MURCIA. 24 de julio de 2016. Domingo XVII de Tiempo Ordinario Nº 225
Revista digital de la Diócesis de Cartagena
Obispo de Cartagena
Señor, enséñanos a orar
Desde Roma
Francisco: "Es libre quien elige el bien,
quien busca aquello que agrada a
Dios, aun cuando sea fatigoso y no sea
fácil"
Noticias
- El Obispo de Cartagena realiza los
nombramientos de sacerdotes y del
Consejo Episcopal
Sergio, a la derecha del Obispo, junto a sus compañeros de curso y el nuevo diácono
Sergio Palazón, el séptimo y último neo presbítero
- Mons. Lorca confirma la autenticidad
de la documentación que habla de la
Santa Espina de las Clarisas de Mula
El pasado sábado, Sergio Palazón Cuadrado recibió el segundo grado del
Orden Sacerdotal en la parroquia de San Sebastián de su pueblo natal,
Ricote. En septiembre se incorporará como vicario parroquial a San
Francisco Javier-San Antón de Murcia. (p.11)
Los jóvenes de la Diócesis llegan a las JMJ de Cracovia
Los cien jóvenes que peregrinan a las JMJ de Cracovia con la Delegación
de Pastoral Juvenil partieron el lunes por la noche y llegaron a Polonia en
la madrugada del jueves, dispuestos a disfrutar de los Días en las Diócesis
y del encuentro con el Papa. (p.12)
Síguenos en Twitter
y Facebook
Toda la información y mucha más,
podrás encontrarla en:
www.diocesisdecartagena.org
Reflexión de Mons. José Manuel Lorca sobre el
Evangelio del XVII Domingo de Tiempo Ordinario:
Señor, enséñanos a orar
Durante estos últimos domingos hemos escuchado
cómo el Señor nos invita a seguirle, a anunciar la Buena
Nueva, las condiciones de un discípulo y la actitud ante
Dios... Este domingo se nos dice directamente que hay
que orar, porque tenemos la seguridad de ser
escuchados por Dios. Es cuestión de confianza y de
acción de gracias, "cuando te invoqué, Señor, me
escuchaste… y acreciste el valor de mi alma". Tal como
nos la presenta Jesús, la oración es una relación
estrechísima con Dios, un amor que lleva
necesariamente al trato especial con el que sabemos
que nos ama. Hablar, tratar, escuchar... son formas de
expresar que no podemos decir que amamos a Dios
sin relacionarnos con Él. El ejemplo más evidente es el
del mismo Jesús, que oraba insistentemente. En efecto,
"Cristo, en los días de su vida mortal, a gritos y con
lágrimas, presentó oraciones y súplicas al que podía
salvarlo de la muerte, cuando en su angustia fue
escuchado" (Hb 5,7).
Fueron muchas veces las que Jesús les dijo: Orad,
pedid… tantas, que los discípulos entendieron el
mensaje del Señor y directamente le dijeron: "enséñanos
a orar". Jesús les escuchó y les ayudó a orar. El Evangelio
de este domingo recoge la más bella plegaria, el
Padrenuestro, que es el modelo de toda
oración, porque nos enseña a, primero,
alabar a Dios y darle gracias y luego,
a presentarle nuestras necesidades e
interceder por todos. La oración es
necesaria, pero también debe ser
humilde, atenta, perseverante y
confiada en la bondad del
Padre, pura de intención y
concorde con lo que Dios
es.
Hay que tener claro que
una vida seria de fe y
compromiso exige
oración, lo mismo
que una vida
intensa de oración
lleva necesariamente a una vida seria de compromiso
cristiano, esto lo pudimos ver en las lecturas del
domingo pasado. La Santa de Ávila lo enseñaba así a
sus hijas del Carmelo, en el libro de las Moradas: "La
más cierta señal que, a mi parecer, hay de si guardamos
estas dos cosas, es guardando bien la del amor del
prójimo; y estad ciertas que mientras más en éste os viereis
aprovechadas, más lo estáis en el amor de Dios". Pero la
condición humana es muy sutil y nos presenta muchas
trampas, para que caigamos en la tentación de pensar
que somos estupendos, aunque estemos alejados de
Dios. Es una advertencia, porque fácilmente nos
podemos engañar a nosotros mismos, por eso
necesitamos de acompañamiento, de una dirección
espiritual. El que conoce bien el rostro de Dios ha
descubierto su gran amor y todo es secundario
comparado con hacer su voluntad, todo lo considera
basura comparado con el conocimiento de Cristo Jesús,
como nos dice San Pablo. Esta es una conclusión cierta:
No se puede estar interesado por Dios sin hablar con
Él, sin escucharle, sin fiarse del Padre Dios. Por ello,
cuando oigáis decir o digáis vosotros mismos: “no
puedo orar porque no tengo tiempo, pero trabajo
mucho por Dios, trabajo en la parroquia, en grupos
cristianos…”. Decid, ¡no puede ser! El compromiso
cristiano serio necesita de la oración. ¡Cuidado con las
excusas! Que tengo prisa, que tengo tanto que hacer,
¿para qué sirve? El Papa Benedicto nos decía que la
oración de verdad es también una manera de hacer
pastoral y de evangelizar. El Señor nos vuelve a iluminar
nuestro camino de vida cristiana potenciando el gusto
por estar con Él y poder servir mejor, con toda humildad
y constancia.
#MurciaJMJ @SMsanFulgencio
@DelejuCartagena Nos alegramos mucho de
la feliz travesía a través de Europa para llegar
a #Krakow2016
Francisco: "Es libre quien elige el bien, quien
busca aquello que agrada a Dios, aun cuando
sea fatigoso y no sea fácil"
Rescatamos esta semana la homilía del Papa Francisco en el Jubileo de los
Adolescentes que tuvo lugar el 24 de abril en la plaza de San Pedro.
Queridos muchachos: Qué gran responsabilidad nos confía
hoy el Señor. Nos dice que la gente conocerá a los discípulos
de Jesús por cómo se aman entre ellos. En otras palabras,
el amor es el documento de identidad del cristiano, es el
único "documento" válido para ser reconocidos como dis­
cípulos de Jesús. El único documento válido. Si este docu­
mento caduca y no se renueva continuamente, dejamos
de ser testigos del Maestro. Entonces os pregunto: ¿Queréis
acoger la invitación de Jesús para ser sus discípulos?
¿Queréis ser sus amigos fieles? El amigo verdadero de Jesús
se distingue principalmente por el amor concreto (…).
Ante todo, amar es bello, es el camino para ser felices. Pero
no es fácil, es desafiante, supone esfuerzo (…).
Miremos al Señor, que es insuperable en generosidad (…).
Nos regala su amistad fiel, que no la retirará jamás. El Señor
es el amigo para siempre. Además, si tú lo decepcionas y
te alejas de él, Jesús sigue amándote y estando contigo,
creyendo en ti más de lo que tú crees en ti mismo. Esto es
lo específico del amor que nos enseña Jesús. Y esto es muy
importante. Porque la amenaza principal, que impide crecer
bien, es cuando no importas a nadie -esto es triste-, cuando
te sientes marginado. En cambio, el Señor está siempre
junto a ti y está contento de estar contigo.
(…) Si vais a la escuela del Señor, os enseñará a hacer más
hermosos también el afecto y la ternura. Os pondrá en el
corazón una intención buena, esa de amar sin poseer: de
querer a las personas sin desearlas como algo propio, sino
dejándolas libres. Porque el amor es libre. No existe amor
verdadero si no es libre. Esa libertad que el Señor nos da
cuando nos ama. Él siempre está junto a nosotros. En efecto,
siempre existe la tentación de contaminar el afecto con la
pretensión instintiva de tomar, de "poseer" aquello que me
gusta; y esto es egoísmo. Y también, la cultura consumista
refuerza esta tendencia. Pero cualquier cosa, cuando se
exprime demasiado, se desgasta, se estropea; después se
queda uno decepcionado con el vacío dentro. Si escucháis
Acordémonos de los ancianos y los enfer­
mos, que en verano a menudo se quedan
más solos y pueden encontrarse en dificul­
tad.
la voz del Señor, os revelará el secreto de la ternura: intere­
sarse por otra persona, quiere decir respetarla, protegerla,
esperarla (...).
En estos años de juventud percibís también un gran deseo
de libertad. Muchos os dirán que ser libres significa hacer
lo que se quiera. Pero en esto se necesita saber decir no. Si
no sabes decir no, no eres libre. Libre es quien sabe decir sí
y sabe decir no. La libertad no es poder hacer siempre lo
que se quiere: esto nos vuelve cerrados, distantes y nos
impide ser amigos abiertos y sinceros; no es verdad que
cuando estoy bien todo vaya bien. No, no es verdad. En
cambio, la libertad es el don de poder elegir el bien: esto es
libertad. Es libre quien elige el bien, quien busca aquello
que agrada a Dios, aun cuando sea fatigoso y no sea fácil.
Pero yo creo que vosotros, jóvenes, no tenéis miedo al
cansancio, sois valientes. Sólo con decisiones valientes y
fuertes se realizan los sueños más grandes, esos por los que
vale la pena dar la vida (…).
Porque el amor es el don libre de quien tiene el corazón
abierto; es una responsabilidad, pero una responsabilidad
bella que dura toda la vida; es el compromiso cotidiano de
quien sabe realizar grandes sueños. ¡Ay de los jóvenes que
no saben soñar, que no se atreven a soñar! Si un joven, a
vuestra edad, no es capaz de soñar, ya está jubilado, no
sirve. El amor se alimenta de confianza, de respeto y de
perdón (...). ¿Cómo podemos crecer en el amor? El secreto
está en el Señor: Jesús se nos da a sí mismo en la Santa
Misa, nos ofrece el perdón y la paz en la Confesión. Allí
aprendemos a acoger su amor, hacerlo nuestro, y a difundir­
lo en el mundo. Y cuando amar parece algo arduo, cuando
es difícil decir no a lo que es falso, mirad la cruz del Señor,
abrazadla y no dejad su mano, que os lleva hacia lo alto y
os levanta cuando caéis. Durante la vida siempre se cae,
porque somos pecadores, somos débiles. Pero está la mano
de Jesús que nos levanta y nos eleva. Jesús nos quiere de
pie. Esa palabra bonita que Jesús decía a los paralíticos:
"levántate". Dios nos ha creado para estar de pie (…).
Sé que sois capaces de gestos grandes de amistad y bondad.
Estáis llamados a construir así el futuro: junto con los otros
y por los otros, pero jamás contra alguien. (...) Haréis cosas
maravillosas si os preparáis bien ya desde ahora, viviendo
plenamente vuestra edad, tan rica de dones, y no temiendo
al cansancio (...).
EL EVANGELIO, XVII Tiempo Ordinario
Del Santo Evangelio según San Lucas 11, 1-13
Una vez que estaba Jesús orando en cierto lugar, cuando terminó, uno de
sus discípulos le dijo:
— «Señor, enséñanos a orar, como Juan enseñó a sus discípulos».
Él les dijo:
— «Cuando oréis, decid: "Padre, santificado sea tu nombre, venga tu reino,
danos cada día nuestro pan cotidiano, perdónanos nuestros pecados, porque
también nosotros perdonamos a todo el que nos debe, y no nos dejes caer
en tentación"».
DIBUJO: Mons. Lorca Planes
“Pedid y se os dará”
PRIMERA LECTURA
Génesis 18, 20-32
Y les dijo:
— «Suponed que alguno de vosotros tiene un amigo, y viene durante la
medianoche y le dice: "Amigo, préstame tres panes, pues uno de mis amigos
ha venido de viaje y no tengo nada que ofrecerle"; y, desde dentro, aquel le
responde: "No me molestes; la puerta ya está cerrada; mis niños y yo estamos
acostados; no puedo levantarme para dártelos"; os digo que, si no se levanta
y se los da por ser amigo suyo, al menos por su importunidad se levantará
y le dará cuanto necesite. Pues yo os digo a vosotros: Pedid y se os dará,
buscad y hallaréis, llamad y se os abrirá; porque todo el que pide recibe, y el
que busca halla, y al que llama se le abre. ¿Qué padre entre vosotros, si su
hijo le pide un pez, le dará una serpiente en lugar del pez? ¿O si le pide un
huevo, le dará un escorpión? Si vosotros, pues, que sois malos, sabéis dar
cosas buenas a vuestros hijos, ¿cuánto más el Padre del cielo dará el Espíritu
Santo a los que se lo piden?».
SALMO RESPONSORIAL
Sal 137, l-2a. 2bc-3. 6-7ab. 7c-8
SEGUNDA LECTURA
Colosenses 2, 12-14
EVANGELIO
Lucas 11, 1-13
Celebramos este domingo el décimo séptimo del Tiempo
Ordinario. Los discípulos piden a Jesús que les enseñe a orar. Ese
es también hoy nuestro deseo: saber dirigirnos a Dios y encontrar
las palabras que expresen lo que hay en nuestro corazón.
Pero también queremos celebrar la Eucaristía, a la que cada
domingo somos convocados, de modo que sea también una
experiencia de encuentro, de oración, de escucha, de fraternidad
y de comunión.
Acojamos pues el don que Dios nos ofrece.
Los cantos del Ordinario de la Misa
Dentro del conjunto de los cantos de la Misa hay un grupo que denominamos "cantos
del Ordinario", cuya importancia es sumamente grande, especialmente en lo que se
refiere a la participación de la asamblea. De ellos hablamos esta semana en nuestro
artículo.
Muchas veces cuando un coro se pone a preparar los
cantos para una celebración, es habitual empezar por
el principio: por el canto de entrada. Luego, en orden,
se va avanzando por el esquema de la celebración,
decidiendo qué cantar en cada uno de los momentos
del rito litúrgico.
litúrgica. Aunque no sea siempre necesario, como por
ejemplo en las Misas feriales, cantar todos los textos que
de por sí se destinan a ser cantados, hay que cuidar
absolutamente que no falte el canto de los ministros y
del pueblo en las celebraciones que se llevan a cabo los
domingos y fiestas de precepto.
Esto puede dar una falsa impresión: que todos los
cantos tienen el mismo valor o la misma importancia
dentro de la celebración. No es así. Hay algunos cantos
que han de ser privilegiados, en los cuales hay que
poner siempre un especial cuidado y esmero. No
siempre ocurre así en nuestras celebraciones.
Sin embargo, al determinar las partes que en efecto se
van a cantar, prefiéranse aquellas que son más
importantes, y en especial, aquellas en las cuales el pueblo
responde al canto del sacerdote, del diácono o del lector,
y aquellas en las que el sacerdote y el pueblo cantan al
unísono".
Nos estamos refiriendo muy especialmente a los cantos
del Ordinario, es decir, a unos cantos que, sea cual sea
la celebración, están siempre presentes y mantienen
el mismo, texto, no varían. Son, en su orden, el Kyrie aclamación a Cristo después del acto penitencial- el
Gloria -canto doxológico, de aclamación a la Santísima
Trinidad-, el Santo integrado dentro de la Plegaria
Eucarística, como conclusión del Prefacio- y el Codero
de Dios -canto que acompaña a la fracción del pan-.
Estos textos fueron poco a poco dejando de ser el
canto de la asamblea, al hacerse sus melodías en canto
gregoriano más y más complejas y al aparecer la
polifonía, que requería de un coro especializado.
Así pues, los coros deberían tener un repertorio
suficiente de cantos del Ordinario conocidos por la
asamblea, que facilitasen la participación de la misma,
y que a la vez sirviesen para distinguir los días de mayor
solemnidad de celebraciones más "normales". Un
criterio importantísimo es que el canto del Ordinario
debe respetar escrupulosamente la letra del texto
litúrgico, que no puede ser cambiada, al ser fija.
Junto con los cantos del Ordinario hay también otras
pequeñas intervenciones musicales que también
ayudan a la asamblea a participar: nos referimos ahora
a las aclamaciones: desde el Aleluya hasta los diálogos
con el sacerdote.
La Ordenación General del Misal Romano, en su número
40, nos aporta una valiosa orientación:
"Téngase, por consiguiente, en gran estima el uso del
canto en la celebración de la Misa, atendiendo a la índole
de cada pueblo y a las posibilidades de cada asamblea
Elegir los cantos de la celebración, por tanto, es algo
que habría de hacerse pensando en qué momentos la
asamblea va a participar, eligiendo bien los cantos del
Ordinario y preparando bien las intervenciones del
pueblo. Luego se elegirán los otros cantos, algunos de
los cantos requerirán participación directa de la
asamblea y otros no, por ejemplo, por ser más
meditativos. Pero lo primero que hemos de asegurar
es, precisamente, que a la asamblea no le falte la
posibilidad de alabar al Señor con el canto.
Un saludo a todos los lectores de "Nuestra Iglesia". Feliz
semana y, para los que las están disfrutando, también
felices vacaciones.
Ramón Navarro, Delegado Episcopal de Liturgia
Enric Pastor Ereu, hermano de San Juan de Dios
Tras 12 años de intenso trabajo en la Fundación Jesús Abandonado, marcha a México
para seguir trabajando en otros proyectos de la Orden Hospitalaria de San Juan de
Dios.
"El trabajo si se hace con
amor tiene sus frutos.
Me he dado cuenta que
podemos transformar la
vida de personas muy
deterioradas tan sólo
haciéndolas sentirse
acogidas, valoradas,
integradas, queridas y
escuchadas. Pequeñas
cosas que damos por
supuestas muchas veces, pero que son trans­
formadoras". Esta experiencia es una de las cosas que
más le han marcado. Enric Pastor Ereu, hermano de la
Orden Hospitalaria de San Juan de Dios, deja Jesús Aban­
donado y se marcha a México tras 12 años en la
institución murciana.
Se marcha, asegura, con un sabor agridulce: "por un
lado están las nuevas perspectivas, ya que es algo
deseado; pero también tengo un poquito de tristeza por
las personas que dejo aquí y por los recuerdos". Aún no
se hace a la idea de tener que salir de una ciudad que le
ha aportado mucho, espiritual y personalmente. "Han
sido doce años intensos en los que he podido desarrollar
mi vocación, atendiendo a aquellas personas que más
lo necesitan desde la fundación".
"Al llegar aquí la primera impresión fue chocante, porque
venía de Palencia, del verde, y cuando llegué y vi esto
tan seco, dije Dios mío, no sé si voy a aguantar -comenta
entre risas el religioso-, pero sí, uno al final se adapta. Y
además, estoy encantado de estar en Murcia, con sus
gentes, que me han acogido muy bien".
En Jesús Abandonado
"Desde que llegué hace doce años he visto una evolución
muy grande, rápida y buena de Jesús Abandonado. Re­
cuerdo que al principio había dos trabajadores sociales
tan sólo a media jornada, y lo principal era dar acogida
a las personas y darles de comer. En este tiempo se ha
desarrollado muchísimo, con nuevos proyectos, la
incorporación de nuevos profesionales... Ahora, además
de dar de comer y dormir, hay una preocupación especial
por la promoción integral de la persona: salud, ámbito
social, laboral y existencial".
La comunidad de Hermanos Hospitalarios de San Juan
de Dios lleva presente en la fundación veinte años, y han
sido los responsables de la dirección del centro hasta
hace unos ocho años que se constituyó una directiva
seglar, aunque ellos siguen presentes tanto en el patronato como en la casa.
Cada uno de los religiosos tiene una tarea concreta,
"tareas de presencia", como las llama Enric. "Se pueden
hacer muchas cosas, pero la fundación es una obra de
la Iglesia, por lo que tiene que haber algo que la diferencie
de otras instituciones, y ahí es donde los hermanos esta­
mos".
Enric es trabajador social y a lo largo de los años que ha
estado en Jesús Abandonado ha desarrollado diferentes
labores: Los primeros años estuvo en un proyecto de
calle, recorriendo las calles de Murcia para ofrecer a los
transeúntes la posibilidad de acceder a unos servicios
mínimos de aseo y comida; después pasó a la oficina de
admisión y hasta ahora ha estado en el centro de larga
estancia de Santa Catalina.
A través del testimonio de alcohólicos y enfermos de
SIDA, personas a las que habían ayudado los Hermanos
Hospitalarios de San Juan de Dios, llegó Enric Pastor
Ereu hasta la Orden y ese fue el empujón final para hacerse religioso. Ahora, con el testimonio de otras muchas
personas que sufren, día a día, en la calle solas y dañadas
por la vida se marcha, reconfortado y confiando que ese
es su lugar.
Adoremus, Cartagena
La oración por vivos y difuntos es una de las obras de misericordia espirituales. Una
obra que se realiza en Cartagena, todos los primeros viernes de mes, a través de
Adoremus, un grupo que se reúne entorno a Jesús Sacramentado para orar y adorar.
el 'chacharemus'. Un rato de charla, de compartir lo
vivido esa noche y la fe. "Es algo que surgió de forma
muy natural y espontánea -explica José Antonio
Rodríguez-. Recuerdo los primeros años que mucha
gente, sabiendo que después nos quedábamos, se
llevaban pastelitos, galletas, incluso algunos termos
con chocolate. Porque lloviera, hiciera frío o calor,
allí estábamos".
Proximidad con Cristo
En una parroquia de Roma surgió todo. Desde allí
viajó el proyecto hasta Córdoba, de donde fue traído
hasta nuestra Diócesis, hasta Cartagena. "Fue un
descubrimiento maravilloso". Así lo recuerda él, José
Antonio Rodríguez, uno de los responsables de
Adoremus en Cartagena.
Se presenta, Adoremus, como un punto de encuentro
de la Iglesia entorno a Jesús Sacramentado, un lugar
para que todos los creyentes puedan adorarle y estar
con Él. Este espacio de oración, adoración, testimonio
y celebración comenzó, hace más de siete años ani­
mado por miembros de la Obra de Jesús, para hacerse
todos los viernes por la noche en la iglesia de los
Padres Claretianos, en San Antonio María Claret (Cartagena). Desde entonces han cambiado los días, pues
sólo se hace los primeros viernes de mes, y también
de sitio, ya que ahora se hace en la capilla de los
padres Franciscanos.
El Adoremus comienza con un testimonio, una llama­
da de atención a vivir en primera persona la experiencia de la fe. Suelen ser historias relacionadas con
el tiempo litúrgico de cada momento, o sobre un
aspecto concreto de la fe. Después continúan con la
adoración, un tiempo en el que también hay lugar
para la confesión. Y finalmente, acaban con la
celebración de la Eucaristía.
Tras el tiempo del Adoremus, que empieza a las 20:30
horas y suele durar una hora y media, también hay
lugar para lo que los miembros de este grupo llaman
"Intentamos que esta actividad sea un descubrimien­
to de Cristo Eucarístico, de la proximidad de Dios con
nosotros y de la vida interior", explica Rodríguez. Este
tiempo de oración y celebración semanal tiene por
objeto que los participantes puedan descubrir el
amor de Cristo y profundizar en su ser cristiano. "Al
igual que se hacen ejercicios para cuidar y mantener
el cuerpo, nuestra alma también necesita esos ejer­
cicios, necesita hábitos y juntos queremos ayudar y
contribuir a esto", señala.
En Adoremus la oración no es sólo algo íntimo y
personal, sino que se extrapola a las necesidades de
los demás y del mundo. En la Eucaristía todos los
participantes rezan unos por otros, por problemas
concretos que conocen y por los que les piden
oración, por la sociedad, así como por las necesidades
que tienen la Iglesia y los cristianos. Y al terminar la
sesión, también dedican un momento especial de
oración por las almas del purgatorio.
Impulso de la adoración
Al comienzo de esta actividad cada viernes predicaba
en la Eucaristía un sacerdote diferente de la ciudad
portuaria, lo que hizo que se fuera dando a conocer
hasta el punto de que incluso algunos los invitaban
a realizar sesiones en sus parroquias, haciendo así lo
que llamaron un "Adoremus itinerante" una vez al
mes. "Poco a poco hemos visto cómo en muchas
parroquias -cuenta José Antonio- se ha impulsado
la adoración".
Nombramientos firmados por el Obispo de Cartagena
18 de junio de 2016
párroco de San Agustín de Fuente Álamo.
1.- Jesús Sánchez García, neo-presbítero, nombrado
formador del Seminario Menor de San José.
13.- Eugenio Azorín Sánchez cesa como párroco de:
La Purísima de Balsapintada, San Antonio de Lobosillo,
y Purificación de María de Valladolises; y es nombrado
párroco de Ntra. Sra. de la Asunción de Torres de
Cotillas y capellán de las Misioneras del Divino Maestro.
28 de junio de 2016
2.- P. Francisco Javier Aguinaco Arrausi, CM, cesa como
párroco de San Pedro Pescador de Cartagena.
3.- P. Wilson Sitchon Figueroa, CM, nombrado párroco
de San Pedro Pescador de Cartagena. Continúa como
vicario parroquial de San Vicente de Paúl de Cartagena.
4.- P. Alberto Torres Guerrero, CM, cesa como párroco
de San Antonio Abad de Cartagena.
5.- P. Juan Bautista Iborra Garcerá, CM, cesa como
vicario parroquial de San Antonio Abad de Cartagena
y pasa a capellán del Santo Hospital de Caridad.
6.- P. Luis Santana García, CM, nombrado vicario
parroquial de San Vicente de Paúl, Cartagena.
Día 16 de julio de 2016
7.- Manuel Guillén Moreno cesa como párroco de La
Purísima de Fortuna y es nombrado párroco de Ntra.
Sra. de la Asunción de Alcantarilla.
8.- Patrocinio Imperial García cesa como párroco de
Ntra. Sra. de los Dolores de Dolores de Pacheco y
encargado de la Iglesia de San Cayetano, y es nombra­
do párroco de La Purísima de Fortuna.
9.- Fernando Manuel Rabadán Díaz cesa como vicario
parroquial de San Juan Bautista de Beniaján y es nom­
brado párroco de Ntra. Sra. de los Dolores de Dolores
de Pacheco y encargado de la Iglesia de San Cayetano.
10.- José Miguel Cavas López cesa como vicario
parroquial de Ntra. Sra. de La Asunción de Alcantarilla
y pasa a cursar estudios en Roma.
11.- César Meca Martínez cesa como párroco de San
Agustín de Fuente Álamo y pasa al Arzobispado Cas­
trense.
12.- Diego José Gil Conesa cesa como párroco de Ntra.
Sra. de la Asunción de Torres de Cotillas y es nombrado
14.- Jerónimo Hernández Almela cesa como vicario
parroquial de Ntra. Sra. de la Asunción de Molina de
Segura y es nombrado párroco de: La Purísima de
Balsapintada, San Antonio de Lobosillo y Purificación
de María de Valladolises.
15.- Miguel Ángel Alarcón Olivares, neo-presbítero,
nombrado vicario parroquial de Ntra. Sra. de la
Asunción de Molina de Segura.
16.- Manuel Pérez Martínez cesa como capellán del
Hospital Morales Meseguer de Murcia, continúa como
párroco de Santa María de Guadalupe, de Guadalupe.
17.- Jesús Serna Villaescusa cesa como párroco de:
Sagrado Corazón de Jesús de Hoya e Hinojar (Lorca)
y Santa Gertrudis de Marchena (Lorca), y como capellán
del Hospital Rafael Méndez de Lorca. Y es nombrado
capellán del Hospital Morales Meseguer y colaborador
de San Juan Bautista de Murcia.
18.- Kenneth Chukwuka Iloabuchi cesa como vicario
parroquial de San Pedro Apóstol, de San Pedro del
Pinatar, y Ntra. Sra. del Rosario, de El Mirador, y es
nombrado párroco de: Sagrado Corazón de Jesús de
Hoya e Hinojar (Lorca), y Santa Gertrudis de Marchena
(Lorca), y también capellán del Hospital Rafael Méndez
de Lorca.
19.- Ángel Molina Casalins cesa como vicario parroquial
de Santa María de Gracia de Cartagena y es nombrado
vicario parroquial de San Pedro Apóstol de San Pedro
del Pinatar.
20.- Fernando Nadal Férez cesa como párroco de Ntra.
Sra. de la Asunción de Moratalla y es nombrado vicario
parroquial de Santa María de Gracia de Cartagena.
21.- Ignacio Gamboa Gil de Sola cesa como vicario
parroquial de San Francisco Javier- San Antón de
Murcia y es nombrado párroco de Ntra. Sra. de la
Asunción de Moratalla.
22.- Sergio Palazón Cuadrado, neo-presbítero, nom­
brado vicario parroquial de San Francisco Javier-San
Antón de Murcia.
23.- Emilio Andrés Sánchez Espín cesa como párroco
de San José de Abanilla y es nombrado rector de la
Basílica-Santuario de Vera Cruz de Caravaca.
24.- Ángel Soler Larrosa cesa como párroco de: Santiago Apóstol de Pliego y la Purísima Concepción de
Casas Nuevas, y es nombrado párroco de San José de
Abanilla.
25.- Manuel Jiménez Hidalgo cesa como párroco de
Santa María Magdalena de Cehegín y es nombrado
párroco de: Santiago Apóstol de Pliego y de La Purísi­
ma Concepción de Casas Nuevas.
26.- Alfonso Moya Fernández cesa como rector de la
Basílica-Santuario de la Santísima y Vera Cruz de Caravaca y es nombrado párroco de Santa María
Magdalena de Cehegín.
27.- Américo João Antonio cesa como colaborador de
San Vicente Mártir de Molina y regresa a su país.
28.- Vicente Martínez García cesa como párroco de
San Pedro Apóstol de Murcia y es nombrado colabo­
rador de San Vicente Mártir de Molina.
29.- José Sánchez Fernández cesa como párroco de
San Juan de Ávila de Murcia y es nombrado párroco
de San Pedro Apóstol de Murcia. Continúa con los
demás encargos pastorales.
30.- Joaquín López Sánchez cesa del cargo como
párroco de Ntra. Sra. de la Fuensanta de Patiño y es
nombrado párroco de San Juan de Ávila de Murcia.
Continúa con los demás encargos pastorales.
Cristo de las Penas de Barqueros y pasa a año sabático
34.- Pánfilo Ndong Ondó Nchama cesa como vicario
parroquial de San Pedro Apóstol de Alcantarilla y es
nombrado párroco de: Ntra. Sra. del Rosario de Fuente
Librilla y Cristo de las Penas de Barqueros, y capellán
de las Religiosas Salesianas de Alcantarilla.
35.- Francisco Vivancos García, OSB, cesa como párroco
de Ntra. Sra. de los Ángeles de El Siscar, y como encar­
gado de la Iglesia de La Matanza (Santomera) y
capellán de las Clarisas de Santomera. Deja la Diócesis
de Cartagena.
36.- Juan García Inza cesa como párroco de Santo
Tomás de Aquino de Espinardo y es nombrado párroco
de Ntra. Sra. de los Ángeles de El Siscar, encargado de
la Iglesia de la Matanza (Santomera), y capellán de las
Religiosas Clarisas de Santomera.
37.- Ángel Martínez Puche es nombrado párroco de
Santo Tomás de Aquino de Espinardo.
38.- José Miguel Blasco Avellaneda cesa como párroco
de San José Obrero de Cieza y pasa a las misiones en
la Diócesis de Santiago de Chile (Chile).
39.- Pedro José González Najas cesa como vicario
parroquial de la Parroquia Ntra. Sra. de la Asunción
de Cieza y es nombrado párroco de San José Obrero
de Cieza.
40.- Saúl Sánchez Fernández, neo-presbítero, es nom­
brado vicario parroquial de Ntra. Sra. de la Asunción
de Cieza.
41.- José Léon Léon cesa como párroco de San Fran­
cisco Javier de San Javier y es nombrado párroco de
Ntra. Sra. de la Asunción de Molina de Segura.
31.- Ángel Mateos Guillén cesa como párroco del
Cristo del Consuelo-Santa Clara de Cieza y es nombra­
do párroco de Ntra. Sra. de la Fuensanta de Patiño.
42.- Antonio José Palazón Cano cesa como párroco
de Santa Florentina de Cartagena y es nombrado
párroco de San Francisco Javier de San Javier.
32.- Joaquín Miguel Mellinas Martínez cesa como
párroco de Ntra. Sra. del Rosario de Fuente Librilla y
es nombrado párroco del Cristo del Consuelo-Santa
Clara de Cieza.
43.- David Emilio Tomás Olivares cesa como párroco
de La Inmaculada Concepción de Cartagena y Santiago Apóstol de Cuesta Blanca; y capellán de la Residencia de Ancianos de las Hermanitas de los Pobres
de Cartagena. Nombrado párroco de Santa Florentina
de Cartagena.
33.- Julián Campos Núñez cesa como párroco del
44.- Antonio Carpena López cesa como párroco de:
San Antonio de Padua de Almendricos y La Purísima
de El Esparragal (Puerto Lumbreras); y es nombrado
párroco de: La Inmaculada Concepción de Cartagena
y Santiago Apóstol de Cuesta Blanca; y capellán de la
Residencia de Ancianos de las Hermanitas de los Po­
bres de Cartagena.
45.- Juan María Moreno Belda cesa como vicario
parroquial de San Mateo de Lorca y es nombrado
párroco de: San Antonio de Padua de Almendricos y
La Purísima de El Esparragal (Puerto Lumbreras).
46.- Doménico Pío Greco, neo-presbítero, es nombrado
vicario parroquial de San Mateo de Lorca.
47.- Antonio Jesús Gallego López cesa como capellán
del Hospital Morales Meseguer de Murcia. Continúa
con los demás encargos pastorales.
48.- Bibiano Escudero Conesa cesa como capellán del
Hospital Virgen de la Arrixaca y es nombrado capellán
del Hospital Morales Meseguer de Murcia. Continúa
con los demás encargos pastorales.
49.- David Magno Pujante Gilabert cesa como vicario
parroquial de San Francisco Javier de San Javier y es
nombrado capellán del Hospital Virgen de la Arrixaca
y vicario parroquial de Ntra. Sra. de los Ángeles de
Sangonera la Verde.
50.- Marcelo Ndong Obono cesa como párroco de
Ntra. Sra. del Rosario de Barinas y es nombrado colaborador de San Antolín de Murcia.
51.- Pedro Osete Martínez cesa como párroco de: Santa
Bárbara de Benizar, San Bartolomé de Sabinar, y San
Juan Bautista de Campo de San Juan; y es nombrado
párroco de Ntra. Sra. del Rosario de Barinas.
52.- Samuel Jesús Roldán Sánchez cesa como vicario
parroquial de Ntra. Sra. del Rosario de Torre Pacheco,
y es nombrado párroco de: Santa Bárbara de Benizar
(con Otos y Mazuza); San Bartolomé de Sabinar (con
Calar de la Santa); San Juan Bautista de Campo de San
Juan; y Virgen de los Desamparados de Cenajo.
53.- David Álvarez de la Campa Pinar, neo-presbítero,
es nombrado vicario parroquial de Ntra. Sra. del Rosario
de Torre Pacheco.
54.- José María Gómez Fernández es nombrado párro­
co de San Antonio Abad de Cartagena.
55.- Manuel Larrosa González es nombrado párroco
de: Virgen de la Huertas de la Paca; Ntra. Sra. de la
Piedad de la Zarcilla de Ramos; y Ntra. Sra. de la
Asunción de Fuensanta de Lorca, de las que en la
actualidad es administrador parroquial.
56.- Francisco José Parra Moreo cesa como párroco
de: Santa Bárbara de Archivel; La Purísima de Cañada
de la Cruz; Nuestra Señora de la Asunción de El Moral;
y San Nicolás de Inazares, pasando a año sabático.
57.- Pedro García Casas es nombrado párroco de: Santa
Bárbara de Archivel; La Purísima de Cañada de la Cruz;
Ntra. Sra. de la Asunción de El Moral; y San Nicolás de
Inazares, de las que en la actualidad es administrador
parroquial.
58.- Antonio Fernández Marín cesa como párroco del
Sagrado Corazón de Jesús de Molina de Segura, pasan­
do a jubilado.
59.- Daniel Pellicer Monteagudo regresa a la Diócesis
tras realizar estudios en Roma y es nombrado párroco
del Sagrado Corazón de Jesús de Molina de Segura.
60.- Genildo Francisco Do Nascimento, neo-presbítero,
es nombrado vicario parroquial del Sagrado Corazón
de Jesús de Molina de Segura.
61.- Francisco Antonio Matías cesa como colaborador
de San Juan Bautista de Archena. Regresa a su país.
62.- Fr. José Torres del Cerro, OFM, cesa como párroco
de Ntra. Sra. de las Huertas de Lorca.
63.- Fr. Pedro Calvo Úbeda, OFM, cesa como párroco
de Ntra. Sra. de las Maravillas de Cehegín y es nombra­
do párroco de Ntra. Sra. de las Huertas de Lorca.
64.- Fr. Francisco Ángel Fernández Molero, OFM, es
nombrado párroco de Ntra. Sra. de las Maravillas de
Cehegín.
65.- Francisco Javier Martínez-Corbalán Pozo cesa
como vicario parroquial de Ntra. Sra. de las Lágrimas
de Cabezo de Torres y es nombrado capellán de las
Clarisas y colaborador de El Salvador de Caravaca.
Sergio Palazón Cuadrado, el séptimo
sacerdote ordenado este año
"Dos lámparas tienes en­
cendidas, que son una referencia necesaria en tu vida:
la primera es la de la
Santísima Virgen María, a la
que te has consagrado al
inicio de este camino de
servicio durante el primer
año de Seminario Mayor, y,
la segunda, la lámpara del
patrón de tu pueblo, San
Sebastián". Encomendado a
María y a San Sebastián el ministerio sacerdotal del
nuevo presbítero, comenzaba su homilía el Obispo de
Cartagena en la ordenación sacerdotal de Sergio Palazón
Cuadrado, una celebración que tuvo lugar en la tarde
del sábado, fiesta de la Virgen del Carmen, en la parroquia
de San Sebastián de Ricote.
Sergio, de 45 años, recibía el segundo grado del Orden
Sacerdotal, acompañado de sus familiares y amigos y
medio centenar de sacerdotes.
Mons. Lorca Planes habló de la importancia del ministerio
sacerdotal que, a través de los sacramentos, hace pre­
sente a Cristo en la vida de los demás: "ante la filiación
divina; para ofrecerle el perdón de los pecados; la presencia real y sacramental de Cristo en la Eucaristía; en
el momento de consagrar sus vidas en el amor y formar
una familia; cuando sientan la debilidad en la enfer­
medad y tú les lleves la fortaleza de Dios en la
Unción…¡Qué grandeza! ¡Qué privilegio!".
El Obispo invitó al ordenando a fijarse en María, "modelo
de virtudes", santa por su "respuesta total, generosa,
perseverante, al don del tres veces Santo, que la ha
elegido como propio santuario viviente". Encomendó a
Sergio a la protección de la Virgen María para que se
mantenga fiel a la voluntad de Dios y dispuesto y atento
a sus hermanos, "siendo siempre un sacerdote, hijo de
la Iglesia, misericordioso, capaz de conmoverte de la
gente que sufre, como Jesús… lleno de ternura, espe­
cialmente hacia las personas excluidas, hacia los peca­
dores, hacia los enfermos que nadie cuida... Le he pedido
que seas un buen pastor, lleno de misericordia y de
compasión, cercano a la gente y servidor de todos".
Sergio iniciará su ministerio sacerdotal como vicario
parroquial en San Francisco Javier-San Antón de Murcia.
David Martínez Robles, nuevo Vicario
del Campo de Cartagena-Mar Menor
El Obispo de Cartagena reno­
vará por tres años a la mayoría
de sus vicarios episcopales. La
novedad se presenta en la
Vicaría del Campo de Cartage­
na-Mar Menor, que la asumirá
David Martínez Robles, párroco
de Nuestra Señora del Rosario
de Torre Pacheco. La otra
novedad es que José Alberto
Cánovas Sánchez deja la Vicaría
para la Evangelización, que la
asumirá José León León, nuevo párroco de Nuestra
Señora de la Asunción de Molina de Segura.
Juan Tudela García seguirá al frente de la Vicaría General
y se mantienen el resto de vicarios de las otras siete
zonas pastorales, así como el Vicario de Familia y Vida,
que seguirá siendo Ángel Francisco Molina Navarro.
Los miembros del Consejo de Vicarios tomarán posesión
de sus cargos el 1 de septiembre, en la capilla privada
del Palacio Episcopal, ante el Obispo de Cartagena.
El Obispo y su Consejo visitan la
Colegiata de San Patricio
Acompañado por el Consejo
de Vicarios, el Obispo de
Cartagena comprobó el
miércoles cómo marchan las
obras de restauración de la
antigua Colegiata de San
Patricio de Lorca.
Visitaron, además, las iglesias
de Santiago Apóstol, referente de la brutalidad de los
seísmos, ya totalmente res­
taurada; la de Cristo Rey, que
se tuvo que construir de planta nueva; y el santuario
franciscano de la Virgen de las Huertas, patrona de
Lorca, que todavía se encuentra en fase de
rehabilitación.
Unas 2.000 personas de la
Diócesis participarán en las JMJ
de Cracovia
Del 26 al 31 de julio
tendrán lugar en Polo­
nia las Jornadas Mun­
diales de la Juventud
(JMJ) de Cracovia, bajo
el lema: Bienaventura­
dos los misericordiosos,
porque ellos alcanzarán
misericordia (Mt 5,7).
Anteriormente, se están celebrando los Días en las
Diócesis, del 20 al 25 de julio, unos días en los que las
diferentes diócesis polacas acogen a los dos millones
de peregrinos llegados desde todo el mundo.
El lunes partía desde Murcia el centenar de jóvenes que
peregrinan a Polonia con la Delegación de Pastoral
Juvenil, acompañados por su delegado, Antonio Jiménez; el vicario de Juventud, José León; y siete sacerdotes
más. El Obispo de Cartagena quiso despedir a la
delegación murciana y animó a los peregrinos a vivir
intensamente estos días de encuentro con el Señor y
con los demás: "Vais como grupo, como familia, en
peregrinación. Ayudaos mutuamente, estad cercanos
los unos a los otros".
Los jóvenes tendrán varios encuentros con el Papa
Francisco en Cracovia y el 25 de julio, festividad de
Santiago Apóstol, tendrá lugar en Czestochowa el en­
cuentro de españoles. Un encuentro coordinado por
el Departamento de Juventud de la Conferencia Epis­
copal Española (CEE), al que están convocados los
30.500 jóvenes españoles que participarán en las JMJ
de Cracovia. De ellos, 8.000 forman parte de la
peregrinación organizada por la CEE, en la que se in­
cluyen los 100 jóvenes que viajan con la Delegación de
Pastoral Juvenil de la Diócesis de Cartagena.
Según el vicario de Juventud, serán cerca de 2.000 las
personas de la Diócesis de Cartagena que participen
en las JMJ de Cracovia, ya que al centenar de peregrinos
de la Delegación de Pastoral Juvenil hay que sumar las
1.600 personas que llegarán a Polonia con las peregri­
naciones organizadas por las diferentes comunidades
del Camino Neocatecumenal, y las cerca de 300 que lo
harán con los distintos viajes organizados por comu­
nidades de religiosos y religiosas.
Mons. Lorca confirma la autenticidad
de la documentación que habla de la
Santa Espina de las Clarisas de Mula
El Obispo de Carta­
gena confirma la
autenticidad de la
documentación e
inviolabilidad del
sello lacrado de la
teca que contiene la
reliquia de la Santa
Espina, que las Ma­
dres Clarisas tienen en el Real Monasterio de Nuestra
Señora de la Encarnación de Mula. Así lo aseguró Mons.
Lorca durante la reunión que mantuvo el martes por
la mañana con el alcalde Mula, Juan Jesús Moreno; la
concejala de Presidencia y Turismo, Francisca Imbernón;
y la priora de las Clarisas, Mª del Carmen Parras,
acompañada por otra religiosa de la comunidad.
Durante la visita, Mons. Lorca les explicó que son varios
los documentos de los siglos XVII y XVIII en los que sus
antecesores en el cargo hablan de la Santa Espina que
poseen las clarisas como una de aquellas que formó la
corona con la que martirizaron a Jesucristo durante su
pasión, reliquia que aparece también en un inventario
que se realizó en el monasterio en 1748.
Monseñor Lorca asegura que firmará un documento
que permita a las clarisas facilitar el culto de la reliquia
de la Santa Espina en un lugar de fácil acceso para los
fieles, sin que esto rompa la vida de comunidad.
La antigua iglesia de Santa María de
Cartagena abrirá cuatro días al mes
El Obispado abrirá los cuatro últimos días laborables
del mes las ruinas de la antigua iglesia de Santa María
de Cartagena para su visita pública. De manera que
este mes, abrirá sus puertas los días 27, 28, 29 y 30, de
10:00 a 12:00 horas.
En el mes de agosto, las visitas tendrán lugar los días:
27, 29, 30 y 31, también de 10:00 a 12:00 horas.
Santa Ana
Maléfica (Robert Stromberg, 2014)
Casi todo el mundo conoce la historia
de "La bella durmiente", la princesa
que al cumplir los 16 años se pinchará
el dedo con una aguja y dormirá du­
rante años, todo a causa de la
maldición de la malvada bruja Malé­
fica. El director Robert Stromberg nos
narra de nuevo esta historia pero en
esta ocasión desde la perspectiva de
la villana, para conocer por qué hizo
lo que hizo.
Santa Ana, s.XV. Monasterio de Santa
Ana, Jumilla.
Una de las imágenes veneradas más
antiguas en la Diócesis de Cartagena
es la de Santa Ana del monasterio
franciscano de Jumilla. El culto a la
madre de la Virgen María vivió
durante el siglo XV un importante
auge devocional.
En 1480 el Papa Sixto IV, franciscano,
introdujo la fiesta de Santa Ana en
el calendario romano, y las
representaciones de Santa Ana,
donde aparece María, tenían en
múltiples ocasiones connotaciones
inmaculistas por recordar la
concepción purísima en el seno de
su madre. La imagen jumillana nos
presenta a María y Jesús uniendo
sus manos en el regazo de la abuela.
En 1494 el Papa Alejandro VI, que
antes había sido Obispo de
Cartagena, concedió indulgencias a
una popular oración que vinculaba
el culto a María y a Santa Ana y
rezaba así: "Benedicta tu in mulieribus,
et benedicta sit sancta Anna mater
tua, ex quae sine macula et sine
pecato processisti Virgo Maria".
Francisco Alegría
Director Técnico Museo de la Catedral
Maléfica es una bella hada con un
corazón puro y unas asombrosas alas
negras. Crece en un entorno idílico, un
apacible reino en el bosque limítrofe
con el mundo de los hombres, hasta
que un día un ejército de invasores
humanos amenaza la armonía de su país. Maléfica se erige entonces en la
protectora de su reino, pero un día es objeto de una despiadada e inesperada
traición, un hecho triste y doloroso que endurecerá su corazón hasta con­
vertirlo en piedra, y que la llevará a lanzar una temible maldición sobre la
pequeña princesa Aurora.
Misericordiosos como el Padre
A mitad de la celebración de este Año Santo
de la Misericordia, recomendamos esta
semana este libro publicado por la editorial
PPC, una obra que recoge no solo el texto
completo de la bula con la que el Papa
convoca este jubileo extraordinario, sino
El
Hijo,yuna
vez ha cumplinado
su misión,
claves
propuestas
para la comunidad
se presenta en medio de los suyos
evangelizadora.
entregándoles el d
El texto de la bula es breve pero profundo
y sugerente, y aporta claves esenciales para
entender qué es la misericordia en la vida
cristiana y cómo traducirla en obras
concretas y líneas de acción.
Este libro añade materiales diversos para ayudar a la lectura y
comprensión de la bula, y ofrece propuestas de trabajo para reflexionar
de manera personal y comunitaria.
Julio, agosto y septiembre
VISITAS NOCTURNAS A LA TORRE DE LA CATEDRAL, Murcia
Los martes, miércoles y jueves, a las 10 de la noche.
El precio de la entrada es de 6 euros (entrada única, sin reducciones).
Sólo se podrá acceder con reserva previa y retirando las entradas una semana antes de la visita.
Para más información y reserva pueden acudir a la recepción del museo, o contactar a través del
número de teléfono: 968219713.
23-27
Julio, agosto y septiembre
A SOLAS EN LA CATEDRAL, Murcia
Este verano el Museo Catedralicio nos propone conocer la Catedral solo con la luz natural
atravesando sus vidrieras. De martes a sábados a las 13:15, 14:15, 15:15 y 16:15 horas.
Para más información y reserva pueden acudir a la recepción del museo, o contactar a través del
número de teléfono: 968219713.
EVENTOS FUTUROS, PARA IR RECORDANDO
27, 28, 29 y 30 de JULIO: Apertura de las ruinas de la antigua iglesia de Santa María de Cartagena
para su visita pública, de 10:00 a 12:00 horas.
Del 8 al 14 de AGOSTO: Campamentos Diocesanos de Verano de la Escuela de Tiempo Libre
Javier Azagra.
Del 21 al 28 de AGOSTO: Peregrinación desde Beas de Segura (Jaén) a Caravaca de la Cruz,
organizanda por los Carmelitas Descalzos, para andar por los mismos lugares que transitó San Juan
de la Cruz. Los interesados tienen que ponerse en contacto con los carmelitas cuanto antes, a
través del correo: caminodesanjuandelacruz@gmail.com o del número de teléfono 968708527.
1 de SEPTIEMBRE: Bajada de la Virgen de la Fuensanta.
Descargar

Nuestra Iglesia 225 - Diócesis de Cartagena