DaD, tú vehículo de inversión en la senda digital
Invierte contra la crisis y gana
(Autor: Jorge de Lorenzo Quintela/Periodista y Asesor Comunicación
jorgem@telefonica.net Móvil: 630731402)
En nuestra compañía sólo conocemos una manera verdaderamente eficaz
para ayudar a salir de la crisis: apoyar proyectos innovadores. Digital Assets
Deployment (DaD) lo viene haciendo con gran éxito desde su fundación hace
cinco años. En la senda digital confluyen los negocios tradicionales con los más
avanzados: la tienda de la esquina con el outlet; la peluquería de barrio con las
redes sociales, la publicidad clásica con el marketing emocional. Los
emprendedores -financiados, avalados y asesorados por DaD- alumbran
proyectos con gran demanda social. Esta es la clave de que contemos con
unos activos con gran potencial de crecimiento y valor añadido.
Este 2011 como nuevos inversores podéis sumaros ya a la primera y única
compañía de capital semilla con presencia en tres continentes que viene
respaldada por más de 60 socios que participan en 15 compañías. A través de
esta incubadora de negocios entraréis en un gigantesco mercado cuyo
crecimiento es imparable.
El pasado año se movieron más de 24.000 millones de euros en
la Red, el 2,2% del PIB español. De aquí a 2015 se prevé que las
ventas representen el 5,1%, más del doble.
Un negocio para inversores inteligentes
Como se refleja en los gráficos la apuesta de los inversores por DaD como
vehículo de inversión representa un crecimiento exponencial a lo largo de sus
cinco años La valoración en el arranque inicial en el 2006 de 1,4 millones de
euros casi se ha multiplicado veinte veces alcanzando los 20 millones de euros
en septiembre del pasado año. Y las cifras hasta julio de 2011 (¿) indican una
trayectoria ascendente.
Los negocios en la senda digital se caracterizan por un crecimiento acelerado
ante un mercado y un escenario cambiantes. Como inversor inteligente te
animamos a participar de nuestros proyectos ganadores. Entre nuestros
actuales inversores están los puramente digitales (gente de Internet), altos
ejecutivos de multinacionales con acervo digital, y cada vez es mayor la
afluencia de empresarios de sectores tradicionales. Este trasvase de las
inversiones de la economía tradicional a la digital no ha hecho más que
empezar y tendrá un largo recorrido.
¿Qué hace falta en el siglo XXI?
Con una inversión media por proyecto de 150.000 euros arrancan los
proyectos innovadores del siglo XXI. Tu inversión es la palanca que necesita el
emprendedor que DaD apoya desde sus inicios. Los seleccionados después de
pasar un riguroso control de sus propuestas responden con su talento e
iniciativa a dos cuestiones clave:
-
¿Qué demanda el mercado?
¿Qué hace falta en el siglo XXI?
Toda inversión conlleva riesgo. Esta máxima seguida por DaD ha fructificado
en proyectos ganadores (un 40%) con retorno de la inversión (lo que abajo
denominamos exitosa), en proyectos en punto de equilibrio (40%), con
recuperación de la inversión y sólo en un 20% sin valor.
La política prudente de nuestra compañía pasa por la diversificación en los
proyectos para diluir los posibles riesgos. En estos últimos años hemos
participado y apoyado proyectos tan diferentes como diseño gráfico, lotería on
line, tecnología, audiovisual, outlet, o redes sociales. Mientras los inversores
de DaD recogen sus ganancias, quienes han apostado por invertir a ciegas han
visto muy recortadas sus expectativas de beneficios o han entrado en pérdidas.
Nuestro modelo de negocio se ve refrendado en el propio crecimiento de la
compañía. En 2006 participábamos en cuatro firmas con 20 empleados,
actualmente apoyamos a más de 25 empresas con 1.300 puestos de trabajo.
Emprendedores con talento necesitan capital
A los nuevos inversores nuestra compañía quiere hacer partícipes de sus
próximos éxitos. Sabemos de lo que hablamos pues en nuestros cinco años de
existencia hemos sido impulsores de proyectos tan rentables como la red social
Tuenti (adquirida por Teléfonica en su momento más dulce), la compañía de
síntesis gráfica X Plane (vendida en Estados Unidos) y el outlet BuyVip
(comoprado por el gigante Amazon). Estas tres desinversiones han arrojado
una Tasa Interna de Retorno (TIR) de hasta el 90%. Estos proyectos
modélicos, además de beneficiosos para el inversor, son actualmente
referencia y punta de lanza de otros muchos negocios que siguen su estela en
internet.
Con vuestra valiosa aportación los nuevos inversores haréis posible que
emprendedores de tres continentes – con su habilidad y conocimientosfaciliten la salida de la crisis a centenares de miles de personas. Os queremos
hacer partícipes de la puesta en marcha de nuevos negocios que beneficiarán
a la comunidad en que se asienten y tendrán un efecto multiplicador en la Red.
Algunos de los nuevos negocios os sorprenderán por su rapidez en encontrar
mercado, casi a la vuelta de la esquina; pero otros, de más lenta maduración,
eclosionarán cuando el consumidor así lo dictamine.
En esta fase de su desarrollo y crecimiento, DaD tiene en marcha una
ampliación de capital de un 9% (1,8M€), a una valoración global de la cartera
de 20 millones. El objetivo de esta ampliación es destinar un tercio a
inversiones en proyectos ganadores, garantizando el retorno. Otro tercio del
capital se invertirá en nuevos proyectos y en la expansión global. El resto
servirá para garantizar que DaD puede autofinanciarse con desinversiones en
proyectos consolidados. En estas desinversiones está previsto destinar un 75%
como retorno a los accionistas y un 25% como reinversión en la propia
compañía para convertirla en el primer vehículo de inversión de tecnología en
España.
Blindarse ante nuevos focos de conflicto
Tras años de depresión empieza a vislumbrarse un horizonte económico más
prometedor. Pero ante la inestabilidad mundial es el momento de blindarse con
proyectos ganadores, inmunes a la aparición de nuevos focos de conflicto. Los
escenarios de la crisis son cambiantes y conviene proteger las inversiones con
proyectos ganadores.
La Red concede un efecto multiplicador a los proyectos más demandados y
mejor desarrollados. Pero una idea por muy buena que sea es sólo una idea
sin apoyo financiero. Con vuestra participación haremos llegar la onda
expansiva de los nuevos negocios en que DaD y sus inversores son partícipes
a cualquier lugar del mundo.
El negocio digital es una ola imparable. De una manera u otra todos somos
emprendedores o inversores digitales. La unión entre el talento y el capital
como decíamos al principio es el arma más eficaz para ayudar a salir de la
crisis.
Muchas gracias…
Descargar

Sólo hay una manera eficaz para salir de la crisis: apoyar