- ¿Qué balance hace del año 2012 como Presidente del Partido Radical?
2012 ha sido un gran año para el radicalismo, con logros importantes que han
revitalizado al partido y sentado las bases para un 2013 de aún mayor fortaleza
y proyección.
Nuestra principal preocupación estuvo centrada en la necesidad de construir un
proyecto alternativo de
"Hemos revitalizado al partido y
poder que involucre a las
sentado las bases para
grandes mayorías a través
del diálogo y del
consolidarnos como alternativa al
encuentro.
gobierno en 2013".
Trabajamos muy
intensivamente para alcanzar este objetivo, poniendo el foco en la cohesión
del partido a nivel federal; el diálogo y la concertación con organizaciones
sociales y fuerzas políticas; la defensa de las instituciones de la
república; y el consenso partidario en las bases para un proyecto político
firmemente arraigado en valores.
A lo largo del año realizamos en Buenos Aires, Córdoba, La Plata, Santa Fe y
Tucumán foros nacionales de intendentes, de concejales y de legisladores
provinciales, cumbres partidarias y encuentros militantes, todos ellos con gran
concurrencia y vocación de trabajo conjunto. También tratamos de acompañar
desde la cercanía y con presencia en cada provincia, en cada ciudad, en cada
lugar donde el radicalismo está presente y se está recuperando. Fuimos
aceitando así los engranajes de esta gran organización, que contiene a
hombres y mujeres de fuertes convicciones trabajando en contra de
viento y marea desde cada una de sus localidades.
El gran cierre de la intensa actividad partidaria fue el Foro Nacional
"Trabajando juntos por una Argentina con valores", que llevamos a cabo
en octubre en la Ciudad de Buenos Aires. Con la presencia más de mil
dirigentes radicales que
vinieron desde la Quiaca
"Con la presencia de más de 1000
hasta Ushuaia, se consagró
referentes radicales, el Foro
como
el
encuentro
partidario
más
Nacional de la UCR se consagró
significativo
de
los
últimos
como el encuentro partidario más
años. Y luego llevamos el
significativo de los últimos años".
foro al simbólico Paraninfo
en Santa Fe un mes más
tarde, y cerramos un nuevo gran encuentro junto con Ernesto Sanz, Julio
Cobos y Ricardo Alfonsín. Fue el encuentro de un partido reconciliado, que
debate sus propuestas y que está dispuesto a generar una alternativa al
gobierno nacional.
En la búsqueda de llegar a fondo en los problemas de los diversos sectores de
la sociedad, y como contracara de las actitudes de nuestra Presidente, hemos
generado espacios de articulación y diálogo con una gran multiplicidad de
organizaciones sindicales, religiosas, empresariales, educativas y
sociales. A través del intercambio fuimos alimentando nuestros propios
diagnósticos con datos relevantes, casos particulares y nuevas perspectivas.
Escuchar parece una acción sencilla, pero el desdén por el prójimo en la forma
de gobernar del kirchnerismo, pone en evidencia que hoy es una cualidad
escasa. Los radicales este año estuvimos escuchando muy atentos, no
solo para interpretar las necesidades de la población en todas las regiones,
sino también para detectar y poner freno a los abusos del poder gobernante,
que es parte crucial de nuestro rol actual como principal fuerza nacional de
oposición.
"El compromiso firmado en el Comité
Así fue que evitamos
Nacional de la UCR por todo el arco
que el Poder Ejecutivo
opositor, desde el socialismo hasta el
coloque a un hombre
macrismo, selló un acuerdo sobre
inepto como Daniel
Reposo en el cargo de
criterios compartidos de convivencia
Procurador General de
democrática ".
la Nación; así fue como
defendimos la
trayectoria intachable de Leandro Despouy como Auditor General de la
Nación cuando el oficialismo quiso removerlo. Así fue como nos pusimos al
frente de la campaña en contra de la posible re reelección de la Presidente y
logramos un acuerdo con todas las fuerzas políticas opositoras con
representación en ambas cámaras legislativas para rechazar durante el
próximo año todo proyecto de reforma constitucional. También en forma
conjunta nos reunimos en varias oportunidades para defender los
organismos de control, los magistrados y las instituciones de la
democracia.
Se fueron dando así las condiciones para que en ocasión del 29 aniversario de
nuestra democracia, recibiéramos en la sede de la UCR a los máximos
referentes de la oposición a nivel nacional. La firma del "compromiso
democrático" el 10 de diciembre en la casa radical por parte de todo el arco
opositor, desde el socialismo hasta el macrismo, marcó un trascendente hito
político; se selló un acuerdo sobre criterios compartidos de convivencia y
un frente común para frenar los abusos del gobierno.
El 2012 fue también un excelente año para los jóvenes y las mujeres radicales,
que con su presencia y trabajo en todo el territorio contribuyen a que el
radicalismo encuentre los caminos para ampliar sus bases de representación.
En junio el radicalismo ganó la conducción de la Federación Universitaria
Argentina, que representa a más de un millón y medio de estudiantes en
todo el país. A pesar de tener el respaldo del aparato del Estado, la Cámpora
no ha logrado cautivar a la juventud, y ha terminado en el lugar común del
kirchnerismo intolerante de la pluralidad, creando un organismo paralelo sin
legitimidad alguna. Los jóvenes radicales demostraron que tienen la capacidad
de llevar adelante la conducción de una federación comprometida con las
necesidades de los estudiantes, defendiendo la calidad educativa.
En noviembre se renovaron las autoridades de la Convención Nacional de la
UCR y se eligió por unanimidad a Lilia Puig de Stubrin, la primera mujer en
ocupar este cargo de máxima responsabilidad en el partido. Con una
dilatada trayectoria política y académica, su aporte será sin dudas significativo
para continuar fortaleciendo a la UCR.
Finalizando el año, podemos decir que la UCR es hoy la principal fuerza de
oposición nacional, y que estamos bien posicionados de cara al 2013 para
consolidarnos como el partido político que hará realidad el sueño de una
Argentina que progrese sobre la base de valores, y que incluya a todos en un
proyecto común.
La UCR en cifras
•
•
•
•
•
•
•
•
•
112 años de historia
Primera minoría en el Congreso Nacional
Presidencia y representatividad en la Auditoría General de la
Nación
Único partido de la oposición en el Concejo de la Magistratura
Conducción de la Federación Universitaria Argentina
584 intendentes
1060 concejales
Con representación política en todo el país
Único partido político que se conduce según una carta
orgánica, con convencionales y elecciones internas.
- ¿Cuáles son los desafíos para el 2013?
En el 2013 se cumplen 30 años del día que Raúl Alfonsín le devolvió al
país la democracia, la unidad nacional y la convivencia pacífica entre los
argentinos. El radicalismo conmemorará durante todo el año este hecho
histórico, que paradójicamente, se coloca como la contracara del actual
gobierno nacional obsesionado solamente con un tema: perpetuarse en el
poder. Esto nos obliga a profundizar nuestras acciones de control, junto
con las fuerzas de la oposición con las que hemos firmado el compromiso
democrático.
"En el año que cumplimos 30 años
de democracia, el radicalismo
renueva su compromiso con lo que
Raúl Alfonsín denominó 'una
democracia completa'".
El 2013 es también un año
electoral. Y nuestro trabajo
será
no
sólo
seguir
poniéndole freno a los
abusos
y
deseos
totalitarios del gobierno,
sino también en equilibrar
las fuerzas el Congreso Nacional luego de las elecciones legislativas. Y
para ello, vamos a poner a consideración de la ciudadanía los mejores
candidatos en cada provincia.
Estamos convencidos que la mejor forma de defender la democracia y
garantizar la división de poderes es fortaleciendo nuestra posición en el
Congreso, hoy viciado por una mayoría oficialista que se dedica
exclusivamente a sancionar los proyectos enviados por el Poder Ejecutivo.
El radicalismo este año presentó más de seiscientos proyectos, todos
rechazados por el oficialismo. Entre ellos un estudiado plan de recuperación
del sistema
ferroviario
"En 2013 vamos a fortalecer nuestra
nacional que
posición en el Congreso, y liderar un
además cuenta con
proyecto alternativo".
el apoyo de los
familiares y
víctimas de la Tragedia de Once, y una serie de reformas cruciales a la Ley de
Trata de Personas, que recién después del escandaloso fallo de Marita Verón,
el oficialismo aceptó discutir en sesiones extraordinarias.
Vamos a seguir insistiendo con Los grandes temas que el Gobierno Nacional
ha decidido eliminar de su lista de prioridades: la educación de calidad para
todos, el acceso a un trabajo digno, el control de la delincuencia
coordinado federalmente, y una mayor productividad e inversión para
salir de la inflación y motorizar el país.
El próximo año continuaremos articulando nuestras acciones con diversos
actores y organizaciones sociales, para afianzar las instituciones de la
democracia y avanzar en un proyecto compartido de desarrollo y la inclusión.
Estamos convencidos de que el radicalismo es el único partido de la oposición,
capaz de canalizar organizadamente, en todo el territorio nacional, el reclamo
que la sociedad hace sentir en las calles y el único capaz de vertebrar con los
otros partidos y las distintas fuerzas sociales, una alternativa política a este
gobierno.
- ¿Qué balance hace del año para la Argentina?
Por un lado, terminamos el año con la democracia acechada por un gobierno
que ha dejado hace tiempo de preocuparse por el futuro del país.
Obsesionados por perpetuarse en el poder, la Presidente y su entorno
malversan tiempo y dinero de los argentinos en batallas contra cualquier
"enemigo" que busque ponerles un límite. Un día es el campo, otro día es la
iglesia, otro día los medios, otro día los sindicatos.
"Rescato de manera positiva que
un millón y medio de ciudadanos
hayan salido a las calles de modo
pacífico para solicitar respeto a
nuestra democracia".
Por otro lado, los treinta
años de democracia que
vamos a cumplir en 2013 no
han sido en vano. Tenemos
a una población
políticamente madura, la
misma que a pesar de haber
tocado fondo en 2001, supo
salir de esa crisis dentro del marco de la democracia. Rescato de manera
positiva la actitud de los ciudadanos que sin acarreo político este año se
mostraron comprometidos con la República, el federalismo, las leyes, las
instituciones, el respeto y el dialogo. Un millón y medio de personas salieron
a las calles de modo pacífico a solicitar que se respete nuestra democracia.
Pero hay algo
que no deja de
"La corrupción y el mal uso de los fondos
sorprenderme, y
públicos ha tenido consecuencias
es la
gravísimas que en la Tragedia el Once
contradicción
entre un país
hemos pagado con vidas humanas".
rico en
recursos que además creció de forma extraordinaria en la última década,
con la situación de un tercio de su población que vive en la intemperie y
la miseria.
Es incoherente e injusto que un país que produce alimentos para 411
millones de personas, tenga índices de desnutrición infantil vergonzantes; que
en el reservorio de agua potable más grande del planeta,10 millones de
argentinos no tengan garantizado este recurso básico; que con lo extenso de
nuestro territorio, millones de familias no tengan dónde construir su vivienda.
En la Argentina que fue precursora en educación con calidad para todos, 55%
de los chicos no terminan la escuela secundaria; en un país de recursos
naturales privilegiados, importamos combustible de otros países y vivimos en
permanente crisis energética.
¿A dónde fue a parar la ganancia extraordinaria de esta última década? A
planes de vivienda administrados por delincuentes como Sergio Shocklender, a
estatizar empresas sospechadas por la Justicia, como la ex Ciccone, a
departamentos de sindicalistas en Puerto Madero, a subsidios mal
administrados, al bolsillo de los amigos del poder. La corrupción y el mal uso
de los fondos públicos ha tenido consecuencias gravísimas que en la Tragedia
el Once hemos pagado con vidas humanas.
"Si recuperamos los valores de la cultura del
trabajo y generamos empleo, cambiando el
modelo productivo, la Argentina tiene
futuro".
Es crucial el
paso que
hemos dado
con las
fuerzas
opositoras
para poner freno al avasallamiento de las instituciones y a la corrupción.
Es algo que, junto con la expresión ciudadana tan políticamente madura,
me da esperanza sobre el futuro de la Argentina.
Porque tendremos futuro si recuperamos el valor del diálogo, que hace posible
lograr los acuerdos; el valor de la educación, que sigue siendo la herramienta
para el ascenso social, para el progreso de la gente y para el desarrollo de los
pueblos. Si recuperamos los valores de la cultura del trabajo y generamos
empleo, cambiando el modelo productivo, este país tiene futuro.
Descargar

"Hemos revitalizado al partido y sentado las bases para