El Altar de Bronce.
(Exodo 27:8-1 ; 38:1-7)
La palabra “altar” significa “un lugar levantado”. Aquí se derramaba la sangre de los sacrificios. En
el altar vemos la bondad y severidad de Dios, la bondad hacia nosotros, severidad hacia la víctima
que lleva nuestros pecados; amor e ira; justicia y paz.
El fuego de este altar era perenne. El altar de bronce nos enseña que la demanda y derechos de
Dios han de ser satisfechos antes de poder gozar de comunión con El.
1- Su posición: El altar de bronce fue colocado a la puerta de modo que era la primera cosa que
los israelitas encontraban al acercarse a Dios (Exodo 40:6-29). En esto vemos que la demanda de
Dios tiene que ser satisfecha antes de poder gozar de comunión con El. Es un símbolo de la cruz,
Cristo es el altar y el sacrificio. No había acceso a Dios sino por medio de una sacrificio. Habla de la
cruz y de las primeras verdades que debemos conocer, y es el principio de nuestras relaciones con
Dios. EL sacrificio por el pecado era quemado fuera del campo (Exodo 29:13-14 ; Levíticos 4:57,11,12 ; 16-21), pero el sebo se quemaba en el altar de bronce y la sangre era llevada por el
acerdote una vez al año al Lugar Santísimo.
Sus materiales, forma y significado.
2-
a) El altar fue hecho de madera de acacia y cubierta de bronce. Las dimensiones eran 2.20
metros de largo por 2.20 de ancho y 1.30 de alto. El altar era cuadrado: lo mismo de cada lado.
Esto significa perfección, igualdad. “No hay diferencia”; los pecadores de todos los rangos y
condiciones son igualmente necesitados, y no importa de dónde vengan, Cristo es el mismo para
todos. Estaba colocado en tierra. Era accesible tanto al niño como al adulto. Así es la cruz de
Cristo. Está al alcance del pecador, cualquiera sea su estado; no se necesitan gradas para
alcanzarla.
b) Madera de acacia. El acacia era un árbol que creció en el desierto y era una madera blanda
y de gran durabilidad. La madera de acacia simboliza la humanidad de Cristo y en esto vemos el
gran misterio de la encarnación. Esta madera de gran durabilidad nos presenta a Cristo, sin
corrupción ni pecado.
c) El bronce. La madera fue cubierta de bronce la cual simboliza la justicia divina en el juicio.
¡Que cuadro mas hermoso la madera cubierta de bronce!, Cristo lleva nuestras iniquidades,
Jehová cargó en El el pecado de todos nosotros (Isaías 53:5-6). EL bronce daba resistencia,
manifestando así la fuerza permanente de Cristo, y también el juicio del pecado. Cristo se hizo
carne (la madera de acacia) para poder ser juzgado por nuestros pecados (Hebreos 10:5). El altar
era cuadrado – cuatro es el número que representa la tierra; los cuatro puntos cardinales, los
cuatro vientos, etc. Habla de la salvación para el mundo entero. El tamaño del altar era tal que
todos los demás muebles o vasos del Tabernáculos podrían haber sido puestos adentro,
mostrándonos así que toda nuestra bendición como creyentes están incluidas en la muerte de
Cristo y su sangre derramada.
d) Relación del altar con el propiciatorio en
el Lugar Santísimo. Era hueco, pero adentro tenía un enrejado de bronce sobre el cual se
encendía el fuego y se ponían los sacrificios. El enrejado estaba elevado al mismo nivel que el
propiciatorio, esto habla de misericordia, el hecho de estar al mismo nivel nos enseña que la
misericordia y la justicia de Dios son iguales. No puede haber misericordia sin satisfacer la justicia
por medio del sacrificio.
e) Los cuernos del Altar. Los cuernos eran los postes angulares en las esquinas del Altar que
habían sido formados en cuernos. El sacerdote rociabía los cuernos con la sangre del sacrificio. Los
cuernos hablan de poder, protección y auxilio (Isaías 53:5-6). Los cuernos habla en la Biblia que
son símbolo de fuerza y poder (Exodo 27:2 ; Apocalipsis 17:12 ; Salmos 18:2). El sacerdote ponía la
sangre en los cuernos (Exodo 29:12). Eran lugar de refugio para el pecador (1 Reyes 2:28). Los
cuernos hablan de Cristo, el poder de Dios, el poder es necesario si el pecado va a hacer destruido
(Romanos 8:28-39). Los cuernos del altar estaban en sus cuatro esquinas. Los cuernos de este
altar posiblemente eran usados para atar la víctima al ser presentada viva delante de Jehová:
“Atad víctimas con cuerdas a los cuernos del altar”. (Salmos 118:27) Fueron rociados con la
sangre de la expiación (Exodo 29:12), y a ellos huían los culpables como un refugio (1 Reyes
2:28). El pecador que huye a Cristo para refugiarse probará el poder de Dios en su salvación
inmediata. En el momento que, por fe, echa mano a la sangre, el omnipotente poder está de su
lado, y su “torre alta”, o refugio (Salmos 18:2), defendiéndole y sosteniéndole.
f) En el medio del altar había un enrejado de
cobre. Sería entonces de un codo y medio de altura, la misma altura del propiciatorio. Oímos
mucho de la misericordia de Dios, muy poco de su justicia; pero la misericordia de Dios y su justicia
tienen las mismas dimensiones, y sus hijos pueden decir: “Misericordia y juicio cantaré: a ti
cantaré yo, oh Jehová”. (Salmos 101:1)
Sobre este enrejado era puesto el holocausto, y allí fue consumido. Las cenizas caían abajo por el
enrejado, y después eran sacadas por el sacerdote. ¡Cuán vivamente señalaba todo esto a la cruz
de Cristo! De madrugada se podía ver al ofrecedor caminando con su víctima viva hacia el altar de
Dios. Pasaba por la puerta y se paraba al lado de la llama ardiente. Allí la víctima era degollada y
desollada; sus varias piezas eran tendidas, después levantadas sobre el enrejado de cobre, y de allí
ascendía un olor suave al Señor. Unas horas después se podía ver a un hombre cubierto de
vestimentas de lino puro viniendo del altar con una cazuela de cobre llena de cenizas en la mano.
La víctima había sido ofrecida y aceptada, y las preciosas cenizas era depositadas en un lugar
limpio fuera del real.
Todos recordamos lo que está escrito de aquel día en que el Cordero de Dios fue sacrificado en
una cruz fuera de las puertas de Jerusalén. Era un día de mucha actividad y la ciudad estaba en
movimiento desde temprano. De madrugada los sacerdotes estaban consultando y la multitud se
juntaba. Más tarde, entre los sollozos suprimidos de los que le amaban y la rabia de sus enemigos,
el Cordero de Dios fue llevado silenciosamente por las calles de Jerusalén, prosiguiendo hasta la
cruz. Ligado a los cuernos del altar con cuerdas de amor, murió voluntariamente. El fuego
consumió el sacrificio. ¡Oh, cuán precioso a la vista de Dios era aquella forma sin vida, colgada en
aquel madero! ¡Cuán inefablemente caras las preciosas cenizas de aquel holocausto! A ninguna
ruda mano de hombre le fue permitido tocar ni quebrar un hueso del Santo Cordero de Dios. Al
caer las sombras de la noche, José de Arimatea, discípulo suyo, vino, llevando el cuerpo del Señor
envuelto en una sábana limpia de lino, y lo puso en un sepulcro nuevo y limpio, donde nunca
había yacido la carne corrupta de hombre. La obra estaba consumada, el sacrificio había sido
aceptado; el Dios de la resurrección entró en aquel sepulcro labrado en la peña, y le levantó de los
muertos. Este es el evangelio de salvación para el pecador. Esta es la poderosa palanca que le
levanta del lago de miseria y le pone entre los príncipes. Jesús murió: fue sepultado: Dios le
levantó de los muertos. ¡Glorioso mensaje! ¡Benditas noticias! “CONSUMADO ES”.
g) No había gradas en el altar (Exodo 20:26). Esto nos enseña que el hombre no puede subir
hacia Dios con su justicia humana sin exponerse al juicio. Dios desciende hasta el hombre (Tito
3:6).
3- Su Ritual (Levíticos 4:4-12)
a) El oferente tenía que presentar personalmente su sacrificio a la puerta.Todos los días tanto
de mañana como de tarde, era ofrecido el cordero, de manera que a toda hora del día se
encontraba el sacrificio quemándose y la puerta abierta. De la misma manera, el sacrificio de
Cristo es siempre recordado por Dios. Siempre habla a favor de nosotros, siempre es eficaz (Exodo
29:39-39).
b) El oferente tenía que poner sus manos sobre el animal así transmitiéndole sus pecados al
sustituto y luego matarlo (Isaías 53:6).
c)
El sacerdote mojaba los cuernos con sangre y el resto de la sangre la echaba al pie del altar.
d)
La grosura se quemaba en el altar de bronce.
e) El resto del animal con las cenizas se llevaba fuera del campamento a un lugar limpio. Cristo
sufrió fuera del campamento y luego su cuerpo fue puesto en una tumba nueva (Hebreos 13:1213).
4- El Fuego. (Exodo 30:17-21)
El fuego no se extinguía, era perenne. La eficacia del sacrificio de Cristo es eterna y nunca cambia.
5- Cuatro aspectos de la redención que corresponden a los cuatro lados del altar.
a) Propiciación.
Para aplacar el juicio de Dios y llevar la culpa de la ley violada. Esta fase tenía que ver solamente
con Dios. (Romanos 3:25)
b) Substitución.
Cristo llevo la culpabilidad del hombre. En levíticos 16, encontramos en el día de la expiación la
lección de substitución. Aarón coloca las manos sobre la cabeza del macho cabrío confesando los
pecados del pueblo.
c) Reconciliación.
Ella significa pasar de enemista al favor de Dios. La culpa perdonada por el sacrificio en la cruz.
Cristo es el medio de reconciliación (Romanos 5:10 ; Efesios 2:16 ; Colosenses 1:20).
d) El Rescate.
Quiere decir que el precio ha sido pagado.
Todos estábamos hundidos en el pecado. El vino a rescatarnos. El rescate es completo, suficiente
para el espíritu, alma y cuerpo. Nos libra de la pena y del dominio del pecado y de la carne, del
mundo y de Satanás (Mateo 20:28 ; Hechos 20:28).
6- La Sangre del Sacrificio fue colocada así.
1)
Rociada enfrente del velo en el Lugar Santo.
2)
Sobre el propiciatorio sobre el Lugar Santísimo (Levíticos 16:14,15).
3)
En el altar del incienso en el Lugar Santo (Levíticos 8:30).
4)
Sobre Aarón y sus hijos, los sacerdotes (Levíticos 4:17-18).
5)
El resto fue derramado cerca del altar de bronce (Levíticos 4:7-8).
La Sangre derramada en la tierra nos habla de la redención de la
tierra. (Romanos 8:20-22). EL poder de la sangre es suficiente
para todo el universo.
Hola, usted puede hacer uso de este material con libertad. Esta sección pertenece a la primera
parte de un folleto de estudio con énfasis sobre El Espíritu Santo. Cada día tratare de poner un
nuevo resumen del mismo hasta llegar al final del libro. En la página de descarga usted podrá bajar
el mismo en formato PDF y al final pondré el libro completo. Usted puede imprimirlo y usarlo con
libertad. Dios te bendiga.
Quizás también le interese:
- See more at: http://manriquito.com/?p=324#sthash.UTBKYNSS.dpuf
Descargar

El Altar de Bronce. - educadores unidos del reino!