CAPACITACIÓN POR COMPETENCIAS
PARA CURSOS MERCOSUR
Introducción
El enfoque por competencias asociado a la actividad laboral de cualquier
organización, incluyendo a las fuerzas de policía, surge de un cambio significativo
en los conglomerados laborales y las relaciones sociales en el seno de dichas
organizaciones.
Esos cambios tienen un impacto importante en la forma en como concibe la
formación y capacitación profesional y su relación con el mundo del trabajo.
Este enfoque hace posible una visión de formación adaptada a las exigencias de un
mundo en estado de cambio permanente. Esta perspectiva revaloriza el trabajo
humano y afirma la preeminencia del saber y la inteligencia de quien aplica y
moviliza y las relaciones sociales que se establecen al interior de las
organizaciones.
Los contextos laborales policiales son complejos y se caracterizan por su condición
de cambio permanente en donde los desempeños individuales y colectivos son
sistemáticamente desafiados por los cambios tecnológicos y por la evolución de la
criminalidad, requieren contar con mecanismos que faciliten a los integrantes de las
fuerzas procesos de capacitación permanente, de reconocimiento y valoración de
las capacidades demostradas en su contexto de trabajo y que reconozcan los
saberes y competencias desarrolladas a lo largo de la vida.
Definición de competencia: Son las actitudes, conocimientos y destrezas
necesarias para cumplir exitosamente las actividades que implican la función policial
y de seguridad, de acuerdo a los estándares definidos en las respectivas áreas de
servicios.
Este concepto de competencia involucra también, las potencialidades de cada
agente para combinar, integrar y movilizar un conjunto de recursos pertinentes tales
como conocimientos, habilidades, cualidades, recursos emocionales, cultura, redes
de recursos, entre otros para ejecutar en un contexto determinado actividades con
exigencias profesionales con el fin de lograr resultados respondiendo a los criterios
de satisfacción de la población objetivo.
Tipos de competencias: El logro de un desempeño competente necesita de una
adecuada y equilibrada combinación de conocimientos técnicos específicos con
otros de carácter general.
En la búsqueda de ese equilibrio se ha llegado a consensuar en la diferenciación de
tres familias de competencias, estas son:
1. Competencias básicas: Son aquellas relacionadas con conocimientos,
aptitudes y destrezas fundamentales que permiten la incorporación de las
personas a las fuerzas policiales y de seguridad. Por ejemplo, habilidad de
comunicación oral, redacción general, comprensión de conceptos básicos
entre otros.
2. Competencias genéricas: Están vinculadas con las conductas y actitudes
laborales característicos de los diferentes ámbitos de servicios. Ejemplo de
ellas pueden ser la capacidad para trabajar en equipos, habilidades para
planificación operativa policial, actitud de servicio, entre muchas otras.
3. Competencias específicas: Están estrechamente relacionadas con los
factores técnicos propios de la especialidad policial y no resultan de facilidad
transferirlos a otros contextos laborales. Algunas de estas competencias
pueden ser habilidades para la entrevista policial de menores, ejercicio de
agente encubierto, análisis de información criminal, etc.
Es de utilidad tener presente que en las fuerzas policiales las competencias básicas
son identificadas de acuerdo a las necesidades de la institución y de la comunidad y
que forman parte de los requisitos básicos que las personas deben tener para
incorporarse a las fuerzas.
1
Por otro lado, las competencias genéricas son aquellas que todo integrante de la
fuerza, por el solo hecho de pertenecer a ella debe poseer.
En general las fuerzas policiales presentan similitudes en cuanto a misión y
objetivos, en términos de contribuir a la Justicia, dar eficacia al derecho y de servir a
la comunidad que ha depositado su confianza en ella.
Por esa razón es posible sugerir un repertorio de competencias genéricas, las
cuales deben ser adaptada a la realidad y contexto de cada fuerza.
En relación a las competencias específicas, estas deben ser identificadas y
definidas por los expertos de las áreas de los servicios especializados de la
estructura policial.
Las competencias y sus aplicaciones en el ámbito de la capacitación policial:
Es importante señalar que existen variados procesos a través de los cuales es
posible aplicar el concepto de competencia a nivel de cualquier organización,
incluyendo las policiales. De esta forma, es posible distinguir cuatro procesos
elementales:
1. Identificación de la competencia: Se trata de un proceso de análisis
cualitativo de la actividad policial, cuyo propósito es establecer los
conocimientos, habilidades y destrezas que el integrante de la fuerza emplea
para ejecutar su función policial de manera efectiva.
2. La evaluación por competencias: Consiste en un proceso de verificación
riguroso del desempeño contrastado con un parámetro previamente
validado. Su resultado constituye la evidencia en cuanto el integrante de la
fuerza es o no competente para ejercer su rol.
3. Certificación de la competencia: Es un proceso de reconocimiento formal de
la competencia de un integrante de la fuerza. Suele utilizarse el carácter de
auditoria externa para velar por la transparencia y legitimidad del proceso.
Por ejemplo, podría ser evaluada por fiscales o jueces competentes o por
órganos de control y supervisión internos sobre la base de resultados
concretos.
4. Capacitación centrada en competencias: Es la aplicación de un proceso de
enseñanza-aprendizaje tendiente a contribuir a la construcción de
conocimientos, habilidades y destrezas, estimulando en el discente policial
las capacidades para aplicarlos en situaciones reales de trabajo, logrando
habilitarlo para desarrollar sus competencias en la tarea policial.
2
PROPUESTA DE ALGUNAS COMPETENCIAS GENÉRICAS PARA LAS FUERZAS
POLICIALES Y DE SEGURIDAD ADSCRITAS A MERCOSUR
Nº
1
2
3
4
5
6
7
8
9
COMPETENCIAS
Orientación al logro de los resultados esperados para el cumplimiento de la
visión y misión a través de las distintas áreas de servicios de la institución policial,
haciendo un uso racional de los recursos disponibles. Implica el cuidado y buen
uso de los recursos institucionales, materiales y no materiales.
Efectividad en el desempeño de la función: Preocupación por el orden, la calidad
y la precisión en el trabajo a realizar, supone tener amplios conocimientos en los
temas del área de servicio de su desempeño. Poseer la capacidad de comprender
la esencia de los aspectos complejos para transformarlos en soluciones prácticas y
operables.
Iniciativa: Disposición a actuar de forma proactiva y no limitarse sólo a pensar en lo
que hay que hacer, marcando el rumbo por medio de acciones concretas.
Manejo de información: Capacidad para comprender e interpretar la información
para una acertada y oportuna toma de decisiones. Manejo de las tecnologías de la
información y comunicación.
Orientación al cliente: Actitud de ayudar o servir a los clientes internos y externos
de la organización, asumiendo su rol de servidor público, comprendiendo o
satisfaciendo sus necesidades. Implica la disposición a servir de un modo efectivo,
cordial y empático, esforzándose por conocer y resolver sus problemas .
Compromiso institucional: Actitud de respetar, promover y asumir a cabalidad la
visión, misión, valores y objetivos estratégicos de la institución. Implica la disposición
para asumir con responsabilidad los compromisos declarados por la organización.
Disposición para aprender permanentemente: Actitud para desarrollar nuevos
conocimientos, habilidades, disposiciones y conductas, mediante la capacitación
permanente, para desempeñarse exitosamente en el cumplimiento de su función.
Capacidad para transferir y compartir los nuevos conocimientos aprendidos.
Agente del buen clima laboral: Capacidad para promover un clima laboral
tendiente al desarrollo institucional, mediar y contribuir al logro de acuerdos frente a
situaciones de tensión o de conflictos de intereses entre personas, áreas o grupos
de trabajo, propiciando acciones eficaces para mejorar el talento y las capacidades
propias y de los demás. Implica la capacidad de visualizar soluciones frente a
eventos de controversia o que sean percibidas como desestabilizadoras de la
organización. Implica el manejo de las situaciones y condiciones personales o
ambientales, que puedan presentarse de manera negativa y producir estrés laboral.
Trabajo de equipo y cooperación: Disposición para trabajar con otros,
compartiendo conocimientos, esfuerzos y recursos en pos de objetivos comunes.
Implica alinear los propios esfuerzos y actividades con los objetivos del equipo o
grupo de trabajo.
10
Resolución innovadora de problemas: Implica idear soluciones nuevas y
diferentes frente a problemas o situaciones requeridas por la propia función, la
organización y de la comunidad.
11
Autocontrol: Capacidad para actuar con serenidad, prudencia, fortaleza y dominio
de si mismo en todas las circunstancias. Implica comprender y asumir objetivamente
los problemas surgidos.
12
Comunicación eficaz: Capacidad para escuchar y expresarse de manera clara y
directa. Implica la disposición a ponerse en el lugar del otro, la habilidad para
transmitir ideas y estados de ánimo y para coordinar acciones por medio del
lenguaje.
3
13
14
Adecuación al cambio: Capacidad de adaptarse a los cambios del entorno
organizacional, modificando la propia perspectiva y comportamiento. Implica poseer
la flexibilidad y disposición para adaptarse en forma oportuna a nuevos escenarios.
Integridad: Actuar con probidad, honestidad, lealtad y en forma intachable. Implica
subordinar el interés particular al interés institucional y el bien común.
Armando Muñoz M.
Prefecto
Licenciado en Investigación Criminilística
Licenciado en Comunicaciones
Magíster © en Educación Superior
Asunción, 14 de marzo de 2007
4