Maestría en Desarrollo Educativo
Línea Informática y Educación
Universidad Pedagógica Nacional
MATERIA: ANALISIS SOCIOPOLÍTICO DE LA EDUCACION EN MÉXICO.
RESPUESTA A LA PREGUNTA 4:
“La evolución, por tanto, constituye un proceso de trascendencia
e inclusión, un proceso que trasciende e incluye. De este modo
es como comenzamos a aproximarnos al núcleo del Espíritu-en-acción,
el secreto mismo del impulso evolutivo.”
Ken Wilber, Breve Historia de todas las cosas
¿A qué nivel ha llegado la Evolución?
1. Del Kosmos y la evolución.
Tras el umbral del siglo XXI, disipadas las feroces profecías catastrofistas del fin del mundo en el
año 2000, habiendo superado aún el paradigma de Stanley Kubrik en “Odisea Espacial 2001”
parecemos emerger como una generación situada en el límite del conocimiento, ante nuevas
expectativas de la ciencia y la tecnología, como transformadores y ya no tan sólo observadores de
nuestro entorno.
No obstante estas nuevas perspectivas emanan de una nueva mentalidad, la cual aunque ha sido
recientemente acuñada, abre una ventana a una conciencia absoluta, universal, perneada en el
tiempo (historia) y el espacio (naturaleza) explayando de manera heterogénea nuestro conocimiento
de verdad, construyendo cada aspecto en lo que nosotros dilucidamos como sociedad.
La pregunta es: ¿cómo hemos llegado hasta aquí?, como lo señala Wilber (1996): “Qué fuerzas son
las que están urdiendo el milagroso tejido de la evolución?” ¿Qué aspectos son relevantes para
ubicarnos en el contexto actual? Es necesario hacer una evaluación a nivel de los logros, retrocesos,
los descubrimientos y todos aquellos elementos en los que hemos trascendido como raza humana.
Por otro lado, es preciso marcar las pautas evolutivas o los confines que la misma evolución ha
registrado en aras de dividirlo en etapas, si bien, como lo señala Wilber “La evolución siempre
pugna por establecer nuevos límites y, una vez establecidos, lucha de nuevo tan duramente como
pueda por romperlos, por trascenderlos, por ir más allá de ellos y aproximarse a modalidades más
globales, integradoras y holísticas.” Parece ser esto un devenir que se ha rebobinado en este proceso
cíclico, una constante del género humano, lo que nos permite afirmar que “La evolución siempre
trasciende e incluye, integra y va más allá.” (Wilber, 1996: pag. 23)
En primera instancia podemos afirmar que la evolución más alla de un término, se refiere a toda una
perspectiva de acción, como lo señala el autor:
El hecho es que, desde una perspectiva no dual, la evolución se considera el Espírituen-la-acción, Dios-en-la-creación, un proceso en el que el Espíritu va desplegándose,
manifestándose y actualizándose cada vez más en la medida en que va atravesando
los distintos estadios del proceso de desarrollo. El Espíritu no es un estadio particular
ni una ideología concreta ni tampoco un dios o una diosa preferidos sino la totalidad
del proceso dee desarrollo, un proceso infinito que, aunque se halla completamente
presente en cada uno de los estadios finitos, deviene cada vez más accesible en cada
nueva apertura evolutiva. (Wilber, 2006: pag. 29)
1
Maestría en Desarrollo Educativo
Línea Informática y Educación
Universidad Pedagógica Nacional
2. Del punto de partida y el puerto de llegada.
Para los transmodernos, críticos ubicuos de la realidad que nos asoma, el punto de partida se ubica
en el origen mismo del universo, el big bang, (aunque no se esbozará cada etapa, ya que fue
ejercicio de la pregunta anterior), situando cada periodo por su historicidad y en función primero de
la ausencia del hombre, con la consolidación del universo y el entorno natural que heredamos y
después, con el advenimiento subrepticio del hombre, con la timidez de una historia primero sobria
y más tarde compleja, se puede llegar a una división del papel preponderante que le hemos otorgado
a nuestras acciones (descubrimientos, visiones del mundo, desarrollo del pensamiento filosófico,
ciencias y sociedades cada vez más sofisticadas) enclavadas en el sedimento del pasado, señaladas
en el siguiente cuadro:
Etapa evolutiva
Comunidad primitiva
Civilización antigua
Era Cristiana
Sociedad feudal medieval
Primera Modernidad
Segunda modernidad
Tercera modernidad
Cuarta modernidad
Periodo
100,000 años
10,000 años
Fin de la era antigua a Siglo V
Siglo V al siglo XV
1492 a 1789
1789 a 1945
1945 a 2080
2080 a 2300
Hablando en el punto en que nos situamos, seres concientes, pertenecientes a un grupo social
determinado, en un espacio compartido por nuestros congéneres, después de revisar cada etapa,
podemos considerar que la evolución, como eje de trascendencia, nos sitúa en la tercera
modernidad, con múltiples problemas a resolver, ante el desafío de encontrar un equilibrio en
recursos naturales, sociales y económicos, desafiando los esquemas establecidos y con la necesidad
de modificarlos en beneficio nuestro.
Acerca de la modernidad Ken Wilber (falta año) menciona que ésta trajo consigo 2 tendencias: “No
más mitos” y “No más ascenso”. La primera tendencia represento un cambio en el centro de
gravedad de la sociedad desde una estructura de participación mítica a la racionalidad - egóica.
Trajo consigo la diferenciación de los tres grandes: Ciencia, Arte y Moralidad con la posibilidad de
hacer avanzar sus pruebas de verdad dentro de un pluralismo universal y mundicéntrico en el marco
de la tolerancia y el mutuo reconocimiento.
La segunda tendencia hace referencia a que la modernidad planteó el ascenso hasta la razón, pero
no más allá; de este modo, la diferenciación de los tres grandes, también trajo consigo, la dificultad
de integrarlos; lo que a su vez degeneró en una disociación de los mismos y esto permitió que
fueran reducidos al gran uno del lenguaje del ello. Al ser reducidos a este lenguaje toman
importancia los aspectos de la realidad, que sólo pueden ser investigados de forma relativamente
objetiva y descritos en un lenguaje del ello, es decir, de las verdades. Tal es la principal crítica del
posmodernismo.
La noción de Posmodernidad se ha configurado como un término interdisciplinar en el pensamiento
reciente. En líneas generales se trata de la constatación de la crisis de la Modernidad, entendida ésta
como la cultura que corresponde a la sociedad industrial, posibilitadora de grandes relatos
omniexplicativos, basados en nociones fuertes del sujeto, la realidad, la razón, la historia.
La condición posmoderna emerge en la sociedad posindustrial y designa el estado de la cultura
después de las transformaciones que han afectado a las reglas de juego de la ciencia, de la literatura
2
Maestría en Desarrollo Educativo
Línea Informática y Educación
Universidad Pedagógica Nacional
y de las artes a partir del siglo XIX. Heterogenidad, relativismo, fin de la historia, brote de las
diferencias, hibridación, abandono de las fundamentaciones metafísicas o científicas, deterioro
ambiental y un aletargado sentimiento de vacuidad e insipidez ante la felicidad no alcanzada. Tal es
el panorama que se nos presenta. No obstante, frente a todo ello, surgen los intentos de salvar del
naufragio los retos pendientes de la modernidad. Es necesario dotarse de renovados paradigmas
para pensar el presente. La Transmodernidad es una de las teorías propuestas para enfrentarse al
nuevo gran relato de la globalización, desde la constatación de la crisis moderna, pero intentando no
sucumbir a ella.
Prudenciado Moreno señala para completar este panorama: “La sociedad moderna se ha vuelto
culturalmente más compleja, que cuando comenzó la modernidad en el siglo XVIII, puesto que
ahora tenemos el proceso de globalización, es decir, la mundalización de las relaciones
internacionales, tanto de los aspectos culturales, como políticos, sociales e ideológicos, tenemos una
tercera revolución científica y tecnológica en marcha, tenemos nuevos medios de comunicación y
socialización, tenemos nuevas fuentes de divulgación de valores. Hace veinte años la escuela era la
única fuente de divulgación de valores. La escuela hoy compite más en desventaja con los medios
masivos de comunicación” (Moreno, 2001, pag. 8)
“Trans-modernidad” indica todos los aspectos que se sitúan “más-allá” (y también “anterior”) de las
estructuras valoradas por la cultura moderna europeo-norteamericana, y que están vigentes en el
presente en las grandes culturas universales no-europeas y que se han puesto en movimiento hacia
una utopía incluyente.
“Un diálogo intercultural deber ser transversal, es decir, debe partir de otro lugar que el mero
diálogo entre los eruditos del mundo académico o institucionalmente dominante. Debe ser un
diálogo multicultural que no presupone la ilusión de la simetría inexistente entre las culturas.”
(Dussel, 2005, p.18)
De esta manera, tenemos un contexto más amplio de desarrollo evolutivo en el cual nos situamos.
¿Hasta dónde ha llegado la evolución? La respuesta más simple es hasta el actual paradigma de la
tercera modernidad, rodeados de un espíritu posmoderno e impulsados a entretejer las bases
sociales, culturales, metafísicas y educativas que nos encaminen hacia la transmodernidad.
La evolución, entonces, deja de verse como un concepto estático para visualizarse como el agente
del cambio, la fuerza regeneradora, el-espíritu-de-la-acción. Concluyamos con las palabras de
Wilber:
A lo largo de su evolución, el ser humano ha ido descubriendo, a través de un doloroso
proceso de acierto y error, las distintas formas de comprobar nuestro grado de sintonía con
el Kosmos, las distintas formas de saber si estamos en contacto con la verdad o
extraviados en la falsedad, si estamos respetando la bondad o si la estamos eclipsando, si
estamos alentando la belleza o, por el contrario, fomentando la fealdad.
La humanidad, en otras palabras, ha trabajado muy duro para poder llegar a establecer las
pruebas de validez que pueden ayudarnos a determinar si estamos en contacto con lo real, si
estamos adecuadamente sintonizados con toda la fecunda diversidad del Kosmos. (Wilber
1996, pag. 150)
Referencias Bibliográficas:
3
Maestría en Desarrollo Educativo
Línea Informática y Educación
Universidad Pedagógica Nacional
Dussel, Enrique (2005), Transmodernidad e Interculturalidad, (Interpretación desde la Filosofía de
la Liberación), UAM-Iz., México.
Wilber, Ken (2006) Breve historia de todas las cosas, Kairós, España.
Moreno Moreno, Prudenciado (2001), Formación de docentes, modernidad y transmodernidad en
la educación, ponencia presentada en el congreso educativo de Tlaxcala, 2001, UPN,
SNTE, México.
4
Descargar

Respuesta_a_la_pregunta_4

Culturas populares urbanas

Culturas populares urbanas

FamiliaModernidadSociedadCiencias socialesCoyuntura culturalPistas de acciónIdentidad

Modernidad y postmodernidad

Modernidad y postmodernidad

RacionalidadEstructura organizacionalDesarrolloCiencias socialesComunicaciónCambiosIdeologías

Es tarde para el hombre; William Ospina

Es tarde para el hombre; William Ospina

ArgumentoModernidadEnsayoCulturaPesimismoSociologíaPensamiento

Pasajes de Soberanía. El Imperio

Pasajes de Soberanía. El Imperio

TotalitarismoÉliteHombreGlobalidadSociedadInmanenciaPolíticaHegemoníaCienciaJerarquía