Del pueblo, de su medicina, de su gente
Actividades de saneamiento básico. Programa Entornos y Comunidades Saludables. Comunidad Joigelito, Zinacantán. J. S. II. Foto: Instituto de Salud.
La promoción de la salud como
estrategia fundamental para el
logro de municipios saludables
en el estado de Chiapas
Mtra. Rosa Victoria Molina Moreno*
C
on el paso de la historia se ha asumido al
origen de la enfermedad ‒cualquiera que
fuese‒, como un hecho clínico originado
por una o varias causas médicas muy específicas. Esta concepción de salud enfermedad ha
traído consigo que el término salud se vincule con
tratamientos clínicos, relación médico paciente,
medicinas y hospitales.
La salud, considerada derecho humano a partir
de la Declaración Universal de los Derechos del
Hombre en el año de 1948, aparece como una
cualidad fundamental del ser humano que se
expresa en cada una de las cuatro dimensiones
(biológica, social, síquica, racional) que definen
al ser humano (Contandriopoulos, 2006). De ahí
entonces que para entender la complejidad del
concepto de salud enfermedad es necesario
abordarlo como hecho social y resulta necesaria
la participación de las distintas ramas de las ciencias sociales, de la vida y del comportamiento.
Una vez entendida la salud como fenómeno
social y a partir del deseado análisis integral de
la salud de la población, otorga suma importancia y un lugar privilegiado de primer contacto
a la promoción de la salud; término usado por
primera vez por Henry E. Sigerist, quien definió
las cuatro grandes tareas de la medicina: a)
promover la salud, b) prevenir la enfermedad,
c) favorecer el restablecimiento del enfermo y,
d) buscar la rehabilitación del paciente. Al defi-
*Responsable del Programa Promoción de la Salud Escolar. Instituto de Salud.
30
www.salud.chiapas.gob.mx
Vol. IV. No. 1, enero - marzo de 2016. Del pueblo, de su medicina, de su gente
nirlas, decía que “la salud se promueve cuando
se facilita un nivel de vida decente, buenas
condiciones de trabajo, educación, cultura física
y medios de descanso y recreación”.
La premisa de una población saludable debe
ocupar el lugar de objetivo común de los tres
órdenes de gobierno y para lograrlo, es necesario
que las políticas públicas tenga como fin propiciar la salud, en alusión al llamamiento dado por
la ONU de “Salud en todas las políticas” para con
esto modificar de manera positiva, en caso de
ser necesario, los determinantes sociales de la
salud, entendidos como las condiciones donde la
población desarrolla su ciclo de vida.
Durante la Conferencia Internacional sobre
Promoción de la Salud convocada por la Organización de las Naciones Unidas, realizada en
Canadá en 1986, se emitió la Carta de Ottawa
que afirma que “las condiciones y los requisitos para la salud son la paz, la educación, la
vivienda, la alimentación, el ingreso, un ecosistema estable, la justicia social y la equidad”
también llamados los determinantes de la salud.
La Carta de Ottawa invita a pensar de nuevo en
la salud, no como el objetivo sino como la fuente
de riqueza de la vida cotidiana, para lo que es
requisito “proporcionar a los pueblos los medios
necesarios para mejorar su salud y ejercer un
mayor control sobre la misma”.
La modificación de los determinantes o de la
teleología de los problemas de salud, busca
contribuir en la creación de verdaderos entornos
saludables, donde el trabajo intersectorial y la
participación comunitaria, promuevan los valores
del autocuidado de la salud de toda la población
en la tónica de la equidad en salud.
La identificación de los determinantes sociales
de la salud se vuelve de carácter obligatorio para
dirigir estrategias adecuadas desde la planeación, con el objeto de una acertada y oportuna
toma de decisiones orientada a efectuar acciones
para abatir los problemas más frecuentes de
salud, mediante la estrategias de prevención,
control y seguimiento. Una adecuada intervención de los problemas de salud pública desde
nivel local trae consigo beneficios en cadena, no
sólo sociales sino también en la disminución de
costos de prestación de servicios de atención
médica y rehabilitación.
La colaboración de los municipios es fundamental
por ser la instancia de gobierno que se encuentra
más cercana a las necesidades y las carencias de
la población. El interés primordial de los servicios
estatales de salud deber ser entonces aportar
la orientación necesaria a las autoridades municipales para la elaboración de programas municipales de salud intersectorial, cuyos resultados
sean acciones en favor de la salud, con sentido
de responsabilidad social, de carácter preventivo;
con la participación estrecha entre autoridades
www.salud.chiapas.gob.mx
municipales y ciudadanía se pretende lograr una
población empoderada en temas de salud.
El carácter estratégico que adquiere el municipio
en el desarrollo de acciones en beneficio de la
salud de la población y tomando como base las
atribuciones establecidas en el artículo 115 de
la Constitución Mexicana, fracción III referente
a las funciones y servicios públicos que tiene a
su cargo, la participación de los municipios en el
fortalecimiento de las acciones para la prevención
y promoción de la salud es fundamental.
Se requiere del municipio para promover la
participación social, realizar intervenciones que
mejoren la salud, así como para promover y
generar políticas públicas saludables a nivel local.
La salud debe ser abordada desde un punto de
vista social y no únicamente desde el punto de vista
clínico. Las causas frecuentes de los problemas
de salud pública son en su mayoría relacionadas
a su condición de vida, por lo que es necesario
reorientar el programa municipal de salud para
plantear una estrategia municipal reformada que
sea integral, que analice aquellas determinantes
sociales para crear políticas públicas que tomen
en cuenta el entorno social e incidan directamente
en una población más saludable.
Entonces la estrategia de promoción de la salud
es una estrategia para el desarrollo social con
profundo contenido humano y, al mismo tiempo,
un llamado a la responsabilidad social con la
salud pública.
En consecuencia no hay que perder de vista que
la promoción de la salud siempre apunta hacia
el logro de un municipio saludable… “aquél en
que las autoridades políticas y civiles, las instituciones y organizaciones públicas y privadas,
los propietarios, empresarios y trabajadores,
y la sociedad, dedican constantes esfuerzos a
mejorar las condiciones de vida, trabajo y cultura
de la población, establecen una relación armoniosa con el medio ambiente físico y natural, y
expanden los recursos comunitarios para mejorar
la convivencia, desarrollar la solidaridad, la
cogestión y la democracia” (Salud S. d., 2007).
En este sentido la intersectorialidad se vuelve
herramienta fundamental para llevar a cabo una
eficaz y eficiente promoción de la salud, a nivel
nacional, estatal y municipal.
Así y sólo así, se atenderían las verdaderas
necesidades en salud de los pueblos de nuestro
estado, lo que lograría municipios que se relacionen con todos los aspectos que garanticen
los fundamentos del bienestar de la población:
servicios, urbanismo, vivienda, áreas sociales,
seguridad, vialidad, legislación, regulación,
sistema tributario, organización institucional. Es
una oportunidad para el desarrollo de acciones
municipales durante los trienios gubernamentales, no solo enfocadas al cumplimiento de la
actividad administrativa diaria o la ejecución de
31
Del pueblo, de su medicina, de su gente Vol. IV. No. 1, enero - marzo de 2016.
actividades aisladas, sino para una verdadera
trascendencia en el objetivo preciso de lograr una
población saludable.
Referencias
Adelaida, O. D. (2010). Informe de la Reunión
Internacional sobre Salud en Todas las Políticas:
hacia una gobernanza compartida en pro de la
salud y el bienestar. Geneve, Suiza.
Contandriopoulos, A. P. (2006). Elementos para una
“topografía” del concepto de Salud. Ruptures,
Revista Interdiscplinaria de Salud Vol 11, 86-99.
DOF, D. O. (27 de 02 de 2013). ACUERDO por el que
se emiten las Reglas de Operación e Indicadores
de Gestión y Evaluación del Programa
Comunidades Saludables para el ejercicio fiscal
2013. Diario Oficial de la Federación. México, D.F.
Económicas, C. d. (2013). Síntesis Ejecutiva del
Informe México sobre los Determinantes Sociales
de la Salud. México, D.F.: CIDE.
Joan Benanch, Carles Muntaner. (2005). Aprender a
mirar la salud. Maracay, Venezuela: Instituto de
Altos Estudios en Salud Pública “Dr. Arnoldo
Gabaldón”.
Juan Manuel Sotelo . (Julio-Agosto de 1994). Ensayo
Salud desde el Municipio: Una estrategia para el
desarrollo. Vol. 36. OPS/OMS.
Mexicana, G. d. (2013). Plan Nacional de Desarrollo
2013-2018. México, D.F. : Gobierno de la
República Mexicana.
Mexicana, G. d. (2015). Programa Sectorial de
Salud 2015-2018. México, D.F.: Gobierno de la
República Mexicana.
OMS, O. M. (1986). Carta de Otawa para la Promoción
de la Salud. Primera Conferencia Internacional
para la Promoción de la Salud. Ottawa, Canadá.
OPS, O. P. (02 de septiembre de 2015). Campus
Virtual de Salud Pública. Obtenido de
Campus Virtual de Salud Pública : http://
mooc.m.campusvirtualsp.org/?q=es/user
Salud, O. M. (2011). Argumentos Económicos para
Implementar Acciones Intersectoriales para
la mejora de los Determinantes Sociales de la
Salud: México. Documento de Discusión de la
Serie sobre Determinantes Sociales de la Salud:
Economía. Washington, D.C. , E.U.A.: World
Health Organization.
Salud, S. d. (2007). Programa de Acción Específico
2007-2012 Enornos y Comunidades Saludables.
México, D.F.: Gobierno de la República
Mexicana.
Salud, S. D. (2015). Modelo Operativo de Promoción
de la Salud. México, D.F.: Gobierno de la
República Mexicana.
Actividades de saneamiento básico. Programa Entornos y Comunidades Saludables. Comunidad Joigelito, Zinacantán. J. S. II. Foto: Instituto de Salud.
32
www.salud.chiapas.gob.mx
Descargar

La promoción de la salud como estrategia fundamental para el logro