1
1.1.
1.2.
1.2.1
2
2.1.
2.1.1
2.1.2
2.2.
2.2.1
2.2.2
2.3.
2.4.
2.4.1
2.4.2
2.4.3
3
3.1.
3.2.
3.3.
3.3.1
4
GENERALIDADES
2
Definición de derecho mercantil
2
Concepto e importancia de las sociedades mercantiles
Importancia 3
Constitución
5
Pacto Social
5
Elaboración del Pacto Social 5
Contenido del Pacto Social
6
Inscripción. El Registro Mercantil 7
El Registro Mercantil 7
Inscripción 8
La Publicidad Mercantil
9
Las sociedades irregulares
9
Status jurídico 10
Efectos de la irregularidad 10
Regularización
11
Clasificación
13
De persona y de capital
13
Universal y Particular
14
Civil y Mercantil
14
Criterios de clasificación
15
Conclusión 16
2
1
GENERALIDADES
1.1. Definición de derecho mercantil
Es una rama del derecho privado que tiene por objeto regular las
relaciones
de los particulares como comerciante y de aquellas personas que sin ser
comerciantes, ejecutan actos de comercio; además de reglamentar los actos
de comercio.
1.2. Concepto e importancia de las sociedades mercantiles
Las sociedades Mercantiles, representan la forma de identificar a la
asociación de personas que buscan obtener un beneficio licito de
inversiones. Se puede definir una sociedad mercantil de la siguiente
manera:
"Una sociedad mercantil es un ente la que existe bajo una denominación o
razón social, creado por un acto voluntario colectivo de un grupo de
personas llamadas socios, que unen sus esfuerzos y capitales para la
realización de un interés común de carácter económico con propósito de
obtener ganancias o un fin lucrativo".
Los socios se comprometen a poner un patrimonio en común integrado por
dinero, bienes o industria, con la intención de participar en las
ganancias.
Por tanto, son características fundamentales y constitutivas de la
sociedad
la existencia de un patrimonio común y la participación de los socios en
las
ganancias. Se distingue de la asociación en que ésta no persigue fines
lucrativos sino de orden moral o económico-social que no se reducen a la
mera obtención y distribución de ganancias.
1.2.1 Importancia
Hace muchos años el comercio no existía porque tampoco existía el dinero;
sin embargo, las necesidades más apremiantes como son la alimentación, el
vestido y la habitación, si existían en los seres humanos, por lo tanto
la
falta de dinero como medio de cambio, y la falta de mercados, en donde
abastecerse de productos, dieron por resultados que las personas
empezaran a cambiar entre sí unos bienes por otros dando lugar así a la
operación llamada "trueque".
Actualmente una operación trueque es cuando se adquiere la propiedad de
un bien y se entrega otro en pago de su valor, o cuando más de la mitad
del
valor del bien adquirido se paga mediante la entrega de otro bien y la
menor
parte se paga en efectivo.
Según constancias que existen de la antigüedad fueron los Persas,
Hebreos,
Hindúes, Árabes, Fenicios, Griegos y Romanos, los que destacaron en la
practica de actividades comerciales.
?
Los Persas impulsaron notablemente el comercio en Asia,
establecieron vías
de comunicación más seguras hacia los mercados que iban conquistando.
?
Los fenicios se caracterizaron por la instalación de fábricas y
acondicionamientos de puertos marítimos, reglamentaron la
actividad comercial mediante tratados que originaron a la
celebración de las operaciones a crédito tan usuales actualmente.
?
Los griegos quienes comenzaron a generalizar el uso de la moneda
acuñada para facilitar la realización de las transacciones
comerciales.
?
Los Romanos, caracterizados por sus conocimientos y organización
del Derecho, alcanzaron una legislación destacada en la rama del
Derecho Mercantil, siendo los precursores de las instalaciones de
ferias y mercados, sistema que ha perdurado hasta la época actual.
En el descubrimiento de América, el comercio Europeo tomó gran auge, ya
que los navegantes españoles, Holandeses y portugueses, abrieron rutas
marítimas desde Europa hasta el continente Americano siendo Francia en
donde se redacto la primera Legislación Mercantil en 1673 durante la
monarquía de Luis XIV aunque estaba incorporada al derecho Civil.
Las Sociedades Mercantiles están amparadas en una serie de artículos del
Código de Comercio y del Código Civil. Entre ellos se señala que las
Compañías o sociedades anónimas son aquellas que tienen por objeto uno o
más actos de comercio.
Sin prejuicios de los dispuestos por leyes especiales, las sociedades
anónimas y las de responsabilidad limitada tendrán carácter mercantil,
cualquiera que sea su objeto, salvo cuando se dediquen exclusivamente a
la
explotación agrícola o pecuaria. Las sociedades mercantiles se rigen por
los
convenios de las partes, por disposiciones de las leyes.
La sociedad comercial o también llamada mercantil surge a la vida
jurídica
como consecuencia de un contrato de sociedad en la que los socios se
obligan mutuamente a combinar sus recursos o esfuerzos para la
realización
de un fin común y que se constituye en cualesquiera de los tipos
reconocidos
por la Ley, independientemente de que tengan o no una finalidad mercantil
o
comercial. Es decir, la mercantilidad de las sociedades mercantiles no
depende del carácter de su finalidad, sino de sí se constituye o no en
cualesquiera de los tipos reconocidos por la Ley.
1.2.1.1
Disposiciones Generales
De la Existencia de Sociedad Comercial
Habrá sociedad comercial cuando dos o más personas en forma organizada,
conforme a uno de los tipos previstos en esta Ley, se obliguen a realizar
aportes para aplicarlos a la producción o intercambio de bienes o
servicios
participando de los beneficios y soportando las pérdidas.
Sujeto de derecho.
La sociedad es un sujeto de derecho con el alcance fijado en esta Ley.
Las
asociaciones, cualquiera fuere su objeto, que adopten la forma de
sociedad
bajo algunos de los tipos previstos, quedan sujetas a sus disposiciones.
2
Constitución
2.1. Pacto Social
El Pacto Social constituye el germen de la sociedad. Es por decirlo así
la
Carta Fundamental que los asociados acuerdan entre sí al momento de
fundar la sociedad. Este consiste en la elaboración de una Minuta de
Constitución, realizada por un Abogado, en la cual se incluirá los
objetivos,
fines actividades y estatutos de la empresa a constituir.
Se lo puede dividir en tres partes distintas: Una parte enunciativa, otra
reglamentaria, y finalmente otra sobre disposiciones transitorias.
La parte enunciativa contiene, generalmente, aquellas cláusulas que se
relacionan con el nombre y domicilio de la sociedad, los objetos a que se
va a
dedicar, el monto de su capital, etc.
En la parte reglamentaria encontramos todas aquellas cláusulas
relacionadas
con las reuniones de la Junta Directiva y de la Junta de Accionistas, los
derechos de los accionistas y las facultades de los dignatarios, etc.
En la parte que se relaciona a con las disposiciones transitorias de
ordinario
se indica el nombre y dirección de los primeros directores y dignatarios,
el
Agente Registrado de la sociedad, etc.
2.1.1 Elaboración del Pacto Social
Para la elaboración del Pacto Social se siguen los siguientes pasos:
?
Reunir a los posibles socios para que discutan el contenido del
Pacto
Social, que estará regulado por la ley y deben representar la
voluntad de sus dueños.
?
Se debe contar con asesoría legal a fin de conocer las exigencias
que plantea la ley y extender cada uno de los términos del
compromiso.
?
Debe ser representado por un Abogado.
?
Aprobación del Pacto Social en reunión de todos los socios.
?
Suscripción del Pacto Social (Minuta) con la firma del Abogado y de
los socios.
2.1.2 Contenido del Pacto Social
El Pacto Social debe contener al menos las siguientes condiciones:
?
Nombre y domicilio de los suscriptores. Datos generales de los
suscriptores del pacto.
?
Denominación de la sociedad. Esta denominación sirve para
distinguir a la sociedad de cualquiera otra similar, y tal de
nominación puede ser, o no adecuada al objeto u objetos que
hubiere elegido.
?
El objeto de la sociedad. La enunciación del objeto u objetos de la
sociedad determina la actividad a que se va a dedicarse la sociedad.
No debe confundirse éste con la finalidad de la sociedad. El fin de
toda sociedad es siempre el lucro; el objeto, por el contrario es el
medio empleado para obtener el fin.
?
Monto del capital social. Esta es una cláusula indispensable en
toda sociedad, ya que constituye la única garantía de los terceros
que contratan con la sociedad. Esta enunciación ha de contener el n
número y el valor nominal de las acciones en que se divide el
capital.
?
Clases de acciones. Si hubiere acciones de varias clases, deberá
determinarse el número de cada clase y las restricciones, o
requisitos de las acciones de cada clase, o se incluirá una
estipulación indicando dichas designaciones, preferencias,
privilegios, etc.
?
La cantidad de acciones que cada suscriptor del pacto social
conviene en tomar.
?
El domicilio de la sociedad. Este determina la nacionalidad de la
sociedad en algunas legislaciones, y la jurisdicción competente en
caso de conflictos entre los socios y la sociedad, o entre ésta y los
terceros.
2.2. Inscripción. El Registro Mercantil
2.2.1 El Registro Mercantil
Es una institución de carácter publico, autónoma sin personalidad
jurídica
que depende del Ministerio de Gobierno y Justicia, creada con el fin de
suministrar en el interés de la colectividad y también en el del
comerciante,
datos importantes sobre la situación jurídica de estos, teniendo los
documentos que allí se registren efectos contra terceros.
Su principal función es satisfacer la obligación que tiene el Estado en
proteger los intereses individuales y colectivos de los ciudadanos
proporcionándoles la posibilidad de que ellos por si mismo puedan obtener
la
información necesaria de una persona jurídica como sujeto de derecho así
tratar de evitar, las competencias desleales, fraudes con respecto a
terceros, mediante la Publicidad Mercantil.
Se encargará de inspeccionar y analizar los documentos que incurren en la
inscripción de los comerciantes individuales y sociales y demás sujetos
señalados por la ley, así como la inscripción de los actos y contratos
relativos a la misma. Con la finalidad de verificar si cumplen con los
requisitos exigidos por la ley.
El Registro Mercantil vigila que no haya venta entre los cónyuges, para
así
evitar evadir responsabilidades.
Se encarga de legalizar los libros de los comerciantes (Diario e
inventario)
para que los mismos tengan valor probatorio ya que no podrán ponerse en
uso sin una nota fechada y firmada en el primer folio suscrita por el
Juez y
su Secretario o por el Registrador Mercantil.
Los documentos que más se procesan son: Actas constitutivas de
Sociedades Anónimas y Responsabilidad Limitada con la finalidad de
obtener su inscripción en el Registro. Actas de Aumento de Capital.
Firmas
de Comercios Personales.
2.2.2 Inscripción
Una vez elaborado el pacto Social (Minuta), ésta deberá elevarse a
Escritura Pública, dicho trámite se lleva a cabo en una Notaría. Es el
documento que el Notario otorga para dar fe de la conformación de la
empresa.
El notario redacta la Escritura Pública, con letra mayúscula, otorgándose
el
número de cardes; consta de tres partes:
1.
Introducción: Comprende todos los datos del notario y de los
socios.
2.
Minuta: Copia fiel del Pacto Social y otros anexos.
3.
Partes Complementarias de la escritura: Conclusiones.
Una vez redactada la Escritura Pública, el notario y los socios concurren
para firmar dicho documento. A fin de que la sociedad obtenga personería
Jurídica, el Testimonio o Escritura Pública deberá ser inscrito en los
Registros Públicos. Luego de concluido el Señor Notario entregará a los
socios una copia legalizada de la Escritura Pública para los trámites
pertinentes que desee realizar y a la vez otra copia legalizada para
adjuntar
como requisito en el Registro Mercantil.
2.2.2.1
Inscripción en el Registro Mercantil
El Notario procederá a la inscripción en el Registro Mercantil. Los
requisitos son los siguientes:
1.
Copia de Escritura Pública de Constitución de la Sociedad
2.
Boletas de depósitos de los socios (Aporte en una entidad
financiera)
3.
Copia de Libreta Electoral de los Socios
4.
En cuanto a los bienes si son muebles: se debe adjuntar un
inventario valorizado y legalizado. Y si son bienes Inmuebles se
debe adjuntar una Escritura de Transferencia de propiedad
5.
Se realiza el pago por derecho de inscripción
Ya inscrita la Sociedad en el Registro Mercantil adquiere Personería
Jurídica, nombrando a su Representante Legal persona encargada de
ejercer los derechos y obligaciones de la sociedad.
El registro único de contribuyentes - RUC es el número único que
identifica
al contribuyente a la Administración Tributaria.
2.3. La Publicidad Mercantil
Se trata de una medida tomada por el Código de Comercio, en la que se
señala que el comerciante tiene la obligación de publicar por medio de la
prensa su calidad mercantil.
Se señala de manera textual "Debe participar la apertura del
establecimiento o
despacho de su propiedad, por los medios de comunicación que son idóneos,
en las
plazas en que tengan domicilio, sucursales, relaciones o corresponsales
mercantiles; esta información dará a conocer el nombre del
establecimiento o
despacho, su ubicación y objeto, si hay persona encargada de su
administración, su
nombre y firma; si hay compañía, su naturaleza, la indicación del gerente
o
gerentes, la razón social o denominación, la designación de sucursales o
agencias si
las hubiere."
"El comerciante debe ser parte, en igual forma, de las modificaciones que
sufra
cualquier de las circunstancias referidas."
Normalmente, los comerciantes al iniciar sus negocios hacen publicidad,
pero no precisamente con la finalidad de cumplir con el precepto
señalado,
sino más bien con el afán de incrementar los intereses de su negocio y de
acuerdo con las indicaciones de sus publicistas.
Además, la obligación de cumplir con la publicidad de su calidad
mercantil no
funciona, dado que carece de sanción específica.
2.4. Las sociedades irregulares
La irregularidad de las sociedades mercantiles puede derivar del
incumplimiento del mandato legal que exige que la constitución de las
mismas se haga constar en escritura pública o del hecho de que, aun
constando en esa forma, la escritura no haya sido debidamente inscrita en
el Registro de Comercio.
Las sociedades mercantiles con esos defectos se conocen con el nombre de
sociedades irregulares.
"La multiplicidad de exigencias legales para la creación de una sociedad
mercantil
tiene como resultado que, en muchas ocasiones, se descuide satisfacer
algunas de
ellas, lo que provoca la irregularidad de la sociedad".
En definitiva las sociedades mercantiles en que el acto de constitución
no se
haya hecho constar en escritura pública y aquellas otras en que dicha
escritura no haya sido inscrita en el Registro de Comercio, se consideran
como sociedades irregulares.
2.4.1 Status jurídico
Modificación irregular del contrato de sociedad. Las modificaciones del
contrato social deben hacerse constar también en escritura pública (Ley
General de Sociedades Mercantiles) e inscribirse en el Registro de
Comercio.
Cuando no se cumplan los requisitos mencionados se estará frente a un
caso
de modificación irregular del contrato social, con los siguientes
posibles
efectos:
?
La modificación produce plenamente sus efectos entre los socios;
?
La modificación no podrá oponerse a los terceros de buena fe ni les
causará perjuicio;
?
Los terceros podrán aprovecharse de dichas modificaciones en
cuanto les favorezcan.
?
Irregularidad por conversión de la sociedad civil en sociedad
mercantil
Aquellas sociedades que se constituyen como civiles, pero con una
finalidad
especulativa, o bien, que se digan civiles, pero que adopten cualquiera
de la
tipos de sociedad mercantil, automáticamente se convierten en éstas.
Al convertirse, una sociedad civil en mercantil, el tipo de sociedad
comercial
en que se constituiría, será el tipo que resulte más próximo a la
intención de
las partes.
2.4.2 Efectos de la irregularidad
Las sociedades mercantiles irregulares están sujetas a un régimen
distinto
al de las regulares. Esto es, la irregularidad de las sociedades
mercantiles
produce ciertos efectos especiales que a continuación se señalan:
1.
Responsabilidad de los representantes. Los representantes de las
sociedades mercantiles, como regla general, no quedan obligados
por los actos que realizan en nombre de sus representadas. En
cambio, tratándose de los representantes de sociedades
irregulares, éstos responden solidaria e ilimitadamente, aunque de
modo subsidiario, frente a terceros, del cumplimiento de los actos
jurídicos que realicen con tal carácter, sin perjuicio de la
responsabilidad penal en que hubieren incurrido, cuando los
terceros resultaren perjudicados. Además, los representantes de
las sociedades irregulares son responsables de los daños y
perjuicios que la irregularidad hubiere ocasionado a los socios no
culpables de ella;
2.
Efectos con relación a terceros. El contrato de sociedad no
inscrito
no puede oponerse ni causar perjuicio a terceros de buena fe, los
cuales si podrán aprovecharlo en los que les fuere favorable;
3.
Efectos en materia de quiebra. Las sociedades irregulares podrán
ser declaradas en quiebra. La quiebra de la sociedad irregular
provocará la de los socios ilimitadamente responsables y la de
aquellos contra los que se pruebe que sin fundamento objetivo se
tenían por limitadamente responsables. Además, la irregularidad de
las sociedades impide que puedan acogerse a los beneficios de la
suspensión de pagos y terminar su quiebra por medio de convenio
con los acreedores;
4.
Efectos entre los socios. La falta de inscripción del contrato
social
no afecta las relaciones de los socios entre sí. Es decir, el contrato
social, aunque no sea inscrito, produce todos sus efectos entre los
socios y los obliga recíprocamente.
5.
Las sociedades anónimas irregulares no podrán emitir bonos u
obligaciones.
2.4.3 Regularización
Cuando la irregularidad deriva de que el contrato social no se otorgó en
escritura pública, pero contiene los requisitos esenciales que la ley
exige,
cualquier persona que figure como socio podrá demandar el otorgamiento de
la escritura correspondiente.
Cuando la irregularidad deriva de que la escritura no fue inscrita en el
Registro de Comercio, cualquier socio podrá exigir la regularización de
la
sociedad. En el caso de que la escritura social no se presentare para su
inscripción en el Registro de Comercio dentro del término de quince días,
a
partir de su fecha, cualquier socio podrá demandar dicho registro.
Además, los socios culpables de irregularidad responden frente a los no
culpables, de los daños y perjuicios que dicha irregularidad ocasione a
estos
últimos.
"No podrán ser declaradas nulas las sociedades inscritas en el Registro
Público del
Comercio", que indica que la omisión de la inscripción tiene un efecto
sanatorio absoluto. Por lo tanto, valdrá aunque el consentimiento de
alguno
de los socios haya sido dado por error, arrancado por violencia u
obtenido
con dolo; valdrá también, aunque alguna de las partes fuese menor de edad
o
hubiese sido declarada en estado de interdicción.
Esto último se justifica porque los terceros que contratan con la
sociedad
confían en la legitimidad de su existencia en virtud de estar inscrita en
el
Registro Público, y podrán resentir serios perjuicios si la sociedad
desapareciera como consecuencia de un vicio constitutivo, que no estaban
en
aptitud de conocer. Si la irregularidad se debió a la falta de documento,
esto es, si la constitución de la sociedad fue puramente verbal, en tal
caso,
las dificultades de la prueba crecen enormemente. Sin embargo, la
existencia de la sociedad, y las cláusulas esenciales que la rigen,
pueden
demostrarse de diversas maneras.
Si congrega tales elementos probatorios, un socio puede exigir de los
demás
el otorgamiento de la escritura pública.
En consecuencia, las sociedades irregulares, en efecto, no son nulas,
tanto
porque la ley les atribuye personalidad jurídica como porque reconoce los
efectos que ellas producen, tanto internamente, respecto a los socios
como
externamente respecto a terceros.
3
Clasificación
3.1. De persona y de capital
Las sociedades se dividen en individualistas o de persona y en colectivas
o
de capital, según el dato de la gestión social, o sea según la relación
entre la
gestión del negocio y la cualidad de socio. (criterio Económico-Jurídico)
De Persona: Sociedades Individualistas o de personas son aquellas en que
los socios como tales tienen derecho a la gestión (autorganicismo). En
ellas
la propiedad de la empresa (en sentido económico) y su dirección se
reúnen
en las mismas manos. La gestión del negocio corresponde a los socios por
virtud del contrato, sea a todos los socios, sea a un grupo de ellos.
De Capital: Sociedades colectivas o de capitales son aquellas en que los
socios como tales no tienen derecho a la gestión (organicismo de
terceros).
En ellas propiedad y dirección de la empresa están radicalmente
separadas.
El prototipo de esta clase de sociedades es la sociedad por acciones.
Claro
está que los socios pueden ser nombrados gestores. Incluso la cualidad de
socio es muchas veces condición previa para ser órgano de la sociedad.
Pero
la cualidad de órgano se funda en relación de empleo (contrato de empleo
o
de servicios).
Desde el punto de vista económico, a esta clasificación se corresponde la
de
las sociedades de personas (sociedad colectiva y sociedad comanditaria) y
de capitales (sociedad anónima). En las primeras la causa económica
determinante de la asociación es la persona del socio (lo que el socio es
en sí
mismo); en las segundas es la aportación del socio (lo que el socio
tiene). El
paralelismo entre ambas clasificaciones se comprende pensando que la
existencia de derecho propio del a la gestión presupone el mutuo
conocimiento de las cualidades de trabajo de cada socio.
El aspecto propiamente jurídico de la distinción no se encuentra en el
predominio de uno de los factores económicos de la empresa (capital,
actividad), sino en las consecuencias jurídicas de esa apreciación
económica,
o sea en la transmisibilidad de la cualidad del socio, negada en las
sociedades de tipo personalista y admitida en las de tipo capitalista. La
transmisibilidad y la intransmisibilidad son consecuencias jurídicas de
factores económicos diversos: en las sociedades de personas, la capacidad
de trabajo que cada socio representa para los demás; en las sociedades de
capitales, la aportación de bienes valorables en dinero.
3.2. Universal y Particular
Atendiendo a su extensión las sociedades pueden ser título universal o a
título particular.
La ley prohibe toda sociedad a título universal, sea de bienes presentes
y
venideros, Prohibe asimismo toda sociedad de ganancias a título
universal,
excepto entre cónyugues.
3.3. Civil y Mercantil
Las sociedades Mercantiles, representan la forma de identificar a la
asociación de personas que buscan obtener un beneficio licito de
inversiones.
Uria considera que la sociedad mercantil es la "asociación de personas
que
crean un fondo patrimonial común para colaborar en la explotación de una
empresa, con ánimo de obtener un beneficio individual participando en el
reparto de las 0ganancias que se obtengan".
Se discute por la doctrina sobre la naturaleza del negocio constitutivo
de la
sociedad mercantil. Se considera que la sociedad mercantil nace o surge a
la
vida jurídica como consecuencia de un contrato. Es decir, el resultado de
una declaración de voluntad contractual.
La naturaleza mercantil de una sociedad depende exclusivamente de un
criterio formal: son mercantiles todas aquellas sociedades constituidas
en
cualesquiera de los tipos reconocidos por la Ley General de Sociedades
Mercantiles o por el Código de Comercio, independientemente de que tengan
o no una finalidad mercantil.
La naturaleza civil de una sociedad, por el contrario, sí depende del
carácter de su finalidad. La sociedad civil supone la realización de un
fin
común de carácter preponderantemente económico, pero que no constituya
una especulación comercial.
3.3.1 Criterios de clasificación
Por lo tanto, dos son los criterios para calificar a una sociedad como
mercantil, y diferenciarla, por tanto, de las que no tengan este
carácter, es
decir, de las sociedades civiles (sociedad civil) y de las sociedades con
una
finalidad de derecho público, como serían las de carácter agrario,
laboral o
administrativo.
Existen también criterios mixtos de distinción entre la sociedad civil
por su
finalidad y mercantil por el tipo adoptado y entre la sociedad mercantil
por
su finalidad y civil por el criterio adoptado, que a continuación se
explican:
a.
Sociedad civil por su finalidad y mercantil por el tipo adoptado.
Esto es, una sociedad materialmente civil, constituida para la
realización de un fin común de carácter económico pero que no
constituya una especulación comercial, que adopte cualesquiera de
los tipos sociales reconocidos por la Ley General de Sociedades
Mercantiles.
b.
Sociedad mercantil por su finalidad y civil por el tipo adoptado. Es
decir, una sociedad que tenga como fin la realización de actividades
especulativas comerciales, constituida bajo tipo civil. Dicha
sociedad estará afectada de invalidez. Sin embargo, como "existe
de hecho una asociación que persigue un fin de naturaleza
mercantil y que se ostenta como una sociedad, debe considerarse
como una sociedad mercantil irregular, y someterla a las mismas
reglas que a las de esta clase".
4
Conclusión
Dentro del conjunto llamado actividades económicas corresponden a las
sociedades un rol fundamental que debe ser analizado desde diversos
ángulos ya que estas persiguen un fin económico.
Por otra parte, las sociedades pueden recurrir en sus esfuerzos para el
aumento de su capital y esto se logra a que los accionistas centren su
formación de conformidad con la ley de Mercado de Capitales.
Las empresas son en su mayoría sociedades que tienen una personalidad
jurídica propia y por lo tanto son capaces de asumir obligaciones y
contar
con derechos. Para ello el estado creó instituciones de carácter público.
Tal
es como el Registro Mercantil y la Notaria Pública, que van a servir como
marco regulador. Encargado de proteger los intereses individuales y
colectivos de los ciudadanos, así como para dar fe a los actos realizados
por
los comerciantes y no comerciantes.
Debido a la situación del país hay una ausencia de incentivos que llamen
la
atención de los empresarios, para arriesgar su capital, en la formación
de
estas sociedades. El Estado como el ente que vela por el bienestar de los
ciudadanos, debe tomar medidas en este asunto ya que cada día se esta
perdiendo el interés para la formación de sociedades y esto a su vez
causa
que la economía panameña vaya en retroceso.
BIBLIOGRAFÍA
Durling A., Ricardo. La Sociedad Anónima en Panamá. Panamá. 1986
Garriguez, Joaquin. Curso de Derecho Mercantil. Tomo II
Barros Errazuriz, Alfredo. Curso de Derecho Civil.
www.unamosapuntes.com
El Empresario Social
Entorno Legal
4
Descargar

Derecho Mercantil panameño

Registro MercantilPacto socialPublicidad registralSociedades mercantilesEvolución histórica normativa comercial
EXAMEN DE DERECHO MERCANTIL II (DOBLE LICENCIATURA DERECHO−LADE) TODAS

EXAMEN DE DERECHO MERCANTIL II (DOBLE LICENCIATURA DERECHO−LADE) TODAS

FusiónSocios y sociedadesMecanismos jurídicosRegistroDerecho Mercantil español

Banco de preguntas de Derecho Mercantil Mexicano

Banco de preguntas de Derecho Mercantil Mexicano

Legislación mercantil mexicanaJurisprudencia mercantil mexicanaDerecho Mercantil mexicanoNormas mercantiles mexicanasOrdenamiento jurídico mercantil mexicano

Contratos mercantiles en México

Contratos mercantiles en México

Contratación comercialContratosDerecho Mercantil mexicanoAtipicidadFormas

Registro Mercantil

Registro Mercantil

Derecho MercantilProtección de competencia deslealPublicidad registral de los actos mercantiles

Establecimiento de empresas comerciales o industriales

Establecimiento de empresas comerciales o industriales

EmpresarioDerecho Mercantil o Comercial dominicanoRegistro mercantil e inscripción industrial

Trámites creación de empresa

Trámites creación de empresa

Centro de trabajoMatrícula personalDerecho Mercantil o Comercial españolInscripción registroTramitación impositivaEscritura constitución

PASOS PARA CREAR UNA EMPRESA

PASOS PARA CREAR UNA EMPRESA

Derecho MercantilRegistro MercantilImpuesto de actividades económicasImpuesto sobre Transmisiones Patrimoniales y Actos Jurídicos Documentados

Introducción al Derecho Mercantil

Introducción al Derecho Mercantil

Factor o apoderadoComerciante y empresario individualSignos distintivos

Derecho empresarial. Empresa y empresario

Derecho empresarial. Empresa y empresario

FuentesTítuloHechos jurídicosDerecho civilPersona jurídicaRelación obligatoriaPersonas físiscas

Registro Mercantil

Registro Mercantil

DerechoInscripciónEconomía y empresaRegistro Mercantil central y territorial