Los secretos de los nuevos misiles rusos
Miércoles 15 de Agosto de 2012 22:22
El pasado 8 de agosto, el primer viceministro de Defensa de Rusia, Alexander Sujorúkov,
manifestó a la prensa que a finales de este año la Fuerza Aérea recibirá un nuevo misil
estratégico de crucero. Mientras, el presidente ruso, Vladímir Putin, anunciaba que para el año
2020, el Ejército de Rusia estará equipado con 1.600 aviones y helicópteros militares nuevos y,
un portavoz del Distrito Militar Sur (DMS), informa que algunas unidades de defensa antiaérea
emplazadas en el sur de Rusia se preparan para estrenar el novísimo sistema de control
automatizado Barnaul-T, sin parangón en el mundo.
En cuanto al nuevo misil, el alto cargó prefirió no entrar en detalles, pero a partir de lo que dijo
podemos hacer algunas conjeturas. “Hemos desarrollado un nuevo misil con base en aire. Los
primeros dos lanzamientos fueron exitosos. En agosto realizamos otras dos pruebas y lo
incorporamos a los arsenales”, dijo.
El viceministro precisó que se trata de un misil estratégico de crucero, agregando que para
este año están planeados los ensayos de otro misil nuevo, el hipersónico.
Con un alto grado de probabilidad, se puede suponer que se trata de una de las versiones de
la familia X-101/X-102, desarrollada por la oficina de diseño Ráduga. Son misiles de crucero
subsónicos de gran alcance (más de 5.000 kilómetros), diseñados tomando como prototipo los
misiles de aviación X-55.
Por sus parámetros técnicos, los X-101/X-102 podrían compararse con los misiles de aviación
estadounidenses KP AGM-86 y AGM-129.
A juzgar por algunas informaciones, el X-101 está dotado de una ojiva convencional, mientras
el X-102 lleva una nuclear. Estos misiles se instalarán en los bombarderos estratégicos
Tu-95MS y Tu-160. Posiblemente, también en los modernizados bombarderos Tu-22MZ.
Según explica la prensa, tanto rusa como extranjera, estos misiles se han producido en serie
se han incorporado a los arsenales, aunque las confirmaciones oficiales han brillado por su
ausencia.
En Internet aparecen publicadas muchas fotos (hechas por aficionados) de los bombarderos
Tu-95 con prototipos de los misiles (a lo mejor eran sus maquetas), sin que haya otros datos
que corroboren este hecho.
Hasta marzo pasado, el ministro de Defensa, Anatoli Serdiukov, no informó sobre la entrega
al Ejército del Aire de un nuevo misil de crucero de gran alcance con base en aire.
Parece que una de las dos versiones ya se incorporó a los arsenales, de lo que dio fe
Serdiukov esta primavera, y la otra está siendo sometida a pruebas, según informó Sujorúkov.
El primer viceministro de Defensa comentó también que en fechas próximas se efectuaría el
primer ensayo del nuevo misil hipersónico. Según todos los indicios, se trata de un misil nuevo
en su concepción, al que la prensa ya hacía mención bajo el nombre de Circon.
Se afirmaba que era un misil antibuque. Y en todo caso, suena verosímil: según la tradición
rusa, a menudo se adjudican a misiles de crucero con base en mar, nombres de piedras
(preciosas o semipreciosas). Por lo visto, estará destinado a destruir portaviones.
En agosto de 2011, el director general de la Corporación Takticheskoe raketnoe vooruzhenie
(Misiles tácticos), Boris Obnósov, anunció que la entidad a su cargo empezaba a desarrollar un
misil capaz de alcanzar una velocidad 12 o 13 veces superior a la del sonido. Recordemos que
1/2
Los secretos de los nuevos misiles rusos
Miércoles 15 de Agosto de 2012 22:22
los modernos misiles en dotación de la Armada rusa alcanzan una velocidad 2 o 2,5 veces
superior a la del sonido.
A decir verdad, no está claro si Obnósov se refería a Circon o a algún otro misil hipersónico.
Actualmente EEUU está sometiendo a ensayos el prototipo X-51 Waverider, que ya alcanzó
una velocidad cinco veces superior a la del sonido, por lo cual no podemos descartar que la
citada corporación planee empezar a producir no solo Circon, sino toda una gama de misiles
hipersónicos.
Putin: "Rusia contará con 1.600 aeronaves militares nuevas en 2020"
Para el año 2020, el Ejército de Rusia estará equipado con 1.600 aviones y helicópteros
militares nuevos, según declaró el presidente ruso, Vladímir Putin. El Ejército adquirirá esta
maquinaria en el marco de un programa que supondrá una inversión estimada de 23 billones
de rublos (unos 720.000 millones de dólares), destinados a fortalecer a las Fuerzas Armadas
del país, aún debilitadas por los recortes de gastos provocados por el colapso de la Unión
Soviética en 1991. Asimismo, Putin prometió que las aeronaves de las que ya dispone el
Ejército ruso se modernizarán.
"Estamos hablando principalmente de proporcionar a nuestras Fuerzas Armadas la tecnología
más avanzada y moderna", dijo Putin en la exhibición aérea que tiene lugar en Zhukovski, una
ciudad en la provincia de Moscú, para conmemorar el centenario de la Fuerza Aérea del país.
En su discurso, Putin agradeció a los oficiales de la Fuerza Aérea, a los veteranos y a los
trabajadores de la industria que “ayudaran a nuestra aviación a soportar los tiempos difíciles de
la década de los 90 y principios de los 2000”. Este fin de semana se conmemora el centenario
de la Fuerza Aérea de Rusia con un espectáculo aéreo, en el que participan con la
participación de más de 100 aviones y helicópteros, tanto rusos como extranjeros.
Militares rusos ensayarán el novísimo sistema de control Barnaul-T
Unidades de defensa antiaérea emplazadas en el sur de Rusia estrenarán el novísimo
sistema de control automatizado Barnaul-T sin parangón en el mundo, informó un portavoz del
Distrito Militar Sur (DMS). Incorporado al arsenal a finales de 2011, Barnaul-T es un sistema
capaz de operar todo el tiempo a una altura de hasta 3.000 metros sobre el nivel del mar; sirve
para reconocer objetivos en el aire y evaluar la situación aérea, así como asignar blancos. Con
la ayuda del nuevo sistema, las unidades ensayarán elementos de interacción a la hora de
repeler ataques aéreos, dijo el portavoz. “Más de 1.500 efectivos y más de 600 equipos (…) de
las unidades de defensa antiaérea del DMS salieron a los polígonos para mejorar el nivel de su
adiestramiento en condiciones de campaña y realizar ejercicios de tiro contra blancos aéreos,
en un contexto que se aproxima al máximo al de un combate real”, agregó.
El sistema Barnaul-T, compatible con todos los equipos y radares del arsenal antiaéreo,
permite incrementar su movilidad y vitalidad. Está hecho en forma de módulos autónomos que
se emplazan sobre la plataforma de blindados anfibios MT-LBu y camiones Kamaz. Entre otras
cosas, el sistema genera un campo único de reconocimiento vía radares que ofrece a todos los
puntos de mando información sobre la situación aérea, incluso cuando algunos medios dejan
de funcionar.
2/2
Descargar

Los secretos de los nuevos misiles rusos