Se confirma que Raúl
Cuevas es el procurador
JUEVES 9 DE JULIO DE 2009
DIRECTORA GENERAL: CARMEN LIRA ■ DIRECTOR FUNDADOR: CARLOS PAYÁN ■ PUBLICACIÓN PARA PUEBLA Y TLAXCALA
Crea Alejandro grupo de jazz en diplomado
◗ Redescubriendo
la ciudad
TERE RAMÍREZ OJEDA
GABRIELA CONDE
C
uando se camina por tantos años la misma ciudad
resulta difícil sorprenderse con las avenidas, las plazas o
los monumentos.
Los vínculos que se establecen con esas calles son tan repetidos que nuestra atención
se debilita y no logramos ver
objetos diferentes en ellas por
más cerca que se encuentren
de nosotros, sólo nos fijamos en
referencias exactas que guían
nuestra ruta.
En este caso habitar una
ciudad y no vivirla resulta una
ficción absurda, como llevar
30 años de casado con la misma mujer y sentarse todas las
tardes a compartir entre los
dos un pesado silencio.
Para mi fortuna, este fin de
semana volví a Tlaxcala (después de tiempo sin hacerlo)
acompañada de un amigo de
Monterrey, quien (con la irresponsabilidad que sólo puede
tener un turista) me hizo caminar calles y calles.
Tanto su entusiasmo (¡Wow,
este es el camino más hermoso
de jacarandas!), como su fuerza,
logró hacer de la observación
una inauguración total para mí.
Eran las mismas calles de
hace 30 años, los mismos sabores de tres décadas y, sin embargo, resultaron refrescantes
los hallazgos (quizá mínimos)
que encontré.
Hallazgos, dije, tan sacudidores como descubrir que a tu
mujer le ha salido un nuevo lunar cerca de la boca y tienes
ganas de mordérselo, o como
entrar a un salón de té y descubrir el delicioso aroma de un
chai, mientras miras como cambian los colores del cielo.
Envidio la mirada del turista,
su emoción genuina; porque la
rutina de vivir aquí (en el Distrito Federal, en Londres, en
Hamburgo) el pasar sin ver, hace
triste y penosa una estancia. Como caminar entre dunas cercado
por una multitud de fantasmas.
Promueve el
Infonavit mil 470
créditos para casas
con ecotecnología
20
La enseñanza de la fusión de
ritmos con un estilo propio de
ejecución se extendió a Tlaxcala; se trata del jazz, que es considerado un género informal
que pocas veces las instituciones toman en cuenta.
Por cuatro semanas instructores de Jazzuv compartieron
con jóvenes tlaxcaltecas esa cultura musical y su realización,
cuyo resultado fue la interpretación de melodías con músicos
que apenas se conocían.
Alejandro Bustos González,
maestro de Jazzuv, institución
que depende de la Universidad
Veracruzana, menciona que el
estudio formal de ese tipo de
música es algo que se aprende
con un profesor particular o en
la calle, ya que difícilmente las
escuelas dedican un espacio
para su ejecución.
“El jazz se crea musicalmente con la combinación de
tres tradiciones: la autóctona
estadunidense, la africana y la
europea, siempre ha estado y
El profesor de Jazzuv lamenta que
difícilmente las escuelas se interesan por
enseñar ese género; la música enriquece a
las personas y las hace sensibles a la vida
siempre se ha escuchado pero
no se estudia formalmente, tal
vez porque se basa en la adaptación de infinitas melodías y
algunas progresiones de determinados acordes”, refiere el
también saxofonista.
Como promotor de este género musical, Alejandro visitó
Tlaxcala para participar en el
cierre del diplomado de jazz que
ofreció la Casa del Artista, que
es un brazo del Instituto Tlaxcalteca de la Cultura (ITC).
Afirma que “es bueno que
este movimiento se esté dando
en todas partes, el jazz es un
estilo de música considerado de
bajo valor, comparado con la
música clásica, pero cada vez
va teniendo más foros”.
Alejandro Bustos externa
que Jazzuv nace como parte de
una agrupación de músicos interesados en el jazz, que tiene
como objetivo principal la educación y difusión de ese estilo
artístico.
Tras estudiar durante ocho
años el saxofón clásico y haberse graduado como licenciado
en música, Alejandro considera
que los estudios formales no
contemplan el jazz, por ello ha
dedicado parte de su actividad
profesional a formalizar la enseñanza de ese género.
“Yo empecé por casualidad,
entré a una banda de música y
me gustó, por eso ingresé a la
Facultad de Música y después
me enfoqué a la educación del
jazz. Considero que la música
enriquece a las personas, las
forma y las hace sensibles a la
vida”, asegura al tiempo que
Alejandro Bustos lamenta que en México no exista una formación musical y mucho menos una cultura en
este campo, como en otros países ■ Foto Alejandro Ancona
señala, tal vez para reforzar esa
declaración a los músicos que
concluyeron su actuación en la
Casa del Artista.
Refiere que en países como
Estados Unidos la música es
una materia primordial, por ello
existen no sólo excelentes intérpretes y compositores, sino
públicos que acuden a los conciertos de instrumentos de cámara y música alternativa.
“Lamentablemente en México no hay una formación musical y mucho menos una cultura
de la música, en otros lugares
esta actividad se practica desde
temprana edad y se generan públicos, en nuestro país hace falta una reforma educativa que
permita la formación de esa cultura musical”, acentúa.
Aunque admite que su aportación es sólo un granito de
arena para que se reconozca ese
movimiento musical, confía en
que a mediano plazo se lograrán atraer a públicos heterogéneos y de todas las edades.
Toantiuh Bazán estuvo a
cargo del diplomado en Tlaxcala y al igual que Alejandro Bustos se integró a Jazzuv en 2008,
cuando se abrió esa institución
que ofrece una amplia gama de
actividades de jazz dirigidas al
público de todas edades, estudiantes y músicos profesionales.
Luego de 40 sesiones de
más de tres horas cada una, 12
estudiantes de jazz lograron conjuntar con naturalidad sus instrumentos para dar vida a cada
una de las piezas que interpretaron en su cierre de curso la
semana pasada.
Esa ejecución puede ser definida con las líneas del escritor
estadunidense Edgar Allan Poe:
“en la música es acaso donde el
alma se acerca más al gran fin
por el que lucha cuando se siente inspirada por el sentimiento
poético: la creación de la belleza sobrenatural”.
El estilo jazzístico de cada
uno de los músicos fue expuesto en el auditorio de la Casa del
Artista que lucio llenó. Los intérpretes fueron Adrián Rodríguez Aldana, Hurian Andrade
Arellano, Xulio César López
Carraza, Orlando Molina, Ignacio López Corona, Víctor Hugo
Sandre Gutiérrez, Herminio
López Sosa, Manuel Alejandro
Sánchez Mendoza, José Francisco Delucio Leyva, Ehécalt
Molina Varela, Misael y Gilgamesh García Chavarría.
Descargar

MODELOPAR (Page 1) - La Jornada de Oriente