Civilización hebrea
Extraído de Escuelapedia
La civilización hebrea procede de Palestina, una
región situada entre el desierto de Arabia, Siria y el
Líbano. Al lado del Mediterráneo y bordeado por el
río Jordán, Palestina llegó a ser conocida como uno
de los focos comerciales más importantes del
mundo antiguo. Siendo una región habitada por
pueblos diferentes, Palestina fue el gran escenario
de la ruptura histórica entre árabes y palestinos.
Los hebreos organizaron su población en diferentes clanes patriarcales parcialmente nómadas. Estos
grupos familiares se dedicaron principalmente al ganado vacuno a lo largo de los dispersos oasis ubicados
en el desierto de Arabia. La historia de los hebreos se inicia dos mil años antes de Cristo y coexiste con
otras grandes civilizaciones expansionistas de la época. La historia se centra en los textos bíblicos del
Antiguo Testamento, que describe la vida cotidiana, las costumbres y creencias de los hebreos.
Fuertemente influenciados por el pensamiento religioso, el pueblo hebreo mantenía una creencia
monoteísta fundada en el culto del Dios Yahwéh. Siguiendo el liderazgo de los hombres designados por
Yahwéh, los hebreos se juzgaron a sí mismos como una nación santa que debía mantenerse y expandir su
población. Debido a esto, las familias eran muy extensas y la mujer tuvo que lidiar con la función
primordial de la crianza de sus hijos. Los hombres ocuparon puestos de liderazgo en la administración de
las tribus y las mujeres se prepararon para el matrimonio.
Siguiendo normas morales muy estrictas, los hebreos evitaron el vínculo sexual entre los más jóvenes y
condenaron la práctica homosexual. Además, la virginidad también jugaba un papel importante en la
reafirmación del ideal de pureza de la figura femenina. El enlace monogámico era clave en la estructura
familiar. Los hombres solamente podrían disfrutar del placer de otra mujer (concubina), cuando la esposa
no fuera capaz de proporcionar hijos.
La esclavitud era una práctica común en la sociedad hebrea. Parte de la propia población podría llegar a
ser esclavizada a causa de algún tipo de acuerdo o castigo religioso. Otros esclavos eran personas
capturadas en las conquistas militares. La condición de los esclavos era muy relativa, y los principios de la
ley religiosa permiten que puedan casarse, convertirse a la fe judía, o establecer algún tipo de propiedad.
La primera fase de la historia política de los hebreos era conocido como el periodo de los patriarcas. En
ese momento, la población judía estaba sometida a la dirección de un miembro de las tribus que abrigaba
bajo sí mismo las funciones judiciales, militares y religiosas. La economía se mantuvo a través de las
actividades pastorales que se desarrollaron a con los movimientos migratorios constantes hacia las
regiones fértiles de Palestina.