195718. I.6o.T.49 L. Tribunales Colegiados de Circuito. Novena Época. Semanario Judicial de la Federación y su Gaceta. Tomo VIII, Agosto de 1998, Pág. 869.
INSUMISIÓN AL ARBITRAJE, LAS JUNTAS DEBEN ATENDER A LA LIMITANTE
PREVISTA POR EL ARTÍCULO 123 APARTADO A, FRACCIÓN XXII DE LA
CONSTITUCIÓN. Es incorrecto el proceder de las Juntas de Conciliación y Arbitraje cuando
estiman procedente el incidente de insumisión al arbitraje que plantea el patrón, sin advertir
que sobre este punto, existe una limitante prevista por el artículo 123 apartado A fracción
XXII de la Constitución Federal de la República, en relación con la diversa fracción XXI del
precepto legal invocado, las cuales de manera literal establecen lo siguiente: "XXI. Si el
patrono se negare a someter sus diferencias al arbitraje o a aceptar el laudo pronunciado por
la Junta, se dará por terminado el contrato de trabajo y quedará obligado a indemnizar al
obrero con el importe de tres meses de salarios, además de la responsabilidad que le resulte
del conflicto. Esta disposición no será aplicable en los casos de las acciones consignadas en
la fracción siguiente. Si la negativa fuera de los trabajadores, se dará por terminado el
contrato de trabajo; XXII. El patrono que despida a un obrero sin causa justificada o por
haber ingresado a una asociación o sindicato, o por haber tomado parte en una huelga lícita,
estará obligado, a elección del trabajador, a cumplir con el contrato o a indemnizarlo con el
importe de tres meses de salario. La ley determinará los casos en que el patrono podrá ser
eximido de la obligación de cumplir con el contrato, mediante el pago de una indemnización
...". Es decir, que si bien en la fracción XXI del citado precepto legal, se facultó al patrón
para negarse a someter sus diferencias al arbitraje, no menos cierto es que se fijaron algunas
limitaciones que a su vez enumeró la fracción XXII, entre otras, la siguiente: "El patrono que
despida a un obrero sin causa justificada o por haber ingresado a una asociación o sindicato, o
por haber tomado parte en una huelga lícita, estará obligado, a elección del trabajador, a
cumplir con el contrato o a indemnizarlo con el importe de tres meses de salario.";
consecuentemente, si la parte actora se encuentra dentro de alguna de las hipótesis contenidas
en la parte inicial de la citada fracción XXII del numeral indicado, es incuestionable que el
patrón no puede negarse a someter sus diferencias al arbitraje, tomando en cuenta ante tal
circunstancia, que la Ley Suprema limitó ese derecho, tan es así que en el propio precepto
legal de la ley secundaria (artículo 947 de la Ley Federal del Trabajo), que recoge de la
fracción XXI del 123 constitucional apartado A, la facultad del patrón para someterse al
arbitraje, en su último párrafo de manera textual establece: "Las disposiciones contenidas en
este artículo no son aplicables en los casos de las acciones consignadas en el artículo 123,
fracción XXII, apartado A de la Constitución.".
SEXTO TRIBUNAL COLEGIADO EN MATERIA DE TRABAJO DEL PRIMER
CIRCUITO.
Amparo directo 3716/98. María Trinidad Delgado Navarro. 25 de mayo de 1998.
Unanimidad de votos. Ponente: María del Rosario Mota Cienfuegos. Secretario: José
Guillermo Cuadra Ramírez.
Véase: Semanario Judicial de la Federación y su Gaceta, Novena Época, Tomo II, agosto de
1995, página 465, tesis I.9o.T.21 L, de rubro: "ARBITRAJE, INSUMISIÓN AL. CASO EN
QUE NO ES PROCEDENTE.".
Nota: Por ejecutoria de fecha 4 de agosto de 2000, la Segunda Sala declaró inexistente la
contradicción de tesis 36/2000 en que participó el presente criterio.
-1-