor, no importa saber el porqué
del problema y no tiene sentido preguntar de quién es el problema.
• Práctica 10: Ho’oponopono
No existe regla alguna con respecto a estas frases básicas de la humanidad. Usa
aquella que más se ajuste a tu estado de conciencia en el momento de realizar la
limpieza.
Realiza la limpieza en todo momento, esto te mantendrá con mentalidad ecológica.
Recuerda siempre que lo que tú ves “errado” en el prójimo es un programa en tu
mente, se trata de los mismos recuerdos que todos compartimos, todos somos Uno,
por tanto toda cura es auto-cura. En la medida en que tú mejoras el mundo también
mejora. Asume esta responsabilidad. Nadie más necesita hacer este proceso, solo tú.
Asumo el 100% de la responsabilidad al observar en mi el problema (memorias) que
está causando la situación y lo ofrezco para que lo cancele la divinidad. Lo que está
mal no soy yo, sino los datos, las memorias. Es solo el programa lo que estamos
cambiando.
Asociación Conciencia para el Crecimiento Humano
26
Taller del Perdón Transpersonal Escuela del Perdón
Falsa percepción e Identidad esencial
Despertar cada día
El sueño de la mente
El sufrimiento es un indicativo de que hay una negación de nuestro ser, de nuestra
esencia. A nivel básico, si somos comprensión o conciencia, el sufrimiento es la
experiencia sentida de no ser comprensión sino culpa, de no ser conciencia, sino
inconsciencia. El sufrimiento es la experiencia consecuente de la mentalidad opuesta a
lo que somos, una mentalidad de limitación e inconsciencia. Se trata por tanto de una
falsa percepción, una falta de comprensión.
No estamos viendo [comprendiendo, sintiendo, dándonos cuenta] la realidad, sino el
resultado de una percepción fragmentada y limitada por un programa al que llamamos
ego. Por eso percibimos todo mediante el punto de vista “personal” o individualizado.
Además de las limitaciones propias de los sentidos corporales, está el filtro en la
comprensión o interpretación que produce la limitada memoria individual y la limitada
memoria colectiva sumida en la percepción de la limitación. Todo ello en suma, es un
gran programa de individualidad, separación o limitación, al que podemos llamar ego,
y la experiencia resultante es la dualidad.
La dualidad procede de una creencia en la separación. Separación entre nosotros,
separación de Dios [Fuente, Esencia, Ser], separación de la vida misma manifestada
constantemente en una falta de aceptación de la vida misma, del presente, del
pasado, del futuro, de todas las personas que nos rodean, y sobre todo, una total falta
de aceptación de mi mismo. Esta falta de aceptación es un estado recurrente de
sufrimiento que corresponde con un profundo estado mental programado en conflicto
con la realidad.
Origen de la culpa
El origen de la culpa inconsciente surge como una defensa de la idea de separación o
individualidad. Ante la experiencia de separación de la esencia, se desarrolla en la
mente colectiva aparentemente separada un sentimiento de haber hecho algo
horrible [destruir el paraíso, arruinar el reino de los cielos, atacar a Dios] cuando en
realidad, solo se trata de un sueño de separación y la realidad permanece inafectada.
Nace entonces, en esta mente que ha creído en la separación, la primera noción de
miedo. Cree que algo horrible puede ocurrirle, ya que Dios le destruirá. De este modo
Asociación Conciencia para el Crecimiento Humano
27
Taller del Perdón Transpersonal Escuela del Perdón
interpreta el ego que la verdad disuelva la individualidad en la cual se ha invertido el
crédito de la identidad. Vivir ahora consiste en defenderse del castigo de Dios.
Sin embargo, la separación fue solo un sueño, nunca ocurrió. Fue solo una imaginación
en la que una parte de la mente eligió creer, y por tanto, crear como experiencia.
La mente es el aspecto del ser que genera la experiencia de conocerse a si mismo. Y si
la mente cree ser lo falso, genera una experiencia falsa de sí misma. Esto es el ego, o el
programa.
Por tanto, nuestra experiencia no es la realidad, sino pura imaginación. Las tradiciones
no dualistas del mundo suelen referirse a este hecho como que estamos viviendo un
sueño [gnosticismo], una película [Maharsi], una imaginación [indios y chamanes], una
ilusión [maya en la tradición hinduista].
Todo lo que experimentas solo está sucediendo en la mente, y solo hay una mente
donde sucede esto, que no es otra que mi mente.
Consciencia del soñador
Cuando te das cuenta de que vives en un sueño de la mente dual, todo cobra una
importancia relativa. Tu involucración con el mundo es más suave, lo que
principalmente cambia tu experiencia es tu enfoque mental. El poder de tu mente
radica en la atención. Allí donde estás poniendo la atención está relacionado
directamente con tu fe, con tus creencias, con tu voluntad. Tu enfoque de atención
está manifestando, mostrándote a ti mismo cuál es tu voluntad, tu deseo, tu sistema
de creencias. La atención, tu fe, tu voluntad, es lo mismo, es la manifestación de tu
profunda libertad. Es tu poder mental. La atención es tu responsabilidad. Según
enfocas tu atención, eliges al nivel profundo de tu mente, que es el único real.
Filosofía del perdón
Si bien antes el interés estaba enfocado en conseguir una serie de objetivos
[inconscientemente programados] para intentar ser un modelo de persona [yo ideal]
que no soy pero que debería ser para, supuestamente, sentirme mejor, ser mejor, ser
más poderoso o sentirme más seguro, ahora el enfoque de atención cambia
radicalmente.
Ahora toda la atención se desplaza a descubrir lo falso en mí y elegir la paz, la
corrección de mi percepción para llegar a estar de nuevo en paz.
El hecho de que estemos en una ilusión mental no implica desinterés o falta de
implicación. Al contrario, cuando uno toma conciencia de esta circunstancia mental de
la falsa percepción y la falsa identidad, renace la esperanza de liberación y auténtico
Asociación Conciencia para el Crecimiento Humano
28
Taller del Perdón Transpersonal Escuela del Perdón
amor incondicional. Por mucho que nuestra experiencia sea un sueño ¡hay mucho por
hacer interiormente para despertar! Esta es la vía del perdón.
No obstante, esta experiencia de la ilusión de la mente puede ocasionar resistencias al
principio o bien, el despertar de todo tipo de sentimientos de duelo debido a todos
nuestros apegos al mundo.
Tomar conciencia de que los cuerpos son imágenes en la mente, que el Ser es Amor
puro, que la que mueve las fichas es la mente programada [el programa], hace que
dejen de interesarte tanto las mil formas que surgen del juego. Ahora quieres saber
sobre lo que hay más allá del sueño. Para ti cobra un interés preferencial el gozo del
ser, el amor y lo esencial. La Verdad.
Saber que lo que ves es solo lo aparente, y que todo funciona bajo la tecnología
mental basado en creencias colectivas erróneas, te ayuda a dirigir tu energía
emocional hacia su verdadera función como guía interna. Entonces pones la mente al
servicio de la intuición. Solo este gesto ya permite la llegada de comprensión a tu vida.
Es una especie de sincero “no sé”.
Vivir en la conciencia de que la percepción es un sueño, hace tu trabajo o proceso de
cambio de percepción mucho más fácil, al no estar cegado por las emociones de
temor, culpa o dolor y limitado por tu “situación personal”. La situación personal deja
de ser la causa de todo. Puedes concentrarte en aplicar tu atención al entrenamiento
que supone percibir el espejo y la proyección. Puedes dedicarte a tu camino interno.
Ver el Amor en los demás
Uno de los objetivos primordiales del cambio de percepción implica ser capaz de
percibir a cualquier persona desde una total paz, esto significa, con plena aceptación.
Más allá del papel que interpreta la persona que interactúa conmigo, ella es Amor
igual que yo lo soy. Dado que en realidad estamos en una misma mente, nuestra
situación responde al esquema de espejo y proyección. Solo el cambio de
interpretación de lo que ocurre puede mantener mi mente en paz. Y para ello debo
pedir ayuda.
Cada persona es Amor, igual que yo. Puede ser que lo que perciba es una mente
separada y aprisionada en la posición sobre el gran tablero de juego en el que se ha
situado desde otro nivel mental. Me doy cuenta de ello, y entonces miro a esta
persona de otra manera. Ella es el otro polo de la dinámica que yo represento en ese
mismo tablero de juego. Y tanto ella como yo somos proyecciones que intentan
confundirnos de una identidad que compartimos.
Compartimos mente, si claro, pero algo aún más importante. Somos lo mismo e
iguales. Una misma mente, un mismo soñador. No tenemos porque seguir el guión del
ego. No somos el sueño, sino el soñador que lo soñó. No hay motivo para protegerlo
más. Nuestro destino es lo ilimitado. Podemos elegir cambiar de opinión y renunciar al
Asociación Conciencia para el Crecimiento Humano
29
Taller del Perdón Transpersonal Escuela del Perdón
seguir sufriendo. Cada uno de nosotros puede salir del programa –el guión
proyectado- y regresar a la esencia. Y esa elección es la verdadera libertad, que solo
está disponible en el ahora.
La mente es holográfica
La mente, al operar en modo holográfico, al hacer daño fuera, hace regresar al dolor
en forma de culpa inconsciente. Con tu ataque has hecho real la culpa. Aquello que se
comparte o se hace común –en este caso la culpa-, se hace grande, del mismo modo
que las ideas compartidas se hacen grandes y finalmente, se hacen realidad. Y por
tanto haces realidad tu identidad culpable, separada, sufriente y temerosa.
De algún modo, se hace real la idea de que está justificado el ataque y el castigo sobre
aquella persona a la que has atacado como sea. En la mente a la que todos
reportamos, reverbera la idea de que el ataque tiene sentido. Por tanto, estás
preparado para recibir ataque. A esta disposición se le se llama vulgarmente “culpa”.
Te sientes inconscientemente digno de ser atacado.
A un nivel profundo y subconsciente, la experiencia primal de miedo nació de una
sensación o percepción errónea primal de separación de la esencia. Esta sensación,
aunque constituye una profunda creencia falsa, es la que originó el universo dual, lo
material y energético tal y como lo conocemos, el mundo mental del conflicto. A partir
de esta sensación de ser algo distinto que el Ser surgió el miedo, la incompletitud, la
vulnerabilidad y la sensación de culpa por habernos separado.
El ego es el programa de mantenimiento de la creencia en la separación, y surge como
un modo de defendernos de la Verdad [Dios, Esencia]. El ego es el deseo de ser
especial, el deseo de usar el poder divino para crear nuestra propia creación
independiente de la fuente. Así “creamos” [experimentamos o proyectamos sería más
exacto] un mundo dual al margen del Ser, pero basado en creencias de culpa, miedo y
sufrimiento.
Sanación holográfica
A un nivel cotidiano, ocurre lo mismo que a un nivel metafísico. En cuanto percibes un
ataque sobre ti mismo y eliges creerlo, lo haces cierto, ya que lo experimentas como
real. Entonces sientes miedo. Y respondes según el programa del ego: al ataque le
corresponde una defensa. La primera defensa que aparece en tu mente es el juicio,
que en si ya es un ataque. Las siguientes defensas consisten en otros modos diversos
de ataque al otro.
Miedo y ataque están íntimamente relacionados. Miedo es un síntoma de la profunda
sensación de pérdida. Tenemos que aprender a subsanar esta profunda sensación de
pérdida que es irreal.
Asociación Conciencia para el Crecimiento Humano
30
Taller del Perdón Transpersonal Escuela del Perdón
De igual modo, en cada situación que elegimos cambiar la percepción y elegir la paz,
estamos sanando holográficamente la mente al rectificar esa “primera causa” del
conflicto. Cambiamos de opinión, elegimos de nuevo y nos unimos a Dios. Cambiamos
de opinión y nos unimos a la otra persona en la mente perdonando. Cambiamos de
opinión y somos Amor en lugar de miedo. Así cambiamos la mentalidad y la
percepción.
La Inteligencia del Amor: la ayuda espiritual
El vacío mental o silencio interior, como estado meditativo cumbre, aunque efímero es
profundamente significativo. Es un estado voluntario en el que nos entregamos a una
verdad más allá de la percepción. Es en sí mismo, una plegaria sublime.
En tal estado muy a menudo ocurre algo, una explosión de gozo que surge
precisamente desde el fondo de ese vacío. Es la conexión con la mente superior o
Inteligencia Amor.
El entrenamiento mental del perdón no se debe hacer “a solas” como una mente que
intenta auto-repararse. La autosanación lo es tal no porque la realice la mente
autónomamente, sino porque la mente la participa al elegirla. A partir de ahí, la mente
entrena su compartirse, su entrega al Amor o a Dios. Y es en este momento cuando
realmente se comienza a abandonar al ego.
La Inteligencia Amor reside en cada uno de nosotros, en el fondo de la mente. No es
tuya, sino de todos, es la mente común y unificada. Está limpia de dualidad y libre de
la triada del ego. Pero sin embargo, te acompaña en tu viaje por la dualidad, guiándote
desde el silencio y sanando los pensamientos y sentimientos que le entregues con
voluntad verdadera.
Está latente, esperando a que hagamos uso de nuestro verdadero libre albedrío, la
libertad fundamental que nos permitió separarnos aparentemente de la Fuente. Esa
misma libertad está disponible para regresar a Ella.
En muchas ocasiones no pediremos ayuda porque estaremos u tiempo intentando
“hacerlo por mi cuenta”. Esto significa que intentamos resolver una situación
mediante nuestro pensador, sin acudir al silencio, con “lo que sabemos”, es decir, con
el ego, con las acciones manipuladores encubiertas. Con la práctica iremos
descubriendo más fácilmente este tipo de distracciones para evitar o posponer el
llevar las ilusiones ante la verdad.
Perdonar es llevar las ilusiones ante la verdad
Asociación Conciencia para el Crecimiento Humano
31
Taller del Perdón Transpersonal Escuela del Perdón
Llevar las ilusiones ante la verdad implica encontrar un espacio limpio de silencio en
donde poder soltar los pensamientos de dolor, entregar las memorias dolorosas, y con
toda humildad, aceptar la sanación. La verdad habita en tu silencio, y solo con el
silencio interior de tu mente se manifiesta que has soltado tu control sobre la
situación y que te abres a recibir ayuda de la Inteligencia del Amor.
La Inteligencia Amor se elige. No basta decirlo, debe ser una elección presente,
consciente, una elección hecha estado de ser. Esa elección corroborada cada día en
forma de entrenamiento forja en nosotros una mente unificada, es decir, un camino
de regreso al Amor.
El recuerdo de tu Realidad
La unificación mental es un proceso. La mente unificada no se puede medir, pero el
único criterio por el que puedes percibir tu éxito interior, es la paz, la libertad, la
lucidez y el gozo sereno que sientes. Es tu grado de felicidad profunda, seguridad
intrínseca e integridad. Cuando has conseguido cierta integridad, tienes más fácil
acceso a la Inteligencia Amor. Has creado más canales libres de las interferencias del
programa ego. Has limpiado la conexión natural con tu esencia de barreras y
obstáculos, que en definitiva son tus creencias de separación.
La conciencia esencial te hace saber que eres Amor, que cada persona que ves es
Amor. Entonces, y como por arte de magia, en tu situación concreta, en ese momento
preciso de la experiencia cotidiana, ocurren milagros. El resentimiento se convierte en
comprensión. El dolor en conciencia. La separación en unión.
El Amor no abriga resentimientos
• Práctica: Regreso a Casa
Proceso de perdón cuántico
En las situaciones de cualquier tipo y grado de tribulación, conflicto, sufrimiento o
problema, el proceso del perdón cuántico es aplicado en la misma medida en que has
estado practicando, asimilando e interiorizando todo tu aprendizaje y práctica del
perdón anteriormente explicado. Date tiempo. Puede que los planteamientos aquí
expuestos te parezcan de ciencia ficción antes de reconocer que es la verdad
intemporal que rezan las tradiciones espirituales no duales del mundo. El proceso
funcionará en la medida que, al menos en el momento que lo hagas, tu voluntad sea
profunda y tu deseo de ver la verdad trascienda tu miedo.
Asociación Conciencia para el Crecimiento Humano
32
Taller del Perdón Transpersonal Escuela del Perdón
1. Recuerdo que es un sueño.
No basta con esta enunciación literal, sino que esta etapa conlleva el recuerdo
de la causa primal de lo que estás perdonando: tú eres el autor del sueño,
aunque temporalmente te encuentres en un estado de conciencia fragmentada
en el que no puedes recordar.
Lo que ahora te hace sentir mal es una representación, una proyección, una
película que surgió de la culpa de la separación de tu Ser. Se trata de un drama
metafísico que nunca ocurrió, un error de percepción, un error de
interpretación al que nos aferramos mediante la proyección constante de la
película.
De este modo he desmontado el montaje, estoy despertando a un nivel
consciente, lo cual prepara el despertar a un nivel profundo [emocional o
subconsciente] del cual se encargará la Inteligencia del Amor en mi mente [El
recuerdo de mi realidad, el Maestro Interior, Cristo o Espíritu Santo].
He identificado la verdadera causa de mi sufrimiento, al desmontar la supuesta
realidad [fundamento, sustancia] del sueño que me hacía sufrir.
Una vez que comienzo a experimentar esto a cierto nivel sentido –y la creencia
llega con la práctica y la experiencia- estoy preparado para la segunda etapa.
2. Suelto: perdono mi proyección y me perdono por haberlo proyectado.
Nada de lo que creo que ha pasado, ha pasado en realidad. Tras la primera
etapa, que nos recuerda la inocencia esencial, ahora puedo soltar. Todo lo que
veo es un sueño de separación que procede de mi subconsciente.
Perdono por tanto a mi hermano por lo que no ha hecho, y me perdono a mi
mismo por lo que no he hecho.
Y lo que hay tras su forma y su papel en la película, no es sino mi misma
realidad. Él es el Ser, yo soy el Ser. Él es Conciencia, yo soy Conciencia. No hay
nada más que Realidad.
“No te unas a los sueños de tu hermano, sino a él […]”
Ahora ya me dispongo a recibir la paz, puedo soltar el problema y unirme a mi
Realidad internamente en un instante sagrado.
3. Elijo la fuerza del Ser [de Cristo, del Espíritu Santo, de la Inteligencia del
Amor].
En la etapa anterior el asunto ha sido soltado y dejado en manos del espíritu en
total confianza.
Asociación Conciencia para el Crecimiento Humano
33
Taller del Perdón Transpersonal Escuela del Perdón
Puede que muchos de los pensamientos de la mentalidad del perdón te ayuden
a confiar en que la causa del sufrimiento está siendo reemplazada en tu
interior, en que tu subconsciente está siendo liberado, en que estás siendo
sanado por la Inteligencia del Amor.
Esta etapa no la hago yo. La hace el recuerdo de mi Realidad, el cual está tan
inconsciente como mi culpa, y por eso me parece como si fuera ayudado,
asistido o sanado por algo distinto de lo que yo soy. Esta etapa es la
consecuencia lógica de la anterior, y tan solo consiste en confiar en el espíritu y
experimentar como va transformándose la experiencia.
En algunas ocasiones el efecto liberador será inmediato. En otras tal vez haya
que recibir el proceso mental porque haya aspectos sin perdonar. Pero si se
hace con honestidad y disciplina [hacer lo que no surge hacer de natural] es un
proceso de un poder ilimitado.
Otro aspecto de la última etapa, en la cual se desmonta el miedo básico de ser
lo que no eres, es que precisamente aflora la experiencia sentida de que eres
amor, de que eres uno con todo.
Es un sentimiento acompañado de total confianza en que estás siendo asistido,
en que todo ocurre para la sanación de tu mente. No necesitas controlar nada,
te unes al espíritu y te abandonas en él. Te sientes totalmente inocente en un
mundo totalmente inocente.
Finalmente esto deja de ser un proceso mental y se convierte en una actitud, ocurre
de un modo fluido. Esto significa que la Inteligencia del amor ya está tomando el
mando de tu mente, y por fin nuestra vida comienza a tener sentido.
Como complemento de estas etapas, y como recordatorio, retomemos la bella
manera de explicar este proceso en UCDM:
• Que la causa debe ser identificada, [la causa primal de la proyección que me
hace sufrir]
• Después debe soltarse, y [perdonar al sueño y al soñador]
• Ser reemplazada [dejarlo en manos del espíritu].
Al final de este manual, en las prácticas de perdón transpersonal, hay un módulo
llamado “Cambios de percepción”. Todos ellos conjugan las aplicaciones cotidianas
para vivir este proceso de un modo cada vez mas interiorizado.
Asociación Conciencia para el Crecimiento Humano
34
Taller del Perdón Transpersonal Escuela del Perdón
Cambio de percepción
Un despertar cotidiano
Cuando en uno de estos momentos de perturbación interior, que tan a menudo nos
ofrece la vida, somos capaces de abrazar nuestra emoción y de repente encontrar en
la persona que hay delante algo distinto, ocurre algo especial que sentimos como
auténticamente sagrado. Entiendo por sagrado aquello que apunta hacia lo verdadero.
Ha llegado el conflicto interno con todos sus programas habituales en jauría en pos de
atrapar esa energía emocional que aflora, pero esta vez yo estaba preparado, y
abrazando la emoción, los programas mentales no han sido atendidos, no han
encontrado mi crédito y por tanto no han conseguido alimento. No han sido
escuchados porque he decidido cambiar, me he abierto a algo nuevo en este preciso
instante: he permanecido presente y he recibido mi emoción. He respirado y en lugar
de pensar, he estado atento a mi cuerpo, a mi energía interna, y he dejado que
sucediera. He aceptado esta energía y he estado con ello. Tal vez he necesitado
entrenamiento antes de llegar a este momento, pero esta vez… ¡ha sucedido!
Entonces, limpio de programas, ahora he decidido ver a la otra persona de otro modo.
Mirando más allá de las formas de su cuerpo, más allá de los papeles que representa,
más allá de sus defensas y más allá de mis recuerdos de dolor. Muy profundamente he
traspasado el sentir del momento y ahora digo internamente: “quiero ver amor,
quiero ver belleza”.
Mi conciencia empieza a buscar rasgos de amor, de belleza, de paz, de comunión en la
otra persona, y aunque sea por un instante, recuerdo que debajo de todas las
apariencias, aquella persona que estoy viendo, en lo profundo, es algo muy familiar,
un viejo conocido. Soy yo mismo bajo otra apariencia.
Aquí hablamos de sentir esta experiencia, de desearla, de estar dispuesto a ella. Esto
no se puede alcanzar intelectualmente. El perdón es el proceso mediante el cual
actualizamos esta experiencia el máximo número de veces posible y nos preparamos
cada día para ella. Es un momento sagrado.
Tan profunda e impresionante experiencia, en la que un enemigo ha pasado a ser un
amigo en tu conciencia solo por el gesto poderoso de tu voluntad, te hace saber que
efectivamente, y tal como indica la física cuántica y la sabiduría milenaria, todo el
poder está en tu conciencia. Estás sanando tu mente, y lo que es mejor, estás sanando
la mente colectiva al haber transmutado tu punto de conciencia desde una mentalidad
que producía separación, sufrimiento y conflicto en otra mentalidad que elige y
experimenta ver amor, perdón y comunión.
Asociación Conciencia para el Crecimiento Humano
35
Taller del Perdón Transpersonal Escuela del Perdón
El proceso
La experiencia que acabo de describir es unos de los objetivos que se plantea el serio
estudiante del perdón. Para ello siempre se requiere un entrenamiento en la
sensibilidad emocional, en la autoaceptación incondicional –que implica, además de
aceptar la emoción, ver cómo llega la culpa y dejar de creer en su castigo- y en el
cambio de mentalidad –la integración de las ideas del perdón.
Muchas veces es este último requisito el más difícil: aceptar las ideas del perdón. El
perdón dice que eres amor, que todos lo somos, y que podemos experimentarlo si lo
deseamos en verdad, estamos dispuestos a compartirnos y somos capaces de soltar
las viejas defensas del ego. Claro, estas defensas del ego te las enseñará el mundo de
mil maneras y puede ser que al principio te sientas un poco solo en tu propósito de
cambio. Sin embargo, un proceso sucede en la persona que trabaja con constancia y
profundidad el perdón, pronto siente una especie de apoyo espiritual que le
acompaña en sus constantes cambios de percepción. Al decidir dejar tu mente
pequeña sumida en programaciones y decidir abrirte una mentalidad mayor, te
sientes internamente lleno, va naciendo poco a poco una nueva plenitud, una
seguridad interior que te ayuda a ir dejando caer las capas de ego. Has empezado a
descubrir lo que eres porque cada día lo sientes. Eres amor.
Los cambios de percepción
El cambio de percepción es una serie de trabajos espirituales que hacemos en la vida
cotidiana mientras vamos a la compra, llevamos a los niños al colegio, pagamos las
facturas, conducimos al trabajo, nos entrevistamos con clientes, paseamos, hablamos
con nuestro jefe, cuidamos a nuestros padres, escuchamos a nuestros hijos o
discutimos con nuestra pareja. En todos esos momentos, nuestra voluntad puede
regar de conciencia unas escondidas semillas de cambio hacia la una mentalidad más
verdadera. Esas semillas aguardan su momento para florecer en cada uno de nosotros.
En cada cambio de percepción que somos capaces de elegir, la respuesta emocional
nos sorprende y nos deja marcados: algo ha pasado que no puedo comprender ni
explicar. Sé en lo más íntimo que he conectado con los mecanismos profundos del
perdón espiritual. El proceso supera con mucho lo explicable. He sido bendecido con
una ducha de paz, y sé que algo verdadero ha sucedido.
Antes de comenzar a perdonar, puede ser que leyera y hablara sobre espiritualidad,
que acudiera a reuniones y conferencias, que hiciera cursos y terapias. Al perdonar, sin
embargo, experimento mi Ser cada día, y eso es verdadera espiritualidad. El perdón es
la conexión más profunda que existe entre el Cielo y la tierra, esa que solo puede
ocurrir cuando tu mente rompe sus límites y se abre a la plenitud.
La persona que hay delante de ti no está fuera de ti, ni dentro. Sencillamente, ambos
sois lo mismo más allá de cualquier forma o papel que estéis representando. Esa
Asociación Conciencia para el Crecimiento Humano
36
Taller del Perdón Transpersonal Escuela del Perdón
persona es tu subconsciente. Ha tomado otra forma, al igual que tú has tomado todas
tus formas físicas, emocionales y sociales, y se presenta ante ti en busca de tu
reconocimiento. Mediante el cambio de percepción eres capaz de ver la verdad en
medio de la aparente confusión, el caos aparente de los cuerpos moviéndose, las
culpas, las opiniones, los ataques y las competiciones.
Esto sucede, lo puede experimentar cualquiera que sienta la llamada interna de su
voluntad, su efecto es transformador y cada vez se hace más profundo en la medida
que crece tu conciencia esencial.
Según avanzamos en la práctica del cambio de percepción, la certeza íntima de ser
amor se hace firme, profunda, una identidad sin forma ni límites que te hace sentir
seguro pese a la incertidumbre. El Ser se hace accesible según te vas limpiando
interiormente de miedos, culpas y victimismos. Eres inocente, nada pudo pasar de
otro modo, no hay nada que temer, ni que controlar. No hace falta luchar, no hay nada
contra lo que luchar. Sentir es descubrir, cambiar es aprender, amar es expresar mi
Ser. Mi función es darme completamente a este cambio, mi función es perdonar y en
ella radica mi felicidad.
En la sección final de prácticas concluimos con algunos ejemplos prácticos de cambios
de percepción que resultan funcionales a muchas personas como escenarios mentales
para llegar a un instante de silencio, en donde solicitar ayuda y aceptar la sanación:
La práctica cotidiana: tres focos del perdón transpersonal
El camino de autorrealización del perdón se dirige a tres objetivos primordiales que
han de ser actualizados y refrescados mediante prácticas internas, tales como las que
aquí exploramos, dirigidas específicamente a atender cada uno de estos focos de toma
de conciencia.
1. Identidad
Es preciso experimentar la disolución del pensador, y en silencio, acudir a
nuestro interior para sentir nuestro ser profundo. Esto se puede realizar
mediante distensiones aplicados sobre enfoques de conciencia que recuerden
al Ser como identidad plenamente abstracta e impersonal, y seguidamente,
entregar todo pensamiento para profundizar en la experiencia de ser.
Meditaciones o visualizaciones como “Regreso a casa” también corresponden
con este foco. Cualquier meditación que produzca una experiencia de
disolución del pensamiento concretó e invoquen directamente el recuerdo de la
identidad esencial o la fusión con el ser.
2. Visión
El trabajo de cultivar la visión es el más específico del camino del perdón.
Implica ver de otra manera a las personas, al otro, a mis semejantes, a mis
compañeros, familiares, amigos y a los desconocidos. Elegir el cambio de
Asociación Conciencia para el Crecimiento Humano
37
Taller del Perdón Transpersonal Escuela del Perdón
percepción sobre ellos, elegir ver la verdad en ellos, para reconocer mi verdad
en ellos. Hacer de ellos el recordatorio de mi verdadero ser. Este trabajo se
aprende paulatinamente y se cultiva poco a poco, y lo llamamos “Visión”
haciendo alusión a la visión del corazón a visión espiritual.
En las prácticas de la Escuela del Perdón hay un sinfín de prácticas que se
refieren a este foco de trabajo, ya que es el más característico de las relaciones.
Es todo un trabajo de no dualidad ejercido sobre la dualidad experimentada. El
cambio de percepción es el método habitual de cultivar la visión, y se puede
realizar en nuestra percepción neutra de las personas con las cuales nos
relacionamos, y muy específicamente con aquellas que hemos sentido
cualquier tipo de conflicto [rabia, irritación, discordia, temor, amenaza,
desconfianza, rechazo, etc.].
Prácticas internas como la Decisión de Perdonar, los cinco pasos, la mirada del
amor aplicada a desconocidos [Perdón impersonal] o la mayor parte de la serie
de cambios de percepción transpersonales, se refieren a este foco
fundamental.
3. Entrega
El tercer foco se relaciona con el aspecto de la entrega del personaje y toda su
necesidad de control e influencia sobre el entramado vital. Los enfoques de
entrega consisten en cambiar desde el estado defensivo, planificador y
controlador en el que nuestro personaje nos puede atrapar en cualquier
momento –sobre todo en cuanto uno de nuestro ídolos se ve amenazado- a un
estado de confianza presente al reconocer que nada de lo que sucede puedo
controlarlo desde la lucha o el control del ego, y lo mejor que puedo hacer es
rendir a la persona al ser y entregar el asunto, el temor, y todas mis defensas al
espíritu. Es toda una reconciliación con el presente, con lo que es, un recuerdo
de que estoy a salvo en manos de mi auténtico Ser y que no tengo necesidad
alguna de defenderme de nada, pues en mi indefensión radica mi seguridad.
Dado que la aparente necesidad de control es un consistente aspecto central
del personaje y del programa, la práctica de la seguridad intrínseca y profunda
requiere tiempo para asentarse y también se cultiva con experiencias
paulatinas de comprensión y aceptación.
Prácticas internas como Renuncia al control [No pudo ser de otra manera],
Entrego estos pensamientos, Regreso a casa y otros enfoques de ecología
mental así como variadas prácticas del perdón transpersonal, así como la
cotidiana aplicación de la entrega, ayudan a cultivar este tercer pie en el que se
asienta el camino del perdón.
En torno a estos tres objetivos específicos trabajamos nuestras prácticas diarias. Las
experiencias habituales y cotidianas de comprensión nos llevarán a ir montando como
un puzle en nuestro corazón todas las piezas del recordar de nuestro Ser. La visión
mediante el perdón hará más profundas nuestras meditaciones de identidad esencial.
En la medida en la que tengamos experiencias de recuerdo de nuestra identidad en
Asociación Conciencia para el Crecimiento Humano
38
Taller del Perdón Transpersonal Escuela del Perdón
meditaciones y distensiones, será más sencillo entregar el control, el temor o la culpa
debido al falso protagonismo del personaje. La confianza nos ayudará a invocar la
visión. Cada uno de estos pies ayuda a los otros al caminar hacia la paz interna y la
autorrealización.
Asociación Conciencia para el Crecimiento Humano
39
Taller del Perdón Transpersonal Escuela del Perdón
Prácticas básicas del perdón
Los tres tipos de práctica
Enfoques de conciencia: 4son lecturas breves que constan de un título y un
desarrollo. El enfoque de conciencia se prepara y se aplica. La preparación consiste
primero en leer el enfoque de conciencia lenta y meditativamente. Al terminar,
respira, suelta todo y quédate en silencio uno o dos minutos, sintiendo en tu
interior el eco de la idea. Hazlo por la mañana y por la noche. La aplicación se hace
en cualquier momento del día, cuando, debido a la previa preparación, detectas un
pensamiento o una percepción a los que puedes responder internamente con el
título del enfoque. Después, y lo más importante, sueltas todo, respiras y de nuevo
te quedas en silencio unos segundos. Usa cada enfoque durante varios días, tres
como mínimo, hasta interiorizarlo.
3F
Prácticas internas: son procesos de tipo meditativo con varias etapas que te llevan
a diferentes estados de conciencia. Se trata de escenarios para sentir que se
refieren a alguna persona con la que estamos en relación. Incluyen a veces algún
aspecto de visualización, pero lo normal es que se basen en el sentir. Con las
prácticas internas nos acercamos al aspecto experiencial del perdón. Conviene que
sean apoyadas por su audio correspondiente, disponible para descarga en la web de
este libro. Usa los audios, te ayudarán a entender correctamente cómo hacer las
prácticas internas. Una vez que te hayas acostumbrado a los audios, haz las
prácticas internas bajo tu propia guía. Acabarán convirtiéndose en hábitos mentales
que brotarán de la nueva mentalidad cosechada en tu interior. Finalmente los harás
a tu manera y usando tus propias palabras.
Observación: ejercicios de observación y toma de conciencia. Sirven para
comprender con mayor profundidad algunos conceptos del libro y preparar una
actitud en el proceso de aprendizaje, pero no están planteados para hacerse de
forma repetitiva ni periódica, sino solo eventualmente. Deja pasar tiempo antes de
repetir una misma observación.
1. Expectativas
AUDIO CD “Prácticas Interiores del Perdón 1”, pista 2
Entrenamiento guiado en audio (formato MP3) disponible para descarga gratuita en la
web: www.vivirelperdon.com
4
A los conocedores de mi anterior libro, Ecología mental, experimentar la paz, los enfoques les resultarán
familiares, pues se trata del mismo tipo de entrenamiento interno que ya estudiamos en ese libro. Cuatro de los
enfoques de Ecología mental se han replanteado en este libro aplicándolos al perdón.
Asociación Conciencia para el Crecimiento Humano
40
Taller del Perdón Transpersonal Escuela del Perdón
Título: Expectativas
Práctica interna
Entra en relajación, respira suavemente y después imagina que estás delante del
personaje X, con el cual estás trabajando el perdón. Visualízalo tranquilo, mirándote y
escuchando atentamente lo que le tienes que decir.
Ahora di en voz alta, de un modo suave pero decidido, cada una de estas frases como
si te dirigieras directamente a él o ella. Después de cada frase, inspira profundamente
y siente. Deja espacio entre cada frase.
• Me libero de toda expectativa sobre ti.
• No espero nada de ti. Te libero y me libero.
• No quiero que me trates de ningún modo, no quiero que me hables de
ninguna forma. Sé tú mismo.
• No deseo que cambies.
• No espero que digas nada, ni que pienses nada, ni que sientas nada.
• Renuncio a toda exigencia sobre ti.
• No necesito nada de ti, pues te acepto tal cual eres.
Repítelas de nuevo todas lentamente, dejando espacio para sentir entre cada una de
las frases. Luego quédate unos minutos en silencio acompañando a tu sentir.
2. La decisión de perdonar
AUDIO CD “Prácticas Interiores del Perdón 1”, pista 3.
Entrenamiento guiado en audio (formato MP3) disponible para descarga gratuita en la
web: www.vivirelperdon.com
Título: La decisión de perdonar
Práctica interna
Este ejercicio es para aplicar con las personas a las que sientes que rechazas de alguna
manera. Puede tratarse de personas queridas o no, cercanas o no, vivas o no. No
importa. Aplica el ejercicio en cuanto sientas que existe en tu interior un rechazo
enfocado en una persona: rencor, rabia, desconfianza, decepción, temor, deseo de
venganza, lástima…
Asociación Conciencia para el Crecimiento Humano
41
Taller del Perdón Transpersonal Escuela del Perdón
Relájate, respira y dedica un momento a centrarte en silencio. Luego di firme y muy
lentamente las frases siguientes, dejando tiempo después de cada una de ellas para
respirar profundamente y sentir.
• Elijo ver a X absolutamente limpio de toda mancha.
• Puede ser que ahora mismo no lo sienta así, pero sin duda quiero sentir a X
totalmente inocente.
• Elijo verlo absolutamente inocente.
• Deseo sentir a X completamente inofensivo, como si no fuera ninguna amenaza
para nadie.
• Es mi voluntad percibirlo sin ningún temor.
• Elijo sentir a X desde una total paz y aceptación.
• Quiero verlo con los ojos del amor.
• Deseo ver la comprensión en X.
• Es mi voluntad ser aceptación.
Finalmente, respira y pon toda tu conciencia en el sentir.
No importa que en ese momento no puedas ver así a esa persona. El ejercicio persigue
hacerte consciente de tu deseo de que así sea. Prácticamente es una plegaria con la
que abres tu mente para que se limpie en relación con esta persona.
El proceso ocurrirá de un modo incomprensible, siempre que la voluntad sea
verdadera.
No significa que al realizarlo una vez la cosa quede resuelta, esto no va así. Cada vez
que lo haces es como si regaras una voluntad que se va haciendo firme. Puede ser que
exija más o menos tiempo, según la importancia con que percibas el conflicto. Repítelo
en relación con la misma persona y situación todas las veces que desees, pues a
menudo pasa que no sientes honestidad al principio. Pero, debido a la petición de
ayuda, poco a poco, en sucesivas sesiones, vas sintiendo tu deseo profundo de
perdonar.
No puedes controlar los efectos. Suelta todo apego al resultado y profundiza en tu
ejercicio de entrega interior.
Asociación Conciencia para el Crecimiento Humano
42
Taller del Perdón Transpersonal Escuela del Perdón
Este es un ejercicio fundamental. Aplícalo en tantas situaciones y con tantas personas
como puedas. Es un entrenamiento, un proceso que al final se convierte en un gesto
interno, un hábito mental que te permite vivir el perdón.
3. Proceso de los cinco pasos
AUDIO CD “Prácticas Interiores del Perdón 2”, pista 1
Entrenamiento guiado en audio (formato MP3) disponible para descarga gratuita en la
web: www.vivirelperdon.com
Título: Los cinco pasos del perdón
Práctica interna
Siéntate, relaja todo el cuerpo y comienza con este proceso ante cualquier
circunstancia de conflicto o pérdida de paz.
• Yo siento [Sensibilidad]: acepto mi sentir.
• Todo el conflicto está en mi mente [Responsabilidad]: abandono la proyección y
reconozco que el conflicto se debe a una interpretación en mi mente, una
percepción incorrecta.
• No sé [Humildad]: desmonto los juicios programados, uno a uno, sobre el conflicto
a perdonar, diciendo “no sé” según aparecen en mi mente.
• Elijo ver de otra manera [Voluntad]: la decisión de perdonar aplicada a la persona
con la que siento conflicto, a mi mismo [culpa o desesperación] o simplemente
como una elección de cambio de percepción [por ejemplo en caso de enfermedad o
al detectar un patrón doloroso aceptado en la mente].
• Acepto la sanación, acepto lo que es [Aceptación]: entro en sintonía con la
aceptación de mi experiencia de vida tal y como es o del suceso conflictivo tal como
pasó.
4. No pudo ser de otra manera
Enfoque de conciencia
Nunca he controlado nada.
Nunca controlo nada.
Nunca controlaré nada.
Renuncio al control.
Asociación Conciencia para el Crecimiento Humano
43
Taller del Perdón Transpersonal Escuela del Perdón
Confío en la vida.
Todo pasó como pasó.
Y ya pasó.
Lo demás es fantasía, forcejeo y resistencia.
Me libero de la culpa.
Me libero de la resistencia.
Me libero del miedo.
Me libero del control.
Renuncio a la creencia en el caos.
La libertad es interior,
reside en lo profundo de mi mente,
en el mundo de las causas.
En el mundo de los efectos,
la libertad de los cuerpos es pura ilusión.
Me libero del control.
No pudo ser de otra manera.
No puede ser de otra manera.
No podrá ser de otra manera, sino como es.
5. Renuncia al control
Práctica interna
AUDIO CD “Prácticas Interiores del Perdón 1”, pista 5
Entrenamiento guiado en audio (formato MP3) disponible para descarga gratuita en la
web: www.vivirelperdon.com
Título: Renuncia al control.
Asociación Conciencia para el Crecimiento Humano
44
Taller del Perdón Transpersonal Escuela del Perdón
Entrenamiento cotidiano para la mentalidad del
perdón cuántico
6. Todo está en mi mente
Enfoque de conciencia
Contemplo la proyección,
en todo momento,
el conflicto que aparece
brota desde mi interior.
Las personas me representan,
las relaciones me mueven,
el sentir me experimenta,
todo está en mi mente.
Abandono la proyección,
dejo la lucha de las sombras,
renuncio al juicio de las formas.
Regreso al mundo de las causas.
En el subconsciente está el conflicto.
Solo es una idea y yo tengo la llave.
El conflicto está en mi mente
y el poder también.
Todo está en mi mente.
Asociación Conciencia para el Crecimiento Humano
45
Taller del Perdón Transpersonal Escuela del Perdón
7. El espejo de la culpa
Observación
Usa tu guía emocional para dar voz a tu niño herido. Identifica una resistencia, rabia,
dolor, frustración, tristeza o molestia con respecto a tu personaje X.
1. Defínelo con una frase en tercera persona, con honestidad, tal como surja desde la
emoción, desde el grito del niño interior. La frase puede ser del estilo «él/ella me
hace...» (por ejemplo «ella me desprecia» o «él me excluye») o «él/ella es un/a...»
(por ejemplo «ella es una mentirosa» o «él es un irresponsable»). Busca una frase
sencilla, un solo verbo, una sola idea. Intenta verificar de un modo sentido que la
frase exprese lo mejor posible la situación, que verdaderamente brote de tu niño
interno.
Cuando sientas que la frase es la adecuada a tu sentir, escríbela y después continúa
con el siguiente paso.
2. Ahora cambia esa misma frase a segunda persona, tal y como si estuvieras
entablando una conversación con el personaje X. «Tú haces/eres…». Escribe la
frase en segunda persona. Después imagina la contestación que crees que te daría
el personaje X. Ponte en su lugar y escribe la respuesta. Dada la conexión invisible
con la persona en conflicto, es fácil que imagines una respuesta desde tu
referencia emocional interna. Después contesta tú. Continúa desarrollando un
diálogo tal como te lo imagines, hasta que se agote, ya no tenga sentido o acabes
la página.
Cuando termines, vuelve a leer el ejercicio completo. Después continúa con el
siguiente paso.
3. Cambia la misma afirmación del paso 1 a primera persona: «Yo hago/soy…».En las
frases que en tercera parte se referían a algo que te hacía el personaje X, al
transformarlas en primera persona observa hacia dónde sientes que está dirigida
la acción más apropiadamente, si es hacia ti mismo o hacia otras personas.
Pregunta:«¿A quién va dirigida la acción…? ¿A mí mismo o a los demás?». Escribe
ambas frases, una en la que la acción está dirigida a ti mismo y otra en la que tu
acción se dirige a otras personas, y déjate guiar por tu interior: ¿cuál te indica
algún grado de toma de conciencia sobre tu personaje y sus relaciones? Puede ser
que dirijas la acción a ti y a los demás. O a la vida en su totalidad (universo o Dios).
Ahora lee con atención la siguiente explicación para interpretar correctamente el
ejercicio.
Se requiere que una clara sensación emocional acompañe al juicio que tienes sobre el
personaje X, es decir, hay que sentirlo. Puede haber juicios intelectuales sobre otras
Asociación Conciencia para el Crecimiento Humano
46
Taller del Perdón Transpersonal Escuela del Perdón
personas, pero sin emocionalidad. En tal caso no te será de utilidad, pues si el niño
interno no te lo indica, no se trata de una proyección relacionada directamente con tu
personaje o no está disponible en la actualidad para la toma de conciencia.
El estímulo emocional que te produce el personaje X es un síntoma de que estás
percibiendo algún rasgo oculto y concreto de tu sombra personal. El primer paso es
hacerlo consciente. El siguiente es decidir perdonarlo. De este modo perdonas
simultáneamente a tu propio personaje y al personaje X. El último paso será la
aceptación/comprensión de este aspecto, de modo que, se presente o no, ya no te
afecte emocionalmente, pues, una vez perdonado, lo comprendes. Esto puede
requerir tiempo y repetición en variadas formas de proyección.
Los rasgos ocultos de la culpa
Puedes detectar rasgos ocultos de alguno de estos tres tipos:
• Un aspecto de tu culpa inconsciente que se está proyectando a algún nivel en tu
escenario psicoemocional cotidiano, pero que, al estar negado, eres incapaz de
verlo como parte de tu personaje, y por tanto no puedes responsabilizarte de ello
para ponerlo en manos del sanador interno. Sin embargo, al proyectarlo, puedes
verlo en otros y además te produce una reacción emocional en forma de rabia,
rechazo, decepción, miedo, lástima, etcétera.
• Un rasgo de tu programa personal de culpa, representado por el personaje X en un
grado exagerado o en otra forma simbólica, que en ti se manifiesta levemente, pero
que no puedes perdonar o aceptar de ninguna forma.
• Un rasgo de tu personaje que corresponde más bien al pasado —puede que ya
olvidado e incluso corregido a nivel del comportamiento—, pero que no has
perdonado o aceptado a un nivel profundo. Sigues culpándote por tu pasado y por
tanto lo ves en tu personaje X.
Al tomar conciencia de tus juicios sobre los demás, te darás cuenta de los programas
que subterráneamente operan en ti y te limitan en cada instante. La práctica de este
ejercicio te facilitará primero observar estos programas y después ponerlos a
disposición de la corrección.
En este punto, es conveniente incidir en que la sombra indica un programa o una
ilusión interna sobre tu identidad, un sutil concepto o una falsa identidad que te hace
sufrir. No tiene sentido que te culpabilices por darte cuenta de este aspecto. No es
real, es un programa. No eres tú.
Tras este ejercicio, recomiendo practicar el enfoque “Todo está en mi mente” o bien, si
hay un resquicio emocional de ataque hacia alguien, “La decisión de perdonar”
Asociación Conciencia para el Crecimiento Humano
47
Taller del Perdón Transpersonal Escuela del Perdón
Esta práctica es una adaptación al perdón del ejercicio de psicología transpersonal
llamado 3-2-1, en referencia a las personas tercera, segunda y primera en las que va
cambiando un juicio. En el primer paso, identificas el aspecto de tu sombra mediante
la proyección. En el segundo, estudias tu relación con la proyección. En el tercer paso,
te haces responsable de la proyección.
8. El perdón cotidiano de la proyección: el 3-1
Práctica interna
Una vez que ya has tomado conciencia del funcionamiento de la sombra en el ejercicio
de observación anterior, la verdadera práctica es mucho más sencilla, no es escrita y la
puedes hacer cotidianamente. El ejercicio del día a día para descubrir y perdonar la
proyección se simplifica en un 3-1. Primero observas el juicio afuera (3) e
inmediatamente tomas conciencia del juicio que inconscientemente haces sobre tu
propio personaje (1).
En cuanto percibes que estás atacando, juzgando o rechazando a alguien, tomas
conciencia del juicio que hay en tu mente: «X es...» o «X me hace...».
Permaneces atento a tu interior para descubrir intuitivamente un aspecto similar de
culpa que hay en tu mente sobre tu propio personaje, aunque lo sientas en otra
forma, tiempo o grado.
No permitas que este ejercicio se convierta en una investigación o un juicio a ti mismo.
En cualquier momento en que encuentres al investigador haciéndote creer que
realmente eres culpable, aplica el no sé. Presta atención para detectar si te sorprendes
haciendo planes para portarte de una manera distinta. Lo que importa es que has
descubierto el rasgo. Abandona las estrategias de corrección de tu personaje. Este es
un ejercicio de conciencia. Si te enredas en la corrección de tu comportamiento, es
muy probable que el programa de culpa te atrape.
Céntrate en tomar conciencia. Siempre cierra el ejercicio en silencio, aplicando un
enfoque del perdón.
9. Entrenamiento semanal básico
Siete enfoques de conciencia
Asociación Conciencia para el Crecimiento Humano
48
Taller del Perdón Transpersonal Escuela del Perdón
1. Nunca estoy disgustado por la razón que creo
Todos tenemos el poder de remplazar con paz cualquier emoción de ira, depresión o
miedo. Para ello hay que tomar la responsabilidad, darse cuenta de que podemos ver
las cosas de otra manera. La verdadera razón por la que estoy disgustado es que he
elegido el conflicto.
Esta tarjeta explica el cambio de percepción básico: el programa mental tiende a
proyectar la causa de cualquier malestar interno a algo externo, ya sea una persona o
una circunstancia. Siempre creemos que la causa de nuestro malestar [miedo, tristeza,
enfado, irritación, decepción, ansiedad, etc.] es algo externo que parece habernos
molestado o atacado. Mediante este gesto hacemos lo primordial: tomamos
responsabilidad. Es mi manera de percibir la situación, es el programa de dolor, lo que
ha producido un sentimiento negativo en mí.
2. Estoy decidido a ver las cosas de otra manera
Estoy realmente dispuesto a liberarme de los miedos del pasado y del control del
futuro. Soy libre. Desde mi libertad no actúo como un autómata, no reacciono. Elijo el
amor en cada cosa que veo.
Ésta es la primera decisión necesaria para perdonar. Deseo cambiar. No quiero seguir
jugando a un juego que me hace daño. Quiero dejar de jugar a esta especie de “tenis”
de ataque y defensa. Para cambiar, tengo que cambiar mi mentalidad.
Mediante esta declaración me abro a una mente superior, elijo salir de mis estrechas
miras, de mis juicios, elijo cuestionar lo que para mí era verdad, lo que era correcto e
incorrecto. Expreso mi deseo de ampliar mi conciencia, y por tanto acepto la ayuda de
una mente superior a la mía. Esta decisión de cambio abre un puente espiritual de
ayuda. Solo abriéndome a una mente superior a mí puedo sanar la mente
programada, restringida y pequeña que me hace sufrir. En este momento, elijo dejar el
pasado y toda mi historia a favor de una nueva realidad.
3. Renuncio al ataque
Primero percibimos que otra persona nos está atacando, y creemos reaccionar en
defensa propia. Hay que desmontar la primera ilusión. Si hay un ataque fuera, hay un
ataque dentro. Al atacar a los demás me ataco a mí mismo. Cuando creo que voy a
conseguir algo atacando me digo: hoy renuncio a volver a hacerme daño.
El ataque no tiene sentido. Yo he sido entrenado para atacar y para defenderme
atacando, y con ello solo he logrado temor, sufrimiento y culpa. Siempre que percibo
que me atacan, lo que realmente ocurre es que una parte de mí con la que me
Asociación Conciencia para el Crecimiento Humano
49
Taller del Perdón Transpersonal Escuela del Perdón
identifico siente peligro de muerte, y grita para sobrevivir. Sin embargo, esa parte de
mi es un programa del pasado. En realidad, no ha habido ataque, ya que el otro y yo
somos la misma mente. El otro manifestaba los modos en los que mi propia mente me
ataca a mí mismo. Aquí y ahora me doy cuenta de que es un montaje para perpetuar
el ataque, y decido que no quiero volver a hacerme daño a mí mismo.
4. No soy víctima del mundo que veo
Al sentirme víctima, entrego mi poder y mi posibilidad de arreglar las cosas.
Yo puedo cambiar mi percepción y de este modo crear una nueva experiencia de vida
basada en el amor.
De este modo, puedo repetirme cada vez que me sienta víctima: “No soy víctima del
mundo que veo. Solo mis pensamientos de amor son reales, y los elijo en esta situación
[la que sea] y con esta persona [la que sea]”.
Esta es una poderosa idea de emancipación. Mediante el asentamiento de esta idea
recuperas el poder de tu mente para cambiar los guiones que te hacen sufrir y asumir
la responsabilidad de tu percepción, y por tanto, de tu experiencia de vida. Mediante
esta idea asientas tu poder por encima de los programas, por encima del pasado. Es
una idea de responsabilidad que va borrando en ti cualquier sensación de victimismo y
te va poniendo en contacto con tu verdadera libertad.
5. Hoy no juzgaré nada de lo que ocurra
“Te amo y te acepto tal cual eres”
Decido percibir a la gente en un proceso de amor:
O bien manifestándolo de las maneras que comprendo,
O bien, llenos de temor e implorando ayuda, suplicando amor.
El juicio es un ataque mental. Cada vez que juzgo a alguien estoy confundiendo su
verdadera identidad [espíritu] con un disfraz que interpreta [mente ego]. Y al hacerlo,
me estoy identificando yo a mi mismo también con un disfraz y una historia personal.
Al observar mis juicios y corregir mi mente mediante la idea “Te amo y te acepto tal
cual eres”, deshago mi identificación con los patrones y dejo de ver a los demás solo
bajo la mirada de lo aparente.
Asociación Conciencia para el Crecimiento Humano
50
Taller del Perdón Transpersonal Escuela del Perdón
6. Este instante es el único tiempo que existe
Mi preocupación por el pasado y por la proyección de éste sobre el futuro interfiere en
mi propósito de gozar de paz en el presente. El pasado ya pasó y no me puede afectar.
El futuro está aún por llegar.
Hoy me repetiré “Este instante es el único tiempo que existe”
En este instante ¿Qué me falta? ¿Qué problema hay? ¿Algo me duele o alguien me
ataca? En este instante, si me centro y no busco nada fuera de este momento, no
tengo nada que temer, ni culpa alguna, ni dolor alguno. Esta práctica me ayuda a
darme cuenta de que todo el problema lo produce mi mente, y sin embargo, en
cualquier momento puedo entrar en contacto con la paz del presente. Puedo observar
mis hábitos de temer lo que ya pasó o lo que podría pasar y elegir vivir sin más este
momento, paso a paso.
7. Puedo elegir cambiar todos mis pensamientos de dolor
Hoy estoy decidido a que todos mis pensamientos estén completamente libres de
miedo, culpa o condena ya sea con respecto a mí o con respecto a otras personas,
repitiendo lo siguiente: puedo elegir cambiar todos mis pensamientos de dolor.
Como resumen y finalización del entrenamiento, me recuerdo el poder que tengo de
perdonar cualquier percepción errónea, de sanar cualquier pensamiento de dolor, de
desestimar cualquier temor, de desmontar cualquier ataque percibido. Soy
responsable, todo ha ocurrido en mi mente y desde mi mente es desde el único sitio
que puedo repararlo. No soy víctima de mis percepciones. Entro en contacto con mi
verdadera libertad, elijo renunciar al ataque, elijo renunciar a los juicios, vivo el
presente y sano la mente.
10. Ho’oponopono
Práctica interna
Guía emocional y limpieza constante: en el momento en que notas dentro de ti algo
incómodo en relación a una persona, lugar, suceso, o cosa, inicia el proceso de
limpieza activando tu voluntad:
• Perdóname por aquello que hay en mí que ha creado esto.
Asociación Conciencia para el Crecimiento Humano
51
Taller del Perdón Transpersonal Escuela del Perdón
Puedes crear tu propia frase de acuerdo a tu código de creencias [Libera la energía que
estorba en mi percepción, etc.]
• Divinidad [Conciencia, Amor, Dios, Fuente…] limpia en mí lo que está
contribuyendo para este problema.
Afirmaciones básicas de limpieza:
• Lo siento.
Tu reconoces que algo es erróneo en tu percepción, en tu experiencia lo sientes
como dolor, culpa, incomodidad. Reconoces y aceptas este sentimiento, te importa.
• Perdóname.
Reconoces que tu ego-pensador no es capaz de solucionar problemas por sí sola, y
pides ayuda. Solicitas a la Conciencia, Ser, Divinidad, para que opere en ti y
solucione el problema, libere las energías y se genere el vacío.
 Solicitas a la mente divina [con la que soy uno] que ayude a mi mente consciente
[que se cree separada] a perdonarse.
• Te amo
Transmuta la energía bloqueada en energía fluida, favoreciendo tu unión con lo
divino.
El “te amo” es el estado de absoluto convencimiento de que esos recuerdos nada
más son eso, recuerdos de algo que nunca pasó, pero detrás de todo lo que ves, lo
que percibes, lo que hay, está el Ser, está el Amor, esta la Auto-Identidad.
El “te amo” puede repetirse en voz baja una y otra vez. Expresa la alegría de
reconocer que esos recuerdos no son la verdad. Expresan la bendición constante al
ser.
 “Te amo” puede usarse aunque uno no sea consciente de los problemas. Por
ejemplo, puede ser utilizado antes de participar en cualquier actividad como
contestar el teléfono o antes de subirse al automóvil para ir a alguna parte.
• Gracias
Reconoces la perfección del proceso, te desapegas de resultados y confías en que
todo será resuelto para el mayor bien de todos. Te desapegas de los resultados
deseados por tu ego-pensador. Agradeces el proceso, agradeces a las memorias
por liberarse, agradeces los elementos de la vida que te permiten esta limpieza.
Asociación Conciencia para el Crecimiento Humano
52
Taller del Perdón Transpersonal Escuela del Perdón
11. La mirada de la Verdad
AUDIO CD “Prácticas Interiores del Perdón 2”, pista 4
Práctica interna
Práctica interna frente al espejo o visualizando tu propia imagen corporal
Mira la imagen de ti mismo/a. Eres la conciencia viendo a tu persona. Respira y
adáptate a contemplarte en silencio. Deja pasar todos los pensamientos que se fijan
en los detalles y las formas y céntrate en las sentir las frases de esta práctica.
Manteniendo la mirada en tu figura, en tu cuerpo, en tu persona, dedica toda la
atención a tu sentir.
Tu persona no puede verte. La conciencia no se ve. Tampoco puede oírte, solo podrá
sentirte. Por eso, tras cada una de las frases que vas a repetir en voz alta, nos
quedaremos sintiendo unos segundos, respirando y sintiendo, tal y como si
recibiéramos de una conciencia superior estas palabras y las pudiéramos sentir.
Repite muy despacio estas frases. Interiorízalas, siéntelas. Tras cada una, respira y
siente en silencio unos segundos su efecto en ti.
• [Tu nombre], no espero nada de ti.
• No necesito nada de ti, [tu nombre].
• [Tu nombre], nunca te equivocaste.
• Te acepto totalmente tal como estás.
• [Tu nombre], nunca cometiste ningún error.
• [Tu nombre], eres absolutamente inocente.
• Eres inofensivo.
• [Tu nombre], no se espera nada de ti.
• No tienes que demostrar nada.
• Tu función tan solo es ser feliz, aceptarte y despertar de todo drama.
• [Tu nombre], eres totalmente aceptado en todo momento.
Permanece sintiendo unos minutos en silencio.
Asociación Conciencia para el Crecimiento Humano
53
Taller del Perdón Transpersonal Escuela del Perdón
12. Solo yo me rechazo a mi mismo
Enfoque de conciencia
Solo mis propios pensamientos pueden afectarme.
En cada situación en la que sienta haber sido herido, actualizo mi inocencia esencial:
Soy inocente pese a lo que piense otro observador.
El rechazo del otro solo manifiesta las heridas compartidas en nuestro subconsciente.
Es un programa. Un sueño de juicios.
Mis heridas son sus heridas. Todo está en mi mente.
¿Elijo el programa de conflicto?
Si me identifico con el dolor solo haré real el rechazo.
Porque solo yo me rechazo a mí mismo.
Puedo cambiar todos mis pensamientos de dolor.
Puedo entregar también esta percepción.
Que no comprendan ahora no me impide amar.
Era yo quien me estaba rechazando,
al creer en el rechazo.
Solo mis propios pensamientos pueden afectarme.
Solo yo me rechazo a mí mismo.
13. Proceso del perdón cuántico
Práctica interna
1. Recuerdo que es un sueño.
He identificado la verdadera causa de mi sufrimiento, al desmontar la falsa causa
del conflicto [proyectada y programada] y encontrar la verdadera causa: he soñado
Asociación Conciencia para el Crecimiento Humano
54
Taller del Perdón Transpersonal Escuela del Perdón
esta película representando el castigo por haberme separado de mi Ser. Es una
representación de la separación y la culpa, y esta es la verdadera causa de mi
sufrimiento.
Toma de conciencia – despertar – responsabilidad
2. Suelto: perdono mi proyección y me perdono por haberlo proyectado.
Nada de lo que creo que ha pasado, ha pasado en realidad. Tras la primera etapa,
ahora entrego todo esto a la Inteligencia del Amor en mi interior, y me quedo en
silencio. Suelto toda atadura y entrego la proyección, pues si yo lo he elegido a nivel
inconsciente, ahora vuelvo a elegir. Entrego el ego. Entrego mi personaje. Entrego
todo mi crédito en lo falso para que sea deshecho.
Perdono por tanto a mi hermano por lo que no ha hecho, y me perdono a mi mismo
por lo que no he hecho.
Soltar – entrega – voluntad de perdón
3. Elijo la fuerza del Ser [de Cristo, del Espíritu Santo, de la Inteligencia del Amor].
Me uno al Ser en este momento.
Esta etapa no la hago yo. La hace el recuerdo de mi Realidad, el cual está tan
inconsciente como mi culpa, y por eso me parece como si fuera ayudado, asistido o
sanado por algo distinto de lo que yo soy.
Abandono toda expectativa, todo control del resultado, lo doy todo y me uno en
total confianza al espíritu, agradeciendo el proceso y aceptando la sanación.
Comunión – confianza – agradecimiento.
14. Regreso a casa
AUDIO CD “Prácticas Interiores del Perdón 2”, pista 3
Práctica interna
15. Este conflicto es un símbolo de mis memorias dolorosas
Enfoque de conciencia
Este conflicto es un símbolo de mis memorias dolorosas,
todo ha surgido de la mente subconsciente.
Asociación Conciencia para el Crecimiento Humano
55
Taller del Perdón Transpersonal Escuela del Perdón
Mi función es perdonar.
Cuando una persona me ataca, me juzga o me culpabiliza,
es un símbolo de mi propia culpabilización a mi mismo o al mundo.
Cada vez que ataco a otro, es una proyección de mi ataque a mí mismo.
Mi escenario es mi subconsciente.
Mi función es perdonar.
Toda emoción me informa de una oportunidad para perdonar.
He recordado que solo yo me rechazo a mí mismo.
Solo mis propias creencias me pueden afectar.
Todo lo que veo es mi subconsciente.
Mi función es perdonar.
16. Esto es una representación del drama primal
Enfoque de conciencia
Ahora recuerdo el tejido de esta experiencia,
la causa profunda de esto que ha ocurrido
es siempre la misma: la creencia en la separación,
de la cual surge todo conflicto.
Este suceso no es más que otra forma de representar
el dolor, el miedo y la culpa
que se han generado en mi mente
debido a negar la Verdad,
a rechazar mi ser,
a escapar de Dios,
a temer al Amor.
Estoy vivendo un eco del engaño ancestral subconsciente,
Una representación del drama primal.
Abandono la proyección ahora,
pues nunca hubo separación.
Elijo el poder del espíritu,
Asociación Conciencia para el Crecimiento Humano
56
Taller del Perdón Transpersonal Escuela del Perdón
Pues toda relación es con Él.
17. Esto es un montaje. Despierto ahora.
Enfoque de conciencia
¡Esto es un montaje! Una provocación para atacar.
¡Despierto ahora!
El ego ha usado mi mente para atacar.
Pero todo ataque fuera es un ataque dentro.
Es un montaje pues me induce al conflicto,
Y me olvido de mi realidad.
¡Esto es un montaje! Una provocación para atacar.
¡Despierto ahora!
Elijo despertar
y en silencio me encuentro
con la parte de mi mente
que me enseña a ser transparente
al sueño de ataque y defensa.
Ahora recuerdo lo que verdaderamente soy: paz y amor.
Y por fin despierto.
Gracias.
18. Te entrego mi mente
Enfoque de conciencia
Abandono mis temores
te doy estos pensamientos
suelto toda mi confusión
te entrego mi mente.
Te doy mi pasado,
Asociación Conciencia para el Crecimiento Humano
57
Taller del Perdón Transpersonal Escuela del Perdón
te entrego mi futuro
te devuelvo mi mente.
Te entrego esta relación,
no decidiré yo lo que ha de ser,
decídelo tu
pues yo no sé nada,
renuncio a manipular a mi hermano
te entrego esta relación.
Me doy a ti
totalmente ahora
te devuelvo el poder
que creí tener
entre dudas y confusión
entre miedo y sufrimiento
¿cómo pude retenerlo?
Solo me hice daño a mí mismo.
Nunca fue verdadero el poder que retuve,
nunca fue mío.
Te entrego mi mente
pues tuya es por siempre.
Gracias, gracias, gracias.
Te entrego mi mente.
19. Recuerdo lo que es, recuerdo lo que soy
Enfoque de conciencia
Ahora despierto a la verdad más profunda.
Asociación Conciencia para el Crecimiento Humano
58
Taller del Perdón Transpersonal Escuela del Perdón
Reconozco lo que soy profundamente
y lo que es profundamente la otra persona,
ambos somos el Ser,
Conciencia, Amor incondicional.
Recuerdo que soy totalmente inocente y por lo tanto,
el otro es también totalmente inocente.
Recuerdo lo que soy. Recuerdo lo que es.
Yo soy Amor. Él es amor.
Haré que el sueño ocupe su lugar secundario,
y me afianzaré en mi Ser ahora mismo.
Recuerdo lo que soy. Recuerdo lo que es.
Nada me puede pasar, porque soy eterno.
Nada real puede ser amenazado.
No tengo nada que temer.
Recuerdo lo que soy. Recuerdo lo que es.
20. Lo que veo es una petición de ayuda
Enfoque de conciencia
Lo que veo es una petición de ayuda.
Si no la reconozco es porque me niego a darla.
No cerraré las puertas al amor en mi mente.
No puedo sino responder a las súplicas de amor,
que yo mismo he proyectado, dando amor.
Elijo sanar mi percepción.
Esta es la auténtica ayuda
que yo me pido y que yo me doy.
Dar y recibir se funden,
Asociación Conciencia para el Crecimiento Humano
59
Taller del Perdón Transpersonal Escuela del Perdón
al dar ayuda me abro a recibirla,
al recibirla, la doy.
Lo que veo es una petición de ayuda.
Ayudar es permitir que sane mi percepción.
Elijo cambiar mi percepción.
Perdonaré y veré esto de otra forma.
21. Agradezco estar en el camino del Amor
Enfoque de conciencia
Gracias, gracias, gracias,
Por fin he visto lo que dudaba.
Por fin he sentido lo que olvidé.
Gracias comprensión,
Gracias Espíritu,
Gracias, Amor
Gracias, porque voy de tu mano,
Jamás voy solo.
Gracias, gracias, gracias,
porque estoy en el camino del amor.
Asociación Conciencia para el Crecimiento Humano
60
Taller del Perdón Transpersonal Escuela del Perdón
©
2013 - Asociación Conciencia para el crecimiento humano
info@asociacionconciencia.org / Tel.: 91 297 98 71 / Móvil: 607 84 33 59 /
www.asociacionconciencia.org
Bibliografía básica
Fundación para la Paz Interior “Un Curso de Milagros”
Gary Renard “La Desaparición del Universo” y “Tu realidad Inmortal”
Kenneth Wapnick “El mensaje de Un Curso de Milagros”
Gerald G. Jampolsky “Amar es liberarse del miedo”
Foundation of I “Ho’oponopono Autoidentidad E-Book”
Jorge Lomar “Ecología Mental”, “Vivir el Perdón”
Recursos en internet
Todas las prácticas están ordenadas en la página creada específicamente para
ayudarte a vivir el perdón:
http://www.vivirelperdon.com
Todas las actividades las encontrarás en la página de la Asociación Conciencia:
http://www.asociacionconciencia.org
Puedes encontrar vídeos en el canal de YouTube:
http://www.youtube.com/jorgelomar
También hay audios disponibles en el canal de Ivoox:
http://escueladelperdon.ivoox.com
Puedes participar en el espacio de investigación de Jorge Lomar en Facebook:
http://www.facebook.com/jorgelomar
Asociación Conciencia para el Crecimiento Humano
61