Historia
Documentos
Sección europea
¿En qué medida fue la crisis de los misiles una de las mayores de
la guerra fría?
1. Fragmentos del discurso del presidente de EE UU John F. Kennedy el 22 de octubre de 1962
Buenas noches, mis queridos ciudadanos. Este gobierno, tal y como lo prometió, ha mantenido la más
estrecha vigilancia del desarrollo del poderío militar soviético en la isla de Cuba. Durante la pasada semana se
estableció una inconfundible y evidente prueba del hecho de que se están levantando ahora una serie de
instalaciones de lanzamiento de proyectiles dirigidos en esa aprisionada isla. El propósito de esas bases no
puede ser otro que el de establecer unas instalaciones capaces de llevar a cabo ataques nucleares contra el
hemisferio occidental. (…) Nuestra política ha sido de paciencia, como corresponde a una nación fuerte a la
cabeza de una alianza de carácter mundial. Estamos dispuestos a no desviarnos de nuestro camino central por
simples gestos irritantes o fanáticos. Pero ha llegado el momento de tomar decisiones, y estas decisiones están
empezando a ser tomadas. No correremos el peligro de una guerra mundial nuclear prematura (…), pero nunca
retrocederemos ante los peligros que en cualquier momento tengamos que afrontar…
2. La crisis de Cuba en el contexto de la guerra fría
3. Extracto de las Memorias de N. Kruschev sobre la crisis de 1962 (1975)
Yo sabía que Estados Unidos poseía los medios para destruirlas [las instalaciones soviéticas en Cuba] en parte,
pero sólo en parte; si un cuarto de todos los misiles se les escapaba, o un décimo, o simplemente uno o dos
grandes misiles, eso sería suficiente para reducir Nueva York a su mínima expresión... Pero no es esa la
cuestión. Lo esencial para mi, era que la presencia de cohetes soviéticos en Cuba disuadiría a Estados Unidos
de atacar Cuba para derribar a Fidel Castro y a su régimen. Por otro lado, al tiempo que protegían Cuba,
nuestros misiles establecerían lo que a los occidentales, les gusta llamar “equilibrio de fuerzas”. Estados Unidos
había rodeado nuestro país de bases militares, permanentemente nos tenía bajo la amenaza de sus armas
nucleares. Debía aprender lo que se siente cuando te apuntan misiles enemigos; no hicimos otra cosa que
devolverles –en menor grado- el obsequio. Y ya era hora de que Estados Unidos se sintieran amenazados a su
vez, en su pueblo y en su suelo, a fin de saber lo que eso significa exactamente.
N. Kruschev, Memorias, 1975
Instrucción. Contesta las preguntas siguientes.
(1) ¿Cuál es el motivo de la crisis?
(1) ¿En qué medida fue una de las mayores crisis de la guerra fría?