Sentencia 2296-E-2002
Tribunal Supremo de Elecciones
Costa Rica
_________________________________________________________________________
Tribunal
Tribunal Supremo de Elecciones
País
Costa Rica
Temas
Principios de Interpretación Electoral (Tema 1): conservación del
acto electoral, no falseamiento de la voluntad popular.
Proceso Electoral (Tema 3): etapa constitutiva de eficacia: jornada
electoral, escrutinio; etapa declarativa: condiciones de validez de
voto.
Órganos Electorales Administrativos (Tema 4): juntas receptoras de
votos.
Justicia Electoral: conflictos propios del proceso electoral: demanda
de nulidad.
Partidos Políticos (Tema 6): estructura
Sentencia
2296-E-2002
Fecha
diez de diciembre del dos mil dos
Descripción
El Tribunal declaró improcedentes y rechazó de plano las
solicitudes planteadas para revisar las firmas del padrón fotográfico
electoral de algunas juntas receptoras de votos, con la firma real de
cada votante que consta en el Registro Civil, por considerar los
gestionantes que, al haber una votación muy superior al promedio
del cantón y del país en general, sospechan de un posible “chorreo
de votos”. Determinó el Tribunal que la firma en el padrón registro
no constituye el único medio para asegurar la identidad del elector
ni tampoco si éste votó o no lo hizo y que la simple ausencia de una
firma en particular o la existencia de alguna que haya sido
inadvertidamente estampada de modo diferente al usual en el
padrón registro, per se, no es motivo para anular un voto, ni mucho
menos la totalidad de la votación en una determinada junta;
precisan otros hechos relevantes para llegar a esa determinación.
En razón de ello el ordenamiento electoral costarricense no prevé el
cotejo de las firmas como un procedimiento autónomo, sino que
Información de jurisprudencia y normativa del TSE, IFED
Tribunal Supremo de Elecciones
Teléfonos: +506 2287-5939 / 2287-5941 • 2287-5942
www.tse.go.cr / jurisprudencia@tse.go.cr
Página 1 de 8
Sentencia 2296-E-2002
Tribunal Supremo de Elecciones
Costa Rica
_________________________________________________________________________
solo tendría sentido dentro del marco de las demandas de nulidad,
donde sería procedente cuando se reclamen vicios, errores o
inconsistencias acaecidos durante las votaciones, siempre y
cuando sean alegados como hechos ciertos, no como simple
conjetura o posibilidad, y sean de tal gravedad que, de ser
comprobados, puedan tener como consecuencia que el cómputo o
escrutinio “resultare de modo evidente no ser expresión fiel de la
verdad”.
Dispuso el Tribunal que la petición de cotejo solo puede entrar a
considerarse si resultare imprescindible para constatar el motivo
alegado, pero no a la inversa. Y en este caso, el interesado habrá
de invocar el falseamiento de la voluntad electoral, señalando en
forma clara, precisa y fundamentada los motivos que la provocan y,
en ese contexto, el cotejo sólo puede concebirse como una
actividad probatoria dirigida a acreditar los vicios que se alegan.
Agregó el Colegio Electoral que no resulta atendible la petición de
cotejar firmas como medio para determinar posteriormente si se ha
producido algún vicio de esa naturaleza, porque precisamente para
ello es que el ordenamiento electoral prevé y facilita la fiscalización
partidaria a lo largo de todas las etapas del proceso electoral,
incluida la de recepción de los sufragios en las juntas receptoras de
votos, sin que corresponda dar oportunidades adicionales a
aquellas agrupaciones que no la han ejercido adecuadamente,
dado que se comprometería con ello la rigidez del calendario
electoral.
Normativa
en
discusión
Artículos 142, 143 y 144 del anterior Código Electoral (derogado
por la Ley n.° 8765, actual Código Electoral, vigente a partir del 9
de setiembre de 2009, Regulación: artículos 174, 246 y 247).
Decretos del TSE n°. 20-2001 del 27 de noviembre del 2001 y n°.
10-2002 del 27 de agosto del 2002, dictados para las elecciones
nacionales y municipales, respectivas.
_______________________________________________________________
Información de jurisprudencia y normativa del TSE, IFED
Tribunal Supremo de Elecciones
Teléfonos: +506 2287-5939 / 2287-5941 • 2287-5942
www.tse.go.cr / jurisprudencia@tse.go.cr
Página 2 de 8
Sentencia 2296-E-2002
Tribunal Supremo de Elecciones
Costa Rica
_________________________________________________________________________
N°. 2296-E-2002.-TRIBUNAL SUPREMO DE ELECCIONES.
San José, a las
quince horas cuarenta y cinco minutos del diez de diciembre del dos mil dos.
Gestiones acumuladas interpuestas por Justo Orozco Álvarez, en
su condición de Presidente del Partido Renovación Costarricense;
Benjamín Odio Chan, Fernando Zumbado, Jorge Vargas Espinoza
y Luis Marino Castillo López, todos ellos excandidatos a alcaldes
por el cantón central de San José y Luis Campos Rojas y
Alejandro Lara Vargas, como fiscales de escrutinio nombrados por
el Partido Unidad Social Cristiana.
RESULTANDO
1.- Mediante escrito presentado el 5 de diciembre del 2002, el señor Justo
Orozco Álvarez, en su condición de Presidente del Partido Renovación
Costarricense, solicita al Tribunal “revisar las firmas del padrón fotográfico
electoral, con la firma real de cada votante, en las mesas supracitadas”,
refiriéndose a las mesas 5274, 5279, 5282, del Distrito de Cuajiniquil, las mesas
5271, 5284 y 5255 del Distrito 27 de Abril y las mesas 5260 a 5264, del Distrito de
Cartagena, todas ellas del Cantón de Santa Cruz, de Guanacaste, por considerar
que, al haber una votación muy superior al promedio del Cantón y del país en
general, sospechan de un posible “chorreo de votos”.
2.- Los señores Benjamín Odio Chan, Fernando Zumbado, Jorge Vargas
Espinoza y Luis Marino Castillo López, todos ellos excandidatos a alcaldes por el
cantón central de San José, mediante escrito presentado el 5 de diciembre del
2002, solicitan “se cotege (sic) la firma existente en el Registro Civil con relación a
Información de jurisprudencia y normativa del TSE, IFED
Tribunal Supremo de Elecciones
Teléfonos: +506 2287-5939 / 2287-5941 • 2287-5942
www.tse.go.cr / jurisprudencia@tse.go.cr
Página 3 de 8
Sentencia 2296-E-2002
Tribunal Supremo de Elecciones
Costa Rica
_________________________________________________________________________
la efectuada por el votante en el padrón fotográfico utilizado en el proceso
electoral”, alegando que muchos ciudadanos se les han acercado a exteriorizar su
preocupación por algunas prácticas electorales que se observaron en centros de
votación en el cantón central de San José, sin especificar cuáles.
3.- Los señores Luis Campos Rojas y Alejandro Lara Vargas, fiscales del
Partido Unidad Social Cristiana designados para el escrutinio, solicitan, “de previo
a aceptar el excrutineo (sic) de las mesas 2068, 2069, 2070, 2071 y 2072, se
realice una verificación de las firmas de los votantes de esas mesas que aparecen
en el padrón fotográfico aportado para el día de las elecciones contra la firma que
esas mismas personas tienen en el Registro Civil”, sin que aleguen ninguna razón
para tal solicitud.
Redacta el Magistrado Sobrado González; y,
CONSIDERANDO
UNICO. Las solicitudes planteadas por los gestionantes, para que se verifiquen las
firmas de los sufragantes que aparecen en el padrón registro utilizado en la
votación celebrada el domingo primero de diciembre, con las firmas de esos
mismos electores constantes en el Registro Civil, resultan improcedentes y deben
ser rechazadas de plano, por las razones que a continuación se exponen.
Es evidente que las gestiones que nos ocupan se fundamentan en
supuestas sospechas —formuladas, en el mejor de los casos, con extraordinaria
vaguedad— sobre el posible acaecimiento de irregularidades electorales y en el
deseo de un cotejo que eventualmente pueda confirmar tales sospechas, en orden
a desvirtuar los adversos resultados del escrutinio provisional; es decir, un albur
Información de jurisprudencia y normativa del TSE, IFED
Tribunal Supremo de Elecciones
Teléfonos: +506 2287-5939 / 2287-5941 • 2287-5942
www.tse.go.cr / jurisprudencia@tse.go.cr
Página 4 de 8
Sentencia 2296-E-2002
Tribunal Supremo de Elecciones
Costa Rica
_________________________________________________________________________
del que podría resultar la preconstitución de prueba en orden a recuperar las
esperanzas de una victoria electoral.
La obligación del elector de firmar el padrón registro surge, por vez primera
en nuestra historia electoral, con ocasión de las votaciones celebradas el pasado 3
de febrero y en virtud de las directrices que para la emisión del sufragio fueron
adoptadas por el Tribunal Supremo de Elecciones bajo el decreto n°. 20-2001 del
27 de noviembre del 2001, que en su punto cuarto reza así: “Previo a la entrega
de las papeletas, el elector deberá firmar el Padrón Registro en el espacio
dispuesto para ello junto a su nombre. La firma deberá ser igual a la que aparece
en su cédula de identidad. Si el elector no sabe o no puede firmar, el miembro de
la mesa anotará en el espacio reservado para la firma de éste la leyenda ‘NO
FIRMA’ y anotará esa incidencia en el espacio correspondiente en el padrón
registro”; reglas reiteradas para el proceso municipal recién concluido, a la luz de
lo establecido en el decreto n°. 10-2002 del 27 de agosto del 2002.
Como se puede desprender sin dificultad de la regulación transcrita, la
finalidad primaria de la obligación de firmar el padrón registro es establecer un
mecanismo adicional que le permita a las Juntas Receptoras de Votos constatar la
identidad del votante; y, en segundo término, sirve de garantía de que el mismo no
será suplantado por otra persona en el ejercicio de su función cívica. Pero no
constituye el único medio para asegurar la identidad del elector ni tampoco si éste
votó o no lo hizo. En otras palabras, la simple ausencia de una firma en particular
o la existencia de alguna que haya sido inadvertidamente estampada de modo
diferente al usual en el padrón registro, per se, no es motivo para anular un voto,
Información de jurisprudencia y normativa del TSE, IFED
Tribunal Supremo de Elecciones
Teléfonos: +506 2287-5939 / 2287-5941 • 2287-5942
www.tse.go.cr / jurisprudencia@tse.go.cr
Página 5 de 8
Sentencia 2296-E-2002
Tribunal Supremo de Elecciones
Costa Rica
_________________________________________________________________________
ni mucho menos la totalidad de la votación en una determinada Junta; precisan
otros hechos relevantes para llegar a esa determinación.
Por estas razones, el ordenamiento electoral costarricense no prevé el
cotejo de las firmas como un procedimiento autónomo. Éste sólo tendría sentido
dentro del marco de las demandas de nulidad, reguladas en los artículos 143 y
siguientes del Código Electoral, como medio auxiliar de prueba para poder
acreditar que una suplantación de esa naturaleza se ha producido.
La admisibilidad de tales demandas sólo es procedente cuando se
reclamen vicios, errores o inconsistencias acaecidos durante las votaciones,
siempre y cuando sean alegados como hechos ciertos, no como simple conjetura
o posibilidad, y sean de tal gravedad que, de ser comprobados, puedan tener
como consecuencia que el cómputo o escrutinio “resultare de modo evidente no
ser expresión fiel de la verdad” (art. 142 inc. b) del Código Electoral). De ahí que,
como condición de admisibilidad, en la demanda “debe puntualizarse el vicio que
se reclama, el texto legal que sirve de fundamento al reclamo, y debe
acompañarse la prueba documental del caso o indicarse concretamente el
organismo u oficina en donde se encuentra o, en su caso, expresar el motivo
racionalmente insuperable que excuse esta omisión” (art. 144 ibid.).
En tal sentido, cabe afirmar que la petición de cotejo sólo puede entrar a
considerarse si resultare imprescindible para constatar el motivo alegado, pero no
a la inversa.
Por ello, el interesado habrá de invocar el falseamiento de la
voluntad electoral, señalando en forma clara, precisa y fundamentada los motivos
que la provocan y, en ese contexto, el cotejo sólo puede concebirse como una
actividad probatoria dirigida a acreditar los vicios que se alegan. Por ello, no
Información de jurisprudencia y normativa del TSE, IFED
Tribunal Supremo de Elecciones
Teléfonos: +506 2287-5939 / 2287-5941 • 2287-5942
www.tse.go.cr / jurisprudencia@tse.go.cr
Página 6 de 8
Sentencia 2296-E-2002
Tribunal Supremo de Elecciones
Costa Rica
_________________________________________________________________________
resulta atendible la petición de cotejar firmas como medio para determinar
posteriormente si se ha producido algún vicio de esa naturaleza, porque
precisamente para ello es que el ordenamiento electoral prevé y facilita la
fiscalización partidaria a lo largo de todas las etapas del proceso electoral, incluida
la de recepción de los sufragios en las Juntas Receptoras de Votos, sin que
corresponda dar oportunidades adicionales a aquellas agrupaciones que no la han
ejercido adecuadamente, dado que se comprometería con ello la rigidez del
calendario electoral.
Sería lamentable que este último resultado pudiera
producirse ante las simples sospechas que derivan de una deficiente fiscalización.
Valga la oportunidad para resaltar el hecho de que en nuestro ordenamiento
electoral las Juntas Receptoras de Votos están constituidas, exclusivamente, por
representantes de los partidos políticos, quienes adicionalmente pueden acreditar
fiscales específicos ante las mismas. Es por ello que, en esta fase del proceso
electoral, en que no existe presencia continua o permanente de funcionarios
electorales, la fiscalización partidaria asume particular importancia para asegurar
la transparencia y validez del proceso, depositando de este modo la ley en las
propias agrupaciones partidarias la grave responsabilidad de asegurar la correcta
expresión de la voluntad popular.
Resulta por ello altamente preocupante que algunas de esas agrupaciones,
lejos de reconocer el cumplimiento apenas a medias de la citada responsabilidad,
siembren injustificadas dudas en la conciencia de la ciudadanía y traten de sacar
provecho de su propia negligencia.
Información de jurisprudencia y normativa del TSE, IFED
Tribunal Supremo de Elecciones
Teléfonos: +506 2287-5939 / 2287-5941 • 2287-5942
www.tse.go.cr / jurisprudencia@tse.go.cr
Página 7 de 8
Sentencia 2296-E-2002
Tribunal Supremo de Elecciones
Costa Rica
_________________________________________________________________________
POR TANTO
Se rechazan de plano las gestiones interpuestas. Notifíquese.
Oscar Fonseca Montoya
Luis Antonio Sobrado González
Olga Nidia Fallas Madrigal
Exp. 354-S-2002
Asunto electoral
mch
Información de jurisprudencia y normativa del TSE, IFED
Tribunal Supremo de Elecciones
Teléfonos: +506 2287-5939 / 2287-5941 • 2287-5942
www.tse.go.cr / jurisprudencia@tse.go.cr
Página 8 de 8