CAPÍTULO
III
TRANSICIÓN DE LA DENTICIÓN
PRIMARIA A LA PERMANENTE
Se describen en detalle los diferentes períodos por los que pasa la dentición en
su desarrollo, desde el momento en que es completada la dentición primaria
y comienzan a erupcionar los diferentes grupos de dientes: dentición mixta
Siempre tratando de describir el proceso normal, única forma de identificar la
presencia de una condición anormal.
Luz d’ Escriván de Saturno
La dentición primaria está completamente establecida
entre los 2 y 3 años de edad, pero, unos tres años antes de iniciarse el período de la dentición mixta, ocurren
cambios de crecimiento y adaptabilidad funcional y es
entonces cuando puede iniciarse una maloclusión que,
si no es diagnosticada y tratada a tiempo, puede desarrollar un problema más grave.
Estudios longitudinales de crecimiento y desarrollo
del complejo craneofacial, han establecido concluyentemente que, ya durante la dentición primaria se presentan algunos rasgos y características definidas que
permanecerán constantes durante el período de la dentición mixta temprana; pero también se ha encontrado
que, oclusiones primarias con rasgos de normalidad, no
siempre finalizarán con una oclusión permanente normal. Al efecto, tenemos los resultados de estudios longitudinales del desarrollo de la dentición realizados por
Legovic y cols 1 que incluyen desde edades muy tempranas y sobre niños que presentaban las características
anotadas como normales y deseadas en la dentición
primaria: el 72.7 % desarrolló algún tipo de problemas en
la oclusión como: apiñamiento (discrepancia entre la longitud del arco y el tamaño de los dientes), 19.5 %; mordida
cruzada o abierta y maloclusiones Clase ll División 1 o División 2 18 %, y pérdidas prematuras)
Esto nos lleva a concluir la importancia del conocimiento de los procesos que se suceden durante el período
de la dentición mixta, sin confiarnos en el estado de la
oclusión para el momento en que se completó la primaria; ello nos permitirá prevenir o interceptar algún
problema ortodóncico incipiente. En todo caso, hay que
considerar que estamos tratando un niño que aún no ha
entrado en su etapa más activa de crecimiento y que,
por tanto, cualquiera de sus rasgos dentales o generales
puede, eventualmente mejorar o empeorar.
En los arcos dentarios primarios normalmente constituidos, debemos encontrar las siguientes características: 2
1.
La presencia de los espaciamientos fisiológicos
(observados por primera vez por Delabarre en
1890 y estudiados exhaustivamente por Baume, 3
quien describe para la dentición primaria, dos características morfológicas: espaciados (Tipo I) y no
espaciados (Tipo II). Dichos espaciamientos, si no
existen, una vez completada la dentición primaria
no aparecen nuevos; son una condición congénita,
no productos del crecimiento y están destinados a
compensar las diferencias de tamaño de los incisivos permanentes. Fig. III-1. A y B
54
ORTODONCIA EN DENTICIÓN MIXTA
2.
Además se observa la presencia de un espacio distinto a los antes señalados, que rodea a los caninos
primarios y situado preferentemente en distal del
canino inferior y en mesial del superior; son los denominados “espacios primate”, (por estar presentes
en algunas especies de primates) Fig. III-2 A y B
A los 30 meses de vida postnatal, aproximadamente, se
ha completado la oclusión de la dentición primaria; luego pasará un período de dos años más o menos, durante el cual permanecerá intacta, tanto desde el punto de
vista de la longitud de sus raíces, como de sus contactos
oclusales y proximales.
3.
La relación anteroposterior de los arcos, considerando las superficies distales de los segundos molares
primarios, que puede presentar: un plano terminal
recto, o un escalón mesial o distal, el cual parece deberse más a diferencias morfológicas de alguno de
los molares que a una verdadera posición mesial
del arco inferior y del cual depende en gran parte la
relación de los primeros molares permanentes 3 Fig.
III-3. A, B, y C. Tabla III-1
La transición de la dentición primaria a la permanente
es un proceso complejo que se realiza en dos períodos activos: el primero, que denominaremos dentición
mixta temprana está comprendido entre las edades de
5 y 8 años; viene luego un período de reposo (intertransicional) podría considerarse de 2 años, cuando no hay
erupción de ningún diente, pero si, procesos de gran
actividad resortiva de las raíces de los primarios, formación y calcificación de los permanentes y por último, un
A
B
Fig. III-1. Espaciamientos fisiológicos: A. Tipo I (Con espaciamientos) B. Tipo II (Sin espaciamientos).
A
B
Fig. III-2. Situación de los “espacios primate”. A. En el maxilar. B. En la mandíbula.
CAPÍTULO III - TRANSICIÓN DE LA DENTICIÓN PRIMARIA A LA PERMANENTE
55
A
B
C
Fig. III-3. Relación anteroposterior de los arcos en la dentición primaria: A. Plano terminal recto. B. Plano terminal con escalón mesial.
C. Plano terminal con escalón distal.
´
56
ORTODONCIA EN DENTICIÓN MIXTA
segundo período activo, dentición mixta tardía, de gran
actividad eruptiva, comprendido entre los 10 y 12 años
de edad, cuando erupcionan los caninos, premolares y
el segundo molar permanente. 4, 5
primero el incisivo central inferior, pero ello no tiene significación clínica ni repercute en el futuro desarrollo de
la oclusión. A lo largo de esta etapa ya se encontrarán
presentes en boca los primeros molares y los ocho incisivos permanentes.
1. PRIMER PERÍODO: DENTICIÓN MIXTA
TEMPRANA
1. Erupción del primer molar permanente
La relación de los primeros molares permanentes cuando se ha completado la erupción de todos los dientes,
ha sido descrita desde Angle: la cúspide mesiovestibular
del primer molar superior debe ocluir en el surco vestibular (separación entre las dos cúspides vestibulares)
del primer molar inferior. Sin embargo, es de destacar la
importancia de la cúspide mesiolingual del primer molar superior: esta potente cúspide, que se aloja en la fosa
central del inferior, bloquea el desplazamiento de ambos maxilares, constituyéndose en el principal estabilizador de la relación molar definitiva de Clase l. 5 Fig. III-4
Con la erupción del primer diente permanente entre
los cinco y medio y los seis años de edad, se entra en
la llamada dentición mixta, etapa en que encontramos,
presentes en boca: dientes primarios y permanentes,
tanto sucesionales (los que están precedidos de un diente primario) como accesionales los que no lo tienen (primero, segundo y tercer molar); tiempo durante el cual la
dentición se verá intensamente sometida a la acción de
los agentes ambientales pero que también es propicio
para instaurar medidas preventivas e interceptivas de
problemas ortodóncicos y cuando, de ser necesario, se
puede intentar actuar sobre el crecimiento y desarrollo
del individuo; es decir, tratar de redirigirlo y donde un
buen diagnóstico es clave para instaurar cualquier medida terapéutica.
Describiremos detalladamente el proceso que precede
a esa relación de los molares.
Los primeros molares permanentes erupcionan distalmente a los segundos molares primarios y suele erupcionar en contacto con el y con espacio suficiente para
su colocación dentro de los arcos que ha sido provisto
Este período comienza con la erupción del primer molar
permanente, aunque ocasionalmente puede emerger
A
B
Fig. III-4. Relación de normoclusión de los primeros molares
permanentes descrita por Angle.
C
Descargar

TRANSICIÓN DE LA DENTICIÓN PRIMARIA A LA PERMANENTE