DERECHO PROCESAL ORGÁNICO
PARTE GENERAL.
CAPITULO I. EL CONFLICTO Y SUS FORMAS DE SOLUCIÓN
INTRODUCCIÓN
El hombre es un ser social, puesto que debe relacionarse con los demás para los efectos de poder
lograr su plena realización material y espiritual. Para ello el hombre vive en sociedad.
La sociedad supone un orden, y el orden ciertas limitaciones. Para vivir en comunidad, el hombre ha
debido auto limitarse en forma más o menos acentuada, por medio de un conjunto de normas que
regulan su conducta externa e incluso interna. Así, ha habido normas de convivencia, de etiqueta, de
moral, de religión y de derecho.
En las sociedades primitivas, todas las normas están confundidas, acentuándose las morales en forma
especial.
Sin embargo, las normas jurídicas se van imponiendo poco a poco y se diferencian de las otras desde
dos puntos de vista:
i)
al ser impuestas por el Estado tienen fuerza coercitiva;
ii)
las otras, sólo imponen moralmente deberes, mientras que las normas jurídicas
imponen deberes pero también otorgan pretensiones (derechos);
iii)
las normas jurídicas son bilaterales, en cuanto las otras son universales.
CONFLICTOS DE INTERESES
Atendiendo al carácter social del ser humano, puede surgir un conflicto de intereses, el que se produce
cuando una persona tiene una necesidad y no puede satisfacerla plenamente. Los conflictos de
intereses pueden clasificarse en dos categorías:
a) Conflicto interno de intereses  Se produce cuando el propio sujeto debe ponderar alternativas
tendientes a satisfacer algunas de sus ilimitadas necesidades, los cuales son resueltos por el propio
sujeto mediante el sacrificio del interés menor en beneficio del interés mayor.
b) Conflicto externo de intereses  Se sustenta en la presencia de intereses discrepantes de dos o más
personas que se manifiestan mediante una acción u omisión que produce un cambio en el mundo
externo. Estos conflictos de intereses pueden ser subdivididos a su vez en:
i)
conflictos externos de relevancia jurídica  Son aquellos en los cuales por una acción u
omisión de un sujeto se produce un quebrantamiento del ordenamiento jurídico;
ii)
conflictos externos de intereses sin relevancia jurídica  Son aquellos en que no existe
una violación del derecho.
El conflicto de relevancia jurídica que requiere ser compuesto para la mantención de la paz social, se le
ha denominado litigio. La doctrina ha conceptualizado al litigio como el conflicto intersubjetivo de
intereses, jurídicamente trascendente, reglado por el derecho objetivo, y caracterizado por la existencia de una
pretensión resistida.
FORMAS DE SOLUCIÓN DEL CONFLICTO
Para recuperar la paz social que ha sido alterada en virtud de un conflicto, han surgido durante la
historia de las instituciones procesales, y coexisten en el tiempo presente, tres medios posibles de
solución de conflictos:
a) Autotutela.
b) Autocompocisión.
c) Heterocompocisión.
A) La autotutela o autodefensa  Es la más primitiva de las formas, puesto que el asunto se pretende
solucionar sin recurrir a nadie, directamente, e incluso mediante el uso de la fuerza por los propios
interesados.
Se la ha definido como la reacción directa y personal de quién se hace justicia con manos propias”.
Características  Lo que caracteriza a la autotutela no es la preexistencia de un ataque, que no existe
en varias de sus formas, ni la inexistencia de un determinado procedimiento, que a veces se observa,
sino la concurrencia de dos elementos:
a) La ausencia de un tercero imparcial distinto de los sujetos en conflicto.
b) La imposición de la decisión por una de las partes a otra.
Evolución  La natural evolución social y jurídica va excluyendo la fuerza, e incluso rechazándola,
llegándola a prohibir.
En alguna etapa muy primitiva se llega a la propia regulación de la fuerza como forma sancionadora,
un ejemplo es el establecimiento de la Ley del Talión. Esa forma la podemos llamar autodefensa, en
virtud de la cual el titular de la situación o derecho, asume la defensa de ella.
A medida que avanza el derecho, una última etapa, que podríamos llamar moderna, es el Estado
quién se apropia de la facultad sancionadora, prohibiendo la justicia de propia mano.
En nuestro ordenamiento se prohíbe la autotutela, y más aún, se la sanciona criminal y civilmente. La
CPR establece que todo conflicto debe ser resuelto a través de un tribunal competente, lo que se
deduce de los artículos 1º, 19 Nº 1, 2, 3 y 76, en igual sentido el artículo 1º COT y el artículo 1º CPP. La
ley por su parte, tanto en el CP como en el CC, prohíben la fuerza, ya sea tipificándolo como delito, ya
sea afectando la validez del acto.
Clasificación  La autotutela o autodefensa, en atención al reconocimiento que el legislador hace de
ella se la divide en:
a) Lícita o autorizada, por ejemplo, la legítima defensa.
b) Tolerada, por ejemplo, la guerra defensiva.
c) Prohibida, por ejemplo, la exclusión de la usurpación.
B) La autocomposición  Se la ha definido como la forma mediante la cual, bien ambas partes mediante el
acuerdo mutuo, bien una de ellas, deciden poner término al litigio planteado”.
Características  Se caracteriza por:
a)
Ser una forma de solución de conflictos, ya sea que se hayan llevado o no al proceso
para su solución.
b)
Es una forma en que las partes en forma directa, sea con la asistencia o no de terceros,
determinan las condiciones en que se debe solucionar el conflicto.
c)
Sólo puede autocomponerse por quienes tienen las facultades suficientes para llegar a
un acuerdo, por o que deben reunirse las reglas generales de capacidad del CC, y el
mandatario judicial debe tener las facultades del artículo 7 inciso 2º CPC.
d)
Es una forma pacífica de solución de los conflictos que emana de una decisión
voluntaria de las partes, por lo que la concurrencia de la fuerza física o moral la invalida.
La negociación directa de las partes constituye la primera alternativa de solución del conflicto. Ella
requiere la existencia de un conflicto previo, a cuya solución se arriba por la acción voluntaria de las
partes. Resulta indiferente la existencia de un proceso, en cuanto puede existir sin éste, durante éste o
después de éste, en la etapa de cumplimiento de la sentencia.
En el nuevo proceso penal, siendo el juicio oral el principal sistema de solución de los conflictos, para
la eficiencia del sistema se han establecido medidas alternativas para poner término o suspender los
procesos penales durante su transcurso, estos medios son:
i)
ii)
iii)
iv)
La suspensión condicional del procedimiento;
Los acuerdos reparatorios;
El ejercicio del principio de oportunidad;
La posibilidad de la aplicación de un procedimiento abreviado.
Clasificación  Desde el punto de vista de su relación con el proceso, la autocompocisión se clasifica
en:
a)
Extraprocesal o prepocesal  Tendrá uno u otro carácter según se discuta su validez en
el proceso.
b)
Intraprocesal  Se produce durante el proceso declarativo, ya sea a instancias de las
partes, o del órgano jurisdiccional. Ella requiere resolución judicial que no tiene carácter de
decisión jurisdiccional del conflicto.
c)
Post-procesal  Se verifica desde la sentencia firme durante la ejecución de ésta, ya sea
en la ejecución singular como en la colectiva.
Desde el punto de vista de concurrencia de las partes para generar la composición, es menester tener
presente que siendo dos las partes en conflicto y no tres, como es el caso de los procesos debe
intervenir un órgano jurisdiccional imponiendo una sentencia a las partes, la conducta por la cual se
puede llegar a la composición puede ser:
a) Unilateral (proviene de una de las partes).
b) Bilateral (proviene de ambas partes).
Formas de Autocompocisión Unilaterales  Son las siguientes:
1)
2)
3)
Renuncia,
Desistimiento, y
Allanamiento
1) La renuncia  Es posible que el actor y el que hubiere deducido reconvención renuncien a sus
pretensiones antes de hacerlas valer en el proceso, de conformidad a lo previsto en el artículo 12 CC.
En materia penal
Dicho precepto debe concordarse con el artículo 56 CPP, el cual establece que la acción penal pública
no se extingue por la renuncia de la persona ofendida. De acuerdo con ello, es posible renunciar a la
acción penal pública por la parte ofendida, pero ello importa que la parte ofendida y sus sucesores no
podrán hacer valer la acción, no afectando dicha renuncia a cualquier otra persona capaz de ejercerla
según los artículos 111 y 173 CPP.
En el nuevo proceso penal, el artículo 170 CPP contempla el principio de oportunidad, por el cual se
permite a los oficiales del Ministerio Público no iniciar la acción penal o abandonar la ya iniciada
cuando se trate de un hecho que no comprometa gravemente el interés público.
Sin embargo, tratándose de la acción penal privada y de la civil, se establece expresamente su
extinción por medio de la renuncia de la parte ofendida (artículo 56 inciso 2º CPP).
Finalmente se contempla como una forma de extinguir la responsabilidad penal el perdón de la parte
ofendida, de acuerdo al artículo 93 Nº 5 del Código Penal en relación con el artículo 250 letra d) CPP.
2) El Desistimiento  Una vez hecha valer la pretensión en el proceso por parte del actor, lo que cabe
es el desistimiento, al cual se lo ha definido como la renuncia que efectúa el demandante de la pretensión
hecha valer en su demanda o del demandado de la pretensión hecha valer en su reconvención durante el proceso.
Consiste en un acto unilateral del actor, el cual no requiere aceptación del demandado, salvo su
derecho a oponerse a que sea aceptado (artículos 140 y 150 CPC). Sin embargo, es menester que el
tribunal de a la solicitud de desistimiento la tramitación de un incidente y dicte una sentencia
interlocutoria aceptándolo para que de fin al proceso, perdiendo la parte que se hubiere desistido la
pretensión que haya hecho valer.
En materia penal
El querellante puede desistirse de la acción penal pública, pero ésta no produce la extinción de la
acción penal, sino que sólo deja la parte querellante de ser parte activa en el proceso (artículo 118
CPP). Además, el fiscal puede acogerse al principio de oportunidad de acuerdo al artículo 170 CPP.
Tratándose de la acción penal privada, el desistimiento del querellante es el único capaz de extinguir
la pretensión penal, terminando el proceso por sobreseimiento definitivo (artículo 401 CPP).
En el artículo 402 CPP se contempla el desistimiento tácito respecto del querellante en los delitos de
injurias y calumnias por inasistencia a la audiencia, pero para todos los delitos de acción privada.
3) El Allanamiento  Se lo ha definido como una manifestación de voluntad por parte del demandado por el
cual reconoce y se somete a la satisfacción de la pretensión hecha valer en su contra por el actor.
El allanamiento en nuestro proceso civil sólo puede eliminar la etapa probatoria en conformidad al
artículo 313 CPC, debiendo el juez dictar sentencia para los casos en que la pretensión se haya hecho
valer y de la cual el demandado se ha allanado.
Según la jurisprudencia, en los casos en que exista un interés de orden público, como en los casos de
nulidad de matrimonio, se ha restado eficacia al allanamiento, debiendo las partes acreditar los hechos
del proceso para que pueda ser acogida la pretensión.
En materia penal
No puede concebirse un allanamiento en el juicio oral, lo que cabría sería aplicar el procedimiento
abreviado, la suspensión condicional del procedimiento o los acuerdos reparatorios.
Formas Autocompositivas Bilaterales  Se caracterizan por ser métodos no adversariales, por lo que:
a)
Las partes actúan juntas y cooperativamente, ya sea solas o asistidas por un tercero.
b)
Mantienen el control de las conversaciones.
c)
Acuerdan la propia decisión, que resuelve el conflicto, sin importar la solución jurídica
o los precedentes.
Estas formas bilaterales autocompositivas, son las siguientes:
a)
b)
c)
Transacción,
Mediación,
Avenimiento,
d)
e)
f)
Conciliación,
Suspensión Condicional del Procedimiento, y
Los acuerdos reparatorios.
1) La Transacción  Se la ha definido como “es un método autocompositivo de carácter bilateral y no
asistido, destinado a precaver un litigio eventual o poner término a un litigio pendiente, haciéndose las partes
concesiones recíprocas”.
Se encuentra regulada en los artículos 2446 y siguientes CC. En materia penal, el querellante de
consuno por el querellado puede poner término al juicio mediante un contrato de transacción (artículo
403 CPP).
Características  La transacción se caracteriza por:
a)
Es un método autocompositivo, que busca solucionar el conflicto antes de que sea
llevado a un proceso o bien poner término al litigio del que versa el proceso.
b)
Es un método autocompositivo directo, no necesita de la asistencia de un tercero.
c)
Es un contrato o acto jurídico bilateral, por lo que requiere el acuerdo de las partes del
proceso.
d)
Es un contrato procesal, puesto que está destinado a producir efectos respecto del
proceso.
e)
Es un contrato que pone término a un litigio eventual o precave un litigio pendiente,
exigiendo que las partes se hagan concesiones recíprocas.
f)
Es un contrato extrajudicial.
g)
Es un contrato regulado por la ley.
h)
El mandatario judicial requiere facultades especiales para transigir conforme al artículo
7 inciso 2º CPC.
i)
Es un contrato consensual.
j)
Produce el efecto de cosa juzgada de última instancia de conformidad a lo previsto en el
artículo 2469 CC.
k)
Es una excepción perentoria, que debe hacerse valer al tiempo de la contestación de la
demanda en el juicio ordinario. Además constituye una excepción mixta, por lo que puede
hacerse valer como excepción dilatoria según el artículo 304 CPC y una excepción anómala,
que puede hacerse valer en cualquier estado del juicio, hasta antes de la citación a oír sentencia
de primera instancia y la vista de la causa en segunda.
2) La Mediación  Es un medio autocompositivo de carácter extrajudicial, bilateral y asistido,
destinado a precaver un litigio eventual o a poner término a un litigio pendiente. Se la ha defino como
el procedimiento no adversarial en el cual un tercero imparcial ayuda a las partes a negociar para llegar a un
acuerdo mutuamente aceptable.
Características  Se caracteriza por ser:
a)
Es un método autocompositivo, por el cual mediante la asistencia de un tercero, se
puede llegar voluntariamente a una solución.
b)
Es un método autocompositivo de negociación asistida, puesto que se contempla la
asistencia de un tercero llamado mediador.
c)
El mediador no cumple una función decisoria respecto del conflicto, sino que es un
colaborador de las partes para que arriben a un acuerdo.
d)
El proceso de mediación es confidencial, tanto para las partes como para el mediador y
los terceros.
e)
El proceso de mediación puede ser establecido con carácter voluntario, obligatorio u
optativo.
f)
Se caracteriza por ser de una formalidad relativa y flexible.
g)
Es creativo, ya que el mediador y las partes no se encuentran limitados para explorar
diversas soluciones a través de las cuales se puede componer el conflicto.
h)
El proceso de mediación puede permitir que las partes lleguen a un acuerdo recíproco
acerca de la forma de resolver el conflicto.
i)
En nuestro derecho lo normal será que el acuerdo se materialice mediante la
suscripción de un contrato de transacción.
3) El Avenimiento  Es un medio autocompositivo de carácter extrajudicial, bilateral y no asistido,
destinado a poner término a un litigio pendiente. Se lo ha definido como el acuerdo que logran
directamente las partes en virtud del cual le ponen término a su conflicto pendiente de resolución judicial,
expresándolo así al tribunal que está conociendo la causa.
Características  Se caracteriza por:
a)
Es un método autocompositivo, por el cual se pretende poner término a un litigio
pendiente, es decir, a un litigio sobre el cual existe un proceso.
b)
Es un medio autocompositivo directo.
c)
Es un contrato o acto jurídico unilateral.
d)
Es un contrato procesal.
e)
Es un contrato judicial, puesto que generalmente las partes lo acuerdan fuera del
proceso, pero deben dar cuenta de éste al tribunal para que produzca el efecto de poner
término al litigio.
f)
Es un contrato no regulado sistemáticamente en la ley.
g)
El mandatario judicial requiere facultades especiales para avenir.
h)
El avenimiento pasado ante tribunal competente pone término al proceso y proceso y
produce el efecto de cosa juzgada.
4) La Conciliación  Es un medio autocompositivo de carácter judicial, bilateral y asistido, destinado
a poner término a un litigio pendiente. Se lo ha definido como el acto jurídico procesal bilateral en virtud
del cual las partes, a iniciativa del juez que conoce del proceso, logran durante su desarrollo ponerle fin por
mutuo acuerdo.
Características  Se caracteriza por:
a)
Es un método autocompositivo, por el cual se pretende poner término a un litigio
pendiente. No es un método puro, ya que requiere de la existencia del proceso y en su
momento, de la asistencia personal del juez.
b)
Es un método autocompositivo asistido, por el juez que conoce de la causa.
c)
Es un contrato jurídico bilateral.
d)
Es un contrato procesal. Dentro de éste existe una limitación, ya que las partes sólo
pueden componer acerca de sobre las pretensiones y contrapretenciones debatidas, sin poder
hacer concesiones ajenas a las sustentadas en el proceso.
e)
Es un contrato judicial, puesto que lo celebran dentro del proceso y en presencia del
tribunal, dejándose constancia en un acta acerca del acuerdo, que deben suscribir el juez, las
partes que lo deseen y el secretario del tribunal (artículo 267 CPC).
f)
Es un contrato regulado por la ley, estableciéndose además el llamado a conciliación
como uno de los trámites esenciales en primera instancia, en conformidad al artículo 795 Nº 2,
cuya omisión faculta para deducir un recurso de casación de forma.
g)
El acta de conciliación se estima como sentencia ejecutoriada para todos los efectos
legales (artículo 267 CPC), y en consecuencia produce cosa juzgada y es título ejecutivo
perfecto.
5) La Suspensión condicional del procedimiento  Es medio autocompositivo de carácter judicial,
bilateral y no asistido, celebrado entre el fiscal y el imputado dentro del nuevo sistema procesal penal,
que requiere ser homologado por el juez de garantía, y se celebra con el fin de suspender el
procedimiento y conducir al término del litigio penal pendiente respecto de un delito de acción penal
pública, en caso de cumplirse los requisitos establecidos en la resolución que concede el beneficio.
Características  Se caracteriza por:
a)
Es un método autocompositivo, puesto que para ser decretada la suspensión, por el
juez de garantía, se requiere que exista acuerdo entre el fiscal y el imputado.
b)
Es un medio autocompositivo homologado, ya que es el tribunal quien teniendo
presente el acuerdo, fija las condiciones bajo las cuales debe verificarse.
c)
Es un contrato o acto jurídico bilateral.
d)
Es un contrato procesal.
e)
Es un contrato judicial.
f)
Es un contrato regulado por la ley.
6) Los Acuerdos reparatorios  Es un medio autocompositivo de carácter judicial, bilateral y no
asistido, celebrado entre el imputado y la víctima en el nuevo sistema procesal penal, que requiere ser
homologado por el juez de garantía, y se celebra con el fin de convenir la reparación de las
consecuencias causadas por el delito y poner término al litigio penal pendiente respecto de un delito
que afectare bienes jurídicos disponibles de carácter patrimonial consistieren en lesiones menos graves
o constituyeren delitos culposos.
Características  Son las siguientes:
a)
Es un método autocompositivo.
b)
Es un método autocompositivo homologado, ya que es el tribunal de garantía quién
debe aprobarlo para poner término al proceso penal.
c)
Es un contrato o acto jurídico bilateral.
d)
Es un contrato procesal, que produce efectos sobre el proceso, el que no es otro que
ponerle término mediante un sobreseimiento definitivo, al generarse la extinción de la
responsabilidad penal (artículo 242 CPP).
e)
Es un contrato judicial, puesto que el juez de garantía debe aprobar el acuerdo.
f)
Es un contrato regulado por la ley.
C) Heterocompocisión  Es aquél método de solución de conflicto en el cual las partes acuden a un tercero,
ya sea una persona individual o colegiada, quién se compromete o está obliga en razón de su oficio, luego de la
tramitación de un proceso, a emitir una decisión para la solución del conflicto, cuyo cumplimiento deberán
acatar las partes.
Ideas generales acerca del proceso
La razón por la cual el tercero actúa sobre las partes para la solución del conflicto es que está investido
del ejercicio de la función jurisdiccional, que le reconoce el artículo 76 CPR.
La jurisdicción es el poder deber que tienen los tribunales para conocer y resolver, por medio del
proceso y con efecto de cosa juzgada, los conflictos de intereses de relevancia jurídica que se
promuevan en el orden temporal, dentro del territorio de la República y en cuya solución les
corresponda intervenir.
Para que se ponga en movimiento el ejercicio de la función jurisdiccional, es menester que se ejerza
por la parte activa una acción, la cual ha sido conceptualizada como el derecho subjetivo público, de
carácter constitucional, consistente en excitar o poner en funcionamiento la actividad jurisdiccional del
Estado.
El actor ejerce la acción para los efectos de obtener la satisfacción de un pretensión, a lo cual se opone
la persona en contra de la cual ella se hace valer. La pretensión ha sido conceptualizada como una
declaración de voluntad por la cual se solicita la actuación de un órgano jurisdiccional frente a una
persona determinada y distinta del autor de la declaración.
Las ideas de acción y reacción son básicas en el proceso y para que el sujeto activo esté en condiciones
de defenderse debe ponérsele en conocimiento de la pretensión del demandado a través de una
notificación válida, cumpliendo con ello con el principio de del debido proceso legal, que en derecho
procesal debe ser entendido como el principio por el cual nadie puede ser condenado sin saber
legalmente que existe un proceso respecto de él y tener la posibilidad cierta de intervenir en dicho
proceso.
La oposición a la satisfacción de la pretensión por la otra parte es lo que genera el litigio o conflicto.
No siendo posible la solución del conflicto por la autocomposición, es menester que el titular de la
pretensión accione para que se ejerza la función jurisdiccional, siendo la forma en como se resolverá el
conflicto, la decisión de autoridad, que se manifiesta como una sentencia al final de un proceso.
Se debe entender por proceso a la secuencia o serie de actos que se desenvuelven progresivamente,
con el objeto de resolver, mediante un juicio de autoridad, el conflicto sometido a su decisión.
La sentencia que se debe dictar en el proceso resulta eficaz, por provenir de un tercero independiente
en ejercicio de la facultad jurisdiccional y porque dicha decisión se torna inmutable e inimpugnable
una vez pasada en autoridad de cosa juzgada.
¿Para qué sirve el proceso?
El proceso tiene una doble función, privada y pública.
a)
Función privada  Es el único medio en materia penal, y el medio residual a falta de
acuerdo en materia civil, para los efectos de lograr la satisfacción de los intereses jurídicamente
trascendentes por las partes de un conflicto.
b)
Función pública  Asegurar la efectividad del derecho mediante la obra incesante de la
jurisdicción.
CAPÍTULO II. LAS REGLAS DE DESCARTE PARA DETERMINAR EL TRIBUNAL A QUIÉN
CORRESPONDE CONOCER DE UN ASUNTO Y EL PROCEDIMIENTO DE ACUERDO AL
CUAL DEBE SER TRAMITADO Y RESUELTO.
Introducción
El derecho procesal, cuando se genera un conflicto y se requiere para su resolución el uso de la
jurisdicción a través del debido proceso, debe responder a dos interrogantes:
i) dónde acudo y
ii) cómo acudo.
¿DÓNDE ACUDO PARA OBTENER LA RESOLUCIÓN DEL CONFLICTO?
A. Tribunales que establece la ley
Producido que sea un conflicto sin que haya operado la autotutela o la autocompocisión, debe
acudirse a los tribunales que establece la ley.
El artículo 5º COT señala los tribunales que establece la ley, al decir que “a los tribunales mencionados en
este artículo corresponderá el conocimiento de todos los asuntos judiciales que se promuevan dentro del territorio
de la República, cualquiera que sea su naturaleza o la calidad de las personas que en ellos intervengan, sin
perjuicio de las excepciones que establezcan la Constitución y las leyes.
Integran el Poder Judicial, como tribunales ordinarios de justicia, la Corte Suprema, las Cortes de Apelaciones,
los Presidentes y Ministros de Corte, los tribunales de juicio oral en lo penal, los juzgados de letras y los
juzgados de garantía.
Forman parte del Poder Judicial, como tribunales especiales, los Juzgados de Familia, los Juzgados de Letras del
Trabajo, los Juzgados de Cobranza Laboral y Previsional y los Tribunales Militares en tiempo de paz, los cuales
se regirán en su organización y atribuciones por las disposiciones orgánicas constitucionales contenidas en la
Ley Nº 19.968, en el Código del Trabajo, y en el Código de Justicia Militar y sus leyes complementarias,
respectivamente, rigiendo para ellos las disposiciones de este Código sólo cuando los cuerpos legales citados se
remitan en forma expresa a él.
Los demás tribunales especiales se regirán por las leyes que los establecen y reglamentan, sin perjuicio de quedar
sujetos a las disposiciones generales de este Código.
Los jueces árbitros se regirán por el Título IX de este Código”.
Según este artículo debe distinguirse entre las siguientes categorías de tribunales:
a) Tribunales ordinarios  Tienen una estructura jerárquica de carácter piramidal, en cuya cúspide
se encuentra la Corte Suprema, y en su base los jueces de letras, los jueces de garantía y los tribunales
orales en lo penal. Según el artículo 5º COT son:
i.- La Corte Suprema  Es el máximo tribunal de la República y posee la superintendencia correctiva
direccional y económica sobre todos los demás tribunales, en conformidad al artículo 82 CPR. Ejerce
su competencia sobre todo el territorio de la República y tiene su sede en Santiago (artículo 54 COT).
ii.- Las Cortes de Apelaciones  Existen 17 (artículo 54 COT), las que tienen como superior jerárquico
a la Corte Suprema y son ellas superiores jerárquicos de los jueces de letras, los tribunales orales y de
los jueces de garantía de su respectiva jurisdicción. Tienen el carácter de tribunales letrados y
colegiados y ejercen su competencia generalmente respecto de una Región (artículo 55 COT).
iii.- Tribunales Unipersonales de Excepción  Son tribunales letrados establecidos por la ley para
conocer de determinadas materias, son:

El Presidente de la Corte Suprema (artículo 53 COT)

Un Ministro de Corte Suprema (artículo 52 COT)

El Presidente de la Corte de Apelaciones de Santiago (artículo 51 COT)

Un Ministro de Corte de Apelaciones respectiva (artículo 50 COT).
iv.- Jueces Letrados  Tienen como superior jerárquico la Corte de Apelaciones respectiva y ejercen
su competencia para el conocimiento de la generalidad de las materias en primera y única instancia, y
tienen su asiento en una comuna y ejercen su competencia sobre una comuna o agrupación de
comunas (artículos 27 a 40 COT).
v.- Juzgados de Garantía  Tribunales letrados conformados por uno o más jueces, que tienen como
superior jerárquico la Corte de Apelaciones respectiva, ejercen su competencia para la generalidad de
los asuntos penales en el nuevo sistema procesal penal, consistentes en la aseguración de los derechos
del imputado y demás intervenciones en el nuevo proceso penal y dentro del procedimiento
simplificado y abreviado, tiene su competencia dentro de una comuna o agrupación de comunas
(artículos 14 a 16 COT).
vi.- Tribunales Orales en lo Penal  Son tribunales colegiados y letrados, cuyo superior es la Corte de
Apelaciones respectiva, ejercen su competencia para la resolución de los juicios orales en el nuevo
proceso penal en única instancia, tienen su asiento en una comuna y ejercen su competencia sobre una
comuna o agrupación de comunas (artículos 27 a 40 COT).
b) Tribunales especiales  Pueden o no formar parte del Poder Judicial.
Tribunales especiales que forman parte del poder judicial  Ellos son (artículo 5º COT):



Juzgados de Familia,
los Juzgados de Letras del Trabajo,
los Juzgados de Cobranza Laboral y Previsional, y

los Tribunales Militares en tiempo de paz
Estos tribunales forman parte del poder judicial y se rigen en su organización y atribuciones por sus
leyes orgánicas constitucionales respectivas, rigiendo las normas del COT sólo en cuanto dichas
normas orgánicas constitucionales se remitan expresamente a ellas (artículo 5 inciso 3º COT).
Tribunales especiales que no forman parte del poder judicial  Ellos son:

Los juzgados de policía local.

Los juzgados militares en tiempo de guerra.

La Contraloría General de la República en el juicio de cuentas.

La comisión resolutiva de la ley de defensa de la libre competencia.

El Director del SII.

El Director del Servicio Nacional de Aduanas.

Los alcaldes que deben conocer de los recursos de ilegalidad municipal.

El Tribunal de Marcas.
c) Tribunales Arbitrales  Son jueces nombrados por las partes o por la autoridad judicial en
subsidio, para la resolución de un asunto litigioso (artículo 222 COT).
Normas para determinar el tribunal ante el cual accionar o acudir para requerir la solución del
conflicto
Para ello deben aplicarse las reglas de descarte, que son las siguientes.
a) Arbitraje  En primer lugar debe determinarse si el legislador ha establecido que el conflicto es de
aquellos en los cuales no es procedente su solución por medio de arbitraje, puesto que en tal caso,
debo pasar de inmediato a la aplicación de otras reglas de descarte para determinar si el asunto debe
ser resuelto por un tribunal especial u ordinario. Ello se trata de materias de arbitraje prohibido.
A continuación debe observarse si se trata de una materia de arbitraje obligatorio y en tal caso deberá
procederse a su resolución por medio de un árbitro.
Finalmente debe eximirse si las partes han celebrado un compromiso o cláusula compromisoria,
tratándose de una materia de arbitraje facultativo, puesto que en tal caso las partes han sustraído del
conocimiento de los tribunales ordinarios el asunto.
b) Tribunal especial  Luego, debe examinarse si el legislador ha establecido un tribunal especial
para los efectos que éste sea el encargado de solucionar el conflicto.
c) Tribunal ordinario  En el caso de que no sean competentes un árbitro o un tribunal especial, debe
recurrirse ante un tribunal ordinario que establezca la ley.
Jerarquía del tribual ordinario que debe conocer del asunto  Establecido que el conocimiento del
asunto es de competencia de un tribunal ordinario, se debe en primer término determinar la jerarquía
del tribunal que debe conocerlo. Para ello se han establecido las reglas de la competencia absoluta,
normas que revisten el carácter de orden público y que por tanto, son indisponibles para las partes.
Los elementos que el legislador ha tomado en cuenta para determinar la competencia absoluta son:
a) La Cuantía  En materia civil la cuantía se determina por el valor de la cosa disputada, y en
materia penal, por la pena que el delito lleva consigo.
b) La Materia  No es más que la naturaleza del asunto disputado (artículos 130 y 131 COT).
c) El Fuero  Es la calidad de las partes que intervienen en el conflicto para los efectos de elevar la
jerarquía del tribunal que debe conocer del asunto. El fuero se clasifica en:

Mayor  De acuerdo con el cual el asunto debe ser conocido por un Ministro de Corte
de Apelaciones (artículo 50 Nº 2 COT), el que no recibe aplicación en el nuevo sistema penal.

Menor  De acuerdo con el cual el asunto debe ser conocido por un juez de letras
(artículo 45 Nº 2 letra g).
d) El Tiempo  Finalmente, tratándose de los asuntos penales, será menester determinar el factor
tiempo, es decir, la fecha de comisión del delito. Ello por que debe hacerse presente que los tribunales
orales en lo penal y los jueces de garantía sólo poseen competencia, y los fiscales sólo pueden
investigar los delitos que se hubieren cometido con posterioridad a la entrada en vigencia del nuevo
sistema procesal penal en la respectiva Región.
El tribunal ordinario que dentro de una determinada jerarquía debe conocer del asunto
Establecida la jerarquía del tribunal ordinario que debe conocer del asunto mediante la aplicación de
las reglas de la competencia absoluta, debe determinarse cual tribunal dentro de ésa jerarquía debe
conocer del asunto. Ello se hace mediante las reglas de la competencia relativa.
Las reglas de la competencia relativa tienen como elemento el territorio, éste, a juicio de Mario
Mosquera, no se traduce en un concepto meramente geográfico, sino que comprende cualquier
aspecto que la ley tome en consideración para la determinación precisa del tribunal que tendrá
competencia para conocer de un asunto.
Para determinar la competencia relativa es menester distinguir entre los asuntos penales y civiles, y en
estos, los asuntos civiles contenciosos y no contenciosos.
a. Asuntos civiles contenciosos
Las reglas de la competencia relativa en los asuntos contenciosos civiles, en primera o única instancia,
y entre tribunales ordinarios de igual jerarquía, se caracterizan por ser de orden privado, y en
consecuencia, renunciables para las partes.
El medio que el legislador contempla para que se puedan modificar dichas reglas es la prórroga de la
competencia. Ella se ha definido como acuerdo tácito o expreso de las partes en virtud del cual, en la
primera instancia de los asuntos contenciosos civiles que se tramitan ante tribunales ordinarios,
otorgan competencia a un tribunal ordinario que no es el naturalmente competente para conocer de él
en razón del elemento territorio.
La prórroga de la competencia puede ser expresa o tácita.
Expresa  Es la convención en virtud de la cual las partes acuerdan prorrogar la competencia, sea que
se contenga en el contrato mismo o en un acto posterior, designando con toda precisión al juez a quien
se someten.
Tácita  Es aquella contemplada por parte del legislador con motivo de conductas que las partes han
realizado en el proceso. Para establecer su existencia debe distinguirse entre demandante y
demandado.

La Prórroga tácita del demandante  Se entiende que el demandante prorroga
tácitamente la competencia por el hecho de ocurrir ante el juez interponiendo su demanda
(artículo 187 Nº 1 COT). Demanda en este caso debe entenderse en un sentido amplio, así
incluye una medida prejudicial, una medida preparatoria de la vía ejecutiva o la notificación
de un tercero poseedor en una acción de desposeimiento.

La prórroga tácita del demandado  Se entiende que el demandado prorroga
tácitamente la competencia por hacer, después de apersonado en el juicio, cualquier otra
gestión que no sea la de reclamar la incompetencia del juez (artículo 187 Nº 2 COT).
Deducida la prórroga de la competencia, no podrán las partes alegar la incompetencia del tribunal que
ha pasado a tener la competencia prorrogada.
Normas de descarte que deben aplicarse para determinar, en un asunto civil contencioso, cuál tribunal
de una determinada jerarquía, en razón del territorio, será competente para conocer del asunto 
Ellas son las siguientes:
1º Se debe determinar si existe o no prórroga de la competencia. Si se ha pactado, a ella debemos
atenernos.
2º A falta de prórroga de competencia es necesario comprobar si existen o no disposiciones especiales
que hagan competente a un tribunal. El COT en sus artículos 139 y siguientes establece reglas
especiales.
3º A falta de reglas especiales debe estudiarse la naturaleza de la acción deducida, que de acuerdo al
CC, puede clasificarse como inmuebles, muebles o mixtas, para los efectos de determinar la
competencia según los artículos 135, 137 y 138 COT.
4º Finalmente a falta de todas aquellas reglas, se entiende que será competente el tribunal del
domicilio del demandado, según el artículo 134 COT.
b. Asuntos civiles no contenciosos
Las reglas de la competencia en estos asuntos se caracterizan por ser de orden público, por tanto no
procede la prórroga de la competencia, ya que ella se contempla sólo para los asuntos contenciosos
civiles (artículo 182 COT).
Las reglas de descarte son las siguientes:
1º Determinar si el legislador ha establecido una norma especial, las cuales se encuentran
contempladas en los artículos 148 a 155 COT.
2º Ante la falta de una regla especial, se debe aplicar la regla supletoria que concede competencia al
tribunal de la comuna o agrupación de comunas en que tenga su domicilio el solicitante o interesado
(artículo 134 COT).
c. Asuntos penales
Las reglas de la competencia relativa en asuntos penales se caracterizan por ser de orden público, por
lo que no es admisible la prórroga de la competencia, ya que ella se contempla sólo para los asuntos
contenciosos civiles (artículo 182 y es expresamente prohibida por el artículo 9 CPP).
Para determinar la competencia relativa en asuntos penales se deben hacer las siguientes distinciones:
1.- Delitos cometidos en el extranjero
Es una excepción al principio de la territorialidad de la ley, aquellos casos contemplados en el artículo
6 COT.
En relación al ellos, el artículo 167 COT dispone que “de los delitos a que se refiere el artículo sexto
conocerán los tribunales de Santiago”. Para estos efectos y como regla de distribución de causas, por Auto
Acordado de la Corte de Apelaciones de Santiago, se determinó que debe conocer de estos asuntos el
juez de letras criminal que esté de turno en el mes que se inicie el procedimiento.
Existe en todo caso una regla especial para los delitos contemplados en la Ley de Seguridad del
Estado que se cometan en el extranjero, ya que según el artículo 27 letra l) de la Ley Nº 12.927 debe
conocerlo un ministro de la Corte de Apelaciones de Santiago según el turno.
En el nuevo proceso penal los delitos contra la seguridad del Estado perpetrados fuera del territorio
de la República, su investigación será dirigida por el fiscal adjunto de la Región Metropolitana, que
sea designado por el fiscal regional de dicha región.
2.- Delitos cometidos dentro del territorio nacional  Es menester aplicar las siguientes reglas:
i) Comisión de un sólo delito  El artículo 157 COT dispone que será competente para conocer el
tribunal en cuyo territorio jurisdiccional se hubiere cometido el hecho que da motivo a la iniciación
del proceso. El delito se entenderá cometido en el lugar donde se de inicio a su ejecución. En el nuevo
proceso penal, el juzgado de garantía del lugar de comisión del hecho investigado conocerá de las
cuestiones a que diere lugar el procedimiento previo al juicio oral.
ii) Comisión de varios delitos  En ellos hay que distinguir si se trata de:
a) Delitos independientes de igual gravedad  Si se cometieren varios delitos de igual
gravedad en un solo territorio jurisdiccional, será competente para conocer de todos ellos el
tribunal de ese territorio jurisdiccional. Si se cometen en distintos territorios, se aplica el
artículo 158 COT, de acuerdo al cual será juzgado por el juez de aquel en que cometió el último
delito.
b) Delitos independientes de distinta gravedad  Se aplica el artículo 159 COT, de acuerdo al
cual, si el reo hubiere cometido en varias comunas delitos de distinta gravedad, será
competente para conocer de ellos el juez de aquellas comunas en que se cometió el último
crimen o en su defecto el último simple delito.
c) Delitos conexos  El artículo 164 COT señala qué tribunales son competentes para conocer
de ellos en un solo proceso:

El de la comuna en que se hubiere cometido el de mayor gravedad;

Si todos los delitos fueren de igual gravedad, el de la comuna en que se cometió
el último delito;

Si no se supiere cuando se cometió el último delito, el de la comuna en que se
cometió uno de ellos y que primero hubiere comenzado a instruir el proceso;

Si varios jueces hubieren comenzado a instruirlo a un mismo tiempo aquél que
fuere designado por la respectiva corte de apelaciones, o por la Corte Suprema si los
jueces fueren dependientes de varias cortes de apelaciones.
En el nuevo proceso penal, no se hace ninguna distinción entre delitos de acuerdo a su gravedad, ni se
contempla la existencia de delitos conexos.
Para ello se deben seguir las reglas del nuevo artículo 159 COT, “si en ejercicio de las facultades que la ley
procesal penal confiere al Ministerio Público, éste decidiere investigar en forma conjunta hechos constitutivos de
delito en los cuales, de acuerdo al artículo 157 de este Código, correspondiere intervenir a más de un juez de
garantía, continuará conociendo de las gestiones relativas a dichos procedimientos el juez de garantía del lugar
de comisión del primero de los hechos investigados.
En el evento previsto en el inciso anterior, el Ministerio Público comunicará su decisión en cada uno de los
procedimientos que se seguirán en forma conjunta, para lo cual solicitará la citación a una audiencia judicial de
todos los intervinientes en ellos.
El o los jueces de garantía inhibidos harán llegar copias de los registros que obraren en su poder al juez de
garantía al que correspondiere continuar conociendo de las gestiones a que diere lugar el procedimiento.
Sin perjuicio de lo previsto en los incisos precedentes, si el Ministerio Público decidiere posteriormente separar
las investigaciones que llevare conjuntamente, continuarán conociendo de las gestiones correspondientes los
jueces de garantía competentes de conformidad al artículo 157. En dicho evento se procederá del modo señalado
en los incisos segundo y tercero de este artículo”.
En el caso de este sistema será necesario aplicar las normas de distribución de causas cuando se
determine que es competente un juzgado de garantías integrado por más de un juez.
Reglas de distribución de las causas y el turno
Ellas son aquellas que nos permiten determinar cual tribunal luego de aplicadas las reglas de
competencia absoluta y relativa, va a conocer del asunto, cuando existan en el lugar dos o más
tribunales competentes.
a. Reglas de distribución de causas en los asuntos civiles contenciosos  Ellas son:
1º Si los jueces de letras son de lugares que no son asiento de Corte de Apelaciones se aplica la regla
del turno de acuerdo a los incisos 1º, 2º y 4º del artículo 175 COT.
2º Si los jueces de letras son de lugares que son asiento de Cortes de Apelaciones se aplica la regla de
distribución de causas de acuerdo al artículo 176 COT.
b. Reglas de distribución de causas en los asuntos civiles no contenciosos  Respecto a estos asuntos
siempre debe aplicarse la regla del turno (artículo 179 COT).
En el territorio jurisdiccional de la Corte de Apelaciones de Santiago, de acuerdo al Auto Acordado de
1991, todas las demandas de asuntos no contenciosos, deberán ser ingresas por los interesados a la
oficina de distribución de causas.
c. Reglas de distribución de causas de los asuntos penales  Para ello se debe distinguir:
i. Si los jueces de letras son de lugares de asiento de Corte de Apelaciones  Se debe distinguir como
comienza el procedimiento:
a) Si comienza por querella, opera la distribución (artículo 180 inciso 1º COT).
b) Si comienza por denuncia, se aplica la regla del turno.
c) Si comienza de oficio del tribunal o por autorequerimiento, si el tribunal está de turno
corresponderá a éste su conocimiento. Empero, si el tribunal no esta de turno debe practicar, o
hacer practicar las primeras diligencias del sumario, que ordena efectuar el artículo 60 CPP.
d) Si comienza por requerimiento del Ministerio Público, debe aplicarse la regla general que
establece el artículo 175 COT.
ii. Si los jueces de letras no son de asiento de Corte de Apelaciones  Se debe aplicar la regla del
turno.
En el nuevo proceso penal, la distribución de causas entre los jueces de juzgados de garantía se
realizará de acuerdo a un procedimiento objetivo y general, que deberá ser anualmente aprobado por
el comité de jueces del juzgado a propuesta del presidente, o sólo por este último según corresponda.
¿CÓMO ACUDO ANTE LOS TRIBUNALES PARA OBTENER LA SOLUCIÓN DEL
CONFLICTO?
Existen diversas reglas de descarte para determinar el procedimiento aplicable para la solución de un
conflicto, puesto que este varía de acuerdo a la naturaleza del asunto.
a. Reglas de descarte para determinar el procedimiento aplicable en un asunto civil contencioso
Se deben aplicar las siguientes reglas de descarte:
1º Determinar si el legislador ha establecido un procedimiento especial para la solución del conflicto.
2º A falta de existencia de un procedimiento especial, debemos determinar su cabe dar aplicación
general del procedimiento sumario de acuerdo con la naturaleza de la acción deducida.
3º A falta de procedimiento especial y no cabiendo darle aplicación al procedimiento sumario, deberá
aplicarse el juicio sumario de mayor cuantía para la solución del conflicto, ya que es un procedimiento
supletorio de aplicación general según el artículo 3 CPC.
b. Reglas para determinar el procedimiento aplicable en un asunto civil no contencioso
Se deben aplicar las siguientes reglas:
1º Determinar si el legislador ha establecido un procedimiento especial para la tramitación del asunto
no contencioso.
2º A falta de la existencia de un procedimiento especial, deberá aplicarse el procedimiento de general
aplicación que se contempla en el Título I del Libro IV CPC.
c. Reglas de descarte para determinar el procedimiento aplicable en un asunto criminal en el
antiguo sistema procesal penal
Se deben aplicar las siguientes reglas:
1º Determinar si el legislador ha establecido un procedimiento especial para la solución del conflicto.
2º A falta de procedimiento especial, deberá aplicarse el procedimiento penal de acuerdo con la
naturaleza de la acción penal deducida. En este sentido los procedimientos pueden ser:
- Crímenes o simples delitos de acción penal privada  Se les aplica el procedimiento de acción penal
privada contemplado en el Título II del Libro III CPP.
- Crímenes o simples delitos de acción penal pública  Se les aplica el procedimiento de juicio
ordinario sobre crimen o simple delito de acción penal pública, contemplado en el Libro II CPP.
- Crímenes o simples delitos de acción penal mixta  Se rige el procedimiento por las normas de
acción penal pública.
d. Reglas de descarte para determinar el procedimiento aplicable en un asunto criminal en el nuevo
sistema procesal penal
Se deben aplicar las siguientes reglas:
1º Determinar si el legislador ha establecido un procedimiento especial para la solución del conflicto.
2º A falta de procedimiento especial, deberá aplicarse el procedimiento penal de acuerdo con la
naturaleza de la acción penal deducida. En este sentido los procedimientos pueden ser:
- Faltas: de las faltas conocen los juzgados de garantía a través de los siguientes procedimientos 
i) el procedimiento monitorio;
ii) procedimiento simplificado.
- Crímenes y simples delitos de acción penal privada  Se les aplica el procedimiento de acción penal
privada, contemplado en el Título II del Libro IV del NCPP.
- Crímenes o simples delitos de acción penal pública  Se les aplica los procedimientos
i) procedimiento abreviado (artículo 406 NCPP);
ii) procedimiento simplificado (artículo 388 NCPP);
iii) juicio oral (artículos 281 y siguientes NCPP).
- Crímenes o simples delitos de acción penal pública previa instancia particular  Se rige por las
normas de la acción penal pública.
CAPÍTULO III. EL DERECHO PROCESAL
Concepto de Derecho Procesal
Respecto del Derecho Procesal pueden darse diversas definiciones, pudiendo distinguir las que ponen
énfasis en el concepto de acción, jurisdicción y proceso como aquellas que tienen carácter meramente
descriptivo.
Fernando Alessandri, lo define como la rama del derecho que estudia la organización y atribuciones
de los tribunales y las reglas a que están sometidos en su tramitación los asuntos que se han entrega a
su conocimiento.
Contenido del Derecho Procesal
El Derecho Procesal se ha solido clasificar para efectos de su estudio en derecho procesal orgánico y
derecho procesal funcional.
a) Derecho Procesal Orgánico  En él se aborda el estudio de las normas referentes a la función
jurisdiccional y a la competencia, la organización y atribuciones de los tribunales y los auxiliares de la
administración de justicia.
Las principales normas de derecho procesal orgánico son:
a) La Constitución Política de la República, particularmente en su capítulo VI referente al
Poder Judicial y VII referente al Ministerio Público.
b) El Código Orgánico de Tribunales, que por imperio del artículo 74 es la LOC del Poder
Judicial, y como tal requiere de un quórum especial de reforma, control obligatorio preventivo
de constitucionalidad, es indelegable su regulación y en su modificación debe ser oída la Corte
Suprema.
Sin embargo, debemos entender que el carácter de una ley como orgánica constitucional depende no
del cuerpo normativo en que está contenido, sino a la materia a que se refiere. Es por ello que sólo
revisten el carácter de leyes orgánico constitucionales de carácter procesal, según el artículo 77 CPR,
las que se refieran a:
i.-La organización y atribuciones de los tribunales que fueren necesarios para la pronta y cumplida
administración de justicia.
ii.-Las calidades que respectivamente deben tener los jueces y el número de años que deben haber
ejercido la profesión de abogado las personas que fueren nombrados como Ministros de Corte o jueces
letrados.
Adicionalmente, el artículo 84 CPR establece que deben tener el carácter de ley orgánica constitucional
las materias referentes a:
i.- La organización y atribuciones del Ministerio Público.
ii.- Las calidades y requisitos que deben cumplir los fiscales para su nombramiento.
iii.- Las causales de remoción de los fiscales adjuntos en lo no contemplado por la CPR.
iv.- El grado de independencia autonomía y responsabilidad que tendrán los fiscales en la dirección
de la investigación y en el ejercicio de la acción penal pública, en los casos que tengan a su cargo.
Por otro lado, hay materias procesales que deben necesariamente ser reguladas por una ley común,
tales son:
i.- Las que son objeto de codificación procesal (artículo 63 Nº 3 CPR).
ii.- Las que señalen la ciudad en que debe funcionar la Corte Suprema (artículo 60 Nº 17 CPR).
Derecho Procesal Funcional  En él se aborda el estudio de los diversos procedimientos establecidos
en materia civil y penal, y de los recursos contemplados dentro de ellos, a fin de resolver, las
controversias sometidas a la decisión jurisdiccional mediante la dictación de una sentencia, con la
eficacia de autoridad de cosa juzgada.
Las principales normas de derecho procesales funcional se encuentran contenidas en:
a) La Constitución Política de la República, especialmente en sus artículos 19 Nº 3, 19 Nº 7, 20,
21, 52 Nº 2, 53 Nº 1, 38 inciso 2º, 82 inciso 2º y 83.
b) El Código de Procedimiento Civil.
c) El Código de Procedimiento Penal.
d) El Código Procesal Penal.
Evolución del Derecho Procesal
De acuerdo a lo señalado por Niceto Alacalá, se pueden apreciar cinco períodos con respecto al
Derecho Procesal. Ellos son los siguientes.
a) La tendencia o período judicialista  Se denomina judicialista por ser el juicio el concepto que más
destaca en los trabajos que lo integran.
b) La tendencia o período de los prácticos  Se caracteriza porque observa la disciplina como arte
más que como ciencia. El derecho procesal se aprecia como una manera de actuar ante el órgano
jurisdiccional, quedando totalmente subordinado al derecho sustantivo en la solución del conflicto, y
por ello comienza a llamársele derecho adjetivo.
c) La tendencia o período de los procedimentalistas  Nace como consecuencia de la codificación
francesa. Se caracteriza por ser un estudio exegético de la norma, agotando las exposiciones a temas
de la organización judicial, la competencia y el procedimiento.
d) La tendencia o período del procesalismo científico  Se caracteriza por ser una concepción
publicista del proceso, de inspiración alemana, en donde se busca una visión sistemática del derecho
procesal y una visión unitaria y autónoma de sus normas y del proceso.
e) La tendencia o período de la internacionalización del derecho  A partir del XX, y como
consecuencia de la globalización y de los tratados internacionales, obliga a reconocer la existencia de
los tribunales internacionales como elementos de solución de conflictos concurrentes a los internos.
Características del Derecho Procesal  Según Mario Mosquera, sus principales características son las
siguientes:
a) Pertenece al Derecho Público  Por cuanto regula el ejercicio de una función pública, de
una función del Estado.
b) En cuanto a las normas que lo rigen, por regla general son normas de orden público  Ellas
son irrenunciables, es decir, los afectados no pueden disponer de los derechos y obligaciones
que en ellos se establecen. Para determinar si las leyes de Derecho Procesal son de orden
público o de orden privado, ellas se clasifican en:
i.- Las leyes de organización  Son de orden público.
ii.- Las leyes de competencia absoluta  Son de orden público.
iii.- Las leyes de competencia relativa  En los asuntos contenciosos civiles son de
orden privado, por cuanto ellas pueden renunciarse a través de la prórroga de la
competencia regulada en los artículos 181 y siguientes del COT. Sin embargo, esta
renunciabilidad no es absoluta ya que ella no opera en los asuntos no contenciosos civiles
y en materia penal.
iv.- Las leyes de procedimiento  Si la ley de procedimiento se está aplicando en juicio
ella tiene el carácter de irrenunciable, ya que no puede admitirse la renuncia anticipada
de las leyes de procedimiento, ya que conduciría a un proceso convencional. Una vez que
la ley comienza a actuar en el procedimiento, la mayor parte de las normas son
renunciables expresa o tácitamente. Ej: podría renunciarse tácitamente el derecho a
entablar un recurso de apelación, por el sólo transcurso del término para hacerlo.
c) No se trata de un derecho adjetivo o formal  No es un derecho objetivo por oposición al
derecho sustantivo, sino que se trata de un derecho autónomo independiente, que contiene
normas fundamentales como la jurisdicción competencia, la acción, etc.
d) Su objetivo  Es traducir en una voluntad concreta, la voluntad abstracta de la ley,
consiguiendo así el mantenimiento de la paz social, comprobando el derecho de la parte,
asegurándolo y ejecutándolo.
e) El Derecho Procesal constituye una unidad  Ya que en él existen principios y normas
básicas comunes. Especialmente el problema en torno a la unidad del Derecho Procesal se
centro a establecer que era posible la unidad entre el Derecho procesal Civil y el Penal. En ello
existe una doctrina separatista, la cual sostiene que las instituciones de ambos procesos son
inconciliables entre sí; mientras que la doctrina unitaria sostiene que existe unidad conceptual
entre ambos procesos, que deben ser considerados como integrantes de un Derecho Procesal.
Relaciones con otras ramas del derecho

Con el Derecho Constitucional  La CPR crea el Poder Judicial como poder del
Estado, estableciendo los principios básicos de su organización y garantías constitucionales,
que son a la vez, garantías procesales.

Con el Derecho Civil y Comercial  Es el instrumento para el ejercicio de los derechos
y el cumplimiento de las obligaciones civiles y comerciales. Hay también actos civiles que
influyen en el proceso, como el pago, la prescripción y la transacción. Además existen normas
civiles aplicables al Derecho Procesal, como el mandato, la capacidad, etcétera.

Con el Derecho Internacional, Público y Privado  Tiene especial importancia en
cuanto a la posibilidad que una ley procesal extranjera rija en Chile o que una norma procesal
chilena rija en el extranjero.

Con el Derecho Administrativo  Se relacionan en cuanto a los funcionarios judiciales
se les aplica el estatuto administrativo. Además, la autoridad administrativa tiene a su cargo el
cumplimiento de las sentencias en materia criminal, y también el Derecho Administrativo ha
tomado del Procesal muchas de sus estructuras para aplicarlas a investigaciones y sanciones
administrativas.

Con el Derecho Tributario  El Código Tributario establece normas relativas a
reclamaciones de impuestos y otras materias, el cual su puede decir que forman parte del
derecho procesal, constituyendo una de sus fuentes.
Fuentes del Derecho Procesal
Clasificación
Ellas pueden clasificarse en fuentes directas e indirectas.
Son fuentes directas, aquellas que contienen el mandato general abstracto y coactivo de la norma
jurídica procesal. La única fuente directa es la ley, entendiéndola en un sentido amplio como CPR, y
demás leyes.
Fuentes indirectas son aquellos actos o hechos de carácter jurídico que constituyen fuente del Derecho
Procesal solo en la medida que determinan el contenido, la evolución, la interpretación, la aplicación o
la integración de la norma jurídica procesal.
a)
La Doctrina  Su importancia reside en que ella crea los principios generales y configuran las
instituciones básicas del Derecho Procesal. Constituye un auxiliar de la interpretación de la norma
procesal y para su reforma.
b)
La Jurisprudencia  Si bien la importancia de la jurisprudencia en nuestro país es relativa,
atendiendo a lo dispuesto en el artículo 3 CC, su trascendencia es enorme en cuanto a los fallos de los
tribunales, especialmente los de la Corte Suprema, que van formando un criterio interpretativo de la
ley, que es en definitiva el que se impone. Especial importancia reviste la reforma de la Ley 19.374 al
recurso de casación de fondo, para los efectos de demostrar que el ideal de la jurisprudencia es lograr
una unidad de criterio jurisprudencial en la interpretación de la ley, al permitirse que cualquiera de
las partes de dicho recurso solicite a la Corte Suprema conocer del mismo en Pleno, fundándose en el
hecho de que la Corte Suprema en fallos diversos, ha sostenido distintas interpretaciones sobre la
materia del recurso (artículo 780 CPC).
c)
Los Autos Acordados  Ellos son resoluciones emitidas especialmente por los tribunales
superiores de justicia que tienden a reglamentar, en uso de sus facultades económicas, ciertos asuntos
que no se encuentran suficientemente determinados por la ley, o en materias cuya regulación es
trascendente y necesaria para un mejor servicio judicial.
Fundamento Jurídico de los Autos Acordados
El fundamento jurídico de los Autos Acordados es la organización jerárquica de los tribunales
ordinarios. Dicha organización establece como superior jerárquico de todos los tribunales a la Corte
Suprema, la cual está investida de la superintendencia correctiva, direccional y económica sobre todos
los tribunales de la República.
Dentro de los principios formativos del procedimiento está el de la economía procedimental, que
consiste en obtener el máximo resultado con el menor desgaste posible, es por ello que las facultades
económicas, que se realizan por medio de los autos acordados tienden a regular y mejorar el ejercicio
jurisdiccional en todos sus aspectos.
Naturaleza y características de los autos acordados
Es un tipo de norma jurídica emanada principalmente de la Corte Suprema, de carácter general y
destinada a lograr un mejor ejercicio de las funciones de los tribunales de justicia.
Es una norma jurídica, es producto de una especie de potestad reglamentaria que poseen los
tribunales superiores de justicia. Ellos por tanto son actos administrativos, emanados de una potestad
administrativa de los tribunales, la cual se justifica atendiendo a su independencia.
Su limitación que deviene por ser actos administrativos es la propia ley, y sus características son:
a)
Se trata de normas jurídicas.
b)
Son normas destinadas a señalar un tipo de comportamiento.
c)
Su cumplimiento es generalmente obligatorio en todos los casos en que el auto
acordado se refiere.
d)
Su contenido es normalmente de aplicación general, o sea, está dirigido a todos o a toda
una categoría de funcionarios del propio poder judicial o a personas extrañas a él.
e)
Emanan de los tribunales superiores de justicia, a quienes la ley ha otorgado las
facultades necesarias para actuar como superior jerárquico. En este caso son la Corte
Suprema sobre todo el territorio de la república y las Cortes de Apelaciones en su respectivo
territorio jurisdiccional.
Clasificación de los autos acordados
La clasificación más importante atiende a la forma en que la Corte ha procedido a dictarlos. Así, ellos
pueden ser:
a) Dictados en virtud de un mandato contenido en la CPR o la ley  Ello es el caso del auto
acordado sobre la forma de las sentencias definitivas, sobre procedimiento de recurso de
protección y sobre materias que deben ser conocidas por la Corte Suprema en su
funcionamiento ordinario como extraordinario.
b) Dictados por la Corte Suprema en virtud de sus facultades discrecionales  Los cuales
pueden ser:
i.Meramente internos  Que afectan sólo a los funcionarios del Poder Judicial.
ii.- Externos  Son aquellos que no afectan sólo a funcionarios del Poder Judicial,
sino que a terceros ajenos, dándoles normas de procedimiento, reglamentando
relaciones entre ellos y el Poder Judicial. Por ejemplo, el auto acordado sobre
tramitación del recurso de amparo.
En cuanto a su amplitud o extensión estos pueden clasificarse en:
a) Emanados de la Corte Suprema.
b) Emanados de las Cortes de Apelaciones.
Publicidad de los autos acordados
Normalmente se adoptan los medios más idóneos según la naturaleza del auto acordado, para que
éste sea conocido por todos. La principal medida es su publicación en el diario Oficial. Así por lo
demás lo ordena en forma expresa el artículo 96 COT, que aparte de señalar que deben dictarse en
pleno, “todos los autos acordados de carácter y aplicación general que dicte la Corte Suprema deberán ser
publicados en el Diario Oficial”.
d) La Ley Procesal. Disposiciones positivas chilenas  Tenemos las siguientes:
1º.- La Constitución Política de la República
Normas Constitucionales de Derecho Procesal Orgánico
A. Forma de solución de conflictos  El artículo 76 CPR establece el proceso jurisdiccional como el
medio para la solución de los conflictos, al señalarnos que la facultad de conocer las causas civiles y
criminales, de resolver y de hacer ejecutar lo juzgado, pertenece exclusivamente a los tribunales
establecidos en la ley.
El artículo 19 Nº 3 inciso 5º CPR establece que toda sentencia de un órgano que ejerza jurisdicción
debe fundamentarse en un proceso previo legalmente tramitado. Corresponderá al legislador
establecer siempre las garantías de un racional y justo procedimiento.
A los conflictos contenciosos administrativos por su parte, se refiere el artículo 38 inciso 2º al
establecer la responsabilidad del Estado por un órgano en el ejercicio de sus funciones.
La autotutela está reñida con nuestro ordenamiento constitucional y legal. La igualdad ante la ley y la
justicia excluye el empleo de la autotutela como medio de solución, es más la prohíbe y sanciona civil
y criminalmente.
B. La jurisdicción  En primer lugar la jurisdicción aparece expresamente consagrada en la CPR en el
artículo 19 Nº 3 inciso 5.
En segundo lugar, es menester tener presente que el ejercicio de la función jurisdiccional se radica en
los tribunales que establece la ley, en consecuencia, es la función la que caracteriza al órgano y no el
órgano a la función. Al efecto, establece el artículo 19 Nº 3 inciso 4 CPR que nadie puede ser juzgado
por comisiones especiales, sino por el tribunal que señale la ley y establecido con anterioridad por
ésta.
Dicho principio aparece reiterado en el artículo 73 inciso 1º CPR, ya que la función jurisdiccional
pertenece exclusivamente a los tribunales establecidos en la ley.
Finalmente en cuanto a los momentos de la jurisdicción, el artículo 73 CPR se refiere a conocer, juzgar
y resolver. En los incisos 3º y 4º se establece la facultad de imperio de los tribunales para hacer
cumplir sus resoluciones.
C. Los tribunales  La jurisdicción es una atribución de los tribunales establecidos en la ley. El
Capítulo VI se refiere a los tribunales que conforman el Poder Judicial, dentro de los cuales se
encuentran los tribunales ordinarios y especiales que integran dicho poder. Sin embargo, del propio
texto de la CPR es posible encontrar otros tribunales distintos a los ordinarios y especiales que
integran el Poder Judicial.
D. Los jueces  La CPR contiene las siguientes reglas acerca de los jueces:
a)
Nombramiento  A ello se refiere el artículo 78. Mientras que los artículos 81, 84 y 85
se refieren a los nombramientos de los Ministros del Tribunal Constitucional, del Tribunal
Calificador de Elecciones y de los Tribunales Regionales Electorales.
b)
Responsabilidad de los jueces  A ello se refiere el artículo 79. El artículo 82 otorga a la
Corte la superintendencia correctiva, de lo cual arranca la responsabilidad disciplinaria. Los
artículos 52 letra c) y 53 Nº 1 regulan la responsabilidad política de los Ministros de los
tribunales superiores de justicia por la causal de notable abandono de deberes.
c)
Inamovilidad  El artículo 80 consagra la inamovilidad de los jueces, los cuales se
mantienen en su cargo mientras dure su buen comportamiento, cesando en sus funciones
sólo cuando cumplan 75 años, por renuncia, incapacidad legal sobreviviente o por causa
legalmente sentenciada.
d)
Fuero  A ello se refiere el artículo 81.
e)
Prohibiciones  De ser candidato a Diputado o Senador, etcétera.
f)
Traslados  A ello se refiere el artículo 80 inciso final.
E. El Ministerio Público  El Capítulo VII se refiere a este organismo del Estado.
F. La Competencia  La CPR contiene una serie de preceptos en los cuales se refiere a la competencia,
que no es más que una esfera o medida dentro de la cual se ejerce la función jurisdiccional por parte
de un tribunal, pudiendo citar las siguientes:
a)
Tribunal preestablecido en la ley  El artículo 19 Nº 3 inciso 4 señala que nadie pude
ser juzgado por comisiones especiales.
b)
Distribución de la jurisdicción  El artículo 77 establece que una LOC determinará la
organización y atribuciones de los tribunales (…). La determinación de sus atribuciones no es
otra cosa que la determinación de su competencia.
c)
Inexcusabilidad  El artículo 76 inciso 2º establece que un tribunal no puede
abstenerse de actuarse se le ha requerido su intervención en forma legal y en negocios de su
competencia.
d)
Actos de órganos del Estado  Los tribunales como órganos del Estado deben actuar
dentro de su competencia y en la forma que prescriba su LOC. La sanción es la nulidad
procesal de las actuaciones, que pueden hacerse valer por medio de un incidente de nulidad
procesal y el recurso de casación.
e)
El detenido por delito flagrante debe ser puesto a disposición del juez competente
(artículo 19 Nº 7 letra c).
f)
21).
El recurso de amparo debe ser conocido por la magistratura que señale la ley (artículo
G. Contiendas de competencia  El Senado es el órgano encargado de resolver las contiendas de
competencia entre las autoridades administrativas y políticas y los tribunales superiores de justicia
(artículo 53 Nº 3). La Corte Suprema es el encargado de resolverlas entre las autoridades
administrativas y políticas y los tribunales inferiores.
Normas Constitucionales de Derecho Procesal Funcional
A. La acción  La CPR no ha contemplado expresamente la acción en ella, no obstante puede
encontrarse en:
a) En el derecho de petición (artículo 19 Nº 14), puesto que la acción puede ser concebida,
especialmente en el concepto de Couture, como una emanación del derecho de petición.
b) En la igual protección de la ley en el ejercicio de los derechos (artículo 19 Nº 3). Lo cual es
posible por medio de la acción.
B. El proceso  Se puede encontrar en el artículo 19 Nº 3 y 76 CPR.
C. El procedimiento  El artículo 19 Nº 3 inciso 5º señala que corresponderá al legislador establecer
siempre las garantías de un procedimiento y una investigación racionales y justos.
D. Garantía de la defensa jurídica  Se contempla en artículo 19 Nº 3 incisos 2º y 3º.
E. Garantías dentro del proceso penal  Se establecen varias garantías dentro del proceso penal,
algunas de las cuales son las siguientes:
a) No se puede presumir de derecho la responsabilidad penal (artículo 19 Nº 3 inciso 6º).
b) El principio de legalidad penal (artículo 19 Nº 3 incisos 7º y 8º).
c) La privación o restricción de la libertad solo puede efectuarse en los casos y formas
establecidos en la ley (artículo 19 Nº 7 letra c).
F. Cosa juzgada  La excepción de cosa juzgada se contempla en el artículo 76 en cuanto se prohíbe al
Presidente de la República y al Congreso Nacional hacer revivir procesos fenecidos.
La acción de cosa juzgada está contemplada en el inciso 1º del artículo 76 al señalar la etapa
jurisdiccional de hacer ejecutar lo juzgado.
G. Acciones especiales contempladas en la CPR  En ella se contemplan acciones especiales como es
la protección general o el amparo, entre otras.
2º. El Código Orgánico de Tribunales
3º. El Código de Procedimiento Civil
4º. El Código de Procedimiento Penal
5º. El Código Procesal Penal
6º CONCEPTO DE LEY PROCESAL
Ella es la ley reguladora de los modos y condiciones de la actuación de la ley en el proceso, así como
de la relación jurídica procesal (Hugo Alsina).
La naturaleza de la ley procesal no debe deducirse del lugar en dónde esta está colocada, sino que de
su finalidad que no es otra que la tutela de los derechos de acuerdo con los límites de extensión del
Derecho Procesal.
LA LEY PROCESAL EN EL TIEMPO
Una ley se aplica a los hechos ya consumados durante el tiempo que ha estado en vigor. Pero no todos
los hechos son instantáneos, sino que hay actos sucesivos cuyo desenvolvimiento demora un largo
tiempo. Es en este caso en donde debe determinarse la aplicación de las leyes nuevas o antigua que
rigen la materia.
Podemos afirmar que en nuestro derecho la regla general es la irretroactividad de la ley, en
conformidad a lo dispuesto en los artículos 19 Nº 3 CPR, 9º Código Civil y 18 Código Penal.
Sin embargo hay situaciones que plantean problemas, es por ello que debe analizarse la cuestión
desde un doble punto de vista:
i) el estado en que se encuentra un juicio al dictarse una ley y;
ii) la naturaleza jurídica de las leyes procesales.
El estado en que se encuentra un juicio al dictarse una ley  El juicio puede encontrarse en tres
estados al dictarse una nueva ley:
a) El proceso se encuentra terminado al tiempo de dictarse la nueva ley  Los procesos
terminados son inamovibles y no pueden ser afectados por la nueva ley, lo que emana del
artículo 76 CPR y 9º Código Civil.
b) El proceso no se encuentra iniciado al dictarse la nueva ley  La nueva ley procesal rige in
actum, es decir la nueva ley tiene efectos inmediatos y todo es regulado por ella.
c) El proceso se encuentra en tramitación y pendiente de resolución al dictarse la nueva ley 
Como principio fundamental todo lo que se realizó durante la vigencia de la antigua ley se
mantiene firme. Los actos con posterioridad a su dictación se ajustarán a ella, salvo que sean
incompatibles absolutamente con lo que establecía la antigua o con los efectos de los actos
realizados bajo ella.
Sin embargo, normalmente el legislador soluciona estos problemas por medio de disposiciones
transitorias.
En el nuevo sistema procesal penal se establece que las leyes procesales penales serán aplicables a los
procedimientos ya iniciados, salvo cuando, a juicio del tribunal, la ley anterior contuviere
disposiciones más favorables al imputado (artículo 11).
La naturaleza jurídica de las leyes procesales  En estas hay que distinguir:
a) Las leyes de organización  Por ser de orden público rigen in actum.
b) Leyes de competencia absoluta  Por ser de orden público rigen in actum.
c) Leyes de competencia relativa  Son de orden privado en materia contenciosa civil, por
tanto, es necesario respetar el acuerdo previo celebrado por las partes de ser juzgados por un
tribunal distinto al naturalmente competente. Pero en el caso de que no exista acuerdo, rigen in
actum.
d) Leyes de procedimiento  Las actuaciones realizadas bajo la antigua ley deben respetarse,
rigiéndose las posteriores por la nueva ley.
Legislación positiva chilena acerca de la aplicación de la ley procesal en el tiempo
La ley de efectos retroactivos de las leyes contiene en sus artículos 22, 23, y 24 las disposiciones que
regulan el conflicto temporal de las leyes.
El artículo 22 establece el efecto inmediato de las leyes de procedimiento. También el artículo 24
ratifica lo anterior al decir que “las leyes concernientes a la substanciación y ritualidad de los juicios
prevalecen sobre las anteriores desde el momento en que deban empezar a regir”.
Los artículos 23 y 24 se refieren a situaciones especiales como:
a) Plazos  Si los plazos han comenzado a correr a la fecha de vigencia de la nueva, se rigen
por la antigua. Si los términos no han comenzado su curso a la época de la nueva ley, rige ésta
(artículo 24).
b) Recursos  No se refiere expresamente a ellos, pero puede entendérselos como las
actuaciones” a que se refiere el artículo 24 cuando dice que “las actuaciones y diligencias que ya
estuvieren iniciados se regirán por la ley vigente al tiempo de su iniciación”.
c) Actuaciones y diligencias en general  Las que se encontraban iniciadas se rigen por la ley
antigua según el artículo 24.
d) Prueba  Está regido por el artículo 23. Se debe distinguir si el medio de prueba es solo y
únicamente eso, un medio probatorio, o es el fundamento mismo de la pretensión. Es el
fundamento mismo, cuando por ejemplo, el medio de prueba constituya así mismo,
solemnidad del acto o contrato como la escritura pública en la compra de bienes raíces. En tal
caso rige la ley antigua, la vigente al tiempo del contrato.
LA LEY PROCESAL EN EL ESPACIO
Una ley es territorial cuando se aplica dentro de los límites geográficos de un territorio, a todos los
que habitan en él. Sin embargo, por las múltiples relaciones entre los Estados el principio de
territorialidad de la ley debe atenuarse.
La ley procesal es eminentemente territorial, pero por las mismas razones que la ley general admite la
aplicación de otras leyes procesales dentro del territorio de un Estado.
Son principios doctrinarios que rigen en materia de territorialidad de la ley procesal:
a)
La ley procesal sólo se aplica dentro del territorio que la expide.
b)
La competencia, las formas de procedimiento, la carga de la prueba, los deberes y
derechos de las partes, se rigen por la ley del lugar del proceso.
c)
Los medios de prueba de las obligaciones se rigen por la ley del lugar en que el acto se
realizó, siempre que no sea procesal.
d)
La validez de los actos procesales realizados en el extranjero, se determina por la ley del
lugar en que se verificaron, pero si deben producir efectos en un tribunal nacional, se rige por
la ley nacional.
e)
Los nacionales como los extranjeros están potencialmente sometidos a la jurisdicción de
los tribunales del Estado donde vivan.
f)
Son nulos los pactos que pretenden someter a las partes a un tribunal extranjero.
g)
Los tribunales nacionales mediante el exequátur reconocen eficacia a las resoluciones
extranjeras para ser aplicadas en el territorio nacional.
h)
En ciertos casos la aplicación de la ley es extraterritorial, principalmente para la defensa
de la soberanía.
Estos principios están reconocidos en la legislación chilena.
INTERPRETACIÓN DE LA LEY PROCESAL
Interpretar es fijar el verdadero sentido y alcance de la ley. Respecto a la interpretación de la ley
procesal hay que tener presente las normas de interpretación de los artículos 19 y siguientes del
Código Civil.
Sin perjuicio de que no puede hablarse de normas especiales de interpretación de la ley procesal, las
normas de éste derecho están influidas por características peculiares que informan el debido proceso
que deben tenerse en cuanta al momento de interpretar la ley procesal.
Algunos elementos generales que deben considerarse son los siguientes:
a)
Las normas de Derecho Procesal son normas de convivencia y deben interpretarse lo
más libremente posible de manera que no sean un obstáculo que frustre el derecho material.
b)
Como reguladoras de una actividad del Estado son más susceptibles a los cambios
políticos, por lo que el elemento histórico es importante.
c)
Como el Derecho Procesal es una unidad, la interpretación debe hacerse siempre
respetando este principio unitario.
d)
La analogía debe utilizarse de la forma más amplia.
7º Los Tratados Internacionales
Los tratados internacionales, según el artículo 5º CPR deben encontrarse ratificados por Chile y
vigentes. Es más, aquellos que versen sobre derechos humanos tienen jerarquía material
constitucional de acuerdo al inciso 2º de dicho artículo.
8. La Costumbre
El artículo 2º del Código Civil señala que “la costumbre no constituye derecho sino en los casos que la ley se
remite a ella”. Es decir, sólo acepta como fuente de derecho la costumbre según ley.
En el derecho procesal chileno puede afirmarse que ni en el COT, CPC y CPP hay norma alguna que
se remita a la costumbre, por lo que no constituye derecho, sin perjuicio de la incidencia que tenga ella
en la prueba y en la sentencia definitiva.
En el ejercicio de la función jurisdiccional pueden identificarse ciertos usos y prácticas ya sea del
tribunal, ya sea de los intervinientes en el proceso.
Los usos son costumbre desprovistos de su elemento subjetivo, y nacen por una necesidad práctica
que la ley procesal no satisface. Un ejemplo de usos de los tribunales es la recomposición de
expediente civil.
Las prácticas consisten en la forma en como se realizan los actos procesales por el juez y por las partes.
Un ejemplo de prácticas es la forma de redacción de los escritos.
9. Los Acuerdos de las Partes
Las partes por regla general no se encuentran facultadas para modificar el proceso. Sin embargo se les
ha dado la posibilidad para que fuera del proceso convengan acuerdos que puedan producir efectos
en él, como una cláusula compromisoria.
También se prevé la posibilidad de que las partes dentro del proceso convengan acuerdos para
producir efectos en él, como los convenios judiciales para alzar la quiebra.
CAPÍTULO IV: LA JURISDICCIÓN
ASPECTOS GENERALES
Según Calamandrei, el Derecho Procesal se basa en el estudio de tres conceptos fundamentales:
La jurisdicción  Que es la actividad que se realiza por el juez, como un tercero imparcial, para los
efectos de dirimir a través del proceso, el conflicto que las partes han sometido a su decisión.
La acción  Que es el derecho que se reconoce a los sujetos para los efectos de poner en movimiento
la actividad jurisdiccional en orden a que se resuelva a través del proceso el conflicto que se ha
sometido a su decisión.
El proceso  Que es el medio que el sujeto activo tiene para obtener la declaración jurisdiccional
acerca de la pretensión que ha hecho valer mediante el ejercicio de la acción; donde el sujeto pasivo
tiene el derecho a defenderse; y el tribunal la obligación de dictar sentencia conforme a los alegado y
probado.
ETIMOLOGÍA
Proviene del latín iurisdictio – nis, que significa acción de decir o de indicar el derecho.
La acepción etimológica no ha sido aceptada por la doctrina para conceptualizar el concepto de
jurisdicción por las siguientes razones:
a)
Se trataría de un concepto de gran multivocidad, ya que no sólo sería el juez quien dice
el derecho sino que también otros órganos en el Estado de Derecho Democrático.
b)
No se comprende la equidad, porque si bien es cierto que en la gran mayoría de los
Estados existe la Jurisdicción de Derecho, no es menos cierto que a falta de norma que resuelva
el conflicto debe el juez aplicar la equidad (artículo 76 CPR, 10 inciso 2º COT y 170 Nº 5 CPC.
c)
Se restringe la jurisdicción a las sentencias declarativas, dejando de lado las sentencias
constitutivas, las cuales tiene por objeto crear, modificar o extinguir un estado o situación
jurídica y que tienen efectos para futuro.
Diversas acepciones de la voz jurisdicción
a)
Como ámbito territorial  Debe ser descartada, ya que se aparta claramente de lo que
constituye la jurisdicción.
b)
Como competencia  Diversos preceptos legales confunden la jurisdicción con la
competencia, en circunstancias que se trata de conceptos distintos, si bien existe respecto de
ellos una relación de totalidad a parte.
c)
Como poder  Para referirse al conjunto de atribuciones del cual se encuentran dotados
los diferentes órganos del poder público. Pero, tratándose de los órganos jurisdiccionales la
sola noción de poder no permite delimitar el concepto de jurisdicción. En efecto, la jurisdicción
no sólo implica poder, sino que también deber que requiere ser ejercido por el órgano para
resolver los conflictos que le promuevan las partes.
d)
Como función  La jurisdicción es una función que debe ser ejercida para resolver los
conflictos de relevancia jurídica que se promuevan en el orden promuevan en el orden
temporal.
El ejercicio de la función jurisdiccional se halla radicado, según el artículo 76 CPR, en los tribunales
establecidos en la ley. Sin embrago, debemos advertir que no es posible identificar las nociones de
función jurisdiccional y función judicial, puesto que el Poder Judicial ejerce otras funciones que no
revisten el carácter jurisdiccional, como es el caso de los asuntos no contenciosos y el ejercicio de las
facultades conservadoras, disciplinarias y económicas.
Por otro lado, el legislador puede encomendar asuntos jurisdiccionales a órganos que no forman parte
del Poder Judicial como es el caso del Senado, la Contraloría General de la República o el Director del
SII.
LA JURISDICCIÓN COMO FACULTAD DE ADMINISTRAR JUSTICIA
La función jurisdiccional concebida como la facultad de administrar justicia, obedece a un resabio
histórico. Durante mucho tiempo se concibió la función jurisdiccional como una parte de la
administración del Estado y por tanto, regida por el Derecho Administrativo. Por consiguiente la
facultad judicial se ejercía a través de una función administrativa, la de administrar justicia.
Respecto de esta concepción todavía existen resabios en nuestro COT, utilizándose la expresión
administración de justicia como sinónimo de Poder Judicial.
DEFINICIONES DOCTRINARIAS DE JURISDICCIÓN
Definiciones doctrinarias extranjeras
a. Teoría organicista  Son jurisdiccionales todos los actos emanados del poder judicial (Carré de
Malberg).
Ésta se encuentra actualmente superada y no puede ser aceptada en atención a las siguientes razones:
a) No todos los actos que emanan del Poder Judicial son jurisdiccionales, lo que se desprende
de la sola lectura de los artículos 1, 2 y 3 COT.
b) La simplicidad de esta teoría hace imposible distinguir entre actos jurisdiccionales de los
administrativos y legislativos.
b. Concepto de Chiovenda  La jurisdicción es la función del Estado que consiste en la actuación de
la ley mediante la sustitución de la actividad de los órganos a la actividad ajena, ya sea afirmando la
existencia de una voluntad de ley, ya poniéndola posteriormente en práctica.
Son elementos de su definición:
a)
La jurisdicción es una función pública.
b)
El objeto de la jurisdicción es la actuación de la voluntad de la ley al caso concreto.
c)
La jurisdicción se concibe como la sustitución de la voluntad de las partes en conflicto
por la actividad pública del juez.
d)
La sustitución de la actividad pública del juez a la voluntad de las partes se hace en dos
planos:
i) sustitución intelectiva: se realiza dentro del proceso al momento de juzgar, decisión que va a
sustituir la voluntad de las partes para la solución del conflicto, la que regirá no sólo para ellas
sino que para los demás miembros de la comunidad, en cuanto a cual es la voluntad concreta
de la ley respecto del litigio;
ii) sustitución material: el juez realiza materialmente la actividad que ha debido ejercer la parte
vencida para dar cumplimiento del fallo, o las apercibe con multas o arrestos para que la parte
vencida de cumplimiento al fallo.
c. Enrico Redenti  La jurisdicción es la función judicial que tiene por objeto la aplicación de
sanciones.
d. Francisco Carnelutti  La jurisdicción es la actividad desarrollada para obtener la justa
composición de la litis.
Son elementos de su definición:
a)
b)
c)
d)
La jurisdicción es una función pública.
Requiere ser ejercida en el proceso.
Importa una garantía de la norma jurídica.
Es la función del Estado destinada a garantizar la observancia práctica del derecho.
e. Jaime Guasp  La jurisdicción es la función específica estatal por la cual el Poder público satisface
pretensiones.
Son elementos de su definición:
a) Es una función específica estatal.
b) Es una función que tiende a la satisfacción de pretensiones.
f. Eduardo Couture  La jurisdicción es la función pública, realizada por los órganos competentes del
Estado, con las formas requeridas en la ley, en virtud de la cual, por un acto de juicio, se determina el
derecho de las partes, con el objeto de dirimir sus conflictos o controversias de relevancia jurídica,
mediante decisiones con autoridad de cosa juzgada, eventualmente factibles de ejecución.
Son elementos de su definición:
a)
La jurisdicción es una función, porque no sólo importa un conjunto de facultades, sino
que también de deberes.
b)
Es una función pública realizada por los órganos competentes.
c)
Se cumple mediante el adecuado proceso.
d)
Asegura la vigencia del proceso.
e)
Su cometido inmediato es decidir conflictos y controversias de relevancia jurídica.
f)
La decisión del conflicto se logra mediante una sentencia pasada en autoridad de cosa
juzgada.
g)
La sentencia que se dicte es eventualmente factible de ejecución, por parte del
triunfador.
Definiciones doctrinarias nacionales
La jurisdicción es el poder deber del Estado, radicado exclusivamente en los tribunales establecidos en
la ley, para que éstos dentro de sus atribuciones y como órganos imparciales, por medio de un debido
proceso, iniciado generalmente a requerimiento de parte y a desarrollarse según las normas de un
racional y justo procedimiento, resuelvan con eficacia de cosa juzgada y eventual posibilidad de
ejecución, los conflictos de intereses de relevancia jurídica que se promuevan en el orden temporal y
dentro del territorio de la República (Mosquera).
De la definición pueden extraerse los siguientes elementos:
a) La jurisdicción es un poder deber del Estado  El artículo 76 CPR prevé expresamente que
corresponde el ejercicio de la función jurisdiccional exclusivamente a los tribunales establecidos en la
ley. Sin embargo, la jurisdicción también importa un deber para los órganos del Estado. Así lo señal el
artículo 73 CPR al señalar que reclamada su intervención en forma legal y en negocios de su competencia, no
podrán excusarse de ejercer su autoridad, ni aún por falta de ley que resuelva la contienda o asuntos sometidos a
su decisión. En el mismo sentido tenemos el artículo 10 inciso 2º COT.
El incumplimiento del deber de jurisdicción puede acarrear diversas especies de responsabilidad
como lo son:
i.- El artículo 79 CPR establece que los jueces son personalmente responsables de los delitos de
denegación de justicia, disposición que no es aplicable a los miembros de la Corte Suprema por el
artículo 324 COT. Asimismo el Código Penal tipifica como delito las conductas que importen una
negativa o retardo en la administración de justicia y en brindar el auxilio y protección que legalmente
se les pida (artículos 224 y 225).
ii.- La CPR además prevé la responsabilidad política por notable abandono de deberes en el artículo 52
Nº 2 letra c).
iii.- Finalmente se incurre en responsabilidad disciplinaria a que se refiere el artículo 79 CPR.
b) El ejercicio de la función jurisdiccional se radica exclusivamente en los tribunales establecidos en
la ley  El artículo 19 Nº 3 CPR establece que “nadie puede ser juzgado por comisiones especiales sino por el
tribunal que señale la ley y que se hallare establecido con anterioridad por ésta”. El artículo 2 CPP
complementa este principio al señalar nadie puede ser juzgado por comisiones especiales sino por el
tribunal que señale la ley y que se hallare establecido por ésta con anterioridad a la perpetración del
hecho.
Asimismo el artículo 76 CPR establece que la facultad de conocer las causas civiles y criminales, de
resolverlas y de hacer ejecutar lo juzgado pertenece exclusivamente a los tribunales establecidos en la
ley.
De lo expuesto es claro que los órganos encargados de ejercer la función jurisdiccional son los
tribunales establecidos en la ley, formen o no parte del Poder Judicial a que se refiere el artículo 5
COT.
El carácter privativo del ejercicio de la jurisdicción aparece ratificado por el artículo 76 CPR al señalar
que ni el Presidente de la República ni el Congreso pueden, en caso alguno, ejercer funciones judiciales, avocarse
causas pendientes, revisar los fundamentos o contenidos de las resoluciones judiciales o hacer revivir procesos
fenecidos. Por su parte el artículo 83 CPR señala que el Ministerio Público en caso alguno podrá ejercer
funciones jurisdiccionales”.
c) Los tribunales deben ejercer su función jurisdiccional actuando dentro de su competencia  Un
tribunal por el hecho de ser tal tiene jurisdicción, pero no necesariamente competencia para conocer
de un asunto. La competencia es la esfera, grado o medida que posee cada tribunal para el ejercicio de
la función jurisdiccional.
Tratándose de la función jurisdiccional, la obligación de su ejercicio sólo se prevé respecto de los
órganos que poseen competencia. Por su parte el artículo 77 CPR señala que una ley orgánica
constitucional determinará la organización y atribuciones de los tribunales que fueren necesarios para
una pronta y cumplida administración de justicia en todo el territorio de la República.
Concordante con ello, los artículos 108 y siguientes del COT establecen las reglas de competencia de
los tribunales.
d) Los jueces, que son los que actúan en representación del órgano jurisdiccional para la sanción del
conflicto deben ser imparciales  El ejercicio de la función jurisdiccional se delega en un juez, quien
además de ser independiente debe ser imparcial, es decir, debe ser una persona distinta de las partes
en el conflicto y no debe poseer ninguna vinculación con las partes que le motive un designio a favor
o en contra de las partes.
En el caso de que concurra una causal que le reste imparcialidad a un juez para la solución de un
conflicto, se dice que éste no posee competencia de carácter subjetiva. Al efecto, el artículo 195 COT
señala que “los jueces pueden perder su competencia para conocer de determinados negocios por implicancia o
recusación declaradas, en caso necesario, en virtud de causas legales”.
e) La jurisdicción debe ser ejercida dentro de un debido proceso legal  El artículo 19 Nº 3 CPR señala
que “toda sentencia de un órgano que ejerza jurisdicción debe fundarse en un proceso previo legalmente
tramitado”. Luego, la resolución es nula si no existe una tramitación anterior a ella, en que el afectado
haya sido oído en sus defensas y sus pruebas.
f) El ejercicio de la jurisdicción y el inicio del proceso suponen generalmente el requerimiento de parte
 El ejercicio de la jurisdicción en el ámbito civil es eventual, puesto que sólo será necesario que se
ponga en movimiento la actividad jurisdiccional cuando las partes no hubieren arribado a una
solución por la vía autocompositiva.
En el proceso civil rige el principio dispositivo, Nemo iudex sinne actore, es decir que el proceso debe
comenzar a instancia de parte. Ello se justifica en atención a que los derechos privados pertenecen a
las partes y por ello su protección queda entregada a la petición de sus titulares.
Este principio aparece reconocido en el artículo 10 inciso 1º COT, el cual señala que “los tribunales no
podrán ejercer su ministerio sino a petición de parte, salvo los casos en que la ley los faculte para proceder de
oficio”.
El medio que tiene la parte para los efectos de poner en movimiento el ejercicio de la función
jurisdiccional es la acción.
En materia penal, procedimiento se basa en el sistema acusatorio, por lo que el juez sólo puede actuar
a requerimiento de parte por regla general, y no puede de oficio dar comienzo a una investigación que
no le corresponde realizar (artículos 3º, 77, 172 CPP); ni proceder a formalizar una investigación
(artículo 229 CPP); o formular acusación, (artículos 248 letra b y 258 CPP).
g) La sentencia que se dicte en un proceso requiere que éste se haya desarrollado según las normas de
un racional y justo procedimiento  Así lo dispone el artículo 19 Nº 3 inciso 5º CPR.
Una de las principales manifestaciones del racional y justo procedimiento dice relación con la
fundamentación que debe tener la sentencia que resuelve el conflicto, artículo 170 CPC y 342 CPP.
h) La jurisdicción tiene por objeto resolver los conflictos de relevancia jurídica, con eficacia de cosa
juzgada y eventual posibilidad de ejecución  El conflicto externo de relevancia jurídica que debe ser
compuesto para la mantención de la paz social se denomina litigio. Éste se caracteriza por la existencia
de una pretensión de uno de los interesados y la resistencia de otro a satisfacerla.
La misión que tiene la jurisdicción respecto de estos litigios es su resolución, lo que se obtiene a través
de una sentencia definitiva que es pasada en autoridad de cosa juzgada.
Estas sentencias son susceptibles de una eventual posibilidad de ejecución a través de la acción de
cosa juzgada. La ejecución de la sentencia es eventual porque:
a)
No todas las resoluciones judiciales son susceptibles de ejecución, existiendo algunas
que satisfacen su misión por el sólo hecho de su dictación como ocurre con las sentencias
declarativas de mera certeza, así como las sentencias constitutivas.
b)
Las sentencias de condena que son las que requieren de ejecución no siempre requieren
de un procedimiento compulsivo posterior para ser satisfechas, sea porque en algunos casos el
deudor voluntariamente les da cumplimiento, o porque no es posible pedir su cumplimiento
por la vía de apremio, como son las sentencias condenatorias contra el fisco, las cuales se
cumplen por decreto.
i) La jurisdicción tiene por objeto resolver los conflictos de relevancia jurídica, que se promueven en el
orden temporal  La expresión temporal, que utilizara el primitivo artículo 5 COT, quiere decir que
se ejerce solamente sobre lo no secular o espiritual, que puedan corresponder a los tribunales
eclesiásticos.
j) La jurisdicción tiene por objeto resolver los conflictos de relevancia jurídica, que se promuevan
dentro del territorio de la República  La jurisdicción al ser una función pública, que emana de la
soberanía y que se delega para su ejercicio en los tribunales establecidos en la ley, debe reconocer
como límite para su ejercicio el territorio de la República.
Al efecto, así lo señala el artículo 5º COT, al señalar que a los tribunales mencionados en este artículo
corresponderá el conocimiento de todos los asuntos judiciales (…) dentro del territorio de la República.
Por su parte el artículo 5º Código Penal establece que la ley penal chilena es obligatoria para todos los
habitantes de la República, incluso los extranjeros.
Además debe tenerse presente el principio general del artículo 1462 CC, que señala que hay objeto
ilícito en todo lo que contraviene el orden público chileno. Así la promesa de someterse en Chile a una
jurisdicción no reconocida por las leyes chilenas, es nula por vicio de objeto ilícito.
Sin embargo existen excepciones en las que los tribunales son competentes para conocer de asuntos
promovidos fuera de la República, o no lo son para conocer de los acaecidos dentro de ella. Ellos son:
a)
Los casos de crímenes y simples delitos cometidos fuera del territorio de la República a
que se refiere el artículo 6º COT.
b)
Los asuntos que se hayan promovido en Chile respecto de los cuales nuestros
tribunales no ejercen la función jurisdiccional, que son los casos de inmunidades de
jurisdicción, que están reguladas en los tratados internacionales.
c)
También es posible de acuerdo a nuestra legislación, someterse válidamente a la
jurisdicción y competencia de los tribunales o de un árbitro en Chile. Al efecto así lo prescribe
como posible el artículo 318 del Código de Derecho Internacional Privado.
CARACTERÍSTICAS DE LA JURISDICCIÓN
a) La jurisdicción tiene un origen constitucional  La jurisdicción tiene un origen constitucional,
encontrándose contemplada expresamente en el artículo 76 CPR, que casi es repetido íntegramente en
el artículo 1º COT.
Respecto de esta materia conviene tener presente que en el nuevo sistema procesal penal se consagró
el principio de separación de la función de investigación y juzgamiento, las cuales corresponden al
fiscal y al juez oral en lo penal respectivamente.
b) La jurisdicción es una función pública
c) La jurisdicción es un concepto unitario  La jurisdicción es una y es la misma cualquiera sea el
tribunal que la ejercite y el proceso que se valga para ello. Pero tiene además carácter totalizador en el
sentido que cuando el órgano correspondiente la ejercita, lo hace como un todo sin posibilidad de
parcelación.
Es una sola y como tal no admite clasificaciones. Por el sólo hecho de dividirse, ésta se restringe y se
especifica en el concepto de competencia.
d) El ejercicio de la jurisdicción es eventual  Como señala Calamandrei, la jurisdicción es de
ejercicio eventual, ya que es la regla general de que ella sea cumplida por sus destinatarios.
Tratándose del proceso penal, el ejercicio de la función jurisdiccional es de carácter necesario e
indispensable para solucionar el conflicto penal, imponiendo la pena por la comisión del delito.
e) El ejercicio de la función jurisdiccional corresponde exclusivamente a los tribunales establecidos
por la ley
f) La jurisdicción es indelegable  El juez no puede delegar o conceder la función jurisdiccional a otro
órgano. Una vez que el tribunal está instalado no puede dejar de ejercer su ministerio si no es por
causa legal.
Si ha delegado, los actos cometidos por el delegado son nulos. En tal sentido el artículo 35 CPP
dispone que “La delegación de funciones en empleados subalternos para realizar actuaciones en que las leyes
requieran la intervención del juez, producirá la nulidad de las mismas”.
Asimismo, el juez delegante está sometido a la responsabilidad correspondiente, ya sea política,
artículo 48 Nº 2 letra c CPR; ya sea ministerial, artículo 76 CPR, 324 y siguientes COT; ya sea penal por
el delito de abandono de destino, artículo 254 CP.
Lo que sí el juez puede hacer es delegar parcialmente su competencia a través de exhortos a otro juez,
artículo 7 COT, 71 y siguientes CPC y 20 NCPP.
g) La jurisdicción es improrrogable  Lo que está permitido por el legislador es la prórroga de la
competencia respecto de los asuntos contenciosos civiles, en la primera instancia y ante tribunales de
un mismo territorio.
h) La parte de jurisdicción que corresponde a cada juez es su competencia
i) La jurisdicción debe ser ejercida a través del debido proceso  El que debe tramitarse a través de
normas de un racional y justo procedimiento
j) La jurisdicción se ejerce para resolver asuntos del orden temporal.
k) La jurisdicción, como función pública que emana de la soberanía, se debe ejercer dentro del
territorio de la República
l) La jurisdicción resuelve conflictos a través de sentencias que tienen la eficacia de cosa juzgada, y de
eventual posibilidad de ejecución
Los momentos jurisdiccionales  Ellos dicen relación con las diversas fases o etapas que se
contemplan para el desarrollo de dicha función, los que en definitiva corresponden a las etapas que se
deben contemplar dentro de un debido proceso, al ser éste el único medio a través del cual la
jurisdicción puede válidamente ejercerse.
Los momentos jurisdiccionales son: el conocimiento, el juzgamiento y la ejecución de lo juzgado, los
cuales se encuentran contemplados en los artículos 76 CPR y 1 COT.
a) La fase de conocimiento  Comprende conocer las pretensiones de parte del actor y de las
alegaciones, excepciones y defensas que frente a ellas puede hacer valer el demandado, y la
realización de la actividad probatoria para acreditar los hechos en los cuales ellas se sustentan.
En el procedimiento civil esta etapa está conformada por la demanda y la contestación de la demanda.
En el proceso penal, esta etapa se encuentra representada por la acusación que debe efectuar el fiscal y
la acusación particular del querellante si lo hubiere y la contestación por parte del acusado.
En segundo lugar, la fase de conocimiento se proyecta esencialmente a saber los hechos por medio de
las pruebas que suministren las partes o por la propia iniciativa del juez.
La fase de juzgamiento  Es la más relevante y caracteriza la misión del juez. Implica reflexión,
estudio y análisis del material de hecho y de derecho necesario para adoptar una decisión, análisis que
se manifiesta o exterioriza en el acto o declaración de voluntad que es la sentencia.
En nuestro derecho la labor de raciocinio y análisis ya de la situación fáctica, ya de la situación
jurídica, se realiza en las consideraciones de hecho y de derecho de la sentencia definitiva, artículo 170
Nº 4 CPC, 342 letras c y d CPP y 83 COT. Es también el antecedente directo e inmediato de la
resolución, es la razón del mandato.
La fase de ejecución  En ella la reflexión cede el paso al obrar. Su existencia está subordinada al
contenido de la sentencia en cuanto funciona si ésta es de condena y normalmente requiere coerción,
del auxilio de la fuerza pública. Si la resolución ordena pagar una suma de dinero, se embargan bienes
del deudor que se subastan para entregar al acreedor el producido del remate, etc.
Como el órgano jurisdiccional carece de fuerza propia, ha de recurrir al órgano administrativo
correspondiente para que le suministre la suya. De ahí las disposiciones constitucionales (artículo 76
inciso 3 y 4) y legales (artículo 11 COT) que habilitan a los tribunales ordinarios para impartir órdenes
directas a la fuerza pública para hacer ejecutar sus resoluciones, sin que la autoridad requerida pueda
diferir el mandato judicial, ni calificar su fundamento, oportunidad, justicia y legalidad.
Como es obvio esta fase jurisdiccional deja de existir si el obligado por el fallo se allana a cumplirlo
voluntariamente o se produce alguna forma de composición, no del conflicto, ya que se encuentra
resuelto, sino en el modo de facilitar la ejecución.
Los límites de la jurisdicción. Concepto  Se entiende por límites de la jurisdicción los diversos
factores que delimitan el ejercicio de la función jurisdiccional.
Clases de límites
a) En atención al tiempo  En general el ejercicio de la jurisdicción es perpetua. La excepción lo
constituyen los árbitros y los tribunales unipersonales de excepción. Debe tenerse también presente
que en la actualidad rige respecto de las personas designadas para ejercer la función jurisdiccional un
límite de edad de 75 años (artículo 80 CPR).
b) En atención al espacio  Es posible distinguir: i) un límite externo que está dado por la jurisdicción
de otros Estados; ii) uno interno que está dado por las normas de competencia respecto de cada
tribunal.
c) En atención a la materia  Sólo debe ejercerse la jurisdicción respecto de la resolución de asuntos
de trascendencia jurídica del orden temporal.
d) En atención a la persona  Sólo puede ser ejercida por el tribunal establecido por la ley, no
pudiendo el juez delegarla, ni las partes modificarla de manera alguna.
e) En relación con las atribuciones de otros poderes del Estado  Puede verse desde dos puntos de
vista: i) los tribunales no pueden avocarse el ejercicio de las funciones de otros poderes del Estado,
artículo 4 COT; ii) los otros poderes del Estado no pueden avocarse el ejercicio de las funciones
encomendadas a los tribunales (artículo 80 CPR).
f) En relación con el respeto a otros Estados  Los tribunales no pueden ejercer jurisdicción respecto
de Estados extranjeros, mandatarios, diplomáticos, organismos internacionales, y en general respecto
de toda persona que goza de inmunidad de jurisdicción.
Inmunidad de jurisdicción. Concepto  Se refiere a los casos en que no es posible que se ejerza por
nuestros tribunales el ejercicio de la función jurisdiccional respecto de determinadas personas.
Los Estados extranjeros  No pueden ser juzgados como sujetos de derecho por nuestros tribunales
de acuerdo con las normas consuetudinarias de derecho internacional y al principio de la igualdad
soberna de los diversos Estados consagrada en la Carta de las Naciones Unidas, artículo 2.1.
Este principio se encuentra consagrado en nuestro derecho en los artículos 333 y 334 del Código de
Derecho Internacional Privado.
Respecto de la inmunidad que gozan los Estados se reconoce a de jurisdicción y de ejecución, ambas
regidas por el Derecho Internacional.
Los jefes de Estado extranjeros  Ellos gozan de inmunidad de jurisdicción de conformidad a los
artículos 333 y 334 CDIP.
Los agentes diplomáticos  Ellos gozan de inmunidad de jurisdicción de conformidad a lo previsto
en el artículo 31 de la Convención de Viena sobre Relaciones Diplomáticas, pudiendo renunciarse a
ella según lo previsto en el artículo 32 de ella.
Los cónsules  Ellos gozan de inmunidad de jurisdicción de acuerdo a lo previsto en el artículo 43 de
la Convención de Viena sobre Relaciones Consulares, pudiendo renunciarse a ella según lo dispuesto
en el artículo 45 de ella.
Misiones especiales y organizaciones internacionales  Los artículos 31 y 41 de la Convención sobre
Misiones Consulares regula la inmunidad de jurisdicción.
Los conflictos de jurisdicción  Ellos pueden ser de dos tipos.
a) Conflictos de jurisdicción internacional  Nos encontramos frente a un conflicto de jurisdicción
internacional cuando se discute de los límites de los poderes que puede tener un tribunal chileno
frente aun tribunal extranjero o viceversa, para los efectos de conocer y resolver sobre un determinado
conflicto. Para su solución deberán aplicarse las normas de los tratados internacionales y del Código
de Derecho Internacional Privado.
b) Conflictos de jurisdicción nacionales  Nos encontramos frente a uno de estos conflictos cuando
entre los tribunales ordinarios o especiales se atribuyen una función que se sostiene pertenecer a otro
poder del Estado. Los órganos encargados de resolver estos conflictos son:
a) El Senado  Si el conflicto se refiere a las autoridades políticas o administrativas y los
tribunales superiores de justicia (artículo 49 Nº 3 CPR).
b) La Corte Suprema  Si el conflicto se refiere a las autoridades políticas o administrativas y
los tribunales inferiores de justicia (artículo 191 inciso 4° COT).
En cambio, nos encontramos frente a un conflicto de competencia, en caso de lo que se debe resolver
es cual de dos o más tribunales ordinarios o especiales deben intervenir para la resolución de un
conflicto.
Los equivalentes jurisdiccionales. Concepto  Se entiende por equivalente jurisdiccional todo acto
que son haber emanado de la jurisdicción de nuestros tribunales equivale a los efectos que produce
una sentencia para los efectos de la solución del conflicto.
Son equivalentes jurisdiccionales
a) La transacción  Es un equivalente jurisdiccional por cuanto de acuerdo al artículo 2460 del
Código Civil produce el efecto de cosa juzgada de última instancia, y por ello puede oponerse
por vía de excepción para que se dicte un fallo por un tribunal en oposición a lo establecido en
ella. En relación a la acción de cosa juzgada, sólo producirá sus efectos si es celebrada por
escritura pública, puesto que no aparece mencionada como uno de los títulos ejecutivos del
artículo 434 CPC.
b) La conciliación  El acta de conciliación se estima como sentencia ejecutoriada para todos los
efectos legales, de acuerdo a lo dispuesto en el artículo 267 CPC. En consecuencia produce
efecto de cosa juzgada y es título ejecutivo perfecto, de acuerdo al artículo 434 CPC.
c) El avenimiento  El acta de avenimiento pasada ante tribunal competente produce el término
del proceso y efecto de cosa juzgada. Además es contemplada como título ejecutivo en el
artículo 434 CPC.
d) La sentencia extranjera  La sentencia extranjera no tiene eficacia en Chile mientras no se
halla otorgado respecto de ella un exequátur por parte de la Corte Suprema, según los artículos
242 y siguientes CPC. En materia penal ello se rige por la regla establecida en el artículo 13
CPP.
e) La sentencia eclesiástica  No es un equivalente jurisdiccional en Chile.
La jurisdicción, legislación y administración  Para los efectos de diferenciar estas tres funciones se
acude a los diversos caracteres que presentan respecto de cada función, siendo la distinción más fácil
la que se realiza entre la función legislativa y la jurisdiccional.
Las diferencias entre ellas, son las siguientes:
FUNCIÓN LEGISLATIVA
Se ejerce mediante una ley
Normas generales
Efectos generales
Emana normalmente del P. legislativo
Se dicta luego de una serie de actos
Derogable
Relación de jerarquía
Crean la norma jurídica
Normas abstractas
FUNCIÓN ADMINISTRATIVA
El acto administrativo debe emanar de un
procedimiento (artículo 63 Nº 18 CPR)
Reclamable ante el órgano jurisdiccional
FUNCIÓN JURISDICCIONAL
Se ejerce a través de la sentencia
Normas particulares
Efectos específicos, artículo 3 CC
Emana normalmente de los tribunales
Se dicta en un solo acto
Inmutable, artículo 9 inciso 2° CC y
artículo 175 CPC
No tiene relación jerárquica
Aplican la norma jurídica
Caso concreto
FUNCIÓN JURISDICCIONAL
El acto jurisdiccional debe emanar del
debido proceso (artículo 19 Nº 3 CPR)
No es susceptible de revisión ni
calificación por la administración
Control administrativo. CGR (artículo 88
CPR). Control jurisdiccional a través de los
recursos de amparo, protección y
contencioso administrativo
Control opera dentro del poder judicial a
través de los recursos
Mutable (decaimiento, derogación de la
ley a que sirven ejecución, inexistencia
circunstancias que lo hacen procedente)
Inmutable, efecto de cosa juzgada
La administración hace cumplir sus actos
Legalidad rígida en sentido orgánico y
funcional
No requieren para su validez la
motivación, a menos que la ley lo requiera
Administración está interesada y es parcial
Finalidad es satisfacer necesidades
públicas
Los órganos jurisdiccionales recurren por
regla general a las autoridades
administrativas
Legalidad no es tan estricta en el sentido
funcional
La sentencia requiere ser fundada (artículo
170 CPC y 342 CPP)
Decisión desinteresada e imparcial en la
emisión del acto
Finalidad es la resolución de conflictos
Lo contencioso administrativo. Concepto  El Estado puede actuar como un sujeto patrimonial
como cualquier ciudadano para la satisfacción de necesidades públicas, y en tal caso asume la
denominación de Fisco.
También el Estado puede actuar realizando actos de imperio, en los cuales realiza su gestión en un
plano de autoridad frente a los particulares.
En consecuencia se señala que asuntos contencioso administrativos son aquellos conflictos que se
generan entre un particular y la administración, en cuando ella actúa realizando actos de poder y no
meramente de carácter patrimonial regido por las normas de carácter general.
De acuerdo con ello, al conflicto del particular y la administración, debe aplicársele para su resolución
las normas de derecho público.
Mecanismos de solución para los asuntos contencioso administrativos
En doctrina se han establecido los siguientes tres mecanismos:
a)
Primer sistema  Los órganos encargados de solucionar el conflicto son aquellos de la propia
administración.
b)
Segundo sistema  Deben ser resueltos por los tribunales ordinarios en virtud del principio de
plenitud o unidad de jurisdicción.
c)
Tercer sistema  Se debe crear un órgano independiente de la administración y del poder
judicial para resolverlos, denominándose tribunales contencioso -administrativos.
Breve reseña histórica de lo contencioso administrativo en Chile
En la CPR de 1925 se contemplaba la creación de tribunales contencioso -administrativos. Sin
embargo, ellos no fueron creados por el legislador, y los tribunales ordinarios se declararon
incompetentes para conocer de los conflictos entre la administración y los particulares.
La CPR 1980 mantuvo a los tribunales contencioso - administrativos en sus artículos 38 y 79. Sin
embargo se produjo un cambio de doctrina de los tribunales, pasando éstos a declararse competentes
para conocer de la materia, en virtud de los artículos 73 CPR, 1º y 5º COT.
Con la reforma a la CPR de 1989 (ley 18.825) se elimina del texto constitucional la referencia a dichos
tribunales.
LOS ACTOS JUDICIALES NO CONTENCIOSOS
Reglamentación
El artículo 2º COT nos señala que “también corresponde a los tribunales intervenir en todos aquellos actos
son contenciosos en que una ley expresa requiera su intervención”.
De conformidad al artículo 45 Nº 2 letra c COT, le corresponde a los jueces de letras en primera
instancia conocer de dichos asuntos. El libro IV del CPC, artículos 817 y siguientes, se encarga de
establecer sus respectivos procedimientos.
Acepciones y naturaleza jurídica
No cabe utilizar la expresión jurisdicción voluntaria, porque en los asuntos no contenciosos no se ejerce
la jurisdicción por no existir conflicto entre partes y porque no existe verdaderamente una actividad
voluntaria, ni de parte de los interesados ni del tribunal.
Tampoco cabe la expresión jurisdicción no contenciosa, porque no cabe hablar de ejercicio de la función
jurisdiccional donde no existe conflicto.
De allí que se ha señalado que los actos judiciales no contenciosos no importan más que el ejercicio de
una función administrativa.
Concepto legal
El Artículo 817 CPC los define como aquellos actos judiciales no contenciosos aquellos que según la ley
requieren la intervención del juez y en que no se promueve contienda alguna entre partes.
De acuerdo con la definición legal, dos son elementos que deben concurrir para que estemos en
presencia de un acto judicial no contencioso:
a)
Que la ley requiera la intervención del juez  Estos actos no son de la esencia que debe
desempeñar un tribunal por mandato constitucional como es la jurisdicción. De allí que los
tribunales solo pueden conocer de los mismos si existe una ley que expresamente les haya
entregado su conocimiento.
b)
Que no se promueva contienda alguna entre partes  El legislador ha incurrido en una
impropiedad al hablar de contienda, ya que este es el enfrentamiento físico de dos partes en el
proceso, al haber comparecido ambas a él a plantear peticiones que se contraponen. Pero estos
actos son unilaterales, con la sola participación del interesado, por lo que no es posible que
exista la contienda. Debió haber dicho que no se promueva conflicto alguno entre partes.
Concepto doctrinario  Son aquellos que consisten en aquella actividad del estado, radicada en los
tribunales en virtud de expresa disposición de la ley, siempre que no surja conflicto por oposición de
legítimo contradictor, para que éstos emitan un dictamen a petición de un interesado para cumplir con
los diversos fines perseguidos por su establecimiento (Mario Mosquera).
Clasificación  Atendiendo al objeto que se persigue a través de su establecimiento:
a)
Actos judiciales no contenciosos destinados a proteger a un incapaz y/o a completar su
voluntad, por ejemplo, la designación de tutores y curadores.
b)
Destinados a declarar solemnemente ciertos hechos o actos, por ejemplo, la declaración de goce
de censos.
c)
Destinados a autentificar ciertos actos o situaciones jurídicas, por ejemplo, el inventario
solemne y tasación.
d)
Destinados a cumplir una finalidad probatoria, por ejemplo, la información de perpetua
memoria.
e)
Destinados a evitar fraudes, por ejemplo, la insinuación de donación.
Características  Ellas son:
a)
En ellos no se promueve conflicto algunos entre partes.
b)
Si a la solicitud presentada se hace oposición por legítimo contradictor, se hará contencioso el
negocio y se sujetará a los trámites del juicio que corresponda (artículo 823 CPC).
c)
No se considera el fuero personal de los interesados para establecer la competencia del
tribunal (artículo133 inciso 2º COT y 827 CPC).
d)
Su conocimiento corresponde a los jueces letrados en primera instancia (artículo45 letra c)
COT).
e)
El juez competente para conocer de ellos en razón del elemento territorio es el que cumple con
la regla especial, y a falta de ella la general del domicilio del interesado (artículo134 COT). En
estas materias no es procedente la prórroga de competencia (artículo182 COT).
f)
En cuanto a su tramitación debe aplicarse el procedimiento especial, y a falta de este el general,
conforme con el cual el asunto puede ser resuelto de plano, si la ley no ordena actuar con
conocimiento de causa o con conocimiento de causa en los casos en que la ley lo requiera,
artículo818 CPC. En estos casos los antecedentes son proporcionados al tribunal mediante
informaciones sumarias.
g)
Se aplica el procedimiento inquisitivo, artículo820 CPC, de acuerdo al cual “decretarán de oficio
las diligencias informativas que estimen convenientes”.
h)
El tribunal aprecia el mérito de las justificaciones y de las pruebas que se produzcan
prudencialmente, estos es, conforme a un sistema de apreciación prudencial y no legal de la
prueba (artículo819 CPC).
i)
La sentencia definitiva debe reunir las especificaciones del artículo 826 CPC y proceden los
recursos de apelación y casación por las reglas generales (artículo 822 CPC).
j)
Las sentencias definitivas no producen cosa juzgada, sino que el desasimiento del tribunal
para que modifique su resolución. Debiendo distinguirse:
i)
las resoluciones positivas  Pueden revocarse o modificarse por el tribunal que la dictó
si varían las circunstancias y estando pendiente su ejecución;
ii) las resoluciones negativas  Pueden revocarse o modificarse si varían las circunstancias
sin hacer distinción alguna acerca de su ejecución, artículo 821 CPC.
LAS ATRIBUCIONES O FACULTADES CONEXAS
Concepto  Ellas son atribuciones vinculadas con el ejercicio de la función jurisdiccional que se
radican en los tribunales, por mandato de la CPR o la ley.
El artículo 3º COT se refiere a ellas al señalar que “Los tribunales tienen, además, las facultades
conservadoras, disciplinarias y económicas que a cada uno de ellos se asignan en los respectivos títulos de este
Código”.
1) Las facultades conservadoras  Son aquellas conferidas a los tribunales para velar por el respeto
de la Constitución en el ejercicio de la función legislativa y por la protección y amparo de las garantías
y derechos que se contemplan en la Constitución.
Diversas Manifestaciones de las facultades conservadoras.
a. El respeto de la Constitución y las leyes
a)
Resolver las contiendas de competencia que se susciten ente las autoridades políticas o
administrativas y los tribunales inferiores de justicia, según el artículo191 COT.
b. Protección de garantías constitucionales
a)
Conocimiento del recurso de protección (artículo20 CPR).
b)
Amparo ante el juez de garantía (artículo95 NCPP).
c)
Reclamación por desconocimiento de la nacionalidad (artículo12 CPR).
d)
Acceso a los tribunales, derecho constitucional a la acción (artículo19 Nº 3 incisos 1º y 2º CPR).
e)
Privilegio de pobreza (artículos 129 CPC, 593, 596 y 600 COT, 64 y 200 CPP y ley 19.718 de
Defensoría Penal Pública).
f)
Abogados y procuradores de turno (artículo598 inciso 1º COT).
c. Otras manifestaciones
a)
Desafuero (artículos 416 a 423 CPP).
b)
Visitas a los lugares de detención, semanales (artículo567 CPP) y semestrales (artículo578 a 580
COT).
2. Las facultades disciplinarias  Son aquellas conferidas a los tribunales para velar por la
mantención y el resguardo del correcto y normal funcionamiento de la actividad jurisdiccional,
pudiendo al efecto reprimir las faltas o abusos en que incurrieren los diversos funcionarios como los
particulares que intervinieren o asistieren a los tribunales.
El principio que rige en esta materia consiste en que las máximas facultades disciplinarias se ejercen a
mayor jerarquía del tribunal, así a la Corte Suprema le corresponde el ejercicio de las facultades
disciplinarias señaladas en los artículos 77 inciso 3º y 79 CPR y 540 COT.
Los artículos 530 y siguientes se encargan de regular la jurisdicción disciplinaria de los tribunales.
Diversas manifestaciones de las facultades disciplinarias
a. Aplicación de facultades de oficio  Ellas están descritas para los diversos tribunales en los
correspondientes códigos procesales.
b. Aplicación de medidas disciplinarias a petición de parte
a)
La queja disciplinaria (artículo544, 547 y 551 COT).
b)
El recurso de queja (artículos 545, 548 y 549 COT).
c. Sanciones a los abogados (artículos 546 COT y 287 CPP).
d. Medios indirectos
a)
Visitas, las cuales pueden ser ordinarias (artículo555 a 558 COT) o extraordinarias (artículo 559
COT).
b)
Relator debe dar cuenta de las faltas o abusos que notare antes de comenzar la relación ante los
tribunales colegiados (artículo 373 inciso 1º COT).
3. Facultades económicas  Son aquellas conferidas a los tribunales para velar por el mejor ejercicio
de la función jurisdiccional y para dictar las normas e instrucciones destinadas a permitir cumplir con
la obligación de otorgar una pronta y cumplida administración de justicia en toso el territorio de la
República (artículos 80 y 82 CPR).
Diversas manifestaciones de la facultad económica
a) Discurso del Presidente de la Corte Suprema (artículo102 Nº 4 COT).
b) Intervención en el nombramiento (artículo282 y siguientes COT).
c) Escalafón (artículo264 y siguientes COT).
d) Confección de listas (artículo278 COT).
e) Instalación de jueces (artículo300 COT).
f) Traslados y permutas (artículo310 COT).
g) Autos acordados internos y externos.
CAPÍTULO V: LA COMPETENCIA
CONCEPTO Y CLASIFICACIÓN DE LA COMPETENCIA
El artículo108 COT define la competencia como la facultad que tiene cada juez o tribunal para conocer de los
negocios que la ley ha colocado dentro de la esfera de sus atribuciones.
La jurisdicción es la facultad de conocer, juzgar y resolver las causas civiles y criminales, mientras que
la competencia es la esfera fijada por el legislador para que la jurisdicción se ejerza. Por ello es que la
definición de competencia del legislador adolece de un defecto formal al señalarnos que la
competencia es la facultad de conocer los negocios, puesto que ella no es más que la esfera, grado o
medida fijada por el legislador para el ejercicio de la jurisdicción.
Por ello es que se define en la doctrina como la esfera, grado o medida establecida por el legislador
para que cada tribunal ejerza jurisdicción.
Clasificación  Admite diversas clasificaciones:
a. En cuanto a la determinación del tribunal competente  Desde este punto de vista la competencia
es absoluta o relativa.
La competencia absoluta es aquella que persigue determinar la jerarquía del tribunal, dentro de la
estructura jerárquica piramidal de ellos, que es competente para conocer de un asunto específico.
Los elementos de la competencia absoluta son: la cuantía, la materia y el fuero o la persona.
En la actualidad podríamos agregar el factor tiempo en materia penal, ello por la entrada en vigencia
gradual del sistema procesal penal, que deriva en la aplicación de uno u otro sistema según su
vigencia.
Sin embargo, el factor tiempo no tiene injerencia alguna frente a los delitos de competencia de
tribunales militares, ya que la reforma procesal penal no es aplicable respeto de ellos (artículo83 CPR).
La competencia relativa es aquella que determina cual tribunal dentro de una jerarquía es competente
para conocer de un asunto específico.
El único elemento establecido por el legislador para determinar la competencia relativa es el territorio.
Entre ellas se pueden apreciar las siguientes diferencias:
COMPETENCIA ABSOLUTA
COMPETENCIA RELATIVA
Sus elementos son la cuantía, la materia
Su elemento es el territorio
y el fuero
Determina cual tribunal dentro de la
Determina la jerarquía del tribunal
jerarquía es competente para conocer del
dentro de la estructura piramidal
asunto específico
Son reglas de orden público e
irrenunciables
Sus reglas no pueden ser modificadas
por la voluntad de las partes a través de
la prórroga de la competencia
La incompetencia absoluta puede y debe
ser declarada de oficio o a petición de
parte
No existe plazo para alegar la nulidad
procesal por incompetencia absoluta
(artículo 83 CPC)
En primera instancia, en asuntos
contenciosos civiles, y entre tribunales
ordinarios de igual jerarquía es de orden
privado y renunciable.
Procede la prórroga de la competencia
La incompetencia relativa sólo puede ser
declarada por el tribunal a petición de
parte
Existe plazo para alegarla
b. En cuanto a la intervención de la voluntad de las partes en la determinación de la competencia 
Desde este punto de vista puede ser clasificada en competencia natural y competencia prorrogada.
La competencia natural es aquella que se asigna por la ley a un determinado tribunal para el
conocimiento del asunto. Es aquella que se genera por la aplicación lisa y llana de las reglas de la
competencia.
La competencia prorrogada es aquella que las partes expresa o tácitamente confieren a un tribunal,
que no es el naturalmente competente para el conocimiento de un asunto, a través de la prórroga de la
competencia.
c. En cuanto al origen de la competencia  Desde este punto de vista se clasifica en competencia
propia y competencia delegada.
La competencia propia es aquella que naturalmente o por voluntad de las partes en virtud de la
prórroga de la competencia corresponde a un tribunal para el conocimiento de un asunto por la
aplicación de las reglas de la competencia absoluta o relativa. Según el artículo7º COT, “los tribunales
sólo podrán ejercer su potestad en los negocios y dentro del territorio que la ley les hubiere respectivamente
asignado.
Lo cual no impide que en los negocios de que conocen puedan dictar providencias que hayan de llevarse a efecto
en otro territorio”.
Es decir del principio de territorialidad del tribunal con competencia propia existe excepcionalmente
la posibilidad de que el tribunal con dicha competencia realice actuaciones fuera de su territorio. Así
lo son:
a)
El tribunal que posee competencia propia puede realizar la prueba de inspección personal del
tribunal en su territorio jurisdiccional (artículo 403 CPC).
b)
Los jueces del crimen de las provincias de Santiago y Chacabuco pueden practicar sus
actuaciones en cualquiera de las comunas de la Región Metropolitana.
La competencia delegada es aquella que posee un tribunal que no conoce del asunto, para la
realización de diligencias específicas, por habérsela delegado para ese sólo efecto el tribunal que posee
la competencia propia.
El tribunal que delega su competencia propia en otro tribunal, que requiere ser de un distinto
territorio jurisdiccional, lo hace sólo para diligencias específicas, así lo establece el artículo71 inciso 3º
CPC, que dispone que “el tribunal a quien se dirija la comunicación ordenará su cumplimiento en la forma
que ella indique, y no podrá decretar otras gestiones que las necesarias a fin de darle curso y habilitar al juez de
la causa para que resuelva lo conveniente”.
Finalmente constituye una obligación para el delegado practicar o dar la orden de practicar en su
territorio las actuaciones correspondientes, al señalarlo expresamente el artículo71 CPC inciso 1º,
“Todo tribunal es obligado a practicar o a dar orden para que se practiquen en su territorio, las actuaciones que
en él deban ejecutarse y que otro tribunal le encomiende”.
El medio a través del cual se realiza la delegación es el exhorto, que son las comunicaciones que el
tribunal que conoce de una causa dirige a otro tribunal, nacional o extranjero, para que practique u
ordene practicar determinadas actuaciones judiciales dentro de su territorio jurisdiccional. El
artículo71 CPC así como el 20 CPP se refieren a la materia.
d. En cuanto a la extensión de la competencia que poseen los tribunales para el conocimiento de los
procesos  Desde este punto de vista, se puede clasificar en común o especial.
La competencia común es aquella que permite a un tribunal conocer indistintamente de toda clase de
asuntos, sean civiles, contenciosos o no contenciosos o penales. En nuestro país es la regla general. La
Cortes de Apelaciones y Suprema siempre tienen competencia común.
La competencia especial es aquella que faculta a un tribunal ordinario para el conocimiento de
determinadas causas civiles o criminales. De manera excepcional, la estructura de tribunales
ordinarios vigente anterior a la reforma procesal penal, se estableció competencia especial para
determinados jueces del letras, como por ejemplo los jueces civiles de Santiago.
e. En cuanto al número de tribunales potencialmente competentes para conocer de un asunto 
Desde este punto de vista, se puede clasificar en privativa o exclusiva y competencia acumulativa.
La competencia privativa es aquella en que de acuerdo a la ley existe un solo tribunal competente
para conocer del asunto, con exclusión de todo otro tribunal.
La competencia acumulativa es aquella en que de acuerdo a las reglas de competencia que establece la
ley, existen dos o más tribunales potencialmente competentes para conocer del asunto, pero previendo
cualquiera de ellos en el conocimiento del asunto cesa la competencia de los demás para conocer el
asunto por el sólo ministerio de la ley. Ejemplos de esta competencia son:
i) para el conocimiento de una acción inmueble, son competentes el tribunal donde se contrajo la
obligación o el lugar donde se encontrare la especie reclamada (artículo135 COT);
ii) en el antiguo proceso penal, para el conocimiento de la acción civil de indemnización de
perjuicios, son potencialmente competentes el juez del respectivo proceso penal o el juez
civil competente, artículo5 CPP, artículos 171 y 172 COT.
f. De acuerdo a la instancia en que el tribunal posee competencia para conocer de un asunto  La
instancia es cada uno de los grados de conocimiento y fallo que corresponde a un tribunal para la
resolución del asunto, pudiendo avocarse al conocimiento tanto de las cuestiones de hecho y de
derecho que configuran el conflicto.
El concepto de instancia está indisolublemente vinculado al de apelación, que es el que da origen a la
segunda instancia. De acuerdo a ello puede clasificarse la competencia en:
a)
De única instancia  Cuando no procede el recurso de apelación en contra de la sentencia que
se debe dictar para su resolución. En nuestro país la competencia de única instancia es de
carácter excepcional, puesto que siempre es procedente el recurso de apelación en contra de la
sentencia definitiva, salvo texto expreso. En el nuevo sistema procesal penal, se altera esta
regla general, y se contempla el conocimiento en única instancia del juicio oral por el tribunal
oral en lo penal (artículo364 CPP); y del procedimiento simplificado por el juez de garantía
(artículo399 CPP).
b)
De primera instancia  Es procedente la interposición del recurso de apelación en contra de la
sentencia que se debe dictar para la resolución del caso.
c)
De segunda instancia  Para el conocimiento de un asunto cuando se encuentra conociendo el
recurso de apelación interpuesto en contra de una resolución pronunciada por el tribunal de
primera instancia.
g. En cuanto a la materia civil respecto de la cual se extiende la competencia  Desde este punto de
vista puede clasificarse en competencia civil contenciosa y competencia civil no contenciosa, según se
promueva o no conflicto entre partes.
h. En cuanto al destinatario de las reglas de competencia  Desde este punto de vista puede
clasificarse en objetiva y subjetiva.
La competencia objetiva es aquella que determina el órgano jurisdiccional que debe conocer el asunto
en virtud de las reglas de la competencia absoluta y relativa.
La competencia subjetiva o funcional es aquella que determina la posibilidad de actuar de la persona
misma del juez para la resolución de un asunto, por no ser este parte del proceso a resolver
(impartialidad) o carecer de la absoluta independencia para resolver (imparcialidad).
El medio que el legislador ha establecido para velar por la competencia subjetiva son las implicancias
y recusaciones.
LAS REGLAS GENERALES DE LA COMPETENCIA
Concepto y características  Las reglas generales de la competencia son los principios básicos que
establece el legislador respecto de la competencia y que deben aplicarse sin importar la naturaleza del
asunto y la clase o jerarquía del tribunal que debe conocer de él.
Características  Son las siguientes:
a)
Son generales en el sentido de que reciben aplicación respecto de todos los asuntos que
conocen los tribunales ordinarios.
b)
Son complementarias, en cuanto no integran las normas de competencia absoluta o relativa,
pero sirven para determinar las facultades de un tribunal una vez que aquellas han recibido
aplicación.
c)
Son consecuenciales, en cuanto reciben aplicación una vez que se encuentre determinado el
tribunal competente.
d)
Su infracción no tiene establecida una sanción única, sino que debe determinarse para cada
regla general.
Enunciación  Son las contenidas en los artículos 109 a 114 COT y son:
a) La regla de la radicación o fijeza (artículo109).
b) La regla del grado o jerarquía (artículo 110).
c) La regla de la extensión (artículo 111).
d) La regla de la inexcusabilidad (artículo 112).
e) La regla de la ejecución (artículo 113 y 114).
A) La regla de la radicación o fijeza  La señala el artículo 109 COT, señalando que “radicado con
arreglo a la ley el conocimiento de un negocio ante tribunal competente, no se alterará esta competencia por
causa sobreviviente”.
Por tanto, ella consiste en fijar en forma irrevocable la competencia de un tribual que ha de conocer un
asunto, cualquiera sean los hechos que acontezcan con posterioridad modificando los elementos que
se tuvieron en cuenta para determinar la competencia absoluta y relativa. Ella es la consagración del
principio de la seguridad jurídica en materia de competencia.
Elementos que deben concurrir para que se produzca la radicación de un asunto a ante un tribunal
a)
La actividad del tribunal  El tribunal debe haber intervenido en el proceso, ya sea de oficio o
a petición de parte.
b)
La competencia del tribunal interviniente  El tribunal que interviene debe ser competente
según las reglas de la competencia absoluta y relativa.
c)
La intervención del tribunal  Debe ser hecha con arreglo a derecho.
Momento en el cual se entiende radicado un asunto ante el tribunal Competente
a) En materia civil  La radicación de la demanda se produce desde la notificación válida de la
demanda, a partir de la cual se entiende constituida la relación jurídica procesal y el estado de
litis pendencia.
b)
En el nuevo sistema procesal penal  La radicación sólo puede producirse a partir de la
formalización de la investigación a que se refiere el artículo 229 CPP. La investigación
preliminar en el nuevo proceso penal es una actuación de carácter administrativo y no
jurisdiccional, por lo que mal cabría requerir la competencia, que es sólo propia de la actividad
jurisdiccional.
Excepciones a la regla de la radicación
Ellas consisten en que no obstante encontrarse fijado el tribunal correspondiente, por el hecho
posterior al proceso debe pasar a otro tribunal para su conocimiento y fallo.
Es menester destacar que para que exista realmente una excepción a la regla de la radicación, el
cambio que debe producirse con posterioridad debe decir relación con el tribunal y con la persona del
juez, por lo que no existe una excepción por las reglas de la subrogación.
Tradicionalmente se ha señalado que son una excepción a la regla de la radicación:
a)
El compromiso  Por el que las partes entregan la decisión del asunto a un juez árbitro.
b)
La acumulación de autos  Hay que distinguir:
a. En materia civil  Es un incidente especial que tiene por finalidad evitar el
pronunciamiento de sentencias contradictorias, manteniendo la continencia o unidad de causa.
b. En materia criminal  En el nuevo proceso penal, es procedente que se acumulen las
investigaciones formalizadas ante diversos jueces de garantía ante uno solo de ellos y pasen a
configurar una sola investigación conforme a lo previsto en el artículo 159 COT.
c. En materia comercial  El artículo 70 inciso 1º de la Ley de Quiebra, dispone la
acumulación material de todos los juicios del fallido que puedan afectar sus bienes.
c)
Las visitas  Se dice que las visitas extraordinarias reguladas en el artículo 559 y siguientes
del COT, por el cual el Ministro Visitador se constituye en el tribunal de primera instancia es
una excepción a la regla de la radicación. Ello no es efectivo ya que no existe una sustitución de
un tribunal por otro, sino solamente de un juez por otro.
B) La regla del grado o jerarquía  Esta regla se encuentra en el artículo 110 COT, el que dispone que
“Una vez fijada con arreglo a la ley la competencia de un juez inferior para conocer en primera instancia de un
determinado asunto, queda igualmente fijada la del tribunal superior que debe conocer del mismo asunto en
segunda instancia”.
Esta regla general de la competencia se vincula a dos conceptos fundamentales en el Derecho Procesal:
la instancia y el recurso de apelación.
Esta regla tiene por objeto determinar el tribunal de alzada que va a conocer en la segunda instancia.
Ella es de orden público e irrenunciable, por lo que no procede la prórroga de la competencia en la
segunda instancia.
Elementos para que opere la regla del grado o jerarquía
a)
Que el asunto se encuentre legalmente radicado ante un juez de primera instancia.
b)
Que sea procedente el recurso de apelación en contra de la resolución pronunciada por el
tribunal de primera instancia.
En el nuevo sistema procesal penal, la regla del grado o jerarquía sólo recibe aplicación respecto de los
jueces de garantía en las resoluciones que son apelables (artículo 370 CPP), y no recibe aplicación
respecto de las resoluciones de tribunal oral en lo penal, ya que ellas no son apelables (artículo 364
CPP) y respecto del trámite de la consulta por haber sido este suprimido.
C) La regla de la extensión  Se encuentra formulada en el artículo 111 COT en los siguientes
términos, “El tribunal que es competente para conocer de un asunto lo es igualmente para conocer de todas las
incidencias que en él se promuevan.
Lo es también para conocer de las cuestiones que se susciten por vía de reconvención o de compensación, aunque
el conocimiento de estas cuestiones, atendida su cuantía, hubiere de corresponder a un juez inferior si se
entablaran por separado”.
Mario Mosquera la ha definido, señalando que consiste en que el tribunal que es competente para
conocer del asunto principal que se promueve ante él, es también competente para conocer de todo
aquello que se vincula al asunto principal y que lo conduce a la decisión del conflicto.
La regla de la extensión en materia civil  Se aplica a:
a)
El asunto principal  En materia civil comprende las pretensiones que el demandante
formula en el proceso a través de su demanda y las alegaciones, defensas y excepciones que
el demandado formula respecto de la pretensión hecha valer en su contra, en su contestación.
b)
Los incidentes  Pudiendo ser ellos ordinarios, sujetos a la tramitación general de los
artículos 82 a 91 CPC o especiales, sujetos a tramitación especial.
c)
La reconvención  Es la demanda formulada por el demandado en su escrito de
contestación y que se inserta en el primitivo procedimiento iniciado por el demandante. Por
regla general sólo recibe aplicación en el juicio ordinario de mayor cuantía, salvo que por
texto expreso se aplique a otros procedimientos como son:
i) el juicio de arrendamiento;
ii) el juicio ordinario de menor cuantía;
iii) el juicio ordinario laboral.
d)
La compensación  Desde la perspectiva del derecho civil, es un modo de extinguir las
obligaciones recíprocas existentes entre dos personas, hasta la concurrencia del menor valor,
regulada en los artículos 1655 y siguientes CC. Desde el punto de vista procesal, es una
excepción perentoria, es decir, un medio de defensa que hace valer el demandado y que
ataca y enerva el fondo de la acción deducida de forma definitiva, artículo 303 Nº 6 CPC.
e)
La ejecución de la sentencia  De acuerdo a lo previsto por los artículos 113 y 114 COT, la
ejecución de las resoluciones puede corresponder a los tribunales que las hubieran
pronunciado en primera o única instancia, sea con competencia exclusiva si se aplica el
procedimiento incidental o como uno de los tribunales con competencia acumulativa o
preventiva si se aplica el procedimiento ejecutivo.
Regla de la extensión en materia penal  El juez, en virtud de dicha regla, puede conocer:
a)
Del asunto principal  Es decir, de la acción penal destinada a la averiguación de todo hecho
punible y a obtener la sanción del delito que resulte probado.
b)
De los incidentes  Tanto el juez de garantía como el tribunal oral en lo penal, conocen de los
incidentes que se promuevan durante el juicio.
c)
La acción civil  Hay que distinguir:
a. La acción civil restitutoria  Sólo podrá ser conocida por el juez si ella se intenta por
la víctima contra el imputado (artículo 59 inciso 2º CPP).
d)
b.
La acción civil indemnizatoria  Sólo existe esta competencia acumulativa si la
indemnización es ejercida por la víctima en contra del imputado (artículo 59 inciso 2º
CPP). Si la acción civil es intentada por personas distintas a la víctima o contra
personas distintas al imputado, sólo podrá ser conocida por el tribunal civil (artículo 59
inciso 3º CPP y 171 inciso 3º COT).
c.
La acción civil reparatoria  Sigue las mismas reglas.
Las cuestiones prejudiciales civiles  La regla general es que corresponde al juez de garantía
conocer de todas las cuestiones prejudiciales civiles que se hagan valer. Sin embargo existen
ciertas excepciones que sólo van a poder ser conocidas por el juez civil, ellas son, de acuerdo a
los artículos 173 inciso 2y 3, 174 COT:
a.
Las cuestiones sobre validez de matrimonio.
b.
Las cuestiones sobre cuentas fiscales.
c.
Las cuestiones sobre el estado civil cuya resolución deba servir de antecedente
necesario para el fallo de la acción penal persecutoria de los delitos de usurpación,
ocultación o suspensión del estado civil (artículo 173 inciso 3º COT).
d.
Los delitos que versen sobre el dominio u otro derecho real constituido sobre
inmuebles, puesto que según el artículo 174 COT “Si contra la acción penal se pusieren
excepciones de carácter civil concernientes al dominio o a otro derecho real sobre inmuebles,
podrá suspenderse el juicio criminal, cuando dichas excepciones aparecieren revestidas de
fundamento plausible y de su aceptación, por la sentencia que sobre ellas recaiga, hubiere de
desaparecer el delito. El conocimiento de esas excepciones corresponde al tribunal en lo civil”.
Cuando se promueve una cuestión prejudicial civil, el proceso penal se suspende., por medio
de un sobreseimiento temporal (artículo 252 letra c CPP).
La legislación aplicable a las cuestiones prejudiciales civiles lo determina el artículo 173 inciso
4º COT, el que dispone que “En todo caso, la prueba y decisión de las cuestiones civiles que es llamado
a juzgar el tribunal que conoce de los juicios criminales, se sujetarán a las disposiciones del derecho
civil”.
D) Regla de la prevención o inexcusabilidad  Ella está contenida en el artículo 112 COT en los
siguientes términos, “Siempre que según la ley fueren competentes para conocer de un mismo asunto dos o
más tribunales, ninguno de ellos podrá excusarse del conocimiento bajo el pretexto de haber otros tribunales que
puedan conocer del mismo asunto; pero el que haya prevenido en el conocimiento excluye a los demás, los cuales
cesan desde entonces de ser competentes”.
Elementos que deben concurrir para la aplicación de la regla  Son los siguientes:
a)
Que de acuerdo con las reglas de competencia existieren dos o más tribunales potencialmente
competentes para conocer de un asunto, situación que se materializa en los casos que existe
competencia acumulativa.
b)
Que el demandante presente su demanda en uno de ellos.
c)
Que uno de los tribunales prevenga en el conocimiento del asunto, instante a partir del cual
cesa la competencia de los otros tribunales que hubieren sido potencialmente competentes.
E) Regla de la ejecución  Ella está contemplada en el artículo 113 inciso 1º COT, en los siguientes
términos, “La ejecución de las resoluciones corresponde a los tribunales que las hubieren pronunciado en
primera o en única instancia”.
Excepciones que posee dicho principio general
a) En el nuevo sistema penal, la ejecución de las sentencias penales y de las medidas de
seguridad previstas en la ley procesal penal será de competencia del juzgado de garantía que
hubiere intervenido en el respectivo procedimiento penal (artículo 113 inciso 2º COT).
Sin embargo, en las sentencias que hayan sido pronunciadas por los tribunales de garantía en
el procedimiento abreviado, no estamos frente a una excepción (artículo 466 CPP).
b) En el nuevo proceso penal, la ejecución de la parte civil de la sentencia definitiva dictada en
el proceso penal, no debe ser ejecutada ante los tribunales penales, sino que ante el juzgado de
letras civil que fuere competente (artículo 172 COT).
Según el CPP artículo 472, en el cumplimiento de la decisión civil de la sentencia, regirán las
disposiciones sobre ejecución de las resoluciones judiciales que establece el CPC.
Ello implica que el único procedimiento aplicable para la ejecución de esta sentencia es el juicio
ejecutivo, ya que no cabe aplicar el procedimiento incidental, porque sólo es procedente
cuando se solicita ante el tribunal que conoció del asunto en única o primera instancia (artículo
233 CPC)..
c) Los tribunales que conozcan de la revisión de las sentencias firmes o de los recursos de
apelación, de casación o de nulidad contra sentencias definitivas penales, ejecutarán los fallos
que dicten para su sustanciación. Podrán también decretar el pago de las costas adeudadas a
los funcionarios que hubieren intervenido en su tramitación, reservando el de las demás costas
para que sea decretado por el tribunal de primera instancia (artículo 113 inciso 2º COT).
Si bien esta regla es aplicable en lo relativo al cumplimiento de los autos y decretos no lo es
respecto de otras resoluciones, ya que respecto de las sentencias definitivas o interlocutorias, se
puede solicitar su cumplimiento conforme al procedimiento incidental ante el tribunal que la
pronunció en primera o única instancia, y si se requiere iniciar un nuevo juicio, deberá
aplicarse el juicio ejecutivo, cuya competencia es acumulativa. Es la situación que contempla el
artículo 114 COT, al señalar que “Siempre que la ejecución de una sentencia definitiva hiciere
necesaria la iniciación de un nuevo juicio, podrá éste deducirse ante el tribunal que menciona el inciso
primero del artículo precedente o ante el que sea competente en conformidad a los principios generales
establecidos por la ley, a elección de la parte que hubiere obtenido en el pleito”.
REGLAS ESPECIALES DE LA COMPETENCIA
Las reglas especiales de la competencia se dividen en las de la competencia absoluta y relativa.
I) REGLAS DE LA COMPETENCIA ABSOLUTA
Ellas son aquellas que determinan la jerarquía del tribunal que es competente para conocer de un
asunto determinado.
Características  Son las siguientes:
a) Son de orden público.
b) Son irrenunciables.
c) No procede la prórroga de competencia.
d) Puede y debe ser declara de oficio la incompetencia por el tribunal.
e) No existe plazo para que las partes aleguen la nulidad del procedimiento por incompetencia
absoluta del tribunal.
Elementos de la competencia absoluta  Son elementos de la competencia absoluta la cuantía, la
materia, el fuero o la persona, y por la entrada en vigencia gradual de la ley procesal penal, el factor
tiempo para aquellas materias.
a) La cuantía  Como elemento de la competencia absoluta ha perdido importancia con la supresión
de los juzgados de menor cuantía, tanto en el campo civil como en el penal por la ley 18.776 de 1989.
Sin embargo, la cuantía no ha perdido importancia para determinar el procedimiento aplicable, para
la determinación de la procedencia de ciertos recursos.
El artículo 115 COT señala lo que entiende por cuantía, señalando que “en los asuntos civiles la cuantía
se determina por el valor de la cosa disputada. En los penales se determina por la pena que el delito lleva
consigo”
Reglas para determinar la cuantía en el nuevo proceso penal
En el nuevo proceso penal, la cuantía determina el tribunal competente y el procedimiento aplicable.
a)
Las faltas  Conocen los juzgados de garantía a través de los siguientes procedimientos:
a. Procedimiento monitorio  Aplicable a las faltas que debieren sancionarse sólo con
penal de multa (artículo 392 CPP).
b. Procedimiento simplificado  Es aplicable a todas las faltas con excepción de los que
debiere aplicarse la pena de multas (artículo 388 CPP), y también de las que debiera
aplicarse la pena de multa y que el imputado hubiere reclamado de ella en plazo legal
(artículo 392 inciso final CPP).
b)
Los crímenes y simples delitos  Hay que distinguir:
a. De acción penal privada  Les es aplicable el procedimiento de acción penal privada.
b. De acción penal pública  El tribunal competente y el procedimiento aplicable son:
i) el procedimiento abreviado, del que conoce el juez de garantía (artículo 406 CPP);
ii) el procedimiento simplificado, del que conoce el juez de garantía (artículo 388 CPP);
iii) el procedimiento oral penal, el cual constituye el procedimiento ordinario en el
sistema procesal y que una vez terminada la investigación, conoce el tribunal oral en
lo penal.
c.
De acción penal pública previa instancia particular  Se rige por las reglas de la acción penal
pública.
Reglas para determinar la cuantía en los asuntos civiles
Ella ha perdido importancia y sólo influirá en si el tribunal conocerá en única o en primera instancia,
la procedencia de recursos y la naturaleza del proceso aplicable.
La competencia en función de la cuantía está entregada únicamente a los tribunales letrados, los
cuales deben conocer en única instancia si la cuantía es inferior a 10 UTM, o en primera instancia si es
mayor (artículo 45 Nº 1 y 2 COT).
Las reglas para determinar la cuantía son las siguientes:
a. Determinación de la cuantía en asuntos no susceptibles de apreciación pecuniaria  Los artículos
130 y 131 COT señalan, por vía ejemplar qué asuntos no son susceptibles de apreciación pecuniaria,
reputándolos de mayor cuantía. El artículo 130 señala que “Para el efecto de determinar la competencia se
reputarán de mayor cuantía los negocios que versen sobre materias que no estén sujetas a una determinada
apreciación pecuniaria. Tales son, por ejemplo:
1° Las cuestiones relativas al estado civil de las personas.
2° Las relativas a la separación de bienes entre marido y mujer, o a la crianza y cuidado de los hijos.
3° Las que versen sobre validez o nulidad de disposiciones testamentarias, sobre petición de herencia, o sobre
apertura y protocolización de un testamento y demás relacionadas con la apertura de la sucesión, y
4° Las relativas al nombramiento de tutores y curadores, a la administración de estos funcionarios, a su
responsabilidad, a sus excusas y a su remoción”.
Por su parte el artículo 131 COT dispone que “se reputarán también, en todo caso, como materias de mayor
cuantía, para el efecto de determinar la competencia del juez, las que en seguida se indican:
1° El derecho al goce de los réditos de un capital acensuado, y
2° Todas las cuestiones relativas a quiebras y a convenios entre el deudor y los acreedores”.
Puede decirse que por regla general se trata de materias de Derecho de Familia, y en cuestiones que
las sumas de dinero no pueden cuantificarse con facilidad.
b. Determinación de la cuantía en asuntos susceptibles de apreciación pecuniaria
A esto se refieren las normas del COT artículos 116 y siguientes. Para ello se debe distinguir:

Si el demandante acompaña documentos a su pretensión  El artículo 116 inciso 1º COT
dispone que “Si el demandante acompañare documentos que sirvan de apoyo a su acción y en ellos
apareciere determinado el valor de la cosa disputada, se estará para determinar la competencia a lo que
conste de dichos documentos”.

Si el demandante no acompaña documentos a su pretensión  Se debe distinguir si se trata
de una acción personal o real:
a) Acción personal  Se aplica el artículo 117 COT, que dispone que “si el demandante no
acompañare documentos o si de ellos no apareciere esclarecido el valor de la cosa, y la acción entablada
fuere personal, se determinará la cuantía de la materia por la apreciación que el demandante hiciere en
su demanda verbal o escrita”.
b) Acción real  Si es real entran a jugar una serie de reglas:
i.- Si la apreciación de las partes se hiciere de común acuerdo, o se presumiera de
derecho  El artículo 118 COT dispone que “Si la acción entablada fuere real y el valor
de la cosa no apareciere determinado del modo que se indica en el artículo116, se estará a la
apreciación que las partes hicieren de común acuerdo.
Por el simple hecho de haber comparecido ante el juez para cualquiera diligencia o trámite del
juicio todas las partes juntas o cada una de ellas separadamente, sin que ninguna haya
entablado reclamo por incompetencia nacida del valor de la cosa disputada, se presume de
derecho el acuerdo de que habla el inciso anterior y se establece la competencia del juez para
seguir conociendo del litigio que ante él se hubiere entablado”.
ii.-Si no hay acuerdo entre las partes  El juez debe determinar la cuantía mediante la
apreciación pericial, puesto que el artículo 119 COT dispone que “Si el valor de la cosa
demandada por acción real no fuere determinado del modo que se indica en el artículo
anterior, el juez ante quien se hubiere entablado la demanda nombrará un perito para que
avalúe la cosa y se reputará por verdadero valor de ella, para el efecto de determinar la
cuantía del juicio, el que dicho perito le fijare”. Artículo 120 COT: “Cualquiera de las partes
puede, en los casos en que el valor de la cosa disputada no aparezca esclarecido por los medios
indicados en este Código, hacer las gestiones convenientes para que dicho valor sea fijado
antes de que se pronuncie la sentencia. Puede también el tribunal dictar de oficio las medidas
y órdenes convenientes para el mismo efecto”.
Momento en que se determina la cuantía
De los señalado en el artículo 116 y siguientes del COT la cuantía debe tomarse, por regla general, en
consideración al tiempo de presentarse la demanda.
Una vez que la cuantía queda determinada ella no puede alterarse por causa sobreviviente. De ahí que
el artículo 128 COT disponga que “Si el valor de la cosa disputada se aumentare o disminuyere durante la
instancia, no sufrirá alteración alguna la determinación que antes se hubiere hecho con arreglo a la ley”; por su
parte, el artículo 129 COT señala que “Tampoco sufrirá la determinación alteración alguna en razón de lo que
se deba por intereses o frutos devengados después de la fecha de la demanda, ni de lo que se deba por costas o
daños causados durante el juicio”.
Si la tramitación del juicio admite la reconvención, la fijación de la cuantía no puede realizarse sólo
con la demanda, ya que deben sumarse las cantidades indicadas además en la reconvención. Más, esta
consideración no es importante para la competencia, sino que para los recursos y procedimiento
aplicable.
Reglas especiales para la determinación de la cuantía
Entre los artículos 121 a 127 COT se establecen reglas especiales para su determinación.
a) Pluralidad de acciones (artículo 121 COT)  “Si en una misma demanda se entablaren a la vez
varias acciones, en los casos en que puede esto hacerse conforme a lo prevenido en el Código de
Procedimiento, se determinará la cuantía del juicio por el monto a que ascendieren todas las acciones
entabladas”.
b) Pluralidad de demandados (artículo 122 COT)  “Si fueren muchos los demandados en un
mismo juicio, el valor total de la cosa o cantidad debida determinará la cuantía de la materia, aun cuando
por no ser solidaria la obligación no pueda cada uno de los demandados ser compelido al pago total de la
cosa o cantidad, sino tan sólo al de la parte que le correspondiere”.
c) Caso de reconvención (artículo 124 COT)  “Si el demandado al contestar la demanda entablare
reconvención contra el demandante, la cuantía de la materia se determinará por el monto a que
ascendieren la acción principal y la reconvención reunidas; pero para estimar la competencia se
considerará el monto de los valores reclamados por vía de reconvención separadamente de los que son
materia de la demanda. No podrá deducirse reconvención sino cuando el tribunal tenga competencia
para conocer de ella, estimada como demanda, o cuando sea admisible la prórroga de jurisdicción. Podrá
también deducirse aun cuando por su cuantía la reconvención debiera ventilarse ante un juez inferior”.
d) Terminación de arrendamiento  Según lo dispuesto en el artículo 125 COT se debe
distinguir entre: i) en los juicios de desahucio o de restitución de la cosa arrendada, el valor de
lo disputado se determinará por el monto de la renta o del salario convenido para cada
período de pago; ii) en los juicios de reconvención, por el monto de las rentas insolutas.
e) Saldos insolutos (artículo 126 COT)  “Si lo que se demanda fuere el resto insoluto de una
cantidad mayor que hubiere sido antes pagada en parte, se atenderá, para determinar la cuantía de la
materia, únicamente al valor del resto insoluto”.
f) Pensiones futuras (artículo 127 COT)  “Si se trata del derecho a pensiones futuras que no
abracen un tiempo determinado, se fijará la cuantía de la materia por la suma a que ascendieren dichas
pensiones en un año. Si tienen tiempo determinado, se atenderá al monto de todas ellas. Pero si se tratare
del cobro de una cantidad procedente de pensiones periódicas ya devengadas, la determinación se hará
por el monto a que todas ellas ascendieren”.
Otros fines de la cuantía
Ya no es de importancia para determinar la competencia, pero para otras materias sigue totalmente
vigente:
a)
Importa para los efectos de establecer la aplicación de un procedimiento determinado, el juicio
ordinario de mayor (500 UTM), menor (10-500 UTM) o mínima cuantía (menos de 10 UTM).
b)
Importa en los negocios civiles y comerciales para los efectos de determinar si el tribunal que
conoce lo hará en única o primera instancia (artículo 45 COT).
La cuantía en asuntos pactados en moneda nacional
El artículo 116 inciso 2º COT dispone que “Para determinar la cuantía de las obligaciones en moneda
extranjera, podrá acompañar el actor, al tiempo de presentar la demanda, un certificado expedido por un banco,
que exprese en moneda nacional la equivalencia de la moneda extranjera demandada. Dicho certificado no podrá
ser anterior en más de 15 días a la fecha de la presentación de la demanda”.
Sin embargo, el artículo 20 de Ley de Operaciones de Crédito de Dinero establece que basta un
certificado otorgado por la plaza, referido al día de presentación de la demanda o a cualquiera de los
diez días precedentes, para los efectos de lo dispuesto por los artículos 116 y 120 COT.
b) La materia  Ella es la naturaleza del asunto controvertido. Si bien ha perdido importancia, en la
legislación chilena ella juega doblemente.
Por una parte, es utilizada para el establecimiento de los tribunales especiales. En segundo lugar, la
materia juega a través de lo que se denomina “elemento de la competencia absoluta” (fuero real) para la
determinación de la jerarquía de un tribunal. En este carácter, arrastra los asuntos de una cuantía
inferior a otra superior.
La materia como factor de competencia
En la actualidad los jueces de letras se estructuran en forma jerárquica, adecuándose a la
administración interna del país. Por ello puede distinguirse entre: jueces de letras de comuna o
agrupación de comunas, de capital de provincia y de asiento de Corte de Apelaciones. En esta
estructura, la materia sumado a el factor persona o fuero, juega a través de la sustracción del
procedimiento de un tribunal inferior a otro mayor.
Ello se puede encontrar en las siguientes disposiciones:
a) Artículo 48 COT, Los juicios de Hacienda  Conocerán de ellos los jueces de letras de
comunas de asiento de corte de Apelaciones, en primera instancia. No obstante lo anterior, el
Fisco como demandante puede elegir entre ocurrir a aquellos tribunales o el del domicilio del
demandado.
b) Artículo 45 Nº 2 letra c COT, Asuntos judiciales no contenciosos  Se entrega el
conocimiento de estos asuntos al juez de letras en primera instancia, salvo en lo que respecta a
la designación de los curadores ad litem, donde es competente el tribunal que conoce del pleito.
c) Artículo 50 Nº 1 COT  Entrega al conocimiento de un Ministro de Corte de Apelaciones
los asuntos que se sigan contra la seguridad del Estado.
d) Artículo 52 Nº 2  Entrega al conocimiento de un Ministro de Corte de Apelaciones los
delitos de jurisdicción de los tribunales chilenos cuando puedan afectar las relaciones
internacionales de la República con otro Estado. Entre otros.
c) El fuero o persona  Se puede afirmar que el fuero es aquel elemento de la competencia absoluta
que modifica la determinación previa de la jerarquía de un tribunal en razón de la cuantía y materia
para conocer de un asunto por existir la intervención de una persona constituida en dignidad. Este
factor mantiene toda su vigencia como elemento alterador de la competencia de un tribunal.
El fuero no es un beneficio para la persona que lo goza, sino que es una garantía para la persona que
no cuenta con él, al pensar el legislador que un tribunal superior es más independiente en sus
decisiones. Así se mantiene una relativa igualdad ante la ley.
Clasificación del fuero  Puede clasificarse en fuero mayor o menor.
Fuero mayor  Por él, se eleva el conocimiento de un asunto que, en un principio, estaba entregado a
un juez de letras al de un tribunal unipersonal de excepción.
A este fuero se refiere el artículo 50 Nº 2 COT, que entrega al conocimiento de un Ministro de Corte de
Apelaciones los asuntos de “las causas civiles en que sean parte o tengan interés el Presidente de la República,
los ex Presidentes de la República, los Ministros de Estado, Senadores, Diputados, miembros de los Tribunales
Superiores de Justicia, Contralor General de la República, Comandantes en Jefe de las Fuerzas Armadas, General
Director de Carabineros de Chile, Director General de la Policía de Investigaciones de Chile, los Intendentes y
Gobernadores, los Agentes Diplomáticos chilenos, los Embajadores y los Ministros Diplomáticos acreditados con
el Gobierno de la República o en tránsito por su territorio, los Arzobispos, los Obispos, los Vicarios Generales,
los Provisores y los Vicarios Capitulares.
La circunstancia de ser accionistas de sociedades anónimas las personas designadas en este número, no se
considerará como una causa suficiente para que un ministro de la Corte de Apelaciones conozca en primera
instancia de los juicios en que aquéllas tengan parte, debiendo éstos sujetarse en su conocimiento a las reglas
generales”.
En el nuevo sistema procesal penal no se contempla la existencia del fuero mayor respecto de las
causas penales, debiendo su investigación ser efectuada por el Ministerio Público, y actuando el juez
de garantía y el tribunal oral en lo penal según las reglas generales.
Fuero menor  Por él, determinadas personas, por el hecho de desempeñar una función pública,
hacen radicar el conocimiento de un asunto en los jueces de letras, pero sólo respecto de las causas
civiles o de comercio.
Señala al efecto el artículo 45 Nº 2 letra g COT, al disponer que los jueces de letras conocerán en
primera instancia de “las causas civiles y de comercio cuya cuantía sea inferior a las señaladas en las letras a)
y b) del No. 1 de este artículo, en que sean parte o tengan interés los Comandantes en Jefe del Ejército, de la
Armada y de la Fuerza Aérea, el General Director de Carabineros, los Ministros de la Corte Suprema o de
alguna Corte de Apelaciones, los Fiscales de estos tribunales, los jueces letrados, los párrocos y vicepárrocos, los
cónsules generales, cónsules o vicecónsules de las naciones extranjeras reconocidas por el Presidente de la
República, las corporaciones y fundaciones de derecho público o de los establecimientos públicos de beneficencia”.
El fuero de los jueces  En esta materia, sobre todo a partir de la CPR de 1980, es preciso tomar en
consideración de lo que es comúnmente denominado fuero orgánico, el que está complementado con
una garantía que no dice relación directa con la competencia. Nos referimos a la inviolabilidad.
De acuerdo al artículo 81 CPR, “Los magistrados de los tribunales superiores de justicia, los fiscales judiciales
y los jueces letrados que integran el Poder Judicial, no podrán ser aprehendidos sin orden del tribunal
competente, salvo el caso de crimen o simple delito flagrante y sólo para ponerlos inmediatamente a disposición
del tribunal que debe conocer del asunto en conformidad a la ley”.
Se debe entender por fuero de los jueces la alteración establecida por la ley de jerarquía de los
tribunales que van a conocer de los asuntos civiles o penales en el que sea parte o tenga interés un
juez, ministro o fiscal del Poder Judicial.
A esta especial modalidad de fuero se refiere el artículo 45 n º2 letra g COT.
Materias en que no opera el fuero  El artículo 133 COT señala dichas materias, las cuales son:
a) los juicios de minas.
b) los juicios posesorios.
c) los juicios sobre distribución de aguas.
d) las particiones.
e) en los que se tramiten breve y sumariamente.
f) el que tengan los acreedores en el juicio de quiebra ni el de los interesados en los asuntos no
contenciosos.
g) Los procedimientos seguidos por faltas o contravenciones.
h) y en los demás que determinen las leyes.
II. LAS REGLAS DE LA COMPETENCIA RELATIVA
Ellas son las que persiguen establecer, dentro de la jerarquía ya determinada por las reglas de la
competencia absoluta, el tribunal específico dentro de esa jerarquía que va a conocer del asunto.
Dichas reglas tienen el carácter de reglas de orden privado, y por tanto renunciables para las partes
por medio de la prórroga de la competencia.
Ellas se vinculan directamente con el elemento territorio. Éste a juicio de Mario Mosquera, no se
traduce en un concepto meramente geográfico sino que comprende cualquier aspecto que la ley tome
e consideración para la determinación precisa del tribunal que tendrá competencia para conocer de un
asunto.
Adecuación a la regionalización
Según los DL 573 y 575 se modificó sustancialmente la distribución administrativa y política del país,
para pasar a dividirse el territorio en comunas, provincias y regiones. Nuestros códigos son embargo
utilizaban la antigua denominación de departamentos, delegaciones y distritos, lo que vino a cambiar
con la ley 18.776, estableciendo como unidad básica para la organización de los tribunales la comuna.
a) Reglas de la competencia relativa en los asuntos contenciosos civiles
Para poder determinar con precisión cual es el tribunal competente para conocer de un asunto se
deben tener en cuanta las siguientes reglas de descarte:
a)
Determinar si existe o no prórroga de competencia, si existe, se debe estar a ella.
b)
A falta de ella, se debe estar a las disposiciones especiales establecidas en el COT.
c)
A falta de ellas, se debe estudiar la naturaleza de la acción deducida, de acuerdo a las
prescripciones del CC, que las clasifica en muebles o inmuebles.
d)
Finalmente a falta de todas las anteriores, y como norma residual se debe aplicar el artículo 134
COT, que dispone que “En general, es juez competente para conocer de una demanda civil o para
intervenir en un acto no contencioso el del domicilio del demandado o interesado, sin perjuicio de las
reglas establecidas en los artículos siguientes y de las demás excepciones legales”.
La prórroga de la competencia  El artículo 181 COT señala que “Un tribunal que no es naturalmente
competente para conocer de un determinado asunto, puede llegar a serlo si para ello las partes, expresa o
tácitamente, convienen en prorrogarle la competencia para este negocio”.
De conformidad a ello se puede dar el concepto de prórroga de competencia como el acuerdo expreso
o tácito de las partes en virtud del cual, en la primera instancia de los asuntos contenciosos, que se
tramitan ante los tribunales ordinarios, otorgan competencia a un tribunal que no es el natural para
conocer de él, en razón del elemento territorio.
Clasificación de la prórroga  En cuanto al sujeto que efectúa la prórroga, puede ser:
a)
Legal  Es aquella que se verifica por el propio legislador modificando el tribunal que va a
conocer de un asunto de acuerdo a las reglas generales que la ley ha preestablecido. Se han
señalado como prórroga legal, por ejemplo, el artículo 161 COT, que a propósito de las faltas,
establece que si un mismo reo tuviera procesos pendientes por faltas y por crímenes o simples
delitos, el juez de letras será el sólo competente para conocer de todos ellos. Este precepto se
encuentra derogado en el nuevo sistema procesal penal. También se señalan los artículos 124 y
168 inciso 2 COT. En ellos sin embargo, no estamos frente a una prórroga de la competencia,
sino que sólo una regla especial del legislador, ya que en ella es esencial la manifestación de
voluntad de las partes.
b)
Convencional  Es aquella que las partes realizan en forma expresa o tácita, otorgando
competencia a un tribunal que naturalmente no la tiene.
En cuanto al elemento sobre el cual recae la prórroga, puede ser:
a)
De persona a persona  Cuando el avecindado en un distrito judicial se somete a un juez de
un distrito diferente, o del fuero especial o común. La prórroga de persona a persona en virtud
del elemento territorio opera en nuestro derecho, mientras que la relacionada con la renuncia
del fuero no, por ser norma de orden público.
b)
De cantidad a cantidad  Cuando se somete a un juez que no puede juzgar sino hasta cierta
cuantía, una cuestión de cuantía superior. Ella no tiene aplicación en nuestro derecho por ser
norma de orden público.
c)
De tiempo a tiempo o de causa a causa  Cuando las partes convienen en que el juez cuya
jurisdicción esta limitada a cierto tiempo o acierto negocio, conozca más allá del plazo, o en
distinto negocio. La prórroga de tiempo a tiempo procede en las causas de arbitraje, la cual ha
sido considerada por los tribunales como un nuevo compromiso.
d)
De lugar a lugar  Cuando el juez de un territorio conoce en otro, con conocimiento de los
litigantes y del juez de distrito respectivo. No puede tener aplicación en Chile por la regla de la
territorialidad del artículo 7º COT.
Requisitos para la procedencia de la prórroga de la competencia
a)
Naturaleza del asunto  De acuerdo con el artículo 182 COT, la prórroga de competencia sólo
procede respecto de los negocios contenciosos civiles.
b)
Elemento de la competencia que puede ser modificado  Sólo puede serlo el territorio.
c)
Tribunales en los cuales procede  De acuerdo con el artículo 182 COT, sólo procede entre
tribunales ordinarios de igual jerarquía.
d)
Instancia en la cual procede  De acuerdo con el artículo 182 COT, sólo procede en primera
instancia.
Capacidad de las partes para prorrogar la competencia  Es un acto jurídico bilateral cuando se
realiza en forma expresa, y debe realizarse por personas con capacidad de ejercicio según las normas
del CC.
Al respecto, el artículo 184 COT señala que “Pueden prorrogar competencia todas las personas que según la
ley son hábiles para estar en juicio por sí mismas, y por las que no lo son pueden prorrogarla sus representantes
legales”.
Forma expresa de prorrogar la competencia  Según el artículo 186 COT, “Se prorroga la competencia
expresamente cuando en el contrato mismo o en un acto posterior han convenido en ello las partes, designando
con toda precisión el juez a quien se someten”.
En base a ello se puede definir como la convención en virtud de la cual las `partes acuerdan prorrogar
la competencia, sea que se contenga en el contrato mismo o en un acto posterior, designando con toda
precisión el juez a quien se someten.
Por ello se puede verificar:
a)
En el mismo contrato  Por una de sus cláusulas, sujetándose a cualquier conflicto que de
origen su aplicación.
b)
En un acto posterior  El que deberá contemplar la materia respecto de la cual se efectúa y el
tribunal para ante el cual se prorroga la competencia.
Forma de prorrogar tácitamente la competencia  Hay que distinguir:
a) La prórroga tácita del demandante  Se entiende que el demandante prorroga tácitamente
la competencia por el hecho de ocurrir ante el juez interponiendo su demanda (artículo 187
COT). Por demanda debe entenderse en su sentido más amplio, es decir además como una
medida prejudicial, una preparatoria de la vía ejecutiva o la notificación del tercer poseedor en
una acción de desposeimiento.
b) La prórroga tácita del demandado  Se entiende que el demandado prorroga tácitamente la
competencia por hacer, después de apersonarse en el juicio, realizando cualquiera gestión que
no sea la de reclamar la incompetencia del juez (artículo 187 COT). Se desprende ello que la
primera gestión que debe efectuar el demandado en el juicio es la de reclamar la
incompetencia del juez, si no lo hace, prorroga la competencia. Ello tiene una excepción en el
juicio ejecutivo, por el cual: no obstará para que deduzca la excepción de incompetencia, el
hecho de haber intervenido el demandado en las gestiones del demandante para preparar la
acción ejecutiva, artículo 465 CPC.
Efectos de la prórroga de la competencia.
a) Un tribunal que no era competente para conocer de un asunto en virtud del elemento
territorio pasa a ser competente para conocer de él. Producida la prórroga de la competencia,
las partes no podrán alegar la incompetencia del tribunal.
b) Los efectos de la prórroga son relativos, sólo afecta a las partes que han concurrido a
otorgarla. Artículo 185 COT: “La prórroga de competencia sólo surte efectos entre las personas
que han concurrido a otorgarla, mas no respecto de otras personas como los fiadores o
codeudores”.
Reglas especiales de la competencia relativa
En el caso de no existir prórroga de competencia, se deben examinar las reglas especiales que establece
el COT en sus artículos 139 a 148.
a. Varias obligaciones que deben cumplirse en distintos lugares  De acuerdo al artículo 139 COT, “Si
una misma demanda comprendiere obligaciones que deban cumplirse en diversos territorios jurisdiccionales, será
competente para conocer del juicio el juez del lugar en que se reclame el cumplimiento de cualquiera de ellas”.
b. Demandado con dos o más domicilios  De acuerdo al artículo 140 COT, “Si el demandado tuviere su
domicilio en dos o más lugares, podrá el demandante entablar su acción ante el juez de cualquiera de ellos”.
c. Personas jurídicas  De acuerdo al artículo 142 COT, “Cuando el demandado fuere una persona jurídica
se reputará por domicilio, para el objeto de fijar la competencia del juez, el lugar donde tenga su asiento la
respectiva corporación o fundación.
Y si la persona jurídica demandada tuviere establecimientos, comisiones u oficinas que la representen en diversos
lugares como sucede con las sociedades comerciales, deberá ser demandada ante el juez del lugar donde exista el
establecimiento, comisión u oficina que celebró el contrato o que intervino en el hecho que da origen al juicio”.
d. Acciones posesorias  De acuerdo al artículo 143 COT, “Es competente para conocer de los interdictos
posesorios el juez de letras del territorio jurisdiccional en que estuvieren situados los bienes a que se refieren. Si
ellos, por su situación, pertenecieren a varios territorios jurisdiccionales, será competente el juez de cualquiera de
éstos”.
e. Juicios de aguas  De acuerdo al artículo 144 COT, “Será juez competente para conocer de los juicios de
distribución de aguas el de la comuna o agrupación de comunas en que se encuentra el predio del demandado. Si
el predio estuviere ubicado en comunas o agrupaciones de comunas cuyo territorio correspondiere a distintos
juzgados, será competente el de cualquiera de ellas”.
f. Avería común  Según el artículo 145 COT, “La justificación, regulación y repartimiento de la avería
común se harán ante el tribunal que designa el Código de Comercio”. Por su parte, el Código de Comercio
establece que si el arreglo de la avería se hace fuera del territorio de la República, se aplican las leyes,
usos y costumbres del lugar donde se verifica el arreglo. Si se hace en el territorio nacional, debe
efectuarse por un perito liquidador, designado, a falta de acuerdo, por el juez del puerto donde
termina la descarga (artículo 1092 Código de Comercio).
g. Juicio de alimentos  Es competente para conocer de la demanda de alimentos el juez de familia
del domicilio del alimentante o del alimentario a elección de este último (artículo 1º Ley de Abandono
de familia y pago de pensiones alimenticias y 147 COT).
h. Juicios hereditarios  Señala el artículo 148 inciso 1º COT que “Será juez competente para conocer del
juicio de petición de herencia, del de desheredamiento y del de validez o nulidad de disposiciones testamentarias,
el del lugar donde se hubiere abierto la sucesión del difunto con arreglo a lo dispuesto por el artículo 955 del
Código Civil”. Es decir, el del último domicilio del causante.
i. Asuntos concursales  El artículo 154 COT dispone que “Será juez competente en materia de quiebras,
cesiones de bienes y convenios entre deudor y acreedores el del lugar en que el fallido o deudor tuviere su
domicilio”.
Reglas vinculadas a la naturaleza de la acción deducida
Cuando la acción es inmueble, estamos frente al caso de una competencia acumulativa de acuerdo al
artículo 135 COT, el que dispone que “Si la acción entablada fuere inmueble, será competente para conocer
del juicio el juez del lugar que las partes hayan estipulado en la respectiva convención. A falta de estipulación
será competente, a elección del demandante.
1. El juez del lugar donde se contrajo la obligación; o
2. El del lugar donde se encontrare la especie reclamada.
Si el inmueble o inmuebles que son objeto de la acción estuvieren situados en distintos territorios
jurisdiccionales, será competente cualquiera de los jueces en cuya comuna o agrupación de comunas estuvieren
situados”.
Si la acción es mixta se aplica el artículo 137 COT, que señala “Si una misma acción tuviere por objeto
reclamar cosas muebles e inmuebles, será juez competente el del lugar en que estuvieren situados los inmuebles.
Esta regla es aplicable a los casos en que se entablen conjuntamente dos o más acciones, con tal que una de ellas
por lo menos sea inmueble”.
Si la acción es mueble se aplica el artículo 138 COT, el que dispone que “Si la acción entablada fuere de las
que se reputan muebles con arreglo a lo prevenido en los artículos 580 y 581 del Código Civil, será competente el
juez del lugar que las partes hayan estipulado en la respectiva convención. A falta de estipulación de las partes,
lo será el del domicilio del demandado”.
Regla supletoria  A falta de todas las otras reglas de competencia que se han enunciado, será
competente para conocer del asunto aquel en que tenga su domicilio el demandado, artículo 134 COT.
b) Reglas para determinar la competencia relativa en los asuntos civiles no contenciosos
Se deben aplicar las siguientes reglas de descarte:
a)
Determinar si el legislador ha establecido una regla especial en atención con el elemento
territorio, en cuyo caso debe estarse a ella.
b)
A falta de ella, se debe aplicar la regla supletoria del artículo 134 COT, es decir, el domicilio del
solicitante.
Reglas especiales
Están establecidas en los artículos 148 a 155 COT, siendo aplicables las siguientes:
a. Asuntos contenciosos en materia sucesoria  Se aplica el artículo 148 inciso 2º COT, de acuerdo al
cual “El mismo juez (el juez de la comuna del último domicilio del causante) será también competente para
conocer de todas las diligencias judiciales relativas a la apertura de la sucesión, formación de inventarios,
tasación y partición de los bienes que el difunto hubiere dejado”. Y además el artículo 149 COT, que dispone
que “Cuando una sucesión se abra en el extranjero y comprenda bienes situados dentro del territorio chileno, la
posesión efectiva de la herencia deberá pedirse en el lugar en que tuvo el causante su último domicilio en Chile, o
en el domicilio del que la pida si aquél no lo hubiere tenido”.
b. Nombramiento de tutores y curadores  De acuerdo al artículo 150 COT, “Será juez competente para
conocer del nombramiento de tutor o curador y de todas las diligencias que, según la ley, deben preceder a la
administración de estos cargos, el del lugar donde tuviere su domicilio el pupilo, aunque el tutor o curador
nombrado tenga el suyo en lugar diferente. El mismo juez será competente para conocer de todas las incidencias
relativas a la administración de la tutela o curaduría, de las incapacidades o excusas de los guardadores y de su
remoción”. Y el artículo 152 COT, que señala que “Para nombrar curador a los bienes de un ausente o a una
herencia yacente, será competente el juez del lugar en que el ausente o el difunto hubiere tenido su último
domicilio. Para nombrar curador a los derechos eventuales del que está por nacer, será competente el juez del
lugar en que la madre tuviere su domicilio”.
c. Muerte presunta  De acuerdo al artículo 151 COT, “En los casos de presunción de muerte por
desaparecimiento, el juez del lugar en que el desaparecido hubiere tenido su último domicilio será competente
para declarar la presunción de muerte y para conferir la posesión provisoria o definitiva de los bienes del
desaparecido a las personas que justifiquen tener derecho a ellos”.
d. Autorización de gravar y enajenar  De acuerdo al artículo 153 COT, “Para aprobar o autorizar la
enajenación, hipotecación o arrendamiento de inmuebles, es competente el juez del lugar donde éstos estuvieren
situados”.
e. Censo  De acuerdo al artículo 155 COT, “Será tribunal competente para conocer de la petición para
entrar en el goce de un censo de transmisión forzosa el del territorio jurisdiccional en donde se hubiere inscrito el
censo. Si el censo se hubiere redimido, el del territorio jurisdiccional donde se hubiere inscrito la redención. Si el
censo no estuviere inscrito ni se hubiere redimido, el del territorio jurisdiccional donde se hubiere declarado el
derecho del último censualista”.
c) Las reglas de la competencia relativa en los asuntos penales
En el nuevo proceso penal, no se hace ninguna distinción entre delitos de acuerdo a su gravedad, ni se
contempla la existencia de delitos conexos.
Por ello se deben seguir las reglas del nuevo artículo 159 COT: “Si en ejercicio de las facultades que la ley
procesal penal confiere al Ministerio Público, éste decidiere investigar en forma conjunta hechos constitutivos de
delito en los cuales, de acuerdo al artículo157 de este Código, correspondiere intervenir a más de un juez de
garantía, continuará conociendo de las gestiones relativas a dichos procedimientos el juez de garantía del lugar
de comisión del primero de los hechos investigados.
En el evento previsto en el inciso anterior, el Ministerio Público comunicará su decisión en cada uno de los
procedimientos que se seguirán en forma conjunta, para lo cual solicitará la citación a una audiencia judicial de
todos los intervinientes en ellos.
El o los jueces de garantía inhibidos harán llegar copias de los registros que obraren en su poder al juez de
garantía al que correspondiere continuar conociendo de las gestiones a que diere lugar el procedimiento.
Sin perjuicio de lo previsto en los incisos precedentes, si el Ministerio Público decidiere posteriormente separar
las investigaciones que llevare conjuntamente, continuarán conociendo de las gestiones correspondientes los
jueces de garantía competentes de conformidad al artículo157. En dicho evento se procederá del modo señalado
en los incisos segundo y tercero de este artículo”.
En el caso de este sistema será necesario aplicar las normas de distribución de causas cuando se
determine que es competente un juzgado de garantías integrado por más de un juez.
La acumulación de autos en materia penal
En el nuevo sistema procesal penal, sin embargo, las reglas sobre la materia se encuentran derogadas,
aplicándose el artículo 159 COT antes señalado.
Reglas de la competencia relativa vinculadas a la participación penal y la eventual incidencia que
ella puede tener en el fuero
En el nuevo sistema procesal las reglas se encuentran derogadas, por cuanto es innecesaria, ya que en
el nuevo sistema la regla general es que los delitos militares quedan bajo la competencia de los
juzgados militares.
Excepción al principio de la territorialidad
En el nuevo sistema procesal penal se aplica lo dispuesto en el artículo 157 COT, el cual dispone que,
“Será competente para conocer de un delito el tribunal en cuyo territorio se hubiere cometido el hecho que da
motivo al juicio.
El juzgado de garantía del lugar de comisión del hecho investigado conocerá de las gestiones a que diere lugar el
procedimiento previo al juicio oral.
El delito se considerará cometido en el lugar donde se hubiere dado comienzo a su ejecución.
Sin perjuicio de lo dispuesto en el inciso segundo, cuando las gestiones debieren efectuarse fuera del territorio
jurisdiccional del juzgado de garantía y se tratare de diligencias urgentes, la autorización judicial previa podrá
ser concedida por el juez de garantía del lugar donde deban realizarse. Asimismo, si se suscitare conflicto de
competencia entre jueces de varios juzgados de garantía, cada uno de ellos estará facultado para otorgar las
autorizaciones o realizar las actuaciones urgentes, mientras no se dirimiere la competencia.
La competencia a que se refiere este artículo, así como la de las Cortes de Apelaciones, no se alterará por razón de
haber sido comprometidos por el hecho intereses fiscales”.
LA INCOMPETENCIA DEL TRIBUNAL.
La incompetencia del tribunal y su sanción  La CPR ha encargado expresamente a los tribunales,
órganos públicos, la función jurisdiccional, para lo cual deberán ejercerla dentro del marco de sus
atribuciones (artículo 76, 6º y 7º CPR).
Si un tribunal actúa fuera de la competencia que le ha entregado la ley, su actuar adolece de nulidad
según el artículo 7º inciso 3º CPR.
En nuestro derecho procesal no se contemplan causales específicas para declarar la nulidad procesal,
sino que ella debe ser declarada en todos los casos en que se infrinjan las normas que se han
establecido para la actuación de un órgano público, ya sea en relación a la competencia o al
procedimiento.
La nulidad procesal puede obedecer a leyes de orden público, en cuyo caso ella debe ser declarada de
oficio por el tribunal o a petición de parte, como es el caso de las normas de la competencia absoluta.
En las reglas de la competencia relativa por otro lado, en los asuntos contenciosos civiles, ellas son de
orden privado, por lo que dicha nulidad no puede ser declarada de oficio por el tribunal y es
susceptible de sanearse por la renuncia de las partes.
Formas de hacer valer la incompetencia del tribunal  Las formas que el legislador ha contemplado
para hacer valer la nulidad procesal son las siguientes:
a) De oficio por el tribunal  El artículo 84 inciso final del CPC establece que el tribunal puede
corregir de oficio los errores en la tramitación del proceso. Por su parte, el artículo 163 CPP contempla
la facultad para declarar la nulidad con un carácter más limitado, pero dentro de la cual debe
entenderse comprendida la declaración de nulidad por incompetencia del tribunal.
El artículo 83 CPC, establece que la nulidad procesal puede ser declarada de oficio por el tribunal.
En el nuevo sistema procesal penal se regula esta situación el en artículo 117 CPP, señalando que,
“Querella rechazada. Cuando no se diere curso a una querella en que se persiguiere un delito de acción pública o
previa instancia particular, por aplicación de alguna de las causales previstas en las letras a) y b) del artículo114,
el juez la pondrá en conocimiento del ministerio público para ser tenida como denuncia, siempre que no le
constare que la investigación del hecho hubiere sido iniciada de otro modo”.
Finalmente, se contempla la capacidad de que el tribunal, que esta conociendo por vía de casación,
apelación, consulta o una incidencia pueda proceder a casar la sentencia de oficio, si aparece de
manifiesto en los antecedentes una causal del recurso de casación en la forma, artículo 776 CPC.
Tratándose de la incompetencia relativa, no es posible que el tribunal declare de oficio su
incompetencia, ya que el legislador contempla la disponibilidad de las partes por la vía de la prórroga
tácita de la competencia.
b) Por vía incidental  Ello se puede verificar a través de:
a)
La declinatoria de competencia  El artículo101 CPC señala que “podrán las partes promover
cuestiones de competencia por inhibitoria o por declinatoria. Las que hayan optado por uno de estos
medios, no podrán después abandonarlo para recurrir al otro. Tampoco podrán emplearse los dos
simultánea ni sucesivamente”.
La declinatoria de competencia es aquella incidencia que se propone ante el tribunal que se
cree incompetente para conocer de un negocio que le esté sometido, indicándole cuál es el que
se estima competente y pidiéndole que se abstenga de dicho conocimiento. Su tramitación se
sujeta a la de los incidentes (artículo 111 CPC).
En el juicio ordinario civil, la forma de hacer valer la declinatoria de la competencia es a través
de la excepción dilatoria del artículo 303 Nº 1 CPC, es decir la incompetencia del tribunal ante
el cual se ha presentado la demanda.
Si no se hace valer por esa vía, ello puede hacerse con posterioridad en la forma de un
incidente de nulidad procesal de acuerdo al artículo 305 inciso 2º CPC.
En el nuevo proceso penal, se contempla que se hagan valer para ser resueltas en la audiencia
de preparación del juicio oral por el juez de garantía, no siendo posible hacer valer la
excepción de incompetencia en el juicio oral (artículo 256 CPP).
b)
La inhibitoria de competencia  Es aquel incidente especial que se promueve ante el tribunal
que se cree competente y que no está conociendo del asunto pidiéndole que se dirija al
tribunal, que es incompetente pero que está conociendo del negocio, para que se inhiba y
remita los autos (artículo 102 CPC).
Requerido el tribunal que está conociendo del asunto, deberá oír a la parte que ante él litiga,
para dar lugar o negar la inhibitoria. Si se niega se dará lugar a una contienda de competencia
positiva, si la acepta remitirá los autos al tribunal competente.
c)
El incidente de nulidad procesal  El vicio de incompetencia se puede hacer valer según lo
prescrito por los artículos 83 y 85 CPC. Para promover un incidente de nulidad no existe plazo
(artículo 38 CPC), pero deberán concurrir los siguientes requisitos:
i) que exista un juicio pendiente;
ii) que el proceso se tramite ante un tribunal absolutamente incompetente;
iii) el juicio se encuentre pendiente.
d)
Como incidente de nulidad procesal en segunda instancia  El inciso final artículo 305 CPC
dispone que las excepciones de incompetencia y litis pendencia pueden oponerse en segunda
instancia en forma de incidentes.
c) El recurso de casación en la forma  Una de las causales que permite la interposición del recurso
es la incompetencia del tribunal (artículo 768 Nº 1 CPC).
Para los efectos de interponer el recurso de casación de forma, es necesario que el recurso se hubiera
preparado.
El de fondo nunca puede interponerse por vicio de incompetencia del tribunal, puesto que las normas
de competencia revisten la calidad de ordenatoria litis.
Además constituyen medios indirectos para reclamar la incompetencia de un tribunal, el recurso de
apelación y de queja. En nuevo proceso penal, la incompetencia del tribunal que pronuncia la
sentencia es casual para deducir el recurso de nulidad en su contra (artículo 274 letra a CPP).
Paralelo entre jurisdicción y competencia
JURISDICCIÓN
Poder deber del Estado para la resolución
de los litigios (artículo 76 CPR y 1º COT)
No admite clasificaciones
No es prorrogable
No es delegable
Un juez puede tener jurisdicción y carecer
de competencia
Su falta genera inexistencia procesal
Puede ser alegada como excepción
perentoria (según la jurisprudencia)
Su falta no se sanea con la ejecutoriedad
de la sentencia, produciéndose una cosa
juzgada aparente
Su falta no se puede impugnar por la
casación de forma
De aceptarse la tesis que puede alegarse
su falta como perentoria, procedería el
recurso de casación de fondo
La sentencia dictada sin jurisdicción da
lugar a la excepción del Nº 7 del artículo
464 CPC
COMPETENCIA
Grado, esfera o medida para el ejercicio de
la jurisdicción (artículo 108 COT)
Admite múltiples clasificaciones
Es prorrogable respecto del elemento
territorio, en los asuntos contenciosos
civiles en primera instancia y ante
tribunales ordinarios
Es delegable, a través de los exhortos
Un juez no puede tener competencia sin
jurisdicción
Su falta general nulidad procesal
Por vía de declinatoria se alega como
excepción dilatoria
Su falta se sanea con la ejecutoriedad de la
sentencia, produciéndose cosa juzgada
formal y real
Su falta puede impugnarse por ese recurso
Nunca procede el recurso de casación de
fondo
No da lugar su falta a la excepción
mencionada
CAPÍTULO VI. LAS REGLAS DE DISTRIBUCIÓN DE CAUSAS
NATURALEZA E IMPORTANCIA
Pude resultar que de la aplicación de las reglas de la competencia absoluta y relativa, resulte que es
competente más de un juez de letras por existir más de uno en una comuna o agrupación de comunas.
El tribunal que en definitiva va a conocer es determinado por las reglas de la distribución de causas y
el turno.
Ellas se han definido como aquellas normas que nos permiten determinar el tribunal que, luego de
aplicadas las reglas de la compendia absoluta y relativa, va a conocer del asunto, cuando existan en el
lugar dos o más tribunales competentes.
Según la mayoría de la doctrina y jurisprudencia, no son reglas de la competencia relativa, sino que
sólo son medidas de orden establecidas en virtud de las facultades económicas destinadas a producir
una adecuada distribución del trabajo.
En el sistema chileno ellas están determinadas en los artículos 175 y siguientes del COT, los decretos
del Presidente de la República que fijan los territorios para cada tribunal y los autos acordados.
REGLAS DE DISTRIBUCIÓN DE CAUSAS EN LOS ASUNTOS CIVILES
Ellas son las siguientes:
a. En los asuntos civiles contenciosos  Hay que distinguir:
1º Si los jueces de letras son de lugares que no son asiento de Corte de Apelaciones se aplica la regla
del turno de acuerdo a los incisos 1º, 2º y 4º del artículo 175 COT, que disponen que “en las comunas o
agrupaciones de comunas en donde hubiere más de un juez de letras, se dividirá el ejercicio de la jurisdicción,
estableciéndose un turno entre todos los jueces, salvo que la ley hubiere cometido a uno de ellos el conocimiento
de determinadas especies de causas.
El turno se ejercerá por semanas. Comenzará a desempeñarlo el juez más antiguo, y seguirán desempeñándolo
todos los demás por el orden de su antigüedad.
Lo dispuesto en este artículo no se aplicará a los juzgados de garantía ni a los tribunales de juicio oral en lo
penal, que se regirán por las normas especiales que los regulan”.
2º Si los jueces de letras son de lugares que son asiento de Cortes de Apelaciones se aplica la regla de
distribución de causas de acuerdo al artículo 176 COT, “en los lugares de asiento de Corte en que hubiere
más de un juez de letras en lo civil, deberá presentarse a la secretaría de la Corte toda demanda o gestión judicial
que se iniciare y que deba conocer alguno de dichos jueces, a fin de que se designe el juez a quien corresponda su
conocimiento.
Esta designación se hará por el presidente del tribunal, previa cuenta dada por el secretario, asignando a cada
causa un número de orden, según su naturaleza, y dejando constancia de ella en un libro llevado al efecto que no
podrá ser examinado sin orden del tribunal”.
En la provincia de Santiago, por auto acordado de la Corte de Apelaciones, se exige que las demandas
y demás presentaciones que vayan a distribución tengan incorporada una minuta con los datos que se
consignan, permitiéndose con ello una distribución por medios computacionales entre los distintos
jueces de letras civiles.
Existen sin embargo, excepciones a la distribución de causas, ellas son:
a) La situación a que se refiere el artículo 178 COT  “No obstante lo dispuesto en el artículo 176, serán de
la competencia del juez que hubiere sido designado anteriormente, las demandas en juicios que se hayan iniciado
por medidas prejudiciales, por medidas preparatorias de la vía ejecutiva o mediante la notificación previa
ordenada por el artículo 758 del Código de Procedimiento Civil; todas las gestiones que se susciten con motivo de
un juicio ya iniciado y aquellas a que dé lugar el cumplimiento de una sentencia, fuera del caso previsto en la
parte final del artículo114”.
b) La situación a que se refiere el artículo 179 COT  “No están sujetos a lo dispuesto en el artículo 176 el
ejercicio de las facultades que corresponden a los jueces para el conocimiento de los asuntos que tienen por objeto
dar cumplimiento a resoluciones o decretos de otros juzgados o tribunales, ni los asuntos de jurisdicción
voluntaria.
La jurisdicción en estos casos será ejercida por el juez letrado de turno, a menos que se trate de negocios
derivados del conocimiento que otro juzgado tuviere de un determinado asunto, en cuyo caso la jurisdicción
podrá también ser ejercida por este.
Asimismo, en el territorio jurisdiccional de la Corte de Apelaciones de Santiago el turno para el conocimiento de
los asuntos de que trata el presente artículo y demás que leyes especiales dispongan será ejercido
simultáneamente por cinco jueces letrados en la forma establecida en el inciso segundo del artículo 175”.
b. Reglas de distribución de causas en los asuntos civiles no contenciosos  Respecto a estos
asuntos siempre debe aplicarse la regla del turno (artículo 179 COT).
En el territorio jurisdiccional de la Corte de Apelaciones de Santiago, de acuerdo con el precepto
citado, existen 5 juzgados de turno, por lo que se podría ocurrir ante cualquiera de ellos. Sin embargo,
de acuerdo al Auto Acordado de 1991, todas las demandas de asuntos no contenciosos, deberán ser
ingresas por los interesados a la oficina de distribución de causas. En consecuencia, continúa
aplicándose la regla del turno entre estos 5 juzgados, pero respecto de ellos opera la regla de
distribución de causas.
c. Tramitación de los exhortos  Los exhortos nacionales se rigen por la regla del turno.
d. Reglas de distribución de causas de los asuntos penales  En el nuevo proceso penal, la
distribución de causas entre los jueces de juzgados de garantía y tribunales orales, se realizará de
acuerdo a un procedimiento objetivo y general, que deberá ser anualmente aprobado por el comité de
jueces del juzgado a propuesta del presidente, o sólo por este último según corresponda (artículo 15,
17 y 23 letra a COT).
CAPÍTULO VII. LAS CONTIENDAS Y
CUESTIONES DE COMPETENCIA
GENERALIDADES.
Son cuestiones de competencia aquellas en que una de las partes en el proceso reclama mediante la
promoción de un incidente la incompetencia del tribunal para conocer del asunto.
Son contiendas de competencia aquellas en que se suscita un conflicto entre dos o más tribunales, en el
cual uno de ellos sostiene poseer competencia para conocer de un determinado asunto con exclusión
de los otros que están conociendo de él (contienda positiva); o en el cual ninguno de tribunales que se
encuentran en conocimiento de los antecedentes estima poseer competencia para conocer de un
asunto (contienda negativa).
LAS CUESTIONES DE COMPETENCIA
La posibilidad de alegar la incompetencia de un tribunal a través de la promoción de un incidente
especial se puede verificar a través de dos vías: la declinatoria de competencia y la inhibitoria de
competencia, ya tratadas.
Se puede establecer el siguiente paralelo entre ellas:
INHIBITORIA DE COMPETENCIA
Es un incidente especial
Se promueve ante el tribunal que se cree
competente, pero que no está conociendo
de un asunto
Se genera un incidente que no es de
previo y especial pronunciamiento, sin
perjuicio de que se anule todo lo obrado
Puede dar lugar a una contienda de
competencia positiva
DECLINATORIA DE COMPETENCIA
Es un incidente especial
Se promueve ante el tribunal que está
conociendo de un asunto, pero que se
estima incompetente para conocer de él.
Es un incidente de previo y especial
pronunciamiento, artículo 112 inciso 1º
CPC
No da origen a una contienda de
competencia
LAS CONTIENDAS DE COMPETENCIA
Es necesario distinguir:
1) Entre tribunales ordinarios
a) Si los tribunales en conflicto tiene un superior común  La contienda es resuelta por el
tribunal superior común (artículo 190 inciso 1º COT).
b)
Si los tribunales en conflicto son de distinta jerarquía  La contienda es resuelta por el
superior de aquél que tenga jerarquía más alta (artículo 190 inciso 2º COT).
c)
Si los tribunales en conflicto dependieren de diversos superiores, iguales en jerarquía  La
contienda es resuelta por el superior del tribunal que hubiere prevenido en el asunto
(artículo 190 inciso 3º COT).
d) Los jueces árbitros  Tendrán como superior para estos efectos la respectiva Corte de
Apelaciones.
2) Entre tribunales especiales, o entre éstos y los tribunales ordinarios
a) Dependientes ambos de la misma Corte de Apelaciones  Es resuelta por ella.
b)
Dependientes ambos de distintas Cortes de Apelaciones  Es resuelta por la Corte que sea
superior jerárquico de aquél que haya prevenido en el asunto.
c)
Si no pueden aplicarse las reglas precedentes  Resolverá la Corre Suprema.
3) Entre las autoridades políticas o administrativas y los tribunales de justicia
Resuelve la Corte Suprema o el Senado, según lo ya visto.
Cabe señalar que todas las contiendas de competencia serán falladas en única instancia, de acuerdo a
lo prevenido en el artículo 192 COT.
CAPÍTULO VIII. LAS IMPLICANCIAS Y RECUSACIONES
Introducción
Si el juez que ejerce la jurisdicción no es imparcial, no se daría uno de los supuestos para que estemos
frente a un debido proceso. Para resguardar la imparcialidad se ha establecido el sistema de
implicancias y recusaciones, las que conducen a una incompetencia accidental o subjetiva conforme al
artículo 194 COT.
Reglamentación  Ella se encuentra en los artículos 194 y siguientes y 483 y siguientes COT, y
artículos 113 y siguientes CPC.
Concepto  Ellas son inhabilidades por las causales previstas en la ley, que inhabilitan a un juez o
funcionario naturalmente competente para conocer de un asunto, por considerarse que existe u interés
presente que le hace perder la imparcialidad requerida en la función que desempeña.
Causales de Implicancias  El artículo 195 COT, señala que son causas de implicancia:
1. Ser el juez parte en el pleito o tener en él interés personal, salvo lo dispuesto en el número 18 del
artículo siguiente;
2. Ser el juez consorte o pariente consanguíneo legítimo en cualquiera de los grados de la línea recta y
en la colateral hasta el segundo grado inclusive, o ser padre o hijo natural o adoptivo de alguna de las
partes o de sus representantes legales.
3. Ser el juez tutor o curador de alguna de las partes, o ser albacea de alguna sucesión, o síndico de
alguna quiebra, o administrador de algún establecimiento, o representante de alguna persona jurídica
que figure como parte en el juicio.
4. Ser el juez ascendiente o descendiente legítimo, padre o hijo natural o adoptivo del abogado de
alguna de las partes.
5. Haber sido el juez abogado o apoderado de alguna de las partes en la causa actualmente sometida a
su conocimiento.
6. Tener el juez, su consorte, ascendientes o descendientes legítimos padres o hijos naturales o
adoptivos, causa pendiente en que deba fallar como juez alguna de las partes.
7. Tener el juez, su consorte, ascendientes o descendientes legítimos, padres o hijos naturales o
adoptivos, causa pendiente en que se ventile la misma cuestión que el juez debe fallar.
8. Haber el juez manifestado su dictamen sobre la cuestión pendiente con conocimiento de los
antecedentes necesarios para pronunciar sentencia, y
9. Ser el juez, su consorte, o alguno de sus ascendientes o descendientes legítimos, padres o hijos
naturales o adoptivos, heredero instituido en testamento por alguna de las partes.
Lo dicho en este artículo es sin perjuicio de lo dispuesto en el artículo1324 y en los incisos 3º y 4º del
artículo 1325 del Código Civil.
Respecto de los jueces con competencia criminal, son causas de implicancia, además, las siguientes:
1º Haber intervenido con anterioridad en el procedimiento como fiscal o defensor;
2º Haber formulado acusación como fiscal, o haber asumido la defensa, en otro procedimiento seguido
contra el mismo imputado, y
3º Haber actuado el miembro del tribunal de juicio oral en lo penal como juez de garantía en el mismo
procedimiento.
Causales de Recusación  El artículo 196 COT, señala que son causas de recusación:
1° Ser el juez pariente consanguíneo simplemente ilegítimo en toda la línea recta y en la colateral hasta
el cuarto grado inclusive, o consanguíneo legítimo en la línea colateral desde el tercero hasta el cuarto
grado inclusive, o afín hasta el segundo grado también inclusive, de alguna de las partes o de sus
representantes legales.
2° Ser el juez ascendiente o descendiente ilegítimo, hermano o cuñado legítimo o natural del abogado
de alguna de las partes.
3° Tener el juez superior alguno de los parentescos designados en el inciso precedente o en el número
4° del artículo 195, con el juez inferior que hubiere pronunciado la sentencia que se trata de confirmar
o revocar.
4° Ser alguna de las partes sirviente, paniaguado o dependiente asalariado del juez, o viceversa.
5° Ser el juez deudor o acreedor de alguna de las partes o de su abogado; o serlo su consorte o alguno
de sus ascendientes, descendientes o parientes colaterales dentro del segundo grado.
Sin embargo, no tendrá aplicación la causal del presente número si una de las partes fuere alguna de
las instituciones de previsión fiscalizadas por la Superintendencia de Seguridad Social, la Asociación
Nacional de Ahorro y Préstamo, o uno de los Servicios de Vivienda y Urbanización, a menos que estas
instituciones u organismos ejerciten actualmente cualquier acción judicial contra el juez o contra
alguna otra de las personas señaladas o viceversa.
6° Tener alguno de los ascendientes o descendientes simplemente ilegítimos del juez o los parientes
colaterales del mismo dentro del segundo grado, causa pendiente que deba fallar como juez alguna de
las partes.
7° Tener alguno de los ascendientes o descendientes simplemente ilegítimos del juez o los parientes
colaterales del mismo dentro del segundo grado, causa pendiente en que se ventile la misma cuestión
que el juez deba fallar.
8° Tener pendientes alguna de las partes pleito civil o criminal con el juez, con su consorte, o con
alguno de sus ascendientes, descendientes o parientes colaterales dentro del segundo grado.
Cuando el pleito haya sido promovido por alguna de las partes, deberá haberlo sido antes de la
instancia en que se intenta la recusación.
9° Haber el juez declarado como testigo en la cuestión actualmente sometida a su conocimiento.
10. Haber el juez manifestado de cualquier modo su dictamen sobre la cuestión pendiente, siempre
que lo hubiere hecho con conocimiento de ella.
11. Ser alguno de los ascendientes o descendientes ilegítimos del juez o alguno de sus parientes
colaterales dentro del segundo grado, instituido heredero en testamento por alguna de las partes.
12. Ser alguna de las partes heredero instituido en testamento por el juez.
13. Ser el juez socio colectivo, comanditario o de hecho de alguna de las partes, serlo su consorte o
alguno de los ascendientes o descendientes del mismo juez, o alguno de sus parientes colaterales
dentro del segundo grado.
14. Haber el juez recibido de alguna de las partes un beneficio de importancia, que haga presumir
empeñada su gratitud.
15. Tener el juez con alguna de las partes amistad que se manifieste por actos de estrecha familiaridad.
16. Tener el juez con alguna de las partes enemistad, odio o resentimiento que haga presumir que no
se halla revestido de la debida imparcialidad.
17. Haber el juez recibido, después de comenzado el pleito, dadivas o servicios de alguna de las
partes, cualquiera que sea su valor o importancia, y
18. Ser parte o tener interés en el pleito una sociedad anónima de que el juez sea accionista.
No obstante lo dispuesto en el inciso precedente, no constituirá causal de recusación la circunstancia
de que una de las partes fuere una sociedad anónima abierta.
Lo prevenido en el inciso anterior no regirá cuando concurra la causal señalada en el No. 8 de este
artículo. Tampoco regirá cuando el juez, por sí solo o en conjunto con alguna de las personas
indicadas en el numerando octavo, fuere dueño de más del diez por ciento del capital social. En estos
dos casos existirá causal de recusación.
Paralelo
FUENTES
EXTENSIÓN
OBLIGACIÓN DE LOS
JUECES
GRAVEDAD
IMPLICANCIAS
Artículo 195 COT
A todos los jueces,
funcionarios judiciales y
peritos
Deberán tan pronto como
tengan noticia de
ello, hacerlo constar en el
proceso, declarándose
inhabilitados para continuar
funcionando, o pidiendo se
haga esta declaración por el
tribunal de que formen
parte (artículo 199 COT)
Mayor
MODO DE OPERAR
Declaración de oficio o a
petición de parte (artículo
200 COT)
DISPONIBILIDAD
Orden público
PURGA
No existe
RENUNCIA TÁCITA
No existe
INFRACCIÓN
CONSIGNACIÓN
EFECTOS DE LA
INTERPOSICIÓN
COMPETENCIA
CAUSAL DE CASACIÓN
EN LA FORMA
NATURALEZA JURÍDICA
VÍA AMISTOSA
APELACIÓN
Constituye delito de
prevaricación (artículo 224
Código Penal)
Se regulan los montos en el
artículo 118 CPC
Debe abstenerse de conocer
el asunto mientras no se
resuelva el incidente
(artículo 119 y 120 CPC)
Ante el propio afectado
(artículo 203 COT)
Basta su concurrencia
Incidente especial
No existe
Es inapelable, salvo que la
pronuncie un tribunal
RECUSACIONES
Artículo 196 COT
Ídem
Ídem
Menor
Sólo podrá entablarla la
parte a quien, según la
presunción de la ley, puede
perjudicar la falta de
imparcialidad del juez
(artículo 200 COT)
Orden privado
Cabe purga (artículo 114
CPC)
Se produce si no se alega
dentro de 5º día (artículo
125 CPC)
No hay delito
Ídem
Ídem
Ante el superior jerárquico
(artículo 204 COT)
Debe haber sido alegada
oportunamente (artículo 768
Nº 2 CPC)
Ídem
Procede (artículo 124 CPC)
Es inapelable, salvo que
acepte la recusación
unipersonal rechazándola
EFECTOS
Integración y subrogación
amistosa, o declare de oficio
la inhabilitación por alguna
causal de recusación
(artículo 205 COT)
Ídem
Recusación de los abogados integrantes  No requiere expresión de causa (artículo 198 COT), y debe
efectuarse siempre antes del inicio de la audiencia.
Abandono implicancia y recusación  De acuerdo al artículo 123 CPC, ”Paralizado el incidente de
implicancia o de recusación por más de diez días, sin que la parte que lo haya promovido haga gestiones
conducentes para ponerlo en estado de que sea resuelto, el tribunal lo declarará de oficio abandonado con citación
del recusante”.
Renovación  De acuerdo al artículo 128 CPC, “Cuando sean varios los demandantes o los demandados, la
implicancia o recusación deducida por alguno de ellos, no podrá renovarse por los otros, a menos de fundarse en
alguna causa personal del recusante”.
LOS ÓRGANOS JURISDICCIONALES, LOS ÁRBITROS, LOS AUXILIARES DE LA
ADMINISTRACIÓN DE JUSTICIA Y LOS ABOGADOS
CAPÍTULO I. BASES DE LOS ÓRGANOS JURISDICCIONALES
INTRODUCCIÓN. ADECUACIÓN DE LOS TRIBUNALES DE JUSTICIA A LA
REGIONALIZACIÓN DEL PAÍS
El D.L. 573, estableció una nueva división geográfica del país para su gobierno y administración
interior.
En tal sentido, el artículo1º del mencionado D.L. 573, establece que "para el gobierno y la administración
del Estado el territorio de la República se dividirá en Regiones y las regiones en provincias. Para los efectos de la
administración local de las provincias se dividirán en comunas. Sin perjuicio de lo anterior, podrán establecerse
áreas metropolitanas de acuerdo a lo previsto en el artículo 21".
Por su parte, el D.L. 575 concretó la división anunciada en el D.L. 573. Sin embargo, el artículo1º
transitorio del ya citado D.L. 573 estableció que mientras no se dicten las leyes previstas en este
estatuto, continuaran vigentes, en cuanto no sean modificadas específicamente, la actual división
territorial del país, su sistema de gobierno y administración interior y la organización territorial de los
tribunales de justicia.
Días después entró en vigencia, en lo trascendente, la regionalización y luego sobrevinieron
regularizaciones comunales, municipales, etc., surgieron problemas de interpretación del precepto
transcrito en lo que se refiere a los tribunales de Justicia y la Corte Suprema manifestó su
preocupación al Ejecutivo. De esa preocupación, se dicta el D.L. 1365.
El artículo 4º del D.L. 1365 expresa que mientras no se dicten las normas legales concretas para la adecuación
de la organización judicial al proceso de regionalización del país el establecimiento de las nuevas divisiones
territoriales que emanen de el no producirán efectos respecto de la jerarquía, dependencia, territorio
jurisdiccional y competencia de los tribunales de justicia.
Es el caso, que con fecha 18 de Enero de 1989, se publicó en el Diario Oficial la ley 18.776. Dicha ley
comenzó a regir el 1º de Marzo de 1989 de acuerdo a lo previsto en su artículo décimo tercero.
Mediante dicha norma legal se dispuso la adecuación del Poder Judicial a la regionalización del país y
se fijaron los territorios jurisdiccionales a los tribunales y demás servicios judiciales de acuerdo con la
nueva división geográfica del país.
Se establece por Región el número de los juzgados de Letras, a los que se les asignó dentro de la
respectiva Región una fracción de territorio similar a la antigua (Normalmente el Departamento),
correspondiéndoles ahora una comuna o agrupación de comunas.
El artículo 2° de la ley 18.776, prescribe al respecto que "en los casos que las leyes, reglamentos y decretos se
refieran al Departamento como territorio jurisdiccional de un tribunal o de los auxiliares de la administración de
justicia, dicha referencia se entenderá hecha a la comuna o agrupación de comunas que constituyen el respectivo
territorio jurisdiccional".
Por otra parte, a las Cortes de Apelaciones se les fijó como territorio no una provincia o agrupación de
provincias, como antes, sino que una Región, o una o más provincias de una determinada Región.
Mediante esta ley se suprimieron los juzgados de distrito y subdelegación y los respectivos cargos,
derogándose por ello el Título II COT que trataba de esos tribunales, siendo las causas conocidas por
estos juzgados, radicadas en los jueces de letras respectivos.
Debemos recordar que con anterioridad mediante el D.L. 2416 se habían suprimido los jueces de letras
de menor cuantía, pasando su competencia a los Jueces de Letras de Mayor cuantía.
Modificaciones a la competencia de los Tribunales por la Reforma Procesal Penal  Con
posterioridad, mediante la Ley 19.665 y la Ley 19.708, se reformó el Código Orgánico de Tribunales
para adecuarlo al nuevo Código Procesal Penal.
La principal modificación estructural que se introdujo por dichas leyes fue la de crear los juzgados de
garantía y los tribunales orales en lo penal, a quienes les corresponderá ejercer su función
jurisdiccional sólo dentro del nuevo sistema procesal penal.
De acuerdo con ello, se mantienen la existencia y competencia de los jueces de letras para conocer de
los procedimientos penales que deban regirse por el antiguo procedimiento penal, esto es, los que se
refieren a hechos cometidos con anterioridad a la entrada en vigencia del nuevo sistema procesal
penal dentro de la Región respectiva conforme al cronograma contemplado en el artículo 4º transitorio
de la ley 19.640 Ley Orgánica Constitucional del Ministerio Público y en el artículo 484 del Código
Procesal Penal.
Como consecuencia de todas esas modificaciones legales, tenemos que en la actualidad la estructura
jerárquica piramidal de los tribunales ordinarios, antes de comience a regir la reforma procesal penal,
se encuentra estructurada por la Corte Suprema en su cúspide, mas abajo las Cortes de Apelaciones
respectivas y en su base se encuentran los Jueces de Letras.
A partir de la entrada en vigencia de la reforma procesal penal en la respectiva Región, respecto de los
delitos que deban ser investigados y juzgados conforme al nuevo sistema procesal penal, la estructura
jerárquica piramidal se encontrará estructurada por la Corte Suprema en su cúspide, mas abajo las
Cortes de Apelaciones respectivas y en su base se encontrarán los juzgados de garantía y los
tribunales de juicio oral en lo penal. Sin perjuicio de ello, la estructura jerárquica primitiva se
mantendrá respecto de los delitos cometidos antes de la entrada en vigencia del nuevo sistema
procesal penal, por ser éste aplicable respecto de dicho tipo de hechos. Debemos hacer presente que la
jurisdicción penal militar no experimentará cambio alguno, atendido a que el nuevo sistema procesal
penal no se contempla que rija respecto de dichas causas.
GENERALIDADES
Etimología de la voz tribunal  Proviene del latín tribunal, -is, “relativo o perteneciente a los
tribunos".
Concepto  Se ha definido tribunal como el órgano público establecido en la ley, para los efectos de
ejercer la función jurisdiccional, a través del debido proceso.
Para los efectos de determinar el carácter de tribunal de un órgano público debe atenderse a la función
que desempeña según las facultades conferidas por la ley, puesto que la función es la que caracteriza
al órgano y no el órgano el que caracteriza a la función, en este sentido los tribunales además de
funciones jurisdiccionales pueden ejercer funciones administrativas, por ejemplo dictar auto
acordados.
Los tribunales se encuentran compuestos por uno o más jueces, quienes son los sujetos encargados de
dictar las resoluciones destinadas a dar curso progresivo al proceso y resolver el conflicto sometido a
su decisión, y por funcionarios auxiliares de la administración de justicia, esto es, como su nombre lo
indica las personas que asisten y colaboran con los jueces para el ejercicio de la función jurisdiccional.
Clasificaciones  Los tribunales han sido clasificados de las siguientes formas:
1) En atención a su órbita de competencia, en ordinarios, especiales y arbitrales.
a) Los tribunales ordinarios son aquellos a quienes les corresponde el conocimiento de la generalidad
de los conflictos que se promuevan en el orden temporal dentro del territorio nacional (artículo 5°
inciso1° COT).
Revisten el carácter de tribunales ordinarios los jueces de letras, los tribunales unipersonales de
excepción, las Cortes de Apelaciones y la Corte Suprema. En el nuevo sistema procesal penal, se
crearon los jueces de garantía, actuando con éste carácter los jueces de letras en las comunas donde no
se ha contemplado su existencia, y los tribunales de juicio oral en lo penal.
b) Los tribunales especiales son aquellos a quienes les corresponde únicamente el conocimiento de las
materias que el legislador específicamente les ha encomendado en atención a la naturaleza del
conflicto o la calidad de las personas que en él intervienen.
Los tribunales especiales que forman parte del Poder Judicial son los Juzgados de Familia, los
Juzgados de Letras del Trabajo, los Juzgados de Cobranza Laboral y Provisional y los Tribunales
Militares de tiempo de paz. Aquellos que no forman parte del Poder Judicial, como son los Juzgados
de Policía Local, el Director del Servicio de Impuestos Internos, la H. Comisión Resolutiva de la Ley
Antimonopolios, etc.
c) Los tribunales arbitrales son aquellos jueces nombrados por las partes o por la autoridad judicial en
subsidio, para la resolución de un asunto litigioso (artículo 222 COT).
2) En atención a su composición, son unipersonales y colegiados
a) Los tribunales unipersonales son aquellos que están constituidos por un solo juez, sea que actúe
cono titular, subrogante, suplente o interino. Revisten el carácter de tribunales unipersonales en
nuestro país la generalidad de los tribunales ordinarios y especiales que ejercen su competencia en
asuntos de única o primera instancia.
En el nuevo sistema procesal penal, los juzgados de garantía están conformados por uno o más jueces
(artículos 14 y 16 COT), pero consideramos que se trata de tribunales unipersonales porque el ejercicio
de la jurisdicción por parte de los jueces que forman parte del juzgado de garantía en caso de estar
conformado por varios jueces, siempre se ejerce por uno sólo de ellos.
b) Los tribunales colegiados son aquellos que se encuentran constituidos por más de un juez y deben
ejercer la función jurisdiccional actuando conjuntamente de acuerdo con el quórum de instalación y
decisión previsto por la ley.
Los tribunales colegiados, deben ejercer la función jurisdiccional para resolver las materias entregadas
a su conocimiento en Pleno o en Sala.
Revisten este carácter en nuestro país la generalidad de los tribunales ordinarios y especiales a
quienes se ha entregado el conocimiento de asuntos en segunda instancia y de los recursos de casación
en la forma y en el fondo, como del recurso de nulidad que se contempló en el nuevo sistema procesal
penal.
En el nuevo sistema procesal penal, los tribunales de juicio oral en lo penal siempre están
conformados por varios jueces y deben funcionar en Salas compuestas de tres miembros,
determinándose su integración por un sorteo anual que se efectuará durante el mes de enero de cada
año (artículos 17 y 21), por lo que se trata claramente de tribunales colegiados.
3) En atención a su preparación técnica, son legos, de jurados, escabinos y letrados.
a) Los tribunales o jueces legos son aquellos en que la función jurisdiccional es ejercida por jueces que
no requieren poseer el título de abogado.
En la actualidad, no existen jueces legos dentro de los tribunales ordinarios y la mayoría de los
tribunales especiales se encuentran integrados por jueces letrados. Excepcionalmente, nos
encontramos ante la existencia de un tribunal en la función puede ser ejercida por quien no posee el
título de abogado en el caso de los Tribunales militares en la primera instancia, en que el Juez
institucional es el comandante en Jefe de la respectiva división, pero que es asesorado por un auditor
que posee el titulo de abogado; en el caso de los jueces de Policía local en que la función es ejercida
por el Alcalde; en el caso de los miembros de la H. Comisión Resolutiva, en que sus miembros son en
mayoría legos. En el caso de los árbitros, la excepción más clara es la relativa a los árbitros
arbitradores.
b) Los tribunales de jurados se integran por un grupo de personas, elegidas entre los ciudadanos, por
lo general legas en derecho, quienes, tras el juicio oral, emiten un veredicto, en el que hace constar los
hechos que entienden como probados en dicho juicio. Este veredicto pasa a uno o varios jueces
profesionales, el o los cuales aplican las normas jurídicas al veredicto y extrae las conclusiones (fallo).
A este tipo de tribunales se la suele llamar de jurado puro.
c) Los tribunales de escabinos se caracterizan por la intervención de jueces legos, elegidos por los
ciudadanos que, tras el juicio oral, participan juntamente con jueces en la elaboración de la sentencia.
d) Los tribunales o jueces letrados o técnicos son aquellos en que la función jurisdiccional es ejercida
por jueces que necesariamente requieren poseer el título de abogado. La totalidad de los jueces
ordinarios que existen en nuestro país revisten el carácter de letrados.
4) En atención al tiempo que los jueces duran en sus funciones, son perpetuos o temporales
a) Tribunales perpetuos son aquellos en que los jueces son designados para ejercer indefinidamente el
cargo y permanecen en él mientras dure su buen comportamiento y no alcancen la edad de 75 años.
La totalidad de los jueces designados para integrar los tribunales ordinarios y la gran mayoría de los
designados para integrar tribunales especiales revisten éste carácter en nuestro derecho.
b) Tribunales temporales son aquellos que por disposición de la ley o acuerdo de las partes sólo
pueden ejercer su ministerio por un período de tiempo limitado. En nuestro país, revisten el carácter
de jueces temporales los árbitros (artículo 235 inciso 3° COT), y los miembros del tribunal
constitucional los que duran nueve años en sus cargos (artículo 92 CPR).
5) En atención a su nacimiento y duración frente a la comunidad, son comunes o permanentes y
accidentales o de excepción.
a) Los tribunales comunes o permanentes son aquellos que se encuentran siempre y continuamente a
disposición de la comunidad, cualquiera sea el asunto sometido a su conocimiento.
b) Los tribunales accidentales o de excepción son aquellos que no se encuentran siempre y
continuamente a disposición de la comunidad, sino que se constituyen para el conocimiento de un
asunto determinado en los casos previstos por la ley. Revisten el carácter de tribunales accidentales los
tribunales unipersonales de excepción y los jueces árbitros.
Los jueces de dedicación exclusiva o funcionamiento extraordinario se diferencian de los Ministros en
visita extraordinaria, dado que en el caso del Ministro en Visita siempre actúa como tal un Ministro de
Corte de Apelaciones o Corte Suprema y nunca un juez de letras, el que debe ser designado por los
tribunales superiores (artículo 559 COT), siendo las causas que justifican su nombramiento las
previstas en el artículo 560 COT. La designación de Ministro en Visita siempre se efectúa por un
tiempo determinado (artículo 562 COT), debiendo el Ministro visitador dar cuenta de su visita cuando
lo exija el tribunal y a lo menos mensualmente (artículo 563 COT).
En el nuevo sistema procesal penal no se contempla la actuación de jueces de letras de dedicación
exclusiva o funcionamiento extraordinario, ni tampoco se contempla la participación de los tribunales
unipersonales de excepción y de los ministros en visita conforme a la modificación introducida a los
artículos 50, 51, 52 y 559 COT. La única excepción la podríamos encontrar respecto del tribunal
unipersonal de excepción Ministro de la Corte Suprema para conocer de los delitos de jurisdicción de
los tribunales chilenos cuando puedan afectar las relaciones internacionales de la República con otro
Estado, al no haberse eliminado el Nº 2 del artículo 52 COT por la Ley 19.665.
6) En atención a la misión que cumplen en la tramitación y fallo, tenemos jueces tramitadores,
sentenciadores y mixtos.
a) Juez substanciador, tramitador o instructor es aquel que tiene por objeto tramitar el procedimiento
hasta dejarlo en una etapa determinada para que la sentencia sea pronunciada por otro órgano
jurisdiccional.
b) Juez sentenciador es aquel cuya misión se reduce a pronunciar sentencia en un procedimiento que
ha sido instruido por otro tribunal.
c) Juez Mixto son aquellos que cumplen la función de tramitar el procedimiento y pronunciar la
sentencia dentro de él.
En el antiguo procedimiento penal los jueces en primera instancia tienen el carácter de jueces mixtos,
puesto que les corresponde la instrucción del sumario, acusar y dictar sentencia dentro del proceso.
En el nuevo procedimiento penal, no existen los jueces instructores o mixtos, dado que la
investigación le corresponde dirigirla exclusivamente al Ministerio Público (artículos 83 CPR y 3, 77 y
180 CPP), correspondiéndole al juez de garantía sólo autorizar previamente toda actuación del
procedimiento que privare al imputado o a un tercero del ejercicio de los derechos que la Constitución
asegura, o lo restringiere o perturbare (artículo 9 NCPP).
Los jueces del tribunal oral son básicamente jueces sentenciadores, con la modalidad que ellos
resuelven sobre la base de las pruebas que se hubieren rendido ante ellos en el juicio oral (artículo 296
CPP).
7) En atención al lugar en que ejerce su función, tenemos tribunales sedentarios y ambulantes
a) Tribunales sedentarios son aquellos que deben ejercer sus funciones dentro de un determinado
territorio jurisdiccional, teniendo su asiento en un lugar determinado de ella al cual deben acudir las
partes para los efectos de requerirle el ejercicio de su función. En nuestro país, los tribunales tienen el
carácter de sedentarios.
b) Tribunales ambulantes son aquellos que acuden a administrar justicia en las diversas partes del
territorio que recorre, sin tener una sede fija para tal efecto. En el nuevo proceso penal, los tribunales
de juicio oral en lo penal pueden excepcionalmente pasar a tener el carácter de ambulantes respecto de
determinados procesos, conforme a lo previsto en el artículo 21 A inciso 1º COT, "Cuando sea necesario
para facilitar la aplicación oportuna de la justicia penal, de conformidad a criterios de distancia, acceso físico y
dificultades de traslado de quienes intervienen en el proceso, los tribunales orales en lo penal se constituirán y
funcionarán en localidades situadas fuera de su lugar de asiento”.
8) En atención a su jerarquía, distinguimos tribunales superiores e inferiores de justicia.
a) Tribunales superiores de Justicia, revisten el carácter de tribunales superiores la Corte Suprema y
las Cortes de Apelaciones, correspondiéndole al Senado resolver las contiendas de competencia que se
promuevan entre ellos y las autoridades políticas o administrativas, artículo 53 N° 3 CPR.
b) Tribunales inferiores de justicia, revisten tal carácter los juzgados de garantía, los tribunales de
juicio oral en lo penal, los jueces de letras y los tribunales unipersonales, correspondiéndole a la Corte
Suprema resolver las contiendas de competencia que se promuevan entre ellos y las autoridades
políticas o administrativas (artículo 82 inciso final CPR).
Excepcionalmente, el artículo 19 CPP contempla que la Corte de Apelaciones puede en algunos casos
resolver los conflictos que se susciten con motivo de la información requerida por el fiscal o el tribunal
de garantía a alguna autoridad si ésta se negare a proporcionarla.
9) En atención a la extensión de la competencia que poseen, están los tribunales con competencia
común y aquellos con competencia especial.
a) Los tribunales de competencia común son aquellos tribunales ordinarios que están facultados para
conocer de toda clase de asuntos, cualquiera sea su naturaleza.
b) Los tribunales de competencia especial son aquellos tribunales ordinarios que están facultados para
conocer sólo de los asuntos determinado que la ley les ha establecido.
La regla general que rige respecto de los tribunales en nuestro país, es la de competencia común, sin
perjuicio de poder apreciar que claramente la tendencia de estos últimos años es ir hacia la
especialización antes indicada.
10) En atención a la instancia en que resuelven el conflicto, están los tribunales de única, primera y
segunda instancia.
a) Tribunales de única instancia, son aquellos tribunales que resuelven el conflicto, sin que proceda el
recurso de apelación en contra de la sentencia que pronuncian.
En nuestro país los jueces de letras poseen competencia en única instancia para resolver las causas
civiles y de comercio cuya cuantía no exceda de 10 Unidades Tributarias Mensuales; las Cortes de
Apelaciones conocen en única instancia de los recursos de casación en la forma, de los recursos de
queja y de las consultas que correspondieren. La Corte Suprema conoce de la mayoría de los asuntos
en única instancia, como ocurre con el recurso de casación en la forma y en el fondo y los recursos de
queja. La excepción, es que la Corte Suprema conozca de asuntos en segunda instancia, como ocurre
con los recursos de amparo, protección, y amparo económico.
En el nuevo proceso penal, los tribunales de juicio oral ejercen su competencia en única instancia,
puesto que en contra de sus resoluciones no es procedente el recurso de apelación (artículo 364 CPP).
Igualmente, los juzgados de garantía ejercen competencia por regla general en única instancia, puesto
que sólo procede el recurso de apelación respecto de las resoluciones expresamente previstas por el
legislador (artículo 370 CPP).
b) Tribunales de primera instancia son aquellos tribunales que resuelven el conflicto, procediendo el
recurso de apelación en contra de la sentencia que pronuncian, para que ella sea revisada por el
tribunal superior jerárquico.
En nuestro país los jueces de letras, sean ordinarios o especiales, tienen casi plenitud de la
competencia para conocer de los asuntos en la primera instancia. Las Cortes de Apelaciones
excepcionalmente poseen competencia en primera instancia. La Corte Suprema no conoce de asuntos
en primera instancia.
En el nuevo procedimiento penal, los juzgados de garantía ejercen competencia en primera instancia
por ser procedente en contra de las resoluciones que pronuncien el recurso de apelación en los casos
previstos en el artículo 370 CPP, sin perjuicio de la procedencia muy restringida de este recurso.
c) Tribunales de segunda instancia son aquellos tribunales que conocen del recurso de apelación
interpuesto en contra de la sentencia pronunciadas por el tribunal de primera instancia. En nuestro
país las Cortes de Apelaciones, sea respecto de tribunales ordinarios o especiales, tienen casi la
plenitud de la competencia para conocer de los asuntos en la segunda instancia. La Corte Suprema
conoce de algunos asuntos en segunda instancia, como ocurre con los recursos de amparo, protección,
y amparo económico.
11) En atención a la forma en que resuelven el conflicto, se distinguen los tribunales de derecho y los
de equidad.
a) Tribunales de Derecho son aquellos que deben pronunciar su sentencia para resolver el conflicto
con sujeción a lo establecido en la ley.
En nuestro derecho, la regla general es que los tribunales sean de derecho, puesto que sólo en defecto
de la ley se encuentran facultados para resolver el conflicto aplicando los principios de equidad,
artículo 170 N° 5 CPC.
b) Tribunales de Equidad son aquellos que se encuentran facultados para pronunciar su sentencia
aplicando los principios de equidad, como es el caso de los árbitros arbitradores.
BASES DEL EJERCICIO DE LA JURISDICCIÓN
Concepto  Son todos aquellos principios establecidos por la ley para el adecuado y eficiente
funcionamiento de los órganos jurisdiccionales. Son los siguientes:















Legalidad
Independencia
Inamovilidad
Responsabilidad
Territorialidad
Jerarquía y Grado
Publicidad
Sedentariedad
Pasividad
Competencia Común
Inavocabilidad
Inexcusabilidad
Gratuidad
Autogeneración incompleta
Estatuto de los jueces
 Continuatividad
A) BASE ORGÁNICA DE LA LEGALIDAD
La legalidad como base para el ejercicio de la función jurisdiccional, que aparece contemplada en la
CPR y en el COT, puede ser apreciada desde tres puntos de vista:
1) Legalidad en un sentido orgánico  Este principio indica que sólo en virtud de una Ley se pueden
crear Tribunales. El artículo 76 inciso 1º CPR establece que "la facultad de conocer de las causas civiles y
criminales, de resolver y de hacer ejecutar lo juzgado, pertenece exclusivamente a los tribunales establecidos por
la ley".
a) En cuanto al instante en que debe verificarse el establecimiento del tribunal, ello debe
acontecer necesariamente con anterioridad a la iniciación del proceso, y no del hecho de que se
trate. Así lo disponer el artículo 19 Nº 3 inciso 4º CPR: "nadie puede ser juzgado por comisiones
especiales, sino por el tribunal que le señale la ley y que se halle establecido con anterioridad por esta", y
el artículo 2º CPP, "nadie puede ser juzgado por comisiones especiales, sino por el tribunal que señalare
la ley y que se hallare establecido por ésta con anterioridad a la perpetración del hecho".
b) Por otra parte, el artículo 77 CPR exige que la organización y atribuciones de los tribunales
se determine a través de la dictación de una Ley Orgánica Constitucional, que corresponde a
las materias que se refieren a la organización y atribuciones de los tribunales del COT. La
aprobación, modificación o derogación de dicha ley orgánica, además de los requisitos
generales, requiere que se oiga previamente a la Corte Suprema, al momento de darse cuenta
del proyecto o antes de su votación en sala (artículo 77 inciso 2º CPR y 16 LOCCN 18.918).
2) Legalidad en sentido funcional  De acuerdo a este principio, los Tribunales deben actuar dentro
del marco que les fija la ley y deben fallar los conflictos dándole a ella la correspondiente aplicación.
a) Los artículos 6º y 7º CPR se encargan de establecer la existencia del Estado de Derecho,
debiendo los tribunales como órganos públicos actuar dentro de la orbita de competencia
prevista por el legislador y conforme al procedimiento previsto en la ley. El marco dentro del
cual pueden actuar los tribunales se encuentra establecido por la ley, al tratar de la
competencia en los artículos 108 y siguientes COT, adoleciendo de nulidad los actos
apartándose de sus atribuciones.
b) Por otra parte, los asuntos que se encuentran sometidos a su decisión deben ser fallados por
los Tribunales aplicando la ley que se encuentra vigente. Es así, como los artículos 170 Nº5
CPC y 342 letra d) CPP, establecen que el tribunal debe, al dictar la sentencia definitiva que
resolverá el conflicto, contemplar en aquella las consideraciones de derecho que fundamentan
su decisión.
Si el tribunal resuelve el asunto apartándose de la ley, el fallo adolecerá de nulidad y podrá ser
impugnado a través de la interposición del recurso de casación en el fondo, en materia civil
(artículo 767 CPC); en tanto, en el nuevo proceso penal, la forma de alegar esta nulidad es el
recurso de nulidad (artículo 373 letra b) CPP).
3) Legalidad en el sentido de garantía constitucional  En este sentido, el principio de la legalidad
importa la igualdad en la protección de los derechos de las personas dentro de la actividad
jurisdiccional.
El artículo 19 Nº 3 CPR establece este aspecto de la base y garantía de la legalidad, velando porque
todas las personas tengan acceso a proteger sus derechos a través del ejercicio de la función
jurisdiccional en un debido proceso y con la asistencia jurídica necesaria para ello. Para ello se
contempla en este artículo:
a) Derecho a la defensa jurídica,
b) Prohibición de juzgamiento por comisiones especiales,
c) La existencia previa de un debido proceso, para que como culminación de él se dicte el fallo que
resuelva un conflicto,
d) Prohibición de presumir de derecho la responsabilidad penal,
e) Irretroactividad de la ley penal sancionatoria, y
f) Prohibición de establecer leyes penales en blanco.
B) BASE DE LA INDEPENDENCIA
La razón de la independencia judicial no necesita explicación: si el juez no está libre de cualquier
interferencia o presión exterior, no podrá administrar justicia imparcialmente según la ley.
Ella se puede apreciar desde tres puntos de vista:
1) Independencia orgánica o política  Ella consiste en que el Poder Judicial goza de autonomía
frente a los demás Poderes del Estado, sin que exista una dependencia jerárquica de éste respecto del
Poder Legislativo o Ejecutivo.
El artículo 76 CPR contempla expresamente esta estructura del Poder Judicial no subordinada
jerárquicamente a los otros Poderes del Estado al prescribir que "la facultad de conocer las causas civiles y
criminales, de resolverlas y de hacer ejecutar lo juzgado, pertenece exclusivamente a los tribunales establecidos
por la ley".
Es por ello que ninguna actuación podría ejercerse por parte del Poder Legislativo o Ejecutivo que
tengan por objeto atentar en contra de la estructura independiente del Poder Judicial que contempla la
Constitución, lo que es ratificado por el artículo 12 COT: "el Poder Judicial es independiente de toda otra
autoridad en el ejercicio de sus funciones".
Pero esta independencia del Poder Judicial no se contempla sólo en un sentido positivo, sino que
también en el negativo, esto es, en la prohibición del Poder Judicial de inmiscuirse en la
independencia de los otros Poderes del Estado en su actuar. Así lo dispone el artículo 4º COT, que
dispone que "es prohibido al Poder Judicial mezclarse en las atribuciones de otros poderes públicos y en general
ejercer otras funciones que las determinadas en los artículos precedentes".
Finalmente, el artículo 222 del CP resguarda este principio estableciendo un tipo penal referente a la
usurpación de funciones.
Respecto de la independencia orgánica debemos tener presente que se ha señalado que la
independencia del Poder Judicial no ha existido nunca, completa ni integral, fundamentalmente
debido a la carencia de una independencia económica que es uno de los pilares en que hubiere
sustentarse un Poder Judicial verdaderamente autónomo.
2) Independencia funcional  Ella consiste en que no sólo existe un Poder estructurado independiente
a los otros con una autonomía propia, sino que además la función jurisdiccional que se les ha
encomendado se ejerce sin que los otros Poderes del Estado se inmiscuyan en cualquier forma en el
desempeño del cometido que se les ha confiado.
Ella se encuentra expresamente en la CPR al señalar en su artículo 77 que "la facultad de conocer las
causas civiles y criminales, de resolverlas y de hacer ejecutar lo juzgado, pertenece exclusivamente a los
tribunales establecidos por la ley. Ni el Presidente de la República ni el Congreso pueden, en caso alguno, ejercer
funciones judiciales, evocarse causas pendientes, revisar los fundamentos o contenidos de sus resoluciones o de
hacer revisar proceso fenecidos".
Con el fin de mantener dicha independencia, se le ha dotado además de la facultad de imperio en el
artículo 76 incisos 3º y 4º CPR, por los que "Para hacer ejecutar sus resoluciones y practicar o hacer practicar
los actos de instrucción que determine la ley, los tribunales ordinarios de justicia y los especiales que integran el
Poder Judicial, podrán impartir ordenes directas a la fuerza pública o ejercer los medios de acción conducentes de
que dispusieren. Los demás tribunales lo harán en la forma que la ley determine. La autoridad referida deberá
cumplir sin más trámites el mandato judicial y no podrá calificar su fundamento u oportunidad ni la justicia o
legalidad de la resolución que se trata de ejecutar".
En el mismo sentido el artículo 11 COT dispone que para hacer ejecutar sus sentencias y practicar o
hacer practicar los actos de instrucción que decreten, podrán los tribunales requerir de las demás
autoridades el auxilio de la fuerza pública que de ellas dependieren o los otros medios de acción
conducentes de que dispusieren.
3) Independencia personal  Ella consiste en que les personas que desempeñen la función
jurisdiccional son enteramente autónomas del resto de los Poderes del Estado e incluso dentro del
Poder Judicial para los efectos de construir el juicio lógico sentencia que ha de resolver el conflicto
sometido a su decisión.
El constituyente para proteger la actuación independiente de las personas que ejercen la función
jurisdiccional ha establecido un cierto privilegio o beneficio de inviolabilidad, artículo 81 CPR, el cual
dispone que "los magistrados de los tribunales superiores de justicia, los fiscales judiciales y los jueces letrados
que integran el Poder Judicial, no podrán ser aprehendidos sin orden del tribunal competente, salvo el caso de
crimen o simple delito flagrante y sólo para ponerlos a disposición del tribunal que debe de conocer del asunto en
conformidad a la ley".
Además, se establece para cautelar esta independencia personal en el ejercicio de sus funciones, que
los jueces permanecerán en sus cargos durante su buen comportamiento; pero los inferiores
desempeñaran su respectiva judicatura por el tiempo que determinen las leyes (artículo 80 inciso 1º
CPR). La expresión “por el tiempo que determinen las leyes”, se refiere a los jueces temporales de
distrito o delegación, eliminados por la reforma al COT de 1989.
Por otra parte, el inciso 2º del referido artículo 80 CPR, establece que no obstante lo anterior
(inamovilidad) los jueces cesarán en sus funciones al cumplir 75 años de edad; o por renuncia o
incapacidad legal sobreviviente en caso de ser depuesto de sus destinos por causa legalmente
sentenciada. La norma relativa a edad no regirá respecto del Presidente de la Corte Suprema, quien
continuará en su cargo hasta el término de su período.
La independencia personal nos conduce a señalar que el juez está sometido a la ley, y que en
consecuencia, el principio de la independencia personal de los jueces reconoce una limitación en la ley
en el actuar de los órganos jurisdiccionales, es decir, el principio de legalidad. Por otra parte, en
cuanto a la independencia personal del juez dentro del Poder Judicial respecto de los otros tribunales,
se encuentra garantizada por la base orgánica de la inavocabilidad consagrada en el artículo 8º COT,
de acuerdo al cual "ningún tribunal puede avocarse el conocimiento de causas o negocios pendientes ante otro
tribunal, a menos que la ley le confiera expresamente esta facultad".
4) Independencia de Funciones de Poderes del Estado y las relaciones entre ellos  Para los efectos de
limitar el poder y evitar su concentración en un poder absoluto, se ha distribuido éste en varias
funciones del Estado. Para velar por el correcto ejercicio de cada función, se ha establecido en la CPR
diversas técnicas de control entre las distintas funciones (frenos y contrapesos).
Control judicial sobre la administración pública  Se verifica fundamentalmente a través de:
a)
Conocimiento y fallo de los asuntos contenciosos administrativos (artículo 38 inciso 2º CPR).
b)
Protección de las libertades civiles y derechos fundamentales que ostentan de igual forma
todos las destinatarios del poder, fundamentalmente a través de:
i)
la acción de reclamación ante la Corte Suprema por acto a resolución administrativa
que prive o desconozca a un ciudadano de su nacionalidad chilena (artículo 12 CPR);
ii) el recurso de amparo ante cualquier acción u omisión ilegal o arbitraria de la
autoridad administrativa que prive, perturbe o amenace a un ciudadano respecto de
su libertad personal o seguridad individual (artículo 21 CPR); y
iii) el recurso de protección ante cualquiera acción u omisión ilegal o arbitraria de la
autoridad administrativa que prive, perturbe o amenace a un ciudadano respecto de
los derechos y garantías que se indican en el artículo 20 de la Carta Fundamental.
c)
Resolución sobre conflictos que se pueden producir en el ejercicio de las funciones asignadas a
los otros poderes del Estado. En nuestro país, le corresponde a la Corte Suprema conocer de las
contiendas de competencia que se susciten entre las autoridades administrativas y los
tribunales inferiores de justicia (artículo 191 inciso 2º COT).
Control judicial sobre el Poder Legislativo  Se verifica fundamentalmente a través de:
a)
b)
Los Senadores y Diputados sólo pueden ser sometidos a proceso, o privados de su libertad
previo desafuero, el que es de competencia en primera instancia del Pleno de la Corte de
Apelaciones respectiva (artículo 61 CPR).
A la Corte Suprema le corresponde conocer de las contiendas de competencia que se susciten
entre las autoridades políticas y los tribunales inferiores de justicia (artículo191 inciso 2º COT).
Funciones de control que ejerce el Poder Ejecutivo respecto del Poder Judicial y de las otras relaciones
que existen entre éstos dos poderes  Se pueden señalar las siguientes:
a)
El Poder Ejecutivo interviene en el nombramiento de los jueces de acuerdo a lo previsto en los
artículos 32 Nº 14 y 78 CPR y artículos 279 y siguientes COT.
b)
El Presidente de la República puede requerir a la Corte Suprema para declarar que los jueces
no han tenido buen comportamiento para que se verifique su remoción del cargo (artículo 80
CPR).
c)
Al Presidente de la República le corresponde la iniciativa exclusiva del proyecto de ley de
Presupuesto, dentro de la cual se contemplan los recursos que se deben destinar al Poder
Judicial para su funcionamiento dentro del año respectivo, artículo (65 inciso 2º CPR).
d)
El Presidente de la República puede conceder indultos, los que son procedentes una vez que se
ha dictado una sentencia ejecutoriada en el respectivo proceso (artículo 32 Nº 14 CPR).
Funciones de control que ejerce el Poder Legislativo respecto del Poder Judicial y de las otras
relaciones que existen entre estos dos poderes  Se pueden señalar las siguientes:
a)
El Senado interviene en el nombramiento de los Ministros de la Corte Suprema de acuerdo a lo
previsto en los artículos 53 Nº 10 y 78 CPR.
b)
Conocer de las acusaciones que se entablen en contra de los magistrados de los tribunales
superiores de justicia por notable abandono de sus deberes (artículo 52 Nº 2 letra c) y Nº 1 letra
a) CPR).
c)
Al Senado, le corresponde conocer de las contiendas de competencia que se susciten entre las
autoridades políticas o administrativas y los tribunales superiores de justicia (artículo 53 Nº 3
CPR).
d) Dictar las leyes que concedan indultos generales y amnistías y las que fijen las normas
generales con arreglo a los cuales debe ejercerse la facultad del Presidente de la República para
conceder indultos particulares (artículo 63 Nº 16 CPR).
C) BASE DE LA INAMOVILIDAD
Ella esta vinculada íntimamente a los principios de la independencia y de la responsabilidad. La
independencia del juez queda asegurada de un modo práctico con el principio de la inamovilidad
judicial, la cual impide que un Juez o Magistrado pueda ser privado del ejercicio de su función, bien
sea de manera absoluta o limitada en cuanto al tiempo, lugar o forma en que se realiza, si no es con
sujeción a las normas establecidas por la Ley.
Pero la inamovilidad, no es absoluta y es limitada por la responsabilidad, lo que es ratificado por el
artículo 80 CPR al señalar que “los jueces permanecerán en sus cargos durante su buen comportamiento”.
Forma de poner término a la inamovilidad  La ley ha establecido una serie de procedimientos para
poner término a esta garantía. Tales son:
a) El juicio de amovilidad  Este procedimiento, regulado en los artículos 338 y 339 COT ha dejado
de tener aplicación práctica, toda vez que existen dos posibilidades más que lo suplen con creces.
Señala el artículo 338 COT que "los Tribunales Superiores instruirán el respectivo proceso del amovilidad,
procediendo de oficio o a requisición del oficial del ministerio público del mismo tribunal.
La parte agraviada podrá requerir al tribunal o al ministerio público para que instaure el juicio e instaurado,
podrá suministrar elementos de prueba al referido ministerio".
De los juicios de amovilidad corresponde conocer a las Cortes de Apelaciones cuando se trate de
jueces de letras (artículo 63 Nº 4 letra c COT); al Presidente de la Corte de Apelaciones de Santiago
cuando se trate de los ministros de la Corte Suprema (artículo 51 Nº 1 COT), y al Presidente de éste
último tribunal cuando se trate de los ministros de las Cortes de Apelaciones (artículo 53, Nº 1 COT).
Este juicio se tramita como procedimiento sumario (artículo 339 inciso 1º COT), oyendo al juez
inculpado y al ministerio público, fallándose apreciando la prueba de acuerdo a las reglas de la sana
crítica conjuntamente con la culpabilidad del juez.
Las Cortes de Apelaciones deben designar, en cada caso, a uno de sus ministros para que forme
proceso y lo trámite hasta dejarlo en estado de sentencia (artículo 339 inciso 2º COT).
Toda sentencia absolutoria en los juicios de amovilidad debe ser notificada al fiscal de la Corte
Suprema, a fin de que, si lo estima procedente, entable ante el Tribunal Supremo, el o los recursos
correspondientes (artículo 339 inciso 3º COT).
b) La calificación anual  Este es un procedimiento indirecto por el cual un juez que, gozando de
inamovilidad, ha sido mal calificado es removido de su cargo por el solo ministerio de la ley. De
acuerdo al artículo 278 bis COT, "El funcionario que figure en la lista Deficiente o, por segundo año
consecutivo, en lista Condicional, una vez firme la calificación respectiva, quedará removido de su cargo por el
solo ministerio de la ley. En tanto no quede firme la mencionada calificación, el funcionario quedará de inmediato
suspendido de sus funciones”.
c) La remoción acordada por la Corte Suprema  Señala el artículo 80 inciso 3º CPR que "en todo caso,
la Corte Suprema por requerimiento del Presidente de la República, a solicitud de parte interesada, o de oficio,
podrá declarar que los jueces no han tenido buen comportamiento y, previo informe del inculpado y de la Corte
de Apelaciones respectiva, en su caso, acordar su remoción por la mayoría del total de sus componentes. Estos
acuerdos se comunicarán al Presidente de la República para su conocimiento".
D) BASE DE LA RESPONSABILIDAD
La base de la responsabilidad es la consecuencia jurídica derivada de actuaciones o resoluciones de los
tribunales que la ley sanciona según la naturaleza de la acción u omisión en que el juez ha incurrido.
Ella se encuentra consagrada en el artículo 79 CPR, pero limitándola a una categoría de
responsabilidad, cual es, la responsabilidad ministerial, al señalar que "Los jueces son personalmente
responsables por los delitos de cohecho, falta de observancia en materia substancial de las leyes que reglan el
procedimiento, denegación y torcida administración de justicia y, en general de toda prevaricación en que
incurran en el desempeño de sus funciones.
Tratándose de los ministros de la Corte Suprema, la ley determinará los casos y el modo de hacer efectiva esta
responsabilidad".
A nivel legal, los artículos 324 y siguientes del COT y 223 y siguientes del CP regulan directamente la
responsabilidad ministerial, estableciendo este último Código una serie de figuras típicas que sólo
pueden cometer los jueces.
Por su parte, el artículo 13 del COT indica que "las decisiones o decretos que los jueces expidan en los
negocios de que conozcan no les impondrán responsabilidad sino en los casos expresamente determinados por la
ley".
Especies de responsabilidad
1) Responsabilidad común  Es la consecuencia de actos u omisiones que el juez realiza en su carácter
de individuo particular y no como funcionario del orden judicial.
2) Responsabilidad disciplinaria  La responsabilidad disciplinaria es la consecuencia de actos que el
juez realiza con falta o abuso, incurriendo en indisciplina o faltando al orden interno del Poder
Judicial.
3) Responsabilidad política  Esta clase de responsabilidad proviene de una abstención y afectando
únicamente a los tribunales superiores de Justicia, por la causal del artículo 52 Nº 2 letra c) CPR, es
decir notable abandono de sus deberes.
Se ha discutido en doctrina el alcance de la expresión "notable abandono de sus deberes", habiéndose
formulado dos conceptos a su respecto, uno restringido y otro amplio.
El concepto restringido implicaría que el notable abandono de deberes solamente abarcaría la
infracción de deberes meramente adjetivos, se referiría a la conducta externa o formal de los
magistrados en el cumplimiento de la función jurisdiccional, pues el Congreso no puede entrar a
calificar la forma cómo los tribunales aplican la ley, ni el fundamento de sus fallos.
El concepto amplio, en cambio, configura que el notable abandono de deberes comprende no sólo la
infracción de deberes de carácter meramente adjetivos o administrativos, sino que también la
infracción de deberes sustantivos por parte de los magistrados, ya que de seguir la tesis restrictiva se
quitaría efectividad a la acusación.
Por otra parte, mientras algunos consideran que comprende tanto acciones como omisiones; otros
sostienen que sólo se penan éstas últimas, obviamente, siempre que éstas sean notables, manifiestas.
4) Responsabilidad ministerial  Es la consecuencia jurídica de actos o resoluciones que los jueces
pronuncian en el ejercicio de sus funciones.
A esta categoría de responsabilidad se refiere el artículo 79 CPR, complementado por los artículos 324
y siguientes COT y artículo 223 y siguientes CP.
El artículo 324 COT explícita el precepto constitucional al decir que "El cohecho, la falta de observancia en
materia sustancial de las leyes que reglan el procedimiento, la denegación y la torcida administración de justicia
y, en general, toda prevaricación o grave infracción de los deberes que las leyes imponen a los jueces, los deja
sujeto al castigo que corresponda según la naturaleza o gravedad del delito, con arreglo a lo establecido en el
Código Penal.
Esta disposición no es aplicable a los miembros de la Corte Suprema en lo relativo a la falta de observancia de las
leyes que reglan el procedimiento ni en cuanto a la denegación ni a la torcida administración de la justicia".
El argumento que normalmente se da para defender este precepto, es que no existe tribunal superior
jerárquico de la Corte Suprema que pueda calificar esta falta de observancia o la denegación o torcida
administración de justicia. Por otra parte, por razones prácticas el constituyente y el legislador han
preferido presumir que los miembros de tan alto tribunal no van a incurrir en falta tan grave lo que,
en todo caso, no los excluye de la eventual responsabilidad política en que pudieren incurrir.
El conocimiento de los asuntos en que se pretende hacer efectiva la responsabilidad civil de los jueces
se radica en ministros de fuero. En efecto, de acuerdo al artículo 50 Nº 4 COT, un ministro de la Corte
de Apelaciones respectiva conoce en primera instancia "de las acusaciones o demandas civiles que se
entablen contra los jueces de letras para hacer efectiva la responsabilidad criminal o civil resultante del ejercicio
de sus funciones ministeriales".
Por su parte, el artículo 51 Nº 2 COT entrega al conocimiento del Presidente de la Corte de
Apelaciones de Santiago "De las demandas civiles que se entablen contra uno o más miembros de la Corte
Suprema o contra su fiscal para hacer efectiva su responsabilidad por actos cometidos en el desempeño de sus
funciones".
Finalmente, toca conocer de tales acusaciones o demandas civiles entabladas con igual finalidad en
contra de uno o más miembros o fiscales de las Cortes de Apelaciones, al Presidente de la Corte
Suprema (artículo 53 Nº 2 COT).
En el nuevo sistema procesal penal no existirá este fuero.
 Responsabilidad penal ministerial  Ella deriva de la comisión de ciertos delitos por parte del
juez en el ejercicio de su ministerio; es más en los artículos 223 y siguientes del CP, se
contemplan una serie de figuras delictivas que sólo pueden ser cometidas por personas que
tengan la calidad de funcionarios.
Esta responsabilidad no puede ser exigida directamente, sino que es menester efectuar un
procedimiento de calificación previa, denominado querella de capítulos.
 Responsabilidad civil ministerial  De toda acción penal deriva una acción civil. En tal
situación se ha puesto el artículo 325 COT al señalar que "todo juez delincuente será, además,
civilmente responsable de los daños estimables en dinero que con su delito hubiere irrogado a cualquiera
persona o corporaciones".
En segundo lugar, como un resguardo doble en beneficio del afectado, el artículo 326 inciso 1º
COT, establece una responsabilidad civil emanada de un cuasidelito, al señalar expresamente
que "La misma responsabilidad afectará al juez si el daño fuere producido por un cuasidelito".
¿Puede un juez ser civilmente responsable aunque no haya cometido un delito penal?
Los textos mayoritariamente se inclinan por decir que no hay responsabilidad civil
independiente del delito penal. Sin embargo, a juicio de Mario Mosquera ello es perfectamente
posible, ya que entre otros argumentos, sería absurdo e ilógico perdonar la negligencia o la
malicia del actuar de un juez que, pese a causar un daño en forma ilícita, no incurriera en un
delito penal. Sería convertir al juez en un irresponsable civil de sus faltas en el ejercicio de su
ministerio.
Resguardo legal de la actividad jurisdiccional  El legislador ha ideado mecanismos para evitar la
proliferación de procedimientos en contra de jueces sin que exista el fundamento suficiente para ello.
Estos mecanismos son los siguientes:
a) Debe haber un examen de admisibilidad o calificación  A él se refiere el artículo 328 COT, que
dispone que "ninguna acusación o demanda civil entablada contra un juez para hacer efectiva su
responsabilidad criminal o civil podrá tramitarse sin que sea previamente calificada de admisible por el juez o
tribunal que es llamado a conocer de ella".
Este precepto nos conduce a la "querella de capítulos", procedimiento que "tiene por objeto hacer efectiva
la responsabilidad criminal de los jueces, fiscales judiciales y fiscales del ministerio público por actos que
hubieren ejecutado en el ejercicio de sus funciones e importen una infracción penada por la ley” (artículo 424
CPP).
De acuerdo al artículo 425 CPP, quien califica los antecedentes a fin de declarar admisible los capítulos
de acusación, será la Corte de Apelaciones correspondiente.
b) La causa en la que la responsabilidad ministerial se ha originado ha debido terminar por sentencia
ejecutoriada  Prescribe el artículo 329 COT que "no podrá hacerse efectiva la responsabilidad criminal o
civil en contra de un juez mientras no haya terminado por sentencia firme la causa o pleito en que se supone
causado el agravio".
c) No puede deducirse acusación o demanda civil en contra un juez para hacer efectiva su
responsabilidad criminal o civil si no se hubieren entablado oportunamente los recursos que la ley
franquea para la reparación del agravio causado  Así lo señala expresamente el artículo 330 inciso
1º primera parte COT.
d) La demanda o la acusación deben interponerse en un término bastante breve: seis meses  "No
puede deducirse acusación o demanda civil contra un juez... cuando hayan transcurrido seis meses desde que se
hubiere notificado al reclamante la sentencia firme recaída en la causa en que supone inferido el agravio"
(artículo 330 inciso 1º segunda parte COT).
"Para las personas que no fueren las directamente ofendidas o perjudicadas por el delito del juez cuya
responsabilidad se persigue, el plazo de seis meses correrá desde la fecha en que se hubiere pronunciado sentencia
firme" (artículo 330 inciso 2º COT).
Finalmente, el artículo 330 inciso 3º autoriza a los jueces a actuar de oficio cuando el juez incurra en
responsabilidad penal.
Efectos de la condena a un juez por responsabilidad ministerial  El efecto de la condena a un juez
en cuanto a la causa principal es que “ni en el caso de responsabilidad criminal ni en el caso de
responsabilidad civil la sentencia pronunciada en el juicio de responsabilidad alterará la sentencia firme"
(artículo 331 COT).
Para esta situación, sin embargo, se establecen correctivos:
i) el recurso de revisión (artículo 810 Nº 3 CPC);
ii) el recurso de revisión en materia penal (artículo 473 CPP), y
E) BASE DE LA TERRITORIALIDAD
El principio de la territorialidad consiste en que cada tribunal ejerce sus funciones dentro de un
territorio determinado por la ley. Se encuentra establecido en el artículo 7º COT, el cual señala que
"Los tribunales sólo podrán ejercer su potestad en los negocios y dentro del territorio que la ley les hubiere
respectivamente asignado".
Sin embargo existen excepciones establecidas en la ley:
a) Actuaciones Jueces de Santiago  Los jueces Civiles de la Región Metropolitana en caso que se les
fije un territorio jurisdiccional exclusivo dentro de ella (lo que hasta ahora no ha ocurrido. Artículo 43
inciso 3º COT).
b) Inspección personal del tribunal  Los tribunales pueden realizar las actuaciones que configuran el
medio de prueba "inspección personal del tribunal" fuera del territorio que la ley les ha asignado (artículo
403 inciso 2º COT).
c) Exhortos  Los exhortos no constituyen una verdadera excepción de la territorialidad, ya que no
existe un traslado de un tribunal a otro territorio, sino que una comunicación para la práctica de una
actuación por el tribunal del territorio correspondiente al del lugar en que ella ha de realizarse.
d) Los exhortos en caso de desacumulación de expedientes en materia penal  Artículo 160 inciso final
COT.
F) BASE DE LA JERARQUÍA O GRADO
Los tribunales tienen una estructura piramidal, que en su base tiene a los jueces ordinarios de menor
jerarquía (Jueces de Garantía, jueces de tribunal oral en lo penal y Jueces de Letras) y va subiendo
hasta llegar a la cúspide, donde se encuentra la Corte Suprema.
La aplicación del principio de la jerarquía o grado es considerada para los siguientes efectos:
1.- La estructura piramidal de los tribunales se considerada por el legislador para distribuir entre ellos
la competencia para el conocimiento de los diversos asuntos.
2.- La estructura piramidal de los tribunales permite la existencia de la instancia, que se vincula al
recurso de apelación.
3.- El principio de la jerarquía determina también la regla general de la competencia llamada de la
jerarquía o grado, a que se refiere el artículo 110 COT.
4.- El principio de la jerarquía determina las diversas facultades disciplinarias que posee cada tribunal.
A mayor jerarquía del tribunal mayor gravedad revisten las sanciones que puede aplicar en uso de sus
facultades disciplinarias.
5.- El principio de la jerarquía es considerado por el legislador dentro del régimen de recursos para
determinar el tribunal que deberá conocer de ellos.
6.- El principio de la jerarquía ha sido contemplado por el legislador para determinar el tribunal
competente que conoce de las recusaciones (artículo 204 COT).
G) BASE DE LA PUBLICIDAD
El artículo 9º COT se encarga de establecer el principio de la publicidad respecto de los actos de los
tribunales, al señalar que "los actos de los tribunales son públicos, salvo las excepciones expresamente
establecidas por la ley".
El secreto y sus clasificaciones  Este principio de la publicidad reconoce excepciones dentro de
nuestro derecho, en el sentido de que el legislador ha establecido procesos o actuaciones que son
secretas para las partes y/o para los terceros. De acuerdo con ello, se ha clasificado por la doctrina el
secreto de la siguiente manera:
a) Secreto Absoluto  Aquel en que la norma legal impide tener acceso a un expediente o actuación a
las partes y a los terceros que no tengan interés en él.
b) Secreto Relativo  Es aquel en que la norma legal impide a los terceros tener acceso a un
expediente o actuación, pero no a las partes de él.
Casos de secreto en nuestra legislación
Nuestro legislador ha establecido el secreto absoluto para:
a) Los acuerdos de los tribunales colegiados  Los acuerdos de las Cortes de Apelaciones y Corte
Suprema son privados; pero se podrá llamar a los relatores u otros empleados cuando dichos
tribunales lo estimen necesario (artículo 81 y 103 COT).
Además, el legislador ha establecido el secreto relativo en los siguientes casos:
a) Libro de distribución de causas  El artículo 176 COT establece que el presidente de la Corte de
Apelaciones debe distribuir las demandas asignándoles un número de orden según su naturaleza y
dejando constancia de ellos en un libro llevado al efecto. Dicho libro no puede ser examinado sin
orden del tribunal.
b) Libro de palabras o pasajes abusivos  Los jueces de letras se encuentran facultados para hacer
tarjar por el secretario las palabras o pasajes abusivos contenidos en los escritos que presenten las
partes y dejar copia de ellos en un libro que al efecto habrá en el juzgado. Dicho libro tiene el carácter
de privado (artículo 531 Nº 2 COT).
c) Las sesiones tribunales colegiados para la calificación de los funcionarios  De acuerdo a lo
previsto en los artículos 274 y 276 COT las sesiones que realizan los tribunales colegiados para
efectuar la calificación son secretas.
d) Adopción  Todos las tramitaciones, tanto judiciales como administrativas y la guarda de
documentos a que de lugar la adopción, serán reservadas, salvo que los interesados en su solicitud de
adopción hayan requerido lo contrario.
H) BASE DE LA SEDENTARIEDAD
El principio de la sedentariedad importa que los tribunales deban ejercer sus funciones en un lugar
fijo y determinado. Es decir, en nuestro país no existen jueces viajeros o ambulantes como en otros
países.
Los artículos 28 a 40, 54 y 94 COT se encargan de establecer el lugar donde deberán ejercer sus
funciones los tribunales ordinarios.
Hace excepción a esta regla, el artículo 21 A COT que permite a los tribunales orales en lo penal y
funcionar en localidades situadas fuera de su lugar de asiento cuando se necesario para facilitar la
aplicación oportuna de la justicia penal de conformidad a criterios de distancia, acceso físico y
dificultades de traslado de quienes intervienen en el proceso.
I) BASE DE LA PASIVIDAD
Este principio se encuentra establecido en el inciso 1º del artículo 10º COT, el que señala que "los
tribunales no podrán ejercer su ministerio sino a petición de parte salvo en los casos en que la ley les faculte para
proceder de oficio".
Este principio de ejercicio de la jurisdicción guarda estrecha relación con el principio formativo del
procedimiento denominado "dispositivo", el que consiste en que la intervención del juez, tanto en el
inicio como en general durante el juicio, se encuentra condicionada a la actuación y requerimiento de
las partes, es decir, que el impulso procesal radica en las partes.
Como contrapartida al principio dispositivo, se encuentra el principio inquisitivo, el cual, implica que
el juez se encuentra obligado a iniciar de oficio el procedimiento y realizar dentro de éste todas las
investigaciones tendientes a determinar los hechos, teniendo las partes una intervención limitada con
el carácter de coadyuvantes de él, si se puede así decir.
En nuestro derecho, existe una primacía de la pasividad de los tribunales y de la aplicación del
principio dispositivo en el procedimiento, aunque no alcanza, aún en materia civil, las características
de regla general que se le pretende dar.
Al efecto, dentro de nuestro ordenamiento jurídico se contemplan una serie de normas que permiten
actuar al tribunal por propia iniciativa para el logro de un ejercicio eficaz de la función jurisdiccional,
aún en materia civil.
Los casos más trascendentes en los cuales podemos apreciar una aplicación del principio inquisitivo
en nuestros procedimientos son los siguientes:
Dentro del Procedimiento Civil, podemos citar como los casos excepcionales que más resaltantes en
que juega el principio inquisitivo, los siguientes, entre otros:
a)
El tribunal se encuentra facultado para declarar de oficio la nulidad absoluta cuando aparece
de manifiesto en el acto o contrato (artículo 1683 CC).
b)
El juez de oficio puede no dar curso a la demanda que no contenga las indicaciones ordenadas
en los tres primeros números del artículo 254 CPC, expresando el defecto de que adolece
(artículo 256 CPC).
c)
El juez, en el juicio ejecutivo, puede denegar la ejecución si el título presentado tiene mas de
tres años, contados desde que la obligación se haya hecho exigible (artículo 442 CPC).
d) El juez puede y debe declarar de oficio su incompetencia absoluta para el conocimiento de la
causa; Respecto de los tribunales de segunda instancia, artículo 209 CPC.
e)
El juez se encuentra facultado para declarar de oficio la nulidad de lo obrado en el proceso y
rechazar de oficio los incidentes impertinentes (artículo 84 incisos 1º y 4º CPC).
J) BASE DE LA COMPETENCIA COMÚN
Consiste en que el legislador pretende que los tribunales conozcan de toda clase de asuntos, es decir,
tanto civiles como penales. Este principio general de la competencia común de los tribunales
ordinarios se encuentra contemplado en el inciso 1º del artículo 5º COT.
Sin embargo, a medida de que avanza la complejidad de las materias o necesidad de que se fallen
rápidamente, se han creado tribunales especiales.
Las excepciones a esta regla de la competencia común de los tribunales ordinarios se encuentran en
los siguientes casos:
1.- Creación de jueces con competencia penal y jueces de letras civiles en algunas comunas o
agrupación de comunas  Una vez que entre en vigencia el nuevo sistema procesal penal, los
tribunales de juicio oral en lo penal siempre tendrán el carácter de tribunales de competencia especial,
dado que sólo poseen competencia penal o conexa a ella conforme a lo previsto en el artículo 18 COT.
Tratándose de los juzgados de garantía, la regla general será que ellos sean tribunales con
competencia especial en lo penal (artículo 16 COT).
2.- Creación de juzgados especiales  El artículo 5º COT se ha encargado de reconocer la existencia de
diversos tribunales especiales para el conocimiento de asuntos específicos, dentro de los cuales
resaltan los Juzgados de Familia, Juzgados de Letras del Trabajo, de Policía Local y los Juzgados
Institucionales (Militares, Navales y Aeronáuticos), Juzgados de cobranza laboral y previsional.
Pareciera ser que en la actualidad la existencia de tribunales especiales para el conocimiento de
asuntos específicos se encuentra reconocida por nuestro ordenamiento
3.- Establecimiento de Salas especializadas en la Corte Suprema  De acuerdo a lo establecido en los
artículos 95 y 99 COT, la Corte Suprema debe funcionar dividida en salas especializadas o en Pleno.
La Corte Suprema debe establecer mediante Auto Acordado, cada dos años, las materias que debe
conocer cada una de las salas en que se divida, tanto en funcionamiento ordinario como
extraordinario. Para tal efecto, debe especificar la o las salas que conocerán de materias civiles,
penales, constitucionales, contencioso administrativas, laborales, de menores, tributarias u otras que el
mismo tribunal determine.
K) BASE DE LA INAVOCABILIDAD
Este principio consiste en la prohibición que tienen los tribunales de entrar a conocer de asuntos de los
cuales se encuentra conociendo otro tribunal. Se encuentra consagrado en el artículo 8º COT, el cual
señala que "ningún tribunal puede avocarse el conocimiento de causas o negocios pendientes ante otro tribunal,
a menos que la ley le confiera expresamente esta facultad".
Este principio aparece consagrado también en caso de existir dos o más tribunales competentes para
conocer de un asunto en la regla general de la competencia denominada de la inexcusabilidad o
prevención, consagrada en el artículo 112 COT.
Las excepciones que se señalan respecto del principio de la inavocabilidad son las siguientes:
a)
Visitas de los Ministros de Corte (artículos 560 y 561 COT).
b)
La acumulación de autos o expedientes, en materia civil (artículo 92 CPC).
c)
El sometimiento de un asunto civil a arbitraje. Las partes pueden de común acuerdo someter
un asunto pendiente ante un tribunal a arbitraje, con lo cual cesa la competencia del tribunal
que estaba conociendo del asunto y pasa a ser conocido éste por el árbitro.
L) BASE DE LA INEXCUSABILIDAD
Este principio se encuentra consagrado, con rango constitucional, en el inciso 2º del artículo 76 CPR, el
cual señala que "reclamada su intervención en forma legal y en negocios de su competencia, no podrá excusarse
de ejercer su autoridad, ni aún por falta de ley que resuelva la contienda o asunto sometido a su decisión". En
iguales términos se refiere el artículo 10º inciso 2º COT.
De acuerdo con ello, cualquier acto arbitrario o ilegal de otro poder del Estado (Legislativo o
Ejecutivo) puede ser controlado por los tribunales, a través del recurso de protección o de un juicio de
lato conocimiento.
En consecuencia, de acuerdo con el principio de la inexcusabilidad, la falta de ley para la resolución de
un asunto no constituye una justificación válida para que un tribunal se niegue a conocer de un asunto
(artículo 10º inciso 2º COT), por lo que deberá resolver por medio de la equidad (artículo 170 Nº 5
CPC).
M) BASE DE LA GRATUIDAD
Este principio de la gratuidad comprende dos aspectos:
a)
Las partes no remuneran directamente a las personas que ejercen la actividad jurisdiccional,
puesto que ellos revisten el carácter de funcionarios públicos.
b)
Las partes deben contar con asesoría judicial dentro del proceso para que exista igualdad en
la protección de los derechos.
Este aspecto se encuentra consagrado constitucionalmente en el artículo 19 Nº 3 CPR.
Los medios legales que existen para brindar esta asistencia jurídica gratuita son los que siguen:
a)
Los abogados de turno, a que se refieren los artículos 595 a 599 del Código Orgánico de
Tribunales.
b)
La asesoría jurídica de las Corporaciones de Asistencia Judicial o de otras instituciones
públicas o privadas que ofrecen tal asistencia gratuita, reconocidas por el Código Orgánico
de Tribunales en los artículos 523 Nº 5º –referente a la práctica profesional de seis meses que
deben realizar todos los postulantes al título de abogado- y 600 –en relación con el privilegio
de pobreza de que gozan los patrocinados por dichas instituciones.
c)
El privilegio de pobreza, que consiste en el beneficio legal por el cual las personas de escasos
recursos tienen ciertos derechos.
d)
Para efectos del nuevo sistema procesal penal cabe mencionar la Defensoría Penal Pública,
organismo público que tiene por objeto proporcionar la defensa gratuita a que tiene derecho
el imputado en el proceso penal cuando no cuente con un defensor de su confianza, en los
términos de los artículos 102 a 107 del CPP.
N) BASE DE LA AUTOGENERACIÓN INCOMPLETA
Esta base se refiere al sistema de nombramiento y designación de los jueces en nuestro país.
En el mundo se han contemplado diversas formas de nombramiento de los jueces, siendo éstos:
1.2.3.4.5.6.7.-
La compra de cargo de juez
La elección popular de los jueces
Los jueces son elegidos por el Parlamento
Los jueces son nombrados por el Poder Ejecutivo
Los jueces son nombrados por el Poder Judicial o autogeneración
El sistema mixto de nombramiento
Los jueces son designados por el Consejo Superior de Magistratura, por el cual un cuerpo
colegiado encargado de designar al personal judicial esta constituido, bajo la presidencia del
Presidente de la República, por miembros del Parlamento y por miembros de la judicatura.
Sistema de nombramiento en Chile
El sistema de designación en nuestro país es el de autogeneración incompleta, donde intervienen el
Poder Judicial, que propone, y el Poder Ejecutivo (Presidente de la República), quien escoge y nombra.
Tratándose de Ministros de la Corte Suprema, a partir de la dictación de la Ley 19.541 interviene
también el Senado, quien debe aprobar la proposición del Presidente de la República.
Señala el artículo 78 CPR establece el sistema de nombramiento de los jueces.
O) BASE DEL ESTATUTO DE LOS JUECES
Los jueces como depositarios del ejercicio de una función pública tienen regulado no sólo su sistema
de nombramiento, sino que la forma en la cual deben instalarse en el ejercicio de las funciones, sus
obligaciones, prohibiciones, prorrogativas y honores.
1. Instalación  La instalación de los jueces, momento en que pueden ellos comenzar a ejercer la
función, esta configurado por dos elementos: el nombramiento y el juramento (artículo 299 COT).
"Los miembros designados para la Corte Suprema prestarán su juramento ante el presidente del mismo tribunal.
Los miembros designados para la Corte de Apelaciones ante el presidente del respectivo tribunal. Ante el mismo
funcionario prestarán juramento también los jueces de letras” (artículo 300 COT).
El artículo 304 COT establece las formalidades del juramento. Una vez prestado, se hace constar y se
entra inmediatamente en funciones (artículo 305 COT).
El artículo301 COT se refiere al caso de juramento prestado ante otras autoridades que las señaladas
en el artículo 300 COT, para la prontitud de la Administración de Justicia.
2. Prohibiciones de los jueces  Ellas tienen por finalidad evitar la distracción de la actividad
ordinaria. Estas prohibiciones son:
a)
Ejercer la abogacía, salvo las causas personales o de sus cónyuges, ascendientes, descendientes,
hermanos o pupilos (artículo 316 COT).
b)
Los jueces no pueden desempeñarse como árbitros y no pueden aceptar compromisos (artículo
317 COT).
Los jueces no deben expresar opinión anticipada de los asuntos que van a conocer (artículo 320
COT).
c)
d) Los jueces se encuentran afectos a la prohibición de adquirir cosas o derechos litigiosos de los
juicios que conocen (artículo 321 COT).
e)
Existe una prohibición de adquirir pertenencias mineras dentro de su territorio jurisdiccional
(artículo 322 COT).
f)
Finalmente, el artículo 323 COT prohíbe a los funcionarios judiciales:
1.-
Dirigir al Poder Ejecutivo, funcionarios públicos o a corporaciones oficiales,
felicitaciones o censuras por sus actos;
2.-
Tomar en las elecciones populares o en los actos que les precedan más parte que la
de emitir su voto personal: No obstante, deben ejercer las funciones y cumplir los
deberes que por razón de sus cargos les imponen las leyes;
3.-
Mezclarse en reuniones, manifestaciones u otros actos de carácter político, o efectuar
cualquiera actividad de la misma índole dentro del Poder Judicial;
4.-
Publicar, sin autorización del Presidente de la Corte Suprema, escritos de defensa de
su conducta oficial o atacar en cualquier forma, la de otros jueces o magistrados".
3. Obligaciones de los jueces  Son los siguientes:
a) Deber de residencia  Señala el artículo 311 inciso 1º COT que "los jueces están obligados a residir
constantemente en la ciudad o población donde tenga su asiento el tribunal en que debe prestar sus servicios
(…)”.
b) Deber de asistencia  Indica el artículo 312 inciso 1º COT que "están igualmente obligados a asistir
todos los días a la sala de su despacho, y a permanecer en ella desempeñando sus funciones durante cuatro horas
como mínimo cuando el despacho de causas estuviere al corriente, y de cinco horas, a lo menos, cuando se hallare
atrasado, sin perjuicio de lo que en virtud del Nº 4 artículo 96, establezca la Corte Suprema”.
Por su parte, indica el artículo 313 COT que "las obligaciones de residencia y asistencia diaria al despacho
cesan durante los días feriados (…) y el período de vacaciones de Febrero”.
Por su parte, el artículo 314 inciso 1º COT dispone que "durante el feriado de vacaciones funcionarán de
lunes a viernes de cada semana los jueces de letras que ejerzan jurisdicción en lo civil para conocer de aquellos
asuntos a que se refiere el inciso segundo de este artículo. En las comunas o agrupación de comunas en donde
haya más de uno, desempeñará estas funciones el juez que corresponda de acuerdo con el turno que para este
efecto establezca la Corte de Apelaciones respectiva. En Santiago funcionarán dos juzgados de letras en lo civil,
de acuerdo con el turno que señale la Corte de Apelaciones de Santiago para tal efecto. La distribución de las
causas entre estos juzgados se hará por el presidente de este tribunal".
No obstante el feriado, existen tribunales que durante su transcurso deben seguir conociendo de los
asuntos: los jueces con competencia criminal, los juzgados de familia y los juzgados con competencia
común.
Existe también una institución, denominada la "habilitación del feriado". A ella se refiere el artículo
314 inciso 2º COT al decir que los jueces durante el feriado de vacaciones deberán conocer:
1)
2)
3)
4)
5)
6)
7)
8)
De todas las cuestiones de jurisdicción voluntaria;
De los juicios posesorios;
De los asuntos a que se refiere el Nº 1 del artículo 680 del C.P.C.
De los juicios del trabajo y de los asuntos relativos a menores cuando les corresponda.
De las medidas prejudiciales y precautorias,
De las gestiones a que dé lugar la notificación de los protestos de cheques,
De los juicios ejecutivos hasta la traba del embargo inclusive, y
De todas aquellas cuestiones, respecto de las cuales se conceda especialmente habilitación de
feriado. En todo caso, deberán admitirse a tramitación las demandas, de cualquiera
naturaleza que ellas sean, para el solo efecto de su notificación.
La habilitación del feriado es una solicitud que se presenta ante el correspondiente tribunal para que
éste, por motivos fundados, autorice la práctica de una determinada diligencia durante el feriado de
vacaciones.
El único elemento que el tribunal toma en consideración para conceder o rechazar la petición de
habilitación es la urgencia o necesidad en la práctica de una diligencia. Así, es de notoria conveniencia
autorizar durante el feriado una notificación a fin de evitar que transcurra el tiempo necesario de
prescripción interrupción civil.
c) Deber de cumplimiento diligente de sus funciones  A este deber se refiere el artículo 319 inciso 1º
COT, que dispone que "Los jueces están obligados a despachar los asuntos sometidos a su conocimiento en los
plazos que fija la ley o con toda la brevedad que las actuaciones de su ministerio les permitan, guardando en este
despacho el orden de la antigüedad de los asuntos, salvo cuando motivos graves y urgentes exijan que dicho
orden se altere”.
4. Honores y prerrogativas de los jueces  Son los siguientes:
a)
El artículo 306 COT establece el tratamiento que debe dárseles a los jueces, según su
jerarquía, señalando que "La Corte Suprema tendrá el tratamiento de Excelencia y las Cortes de
Apelaciones el de Señoría Ilustrísima.
Cada uno de los ministros de estos mismos tribunales y los jueces de letras tendrán tratamiento de
Señoría".
b)
El artículo 307 COT se refiere a la ubicación en ceremonias públicas, indicando que "Los jueces
ocuparán en las ceremonias públicas el lugar que les asigne, según su rango, el reglamento respectivo".
c)
De acuerdo al artículo 308 COT, "los jueces están exentos de toda obligación de servicio personal que
las leyes impongan a los ciudadanos chilenos".
d)
En cuanto a los jueces jubilados, éstos "gozarán de las mismos honores y prerrogativas que los que
se hallan en actual servicio".
P) BASE DE LA CONTINUATIVIDAD
La jurisdicción se ha señalado que constituye no sólo un Poder, sino que también un Deber para el
Estado, es por ello, que debe el Estado proveer una continua administración de justicia. Ello se logra
con dos instituciones, la subrogación y la integración.
La Subrogación  Ella se ha definido como el reemplazo automático y que opera por el solo
ministerio de la ley respecto de un juez o de un Tribunal colegiado que están impedidos para el
desempeño de sus funciones.
Opera tanto respecto de tribunales unipersonales como de los tribunales colegiados. La subrogación
sólo opera respecto de los tribunales colegiados cuando el impedimento o inhabilidad afecta a todo el
tribunal y no solo a algunos de los miembros de éste, puesto que en tal caso se deben aplicar las
normas de integración.
Se entenderá que un juez falta para que opere la subrogación en caso de muerte, enfermedad,
permiso administrativo, implicancia o recusación o si no hubiere llegado a la hora ordinaria de
despacho o si no estuviere presente para evacuar aquellas diligencias que requieren su intervención
personal, como son las audiencias de pruebas, los remates, los comparendos u otras semejantes, de
todo lo cual dejará constancia, en los autos, el secretario que actúe en ellos (artículo 214 COT).
A. Subrogación de los jueces de garantía
Regla general  El juez de garantía que falte o no pueda intervenir en determinadas causas, será
subrogado por otro juez de garantía del mismo juzgado (artículo 206 inciso 1º COT).
Si el juzgado de garantía contare con un solo juez, éste será subrogado por el juez del juzgado con
competencia común de la misma comuna o agrupación de comunas y, a falta de éste, por el secretario
letrado de este último (artículo 206 inciso 2º COT).
Reglas supletorias  Si no se pudiere aplicar la regla general, se deben aplicar las siguientes reglas;
1.-
La subrogación se hará por un juez del juzgado de garantía de la comuna más cercana
perteneciente a la jurisdicción de la misma Corte de Apelaciones.
2.-
A falta de dicho juez de garantía, subrogará el juez del juzgado con competencia común de la
comuna o agrupación de comunas más cercana y, en su defecto, el secretario letrado de este
último juzgado
3.-
En defecto de todos los designados en las reglas anteriores, la subrogación se hará por los
jueces de garantía de las restantes comunas de la misma jurisdicción de la Corte de
Apelaciones a la cual pertenezcan, en orden de cercanía. Para estos efectos, las Cortes de
Apelaciones fijarán cada dos años el orden de cercanía territorial de los distintos juzgados de
garantía, considerando la facilidad y rapidez de las comunicaciones entre sus lugares de
asiento (artículo 207 COT).
4.-
Cuando no resultare aplicable ninguna de las reglas anteriores, actuará como subrogante un
juez de garantía, a falta de éste un juez de letras con competencia común o, en defecto de
ambos, el secretario letrado de este último, que dependa de la Corte de Apelaciones más
cercana (artículo 208 COT).
B. Subrogación de jueces orales en lo penal
1º.- En todos los casos en que una sala de un tribunal oral en lo penal no pudiere constituirse
conforme a la ley por falta de jueces que la integren, subrogará un juez perteneciente al
mismo tribunal oral y, a falta de éste, un juez de otro tribunal oral en lo penal de la
jurisdicción de la misma Corte, para lo cual se aplicarán análogamente los criterios de
cercanía territorial previstos en el artículo 207 (artículo 210 inciso 1º COT).
2º.- A falta de un juez de un tribunal oral en lo penal de la misma jurisdicción, lo subrogará un
juez de juzgado de garantía de la misma comuna o agrupación de comunas, que no hubiere
intervenido en la fase de investigación (artículo 210 inciso 1º COT).
3º.-
Si no resultare posible aplicar ninguna de las reglas anteriores, actuará como subrogante un
juez perteneciente a algún tribunal oral en lo penal que dependa de la Corte de Apelaciones
más cercana o, a falta de éste, un juez de un juzgado de garantía de esa otra jurisdicción
(artículo 210 inciso 3º COT).
4º.-
En defecto de las reglas precedentes, resultará aplicable lo dispuesto en el artículo 213 o, si
ello no resultare posible, se postergará la realización del juicio oral hasta la oportunidad más
próxima en que alguna de tales disposiciones resultare aplicable (artículo 210 inciso 4º COT).
C. Subrogación de los jueces de letras
Regla general  El juez de letras que falte o se encuentre inhabilitado para conocer de determinados
asuntos, será subrogado por el secretario del mismo tribunal siempre que sea abogado (artículo 211
inciso 1º COT).
Reglas supletorias  Son las siguientes:
1.-
Si en la comuna o agrupación de comunas hay dos jueces de letras, aunque sean de distinta
jurisdicción  La falta de uno de ellos será suplida por el secretario del otro que sea
abogado. A falta de éste, por el juez del otro juzgado.
2.-
Si en la comuna o agrupación de comunas hay más de dos jueces de letras de una misma
jurisdicción  La subrogación de cada uno se hará por el que le sigue en el orden numérico
de los juzgados y el del primero reemplazara al del último.
3.-
Si en la comuna o agrupación de comunas hay más de dos jueces de letras de distinta
jurisdicción: La subrogación corresponderá a los otros de la misma jurisdicción según la regla
anterior.
Si ello no es posible, la subrogación se hará por el secretario que sea abogado del tribunal de
la misma jurisdicción o por el secretario abogado del juzgado de la otra jurisdicción a quien
corresponda el turno siguiente. A falta de éste, la subrogación se hará por el juez de la otra
jurisdicción a quien corresponde el turno siguiente.
4.-
Si en la comuna o agrupación de comunas hay un sólo juez de letras  El juez es subrogado
por el defensor público o por el más antiguo de ellos, cuando haya mas de uno.
A falta o inhabilidad del defensor público, el juez es subrogado por alguno de los abogados
de la terna que anualmente formará la Corte de Apelaciones respectiva, siguiéndose
estrictamente el orden de ella. En defecto de todos ellos, subrogará el secretario abogado del
juez del territorio jurisdiccional más inmediato. Se entiende por tal aquel con cuya ciudad
cabecera sean más fáciles y rápidas las comunicaciones, aunque dependan de distintas Cortes
de Apelaciones, pero sin alterar la jurisdicción de la primitiva Corte.
En defecto de todos ellos, la subrogación se hará por el juez del juzgado del territorio
jurisdiccional más inmediato. Tanto el secretario como el juez del territorio jurisdiccional más
inmediato subrogante pueden constituirse en el juzgado que se subrogue.
Facultades de los jueces subrogantes
a) El subrogante es juez de letras, defensor público o secretario abogado del mismo tribunal,
entonces ejerce con plenitud la facultad jurisdiccional (artículo 214 COT).
b)
El subrogante es un abogado, entonces sólo pueden dictar sentencias definitivas en aquellos
negocios en que conozcan por inhabilidad, implicancia o recusación del titular. Respecto de las
otras causas solo pueden tramitar éstas hasta dejarlas en estado de dictar sentencia (artículo
214 COT).
c)
Los secretarios de los juzgados que no sean abogados, sólo pueden dictar las providencias de
mera substanciación.
D.- Subrogación de la Cortes de Apelaciones
Si en una sala de las Cortes de Apelaciones no queda ningún miembro hábil se diferirá el
conocimiento del negocio a otra de las salas de que se componga el tribunal. Si la inhabilidad o
impedimento afecta a la totalidad de los miembros, pasará el asunto a la Corte de Apelaciones que
debe subrogar, según la lista establecida en el COT (artículo 216).
E.- Subrogación de la Corte Suprema
En casos que no pudiere funcionar la Corte Suprema por inhabilidad de la mayoría o de la totalidad
de sus miembros, será integrada por Ministros de la Corte de Apelaciones de Santiago, llamados por
su orden de antigüedad (artículo 218 inciso 1º COT).
Integración  Ella se ha definido como el reemplazo por el sólo ministerio de la ley de alguno o
algunos de los Ministros de los tribunales colegiados que estén impedidos o inhabilitados para el
desempeño de sus funciones.
La integración sólo opera tratándose de los tribunales colegiados y ellas tienen por objeto completar el
quórum necesario para que pueda funcionar el tribunal colegiado.
A.- Integración de las Cortes de Apelaciones
Ellas se integran con:
1.- Con los miembros no inhabilitados del mismo tribunal.
2.- Con sus fiscales.
3.- Con los abogados que se designen anualmente con este objeto (abogados integrantes).
En las Cortes de Apelaciones, las salas no se pueden integrar con mayoría de abogados integrantes a
partir de la modificación introducida en ese sentido al artículo 215 del COT por la Ley 19.810.
Los abogados o procuradores de las partes podrán, por medio del relator de la causa, recusar sin
expresión de causa a uno de los abogados de la Corte, no pudiendo ejercerse este derecho sino
respecto de dos miembros aunque sea mayor el número de partes litigantes. Esta recusación deberá
hacerse antes de comenzar la audiencia en que va a verse la causa, cuando se trate de abogados que
hayan figurado en el acto de instalación del respectivo tribunal o en el momento de la notificación a
que se refiere el artículo 166 CPC en los demás casos (artículo 198 inciso 2º COT).
Para hacer valer la recusación se debe pagar en estampillas el impuesto que contempla el inciso final
del artículo 198 COT.
En caso de recusación de un abogado integrante, el Presidente de la respectiva Corte procederá de
inmediato a formar sala llamando a otro miembro que puede integrar no inhabilitado salvo que ello
no fuere posible por causa justificada (artículo 113 inciso final CPC). La regla general es que se
suspenda la vista.
B.- Integración de la Corte Suprema
Al respecto, debemos distinguir dos situaciones:
1.- La falta o inhabilidad afecta a menos de la mayoría de los miembros de la Corte Suprema o
alguna de sus salas. En tal caso ella se integra:
a)
Con los Ministros no inhabilitados de la misma Corte Suprema.
b)
Con el Fiscal.
c) Con los abogados integrantes que se designen para tal efecto por el Presidente de la República.
Las salas de la Corte Suprema no podrán funcionar con mayoría de abogados integrantes, tanto en su
funcionamiento ordinario como extraordinario (artículo 218 COT).
B.- La falta o inhabilidad afecta a más de la mayoría de los miembros de la Corte Suprema. En este
caso será integrada por Ministros de la Corte de Apelaciones de Santiago, llamados por su orden de
antigüedad (artículo 218 COT).
CAPÍTULO II. LOS TRIBUNALES ORDINARIOS
I) LOS JUECES DE GARANTÍA
Estos jueces están regulados fundamentalmente en los artículos 14 a 16 del COT.
Concepto  Son tribunales ordinarios, generalmente colegiados en cuanto a su composición, pero
siempre unipersonales en cuanto a su funcionamiento, letrados, de derecho y permanentes, que
ejercen sus facultades sobre una comuna o agrupación de comunas y conocen en única o primera
instancia exclusivamente de todos los asuntos penales que se rigen por el nuevo Código Procesal
Penal. Su superior jerárquico es la Corte de Apelaciones respectiva.
Requisitos  Los jueces de garantía tienen la misma categoría que los jueces de letras y en
consecuencia para su nombramiento deben regir los mismos requisitos que para ellos. Sin embargo,
para la instalación de esos juzgados de garantía se han contemplado normas especiales en el artículo
1º transitorio de la ley 19.665, el cual permite la opción de los correspondientes jueces de letras en lo
criminal a los juzgados orales en lo penal o de garantía. Si nada dicen, se entiende que pasan a ejercer
el cargo de juez de garantía.
Si no se llenaren los cargos para juez de juicio oral se deberá llamar a concurso para proveer los cargos
y a continuación se procederá a llenar los cargos de jueces vacantes de juzgados de garantía.
Para concursar a estos cargos se deberá haber aprobado un curso habilitante que la Academia Judicial
impartirá al efecto.
Nombramiento  Los jueces de garantía se designan conforme al procedimiento general de los jueces
de letras, salvo las normas de excepción que se contemplan en el artículo 1º transitorio de la Ley
19.665.
Características  Son las siguientes:
a) Son tribunales ordinarios.
b) Son tribunales generalmente colegiados en cuanto a su composición, pero que actúan y resuelven
unipersonalmente los asuntos sometidos a su conocimiento (artículo 14 inciso 1º COT).
c) Son tribunales letrados, en cuanto para desempeñar el cargo de tal se requiere contar con el título de
abogado.
d) Son tribunales de derecho, en cuanto deben fallar conforme a lo que establece la ley.
e) Son permanentes, puesto que se mantienen en sus cargos mientras dure su buen comportamiento y
no superen la edad de 75 años de acuerdo a lo establecido en el artículo 80 de la CPR.
f) Son responsables civil, criminal y disciplinariamente en el desempeño de sus cargos.
g) Su territorio o radio de competencia es una comuna o agrupación de comunas.
h) Tienen la plenitud de la competencia en única instancia para conocer de los asuntos penales que se
contemplan en el nuevo Código Procesal Penal, con excepción de aquellos que se entregan al
conocimiento de los tribunales orales en lo penal. Excepcionalmente conocen en primera instancia de
aquellos asuntos apelables según el artículo 370 CPP.
i) Tienen competencia especial, en el sentido de que el juez de garantía sólo conoce dentro de su
territorio de los asuntos penales que se regulan conforme al nuevo Código Procesal Penal (artículo 16
COT).
j) Se clasifican en jueces de garantía de comunas o agrupación de comunas, de capital de provincia y
de asiento de Corte de Apelaciones.
h) Tienen como superior jerárquico a la Corte de Apelaciones respectiva.
Territorio en que ejercen sus Funciones  Tienen su asiento en una Comuna, y ejercen su
competencia respecto de una comuna o agrupación de comunas determinadas por el artículo 16 COT.
Competencia  A ellos corresponde conocer de:
a) Asegurar los derechos del imputado y demás intervinientes en el proceso penal, de acuerdo a la ley
procesal penal.
b) Dirigir personalmente las audiencias que procedan, de conformidad a la ley procesal penal.
c) Dictar sentencia, cuando corresponda, en el procedimiento abreviado que contemple la ley procesal
penal, del cual conocen en primera instancia.
d) Conocer y fallar las faltas penales de conformidad con el procedimiento contenido en la ley
procesal penal, del cual conocen en única instancia.
e) Conocer y fallar, conforme a los procedimientos regulados en el Título I del Libro IV del Código
Procesal Penal, las faltas e infracciones contempladas en la Ley de alcoholes, cualquiera sea la pena
que a ella les asigne, del cual conocen en única instancia.
f) Hacer ejecutar las condenas criminales y las medidas de seguridad, y resolver las solicitudes y
reclamos relativos a dicha ejecución, de conformidad a la ley procesal penal; y
g) Conocer y resolver todas las cuestiones y asuntos que este Código y la ley procesal penal les
encomienden.
II.- LOS TRIBUNALES DE JUICIO ORAL EN LO PENAL
Estos tribunales jueces están regulados fundamentalmente en los artículos 17 a 21 COT.
Concepto  Son tribunales ordinarios, colegiados en cuanto a su composición y funcionamiento,
letrados, de derecho y permanentes, que ejercen sus facultades sobre una comuna o agrupación de
comunas y conocen en única instancia exclusivamente de todos los asuntos penales que se rigen por el
nuevo Código Procesal Penal. Su superior jerárquico es la Corte de Apelaciones respectiva.
Requisitos  Los jueces de los tribunales de juicio oral, al igual que los jueces de garantía, tienen la
misma categoría que los jueces de letras, y se aplica respecto de ellos todo lo señalado
precedentemente respecto de los jueces de garantía en cuanto a sus requisitos y nombramiento.
Características  Son las siguientes:
a) Son tribunales ordinarios.
b) Son tribunales colegiados, en cuanto a su composición y funcionamiento. En cuanto a su
composición, el número de jueces que componen cada tribunal de juicio oral en lo penal varía desde
un mínimo de tres jueces hasta un máximo de veintisiete jueces según el tribunal de juicio oral en lo
penal que se trate (artículo 21 COT).
En cuanto al funcionamiento del tribunal de juicio oral, ellos funcionarán en una o más salas
integradas por tres de sus miembros.
La distribución de las causas entre las diversas salas se hará de acuerdo a un procedimiento objetivo y
general que deberá ser anualmente aprobado por el comité de jueces del tribunal, a propuesta del juez
presidente.
Las decisiones de los tribunales orales en lo penal se regirán, por las reglas sobre acuerdos del COT.
c) Son tribunales letrados, en cuanto para desempeñar el cargo de tal se requiere contar con el título de
abogado.
d) Son tribunales de derecho, en cuanto deben fallar conforme a lo que establece la ley.
e) Son permanentes, puesto que se mantienen en sus cargos mientras dure su buen comportamiento y
no superen la edad de 75 años de acuerdo a lo establecido en el artículo 80 de la CPR.
f) Son responsables civil, criminal y disciplinariamente en el desempeño de sus cargos.
g) Su territorio o radio de competencia es siempre una agrupación de comunas, por lo que son
menores en número que los jueces de garantía. El artículo 21 se encarga de señalar el asiento de cada
tribunal de juicio oral en lo penal y las comunas sobre las cuales ejerce cada tribunal de juicio oral en
lo penal su competencia.
Sin perjuicio del lugar de asiento, se hace excepción al principio de la sedentariedad, al permitirse a
éstos trasladarse fuera de dicho lugar para ejercer su función jurisdiccional (artículo 21 A COT).
h) Tienen la plenitud de la competencia en única instancia para conocer del juicio oral en lo penal
respecto de los crímenes y simples delitos, a menos que respecto de ellos sea aplicable el
procedimiento abreviado o el procedimiento simplificado, en cuyo caso son conocidos por el juez de
garantía conforme a esos procedimientos.
i) Tienen siempre competencia especial, en atención a que el tribunal oral en lo penal sólo conoce
dentro de su territorio de los asuntos penales que se regulan conforme al nuevo Código Procesal Penal
y respecto de los cuales se les otorga competencia (artículo 18 COT)
j) Se clasifican en jueces de tribunal de juicio oral en lo penal de comunas o agrupación de comunas,
de capital de provincia y de asiento de Corte de Apelaciones.
h) Tienen como superior jerárquico a la Corte de Apelaciones respectiva.
Territorio en que ejercen sus Funciones  Tienen su asiento en una Comuna, y ejercen su
competencia respecto de una comuna o agrupación de comunas establecidas en el artículo 21 COT.
Competencia  Corresponderá a los tribunales de juicio oral en lo penal:
a) Conocer y juzgar las causas por crimen o simple delito, salvo aquellas relativas a simples
delitos cuyo conocimiento y fallo corresponda a un juez de garantía;
b)
Resolver, en su caso, sobre la libertad o prisión preventiva de los acusados puestos a su
disposición.
c)
Resolver todos los incidentes que se promuevan durante el juicio oral, y
d) Conocer y resolver los demás asuntos que la ley procesal penal les encomiende.
III.- EL COMITÉ DE JUECES Y LA ORGANIZACIÓN ADMINISTRATIVA DE LOS JUZGADOS
DE GARANTÍA Y TRIBUNALES ORALES EN LO PENAL
Existencia del Comité de Jueces  El Comité de Jueces debe existir:
a) Sólo en los juzgados de garantía en los que sirvan tres o más jueces, y
b) En todo tribunal oral en lo penal, sin importar su composición.
Composición del Comité de Jueces  Se integra de la siguiente forma:
a)
En aquellos juzgados o tribunales compuestos por cinco jueces o menos, el comité de jueces
se conformará por todos ellos.
b)
En aquellos juzgados o tribunales conformados por más de cinco jueces, el comité lo
compondrán los cinco jueces que sean elegidos por la mayoría del tribunal, cada dos años.
Funcionamiento del Comité de Jueces  Los acuerdos del comité de jueces se adoptarán por mayoría
de votos; en caso de empate decidirá el voto del juez presidente.
Facultades del Comité de Jueces  El Comité de jueces tendrá las siguientes facultades:
a)
Aprobar el procedimiento objetivo y general de distribución de causas a que se refieren los
artículos 15 y 17 COT.
b)
Designar, de la terna que le presente el juez presidente, al administrador del tribunal.
c)
Calificar anualmente al administrador del tribunal;
d) Resolver acerca de la remoción del administrador;
e)
Designar al personal del juzgado o tribunal, a propuesta en terna del administrador;
f)
Conocer de la apelación que se interpusiere en contra de la resolución del administrador que
remueva al sub-administrador, a los jefes de unidades o a los empleados del juzgado o
tribunal;
g)
Decidir el proyecto de plan presupuestario anual que le presente el juez presidente, para ser
propuesto a la Corporación Administrativa del Poder Judicial, y
h)
Conocer de todas las demás materias que señale la ley.
El Juez Presidente del Comité de Jueces  Al juez presidente del comité de jueces le corresponderá
velar por el adecuado funcionamiento del juzgado o tribunal.
En el cumplimiento de esta función, tendrá los siguientes deberes y atribuciones:
a)
Presidir el comité de jueces;
b)
Relacionarse con la Corporación Administrativa del Poder Judicial en todas las materias
relativas a la competencia de ésta;
c)
Proponer al comité de jueces el procedimiento objetivo y general a que se refieren los artículos
15 y 17 COT.
d) Elaborar anualmente una cuenta de la gestión jurisdiccional del juzgado;
e)
Aprobar los criterios de gestión administrativa que le proponga el administrador del tribunal y
supervisar su ejecución;
f)
Aprobar la distribución del personal que le presente el administrador del tribunal;
g)
Calificar al personal, teniendo a la vista la evaluación que le presente el administrador del
tribunal;
h)
i)
Presentar al comité de jueces una terna para la designación del administrador del tribunal;
Evaluar anualmente la gestión del administrador, y
j)
Proponer al comité de jueces la remoción del administrador del tribunal.
La organización administrativa de los juzgados de garantía y de los tribunales orales en lo penal 
Los juzgados de garantía y los tribunales orales en lo penal se organizarán en unidades
administrativas para el cumplimiento eficaz y eficiente de las siguientes funciones:
1.- Sala  Que consistirá en la organización y asistencia a la realización de las audiencias.
2.- Atención de público  Destinada a otorgar una adecuada atención, orientación e información
al público.
3.- Servicios  Que reunirá las labores de soporte técnico de la red computacional del juzgado o
tribunal, de contabilidad y de apoyo a la actividad administrativa del juzgado o tribunal, y la
coordinación y abastecimiento de todas las necesidades físicas y materiales.
4.- Administración de causas.
5.- Apoyo a testigos y peritos.
IV.- LOS JUECES DE LETRAS
Estos jueces están regulados fundamentalmente en los artículos 28 a 48 COT.
Concepto  Son tribunales ordinarios, unipersonales, letrados, de derecho y permanentes, que
ejercen sus facultades sobre una comuna o agrupación de comunas y conocen en primera instancia de
todos los asuntos no entregados a otros tribunales, siendo depositarios de la generalidad de la
competencia. Su superior jerárquico es la Corte de Apelaciones respectiva.
Requisitos  Para ser juez de letras deben reunirse los siguientes requisitos:
a)
Ser chileno.
b)
Tener el Título de abogado.
c)
Haber cumplido satisfactoriamente el programa para formación para postulantes al Escalafón
Primario del Poder Judicial.
d) Tener la experiencia profesional o funcionaria requerida por la ley (artículo 252 COT).
Además, deben cumplir con los requisitos en el párrafo 3° del Título X COT y los señalados en
el párrafo 2ª del Título I del DFL 338 sobre Estatuto Administrativo, cuando se trate del ingreso
a la carrera, artículo 250 COT.
En la actualidad, como regla general para ingresar al poder judicial en el cargo de juez o
secretario de juzgado de letras, no sólo se requiere ser abogado, sino que haber aprobado el
programa de formación para postulantes al Escalafón Primario del Poder Judicial que imparte
la Academia Judicial (artículo 284 bis COT).
Nombramiento  Los jueces de letras son designados por el Presidente de la República de una terna
propuesta por la Corte de Apelaciones de la jurisdicción respectiva (artículo 78 del CPR y 284 COT).
En la confección de las ternas debe respetarse la carrera funcionaria, así como lo señalan los artículos
78 CPR y los artículos 284, 284 bis y 281 COT.
Características  Son las que siguen:
a) Son tribunales ordinarios.
b) Son tribunales unipersonales.
c) Son tribunales letrados, en cuanto para desempeñar el cargo de tal se requiere contar con el título de
abogado.
d) Son tribunales de derecho, en cuanto deben fallar conforme a lo que establece la ley, salvo en los
casos en que se encuentran en la obligación de fallar en equidad por falta de ley aplicable en la
solución del conflicto.
e) Son permanentes, puesto que se mantienen en sus cargos mientras dure su buen comportamiento y
no superen la edad de 75 años de acuerdo a lo establecido en el artículo 80 de la CPR.
f) Son responsables civil, criminal y disciplinariamente en el desempeño de sus cargos.
g) Su territorio o radio de competencia es una comuna o agrupación de comunas.
h) Tienen la plenitud de la competencia en primera instancia, esto es, en defecto de norma expresa en
contrario, les corresponde el conocimiento de todas las causas civiles, de familia y laborales si no
existiere dentro de su territorio jurisdiccional un Tribunal de Familia, del Trabajo y de Cobranza
Laboral y Previsional.
i) Esa competencia es común.
Esta regla reconocerá como excepciones las siguientes:
a.- Los jueces de letras deberán seguir conociendo de los delitos que se cometan con
anterioridad a la entrada en vigencia de la reforma procesal penal
b.- En la comuna respecto de las cuales no se hubiere creado un juez de garantía por el poco
volumen de causas penales, los jueces de letras poseerán la competencia del juez de
garantía, pero jamás conocerán del juicio oral el que sólo será de competencia del tribunal
de juicio oral en lo penal.
j) Se clasifican en jueces de comunas o agrupación de comunas, de capital de provincia y de asiento de
Corte de Apelaciones.
h) Tienen como superior jerárquico a la Corte de Apelaciones respectiva.
Territorio en que ejercen sus funciones  El artículo 27 COT se establece que sin perjuicio de lo que
se previene en los artículos 28 al 40, en cada comuna habrá, a lo menos, un juzgado de letras y se
establece su competencia territorial.
Competencia  Es preciso analizarla desde los distintos elementos para determinarla:
a) Competencia en razón del elemento cuantía.
CIVIL
CONTENCIOSO
NO CONTENCIOSO
Causas civiles y de comercio
cuya competencia no exceda
de 10 UTM.
PRIMERA
a) Causas civiles y de
comercio cuya cuantía exceda
las 10 UTM
b) Causas del Trabajo y
Todos los actos no
Familia, cuando en sus
contenciosos, de
respectivos territorios
cualquier cuantía, salvo
jurisdiccionales no existan
designación de curador
Juzgados Laborales, de
ad-litem que puede
Cobranza Laboral y
efectuarla el tribunal que
Previsional y Juzgados de
conoce de las causas.
Familia.
c) Juicios de minas
d) Otras que encomienden las
leyes
b) Competencia en razón de la materia  Los Jueces de Letras tienen competencia para conocer, en
primera instancia en razón de la materia, de los siguientes asuntos civiles:
a) Causas de Minas cualquiera sea su cuantía (artículos 45 Nº 2 letra b) y 146 del COT.).
b) De las causas del trabajo y de familia, cuando no existieren en el lugar juzgados de letras del
trabajo, de cobranza laboral y previsional o de familia.
c) Juicios de Hacienda (artículo 48 COT).
d) Juicios Posesorios (artículo 143 COT).
e) Juicios de distribución de aguas (artículo 144 COT).
f) Juicios de quiebras y cuestiones relativas a convenios entre el deudor y los acreedores (artículo
131 Nº 2 COT).
g) Juicios sobre derechos de goce de rédito sobre capital acensuado (artículo 131 Nº 1 COT).
INSTANCIA
ÚNICA
c) Competencia en razón del fuero o persona  Los Jueces de Letras tienen competencia en primera
instancia para conocer en razón de la calidad o estado de los litigantes, de las causas civiles y de
comercio, de cuantía inferior a 10 UTM, en que sean partes o tengan interés las personas que enumera
el artículo 45 Nº 2 letra g) COT, a saber:
1.- Los Comandantes en Jefe del Ejército, de la Armada y de la Fuerza Aérea, y el General Director
de Carabineros.
2.- Los Ministros de la Corte Suprema o de alguna Corte de Apelaciones, Los Fiscales de estos
Tribunales y los jueces letrados.
3.- Los párrocos y vicepárrocos.
4.- Los Cónsules Generales y los Cónsules o vicecónsules de las naciones extranjeras reconocidas
por el Presidente de la República.
5.- Las corporaciones y fundaciones de derecho público o los establecimientos públicos de
beneficencia.
Estas normas de competencia en razón de la materia y del fuero menor carecen en la actualidad de
relevancia, por cuanto con la supresión de los jueces de distrito y subdelegación siempre les
corresponde conocer a los jueces de letras. Sólo tienen importancia en cuanto siempre ellas deben ser
conocidas en primera instancia y no en única instancia como correspondería naturalmente en atención
a la cuantía.
V.- LOS TRIBUNALES UNIPERSONALES DE EXCEPCIÓN
Estos jueces están regulados fundamentalmente por los artículos 50 a 53 COT.
Concepto  Son integrantes de los tribunales ordinarios, unipersonales, letrados, de derecho y
accidentales, que ejercen sus facultades en primera instancia conociendo de los asuntos que las leyes
les encomienden. Son designados nominativamente por la ley y unidos al cargo que se desempeña
(Presidente de la Corte de Apelaciones de Santiago y Presidente de la Corte Suprema), o según un
turno. (Ministro de la Corte de Apelaciones respectiva o Ministro de la Corte Suprema). Su territorio
coincide con el del tribunal al que pertenecen y sus superiores jerárquicos los indica la ley en cada
caso.
Estos tribunales unipersonales de excepción se diferencian claramente de los Ministros en Visita que
trata el COT en los artículos 559 y 560. El ministro visitador designado por la Corte a que pertenece
sustituye al juez o a los jueces del tribunal competente, pero no es en sí un tribunal distinto. Además,
la designación de un ministro en visita por los tribunales superiores se realiza en virtud de las
facultades disciplinarias de éstos y no podría constituir la formación de un nuevo tribunal, porque tal
atribución corresponde exclusivamente al legislador según los artículos 19 Nº 3º inciso 4º y 76 CPR.
Generalidades  No obstante que la plenitud de la competencia para conocer en primera instancia de
las causas civiles, laborales y criminales ha sido entregada por el COT a los jueces de letras, también
ha reservado el conocimiento en primera instancia de determinadas causas a los llamados "Tribunales
Unipersonales de Excepción", tanto por consideraciones que dicen relación con la naturaleza de ciertos
procesos (fuero real), o porque dicen relación con la calidad o estado de las personas que figuran
como partes o tienen interés en determinados procesos (fuero personal).
Los Tribunales Unipersonales de Excepción que establece el COT son:
1)
2)
3)
Un Ministro de Corte de Apelaciones,
Un Ministro de Corte Suprema,
El Presidente de la Corte de Apelaciones de Santiago y
4)
El Presidente de la Corte Suprema.
1) Competencia de un Ministro de Corte de Apelaciones como Tribunal Unipersonal  Un Ministro
de Corte de Apelaciones conoce en primera instancia, de acuerdo con el turno que fija ésta, de las
siguientes causas que se promuevan dentro del territorio en que ejerce sus funciones la respectiva
Corte (artículo 50 COT):
a) De las causas civiles en que sean parte o tengan interés las autoridades políticas, diplomáticas y
eclesiásticas que enumera el artículo 50 Nº 2 COT.
b) De demandas civiles que se entablen en contra de los jueces de letras para hacer efectiva la
responsabilidad criminal o civil resultante del ejercicio de sus funciones ministeriales.
c) De los demás asuntos que otras leyes le encomienden.
2) Competencia de un Ministro de la Corte Suprema como tribunal Unipersonal  Un Ministro de
la Corte Suprema, designado por el tribunal, conocerá en primera instancia de los siguientes asuntos
(artículo 52 COT):
a) De las causas a que se refiere el artículo 23 de la Ley Nº 12.033, esto es, las causas que se
promovieren entre la Corporación de Ventas del Salitre y Yodo y las empresas adheridas a ella. En
segunda instancia, ella es conocida por el Pleno de la Corte.
b) De los delitos de jurisdicción de los tribunales chilenos, cuando puedan afectar las relaciones
internacionales de la República con otro Estado.
La Excma Corte Suprema en Auto Acordado de 1991, estableció que el conocimiento de los recursos
que se interpongan en contra de las resoluciones que se dicten en los procesos instruidos por un
Ministro de la Corte Suprema, como tribunal unipersonal conforme al citado artículo 52 Nº 2 COT
corresponderá a una Sala de la Corte Suprema, la que deberá ser designada por su Presidente de
acuerdo a las facultades que le concede el artículo 105 Nº 3 del citado Código. Los recursos de
apelación gozarán de preferencia para su vista y se agregarán a la tabla en forma extraordinaria.
c) De la extradición pasiva.
d) De los demás asuntos que otras leyes le encomienden.
3) Competencia del Presidente de la Corte de Apelaciones de Santiago como Tribunal Unipersonal
 El Presidente de la Corte de Apelaciones de Santiago conoce en primera instancia de (artículo 51
COT):
a) Las causas sobre amovilidad de los Ministros de la Corte Suprema, y
b) De las demandas civiles que se entablen contra uno o más miembros de la Corte Suprema o contra
su Fiscal para hacer efectiva su responsabilidad por actos cometidos en el desempeño de sus
funciones.
4) Competencia del Presidente de la Corte Suprema como Tribunal Unipersonal 
Corresponde al Presidente de la Corte Suprema conocer en primera instancia de (artículo 53 COT):
a) De las causas sobre amovilidad de los ministros de la Corte de Apelaciones;
b) De las demandas civiles que se entablen contra uno o más miembros o fiscales judiciales de la Corte
de Apelaciones para hacer efectiva su responsabilidad por actos cometidos en el desempeño de sus
funciones;
c) De las causas de presas y demás que deban juzgarse con arreglo al Derecho Internacional;
d) De los demás asuntos que otros leyes entreguen a su conocimiento.
En estas causas no procederán los recursos de casación en la forma ni en el fondo en contra de la
sentencia dictada por la Sala que conozca del recurso de apelación que se interpusiere en contra de la
apelación del Presidente.
VI. LAS CORTES DE APELACIONES
Las Cortes de Apelaciones están reguladas en los artículos 54 a 92 COT.
Concepto  Las Cortes de Apelaciones son tribunales ordinarios, colegiados, letrados, de derecho y
permanentes, que ejercen sus funciones dentro de un territorio que es normalmente una Región o
parte de una Región y son depositarias de la casi totalidad de la competencia de segunda instancia,
conociendo además en única instancia o primera instancia de los demás asuntos que las leyes les
encomienden.
Están compuestas por un número variable de jueces llamados Ministros, uno de los cuales es su
Presidente y hay 17 Cortes de Apelaciones en todo el país. Son superiores jerárquicos de los Jueces de
Garantía, de los Tribunales de juicio oral en lo penal y de los Jueces de Letras y dependen de la Corte
Suprema.
Requisitos  Para ser Ministro o Fiscal de una Corte de Apelaciones se requiere:
1)
Ser chileno.
2)
Tener título de abogado.
3)
Haber aprobado el programa de perfeccionamiento profesional para ser Ministro de Corte de
Apelaciones.
4)
Poseer determinada experiencia funcionaria. En ningún caso podrá ser ministro de Corte de
Apelaciones quien no haya desempeñado efectiva y continuamente la función de juez letrado
por un año a lo menos (artículo 253 COT).
5)
Deben reunirse además los otros dos requisitos comunes que establece el artículo 250 COT.
Nombramiento  Los Ministros de las Cortes de Apelaciones son designados por el Presidente de la
República de una terna confeccionada para tal efecto por la Corte Suprema (artículo 78 CPR y 284
COT).
Características  Las Cortes de Apelaciones presentan las siguientes características:
a) Son tribunales ordinarios.
b) Son tribunales colegiados, compuestos por un número variable de miembros llamados Ministros.
c) Son tribunales letrados y de derecho.
d) Son tribunales permanentes, puesto que sus miembros permanecen en el cargo mientras dure su
buen comportamiento.
e) Ejercen sus funciones dentro de un determinado territorio jurisdiccional, que generalmente es una
Región o parte de una Región.
f) Tiene la plenitud de la competencia en segunda instancia, pues la ley les asigna el conocimiento de
los recursos de apelación que se deduzcan en contra de las resoluciones dictadas por los jueces de
letras, jueces de garantía y juzgados orales en lo penal.
g) Son tribunales de competencia común, pues conocen indistintamente de causas Civiles, Laborales,
de Menores, Policía Local y Criminales.
h) Sus miembros están afectos a responsabilidad criminal, civil disciplinaria y política.
Organización  Las Cortes de Apelaciones tienen una organización administrativa más completa que
los jueces de letras, puesto que poseen un personal compuesto de Ministros, Fiscales, Relatores,
Secretarios y Oficiales de Secretaría.
Los Ministros tienen el rango y precedencia correspondiente a su antigüedad en la categoría
correspondiente del escalafón (artículo 57 inciso 2º COT).
Las Cortes de Apelaciones son dirigidas por un Presidente. Sus funciones duran un año contado
desde el 1º de Marzo y son desempeñadas por los miembros del tribunal turnándose cada uno por
orden de antigüedad en la categoría del correspondiente escalafón (artículo 57 inciso 1º COT).
Los Fiscales Judiciales son los funcionarios judiciales que ejercen el Ministerio Público ante los
tribunales colegiados.
Los Relatores son los funcionarios encargados de efectuar al tribunal una exposición metódica y
sistemática del contenido del expediente llamada relación, que permite a éste resolver adecuadamente
las causas sometidas a su conocimiento.
Los Secretarios son funcionarios encargados de dar fe de las resoluciones expedidas por el Tribunal y
velar por el buen funcionamiento de la Secretaría, sin perjuicio de otras funciones que la ley les señale
en asuntos específicos como los del trabajo.
Los Oficiales de Secretaría cumplen funciones subalternas (corresponden al oficial 1º subrogar al
Secretario).
El número de funcionarios de cada Corte es variable, según la aplicación de los artículos 56, 58, 59 y
60 COT.
El funcionamiento de las Cortes de Apelaciones. Funcionamiento ordinario y extraordinario  El
COT distingue entre el funcionamiento en Pleno y en Sala; y además el funcionamiento ordinario y
extraordinario, generándose esté último según si existe o no retardo (se entiende que hay retardo
cuando dividido el total de las causas en estado de tabla y de las apelaciones que deban conocerse en
cuenta, inclusive las criminales, por el número de Salas, el cuociente es superior a cien, conforme a la
regla del artículo 62 COT).
En funcionamiento ordinario  Las Cortes trabajan en Pleno. Aún cuando esta regla se enuncia como
general, ella en la practica constituye la excepción, dado que en el funcionamiento ordinario sólo
funcionan en Pleno las Cortes de Apelaciones de Iquique, Copiapó, Chillán, Puerto Montt, Coihaique
y Punta Arenas. Las demás funcionan en salas compuestas por tres Ministros.
En el funcionamiento extraordinario  Las Cortes de Apelaciones sesionan dividiéndose en Salas de
tres miembros cada una. Para los efectos de completar el número de tres miembros, las Salas se
integran con sus Fiscales Judiciales y con los abogados integrantes (artículo 62). Las salas en las Cortes
de Apelaciones no pueden funcionar con mayoría de abogados integrantes.
El quórum necesario para el funcionamiento del Pleno es, como lo expresa el artículo 67 COT, "la
mayoría absoluta de los miembros que se componga la Corte". En cambio, con arreglo al mismo precepto
legal, "las Salas no podrán funcionar sin la concurrencia de tres jueces como mínimo". En todo caso, la Sala
representa a la Corte en los asuntos que conoce de acuerdo a lo previsto en el inciso 2º del artículo 66
del COT.
Materias que son del conocimiento de las Salas  Conforme a lo previsto en el artículo 66 COT, el
conocimiento de los asuntos jurisdiccionales propiamente tales corresponden a las Salas, sin otra
excepción que las siguientes:
a)
Los juicios de amovilidad seguidas en contra de los jueces de letras y
b)
Los recursos de apelación, casación en la forma y las consultas que inciden en los juicios de que
conoce en primera instancia el Presidente de la Corte de Apelaciones de Santiago, pues
corresponde al Pleno pronunciarse sobre tales recursos y consultas.
Materias que son del conocimiento del Pleno  En cambio, con arreglo a lo prescrito en el artículo
66 COT el conocimiento de los asuntos disciplinarios, administrativos y económicos corresponde al
Pleno, sin otras excepciones que las siguientes:
a)
Los recursos de queja son conocidos y fallados por las Salas, sin perjuicio de que la aplicación
de medidas disciplinarias le corresponde al Pleno, y
b) La aplicación de medidas disciplinarias por faltas cometidas mientras las salas están en
funciones, corresponde a esas mismas salas.
Competencia  Es posible apreciarlo en el siguiente cuadro:
INSTANCIA
ÚNICA
PRIMERA
EN SALA
A) Casación en la forma que se
interponga contra sentencias
pronunciadas por jueces de
letras de su territorio o contra de
las sentencias definitivas de
primera instancia dictadas por
jueces árbitros.
B) De los recursos de nulidad
interpuestos en contra de
sentencias definitivas dictadas
por un tribunal con competencia
en lo penal, cuando corresponda
de acuerdo a la ley procesal
penal
C) De los recursos de queja que
se deduzcan contra jueces de
letras, de policía local, jueces
árbitros y órganos que ejerzan
jurisdicción dentro de su
territorio jurisdiccional.
D) Extradición pasiva.
E) Las solicitudes que se
formulen, de acuerdo a la ley
procesal, para declarar si
concurren las circunstancias que
habilitan
a
la
autoridad
requerida para negarse a
proporcionar
determinada
información, siempre que la
razón invocada no fuere que la
publicidad pudiere afectar la
seguridad nacional.
F) Recursos de hecho.
G) Recusaciones contra jueces
de letras, uno de sus ministros o
peritos nombrados por ella.
H) Contiendas de competencia.
I) Otros asuntos que les
encomienden las leyes.
A) Recursos de amparo
B) Recursos de protección
C) Demás asuntos que les
encomienden las leyes.
EN CUENTA
A) Juicios de amovilidad contra
jueces de letras
B) Desafuero de las personas a
quienes les fueren aplicables los
incisos 3º y 4º del artículo 61 CPR.
SEGUNDA
A) Apelación y consulta de
causas civiles, apelación de
actos
no
contenciosos
y
laborales conocidos en primera
instancia por jueces de letras,
jueces del trabajo o uno de sus
ministros,
apelación
contra
ciertas
y
determinadas
resoluciones pronunciadas por
un juez de garantía, y
apelaciones contra sentencias de
los árbitros de derecho en
asuntos de competencia de
jueces de letras.
B) Apelación contra ciertas
sentencias de los Jueces de
policía local y del Director SII,
cuando éste actúa como tribunal
de primera instancia.
C) Demás asuntos que le
encomienden las leyes.
C)
Ejercicio
de
facultades
disciplinarias, administrativas y
económicas.
A) Calificaciones (artículo 275
inciso 3º COT.
B) Apelación, casación en la forma
y consulta en competencia
especial del Pleno de la Corte de
Santiago.
C)
Juicios
de
amovilidad,
acusaciones y demandas civiles
contra Ministros de la Corte
Suprema, conocidas por su
Presidente en primera instancia.
La manera como las Cortes de Apelaciones conocen y resuelven los asuntos sometidos a su decisión
 Es menester distinguir si el asunto sometido a la decisión de la Corte requiere o no de tramitación
antes de ser resuelto.
1.- Si el asunto requiere de tramitación antes de ser resuelto, dicha tramitación corresponderá a la
llamada "Sala Tramitadora", que es la Primera Sala cuando la Corte se componga de más de una Sala
(artículo 70 inciso 1º COT), en cuenta que debe ser dada por el Secretario. Las resoluciones que se
dicten para dar curso progresivo a los autos, sin decidir ni prejuzgar ninguna cuestión debatida entre
partes, de acuerdo al inciso 2º del artículo 70 COT pueden ser dictadas por un sólo Ministro.
2.- Si el asunto no requiere de tramitación antes de ser resuelto o si la tramitación respectiva está
cumplida, la Corte debe resolverlo en Sala o en Pleno, según corresponda.
Las Cortes deben resolver los asuntos sometidos a su conocimiento "en cuenta" o " previa vista de la
causa, según corresponda (artículo 68 COT).
La resolución "en cuenta" significa que procederá a fallarlos con la cuenta que les dé el Secretario o
Relator, sin que exista fijación de la causa en tabla ni alegato de abogados.
La resolución "previa vista de la causa" significa que procederá a fallarlos luego que se cumplan
ciertos actos que en su conjunto reciben la denominación de "vista de la causa" (Como la Relación que
debe hacer el relator y los alegatos que pueden hacer los abogados). En consecuencia, la tramitación
del asunto sometido a la decisión de la Corte debe necesariamente concluir con una resolución que
ordena "dese cuenta" o con una resolución que ordena "autos en relación".
Materias que deben verse en cuenta o previa vista de la causa  El COT no da normas precisas,
limitándose a lo dicho en el artículo 68.
Una interpretación sistemática de nuestro ordenamiento procesal permite concluir que los asuntos
jurisdiccionales se resuelven previa vista de la causa, y que los asuntos relativos a las atribuciones
disciplinarias, económicas y conservadoras de los tribunales se resuelven en cuenta. Ello sin perjuicio
de algunas excepciones tales como las cuestiones relativas a la deserción del recurso de apelación,
ordenes de no innovar en recurso de apelación; y por otra parte; los recursos de queja, que siendo de
carácter disciplinario, deben fallarse previa vista de la causa por mandato de la ley o como los
recursos de amparo y protección que emana de facultades conservadoras y tienen señaladas
tramitaciones especiales.
Sin embargo, las principales modificaciones respecto a asuntos jurisdiccionales que se ven en cuenta
son los siguientes:
a) La apelación de toda resolución que no sea sentencia definitiva se verá en cuenta, a menos que
cualquiera de las partes, dentro del plazo para comparecer en segunda instancia solicite alegatos.
b) La consulta de la sentencia definitiva en el juicio de Hacienda se ve en cuenta para el solo efecto de
ponderar si esta se encuentra ajustada a derecho (artículo 751 inciso 2º CPC).
La vista de la causa  La vista de la causa está regulada en los artículos 162 a 166 y 222 a 230 CPC.
La vista de la causa es un trámite complejo, pues está compuesto de varios actos, que son, según el
orden en que se realizan, los siguientes:
a)
b)
c)
d)
e)
f)
La notificación de las resoluciones que ordenan traer los autos en relación;
La fijación y la colocación material de la causa en tabla.
La instalación del Tribunal
El anuncio de la iniciación de la vista de la causa propiamente tal;
La relación; y
Los alegatos.
a) La notificación del decreto que manda traer los autos en relación  La resolución que concluye la
tramitación de un asunto ante una Corte de Apelaciones puede ser aquella que ordena traer los autos
en relación, si corresponde el trámite de la vista de la causa. Esta resolución debe ser notificada a las
partes. A partir de ese momento el asunto queda "en estado de tabla”.
b) La fijación de la causa en tabla  Los asuntos que queden en "estado de tabla" deben ser incluidos
en ellas para los efectos de su vista, según el orden de la conclusión de su tramitación y no según el
orden de su ingreso a la Corte de Apelaciones (artículo 162 CPC). Se consideran expedientes en
estado de relación aquellos que hayan sido previamente revisados y certificados al efecto por el relator
que corresponda (artículo 69 COT).
El mismo artículo 162 establece una serie de excepciones que configuran las denominadas "causas que
gozan de preferencia", esto es, que se incorporan con antelación a otras causas para su vista sin
respetar el orden de conclusión de su tramitación.
En efecto, en el inciso 2º se dispone que gozarán de preferencia para su vista, las causas que allí se
enumeran y que son:










la deserción de recursos,
depósito de personas,
alimentos provisionales,
competencia,
acumulaciones,
recusaciones,
desahucio,
juicios sumarios y ejecutivos,
denegación de justicia o prueba
y las que el tribunal fundado en circunstancias calificadas decida darles preferencia.
Además, gozan de preferencia para su vista los recursos de apelación en los cuales se hubiere
concedido orden de no innovar de acuerdo a lo previsto en el inciso tercero del artículo 192 del CPC y
el recurso de queja de acuerdo a lo establecido en la letra c) del artículo 549 del COT
Corresponde al Presidente de la Corte de Apelaciones formar la tabla para la semana siguiente,
reservando necesariamente un día para la vista de las causas criminales o aplicar otras normas
similares para otros asuntos como los de Policía Local o Trabajo.
De conformidad a lo previsto en el inciso final del artículo 199 CPC las Cortes deberán establecer
horas de funcionamiento adicional para el conocimiento y fallo de las apelaciones que se vean en
cuenta.
Si la Corte funciona en varias Salas, el Presidente debe formar tantas tablas como Salas haya, y debe
distribuir las causas entre ellas por sorteo. Excepcionalmente no se sortean las causas radicadas como
los recursos de amparo, las apelaciones que se deduzcan en un mismo proceso respecto de la
resolución auto de procesamiento de cualquiera de los inculpados, de la resolución que no da lugar a
pronunciarlo, o que acoge o rechaza la petición de modificarlo o dejarlo sin efecto, y las apelaciones o
consultas relativas a la libertad provisional de los inculpados o procesados, cuando una Sala haya
conocido por primera vez de estos recursos, apelaciones o consultas, pues en tales casos estos asuntos
deben verse precisamente por dicha Sala.
En el nuevo sistema procesal penal, se cambian las causas respecto de las cuales se produce la
radicación al no contemplarse el auto de procesamiento ni la consulta dentro de él. De acuerdo con
ello, se contempla la radicación respecto de los recursos de amparo y las apelaciones relativas a la
libertad de los imputados u otras medidas cautelares personales en su contra serán de competencia de
la sala que haya conocido por primera vez del recurso o de la apelación, o que hubiere sido designada
para tal efecto, aunque no hubiere entrado a conocerlos. Serán agregados extraordinariamente a la
tabla del día siguiente hábil al de su ingreso al tribunal, o el mismo día, en casos urgentes:
1º
2º
3º
Las apelaciones relativas a la prisión preventiva de los imputados u otras medidas
cautelares personales en su contra;
Los recursos de amparo, y
Las demás que determinen las leyes.
Se agregarán extraordinariamente, también las apelaciones de las resoluciones relativas al auto de
procesamiento señaladas en el inciso cuarto, en causas en que haya procesados privados de libertad.
La agregación se hará a la tabla del día que determine el Presidente de la Corte, dentro del término de
cinco días desde el ingreso de los autos a la secretaría del tribunal (artículos 90 Nº 3 y artículo 69
inciso 3º COT).
Tampoco se sortean para su vista los recursos de apelación en las cuales se hubiere concedido orden
de no innovar, puesto que el recurso de apelación queda radicado para que sea conocido por la Sala
que hubiere otorgado esa orden (artículo 192 inciso 3º CPC).
Finalmente, tampoco se sortean los recursos de queja para su vista, en caso que se hubiere solicitado
orden de no innovar, puesto que en ese caso le corresponderá a la sala que se hubiere pronunciado
sobre esa orden conocer del recurso de queja de acuerdo a lo establecido en el inciso final del artículo
548 COT.
El Presidente debe formar la tabla cumpliendo con las exigencias establecidas en el artículo 163 CPC,
esto es:
i)
individualizar las causas con el nombre de las partes en la forma como aparece en la
carátula del expediente;
ii)
señalar el día en que debe verse y
iii)
el número de orden que le corresponde (en la práctica se suele agregar en la tabla el
número de la Sala ante la cual se hará la vista de la causa, el nombre del Relator que
tendrá a su cargo la relación, e incluso mediante abreviaturas la materia de la vista de la
causa).
Además, los relatores, en cada tabla, deberán dejar constancia de las suspensiones solicitadas por
alguna de las partes o de común acuerdo y de la circunstancia de haberse agotado o no el ejercicio de
tal derecho (artículo 165 inciso final CPC). Se podrá incurrir en errores al fijarse la causa en tabla, por
ello el artículo 165 inciso penúltimo CPC prescribe que "los errores, cambios de letras, alteraciones no
sustanciales de los nombres o apellidos de las partes no impiden la vista de la causa".
En todo caso, el Presidente al confeccionar la tabla debe tener presente que en ella deberán figurar
todos los recursos de carácter jurisdiccional que inciden en una misma causa, cualquiera sea su
naturaleza (artículo 66 inciso 2 COT), además de la acumulación del recurso de queja a otros recursos
jurisdiccionales (artículo 66 inciso 3º COT).
Por último con arreglo a lo previsto en el inciso 2º del artículo 163 CPC, la tabla debe fijarse en un
lugar visible, requisito que se cumple en la práctica fijando un ejemplar de la tabla en un fichero
general y otro ejemplar en la puerta de la Sala que corresponda.
c) La instalación del tribunal. El retardo o la suspensión de la vista de la causa  La vista de la
causa debe hacerse en el día y en el orden establecido en la tabla, para cuyo efecto es menester que
previamente se instale el Tribunal. La instalación del Tribunal debe hacerla el Presidente de la Corte;
quién debe hacer llamar, si fuere necesario, a los funcionarios que deban integrar cada Sala. El
Presidente debe levantar un acta de instalación en la que señalará el nombre de los ministros
asistentes y de los inasistentes (artículo 90 Nº 2 COT).
Retardo de la vista de la causa
Instalado el tribunal debe iniciarse la audiencia, procediéndose a la vista de las causas en el orden en
que aparecen en la tabla. Sin embargo, dicha orden puede verse alterado por la existencia de causas
que tengan preferencia para verse antes o cuando alguno de los abogados tienen otra vista o
comparecencia. En estos casos se dice que la vista de la causa "se retarda".
Las causas que tienen preferencia para verse antes son aquellas cuya vista quedó interrumpida en el
día anterior y que en consecuencia debe continuarse el día siguiente, y las llamadas "causas
agregadas", esto es, las causas que gozan de una preferencia especial que permite que sean agregadas
para su vista con antelación a la tabla ordinaria y en los primeros lugares (como es el caso de libertad
provisional, del recurso de amparo y del recurso de protección). Así lo establece en Nº 1 del inciso 1º y
el inciso 2º del artículo 165 CPC, los dos últimos incisos del artículo 69 COT y el Nº 3 del Auto
Acordado sobre el Recurso de Protección.
Suspensión de la vista de la causa
La vista de la causa puede suspenderse, es decir, es posible que la causa no se vea el día fijado para
ese efecto. Ello ocurrirá en los casos que señala el artículo 165 CPC:
1° Por impedirlo el examen de las causas colocadas en lugar preferente, o la continuación de la vista
de otro pleito pendiente del día anterior;
2° Por falta de miembros del tribunal en número suficiente para pronunciar sentencia;
3° Por muerte del abogado patrocinante, del procurador o del litigante que gestione por sí en el pleito.
En estos casos, la vista de la causa se suspenderá por quince días contados desde la notificación al
patrocinado o mandante de la muerte del abogado o del procurador, o desde la muerte del litigante
que obraba por sí mismo, en su caso;
4° Por muerte del cónyuge o de alguno de los descendientes o ascendientes del abogado defensor,
ocurrida dentro de los ocho días anteriores al designado para la vista.
5° Por solicitarlo alguna de las partes o pedirlo de común acuerdo los procuradores o los abogados de
ellas.
Cada parte podrá hacer uso de este derecho por una sola vez. En todo caso, sólo podrá ejercitarse este
derecho hasta por dos veces, cualquiera que sea el número de partes litigantes, obren o no por una
sola cuerda. La suspensión de común acuerdo procederá por una sola vez.
El escrito en que se solicite la suspensión deberá ser presentado hasta las doce horas del día hábil
anterior a la audiencia correspondiente. La solicitud presentada fuera de plazo será rechazada de
plano. La sola presentación del escrito extingue el derecho a la suspensión aun si la causa no se ve por
cualquier otro motivo. Este escrito pagará en la Corte Suprema un impuesto especial de media unidad
tributaria mensual y en las Cortes de Apelaciones de un cuarto de unidad tributaria mensual y se
pagará en estampillas de impuesto fiscal que se pegarán en el escrito respectivo.
El derecho a suspender no procederá respecto del amparo;
6° Por tener alguno de los abogados otra vista o comparecencia a que asistir en el mismo día ante otro
tribunal.
El presidente respectivo podrá conceder la suspensión por una sola vez o simplemente retardar la
vista, atendidas las circunstancias. En caso que un abogado tenga dos o más vistas en el mismo día y
ante el mismo tribunal, en salas distintas, preferirá el amparo, luego la protección y en seguida la
causa que se anuncie primero, retardándose o suspendiéndose las demás, según las circunstancias; y
7° Por ordenarlo así el tribunal, por resolución fundada, al disponer la práctica de algún trámite que
sea estrictamente indispensable cumplir en forma previa a la vista de la causa. La orden de traer algún
expediente o documento a la vista, no suspenderá la vista de la causa y la resolución se cumplirá
terminada ésta”.
Suspensión de la vista en el nuevo proceso penal
En el nuevo proceso penal, el artículo 356 CPP establece la prohibición de suspender la vista de la
causa de un recurso por falta de integración del tribunal. Al efecto, se señala que no podrá
suspenderse la vista de un recurso penal por falta de jueces que pudieren integrar la sala. Si fuere
necesario, se interrumpirá la vista de recursos civiles para que se integren a la sala jueces no
inhabilitados. En consecuencia, la audiencia sólo se suspenderá si no se alcanzare, con los jueces que
conformaren ese día el tribunal, el mínimo de miembros no inhabilitados que debieren intervenir en
ella.
Por otra parte, el artículo 357 CPP nos señala que la vista de los recursos penales no podrá
suspenderse por las causales previstas en los numerales 1, 5, 6 y 7 del artículo 165 del Código de
Procedimiento Civil.
Si en la causa hubiere personas privadas de libertad, sólo se suspenderá la vista de la causa por
muerte del abogado del recurrente, del cónyuge o de alguno de sus ascendientes o descendientes,
ocurrida dentro de los ocho días anteriores al designado para la vista del recurso.
En los demás casos la vista sólo podrá suspenderse si lo solicitare el recurrente o todos los
intervinientes facultados para concurrir a ella, de común acuerdo. Este derecho podrá ejercerse una
sola vez por el recurrente o por todos los intervinientes, por medio de un escrito que deberá
presentarse hasta las doce horas del día hábil anterior a la audiencia correspondiente, a menos que la
agregación de la causa se hubiere efectuado con menos de setenta y dos horas antes de la vista, caso
en el cual la suspensión podrá solicitarse hasta antes de que comenzare la audiencia.
d) El anuncio  El artículo 163 CPC exige que llegado el momento en que debe iniciarse la vista de la
causa, se anuncie ese hecho mediante la colocación en un lugar conveniente el respectivo número de
orden, el cual se mantendrá fijo hasta que se pase a otro asunto.
Las causas que se ordene tramitar, las suspendidas y las que por cualquier motivo no haya de verse,
serán anunciadas antes de comenzar la relación de las demás. Asimismo, en esa oportunidad deberán
señalarse aquellas causas que no se verán durante la audiencia por falta de tiempo. La audiencia se
prorrogará si fuere necesario, hasta ver la última de las causas que resten en la tabla (artículo 222
CPC).
e) La relación  Una vez anunciada la causa, debe procederse a su relación. Con todo, el Relator debe
cumplir previamente con ciertas obligaciones que le impone la ley:
a) Si el tribunal está integrado por personas que no figuran en el acta de instalación, el Relator
hará saber sus nombres a las partes o a sus abogados para que puedan hacer valer las
implicancias y recusaciones que correspondan. En estos casos, el reclamo que se deduzca debe
formalizarse dentro de tercer día, suspendiéndose en el intertanto la vista de la causa (artículo
166 CPC).
b) El Relator debe dar cuenta al Tribunal de todo vicio u omisión sustancial que notare en el
proceso (artículo 373 COT y artículo 222 CPC). En este caso, es posible que el tribunal ordene
que se complete la tramitación de la causa, de modo que la causa "saldrá en trámite" y se
suspenderá su vista, aunque conservándose el número de orden.
c) El Relator debe dar cuenta al tribunal de las faltas o abusos que pudieran dar lugar al
ejercicio de las facultades disciplinarias del tribunal (artículo 373 COT).
A continuación, el Relator debe hacer la relación de la causa al tribunal, esto es, debe hacer una
exposición oral y sistemática para informar suficientemente al tribunal del asunto que debe resolverse.
Según el artículo 223 CPC, la vista de la causa se iniciará con la relación, la que se efectuará en
presencia de los abogados de las partes que hayan asistido y se hubieren anunciado para alegar. No se
permitirá el ingreso a la sala de los abogados una vez comenzada la relación. Los ministros podrán
durante la relación, formular preguntas o hacer observaciones al relator, las que en caso alguno
podrán ser consideradas como causales de inhabilidad.
En el nuevo proceso penal, debemos recordar que no se contempla el trámite de la relación para la
vista de los recursos (artículo 358 inciso 3º CPP).
f) Los alegatos  Son defensas orales que pueden hacer los abogados habilitados para el ejercicio de
la profesión (también los postulantes que estén realizando su práctica para obtener el título de
abogado en las Corporaciones de Asistencia Judicial).
Concluida la relación, se procederá a escuchar, en audiencia pública los alegatos de los abogados que
se hubieren anunciado. Durante los alegatos, el Presidente de la sala podrá invitar a los abogados a
que extiendan sus consideraciones a cualquier punto de hecho o de derecho comprendido en el
proceso, pero esta invitación no obstará a la libertad del defensor para el desarrollo de su exposición.
Una vez finalizados los alegatos, y antes de levantar la audiencia, podrá también pedirles que precisen
determinados puntos de hecho o de derecho que considere importantes (artículo 223 inciso 5º CPC).
Está prohibido presentar en la vista de la causa defensas escritas o leer en dicho acto tales defensas
(artículo 226 CPC). Sin embargo, al término de la audiencia, los abogados podrán dejar a disposición
del tribunal una minuta de sus alegatos (artículo 223 inciso 6º CPC).
Sólo puede alegar un abogado por cada parte (artículo 225 CPC). Debe alegar en primer término el
abogado del recurrente y a continuación el del recurrido sin perjuicio de que ambos posteriormente
puedan hacer uso de la palabra para rectificar solamente errores de hecho, sin poder replicar en lo
concerniente a puntos de derecho, artículo 223 inciso 3 CPC. Si son varios los apelantes, alegarán los
abogados en el orden que hayan interpuesto las apelaciones. Si son varios los apelados, los abogados
intervendrán por el orden alfabético de aquéllos.
La duración de los alegatos de cada abogado se limitará a media hora. El tribunal a petición del
interesado, podrá prorrogar el plazo por el tiempo que estime conveniente (artículo 223 inciso 4º
CPC). La duración de las alegaciones se limitará a una hora en los recursos de casación en la forma y
ante la Corte Suprema a dos en los de casación en el fondo.
Concluidos los alegatos, debe entenderse terminada la vista de la causa. Como se podrá advertir, la
vista de la causa es un "trámite o diligencia esencial", cuya omisión puede acarrear la nulidad del fallo
por vicio de casación en la forma (artículo 768 Nº 9 en relación con el artículo 800 Nº 4 del CPC). La
vista de la causa suele asimilarse a la citación para oír sentencia en primera instancia, y se dice que ella
constituye la citación para oír sentencia en la segunda instancia.
Terminada la vista de la causa, ésta puede ser fallada de inmediato o puede quedar en acuerdo. Las
causas pueden quedar en acuerdo en los siguientes casos:
a)
Cuando se decrete una medida para mejor resolver (artículo 227 CPC).
b)
Cuando el tribunal manda, a petición de parte, informar en derecho. El término para informar
en derecho será fijado por el tribunal y no podrá exceder de 60 días, salvo acuerdo de las
partes.
c)
Cuando el tribunal resuelve dejarla en acuerdo para hacer un mejor estudio de ella.
En estos casos, las causas civiles deben fallarse en un plazo no superior a 30 o 15 días, según si la causa
ha quedado en acuerdo a petición de varios o un Ministro (artículo 82 COT).
Por último, es importante recordar que si la causa no fuere despachada inmediatamente, los Relatores
deberán anotar en el mismo día de la vista los nombres de los jueces que hubieren concurrido a ella
(artículo 372 Nº 4 COT).
En el nuevo proceso penal, se establece como regla general respecto del fallo de los recursos en el
artículo 358 del CPP, que el tribunal pronunciará sentencia de inmediato o, si no fuere posible, en un
día y hora que dará a conocer a los intervinientes en la misma audiencia.
Los acuerdos de las Cortes de Apelaciones  En el caso de un tribunal colegiado, el camino para
arribar a la formulación de la sentencia que resuelve el conflicto se dificulta notoriamente. A fin de
precaver los inconvenientes que pueden suscitarse ante un tribunal colegiado respecto del estudio de
los antecedentes del proceso y dar una solución a las diversas discrepancias que pudieran plantearse
en la determinación de las premisas previas que servirán de base para el pronunciamiento de la
sentencia por esta clase de tribunales, el COT en sus artículos 72 a 89, ha establecido las normas sobre
los acuerdos.
Personas que intervienen en los acuerdos  El COT establece las siguientes reglas:
1) No pueden tomar parte en un acuerdo los jueces que no hubieren concurrido a la vista de la causa
(artículo 75).
2) Si algún juez ha cesado en sus funciones o se encuentra física o moralmente imposibilitado para
intervenir en el acuerdo, queda relevado de esta obligación (artículo 79)
3) Si antes del acuerdo falleciera, fuere destituido o jubilara alguno de los jueces que concurrieron a la
vista de la causa se procederá a ver de nuevo el negocio (artículo 77).
4) Si antes del acuerdo uno de los jueces que estuvieron en la vista de la causa se imposibilitara por
enfermedad, se procederá a una nueva vista de la causa si no pudiera dicho juez comparecer dentro
de los 30 días siguientes o dentro del plazo menor que convinieren las partes (artículo 78).
5) No se procederá a una nueva vista de la causa en los casos de reglas 2º, 3º y 4º, cuando el fallo fuere
acordado con el voto conforme de la mayoría total de los jueces que concurrieron a la vista (artículo
80).
Forma de alcanzar el acuerdo  Los acuerdos son secretos y se adoptan por mayoría absoluta de
votos (artículo 81 y 72 COT). Por excepción la ley establece otros quórums.
Los acuerdos se forman a través de un procedimiento reglamentado en los artículos 83 y 84 COT. En
síntesis, debe procederse de la siguiente manera:
a) Primeramente, se resuelven las cuestiones de hecho (artículo 83 Nº 1 a 3 COT).
b) A continuación, se resuelven las cuestiones de derecho (artículo 83 Nº 4 y 5 del COT).
c) Las resoluciones parciales se toman como base para dictar la resolución final (artículo 83 Nº 6 COT).
d) Se vota en orden inverso a la antigüedad. El último voto será siempre el del Presidente (artículo 84
COT).
e) Hay acuerdo cuando existe mayoría legal sobre la parte resolutiva del fallo y sobre un fundamento
a lo menos en apoyo de cada uno de los puntos que dicho fallo comprenda, esto es, cuando hay
mayoría legal sobre la parte dispositiva de la sentencia y sobre alguna de las consideraciones de hecho
y/o de derecho que sirven de fundamento a la parte resolutiva de la sentencia (artículo 85 COT).
La discordia de votos  Durante la formación de un acuerdo puede producirse discordia de votos,
sea porque hay empate, sea porque hay dispersión de votos. En estos casos, debe procederse con
arreglo a las siguientes reglas:
a. En materia civil  Los artículos 86 y 87 del COT establecen:
1) Que debe votarse cada opinión separadamente excluyéndose la que reúna menor número de
sufragios y repitiéndose la votación hasta que se tenga la mayoría legal.
2) Que si dos o más opiniones reúnen el menor número de sufragios, debe votarse cual de ellas debe
ser excluida y
3) Que si no es posible aplicar estas reglas deben llamarse tantos Ministros cuantos sean necesarios
para que cualquiera opinión forme mayoría quedando el Tribunal constituido en todo caso por un
número impar de miembros. En estos casos se procederá a una nueva vista de la causa y si ninguna
opinión obtuviere mayoría legal, se limitará la votación a las opiniones que hubieren quedado
pendientes al momento de llamarse a los nuevos jueces.
b. En el nuevo proceso penal  Se establece que si con ocasión de conocer alguna causa en materia
criminal, se produce una dispersión de votos entre los miembros de la Corte, se seguirá las reglas
señaladas para los tribunales de juicio oral en lo penal (artículo 74 COT).
Formalidades posteriores al acuerdo  Según los artículos 85 y 89 COT una vez que hay acuerdo
debe procederse a la designación de un Ministro Redactor de la sentencia. En la práctica existe un
turno para ese efecto. En la sentencia deberá indicarse el nombre del Ministro redactor y los nombres
de los Ministros que han sostenido una opinión contraria. En el libro de acuerdos se consignarán los
votos disidentes y sus fundamentos, y las razones especiales de algún miembro de la mayoría que no
hubieren quedado en la sentencia (prevenciones).
Funciones del Presidente de la Corte de Apelaciones  Las atribuciones de los Presidentes de las
Cortes de Apelaciones se encuentran indicadas en el artículo 90 COT, sin perjuicio de otras que se le
confieren en otros preceptos.
VII. LA CORTE SUPREMA
La organización y competencia de la Corte Suprema está regulada en los artículos 93 a 107 COT.
Concepto  La Corte Suprema es un tribunal ordinario, colegiado, letrado, de derecho y permanente,
que es el detentador de la superintendencia directiva, correccional y económica respecto de todos los
tribunales de la República, con las excepciones que se indican por el constituyente. Su principal
misión, en cuanto a competencia exclusiva y excluyente es conocer de los recursos de casación en el
fondo, inaplicabilidad y revisión. Está compuesta por 21 Ministros (5 deben ser abogados extraños al
poder judicial), uno de los cuales es su Presidente y tiene su sede en Santiago por ser la capital de la
República. Es superior jerárquico directo de todas las Cortes de Apelaciones del país.
Requisitos  Para ser designado Ministro de la Corte Suprema se requiere:
1.- Ser chileno
2.- Tener el título de abogado.
3.- Cumplir, tratándose de proveer un cargo que corresponda a un miembro proveniente del
Poder Judicial, con los requisitos que establece el artículo 283 COT.
4.- Cumplir, tratándose de abogados extraños a la administración de justicia, con quince años de
título, haberse destacado en la actividad profesional o universitaria y cumplir con los demás
requisitos que señale la ley orgánica constitucional respectiva.
Deben reunirse además el resto de los requisitos que se establecen para ser designado Ministro
de Corte de Apelaciones y no encontrarse efecto a algunas de las inhabilidades o
incompatibilidades que se establecen respecto de éstos.
Nombramiento  Los Ministros de la Corte Suprema son nombrados por el Presidente de la
República, eligiéndolos de una quina que en cada caso, debe proponer la Corte Suprema, y con
acuerdo del Senado.
En la quina para proveer el cargo de Ministro de Corte Suprema que corresponda a un miembro
proveniente del Poder Judicial deberán figurar exclusivamente integrantes de éste, y deberá ocupar un
lugar en ella el miembro más antiguo de las Cortes de Apelaciones que figure en la lista de méritos y
los otros cuatro lugares se llenarán en atención a los méritos de los candidatos. Tratándose de proveer
una vacante correspondiente a abogados extraños a la administración de justicia, la nómina se formará
exclusivamente, previo concurso público de antecedentes, con abogados que cumplan con los
requisitos antes señalados, artículos 78 CPR y 283 COT.
La Corte Suprema debe formar la quina en un pleno, especialmente convocado al efecto, en una
misma y única votación, donde cada uno de sus integrantes tendrá derecho a votar por tres personas.
Resultarán elegidos para integrar la quina quienes obtengan las cinco primeras mayorías. El empate se
resolverá mediante sorteo (artículo 78 CPR).
El Presidente de la República debe elegir una persona de entre las cinco propuestas y solicitar al
Senado su acuerdo respecto de esa designación, que deberá darlo en sesión especialmente convocada
al efecto por los 2/3 de sus miembros en ejercicio (artículo 78 CPR).
Organización de la Corte Suprema  La Corte Suprema es un tribunal colegiado compuesto de 21
ministros, uno de los cuales es su Presidente.
El Presidente de la Corte Suprema es elegido por la misma Corte de entre sus miembros y dura dos
años en sus funciones, no pudiendo ser reelegido (artículo 93 inciso 2 COT).
Los demás miembros se llaman Ministros y gozan de procedencia los unos respecto de los otros por el
orden de su antigüedad.
La Corte Suprema tiene 1 Fiscal Judicial, 1 Secretario, 1 Prosecretario y 8 Relatores (artículo 93 COT),
pudiendo en el caso de que funcione extraordinariamente, designar relatores interinos.
Sede y Funcionamiento de la Corte Suprema  La Corte Suprema tiene su sede en la capital de la
República (artículo 94 COT) y puede tener un funcionamiento ordinario o extraordinario (artículos 95
y 101 COT).
Funcionamiento Ordinario  La Corte Suprema funciona ordinariamente dividida en tres salas
especializadas o en pleno (artículo 95 COT).
Para el conocimiento de los asuntos a que se refiere el artículo 98 (asuntos que deben ser conocidos en
sala), la Corte funcionará ordinariamente dividida en tres salas o extraordinariamente en cuatro,
correspondiéndole a la propia Corte determinar uno u otro modo de funcionamiento.
En cualquier caso, las salas deberán funcionar con no menos de cinco jueces cada una y el pleno con la
concurrencia de once de sus miembros a lo menos, no podrá haber mayoría de abogados integrantes.
Funcionamiento Extraordinario  El funcionamiento extraordinario se producirá cuando la Corte
Suprema así lo determine conforme a lo contemplado en el artículo 95 COT.
Durante este funcionamiento extraordinario, la Corte Suprema se divide en cuatro Salas
especializadas. No podrá haber mayoría de abogados integrantes.
Competencia de la Corte Suprema  La Corte puede funcionar en salas o en pleno, ordinariamente o
extraordinariamente, cuya especialización fue fijado por el Auto Acordado de 2001. Para determinar
su competencia hay que distinguir:
a) Funcionamiento Ordinario  Para tal efecto, dicho Auto Acordado estableció en su número
primero que durante el funcionamiento ordinario de la Corte Suprema, en el que se dividirá en tres
Salas, éstas conocerán:
a) Primera sala o sala civil  Principalmente de cuestiones civiles y recursos de protección de
las Cortes de Apelaciones de Temuco, Valdivia, Puerto Montt, Coyhaique y Punta Arenas.
b) Segunda sala o sala penal  Principalmente de cuestiones penales y los recursos de
protección de las Cortes de Apelaciones de Arica, Iquique, Copiapó, La Serena, Antofagasta y
Valparaíso.
c) Tercera sala o sala de asuntos constitucionales y contencioso administrativo  Causas de
origen constitucional, administrativo, tributario y los recursos de amparo económico y
protección de las Cortes de Santiago, San Miguel, Rancagua, Talca, Chillán y Concepción.
Funcionamiento Extraordinario  En el número segundo del Auto Acordado, se establece que
durante el funcionamiento extraordinario de la Corte Suprema, ella se dividirá en cuatro Salas:
a) Primera sala civil  Mismas materias que la ordinaria.
b) Segunda sala penal  Mismas materias, pero las protecciones sólo de las Cortes Rancagua,
Talca, Chillán y Concepción.
c) Tercera sala de asuntos constitucionales  Las mismas materias y las protecciones sólo de
las Cortes de Santiago y San Miguel.
d) Cuarta sala laboral o provisional  Materias laborales, aguas, minas, familia, y las
protecciones de las Cortes de Arica, Iquique, Antofagasta, Copiapó, La Serena y Valparaíso.
Materias de competencia del Pleno de la Corte Suprema  Ellas son:
a.
Contiendas de competencia que se suscitan entre las autoridades Políticas o administrativas y
los tribunales de justicia, que no correspondan al Senado según el artículo 53 Nº 4 CPR.
b.
Apelaciones de desafueros de Senadores y Diputados.
c.
Apelaciones en juicio de amovilidad conocidos en primera instancia por las Cortes de
Apelaciones o el Presidente de la Corte Suprema.
d.
Reclamación pérdida nacionalidad (artículo 12 CPR).
e.
Declaración de injustificado o erróneo sometimiento a proceso o condena para efectos de
tener derecho a indemnización (artículo 19 Nº 7 letra i) CPR).
g.
Ejercicio facultades disciplinarias, económicas y administrativas.
h.
Informes pedidos por el Presidente de la República sobre la administración de justicia
(artículo 77 inciso 2º CPR).
i.
Informar las modificaciones que se propongan a la Ley Orgánica Constitucional relativa a la
Organización y Atribuciones de los Tribunales de acuerdo a lo dispuesto en el artículo 77
CPR.
j.
Otros asuntos que las leyes expresamente le encomienden conocer en pleno.
Materias de competencia de una Sala de la Corte Suprema  Ellas son:
1.
De los recursos de casación en el fondo;
2.
De los recursos de casación en la forma interpuestos contra las sentencias dictadas por las
Cortes de Apelaciones o por un tribunal arbitral de segunda instancia constituido por árbitros
de derecho en los casos en que estos árbitros hayan conocido de negocios de la competencia
de dichas Cortes;
3.
De los recursos de nulidad interpuestos en el nuevo sistema procesal penal contra de las
sentencias definitivas dictadas por los tribunales de juicio oral, cuando el recurso se fundare
en la cual de haberse pronunciado la sentencia infringiendo sustancialmente derechos o
garantías asegurados por la Constitución o por tratados internacionales ratificados por Chile
y que se encuentren vigentes; y cuando en la sentencia se hubiere hecho una errónea
aplicación del derecho que hubiere influido sustancialmente en lo dispositivo del fallo,
siempre que respecto de la aplicación del derecho impugnada existieren distintas
interpretaciones sostenidas en diversos fallos emanados de los tribunales superiores
(artículos 374 y 376 CPP).
4.
De las apelaciones deducidas contra las sentencias dictadas por las Cortes de Apelaciones en
los recursos de amparo y de protección;
5.
De los recursos de revisión y de las resoluciones que recaigan sobre las querellas de capítulos;
6.
En segunda instancia, de las causas a que se refieren los números 2 y 3 del artículo 53 COT (2.
De las demandas civiles que se entablen contra uno o más miembros o fiscales judiciales de
las Cortes de Apelaciones para hacer efectiva su responsabilidad por actos cometidos en el
desempeño de sus funciones; 3. De las causas de presas y demás que deban juzgarse con
arreglo al Derecho Internacional);
7.
De los recursos de queja, pero la aplicación de medidas disciplinarias será de la competencia
del tribunal pleno;
8.
De los recursos de queja en juicio de cuentas contra las sentencias de segunda instancia
dictadas con falta o abuso, con el solo objeto de poner pronto remedio al mal que lo motiva;
9.
De las solicitudes que se formulen, de conformidad al nuevo sistema procesal penal, para
declarar si concurren las circunstancias que habilitan a la autoridad requerida para negarse a
proporcionar determinada información o para oponerse a la entrada y registro de lugares
religiosos, edificios en que funcione una autoridad pública o recintos militares o policiales
10.
De los demás negocios judiciales de que corresponda conocer a la Corte Suprema y que no
estén entregados expresamente al conocimiento del pleno.
Finalmente, debemos tener presente que las sentencias que dicte la Corte Suprema al fallar recursos de
casación en el fondo, de forma, de queja, de protección, de amparo y de revisión no son susceptibles
de recurso alguno, salvo el de aclaración rectificación y enmienda que establece el artículo 182 CPC.
Asuntos de la competencia privativa o exclusiva de la Corte Suprema  Corresponde
privativamente a ella:
a)
Conocer de los recursos de casación en el fondo.
b)
Conocer de los recursos de inaplicabilidad.
c)
Conocer de los recursos de revisión.
La manera como se tramitan y resuelven los asuntos sometidos al conocimiento de la Corte
Suprema  Sobre el particular, sólo cabe decir que se aplican las mismas normas que rigen para las
Corte de Apelaciones, pudiendo los asuntos ser vistos en cuenta o previa vista de la causa por la Corte
Suprema según el criterio sustentado al respecto al tratar ésta materia respecto de las Cortes de
Apelaciones.
Las modificaciones que existen para la tramitación de los asuntos que debe resolver la Corte Suprema,
con relación a las normas señaladas sobre la materia respecto de las Cortes de Apelaciones son las
siguientes:
a.-
Corresponde al Presidente de la Corte Suprema atender el despacho de la cuenta diaria y
dictar los decretos o providencias de mera sustanciación.
b.-
Las Tablas no se sortean, sino que el Presidente de la Corte asigna los asuntos a cada una de
las Salas especializadas según las materias de su competencia,
c.-
La Corte Suprema puede destinar el comienzo de las audiencias de cada día y ante de la vista
de las causas de la tabla a despachar los asuntos que deben resolverse en cuenta, en estudio
de proyectos de sentencias y en el acuerdo de las mismas.
d.-
La Corte Suprema tiene una sesión solemne el primer día hábil del mes de Marzo de cada
año, en la cual el Presidente debe dar cuenta de las materias indicadas en el artículo 102 COT.
El Presidente de la Corte Suprema  Sin perjuicio de la función que el artículo 102 COT encomienda
al Presidente de la Corte Suprema en el sentido de dar cuenta anual sobre el trabajo judicial y otras
materias, el artículo 105 COT le entrega diversas funciones.
Los Presidentes de las Salas de la Corte Suprema tienen las mismas atribuciones que el artículo 92
COT confiere a los Presidentes de las Salas de las Cortes de Apelaciones.
CAPÍTULO III. LOS ÁRBITROS
Generalidades  Los árbitros son uno de los tribunales que se mencionan en el artículo 5º COT que
pueden resolver los conflictos civiles que se promueven entre las partes, previéndose en el inciso final
de ese precepto legal que los jueces árbitros se regirán por el Título IX del COT.
Los motivos que se han señalado para justificar la existencia del arbitraje son los siguientes:
1°
Se dice que el Arbitraje como Institución para obtener la solución de un conflicto es mucho
más.
2°
En el Arbitraje existen Jueces con mejor preparación.
3°
El Arbitraje, a diferencia de los Tribunales Ordinarios, permite una mayor privacidad.
4°
Existe una mayor aplicación del principio de democracia en la elección del tribunal, ya que las
partes pueden, de común acuerdo, elegir el o los árbitros que resolverán el conflicto.
Se ha sostenido que debe ser la excepción, porque:
1º
El sistema no es más rápido, sino que la organización que pueda tener un árbitro o
un tribunal ordinario, puede ser más rápida o más lenta.
2º.-
El acceso a la jurisdicción es gratis, siendo obvio que un Arbitraje no lo es al tenerse
que remunerar por las partes al árbitro.
3º
Los árbitros no tienen una estructura preestablecida, mientras que la justicia
ordinaria si la tiene.
4º
El éxito de la función del juez como conciliador no depende del juez sino de las
partes.
Reglamentación  Los árbitros se regulan en los artículos 222 y siguientes COT y el procedimiento
que deben aplicar los árbitros en los artículos 628 a 644 CPC y el procedimiento en los juicios de
partición en los artículos 645 a 666 CPC.
Concepto  Han sido definidos por el legislador en el artículo 222 del COT, en los siguientes
términos, se llaman árbitros los jueces nombrados por las partes, o por la autoridad judicial en
subsidio, para la resolución de un asunto litigioso.
Clases de árbitros  El artículo 223 COT señala dos categorías, existiendo una tercera variante,
pudiendo distinguirse:
a) árbitro de derecho.
b) árbitro arbitrador o amigable componedor.
c) árbitro mixto.
Esta clasificación de los árbitros se efectúa en consideración:
a) A la forma en que deben fallar el asunto, y
b) Al procedimiento que deben aplicar.
a) Árbitros de derecho  De conformidad al artículo 223 inciso 2º COT, el árbitro de derecho fallará
con arreglo a la ley y se someterá, tanto en la tramitación como en el pronunciamiento de la sentencia
definitiva, a las reglas establecidas para los jueces ordinarios, según la naturaleza de la acción
deducida.
b) Árbitros arbitradores  De conformidad al artículo 223 inciso 3º COT, el arbitrador fallará
obedeciendo a lo que su prudencia y la equidad le dictaren, y no estará obligado a guardar en sus
procedimientos y en su fallo otras reglas que las que las partes hayan expresado en el acto constitutivo
del compromiso, y si éstas nada hubieren expresado, a las que se establecen para este caso en el
Código de Procedimiento Civil. De acuerdo con ello, el árbitro arbitrador:
1.
Falla de acuerdo a lo que su prudencia y equidad le dictaren (artículo 640 Nº 4 CPC).
2.
Tramita el asunto conforme al procedimiento establecido por las partes, y a falta de éste, debe
aplicar las normas mínimas que establece el CPC, que consisten en oír a las partes y agregar al
proceso los instrumentos que se le presenten (artículo 627 CPC), siendo sólo estas las normas
ineludibles de aplicarse en la tramitación por el árbitro arbitrador. Como ejemplo de ello, el
artículo 638 CPC establece que el arbitrador recibirá la causa a prueba sólo si lo estima
conveniente.
c) Árbitros mixtos  De conformidad al inciso final del artículo 223 inciso 3º COT, en los casos en que
la ley lo permita, podrán concederse al árbitro de derecho facultades de arbitrador, en cuanto al
procedimiento, y limitarse al pronunciamiento de la sentencia definitiva la aplicación estricta de la ley.
Requisitos para ser árbitro  Hay que distinguir entre:


Requisitos positivos  Los requisitos positivos se establecen en el artículo 225 COT y ellos
son:
1.
Tener mayoría de edad. Los abogados habilitados para ejercer la profesión, pueden ser
árbitros aún cuando sean menores de edad.
2.
Tener la libre disposición de los bienes (capacidad de ejercicio).
3.
Saber leer y escribir.
4.
Para ser árbitro de derecho, se requiere ser abogado.
Requisitos negativos  Los requisitos negativos son verdaderas prohibiciones para
desempeñarse como árbitros.- De acuerdo con ello, no pueden ser árbitros:
1.
2.
Las personas que litigan, excepto en el caso de la partición de bienes (artículos 226 COT
y 1324 y 1325 CC).
El juez que actualmente estuviere conociendo de la causa, excepto cuando el nombrado
tuviere con alguna de las partes originariamente interesadas en el litigio, algún vínculo o
parentesco que autorice su implicancia o recusación (artículos 226 y 317 COT).
3.
Los fiscales judiciales no podrán aceptar compromisos, excepto cuando el nombrado
tuviere con alguna de las partes originariamente interesada en el litigio, algún vínculo de
parentesco que autorice su implicancia o recusación (artículo 480 COT).
4.
Los notarios (artículo 480 COT).
Número de árbitros que pueden designarse para los efectos de desempeñar el compromiso  Esta
materia se encuentra regulada en los artículos 237 y 238 del COT, y 631 y 641 del CPC.
El principio general, es que las partes de común acuerdo pueden designar el número de árbitros que
deseen para la resolución del conflicto, debiendo en todo caso estar todas las partes de acuerdo en la
designación del árbitro.
En el artículo 232 inciso 1º COT se contempla el consentimiento de las partes, señalando que el
nombramiento de árbitros deberá hacerse con el consentimiento unánime de todas las partes
interesadas en el litigio sometido a su decisión.
En cuanto al número de árbitros que las partes pueden designar para la solución del asunto sometido
a arbitraje, ellas son libres para los efectos de determinar el número de árbitros. Al efecto, dispone el
artículo 231 COT que pueden las partes, si obran de acuerdo, nombrar para la resolución de un litigio
dos o más árbitros.
Sin embargo, en los casos en que estemos en presencia de un arbitraje forzoso o de una cláusula
compromisoria y no hubiere acuerdo entre las partes respecto del número de árbitros a designar, el
legislador establece las siguientes reglas respecto del nombramiento que debe hacerse por la justicia
ordinaria:
a.- Se aplica el procedimiento para el nombramiento de peritos del artículo 414 CPC.
b.- El juez solo puede designar como árbitro a solo individuo.
c.- El juez no puede designar como árbitros a uno de los dos primeros indicados por cada parte en
las proposiciones que cada una de ellas pudiera haber efectuado (artículo 231 inciso 2º COT).
Acuerdos  Si se nombran dos o más árbitros, éstos deben actuar durante el curso del período
arbitral, de acuerdo con lo que las partes decidan. Si estamos ante tribunal arbitral colegiado, las
partes podrían designar a uno de los árbitros como juez substanciador. A falta de acuerdo de las
partes, los árbitros deben concurrir conjuntamente a dictar todas las resoluciones para la
substanciación de la causa (artículo 237 COT).
Si los árbitros no se ponen de acuerdo para poder dictar una sentencia se deben aplicar las normas de
los acuerdos de las Cortes de Apelaciones.
El tercero en discordia  Al no haber mayoría para tomar una decisión por parte de los árbitros
designados, las partes pueden contemplar que sea llamado un tercero para que éste se reúna con los
árbitros y así poder tomar una decisión, de conformidad a las normas de acuerdos del COT (artículo
237 inciso 2º COT).
Si no se logra el acuerdo entre los árbitros designados sin que exista contemplada la existencia del
tercero en discordia, o luego de llamado el Tercero en Discordia no se alcanza el acuerdo, tenemos que
distinguir:
1.
Si nos encontramos en presencia de un Arbitraje voluntario, y se contempla recurso de
apelación  Deben elevarse todos los antecedentes al Tribunal de Alzada, para que resuelva la
cuestión, ya sea de acuerdo a las normas de derecho, si el desacuerdo es de árbitros de
derecho, ya sea en equidad si el desacuerdo es entre arbitradores.
2.
Si nos encontramos en presencia de un Arbitraje voluntario, y no se contempla el recurso de
apelación  Se deja sin efecto el compromiso, y las partes deben nombrar otro árbitro o acudir
a los tribunales ordinarios.
3.
Si nos encontramos en presencia de un Arbitraje forzoso, y no procede recurso de apelación
 Se deben nombrar nuevos árbitros.
4.
Si nos encontramos en presencia de un Arbitraje forzoso y procede recurso de apelación  Se
deben elevar los antecedentes al Tribunal de Alzada, que resolverá de acuerdo a derecho el
desacuerdo.
Personas que se encuentran facultadas para nombrar árbitros  Las reglas que rigen para la
designación de un árbitro se encuentran el artículo 224 COT el que distingue:
a.- Las personas capaces, personalmente o a través de un mandatario, y los incapaces a través de
sus representantes legales pueden nombrar un árbitro de derecho para la solución de un
asunto.
b.- Sólo las personas capaces y jamás los incapaces, pueden nombrar un árbitro arbitrador para la
solución de un asunto.
c.- Las personas capaces, y los representantes de los incapaces, pero previa autorización judicial y
por motivos de manifiesta conveniencia, pueden nombrar árbitros mixtos.
En cuanto a las facultades de los mandatarios judiciales para designar árbitros debemos tener
presente que para la designación de árbitros de derecho y mixtos basta que el mandatario
posea las facultades ordinarias. En cambio para la designación de árbitros arbitradores y para
la renuncia de los recursos legales es necesario que el mandatario judicial cuente con facultades
especiales del artículo 7 inciso 2 CPC.
Implicancias y recusaciones de los árbitros  El artículo 243 COT posibilita que, salvo disposición
contraria de la ley, las partes puedan nombrar a un árbitro afectado por una causal de implicancia y
recusación, renunciando a hacer valer éstas, entendiéndose que ella se da tácitamente si se efectúa el
nombramiento conociendo las partes dicha inhabilidad.
Excepcionalmente, las partes pueden reclamar de la implicancia o recusación que afecte al árbitro en
los siguientes casos:
a.- Si las causales de implicancia o recusación se ignoraban al tiempo de pactar el compromiso.
b.- Si las causales de implicancia o recusación se configuraron con posterioridad al momento en
que pactaron el compromiso.
Clasificación del arbitraje según las materias en que recae  En atención a las materias se clasifica
en:
a) Arbitraje Facultativo  Constituye la regla general. En efecto, las partes pueden someter
voluntariamente a arbitraje todos los conflictos respecto de los cuales el legislador no lo hubiere
prohibido (arbitraje prohibido) o respecto de las cuales el legislador haya establecido obligatoriamente
que deben ser sometidos a arbitraje (arbitraje obligatorio).
De acuerdo con ello, el arbitraje facultativo siempre tiene su fuente en la voluntad de las partes a
través del compromiso o la cláusula compromisoria, y nadie puede ser obligado a someterse al juicio
de los árbitros (artículo 228 COT).
b) Arbitraje Forzoso u obligatorio  Los asuntos de arbitraje obligatorio son de competencia del
árbitro, habiendo sido el legislador quien los ha sustraído en atención de la materia del conocimiento
de los tribunales ordinarios y especiales.
Los casos de arbitraje forzoso se establecen el artículo 227 COT y ellos son:
1.
La liquidación de una sociedad conyugal o de una sociedad colectiva o en comandita civil, y la
de las comunidades;
2.
La partición de bienes; Pueden, sin embargo, los interesados resolver por sí mismos estos
negocios, si todos ellos tienen la libre disposición de sus bienes y concurren al acto, sin
perjuicio de lo dispuesto en el artículo 645 CPC.
3.
Las cuestiones a que diere lugar la presentación de la cuenta del gerente o del liquidador de las
sociedades comerciales y los demás juicios sobre cuentas;
Respecto de las cuentas se deben distinguir tres situaciones:
a)
b)
c)
La sola determinación de si existe la obligación de rendir la cuenta no es un asunto
contencioso civil de arbitraje forzoso. Este conflicto debe tramitarse y resolverse
conforme a las normas del juicio sumario.
La rendición de la cuenta, tampoco es un asunto de arbitraje forzoso, regulándose por
el procedimiento del juicio de cuentas (artículos 693 a 696 CPC).
La solución de las objeciones que se realicen respecto una cuenta que se hubiere
presentado dentro del procedimiento del Juicio de Cuentas es un asunto de arbitraje
forzoso y debe ser resuelto por un árbitro.
4.
Las diferencias que ocurrieren entre los socios de una sociedad anónima, o de una sociedad
colectiva o en comandita comercial, o entre los asociados de una participación, en el caso del
artículo 415 del Código de Comercio;
5.
Los demás que determinen las leyes.
c) Arbitraje Prohibido  Las materias de arbitraje prohibido deben resolverse por la justicia ordinaria
y son:
1.
2.
3.
4.
5.
6.
Las cuestiones que versen sobre alimentos.
Las cuestiones que versen sobre el derecho de pedir la separación de bienes entre marido y
mujer.
Las causas criminales.
Las causas de policía local.
Las causas en que debe ser oído el fiscal judicial, las cuales están establecidas en el artículo 357
COT.
Las causas que se susciten entre un representante legal y su representado.
Respecto de los casos en los cuales nos encontremos en un asunto en que concurran a la vez normas
que nos señalen que es una materia de arbitraje prohibido con otras que establecen la obligatoriedad
del arbitraje, deben primar en su aplicación para la solución de la contraposición de normas las que
contemplan el arbitraje obligatorio o forzoso.
Paralelo entre árbitros y tribunales ordinarios
ÁRBITROS
TRIBUNALES ORDINARIOS
Fuentes:
La fuente directa e indirecta es la ley.
a) La ley en general, porque se contempla
su existencia como tribunal en la
legislación;
b) La voluntad de las partes en el arbitraje
facultativo, ya que ella lo genera de manera
mediata a través del compromiso o la
cláusula compromisoria.
Son tribunales de carácter:
Son tribunales permanentes, están siempre
a) Accidental (se constituyen para resolver a disposición de la comunidad ejerciendo la
un conflicto específico y determinado.
función jurisdiccional.
b)
No
están
permanentemente
a
disposición de la comunidad.
c) Transitorios, ya que tienen un plazo para
desempeñar el arbitraje.
Los árbitros de derecho son letrados, y los Son tribunales letrados.
arbitradores pueden ser legos.
Tienen un ámbito de competencia Tienen ámbito de competencia amplio y
restringida, puesto que sólo pueden ella es determinada siempre por la ley, de
conocer y resolver el conflicto específico acuerdo al artículo 5º COT.
que se ha sometido a su conocimiento por
la ley, el compromiso o la cláusula
compromisoria.
En cuanto al procedimiento, los árbitros de Aplican el procedimiento establecido en la
derecho aplican el establecido en la ley, ley según la naturaleza de la acción
según la naturaleza de la acción deducida; deducida.
en cambio, respecto de
los árbitros
arbitradores y los mixtos, las partes pueden
determinar el procedimiento aplicable,
estableciéndose supletoriamente por el
legislador las normas mínimas aplicables.
En cuanto al imperio:
Poseen la facultad de imperio sin
a) los árbitros no tiene facultad de imperio, restricción, de conformidad a los artículos
debiendo recurrir a los tribunales 76 CPR y 11 COT.
ordinarios (artículo 637 CPC)
b) Se debe distinguir la facultad de imperio
de la ejecución de la sentencia ya que sólo
cuando no está vencido el plazo por el cual
fue nombrado se le puede pedir la
ejecución de la sentencia (artículo 635 CPC).
c) Tienen competencia exclusiva y
excluyente para la ejecución de las
resoluciones que no sean sentencias
definitivas.
Las fuentes del arbitraje  Ellas son:
a. La Ley  La ley es una fuente remota de todo arbitraje por cuanto se limita a establecer la
procedencia del arbitraje, ya sea en forma obligatoria o facultativa, pero dejando la designación del
árbitro a la voluntad de las partes y en subsidio a una resolución judicial. Posibilita su existencia,
puesto que en caso contrario se infringiría el principio de la legalidad orgánica contemplado en el
artículo 76 CPR.
b. El Testamento  De acuerdo a lo previsto en los artículos 1318 y 1325 CC, se establece que el
testador es uno de los sujetos que puede hacer la partición en su testamento; y por otra parte, se
contempla que el testador puede designar en su testamento a la persona que ha de efectuar la
partición de la herencia en una sucesión testada.
Sin perjuicio de lo anterior, debemos tener presente que en la partición prima el principio de la
Autonomía de la voluntad, puesto que los herederos de común acuerdo pueden efectuar la partición
(artículo 1325 CC) y de no lograrse lo anterior, pueden de común acuerdo designar un árbitro
partidor, pudiendo incluso impugnar la designación del árbitro a quien encarga la partición el
causante o testador, por alguna causal de implicancia o recusación (artículo 1324 CC).
c. La Resolución Judicial  La resolución judicial puede ser una fuente supletoria de la voluntad de
las partes en cuanto a la designación del árbitro. Para tal efecto es importante distinguir:
1) Arbitraje Forzoso  La obligación de llevar el asunto al conocimiento del árbitro es establecida por
el legislador. El acuerdo de voluntades de las partes se limita a designar un árbitro; y si las partes no
llegan a acuerdo en la designación opera la resolución judicial para efectuar dicha designación.
b) Arbitraje Facultativo  El origen directo del Arbitraje es la voluntad de las partes a través del
compromiso o de una cláusula compromisoria.
d. La Voluntad de las Partes  En los asuntos de Arbitraje Prohibido si se designa igualmente un
árbitro, esa designación es absolutamente ineficaz, ya que ese árbitro no tendría ni jurisdicción ni
competencia. En el Arbitraje Facultativo, la voluntad de las partes se manifiesta a través de:
a) El compromiso.
b) La cláusula compromisoria.
El compromiso  Se le ha definido como la convención por medio de la cual las partes sustraen del
conocimiento de los tribunales ordinarios, uno o más asuntos litigiosos determinados, presentes o
futuros, para someterlos a la resolución de uno o más árbitros que se designan en el acto mismo de su
celebración.
Características del compromiso como convención  Son:
a) Es una convención, porque para los efectos de sustraer el conocimiento del asunto de los tribunales
ordinarios y someterlos a la resolución del árbitro requiere el consentimiento de todas las partes en el
conflicto.
b) Es una convención o acto jurídico procesal, porque está dirigida a producir sus efectos en el
proceso.
Efecto que se persigue a través del compromiso  Los efectos que genera el compromiso son los
siguientes:
1) Extingue la competencia del tribunal ordinario para conocer del asunto que ha sido sometido a
compromiso. Celebrado que sea el compromiso se genera la excepción de compromiso, la cual se
opone para impedir que un tribunal ordinario conozca del asunto, como una excepción dilatoria del
artículo 303 Nº 6 CPC.
2) Como convención procesal es obligatoria para las partes, encontrándose estas ligadas al árbitro
designado para la resolución del asunto. Por su parte el árbitro esta obligado, una vez aceptado el
compromiso, a desempeñar el arbitraje
3) Como toda convención puede ser dejada sin efecto por acuerdo de las partes, ya que prima el
principio de la autonomía de la voluntad. Incluso, el legislador contempla el caso de término tácito del
compromiso si las partes acuden de común acuerdo a la justicia ordinaria o a otros árbitros (artículo
240 Nº 1 COT).
Elementos  El COT, además de los elementos generales del CC establece algunos:
a) Requisitos Generales  Son los siguientes:
1)
El consentimiento  El artículo 232 COT previene que el nombramiento de árbitros deberá
hacerse con el consentimiento unánime de todas las partes interesadas en el litigio sometido a
su decisión. Los demás requisitos de nombramientos ya han sido vistos.
2)
La capacidad  Respecto de la capacidad se contemplan las siguientes reglas:
a)
Para nombrar un árbitro arbitrador se requiere ser mayor de edad y tener libre
administración de los bienes (artículo 224 inciso 1º COT).
b)
Para nombrar un árbitro mixto, lo pueden hacer los representantes legales de los
incapaces, pero previa autorización judicial, la que debe ser otorgada sólo por motivos de
manifiesta conveniencia (artículo 224 inciso 2º COT).
c)
Para nombrar un árbitro derecho se requiere poseer capacidad de goce y de ejercicio. Si
embargo, en caso de incapacidad de ejercicio de una parte puede su representante legal
designar un árbitro de derecho, sin requerir de autorización judicial previa para ello.
El CC para los casos de tutelas y curatelas establece requisitos especiales en los artículos 396 y
400
3)
Objeto lícito  El objeto del compromiso está constituido por el nombramiento de uno o más
árbitros, sustrayendo el conocimiento del asunto de los tribunales ordinarios para entregárselo
a él, siendo objeto ilícito todos los casos en que se nombre un árbitro para la resolución de
asuntos que sean materias de arbitraje prohibido.
4)
Causa lícita  La causa será lícita cuando su objetivo sea sustraer el asunto de los tribunales
ordinarios para la decisión del conflicto por parte del árbitro. No habría una causa lícita,
cuando las partes acuden a un árbitro para los efectos que resuelva el compromiso en un
determinado sentido previamente convenido por ellas con el fin de perjudicar a un tercero.
5)
Solemnidad  El compromiso es una convención solemne, puesto que de conformidad a lo
previsto en el inciso 1º del artículo 234 COT, el nombramiento de árbitro deberá hacerse por
escrito, ya sea por escritura pública o instrumento privado, o incluso inserta en una cláusula de
un contrato.
b) Requisitos específicos  El compromiso es un contrato nominado, pudiendo distinguirse a su
respecto elementos esenciales, de la naturaleza y accidentales.
1. Elementos de la esencia (artículo 234 COT)
a.- Determinación de las partes
b.- Determinación del tribunal
c.- La determinación del conflicto que debe resolverse.
2. Elementos de la naturaleza (artículo 235 COT)
1. Facultades del árbitro  Si las partes no expresaren con qué calidad es nombrado el árbitro, se
entiende que lo es con la de árbitro de derecho.
2. Lugar en que debe desarrollarse el compromiso o arbitraje  Si faltare la expresión del lugar en que
deba seguirse el juicio se entenderá que lo es aquel en que se ha celebrado el compromiso.
3. Tiempo en que debe desarrollarse el compromiso o arbitraje  Si faltare la designación del tiempo,
se entenderá que el árbitro debe evacuar su encargo en el término de dos años contados desde su
aceptación, contándose desde el momento de su aceptación del cargo y suspendiéndose en los casos
previstos en la ley, según los casos contemplados en el artículo 235 inciso final COT, es decir:
i)
Si durante el arbitraje el árbitro debiere elevar los autos a un tribunal superior, y
ii)
Si el procedimiento arbitral se hubiere paralizado por resolución de un tribunal superior.
Según el artículo 235 inciso penúltimo, si el árbitro hubiere dictado sentencia dentro del plazo del
compromiso, éste puede después del vencimiento de ese plazo:
i)
Notificar a las partes válidamente la sentencia que hubiere dictado;
ii)
Dictar las providencias respecto de los recursos que hubieren deducido las partes en contra
de la sentencia pronunciada por el árbitro.
En todo caso, debemos tener presente que el plazo para el desarrollo del compromiso puede ser
siempre de carácter convencional, por lo que puede ser prorrogado de común acuerdo por las partes
cuando veces lo consideren ellas necesario.
4. El número de árbitros que deben designarse para la solución de un conflicto.
5. El procedimiento que debe seguirse ante los arbitradores lo establece la ley, si las partes no lo han
regulado  Para ello deberán seguirse las normas mínimas de procedimiento establecidas en el
artículo 637 CPC: oír a los interesados, recibir y agregar al proceso los instrumentos que le presenten,
y dar su fallo en el sentido que la prudencia y la equidad le dicten.
6. Los trámites esenciales que posibilitan deducir el recurso de casación en la forma en contra de un
árbitro arbitrador.
Por regla general el recurso de casación en la forma procede en contra de sentencia dictada por árbitro
arbitrador. Sin embargo, el recurso de casación en la forma en contra de árbitros arbitradores presenta
una particularidad, ya que el artículo 796 del CPC, nos señala que son trámites esenciales, para
deducirlo por omisión de los requisitos esenciales, los que las partes establecen en la parte constitutiva
del compromiso, y si ellas nada dicen, sólo existen dos trámites esenciales:
a) Emplazamiento de las partes en la forma prescrita por la ley.
b) Agregación de los instrumentos presentados oportunamente por las partes.
3. Elementos accidentales
Son aquellos que no forman parte del compromiso, y que las partes deben incorporar mediante
estipulaciones expresas y se encuentran destinados a modificar los elementos de la naturaleza que ha
contemplado el legislador respecto del compromiso.
Son estipulaciones de elementos accidentales los siguientes:
a) Otorgamiento al Árbitro de facultades de arbitrador o mixto. Si nada se dice se presumirá
Árbitro de derecho.
b) Lugar para el desarrollo del compromiso, puesto que si nada se dice será el lugar de su
celebración.
c) Tiempo para el desarrollo del compromiso, puesto que si nada se dice será de dos años a
contar de la aceptación.
d) Reglamentación del procedimiento que se debe seguir ante los árbitros arbitradores. Si nada
se dice se aplican las normas mínimas de tramitación que contempla el legislador, artículo 637
CPC.
e) Deben establecerse los trámites esenciales para el recurso de casación en la forma contra
arbitradores, puesto que si nada se dice sólo procederá por la omisión de los trámites
esenciales del Nº 1 y 5 del artículo 795 del CPC.
f) La reserva de recurso de apelación en contra de árbitros arbitradores en primera instancia,
puesto que sólo será posible deducirlo si al momento de designar al arbitrador se han
cumplido con dos requisitos:
i)
ii)
Establecer la procedencia del recurso de apelación;
Designar quienes conocerán de la apelación con carácter de árbitro arbitrador
(artículo 239 COT).
g) Renuncia a los recursos legales. Existe una cláusula tipo que se coloca en las convenciones
de arbitraje en que se renuncia a todo recurso legal en contra de la sentencia arbitral, incluso al
de casación. La jurisprudencia señala que esta renuncia es válida. Sin embargo, la renuncia a
los recursos por amplia y genérica que sea jamás podrá comprender el recurso de casación en
la forma por las causales de incompetencia y ultrapetita, puesto que en tal caso el árbitro estaría
resolviendo sobre un conflicto para el cual no ha sido designado o requerida su intervención.
Tampoco podrá comprender la renuncia al recurso de queja ya que este es de orden público y
emana de la superintendencia correctiva correccional y económica de la Corte Suprema siendo
su finalidad primordial de naturaleza disciplinaria al tener por objeto corregir una falta o
abuso.
Terminación del compromiso  Las causales de terminación del compromiso se encuentran
contempladas en los artículos 240, 241 y 242 COT, siendo ellas las siguientes:
1. El modo normal de dar término al compromiso es por el cumplimiento del encargo, dictando la
sentencia dentro de plazo. Sin perjuicio de ello, el árbitro puede conocer también de la ejecución de la
sentencia si el que ha obtenido en el juicio se lo ha requerido y aún le resta plazo para desempeñar el
compromiso (artículo 635 CPC).
2. Si el árbitro fuere maltratado o injuriado por alguna de las partes.
3. Si las partes concurran ante la justicia ordinaria o ante otro árbitro para la resolución de asunto,
4. Si el árbitro contrae una enfermedad que le impida seguir cumpliendo sus funciones, ya que es
intuito personae.
5. Si por cualquier causa el árbitro deba ausentarse por largo tiempo del lugar del lugar donde se debe
seguir el juicio.
6. Por revocación de común acuerdo de las partes (artículo 241 COT).
7. Por la muerte del árbitro. La muerte de alguna de las partes genera los efectos de sucesión, pasando
a ser esta subrogada por sus herederos, los cuales deben ser debidamente notificados, de lo contrario
el proceso será nulo (artículo 242 COT).
La cláusula compromisoria  La cláusula compromisoria es un contrato mediante el cual se sustrae
del conocimiento de los tribunales ordinarios determinados asuntos litigiosos, actuales o futuros, para
entregarlos a la decisión de un árbitro que no se designa en ese instante, pero que las partes se obligan
a designar con posterioridad.
Características  Es un contrato procesal autónomo que genera la obligación de designar al árbitro y
sustrae el conocimiento de los tribunales ordinarios.
La diferencia entre el compromiso y la cláusula compromisoria es que en el primero la designación del
árbitro es intuito personae, en cambio en la cláusula compromisoria lo relevante no es la existencia del
árbitro, sino la substracción del conocimiento de un asunto de la justicia ordinaria. Además el
nombramiento del árbitro en la cláusula compromisoria a falta de acuerdo de las partes puede ser
realizada por la justicia ordinaria.
Pueden designar el árbitro en la cláusula compromisoria:
1) Las partes, las que pueden ponerse de acuerdo en cualquier momento posterior a la celebración de
la cláusula compromisoria;
2) En subsidio, la justicia ordinaria para lo cual se aplican las normas de designación de perito.
Requisitos de la Cláusula Compromisoria  Respecto de la cláusula compromisoria se contemplan
los siguientes elementos:
A. Elementos esenciales:
1) Individualización de las partes
2) La determinación del conflicto que se somete a arbitraje
3) La sustracción del conocimiento del asunto de la justicia ordinaria asumiendo la obligación
de someterlo a la resolución de los árbitros que se comprometen a designar con
posterioridad.
B. Elementos de la naturaleza:
No tiene por ser un contrato autónomo y no nominado o regulado por el legislador. Sin embargo, se
ha entendido que respecto de la cláusula compromisoria se aplicarían las reglas del compromiso en
esta materia.
C. Elementos accidentales:
Son los que incorporan las partes en virtud del principio de la autonomía de la voluntad,
fundamentalmente para regular las materias de la naturaleza del compromiso ya analizadas.
Efectos de la Cláusula Compromisoria  Los efectos de la cláusula compromisoria son los
siguientes:
1)
Sustrae el conocimiento del conflicto de los tribunales ordinarios, generándose la excepción
de cláusula compromisoria.
2)
Somete el conocimiento del asunto a un árbitro
3)
Genera la obligación para las partes de designar al árbitro, el que a falta de acuerdo entre las
partes deberá ser designado por la justicia ordinaria.
Terminación de la cláusula compromisoria  Se han contemplado por la doctrina y jurisprudencia
como causales de terminación de la cláusula compromisoria las siguientes:
1) Por mutuo acuerdo de las partes.
2) Por cumplimiento del encargo por el árbitro.
3) Por transacción o cualquier otro equivalente jurisdiccional.
4) Por declaración de quiebra.
El contrato de compromisario  El contrato de compromisario es aquel por el cual una persona se
obliga a desempeñar el cargo de árbitro entre otras personas que litigan, y éstos a remunerar sus
servicios con un honorario.
En la práctica este contrato no se celebra formalmente, siendo la única constancia en el proceso arbitral
de que el árbitro ha aceptado el cargo el acta o la escritura pública de aceptación, en la cual debe
constar también su juramento. A partir de la aceptación se entiende celebrado este contrato.
Respecto de los honorarios del árbitro, este nunca puede fijarlos unilateralmente, sino que formula
normalmente una proposición a las partes para su aceptación.
Para la jurisprudencia esta resolución que fija los honorarios no es mas que una propuesta que debe
ser aceptada por las partes, las que si no están de acuerdo, deberá ser determinada por la justicia
ordinaria a través de un juicio de cobro de honorarios.
Desenvolvimiento del arbitraje  Se desarrolla a través de los siguientes actos:
a) Nombramiento del árbitro, la aceptación del cargo por el árbitro y su juramento  El origen del
arbitraje se puede encontrar en la ley, si nos encontramos ante un arbitraje forzoso, en cuyo caso a las
partes sólo les cabe designar de común acuerdo el árbitro, o a falta de éste, acudir a la justicia
ordinaria para que proceda a su designación.
En el arbitraje forzoso el propósito de la presentación que efectúan las partes a la justicia ordinaria no
va a ser que se notifique al árbitro, sino que se proceda a la designación del árbitro.
Si nos encontramos en presencia de un arbitraje facultativo, el origen de arbitraje es el compromiso o
la cláusula compromisoria.
En el compromiso no existe necesidad de nombrar a un árbitro porque este ya está se encuentra
designado en dicha convención celebrada por las partes. En este caso, lo que procede es efectuar una
presentación a la justicia ordinaria para que ordene notificar al árbitro, a fin que éste ante un Ministro
de Fe acepte o rechace el cargo.
En la cláusula compromisoria el objeto de la presentación en el arbitraje facultativo será citar a la otra
parte a un comparendo para que se designe de común acuerdo al árbitro; o de no mediar acuerdo, por
la justicia ordinaria conforme a la norma de la designación de peritos.
Efectuado el nombramiento del árbitro, lo que sigue es el trámite de notificación del nombramiento, el
que es practicado por el receptor.
Según el artículo 236 COT el árbitro debe cumplir con dos trámites ineludibles:
i) Aceptar el cargo; y
ii) Jurar desempeñar el cargo con la debida fidelidad y en el menor tiempo posible.
La notificación se efectúa según el artículo 44 CPC y es personal y no existe inconveniente en que el
árbitro manifieste al receptor si acepta o no el cargo. Si acepta debe jurar.
El juramento del árbitro es un requisito de validez del arbitraje, y si se omite conlleva la nulidad del
arbitraje. Si bien cabe una aceptación tácita, jamás cabe un juramento tácito.
El ministro de fe ante el cual el árbitro debe jurar puede ser:
a) El receptor, cuando acepta de inmediato; o
b) El Secretario del tribunal cuando se reserva aceptar con posterioridad.
b) El Procedimiento Arbitral  Las normas aplicables al procedimiento arbitral se encuentran en los
artículos 628 y siguientes CPC. Hay que distinguir entre:



Los árbitros de derecho deben tramitar según el procedimiento que corresponda en atención a
la naturaleza de la acción deducida (artículo 628 CPC).
Los árbitros arbitradores deben tramitar el asunto según:
1°
El procedimiento que las partes le señalen;
2°
Si las partes nada han señalado, de acuerdo con las normas mínimas comunes a todo
procedimiento arbitral consistentes en:
a)
Oír a las partes; y
b)
Agregar al expediente los documentos que se le entreguen (artículos 636 y
637 CPC).
Procedimiento del Juicio de Partición de Bienes  Las normas aplicables son los artículos 646
y siguientes CPC.
c) La primera resolución del árbitro  Cuando el árbitro acepta y jura, su primera actuación es dictar
una resolución para constituir el compromiso y citar a las partes a un primer comparendo, cuyo
objetivo es determinar:
a)
Quiénes son las partes;
b)
Cuál es el conflicto; y
c)
Cuál es el procedimiento que se tendrá que aplicar para la resolución del conflicto. Esto es
aún más importante en los arbitradores que son además amigables componedores.
Principales diferencias entre el Procedimiento aplicable por el árbitro de derecho y el árbitro
arbitrador.
NOFICACIONES
MINISTROS DE FE
FACULTAD DE
IMPERIO
DE DERECHO
De acuerdo al artículo 629
CPC, se harán personalmente
o por cédula, sin perjuicio
que las partes puedan
acordar otra forma de
notificación (no se contempla
expresamente la posibilidad
de notificar por Estado
Diario)
Es obligatoria la designación
de uno, quien autorizará las
resoluciones
del
árbitro
(artículo 632 CPC).
La designación de uno es
facultativa (artículo 639 CPC).
No existen diferencias ya que ambos la tienen restringida
Debe
cumplir
con
los
requisitos mínimos que se
exigen para los tribunales
ordinarios, es decir artículo
170 CPC y Auto Acordado de
la Corte Suprema de 1920.
SENTENCIA
RECURSOS
ARBITRADOR
En la forma que acuerden las
partes, y si nada dicen se
notificarán personalmente o por
cédula.
a) Apelación, de acuerdo a
las reglas generales, del que
conocerá
la
Corte
de
Apelaciones respectiva.
b) Casación en la forma y
fondo, proceden igual que si
se tratara de un tribunal
ordinario, según las reglas
propias de cada recurso.
c) Recurso de Queja, que es
De acuerdo al artículo 640 CPC,
debe contener:
a) Designación de las partes
litigantes.
b)
Enunciación
de
las
peticiones.
c)
Enunciación
de
las
alegaciones del demandado.
d) Las razones de prudencia o
equidad
que
sirvan
de
fundamento a la sentencia.
e) La decisión del asunto
controvertido.
a) Apelación, por regla general,
no procede y si procediera
jamás será conocido por la
justicia ordinaria, sino que por
un
tribunal
de
árbitros
arbitradores
de
segunda
instancia.
b) Casación en el fondo, no
procede nunca porque estos
árbitros no fallan de acuerdo a
conocido en única instancia
por la Corte de Apelaciones,
y sólo procederá si se
cumplen los requisitos del
artículo 545 COT (no ser
procedentes
los
demás
recursos,
ordinarios
o
extraordinarios, que la falta o
abuso
deben
haberse
cometido en la sentencia
definitiva o interlocutoria
que ponga término al juicio o
haga
imposible
su
continuación.
la ley. En tanto el recurso de
casación en la forma sólo
procede por las causales del
artículo 768 y sólo son trámites
esenciales para la causa del Nº 9
las que se contemplan en los Nº
1 (emplazamiento de las partes
en la forma prescrita por ley) y
Nº 5 (la agregación de los
instrumentos
presentados
oportunamente por las partes,
con
citación
o bajo
el
apercibimiento
legal
que
corresponda) del artículo 795.
c) Recurso de queja, el artículo
545 COT lo contempla contra
las resoluciones de primera o
única instancia, conjuntamente
con el recurso de casación en la
forma.
Ahora, respecto a la sentencia y los árbitros arbitradores, cabe formularnos las siguientes
interrogantes:
a. ¿Puede un árbitro arbitrador que no está sometido a la ley, fallar apartándose a las normas de
procedimiento?
No puede, porque es un juez, y como tal debe obedecer el mandato constitucional que obliga otorgar
un debido proceso de ley y a que su sentencia emane de un racional y justo procedimiento. Además,
debemos tener presente que nuestro ordenamiento procesal contempla disposiciones sobre la casación
de forma en contra de sentencias de arbitradores, como es el artículo 796 CPC.
b. ¿Puede el árbitro arbitrador, que falla según lo que su prudencia y equidad le han dictado,
conocer de otra materia distinta de la sometida a su conocimiento?
No puede, aún cuando lo considere necesario y equitativo. El arbitrador no puede avocarse a asuntos
ajenos a la materia sometida a su conocimiento y de allí su sentencia.
c. ¿Puede el árbitro arbitrador fallar contra ley?
Según Julio Philippi sí puede fallar contra ley, ya que lo justo aplicado al caso concreto lo determina el
árbitro y no el legislador.
d. Sin embargo, se debe tener presente si puede el árbitro arbitrador fallar contra cualquier ley, es
decir, ¿podría fallar concretamente contra una norma de orden público?
Nuestra Corte Suprema, al respecto, ha señalado que el arbitrador tiene un límite que son los
preceptos de orden público.
e. ¿Podría el arbitrador dictar una sentencia en contra de normas de Derecho Privado, pero de orden
público, como por ejemplo, desconocer normas de filiación, relativas a contrato?
En este punto la doctrina nacional se encuentra dividida:
i)
Según algunos, se podría desconocer, ya que el arbitrador está facultado para hacer
justicia al caso concreto; y
ii)
Según otros, no puede hacerlo porque importaría desconocer el orden público, y todos
los miembros de la sociedad deben respetarlo.
f. ¿ Puede un arbitrador fallar conforme a Derecho?
Si, pero dependerá de la sola voluntad del árbitro, y ello ocurrirá, generalmente, cuando el arbitrador
sea un abogado.
CAPÍTULO IV. LOS AUXILIARES DE LA
ADMINISTRACIÓN DE JUSTICIA
A) LA FISCALÍA JUDICIAL
De acuerdo con la reforma procesal penal, en la actualidad es posible distinguir la existencia en
nuestro ordenamiento jurídico de dos Ministerios Públicos: El Ministerio Público regulado en el
Código Orgánico de Tribunales, cuyos miembros se denominan ahora Fiscales Judiciales, que son
auxiliares de la Administración de justicia y que forman parte del Poder Judicial; y el Ministerio
Público que se contempla actualmente en el Capítulo VII de la CPR y se regula en la ley 19.640, que es
un organismo autónomo y jerarquizado, que no forma parte del Poder Judicial, y cuya principal
misión será la de dirigir en forma exclusiva la investigación en el nuevo sistema procesal penal,.
En este apartado, nos referimos a la Fiscalía Judicial regulada en párrafo 1° del Título XI del COT
(artículos 350 a 364) cuyas normas permanecen vigentes sólo respecto de las facultades que se señalan
en el Código Orgánico.
Concepto  La Fiscalía Judicial es la institución que tiene como misión fundamental representar ante
los tribunales de justicia el interés general de la sociedad.
Organización  La Fiscalía Judicial está constituida por el Fiscal Judicial de la Corte Suprema, que es
el jefe del servicio, y por los fiscales judiciales de las Cortes de Apelaciones (artículos 78 y 81 CPR y
350 COT).
Todas las Cortes de Apelaciones tienen un Fiscal Judicial, con las excepciones del artículo 58 COT.
Requisitos  Para ser Fiscal Judicial de la Corte Suprema o de una Corte de Apelaciones se requieren
las mismas condiciones que para ser miembros del respectivo tribunal (artículo 461 COT) y no
pueden ser Fiscales Judiciales los que no pueden ser jueces de letras (artículo 464 COT).
Nombramiento  Son nombrados por el Presidente de la República previa formación de quina o
terna según se trate del Fiscal Judicial de la Corte Suprema o de las Cortes de Apelaciones respectivas,
según las normas de los Ministros de Corte. Al igual que para el nombramiento de los Ministros de la
Corte Suprema, se requiere que el nombramiento que efectúe el Presidente de la República cuente con
el acuerdo del Senado.
Funciones  En los asuntos judiciales, la Fiscalía Judicial obra, según la naturaleza de los negocios,
como parte principal, como tercero, o como auxiliar del juez (artículo 354 COT).
a) Actuación como parte  La Fiscalía Judicial actuaba como parte principal en las causas criminales
por crimen o simple delito de acción pública seguidas en el antiguo procedimiento penal ante los
tribunales que establece el COT.
b) Como tercero  La Fiscalía Judicial obra como tercero cuando la ley ordena que sea oído, antes de
la dictación de la sentencia.
Para tal efecto, se le deben pasar los antecedentes al Fiscal Judicial antes del fallo del juez para que dé
su opinión por escrito mediante un dictamen llamado "vista" (artículo 355 inciso 2º COT),
cumpliéndose en segunda instancia.
La Fiscalía Judicial actúa como tercero o debe ser oído, en los siguientes casos (artículo 357 COT):
1° En las contiendas de competencia suscitadas por razón de la materia de la cosa litiginosa o entre
tribunales que ejerzan jurisdicción de diferente clase;
2° En los juicios sobre responsabilidad civil de los jueces o de cualesquiera empleados públicos, por
sus actos ministeriales;
3° En los juicios sobre estado civil de alguna persona;
4° En los negocios que afecten los bienes de las corporaciones o fundaciones de derecho público,
siempre que el interés de las mismas conste del proceso o resulte de la naturaleza del negocio y cuyo
conocimiento corresponda al tribunal indicado en el artículo 50, y
5° En general, en todo negocio respecto del cual las leyes prescriban expresamente la audiencia o
intervención del ministerio público.
Sin embargo, en la segunda instancia no se oirá a la Fiscalía Judicial, de acuerdo al artículo 358 COT,
en los siguientes casos:
a) En los negocios que afecten los bienes de las corporaciones o fundaciones de derecho público.
b) En los juicios de hacienda.
c) En los asuntos de jurisdicción voluntaria.
Para establecer la sanción a la falta de intervención de la Fiscalía Judicial en estos casos en que actúa
como tercero debemos distinguir:
c) Como auxiliar del juez  La Fiscalía Judicial actúa como auxiliar del juez en aquellos casos en que
éste le solicita informe sin estar obligado a ello por la ley (artículos 355 inciso 2 y 359 COT).
La intervención de la Fiscalía Judicial como auxiliar del juez reviste el carácter de voluntaria y queda
entregada su intervención a los casos en que éste la estime conveniente.
La opinión de la Fiscalía Judicial es emitida a través de un dictamen escrito, que en la práctica también
recibe el nombre de "vista".
Además, los oficiales de la Fiscalía Judicial ocasionalmente ejercen funciones judiciales al integrar las
Cortes de Apelaciones o Corte Suprema en caso de falta o inhabilidad de algunos de sus miembros
según lo dispuesto en los artículos 215 y 217 COT.
Funciones especiales del Fiscal de la Corte Suprema  Están señaladas en el artículo 353 COT.
Subrogación de los fiscales  Está señalada en el artículo 363 COT.
Responsabilidad de los fiscales  Los Fiscales Judiciales son responsables civil y criminalmente en el
desempeño de sus funciones. Se les aplican las normas que el COT establece respecto de la
responsabilidad de los jueces.
B) LOS DEFENSORES PÚBLICOS
Concepto  Son los auxiliares de la administración de justicia encargados de representar ante los
tribunales los intereses de los menores, de los incapaces, de los ausentes y de las obras pías o de
beneficencia.
Organización  Debe existir por lo menos un defensor público, en el territorio jurisdiccional de cada
juzgado de letras, salvo las excepciones del artículo 365 COT.
Requisitos  Para ser defensor público se requiere cumplir con los requisitos para ser juez de letras
del respectivo territorio jurisdiccional (artículos 462 y 464 COT).
Nombramiento  Son nombrados por el Presidente de la República previa propuesta en terna por la
Corte de Apelaciones respectiva (artículo 459 COT).
Funciones  Las funciones de los defensores públicos son:
a) Informar en los asuntos judiciales que interesan a los incapaces, a los ausentes y a las obras pías o
de beneficencia  La función primaria de los defensores públicos consiste en dictaminar en los juicios
y actos de jurisdicción voluntaria en que intervengan estas personas. Esta intervención del defensor
público puede ser obligatoria o facultativa.
Es obligatoria en aquellos casos en que la ley dispone que los jueces deben oír a los defensores, cuales
son los mencionados en el artículo 366 COT.
La intervención del Defensor Público es facultativa en los casos en que es el juez quien estima
conveniente solicitar el dictamen de éstos (artículo 369 COT).
El defensor normalmente informa por escrito al tribunal mediante dictámenes llamados "vistas". Sin
embargo, en ciertos casos la ley dispone que pueda ser oído verbalmente por el tribunal en alguna
audiencia, a la cual cita a los interesados.
b) Representar en asuntos judiciales a los incapaces, a los ausentes y a las fundaciones de
beneficencia que no tengan guardadores, procurador o representante legal (artículo 367 COT)  Esta
representación no reviste el carácter de obligatoria, sino que sólo es facultativa para los defensores. Sin
embargo, esta regla tiene una excepción importante en el cual el defensor se encuentra obligado a
asumir la representación de las personas ausentes, de acuerdo al artículo 367 inciso 2º COT.
c) Velar por el recto desempeño de las funciones de los guardadores de los incapaces, de los curadores
de bienes, de los representantes legales de las fundaciones de beneficencia y de los encargados de la
ejecución de obras pías (artículo 368 COT)
d) Subrogación de los jueces de letras (artículo 213 COT).
Subrogación  Está contemplada en los artículos 370 y 371 COT.
Remuneración  Los defensores públicos tienen derecho a cobrar honorarios profesionales cuando
asumen la representación de alguna de las personas cuyos intereses estén llamados a defender
(artículo 367 COT). Los defensores no reciben sueldo del Estado, salvo los de Santiago y Valparaíso
(artículo 492 COT).
C) LOS RELATORES
Concepto  Ellos son los funcionarios encargados de dar a conocer el contenido de los procesos a los
tribunales colegiados.
La razón de existir de los Relatores radica en que los tribunales colegiados toman conocimiento del
proceso por medio del relator, sin perjuicio del examen que los miembros del tribunal estimen
necesario efectuar por sí mismos (artículo 161 CPC).
Este principio se rompe en el nuevo sistema procesal penal, por cuanto no tienen intervención alguna
los relatores en el juicio oral que se sigue ante los tribunales orales. Por otra parte, en el nuevo sistema
procesal penal, la vista de los recursos que deban conocer los tribunales colegiados no contempla la
relación conforme a lo previsto en el inciso 3º del artículo 358 CPP.
Organización  Las Cortes tienen el número de Relatores que determina la ley, artículo 59 y 93, 95
COT.
Requisitos  Para ser relator se requieren las mismas condiciones que para ser juez de letras de
comunas o agrupación de comunas (artículos 463 y 464 COT).
Nombramiento  Son nombrados por el Presidente de la República previa propuesta en terna, o
excepcionalmente uninominal si se reúne el quórum legal, de la Corte Suprema o de la Corte de
Apelaciones respectiva, en conformidad a las disposiciones contenidas en el párrafo 3º del Título X
COT.
Funciones  Las funciones de los relatores están indicadas en el artículo 372 COT y ellas son:
a) Dar cuenta diaria de las solicitudes que se presentan en calidad de urgentes, de las que no pudieran
ser despachadas por la sola indicación de la suma y de los negocios que la Corte mandare pasar a
ellos  En este caso se debe distinguir tres clases de solicitudes:
La urgencia de la solicitud será una cuestión de hecho que el relator a quien se le hace entrega de ella
tendrá que apreciar según su criterio.
La cuenta de los escritos que puedan despacharse por la sola indicación de la suma debe ser hecha
por los secretarios (artículo 380 Nº 1 COT), pero en la práctica no sucede así; la cuenta de todos los
escritos la hacen los relatores.
Los relatores presentan las solicitudes a la Corte para que dicte las providencias de tramitación que
fueren procedentes. Si la Corte tiene varias salas, esta función corresponde al relator de la Sala
Tramitadora o al especial que se destine a estas funciones, y que presente las solicitudes a dicha Sala.
En Santiago, hay relator especial de la cuenta.
b) Poner en conocimiento de las partes o sus abogados el nombre de las personas que integran el
tribunal en el caso a que se refiere el artículo 166 CPC  Antes de empezar a hacer la relación, el
relator debe poner en conocimiento de las partes o de sus abogados el nombre de los integrantes
cuando forma parte de la Sala una persona que no pertenece al personal ordinario, mencionando en el
acta de instalación.
Este aviso debe darse por el Relator cuando la integración se produce respecto de una causa
determinada después de instalada la Sala. Si la integración se produce desde la instalación de la Sala y
así consta en la respectiva acta, el aviso no es procedente puesto que los abogados se encontrarán
advertidos desde la iniciación de las labores del tribunal.
Efectuado el aviso, las partes o los abogados pueden reclamar de palabra o por escrito en contra del
integrante.
c) Revisar los expedientes que se les entreguen y certificar que están en estado de relación  En caso
que sea necesario traer a la vista los documentos, cuadernos separados y expedientes no acompañados
o realizar trámites procesales previos a la vista de la causa, informará de ello al Presidente de la Corte,
el cual dictara las providencias que correspondan.
d) Hacer la relación de los procesos  El Relator antes de efectuar la relación misma, debe cumplir
con las siguientes obligaciones:
a) Dar cuenta, apenas empiece a figurar la causa en tabla, de los documentos que acompañaron las
partes en primera instancia y que no se elevaron conjuntamente y de los expedientes que sea necesario
traer a la vista para resolver la apelación pendiente (Nº 3 A.A. de 12 de agosto de 1963 de la C.S.).
b) Deben dar cuenta de todo vicio u omisión substancial que notaren en los procesos, a fin de que el
tribunal resuelva si ha de llevarse a cabo previamente algún trámite (artículo 373 inciso 1º COT y 222
inciso 1º CPC).
c) Deben dar cuenta de los abusos que se hubieren cometido por los funcionarios encargados de los
procesos y que pudieren dar mérito para que la Corte ejerza las atribuciones que le confieren los
artículo 539 y 540 COT (artículo 373 inciso 1º COT).
d) Deben dar cuenta de todas aquellas faltas o abuso que notaren y que la ley castiga con multas
determinadas (artículo 373 inciso 1º COT).
e) Deben anunciar en un formulario ad-hoc, antes de efectuar la relación, las causas que se ordenara
tramitar, las suspendidas y las que por cualquier motivo no haya de verse. Asimismo, en esa
oportunidad deberán señalarse aquellas causas que no se verán durante la audiencia por falta de
tiempo. La audiencia se prorrogará, si fuere necesario, hasta ver la última de las causas que resten en
la tabla (artículos 373 inciso 3º COT y 222 inciso 2º CPC).
Cumplidas con todas las obligaciones, el Relator debe proceder a efectuar la relación de la causa ante
la Corte respectiva.
Las relaciones deben hacerse de manera que la Corte quede enteramente instruida del asunto
sometido a su conocimiento, dando fiel razón de todos los documentos y circunstancias que puedan
contribuir a aquel objeto (artículo 374 COT).
Para ello el relator realiza un estudio de la causa, para posteriormente realizar la relación. El Relator
debería efectuarse la relación de la causa en la siguiente forma:
1.-
Debe, al comenzar la relación, identificar:
i)
ii)
iii)
iv)
Al tribunal de donde se ha elevado la causa;
El recurso por el cual se ve la causa;
La resolución contra la que se ha deducido y que está sometida al
conocimiento de la Corte;
El juez que la ha dictado.
2.-
Seguidamente, expresar en forma exacta lo dictaminado en la resolución materia del
recurso, haciendo una breve síntesis del problema que ha sido fallado.
3.-
Luego, hacer una enumeración de la controversia a fin de centrar la atención del tribunal
sobre lo que debe resolverse.
4.-
Desarrollar la relación exponiendo todo lo que se ha estudiado en la causa siguiendo, en
cuanto fuera posible, los pasos dados al exponer las normas para el estudio de las causas.
5.-
Terminar haciendo lectura completa de la resolución o del fallo sometido a la decisión de
la Corte.
Terminada la relación, el Relator debe, dejar testimonio en el proceso:
a)
De la cuenta dada y de la resolución del tribunal.
b)
Si ha habido alegatos, debe dejar constancia de ese hecho, individualizando a los abogados
que intervinieron, con indicación si lo hicieron a favor o en contra del recurso, los
abogados anotados y que no concurrieron a la audiencia y si se ha entregado minutas.
c)
Anotar en la causa el nombre de los jueces que hubieren concurrido a la vista, si no fuere
despachada inmediatamente (artículo 372 Nº 4 COT).
e) Cotejar con los procesos los informes en derecho y anotar bajo su firma la conformidad o
disconformidad que notaren entre el mérito de éstos y los hechos expuestos en aquellos.
f) Dejar constancia en cada tabla de las suspensiones ejercidas con motivo de la causal del 5º del
artículo 165 CPC y de la circunstancia de haberse agotado o no el ejercicio de tal derecho a suspender
la vista de la causa.
Subrogación  Se encuentra regulada en el artículo 377 COT, pudiendo el Secretario del Tribunal
efectuarla (artículo 378 COT).
D) LOS SECRETARIOS
Concepto  Los Secretarios de las Cortes y juzgados son Ministros de fe pública, encargados de
autorizar, salvo las excepciones legales, todas las providencias, despachos y actos emanados de
aquellas autoridades, y de custodiar los procesos y todos los documentos y papeles que sean
presentados a la Corte o juzgado en que cada uno de ellos debe prestar sus servicios (artículo 379
COT).
Organización  Los Juzgados de Letras y Cortes de Apelaciones cuentan con un Secretario. Sin
embargo, la Corte de Apelaciones de Santiago cuenta con tres Secretarios y la Corte de Apelaciones de
San Miguel con dos Secretarios.
La Corte Suprema tiene un Secretario y un prosecretario (artículo 93 inciso final COT).
En el nuevo sistema procesal penal no se contempla la existencia de Secretarios en los juzgados de
garantía (artículo 16 COT) ni en los tribunales orales en lo penal (artículo 21 COT).
Requisitos  Para ser Secretario de un Juzgado de Letras se requiere ser abogado (artículo 466 COT).
Para ser Secretario de la Corte Suprema o de las Cortes de Apelaciones se requieren las mismas
condiciones que para ser juez de Letras de comunas o agrupación de comunas (artículo 463 COT).
Para ser prosecretario de la Corte Suprema se requiere ser abogado (artículo 285 bis COT).
Nombramiento  Los Secretarios son designados por el Presidente de la República, previa propuesta
en terna de la Corte Suprema o de la Corte de Apelaciones respectiva, artículo 459 y 284 COT o
uninominalmente si se trata del prosecretario.
Funciones  Las funciones de los Secretarios se señalan en el artículo 380 COT y éstas son:
a) Dar cuenta diariamente a la Corte o Juzgado en que presten sus servicios de las solicitudes que
presentaren las partes (artículo 380 Nº 1).
b) Autorizar las providencias o resoluciones que sobre dichas solicitudes recayeren y hacerlas saber a
los interesados que acudieren a la oficina para tomar conocimiento de ellas, anotando en el proceso las
notificaciones que hicieren y practicar las notificaciones por el estado diario (artículo 380 Nº 2).
c) Dar conocimiento a cualquiera persona que lo solicitare de los procesos que tengan archivados en
sus oficinas y de todos los actos emanados de la Corte o Juzgado, salvo los casos en que el
procedimiento debe ser secreto en virtud de una disposición expresa de ley (artículo 380 Nº 3).
d) Guardar con el conveniente arreglo los procesos y demás papeles de su oficina, sujetándose a las
órdenes e instrucciones que la Corte o Juzgado les diere sobre el particular (artículo 380 Nº 4).
e) Autorizar los poderes judiciales que puedan otorgarse ante ellos (artículo 380 Nº 5).
f) Las demás que les impongan las leyes (artículo 380 Nº 6). Por ejemplo, autorizar las resoluciones de
los árbitros de acuerdo a lo dispuesto en el artículo 632 CPC.
Obligaciones de los secretarios  Los Secretarios tienen la obligación de llevar los libros y registros
que ordena la ley o el tribunal, por ejemplo, el registro de depósito de los dineros que efectúan a la
orden del tribunal en el Banco Estado (artículo 384 Nº 2 COT)
Los secretarios de los tribunales colegiados deben llevar además los libros que se señalan en el artículo
386 COT y que son:
a)
b)
c)
d)
Libro de acuerdo del tribunal en asuntos administrativos.
Libro de juramentos.
Libro de integraciones y de asistencias al tribunal.
Libro de acuerdo, en el cual los ministros de los tribunales colegiados que no opinaren como la
mayoría deberán exponer y fundar su voto particular en los asuntos en que hubiere conocido
el tribunal. (libro de votos disidentes).
Subrogación  Se encuentra establecida en el artículo 388 COT.
E) LOS ADMINISTRADORES DE LOS TRIBUNALES CON COMPETENCIA EN LO PENAL
Concepto  Los administradores de tribunales con competencia en lo penal son funcionarios
auxiliares de la administración de justicia encargados de organizar y controlar la gestión
administrativa de los tribunales de juicio oral en lo penal y de los juzgados de garantía (artículo 389 A
COT).
Requisitos  Para ser administrador de un tribunal con competencia en lo criminal se requiere poseer
un título profesional relacionado con las áreas de administración y gestión, otorgado por una
universidad o por un instituto profesional, de una carrera de ocho semestres de duración a lo menos,
salvo excepciones que determine la respectiva Corte de Apelaciones (artículo 389 C COT).
Nombramiento  Los administradores de tribunales con competencia en lo criminal serán
designados de una terna que elabore el juez presidente, a través de concurso público de oposición y
antecedentes, que será resuelto por el comité de jueces del respectivo tribunal, artículo 389 D COT.
Funciones  De conformidad con el artículo 389 B COT, las funciones que deben desempeñar los
administradores de tribunales con competencia en lo criminal son las siguientes:
a) Dirigir las labores administrativas propias del funcionamiento del tribunal o juzgado, bajo la
supervisión del juez presidente del comité de jueces;
b) Proponer al comité de jueces la designación del subadministrador, de los jefes de unidades y de los
empleados del tribunal;
c) Proponer al juez presidente la distribución del personal;
d) Evaluar al personal a su cargo;
e) Distribuir las causas a los jueces o a las salas del respectivo tribunal, conforme con el procedimiento
objetivo y general aprobado;
f) Remover al subadministrador, a los jefes de unidades y al personal de empleados, de conformidad
al artículo 389 F;
g) Llevar la contabilidad y administrar la cuenta corriente del tribunal, de acuerdo a las instrucciones
del juez presidente;
h) Dar cuenta al juez presidente acerca de la gestión administrativa del tribunal o juzgado;
i) Elaborar el presupuesto anual, que deberá ser presentado al juez presidente a más tardar en el mes
de mayo del año anterior al ejercicio correspondiente. El presupuesto deberá contener una propuesta
detallada de la inversión de los recursos que requerirá el tribunal en el ejercicio siguiente;
j) Adquirir y abastecer de materiales de trabajo al tribunal, en conformidad con el plan presupuestario
aprobado para el año respectivo, y
k) Ejercer las demás tareas que le sean asignadas por el comité de jueces o el juez presidente o que
determinen las leyes.
F) LOS PROCURADORES DEL NÚMERO
Concepto  Los procuradores del número son los funcionarios auxiliares de la administración de
justicia encargados de representar en juicio a las partes (artículo 394 COT).
El procurador del número en los asuntos que se le encomienden no es mas que un mandatario
judicial, que reviste características especiales que lo diferencian del mandatario civil (artículos 395 y
396 COT).
Organización  Habrá en cada comuna o agrupación de comunas los procuradores del numero que
el Presidente de la República determine, previo informe de la Corte de Apelaciones respectiva
(artículo 394 inciso 2º COT).
Requisitos  Los procuradores del número no requieren ser abogados y sólo deben tener derecho a
sufragio en las elecciones, aptitud necesaria para desempeñar el cargo y una edad mínima de 25 años
(artículo 467 COT).
Nombramiento  Son designados por el Presidente de la República, previa propuesta de la Corte de
Apelaciones (artículo 459 COT).
Funciones  Las funciones que pueden desempeñar los procuradores del número son las siguientes:
1.- Representar en juicio a las partes  La principal función de los procuradores del número consiste
en actuar como mandatario judicial de las partes ante los tribunales de justicia.
Ante la Corte Suprema, las partes sólo pueden comparecer representadas por abogado habilitado para
el ejercicio de la profesión o por procuradores del número.
Ante las Cortes de Apelaciones las partes pueden comparecer personalmente, representadas por
abogado, o procurador del número.
El litigante rebelde podrá sólo comparecer ante las Cortes de Apelaciones representado por abogado
habilitado o procurador del número (artículo 398 COT).
No obstante, los procuradores del número no pueden ejercer la profesión de abogado ante las Cortes
de Apelaciones en que actúen (artículo 5º Ley 18.120), no pudiendo jamás efectuar defensas orales
(artículo 527 COT y 5 Ley 18.120).
2.- Representar gratuitamente a las personas que han obtenido privilegio de pobreza para litigar ante
los tribunales (artículos 397 Nº 2 y 595 COT).
Remuneración  Son remunerados por las partes que le hubieren confiado su representación.
G) LOS RECEPTORES JUDICIALES
Concepto  Los Receptores son funcionarios auxiliares de la administración de justicia, que revisten
el carácter de ministros de fe pública y se encuentran encargados de hacer saber a las partes, fuera de
las oficinas de los secretarios, los decretos y resoluciones de los tribunales de justicia y de evacuar
todas aquellas diligencias que los mismos tribunales le cometieren (artículo 390 COT).
Organización  En cada comuna o agrupación de comunas que constituya el territorio jurisdiccional
de Juzgados de Letras habrá el número de receptores que el Presidente de la República determine
previo informe de la respectiva Corte de Apelaciones (artículo 392 inciso 1º COT).
Clasificación  Los Receptores se pueden clasificar en:
a) Receptores de Corte Suprema, Cortes de Apelaciones y Juzgados de Letras del juzgado de letras del
territorio jurisdiccional al que están adscritos (artículo 391 inciso 1º COT).
b) Receptores ocasionales o ad-hoc, que son aquellos empleados de secretaría de tribunal designado
por éste para la realización de una diligencia determinada que no pueda realizarse por ausencia,
inhabilidad u otro motivo calificado de los receptores judiciales (artículo 392 inciso 2 COT), y
c) Receptores de instituciones, que son aquellos funcionarios dependientes de un determinado
organismo y que se encuentran facultados para realizar todas las notificaciones en que éstos
intervengan.
Requisitos  Para ser designado receptor no se requiere ser abogado, debiendo sólo cumplirse con
los requisitos que establece el artículo 467 inciso 1º COT.
Nombramiento  Son designados por el Presidente de la República, previa propuesta de una terna
de la Corte de Apelaciones (459 inciso 1 COT).
Funciones  Las funciones que deben cumplir los Receptores son las siguientes:
a) Notificar, fuera de las oficinas de los secretarios, las resoluciones de los tribunales (artículo 390
inciso 1 COT)  Los Receptores se encargan de practicar las notificaciones personales y por cédula que
reglamenta el CPC. Asimismo, deben efectuar los requerimientos de pago y embargo en el juicio
ejecutivo.
b) Evacuar todas aquellas diligencias que los tribunales de justicia les cometieren (artículo 390 inciso
1º COT).
c) Autorizar la prueba testimonial o la absolución de posiciones en los juicios civiles (artículo 390
inciso 2º COT).
d) Recibir y autorizar las informaciones sumarias de testigos en actos de jurisdicción voluntaria y en
los juicios civiles (artículo 390 inciso 2º COT).
e) Deben desempeñar las otras funciones que la ley les asigna. Como por ejemplo, hacer la oferta en el
pago por consignación sin necesidad de resolución previa del tribunal, artículo 1.600 Nº 5 CC.
Obligaciones  Los Receptores deben cumplir con las siguientes obligaciones (artículo 393 COT):
a) Permanecer diariamente en sus oficinas durante las dos primeras horas de audiencia de los
tribunales (artículo 475 inciso 3º COT).
b) Cumplir con prontitud y fidelidad las diligencias que se les encomendaren ciñéndose en todo a la
legislación vigente.
c) Dejar en autos testimonio íntegro de las diligencias que practiquen.
d) Anotar al margen de los testimonios que estamparen en autos, bajo su firma y timbre, los derechos
que cobraren.
e) Otorgar con la debida especificación, la boleta de honorarios por los derechos que se les pagaren.
f) Servir gratuitamente a los pobres de acuerdo a un turno mensual que fija la Corte de Apelaciones
(artículos 595 y 600 COT).
g) Devolver a la Secretaría del tribunal respectivo, los expedientes que retiraren.
Remuneraciones  Son remunerados por la parte que le encomienda la diligencia (artículo 492 COT).
H) LOS NOTARIOS
Concepto  Son ministros de fe pública encargados de autorizar y guardar en su archivo los
instrumentos que ante ellos se otorguen, de dar a las partes interesadas los testimonios que pidieren, y
de practicar las demás diligencias que la ley les encomiende (artículo 399 COT).
Organización  En cada comuna o agrupación de comunas o agrupación de comunas que constituya
territorio jurisdiccional de Jueces de Letras, habrá a lo menos un Notario (artículo 400 COT).
Requisitos  El Notario para ser designado debe cumplir con los requisitos para ser jueces de letras y
no hallarse afecto por alguna de las incapacidades e inhabilidades que contempla la ley (artículos 464
y 465 COT).
Nombramiento  Son designados por el Presidente de la República, previa propuesta en terna por la
Corte de Apelaciones (artículos 287 y 459 COT).
Funciones  Se encuentran contempladas en el artículo 401 COT:
1) Extender los instrumentos públicos con arreglo a las instrucciones que, de palabra o por escrito, les
dieren las partes otorgantes.
2) Levantar inventarios solemnes.
3) Protestar letras de cambio y demás documentos mercantiles.
4) Notificar los traspasos de acciones y constituciones y notificaciones de prenda que se les solicitaren.
5) Asistir a las juntas generales de accionistas de sociedades anónimas, para los efectos que la ley o
reglamento de ellas lo exigieren.
6) En general, dar fe de los actos para los cuales fueren requeridos y que no estuvieren encomendados
a otros funcionarios.
7) Guardar y conservar en riguroso orden cronológico los instrumentos que ante ellos se otorguen, en
forma de precaver todo extravío y hacer fácil y expedito su examen.
8) Otorgar certificados o testimonios de los actos celebrados ante ellos o protocolizados en sus
registros.
9) Facilitar, a cualquier persona que lo solicite, el examen de los instrumentos públicos que ante ellos
se otorguen y documentos que protocolicen.
10) Autorizar las firmas que estampen en documentos privados, sea en su presencia o cuya
autenticidad les conste.
11) Las demás que les encomienden las leyes.
Subrogación  El Juez de Letras de turno o el Presidente de la Corte de Apelaciones, según el oficio
del Notario se encuentre dentro o fuera del asiento de ésta, designará al abogado reemplazante del
Notario "ausente" o "inhabilitado".
El Notario puede proponer al abogado reemplazante y el lapso de ese reemplazo no tiene limitación
temporal, artículo 402 COT.
Remuneración  Gozan de los emolumentos que les paguen las partes y que les corresponde con
arreglo al arancel (artículo 492 COT).
I) LOS CONSERVADORES
Concepto  Son los Ministros de fe encargados de los registros conservatorios de bienes raíces, de
comercio, de minas, de accionistas de sociedad propiamente mineras, de asociaciones de canalistas, de
prenda agraria, de prenda industrial, de especial de prenda y demás que les encomienden las leyes
(artículo 446 COT).
Organización  Habrá un conservador en cada comuna o agrupación de comunas que constituye el
territorio jurisdiccional de juzgado de letras. Habrá un registro conservatorio con asiento en la
comuna de Santiago para el servicio del territorio jurisdiccional de la Corte de Apelaciones de
Santiago, el que constituirá un solo oficio desempeñado por tres funcionarios.
Requisitos, nombramiento y reglamentación  A los conservadores se les aplicará todo lo que el
COT establece respecto de los Notarios.
Funciones  A los Conservadores les corresponde practicar las inscripciones que ordenan las leyes en
sus respectivos registros y dar las copias y certificados que se les piden. Los registros son los
siguientes:
a)
Registro de Bienes Raíces: Se compone de cuatro libros. El Repertorio, el registro de Propiedad,
el Registro de Hipoteca y Gravámenes, y el Registro de Interdicciones y Prohibiciones.
b) Registro de Comercio.
c) Registro de Minas: Tiene la particularidad de encontrarse siempre a cargo de un notario.
d) Registro de asociaciones de canalistas.
e) Registro de accionistas de sociedades propiamente mineras.
f) Registro de prenda agraria.
g) Registro de prenda industrial.
h) Registro de prenda especial de compraventa de cosas muebles a plazo con prenda.
i) Registro de prenda de la Ley Nº 18.112.
J) LOS ARCHIVEROS JUDICIALES
Concepto  Son Ministros de fe pública encargados de la custodia de los documentos que establece la
ley y de dar a las partes interesadas los testimonios que de ellos pidieren (artículo 453 COT).
Organización  Habrá archivero en los comunas de asiento de Corte de Apelaciones y en los demás
comunas que determine el Presidente de la República, previo informe de la Corte de Apelaciones.
Los archiveros judiciales tendrán por territorio jurisdiccional el que corresponden a los juzgados de
letras de la respectiva comuna (artículo 454 COT).
Requisitos  Para archivero se requiere ser abogado (artículo 466 COT).
Nombramiento  Son designados por el Presidente de la República, previa propuesta de una terna
por la Corte de Apelaciones respectiva (artículo 287 COT).
Funciones  Son las siguientes:
1) Custodiar los siguientes documentos:
a) Los procesos afinados que se hubieren iniciado ante los jueces de letras que existen en la
comuna o agrupación de comunas, o ante la Corte de Apelaciones o ante la Corte Suprema,
si el archivero lo fuere del territorio jurisdiccional en que estos tribunales tienen su asiento.
b) Los procesos afinados que se hubieren seguido dentro del territorio jurisdiccional ante
jueces árbitros.
c) Los libros copiadores de sentencias de todos los tribunales del territorio jurisdiccional.
d) Los protocolos de escrituras públicas otorgadas en el territorio jurisdiccional respectivo.
2) Guardar con el conveniente arreglo los procesos, libros de sentencias, protocolos y demás papeles
de su oficina, sujetándose a las órdenes e instrucciones que la Corte o Juzgado respectivo les diere
sobre el particular.
3) Facilitar, a cualquiera persona que lo solicite, el examen de los procesos, libros o protocolos de su
archivo.
4) Dar a las partes interesadas, con arreglo a la ley, los testimonios que pidieren de los documentos
que existieren en su archivo.
5) Formar y publicar, dentro del término que el Presidente de la República señale en cada caso, los
índices de los procesos y escrituras con que se instale la oficina; y en los meses de marzo y abril,
después de instalada, los correspondientes al último año.
K) LOS BIBLIOTECARIOS JUDICIALES
Concepto  Son aquellos auxiliares de la administración de justicia cuya función es la custodia,
mantenimiento y atención de la Biblioteca de la Corte en que desempeñen sus funciones, así como las
que el tribunal o su Presidente le encomienden en relación con las estadísticas del tribunal (artículo
457 bis COT).
Organización  Habrá un Bibliotecario en la Corte Suprema y en aquellas Cortes de Apelaciones que
determine el Presidente de la República, con previo informe de la misma (artículo 457 bis COT).
Requisitos  Se requiere encontrarse en posesión del título respectivo otorgado por algún
establecimiento de educación superior del Estado o reconocido por éste (artículo 289 bis COT).
Nombramiento  Son nombrados por el Presidente de la República, previa propuesta de una terna
por la Corte de Apelaciones respectiva (artículo 287 COT).
Funciones  Las funciones de los bibliotecarios judiciales son:
a) La custodia, mantenimiento y atención de la Biblioteca de la Corte en que desempeñen sus
funciones,
b) Desempeñar las funciones que el tribunal o su Presidente le encomienden en relación con las
estadísticas del tribunal (artículo 457 bis COT).
L) LOS ABOGADOS
Los abogados se encuentran regulados en el Título XV, artículos 520 a 529 COT.
Concepto  Los abogados, si bien no son auxiliares de la administración de justicia, cumplen un
papel de coadyuvante importantísimo en el ejercicio de la jurisdicción.
El artículo 520 COT define los abogados como aquellas personas revestidas por la autoridad
competente de la facultad de defender ante los Tribunales de Justicia los derechos de las partes
litigantes.
La autoridad que inviste a los abogados de la facultad necesaria para actuar como tales es el Pleno de
la Corte Suprema, en audiencia pública y previo juramento del postulante, del cual se deja constancia
en un libro especialmente llevado al efecto y autorizada por el secretario de dicho tribunal. De esa
audiencia pública debe levantarse acta (artículo 521 y 522 COT).
Requisitos para ser abogado  El cumplimiento de los requisitos debe ser comprobado por la Corte
Suprema antes de la audiencia de investidura de abogado.
Los requisitos para ser abogado son (artículo 523 COT):
1) Tener al menos veinte años de edad.
2) Tener el grado de licenciado en Ciencias Jurídicas otorgado por una universidad.
3) No haber sido condenado ni estar actualmente acusado por crimen o simple delito que merezca
pena aflictiva.
4) Antecedentes de buena conducta; lo que se comprueba normalmente mediante información
sumaria de testigos
5) Haber cumplido satisfactoriamente una práctica profesional por seis meses en alguna Corporación
de Asistencia Judicial. Están exentos de esta obligación los postulantes que sean funcionarios o
empleados del Poder Judicial, si se han desempeñado allí por al menos cinco años, en las primeras
cinco categorías del Escalafón del Personal de Empleados.
Para poder ejercer la profesión, la ley impone al abogado otros dos requisitos:
a) Ser chileno, sin perjuicio de los tratados internacionales vigentes al respecto (artículo 526
COT).
b) Pagar la patente municipal.
Relación entre el abogado y el cliente  La relación entre el abogado y su cliente está regulada
básicamente en el artículo 528 y también en la Ley 18.120, sobre Comparecencia en Juicio.
La defensa de los derechos de una persona en juicio se pacta en un contrato de mandato llamado
patrocinio, estableciendo el artículo 529 COT que el contrato no termina por la muerte del mandante.
Las defensas orales ante cualquier tribunal de la República sólo puede hacerlas un abogado habilitado
para el ejercicio de la profesión. No obstante, los postulantes que estén realizando su práctica para
obtener el título de abogado pueden hacerlas ante las Cortes de Apelaciones y Marciales a favor de sus
patrocinados, para lo cual requieren un certificado de la Corporación que los acredite como
postulantes. En ningún caso pueden los postulantes alegar ante la Corte Suprema (artículo 527 COT).
DISPOSICIONES COMUNES A TODO PROCEDIMIENTO
CAPÍTULO I. LAS NORMAS COMUNES
A TODO PROCEDIMIENTO
Están reguladas en el libro I del CPC, entre los artículos 1 y 252.
Importancia  Estas normas son de gran importancia práctica, por cuanto:
1) Tienen aplicación general dentro de los procedimientos y asuntos que reglamenta el CPC en sus
libros II, III Y IV, salvo norma expresa en contrario.
2) Tienen aplicación general en los procedimientos civiles especiales reglamentados en leyes
especiales, salvo norma expresa en contrario.
3) Tienen aplicación por remisión en el nuevo procedimiento penal (artículo 52 CPP).
CAPÍTULO II. LA ACCIÓN, LA PRETENSIÓN,
LA DEFENSA Y LA CONTRAPRETENSIÓN
Introducción.
Un litigio es un conflicto intersubjetivo de intereses jurídicamente trascendente, caracterizado por la
existencia de una pretensión resistida. El proceso está destinado a resolver el litigio. Mediante el
ejercicio de la acción se origina el proceso, al poner en movimiento la jurisdicción. La acción va
dirigida al Estado (Tribunales) y no al adversario; es la pretensión la que se dirige a éste.
En consecuencia, la acción procesal es el mecanismo que la Constitución y la ley pone a disposición de
las partes para traspasar el conflicto al proceso; y la pretensión es el derecho de las partes para
solicitar al tribunal una decisión jurisdiccional favorable a sus intereses en la solución final del
proceso. Es usual que acción y pretensión sean confundidas. Ello se ha debido a que su titularidad
corresponde a una misma persona y a que generalmente las dos van contenidas en un mismo acto: en
la demanda o querella.
Acepciones.
En el derecho comercial se utiliza “acción” para referirse a las cuotas en las que se divide el capital de
las sociedades anónimas. En el derecho penal, se usa para referirse a la conducta constitutiva de un tipo
penal. En el orden procesal, tiene tres acepciones:
a) Como sinónimo de derecho, como cuando se dice “el actor carece de acción para…”
b) Como similar a pretensión, hablándose de “acción fundada o infundada…”, “acción real o
personal”, etcétera.
c) En el sentido de “potencia o posibilidad de provocar la actividad jurisdiccional”, que es el
sentido procesal auténtico de la palabra.
Evolución histórica del concepto de acción.
Han existido diversas teorías, las que se han clasificado en cuanto a identidad o diversidad entre la
concepción de la acción en relación con el derecho material en monistas y dualistas.
1.- Teoría monista o clásica respecto de la acción  Esta teoría plantea la identidad entre acción y
derecho material, definiendo a la acción como el derecho sustancial deducido en juicio.
En consecuencia, de acuerdo con esta teoría, no habría acción sin derecho, lo cual resulta inadmisible
por cuanto no explica diversas situaciones que se presentan, como son las obligaciones naturales o las
demandas rechazadas en sentencia definitiva (acción sin derecho). Esta teoría aparece hoy
universalmente desechada.
2.- Teorías dualistas o modernas respecto de la acción  Sostienen la diferencia entre la acción y el
derecho material. La teoría dualista ha sustentado tres variables: teorías concretas, abstractas y
abstractas atenuadas.
2.1. Teorías concretas de la acción  Sustentadas por Chiovenda, Calamandrei y Redenti, conciben la
acción como un derecho a obtener una sentencia de contenido determinado, de carácter favorable para
el titular, el cual tiene derecho a tal contenido, precisamente por la titularidad de la acción de la cual
disfruta.
2.2. Teorías abstractas de la acción  Sustentada por autores como Carnelutti, y Couture, conciben la
acción no como poder de reclamar un fallo de contenido más o menos concreto, sino un fallo sin más,
ya se subordine o no este derecho a requisitos distintos como el de buena fe del accionante.
2.3. Teorías abstractas atenuadas de la acción  Sus partidarios (Guasp y Betti, entre otros)
establecen que el derecho de accionar no exige ser titular de un derecho, sino sólo afirmar la existencia
de un hecho o de determinados requisitos. Desde este punto de vista, Guasp define la acción como el
poder concebido por el Estado de acudir a los Tribunales de Justicia para formular pretensiones.
De todas las teorías, Juan Colombo Campbell saca las siguientes conclusiones:
1) La acción es un derecho distinto e independiente de la pretensión.
2) El sujeto pasivo de la acción: el juez; y el sujeto pasivo de la pretensión: el demandado o
querellado.
3) El juez se pronuncia sobre la acción al mismo momento en que se le plantea, y sobre la
pretensión en la sentencia definitiva. Por ello, el derecho de acción se agota con su ejercicio, en
tanto que la pretensión se mantiene hasta la sentencia.
En síntesis: la acción procesal es el último de los tres requisitos necesarios para la formación del
proceso, a recordar:
1.- Un conflicto de intereses de relevancia jurídica.
2.- Un órgano jurisdiccional competente.
3.- El ejercicio de la acción.
Características de la acción procesal  Son las siguientes:
1) Es un derecho procesal  La acción es el derecho para activar la jurisdicción, que se materializa
mediante actos procesales, generalmente demanda y querella.
2) Es un medio indirecto de protección jurídica  Es indirecto porque supone la intervención de un
tercero, que es el juez.
3) Tiene como destinatario el tribunal  Puesto que el único fin de la acción es abrir el proceso.
4) Es un derecho autónomo de la pretensión  La acción persigue abrir el proceso, en tanto que la
pretensión persigue de la otra parte el cumplimiento de una obligación o que sufra una sanción.
5) Se extingue con su ejercicio  Sea que el actor obtenga o no la apertura del proceso. Si se quiere
reintentar, ello implica el ejercicio de una nueva acción.
6) Tiene dos objetivos  Abrir el proceso (objetivo directo) y permitir al Estado conocer las
infracciones al derecho para terminarlas y evitarlas a futuro (objetivo indirecto).
7) Se liga al concepto de parte  El actor es el sujeto que ejerce la acción. Si no hay parte, no hay
acción. Cuando el juez abre el proceso en el procedimiento penal antiguo, no es que ejerza la acción,
pues en ese caso la apertura se produce en virtud de su jurisdicción.
8) Su ejercicio implica el pronunciamiento inmediato del tribunal  En el sentido de abrir o no el
proceso.
Regulación de la acción en Chile
A) Constitución Política  Si bien no existe disposición constitucional que contemple el derecho de
acción expresamente, sí se encuentra amparado implícitamente en los artículos 19 N°3 y N°14 y 76.
Además, la Carta Magna contempla muchas acciones específicas, como la de reclamación de
nacionalidad, de indemnización por error judicial, de reclamación de legalidad del acto expropiatorio,
de protección, de amparo, etc.
B) Ámbito meramente legal  La disposición básica es la contenida en el artículo 254 del CPC, que
establece los requisitos de la demanda civil en juicio ordinario, normas que, como sabemos, son de
aplicación supletoria para muchos otros procedimientos (artículo 3º CPC). En materia penal, la
situación varía un poco, puesto que tratándose de delitos de acción pública la acción puede deducirse
por varios medios. En el nuevo proceso penal sólo se conservan como formas de ejercer la acción
penal pública la querella y el requerimiento del Ministerio Público.
Clasificación de la acción
a) De acuerdo a la pretensión: acciones civiles y penales.
b) De acuerdo al objeto que se persigue a través de la pretensión civil: acciones muebles, inmuebles y
mixtas.
c) De acuerdo con el contenido de la pretensión: acciones civiles petitorias, cuando el bien protegido
es el dominio de un bien u otro derecho real; y posesorias, cuando lo que se pretende es la protección
de la posesión respecto de inmuebles.
Concepto de la pretensión. Sus requisitos y efectos.
A. Concepto de Pretensión  Es una declaración de voluntad por la que se solicita una actuación de
un órgano jurisdiccional frente a persona determinada y distinta del autor de la declaración.
B. Estructura  La pretensión procesal requiere de elementos subjetivos que son: a) el órgano
jurisdiccional; b) el actor y c) el demandado, y de un elemento objetivo, cual es el bien litigioso que se
pretende, que puede ser una cosa o una conducta.
C. Características de la pretensión procesal  Son las siguientes:
1) Se materializa, al igual que la acción, a través de un acto procesal
2) Es un derecho exclusivo del sujeto activo. Muy excepcionalmente puede ser el sujeto pasivo quien
acciona. Son los casos de demanda de jactancia (artículo 269 a 272) y la acción forzada del artículo 21
del CPC. No ocurre lo mismo con la reconvención, pues si bien el que pretende es el sujeto pasivo, lo
que ocurre es que se abre un nuevo proceso, que sólo por economía se tramita con el inicial.
3) Se dirige contra el sujeto pasivo del proceso: demandado o querellado.
4) La pretensión se falla en sentencia definitiva, al final de la instancia.
5) Mira al interés particular del pretendiente, lo cual lo distingue con la acción, que tiene un interés
social comprometido.
D. Regulación de la pretensión procesal en Chile  La CPR la trata en el artículo 19 N° 3,
entendiendo que la igual protección de la ley en el ejercicio de los derechos se refiere también al
derecho a solicitar una sentencia favorable. Asimismo, se encuentra tratada en la acción de amparo y
en la protección. En los procedimientos civiles, el artículo básico es el 254 CPC que consagra tanto los
requisitos de la acción como los de la pretensión, siendo su número 5 el que se refiere más a ésta, al
exigir que la demanda contenga “la enunciación precisa y clara … de las peticiones que se someten al fallo del
tribunal”.
Finalmente, en materia penal los requisitos de la pretensión están en la querella y en el requerimiento
del Ministerio Público.
E. Paralelo entre acción y pretensión 
ACCION
PRETENSIÓN
Corresponden al sujeto activo del proceso, se plantean ante el tribunal y por medio de un
acto procesal, y ambas logran la solución de un conflicto.
Se dirige al tribunal
Se plantea contra el adversario
Su objetivo es la apertura del proceso
Se dirige a obtener una sentencia favorable
Si se acoge o no, es tan pronto es
Si se acoge o no, es en la sentencia
presentada
definitiva
Si se rechaza, la condena o absolución se
Una vez rechazada puede volver a
mantendrá firme en virtud de la cosa
interponerse
juzgada.
La defensa del demandado  Es el poder jurídico del demandado de oponerse a la pretensión que el
actor ha formulado frente a él y ante el órgano jurisdiccional.
Formas de defensa  Ante una demanda, el sujeto activo puede accionar o inaccionar. Sus posibles
actitudes son:
1.- Rebeldía o contumacia  El demandado asume una actitud pasiva, manteniéndose inactivo, sin
hacer nada. La rebeldía no importa una aceptación; por el contrario, implica una contestación ficta de
la demanda en la que se tienen por negados genéricamente los fundamentos de su pretensión. Ello
importa que el actor sea quien deba probar los hechos en que funda su pretensión. Además, en
primera instancia y para aquellos casos en que no se trate de plazos fatales para que el demandado
realice sus actuaciones, deberá acusársele las rebeldías respecto de cada trámite.
2.- Reacción  Si el demandado comparece en el proceso, puede asumir las siguientes actitudes:
a)
Allanamiento  Es una aceptación expresa del demandado a la pretensión hecha valer por el
sujeto activo. Para que un mandatario judicial se allane, requiere de la facultad especial del
inciso 2° del artículo 7° del CPC.
b) Oposición a la pretensión  Puede revestir las siguientes formas:
b.1) La defensa negativa  Consiste en una mera negativa y no lleva consigo ninguna
afirmación de un hecho nuevo. La carga de la prueba recaerá en el demandante, puesto
que con ésta el demandado no introduce hechos nuevos que tengan por objeto destruir
la pretensión. Por último, esta defensa no debe ser analizada en lo dispositivo del fallo,
sino sólo en la parte considerativa.
b.2) Las excepciones  Son las peticiones del demandado que tienen eficacia extintiva,
impeditiva o invalidativa del efecto jurídico afirmado como fundamento de la
pretensión. Se clasifican en:
i)
Excepciones dilatorias  Son las que se refieren a la corrección del
procedimiento sin afectar el fondo de la acción (pretensión) deducida. Tienen
un carácter taxativo (artículo 303 CPC), pero genérico, por cuanto en el número
6 se pueden comprender todos los vicios del procedimiento cuya corrección
sea posible solicitar. Estas excepciones deben hacerse valer en un mismo
escrito, antes de la contestación de la demanda y dentro del término del
emplazamiento. Suspenden la tramitación del procedimiento y deben ser
resueltas una vez concluida la tramitación del incidente que generan.
ii) Excepciones perentorias  Tienen por objeto destruir el fundamento de la
pretensión e importan la introducción de un hecho de carácter impeditivo,
modificativo o extintivo de la pretensión del actor. Normalmente se confunden
con los modos de extinguir las obligaciones. Estas excepciones no suspenden la
tramitación del proceso y deben hacerse valer en el escrito de contestación de
la demanda (artículo 309 CPC). Una contestación de demanda con excepciones
perentorias implica que la carga de la prueba va a recaer en el demandado, ya
no en el demandante. Deben ser resueltas en la parte dispositiva del fallo,
debiendo contener las consideraciones de hecho y de derecho en las que se
basa (artículo 170 CPC).
iii) Excepciones mixtas  Son aquellas que no obstante tener el carácter de
perentorias, pueden ser ejercidas como dilatorias antes de la contestación de la
demanda. Son las de cosa juzgada y de transacción. Formuladas éstas, el
tribunal puede fallarlas luego de concluida la tramitación del incidente que
generen, o estimarlas que son de lato conocimiento, en cuyo caso mandará
contestar la demanda y se reservará el fallo de esas excepciones para la
sentencia definitiva (artículo 304 CPC).
iv) Excepciones anómalas  Son aquellas perentorias que pueden ser deducidas
con posterioridad a la contestación de la demanda, durante todo el juicio, hasta
la citación para oír sentencia en primera instancia y hasta la vista de la causa
en segunda (artículo 309). Son las de prescripción, cosa juzgada, transacción y
pago efectivo de la deuda, siempre que se funde en un antecedente escrito. Si
son deducidas en primera instancia, después de recibida la causa a prueba, se
tramitan como incidentes y se reservará la resolución para definitiva. Si se
deducen en segunda, se sigue igual procedimiento pero el tribunal se
pronunciará respecto de ellas en única instancia.
3.- La reconvención  El demandado puede no sólo adoptar una actitud defensiva, sino que una
actitud agresiva, haciendo valer una pretensión en contra del demandante, quien pasa a ser sujeto
pasivo respecto de ella. La reconvención es la demanda del demandado mediante la cual se introduce
una nueva pretensión. Se acepta por el principio de economía procesal.
La oportunidad de deducirla es el escrito de contestación de la demanda. La reconvención se
substancia y falla conjuntamente con la demanda principal, debe ser notificada al demandante igual
que la demanda y éste puede asumir las mismas actitudes del demandado respecto a la demanda
principal.
Requisitos de la reconvención:
a.- Que el tribunal tenga competencia para conocer de la reconvención estimada como demanda
(artículo 315 CPC y 111 y 124 COT)
b.- Que la contrapretensión se encuentre sometida al mismo procedimiento de la demanda.
CAPÍTULO III. EL PROCESO
Nociones generales
a) Concepto  El proceso es la serie de actos que se desenvuelven progresivamente, con el objeto de
resolver, mediante un juicio de la autoridad, el conflicto sometido a su decisión.
b) Terminología  La voz proceso es utilizada con diversos alcances tanto en la ley, como en doctrina
y jurisprudencia. Es así como podemos hablar de proceso como litigio, juicio, procedimiento,
expediente, causa, auto, pleito y litis.
c) Paralelo entre procedimiento y proceso  El proceso es un conjunto de actos unidos hacia un fin
común, que el procedimiento (un conjunto de ritualidades) organiza para el mejor cumplimiento de tal
fin.
El Debido Proceso Legal.
a.- Finalidad e importancia  La finalidad del debido proceso legal procesal lo constituye la garantía
de un juicio limpio para las partes en cualquier proceso y en especial para las partes en un proceso
penal, ya que la función jurisdiccional aplicada de acuerdo a sus características minimiza el riesgo de
resoluciones injustas. La extraordinaria trascendencia que tiene el debido proceso para la adecuada
protección de los derechos de la persona humana, generó la incorporación de este concepto como uno
de los fundamentales a nivel internacional. En los principales tratados internacionales se contempla el
debido proceso como una de sus principales garantías. Tales son: Declaración Universal de los
Derechos Humanos, Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos, Declaración Americana de los
Derechos y Deberes del Hombre y la Convención Americana de Derechos Humanos.
b.- El debido proceso en nuestra CPR  El artículo 19 Nº 3 establece que “toda sentencia de un órgano
que ejerza jurisdicción debe fundarse en un proceso previo legalmente tramitado. Corresponderá al legislador
establecer siempre las garantías de un procedimiento y una investigación racionales y justos”. El precepto se
aplica a toda autoridad que ejerza jurisdicción. La voz sentencia no sólo se refiere a las judiciales, sino
a cualquier resolución que afecte derechos.
En consecuencia, para que una resolución sea válida se requiere de:
1)
Que exista un proceso previo, legalmente tramitado
2)
Que se desarrolle a través de un procedimiento racional y justo, correspondiendo al
legislador su establecimiento
c.- Garantías mínimas de un procedimiento racional y justo  Podemos señalar las siguientes:
a) Derecho a que el procedimiento se desarrolle ante juez independiente e imparcial. El juez debe ser
independiente de los órganos ejecutivos y legislativos del Estado (artículo 73 CPR) e imparcial, es
decir que no se encuentre en una especial relación con alguna de las partes o con la materia del
conflicto (artículo 194 COT)
b) Derecho a un juez natural preconstituido por la ley. Es menester que el tribunal se encuentre
predeterminado por la ley. “Nadie puede ser juzgado por comisiones especiales, sino por un tribunal
que le señale la ley y que se halle establecido con anterioridad por ésta” (artículo 19 Nº 3 inciso 4º
CPR). Ojo: este es el único inciso del numeral 3º del artículo 19 que se encuentra amparado por el
recurso de protección. La garantía también se encuentra prescrita en el artículo 2 del Código Procesal
Penal.
c) Derecho de acción y defensa. Pues no basta con que la ley establezca derechos si ello no va
acompañado de las medidas de protección adecuadas para asegurar que tales derechos se respeten
d) Derecho a un defensor. Toda persona tiene derecho a una defensa jurídica en la forma que la ley
señale y nadie puede impedir o restringir la debida intervención de un letrado si hubiere sido
requerido. Por mandato de la CPR, la ley debe arbitrar los medios para otorgar asesoramiento a
quienes no puedan procurárselos (artículo 19 Nº3 incisos segundo y tercero)
e) Derecho a una pronta resolución del conflicto. Un proceso rápido es esencial para la existencia de un
debido proceso. El artículo 74 CPR establece que una LOC determinará la organización y atribuciones
de los Tribunales necesarios para la pronta y cumplida administración de justicia. En consecuencia, si
se estableciera un procedimiento con plazos o trámites innecesarios que dilaten la resolución, el
procedimiento no sería racional y, por tanto, sería inconstitucional.
f) Derecho a que se contemple la existencia de un contradictorio. Se manifiesta como la garantía “del día
ante el tribunal” del derecho anglosajón (“his day in Court”). Esto consiste en que el demandado
tenga una razonable posibilidad de hacerse escuchar, comparecer y exponer sus derechos. Para que se
verifique la existencia del contradictorio respecto del demandado, es menester que se le notifique de la
acción en su contra y que tenga un plazo razonable para hacer efectiva su defensa.
g) Derecho a que se permita a las partes rendir pruebas para acreditar sus fundamentos, que asegure la
posibilidad de valerse de los medios generalmente reconocidos por el ordenamiento, derecho que no
es absoluto ya que no puede permitir rendir pruebas obtenidas ilícitamente (Ej: artículo 484 CPP inciso
3º y artículo 276 inciso 3º NCPP).
h) Derecho a la igualdad de tratamiento de las partes. Significa que ambas partes puedan tener análogas
posibilidades de expresión y prueba. El problema es la desigualdad económica entre las partes, pues
el costo de la justicia es, por sí, un instrumento de desigualdad. Esto se ha tratado de remediar a través
de la eliminación de las cargas económicas para ejercer derechos procesales antes de la sentencia, y a
través del privilegio de pobreza.
i) Derecho a sentencia que resuelva el conflicto. Como la finalidad del proceso es la solución del
conflicto, resulta imprescindible la existencia de una sentencia. Además, ésta debe ser fundada.
j) Derecho a recurso para impugnar sentencias que no emanen de un debido proceso. Debe
contemplarse el recurso de casación que permita impugnar sentencias dictadas sin un debido proceso.
Finalmente, cabe hacer presente que un debido proceso penal implica el cumplimiento de una serie de
otros principios específicos que, en atención a la naturaleza de la pretensión deducida, se han
establecido en las CPR y en tratados internacionales.
Clasificación del proceso.
I.- Civiles  Distinguimos:
a) De conocimiento  Son a su vez:
i. Meramente declarativos  Su fin es la declaración de un derecho, reconocer una situación
jurídica preexistente, sin que se imponga al demandado ninguna condena ni se le solicite la
modificación de una situación determinada. Ejemplo: La declaración de inaplicabilidad de
una ley por inconstitucionalidad.
ii. Constitutivos  Procuran sentencias que, además de declarar un derecho, produzca un
nuevo estado jurídico, creando, modificando o extinguiendo un estado jurídico. Estas
sentencias, al igual que las meramente declarativas no son susceptibles de ejecución ni la
necesitan puesto que lo perseguido por el actor se satisface con la sola sentencia.
iii. De condena  Mediante éstas, además de declararse un derecho, se impone al demandado
el cumplimiento de una prestación de dar, hacer o no hacer. La sentencia de condena es
siempre preparatoria, pues no permite por sí sola la satisfacción de la pretensión.
b) De ejecución  Tienen por objeto satisfacer lo establecido en la sentencia de condena o en la fuente
de la obligación que ha sido infringida. Su objetivo es que a través de la acción de cosa juzgada se
cumpla íntegramente la sentencia condenatoria. Además se aplica directamente el procedimiento
ejecutivo cuando la parte tiene un derecho que consta en un título ejecutivo.
Estos procedimientos se dividen de acuerdo a la obligación de que se trate: de dar, de hacer y de no
hacer.
II.- Penales.
a. Faltas  Las conocen los juzgados de garantía, mediante:
i.
Procedimiento monitorio (Artículo 392 NCPP)
ii.
Procedimiento simplificado (Artículo 388 y 392 inciso final NCPP)
b. Crímenes y simples delitos  Tenemos:
i.
De acción penal privada (art 55 y 400 NCPP)
ii.
De acción penal pública:
1.
Procedimiento abreviado (Artículo 406 CPP)
2.
Procedimiento simplificado (Artículo 388 CPP)
3.
Juicio oral (Artículo 281 y siguientes CPP)
iii. De acción penal pública previa instancia particular (Artículo 55 CPP).
Naturaleza Jurídica del Proceso  Determinar la naturaleza jurídica del proceso tiene importancia
porque con ello se precisa la legislación que debe aplicarse. Se han sostenido las siguientes teorías:
1. Teoría del Contrato  Supone la existencia de un contrato entre demandante y demandado, en el
cual se determina el conflicto, lo que limita el poder del juez para su resolución. Nació en el derecho
romano (la litis contestatio), pero en la actualidad ha perdido toda vigencia, ya que no explica el
proceso en sí, sino que alude a la institución que lo origina. Además, no explica los procesos
desarrollados en rebeldía de una de las partes, puesto que en esos casos no hay una convención para
la generación del proceso. Posteriormente, ya en la época de la revolución francesa, aparece una
segunda vertiente, que considera al proceso como un cuasicontrato, en donde existe un hecho
voluntario y lícito tanto del demandante, que acude a tribunales, como del demandado, que
voluntariamente concurre a defenderse. Sin embargo, esta doctrina tampoco explica el proceso en sí,
sino que sólo su origen.
2. Teoría de la Relación Jurídica  Por relación jurídica se entiende toda vinculación intersubjetiva
regulada por la ley. Actor, demandado y juez se vinculan entre sí, mediante los actos procesales. Esta
relación jurídica crea derechos y obligaciones recíprocos entre los interesados en el litigio y los
funcionarios encargados de resolverlo, como la obligación del juez de proveer y sentenciar, la de las
partes a comparecer y acatar las resoluciones, etcétera.
En cuanto a la forma y los sujetos entre los cuales se generaría la vinculación, se han formulado
diversas teorías: Kohler excluye al juez y postula sólo una relación bilateral entre partes; en tanto
Hellwig y Wach incluyen al juez en la relación, el primero estableciendo una relación indirecta entre
partes (que sólo se vinculan por intermedio del juez) y el segundo concibiendo una relación
triangular, en la cual todos se relacionan directamente.
3. Teoría de la Situación Jurídica  Posteriormente, Goldschmidt establece que no es posible hablar
de relación jurídica, por cuanto la solución del conflicto es tan sólo una mera expectativa de las partes
en orden a obtener sentencia favorable, por lo que sitúa al proceso en un escalafón inferior, cual es el
de simple situación jurídica. La situación jurídica se define por un complejo de meras posibilidades de
obrar, expectativas y cargas. El proceso no sería una relación jurídica por cuanto el juez no está
obligado para con las partes (sólo tiene deberes como funcionario público) y porque entre litigantes no
existe ninguna obligación.
4. Teoría de la Entidad Jurídica Compleja  Postulada por Carnelutti, establece que el proceso es
una entidad jurídica de carácter unitario y complejo, cuya característica central es la pluralidad y
estrecha coordinación de sus elementos.
5. Teoría de la Institución Jurídica  El autor Jaime Guasp concibe al proceso como una institución
jurídica permanente, de carácter objetivo, a la cual las partes acuden cuando existe entre ellas un
conflicto que debe ser solucionado (explica la utilidad del proceso pero no su naturaleza jurídica).
Los elementos del proceso  Los elementos se dividen en dos clases:
1) Elementos subjetivos: Las partes y el juez.
2) Elemento objetivo: El conflicto sometido a decisión del tribunal.
Ahora veremos los elementos subjetivos y dentro de éstos a las partes.
LAS PARTES
Concepto  Existen varias doctrinas respecto al concepto de parte. Sin embargo, procesalmente
puede definirse como todo aquel que pide o frente al cual se pide en juicio la actuación de la ley en un
caso concreto. Importa determinar el concepto de parte pues, es sólo a éstas a quienes afecta la
sentencia que se dicte.
Clasificación de las partes.
a) Directas u originarias: Demandante y demandado.
b) Indirectas o derivadas: Terceros.
Capacidad para ser parte  Para comparecer válidamente en juicio se requiere tener capacidad para
ello. El CPC no da normas específicas sobre la materia. Por lo tanto, debemos recurrir al Código Civil
o Código Penal, según sea la naturaleza de la acción. De acuerdo con éstos, sabemos que la capacidad
es la regla general y que, por lo tanto, para ser capaz de comparecer en juicio se requiere ser persona y
no estar sujeto a ninguna especial incapacidad. Hay que distinguir entre:
1.- Capacidad para ser parte (o de goce)  Es inherente a toda persona por el sólo hecho de ser tal.
Por lo tanto, basta ser sujeto físico y vivo (o una sucesión hereditaria), incluyéndose las personas
jurídicas.
2.- Capacidad Procesal (o de ejercicio) o para actuar en el proceso  Es la facultad para comparecer
en juicio, para realizar actos procesales con efectos jurídicos en nombre propio o por cuenta de otros.
3.- Ius Postulandi  Es la capacidad para que la actuación judicial sea correcta y se traduce en la
necesidad de cumplir con dos requisitos procesales, a saber: patrocinio y poder.
Las partes en el Código de Procedimiento Civil (artículo 18 y siguientes)
A.- Pluralidad de Partes o Litis Consorcio  La regla general es que haya un demandante y un
demandado. Sin embargo, hay casos en que existe una relación procesal múltiple, sea activa, pasiva o
múltiple. Esta situación puede producirse al inicio del proceso (litis consorcio originario), o con
posterioridad a ello (litis consorcio sobreviniente). En el primer caso se caracteriza por ser facultativo
para quienes lo constituyen, y por estar consagrado expresamente en el artículo 18 CPC, conforme al
cual se produce esta situación en los siguientes casos:
a) Cuando varias personas deducen una misma acción (contra del mismo sujeto pasivo)
b) Cuando varias personas deducen acciones, sean estas iguales o diferentes, pero emanadas todas
de un mismo hecho.
c) Cuando la ley autoriza para proceder por muchos o contra muchos, como en el caso de las
obligaciones solidarias.
Para evitar que esta pluralidad de partes se constituya en un elemento disociador del proceso, el
legislador establece que habiendo litis consorcio, y siendo iguales las acciones o las defensas, debe
designarse un procurador común, todo lo cual se regirá de conformidad a las siguientes reglas:
a) Debe ser nombrado de común acuerdo entre las partes en el plazo que fije el tribunal, o en su
defecto por el Juez, pero con la obligación de designar a un Procurador del Número o a uno de
los abogados de las partes (artículo 12 CPC).
b) El nombramiento puede ser revocado por unanimidad o a petición fundada de una de las
partes, pero en todo caso la revocación no surte efecto sino hasta que se designa un
reemplazante (artículo 14 CPC).
c) El procurador designado debe seguir las instrucciones de las partes y si éstas no están
conformes con su cometido, tienen el derecho de hacer alegaciones separadas y a presentar sus
propias pruebas, todo en los mismos plazos y condiciones que el procurador común, todo lo
cual obviamente sólo irá en su propio beneficio o perjuicio. No obstante ello, lo obrado por el
procurador común les sigue empeciendo (artículo 16 CPC).
d) No será necesario designar un procurador cuando (artículo 20 CPC):
a.
b.
c.
Sean distintas las acciones de los demandantes.
Sean distintas las defensas de los demandados.
Habiéndose iniciado el juicio con iguales acciones o excepciones,
incompatibilidades de intereses entre quienes litigan conjuntamente.
surgen
B.- Intervención Forzada de Parte  Un carácter básico del ejercicio de las acciones es su
voluntariedad. Sin embargo, nuestro CPC contempla casos de intervención forzada en los que las
partes se ven en la necesidad de comparecer en el proceso, so pena de soportar las graves
consecuencias de su inasistencia. Son cinco casos:
a) Artículo 21 CPC  Cuando una acción corresponde a otras personas determinadas pero distintas
del sujeto activo, el o los demandados quedan facultados para pedir que se ponga la demanda en
conocimiento de ellos a fin de adoptar, dentro del término de emplazamiento, alguna de las siguientes
actitudes:
i.
Adherir a la demanda  Se forma un litis consorcio activo y debe designarse procurador
común.
ii.
No adherir  Caducan los derechos del potencial demandante para entablar la misma
acción con posterioridad, pudiendo el demandado hacer valer la excepción de cosa juzgada.
iii.
No hacer nada  Si se deja transcurrir el plazo de emplazamiento, si bien no se
transformará en parte, le afectará todo lo obrado en el proceso, pero tendrá el derecho de
comparecer posteriormente en el juicio, respetando todo lo obrado.
b) Jactancia  Se define como la acción y efecto de atribuirse por persona capaz de ser demandada,
derechos propios sobre bienes de otro o asegurar ser su acreedor (Couture). Es la situación que se
produce cuando una persona dice tener derechos de los que no está gozando, para ser obligado por el
afectado a interponer la demanda correspondiente. Conforme al artículo 270 CPC, se puede deducir
jactancia en alguno de los siguientes casos:
i.
ii.
Cuando la manifestación del jactancioso conste por escrito.
Cuando la manifestación del jactancioso se haya hecho de viva voz, a lo menos delante de
dos personas hábiles para declarar en juicio.
iii. Cuando una persona haya sido parte en proceso criminal del cual pueden emanar acciones
civiles contra el acusado, para el ejercicio de dichas acciones.
La acción de jactancia, para que se declare la obligación del jactancioso de demandar prescribe en 6
meses desde los hechos en que se funda, y se tramita de conformidad al procedimiento sumario
(artículo 272 CPC). Si se da lugar a la demanda, el jactancioso tiene 10 días para demandar, ampliable
a 30 por motivo fundado, so pena de declararse que no será oído posteriormente sobre tal derecho
(incidente del procedimiento de jactancia).
c) Citación de Evicción  Situación que se da propiamente en los contratos bilaterales y
especialmente en la compraventa, cuando el comprador que se ve expuesto a sufrir evicción (pérdida
de la cosa comprada por efecto de acciones judiciales interpuestas por terceros), cita al vendedor,
antes de contestar la demanda, para que éste comparezca en su defensa como es su obligación
(artículos 1843 y 1844 CC y artículo 584 CPC) Pueden darse múltiples situaciones:
i.
ii.
Si el comprador no cita, libera al vendedor de su responsabilidad.
Si lo cita y el vendedor concurre, el proceso se sigue en contra de éste, pero conservando el
comprador el derecho de intervenir.
iii. Si el vendedor citado no comparece, se hace responsable de la evicción, salvo que el juicio lo
pierda el comprador por negligencia procesal.
d) Citación de los Acreedores Hipotecarios en el Juicio Ejecutivo  Si una persona adquiere en
remate judicial una propiedad hipotecada, la adquiere con dicho gravamen, salvo que los acreedores
hipotecarios hayan sido citados al juicio. La citación los obliga a optar por mantener la hipoteca o
acceder a pagarse con el producto del remate.
e) Verificación de Créditos en el Procedimiento de Quiebra  Declarado en quiebra un deudor, sus
acreedores sólo tendrán derecho a concurrir al reparto de dividendos si han comparecido al tribunal a
verificar su crédito (sino, la ley presume condonación).
C.- Dos instituciones vinculadas al concepto de parte:
a) Substitución Procesal  Es aquella institución que faculta a una persona para comparecer en juicio
a nombre propio, haciendo valer derechos de terceros, adquiriendo el carácter de parte para todos los
efectos legales. No constituye un caso de representación ni de agencia oficiosa, pues quien comparece
lo hace a nombre propio. Ejemplos:
Artículo 878 Código de Comercio  Se faculta a quien desee demandar al capitán de un
navío, para deducir la acción ya sea en contra de éste o del naviero.
ii.- Artículo 2466 CC  Acción Subrogatoria.
iii.- Artículo 2468 CC  Acción Pauliana o Revocatoria.
iv.- Artículo 1845 CC  Citación de Evicción.
i.-
b) Sucesión Procesal  A diferencia de la substitución, el cambio de sujeto en este caso puede
verificarse durante el procedimiento y no sólo antes de él. Son tres casos:
Fallecimiento de quien litiga personalmente (artículo 5° CPC)  Se suspende el
procedimiento para efectos de notificar a los herederos, y sólo se reanuda tras haber
transcurrido el término de emplazamiento, hayan éstos concurrido o no.
ii. Cesión de Derechos Litigiosos  Producida la cesión, comparecerá al proceso el cesionario
exhibiendo el título y adoptando el papel procesal del cedente.
iii. Subrogación  Opera cuando una persona paga por otra, produciéndose una traslación de
derechos (puede ser legal o convencional).
i.
LOS TERCEROS
Son aquellas personas que no están directamente vinculadas al conflicto promovido ante el órgano
jurisdiccional, pero que actúan al interior del procedimiento tendiente a resolver ese conflicto. Se
clasifican en:
1.- Terceros indiferentes  Aquellos a quienes no afecta de modo alguno el proceso, ni la sentencia
dictada. No son terceros, según la definición dada.
2.- Terceros intervinientes  Son los testigos, peritos, martilleros y demás personas que intervienen
en el proceso sin tener interés directo en su resultado.
3.- Terceros interesados  Aquellos que, sin ser partes directas en un proceso, ven afectados sus
derechos a causa de ese proceso, por lo que se les autoriza a participar. Son los siguientes:
a)
Coadyuvantes (o por vía adhesiva)  Hacen valer pretensiones concordantes con alguna de
las partes, debiendo en consecuencia actuar con procurador común.
b) Independientes (o por vía principal)  Su interés es independientes de las pretensiones de
las partes por lo que actúa separadamente.
c)
Excluyentes (o por vía de oposición)  Tienen pretensiones incompatibles con las de las
partes.
Los requisitos para interponer una tercería son los siguientes (artículo 23 CPC):
a) Ser tercero (no ser parte)
b) Existencia de un proceso en actual tramitación.
c) Tener interés actual en el proceso (patrimonial y sobre la base de derechos adquiridos
y no de meras expectativas)
Las resoluciones judiciales dictadas en los procesos en los cuales intervienen terceros, producen
respecto de ellos iguales efectos que respecto de las partes principales (artículo 24 CPC).
CAPÍTULO IV. LA COMPARECENCIA EN JUICIO
Generalidades
Hemos dicho que para que una persona tenga capacidad para comparecer en juicio, debe reunir la
capacidad de goce, de ejercicio y el “Ius Postulandi”, condición esta última que se entrega
exclusivamente a determinadas personas.
El concepto de comparecencia en juicio se puede entender en 2 sentidos:
1) En sentido amplio, corresponde al acto de presentarse ante un juez voluntaria o coercitivamente.
2) En sentido estricto, es el acto de presentarse ante los tribunales, ejercitando una acción o
defendiéndose, o requiriendo la intervención en un acto no contencioso.
La capacidad para parecer en juicio o ius postulandi, se traduce en el estudio de dos instituciones
procesales fundamentales, cuales son el Patrocinio y el Mandato Judicial. Mientras que el primero se
refiere fundamentalmente a la fijación de estrategias procesales (técnico del derecho), el mandatario
mira a la representación (técnico del procedimiento).
El Patrocinio  Se define como un contrato solemne por el cual las partes o interesados en un asunto,
encomiendan a un abogado la defensa de sus pretensiones ante los Tribunales de Justicia.
Requisitos para ser Patrocinante  Ser abogado habilitado para el ejercicio de la profesión, es decir,
tener el título de abogado y haber pagado la patente profesional (artículo 3° D.L. 3.637).
Forma de constituirlo  La formalidad exigida es que en la primera presentación que el interesado
efectúe ante el tribunal, el abogado ponga su firma, indicando además su nombre, apellidos y
domicilio. Lo normal en la práctica es destinar un otrosí del escrito para este efecto. En el nuevo
proceso penal, tratándose de Defensores Públicos, éste se entiende constituido por el sólo ministerio
de la ley (artículo 54 Ley de Defensoría Penal Pública).
Sanciones al Incumplimiento  La sanción es gravísima, ya que el escrito se tiene por no presentado
para todos los efectos legales (artículo 1º inciso 2º Ley 18.120).
Duración  Todo el proceso, salvo renuncia o revocación.
Facultades del Patrocinante  Esencialmente el patrocinio se limita a la fijación de las estrategias de
defensa. No obstante, y a pesar de que ello es propio del mandatario judicial, se le faculta para asumir
la representación en cualquier estado del juicio (facultades ordinarias del mandato: artículo 1° inciso
3º, Ley N°18.120)
Término del Patrocinio  Se produce por las siguientes causas:
a) Cumplimiento o desempeño del encargo  Forma normal de terminación.
b) Revocación  Acto por el cual el patrocinado pone fin al patrocinio vigente. Normalmente va
aparejado de la designación de un nuevo abogado patrocinante, quien tiene dos obligaciones:
comunicar la revocación a su colega y encargarse que éste reciba sus honorarios profesionales (Código
de Ética).
c) Renuncia  Debe notificarse al patrocinado junto con el estado del proceso. No obstante, el
abogado que renuncia mantiene su responsabilidad hasta por el término de emplazamiento, salvo que
previo a ello se haya designado un nuevo patrocinante (artículo 1º inciso 4º Ley 18.120).
d) Muerte o Incapacidad del Abogado  En este caso el patrocinado debe constituir un nuevo
patrocinio antes de efectuar su siguiente presentación. Cabe señalar que la muerte del patrocinado no
extingue el patrocinio, pues el abogado deberá seguir prestando sus servicios a la sucesión.
El Mandato Judicial  Es un contrato solemne en virtud del cual una persona otorga a otra
facultades suficientes para que la represente ante los Tribunales de Justicia.
Diferencias con el Mandato Civil:
MANDATO CIVIL
Consensual
MANDATO JUDICIAL
Solemne
Se extingue con la muerte de ambas partes
No se extingue con la muerte del
mandante
Todos pueden ser mandatarios (incluso
incapaces)
La representación es un elemento de la
naturaleza
La delegación no obliga al mandante si no
ratifica.
Sólo aquéllos del artículo 2° Ley
N°18.120
La representación es de la esencia
La delegación siempre obliga al
mandante.
Requisitos para ser Mandatario  Es preciso ser una de las personas incluidas en el artículo 2° de la
Ley N°18.120, esto es:
i. Abogado habilitado para el ejercicio de la profesión.
ii. Procurador del Número.
iii. Postulantes designados por la Corporación de Asistencia Judicial, independientemente del tiempo
que lleven como egresados.
iv. Estudiantes actualmente inscritos en 3°, 4° o 5° año de Derecho en alguna Universidad autorizada.
v. Egresados de las Facultades de Derecho que hubieren cursado 5° año y hasta 3 años después de
haber rendido los exámenes correspondientes.
Forma de Constituir el Mandato (art. 6° Ley 18.120)  Por las siguientes formas:
a) Por escritura pública.
b) Acta extendida ante un Juez de Letras o Juez Árbitro suscrita por todos los otorgantes.
c) Declaración escrita del mandante y autorizada por el Secretario del Tribunal. Es la forma
normal de constitución.
d) De acuerdo al artículo 29 de la Ley sobre Letra de Cambio y Pagaré, mediante Endoso en
Comisión de Cobranza. Esta forma tiene la particularidad de que por el sólo efecto del
endoso se entienden conferidas todas las facultades especiales que en otros casos requieren
otorgarse expresamente.
Excepciones a la comparecencia en juicio representado  Son los siguientes:
a) Caso general (artículo 2° inciso 3° Ley 18.120)  Se puede solicitar autorización al tribunal para
comparecer y defenderse personalmente.
b) Casos especiales  No se requiere tener mandato judicial ni patrocinio:
a.
b.
En departamentos (comunas) con menos de 4 abogados en ejercicio.
Manifestaciones Mineras.
c.
d.
e.
f.
g.
h.
i.
j.
k.
Asuntos que conozcan Alcaldes o Jueces de Policía Local salvo regulación de perjuicios de
cuantía superior a 2 UTM.; los Juzgados de Familia o los Árbitros Arbitradores.
Asuntos que conozca la Dirección General del S.I.I. y la Contraloría.
Juicios políticos de que conozca la Cámara de Diputados o el Senado.
Juicios cuya cuantía no exceda de media U.T.M., cualquiera sea su naturaleza.
Causas Electorales.
Recursos de Amparo y Protección.
Denuncias Criminales.
Solicitudes aisladas en que se piden copias, desarchivos, etc.
Presentaciones efectuadas por las denominadas “partes intervinientes”.
Sanciones al Incumplimiento  La sanción es menos drástica que la del patrocinio, ya que otorga al
interesado un plazo de 3 días para corregir el vicio de que adolece la presentación y constituir
legalmente el mandato. Si se hace, el escrito mantiene como fecha la de su presentación.
Facultades del Mandatario  Las facultades puedes ser:
1.- Esenciales u Ordinarias  Existen sin necesidad de mención expresa y no pueden ser objeto de
limitaciones por las partes. Autorizan al mandatario para tomar parte del mismo modo que podría
hacerlo quien da el mandato, en todos los trámites e incidentes del juicio y en todas las cuestiones que
por vía de reconvención se promuevan hasta el cumplimiento completo del fallo definitivo. Como
consecuencia, las notificaciones se deben hacer al mandatario judicial, siendo nulas todas aquellas que
se notifiquen al mandante (salvo que texto legal así lo exija o el tribunal lo estime necesario).
2.- De la Naturaleza  Son básicamente dos: la posibilidad de delegar el mandato, y la facultad para
interponer la acción civil o ser notificado de ella en un plenario criminal (art. 432 CPP).
3.- Accidentales o Especiales  Sólo se entienden incorporadas al mandato si se mencionan
expresamente. Están en el artículo 7° inciso 2° CPC, y son:
-
Desistirse en primera instancia de la acción deducida, porque produce cosa juzgada.
Aceptar la demanda contraria (allanamiento) ya que es un acto de disposición.
Absolver Posiciones.
Renunciar expresa y anticipadamente a los recursos o a los términos legales.
Transigir, ya que es un acto de disposición.
Comprometer (designar árbitro para que resuelva conflicto).
Otorgar a los árbitros facultades de arbitradores.
Aprobar convenios (artículo 178 Ley de Quiebras).
Percibir (operación mediante la cual los productos, frutos o rentas de una cosa son objeto de
apropiación o cobro por parte de la persona calificada para gozar de ellos).
Durante años se discutió si debían enunciarse una a una o si bastaba una referencia general. Hoy está
resuelto el tema en favor de la segunda posición.
Efectos del Mandato  Constituido el mandato, desaparece del proceso la persona física del
mandante, por lo que todas las actuaciones del proceso, así como, sus notificaciones deben practicarse
al mandatario. Hay excepciones en el avenimiento laboral, la conciliación civil y la absolución de
posiciones cuando se solicite comparecencia personal de la parte, etcétera.
Término del Mandato  Se produce por:
i. Cumplimiento o desempeño del encargo  Forma normal de terminación.
ii. Terminación anticipada  Cuando el proceso no llegue ni llegará a tener sentencia definitiva, el
mandante puede solicitar que se lo libere del encargo.
iii. Revocación  Acto unilateral del mandante por el cual se pone fin al mandato vigente. Puede ser
expresa o tácita (designación de un nuevo mandatario sin hacer mención al anterior). Debe constar en
el proceso para ser oponible a la contraparte.
iv. Renuncia del mandatario  Debe notificarse al mandante e informarle el estado del proceso. No
obstante ello, el mandatario que renuncia mantiene su responsabilidad hasta por el término de
emplazamiento, salvo que previo a ello se designe un nuevo apoderado.
v. Muerte o incapacidad del mandatario  En este caso el patrocinado debe constituir un nuevo
patrocinio antes de efectuar su siguiente presentación.
Responsabilidad del Mandatario  El mandatario tiene una responsabilidad especial y expresa
(artículo 28) en relación con las costas procesales (definidas por el artículo 139 CPC) a que sea
condenado su mandante, sin perjuicio de poder repetir contra éste con posterioridad (es un caso de
solidaridad). Además, el mandatario tiene responsabilidad disciplinaria, por lo que puede se objeto de
sanciones por actos abusivos de su parte.
Paralelo entre Patrocinio y Mandato
NATURALEZA JURÍDICA
OBJETIVO
SUJETOS
CONSTITUCIÓN
OPORTUNIDAD
PATROCINIO
Contrato solemne
Fijar estrategia de defensa
Sólo los abogados
habilitados
Nombre, domicilio y firma
del abogado
En la primera presentación
SANCIÓN
Se tiene por no presentado
el escrito
RESPONSABILIDAD
Civil y criminal
EJERCICIO ILEGAL
Constituye delito
MANDATO
Contrato solemne
La representación en juicio
Abogados y otras personas
que señala el artículo 2º de
la Ley 18.120
Alguna de las formas del
artículo 6º CPC
En la primera presentación
Misma sanción, pero se da
un plazo de tres días para
corregir
Civil, criminal y por costas
procesales
Constituye delito
Situaciones Especiales de Representación  Tenemos las siguientes:
a) Agencia Oficiosa  Es la situación que se produce cuando una persona comparece ante un
tribunal, asumiendo la representación de otra sin patrocinio ni mandato constituido en su favor, pero
ofreciendo la ratificación posterior de todo lo obrado por parte de quien ha debido ser el mandante.
Requisitos:
i.
El agente oficioso debe ser habilitado para comparecer en juicio o en caso contrario debe actuar
representado por alguien que lo sea.
ii.
Invocar causales calificadas que han impedido al representado comparecer.
iii. Ofrecer una garantía de que lo obrado será ratificado
El tribunal califica las circunstancias y puede o no aceptarla. Si el tribunal la acepta se debe constituir
la garantía, que normalmente es una fianza (fianza de rato). Si lo obrado no es ratificado
posteriormente, se produce la nulidad de todo lo obrado (efecto procesal), y el fiador deberá
responder de los perjuicios causados (efecto civil).
b) Procurador Común  Ya analizado a propósito de la pluralidad de partes.
c) Representaciones Especiales  Se trata de dilucidar quién representa a determinadas personas
jurídicas. Para ello debemos distinguir:
i.
ii.
Personas Jurídicas de Derecho Público  No existen reglas especiales. Hay que analizar la ley
que las crea y reglamenta. Ejemplos:
-
Fisco  Presidente del Consejo de Defensa del Estado.
-
Municipalidades  Alcalde.
Corporaciones y Fundaciones de Derecho Privado  Las representa su presidente (artículo 8
CPC).
iii. Sociedades  Las representa el gerente o administrador. Salvo mención expresa, la
representación sólo comprende facultades ordinarias del mandato. Hay 3 casos especiales en
cuanto a la representación de las sociedades:
- Sociedades Anónimas  El representante debe ser el gerente (artículo 49 Ley 18.046)
- Sociedad Legal Minera  La representa el socio designado por la junta o si no hubiere
junta, el socio con mayores derechos, o en caso de empate aquél cuyo apellido empiece con
la letra más cercana a la A. (artículo 193 Código de Minería).
- Sociedades de Personas  Sin no tiene un administrador designado, basta con notificar a
uno cualquiera de los socios.
d) Representación de Personas Ausentes (artículos 11, 285, 844, 845 y 846 CPC y 367 COT)  Hay
que distinguir tres situaciones:
1) Si se teme una eventual ausencia del demandado y quiere el demandante emplazarla para un juicio
posterior, puede pedirse como medida prejudicial, que se constituya un apoderado que lo represente
y responda por las costas y multas del juicio, bajo apercibimiento de designarse un curador de bienes
(artículo 285 CPC).
2) Si el ausente ha partido del país sin dejar mandato constituido. Hay que distinguir (artículo 844 y
siguientes CPC):
-
Si se conoce su paradero  Se le notifica por exhorto.
No se conoce su paradero  Se designa curador de ausentes (artículo 473 CC)
3) Si el ausente dejó mandatario con facultades generales, es posible notificarlo válidamente. Si sólo
tiene facultades para un negocio en particular, sólo se lo puede emplazar válidamente para ese caso.
Finalmente, si no puede contestar nuevas demandas y no conoce el paradero del mandante, se designa
un curador de ausentes (artículo 11 CPC)
CAPÍTULO V. EL EMPLAZAMIENTO
Concepto  Es la notificación que se le hace a la parte para que dentro de un determinado plazo haga
valer sus derechos.
Elementos  El primero de ellos es la notificación legal de la demanda. El segundo elemento es el
plazo para reaccionar, el cual varía según la clase y características del procedimiento.
1) En la primera instancia  Son:
a.
Notificación válida de la demanda y de la resolución que recaiga en ella  Normalmente
debe hacerse en forma personal, puesto que es lo usual que sea la primera gestión judicial.
b.
Transcurso del plazo que la ley otorga al demandado para hacer valer sus derechos frente a la
demanda deducida en su contra  El plazo varía de acuerdo al procedimiento de que se trate.
2) En la segunda instancia  Son:
a.
Notificación válida de la resolución que concede el recuso de apelación  Se notifica por el
estado diario.
b.
Transcurso del plazo que la ley establece para comparecer ante el tribunal de segunda
instancia  Comienza a correr desde el hecho material consistente en el certificado del
secretario del tribunal de alzada de haber ingresado los antecedentes correspondientes al
recurso de apelación. El plazo varía de acuerdo a la ubicación relativa de los tribunales de
primera y segunda instancia.
Efectos de la notificación válida de la demanda.
Efectos Procesales  Son los siguientes:
a) El proceso pasa a tener existencia legal, creándose un vínculo entre partes y juez.
b) Radica la Competencia, sólo respecto del demandante, pues el demandado aún puede alegar la
incompetencia del tribunal.
c) Precluye el derecho de retirar materialmente la demanda. Sólo puede desistirse de la demanda, lo
que produce cosa juzgada.
d) Las partes deben realizar actuaciones para que el proceso avance. El demandante debe actuar so
pena del abandono del procedimiento, el demandado debe defenderse.
e) El tribunal debe dictar las providencias para dar curso al proceso, so pena de queja disciplinaria
(artículo 545 COT)
f) Se genera el estado de litis pendencia (artículo 303 CPC)
Efectos Civiles  Son los siguientes:
a) Constituye en mora al deudor (artículo 1551 N° 3 CC)
b) Transforma en litigiosos los derechos para efectos de su cesión (artículo 1911 CC)
c) Interrumpe la prescripción (artículos 2503, 2518 y 2523 CC)
d) Transforma la prescripción extintiva de corto tiempo en largo tiempo (artículo 2523 CC).
CAPÍTULO VI. LA PARALIZACIÓN, SUSPENSIÓN
Y EXTINCIÓN DEL PROCEDIMIENTO
La paralización del procedimiento  Si las partes nada hacen, el procedimiento permanecerá
paralizado, en virtud del principio dispositivo que rige las gestiones civiles. Tal inactividad, si se
prolonga por más de 6 meses, puede dar lugar al abandono del procedimiento, a petición de parte,
situación que produce la pérdida de lo obrado más no la pretensión hecha vale en él.
En el proceso por crimen o simple delito de acción penal pública no recibe aplicación el abandono
pero en el de acción privada sí, pero es más grave ya que el plazo es de sólo 30 días, puede decretarse
de oficio y no sólo se pierde lo obrado, sino que además la pretensión hecha valer en él.
La suspensión del procedimiento  En los procesos civiles las partes pueden, de común acuerdo,
suspender el procedimiento por una sola vez en cada instancia, por un plazo máximo de 90 días
(artículo 64 inciso 2º CPC), sin perjuicio del derecho de hacerlo valer, además, ante la Corte Suprema
en caso que, ante ese tribunal, estuvieren pendientes recursos de casación o de queja en contra de
sentencia definitiva.
El efecto que genera es que los plazos que estuvieren corriendo se suspenderán al presentarse el
escrito, los que continuarán corriendo vencido el plazo de suspensión acordado.
El procedimiento también se suspende, en primera instancia, cuando se concede un recurso de
apelación en ambos efectos (artículo 191 CPC).
En el procedimiento penal, hay suspensión con el sobreseimiento temporal, hasta que se presenten
mejores datos de investigación o cede el impedimento legal que haya detenido la prosecución del
juicio.
Finalmente, también hay suspensión con la muerte de la parte que obra por sí misma (artículo 5 CPC).
La extinción del procedimiento  Lo normal es que un proceso termine con la sentencia definitiva.
Sin embargo, hay casos en que termina antes:
 Transacción,
 Avenimiento,
 Conciliación total,
 Desistimiento de la demanda,
 El abandono del procedimiento, y
 El abandono de la acción penal privada.
 En los procesos penales de acción pública, mediante el sobreseimiento definitivo (que equivale
a sentencia definitiva).
 En el nuevo proceso penal, además mediante la aplicación del principio de oportunidad y la
celebración de un acuerdo reparatorio.
CAPÍTULO VII. LOS PRESUPUESTOS PROCESALES
Concepto y clasificación  Son los antecedentes que deben concurrir para que el juicio tenga una
existencia jurídica y validez formal. Se dividen en:
1) De existencia  Para que un juicio tenga existencia jurídica se requiere de un juez que ejerza
jurisdicción, de partes y de un conflicto o litigio.
2) De validez  Para que un juicio que tenga validez jurídica se requiere de un juez competente,
capacidad de las partes y formalidades legales.
El tribunal está facultado para adoptar diversas medidas de oficio para prevenir o anular un proceso
por falta de un presupuesto de validez (artículos 256, 83, 84 inciso final, 775 CPC). Las partes también
pueden alegar la nulidad procesal, interponiendo excepciones dilatorias, un incidente de nulidad
procesal, deduciendo casación en la forma, etc.
Presupuesto de eficacia de la pretensión  La legitimación procesal es indispensable para que pueda
dictarse una sentencia eficaz. Además de la inexistencia y la nulidad del proceso, se contempla en la
doctrina la sanción de ineficacia de la inoponibilidad del proceso, que se puede definir como la
sanción que priva de efectos a un acto contra terceras personas que no han concurrido a su
celebración. Será tratada más adelante.
CAPÍTULO VIII. LOS ACTOS JURÍDICOS PROCESALES
Concepto y elementos  Son una especie de acto jurídico cuyos efectos se producen en el proceso.
Como no existe una regulación orgánica y específica de la teoría de los actos jurídicos procesales en el
CPC, corresponde aplicar las normas del CC.
Se puede definir el acto jurídico procesal como aquel que tiene importancia jurídica respecto de la
relación procesal, esto es, el acto que tiene por consecuencia inmediata la constitución, la
conservación, el desenvolvimiento, la modificación o la definición de una relación procesal. Sus
elementos son:
a) Una o más voluntades destinadas a producir efectos en el proceso.
b) Voluntad debe manifestarse, expresa o tácitamente.
c) La intención de producir efectos en el proceso.
Características  Los actos jurídicos procesales son:
1) Actos esencialmente solemnes.
2) Mayoritariamente unilaterales.
3) Suponen un proceso y, a la vez, lo crean.
4) Actos autónomos, aunque no en términos absolutos.
Clasificaciones  Ellos admiten las siguientes clasificaciones:
a) Desde el punto de vista de la voluntad  Unilaterales y bilaterales.
b) Desde el punto de vista del sujeto que origina el acto  Del tribunal, de las partes, de terceros.
c) Desde el punto de vista de las partes  Se distinguen:
a.
Actos de impulso procesal  Se realizan para dar curso al procedimiento.
b.
Actos de postulación  Pretenden no sólo dar curso, sino que también formular
cuestiones de fondo.
c.
Actos probatorios  Realizados para acreditar los hechos.
d.
Actos de impugnación  Pretenden atacar resoluciones.
d) Desde el punto de vista de los terceros  Actos probatorios (declaración de testigos e informe de
peritos), de certificación (actos de receptor o del secretario) y de opinión (informes en derecho).
Requisitos de existencia y validez de los actos jurídicos procesales  Son:




la voluntad,
la capacidad procesal,
el objeto, la causa, y
las solemnidades.
a) La voluntad y sus vicios  La voluntad es la facultad que nos permite hacer o no hacer lo que
deseamos. Como en todo acto jurídico, debe manifestarse, sea expresa, sea tácitamente
Respecto a los vicios de la voluntad:
a)
Error  Existen muchas manifestaciones del error en el CPC. A modo de ejemplo vemos la
posibilidad de revocar una confesión (artículo 402 inciso 2º CPC), el error de derecho como
causal de casación en el fondo (artículo 767 CPC). En la CPR se contempla la indemnización
por error judicial (artículo 19 Nº 7 letra i).
b)
La fuerza  Cuesta encontrar norma al respecto en los Códigos. Existen alusiones en el
artículo 810 CPC, como causal de revisión de la sentencia cuando se obtuvo con violencia.
El dolo  Hay un caso en que el dolo no es vicio de la voluntad sino fuente de
responsabilidad, a propósito de las medidas precautorias (artículo 280 inciso 2º CPC).
Además se encuentra en el recurso de revisión.
c)
b) La capacidad procesal  Desde el punto de vista del tribunal, la capacidad se refiere a su
competencia. Con respecto a las partes, toda persona tiene capacidad, salvo las excepciones legales..
c) El objeto  Al igual que en lo civil debe ser real, determinado o determinable y lícito. En cuanto al
objeto ilícito, nos encontramos frente a varios casos, por ejemplo, la prórroga de la competencia en
asuntos civiles no contenciosos, las materias de arbitraje prohibido, etc.
d) La causa  Es el motivo que induce al acto o contrato. En los actos jurídicos procesales hay siempre
una causa. Por ejemplo, en la apelación es el agravio, en el mandato es tener buenos representantes,
etc. La causa debe ser lícita.
e) Las solemnidades  Si bien es cierto que lo lógico sería que existiera un impulso antiformalista
(pues las formalidades serían un obstáculo para la justicia) lo cierto es que la experiencia nos ha hecho
considerar dichas formas como indispensables para la función jurisdiccional. Es así como los actos
jurídicos procesales son eminentemente formalistas.
La ineficacia de los Actos Jurídicos Procesales  El acto jurídico procesal es ineficaz cuando no
genera sus efectos propios y ocurre cuando no se ajusta a todos los requisitos legales. Las sanciones de
ineficacia de los actos jurídicos procesales que contempla el derecho procesal son:
a) La inexistencia  Se produce cuando no se cumplen los requisitos de existencia de los actos
jurídicos procesales. Los casos de inexistencia son la falta de jurisdicción (inexistencia de tribunal), la
falta de parte y la falta de proceso.
b) La nulidad  Se produce cuando se incumplen requisitos de validez. La nulidad procesal se
caracteriza por lo siguiente:
a)
Es autónoma en su naturaleza, en sus consecuencias y en su configuración jurídica, pues se
rige por normas especiales, siendo la jurisprudencia la que ha asentado una teoría de la
nulidad procesal.
b)
No es clasificable, no es ni absoluta ni relativa.
c)
Requiere de alguna causal, ya sea genérica (artículo 84 y 768 N° 9 CPC) o específica (768 N° 1 a
8 y 79 y 80 CPC).
d) Requiere ser declarada judicialmente.
e)
Genera la ineficacia del acto viciado (nulidad propia) y, en casos, la de sus actos posteriores
(nulidad extensiva o derivada), como lo es la falta de emplazamiento.
f)
Se sanea de las siguientes maneras.
- Mediante la resolución que la deniega.
- Por la preclusión de la facultad para hacerla valer. Debe promoverse dentro del plazo de 5
días desde que se tuvo conocimiento del vicio.
- Cuando la parte ha originado el vicio o concurrido a su materialización (artículo 83 inciso
2º).
- Mediante la convalidación expresa o tácita del acto nulo (artículo 83 inciso 2º).
g)
Sólo procede cuando el vicio que la genera causa perjuicio: no hay nulidad sin perjuicio,
principio éste que se recoge en los artículos 83, 768 inciso penúltimo CPC, a propósito de la
casación en la forma, y en el artículo 767 como requisito de casación en el fondo.
h)
Puede hacerse valer por distintos medios.
- Medios directos: nulidad de oficio (artículo 84), casación de oficio (776 y 785), incidente de
nulidad, excepciones dilatorias, recursos de casación y de revisión.
- Medios indirectos: sin perseguir directamente la nulidad, pretenden su declaración.
Ejemplos: recursos de reposición, de apelación, de queja, etc.
c) La inoponibilidad  Se produce cuando un acto jurídico procesal que tiene existencia y es válido,
no produce efectos respecto de terceros. La regla general es que el acto jurídico procesal (y por lo tanto
la sentencia) sea oponible sólo a las partes del proceso.
d) La preclusión  En los procesos en que rige el orden consecutivo legal es posible concebir la
preclusión (extinción) de la facultad para impetrar la nulidad procesal si no se respeta el orden y las
oportunidades establecidas para tal efecto por el legislador.
CAPÍTULO IX. LA FORMACIÓN DEL PROCESO
Concepto de expediente y su formación  Analizaremos el proceso como expediente, como conjunto
de escritos, documentos y actuaciones de toda especie que se presentan o verifican en el
procedimiento (artículo 29). En la formación del expediente se deben respetar ciertas reglas:
a)
Las piezas se agregan en orden de presentación.
b)
El secretario debe enumerarlas
c)
No se pueden retirar piezas sin decreto del tribunal (artículo 29 inciso 2°)
En el nuevo proceso penal, no obstante la oralidad de las actuaciones, debe llevarse registro de ellas
(artículo 30 CPP).
Los escritos  Se pueden definir como acto solemne que contiene las solicitudes que presentan las
partes al tribunal y que debe reunir los requisitos contenidos en la ley.
Requisitos que deben cumplir los escritos  Son, en general, los siguientes:
a) Papel a utilizar  Hoy pueden presentarse en papel simple. Antiguamente fue papel sellado y
luego papel proceso.
b) Contenido  Debe encabezarse por una suma, que es un resumen del contenido. Las demandas
nuevas deben contener además una “presuma”, indicando la materia, el procedimiento y el nombre
completo y RUT de las partes y de sus apoderados. Luego de la suma, debe designarse el tribunal, las
partes, número de rol y luego el desarrollo del escrito. Finalmente el escrito termina con una petición
concreta (artículo 51)
c) Forma de presentación  Tantas copias como partes haya que notificar (salvo en aquellos escritos
que contengan solicitudes de mera tramitación como copias, desarchivos y otros). Si no se entregan
copias o si éstas resultan disconformes sustancialmente con la original, no le corre plazo a la parte
contraria, debe imponerse una multa y debe apercibírsele para que la parte que presentó el escrito las
acompañe dentro de tercero día so pena de tenerlo por no presentado (artículo 31).
d) Lugar de presentación  En el tribunal por intermedio del secretario (artículo 30).
e) Formalidad de recepción  Se estampa en cada foja la fecha y su forma o un sello autorizado por la
Corte que designe la oficina y la fecha. Además el secretario está obligado a recepcionar los
documentos que se le entreguen (artículo 32). En la práctica el funcionario del mesón del tribunal
estampa en cada hoja, un timbre con la fecha y el número del tribunal. Una vez presentado, el
Secretario debe proceder a despacharlo al Juez, pudiendo incluso proveerlo el directamente, cuando
se trate de diligencias de mero trámite.
La consulta del expediente  Por regla general los expedientes son públicos. Una de las funciones de
los secretarios es dar conocimiento a cualquiera persona de los procesos que tengan en sus oficinas,
salvo excepciones en que la ley considere que cuya publicidad se considera perjudicial a los intereses
ya sea de las partes o del proceso.
La custodia del expediente  El proceso se mantiene en la oficina del secretario bajo su custodia y
responsabilidad (artículo 36). En la práctica se contempla la custodia especial de ciertos expedientes
para impedir su extravío y de ciertos documentos. Los expedientes sólo pueden ser retirados del
tribunal por personas (fundamentalmente los receptores) y en los casos establecidos por la ley
(artículo 36). En el nuevo proceso penal (donde no hay secretarios), la custodia corresponde al jefe de
la unidad administrativa que tenga a su cargo la administración de causas (artículo 389 G COT).
Remisión de Expedientes  Cuando un tribunal solicita a otro la remisión de un expediente, lo
normal es que dicha medida se cumpla remitiendo copias a costa del solicitante. No obstante en casos
urgentes, o si no es posible sacar copias o si el expedientes tiene mas de 250 fojas, se remitirá el
original (artículo 37 inciso final).
Extravío y Reconstitución de Expedientes  Si se pierde un expediente, una vez certificado ello por
el secretario del tribunal, debe reconstituirse. Se solicitará que se tenga por reconstituido en virtud de
las copias simples de los escritos que se acompañen, en lo posible que estén timbradas. El tribunal lo
tendrá por reconstituido, con citación. Si hay oposición, el tribunal resolverá el incidente. En el nuevo
proceso penal, el tema lo resuelve el artículo 43 CPP.
CAPÍTULO X. LOS PLAZOS
Reglamentación  Artículos 48 a 50 CC, 64 a 68 CPC y 14 a 18 NCPP.
Concepto  Es el espacio de tiempo fijado por la ley, el juez o las partes para el ejercicio de una
facultad o la realización de un acto jurídico procesal dentro del proceso.
Cómputo de los plazos  Todos los plazos (sean de días, meses o años) son completos y correrán
hasta la medianoche del último día del plazo. El primero y el último día de un plazo de meses o años
deben tener el mismo número en el respectivo mes, o el inmediatamente anterior si no existe tal
número en el mes del vencimiento.
Si un plazo de meses o años principia en algún día que no existe en el mes del vencimiento por que el
primero tiene más días que el segundo, el plazo expira el último día del referido mes.
Cuando se dice que un acto debe ejecutarse en o dentro de cierto plazo, se entenderá que vale si se
ejecuta antes de la medianoche en que se termina el último día del plazo (artículos 48 y 49 CC).
En el nuevo proceso penal se contempla que los plazos de horas comienzan a correr inmediatamente
después de ocurrido el hecho que fijare su iniciación, sin interrupción (artículo 15 CPP).
Clasificaciones de los plazos  Admiten diversas clasificaciones:
a) Según quién los establece  Legales, judiciales o convencionales. Los legales son la regla general y
normalmente son fatales e improrrogables. Por el contrario, los judiciales son no fatales.
b) Según su extensión  De horas, días, meses y años. Los de días son la regla general. Los
establecidos en el CPC se suspenden durante los días feriados (artículo 66). Los de horas y años son
muy excepcionales.
c) Según si extinguen una facultad  Fatales, cuando la posibilidad de ejercer un derecho o ejecutar
un acto al vencimiento del plazo se extingue de pleno derecho; o no fatales en el caso contrario, esto
es, que se requiera una resolución del tribunal que declare extinguida la facultad. Hoy, todos los
plazos del CPC son fatales, salvo los establecidos para actuaciones propias del tribunal (artículo 64).
Una contraexcepción está en el artículo 159, respecto a las medidas para mejor resolver. En el nuevo
proceso penal todos los plazos del Código son fatales (artículo 16 CPP).
La importancia de esta clasificación es que para los plazos no fatales, mientras no sea declarada la
rebeldía, la parte respectiva no ve extinguida su facultad procesal.
d) Según la posibilidad de extender su vigencia  Prorrogables, que pueden extenderse más allá de
su vencimiento (plazos legales); e improrrogables, que sí pueden (plazos judiciales, cumpliendo los
requisitos de los artículos 67 y 68 CPC: es decir, solicitándose la prórroga antes del vencimiento y
alegando justa causa). En el proceso penal, la regla general es la improrrogabilidad (artículo 16 CPP),
habiendo excepciones (artículo 17 CPP).
e) Según desde cuando empiezan a correr  Individuales, que empiezan a correr separadamente
para cada parte el día que la notifican (regla general); o comunes, que son los que corren
conjuntamente para todas las partes a partir de la última notificación.
f) Según si se suspenden en feriados  Continuos, que corren sin interrumpirse los feriados; y
discontinuos, que se suspenden en su cómputo durante los feriados. Los primeros son la regla general
en nuestro derecho, pero los segundos son regla general en los plazos de días establecidos en el CPC
(artículo 66 CPC).
CAPÍTULO XI. ACTUACIONES JUDICIALES.
Reglamentación  Título VII, libro I CPC (Artículos 59 a 77).
Concepto  Son actos jurídicos procesales, más o menos solemnes, realizados por o a través del
tribunal, por las partes, los terceros o auxiliares de la administración de justicia, de los cuales se deja
testimonio en el expediente y deben ser autorizados por un ministro de fe.
Requisitos  Debe concurrir para la validez de una actuación judicial:
a) Deben realizarse ante o por orden del tribunal de la causa  Significa que o las realiza
directamente el tribunal o se llevan a efecto previa orden de éste.
b) Deben realizarse en días y horas hábiles (artículo 59 CPC)  Son días hábiles todos los no
feriados; son horas hábiles entre las 08:00 y las 20:00 horas. No obstante pueden habilitarse horas o
días inhábiles, siempre y cuando exista causa urgente (artículo 60 CPC).
c) Debe dejarse constancia escrita en el expediente  Indicándose lugar y fecha de su realización, las
formalidades con las que se procedió y las demás indicaciones que establezca la ley o el tribunal.
Luego debe firmarse el acta por todos quienes intervinieron en ella (artículo 61 CPC).
d) Deben practicarse por funcionario competente  La regla general es que las actuaciones judiciales
las practique el tribunal que conoce de la causa (artículo 70 CPC). Por excepción las ejecutan otros
funcionarios, tales como secretarios u otros ministros de fe, o inclusive otros tribunales en caso de
exhorto (artículo 71).
e) Deben ser autorizadas por un ministro de fe o funcionario competente (artículo 61 CPC) 
Normalmente serán el secretario del tribunal o un receptor, según la naturaleza de la actuación.
Requisitos Especiales  Además de los requisitos generales de validez enunciados, determinadas
actuaciones requieren cumplir con otros requisitos específicos:
a) Juramento  Algunas actuaciones requieren, para su realización, que se preste juramento, sea
acerca de decir la verdad o desempeñar un cargo con fidelidad. La fórmula está consagrada
legalmente en el artículo 62 CPC, y corresponde tomarlo para pruebas de testigos (artículo 363 CPC),
absolución de posiciones (artículo 390 CPC), designación de árbitros o peritos (artículo 417 CPC).
b) Intervención de Intérprete  Se utiliza cuando es necesario traducir ya sea declaraciones orales de
las partes o de testigos, o bien, documentos en otro idioma. Las normas que lo regulan son el artículo
63 CPC y el artículo 1° letra d) del Decreto 738 del Ministerio de RR.EE. de fecha 19.01.1967.
Formas de ordenar una actuación judicial  Existen cuatro formas o actitudes del tribunal frente a la
solicitud de las partes en orden a practicar una u otra actuación. Su importancia radica en: 1)
Determinar la tramitación que se ha de dar a la solicitud; y, 2) Precisar el instante a partir del cual
puede practicarse la actuación solicitada;
a) Con Audiencia  Frente a la solicitud de parte, el tribunal, previo a decretar o rechazar la
actuación, debe dar un plazo de 3 días a la contraparte del solicitante para que se pronuncie
(“traslado”). En consecuencia, podrá decretarse la actuación, sólo cuando se evacue el traslado o expire
el plazo de 3 días sin que exista oposición. En la práctica, ordenar la realización de una actuación con
audiencia, importa que la solicitud se transforma inmediatamente en una demanda incidental, y por
lo tanto se sujetará a las normas contenidas en los artículos 82 y siguientes del CPC. Como la
resolución que resuelve un incidente es susceptible de ser apelada, pero sólo en el efecto devolutivo, la
actuación podrá practicarse desde que se notifique válidamente la resolución que la ordena.
b) Con Citación (artículo 69 inciso 1° CPC)  A diferencia del caso anterior, el tribunal se pronuncia
directamente a favor del solicitante, pero la actuación no puede llevarse a efecto sino una vez
transcurridos de tres días desde la notificación de dicha resolución, plazo en el cual la contraparte
podrá oponerse, suspendiéndose la diligencia hasta que se resuelva el incidente (“como se pide, con
citación”). En este caso, es la oposición la que da origen al incidente, por lo que del escrito en que se
contienen debe darse traslado a la contraria.
c) Con conocimiento  La solicitud se provee directamente accediendo a ella (“como se pide” o “como
se pide, con conocimiento”), y la medida puede llevarse a cabo una vez notificada dicha resolución
(artículo 69 inciso 2° CPC)
d) De Plano  Implica que el tribunal decreta la actuación de inmediato, sin mayores formalidades ni
espera de términos o notificaciones. Esto es excepcional, puesto que se contrapone a la norma expresa
contenida en el artículo 38 CPC, por lo que la facultad para el tribunal debe estar expresamente
consagrada.
CAPÍTULO XII. NOTIFICACIONES.
I. GENERALIDADES.
A) Reglamentación  Se rigen por las normas contenidas entre los artículos 38 y siguientes del CPC.
Además por las normas de los artículos 24 a 33 CPP.
Estas normas son de orden público e irrenunciables, salvo en los juicios arbitrales, donde las partes
pueden acordar libremente otras formas de notificación (artículo 629 CPC); y en el nuevo proceso
penal, en el cual se pueden proponer otras reglas (artículo 31 CPP).
B) Concepto  Es la actuación judicial que tiene por objeto poner en conocimiento de las partes una
resolución judicial (Fernando Alessandri).
C) Importancia  Son básicamente las siguientes:
a) Permiten materializar el principio de la bilateralidad de la audiencia.
b) Permiten que las resoluciones produzcan efectos (Artículo 38 CPC), aunque esta regla general
admite excepciones:
- Las medidas precautorias, que pueden decretarse sin previa notificación (artículo 302
CPC).
- Resolución que declara desierta la apelación y aquellas que se dicten en segunda instancia
respecto del apelado rebelde (artículos 201 y 202 CPC)
- La resolución que ordena o deniega el despacho del mandamiento de ejecución y embargo
(artículo 441 CPC)
- La resolución que ordena la suspensión de obra nueva (artículo 566 CPC)
c) La notificación de una sentencia definitiva o interlocutoria produce el desasimiento del tribunal, en
virtud del cual el tribunal que la dictó se ve impedido de alterarla o modificarla con posterioridad
(artículo 182 CPC).
Las notificaciones son actos jurídicos procesales de carácter unilateral, es decir que no requieren del
consentimiento del notificado para ser válidas (artículo 39 CPC). Tampoco se requiere declaración
alguna del notificado, salvo: 1) Que la resolución así lo ordene; o, 2) Cuando la resolución, por su
naturaleza, requiere tal declaración.
D) Clasificación  Admiten las siguientes:
a) Según su forma  Personal, Personal Subsidiaria, Por cédula, Por avisos, Por el Estado Diario,
Tácita, Ficta y Especiales.
b) Según su objetivo o finalidad inmediata 
i. Notificación Citación  Es el llamamiento a una parte o a un tercero para que comparezca al
tribunal bajo apercibimiento de incurrir en sanciones.
ii. Notificación Emplazamiento  Es el llamado a las partes para que, dentro de un determinado
plazo, hagan valer sus derechos.
iii. Notificación Requerimiento  Apercibimiento a una de las partes para que ejecute una prestación
determinada.
iv. Notificación Propiamente Tal  Es la puesta en conocimiento de las partes o de terceros una
determinada resolución judicial, con el fin de que produzca sus efectos legales. Es la regla general.
II.- NOTIFICACIÓN PERSONAL PROPIAMENTE TAL.
Concepto  Consiste en entregar a quien se debe notificar, en forma personal, copia íntegra de la
resolución y de la solicitud en que haya recaído, cuando ésta fuere escrita (artículo 40 CPC). En el
nuevo proceso penal (artículo 25 CPP) además, puede contener otros antecedentes.
Requisitos de validez  Hay que distinguir:
a) Requisitos Comunes a toda Actuación Judicial:
1) Efectuarse en días hábiles  Actualmente, son hábiles para notificar personalmente todos los días,
si se efectúa en lugares de libre acceso al público, en la morada o donde pernocta o donde ejerce
ordinariamente su industria, profesión o empleo, o en cualquier recinto privado en que éste se
encuentre y al cual se permita el acceso del ministro de fe. Si se notifica en día inhábil, el plazo
comenzará a correr desde las cero horas del día hábil siguiente (artículo 41).
2) Efectuarse en horas hábiles  Acá hay que distinguir según el lugar en que se notifica:
-
Lugares y recintos de libre acceso público  A cualquier hora, procurando causar la menor
molestia al notificado. En el juicio ejecutivo no puede requerirse de pago en público (artículo
443 CPC)
-
Morada, donde pernocta, donde trabaja o cualquier otro recinto privado al cual se permita
acceso al ministro de fe  Sólo entre las 06:00 y las 22:00 horas, sin perjuicio de que el tribunal
pueda habilitar otras horas.
-
Oficio del secretario, despacho del tribunal u oficina del ministro de fe  Sólo entre las 08:00 y
las 20:00 horas.
3) Debe dejarse constancia escrita en el expediente (artículo 43 y 61 CPC)
4) Autorizada y firmada por un ministro de fe.
b) Requisitos Propios de la notificación personal:
i. Debe efectuarse en lugar hábil  Son hábiles para estos efectos (artículo 41 CPC):
-
Lugares y recintos de libre acceso público.
-
Las morada del notificado (donde vive) o el lugar donde pernocta.
-
El lugar donde ordinariamente ejerce su industria, profesión u empleo.
-
Cualquier otro recinto privado en que se encuentre el notificado y al cual se permita el acceso
del ministro de fe.
-
El oficio del secretario, la casa que sirve de despacho del tribunal y la oficina o despacho del
ministro de fe.
-
Cualquier otro lugar habilitado si el notificado no tiene habitación conocida (artículo 42 CPC)
ii. Efectuada por funcionario competente  Son competentes para notificar el secretario del tribunal
(artículo 380 COT), pero sólo para notificaciones personales al interior de su oficio, el receptor
(artículo 390 COT), en cualquier lugar salvo en el oficio del secretario, y excepcionalmente un notario
u oficial del registro civil en aquellos lugares en que no hay receptores.
iii. En la forma que establece la ley  Debe entregarse personalmente copia íntegra de la resolución y
de la solicitud en que recae si es escrita.
Resoluciones que deben notificarse personalmente  Puede utilizarse en cualquier caso, por ser la
más completa que establece la ley. No obstante ello, existen casos en que es obligación utilizarla:
a) En toda gestión judicial, la primera notificación a las partes o a quienes afecten los resultados del
juicio. Sólo respecto del sujeto pasivo. No necesariamente es la demanda, pues en determinados casos
el procedimiento puede iniciarse de otra forma (artículo 40 inciso 2° CPC).
b) Cuando la ley lo ordena para la validez de un acto, como por ejemplo:
i. Cesión de créditos nominativos (artículo 1902 CC).
ii. Notificación de títulos ejecutivos a herederos (artículo 1377 CC), etc.
c) La resolución que dé lugar al cumplimiento de una sentencia en contra de un tercero en el
procedimiento incidental.
d) Determinadas resoluciones en que existe opción para notificar personalmente o por cédula
(ejemplos: sentencias definitivas de primera instancia, primera resolución luego de 6 meses de
inactividad, la que ordene la comparecencia personal de las partes, etc.)
e) Cuando el tribunal lo ordene expresamente (artículo 47)
III.- NOTIFICACIÓN PERSONAL SUBSIDIARIA.
Concepto  Se aplica cuando al intentar la notificación personal propiamente tal, el notificado no es
habido. Siempre se efectúa fuera del recinto del tribunal y sólo puede practicarla el receptor o
eventualmente un Notario o Oficial del Registro Civil si no hay receptor.
Etapas que contempla.
a) Búsquedas  Debe haberse buscado al notificado en dos días distintos, en su habitación o en su
lugar de trabajo.
b) Certificación de búsquedas  El receptor debe estampar en el expediente un certificado de
búsquedas, que indique que la persona se encuentra en el lugar del juicio y que sabe cuál es su
morada o lugar de trabajo.
c) Solicitud de notificación  Devuelto el expediente, el interesado debe solicitar que se ordene la
notificación
d) Resolución que la ordena  Si se encuentran debidamente acreditados los supuestos legales, el
tribunal ordena esta forma de notificación.
e) Notificación  Se cumple entregando las copias a que se refiere el artículo 40 CPC, a cualquier
persona adulta que se encuentre en la morada o lugar de trabajo del notificado. Si es un edificio se le
puede entregar al portero o encargado. Si no hay nadie o ningún adulto, se cumple la diligencia
fijando un aviso en la puerta que dé noticia de la demanda u otra solicitud, con indicación de las
partes, materia, Juez y resoluciones que se notifican. En este caso, en la práctica, se tiran los
documentos por debajo de la puerta.
f) Aviso  El receptor debe enviar carta certificada al notificado dentro de los 2 días siguientes a la
notificación. Si se omite este aviso, no se invalida la notificación, pero el receptor será responsable
tanto civil como disciplinariamente (artículo 46 CPC) Esto implica que el legislador privilegia la
seguridad jurídica por sobre la bilateralidad de la audiencia.
g) Acta y Devolución de Expediente  Practicada la diligencia, el receptor debe levantar un acta con
las menciones del artículo 45 y devolver el expediente dentro de 2 días hábiles.
IV.- NOTIFICACIÓN POR CÉDULA.
Concepto  Consiste en la entrega que hace el ministro de fe en el domicilio del notificado, de copia
íntegra de la resolución y de los datos necesarios para su acertada inteligencia.
Requisitos  Sus requisitos son los siguientes:
a) Comunes a toda actuación judicial  En día y hora hábil, por funcionario competente, dejándose
constancia en el expediente y autorizada por el ministro de fe.
b) Propios de la notificación por cédula 
i. Debe efectuarse en lugar hábil  Sólo el domicilio del notificado, que es aquel que éste ha declarado
en su primera presentación en el expediente. Si dicho domicilio no se designó o se encuentra fuera de
los límites urbanos del lugar en que funciona el tribunal, las resoluciones que deban notificarse de esta
forma, lo serán tan sólo por el Estado Diario (artículo 53 CPC). Esta sanción no sería aplica al litigante
rebelde, pues éste no ha podido cumplir con la exigencia de designar domicilio. Ojo: Si se designó
mandatario judicial, se debe notificar a éste.
ii. Practicarse por funcionario competente  Sólo el receptor.
iii. En la forma que establece la ley  Entregar en el domicilio del notificado, copia íntegra de la
resolución y de los datos para su acertada inteligencia (partes, N° de rol, tribunal y materia).
Resoluciones que deben notificarse por cédula
1) Sentencias definitivas de primera o única instancia (artículo 48).
2) Resoluciones que ordenan la comparecencia personal de las partes (artículo 48).
3) Resolución que recibe la causa a prueba (artículo 48). (En incidentes: por el estado)
4) La primera resolución luego de 6 meses sin haberse dictado alguna (artículo 52).
5) Las notificaciones que se practiquen a terceros (artículo 56)
6) Cuando el tribunal lo ordene expresamente o en los casos que la ley lo establezca.
V.- NOTIFICACIÓN POR EL ESTADO DIARIO.
Concepto  Es aquella consistente en la inclusión de la noticia de haberse dictado una resolución en
un determinado proceso, dentro de un Estado que debe contener las menciones que establece la ley, el
que debe formarse y fijarse diariamente en la secretaría del tribunal. Es la regla general en materia de
notificaciones y es una completa ficción legal, puesto que se entiende practicada la notificación por
incluirse en una lista la noticia de haberse dictado una resolución en un determinado proceso.
Resoluciones que deben notificarse por el estado  Sin perjuicio de ser ésta la regla general en
materia de notificaciones, hay casos en que se establece expresamente esta notificación, por ejemplo, la
notificación que recae sobre la primera presentación respecto del actor o la resolución que recibe la
causa a prueba en los incidentes (artículos 40 y 323, respectivamente).
Sujeto que debe practicarla  Corresponde practicarla al Secretario del tribunal y, excepcionalmente
al oficial primero.
Forma del estado  El estado debe cumplir con todos los requisitos indicados en el artículo 50 CPC:






Se confecciona diariamente,
se encabeza con la fecha del día en que se forma,
se deben mencionar las causa ordenadas por N° de rol, expresado en cifras y letras,
junto al rol se deben indicar los nombres de las partes.
se indica la cantidad de resoluciones dictadas en cada una de ellas, y
debe llevar el sello o firma del secretario.
Tiempo y forma de mantenerse  Se debe mantener por a lo menos 3 días en un lugar accesible al
público, cubiertos de vidrio u otra forma que impida alterarlos. Se encuadernan por orden de fecha y
se archivan mensualmente.
VI.- NOTIFICACIÓN POR AVISOS.
Concepto  Es aquella notificación substitutiva de la personal o de la por cédula, que se utiliza
respecto de personas cuya individualidad o residencia es difícil de determinar o que por su número
dificulten considerablemente la práctica de la diligencia.
Requisitos de procedencia (artículo 54 CPC) 
i.
Que la resolución deba notificarse personalmente o por cédula.
ii.
Que a quien deba notificarse se encuentre en Chile (requisito jurisprudencial)
iii. Que se den alguna de las circunstancias que habilitan para solicitar al tribunal esta forma de
notificación:
-
Personas cuya individualidad o residencia es difícil de determinar.
-
Personas que por su número dificulten considerablemente la práctica de la diligencia.
iv. Que el tribunal aprecie los antecedentes con conocimiento de causa y con audiencia del
ministerio público. El “conocimiento de causa” normalmente se logra luego de remitir oficios a
diversas entidades solicitando información que permita facilitar la gestión, tales como Registro
Civil, Policía Internacional, Correos de Chile, etc.
Forma de Realizarse  Se concreta a través de a lo menos 3 publicaciones en un diario del lugar en
que se sigue el juicio, de un extracto preparado por el secretario del tribunal, del mismo contenido que
corresponde a la notificación personal o por cédula. Si se trata de la primera notificación, es necesario
publicar además en el Diario Oficial del día 1° o 15 del mes. La notificación se entiende perfeccionada
con la última publicación que se efectúe, y a partir de esa fecha comienzan a correr los plazos.
VII. NOTIFICACIÓN TÁCITA.
Concepto  Se verifica en caso de existir notificaciones defectuosas o inclusive en caso de no existir
ninguna notificación respecto de una determinada resolución judicial, cuando la persona a quien
debiera haberse notificado, efectúa en el proceso cualquier gestión, distinta de alegar la nulidad de la
notificación, que supone que ha tomado conocimiento de ella. Se fundamenta en los principios de
economía procesal y de la protección, y puede suplir a cualquier clase de notificación.
Requisitos  Se requiere
a) La existencia de una resolución que no se haya notificado o que se haya notificado
defectuosamente.
b) La parte a quien afecta esa falta o esa nulidad haya realizado en el juicio cualquier gestión que
suponga el conocimiento de la resolución y que no haya reclamado la nulidad o falta de notificación
en forma previa
VIII. NOTIFICACIÓN FICTA O PRESUNTA LEGAL.
Cuando se ha efectuado una notificación nula, y el afectado comparece en el procedimiento a alegar
tal nulidad, la ley establece que una vez fallado el incidente y declarada la nulidad, la resolución
judicial se entenderá notificada desde que se notifique válidamente la sentencia que declara la nulidad
de la notificación.
En caso que la nulidad sea declarada por un tribunal de segunda instancia, conociendo de un Recurso
de Apelación interpuesto en contra la resolución del tribunal de primera instancia que rechazó el
incidente, la notificación se entenderá practicada desde que se notifique el “cúmplase” de la resolución
del tribunal de alzada que dio lugar a la notificación.
Esta notificación opera por el sólo ministerio de la ley y se fundamenta en el principio de economía
procesal, toda vez que antes de la introducción de esta norma (artículo 55 inciso 2°) si se anulaba una
notificación, debía efectuarse nuevamente toda la diligencia.
En materia penal también existe esta clase de notificación, pero presenta dos diferencias respecto de
las características antes analizadas:
a) La notificación se entiende practicada sólo tres días después de notificada por el estado la
resolución que declara la nulidad.
b) No opera respecto del procesado privado de libertad ni respecto del Ministerio Público, los cuales
deberán nuevamente ser notificados personalmente.
IX. NOTIFICACIONES ESPECIALES.
a) Muerte Presunta  Previo a la declaración judicial de la muerte presunta, se deben practicar 3
publicaciones cada dos meses en el Diario Oficial.
b) Cambio de Nombre  Debe publicarse un extracto en el Diario Oficial del día 1° o 15 del mes.
c) Carta Certificada  Es propia de los Juzgados de Letras de Menores, y de los Juzgados de Policía
Local. Es un aviso que se envía por correo y que puede contener ya sea el aviso de que se ha dictado
una resolución (carta certificada simple o aviso, que equivalente al estado diario) o puede contener
además copia íntegra de la resolución (carta certificada transcrita, que equivale a la notificación por
cédula). Tiene además la particularidad de que la notificación se perfecciona sólo transcurridos cierto
número de días desde que es despachada, número que varía según el tribunal de que se trate.
d) Cédula de Espera  Es una citación al ejecutado a la oficina del receptor para que concurra a ella a
que se le practique el requerimiento de pago (artículo 443 N°1 CPC).
e) Procedimiento Arbitral  Las notificaciones serán personales, por cédula o de la manera que de
común acuerdo establezcan las partes (artículo 629 CPC)
X. NUEVO PROCESO PENAL.
El CPP contempla que las partes pueden proponer por sí otras formas de notificación, que el tribunal
podrá aceptar si, en su opinión, resultaren suficientemente eficaces y no causaren indefensión (artículo
31 CPP).
CAPÍTULO XIII. RESOLUCIONES JUDICIALES.
Concepto  Es el acto jurídico procesal que emana de los agentes de la jurisdicción, y mediante el
cual dan curso al procedimiento, resuelven los incidentes que se promueven durante el curso de él o
deciden la causa o asunto sometido a su conocimiento.
Clasificación  Admiten diversas clasificaciones:
a) Según la nacionalidad del tribunal que las dicta: Nacionales y extranjeras.
b) Según la naturaleza del negocio en que se dictan: Contenciosas y no contenciosas.
c) Según la naturaleza del asunto en que se dictan: Civiles y penales.
d) Según la instancia en que son pronunciadas: De primera, segunda o única instancia.
e) Según su relación con la cosa juzgada:
i. Firmes o ejecutoriadas  Aquellas que producen plenamente el efecto de cosa juzgada, conforme a
lo indicado en el artículo 174 CPC:
a)
Si no procede recurso alguno, desde que se notifica a las partes.
b)
Si proceden recursos y éstos se han deducido oportunamente, desde que se notifique el
“cúmplase” una vez que los recursos deducidos se hubieren fallado.
c)
Si proceden recursos y estos no se interponen, desde el certificado del secretario del tribunal,
en el cual se acredite que transcurrieron todos los plazos para interponer recursos sin que
ellos se hayan hecho valer.
ii. Que causan ejecutoria  Son aquellas que pueden cumplirse a pesar de existir recursos pendientes
deducidos en su contra (artículo 231 CPC). Producen este efecto las sentencias de primera instancia,
apeladas en el sólo efecto devolutivo, y las de segunda instancia, estando pendiente un recurso de
casación en su contra.
En el nuevo proceso penal, la regla general es que las sentencias causen ejecutoria dado que la
interposición de un recurso no suspende la ejecución de la decisión, salvo que se impugnare una
sentencia condenatoria o que la ley dispusiere expresamente lo contrario (artículo 355 CPP).
iii. Sentencia de término  Si bien no cabe en esta clasificación, el artículo 98 CPC las define
expresamente como aquellas que ponen fin a la última instancia del juicio. Es decir, son las sentencias
definitivas de única instancia y de segunda instancia.
f) Según su contenido:
i. De condena: Imponen el cumplimiento de una prestación, sea de dar, hacer o no hacer.
ii. Constitutivas: Crean, modifican o extinguen una situación jurídica.
iii. Declarativas: Deciden sobre la existencia o inexistencia de una situación jurídica.
iv. Cautelares: Declaran, por vía sumaria, una medida de seguridad.
g) Según su naturaleza jurídica (artículo 158 CPC)
i. Definitivas  Son aquellas que ponen fin a la instancia, resolviendo la cuestión o asunto que ha
sido objeto del juicio. Son requisitos copulativos (la sentencia de casación no cumple el primero, y la
que declara el abandono no cumple el segundo por lo que no pertenecen a esta clase).
ii. Interlocutorias  Son aquellas que fallan un incidente del juicio, estableciendo derechos
permanentes en favor de las partes (de primer grado) o bien, aquellas que resuelven sobre algún
trámite que debe servir de base en el pronunciamiento de una sentencia definitiva o interlocutoria
(segundo grado). También se clasifican entre aquellas que ponen término al juicio o hacen imposible
su continuación (ejemplo, abandono del procedimiento) y aquellas que no producen este efecto.
iii. Autos  Resuelve un incidente del juicio sin ninguno de los efectos propios de una sentencia
interlocutoria, es decir, sin establecer derechos permanentes a favor de las partes.
iv. Decretos, providencias o proveídos  No resuelven nada, sino que tan sólo tienen por objeto dar
curso progresivo a los autos.
La importancia de este criterio de clasificación, que por lo demás es el único establecido expresamente
en la ley, deriva de los siguientes elementos:
a) Varía la forma de notificación (artículo 48 y 50 CPC)
b) En los tribunales colegiados varía el número de miembros (artículo 168 CPC)
c) Tienen distintas formalidades y requisitos (artículos 169 a 171 CPC)
d) Sólo definitivas e interlocutorias producen cosa juzgada (artículo 175 CPC)
e) Varían los medios de impugnación.
Finalmente, cabe señalar que existen determinadas resoluciones judiciales que no concuerdan con
ninguna de las categorías precedentemente señaladas, tales como el Sobreseimiento Definitivo en
materia penal, la sentencia que falla un Recurso de Casación, la que acoge provisionalmente la
demanda en el Juicio Sumario, etc.
Forma de las Resoluciones Judiciales  Se debe distinguir, y son:
Requisitos comunes a toda resolución (artículos 61 y 169 CPC) 
a)
b)
c)
d)
e)
Requisitos comunes a toda actuación judicial.
Fecha y lugar en que se expide expresado en letras.
Firma del juez o jueces que la dicten.
Autorización del Secretario.
Si se trata de la primera resolución judicial, debe indicar el número de rol (artículo 51 CPC) y
la cuantía.
Requisitos de cada clase de resolución 
a) Decretos  No tiene mayores formalidades, por lo que basta que cumplan con los requisitos
comunes, y que indiquen el trámite que el tribunal ordena.
b) Autos y sentencias interlocutorias  Requisitos comunes.
i.
Deben pronunciarse sobre condena en costas (autos e interlocutorias de primer grado)
ii.
Deben resolver el asunto sometido a su decisión.
iii. Pueden eventualmente, en cuanto la naturaleza del negocio lo permita, contener
fundamentos de hecho y de derecho pero no es indispensable (artículo 171 CPC)
c) Sentencias definitivas de primera o única instancia  Se contienen en el artículo 170 CPC y en el
Auto Acordado sobre la forma de las sentencias.
d) Sentencias confirmatorias de segunda instancia 
i. Si la de primera instancia cumple con todos los requisitos  Basta con cumplir con los requisitos
comunes a toda resolución, más la indicación “se confirma”.
ii. Si la de primera instancia no cumple con todos los requisitos  El artículo 170 inciso 2° CPC
establece que deberá cumplir con todos los requisitos de una sentencia definitiva de primera instancia.
En la práctica, basta con subsanar el defecto. El único defecto no subsanable es la falta de
pronunciamiento respecto de una excepción opuesta en tiempo y forma. En este caso, el tribunal de
alzada deberá o casarla de oficio, u ordenar al tribunal a quo que complete la sentencia, suspendiendo
entre tanto el fallo del recurso (artículo 776 CPC) Excepcionalmente no rige esta norma, cuando las
excepciones no han sido falladas por ser incompatibles con otras aceptadas, o cuando se trate de una
sentencia dictada en juicio sumario, casos en los cuales el tribunal ad quem puede fallarlas.
e) Sentencias modificatorias de segunda instancia  Siempre deberá indicarse la opinión del o los
ministros disidentes (tribunal colegiado), y el nombre del ministro que redactó el fallo. Además es
preciso hacer nuevamente la misma distinción:
i. Si la de primera instancia cumple con todos los requisitos: Se cambian las partes considerativa y
resolutiva en lo pertinente.
ii. Si la de primera instancia no cumple con todos los requisitos: Deberán además subsanarse los
defectos de la de primera instancia.
Sanción a la falta de un requisito de forma  Se distingue de acuerdo a la resolución:
i. Autos o decretos: Recurso de reposición (excepcionalmente apelación).
ii. Sentencias interlocutorias: Recurso de apelación (excepcionalmente reposición).
iii. Sentencias definitivas: Recursos de apelación y Casación en la forma de conformidad a la causal
del artículo 768 N°5 CPC.
El desasimiento del tribunal (artículo 182 CPC)  Es aquel efecto que producen las sentencias
definitivas e interlocutorias, en virtud del cual una vez que han sido notificadas a alguna de las partes,
no podrán ser modificadas o alteradas de ninguna manera por el tribunal que las pronunció. La
excepción se encuentra en el propio artículo 182 CPC y es el denominado Recurso de Aclaración,
Rectificación o Enmienda.
Impugnación de las Resoluciones Judiciales  Por regla general, la impugnación de las resoluciones
judiciales se verifica a través de la interposición de recursos, que son aquellos actos jurídicos
procesales de parte, realizados con la intención de impugnar una determinada resolución judicial. La
impugnación puede perseguir diferentes objetivos:
a) Enmienda  Modificación total o parcial de la resolución.
i.
Recurso de Reposición: Contra autos y decretos y excepcionalmente contra sentencias
interlocutorias.
ii.
Recurso de Apelación: Contra sentencias definitivas e interlocutorias de primera instancia y
excepcionalmente contra autos y decretos que ordenen trámites no establecidos en la ley o
que alteren la substanciación regular del juicio (en subsidio del recurso de reposición)
b) Nulidad 
i.
Recurso de Casación en la Forma: (artículo 766 CPC)
ii.
Recurso de Casación en el Fondo: (artículo 767 CPC)
iii. Recurso de Revisión: (artículo 810 CPC)
c) Otros Según la Naturaleza del Recurso 
i.
Recurso de Amparo: Garantía constitucional de la libertad personal y seguridad individual.
ii.
Recurso de Protección: Resguardo de los derechos y garantías constitucionales afectados
por actos u omisiones, arbitrarios o ilegales que priven perturben o amenacen el libre
ejercicio de tales derechos.
iii. Recurso de Queja: Reparar faltas o abusos graves cometidos en la dictación de una
resolución judicial.
MEDIDAS CAUTELARES
Criterios diferenciadores de las providencias cautelares de otro tipo de providencias:
a) Tienen carácter provisorio en cuanto a sus efectos  Están destinados a durar el tiempo que
media en que la providencia cautelar es dictada y la fecha en que pasa a encontrarse
ejecutoriada la resolución que pone fin al proceso.
b) Su justificación radica en el peligro de daño jurídico producido por el retardo de una
providencia jurisdiccional definitiva, unido al carácter de urgencia en su dictación, en cuanto
sea de prever que si la misma demorase el daño temido se transformaría en definitivo.
c) Es necesario acreditar en el proceso que la pretensión invocada es verosímil.
d) Necesidad de dictar una resolución con carácter de urgencia destinada a impedir como medida
provisoria que el daño temido se produzca o se agrave durante la espera de la dictación de la
sentencia definitiva.
Concepto  Son aquellas resoluciones que se dictan durante el curso de un proceso y que tienen por
objeto otorgar al actor la anticipación provisoria de ciertos efectos de la providencia definitiva, para
prevenir el daño jurídico que podría derivar del retardo en la dictación misma.
Clasificación  Las providencias cautelares pueden clasificarse en:
a) Desde el punto de vista del proceso en el cual se dictan: civiles y penales.
b) En atención al objeto sobre los cuales recaen: personales y reales. Dentro del proceso penal,
podemos distinguir: Las personales tienen por objeto privar o limitar la libertad del imputado
para asegurar el ejercicio de la pretensión punitiva durante el curso del proceso penal hasta la
ejecutoriedad de la sentencia penal. Las reales, tienen por objeto privar, limitar o disponer de
los derechos patrimoniales durante el curso del proceso penal para asegurar la pretensión civil
que puede hacerse valer en el mismo y que puede ser reconocida al momento de dictarse la
sentencia definitiva penal.
c) En cuanto a la finalidad que persiguen en relación a la situación de hecho existente al
momento de ser decretadas, son conservativas (aquellas que buscan conservar el estado de
hecho existente al momento de ser decretada, en espera y con el objeto de que sobre el mismo
pueda la providencia principal ejercer sus efectos) e innovativas (aquellas que no persiguen
conservar el estado de hecho existente al momento en que es decretada, sino tienen por objeto
operar en vía provisoria o anticipada los efectos constitutivos e innovativos de la providencia
principal para eliminar el daño, que podría derivar del retardo con el cual ésta pudiera llegar a
constituir tales efectos).
d) En cuanto a la relación de instrumentalizad que las une con la providencia anticipada, se
clasifican en instructorias anticipadas (aquellas por las cuales en vista de un posible futuro
proceso de cognición, se trata de fijar o conservar ciertas resultancias probatorias, positivas o
negativas, que podrían ser utilizadas después en el proceso en momento oportuno); destinadas
a asegurar el resultado práctico de una futura ejecución forzada (el objeto es impedir la
dispersión de bienes de parte del demandado y sobre las cuales debe recaer); las que deciden
interinamente la relación controvertida (el peligro en la mora es la que las justifica, radicando
en que la indecisión de una relación controvertida durante el proceso y el que ella perdure
hasta la sentencia definitiva podría derivar a una de las partes daños irreparables); y
providencias que establecen la contracautela (consiste en la imposición por el juez de una
caución, la prestación de la cual se ordena al interesado como condición para obtener una
ulterior providencia judicial).
e) En cuanto a la forma en que se encuentran contempladas por el legislador, están las
nominadas y las innominadas.
Caracteres  Ellos son:
a) Son provisorias  Nunca constituyen un fin en sí mismas, sino que están preordenadas a la
dictación de una sentencia definitiva, a cuyo resultado práctico tienden a proteger.
b) No deciden sobre el mérito  Sino que ello queda reservado para la sentencia.
c) Su dictación presupone un cálculo preventivo de probabilidades acerca de cuál podrá ser el
contenido de la futura providencia. Para ello, se requiere la apariencia del derecho y el peligro
en la mora.
I.- MEDIDAS PREJUDICIALES
Concepto  Son actos jurídicos procesales anteriores al juicio, que tienen por objeto preparar la
entrada a éste, asegurar la realización de algunas pruebas que pueden desaparecer y asegurar el
resultado mismo de la pretensión que se hará valer con posterioridad dentro de él.
Clasificación  Se distinguen entre preparatorias o prejudiciales propiamente tales, probatorias y
precautorias.
Reglamentación  Título IV Libro II del CPC (artículos 273 a 289)
Características  Ellas son:
a) Deben ser solicitadas por una de las futuras partes en el proceso, normalmente la demandante.
b) Deben decretarse por el tribunal antes de la existencia del juicio.
c) Deben cumplir con el requisito común de toda prejudicial: Quien la solicite debe expresar la
acción que se propone deducir y someramente sus fundamentos (artículo 287 CPC).
A) MEDIDAS PREJUDICIALES PREPARATORIAS O PROPIAMENTE TALES.
Concepto  Son los actos jurídicos procesales anteriores al juicio, que tienen por objeto preparar la
entrada a éste.
Titular  El futuro demandante (artículo 273). Excepcionalmente el futuro demandado para los
efectos de solicitar la medida prejudicial preparatoria de reconocimiento jurado de firma puesto en
instrumento privado, contemplada en el Nº 5 del artículo 273.
Requisitos  Hay que distinguir:
a) Requisito común  El futuro demandante debe señalar la acción que se propone deducir y
someramente sus fundamentos. El futuro demandado, en los casos en que se encuentra
legitimado para solicitarlas, debe señalar quién es la persona que pretende demandarlo y
someramente los fundamentos de la pretensión que se haría valer en su contra.
b) Requisito especial  Consiste en que el solicitante debe demostrar la necesidad de que se
decreten esas medidas para que pueda entrar en el juicio. El artículo 273, establece que las
medidas contempladas en los primeros cuatro números de él, se otorgarán por el tribunal sólo
cuando a su juicio sean necesarias para que el demandante pueda entrar en el juicio.
Excepcionalmente, tratándose de la medida de reconocimiento jurado de firma puesto en
instrumento privado, no se contempla el requisito específico, bastando sólo la concurrencia del
requisito general.
Análisis particular de las medidas prejudiciales preparatorias  Están contempladas en el artículo
273, y son:
1) Declaración jurada acerca de algún hecho relativo a su capacidad para parecer en juicio o a su
personería o al nombre y domicilio de sus representantes  El objeto es permitir al demandante
indagar acerca de diversos antecedentes que puede desconocer respecto del futuro demandado, cuyo
conocimiento le permitirán emplazarlo válidamente y poder dar correcto cumplimiento en su
demanda a los requisitos que se contemplan en relación a la individualización del demandado, de
acuerdo al Nº 2 del artículo 254.
Esta medida consiste en obtener declaración jurada al futuro demandado acerca de tres aspectos:
a) Su capacidad
b) Personería de quienes pueden comparecer en representación legal o convencional del futuro
demandado.
c) Nombre y domicilio de los representantes del futuro demandado.
El futuro demandante deberá presentar un escrito requiriendo la realización de esta diligencia, en el
cual debe señalar la acción que se propone deducir, y someramente sus fundamentos y justificar las
razones por las cuales es necesaria para entrar al juicio.
Si el escrito reúne los requisitos, el tribunal deberá proveer dictando resolución en la cual citará al
futuro demandado a una audiencia para un día y hora determinado a fin de prestar la declaración
jurada acerca de los hechos solicitados en su escrito por el futuro demandante. Dicha debe notificarse
personalmente al futuro demandado, y por estado diario al solicitante.
El futuro demandado debe comparecer a la audiencia, y responder categóricamente acerca de los
hechos sobre los cuales versa la medida, de lo cual se dejará constancia en acta que debe ser suscrita
por el futuro demandado, el juez y el secretario del Tribunal.
Si no comparece, o compareciendo responde evasivamente o no responde, el futuro demandante
puede solicitar al tribunal que aplique al citado:
a) multas que no excedan de dos sueldos vitales
b) arrestos hasta por dos meses.
Estas medidas las aplicará prudencialmente el tribunal, pudiendo éste repetir la orden y
apercibimiento en caso de que el citado no de cumplimiento a la diligencia decretada hasta que ella se
verifique (artículo 274)
2) La exhibición de la cosa que haya de ser objeto de la acción que se trata de entablar  Es
importante determinar si la especie o CC se encuentra en poder del deudor para los efectos de
determinar el carácter líquido de la obligación. Si la especie o CC se encuentra en poder del deudor,
será líquida per se y podrá deducirse la acción ejecutiva de manera inmediata si consta en el título
ejecutivo, y además es actualmente exigible y no se encuentra prescrita.
En cambio, si no se encuentra en poder del deudor, la obligación no es líquida per se, y será menester
que previamente se realice la GPVE de avaluación por un perito designado por el tribunal para los
efectos de determinar su valor. En este caso, la acción ejecutiva lo que perseguirá será el valor de la
especie o CC.
En estos casos, el futuro demandante deberá presentar escrito solicitando la realización de esta
diligencia, debiendo señalar la acción que se propone deducir y someramente sus fundamentos
(artículo 287) y justificar las razones por las cuales ella es necesaria para entrar al juicio (artículo 273
inciso final). Además puede solicitar que se deje en el proceso una razón de la clase y estado actual de
los objetos examinados, de conformidad a lo establecido en el artículo 283.
El tribunal proveerá si la solicitud cumple con todos los requisitos, dictando resolución, en la cual
citará al futuro demandado a una audiencia para un día y hora determinado, a fin de que proceda a
exhibir la cosa que haya de ser objeto de la acción que se ha de entablar. Se notifica personalmente al
futuro demandado y por estado diario al solicitante.
El futuro demandado deberá comparecer y dar cumplimiento a la exhibición. Para dar cumplimiento
a esta orden de exhibición, debemos distinguir si la cosa se encuentra en poder de éste o de un tercero.
1. Si la cosa se encuentra en poder del futuro demandado  Cumple mostrando el objeto,
o autorizando al interesado para que la reconozca, dándole facilidades para ello.
2. Si la cosa se encuentra en poder de un tercero  De acuerdo al artículo 282 “Si aquel a
quien se intenta demandar expone ser simple tenedor de la cosa de que procede la acción o que es
objeto de ella, podrá también ser obligado:
1° A declarar bajo juramento el nombre y residencia de la persona en cuyo nombre la tiene; y
2° A exhibir el título de su tenencia; y si expresa no tener título escrito, a declarar bajo
juramento que carece de él.
En caso de negativa para practicar cualquiera de las diligencias mencionadas en este artículo, se
le podrá apremiar con multa o arresto en la forma dispuesta por el artículo 274”.
Este tercero también puede cumplir con la exhibición, mostrando el objeto o
autorizando al interesado para que la reconozca, dándole facilidades para ello, así lo
dispone el artículo 275.
Si el futuro demandado, o el tercero, no cumple con la orden de exhibición, el futuro demandante
puede solicitar al tribunal, que se aplique alguna de las siguientes sanciones (que determinará
prudencialmente el tribunal):
1. Multas que no excedan de dos sueldos vitales
2. Arrestos hasta por dos meses
El tribunal, puede repetir la orden y apercibimiento en caso de que no se de cumplimiento a la
diligencia hasta que ella se verifique. Además, el tribunal se encuentra facultado para decretar el
allanamiento del local en el que se halle el objeto cuya exhibición se pide. Iguales apremios pueden
decretarse contra el tercero (artículo 276).
3) Exhibición de sentencias, testamentos, inventarios, tasaciones, títulos de propiedad u otros
instrumentos públicos o privados que por su naturaleza puedan interesar a diversas personas.
4) Exhibición de los libros de contabilidad relativos a negocios en que tenga parte el solicitante, sin
perjuicio de lo dispuesto en los artículos 42 y 43 del Código de Comercio.
El CPC regula conjuntamente estas prejudiciales preparatorias. En estos casos, el futuro demandante
deberá presentar un escrito requiriendo la realización de la diligencia, debiendo señalar la acción que
se propone deducir y someramente sus fundamentos (artículo 287). Además, debe solicitar que se deje
en el proceso una copia de las piezas que se presente o de su parte conducente, de acuerdo al artículo
283.
Cabe tener presente, que la exhibición de documentos sólo puede ser decretada respecto de
documentos que tenga en su poder el futuro demandado y no los terceros, sin perjuicio que luego de
iniciado el juicio se pueda pedir el requerimiento a terceros, conforme al artículo 349.
Una vez presentada la solicitud, el tribunal deberá proveer al escrito si cumple con los requisitos,
dictando resolución que cite al futuro demandado a una audiencia para un día y hora determinado a
fin de que exhibir los documentos. Esta resolución se notifica personalmente al futuro demandado y
por estado diario al solicitante.
En la historia de la ley, se dejó constancia de que es conveniente otorgar al tribunal cierta latitud de
acción y dejar a su arbitrio la facultad de ordenar la diligencia siempre que concurran estas dos
circunstancias:
1. interés legítimo del que se propone demandar
2. apreciación judicial sobre las necesidades de la exhibición. Se trata de documentos de
negocios, y no de documentos personales o secretos. Con la citación, no se vulneran
derechos de propiedad, porque estos documentos tienen la característica de abarcar
intereses colectivos.
Respecto a los libros contables, hay que tener presente lo dispuesto en los artículos 42 y 42 del Código
de Comercio. El artículo 42 señala que “Los tribunales no pueden ordenar de oficio, ni a instancia de parte, la
manifestación y reconocimiento general de los libros, salvo en los casos de sucesión universal, comunidad de
bienes, liquidación de las sociedades legales o convencionales y quiebras”.
Y por su parte el artículo 43 señala que “La exhibición parcial de los libros de alguno de los litigantes podrá
ser ordenada a solicitud de parte o de oficio.
Verificada la exhibición, el reconocimiento y compulsa serán ejecutados en el lugar donde los libros se llevan y a
presencia del dueño o de la persona que él comisione, y se limitarán a los asientos que tengan una relación
necesaria con la cuestión que se agitare, y a la inspección precisa para establecer que los libros han sido llevados
con la regularidad requerida.
Sólo los jueces de comercio son competentes para verificar el reconocimiento de los libros”.
En cuanto al valor probatorio de los libros de comercio, se establece una presunción en el artículo 35
del Código de Comercio, en virtud de la cual, los libros de comercio llevados en conformidad a lo
dispuesto en el artículo 31, hacen fe en las causas mercantiles que los comerciantes agiten entre sí, y
los que adolecen de vicios enunciados en el mismo artículo 31 no tendrán valor en juicio a favor del
comerciante pertenezcan, y las diferencias que le ocurran con otro comerciante por hechos
mercantiles, serán decididas por los libros de éste si estuvieren arreglados a las disposiciones del
Código de Comercio y no se rindiere prueba en contrario.
El futuro demandado debe comparecer a la audiencia y exhibir los instrumentos y libros sobre los que
versa la medida, de lo cual se debe dejar constancia en un acta que deberá ser suscrita por el futuro
demandado, el juez y el secretario.
Si el futuro demandado no comparece o compareciendo no exhibe los instrumentos o libros respecto a
los cuales se pide la exhibición y que se encuentran en su poder, perderá el derecho de hacerlos valer
posteriormente, salvo que la otra parte los haga valer también en apoyo de su defensa, o si se justifica
o aparece de manifiesto que no los pudo exhibir antes, o si refieren a hechos distintos de aquellos que
motivaron la solicitud de exhibición (artículo 277). Además el solicitante puede pedir al tribunal que
se apremio al futuro demandado como en las anteriores medidas prejudiciales preparatorias.
5) El reconocimiento jurado de firma puesto en instrumento privado  Tiene por objeto permitir
tanto al demandante como al demandado indagar acerca de la autenticidad de un documento
privado, permitiendo obtener el reconocimiento de la firma estampada en él por la contraparte.
En este caso, el futuro demandante o demandado, deberá presentar un escrito requiriendo la
realización de esta diligencia como prejudicial preparatoria, señalando la acción que se propone
deducir y someramente sus fundamentos (artículo 287), sin necesidad de justificar las razones por las
cuales es necesaria (artículo 273 inciso final). De acuerdo a lo dispuesto en el artículo 288, esta medida
puede ser solicitada también por el futuro demandado.
El tribunal, si la presentación cumple con los requisitos, deberá proveer dictando resolución en que
citará al futuro demandante o demandado a audiencia para el día y hora determinado a fin de prestar
declaración jurada acerca de la firma puesta en un instrumento privado, bajo apercibimiento de tener
por reconocida la firma si no comparece o da respuestas evasivas, de conformidad a lo dispuesto en
los artículos 278 y 435.
El citado, debe ser notificado personalmente, y debe comparecer a la audiencia y responder
categóricamente ante el tribunal acerca de si la firma estampada en el documento es suya o no, de lo
cual se dejará constancia en acta firmada por él, el juez y el secretario. Si no comparece o comparece y
da respuestas evasivas o no responde, el solicitante puede solicitar que se tenga por reconocida la
firma estampada.
No hay que confundir esta medida prejudicial de reconocimiento de firma con la GPVE de
reconocimiento de firma puesto en instrumento privado, puesto que ambas presentan diferencias
entre sí:
SOLICITANTE
SUJETO PASIVO
REQUISITOS DEL
ESCRITO
OBJETIVO
OBTENCIÓN DEL
RECONOCIMIENTO
FALTA DE
RECONOCIMIENTO O
FIRMA
MEDIDA PREJUDICIAL
Futuro actor o demandado
en juicio declarativo
Futuro demanda o actor en
juicio declarativo
Señalar la acción que se
propone y someramente sus
fundamentos
Preparar la entrada un
juicio declarativo
Se genera medio de prueba
que permite hacerlo valer
en juicio
Se puede demandar en
juicio declarativo posterior,
sin contar con este medio de
prueba
GPVE
Futuro demandante en
Juicio ejecutivo
Futuro demandado en juicio
ejecutivo
No se requiere
Obtener un título ejecutivo
para deducir DE
Se obtiene título ejecutivo
para deducir demanda en
un juicio ejecutivo
Termina la GPVE, sin poder
deducirse
demanda
ejecutiva al no contarse con
un título ejecutivo
B) MEDIDAS PREJUDICIALES PROBATORIAS
Concepto  Actos jurídicos procesales anteriores al juicio, que tienen por objeto obtener la rendición
de los medios de pruebas establecidos por el legislador que pudieren ser presentados con
posterioridad durante el juicio de difícil realización o que recayeren sobre hechos que puedan
fácilmente desaparecer.
Titular  De acuerdo a lo dispuesto en los artículos 281, 284 y 286, el futuro demandante. Además, el
futuro demandado para efectos de solicitar alguna de las que señala el artículo 288.
Requisitos  Se contemplan requisitos generales y específicos.
a) Requisito general o común para el otorgamiento de toda medida prejudicial probatoria  El
futuro demandante debe señalar la acción que se propone deducir y someramente sus fundamentos.
En cuanto al futuro demandado, debe señalar cuál es la persona que lo pretende demandar y
someramente los fundamentos de la pretensión que se haría valer en su contra.
b) Requisito específico para el otorgamiento de la medida prejudicial probatoria  Los artículos
281, 284 y 286, señalan al tratar cada una de ellas el requisito específico.
1) Inspección personal del Tribunal, Informe de peritos nombrados por el Tribunal o
certificado de ministro de fe  De acuerdo al artículo 281 inciso 1º. En primer lugar, llama la
atención que respecto a los peritos, se aplica el principio inquisitivo, ya que es el propio
tribunal el que lo nombra directamente, sin participación de las partes en su designación. Otra
cosa que llama la atención es que el certificado de ministro de fe, se considere medio de
prueba, siendo que no tiene esa calidad en la numeración que hace el artículo 341, más aun
teniendo en cuenta que el legislador a estos certificados les da la fuerza de presunción
simplemente legal, en conformidad al inciso primero del artículo 427.
Los requisitos que deben concurrir para que se decrete cualquiera de estas tres medidas son
que:
1. Exista peligro inminente de un daño o perjuicio, o
2. Que se trate de hechos que puedan fácilmente desaparecer.
En cuanto a la ejecución de estas medidas, el inciso 2º del artículo 281 señala que “se dará
previamente conocimiento a la persona a quien se trata de demandar, si se encuentra en el lugar asiento
del tribunal que lo decreta o donde debe ejecutarse. En los demás casos, se procederá con intervención de
ausentes”.
2) Absolución de posiciones  De acuerdo al artículo 284, esta medida puede solicitarse
perjudicialmente la absolución de posiciones si “hay motivo fundado para temer que una persona se
ausente en breve tiempo del país, podrá exigírsele como medida prejudicial que absuelva posiciones sobre
hechos calificados previamente de conducentes por el tribunal, el que, sin ulterior recurso, señalará día y
hora para la práctica de la diligencia”.
En este caso, el solicitante, sea futuro demandante o futuro demandado, además de consignar
los requisitos comunes a toda prejudicial, debe indicar el fundamento específico que hace
procedente la concesión de ésta. El motivo o peligro para que se decrete consiste en la
existencia de un fundado temor que el futuro absolvente se ausente en breve tiempo del país.
Señala el inciso segundo del artículo 284 que “Si se ausenta dicha persona dentro de los treinta días
subsiguientes al de la notificación sin absolver las posiciones, o sin dejar apoderado con autorización e
instrucciones bastantes para hacerlo durante la secuela del juicio, se le dará por confesa en el curso de
éste, salvo que aparezca suficientemente justificada la ausencia sin haber cumplido lo orden del
tribunal”.
Finalmente, dispone el artículo 285 que “en el caso del inciso 1° del artículo anterior, podrá también
pedirse que aquel cuya ausencia se teme, constituya en el lugar donde va a entablarse el juicio apoderado
que le represente y que responda por las costas y multas en que sea condenado, bajo apercibimiento de
nombrársele un curador de bienes”.
3) Prueba de testigos  Está establecida en el inciso primero del artículo 286, al señalar que “Se
podrá, asimismo, solicitar antes de la demanda el examen de aquellos testigos cuyas declaraciones, por
razón de impedimentos graves, haya fundado temor de que no puedan recibirse oportunamente. Las
declaraciones versarán sobre los puntos que indique el actor, calificados de conducentes por el tribunal”.
Esta medida está concedida también al futuro demandado, y el solicitante además de cumplir
con el requisito común, debe indicar el fundamento específico que hace procedente esta
medida, cual es el motivo o peligro en la demora consista en la existencia de impedimentos
graves en virtud de los cuales haya fundado temor que la prueba testimonial no pueda
recibirse oportunamente con posterioridad en el proceso.
En esta medida, es necesaria además de la lista de testigos acompañar la minuta de puntos
sobre los cuales el testigo debe prestar declaración, puesto que deben ser calificados
previamente como conducentes por el tribunal, así lo dispone el inciso primero del artículo
286.
Cumplidos los requisitos, el tribunal deberá fijar día y hora para que se proceda a rendir la
prueba testimonial, conforme al procedimiento normal que establecen los artículos 356 y
siguientes del CPC.
Es necesario tener en cuenta, que es necesario que se notifique a la futura contraparte, para que
pueda examinar también a los testigos, de conformidad a lo dispuesto en el inciso segundo del
artículo 286, el cual señala “Para practicar esta diligencia, se dará previamente conocimiento a la
persona a quien se trata de demandar, sólo cuando se halle en el lugar donde se expidió la orden o donde
deba tomarse la declaración; y en los demás casos se procederá con intervención del defensor de
ausentes”.
Finalmente, cabe señalar que la prueba de testigos, al igual que la otra prueba que se rinda en el curso
del proceso, se ponderará en la sentencia definitiva que se dicte.
II.- MEDIDAS PRECAUTORIAS
Reglamentación  Se encuentran reglamentadas en el Título V del libro II del CPC (artículos 290 a
302)
Fundamento e importancia  Las precautorias tienen por objeto adoptar diferentes medidas durante
el juicio para los efectos de impedir que el demandado pueda realizar conductas que no permitan al
demandante obtener o alcanzar un resultado práctico en el proceso mediante el cumplimiento de la
sentencia definitiva que le sea favorable. De esta manera, el peligro en la mora, constituye la base de
ellas. Sin embargo, para que se decrete una precautoria, es necesaria además la concurrencia del humo
del buen derecho.
Concepto  Son las providencias pronunciadas por el Tribunal, a petición del sujeto activo en
cualquier estado del proceso, que tienen por finalidad asegurar el resultado de la pretensión hecha
valer, cuando se ha demostrado la apariencia de la existencia del derecho cuya satisfacción se
pretende y existe el peligro de que ella pueda ser burlada antes de la dictación de la sentencia
definitiva.
Elementos de la definición  Son:
1. Son resoluciones que se dictan por el tribunal de primera o única instancia durante el
curso del procedimiento
2. Se deben decretar por el tribunal a requerimiento del sujeto activo. Como sujeto activo
cabe entender tanto al demandante principal como al reconviniente.
3. El objetivo de ellas, es asegurar el resultado de la pretensión hecha valer por parte del
sujeto activo.
4. Se requiere la concurrencia del humo del buen derecho.
5. Y que exista un peligro en la mora.
Características  Ellas son:
a) Son infinitas  No se limitan a las numeradas en el artículo 290, sino que se extienden a todo
acto asegurador o protector de la pretensión deducida y de la sentencia favorable que se
pudiera pronunciar. Esta amplitud cautelar, tiene como fundamento legal implícito, lo
dispuesto en el artículo 298, el que señala que “podrá también el tribunal, cuando lo estime
necesario, y no tratándose de las medidas expresamente autorizadas por ley…”. De acuerdo a ello, es
posible clasificarlas en precautorias contempladas expresamente en el Título V del Libro II,
contempladas en leyes especiales y no contempladas en la ley y que pueden ser creadas por el
sujeto activo.
No obstante lo anterior, se ha sostenido que sin perjuicio del artículo 298, no cabría admitir
como regla general que se otorgarán por nuestros tribunales una tutela anticipada, a menos de
existir una norma expresa que autorice su otorgamiento, atendiendo por tutela anticipada
aquella que tiene por objeto satisfacer el derecho material durante el curso del procedimiento,
y en forma anticipada a la dictación de la sentencia definitiva ejecutoriada que lo reconozca.
En este punto, hay que tener presente que la Constitución en su artículo 19 Nº 3 se asegura a
todas las personas la igual protección de la ley en el ejercicio de sus derechos; por otra parte,
toda sentencia debe estar dictada luego de verificarse un proceso previo, legalmente tramitado,
donde entre otros las partes se encuentren o litiguen en igualdad de condiciones. En
consideración a esto, es que el legislador procesal, ha regulado en el artículo 290 ciertas
medidas precautorias, aplicables a todo juicio ordinario, cuyas normas son de aplicación
general y supletoria, y que tienen el carácter de conservativas, puesto que sólo buscan afectar
determinados bienes para asegurar el resultado de la pretensión hecha valer. De esta forma, al
dictarse sentencia condenatoria contra el demandado, y durante la ejecución de la sentencia no
es necesario embargar otros bienes si durante el curso del proceso se han decretado
precautorias. Además, siempre será necesario en ellas, acreditar el humo del buen derecho y el
peligro en la mora.
De esta forma, nuestra legislación se encarga expresamente de estas precautorias con un
carácter de tutela conservativa y no como cautela anticipada. Además, en forma expresa el
legislador prevé que podrán decretarse otras precautorias no contempladas en la ley, pero
pudiendo exigir el tribunal caución al actor para responder de los perjuicios (artículo 298). Así
se estima que no se estaría autorizando al tribunal a otorgar una tutela anticipada, sino que tan
sólo a disponer con el carácter de precautorias conservativas otras que no estén reguladas en la
ley.
Finalmente en este punto, hay que tener en cuenta que el legislador ha previsto expresamente
casos en los cuales proceden medidas de cautela anticipada, lo que no se justificaría si se diera
al artículo 298 un carácter general. Estos casos de tutela anticipada son:
1. Posibilidad de solicitar que se acceda provisionalmente a la demanda (juicio sumario,
ante la rebeldía del demandado y con motivo plausible, artículo 684).
2. La suspensión de la ejecución respecto de los bienes embargados sobre los cuales un
tercero ha opuesto una tercería de dominio (artículo 523) o de posesión (artículo 522).
3. La suspensión provisional de ejecución de obra nueva en el interdicto posesorio de
obra nueva (artículo 565).
4. Los alimentos provisorios en juicios de alimentos.
5. Determinar provisionalmente la tuición de los menores en los juicios de tuición.
6. Decretar provisionalmente la interdicción del disipador y demente.
Otro aspecto a tener en consideración, es que no existe homogeneidad entre las conservativas y
las anticipadas, por lo que no es posible aplicarles las mismas normas para los efectos de que
ellas sean concedidas.
En tercer lugar, dada la igualdad que debe existir entre las partes en el proceso, es el legislador
quien debe establecer los casos en que corresponde otorgar tutela anticipada.
Y finalmente, y muy relacionado con lo anterior, que un juez otorgue una tutela anticipada
implicaría estar haciendo un juicio sobre la decisión del asunto, y para ello necesariamente
debe encontrarse autorizado por parte del legislador.
b) Son medidas protectoras  Su fin, asegurar el resultado de la pretensión hecha valer por el
demandante, es de la esencia, por lo que el objetivo siempre será impedir que el demandado
eluda el futuro cumplimiento efectivo de la sentencia (artículos 290, 298 y 301).
c) Son instrumentales  Nunca son un fin en sí mismas, sino que están indefectiblemente
preordenadas a la emanación de una ulterior resolución definitiva, cuya fructuosidad aseguran
preventivamente. Nacen para el servicio de la sentencia. Es respecto del derecho sustancial una
tutela mediata, sirve al juez para garantizar el cumplimiento de la justicia.
d) Son de carácter excepcional  Puesto que viene a alterar la situación de igualdad de partes
dentro del proceso. Por ello es que para su concesión se necesitan acreditar el humo del buen
derecho y el peligro en la mora.
e) Deben ser necesarias para prevenir el peligro en la demora del proceso para permitir que se
burle la eficacia de la sentencia que se dicte  El requisito del peligro en la mora se reconoce
con carácter general en el artículo 301 al señalar que ellas “deberán hacerse cesar siempre que
desaparezca el peligro que se ha procurado evitar”.
f) Son esencialmente provisionales  Es decir, tienen duración limitada entre la emanación de
la providencia cautelar y la emanación de otra providencia jurisdiccional definitiva que ha de
resolver el conflicto. Por este carácter provisional, es que la doctrina acerca de la naturaleza
jurídica de la resolución que las decreta. Para algunos es un auto, puesto que no establece
derechos permanentes a favor de las partes, y para otros, incluso la jurisprudencia, se trataría
de una interlocutoria.
g) Son acumulables  Se desprende de lo dispuesto en el artículo 290, el cual expresa que “puede
el demandante en cualquier estado del juicio pedir una o más de las siguientes medidas”. Por su parte,
el artículo 300 expresa que “estas providencias no excluyen las demás que autorizan las leyes”.
h) Son substituibles por una garantía suficiente  Se desprende de lo establecido en el artículo
301 “deberán hacerse cesar siempre que… se otorguen cauciones suficientes”.
i) Pueden tener el carácter de prejudiciales  Caso en el cual se deberá cumplir con los
requisitos que al respecto establece el legislador.
Clasificación de las precautorias  Admiten diversas clasificaciones:
a) Según las normas que la regulan  Tenemos:
Primera categoría  Las enumeradas en el artículo 290 y que corresponden al secuestro, al
nombramiento de interventor, a la retención de bienes determinados y a la prohibición de
celebrar actos y contratos.
Segunda categoría  Se refiere a todas aquellas establecidas en la legislación, sea general
o especial. Son las que en forma implícita regula el artículo 298.
Tercera categoría  Está constituida por todo aquel cúmulo de precautorias que no están
expresamente autorizadas por la ley, y que equivale a todas aquellas que puede crear la
mente humana.
b) En atención al momento en que ellas se solicitan y pueden ser decretadas por el tribunal 
Medidas precautorias propiamente tales y medidas prejudiciales precautorias.
c) En atención a la iniciativa para poder ser decretadas  Depende de la actitud que puede tener el
tribunal al momento de decretarlas, de modo que se distingue entre precautorias decretadas de oficio
y decretadas a petición de parte. La regla general, es que sólo pueden ser decretadas a petición de
parte, a menos que exista una norma especial que faculte al tribunal a proceder de oficio (en el CPC
son siempre a iniciativa de parte).
d) En atención a los requisitos que deben ser cumplidos  Aquellas que pueden decretarse,
acompañando el actor, comprobantes que constituyan a lo menos presunción grave del derecho que
reclama y precautorias que pueden decretarse sin que se acompañen dichos comprobantes. La regla
general, es que se acompañen comprobantes, conforme al artículo 298. Excepcionalmente, pueden
decretarse sin ellos, pero sólo transitoriamente y por un término de diez días, dentro del cual deberán
ser acompañados y pedirse la mantención de la medida decretada conforme al artículo 299.
e) En atención a la necesidad de rendirse caución por el actor para los efectos de ser decretadas 
Se distingue entre las que para ser decretadas no requieren caución (caución innecesaria), aquellas en
las que el tribunal puede pedir caución (caución facultativa) y aquellas en que el tribunal debe pedir
caución (caución obligatoria). La regla general es que no se requiera caución.
Requisitos generales y comunes para decretar medidas precautorias  Son los siguientes:
a) Debe existir una solicitud de la parte activa para que se puedan decretar  Se aplican en esta
materia la base orgánica de pasividad de los tribunales y por el principio dispositivo. Por
“solicitud de parte” debe entenderse cualquier presentación que se formule por la parte que
desee obtener del tribunal que pronuncie una resolución decretando una determinada
precautoria. La parte legitimada para ello, es quien ha hecho valer una pretensión dentro del
proceso, es decir, el demandante y el reconviniente.
b) Debe existir una demanda deducida por el actor dentro del proceso  Es importante en el
caso de que no se trate de una prejudicial. El artículo 290 señala que se puede solicitar una
precautoria “en cualquier instante del juicio, aun cuando no esté contestada la demanda”. En cuanto
al momento hasta el que puede solicitarse la precautoria, puede ser hasta después de citadas
las partes a oír sentencia y antes de la notificación de ésta, puesto que el artículo 433 en su
inciso segundo señala expresamente a las precautorias del artículo 290 como excepción a la
regla de que citadas las partes a oír sentencia no cabe la presentación de escritos o pruebas. En
segunda instancia en tanto, pueden solicitarse ante el juez de la causa, no obstante la causa se
encuentre en el tribunal superior por recurso de apelación en ambos efectos, es más, si aun el
proceso se encuentra en casación, el tribunal de primera instancia puede resolver de la
solicitud de medidas precautorias.
c) El demandado debe poseer bienes, puesto que sobre ellos debe recaer una medida
precautoria de carácter real o patrimonial  Como se trata de un juicio de carácter
patrimonial, la precautoria también deberá tener ese carácter. Además, la precautoria, no
podrá recaer sobre todo el patrimonio del deudor, sino que sólo respecto de bienes precisos y
determinados y que puedan ser objeto de embargo y posterior liquidación. El solicitante
deberá señalar con precisión los bienes sobre los cuales debe recaer la precautoria que solicita.
Si se refiere a muebles, y estos son varios, la especificación debe realizarse en el acta que
confecciona el ministro de fe, previa orden del tribunal, al practicar la medida precautoria.
Finalmente, los bienes deben ser lo estrictamente necesarios para garantizar el resultado de la
pretensión hecha valer, nunca podrán pedirse en exceso.
d) El demandado no debe poseer bienes suficientes para los efectos de responder en el futuro
respecto de la sentencia definitiva que se dicte en su contra al término del proceso  Sólo si
los bienes del demandado son insuficientes o cuando exista la eventualidad de que los
existentes, abundantes en un momento, puedan desaparecer la petición de una medida
precautoria aparece como necesaria y se justifica su otorgamiento. Esta regla general, se
encuentra consagrada en los artículos 291, 295 y 296. Ahora, tratándose de bienes del
demandado que son objeto del juicio, como la reivindicación o restitución de la especie o CC,
la medida precautoria debe concederse siempre, sin importar el análisis de las facultades
económicas del demandado.
e) El solicitante de la medida precautoria debe acompañar comprobantes que constituyan a lo
menos presunción grave del derecho que reclama  El legislador reglamenta el requisito del
humo del buen derecho para impedir que las precautorias se transformen en un arma en
manos del litigante de mala fe. La forma en que lo hace, es exigiendo que el solicitante
acompañe estos comprobantes (artículo 298). Por comprobantes, debemos entender todo
medio probatorio que sirva para acreditar, verificar, confirmar o demostrar algo, sea prueba
documental u otra (es decir, tiene un alcance amplio).
f) El demandante debe rendir previamente caución el los casos en que se pretenda obtener que
se decrete una medida precautoria en que el tribunal así lo haya determinado ya sea porque
la ley lo facultad o lo exija.
Medidas precautorias contempladas en el Título V del Libro II CPC
Enumeración  Son cuatro:
a)
b)
c)
d)
El secuestro de la cosa que es objeto de la demanda
El nombramiento de uno o más interventores
La retención de bienes determinados
La prohibición de celebrar actos y contratos sobre determinados bienes
A) Secuestro de la Cosa que es objeto de la demanda.
Concepto de secuestro  Se define en el CC, a propósito del depósito, señalando en el artículo 2249
inciso 1º que “el secuestro es el depósito de una cosa que se disputan dos o más individuos en manos
de otro, que debe restituirla al que obtenga una decisión favorable”. Por su parte, el artículo 2252
distingue entre el secuestro convencional y el judicial. El primero ocurre por el consentimiento de las
personas que se disputan el objeto, y el segundo se constituye por decreto del juez y no ha menester
de otra prueba. Es decir, en el caso del secuestro judicial, no estamos frente a un contrato, sino a un
acto unilateral proveniente del juez que lo adopta como medida precautoria.
En virtud de lo anterior, el secuestro como precautoria lo podemos definir como “aquella decretada
por el tribunal que consiste en el depósito de una cosa corporal en manos de un tercero quien se obliga
a guardarla para evitar su pérdida o deterioro, y a restituirla a la terminación del litigio a la parte
que determine el juez”.
Procedencia del Secuestro  El artículo 291 señala en los casos en que procede:
1. Caso del artículo 901 del CC, es decir cuando se reivindica una cosa corporal mueble, y
haya motivo de temer que se pierda o deteriore en manos del poseedor. En este caso, el
poseedor estará obligado a consentir en él o a dar seguridad de restitución para el caso
de ser condenado a restituir.
Entonces, los requisitos en este caso son:
 Que se ejerza la acción reivindicatoria
 Que se ejerza sobre una cosa corporal mueble
 Que esta cosa se encuentre en manos del poseedor
 Que exista motivo para creer que la cosa se pierda o deteriore en manos del
poseedor.
2. Cuando se establecen otras acciones con relación a una cosa mueble determinada y
haya motivo de temer que se pierda o deteriore en manos de la persona que, sin ser
poseedora de dicha cosa, la tenga en su poder.
Procedimiento  De acuerdo al artículo 292, se aplican las reglas de designación, derechos y
obligaciones del depositario en juicio ejecutivo por obligaciones de dar. Además, los artículos 290 Nº
1, 291 y 292 del CPC de manera preferente. Luego, las normas civiles del secuestro convencional y
judicial (artículo 2251 a 2257) y finalmente los artículo 2215 a 2235, relativas al depósito.
Efectos del secuestro  Proteger y garantizar la integridad material de la cosa que es objeto de la
demanda, a través de su conservación por parte del secuestre.
B) Nombramiento de uno o más interventores
Concepto  Se encuentra contemplada en el Nº 2 del artículo 290. Si bien no se define legalmente, el
interventor para la doctrina es la persona encargada de llevar cuenta de las entradas y gastos de una
cosa o negocio, dando cuenta de cualquier malversación o abuso que advierta en dicha
administración. Es decir, el interventor no priva a demandado de ninguna de las facultades de
dominio respecto del o los bienes afectos a intervención.
Número y designación de interventores  El número dependerá de la cantidad, ubicación e
importancia de los bienes sobre los cuales debe ejercer sus funciones el interventor. En cuanto a la
forma de designarse, es una función que se encuentra entregada por la ley al tribunal, pudiendo las
partes efectuar solo meras proposiciones al respecto, las que pueden ser acogidas o no por parte de
éste.
Procedencia  De acuerdo al artículo 293, hay lugar al nombramiento de interventor:
1. En el caso del inciso segundo del artículo 902  Si demandado el dominio u otro
derecho real constituido sobre un inmueble, hubiere temor fundado de deterioro sobre
la cosa y los muebles y semovientes anexos a él y comprendidos en la reivindicación, y
las facultades del demandado no ofrecieren suficiente garantía.
De acuerdo a esta norma, los requisitos para que proceda son:
 Que se haya ejercido acción reivindicatoria de dominio u otro derecho real.
 Que la acción se refiera a un inmueble
 Que exista justo temor de deterioro de la cosa, de los muebles y semovientes anexos
a ella, y comprendidos en la reivindicación, o las facultades del demandado no ofrezcan
suficiente garantía.
2. En el caso del que reclama una herencia que ocupa otro, si hay justo motivo de temor
que el citado inciso segundo del artículo 902 expresa  Los requisitos en este caso
son:
 Que se ejerza la acción de petición de herencia de acuerdo a lo previsto al artículo
891 inciso 2º CC
 Que exista justo temor de un deterioro de los bienes comprendidos en la herencia o
las facultades del demandado no ofrecieren suficiente garantía.
3. En el caso del comunero o socio que demanda la cosa en común, o que pide cuentas
al comunero o socio que administra  En este caso, se regulan dos hipótesis:
 La del comunero o socio que demanda la cosa común  Regulan esta situación, el
artículo 2081 Nº 2 respecto de la sociedad, señalando que “no habiéndose conferido la
administración a uno o más de los socios, se entenderá que cada uno de ellos ha
recibido de los otros el poder de administrar con las facultades expresadas en los
artículos precedentes, y sin perjuicio de las reglas que siguen: 2º) Cada socio podrá
servirse para su uso personal de las cosas pertenecientes al haber social, con tal que las
emplee según el destino ordinario, y sin perjuicio de la sociedad y de justo uso de los
otros”; el artículo 2305, respecto a la sociedad señala que “el derecho de cada uno de los
comuneros sobre la cosa común es el mismo que el de los socios en el haber social”.
 La del comunero o socio que pide cuentas al comunero o socio que administra  El
artículo 2080 señala que el socio administrador es obligado a dar cuenta de su gestión
en los períodos designados al efecto por el acto que la ha conferido la administración, y
a falta de esta designación, anualmente.
4. En los casos en que haya justo motivo de temer que se destruya o deteriore la cosa
sobre que versa el juicio, o que los derechos del demandante puedan quedar
burlados  Esta es la causal genérica, y se tratará de una cuestión de hecho que deberá
apreciar el tribunal para los efectos de decretar la precautoria.
5. En los demás casos expresamente señalados por las leyes  En ellos nos encontramos
con:
a) El artículo 444 CPC referente al embargo de empresas y establecimientos de
comercio
b) El artículo 199 de la Ley 18.175 en materia de quiebras, una vez aprobado el
convenio, el deudor debe quedar sujeto a intervención hasta que éste se haya
cumplido, salvo que en él se estipule lo contrario.
c) En materia de minería, el artículo 141 del CM establece de manera genérica que
en las internaciones el minero que las sufre podrá solicitar del juez como
medidas prejudiciales o precautorias, que ordene fijar sellos, suspender
provisionalmente las labores a que se refiere el denuncio o tomar las demás
disposiciones urgentes de seguridad a que haya lugar.
Facultades del interventor  Se contemplan en el artículo 294 CPC, y son:


Llevar cuenta de las entradas y gastos de los bienes sujetos a intervención pudiendo, para el
desempeño de este cargo, imponerse de los libros, papeles y operaciones del demandado.
Debe dar noticia al interesado o al tribunal de toda malversación o abuso que note en la
administración de dichos bienes del demandado que son objeto de intervención.
Efectos de la intervención  No priva al demandado de la tenencia de los bienes, ni de la
administración, ni impide la enajenación de ellos. Sólo es que en la administración queda sometido a
la vigilancia e inspección por parte del interventor.
C) La retención de bienes determinados
Concepto  Tiene más eficacia que el secuestro judicial, puesto que asegura de una manera mucho
más eficaz los eventuales derechos del demandante al configurar el objeto ilícito del artículo 1464 CC.
Es la medida cautelar que tiene por objeto asegurar el cumplimiento efectivo de la sentencia mediante
el incautamiento de bienes muebles determinados del demandado, impidiéndose su enajenación. La
incautación es un apoderamiento eminentemente jurídico, pero puede ser también material en caso
que los muebles pasen a poder del demandante o un tercero. El detentador de los bienes, quien quiera
que sea (demandante, demandado o un tercero) tiene la obligación de guardar o conservar en su
poder el bien sobre el que ha recaído la retención, asumiendo la responsabilidad de depositario.
Cabe tener presente, que esta precautoria siempre recae sobre muebles, y nunca sobre inmuebles, y los
bienes deben determinarse con precisión. Sin embargo, cuando recae sobre valores existe una
excepción, puesto que el tribunal puede ordenar que la retención de los valores se materialice en un
establecimiento de crédito o en otra persona que el tribunal designe (artículo 295 inciso segundo).
Procedencia  De acuerdo a lo dispuesto en el artículo 295, es necesario distinguir entre bienes que
son objeto o no del litigio. De esta manera:
 Si los bienes son objeto del juicio  los requisitos que deben concurrir para que se decrete la
retención son:
i) que la retención se refiera a bienes determinados del demandado
ii) que tales bienes consistan en dinero o cosas muebles determinadas
iii) que el demandante invoque la circunstancia de estar solicitando la retención sobre los
bienes que son materia de juicio.
En este caso, el tribunal sin calificación previa de las facultades del demandado, debe conceder
la medida solicitada, ya que por ser la cosa disputada el objeto de retención se ha constituido
en causa suficiente por mandato del legislador. Es decir, la causa habilitante para pedir esta
precautoria es el hecho que el mueble determinado de propiedad del demandado es el objeto o
materia del juicio.

Si los bienes no son objeto del juicio  Los requisitos son:
i) que la retención se refiere a bienes determinados del demandado
ii) que tales bienes consistan en dinero o cosas muebles determinadas
iii) que se acredite por el actor que las facultades del demandado no son suficiente garantía o
haya motivo racional para creer que procurará ocultar sus bienes.
Procedimiento  Una vez proveída favorablemente la solicitud por el tribunal, debe hacerse efectivo
el procedimiento para darle a ella efectivo cumplimiento.
En primer lugar hay que tener en cuenta que el inciso 1º del artículo 295 hace que el concepto de
incautación, substracción o extracción de bienes sea relativo y más que un concepto material sea uno
jurídico, porque la retención puede hacerse en poder del demandante, del demandado o de un tercero.
Si es dejada en poder del demandado, no existe privación material, sino que sólo jurídica, toda vez
que podrá disponer de las cosas, sin perjuicio de asumir las responsabilidades de depositario,
respondiendo de culpa grave en la mantención y cuidado de la cosa retenida, y si dispone de la cosa
incurre en el delito de depositario alzado.
En caso que el bien mueble retenido consista en dinero que se encuentra depositado en una institución
bancaria, el receptor debe concurrir a dicha entidad y procede a efectuar la retención notificando del
decreto judicial al agente respectivo. El dinero puede quedar en poder del mismo banco o en poder de
quien el tribunal designe (artículo 295 inciso 2º), e incluso puede depositarse en la cuenta corriente del
tribunal. Con todo, la notificación de esta medida al demandado se hará personalmente o por cédula.
Efectos  Genera una situación de indisponibilidad del bien, de manera que su infracción genera
como sanción la nulidad absoluta por objeto ilícito del acto o contrato que se celebre por parte del
demandado. Para efectos de determinar la norma jurídica que genera esa situación de
indisponibilidad, debemos distinguir:


Si la especie retenida es el objeto del juicio  Adolece de objeto ilícito por infracción del Nº 4
del artículo 1464.
Si la especie retenida no es el objeto del juicio  Surge el problema de determinar si se
configura causal de objeto ilícito, y en caso afirmativo, de cuál numeral del artículo 1464. Se
señala doctrinariamente que sería causal de objeto ilícito de acuerdo a lo dispuesto en el Nº 3
del artículo 1464, especialmente relacionado por los artículos 1578 Nº 2 (pago nulo si el juez ha
embargado la deuda o mandado a retener el pago) y artículo 681 (se puede pedir la tradición
de todo aquello que se deba, desde que no haya plazo pendiente para su pago, salvo que
intervenga decreto judicial en contrario).
Paralelo entre la medida precautoria de retención y el derecho legal de retención  Son las
siguientes:
DERECHO LEGAL
PRECAUTORIA
De acuerdo al artículo 547 Es substituible por caución
CPC,
de
la
misma suficiente
preferencia establecida en la
AMBAS SON
prenda o hipoteca, gozarán
SUBSTITUIBLES
las cauciones legales que se
presten en substitución de
la retención.
AMBAS SE LIMITAN A
Artículo 548
Artículo 298
BIENES NECESARIOS
PUEDEN SER
Artículos 299, 300 y 302
Artículos 299, 300 y 302
DECLARADOS
MEDIANTE UN MISMO
PROCEDIMIENTO
Lo otorga la ley sólo casos La determina el tribunal en
determinados y taxativos, beneficio
de
cualquier
debiendo el juez sólo emitir demandante, siempre que
QUIEN LO OTORGA
resolución que declare su concurran los requisitos
existencia para que sea generales y específicos que
eficaz
la hace procedente
Está estructurado en el CPC Es sólo una precautoria, y
como
procedimiento como tal no tiene vida
autónomo en los artículos propia y autónoma que
545
y
siguientes, sin pueda hacerle valer por vía
perjuicio de solicitarse como principal, debiendo ser
FORMA DE
PROCEDIMIENTO
precautoria
decretada siempre dentro
de un procedimiento y para
efectos de caucionar una
pretensión que ha hecho
valer en él
El reconocido por sentencia No confiere respecto a los
ejecutoriada genera que los bienes muebles preferencia
bienes
retenidos
sean o modifica su forma de
EFECTOS
considerados hipotecados o realización por no existir
prendados para efectos de disposición
legal
que
BIENES SOBRE LOS QUE
RECAE
DETERMINACION DE
LOS BIENES
TITULAR DE LA
RETENCIÓN
QUIEN PUEDE
SOLICITARLO
FACULTADES DEL
DEMANDADO
SUBSTITUCIÓN
NATURALEZA DE LA
RESOLUCIÓN
su realización y de la permita
entenderlos
preferencia a favor de los constituidos en prenda.
créditos que garantizan.
Además
no
cabe
considerarlos hipotecados,
toda vez que jamás recae
sobre inmuebles.
Sobre inmuebles o muebles Solo muebles
(artículo 546)
Sólo
recae
sobre
los Sobre cualquiera de los
inmuebles
y
muebles muebles del deudor, sin que
determinados
por
el se encuentren previamente
legislador
que
se establecidos
por
el
encuentran en poder del legislador, sino que son
acreedor.
determinados
por
la
resolución que la concede.
Siempre faculta al acreedor Puede recaer en manos del
para retener él mismo en su demandante, demandado o
poder los bienes que van a un tercero
garantizar su crédito
Las
personas
que Cualquier
demandante,
taxativamente señala el siempre que cumpla con los
legislador y en los casos en requisitos
generales
y
que sea procedente
especiales
No requieren ser analizadas Si recae sobre bienes que no
son objeto del juicio, debe
ponderarse si las facultades
del demandado ofrecen
suficiente garantía
El
que
recae
sobre Pueden ser substituidos por
determinados bienes puede otras cauciones, pero non se
ser substituido por otras genera preferencia alguna.
cauciones, que gozarán de
las mismas preferencias que
gozaba el bien sustituido
(artículo 547)
La que lo reconoce es una Sólo produce efectos desde
sentencia
meramente que es declarada, ya que se
declarativa (artículo 545 trata de una resolución
inciso primero), y esta constitutiva.
declaración produce efectos
tanto hacia atrás como hacia
el futuro
E) Prohibición de celebrar actos o contratos sobre bienes determinados.
Concepto e importancia  Es la que mayor amplitud presenta, ya que se refiere tanto a actos como a
contratos, pero no lo es tanto respecto al objeto sobre el que recae, por cuanto siempre recaerá sobre
bienes determinados, muebles o inmuebles. Jamás abarcará el derecho de garantía general ni hacerse
efectiva sobre la universalidad jurídica
Es aquella medida cautelar decretada por el Tribunal que tiene por objeto impedir que el demandado
celebre válidamente cualquier acto jurídico, sea unilateral o bilateral, gratuito u oneroso, nominado o
innominado, en relación con uno o más bienes muebles o inmuebles determinados de su propiedad.
Procedencia  Debe distinguirse, de acuerdo a lo establecido en el artículo 296, si se solicita respecto
de bienes que son o no objeto del juicio.
 Si los bienes son objeto del juicio  Los requisitos son:
i) que la prohibición se refiera a bienes determinados del deudor
ii) que tales bienes consistan en muebles o inmuebles determinados
iii) que el demandante invoque la circunstancia de estar solicitando esta medida precautoria sobre
los bienes que son materia del juicio.
En este caso, el tribunal sin necesidad de calificar las facultades del demandado, debe conceder la
medida, ya que por ser la cosa disputada en el juicio objeto de la precautoria se ha constituido
causa suficiente por mandato del legislador (primera parte del inciso primero del artículo 296)
 Si los bienes no son objeto del juicio  Los requisitos son:
i) Que la precautoria se refiera a bienes determinados del demandado
ii) que tales bienes sean muebles o inmuebles determinados
iii) que se acredite por el actor que las facultades del demandado son suficientes
Procedimiento  Proveída la solicitud favorablemente por el tribunal, debe hacerse efectivo el
procedimiento para darle eficacia. Éste es señalado en el artículo 297 el cual señala “cuando la
prohibición recaiga sobre bienes raíces se inscribirá en el registro del Conservador respectivo, y sin este requisito
no producirá efecto respecto de terceros.
Cuando verse sobre cosas muebles, sólo producirá efecto respecto de los terceros que tengan conocimiento de ella
al tiempo del contrato; pero el demandado será en todo caso responsable de fraude, si ha procedido a sabiendas”.
Efectos  Genera una situación de indisponibilidad del bien, de modo que su infracción genera como
sanción la nulidad absoluta por objeto ilícito del acto o contrato que se celebre por parte del
demandado.
Para efectos de determinar la norma hay que distinguir:

Si la prohibición recae sobre bienes que son objeto del juicio  Adolece de objeto ilícito de
conformidad al Nº 4 del artículo 1464. Al respecto, el artículo 296 señala que “para los objetos
que son materia del juicio se consideren comprendidos en el Nº 4 del artículo 1464, será
necesario que el tribunal decrete prohibición respecto de ellos.

Si la prohibición recae sobre bienes que no son objeto del juicio  Adolece de objeto ilícito
por el numeral 3 del artículo 1464.
Tramitación de las precautorias
Requisitos del escrito  Los requisitos que debe cumplir el escrito, son los siguientes:
1) Los comunes a todo escrito
2) La individualización precisa del demandado y demandante
3) La individualización de la precautoria que se solicita
4) La individualización de los bienes sobre los cuales la medida precautoria va a recaer, para que
no exista duda acerca de ellos.
5) Los requisitos específicos que la ley exige para cada una de las precautorias
6) Dependiendo de si la precautoria está expresamente contemplada en la ley, los requisitos
variarán:
a) El requisito común a todas ellas  acompañarse comprobantes que constituyan a lo
menos presunción grave del derecho que se reclama. En caso de no contar por el
momento con dichos comprobantes, el solicitante puede ofrecer garantía a fin de
resguardar los perjuicios que pueda ocasionar al demandado. Sin embargo, en este caso
tiene un plazo fatal para acompañarlos, cual es de diez días. Pero como se trata de un
plazo judicial, se podría solicitar antes del término de estos diez días su ampliación o
prórroga y por motivos fundados (artículo 67 CPC)
b) Si las medidas no están expresamente contempladas en la ley  Se pueden presentar
dos situaciones:
 Se acompañan comprobantes de acuerdo al artículo 298  El tribunal puede
otorgarlas siempre y cuando se constituya previamente caución de resultas que
facultativamente el tribunal puede solicitar.
 No se acompañan comprobantes  Surge el problema de determinar si debe
otorgarse doble caución. De acuerdo al artículo 299, no, porque se exigirá una
caución que será calificada con mayor intensidad por el juez.
Tribunal competente  Es el que conoce del juicio en primera o única instancia, aun cuando la causa
se encuentre siendo conocida por el tribunal de alzada, en virtud de recurso de apelación o por la
Corte Suprema en virtud de recurso de casación. ¿Por qué sólo el de primera o única instancia puede
concederla? Porque la resolución que concede una precautoria es apelable de acuerdo al artículo 194
Nº 2 y 4 del CPC.
Tramitación  Presentada la solicitud, el tribunal puede acogerla o rechazarla. El artículo 302 señala
“el incidente a que den lugar las medidas de que trata este Título se tramitará en conformidad a las reglas
generales y por cuerda separada.
Podrán, sin embargo, llevarse a efecto dichas medidas antes de notificarse a la persona contra quien se dictan,
siempre que existan razones graves para ello y el tribunal así lo ordene. Transcurridos cinco días sin que la
notificación se efectúe, quedarán sin valor las diligencias practicadas. El tribunal podrá ampliar este plazo por
motivos fundados.
La notificación a que se refiere este artículo podrá hacerse por cédula, si el tribunal así lo ordena”.
La doctrina y jurisprudencia, han formulado diversas teorías acerca de la forma en que deben ser
interpretados los dos primeros incisos de este artículo, para efectos de determinar la forma en que se
debe tramitar la solicitud:
Primera teoría  De acuerdo al inciso primero, el tribunal no puede pronunciarse de inmediato, sino
que es preciso que previamente les de tramitación de un incidente, en cuerda separada. Así, deberá
ordenar la formación de cuaderno separado y dar traslado al demandado.
El inciso segundo, por su parte, tendría el alcance de constituir excepción a la regla general de que las
resoluciones sólo producen efecto desde que se notifican, por cuanto estaría facultando al tribunal
para disponer, en casos especiales, que la resolución que falla el incidente que origina la precautoria y
la concede, se puede cumplir antes de que ella se notifique al demandado.
Segunda Teoría  Concuerdan con la anterior respecto al alcance del inciso primero, pero discrepan
respecto del segundo, por cuanto señalan que el tribunal a petición expresa del actor y existiendo
razones graves, puede conceder de inmediato en forma provisional la precautoria solicitada, mientras
se tramita el incidente respectivo. Es decir, sustentan la idea de que la medida puede concederse
provisionalmente y se deja promovido el incidente. Así la resolución sería “Traslado y autos, haciéndose
entretanto como se pide bajo la responsabilidad del solicitante”.
Tercera Teoría  Sustentada por la mayoría de la doctrina. El alcance del inciso primero es que el
juez frente a la solicitud debe ordenar la formación de cuaderno separado y pronunciarse de plano,
otorgando o rechazando la solicitud del actor. Así, a la solicitud no se le da tramitación sino que el
Tribunal se pronuncia de plano.
Una vez concedida, y para el evento que el demandado tenga interés de oponerse a ella, puede
formular su oposición, y en tal caso se generaría el incidente, el que se tramita conforme a las reglas
generales en cuaderno separado.
Ahora, el inciso segundo, constituiría una verdadera excepciones al principio de bilateralidad de la
audiencia, por cuanto una de las partes no va a conocer de la resolución sino hasta después de que la
precautoria esté ejecutada. Sin embargo, esta excepción es transitoria, por cuanto la resolución que
concede la precautoria deberá notificarse siempre al afectado, dentro del plazo de cinco días, o aquel
mayor que determine el tribunal, bajo la sanción de quedar sin efecto las precautorias decretadas.
¿Cómo se notifica al demandado la resolución que concede la precautoria? Ello debido a que el
inciso final habla de que el tribunal podrá ordenar la notificación por cédula. Al respecto se han
esgrimido dos teorías:

Por estado diario  Esto debido a que es la regla general en materia de notificaciones
procesales, y puesto que no existe norma expresa que se pronuncie acerca de la forma en que
se debe proceder a notificar al demandado.

Personalmente  Se indica que el inciso segundo señala que “podrán, sin embargo, llevarse a
efecto dichas medidas antes de notificarse a la persona contra quien se dictan…”, entonces, y de
conformidad a lo dispuesto en el artículo 47 inciso primero, para la validez del acto se exigiría
que se notificara personalmente.
Naturaleza jurídica de la resolución que concede una precautoria y recursos en su contra  La
mayoría de la doctrina sostiene que la naturaleza jurídica de la resolución es la de un auto, puesto que
recaería sobre un incidente, sin establecer derechos permanentes a favor de las partes.
Está claro que recae sobre una cuestión accesoria, y el carácter transitorio de la precautoria, conforme
a lo previsto al artículo 301. De este modo, como se trata de un auto, procedería el recurso de
reposición, de acuerdo a la regla del artículo 181. Además, recurso de apelación, pero en forma
subsidiaria a la reposición, porque estaría ordenando un trámite que no está expresamente establecido
en la ley de conformidad a lo establecido en el artículo 188.
El recurso de queja y casación (sea en la forma o en el fondo), no serían procedentes si se trata de un
auto, por cuanto la queja sólo cabe respecto de faltas y abusos cometidos en la dictación de sentencias
definitivas o interlocutorias que pongan término al juicio o hagan imposible su continuación (artículo
545 COT) y el recurso de casación en contra de sentencias definitivas o interlocutorias que pongan
término al juicio o hagan imposible su continuación (artículos 766 y 767 CPC).
Un sector minoritario de la doctrina, pero que ha ido ganando terreno, se inclina en sostener que la
resolución es una interlocutoria de primera clase, puesto que recaería sobre un incidente,
estableciendo derechos permanentes a favor de las partes, por cuanto en su sentido natural y obvio
“permanente” se refiere a algo que se mantiene sin inmutación en el mismo lugar, estado o calidad, y
en el caso de las precautorias, mientras no desaparezcan los motivos que llevaron a ser decretadas,
tienen carácter permanente y no transitorio. Además le resolución produciría cosa juzgada formal, por
cuanto opera dentro del proceso en que se dictó la resolución precluídos que sean los medios de
impugnación en su contra, y es de carácter provisional, por cuanto puede ser dejada sin efecto o
modificada dentro del mismo proceso si con posterioridad a su dictación desaparecen o se alteran los
antecedentes de hecho que justificaron su anterior dictación.
De acuerdo a esta doctrina, y como lógica consecuencia de su postulado, no procedería recurso de
reposición contra la resolución que decreta la precautoria, sino que cabe apelación conforme a las
reglas generales del artículo 187. Y tampoco tendría cabida el recurso de queja y casación, por las
mismas razones dadas respecto a la primera postura.
Alzamiento de las precautorias  El demandado puede a lo largo del proceso solicitar el alzamiento,
una vez “cuestionada” o destruida la posibilidad de acogimiento de la pretensión del demandante que
justificó el otorgamiento de la precautoria y de la presunción grave emanada de los comprobantes
acompañados por el actor, en conformidad a lo dispuesto en el artículo 301. Esta solicitud debe
tramitarse en el cuaderno separado de medidas precautorias y dará lugar a un incidente que no
reviste el carácter de previo y especial pronunciamiento, y ser tramitado de acuerdo con las reglas
generales de los incidentes.
Esta resolución que se pronuncie respecto al alzamiento, tendrá el mismo carácter que se estime
procedente para la resolución que concede la precautoria, y en su contra caben los mismos recursos.
C) MEDIDAS PREJUDICIALES PRECAUTORIAS
Se encuentran tratadas en el Título IV del Libro II, en los artículos 279 y 280, sin embargo se debe dar
aplicación en ellas a las reglas generales de toda prejudicial, y los requisitos generales y específicos de
las precautorias.
La diferencia fundamental con las precautorias, reside en la oportunidad para pedirlas, puesto que de
acuerdo al artículo 279 primera parte “podrán solicitarse como medidas prejudiciales las precautorias
de que trata el Libro V de este Libro…”, es decir, antes del juicio. En cambio, las medidas precautorias,
de acuerdo al artículo 290 pueden pedirse en cualquier estado del juicio.
Concepto  Son las providencias pronunciadas por el tribunal antes de la existencia del juicio, a
petición de quien será el sujeto activo en el proceso, que tienen por finalidad asegurar el resultado de
la pretensión que se hará valer posteriormente en le proceso, cuando se ha demostrado la apariencia
de la existencia del derecho cuya satisfacción se pretende y existe el peligro de que éste pueda ser
burlado, rindiéndose caución por el solicitante para garantizar los perjuicio que pudieren causarse con
su infundado otorgamiento.
Requisitos  Resultan ser precisos, por lo que los jueces deben ser muy cuidados en exigir su estricto
cumplimiento para su otorgamiento. Por ello es necesario tener presente:
a) Que la aplicabilidad de las prejudiciales precautorias es bastante amplia, porque se
aplican a todo procedimiento establecido en el CPC y a cualquiera otro establecido en
leyes especiales que se remitan al referido CPC.
b) Que todas las precautorias pueden ser solicitadas como prejudiciales.
Dentro de las precautorias, entendemos comprendidas:
a) Todas las del artículo 290 CPC.
b) Todas las contempladas en la legislación nacional, general o especial.
c) Todas las no contempladas expresamente en la ley y a las que se refiere el artículo 298.
Ahora, todo otorgamiento de precautoria prejudicial requiere:
a)
b)
c)
d)
e)
f)
Debe existir solicitud del futuro demandante, que cumpla con los requisitos de todo escrito.
Debe cumplir con los requisitos de la ley de Comparecencia en juicio.
Debe cumplirse con los requisitos comunes a toda medida prejudicial
Debe cumplirse con los requisitos comunes a toda medida precautoria.
Debe cumplirse con los requisitos específicos que establece el legislador.
Debe cumplirse con los requisitos específicos que la ley exige para las prejudiciales
precautorias en el artículo 279, a saber “podrán solicitarse como medidas prejudiciales las
precautorias de que trata el Libro V de este Libro… existiendo motivos graves y calificados, y
concurriendo las siguientes circunstancias:
 Que se determine el monto de los bienes sobre los que deben recaer las medidas
precautorias, y
 Que se rinda fianza u otra garantía suficiente, a juicio del tribunal, para responder por
los perjuicios que se originen y multas que se impongan.
Tramitación  Hay que tener presente, que las precautorias prejudiciales son siempre de
competencia de los Tribunales, y no de los árbitros.
Atendido lo dispuesto en el artículo 298 del CPC, de acuerdo a Mosquera, le prejudicial precautoria se
debe conceder o rechazar de plano, sin notificar a la persona en contra de la que se pide, en razón de
las siguientes fundamentos.
1.- La expresión “audiencia” es sinónima de tramitación incidental, pese a que existe una unidad
semántica más no conceptual entre tal expresión y la contenida en el artículo 82, puesto a que como
aún no existe un proceso al cual acceda este incidente, debemos entender “audiencia” como
significado de “notificación o conocimiento de la actuación a la otra parte”
2.- La lectura aislada del artículo, nos permitiría afirmar que la persona contra la que se pide una
prejudicial, cualquiera sea el tipo de que se trate, quedaría desprovista de la posibilidad de oponerse a
su realización, o siquiera de tomar conocimiento de su existencia. Sin embargo, analizando el Título IV
del Libro II, llegamos a la conclusión inversa. Entonces, las explicaciones al artículo 289 serían dos
posibles:
a) Estaría estableciendo una regla general, con bastantes excepciones, de las que escapan
las prejudiciales precautorias, puesto que los artículos 280 y 279 no se refieren a la
“audiencia” del afectado.
b) La regla general sería la intervención de la persona contra la que se pide la medida, y la
excepción la realización de la diligencia sin su notificación o “audiencia”.
En estos casos, es la propia ley la que otorga efectos a la resolución que se pronuncia sobre una
prejudicial precautoria, sin que sea menester notificarla.
3.- Finalmente, debemos considerar que las prejudiciales precautorias no significan necesariamente
que vaya a existir juicio o contraparte, más bien son un procedimiento de emergencia, y el éxito que
ellas puedan tener, queda supeditado precisamente al conocimiento que de ellas pueda tener el futuro
demandado (si sabe, puede hacer algo para entorpecerlas).
De este modo, sólo podría oponerse a la precautoria prejudicial sólo una vez que se le notifique de la
demanda, momento en el cual se deberá solicitar por parte del actor la mantención de las precautorias
prejudiciales. Y es en el momento en que conozca la existencia de la precautoria que podrá oponerse,
dando origen al correspondiente incidente.
Cargas del demandante. Sanción  La provisionalidad que caracteriza a las precautorias, no está
impresa en las prejudiciales precautorias, ya que siempre tendrán el carácter de temporales y no
provisionales (temporal es aquello que no dura para siempre, lo que independientemente de que
sobrevenga otro evento, tiene por sí mismo duración limitada. En cambio provisorio es lo que está
destinado a durar hasta tanto sobrevenga otro evento). Esto es debido a que las prejudiciales
precautorias duran poco tiempo, según lo establece el artículo 280 inciso primero, pasado el cual
fenecen inexorablemente para transformarse en precautorias a secas, tomando sólo entonces el
carácter de provisionales, o para desaparecer de la vida del procedimiento.
Señala el inciso primero del artículo 280 que “aceptada la solicitud a que se refiere el artículo anterior,
deberá el solicitante presentar su demanda en el término de diez días y pedir que se mantengan las medidas
decretadas. Este plazo podrá ampliarse hasta treinta días por motivos fundados”. Al respecto es necesario
comentar lo siguiente:
a) Establece un plazo de diez días para presentar la demanda, el que se cuenta desde la
resolución que otorgó la prejudicial precautoria. Este término puede ampliarse por motivo
fundado hasta completar treinta días, por tanto es un plazo fatal que la ley autoriza a ampliar,
y que se suspende en feriados (porque es un plazo contenido en el CPC).
b) La demanda que se presente, no debe seguir las reglas de distribución de causas, ya que el
asunto se encuentra siendo conocido por el tribunal que se pronunció sobre la prejudicial
(artículo 178 COT).
c) Para dar cumplimiento al inciso 1º del artículo 280, basta con presentar la demanda, sin
necesidad de notificar.
d) En el mismo plazo en que debe presentar la demanda, y en el mismo escrito, debe pedirse
expresamente que se mantenga la prejudicial precautoria en el carácter de simple precautoria.
Esta petición se tramita en cuaderno separado.
Ahora, la sanción está establecida en el inciso 2º del mismo artículo 280, que señala “si no se deduce
demanda oportunamente, o no se pide en ella que continúen en vigor las medidas precautorias decretadas, o al
resolver sobre esta petición el tribunal no mantiene dichas medidas, por este solo hecho quedará responsable el
que las haya solicitado de los perjuicios causados, considerándose doloso su procedimiento”.
Observaciones a esta norma:
a) establece una presunción de derecho: considera doloso el procedimiento de la prejudicial
precautoria por el simple hecho de no demandar en el plazo o no solicitar se mantengas las
medidas decretadas, o si bien el tribunal resuelve no mantenerlas.
b) La Jurisprudencia ha señalado que no es preciso pedir la mantención de una medida
prejudicial precautoria si posteriormente se deduce demanda ejecutiva, ya que puede ser
substituida por el embargo.
c) Para que no sea rechazada la solicitud de mantención de la precautoria, deberá fundamentarse
más extensa y estrictamente en que se pide su conservación.
EL JUICIO ORDINARIO
PROCEDIMIENTO ORDINARIO DE MAYOR CUANTIA
El procedimiento en Chile se caracteriza por ser, por regla general, escrito, ya que todas las
actuaciones del proceso deben constar por escrito, y está sujeto a una doble revisión, puesto que lo
resuelto por el tribunal inferior puede por regla general, ser revisado, modificado o enmendado de
acuerdo a derecho por el superior jerárquico.
Los procedimientos, admiten diversas clasificaciones. Según su tramitación, los podemos dividir en
comunes, generales u ordinarios (que son aquellos que se someten a la tramitación común ordenada
por la ley) y especiales o extraordinarios (que son aquellos que tienen una tramitación determinada de
acuerdo a la naturaleza del asunto).
Características del Juicio Ordinario:
-
El juicio ordinario de mayor cuantía, se reglamenta en el Libro II del CPC.
Por esencia, es escrito, cumpliéndose con las formalidades del caso, de acuerdo a la naturaleza
del trámite, actuación o diligencias de que se trate.
Se aplica a litigios de cuantía superior a 500 UTM. y siempre que la ley no establezca un
procedimiento especial, es decir, es común y general.
Por regla general también es un procedimiento declarativo, aunque también puede ser
constitutivo y de condena.
Normalmente en segunda instancia admite recurso de apelación.
Es de aplicación general y carácter supletorio.
Las reglas del Juicio Ordinario son importantes, porque:
1.Es la forma común de tramitación, en cambio los juicios especiales tienen una tramitación
distinta contemplada por ley; pero de acuerdo al artículo 3º en el caso de silencio de ley respecto a los
juicios especiales, se aplican las reglas del juicio ordinario.
2.-
Se aplica a todos los asuntos o cuestiones que no tengan una tramitación especial en el CPC.
3.La regla del artículo 3º debe aplicarse también en los casos en que por cualquier razón el juicio
especial pierda alguno de sus elementos que lo caracterizan.
1ª ETAPA: MANERA DE INICIAR EL JUICIO: LA DEMANDA.
El juicio ordinario de mayor cuantía puede iniciarse o prepararse por una medida prejudicial o
iniciarse por una demanda.
La Demanda, es el acto inicial de la relación procesal, es la primera petición que resume las
pretensiones del actor. Es la presentación formal que el actor hace al tribunal para que éste se
pronuncie sobre las acciones sometidas a su conocimiento. La demanda es sólo el acto material que da
nacimiento a un proceso, no sólo marca el comienzo cronológico del proceso sino que también
encierra la pretensión procesal. Al respecto hay que distinguir:
 Acción: Es la facultad de recurrir a la jurisdicción, es el poder de provocar la actitud de los órganos
jurisdiccionales del Estado, es decir es un concepto previo al proceso cuya materialización práctica se
verifica con la presentación de la demanda.
 Pretensión procesal: Es la petición fundada que formula el actor solicitando del órgano
jurisdiccional una actuación frente a una determinada persona y constituye el fundamento objetivo
del proceso, la materia sobre la que recae y en torno a la cual gira el complejo de elementos que lo
integran. Ella se plantea dentro de la demanda, la cual permite que se introduzca en el proceso y en
definitiva es un acto y no un derecho.
Con todo, la demanda es la base del juicio y de ella depende el éxito de la acción deducida, teniendo
enorme importancia su preparación para el buen éxito del juicio.
Casos de la demanda obligatoria: El principio general, es que nadie está obligado a demandar, sin
embargo, existen casos en que sí, y en el evento de no demandarse hay sanciones. Estos casos son:
1º Caso del artículo 21 del CPC  El demandado solicita que la demanda se ponga en conocimiento
de determinadas personas a las que también le corresponde el ejercicio de la acción deducida, con el
objeto de que señalen si adhieren o no. Si no adhieren, caduca su derecho; Si nada dicen, les afectará el
resultado del proceso sin necesidad de nueva citación, pudiendo comparecer después respetando lo
obrado; si adhieren, se forma una litis consorcio.
2º El que ha obtenido una medida prejudicial precautoria  Está obligado a deducir demanda dentro
de décimo día. La Sanción es el alzamiento de la medida y responsabilidad por los perjuicios
causados, considerándose doloso su procedimiento (artículo 280 CPC).
3º Jactancia  Cuando una persona dice corresponderle un derecho del que no está gozando, aquel a
quien su jactancia puede afectar, podrá pedir que se le obligue a deducir demanda dentro de décimo
día bajo apercibimiento que si no lo hace, no será oída posteriormente sobre aquel derecho (artículo
269 CPC)
4º Reserva de derechos en el juicio ejecutivo  El deudor está obligado a deducir demanda ordinaria
dentro de 15 días contados desde que se le notifique la sentencia definitiva, bajo sanción de ejecutarse
la sentencia sin previa caución o quedará ipso facto cancelada si se ha otorgado (artículo 474 CPC)
Efectos de la demanda: Se producen por el sólo hecho de interponerse, y son:
1º Se abre la instancia  El juez está obligado a conocer las peticiones del actor e instruir proceso, de
lo contrario, se responsabiliza civil, criminal y disciplinariamente, incurriendo específicamente en el
delito de denegación de justicia.
2º Coloca al juez en la necesidad de conocer de la demanda  Puede de oficio no darle curso si no
contiene las indicaciones ordenadas por el artículo 256 del CPC, puede pronunciarse sobre su
competencia (artículo 10 inciso 2º del COT) y a juzgar oportunamente de la acción deducida en la
sentencia (artículo 170 Nº 6 del CPC)
3º Si procede, el actor prorroga tácitamente la competencia, quedando fijada la competencia del juez
respecto del actor.
4º Fija la extensión del juicio  limita los poderes del juez, quien en la sentencia, sólo puede referirse
a lo expuesto en la demanda.
5º El actor no puede interponer nueva demanda contra el demandado por la que persiga el mismo
objeto, pues con la presentación y notificación de la primera demanda nace el estado de litispendencia.
6º Produce efectos respecto al derecho demandado, como por ejemplo, en los juicios de alimentos,
éstos se deben desde la presentación de la demanda (artículo 331 Código Civil).
Modificación de la demanda: Hay que distinguir tres situaciones:
1º Antes de notificada al demandado  El actor puede retirar sin más trámite la demanda, y ésta se
mirará como no presentada (artículo 148 CPC). Puede, por lo tanto, ser modificada, ampliada o
restringida mediante un nuevo escrito.
2º Una vez notificada y antes de la contestación  De acuerdo al artículo 261 del CPC, el demandante
puede ampliarla o rectificarla como estime conveniente. Estas modificaciones se considerarán como
una nueva demanda para los efectos de la notificación y sólo desde que esta diligencia se practique
correrá el término para contestar la primitiva demanda.
3º Una vez contestada la demanda  El actor puede modificar la demanda, pudiendo sólo desistirse
de ella en las condiciones y forma que establece el título XV del Libro I. Esto se entiende, sin perjuicio
de las facultades que se le confieran al actor para modificar la demanda en el escrito de réplica, con la
limitación del artículo 312 del CPC, esto es, sin alterar las acciones o excepciones que sean objeto
principal del pleito.
Requisitos de toda demanda  Como escrito que es, debe cumplir con los propios o comunes a todo
escrito, y también con los requisitos propios y especiales de toda demanda, que se señalan en el
artículo 254.
-
Requisitos de todo escrito  Están señalados en los artículos 30, 31 y 32 del CPC.
 Debe presentarse en cualquier tipo de papel
 Se encabeza con una “suma” que indique su contenido o el trámite de que se trata (en
este caso “demanda”)
 Junto con el escrito de demanda, deben adjuntarse, tantas copias como partes a quienes
deba notificarse de ella.
 Debe ir patrocinada por un abogado habilitado, y en los casos que proceda, debe
designarse apoderado habilitado para que represente al actor en el juicio.
-
Requisitos especiales  Están tratados en los autos acordados del 19 de diciembre de 1988 y
su modificación del 29 de octubre de 1993. El primero de ellos señala que a partir del 1º de
enero de 1989, todas las demandas y gestiones que se presenten los abogados a la Corte de
Apelaciones de Santiago para su distribución en los juzgados civiles y del trabajo de la
jurisdicción, deberán tener antepuesta a la suma, una “presuma” que señale:






-
Tipo de procedimiento que corresponda. Si se trata del de mínima cuantía del artículo
432 bis del Código del Trabajo, debe indicarse la cuantía de lo disputado, y no rigen los
Nº 4 y 5 siguientes.
Materia del pleito
Nombre completo de los demandantes con indicación de su RUT o CI de cada uno.
Nombre completo del abogado patrocinante con indicación de su RUT.
Nombre completo del o los apoderados, con indicación de sus RUT o CI
Nombre completo del demandado, con indicación de su RUT o CI si fuere conocido.
Requisitos del Artículo 254 del CPC  Éste señala que toda demanda deberá contener:


La designación del Tribunal ante quien se entabla
Nombre, domicilio, profesión u oficio del demandante y de las personas que lo
representan y la naturaleza de dicha representación. Este requisito es sumamente
importante, ya que permite al demandado conocer quien lo demanda y así le permitirá



oponer las excepciones que correspondan, y también para efectos de la cosa juzgada.
En cuanto al domicilio, es importante para la notificación.
Nombre, domicilio y profesión u oficio del demandado. Cuando el juicio se ha iniciado
por una medida prejudicial, no es requisito que se señale nuevamente en la demanda el
domicilio del demandado, pero para evitar dificultades, es preferible hacerlo
nuevamente.
Exposición clara de los hechos y fundamentos de derecho en que se apoya. Ello importa
para efectos de determinar la acción y facilitar al juez la calificación jurídica de la
acción.
En la conclusión, deben enunciarse precisa y claramente las peticiones concretas que se
someten al fallo del tribunal.
En cuanto a los documentos que se acompañan a la demanda, la ley 18.705 modificó el artículo
255 del CPC que exigía que se presentaran los documentos en que se fundaba la demanda. A
contar de esta ley, y de la modificación que introdujo, no es obligatoria la presentación junto a
la demanda, pero si se presentan, el plazo para impugnar estos documentos será el término de
emplazamiento.
¿Cómo se provee a la demanda?
Con una resolución de mero trámite, que tiene por objeto dar curso progresivo a los autos. Esta
providencia debe contener:
1º Lugar y fecha exacta
2º A lo principal: por interpuesta la demanda, traslado o simple traslado. De acuerdo al artículo 257
del CPC, admitida la demanda, se conferirá traslado de ella al demandado para que la conteste. Así el
traslado es la comunicación a una de las partes litigantes, de las pretensiones o escritos de la otra para
que sea oída y exponga lo conveniente a sus intereses.
3º Se proveerán como correspondan los demás otrosíes, por ejemplo, los que se refieran a la
designación de abogado o apoderado se proveerán mediante un “téngase presente”
4º Debe señalarse el número de ingreso que se le asigna a la causa y la cuantía del juicio.
5º Debe llevar la firma del juez y del secretario.
De acuerdo al artículo 256 del CPC, el juez puede de oficio no dar curso a la demanda que no
contenga los requisitos de los números 1, 2 y 3 del artículo 254 del CPC, expresando el vicio de que
adolece. En cambio, los defectos de la demanda que se refieran a los números 4 y 5 del artículo 254, no
puede el tribunal de oficio, no dar curso a la demanda, ya que estos casos sólo puede hacerla el
demandado oponiendo la excepción dilatoria de ineptitud de libelo.
Emplazamiento  Notificación a la cual se le agrega la orden de que el demandado comparezca al
tribunal a causa de que hay una demanda interpuesta en su contra o de que se ha deducido un recurso
legal.
Ahora, no es lo mismo citación y emplazamiento, ni en la doctrina ni en la legislación. En el antiguo
derecho romano, el emplazamiento era la In Ius Vocatio, la citación en cambio era el llamado que hacía
el juez a las partes o testigos durante el término de prueba.
El emplazamiento consta de:


La notificación hecha en la forma legal
El transcurso del término que la ley señala al demandado para que comparezca al
tribunal.
A) Notificación de la demanda  Presentada y proveída la demanda debe notificarse, y si es la
primera gestión, debe notificarse personalmente al demandado, en tanto el demandante se
notificará por el estado diario (artículo 40 del CPC). Esta notificación debe hacerse legalmente,
ello para que se produzca la relación procesal entre las partes y el tribunal, si ello no se cumple
y el juicio sigue tramitándose, todo lo actuado será nulo por falta de emplazamiento.
B) Término de emplazamiento  A él se refieren los artículos 258, 259 y 260 del CPC.

Demandado notificado dentro de la comuna en que funciona el tribunal  De acuerdo
al artículo 258, es de quince días.

Demandado notificado fuera de la comuna en que funciona el tribunal  Se aumentará
en tres días, es decir, son dieciocho días.
Estos plazos son legales, fatales, comunes y discontinuos. Este artículo, atiende al lugar
donde se ha notificado al demandado y no donde tenga su domicilio o residencia.

Demandado notificado fuera del territorio jurisdiccional que sirve de asiento al
tribunal  De acuerdo al artículo 259 del CPC, incluso si se encuentra fuera del
territorio de la República, el término de emplazamiento es de dieciocho días más el
aumento que corresponda de acuerdo a la tabla según el lugar en que se encuentre el
demandado. Esta tabla, se confecciona cada cinco años por la Corte Suprema, tomando
en consideración las distancias y facilidades o dificultades que existan para las
comunicaciones.

Emplazamiento cuando hay varios demandados  De acuerdo al artículo 260 del CPC,
si son varios los demandados, sea que obren conjunta o separadamente, el término para
contestar la demanda correrá para todos a la vez, y se contará hasta que expire el
último término parcial que corresponda a los notificados.
Efectos del emplazamiento  Ellos son:

Transcurrido el término de emplazamiento, queda formada válidamente la relación
procesal, es decir, el vínculo jurídico que une a las partes entre sí y a ellas con el
tribunal, y cuyos efectos principales son el de obligar al tribunal a dictar su
pronunciamiento y a las partes a pasar por lo que él resuelva en definitiva.

Una vez formada la relación jurídico procesal, determina el tribunal que tendrá derecho
y deber exclusivo de pronunciarse sobre la controversia, también las personas para
quienes será obligatorio ese pronunciamiento.

Notificada la demanda, el demandado tiene el deber de comparecer ante el juez,
pudiendo defenderse, no defenderse, allanarse a la demanda o bien reconvenir.
Posturas del demandado.
- Demandado no se defiende  Expirado el término de emplazamiento, se extingue o precluye por
ese solo hecho, la facultad de contestar la demanda, y el tribunal de oficio o a petición de parte, deberá
proveer lo que convenga para la prosecución del juicio, sin necesidad de certificado previo (artículo 64
CPC).
La inactividad del demandado en primera instancia, provoca de pleno derecho, y por el solo
ministerio de la ley, que precluyan todas las facultades que no se ejerciten dentro de los plazos fatales.
En cambio en segunda instancia, no se toma en cuenta al apelado. En primera instancia, el demandado
rebelde conserva el derecho de comparecer en cualquier momento a la instancia, pero aceptando todo
lo obrado con anterioridad a su comparecencia, salvo que formule el incidente de nulidad de todo lo
obrado por vicio de falta de emplazamiento y éste lo acoja, en cuyo caso el proceso comenzaría a
tramitarse nuevamente. En este caso, operará la notificación de la demanda si es acogida la nulidad,
de acuerdo al artículo 55, es decir, mediante notificación ficta.
Precluído el derecho del demandado de contestar la demanda, se produce lo que en doctrina se
conoce como “contestación ficta de la demanda”, lo cual no significa que el demandado acepte la
demanda, por quien calla no otorga, sino que sólo no dice algo, por lo tanto el actor deberá probar los
hechos en que se basa su acción.
- Demandado se defiende  Puede hacerlo oponiendo excepciones dilatorias, antes de contestar la
demanda, y contestándola. En la contestación opone excepciones perentorias, alegaciones o defensas e
incluso puede reconvenir.
Excepciones  En sentido general, es toda defensa que el demandado realiza para paralizar o
extinguir los efectos de la demanda.
Excepciones perentorias  Comprende toda defensa que se opone a las pretensiones del actor, y se
oponen en el escrito de contestación de la demanda, hallándose reglamentadas en los códigos de
fondo.
Excepciones Dilatorias  Son aquellas que tienen por objeto corregir vicios procedimentales sin
alterar el fondo de la acción deducida. Mediante ellas, el demandado se abstiene de contestar la
demanda, no entra a discutir, sino que solicita que previamente se corrijan los vicios de que adolece el
procedimiento, y se regulan en los códigos procedimentales.
Respecto del juicio ordinario, las dilatorias están señaladas en el artículo 303 del CPC, el cual hace una
numeración NO taxativa de acuerdo a los términos usados en el nº 6 del mismo. En general son:
Nº 1 La incompetencia del Tribunal ante quien se haya presentado la demanda  Esta incompetencia
puede ser absoluta o relativa, y mediante esta excepción puede alegarse cualquiera de las dos. Pero
hay que distinguir, porque tratándose de la absoluta, el tribunal de oficio puede declararse
incompetente, así lo señalan los artículos 84 inciso 4º del CPC y el artículo 10 del COT. En cambio,
respecto de la incompetencia relativa, el COT faculta a las partes para prorrogar la competencia del
tribunal incompetente (artículo 181 COT).
Las excepciones opuestas como dilatorias, una vez rechazadas no pueden renovarse por vía de
defensa o servir de base a una nulidad procesal, por impedírselo la excepción de cosa juzgada.
Ahora bien, la falta de jurisdicción es algo totalmente opuesto a la incompetencia del tribunal, ya que
la jurisdicción es la potestad de juzgar, administrar justicia y como lo indica la etimología, es la
facultad de aplicar y declarar el derecho, en cambio la competencia es la facultad que tiene cada juez o
tribunal para conocer de los negocios que la ley ha colocado dentro de la esfera de sus atribuciones
(artículo 108 COT). Es decir, son cuestiones diversas, pero ante un caso concreto es difícil de precisar
cuando se trata de falta de competencia o falta de jurisdicción, siendo el juez el que lo determine en
cada caso particular.
El Nº 1 del artículo 303, no se refiere a la falta de jurisdicción, porque esta excepción de falta de
jurisdicción no puede tener por objeto el de corregir vicios del procedimiento, sino que va al fondo del
asunto mismo, y la falta de jurisdicción es algo que va relacionado estrechamente con la acción
deducida. De esta manera, la excepción perentoria de falta de jurisdicción, se opone como excepción al
contestar la demanda, y tiene por fin el rechazo absoluto y definitivo de la demanda por falta de
acción en el actor para presentarse ante los tribunales ordinarios de justicia. Ella es una excepción
perentoria que debe basarse en el artículo 1º.
Nº 2 La Falta de capacidad del demandante o de personería o representación legal del que comparece a
su nombre  El CPC no contiene normas que regulen esta materia, por lo que debe recurrirse a los
códigos generales. La capacidad del actor y la suficiente representación legal o convencional son
requisitos fundamentales para que pueda producirse una relación procesal válida. Su omisión
provoca que la relación procesal que se produzca con el demandado será nula, y la sentencia que se
dicte, carecerá de eficacia.
La sentencia que niega lugar a esta excepción dilatoria es una interlocutoria y produce cosa juzgada. Si
se opone como dilatoria esta excepción pero basada en la calidad con que obra el actor, esta excepción
debe rechazarse porque no es dilatoria, sino que es una excepción de fondo. Sin embargo, nada obsta
que rechazada como dilatoria, por no ser tal, pueda oponerse posteriormente como perentoria, al
momento de contestarse la demanda.
Nº 3 La Litispendencia  Para que proceda, se requiere que exista otro juicio entre las mismas partes,
persiguiéndose la misma causa y objeto. Entonces, son cuatro los requisitos para que proceda esta
excepción, a saber:

Que exista juicio pendiente entre las partes  No se requiere que se haya trabado la
litis, basta con la notificación de la demanda, que es el requisito fundamental. No basta
una simple petición incidental en otro juicio, sino que se requiere una demanda formal,
por lo tanto no procede dar esta excepción sobre medidas prejudiciales. Tampoco hay
juicio pendiente si el juicio ha sido concluido por sentencia firme aunque esté
pendiente la liquidación de las costas, tampoco cuando ha concluido por conciliación,
desistimiento de la demanda, abandono del procedimiento o transacción.

Identidad legal de las personas  Debe tratarse de una identidad legal o jurídica.

Identidad de objeto  Se alude al beneficio jurídico perseguido en el juicio.

Identidad de causa a pedir  Razones o motivos, hechos o fundamentos que inducen a
reclamar un derecho.
De acuerdo a la jurisprudencia, rechazada esta excepción, queda virtualmente desechada la petición
del demandado para que se haga la declaración de que el demandante debe hacer valer sus derechos
en el juicio en que se funda su excepción.
Nº 4 La ineptitud del libelo por razón de falta de algún requisito legal en el modo de proponer la
demanda  Para servirse de esta dilatoria, la demanda debe ser vaga, ininteligible, falta de precisión
en lo que se pide, susceptible de aplicarse a varias personas, etc. En fin, debe tratarse de algunas de las
menciones del artículo 254 del CPC, o estar éstas mal expuestas.
De acuerdo a la jurisprudencia, para que proceda esta excepción, por falta de designación de la
persona del demandado, se requiere que su identidad falte de modo absoluto o de modo que haga
imposible su determinación con precisión. Aceptada esta excepción, el juez no puede pronunciarse
sobre las excepciones de fondo opuestas, que tienen el carácter de incompatibles con la aceptación de
la primera.
Nº 5 Beneficio de Excusión  El beneficio de excusión, es el derecho del fiador de acuerdo al cual,
puede exigir que antes de proceder contra él se persiga la deuda en los bienes del deudor principal, y
en las hipotecas o prendas prestadas por éste para la seguridad de la misma deuda (artículo 2357
Código Civil)
Otras excepciones dilatorias  De acuerdo al texto del numerando 6º del artículo 303 del CPC, son
todas “aquellas que tengan por objeto corregir los vicios del procedimiento, sin afectar el fondo de la
acción deducida”
Perentorias que pueden oponerse como dilatorias (excepciones mixtas)  Por ejemplo, las de cosa
juzgada y de transacción. Ellas miran a la existencia misma del derecho de acción, y no pretenden
suspender la entrada del juicio, sino que buscan el rechazo de la acción en la sentencia definitiva. De
acuerdo al artículo 304 CPC, se admite que estas dos excepciones puedan oponerse y tramitarse como
dilatorias. Esto es por una razón de economía procesal, porque se prefiere que se opongan antes de
entrar al fondo del asunto in limite litis, para que el juez concrete el examen del proceso a estas
excepciones.
Sin embargo, también de acuerdo al artículo 304 del CPC, “si son de lato conocimiento, se mandará
contestar la demanda, y se reservarán para fallarlas en la sentencia definitiva”. No es obligatorio que
el demandado oponga estas excepciones in limite litis, puede oponerlas en el escrito de contestación,
puestas excepciones son de fondo y es en ese escrito donde deben oponerse.
Dilatorias que pueden oponerse en segunda instancia  De acuerdo al artículo 305 inciso final del
CPC, la de incompetencia del tribunal y la de litis pendencia, pueden interponer se segunda instancia,
en forma de incidentes, de acuerdo a la jurisprudencia deben ser consideradas y falladas por medio de
un simple auto antes de la sentencia definitiva.
Tramitación. Oportunidad de oponer las excepciones dilatorias  Deben oponerse dentro del
término de emplazamiento y antes de la contestación de la demanda (artículo 305 CPC). El inciso 2º
del artículo 305 señala que “pueden oponerse en el progreso del juicio sólo por vía de alegación o de
defensa, y se estará a lo dispuesto en los artículos 85 y 86”.
Forma en que deben oponerse  De acuerdo al artículo 305 del CPC, deben oponerse todas en un
mismo escrito.
Procedimiento  De acuerdo al artículo 307 inciso 1º del CPC, se tramitan en la forma de incidente, y
no se substancian en cuaderno separado, sino en el principal. Una vez opuestas por el demandado, se
confiere traslado por tres días al demandante para que responda, vencido el plazo, haya o no
evacuado el trámite, el tribunal resolverá la cuestión si considera que no es necesaria la prueba. Si
considera necesaria la prueba, debe abrirse un término probatorio de ocho días para que se rinda la
prueba dentro de dicho plazo, y luego se dicta resolución.
Las opuestas conjuntamente, deben fallarse todas a la vez, pero si entre ellas figura de la
incompetencia del tribunal y se acoge, se abstendrá de pronunciarse sobre las demás, sin perjuicio que
el tribunal de alzada, conociendo de la resolución que dio lugar a la incompetencia pueda fallar las
otras sin necesidad de nuevo pronunciamiento del tribunal inferior para el caso de que no de lugar a
la incompetencia (artículo 306 en relación al artículo 208 del CPC).
Si se desechan las excepciones, o se subsanan por el demandante los defectos de que adolecía la
demanda, tendrá el demandado diez días para contestarla, cualquiera que sea el lugar en el que se
haya notificado (artículo 308 del CPC). Entonces, pueden producirse las siguientes situaciones:

Se desechan las dilatorias por ser improcedentes  Es decir, el tribunal falla “no ha
lugar”, porque según su concepto no hay vicios. En este caso el demandado cuenta con
un término de diez días desde la notificación de la resolución, para contestar la
demanda, plazo no ampliable.

Se acogen las excepciones  En este caso, el demandante debe subsanar los defectos de
la demanda y desde que ellos se subsanan, tiene diez días el demandado para contestar
la demanda.

Se acoge una excepción de las que no pueden subsanarse  Como la de incompetencia
del tribunal, en cuyo caso la resolución pone fin al procedimiento.
Apelación de la resolución que falla las dilatorias  Las resolución es apelable, pues se trata de una
sentencia interlocutoria, y la regla general es que estas resoluciones son apelables (artículo 187 del
CPC). Actualmente la apelación sólo deben concederse en el efecto devolutivo.
Excepciones dilatorias y el incidente de nulidad  Las dilatorias pueden hacerse valer dentro del
término de emplazamiento para contestar la demanda. Pero el inciso 2º del artículo 305 remitiéndose a
los artículos 85 y 86 del CPC, acepta expresamente que las excepciones del artículo 303 del CPC
puedan servir de base para plantear incidentes de nulidad de todo lo obrado en el proceso.
Contestación de la demanda  Es importante para el demandado, pues en ella se opone a las
pretensiones del demandante, y junto a la demanda, forman la cuestión controvertida. Ambas
enmarcan el poder del juez, quien al decidir debe contemplar todas las acciones y excepciones hechas
valer, en caso contrario el fallo será nulo por falta de decisión del asunto controvertido, mediante el
recurso de casación en la forma. De acuerdo a la Jurisprudencia:

El asunto controvertido objeto del fallo, es el que resulta de las acciones y excepciones
opuestas en el escrito de demanda y contestación. Los escritos posteriores sólo amplían,
adicionan o modifican aquellas.

Si no se ha contestado la demanda, y las excepciones y defensas se hacen valer en la
dúplica, el pleito se limita a la justificación de la demanda.

El juez no está obligado a fallar las excepciones opuestas en la dúplica, porque la
controversia queda fijada con la demanda y su contestación.

Las sentencias definitivas deben pronunciarse sobre las acciones y excepciones
deducidas.
Con la contestación, también se fijan los hechos sobre los cuales las partes deberán rendir la prueba
(artículo 318 del CPC).
La Contestación se define como el escrito en el cual se oponen las excepciones y defensas que el
demandado puede ejercitar contra el actor. Las excepciones que opondrá son las perentorias, que no
están enumeradas en el CPC, y que son tantas como imagine el mismo demandado, generalmente
serán los modos de extinguir las obligaciones, sin embargo pueden ser otras también.
De acuerdo a la jurisprudencia, la excepción opuesta por el demandado por falta de acción en el
demandante para concurrir a los tribunales, es perentoria y no dilatoria, porque conduce al rechazo
absoluto y completo de la demanda.
Forma y contenido de contestación. Requisitos  Debe reunir con los requisitos generales de todo
escrito y con los especiales del artículo 309 del CPC. Además como generalmente será la primera
presentación del demandado en el juicio, deberá cumplir con los artículos 1º y 2º de la Ley 18.120., es
decir, deberá ir patrocinada por abogado habilitado para el ejercicio de la profesión y también
conferirse poder a persona hábil para comparecer en juicio.
 Requisitos del artículo 309 del CPC Ello son:
a) Designación del Tribunal ante el cual se presenta.
b) Nombre, domicilio y profesión u oficio del demandado. La importancia de este
requisito es para los efectos de las notificaciones y la cosa juzgada. Respecto de las
notificaciones, de acuerdo al artículo 49 del CPC, todo litigante debe, en su primera
gestión judicial, designar un domicilio conocido dentro de los límites urbanos del lugar
donde funcione el tribunal. La sanción, de acuerdo al artículo 53 del CPC, es que todas
las resoluciones que deben notificarse por cédula, se harán por el estado diario.
c) Las excepciones que se oponen a la demanda y la exposición clara de los hechos y
fundamentos en que ellas se apoyan.
d) La enunciación clara y precisa, consignada en la conclusión, de las peticiones que se
sometan al fallo del tribunal.
Contenido de la Contestación  Se refiere a las alegaciones o defensas y a las excepciones que puede
oponer el demandado a la acción del actor, y también la reconvención.
Diferencias entre excepciones y alegaciones o defensas.
DEFENSA
EXCEPCIÓN
1.- Es la total negación del derecho 1.- Reconoce su existencia, y sólo pretende
reclamado por el actor.
alegar que ha caducado por un hecho
independiente
de
su
existencia
y
constitución.
2.- Ataca al derecho mismo.
2.- Ataca a la falta de acción.
3.- Se funda en los requisitos de derecho 3.- Se funda en una situación de hecho que
que alega el actor.
el juez desconoce.
4.- Niega el derecho.
4.- Niega sólo su vida.
5.- Si el demandado invoca una defensa, 5.- En cambio, si invoca una excepción, el
nada debe probar.
peso de la prueba recae sobre él.
Perentorias que pueden oponerse en cualquier estado del juicio (excepciones anómalas)  Lo
normal es que las perentorias se opongan en la contestación de la demanda, sin embargo, el artículo
310 del CPC permite que las excepciones de prescripción, cosa juzgada, transacción y pago efectivo,
pueden oponerse en cualquier estado del juicio, siempre que se aleguen por escrito antes de la citación
para oír sentencia o en primera instancia o de la vista de la causa en segunda.
Tramitación  De acuerdo al inciso segundo y tercero del artículo 310 del CPC, hay que distinguir:

Si se oponen en primera instancia después de recibirse la causa a prueba  se tramitan
como incidentes, pero su resolución debe reservarse para definitiva.

Si se oponen en primera instancia antes de recibirse la causa a prueba  Se tramitan
de igual forma que todas las excepciones, aun cuando no se hayan opuesto en la
contestación (en el cuaderno principal).

En segunda instancia  se siguen igual procedimiento que en primera instancia si se
oponen después de recibirse la causa a prueba, pero la Corte de Apelaciones se
pronunciará sobre los excepciones deducidas en única instancia.
El Tribunal tiene la facultad para recibir o no a prueba los incidentes que den lugar la presentación de
tales excepciones, la omisión de este trámite no puede casarse en la forma fundado en el artículo 795
Nº 2 y 800 Nº 5 del CPC. En caso que el tribunal considere necesaria la prueba, concederá un término
especial que se regirá por el artículo 90 del CPC, limitándose a quince días el plazo total que establece
el inciso tercero y sin perjuicio de lo establecido en el artículo 431 del CPC.
En virtud de la modificación al inciso final del artículo 310 por la ley 18.075, el demandado no está
obligado a acompañar a la contestación los documentos en que se funda.
Contestación ficta de la demanda  Si el demandado no contesta dentro del término de
emplazamiento, precluirá su derecho por el sólo ministerio de la ley al vencer el plazo. El tribunal de
oficio o a petición de parte procederá a decretar la preclusión de ese derecho, y conferirá traslado al
actor para replicar sin necesidad de certificado previo. Esta preclusión produce el efecto de dar por
evacuado el trámite de la contestación.
Ello no significa que el demandado se allana, sino que sólo el demandado no dice algo. El juicio debe
continuar, y sólo se dará lugar a la demanda si el actor justifica, tanto en el hecho como en el derecho
sus pretensiones. En Chile, no existe un procedimiento especial de contumacia o rebeldía, sino que el
juicio sigue con todos sus trámites normales, con la diferencia de que aquellos en que deba intervenir
el rebelde se deberán declarar extinguidos en cada oportunidad, proveyéndose en cada ocasión por el
tribunal de oficio o a petición de parte, lo que corresponda para dar curso progresivo al
procedimiento.
En primera instancia, la rebeldía sólo tiene por alcance el tener por extinguido el derecho a realizar el
trámite de que se trata, en este caso, la contestación de la demanda, pero el demandado conserva el
derecho a comparecer en cualquier momento al juicio, debiendo aceptar todo lo obrado con
anterioridad a su comparecencia, a menos que ha estado impedido a comparecer por fuerza mayor.
En segunda instancia, la rebeldía del apelado tiene un alcance mayor, pues no se le toma en cuanta, y
sólo puede comparecer mediante abogado habilitado o procurador del número, no personalmente.
La preclusión del derecho a contestar la demanda, produce lo que en doctrina se denomina
“contestación ficta de la demanda”.
Aceptación de la demanda  El allanamiento es el acto por el cual el demandado admite la
legitimidad de las pretensiones del actor. De acuerdo al artículo 313 del CPC, si el demandado acepta
llanamente la demanda, el tribunal mandará a citar a las partes para oír sentencia definitiva una vez
evacuado el traslado para la réplica.
El allanamiento, puede ser expreso o tácito. Expreso, es cuando el demandado reconoce
categóricamente los hechos y derechos invocados en la demanda, y es tácito cuando sin contestar la
demanda se deposita la cosa o ejecuta el acto de que se reclama.
Para allanarse no se requiere capacidad especial, sólo la necesaria para actuar en juicio, y tratándose
de apoderado, se necesita poder especial para aceptar la demanda deducida. En cuanto al objeto del
allanamiento, sólo puede referirse a derechos privados renunciables, no puede referirse a otra clase de
derechos.
Demandado no contradice los hechos  El demandado puede reconocer los hechos y desconocer el
derecho, es decir reconoce los hechos pero le atribuye una significación jurídica distinta. Esta situación
también la contempla el articulo 313 del CPC, señalando que el tribunal mandará a citar a las partes
para oír sentencia definitiva, una vez evacuado el traslado de la réplica.
Tramitación  En el allanamiento y en el reconocimiento de los hechos, contestada la demanda, se le
da traslado al demandante para que replique, una vez evacuado este trámite y la dúplica, el tribunal
debe citar inmediatamente a las partes para oír sentencia definitiva, omitiéndose los trámites de
prueba.
Reconvención  Es una contrademanda del demandado contra el demandante al contestar la
demanda. De acuerdo a la doctrina, es la demanda del demandado dirigida contra el actor dentro del
mismo procedimiento. Con ella se satisface el principio de economía procesal.
Condiciones para que proceda la reconvención  Son dos:
1º
Que la acción que se deduce en la reconvención corresponda a la competencia del juez que
interviene en la demanda principal.
2º
Que la reconvención pueda substanciarse por los mismos trámites de la demanda principal a
fin de que ambas se ventilen en el mismo proceso. Esta condición no está expresamente consagrada en
la ley.
Requisitos de forma de la reconvención  Ellos son:
1º La reconvención deberá hacerse en el escrito de contestación, y se considerará como demandada la
parte contra quien se deduzca la reconvención.
2º La reconvención, debe además cumplir con los requisitos especiales de toda demanda, y puede ser
ampliada o rectificada en los términos del artículo 261 del CLC. También por ley Nº 18.882, el
demandado no está obligado a acompañar los documentos fundantes de la reconvención.
3º La reconvención puede formularse en lo principal del escrito de contestación o por un otrosí, no
existen fórmulas sacramentales.
¿Quién puede reconvenir?  Todo demandado que tenga capacidad para estar en juicio, no la puede
formular el mandatario con poder simple para litigar, si no que se requiere poder especial. El actor
una vez contestada la reconvención, no puede reconvenir a su vez, porque la facultad de reconvenir la
concede la ley sólo al demandado, ni tampoco puede el demandado reconvenir a su codemandado, ya
que sólo se dirige contra el actor.
Tramitación y fallo  La reconvención se tramita de la misma manera que la demanda. Contra ella,
pueden oponerse las dilatorias del artículo 303, dentro de un término de 6 días y todas ellas en un
mismo escrito (artículo 317 CPC), si no se oponen en ese plazo, pueden hacerse valer posteriormente
sólo por vía de alegación o defensa, y se estará a los artículos 85 y 86 del CPC. Acogida una dilatoria,
el demandante reconvencional, deberá subsanar los defectos de que adolezca la reconvención, dentro
de los 10 días siguientes a la fecha de la notificación que acogió la excepción. Si así no se hiciere, se
tendrá por no presentada la reconvención para todos los efectos por el sólo ministerio de la ley.
Por último, el artículo 316 del CPC señala que “la reconvención se substanciará y fallará
conjuntamente con la demanda principal, sin perjuicio de lo establecido en el artículo 172. De la
réplica de la reconvención se dará traslado al demandante por 6 días. No se concederá, sin embargo en
la reconvención, el aumento extraordinario de término para rendir prueba fuera de la República
cuando no deba concederse en la cuestión principal”.
Réplica  De acuerdo al artículo 311 del CPC “a la contestación pura y simple, o bien acompañada de
reconvención, se provee traslado al actor por 6 días, y de la réplica al demandado también por 6 días”.
Es decir, el actor tiene 6 días para replicar, y si no ha habido reconvención, para hacerle observaciones.
Transcurridos este término, precluye por el sólo ministerio de la ley este derecho, y el tribunal de
oficio o a petición de parte declarará extinguido ese derecho y conferirá traslado al demandado para
duplicar sin necesidad de certificado previo.
En la réplica, el actor puede ampliar, modificar o adicionar las acciones que haya formulado en la
demanda, pero sin alterar las que sean objeto principal del pleito (artículo 312 CPC). La resolución que
da traslado para duplicar se notifica por estado diario.
Dúplica  El demandado tiene 6 días para duplicar y hacer valer en el mismo escrito la réplica de la
reconvención, formulando sus observaciones a la contestación de la reconvención que el demandante
haya hecho. El demandado en la dúplica, podrá ampliar, adicionar o modificar las excepciones que
haya formulado en la contestación, pero sin dejar de alterar las que sean objeto principal del pleito
(artículo 312 CPC).
De acuerdo a la Jurisprudencia, en la dúplica se puede adicionar y ampliar las excepciones y defensas
hechas valer en la contestación, pero no pueden oponerse excepciones que tiendan a enervar o
destruir la acción deducida, porque ellas pueden formularse antes de la contestación o en la
contestación, salvo las de prescripción, cosa juzgada, transacción y pago efectivo de la deuda, que
pueden oponerse en cualquier momento.
Término del período de discusión  Llamado a conciliación obligatorio o necesario. La ley 19.334,
DO 07-10-1994, introdujo a continuación del periodo de discusión y antes de recibir la causa a prueba,
el trámite obligatorio o necesario de llamado a las partes a conciliación. Actualmente, este trámite es
necesario u obligatorio en casi todos los procedimientos civiles.
De acuerdo al articulo 262 “En todo juicio civil, en que legalmente sea admisible la transacción, con excepción
de los juicios o procedimientos especiales de que tratan los Títulos I, II, III, V y XVI del Libro III, una vez
agotados los trámites de discusión y siempre que no se trate de los casos mencionados en el artículo 313, el juez
llamará a las partes a conciliación y les propondrá personalmente bases de arreglo.
Para tales efectos, las citará a una audiencia para un día no anterior al quinto ni posterior al decimoquinto
contado desde la fecha de notificación de la resolución. Con todo, en los procedimientos que contemplan una
audiencia para recibir la contestación de la demanda, se efectuará también en ella la diligencia de conciliación,
evacuado que sea dicho trámite.
El precedente llamado a conciliación no obsta a que el juez pueda, en cualquier estado de la causa, efectuar la
misma convocatoria, una vez evacuado el trámite de contestación de la demanda”
Requisitos para que proceda la conciliación  Ellos son:
a) Que se trate de un juicio civil  Salvo las excepciones que contempla el CPC (Título I,
II (juicios ejecutivos por obligaciones de dar, hacer y no hacer), III (Efectos del derecho
legal de retención), V (Citación por evicción) y XVI (juicio de hacienda) del Libro III).
También se contempla en los juicios laborales (artículo 442 del Código del Trabajo) y en
el antiguo procedimiento por crimen o simple delito de acción penal privada por
injurias o calumnias (artículo 574 CPP).
b) Que en el juicio civil, sea legalmente admisible la transacción  En general, son
susceptibles de transacción, todos los derechos o relaciones jurídicas sobre las cuales las
partes tienen plena libertad de disposición, por consiguiente no cabe transigir respecto
a derechos indisponibles, señalando el Código en los artículo 2449 a 2455, los casos en
que no es admisible la transacción.
c) Que no se trate de los casos en que no deba recibirse la causa a prueba en el
procedimiento  De acuerdo al artículo 313 son:
i Si el demandado acepta llanamente las peticiones del demandante,
ii Si el demandado no contradice en materia sustancial y pertinente los hechos sobre
los cuales versa el juicio,
iii Si las partes piden que se falle el pleito sin más trámite.
Ahora bien, la resolución que cita a las partes a audiencia de conciliación se notifica por cédula, pues
se ordena la concurrencia personal de las partes. A esta audiencia, las partes pueden concurrir
personalmente o por medio de sus apoderados, sin perjuicio de que el juez pueda exigir, junto a la
asistencia de los apoderados, la comparecencia personal de las partes. En el caso de los juicios con
pluralidad de partes, la audiencia se llevará a efecto aunque no asistan todas, operando la conciliación
entre aquellas que la acuerden y continuará el juicio con las que no hubieren concurrido o no hubieren
aceptado la conciliación (artículo 264).
El juez, en la audiencia de conciliación actuará como “amigable componedor” y tratará de obtener un
avenimiento total o parcial en el litigio (artículo 263), debiendo a las partes proponer las bases del
arreglo (artículo 261) y las opiniones que emita no lo inhabilitarán para seguir conociendo de la causa
(artículo 263).
Si las partes lo solicitaren, la audiencia se suspenderá hasta por media hora para deliberar. Si el
tribunal lo estima necesario, postergará la audiencia para dentro de tercero día, salvo que las partes
acuerden un plazo mayor, y se dejará constancia de ello. A la nueva audiencia las partes concurrirán
sin nueva notificación (artículo 265).
De la conciliación, total o parcial, se levantará acta, que consignará sólo las especificaciones del
arreglo, la que suscribirán el juez, las partes que lo deseen y el secretario del tribunal, y se estimará
como sentencia ejecutoria para todos los efectos legales.
Si se rechaza la conciliación o no se efectúa el comparendo, el secretario certificará este hecho de
inmediato, y entregará los autos al juez para que éste, examinándolos por sí mismo, proceda a dar
cumplimiento a lo dispuesto en el artículo 318 (artículo 268), es decir “si estima que hay o puede haber
controversia sobre algún hecho substancial y pertinente en el juicio, recibirá la causa a prueba y fijará en la
misma resolución los hechos substanciales controvertidos sobre los cuales deberá recaer”. Sin embargo, el
fracaso del llamado del juez a conciliación necesaria, no obsta a que él en cualquier estado de la causa
efectúe una nueva convocatoria (artículo 262).
El llamado a conciliación en los casos en que sea obligatorio de acuerdo a la ley, constituye un trámite
o diligencia esencial en la primera o única instancia de los juicios de mayor o menor cuantía y en los
juicios especiales, cuya omisión genera la nulidad, de acuerdo a lo previsto en el artículo 768 Nº 9 y
795 Nº 2.
2ª ETAPA: PERÍODO DE PRUEBA.
La prueba se trata en el Código Civil (parte sustantiva, da reglas de fondo) y en el CPC (parte adjetiva,
parte formal o procesal de ella, a la manera cómo ha de rendirse. Sin embargo, también contiene reglas
sustanciales que complementan en cierto modo a las del Código Civil).
De acuerdo al artículo 318, evacuado el escrito de dúplica o extinguida esa facultad por no haberse
ejercido dentro del plazo fatal por el demandado; o si habido reconvención, evacuada la dúplica de
ella o extinguida esa facultad por no haberse ejercido dentro del plazo por el demandante, y luego del
llamado a conciliación obligatorio o necesario en los casos en que ese trámite es procedente, el tribunal
procede a examinar personalmente el proceso para establecer si existen o no hechos sustanciales,
pertinentes o controvertidos (hechos relacionados con el pleito, con la litis).
Si el tribunal considera que no los hay, cita para sentencia luego de evacuado el trámite de la dúplica y
sin llamar a las partes a conciliación. Si el juez estima que hay hechos sustanciales, pertinentes y
controvertidos, dicta una resolución ordenando recibir la causa a prueba y fijando en la misma los
hechos sustanciales, pertinentes y controvertidos sobre los cuales debe recaer la prueba, luego de
haberse verificado el llamado a conciliación necesario u obligatorio. La prueba debe sujetarse a esos
hechos sustanciales y controvertidos en el juicio y que sean directamente pertinentes y necesarios al
fallo que debe pronunciarse.
Si el juicio se ha seguido en rebeldía del demandado, el juez deberá recibir la causa a prueba, pues el
actor deberá probar sus pretensiones, incluso alguna jurisprudencia estima que la rebeldía importa
una presunción de que el rebelde no acepta los hechos enunciados.
Es costumbre que en la resolución que se recibe la causa a prueba se indiquen además, los días en que
se va a recibir la prueba testimonial. Si ello no se indica, debe pedirse que se señale el día y hora para
tal efecto.
La resolución que recibe la causa a prueba, tiene la naturaleza jurídica de sentencia interlocutoria de
segunda clase, y debe contener como requisitos o menciones especiales las siguientes:
i
La orden de recibir la causa a prueba, que da lugar a la realización de un trámite
esencial dentro del procedimiento, cuya omisión genera la nulidad conforme a lo
prescrito en los artículos 768 Nº 9 y 795 Nº 2 y 3.
ii La fijación de los hechos sustanciales, pertinentes y controvertidos sobre los cuales
ella deberá recaer (artículo 318 inciso 1º)
Prueba pertinente, es aquella que versa sobre proposiciones y hechos que son verdaderamente objeto
de la prueba. No es pertinente aquella que no versa sobre este tipo de proposiciones, tampoco lo es la
que recae sobre un hecho no articulado en la demanda o replica del actor, o en la contestación o
dúplica del demandado, tampoco la que recae sobre hechos que han sido aceptados por el adversario.
Finalmente, cabe señalar que la resolución que recibe la causa a prueba, se notifica por cédula de
acuerdo a lo dispuesto en el artículo 48.
Recursos contra la interlocutoria de prueba  El juez al dictar la resolución puede errar, como por
ejemplo, fijando como hechos controvertidos los que en realidad no lo son u omitir otros que debía
señalar. De acuerdo a lo dispuesto en el artículo 319, las partes pueden pedir reposición a la
resolución. Este recurso es muy especial porque:
a) Al tratarse de una interlocutoria, ella no podría impugnarse mediante la reposición, pues ésta
sólo procede respecto de autos y decretos, pero la ley expresamente señala lo contrario.
b) La ley ha restringido en este caso el plazo para pedir la reposición; la regla general de la
reposición es que se interponga dentro del quinto día de notificada la resolución contra la que
se recurre, si no se hacen valer nuevos antecedentes (artículo 181), sin embargo, en el caso de la
interlocutoria que recibe la causa a prueba, se debe reponer dentro de tercero día únicamente.
Contenido de la reposición  En la reposición de la interlocutoria de prueba, puede pedirse:
a) Que se modifiquen los hechos sustanciales, pertinentes y controvertidos fijados por el tribunal
b) Que se eliminen algunos hechos
c) Que se agreguen otros hechos
El tribunal, puede resolver sobre esta reposición de plano o tramitarla como un incidente.
Respecto del recurso de apelación contra la interlocutoria de prueba, él procede sólo en subsidio de
la reposición para el caso en que se haya negado lo que se pedía mediante ella. Esta apelación se
concede sólo en el efecto devolutivo (artículo 319), y como es subsidiaria, no se requiere
fundamentarla ni formular peticiones concretas, siempre que el recurso de reposición cumpla con
ambas exigencias (artículo 189).
En virtud del recurso de apelación puede ocurrir que:
a) Que el Tribunal superior confirme la resolución apelada. En este caso no hay problema.
b) Que el Tribunal superior modifique o agregue hechos sustanciales, pertinentes y
controvertidos. En este caso está el problema, porque seguramente el término probatorio ha
puede haber vencido, lo cual es sumamente importante especial para efectos de la testimonial,
pues respecto a ella el término probatorio tiene el carácter de fatal. En este caso, lo que procede
será fijar un término especial de prueba que abrirá el tribunal, y de duración prudencial, que
de ningún modo puede exceder los 8 días (artículo 339 inciso 4º).
Si las partes no impugnan el auto de prueba mediante los recursos antes señalados, debe tenerse por
aceptado y consentido por ellas con los errores y omisiones que pueda contener.
La ley no dispone que la circunstancia de que el auto de prueba sea incompleto signifique la falta del
trámite esencial de recibir la causa a prueba; el artículo 319 concede recursos para ampliar o restringir
los puntos de prueba determinados por el tribunal, lo que demuestra que el auto de prueba existe o se
mantiene con posibles o ninguna modificación.
Apelación de la resolución que niega lugar a la recepción de la causa a prueba  De acuerdo a lo
dispuesto en el artículo 326 inciso 1º, “Es apelable la resolución en que explícita o implícitamente se niegue el
trámite de recepción de la causa a prueba, salvo el caso del inciso 2° del artículo 313”. Esta excepción es
cuando las partes de común acuerdo solicitan al tribunal que falle el pleito sin más trámite, caso en el
que el juez debe citar a las partes a oír sentencia. Al no existir regla especial, se aplica la regla general
del artículo 194 Nº 2 debiendo la apelación concederse en el sólo efecto devolutivo.
Apelación de la resolución que acoge la reposición de la interlocutoria de prueba  De acuerdo al
artículo 326 inciso 1º, la interlocutoria que recibe la causa a prueba es sólo apelable en el efecto
devolutivo.
Ampliación de la prueba  La interlocutoria de prueba puede ampliarse a hechos nuevos
sustanciales ocurridos durante el probatorio y que tengan relación con lo controvertido. También se
podrá ampliar a hechos verificados y no alegados antes de recibirse la causa a prueba con tal que el
que los aduce jure que sólo entonces han llegado a su conocimiento (artículo 321).
La ampliación a estos nuevos hechos a que se refiere el artículo 321, se refiere sólo a aquellos que
concurran en primera instancia dentro del término probatorio y a hechos verificados y no alegados
antes de recibirse la causa a prueba.
La contraparte, al responder el traslado de la solicitud de ampliación, también podrá alegar hechos
nuevos, pero siempre que reúnan las condiciones señaladas y que tengan relación con los que en esa
solicitud se mencionan (artículo 322 inciso 2º).
En cuanto a la tramitación, se rige por las reglas de los incidentes, en cuaderno separado, sin que esa
solicitud suspenda el término probatorio. Todos estos incidentes deberán promoverse a la vez, en caso
que la otra parte los tramite después, deberán ser rechazados de oficio por el tribunal, salvo que se
trate de hechos esenciales para el fallo del juicio (artículo 322 inciso 3º en relación con el artículo 84
inciso 2º y 86). Es decir, la parte debe pedir la ampliación de la prueba inmediatamente que tenga
conocimiento de los hechos nuevos y sobre todos los puntos que existan simultáneamente. La
resolución que da lugar a la ampliación es inapelable (artículo 326 inciso 2º).
En los casos de los artículos 321 y 322, el tribunal de estimar procedente la ampliación de prueba, debe
conceder un término especial de prueba que se regirá por las normas del artículo 90, limitándose a 15
días el plazo total que establece en su inciso 3º y sin perjuicio de lo dispuesto en el artículo 431
(artículo 327).
Requisitos para que se practique una diligencia probatoria  Ellos son:
a) Decreto previo del tribunal de la causa, notificando a las partes (artículo 324)
b) La resolución que dispone la práctica de una diligencia probatoria, es inapelable (artículo 326
inciso 2º)
Obligación de la parte que quiere rendir prueba testimonial  Dentro de los cinco días siguientes a
la resolución que recibe la causa a prueba, deberá presentar una minuta de los puntos sobre que
piense rendir prueba testimonial, enumerados y especificados con claridad y precisión, y una nómina
de testigos de que piensa valerse debidamente individualizados. Si se ha interpuesto recurso de
reposición, este plazo de cinco días comienza a correr desde que se notifique por el estado diario a las
partes la resolución recaída sobre el último recurso (artículo 320).
Este plazo de cinco días, es fatal en lo que se refiere a la lista de testigos, pues si no se presenta, la
parte pierde el derecho a rendir prueba testimonial (artículo 372 inciso 2º). De acuerdo a la
Jurisprudencia, si no se presenta la minuta de puntos de prueba, no hay sanción alguna, porque en
este caso, los testigos serán interrogados al tenor de los hechos controvertidos fijados por el tribunal.
Sin embargo, la Corte de Apelaciones de Concepción ha fallado en sentido diverso señalando que si
no se ha presentado la minuta de puntos de prueba o de interrogatorio, las declaraciones de los
testigos que se presenten carecerán del valor que la ley les asigna a la de testigos legalmente
examinados, sin perjuicio de que si ya se han emitido tengan el valor de fundamento de presunciones
judiciales, como cualquier hecho del proceso.
Esta postura de la Corte de Concepción, se ajusta más al tenor del artículo 320 ya que él está redactado
de modo imperativo, y lo lógico es que cualquiera de las dos obligaciones impuestas por la ley a la
parte que quiera rendir la testimonial acarree la misma sanción, o sea no puede rendir la prueba de
esta especie, de acuerdo a lo prescrito por el artículo 372.
La minuta de puntos de prueba consiste en la enumeración de las preguntas concretas y precisas que
se dirigen a los testigos por la parte que los presenta, y ella tiene por objeto detallar y concretar los
hechos fijados por el tribunal como sustanciales, pertinentes y controvertidos. La lista o nómina de
testigos debe expresar el nombre y apellidos, domicilio y profesión u oficio de todos y cada uno de los
testigos.
Término Probatorio  Es simplemente el espacio de tiempo que la ley señala a las partes para rendir
prueba en el juicio, y particularmente para rendir la testimonial. Él es fatal para ofrecer y rendir la
testimonial, la cual sólo puede practicarse dentro de él (artículo 340).
En cambio, los instrumentos pueden presentarse en cualquier estado del juicio en primera instancia y
hasta el vencimiento del término probatorio (artículo 348).
Los demás medios de prueba sólo deberán solicitarse en primera instancia dentro del término
probatorio si no se hubieren pedido con anterioridad a su iniciación (artículo 327 inciso 1º). Al
respecto de la absolución de posiciones o confesión provocada, el artículo 385 establece que esta
diligencia se podrá solicitar en cualquier estado del juicio y sin suspender por ella el procedimiento
hasta el vencimiento del término probatorio en primera instancia y hasta antes de la vista de la causa
en segunda. El artículo 412 señala que el reconocimiento pericial podrá decretarse de oficio en
cualquier estado del juicio, pero las partes sólo podrán solicitarlo dentro del término probatorio.
Características del término probatorio  Ellas son:
a) Es un término legal  Lo establece la ley, durando veinte días; sin embargo también puede ser
judicial, pues el juez en ciertos casos puede señalar un término especial de prueba, e incluso
también puede ser convencional, pues el artículo 328 faculta a las partes para que de común
acuerdo restrinjan el probatorio.
b) Es un término común  De acuerdo al artículo 327, todo término probatorio es común para las
partes, comenzando a correr desde la última notificación de la resolución que recibe la causa a
prueba si no se hubiese deducido reposición, o desde la última notificación de la resolución
que se pronuncia acerca de la última reposición si ella se hubiese deducido por las partes.
c) Es un término fatal  Para ofrecer y rendir la prueba testimonial, para acompañar
documentos y para solicitar la realización de las otras diligencias probatorias.
Clasificación del Término Probatorio  Es susceptible de clasificarse en:
a) Ordinario  Es la regla general, y está establecido en el artículo 328 inciso 1º. Dura 20 días,
salvo que las partes acuerden reducirlo (inciso 2º). En él puede rendirse toda clase de prueba,
tanto dentro como fuera del territorio de la República.
b) Extraordinario  Que a su vez puede ser:
b.1) Para rendir prueba fuera del territorio jurisdiccional del tribunal en que se sigue el juicio,
pero dentro del territorio nacional, y
b.2) Para rendir prueba fuera del territorio de la República.
c) Especial  Que está establecido en el artículo 339 y siguientes.
Término Probatorio Extraordinario  Se divide en dos, pues la manera cómo debe concederse y la
caución que deben rendirse es diferente según se trata de uno y otro. En ambos hay dos elementos:
a) El término ordinario de prueba  Es decir, los 20 días, y
b) El aumento que corresponde de acuerdo a la tabla de emplazamiento  Que varía de acuerdo
a la distancia a que se encuentra el lugar en donde debe rendirse la prueba, con relación al
lugar en que está ubicado el Tribunal ante el que se sigue el juicio.
Juicios en los que procede el término probatorio extraordinario  Son los siguientes:
a) Juicio ordinario de mayor cuantía
b) Juicio ordinario de menor cuantía, no pudiendo el término total superar a 20 días (artículo 698
Nº 4).
c) Juicio Sumario, donde no podrá exceder de 30 días (artículo 90 y 682).
d) Juicio de Hacienda, siempre que ellos se tramiten de acuerdo a las reglas de los juicios en que
procede el aumento extraordinario (artículo 748).
e) Juicios sobre cuentas (artículo 693)
f) Juicios sobre alimentos
g) Juicios sobre pago de ciertos honorarios (artículo 697)
h) Juicios seguidos ante árbitros de derecho, cuando estén conociendo de cuestiones que puedan
o deban ser objeto de arbitraje y que se tramiten de acuerdo a las reglas de juicio en que
procede el aumento extraordinario (artículo 223 inciso 2º COT y artículo 628).
i) Juicio Ejecutivo, pero el aumento no podrá exceder de veinte días en total y siempre que lo
pida el ejecutante (artículo 468).
En todos los demás casos es improcedente.
De acuerdo a lo dispuesto en el artículo 332, debe pedirse antes de vencido el término ordinario,
determinando el lugar en que dicha prueba debe rendirse. Entonces, se cuentan primeramente los 20
días y se agregan los que correspondan de acuerdo a la tabla de emplazamiento, sin interrupción entre
ambos. La prueba en el término extraordinario, sólo puede rendirse en las localidades para las cuales
se ha concedido (artículo 335).
Diferencias entre los dos tipos de términos extraordinarios
Dentro del territorio de la República
Fuera del Territorio de la República
1.- Lo concede sólo el juez, por el solo
hecho de pedirlo, salvo que haya justo
motivo para creer que se pide
maliciosamente con el objeto de demorar el
curso del juicio (artículo 330)
2.- Se concede con citación. La parte
contraria puede oponerse dentro del
término de citación. Si no se opone, se rinde
la prueba en el término extraordinario
concedido por el tribunal (artículo 336
inciso 1º)
3.- Al solicitarse, no se exige acompañar
caución
para
indemnizar
posibles
perjuicios a la contraparte.
1.- Es necesario acompañar al tribunal
antecedentes que hagan verosímil la
existencia de medios probatorios en el
extranjero o la existencia de testigos que
puedan
deponer
sobre
el
asunto
controvertido. En estos casos, de acuerdo al
artículo 331, se concederá cuando
concurran las siguientes circunstancias:
a) Que al tenor de la demanda, contestación
u otra pieza del expediente, aparezca que
los hechos a que se refieren las diligencias
probatorias solicitadas, han acaecido en el
país en que deban practicarse dichas
diligencias, o que allí existen los medios
probatorios que se pretende obtener.
b) Que se determine la clase y condición de
los instrumentos de que el solicitante
piensa valerse y el lugar en que se
encuentran.
c) Que tratándose de prueba testimonial, se
exprese el nombre y residencia o se
justifique algún antecedente que haga
presumible la conveniencia de obtener sus
declaraciones.
2.- Se concede con audiencia (artículo 336
inciso 1º); se genera un incidente, debiendo
dar traslado de la solicitud a la contraparte.
En este caso, se requiere que el tribunal
dicte una resolución fallando el incidente
para que se origine el término
extraordinario, haya existido o no
oposición de la contraparte.
3.- El tribunal exigirá para dar curso a la
solicitud, que se deposite en arcas fiscales
una cantidad que no baje de medio sueldo
vital ni suba de 2, como caución (artículo
338 inciso 1º)
Incidencias a que puede dar lugar la solicitud de aumento extraordinario  Cuando se solicita para
dentro del territorio de la República, se concede con citación. La contraparte si se opone dentro de la
citación, se produce el correspondiente incidente, el que debe tramitarse separadamente, sin que por
ello se suspenda el término probatorio (artículo 336 inciso 2º), pero no se contarán en el aumento
extraordinario los días transcurridos mientras dure el incidente sobre concesión del mismo (inciso 3º).
Cuando se solicita para fuera del territorio de la República, se producirá siempre un incidente,
produciéndose lo ya señalado de los incisos 2º y 3º del artículo 336.
¿Desde cuando corre el Término extraordinario si la parte que ha perdido el incidente apela de la
resolución que lo concede y la apelación es rechazada? De acuerdo a la Jurisprudencia, apelada la
resolución que concede un término extraordinario, éste comienza a correr desde que se notifica el
“cúmplase” a la resolución confirmatoria de ella. Actualmente ello no es así, pues la resolución que
falla un incidente es apelable en el sólo efecto devolutivo (artículo 194 inciso 2º), por lo que el término
probatorio comienza a correr desde que se notifica a las partes la resolución que falla el incidente
acerca de la solicitud del mismo.
De acuerdo al inciso 2º del artículo 338, la parte que ha obtenido un aumento extraordinario para
rendir prueba fuera del territorio de la República perderá la cantidad consignada que mandará aplicar
al Fisco, si resulta establecido en el proceso alguna de las circunstancias siguientes:
a) Que no ha hecho diligencia alguna para rendir la prueba pedida,
b) Que los testigos señalados en el artículo 331 no tenían conocimiento de los hechos, ni se han
hallado en situación de conocerlos.
c) Que los testigos o los documentos no han existido nunca en el país en que se ha pedido que se
practiquen las diligencias probatorias.
Además, el artículo 337 contempla otra sanción aplicable a ambos términos extraordinarios. Si la parte
no rinde la prueba o rinde una impertinente, será obligada a pagar a la otra los gastos en que haya
incurrido para presenciar las diligencias pedidas, sea personalmente o mediante mandatarios. Esta
condena, se impondrá en la sentencia definitiva y podrá el Tribunal exonerar de ella a la parte que
acredite no haberla rendido por motivos justificados.
Término Probatorio Especial  Puede ocurrir que se produzcan accidentes o eventos que impidan
rendir la prueba, la ley da al juez la facultad de conceder a la parte afectada un término especial de
prueba cuya duración es fijada prudencialmente dentro de un cierto límite, pero siempre que la parte
interesa reclame oportunamente del entorpecimiento. El incidente que da lugar al término especial se
tramita en cuaderno separado (artículo 339 inciso 1º).
Obligación de la parte afectada por el entorpecimiento  Si durante el término probatorio ocurre
algún entorpecimiento que imposibilite la recepción de la prueba, sea absolutamente, sea respecto de
algún lugar determinado, podrá otorgarse por el tribunal un nuevo término especial por el número de
días que haya durado el entorpecimiento y para rendir prueba sólo en el lugar a que dicho
entorpecimiento se refiera (artículo 339 inciso 2º).
Para usar este derecho, debe reclamarse el obstáculo que impide la prueba en el momento de
presentarse o dentro de los tres días siguientes (artículo 339 inciso 3º).
El término probatorio especial, es supletorio, dura lo que dure el entorpecimiento, si este
entorpecimiento no puede atribuirse a culpa del que lo pide, y si tal entorpecimiento se reclama
oportunamente debe concederse el término probatorio especial.
Caso de impedimento del artículo 339 inciso final  Puede ocurrir que el tribunal de primera
instancia rechace la reposición, pero que el superior acoja la apelación subsidiaria y orden que se
agreguen otros hechos sustanciales, pertinentes y controvertidos.
Como la apelación se concede en el sólo efecto devolutivo, puede ocurrir que haya transcurrido
término probatorio ordinario. La ley prevé esta situación y dispone que el juez deberá conceder un
término especial por el número de días que fije prudencialmente, pero que no puede exceder de 8.
En este término especial, no se requiere que la parte reclame el entorpecimiento.
Finalmente, respecto a la prueba ya producida, y que no esté afectada por la resolución del tribunal de
alzada, tiene pleno valor.
Caso de impedimento del artículo 340 inciso 2º  Dice relación con la prueba testimonial, que debe
rendirse dentro del término probatorio, para cuyos efectos es plazo fatal.
Puede ocurrir que el examen de testigos se inicie en tiempo hábil, pero que él no haya podido
concluirse por causas ajenas a la voluntad de la parte afectada. En este caso, procede solicitar un
término especial a objeto de examinar a los testigos que no alcanzaron a serlo en el término ordinario.
El plazo especial deber ser breve y su duración queda entregada al criterio del tribunal, quien lo debe
fijar por una sola vez. La petición debe hacerse durante el probatorio o dentro de los tres días
siguientes a su vencimiento.
Caso de impedimento del artículo 340 inciso final  De acuerdo a él, siempre que el
entorpecimiento sea la inasistencia del juez de la causa, deberá certificarse el hecho en el proceso, y
con el mérito de este certificado, fijará el tribunal nuevo día para la recepción de la prueba.
En este caso, el juez debe proceder de oficio para fijar nuevo día y hora para rendir la prueba.
Término especial del artículo 159 inciso 3º  Autoriza al juez para que sólo, dentro del plazo para
dictar sentencia, disponga de oficio como medidas para mejor resolver, determinadas pruebas o
diligencias.
Estas medidas, deben cumplirse dentro de 20 días contados desde la notificación por estado diario de
la resolución que las decreta. Vencido este término, las medidas no cumplidas se tendrán por no
decretadas, y el tribunal procederá a dictar sentencia sin más trámite.
Si en la práctica de alguna de estas medidas aparece de manifiesto la necesidad de esclarecer nuevos
hechos indispensables para dictar sentencia, podrá el tribunal abrir un término especial de prueba no
superior a 8 días, improrrogables y limitados a los puntos que el tribunal designe, y se estará a lo
dispuesto en el inciso 2º del artículo 90.
Vencido el término probatorio, el tribunal dictará sentencia sin más trámite. La resolución que abre el
término especial de prueba es apelable en el sólo efecto devolutivo.
Término especial de prueba del artículo 402 inciso 2º y 3º  La parte que ha prestado confesión el
juicio sobre hechos personales de ella, puede revocarla si ha padecido error de hecho y ofrece justificar
esa circunstancia; también puede revocarla aun cuando no ha padecido error de hecho si los
confesados no son personales del confesante.
En ambos casos, para acreditar estas circunstancias, el tribunal puede abrir un término especial si lo
estima conveniente y ha expirado el probatorio de la causa.
Término especial del artículo 376  La prueba de la tacha de testigos, por regla general, se rinde
dentro del término probatorio concedido para la cuestión principal. Sin embargo, el artículo 376
dispone que, si éste está vencido lo que resta de él es insuficiente, el tribunal debe conceder un
término especial para el sólo efecto de rendir prueba de tachas, término que no puede exceder de 10
días, pero al cual puede agregarse el aumento extraordinario del artículo 329 en los casos a que se
refiere.
3ª ETAPA: PROCEDIMIENTOS POSTERIORES A LA PRUEBA.
De acuerdo al artículo 430, vencido el término de prueba y dentro de los 10 días siguientes, las partes
podrán hacer por escrito las observaciones que el examen de la prueba les sugiera. Este plazo de 10
días es un término común, del que se excluyen los feriados, que no se suspende en caso alguno, es
fatal, y los autos quedan en la secretaría del tribunal.
Antes de la reforma al CPC de la Ley 7.760 de 1944, era posible retirar el expediente de la secretaría
para proceder a preparar el trámite del “alegato del bien probado”, lo cual ahora no es posible. Este
alegato contribuía a la dilatación del juicio, sin embargo, en el hecho actualmente los litigantes
realizan un verdadero “alegato del bien probado” en sus escritos de observaciones a la prueba, pues
en ellos examinan la prueba rendida en relación a los hechos afirmados en la demanda y en la
contestación para demostrar su exactitud o inexactitud.
La utilidad de estos escritos es que en ellos el juez encuentra recapitulados en forma metódica, los
hechos en que las partes fundan sus pretensiones, la prueba que a cada uno de se refiere y las razones
que se aducen para demostrar el derecho. Con todo, no constituyen elementos fundamentales del
procedimiento y su no presentación, no acarrea ningún perjuicio o sanción.
Agregación de prueba  De acuerdo al artículo 431, no será motivo para suspender el curso del juicio
ni será obstáculo para la dictación del fallo, el hecho de no haberse devuelto la prueba rendida fuera
del tribunal o no haberse practicado alguna otra diligencia de prueba pertinente, a menos que el
tribunal por resolución fundada, la estime estrictamente necesaria para la acertada resolución de la
causa.
En este caso, la reiterará como medida para mejor para resolver y se estará a lo establecido en el
artículo 159. En todo caso, si dicha prueba se recibiere por el tribunal una vez dictada la sentencia, ella
se agregará al expediente para que sea considerada en segunda instancia, si hubiere lugar a ella.
Citación a oír sentencia  Puede tener lugar sin existir término probatorio, cuando el demandado al
contestar la demanda se allane a ella admitiendo la legitimidad de las pretensiones del actor o
reconoce los hechos en ella planteados, en estos casos el tribunal cita a oír sentencia evacuado el
trámite de la dúplica. También puede citarse a las partes, cuando ellas pidan resolver el trámite sin
más trámite.
De acuerdo al artículo 432, vencido el plazo de 10 días señalado en el artículo 430, se hayan o no
presentado los escritos de observaciones a la prueba rendida, y existan o no medidas pendientes, el
tribunal citará a las partes para oír sentencia. Se notifica por estado diario y la resolución es inapelable,
sólo podrá interponerse el recurso de reposición, el que deberá fundarse en un error de hecho y
deducirse dentro del tercero día. La resolución que falle la reposición, es inapelable. En cambio la
resolución que cite a las partes a oír sentencia luego de evacuada la dúplica, omitiendo recibir la causa
a prueba, es apelable, por cuanto explícita o tácitamente se niega lugar al trámite de recibir la causa a
prueba (artículo 326).
Efectos  Queda cerrado el debate y la causa queda en estado de fallo, ya no se admiten escritos ni
pruebas de ninguna especie (artículo 433 inciso 1º), salvo casos excepcionales.
La sentencia definitiva en Juicio ordinario deberá pronunciarse dentro del término de 60 días,
contados desde que la causa quede en estado de sentencia (artículo 162 inciso 3º). El inciso 4º, agrega
que si el juez no dicta la sentencia dentro de este plazo, será amonestado por la Corte de Apelaciones
respectiva, y si a pesar de esta amonestación no expide el fallo dentro del nuevo plazo que se le señale,
incurrirá en la pena de suspensión de su empleo por el término de 30 días, que será decretado por la
misma Corte.
Peticiones que se admiten después de cerrado el proceso  De acuerdo al artículo 433 inciso 2º
serán:
a) Incidentes de nulidad de lo obrado (artículo 83 y 84)  Deben fundarse en vicios que anulan
todo el proceso o en la falta de alguna circunstancia esencial para su ritualidad o la marcha del
juicio. El juez, dentro de esta etapa, puede corregir de oficio errores que observe en la
tramitación del proceso y tomar las medidas necesarias que tiendan a evitar la nulidad de los
actos del procedimiento. La posibilidad de formular el incidente de nulidad de todo lo obrado,
podrá imprecarse dentro de cinco días, contados desde que aparezca o se acredite que quien
deba reclamar la nulidad tuvo conocimiento del vicio, a menos que se trate de la
incompetencia absoluta del tribunal.
b) El tribunal puede decretar de oficio una o más medidas para resolver mejor que contempla el
artículo 159  Representan una facultad potestativa del tribunal; si éste prescinde de
decretarlas no se puede afirmar que se ha omitido un trámite que la ley estime esencial, por lo
tanto la sentencia no incurre en vicio de casación.
c) El actor puede solicitar alguna medida precautoria del artículo 290  Ello es natural y obvio,
porque muchas veces ella será la única manera de asegurar el resultado de la acción.
Además, también es posible:
a) Impugnar documentos públicos o privados y las traducciones de éstos si el plazo contemplado
para este efecto venciera luego de la citación para oír sentencia  El artículo 433 inciso 2º lo
dispone señalando además que de producirse la impugnación, ésta se tramitará en cuaderno
separado y se fallará en la sentencia definitiva, sin perjuicio de lo dispuesto en el artículo 431.
b) Acumulación de autos, privilegio de pobreza, desistimiento de la demanda y conciliación 
Para evitar sentencias contradictorias y mantener la continencia y unidad de la causa, la
acumulación de autos podrá pedirse en cualquier estado del juicio antes de la sentencia de
término (artículo 98). También se establece esa misma oportunidad de cualquier estado del
juicio para los efectos de solicitar beneficio de pobreza (artículo 130), desistirse de la demanda
(artículo 148) y decretar el trámite de citación a conciliación facultativa (artículo 262 inciso
final).
Omisión de la citación a oír sentencia  La sentencia será nula, porque ha faltado un trámite esencial
declarado así por la ley, y debe solicitarse la nulidad, mediante recurso de casación en la forma.
Medidas para mejor resolver  Son diligencias probatorias establecidas en la ley y que se pueden
decretar de oficio por el tribunal, luego de dictada la resolución de citar a la partes a oír sentencia, con
el fin de acreditar o esclarecerse alguno de los hechos que configuran el conflicto, para la adecuada y
justa decisión de éste.
Sólo el tribunal puede decretarlas, ya que constituyen una manifestación del principio inquisitivo. Las
partes no pueden compeler al tribunal a decretarlas, pues una vez citadas a oír sentencia, ha precluído
su derecho para formular cualquier petición que tienda a generar prueba en el proceso.
La finalidad de ellas es permitir mejor resolver el conflicto. Sólo pueden decretarse dentro del plazo
para dictar sentencia, o sea dentro de los 60 días siguientes a la citación a oír sentencia. Este plazo es
legal, y como está contemplado para la realización de actuaciones propias del tribunal, no es fatal
(artículo 64), pudiendo las medias decretarse incluso transcurrido ese término. Pero la Ley 18.882, al
modificar el artículo 159, establece que las que se dicten fuera de este plazo, se tendrán por no
decretadas.
Las medidas para mejor resolver están expresa y taxativamente señaladas en el artículo 159, y son:
a) La agregación de cualquier documento que estime necesario para esclarecer el derecho de los
litigantes, puede recaer sobre instrumentos públicos o privados, que estén en poder de las
partes o terceros.
b) La confesión judicial de cualquiera de las partes sobre hechos que consideren de influencia en
la cuestión y que no resulten probados.
c) La inspección personal del objeto de la cuestión.
d) El informe de peritos
e) La comparecencia de testigos que hayan declarado en el juicio, para que aclaren o expliquen
sus dichos obscuros o contradictorios
f) La presentación de cualesquiera otros autos que tengan relación con el pleito. En este caso se
trata de una prueba documental especial, porque los expedientes entran en la categoría de
instrumentos públicos. Estas medidas, de acuerdo al artículo 37 inciso 3º, deben cumplirse de
la siguiente manera: si se trata de expedientes en tramitación, mediante la remisión de
fotocopias del expediente, a menos que se trate de casos urgentes, cuando el tribunal lo estime
necesario por resolución judicial o cuando el expediente tenga más de 250 fojas o haya
imposibilidad de sacar fotocopias en el asiento del tribunal, pudiendo en tal caso remitirse el
original. Si se remite el expediente original, éste quedará en poder del tribunal que decretó la
medida sólo por el tiempo estrictamente necesario para su examen, no pudiendo exceder de 8
días si se trata de autos pendientes.
g) Además, la remisión de alguna prueba rendida fuera del tribunal, y que no hubiese sido
agregada al proceso, o la realización de alguna prueba pendiente, siempre que la estime
necesaria para la acertada resolución de la causa (artículo 431 inciso 1º).
En cuanto a la resolución que las decreta, debe ser notificada por estado diario a las partes (artículo
159 inciso 3º), y respecto de terceros no hay norma especial, por lo que se les deberá notificar por
cédula.
En cuanto a los recursos, estas resoluciones son inapelables. Excepcionalmente procede la apelación, el
que deberá concederse en el sólo efecto devolutivo, en contra de la resolución que dicta el tribunal de
primera instancia disponiendo que se efectúe informe pericial como medida para mejor resolver.
Las medidas para mejor resolver decretadas por el tribunal, deben cumplirse dentro del término de 20
días desde la notificación de la resolución que las decrete. Si no se lleva a cabo en ese plazo, el inciso 2º
del artículo 159 señala la sanción: se tendrán por no decretadas y el tribunal procederá a dictar
sentencia sin más trámite.
Si en la práctica de alguna medida, aparece de manifiesto la necesidad de establecer nuevos hechos
indispensables para dictar sentencia, podrá el tribunal abrir un término especial de prueba, no
superior a 8 días, improrrogable y limitado a los puntos que el tribunal designe. En este caso, de
acuerdo al artículo 90, dentro de los 2 primeros días, deberá cada parte acompañar una nómina de
testigos de que piensa valerse, señalando nombre y apellido, domicilio, profesión u oficio, pudiendo
examinarse sólo a los testigos que figuren en la lista.
Vencido el término de prueba, el tribunal dictará sentencia sin más trámite. En contra de la resolución
de apertura de este término especial, es procedente el recurso de apelación, pero sólo en el efecto
devolutivo.
TÉRMINO DEL JUICIO ORDINARIO EN PRIMERA INSTANCIA.
Sentencia  De acuerdo al artículo 158 inciso 2º, es la que pone fin a la instancia resolviendo la
cuestión, o asunto que ha sido objeto del juicio. Se entiende que una sentencia resuelve el asunto,
cuando ella se pronuncia sobre todas las acciones y excepciones interpuestas por las partes en tiempo
y forma.
Formalidades de la Sentencia Definitiva  Son generales y especiales:
a) Las Generales  Son las de toda resolución, es decir:
1º
2º
3º
Expresión en letras del lugar y fecha en que se expide (artículo 169).
Firma del juez o jueces que la dictan o intervienen en el acuerdo.
Autorización del secretario (artículo 61 inciso final).
b) Los especiales  Están señalados en el artículo 170 y en el Auto Acordado de la Corte Suprema, de
fecha 30-09-1920, de acuerdo a los cuales hay que distinguir tres partes en la sentencia definitiva de
primera instancia:
A) Parte expositiva  En ella el juez resume la demanda, la contestación, la réplica,
dúplica y demás trámites del proceso hasta la citación para oír sentencia. La omisión,
acarrea nulidad de la sentencia, por medio del recurso de casación en la forma (artículo
768 Nº 5). Debe contener:
1) Designación precisa de las partes (nombre, domicilio, profesión u oficio). Son
partes el que deduce la acción y el que contra quien se deduce. Su importancia
es para los efectos de los límites subjetivos de la cosa juzgada.
2) Breve enunciación de las peticiones o acciones deducidas por el demandante y
de sus fundamentos, y las enunciaciones de las excepciones y defensas
alegadas por el demandado. El juez debe resumir los hechos expuestos en la
demanda y contestación.
B) Parte considerativa  En ella el juez aplica el derecho, lo que implica que debe
reconstruir los hechos, determinar la norma aplicable, o en su defecto, los principios de
equidad en que se funda el fallo, y el examen de los requisitos de procedencia de la
acción. Es de importancia para los efectos de la motivación de sentencia, que es la única
manera de llevar al ánimo de los litigantes la convicción de que se han considerado
todos los aspectos de la cuestión y tomadas en cuenta sus respectivas alegaciones. De
acuerdo al artículo 170 Nº 4 y 5, debe contener:
1) Las consideraciones de hecho que sirven de fundamento a la sentencia.
2) Enumeración de las leyes, y en su defecto, de los principios de equidad con
arreglo a los cuales se pronuncia el fallo.
Además, el Auto Acordado de la Corte Suprema, en los numerando 5, 6, 7, 8, 9 y 10
establece:
1) Las consideraciones de hecho que sirven de fundamento al fallo. Se establecerán con
precisión los hechos sobre los que versa la cuestión que debe fallarse, con distinción
de las que hayan sido aceptados o reconocidos por las partes y de aquellos respecto
de los cuales haya versado la discusión.
2) Si no hubiere discusión acerca de la procedencia legal de la prueba, los hechos que
se encuentren justificados con arreglo a la ley y los fundamentos que sirvan para
estimarlos comprobados, haciéndose, en caso necesario, la aprobación
correspondiente de la prueba de autos conforme a las reglas generales.
3) Si se suscitare cuestión acerca de la procedencia de la prueba producida, la
exposición de los fundamentos que deben servir para aceptarla o rechazarla, sin
perjuicio del establecimiento de los hechos en la forma expuesta en los párrafos
precedentes para los fines consiguientes
4) Establecidos los hechos, las consideraciones de derecho aplicables al caso.
5) La enunciación de las leyes o en su defecto de los principios de equidad con arreglo
a los cuales se pronuncia el fallo.
6) Tanto respecto a las consideraciones de hecho como a las de derecho, el tribunal
observará al consignarlas el orden lógico que el encadenamiento de las
proposiciones requiera, y al efecto, se observará, en cuanto pueda ser aplicable a
tribunales unipersonales, lo dispuesto en el artículo 186 del CPC (se refiere al
artículo 83 COT)
C) Parte resolutiva  El juez pronuncia el fallo, y ella produce el efecto de cosa juzgada.
De acuerdo al artículo 170 Nº 6, la sentencia definitiva de primera o única instancia y
las de segunda que modifiquen o revoquen en su parte dispositiva las de otro tribunal,
contendrán la decisión del asunto controvertido, que deberá comprender todas las
acciones y excepciones hechas valer en juicio, pero podrá omitirse la resolución de
aquellas que sean incompatibles con las aceptadas.
Formas Anormales de poner término al Juicio Ordinario  Son seis:
A) Conciliación  Título II Libro II. Fue introducida con el carácter de voluntaria por la
ley 7.760, pero a partir de la Ley 19.334 se contempla el llamado a conciliación como
trámite obligatorio en todo juicio en que sea admisible la transacción, con excepciones a
los juicios especiales del título I, II, III, V y XVI del Libro III, siempre que no se trate de
casos mencionados en el artículo 313 (artículo 262 inciso 1º). Actualmente, el llamado a
conciliación por el juez puede ser un trámite obligatorio o necesario, o bien facultativo.
B) Avenimiento  Es el acuerdo de las partes para poner término a un juicio pendiente,
en el cual no interviene activamente el tribunal, limitándose éstas a presentarlo para el
conocimiento del Tribunal. El avenimiento es título ejecutivo cuando consta en un acta
presentada ante el Tribunal competente y autorizada por ministro de fe o por dos
testigos de actuación (artículo 434 Nº 3). El acuerdo de las partes, puede tener el
carácter de actuación judicial (en cuyo caso una vez aprobado por el Tribunal, no
puede reclamarse de él por vía incidental, ya que todo incidente como accesorio al
juicio mismo debe alegarse en limite litis) o de contrato (los defectos que como tal
puede adolecer, deben reclamarse en juicio de lato conocimiento).
C) Desistimiento de la demanda  Retiro de ella que hace el actor después de notificada,
o sea, después de crearse la relación procesal. El efecto del retiro, de acuerdo al artículo
150, es que la sentencia que acepte el desistimiento, haya o no habido oposición,
extinguirá las acciones a que él se refiera, con relación a las partes litigantes y a todas
las personas a quienes habría afectado la sentencia del juicio a que se pone fin. O sea, se
produce los efectos de la cosa juzgada respecto a las acciones hechas valer en la
demanda, para ello se requiere una resolución que se encuentre ejecutoriada que acepte
el desistimiento. Si la demanda se ha dirigido contra dos o más personas, el
desistimiento afectará a todas ellas, salvo que se especifique contra quien se desiste.
Se tramita como incidente (artículo 148). Dentro del plazo de 3 días el demandado
puede responder oponiéndose, o aceptándolo condicionalmente o en todas sus partes;
si ha habido oposición, el tribunal resolverá si continúa o no el juicio, o en qué forma
debe tenerse por desistido al actor (artículo 149)
La resolución que lo acoge, es una sentencia interlocutoria, contra la que proceden
todos los recursos legales.
De acuerdo al artículo 151, el desistimiento de las peticiones formuladas por vía de
reconvención se entenderá aceptado por el sólo hecho de proponerse, salvo que la parte
contraria deduzca oposición dentro de tercero día después de notificada, caso en el que
la oposición se tramita como incidente y podrá su resolución reservarse para la
sentencia definitiva.
D) Abandono del procedimiento  Título XVI Libro I. El procedimiento se extingue por
el solo transcurso del tiempo cuando los litigantes no instan a su prosecución dentro de
los plazos señalados por la ley.
De acuerdo al artículo 152, el plazo es de seis meses, contados desde la fecha de la
última resolución recaída en alguna gestión útil para dar curso progresivo a los autos.
Las condiciones son: a) Procedimiento pendiente; b) inactividad procesal; c) tiempo.
En él lo que se pierde no es la acción, sino el procedimiento. De acuerdo al artículo 156,
sin embargo subsistirán con todo su valor los actos y contratos de que resulten derechos
definitivamente constituidos.
Por regla general, procede en todos los juicios, excepcionalmente no procede en los
juicios de quiebra, en los de división o liquidación de herencias, sociedades o
comunidades (artículo 157).
De acuerdo al artículo 153, puede hacerse valer sólo por el demandado, durante todo el
juicio y hasta que se haya dictado sentencia ejecutoriada en la causa, y se hace valer por
acción o por excepción. Por acción, cuando el demandado pide al tribunal que se tenga
por abandonado el procedimiento, por haber pasado 6 meses sin que las partes hayan
hecho gestión alguna para proseguir su acción. Se hace valer por excepción, cuando
habiendo presentado el actor algún escrito tendiente a obtener la prosecución del juicio
luego de transcurrido el plazo de seis meses contados desde la última resolución
recaída sobre gestión útil, el demandado le opone la excepción de abandono del
procedimiento alegando que están presentes todas las condiciones para declararlo.
Se tramita como incidente, y la resolución que lo acoja será una sentencia interlocutoria,
contra la que proceden todos los recursos legales, inclusive casación.
E) Transacción  Es un contrato en que las partes terminan extrajudicialmente un litigio
pendiente o precaven uno eventual, haciéndose concesiones recíprocas.
Los efectos que produce, de acuerdo al artículo 2460 del Código Civil son los mismos
de una sentencia pasada ante autoridad de cosa juzgada. Produce efectos entre las
partes que concurren a celebrar el contrato (artículo 2461), y puede anularse de acuerdo
a las normas de todo contrato.
F) El contrato de compromiso o arbitraje  El efecto que produce el contrato de
compromiso es que si el asunto que se compromete es materia de un pleito ya incoado
ante jueces ordinarios, éste debe paralizarse en el estado en que se halle al tiempo del
compromiso. Todo acto de prosecución del juicio ante el Tribunal en que estaba
radicado y la sentencia definitiva que éste pueda dictar, adolecen de nulidad procesal.
Con el contrato de compromiso, termina el juicio.
PROCEDIMIENTO ORDINARIO DE MENOR CUANTIA
Reglamentación  Párrafo 1º del Título XIV del Libro III (artículos 698 y siguientes). Se estableció por
DL 363 de 1975.
Aplicación  Tramitación de todas las pretensiones declarativas, constitutivas y de condena respecto
de las cuales concurran copulativamente los siguientes requisitos:
a)
b)
No tener legalmente señalado un procedimiento especial para su tramitación  Este
procedimiento es de aplicación residual.
Cuantía del juicio  Debe ser superior a 10 y menor a 500 UTM.
Características  Ellas son:
a) Procedimiento más breve y concentrado que el JO de mayor cuantía  Menores plazos y
supresión de ciertos trámites.
b) Procedimiento extraordinario  De acuerdo a lo que señala el artículo 2.
c) Aplicación General
d) En cuanto a pretensión deducida, y a la sentencia que se obtenga, puede ser declarativo,
constitutivo o de condena.
Tramitación  Regla general, de acuerdo a las normas de mayor cuantía, sólo con modificaciones que
expresamente se contemplan por parte del legislador (artículo 698).
Modificaciones del procedimiento de menor cuantía en relación al de mayor cuantía  Se pueden
resumir de la siguiente forma:
1º) Plazo para contestar la demanda (artículo 698 Nº 2)
a) Término de emplazamiento  8 días.
b) El término se aumentará de conformidad a la tabla de emplazamiento  Sin embargo este
aumento no puede exceder de 20 días.
c) No rige el inciso 2º del artículo 258, por tanto no se contempla el aumento de días en caso que
el demandado haya sido notificado dentro del territorio jurisdiccional, pero fuera de los límites
de la comuna que sirve de asiento al tribunal. Entonces, en consecuencia, el término de
emplazamiento jamás podrá exceder de 28 días.
d) En el caso del artículo 308, cuando se hubieren desechado las dilatorias o subsanado los vicios
de las excepciones dilatorias que se hubieren acogido, el plazo para contestar será de 6 días, y
no 10 como en el JO de mayor cuantía.
2º) Se omiten los escritos de réplica y dúplica (artículo 698 Nº 1)  como consecuencia no puede
hacerse uso de la facultad contemplada en el artículo 312 (ampliar o modificar las acciones y
excepciones).
3º) Procede la reconvención, pero sin que proceda respecto a ella, la presentación de los escritos de
réplica y dúplica (artículo 698 inciso 2º del Nº 1)  En el JO de mayor cuantía, procede la
reconvención por parte del demandado, si ella se deduce debe dársele traslado al demandante por 6
días para que oponga excepciones dilatorias respecto de ella o la conteste. Sin embargo, respecto no se
contemplan los trámites de los escritos de réplica y dúplica.
4º) Citación obligatoria a audiencia de conciliación (artículo 698 Nº 3)  Procede una vez concluido
el período de discusión, pero con menores plazos para su realización. De acuerdo al Nº 3 del artículo
698, concluido el período de discusión, se citará a la audiencia de conciliación para un día no anterior
al 3º ni posterior al 10º, contado desde la fecha de la notificación de la resolución.
5º) Término probatorio (artículo 698 Nº 4)  Se contemplan el ordinario, el especial y extraordinario.
El Término probatorio ordinario, durará 15 días. El término probatorio extraordinario se aumentará al
igual que en el JO de mayor cuantía, de acuerdo a la tabla de emplazamiento según el lugar en el que
se desee rendir la prueba, sin que pueda exceder el aumento en el caso del juicio de menor cuantía en
20 días. En cuanto al término probatorio especial, rigen las mismas reglas respecto a mayor cuantía.
6º) Plazo para formular observaciones a la prueba (artículo 698 Nº 5)  Es de 6 días.
7º) Plazo para dictar la SD (artículo 698 Nº 6)  Se dictará dentro de los 15 días siguientes al de la
última notificación de la resolución que cita a las partes a oír sentencia (plazo no fatal).
8º) Recursos de apelación  Hay que distinguir:
a) Contra la SD  Se tramita como en los incidentes, norma que actualmente carece de
significación por haberse suprimido el trámite de la expresión de agravios, y siempre la
resolución que dicta el tribunal de alzada, luego de verificado el examen de admisibilidad, es
autos en relación (artículo 699).
Contra la SD se verá conjuntamente con las apelaciones que se hayan concedido en
conformidad al inciso primero del Nº 5 (en realidad es el Nº 7) del artículo anterior, esto es, las
apelaciones que se interpusieron contra las resoluciones dictadas durante la tramitación del
asunto en 1ª instancia, y que fueron reproducidos al deducir el recurso de apelación en contra
de la SD (artículo 699). Sin embargo esta norma debe entenderse derogada.
Los alegatos no pueden exceder de 15 minutos, salvo que el tribunal acuerde prorrogar este
tiempo hasta el doble (artículo 699 inciso 2º).
El tribunal destinará, por lo menos un día cada semana a la vista preferente de estas causas, de
acuerdo al artículo 701; la sentencia deberá dictarse dentro del plazo de 15 días contados desde
el término de la vista de la causa.
b) Contra otras resoluciones distintas a la SD  La regla general es la concesión diferida del
recurso de apelación. De acuerdo al Nº 7 del artículo 698, el juez tendrá por interpuesto el
recurso para después de la sentencia que ponga término al juicio. El apelante deberá
reproducirlo dentro de los 5 días siguientes al de la notificación de la sentencia y en virtud de
la reiteración lo concederá el tribunal.
Es decir, el recurso debe deducirse en contra de la resolución que no sea la SD durante el curso
del procedimiento y en la forma y plazos que sean procedentes de conformidad con las reglas
generales, sin embargo el tribunal frente a la interposición sólo debe tener por interpuesto el
recurso dictando una resolución “téngase presente”, pero no concederlo para ante el tribunal de
alzada, pues el apelante va a tener la carga de reproducirlo dentro de los 5 días siguientes al de
la notificación de la SD y sólo en virtud de esta reiteración el tribunal lo concederá.
Este precepto sobre la apelación diferida es de gran importancia, y debe tenerse presente que:


La reiteración debe efectuarse después de la notificación de la sentencia que ponga
término al juicio.
El plazo de 5 días para la reiteración del recurso, actualmente ha quedado desfasado
respecto del plazo de 10 días que se contempla actualmente para apelar contra la SD.
Sin embargo existen apelación contra determinadas resoluciones que una vez interpuestas,
deberán ser concedidas de inmediato para ante el tribunal de alzada, no pudiéndose diferir su
otorgamiento para que se reproduzcan luego de dictada la sentencia que ponga término al
juicio. Estas apelaciones, que revisten carácter de excepción a esta regla, son:
Las que se refieren a la competencia del tribunal e inhabilidad del tribunal, las que recaigan
sobre incidentes sobre algún vicio que anule el proceso, y las que se dicten en los incidentes
sobre medidas prejudiciales o precautorias.
9) Recurso de Casación  No se establece modificación, por lo que se aplican las reglas generales.
PROCEDIMIENTO ORDINARIO DE MENOR CUANTIA
Reglamentación  Párrafo 2º Título XIV Libro III (artículos 703 y siguientes).
Aplicación  Para tramitar todas las acciones y pretensiones declarativas, constitutivas y de condena
respecto de los que concurran los siguientes requisitos:
a) No tener señalada en la ley un procedimiento especial para su tramitación  En el juicio
tiene aplicación residual.
b) La cuantía del juicio no debe exceder a las 10 UTM  Fijada por Ley 19.594 de 1998.
Características  Ellas son:
1º) Procedimiento verbal  Es más informal, breve y concentrado que los de mayor y menor cuantía,
dotándose al tribunal de mayores atribuciones.
2º) Es un procedimiento extraordinario  De acuerdo al artículo 2º
3º) Tiene aplicación general  Deben tramitarse de acuerdo a él, todas las acciones declarativas
respecto de las cuales no se contemple un procedimiento especial y cuya cuantía no sea superior a 10
UTM (artículo 703).
4º) La pretensión deducida y la sentencia pueden ser declarativa, constitutiva o de condena
Tramitación  El procedimiento que se sigue es el siguiente:
1º) Demanda  Se interpone verbalmente o por escrito. El procedimiento será verbal, pero las partes
pueden presentar minutas escritas en que se establezcan los hechos invocados y las peticiones que se
formulan (artículo 704). Si la demanda es escrita, debe cumplir los requisitos generales.
Si la demanda es verbal, se levantará acta que servirá de cabeza al proceso, con el nombre, profesión u
oficio y domicilio del demandante, de los hechos que él exponga y sus circunstancias esenciales, de los
documentos que acompañe y de las peticiones que formule.
La demanda se proveerá con una resolución en que se cite a las partes para que comparezcan
personalmente o representadas por mandatarios con facultad especial para transigir, en el día y hora
que se designe (artículo 704 y 262 inciso 2º). El tribunal designará para esta audiencia un día
determinado que no podrá ser anterior al 3º hábil desde la fecha de la resolución, cuidando que medio
un tiempo prudencia entre la notificación al demandado y la celebración de la audiencia.
Si el demandante ha interpuesto demanda verbal, inmediatamente deberá entregársele copia
autorizada del acta y de su proveído, con lo que se entenderá notificado (artículo 704).
2º Notificación del demandado  La demanda y primera resolución que recaiga sobre cualquier
gestión previa, se notificará personalmente al demandado por medio de receptor, y si no lo hay o está
inhabilitado, por un vecino de confianza, mayor de edad que sepa leer y escribir, o por un miembro
del Cuerpo de Carabineros. Debe entregarse copia íntegra del acta o del proveído.
Las mismas personas pueden notificar en la forma del artículo cuando es procedentes (artículo 705).
Son horas hábiles para notificar las que median entre las 06:00 y 20:00 horas, de todos los días del año
(artículo 708).
3º Audiencia de contestación de la demanda y conciliación  La audiencia de contestación se
celebrará con la parte que asista. Si no concurre el demandado, el tribunal podrá suspender la
audiencia que estima que la demanda no se ha notificado mediando el tiempo prudencia a que se
refiere el artículo 704, o si habiéndosele notificado de acuerdo al artículo 44 haya motivo para creer
que la copia correspondiente no ha llegado con oportunidad a su poder.
En este caso, debe dictarse una resolución fundada en la cual se señalará nuevo día y hora para la
celebración de la audiencia (artículo 710).
En la audiencia de contestación, el demandado debe oponer las excepciones dilatorias y perentorias
contra la demanda (artículo 711). Todas las excepciones se tramitarán conjuntamente y se fallarán en
la SD, pero el tribunal podrá acoger o tramitar separadamente de acuerdo al artículo 723, las dilatorias
de incompetencia, falta de capacidad o personería del demandante o aquella en que se reclame el
procedimiento siempre que aparezcan manifiestamente admisibles (artículo 712).
También el demandado podrá deducir reconvención cuando el tribunal sea competente para conocer
de ella y siempre que no esté sometida a un procedimiento especial y tenga por objeto enervar la
acción deducida y esté íntimamente ligada con la demanda.
El tribunal después de oír al demandado llamará a las partes a avenimiento y producido éste, se
consignará en un acta. En la misma audiencia, el tribunal entregará a cada parte, copia íntegra
autorizada de la referida acta.
El avenimiento pondrá fin al juicio y tendrá la autoridad de cosa juzgada. Si no se produce
avenimiento, se dejará constancia de ello.
La práctica de toda diligencia probatoria debe solicitarse en la audiencia de contestación, so pena de
no admitirse después, sin perjuicio que el tribunal de oficio pueda, para mejor resolver, en cualquier
estado de la causa, decretar todas las diligencias y actuaciones conducentes a la comprobación de los
hechos discutidos, debiendo emplear para ello el mayor celo posible (artículo 714).
4°) Resolución que recibe la causa a prueba  Contestada la demanda o en rebeldía del demandado,
el juez resolverá si debe o no recibirse la causa a prueba. Si lo hace, fijará los puntos sobre los que debe
recaer y señalará una audiencia próxima para recibirla. En caso contrario, citará a las partes para oír
sentencia, la que deberá dictar dentro de 8° día (artículo 715).
La resolución que recibe le causa a prueba, es inapelable. Ésta, las que ordenen la comparecencia
personal de las partes y la SD, se notificarán por cédula del artículo 48 (artículo 706). Las demás
resoluciones se notifican por estado diario (artículo 707).
Si la demanda se ha notificado personalmente al demandado, y él no designa domicilio, se tendrá por
tal el que se haya señalado en la demanda, y si ella se ha notificado en conformidad al artículo 44, se
considerará como domicilio la morada en que se haya practicado dicha notificación. Esto tendrá lugar
siempre que el domicilio donde se practicó la notificación esté dentro de la jurisdicción del tribunal
correspondiente; en caso contrario, se le notificará por estado diario (artículo 706).
5°) Reglas para la rendición y audiencia de prueba  Son las siguientes:
a) Documental  Sólo pueden presentarse documentos conjuntamente con la demanda o en las
audiencias de contestación o prueba, y las partes deberán formular las observaciones y las
impugnaciones que procedan, en la audiencia en que se acompañen o en la inmediatamente
siguiente.
Los incidentes a que dieren lugar las observaciones e impugnaciones deberán tramitarse y
probarse al mismo tiempo que la cuestión principal.
Los que se formulen en la audiencia de prueba, se deberán probar en esa misma audiencia, salvo
que el tribunal por motivos fundados fije una nueva audiencia para ello (artículo 714 inciso 2°).
b) Testimonial  La parte interesada debe, en la audiencia de contestación o dentro de los tres días
siguientes a la notificación que recibe la causa a prueba, hacer notar en el proceso el nombre,
domicilio, profesión u oficio de los testigos que se ofrezcan presentar, y si los testigos deben o no
ser citados. En la citada audiencia el juez hará saber a las partes estas circunstancias.
Sólo podrán declarar cuatro testigos por cada parte, sobre cada uno de los puntos de prueba
fijados (artículo 716). La declaración se prestará bajo juramento, en presencia de las partes
asistentes, quienes podrán formularles preguntas por medio del juez. Antes de la declaración del
testigo, la contraparte podrá deducir las preguntas de tacha de los artículos 357 y 358. El juez si
lo estima necesario proveerá lo conducente al establecimiento de las inhabilidades invocadas, las
que apreciará en conciencia en la SD. Las inhabilidades que se hagan valer en contra de los
testigos, no obstan a su examen, pero el tribunal podrá desechar de oficio a los que, de acuerdo a
su criterio, aparezcan notoriamente influenciados (artículo 717).
c) Confesional  Puede pedirse sólo una vez, en la audiencia de contestación o en la de prueba,
pero en este último caso sólo puede hacerse siempre que se encuentre presente la persona que
deba declarar. Ello, sin perjuicio de que la pueda decretar el tribunal como medida para mejor
resolver, de acuerdo al artículo 714 inciso 1°.
Decretada la confesión, se procederá a tomar de inmediato si está presente la parte que deba
darla, y en caso contrario se tomará en la audiencia de prueba o en otra que se señale para este
efecto.
Si el absolvente se niega a declarar o da respuestas evasivas, el juez podrá dar por confesados los
hechos. Si no concurre al día y hora fijados, y siempre que al pedir la diligencia la parte haya
acompañado el pliego de posiciones, se darán por absueltas en rebeldía, sin necesidad de una
nueva citación, teniéndose al absolver por confeso de todos aquellos hechos que estén
categóricamente afirmados en dicho pliego, y que de acuerdo al tribunal sean verosímiles.
La comparecencia se verificará ante el tribunal de la causa, pero si la parte no se encuentra en el
lugar del juicio, se rendirá ante el juez competente del lugar en el que resida, pero no se podrá
ejercitar este derecho si existe en el juicio mandatario con facultad de absolver posiciones, a
menos claro, que el tribunal estime absolutamente necesaria la diligencia para el fallo (artículo
718).
d) Pericial  Siempre que el tribunal decrete informe de peritos, designará preferentemente para el
cargo, al empleado público o municipal o de institución semi fiscal que estime competente, quien
estará obligado a desempeñarlo gratuitamente (artículo 720). Los informes se presentarán por
escrito, pero el juez podrá pedir informes verbales que se consignarán en los autos, con las
firmas de quienes los emitan, de los que debe darse cuenta en la audiencia de prueba, siempre
que sea posible.
e) Inspección personal del Tribunal  Cuando hayan de practicarse diligencias probatorias fuera
de la sala del despacho, podrá el tribunal proceder por sí solo o con notificación de las partes, de
acuerdo a como lo estime conveniente (artículo 719).
f) Protocolización  De todo lo obrado en la primera audiencia y en las demás que se celebren, se
levantará acta firmada por el juez, las partes asistentes, los testigos que hayan prestado
declaración, y el secretario si lo hay, o en defecto un ministro de fe o una persona que en calidad
de actuario nombre el tribunal.
Las resoluciones se extenderán en el expediente (artículo 721).
6°) Apreciación de la prueba  Se hace en la forma ordinaria. Sin embargo, el tribunal podrá en casos
determinado, estimarla según la conciencia e impresión que le hayan merecido la conducta de las
partes en el juicio y la buena o mala fe con que hayan litigado (artículo 724).
7°) Citación para oír sentencia  Si no procede recibir la causa a prueba, se debe citar a oír sentencia
al concluir el comparendo de contestación y conciliación, la que deberá dictarse en el plazo de los 8
días siguientes (artículo 715).
Si se recibió la causa a prueba, el tribunal citará a las partes a oír sentencia y la dictará dentro de 60
días contados desde la celebración de la audiencia de contestación, salvo que lo impidan
circunstancias insuperables de los que deberá dejar constancia en la sentencia y dar cuenta
oportunamente en los estado mensuales a los que se refiere el artículo 586 N° 4 del COT (artículo 722).
8°) Sentencia definitiva  El artículo 725 señala sus requisitos, no aplicándose a ella lo dispuesto en
el artículo 170. Estos requisitos de la sentencia son:
a) Individualización de las partes
b) Enunciación brevísima de las peticiones del demandante y las defensas del demandado y sus
respectivos fundamentos.
c) Análisis somero de la prueba producida
d) Razones de hecho y de derecho que sirven de fundamento al fallo
e) Decisión del asunto.
Si en la sentencia se da lugar a una excepción dilatoria, se abstendrá el tribunal de pronunciare sobre
la cuestión principal. Deberá dejarse copia íntegra de la SD y de todo avenimiento o transacción que
ponga término al juicio en el libro de sentencias que se llevará con este objeto.
También se pronunciará sobre las costas cuando haya lugar a ellas (artículo 726).
9°) Los incidentes  Deben formularse y tramitarse en la audiencia de contestación y de prueba, y su
fallo se reservará para SD, la que será inapelable (artículo 723). Podrá el tribunal, atendida la
naturaleza del incidente, tramitarlo separadamente con audiencia verbal de la parte contraria y
decretar las diligencias adecuadas a su acertada resolución.
Las resoluciones que se dicten en todo procedimiento incidental cualquiera que sea su naturaleza, son
inapelables.
10°) Abandono del procedimiento  Es de 3 meses (artículo 709).
11°) Recurso de apelación  Es improcedente respecto a la SD (artículo 723 inciso 1°), resolución que
recibe la causa a prueba (artículo 715) y las que se dicten en el procedimiento incidental (artículo 723
inciso final).
12°) Recurso de casación en la forma  Procede de acuerdo a las reglas generales, pero con las
siguientes modificaciones:
a) Causales  Son las que señalan los N°s 1, 2, 4, 6, 7, y 9 del artículo 768 (artículo 788). Además,
en estos juicios, sólo se consideran diligencias o trámites esenciales, el emplazamiento al
demandado en la forma prescrita por la ley para que conteste la demanda, el acta en que deben
consignarse las peticiones de las partes y el llamado a conciliación (artículo 799).
b) Forma de interponerlo  Verbalmente o por escrito sin previo anuncio y sólo se hará mención
expresa de la causa en que se funde. Si se interpone verbalmente, se dejará testimonio de ella
en un acta que firmarán el juez y el recurrente (artículo 790).
c) Plazo para interponerlo  5 días fatales (artículo 791).
d) Tramitación  Elevado el proceso a un tribunal colegiado o encontrando éste admisible el
recurso en el caso del artículo 781, mandará se traigan sobre él los autos en relación. Rigen
también las normas del inciso 2° del artículo 699, artículos 701 y 702 (artículo 793). Si la causal
alegada requiere probarse, se abre un término y se rinde prueba de acuerdo a la regla de los
incidentes (artículo 794).
JUICIO EJECUTIVO
El Ejercicio de la jurisdicción, de acuerdo a lo dispuesto en los artículos 76 de la Constitución y 1° del
COT, comprende tres etapas: conocimiento, fallo y ejecución. Las dos primeras, se contemplan en todo
procedimiento. La tercera en cambio, la de ejecución de lo juzgado, no siempre debe concurrir, pues
no es necesario ejercer la acción y cosa juzgada en las sentencias meramente declarativas o
constitutivas, dado que ellas por su sola dictación operan sus efectos. Respecto a las sentencias de
condena, el demandado puede cumplir voluntariamente la prestación contenida en el fallo o no.
En caso de la ejecución de una sentencia, cuando tiene lugar, se materializa a través de los siguientes
procedimientos:
a) El de ejecución incidental  Tiene lugar cuando el cumplimiento de una sentencia definitiva
o interlocutoria de condena, ejecutoriada o que causa ejecutoria, se solicita dentro del un año
contado desde que la prestación contenida en la sentencia se ha hecho exigible, ante el mismo
tribunal que la dictó en primera o única instancia. Este plazo se contará en las sentencias que
ordenen prestaciones periódicas, desde que se haga exigible cada prestación o la última de las
que se cobren. En este caso existe una competencia privativa o exclusiva, de acuerdo a lo
dispuesto en el artículo 113 COT y 231 CPC. Este procedimiento se regular en el párrafo 1° del
título XIX del Libro I CPC.
b) El procedimiento o juicio ejecutivo  Regulado en los títulos I y II del libro III CPC. Este
procedimiento recibe aplicación cuando el ejecutante no utiliza el procedimiento incidental de
ejecución, porque no quiere o porque ha transcurrido el año dentro del cual habría debido
iniciarlo. En este caso se trata de competencia acumulativa o preventiva.
Características del Juicio Ejecutivo  Ellas son:
a) Es un procedimiento de aplicación general  No obstante ser un juicio especial de acuerdo a
los artículos 2° y 3°, pero es general en cuanto es supletorio de las disposiciones de los juicios
especiales.
b) No tiene como único objeto el cumplimiento de las resoluciones judiciales  Sino que
presenta el importante fin de cumplir o ejecutar las obligaciones que consten en un documento
indubitado, al que se le considere como título ejecutivo por el legislador.
c) Procedimiento de carácter o apremio  Donde todo conduce a la realización de bienes para
los efectos de cumplir con la obligación contenida en el título ejecutivo.
d) Su fundamento es la existencia de una obligación indubitada  La cual consta en un título
ejecutivo. El legislador parte de que existe una presunción de verdad acerca de la existencia de
una obligación en el hecho de constar ésta en un título ejecutivo.
e) Limita los medios de defensa del demandado – ejecutado  Esto se manifiesta en:


El legislador enumera taxativamente las excepciones que puede oponer el ejecutado
El escrito en que el ejecutado opone las excepciones es eminentemente formalista, ya
que al señalar las excepciones debe señalar los fundamentos de hecho y de derecho en


que se basan y los medios de prueba de los que piensa valerse para acreditar la o las
excepciones.
Existe un brevísimo plazo para que el ejecutado se defienda, el cual se cuenta desde el
requerimiento de pago, y que es fatal.
Las apelaciones que el ejecutado interpone, se conceden en el sólo efecto devolutivo en
conformidad al N° 1 del artículo 194. En cambio las apelaciones del ejecutante se
concederán en ambos efectos en contra de la sentencia definitiva.
f) El ejecutado que no opone excepciones, la tramitación del cuaderno ejecutivo o principal
termina en el instante mismo en que ha vencido el plazo para que el ejecutado la deduzca.
g) Se rige por las normas contenidas en los títulos I y II del Libro III CPC y además por las
disposiciones comunes a todo procedimiento.
Clasificación  El juicio ejecutivo, admite diversas clasificaciones:
a) Según la naturaleza de la obligación  De dar, hacer o no hacer.
b) Según el campo de aplicación de las normas legales  Procedimiento ejecutivo de aplicación
general y de aplicación especial.
c) Según la cuantía  De mayor cuantía (título I y II del Libro III) y de mínima cuantía (Título
XIV párrafo 2° del Libro III).
JUICIO EJECUTIVO EN OBLIGACIONES DE DAR
Se tramita en dos cuadernos importantes (pero no únicos):

Cuaderno ejecutivo o principal  Contempla todos los trámites tendientes a la
obtención de la resolución del conflicto, consistente en la oposición de excepciones. Es
decir, en él se comprenden la demanda ejecutiva, la oposición de excepciones, la
respuesta a las excepciones, la resolución que recibe la causa a prueba, todos los
trámites y actuaciones relativos a la rendición de ella, observaciones a la prueba,
citación a oír sentencia, medidas para mejor resolver y sentencia definitiva.

Cuaderno de apremio  Contiene todos los trámites destinados a obtener el
cumplimiento forzado de la obligación mediante la afección de bienes del ejecutado
para ello a través del embargo, lo que generalmente se logra mediante su liquidación
previo el retiro de las especies embargadas y posterior remate o pública subasta de los
mismos. La resolución que lo inicia es el mandamiento de ejecución y embargo.

Cuaderno de tercerías  En ellas interviene un tercero, por lo general excluyente del
ejecutado y ejecutante. Las tercerías que contempla el CPC y que pueden formar este
cuaderno son la de dominio, posesión, prelación y pago.

Cuaderno de incidentes  De aquellos que se originen por las cuestiones accesorias
que no sean de previo y especial pronunciamiento promovidas por las partes durante
el curso del procedimiento.
Presupuestos del juicio ejecutivo  Para que exista JE, o para que pueda iniciarse un procedimiento
ejecutivo, se requiere que:
a) La obligación o el título no deben estar prescritos  La regla general es, de acuerdo al
artículo 2515 del CC, que las acciones para exigir la ejecución de una obligación, prescribe en el
plazo de tres años desde que la obligación se ha hecho exigible. Sin embargo, la acción
ejecutiva pasados estos tres años, subsiste por otros dos años como ordinaria. En estos dos
años, la pretensión de cobro de la obligación ejecutiva se hace efectiva a través del Juicio
Sumario (artículo 680 N° 7)
Reglas especiales  son plazos especiales de prescripción de la acción ejecutiva, y son:


La contra los obligados al pago de una letra de cambio o pagaré  Un año,
contado desde el día del vencimiento del documento (artículos 98 y 107 Ley
18092).
La contra los obligados al pago de un cheque protestado y acción penal  Un año,
contado desde la fecha del protesto (artículo 34 de la Ley sobre cuentas corrientes
bancarias y cheques, DFL 707).
De acuerdo a lo dispuesto en el CC, la prescripción para que sea declarada debe alegarse por
quien quiera aprovecharse de ella. El artículo 442 CPC, constituye una excepción, ya que obliga
al tribunal a declarar de oficio la prescripción cuando el título presentado tiene más de tres
años contados desde que la obligación se haya hecho exigible. Este examen debe hacerlo el
tribunal al momento de proveer la demanda ejecutiva. Ello no quiere decir que no pueda
declararse con posterioridad a solicitud del ejecutado, si éste opone la excepción respectiva, así
lo permite el artículo 467 N° 17.
Por último, el artículo 442 en su segunda parte contempla “la mantención o subsistencia de la
acción ejecutiva”. Esto significa que nos encontramos ante una obligación que consta en un
título ejecutivo que está prescrito por haber pasado más de tres años, pero respecto al cual se
ha realizado posteriormente una gestión preparatoria de la vía ejecutiva, que ha generado un
título distinto al primitivo en el cual constaba la obligación. Esta GPVE que genera la
mantención de la obligación, no podrá ser enervada por la excepción de la prescripción del
título o acción ejecutiva, ya que el título no va a ser el que está prescrito, sino que emanará de
la gestión preparatoria.
La interrupción civil de la prescripción de la acción ejecutiva, se verifica por la notificación de
la demanda ejecutiva. Sin embargo, respecto a la interrupción de la prescripción de la acción
ejecutiva para exigir el pago de una letra de cambio o pagaré, ella se produce no sólo por el
requerimiento de pago, que importa la notificación de la demanda, sino que además:


Por la notificación de toda gestión judicial necesaria o conducente a la presentación de
dicha demanda o para preparar la ejecución.
Por la notificación de la solicitud que declare el extravío de la letra de cambio o pagaré
(artículos 100 y 107 de la Ley 18092).
b) Que la obligación sea actualmente exigible  De acuerdo al artículo 437. Una obligación es
actualmente exigible, cuando no está sujeta en su nacimiento o cumplimiento a alguna
modalidad.
Alguna Jurisprudencia ha señalado que la exigibilidad de la obligación, se refiere al instante en
que el Tribunal analiza la concurrencia de los requisitos para dictar la resolución
“despáchese”, que da lugar al MEyE. Así, se ha señalado que para que proceda la ejecución se
requiere que la obligación sea exigible al tiempo de entablarse la demanda, sin necesidad de la
notificación. Así, el artículo 441 establece que el Tribunal examinará el título y despachará o
denegará la ejecución, sin audiencia ni notificación del demandado, aun cuando se haya
apersonado en el juicio.
Otra tesis, sostiene que la concurrencia del requisito en estudio debe existir al momento en que
se requiera de pago al deudor. También hay que tener presente que el control de la
exigibilidad de la obligación no puede efectuarla el Tribunal de oficio, porque:
 El artículo 442 se refiere a que el Tribunal sólo puede declarar de oficio la prescripción
de la acción ejecutiva u no su falta de exigibilidad.
 El artículo 256 faculta al Tribunal para no dar curso a la demanda que no contenga las
indicaciones ordenadas en los tres primeros números del 254, expresando el defecto de
que adolece, pero ninguno de ellos se refiere a la exigibilidad.


El artículo 84, señala que el juez puede corregir de oficio los errores que observe en la
tramitación del proceso, pudiendo también tomar las medidas que busquen evitar la
nulidad de los actos del procedimiento. Esto no puede aplicarse a la exigibilidad de la
obligación porque el cumplimiento de este requisito no conlleva a la nulidad del
procedimiento, sino que sólo al rechazo de la demanda.
Respecto a la exigibilidad, hay que tener presente la regla del artículo 1551 del CC, “la
mora purga la mora”.
c) Obligación Líquida  Líquida es aquella en que la declaración contenida en el título es
completa, en el sentido de que se baste a sí misma; es decir, debe tratarse de obligaciones en las
cuales no sea dudoso lo que se debe, y su determinación cualitativa. El artículo 438, señala
cuándo debe entenderse que una obligación es líquida, señalando que la ejecución puede
recaer en:




Una especie o cuerpo cierto que se debe y que exista en poder del deudor.
Sobre el valor de una especie debida y que no exista en poder del deudor, haciéndose
su avaluación por perito que nombrará el tribunal
Sobre cantidad líquida de dinero.
Sobre cantidad de un género determinado cuya avaluación pueda hacerse en la forma
que establece el número anterior.
Interpretado el inciso tercero del artículo 438, se ha establecido que la obligación
líquida, si el título establece la forma en que debe procederse a efectuar la
liquidación
obligación.
es
de
la
El artículo 25 de la Ley 18010 establece que en los juicios de cobro de
cualquiera obligación
de dinero reajustable, el pago se hará en moneda corriente, liquidándose el crédito a esa fecha,
por el valor que tenga el capital reajustado de acuerdo al índice pactado o la UF. Si el juicio
fuere ejecutivo, no será necesaria avaluación previa.
El inciso final del artículo 438, alude a las obligaciones expresadas en moneda extranjera, las
que no será necesaria proceder a su avaluación, sin perjuicio de las reglas que para su
liquidación y pago se expresan en otras disposiciones del CPC. Pero en verdad estas normas se
recogen en los artículos 20 y 24 de la Ley 18010.
Existen dos tipos de obligaciones expresadas en moneda extranjera:
a. Las que deben pagarse en moneda extranjera de acuerdo a autorización legal o del
Banco Central  En ellas el acreedor puede exigir el cumplimiento en la moneda
estipulada, o ejercer los derechos que para el deudor se originan de la correspondiente
autorización (artículo 20).
b. Las que deben pagarse en equivalente nacional  De acuerdo al tipo de cambio
vendedor del día de pago. En el caso de vencimiento, se aplica el tipo de cambio del día
del vencimiento, se aplica el tipo de cambio del día del vencimiento si fuere superior al
del día de pago (artículo 2º inciso 1° Ley 18010).
Sea que se exija el cumplimiento en moneda extranjera o su equivalente en nacional el
ejecutante tiene la obligación de acompañar a la demanda un certificado de un Banco de la
plaza que acredite el tipo de cambio de la moneda extranjera (artículo 21 Ley 18010).
Nuestra Jurisprudencia ha señalado últimamente que la omisión de la presentación del
certificado en el plazo señalado por el legislador, no resta liquidez a la acción ejecutiva y sólo
debe entenderse como una forma de facilitar la liquidación del crédito a la fecha de la
demanda.
La avaluación que se efectúa en este caso cumple con dos objetos:
 Sirve para determinar la cuantía de la causa
 Sirve para determinar el carácter de líquida de la obligación.
d) La obligación debe constar en un título ejecutivo  Al respecto la jurisprudencia ha señalado
que:
1° Es el documento que da cuenta de un derecho y una obligación indubitada y al
ley otorga la suficiencia necesaria para obtener el cumplimiento de la
obligación
aparece.
2° Que es la declaración solemne a la cual la ley otorga específicamente la
indispensable para ser el antecedente de una ejecución.
cual la
que allí
fuerza
3° Es aquel que da cuenta de un derecho indubitable al cual la ley otorga
suficiencia
necesaria para exigir el cumplimiento forzado de una obligación de dar, hacer o no hacer en él
contenida, obligación que además debe tener las características de líquida, actualmente
exigible y de no hallarse prescrita.
Existen tres aspectos importantes:



Sólo pueden ser creados por ley
Tienen siempre el carácter de solemne
Debe constar la existencia de una obligación de dar, hacer o no hacer, líquida,
actualmente exigible y no prescrita.
El artículo 434 señala cuáles son los títulos ejecutivos. Sus características son:
1°) Deben estar establecidos por ley  Sólo al legislador corresponde dar el carácter de título
ejecutivo a los instrumentos, los que se encuentran enumerados en el artículo 434, además, el
N° 7 de este artículo señala que “tiene mérito ejecutivo cualquier otro título al que las leyes den
fuerza ejecutiva”
2°) Tienen carácter de autónomos  Es decir se bastan a sí mismos, debiendo comprenderse en
él todos los elementos que permiten el ejercicio de una acción ejecutiva. O sea, debe existir un
título ejecutivo que de cuenta de obligación de dar, hacer o no hacer, la que debe ser líquida o
determinada, actualmente exigible y no prescrita. Sin embargo, es posible estar frente a títulos
ejecutivos
compuestos, es decir que el título conste materialmente en dos o más
instrumentos, siempre y cuando éstos tengan el carácter de títulos ejecutivos considerados
individualmente.
3°) Debe ser perfecto  Es decir debe reunir todos los requisitos previstos por
que pueda iniciarse la ejecución, y de acuerdo a Colombo estos requisitos son:



ley
para
Que su formalidad material se encuentre contemplada en alguno de los títulos
descritos por el artículo 434 o por ley especial.
Que contenga los elementos propios de la acción ejecutiva, es decir la expresión
material de una obligación de dar, hacer o no hacer, que sea líquida, actualmente
exigible y no prescrita.
Que los requisitos concurran al tiempo de presentarse la demanda ejecutiva y
efectuarse requerimiento de pago.
4°) Constituye un presupuesto para la iniciación del JE, generando una presunción
de
veracidad a favor del ejecutante y altera la carga de la prueba, al presumirse cierto lo que
consta en él  Para poder iniciar el JE se requiere que a la demanda ejecutiva se acompañe
título ejecutivo. De acuerdo al artículo 441 “El tribunal examinará el título y despachará o denegará
la ejecución, sin
audiencia ni notificación del demandado, aun cuando éste se haya apersonado
en el juicio”
Clasificación  Los TE admiten diversas clasificaciones:
a) Según si permiten o no iniciar de inmediato la ejecución  Perfectos e imperfectos.

Perfectos  Son los creados por ley que se bastan a sí mismos para iniciar de inmediato
y sin más trámite la ejecución. Revisten este carácter la sentencia firme o que causa
ejecutoria, ya sea definitiva o interlocutoria, la copia autorizada de escritura pública, el
acta de avenimiento pasada ante tribunal competente y autorizada por el ministro de fe
o dos testigos de actuación, la letra de cambio o pagaré respecto del aceptante o
suscriptor, que hubiera sido protestado personalmente, siempre que éstos al momento
del protesto no tachen de falsa su firma y las letras de cambio o pagarés y cheques
respecto de los obligados al pago cuya firma aparezca autorizada ante notario u oficial
del Registro Civil en las comunas donde no tenga asiento un notario.

Imperfectos  Son aquellos establecidos por el legislador, respecto de los cuales se
exige la realización en forma previa de una gestión preparatoria de la vía ejecutiva para
complementar los requisitos de un título preexistente o para originarlo mediante ella, a
fin de proceder a la ejecución.
b) Según su origen  Judiciales, convencionales o administrativos.

Judiciales  Aquellos que se generan dentro de un proceso para los efectos de poner
término a éste, estableciendo una obligación en beneficio de una de las partes. Tienen
este carácter, las Sentencias Definitivas o interlocutorias firmes o que causan ejecutoria,
el acta de conciliación y el acta de avenimiento pasada ante tribunal competente y
autorizada por ministro de fe o dos testigos de actuación.

Convencionales  Aquellos en que las partes establecen fuera del proceso en un
documento indubitado por el legislador, la existencia de una obligación en beneficio de
una de las partes. Tiene este carácter la copia de escritura pública, la letra de cambio o
pagaré protestado notarialmente por falta de pago en forma personal, sin que se haya
opuesto tacha de falsedad a la firma en el acto del protesto y la letra de cambio, pagaré
o cheque en que se haya autorizado la forma de los obligados al pago ante notario.

Administrativos  Aquellos en que la administración genera el título en virtud del
cual cobra ejecutivamente una obligación a un particular.
c) Según el número de voluntades que concurren a su generación  Unilaterales y bilaterales.

Unilaterales  Aquellos que requieren la concurrencia de la voluntad de un solo sujeto
para que se generen, por ejemplo, la sentencia, la letra de cambio, pagaré, cheque, la
confesión.

Bilaterales  Aquellos que requieren la concurrencia de voluntad de dos o más partes
para que se generen, por ejemplo, el acta de avenimiento, el acta de conciliación, y la
obligación que consta de un contrato que se contiene en escritura pública.
d) Según la forma en que se encuentran establecidos  Ordinarios y especiales.


Ordinarios  Aquellos que numera el artículo 434 CPC.
Extraordinarios  Aquellos contemplados en leyes especiales.
Títulos ejecutivos perfectos  Son aquellos que son suficientes para que el tribunal acceda
provisionalmente a la demanda, abriendo con su mérito la ejecución, despachando MEyE contra el
ejecutado. De acuerdo al artículo 434 CPC “El JE tiene lugar en las obligaciones de dar cuando para
reclamar el cumplimiento se hace valer alguno de los siguientes títulos:
1° Sentencia firme, bien sea definitiva o interlocutoria  Son las SD o interlocutorias de condena las
que constituyen TE, es decir aquellas que prescriben que una de las partes debe satisfacer a otra una
prestación de dar, hacer o no hacer alguna cosa.
De acuerdo al artículo 174 CPC, “Se entenderá firme o ejecutoriada una resolución desde que se haya
notificado a las partes, si no procede recurso alguno en contra de ella;
y, en caso contrario, desde que se notifique el decreto que la mande cumplir, una vez que terminen los
recursos deducidos, o desde que transcurran todos los plazos que la ley concede para la interposición
de dichos recursos, sin que se hayan hecho valer por las partes. En este último caso, tratándose de
sentencias definitivas, certificará el hecho el secretario del tribunal a continuación del fallo, el cual se
considerará firme desde este momento, sin más trámites”.
En cuanto a su origen, es TE perfecto, la SD o interlocutoria firme cualquiera que sea el tribunal que la
dictó: ordinaria, especial y/o arbitral. Respecto de las sentencias arbitrales, si bien ellas constituyen
TE, los árbitros no pueden conocer del JE, al contemplar este procedimiento el apremio, los que deben
ser reconocidos por la justicia ordinaria (artículo 635).
Sin embargo, respecto a las sentencias emanadas de tribunales extranjeros, es previo que se otorgue el
exequátur, y entonces se podrá iniciar el JE ante el tribunal sólo que le hubiera correspondido conocer
del negocio en primera o única instancia si éste se hubiera promovido en Chile.
La SD o interlocutoria, para que puedan iniciar un JE pueden ser las originales que se encuentran en el
expediente donde se pronuncian, o una copia autorizada. Respecto a las copias, existe un libro
copiador de sentencias de donde se pueden extraer.
Si bien el artículo 434 se refiere sólo a las SD firmes o ejecutoriadas, la Jurisprudencia ha señalado que
entre los títulos a que las leyes dan fuerza ejecutiva, quedan incluidas las sentencias que causan
ejecutoria, es decir aquellos que pueden cumplirse no obstante existir recursos pendientes en su
contra. Así el carácter de TE de las sentencias que causan ejecutoria estaría dado por el Nº 7 del
artículo 464.
La orden de no innovar que se contempla en los recursos de hecho, apelación concedida en el solo
efecto devolutivo, queja e inaplicabilidad, en caso de ser impartida, generan la suspensión de los
efectos de la sentencia que causa ejecutoria. Es decir, que si se llegare a invocar como TE respecto de
una sentencia respecto de la cual estuviere vigente la orden de no innovar, podría oponerse respecto
de esta ejecución la excepción basada en el artículo 464 Nº 7.
2º Copia autorizada de Escritura Pública  Es otorgada por el notario ante el que se otorgó la
escritura matriz u original o por el archivero judicial, que tenga en su poder el respectivo protocolo o
registro público. Hay que considerar que por lo que dice el artículo 434, lo que es título ejecutivo
perfecto es la copia autorizada de escritura pública y no su matriz.
3º Acta de avenimiento pasada ante tribunal competente y autorizada por un ministro de fe o por
dos testigos de actuación  En este punto, es necesario traer a memoria los equivalentes
jurisdiccionales que son formas o maneras no jurisdiccionales de resolver un conflicto jurídico, y estas
formas son:
a) Transacción  De acuerdo al artículo 2446 CC, es un contrato en que las partes terminan
extrajudicialmente un litigio pendiente o precaven uno eventual, efectuándose concesiones
recíprocas. La transacción no será TE sino consta en escritura pública, y en este caso no será
equivalente jurisdiccional, sino que la copia autorizada de la escritura pública.
b) Conciliación  Es una manera de poner término a los juicios civiles, salvo las excepciones
legales, mediante el acuerdo directo de las partes, producido en razón de proposiciones de
bases de arreglo formuladas por el tribunal. Este, no puede entenderse dentro del Nº 3 del
artículo 434, sino que dentro del Nº 1, porque la ley otorga el valor y carácter de SD
ejecutoriada, así lo señala el artículo 267 CPC “De la conciliación total o parcial, se levantará
acta, que consignará sólo las especificaciones del arreglo; la cual se estimará como sentencia
ejecutoriada para todos los efectos legales”.
c) Avenimiento  Es una convención procesal, generada a instancia de parte dentro del
procedimiento, cuya finalidad es la de poner término total o parcialmente al conflicto que lo ha
originado. Para que el avenimiento sea SE TE requiere que:

El acta que da cuenta de él esté pasada ante tribunal competente  Es decir el tribunal
que haya tomado conocimiento del acta de avenimiento y le hubiere prestado su
aprobación. Según Mosquera “pasada ante tribunal competente” alude a que debe
existir constancia de la agregación material del avenimiento en el expediente. En la
práctica, los tribunales no pronuncian resolución que apruebe el avenimiento, sino que
se dictará un “téngase presente”. En todo caso, respecto al avenimiento celebrado sobre
alimentos futuros que se deben por ley a ciertas personas, se exige expresamente su
aprobación por parte del tribunal de acuerdo al artículo 2451 CC. En cambio para
Colombo la expresión significa que ha debido ser presentada al tribunal.

Que el acta se encuentre autorizada por un ministro de fe o por dos testigos de
actuación  La regla general, es que el ministro de fe sea el secretario del tribunal,
aunque también puede serlo un notario. Excepcionalmente, el acta de avenimiento será
autorizada por dos testigos, cuando se lleva ante árbitros arbitradores que no hayan
designado ministro de fe (artículo 639).
4) Títulos de Crédito  Sólo son TE en dos casos:
a) La letra de cambio o pagaré, que hubiera sido protestado personalmente por falta de pago por
un notario, no habiendo el aceptante de la letra o suscriptor del pagaré opuesto tacha de
falsedad al momento de protestarse el documento, o dentro de tercero día  Así lo señala el
artículo 434 Nº 4. El protesto de los documentos, se puede efectuar por falta de pago, falta de
aceptación o falta de fecha de aceptación, pero sólo el de por falta de pago permite ejercer la
acción ejecutiva inmediatamente, pues sólo la falta de pago reúne los requisitos anteriormente
estudiados para que el procedimiento fuera procedente (la obligación de pagar es de dar, ya
que es tradición).
El protesto es un acto solemne, que generalmente se efectúa por un notario, pero
excepcionalmente la ley 18.092 autorizó a los bancos y sociedades financieras a protestar letras
de cambio y pagarés que se encuentren en su poder como beneficiarios o endosatarios y salvo
instrucciones en contrario del portador del documento. El protesto bancario tiene una doble
limitación, por una parte sólo pueden protestarse letras por falta de pago, y por otro lado, el
protesto efectuado de esta manera, no tiene el carácter de personal. De acuerdo al artículo 71
inciso final de la Ley 18.092, el protesto bancario no tendrá el carácter de personal para los
efectos de lo dispuesto en el Nº 4 del artículo 464.
El protesto es un procedimiento solemne, regulado entre los artículos 59 al 78 de la ley 18.092,
cualquier omisión en esas solemnidades, provoca la nulidad del protesto de la letra de cambio,
y carece ésta de mérito ejecutivo.
El protesto tiene por fin, conservar los derechos y acciones del titular respecto de los obligados
al pago del documento, siempre que no sean el aceptante de la letra o el suscriptor del pagaré.
Si no se realiza en tiempo y forma el protesto por falta de pago, caducarán las acciones
cambiarias que el portador pueda tener en contra del librador, endosantes y los avalistas de
ambos.
b) La letra de cambio, pagaré o cheque respecto de los obligados al pago cuya firma haya sido
autorizada por un notario  Así lo dispone el artículo 464 Nº 4 inciso 2º. Este es el único caso
en que el cheque protestado es un TE perfecto, por lo que no se exige que el protesto se
notifique personalmente.
5º) Cualquier otro título a que las leyes den fuerza ejecutiva  Artículo 434 Nº 7. Algunos de estos
TE establecidos por ley y que no encuentran expresamente en el artículo 434 son:
a) La sentencia que causa ejecutoria
b) El contrato de prenda agraria otorgado en instrumento privado, cuya firma haya sido
autorizada por un notario o un oficial del Registro Civil (artículo 5º inciso 3º Ley 4.097 sobre
Prenda Agraria).
c) Contrato de prenda industrial celebrado por escritura privada, autorizada por un notario
(artículo 27 inciso 49 Ley 5.687 sobre contrato de prenda industrial).
d) Copia del acta de la asamblea de copropietarios válidamente celebrada, autorizada por el
comité de administración, o en su defecto por el administrador, en que se acuerden gastos
comunes, extendidos en conformidad al acta, siempre que se encuentren firmadas por el
administrador (artículo 27 Ley 19.537 y artículo 16 DS 46).
e) El contrato de compraventa de cosas muebles a plazo otorgado por instrumento privado
autorizado ante notario o por oficial de registro civil (artículo 4º Ley 4.702).
f) Las listas o nóminas de los deudores que se encuentran en mora del cumplimiento de
obligaciones o sanciones tributarias en su caso (artículo 169 inciso 1º DL 830sobre Código
Tributario).
g) Copia del acta de la junta o del acuerdo del directorio o la parte pertinente de la misma, en que
se haya acordado el pago de dividendos, certificada por la Superintendencia de Valores,
Seguros y SA, en las SA abiertas o por un notario en las cerradas; y el o los títulos de las
acciones o documento que haga sus veces, constituyen TE contra la sociedad para demandar el
pago de esos dividendos (artículo 83 Ley 18.046 sobre SA).
h) Los bonos vencidos por sorteo, rescate o expiración del plazo de su vencimiento y los cupones
también vencidos, tendrán mérito ejecutivo en contra del emisor. En caso de bonos sorteados,
éstos deberán figurar en el acta respectiva (artículo 20 Ley 18.045).
i) Ante los Juzgados de Letras del Trabajo, las actas que den constancia de acuerdos producidos
ante los Inspectores del Trabajo, firmada por las partes y autorizadas por éstos que contengan
la existencia de una obligación laboral o sus copias certificadas por la respectiva inspección del
Trabajo (artículo 435 Código del Trabajo).
Títulos Ejecutivos imperfectos o incompletos  Es aquel que para lograr eficacia como TE requiere
de una gestión preparatoria de la vía ejecutiva. Esta GPVE puede referirse a la materialidad del título
o a la obligación que contiene. Las GPVE son:




El reconocimiento de firma puesta en un instrumento y la confesión de deuda
La confrontación de títulos y cupones
La avaluación
La notificación del TE a los herederos.
De acuerdo a la Jurisprudencia, la PVE es aquella gestión judicial contenciosa a crear un TE, sea
directamente construyendo al título mismo, o complementando determinados antecedentes, o bien
supliendo las imperfecciones de un título con existencia incompleta. Su objeto es crear un TE que
permita la entrada al JE, dicha finalidad se logra por alguna de estas formas.



Creándose el título en la gestión misma
Complementando mediante actuaciones judiciales ciertos antecedentes que justifican la
existencia de la obligación
Complementando imperfecciones de un título con determinada actuación judicial.
1º) GPVE de Reconocimiento de firma y confesión de deuda  El CPC las regula en los artículos 434
Nº 4 y 5, 435 y 436. La diferencia entre ambos, es que en el reconocimiento de firma, existe un germen
de TE que va a ser complementado con la GP, mientras en la confesión no existe nada previo.
El artículo 434 Nº 4 posibilita la gestión de reconocimiento de firma, sólo respecto de instrumentos
privados que se encuentran firmados; en caso de no tener firmas, la vía ejecutiva debe prepararse a
través de la confesión de deuda. Ambas gestiones pueden llevarse a cabo, conjunta o separadamente.
De acuerdo a la Jurisprudencia, el reconocimiento de firma es un acto enteramente personal, así no
procedería citar al heredero para que reconozca la firma del causante. Respecto de los incapaces, debe
efectuarse con el representante de éstos y no con el incapaz, so pena de declararse nula la gestión.
En cuanto a la tramitación, es sencilla: se presenta escrito al tribunal solicitando que se cite a la
persona a reconocer la firma puesta en un instrumento privado que se acompaña, y/o a confesar la
deuda bajo los apercibimientos legales contemplados en los Nº 4 y 5 del artículo 434 y artículo 435. El
apercibimiento, es esencial para que se tenga, en caso de rebeldía o respuestas evasivas, por preparada
la vía ejecutiva. El escrito de solicitud se provee fijando el tribunal una audiencia para que el deudor
concurra bajo apercibimiento legal. Si se ha acompañado el documento firmado, el tribunal ordena
que se ingrese a la custodia del secretario. El plazo contemplado en la resolución es de carácter
judicial, por lo tanto es susceptible la prórroga.
Como la gestión tiene sólo por objeto el reconocimiento de la firma o la confesión de la deuda, en ella
el deudor no puede hacer objeciones de fondo ni oponer excepciones; no obstante, el citado podría
promover incidentes dilatorios que no digan relación con el fondo de la cuestión debatida, como el
incidente de incompetencia del tribunal o alegar de que no es de aquellas personas que están
obligadas a comparecer ante el tribunal, de acuerdo al artículo 389. Todos estos incidentes deben
promoverse antes a la verificación de la audiencia fijada por el Tribunal.
Actitudes que puede adoptar el citado  Hay que distinguir:
a) Comparece y niega la deuda o la firma  La GP termina inmediatamente, y el acreedor
carecerá del TE, por lo que deberá iniciar un JO. Asimismo, aunque no es el criterio de la
Jurisprudencia, se podrá aplicar el JS basado en lo que preceptúa el artículo 680 inciso 1º.
Ahora, la persona que ha desconocido la firma o negado la deuda, siendo ambas verdaderas,
no comete delito alguno, pues de acuerdo la Jurisprudencia no existe delito de perjurio en
causa propia.
b) Comparece y reconoce la firma o confiesa la deuda  Automáticamente se tiene por preparada
la vía ejecutiva y el título en el cual constará el reconocimiento o confesión será el acta que se
levante de esa diligencia efectuada ante el juez, más el instrumento privado, en el caso del
reconocimiento de firma. El acta debe ser autorizada por el secretario del tribunal.
c) Citado comparece, pero da respuestas evasivas  El citado no niega o no reconoce
derechamente la autenticidad de la firma o la existencia de la deuda, sino que contesta con
vaguedad, eludiendo responder categóricamente a las preguntas que se le dirigen. En estos
casos, el ejecutante debe presentar escrito solicitando al tribunal que tenga por reconocida la
firma o por confesa la deuda por haberse incurrido en el apercibimiento del artículo 435 CPC.
La vía ejecutiva se va a encontrar preparada cuando la resolución del tribunal que accede a la
solicitud de dar por confeso o por reconocida la firma al citado que da respuestas evasivas, se
encuentre ejecutoriada. Esta resolución, es una sentencia interlocutoria de segundo grado, ya
que ha de servir de base para la dictación posterior de una sentencia interlocutoria, como es el
MEyE.
d) El citado no comparece  En caso que se deba a fuerza mayor o caso fortuito, de acuerdo al
artículo 79 él tiene la facultad de solicitar la nulidad de todo lo obrado dentro del plazo de 3
días desde que hubiere cesado el impedimento. Para evitar una no comparecencia, han
permitido los tribunales que comparezca antes de la audiencia o bien que comparezca
mediante un escrito evacuando la diligencia. De acuerdo a la Jurisprudencia, el citado puede
concurrir a la audiencia en cualquier hora del día pues la hora es un mero punto referencial.
Con todo, si el citado no se encuentra en ninguna de las situaciones citadas, el ejecutante
deberá presentar escrito solicitando al tribunal que tenga preparada la vía ejecutiva, en virtud
de la inasistencia del deudor y por haber operado el apercibimiento del artículo 435, siendo la
resolución que la acoge una sentencia interlocutoria de segunda clase, produciendo cosa
juzgada. Ahora, si el citado reconoce la firma pero niega la deuda, de acuerdo al artículo 436 se
tendrá por preparada la vía ejecutiva.
Ahora, cabe tener presente que no es lo mismo confesión – prueba que GPVE:
MEDIO DE PRUEBA
GPVE
Fin: acreditar hechos sustanciales, Fin: reconocimiento de la deuda para
pertinentes y controvertidos en el efectos de preparar la vía ejecutiva.
procedimiento
Puede ser espontánea o provocada
Para que se tenga por confeso al citado, es
necesario que se le haya citado dos veces
a absolver posiciones, jugando el
apercibimiento del artículo 394 sólo luego
de la segunda citación.
El absolvente va a ser notificado mediante
mandatario judicial y por cédula
Si fracasa la confesión, el hecho
sustancial, pertinente y controvertido
podrá acreditarse por cualquier otro
medio de prueba
Siempre es provocada
Para que juegue el apercibimiento del Nº
4 del artículo 434 en relación al 435, basta
con que se haya citado en una sola
ocasión al deudor.
La deudor va a ser citado a la audiencia
personalmente
Si fracasa, el procedimiento termina,
quedándole al ejecutante la vía ordinaria
para el reconocimiento de la obligación y
posterior ejecución.
Si el citado confiesa pura y simplemente, queda preparada la vía ejecutiva. Pero si presta confesión
calificada, no queda preparada, porque la deuda no está reconocida. Respecto a la compleja, hay que
distinguir:
 Compleja de Primer grado o Conexa  Es aquella en que se reconoce el hecho, pero se
agregan otros vinculados al anterior, que le quitan todo efecto, por lo que se puede
proceder a dividir cuando se acredita falsedad. No se puede tener por preparada la vía
ejecutiva, el ejecutante fracasa y debe recurrir a un JO, pudiendo en él utilizar la
confesión conexa del deudor.
 Compleja de segundo grado o inconexa  Aquella en que el deudor reconoce el hecho,
pero le agrega otro que lo desnaturaliza. En este caso, deberá tenerse por preparada la
vía ejecutiva ya que es divisible, pero el deudor podrá oponer la correspondiente
excepción para acreditar la existencia del hecho inconexo que agregó y que le impide
producir efectos a su confesión (vgr, compensación).
2° GPVE de Confrontación de títulos y cupones  Se usa para cobrar títulos al portador o
nominativos, emitidos por instituciones legalmente autorizadas para ello.
En este caso la GP consiste en confrontar el título con el libro – talonario de donde se ha sacado. El
legislador, establece una protección al titular o poseedor de los títulos frente a la tacha de falsedad en
el inciso 2° del N° 6 del artículo 434, con lo que el deudor posteriormente puede oponer la excepción
de falsedad del título.
Actualmente, este GP recibe poca aplicación, pues los bonos al ser el principal documento que emiten
las sociedades privadas para el endeudamiento debe emitirse cumpliendo las normas del modo de
valores, y de acuerdo al artículo 20 de la Ley 18.045 los bonos son TE perfectos.
3° GPVE de notificación judicial de protesto de letras de cambio, pagarés o cheques  Estos
documentos son títulos ejecutivos perfectos cuando han sido protestados personalmente y no se
opone tacha de falsedad en el acto de protesto por falta de pago ante el notario. Sin embargo se
requiere esta GP cuando:



Se quiera cobrar una letra o pagaré cuyo protesto no se hubiera efectuado
personalmente y la firma no ha sido autorizada ante notario.
Se quiera cobrar un cheque donde la firma del girador no aparece ante notario, sea al
girador o a otros obligados al pago.
Se quiera cobrar a cualquiera de los obligados al pago de un documento que no sea el
aceptante de la letra o el suscriptor del pagaré, sea que el protesto se haya efectuado
personalmente o no, y cuyas firmas no se encuentren autorizadas ante notario.
La GP consiste en que el ejecutante debe presentar un escrito solicitando al tribunal que notifique
judicialmente el protesto a los obligados al pago del documento, bajo el apercibimiento de tenerse por
preparada la VE en caso de que ellos no opongan tacha de falsedad a su firma dentro del plazo de tres
días. En este escrito se debe copiar el acta del protesto o se debe acompañar fotocopia de dicha acta
(que hace el banco), la que pasa a acompañar al escrito para efectos de notificación. Si el acta no se
acompaña o no se transcribe, la notificación de protesto se tendrá por nula. El tribunal provee a esta
solicitud “como se pide” o “notifíquese bajo el apercibimiento legal”.
Frente a la notificación válida, el deudor puede:

No hacer nada en el plazo  Transcurridos los tres días, se presenta un segundo
escrito solicitando se certifique por el secretario del tribunal, que el deudor no ha
opuesto tacha de falsedad. Con el sólo mérito de este certificado y sin dictar resolución,
se tendrá por preparada la VE.

Comparecer y tachar de falsa su firma en el plazo  De acuerdo al legislador el
deudor tiene dos oportunidades para tachar su firma, en el acto de la notificación, o
dentro de tercero día. Si opone tacha al notificarse, el receptor deberá dejar constancia
de ello en el expediente (artículo 57). Cuando lo hace al concurrir al tribunal, se deberá
dar traslado al ejecutante tramitándose el asunto como incidente, caso en el cual será
necesario recurrir a perito caligráfico. A quien le corresponderá acreditar la
autenticidad de la firma es al demandante o solicitante. La resolución que falla el
incidente, es apelable sólo en el efecto devolutivo, cuando el que apela es el deudor.
En el incidente si el tribunal resuelve que la firma es falsa, fracasa la GP. En cambio, si
se acredita que la firma era real, deberá declararlo, pasando a constituir el documento
un TE.
Ahora, si la firma tachada resulta ser auténtica, de conformidad al artículo 110 de la
Ley 18.092, será sancionado el deudor con las penas del delito de estafas del artículo
467 del Código Penal. Esta resolución que establece que la firma es auténtica, produce
cosa juzgada formal, de acuerdo al artículo 112 de la citada ley, ya que la resolución no
impide que el ejecutado pueda durante el curso del JE volver a alegar la tacha de
falsedad de firma, siendo ahora la carga de la prueba del ejecutado.
Respecto al cheque, este protesto es un certificado que estampa el librado (un banco) al
dorso del cheque, al tiempo de la negativa de pago, expresando la causa, fecha y hora y
con las firmas del portador y del librado, sin necesidad de que intervenga un ministro
de fe (artículo 33 inciso 2° DFL 707).
El cheque, cabe señalar, puede ser protestado por falta de fondos, cuenta cerrada o por
haberse dado orden de no pago. Sólo éstos habilitan para iniciar un procedimiento por
el delito de giro doloso de cheque (artículo 22 inciso 2° DFL 707), y en estos casos
puede llegar a existir responsabilidad penal previa GP de notificación de protesto
judicial.
De acuerdo al artículo 34 del DFL 707, una vez que el banco protesta el cheque, se
generan dos pretensión para su posterior cobro: una civil, que va a perseguir el cobro
del cheque como TE en un JE si la firma está autorizada ante notario, o en caso de
carecer de ese tipo de firma, previa GP de notificación de protesto. La otra es de
carácter penal, ya que el legislador en el artículo 22 del DFL 707, ha establecido el delito
de giro doloso. Este procedimiento penal, tiene dos fases: una ante el juez civil, donde
se notifica el protesto al girador, y otra ante el correspondiente juzgado del crimen.
Protestado un cheque, para que se configure el delito de giro doloso, es necesario que el
protesto se notifique válidamente al librador. Si después de tres días el girador no
deposita en la cuenta corriente del tribunal suficientes fondos para cubrir el pago del
cheque, sus intereses y costas, sólo entonces el tenedor del documento tiene derecho a
entablar la pretensión criminal, siendo tribunal competente el del domicilio que
librador tiene registrado en el banco.
De acuerdo al artículo 41 inciso 1° del DFL 707, la notificación podrá hacerse
personalmente o en la forma del artículo 44, caso último en el que no será necesario
cumplir con el inciso 1° del citado artículo (búsquedas en dos días distintos y que no se
encuentre, que se acredite que está en el lugar del juicio y cuál es su morada, o el lugar
donde ejercer su industria, profesión o empleo, bastando la debida certificación del
ministro de fe), ni se necesitará orden judicial para la entrega de las copias que en él se
disponen.
La competencia del juez civil, se extiende sólo a la gestión de notificación.
Transcurridos los tres días, sin que se haya efectuado la consignación, debe solicitarse
que se verifique esa circunstancia por el secretario del tribunal, que se otorguen copias
autorizadas de todo lo obrado, incluso dicha certificación, y también se solicita que se
devuelva el cheque al solicitante de la gestión.
Efectuado esto, se configuran los presupuestos de la acción penal, debiendo
interponerse la querella por el delito de giro doloso ante el tribunal competente.
La prescripción de la acción penal y de la acción ejecutiva contra los obligados al pago
de un cheque es de un año, contado desde la fecha del protesto (artículo 34 DFL 707).
Ahora, también se aplica a ellas lo referente a que el girador que tache de falsa su firma
y posteriormente se acredite la autenticidad de la misma, será sancionada su actitud
con la penas del artículo 467 del Código Penal, salvo que acredite justa causa de error o
que el título en que firmó es falso.
4° GPVE de Avaluación  Se requiere, cuando lo que se demanda es la especie o cuerpo cierto
debido que no se encuentra en poder del deudor o cuando se demanda la cantidad de un genero
determinado (artículo 438 N° 2 y 3).
En este caso, el ejecutante debe presentar un escrito acompañando el título y solicitando que se
designe un perito para efectuar la avaluación y proceder a la liquidación, teniendo por preparada la
VE. El tribunal en este caso, deberá designar de inmediato a un perito, sin necesidad de voluntad de
partes, de modo que esta GP tiene un carácter de sumario.
El ejecutante puede reclamar objetando la avaluación del perito y apelando de la resolución que
acepta la avaluación; si no lo hace, la avaluación quedará firme respecto a él, no pudiente alegar
posteriormente contra ella.
El ejecutado puede reclamar en la misma ocasión que el ejecutante, y si lo hace genera un incidente.
Pero también puede reclamar posteriormente, durante el curso del JE oponiendo la excepción de
exceso de avalúo (artículo 464 N° 8).
Ejecutoriada la resolución que aprueba la avaluación pericial, puede el ejecutante interponer la
demanda ejecutiva y solicitar que se despache MEyE. Si la interpone sin que se hubiera efectuado la
GP, el ejecutado puede oponer la excepción del artículo 464 N° 7.
5°) GPVE de notificación del TE a los herederos del deudor  Fluye de diversas normas:
a) El artículo 1377 CC  De acuerdo al cual “Los TE contra el difunto lo serán igualmente contra los
herederos; pero los acreedores no podrán entablar o llevar adelante la ejecución sino pasados 8 días desde
la notificación judicial de sus títulos”.
b) El artículo 5° CPC  “Si durante el juicio fallece alguna de las partes que obre por sí misma, quedará
suspenso por este hecho el procedimiento, y se pondrá su estado en noticia de los herederos para que
comparezcan a hacer uso de su derecho en un plazo igual al de emplazamiento para contestar demandas,
que conceden los artículos 258 y 259”.
Del juego de ambas disposiciones tenemos las siguientes posibilidades:
I. Que el deudor fallezca antes de iniciarse la ejecución  Aun no existe un JE, por lo tanto no es
aplicable el artículo 5° CPC. Sólo se aplicará el artículo 1377 del CC, por ello deberá notificarse
del TE a los herederos del deudor y esperar el término.
II. El deudor fallece durante el curso del juicio  Nuevamente hay que distinguir:

Deudor obraba personalmente en el procedimiento  Prima la norma del CPC, por lo
tanto, debe notificarse a los herederos, quedando el procedimiento paralizado durante
el término de emplazamiento del JO.

Deudor obraba por medio de apoderado  Rige la norma del CC, es decir debe
notificarse a los herederos del deudor y no puede llevarse adelante la ejecución sino
después de transcurrido un plazo de 8 días contados desde la notificación del título (la
notificación será la personal, o la del artículo 44, e incluso la de avisos).
Tramitación del JE
I.- El cuaderno ejecutivo  El JE puede comenzar por DE o GPVE. Si es por DE, como tal se rige por
las reglas de la competencia relativa, incluso la distribución de causas. En cambio si se ha iniciado por
GPVE, la demanda no va a distribución, sino que se presenta directamente ante el tribunal que
conoció de la GP (artículo 108 COT).
La situación del demandado en este procedimiento es diferente:

Durante la GPVE  Sólo puede intervenir cuando la ley así lo establece.

De acuerdo a la ley, al intervenir en la GPVE no prorroga la competencia por su
comparecencia, pudiendo oponer la excepción de incompetencia del tribunal (artículo
465 inciso 2°).

De acuerdo al artículo 441  “El tribunal examinará el título y despachará o denegará la
ejecución, sin audiencia ni notificación del demandado, aun cuando se haya éste apersonado en el
juicio.
Las gestiones que en tal caso haga el demandado no embarazarán en manera alguna el
procedimiento ejecutivo, y sólo podrán ser estimadas por el tribunal como datos ilustrativos para
apreciar la procedencia o improcedencia de la acción.
Si denegado el mandamiento de ejecución, se interpone apelación de este fallo y ha lugar a ella, el
tribunal elevará el proceso al superior, también sin notificación del demandado”.
La demanda ejecutiva  Sus requisitos son:
a) Las comunes a todo escrito:
 Presentarse en papel competente
 Por conducto del secretario
 Encabezada por una suma
 Con tantas copias como partes haya que notificar.
b) Las comunes a toda demanda:
 Designación del tribunal
 Nombre, domicilio, profesión u oficio del demandante y de las personas que lo
representan, junto a la naturaleza de dicha representación
 Exposición clara de los hechos y fundamentos de derecho en que se apoya.
 Enunciación precisa y clara, en las conclusiones, de las peticiones que se someten al
fallo del tribunal. La petición concreta de la demanda, consistirá en que el tribunal
despache MEyE, y el tribunal accederá o no a ello con el mérito de la demanda y del
TE.
c) Los que habilitan para demanda en JE:




Existencia de TE
Obligación líquida
Actualmente exigible
Que la pretensión (acción) no se encuentre prescrita
d) Las normas de la ley 18.120  Debe contar con el patrocinio de un abogado habilitado, y
designar un mandatario judicial. En cuanto al poder, e puede otorgar mandato judicial
respecto de las letras de cambio y pagarés mediante el simple endoso con la cláusula “valor en
cobro” o “en cobranza”. Cuando el juicio comience por GPVE, de acuerdo a Mosquera, el
mandato otorgado para la GPVE es suficiente para proseguir la demanda, no siendo necesario
volver a conferir poder.
El Mandamiento de Ejecución y embargo (MEyE)  Cuando la demanda cumple con todos los
requisitos, lo normal es que el tribunal ordenará “despáchese mandamiento de ejecución y embargo”
o simplemente “despáchese”.
De acuerdo a la Corte Suprema, los requisitos para que el título goce de mérito ejecutivo, deben existir
al proveerse la demanda. Si la demanda se provee favorablemente para el ejecutante, la resolución
lleva envuelta dos ideas: una referente al cuaderno ejecutivo (CE) y la otra relativa al cuaderno de
apremio (CA), que precisamente se inicia con dicha resolución.
Pero puede ocurrir que no se provea a la demanda por no cumplir con los requisitos legales. Si el vicio
se refiere a la prescripción de la acción ejecutiva, el tribunal de oficio no dará curso a la ejecución
(artículo 442). También puede igual que en el JO no darle curso a la demanda que no cumple con las
letras a), b) y c) de las normas comunes a toda demanda (articulo 256). También cuando no se
constituye patrocinio y poder.
Por último, de acuerdo a la doctrina, para la dictación del MEyE, el tribunal debe previamente hacer
un atento examen de los presupuestos procesales, la legitimación activa, aptitud del libelo, y si la
obligación que el TE representa es actualmente exigible, líquida y no prescrita. El término examen que
usa el artículo 441 así lo indica, porque examen denota la idea de “indagación y estudio que e hace
acerca de las cualidades y circunstancias de una cosa u hecho”.
Características del MEyE  Son:
a) Es una resolución judicial  por lo tanto, debe cumplir con los requisitos comunes de
toda resolución judicial (artículo 169).
b) Tiene su origen en la providencia “despáchese”  Que es una auto orden del tribunal
de dictar la resolución MEyE.
c) Tiene la naturaleza jurídica de sentencia interlocutoria de segundo grado  Porque
sirve de base a la dictación de una SD. Incluso, si no se oponen excepciones en el CE, se
omite la SD y el MEyE se convierte procesalmente en la sentencia final del juicio (artículo
472).
Menciones del MEyE  Hay que distinguir entre:
a) Menciones especiales  Del artículo 443:
 La orden de requerir de pago al ejecutado por el capital, intereses y costas.
 La orden de embargar bienes suficientes del ejecutado, en cantidad sufriente para
cubrir la deuda con sus intereses y costas, si éste no paga en el acto de requerimiento.
 Designación de un depositario provisional. El embargo se entiende perfeccionado
cuando el ministro de fe entrega real o simbólicamente los bienes embargados al
depositario. La ley permite que el ejecutado sea el depositario, resguardando al
ejecutante con un tipo penal especial.
b) Menciones de la naturaleza  También señalados en el artículo 443:
 La designación de los bienes sobre los cuales puede recaer el embargo y que hace el
ejecutante en la demanda. Pero este señalamiento debe contenerlo necesariamente el
mandamiento cuando la ejecución recae sobre una especie o cuerpo cierto que está en
poder del deudor.
 Solicitud de auxilio de la fuerza pública. El tribunal no puede decretarla de oficio, ya
que es sólo a iniciativa del ejecutante.
Requerimiento de pago  Hay que precisar:
1°) Forma de notificación  En el JE, la relación jurídico procesal se perfecciona por el requerimiento
de pago, el que debe notificarse entregándose copia de la DE al notificado, la providencia que sobre
ella recae y el MEyE. Esta notificación es una notificación – requerimiento, porque por ella se pide que
el ejecutado pague, y en caso de que no lo haga se proseguirá en su contra la tramitación del JE
mediante el embargo de bienes suficientes para cubrir la deuda, intereses y costas.
Para determinar la forma en que el requerimiento se realiza hay que distinguir:
a) La DE es el primer escrito que se ha presentado en el juicio  Como tal, debe notificarse
personalmente, pero hay que distinguir:
i) Deudor es habido  El requerimiento se hará personalmente (artículo 443 N° 1 inciso 1°
primera parte), es decir por notificación del artículo 40, pero hay que considerar que el
artículo 41 dispone que en los JE no podrá hacerse el requerimiento en público, y de
haberse notificado en un lugar de libre acceso público se deberá estar a lo establecido en el
N° 1 del artículo 443.
Es decir, en el JE la notificación de la demanda puede efectuarse en un lugar o recinto de
libre acceso público, pero el requerimiento de pago no, debiendo en tal caso citarle el
receptor para un día, hora y lugar que el mismo receptor designe para practicar el
requerimiento. Si el ejecutado no concurre a esta citación, se hará inmediatamente y sin
más trámite el embargo.
ii) Deudor no es habido  El requerimiento de pago se verifica a través de la notificación
especial “cédula en espera”, que es una citación a la oficina del receptor. No concurriendo
el ejecutado a la citación, de acuerdo al artículo 443 N° 1 inciso 1° segunda parte, se hará
inmediatamente y sin más trámite el embargo.
b) La demanda ejecutiva no es el primer escrito del juicio, porque éste se ha iniciado con una
GPVE  No procede ni la notificación personal ni la cédula en espera, sino que se efectúa por
cédula si el deudor hubiere designado domicilio durante el trámite de la GPVE, de acuerdo al
artículo 443 N° 1 inciso 2°. Si el deudor no fija domicilio, se le notifica por estado diario.
2° Actitudes del ejecutado frente al requerimiento  Puede:
a) Pagar en el acto en que se le practica el requerimiento  En cuyo caso el juicio termina.
b) No pagar frente al requerimiento  Dará lugar a que se proceda a la práctica del embargo de
sus bienes en cantidad suficiente para cubrir el capital, intereses y costas; y a partir del
requerimiento de pago, se contará el plazo para que el ejecutado ejerza efectivamente su
posibilidad de defensa dentro del JE. Sólo puede defenderse mediante las excepciones que
taxativamente señala la ley. Si no se defiende transcurridos los plazos legales, se omite la SE y
el MEyE hará las veces de SE para todos los efectos legales.
3° El Embargo  Se hace efectivo cuando el deudor no pague el capital, intereses y costas al
efectuarse el requerimiento. En el CA se va a llegar siempre y necesariamente al embargo si el deudor
no paga, cualquiera que sea la actitud que tome en el CE. Si el ejecutado opone excepciones, el CA se
va a suspender a partir del embargo, hasta que se dicte sentencia condenatoria en el CE; con todo, la
oposición de excepciones no impide que se practique el embargo.
4° Designación de depositario  El ejecutante podrá solicitar que sea el propio ejecutado o pedir que
se designe a otro como tal. No podrá recaer esta designación en empleados o dependientes a cualquier
título del tribunal, ni en persona que desempeñe el cargo en tres o más juicio seguidos ante el mismo
juzgado (artículo 443 N° 3).
Esta designación es una facultad, en principio, propia del ejecutante. A Falta de designación, nace la
facultad del tribunal de designar a una persona de reconocida honorabilidad y solvencia con las
limitaciones del inciso 2° del N° 3 del artículo 443, aunque la designación también puede recaer en el
ejecutado.
Defensa del ejecutado  Tiene carácter restrictivo, pues el fundamento del JE es un TE, documento al
que el legislador ha dotado de presunción simplemente legal, de veracidad y autenticidad. El
ejecutado sólo puede oponer alguna de las excepciones del artículo 464 (taxativo); la defensa es
eminentemente formalista, ya que debe efectuarse dentro de un término fatal y en un escrito que debe
cumplir con una serie de requisitos para que las excepciones sean admisibles.
Oportunidad procesal para oponer excepciones  El plazo comienza a correr desde el día en que se
efectúa el requerimiento de pago, y va a depender del lugar en que el ejecutado ha sido requerido
(artículo 462 inciso 1°). Este plazo es fatal (artículo 463), y para computarlo hay que distinguir:
a) Requerimiento se practica dentro del territorio de la República  Nuevamente hay
que distinguir:



En la comuna que sirve de asiento al tribunal  4 días (artículo 459 inciso 1°).
Fuera de la comuna que sirve de asiento al tribunal, pero dentro de su territorio
jurisdiccional  8 días (artículo 459 inciso 2°)
Fuera del territorio jurisdiccional del tribunal  El legislador le da la alternativa de
elegir donde oponer las excepciones al ejecutado, ya que el requerimiento fue hecho vía
exhorto. Así podrá oponerlas en:
-
Ante el tribunal exhortado  Los plazos serán los mismos del artículo 459,
según si el requerimiento se verifica dentro o fuera de la comuna que sirve de
asiento al tribunal exhortado (artículo 460 inciso 1° segunda parte). Cuando el
ejecutado ante este tribunal oponga las excepciones, de acuerdo al inciso
segundo del artículo 460, el tribunal no podrá calificar dichas excepciones,
limitándose a remitir la solicitud de oposición al tribunal exhortante para que
provea sobre ella lo que en derecho corresponda.
-
Ante el tribunal exhortante  Plazo de 8 días más el aumento de la tabla del
artículo 259 (artículo 460 inciso 1° parte final).
b) Requerimiento se practica fuera del territorio de la República  De acuerdo al
artículo 461, el plazo será el de la tabla que señala el artículo 259.
De acuerdo a la Jurisprudencia, el plazo para deducir oposición en el JE es individual, es decir se
cuenta para cada ejecutado desde el día en que se requiere el pago.
Por último, si el requerimiento se verifica dentro del territorio de la República, el Ministro de Fe hará
saber al ejecutado, en el mismo acto, el término que la ley le concede para deducir oposición y dejará
testimonio de este aviso en la diligencia. La omisión de ello, hará responsable al Ministro de Fe de los
perjuicios que puedan resultar, pero no invalidará el requerimiento (artículo 462 inciso 2°).
Todos estos plazos son fatales.
Requisitos formales de la oposición de excepciones  Son tres:
a) El ejecutado debe oponer todas las excepciones en un mismo escrito, sean dilatorias o
perentorias. Las posteriores precluyen mediante la inadmisibilidad.
b) El escrito sólo puede contener excepciones de las numeradas en el artículo 464.
c) En el escrito deben expresarse precisa y claramente los hechos que sirven de fundamento a
ellas, y los medios de prueba de que el ejecutado intente valerse para acreditarlas. Si no se
expone con claridad los hechos, las excepciones deberán ser declaradas inadmisibles.
Diferencias entre las excepciones en el JO y JE
JUICIO ORDINARIO
JUICIO EJECUTIVO
Existe sólo enumeración respecto a las Están todas enumeradas taxativamente
dilatorias (pero genérica) y no se formula
respecto a las perentorias
El plazo para oponerlas es fatal respecto a
las dilatorias y perentorias. En las
anómalas no existe plazo
Sólo las dilatorias deben oponerse en un
mismo escrito, dentro del término de
emplazamiento y antes de contestar. Las
perentorias, en un escrito separado de la
contestación y una vez falladas las
dilatorias.
El demandado no está obligado a señalar
los medios de prueba a utilizar
El plazo para oponerlas es fatal
Deben oponerse en un mismo escrito
El ejecutado debe señalar los medios de
prueba que utilizará
Excepciones del JE  De acuerdo al artículo 464 es taxativo, y de acuerdo a la jurisprudencia es
taxativo, genérico o fundamental. La doctrina las clasifica en perentorias y dilatorias.
a) Dilatorias  Ellas son:
1º) Incompetencia del Tribunal ante el que se haya presentado la demanda  Debe concordarse con el
artículo 465 inciso 2º, que señala que no obstará deducirla, por el hecho de haber intervenido el
ejecutado en las gestiones del demandante para preparar la acción ejecutiva. De acuerdo al inciso 1º
del artículo 465, una vez deducida podrá el tribunal pronunciarse sobre ella desde luego o reservarla
para la SD. Si la acoge, debe abstenerse de pronunciarse sobre las demás.
2º Falta de capacidad del demandante o de personería o representación legal del que comparezca a su
nombre.
3º Litis pendencia ante tribunal competente, siempre que el juicio que le da origen haya sido
promovido por el acreedor, sea por vía de demanda o de reconvención  Se requiere la triple
identidad: de parte, de objeto y de causa a pedir.
4º Ineptitud del libelo por falta de algún requisito legal en el modo de formular la demanda de
acuerdo al artículo 254  Los vicios de la demanda, deben subsanarse antes del requerimiento de
pago. Esta excepción es procedente si se justifica en hechos graves o importantes. De acuerdo a la
Jurisprudencia, el tribunal deberá abstenerse de pronunciarse acerca del resto.
b) Perentorias  Ellas son:
5º Beneficio de excusión o caducidad de la fianza  Respecto al beneficio de excusión, se dice que
correspondería más a una dilatoria, ya que con ella se retarda el inicio del juicio, respecto del sujeto
pasivo, en caso que ese beneficio no se procedente. Este Nº hay que concordarlo con los artículos 2381
y 2358 del CC.
El artículo 2381 señala que “la fianza se extingue, en todo o parte, por los mismos medios que las otras
obligaciones según las reglas generales, y además:
1.º Por el relevo de la fianza en todo o parte, concedido por el acreedor al fiador;
2.º En cuanto el acreedor por hecho o culpa suya ha perdido las acciones en que el fiador tenía el derecho de
subrogarse;
3.º Por la extinción de la obligación principal en todo o parte”.
Por su parte el artículo 2358 enumera las condiciones que deben concurrir para gozar del beneficio de
excusión, del que carecen los fiadores y codeudores solidarios.
De acuerdo a los artículos 79 y siguientes de la Ley 18.092, los libradores, endosantes y avalistas son
solidariamente responsables del pago del documento o título de crédito respectivo, de acuerdo al
principio de “solidaridad cambiaria”.
6º Falsedad del título  El título no ha sido otorgado por las personas que en él aparecen o en la
forma que indican.
7º La falta de alguno de los requisitos o condiciones establecidos por las leyes para que dicho título
tenga fuerza ejecutiva, sea absolutamente, sea con relación al demandado  Deja abierta la puerta a
otras excepciones.
8º El exceso de avalúo en los casos de los incisos 2º y 3º del artículo 438  Sólo procede cuando la
ejecución recae sobre el valor de la especie debida y que no exista en poder del deudor, o sobre
cantidad líquida de dinero o de un género determinado que puedan liquidarse por medio de un
perito.
9º El pago de la deuda
10º La remisión de ladeuda
11º Concesión de esperas o la prórroga del plazo
12º Novación
13º Compensación
14º Nulidad de la obligación
15º Pérdida de la cosa debida, de acuerdo al título XIX Libro IV CC.
16º Transacción
17º Prescripción de la deuda o solo de la acción ejecutiva
18º Cosa juzgada.
El inciso final del artículo 464 señala que estas excepciones pueden referirse a toda la deuda o a una
parte de ella solamente.
Actitud del tribunal y respuesta del actor a la oposición de las excepciones del ejecutado 
Opuestas en la forma y plazo legales, el tribunal conferirá traslado de las excepciones al ejecutante
para que las responda dentro del plazo fatal de 4 días, dándole copia del escrito al ejecutante (artículo
466 inciso 1º). Vencido el plazo, haya hecho o no observaciones el ejecutante, se pronunciará el
tribunal sobre la admisibilidad o la inadmisibilidad de las excepciones alegadas (inciso 2º del artículo
466). Así el tribunal puede:

Declarar admisibles las excepciones  Si no cumple con los requisitos, y dictará SD. La
resolución que las declara inadmisibles, es una interlocutoria que pone término al juicio
o impide su continuación.

Declarar admisibles las excepciones  No significará que serán acogidas, sino que sólo
cumplen los requisitos, y ordenará recibir la causa a prueba.
La prueba en el JE  Sólo va a existir, cuando el tribunal declare admisibles las excepciones y estime
necesario que se rinda prueba para acreditar los hechos en que ellas se fundan. El tribunal puede
declarar admisibles las excepciones y no recibir la causa a prueba, va a omitir el término probatorio y
procederá a dictar SD.
La resolución que recibe la causa a prueba en el JE, tiene las mismas características que las del JO, con
estas excepciones:
a) De acuerdo al artículo 469, la prueba se rendirá igual que en el JO, y el fallo que de lugar a ella,
expresará los puntos sobre que deba recaer. Es decir, la resolución que recibe la causa a prueba
debe fijar puntos y no hechos, aunque en la práctica se fijan hechos.
b) Los hechos sustanciales, pertinentes y controvertidos en el JE se vinculan única y
exclusivamente con las excepciones opuestas.
c) El término probatorio es de 10 días, siendo fatal para la prueba de testigos (artículo 468 inciso
1º). Cabe señalar que el CPC no señala el plazo dentro del que se debe presentar la lista de
testigos, pero la doctrina señala que debe ser presentada dentro de 5º día.
d) En el JE sólo existe un término extraordinario, cuando el ejecutante lo pide o lo solicitan ambas
partes de común acuerdo, hasta por 10 días, el que de pedirse antes del vencimiento del
término legal, y correrá sin interrupciones después de éste. Cuando es de común acuerdo,
podrá ser por lo que ellas digan (artículo 468 incisos 2º y 3º).
Vencido el término probatorio, quedarán los autos en la secretaría por 6 días a disposición de
las partes, antes de pronunciar sentencia. Durante este plazo podrán hacerse por escrito las
observaciones que el examen de la prueba les sugiera, y una vez vencido, háyanse o no
presentado escritos, y sin más trámite, el tribunal citará a las partes a oír sentencia (artículo
469).
La Sentencia Ejecutiva (SE)  Deberá, de conformidad al artículo 470, pronunciarse dentro del
término de 10 días contados desde que el pleito quede concluso. La SE debe fallar todas las
excepciones opuestas por el ejecutado, y puede ser condenatoria o absolutoria.
Absolutoria  Es aquella que acoge alguna de las excepciones del ejecutado, desecha la demanda y
ordena alzar el embargo.
Condenatoria  Aquella que acoge la demanda ejecutiva desecha total o parcialmente todas las
excepciones y ordena seguir la ejecución. Se distinguen en:

De pago  Da lugar a la ejecución cuando el embargo ha recaído en la especie o cuerpo
cierto debida o la suma determinada de dinero. En ella, no se requiere realizar trámite
para la realización de los bienes.

De remate  Se pronuncia cuando el embargo ha recaído sobre bienes distintos de la
especie o cuerpo cierto debido o sobre bienes que no sean dinero.
La importancia de esta distinción radica en dos puntos de vista:
1º) En lo que respecta a la determinación del momento desde el cual se puede cumplir la sentencia
 La de pago, una vez que se encuentre ejecutoriada por haberse fallado el Recurso de Apelación
deducido o en su contra por el ejecutado. Por excepción, el ejecutante podrá solicitar el cumplimiento
de la sentencia cuando existiendo apelación pendiente, se caucionen las resultas del recurso (artículo
475).
La de remate, desde que se encuentra notificada, pero no puede hacerse pago al ejecutante con el
producto del remate mientras la resolución no se encuentre ejecutoriada (artículo 481). De acuerdo al
artículo 510, ejecutoriada la SD y realizados los bienes embargados, se hará la liquidación del crédito y
se determinarán, de acuerdo al artículo 471, las costas que deben ser de cargo del ejecutado, incluso
las causadas después de la sentencia. De acuerdo al artículo 509, esto también se aplica en el caso de
existir apelación pendiente deducida contra la sentencia de remate, es decir, el ejecutante no podrá
pagarse hasta que no se encuentre ejecutoriada la sentencia recurrida.
2º) En lo que respecta a la determinación de la responsabilidad en el pago de las costas de la causa
 Hay que distinguir:



Si se dicta SE absolutoria  Son de cargo del ejecutante.
Si se dicta SE condenatoria  Son del ejecutado.
Si se acogen parcialmente una o más excepciones opuestas  El tribunal puede
distribuir proporcionalmente las costas entre ambas partes e imponerlas totalmente al
ejecutado cuando a su juicio, haya motivo para hacerlo.
Régimen de recursos  La SE admite distintos recursos, los que son:
1º) Recurso de aclaración, rectificación y enmienda  Interpuesto, el tribunal lo fallará de plano o
después de oír a la parte recurrida, y mientras tanto suspenderá o no los trámites del juicio o la
ejecución de la sentencia, de acuerdo a la naturaleza de la reclamación (artículo 183). De acuerdo al
artículo 190 inciso 1º, la interposición de este recurso no suspende el plazo para interponer recurso de
apelación.
2º) Recurso de Apelación  Procede contra la sentencia de primera instancia que se dicta en el JE.
Por él, el tribunal de segunda instancia sólo tendrá competencia para conocer y pronunciarse acerca
de las excepciones que se hubieren opuesto en primera. Para determinar los efectos de la interposición
del recurso en la ejecución del fallo, hay que distinguir quien recurrió, si el ejecutante o el ejecutado.

Es intentado por el ejecutado  Si es una sentencia de pago, de acuerdo al artículo 475
no podrá procederse a la ejecución de esa sentencia, pendiente el recurso, sino en caso
que el ejecutante caucione las resultas del mismo. Si se recurre contra una sentencia de
remate, se concederá apelación sólo en el efecto devolutivo de las resoluciones dictadas
contra el demandado.

Es intentado por el ejecutante  Él puede recurrir de apelación, que se concederá en
ambos efectos, de acuerdo a lo que se desprende del artículo 195. El cumplimiento de la
sentencia, quedará suspendido y el embargo no se alzará mientras se encuentre
pendiente la apelación.
3º) Recurso de casación en la forma y fondo  Generalmente este recurso no suspende la ejecución
de la SE, salvo cuando su cumplimiento haga imposible llevar a efecto lo que se dicte si se acoge el
recurso (artículo 774 inciso 1º). De acuerdo al artículo 767 en contra del fallo de primera instancia del
JE no procede casación en el fondo, por ser una sentencia apelable, y también se argumenta que
pronunciada por un juez de letras.
4º) Recurso de Queja  De acuerdo al artículo 545 COT, no procede, puesto que contra la SE
proceden recursos ordinarios y extraordinarios.
Cosa Juzgada en el JE  De acuerdo al artículo 175, toda SD firme o ejecutoriada, produce cosa
juzgada (acción y excepción), la SE produce cuando concurre la triple identidad. Sin embargo,
produce ciertos efectos especiales.
De acuerdo al artículo 478 inciso 1º, la SE produce cosa juzgada en el JO, respecto del ejecutante y
ejecutado, lo mismo el MEyE cuando el ejecutado no hizo oposición legal a dicha resolución en el
plazo respectivo. Empero:
a) La SE produce cosa juzgada respecto de cualquiera otro JE, haciendo excepción a esta regla la
“renovación de la acción ejecutiva” del artículo 477.
b) La SE produce cosa juzgada en relación a un JO, haciendo excepción a esta regla la “reserva de
acciones y excepciones”.
Renovación de la acción ejecutiva  De acuerdo al artículo 477 “la acción ejecutiva rechazada por
incompetencia del tribunal, incapacidad, ineptitud del libelo o falta de oportunidad en la ejecución, podrá
renovarse con arreglo a los preceptos de este Título”. Es decir, una vez subsanado el vicio formal de la
demanda, es posible reiniciar el procedimiento, operando la renovación por el solo efecto de la ley.
Reserva de acciones y excepciones  Hay que distinguir:
1º) Reserva de acciones  Para ello, el ejecutante goza de dos oportunidades; la primera oportunidad
es al momento de responder las excepciones opuestas. De acuerdo al artículo 467 “El ejecutante podrá
sólo dentro del plazo de cuatro días que concede el inciso 1° del artículo anterior, desistirse de la demanda
ejecutiva, con reserva de su derecho para entablar acción ordinaria sobre los mismos puntos que han sido materia
de aquélla.
Por el desistimiento perderá el derecho para deducir nueva acción ejecutiva, y quedarán ipso facto sin valor el
embargo y demás resoluciones dictadas.
Responderá el ejecutante de los perjuicios que se hayan causado con la demanda ejecutiva, salvo lo que se
resuelva en el juicio ordinario”.
Esta reserva del artículo 467 es un desistimiento especial de la demanda por las siguientes razones:



Este derecho sólo puede hacerse valer dentro del escrito de respuesta a las excepciones.
Deja a salvo para interponerse en un JO posterior, la acción respecto de la cual se
hubiera ejercido la reserva.
A esta reserva, debe dársele lugar de plano por el tribunal.
La otra oportunidad para pedirla, es la común del artículo 478.
2º) Reserva de excepciones del ejecutado  También goza de dos oportunidades. La primera es
exclusiva de él, y se regular en los artículos 473 y 474. De acuerdo al artículo 473 “Si, deduciendo el
ejecutado oposición legal, expone en el mismo acto que no tiene medios de justificarla en el término de prueba, y
pide que se le reserve su derecho para el juicio ordinario y que no se haga pago al acreedor sin que caucione
previamente las resultas de este juicio, el tribunal dictará sentencia de pago o remate y accederá a la reserva y
caución pedidas”.
Los efectos de esta reserva son:
 Que el ejecutado puede iniciar un JO ejercitando como acción las excepciones
reservadas.
 No se procederá a ejecutar la sentencia de pago o remate dictada, si el ejecutante no
rinde caución de resultas.
De acuerdo al artículo 474, “Si, en el caso del artículo precedente, no entabla el deudor su demanda ordinaria
en el término de quince días, contado desde que se le notifique la sentencia definitiva, se procederá a ejecutar
dicha sentencia sin previa caución, o quedará ésta ipso facto cancelada, si se ha otorgado”.
3º) Oportunidad común para ambas partes para hacer sus reservas  El artículo 478 incisos 2º y 3º
señalan que “Con todo, si antes de dictarse sentencia en el juicio ejecutivo, el actor o el reo piden que se les
reserven para el ordinario sus acciones o excepciones, podrá el tribunal declararlo así, existiendo motivos
calificados. Siempre se concederá la reserva respecto de las acciones y excepciones que no se refieran a la
existencia de la obligación misma que ha sido objeto de la ejecución.
En los casos del inciso precedente, la demanda ordinaria deberá interponerse dentro del plazo que señala el
artículo 474, bajo pena de no ser admitida después”.
Esta reserva de acciones y excepciones, para ambas partes, debe efectuarse antes de que se dicte la SD
de primera instancia, ya que de acuerdo al artículo 478 no cabe reservas en segunda.
Existen dos aspectos comunes a estas tres clases de reserva:


La reserva de excepciones sólo puede referirse a aquellas que el ejecutado hubiera
opuesto en tiempo y forma dentro del JE.
La reserva de acciones y excepciones siempre debe ser resuelta en la SD que se dicta en
el JE.
II.- Cuaderno de Apremio (CA)  En él se contiene todas las actuaciones y trámites que permitan al
ejecutante obtener el cumplimiento compulsivo de la obligación en el patrimonio del ejecutado. Se
inicia por el MEyE, y la primera actuación que en él se consignará será el embargo.
Embargo  Acto jurídico procesal, que tiene por objeto asegurar el resultado de la pretensión
deducida, afectando determinados bienes al cumplimiento de la sentencia que en el JE se dicte. Es una
medida cautelar de aseguramiento de la futura ejecución forzada. Es una actuación compleja que se
perfecciona por la “entrega real o simbólica de los bienes al depositario que se designe” (artículo 450 inciso
1º).
Bienes inembargables  Los menciona taxativamente el artículo 445:
1° Los sueldos, las gratificaciones y las pensiones de gracia, jubilación, retiro y montepío que pagan
el Estado y las Municipalidades.
Sin embargo, tratándose de deudas que provengan de pensiones alimenticias decretadas
judicialmente, podrá embargarse hasta el 50% de las prestaciones que reciba el alimentante en
conformidad al inciso anterior;
2° Las remuneraciones de los empleados y obreros en la forma que determinan los artículo 57 del
Código del Trabajo;
Respecto a estos dos números, existen excepciones a la inembargabilidad:





Los sueldos, gratificaciones, pensiones de gracia, jubilaciones, retiros, montepíos son
embargables hasta el 50% tratándose de deudas que provengas de obligaciones
alimenticias decretadas judicialmente (artículo 445 inciso 2º)
Los sueldos de los trabajadores son embargables sólo hasta el 50% para dar
cumplimiento a pensiones alimenticias a las que fueren condenados judicialmente.
Hasta un 50% los sueldos de los sueldos de los trabajadores, cuando hubieren cometido
defraudación, hurto o robo en contra del empleador en el ejercicio de su cargo.
Cuando el trabajador hubiera de pagar de su sueldo remuneraciones adeudadas a otros
trabajadores, hasta en un 50% serán embargables.
Las remuneraciones en lo que exceden de 56 UF.
3° Las pensiones alimenticias forzosas;
4° Las rentas periódicas que el deudor cobre de una fundación o que deba a la liberalidad de un
tercero, en la parte que estas rentas sean absolutamente necesarias para sustentar la vida del deudor,
de su cónyuge y de los hijos que viven con él y a sus expensas;
5° Los fondos que gocen de este beneficio, en conformidad a la Ley Orgánica del Banco del Estado de
Chile y en las condiciones que ella determine;
6° Las pólizas de seguro sobre la vida y las sumas que, en cumplimiento de lo convenido en ellas,
pague el asegurador. Pero, en este último caso, será embargable el valor de las primas pagadas por el
que tomó la póliza;
7° Las sumas que se paguen a los empresarios de obras públicas durante la ejecución de los trabajos.
Esta disposición no tendrá efecto respecto de lo que se adeude a los artífices u obreros por sus salarios
insolutos y de los créditos de los proveedores en razón de los materiales u otros artículos
suministrados para la construcción de dichas obras;
8° El bien raíz que el deudor ocupa con su familia, siempre que no tenga un avalúo fiscal superior a
cincuenta unidades tributarias mensuales o se trate de una vivienda de emergencia, y sus
ampliaciones, a que se refiere el artículo 5° del decreto ley N° 2.552, de 1979; los muebles de
dormitorio, de comedor y de cocina de uso familiar y la ropa necesaria para el abrigo del deudor, su
cónyuge y los hijos que viven a sus expensas.
La inembargabilidad establecida en el inciso precedente no regirá para los bienes raíces respecto de
los juicios en que sean parte el Fisco, Las Cajas de Previsión y demás organismos regidos por la ley
del Ministerio de la Vivienda y Urbanismo;
9° Los libros relativos a la profesión del deudor hasta el valor de cincuenta unidades tributarias
mensuales y a elección del mismo deudor;
10° Las máquinas e instrumentos de que se sirve el deudor para la enseñanza de alguna ciencia o arte,
hasta dicho valor y sujetos a la misma elección;
11° Los uniformes y equipos de los militares, según su arma y grado;
12° Los objetos indispensables al ejercicio personal del arte u oficio de los artistas, artesanos y
obreros de fábrica; y los aperos, animales de labor y material de cultivo necesarios al labrador o
trabajador de campo para la explotación agrícola, hasta la suma de cincuenta unidades tributarias
mensuales y a elección del mismo deudor;
13°. Los utensilios caseros y de cocina, y los artículos de alimento y combustible que existan en poder
del deudor, hasta concurrencia de lo necesario para el consumo de la familia durante un mes;
14°. La propiedad de los objetos que el deudor posee fiduciariamente;
15°. Los derechos cuyo ejercicio es enteramente personal, como los de uso y habitación;
16°. Los bienes raíces donados o legados con la expresión de no embargables, siempre que se haya
hecho constar su valor al tiempo de la entrega por tasación aprobada judicialmente; pero podrán
embargarse por el valor adicional que después adquieran;
17°. Los bienes destinados a un servicio que no pueda paralizarse sin perjuicio del tránsito o de la
higiene pública, como los ferrocarriles, empresas de agua potable o desagüe de las ciudades, etc.; pero
podrá embargarse la renta líquida que produzcan, observándose en este caso lo dispuesto en el
artículo anterior; y
18°. Los demás bienes que leyes especiales prohíban embargar
En el caso que los bienes señalados en el artículo 445 sean embargados, el ejecutado queda
posibilitado de impetrar el respectivo incidente de exclusión de embargo (artículo 519 inciso 2º)
La inembargabilidad, es un derecho que, por regla general, está establecido en beneficio sólo del
deudor, pudiendo por tanto renunciarse, pero no es renunciable cuando importe interés para su
familia o la sociedad.
Práctica del embargo  Se lleva a cabo por ministro de fe receptor, dando cumplimiento a la orden
del tribunal contenida en el MEyE con el auxilio de la fuerza pública si llegare a ser necesario (artículo
443 inciso final).
Los bienes sobre los cuales recaerá el embargo son:
a) Sobre especie o cuerpo cierto debido designado en el MEyE (artículo 443 inciso 3º)
b) Sobre los bienes que el ejecutante hubiere señalado en su DE o en el acto de practicarse el
embargo (artículo 443 inciso 3º y 447).
c) Si el ejecutante no señala bienes, el embargo recaerá en los que señale el ejecutado, si en
concepto del ministro de fe son suficientes, o si no siéndolos tampoco hay otros conocidos
(artículo 448).
d) Si no se designan bienes, ni el acreedor ni el deudor, el ministro de fe guardará en el embargo,
el siguiente orden:




Dinero
Otros bienes muebles
Bienes raíces
Salarios y pensiones (artículo 448).
El embargo, como toda actuación judicial debe cumplir con una serie de requisitos:
1º) Realizarse en horas (entre 08:00 y 22:00 horas) y días hábiles, pudiéndose solicitar la habilitación
de un día y hora (artículos 59 y 60). En cuanto al lugar, el embargo debe realizarse materialmente en el
lugar en que se encuentren ubicadas.
2º) Debe practicarse previa notificación del MEyE al ejecutado, esto es, debe practicarse previamente
el requerimiento de pago. Sin embargo, es posible que antes del requerimiento de pago se solicite una
medida prejudicial, pudiente ser incluso precautoria.
3º) De la diligencia debe levantarse acta, en la que debe expresarse la forma individualizada y
detallada de los bienes embargados, su calidad y el estado en que se encuentran (artículo 61 y artículo
450 inciso 2º primera parte). Además debe consignarse toda alegación que haga un tercero invocando
la calidad de dueño o poseedor del bien embargado.
4º) Debe expresarse en el acta que los bienes embargados se han entregado real o simbólicamente al
depositario. Es un requisito esencial del embargo, desde el punto de vista civil, puesto que se entiende
verificado con la entrega real o simbólica del bien al depositario. Desde el punto de vista penal, es un
presupuesto necesario e indispensable para configurar el delito de depositario alzado.
5º) El acta debe ser firmada obligatoriamente por el receptor, por el depositario, y por el ejecutante y
ejecutado si concurrieren.
6º) El ministro de fe, debe enviar carta certificada al ejecutado comunicándole el embargo, sin que su
omisión afecte la validez de la actuación (artículo 450).
Si el deudor se niega a que se practique el embargo, impidiendo el acceso del receptor al lugar en que
se encuentren los bienes o la entrega al depositario, la diligencia se va a llevar a efecto con el auxilio de
la fuerza pública, solicitándose en un escrito posterior, la resolución de ser procedente, será “ofíciese”.
El embargo se perfecciona con la entrega al depositario provisional. Éste a su vez, deberá entregar los
bienes al depositario definitivo que las partes designen de común acuerdo o, a falta de éste, por el
propio tribunal (artículo 451 inciso 1º).
Si los bienes embargados se encuentran en distintos territorios jurisdiccionales o consisten en especies
de diversa naturaleza, podrá designarse a más de un depositario.
Si el embargo recae sobre dinero, alhajas, joyas y especies preciosas o efectos públicos, el depósito
debe hacerse en alguna oficina del Banco Estado a la orden del tribunal respectivo (artículo 451 inciso
final en relación al artículo 507 COT). El certificado que acredite el depósito se agregará al expediente
(artículo 451).
Si la ejecución recae sobre el simple menaje de casa del ejecutado, el embargo será hecho
permaneciendo las especies en poder de él, con el carácter de depositario, previa facción de inventario
en que se expresen individual y detalladamente el estado y tasación aproximada de las especies, que
practicará el ministro de fe. La diligencia deberá consta en un acta firmada por el ministro de fe que la
practique, por el ejecutante si concurre y por el ejecutado, quien en caso de sustracción incurrirá en la
sanción prevista en el Nº del artículo 471 del Código Penal (artículo 444 inciso final).
Si la ejecución recae sobre una empresa o establecimiento mercantil o industrial, o sobre una cosa o
conjunto de cosas que sean complemento indispensable para su explotación, podrá el juez, atendidas
las circunstancias y cuantía del crédito, ordenar que el embargo se haga efectivo, o en los bienes
designados por el acreedor, o en otros bienes del ejecutado, o en la totalidad de la industria misma, o
en utilidades que ésta produzca o en parte de cualquiera de ellas.
Embargada la industria o las utilidades, el depositario que se nombre tendrá las facultades y deberes
del interventor judicial; y para ejercer las que correspondan al cargo de depositario procederá en todo
caso con autorización del juez de la causa (artículo 444 incisos 1º y 2º).
De acuerdo al artículo 452, si el ejecutado no concurre a la diligencia de embargo o si se niega a hacer
la entrega al depositario, procederá a efectuarla el ministro de fe.
Cuando la cosa embargada se halle en poder de un tercero que se oponga a la entrega alegando el
derecho de gozarla a otro título que el de dueño, no se hará alteración en este goce hasta el momento
de la enajenación, ejerciendo mientras tanto el depositario sobre la cosa los mismos derechos que
ejercía el dueño. Lo anterior, se entiende sin perjuicio del derecho que corresponda al tenedor de la
cosa para seguir gozándola después de su enajenación (artículo 454). Una vez practicado el embargo,
el receptor debe entregar inmediatamente el acta en la secretaría del tribunal, y el secretario pondrá
testimonio del día en que la recibe (artículo 455 inciso 1º).
Efectos del embargo  Hay que distinguir:
1º) En cuanto al bien embargado  De acuerdo al artículo 1464 hay objeto ilícito en la enajenación de
las cosas embargadas por decreto judicial, a menos que el juez lo autorice o el acreedor consienta en
ello. El problema que se presenta es en la configuración del objeto ilícito respecto de los muebles e
inmuebles.

Respecto de los inmuebles  De acuerdo al mensaje del CC, se requiere la inscripción
en el conservador de bienes raíces para que el embargo pueda afectar a tercero. De
acuerdo al artículo 453 “Si el embargo recae sobre bienes raíces o derechos reales constituidos
en ellos, no producirá efecto alguno legal respecto de terceros, sino desde la fecha en que se
inscriba en el respectivo registro conservatorio en donde estén situados los situados los
inmuebles.
El ministro de fe que practique el embargo, requerirá inmediatamente su inscripción y firmará
con el conservador respectivo y retirará la diligencia en el plazo de veinticuatro horas”.
Además, de acuerdo al inciso 2º del artículo 455 “En el caso del artículo 453, esta entrega se
verificará inmediatamente después de practicada la inscripción de que dicho artículo trata”.

Respecto a muebles  A falta de regla expresa, se aplica el inciso 2º del artículo 297, es
decir “Cuando verse sobre cosas muebles, sólo producirá efecto respecto de los terceros
que tengan conocimiento de ella al tiempo del contrato; pero el demandado será en
todo caso responsable de fraude, si ha procedido a sabiendas”.
2º) En cuanto al dueño  El embargo no priva al dueño del derecho de propiedad que tiene sobre él,
limitándolo sólo en lo que respecta a la facultad de disposición, es decir puede seguir usando y
gozando la cosa, más no disponer de ella, pues en su enajenación existe objeto ilícito. Esto es sólo si el
ejecutado revista la calidad de depositario, ya que si éste es un tercero, la actuación judicial del
embargo privará a su dueño de todas las facultades que el derecho de dominio le confiere, sin perder
en todo caso la titularidad de ese derecho.
Si estando en poder del ejecutado el bien embargado en calidad de depositario dispone de él, o sea si
se alza, comete el delito de depositario alzado penado en el artículo 44 inciso final con la pena del
artículo 471 del Código Penal.
Si el embargo recae sobre las utilidades de una empresa, el depositario sólo tendrá facultades de
interventor judicial (artículo 444 y 294) y para efectuar actos de administración requerirá de actuación
del juez de la causa.
3º) En cuanto a los acreedores  El embargo no constituye causal de preferencia. Tampoco es causal
que mejore los derechos de los acreedores preferentes. Para efectuar el pago con el producto del bien
embargado, se aplican las reglas sobre prelación de créditos del CC y no importa para nada la fecha
del embargo practicado.
No obstante, existe una medida que otorgada como precautoria establece preferencia para el pago, y
es el derecho legal de retención, el que se asimila a la hipoteca o a la prenda para efectos de solucionar
la deuda (artículo 546).
El reembargo  El embargo trabado sobre un determinado bien no impide que posteriormente se
traben otros sobre el mismo. Ello debido a que el embargo si bien produce el efecto de configurar
objeto ilícito del Nº 3 del artículo 1464, no saca del comercio humano al bien.
Además el hecho que se haya interpuesto una tercería de prelación respecto de un determinado bien
embargado no constituye obstáculo para que ese bien sea reembargado y vendido, sin perjuicio de
efectuarse el pago con el producto de la realización al acreedor preferente si éste ganase la tercería.
Esta institución se conoce como reembargo y se regula en los artículos 527 y 528.
Si uno de varios acreedores de un mismo deudor ha sido diligente y por su actuación se ha trabado el
embargo sobre uno o más bienes, los demás acreedores deben iniciar por su cuenta otros juicios. Para
obtener el pago de sus acreencias, los acreedores tienen dos vías:
a) La comparecencia en el juicio entablado por el acreedor diligente interponiendo la
correspondiente tercería de pago o prelación, según corresponda.
b) Solicitar ante el tribunal que conoce el JE por él iniciado que oficie al juez que ordenó el
embargo en primer lugar para que no se pague al acreedor hasta tanto no se haya caucionado
su crédito (artículo 528).
No obstante lo anterior, el primer depositario debe permanecer en el carácter de tal, aun cuando se
haya trabado posteriormente otro embargo (inciso 2º artículo 528).
Por su parte el artículo 529 dispone que “El tercerista de pago podrá solicitar la remoción del depositario
alegando motivo fundado; y, decretada la remoción, se designará otro de común acuerdo por ambos acreedores, o
por el tribunal si no se avienen.
Podrá también el tercerista intervenir en la realización de los bienes, con las facultades de coadyuvante. Con las
mismas facultades podrá obrar el primer acreedor en la ejecución que ante otro tribunal deduzca el segundo”.
Instituciones vinculadas al embargo  Son la exclusión, ampliación, reducción, sustitución y la
cesación de él.
A) Exclusión del embargo  Es la facultad del ejecutado para solicitar que se alce o deje sin efecto el
embargo que hubiere recaído sobre bienes que, según la ley, tienen el carácter de inembargables. Se
tramita como incidente, de acuerdo al artículo 519 inciso 2º.
B) Ampliación del embargo  Es la facultad conferida al ejecutante por ley, para solicitar que se
incorporen al embargo verificado nuevos bienes, porque los ya embargados resultan insuficientes
para cubrir el capital, intereses, y costas adeudadas (artículo 456). Este artículo señala dos situaciones
que hacen procedente la ampliación:

Motivos para conceder la ampliación se entrega por ley al criterio del tribunal 
Puede el acreedor pedir ampliación en cualquier estado del juicio, siempre que haya
justo motivo de temer que los bienes embargados no basten para cubrir la deuda y
costas. En este caso, el tribunal debe realizar un juicio de oportunidad calificando la
procedencia o improcedencia de la ampliación.

Motivos para concederla son calificados de suficientes por la propia ley  El haber
recaído el embargo sobre bienes de difícil realización, será siempre justo el motivo para
ampliación. Lo será también la introducción de cualquier tercería sobre los bienes
embargados (artículo 456 inciso 2º).
Otro caso hay en la Ley 18.010 artículo 22 Nº 1, de acuerdo al cual “se considerará justo
motivo, el mayor valor que experimente en el mercado la moneda extranjera adeudada”.
En inciso final del artículo 456 establece que “pedida la ampliación después de la SD, no será
necesario el pronunciamiento de una nueva sentencia para comprender en la realización los
bienes agregados al embargo”. En consecuencia, la resolución que recae sobre la solicitud
de ampliación acogiéndola, será por sí sola título suficiente para embargar nuevos
bienes.
C) Reducción del embargo  Es la facultad concedida por ley al ejecutado para solicitar que se alce el
embargo de algunos bienes sobre los cuales ha recaído, por ser excesivos para asegurar
cumplidamente la obligación y las costas. Ya que el embargo debe limitarse a los bienes necesarios y
suficientes para obtener el cumplimiento de la obligación y no debe constituirse en un arma de
presión en manos del ejecutante.
D) Sustitución del embargo  Es la facultad del ejecutado, destinada a permitirle reemplazar los
bienes embargados. Sin embargo esta institución tiene sus limitaciones:


La substitución sólo puede hacerse por dinero
No opera cuando el embargo ha recaído sobre la especie o cuerpo cierto debida.
De acuerdo al artículo 457, la sustitución puede pedirse en cualquier estado del juicio. En los casos en
que procede, el ejecutado no está pagando la obligación que se le demanda, sino que sólo
reemplazando las garantías que aseguran el cumplimiento de la sentencia; es decir cuando exista
sustitución, al ejecutante sólo podrá pagársele la obligación una vez que se encuentre ejecutoriada la
sentencia que en la causa se dicte. Con todo, el ejecutado debe hacer presente que la suma de dinero
que acompaña al tribunal tiene por objeto sustituir el o los bienes embargados y no pagar la deuda.
Mediante reforma del año 1995, se agregó el inciso 2º al artículo 521, contemplándolo también
respecto del tercerista la facultad de solicitar sustitución de los bienes embargados.
E) Cesación del embargo  Consiste en que el ejecutado deposita dinero en la cuenta corriente del
tribunal para pagar la obligación que se demanda, con el objeto de que se deje sin efecto el embargo
que ha recaído en bienes de su patrimonio, poniéndose término al JE (Artículo 490).
Sin embargo, la interpretación del artículo 490 ha creado problemas, ya que dispone “antes de
verificarse el remate, puede el deudor libertar sus bienes pagando la deuda y las costas”. De acuerdo a la
Jurisprudencia, la facultad de hacer cesar el embargo, precluirá en el momento en que se extiende el
acta de remate.
Todas estas instituciones se tramitan como incidentes en el cuaderno de apremio, y nunca paralizan el
curso del cuaderno principal o ejecutivo. De acuerdo al artículo 458 “Se formará ramo separado con las
diligencias relativas al embargo, a su ampliación y al procedimiento de apremio, que tiene por objeto realizar los
bienes embargados y hacer pago al acreedor.
Se pondrá testimonio en el ramo principal, de la fecha en que se practique el embargo y la ampliación.
Este cuaderno se tramitará independientemente del cuaderno ejecutivo, sin que la marcha del uno se retarde por
los recursos que en el otro se deduzcan”.
Administración de los bienes embargados  La regla general, corresponde al depositario
provisional que designe el ejecutante en el MEyE o al juez en subsidio. Este depositario provisional
ejercer su cargo hasta que se designe el depositario definitivo.
Respecto a los bienes, sólo puede ejercitar las facultades de administración (conservación, explotación,
reparación de bienes). En todo caso, no se confiere por el mero depósito la facultad de usar la cosa
(artículos 2200 y 2250).
Por excepción, tiene facultad de disposición, las que sólo pueden ejercerse previa autorización del
tribunal (artículo 483). Este artículo señala que “venderá el depositario en la forma más conveniente, sin
previa tasación, pero con autorización judicial, los bienes muebles sujetos a corrupción, o susceptibles de próximo
deterioro, o cuya conservación sea difícil o muy dispendiosa”.
Por su parte, el artículo 515 establece la obligación del depositario de poner a disposición del tribunal
todos los dineros obtenidos con motivo del ejercicio de su cargo, tan pronto como lleguen a su poder,
debiendo cancelar intereses por los que entreguen atrasados,
Con todo, las cuestiones que se susciten con motivo de la administración, serán resueltas por el
tribunal en audiencias verbales (artículo 480).
Además, de acuerdo al artículo 514, el depositario debe rendir cuenta de las gestiones que haya
realizado durante el desempeño de su cargo, y de acuerdo al artículo 415 CC rinde cuentas igual que
los tutores y curadores.
Excepcionalmente, el tribunal puede ordenar que rinda cuentas parciales antes de que termine de
desempeñar su cargo.
Las cuentas que rinde, deben ponerse en conocimiento de las partes, las que tienen 6 días para
examinarlas. Si no se formulan objeciones, la cuenta se tiene por aprobada, en caso contrario, se
genera el correspondiente incidente.
El depositario provisional y el definitivo son remunerados, la cual es fijada por el tribunal una vez que
él rinda cuanta y haya sido aprobada, tomando en consideración la responsabilidad y trabajo que el
encargo le haya impuesto (artículo 516).
Del producto de la realización de los bienes embargados se pagan, en primer lugar y a prorrata, las
costas y remuneraciones del depositario, y luego se paga el crédito.
Por excepción, existen depositarios que no tienen derecho a remuneración:
a) El depositario que encargado de pagar el salario o pensión embargado haya retenido a
disposición del tribunal la parte embargable de dichos salarios o pensiones, y
b) El que se haga responsable de dolo o culpa grave (artículo 517).
Cumplimiento de la SE  El CA siempre debe llegar al embargo, paralizándose en él cuando se han
opuesto excepciones en el CE. Pero, si las excepciones no se han opuesto, el MEyE hace las veces de
SD, y podrá continuarse con los trámites necesarios hasta la realización de los bienes.
Si ha terminado la tramitación del CE, se puede dictar sentencia condenatoria contra el ejecutado que
puede ser de pago o de remate.

Sentencia de pago  Si está ejecutoriada, o sin estarlo se han caucionado las resultas
del juicio, el ejecutante debe solicitar que se proceda a la liquidación del crédito y a la
tasación de las costas (artículo 510).
De acuerdo al artículo 511 “practicada la liquidación a que se refiere el artículo precedente, se
ordenará hacer pago al acreedor con el dinero embargado o con el que resulte de la realización de
los bienes de otra clase comprendidos en la ejecución.
Si la ejecución fuere en moneda extranjera, el tribunal pondrá a disposición del depositario los
fondos embargados en moneda diferente a la adeudada sobre los cuales hubiere recaído el
embargo y los provenientes de la realización de bienes del ejecutado en cantidad suficiente, a fin
de que, por intermedio de un Banco de la plaza, se conviertan en la moneda extranjera que
corresponda. Esta diligencia podrá también ser cometida al secretario”.
Por su parte, el artículo 512 dispone que “si el embargo se ha trabado sobre la especie misma
que se demanda, una vez ejecutoriada la sentencia de pago, se ordenará su entrega al
ejecutante”.

Sentencia de remate  Cuando se dicta, es porque el embargo ha recaído sobre bienes
que no son dinero ni la especie o cuerpo cierto debida, será necesario convertir en
dinero los bienes que cautelan el resultad del juicio.
La apelación interpuesta contra ella se concede sólo en el efecto devolutivo, por lo tanto
puede procederse igualmente a la realización de los bienes, más no puede hacerse pago
al ejecutante con el producto mientras la sentencia no se encuentre ejecutoriada, de
acuerdo al artículo 510.
La sentencia de remate, causa ejecutoria para los efectos de que se realicen los bienes,
pero todo lo que en su virtud se efectúe queda sujeto a la condición de que la resolución
sea confirmada. En esta sentencia, se requiere concurrir a un procedimiento que
permita reducir a dinero los bienes, y que el CPC llama procedimiento de apremio
(artículo 458 inciso 1º).
Procedimiento de apremio (realización de bienes)  Para estos efectos, el legislador distingue cuatro
categorías de bienes:
1º) Bienes muebles sujetos a corrupción, susceptibles de próximo deterioro o de difícil o
dispendiosa conservación  Son vendidos por el depositario con autorización judicial, y sin
necesidad de que previamente se practique tasación. De acuerdo a la doctrina, la venta puede
efectuarse durante el juicio aun antes de que se dicte la sentencia.
2º) Efectos de comercio realizables en el acto  El artículo 484 señala que los efectos de comercio
realizables en el acto, se venderán sin previa tasación por un corredor de bolsa nombrado de acuerdo
al procedimiento que la ley reserva para la designación de peritos.
3º) Bienes muebles no comprendidos en las situaciones anteriores  De acuerdo al artículo 482 “Los
bienes muebles embargados se venderán en martillo, siempre que sea posible, necesidad de tasación. La venta se
hará por el martillero designado por el tribunal que corresponda”. La Ley 18.118 es la encargada de regular
la actividad de los martilleros públicos.
La designación del martillero, se solicita al tribunal conjuntamente con el escrito de retiro de especies.
En dicha presentación, se pide que se faculte al martillero designado para fijar la fecha del remate y el
número de avisos que estime necesarios para publicitar el remate. Además, en un otrosí, se pide el
auxilio de la fuerza pública en caso de que el ejecutado se oponga al retiro de las especies.
De acuerdo al inciso final del artículo 455, “el retiro de las especies no podrá decretarse sino hasta
transcurridos que sean 10 días desde la fecha de la traba del embargo, a menos que el juez, por resolución
fundada ordene otra cosa”.
Si el ejecutante tiene interés en adjudicarse el bien que se remata con cargo a su crédito, debe presentar
un escrito al tribunal solicitando autorización para participar en el remate, y en caso de aceptarlo el
tribunal se deberá oficiar al efecto al martillero designado.
4º) Bienes raíces que requieren previa tasación  Es el procedimiento más complejo, y comprende
los siguientes trámites:








Tasación
Fijación de día y hora para la subasta
Bases del remate
Purga de las hipotecas
Autorización para enajenar el bien raíz embargado
Publicación de avisos
Subasta
Escritura pública de venta
De acuerdo al artículo 485 estos bienes se van a vender en una pública subasta, ante el tribunal que
conoce de la ejecución o ante el tribunal de cuyo territorio competencial están situados los bienes,
cuando así se resuelva a solicitud de parte y por motivos fundados. Los bienes que requieren previa
tasación para su realización son:

Todos los bienes raíces

Algunos muebles que no quedan comprendidos en las situaciones antes señaladas,
como los derechos en las sociedades de personas.
Respecto de los bienes raíces el procedimiento es solemne y complejo, cumpliéndose una serie de
trámites. Las principales etapas son:
A) Tasación (artículos 486 y 487)  La tasación de los bienes raíces será aquella que figure en el rol de
avalúos que esté vigente para los efectos del pago de las contribuciones territoriales, a menos que el
ejecutado solicite que se practique nueva tasación.
En la práctica, se presenta certificado emanado del SII constatando el avalúo del inmueble,
solicitándose al tribunal que se tenga por aprobado con citación; el ejecutante, tiene un plazo de 3 días,
como en todo documento público para objetar el avalúo y requerir nueva tasación del inmueble.
Requerida la nueva tasación del inmueble, se deberá citar a las partes para dentro de 2º día, con el fin
de designar perito tasador. En caso que la designación la efectúe el tribunal, ésta no puede recaer
sobre empleador o dependientes del tribunal. El perito debe practicar todos los trámites necesarios
para hacer la tasación y presentar informe de ella al tribunal.
Presentado el informe, debe ser puesto al conocimiento de las partes, teniendo ellas 3 días para
impugnarlo. De la impugnación se dará traslado a la contraria por 3 días. Transcurrido este plazo, se
haya o no evacuado el traslado, el tribunal puede optar por:



Aprobar la tasación
Ordenar que se rectifique la tasación por el mismo perito que evacuó el informe o por
otro.
Fijar el mismo tribunal el justiprecio de los bienes.
Estas resoluciones son inapelables.
Si el tribunal manda a rectificar la tasación, expresará los puntos sobre que deba recaer dicha
rectificación; y practicada ésta, se tendrá por aprobada, sin aceptarse nuevos reclamos (artículo 487
inciso 2º).
B) Fijación de día y hora para el remate (artículo 488)  Aprobada la tasación se señalará día y hora
para la subasta. Pero para realizar la subasta, se requiere previamente:
a) Proceder a la publicación de avisos  Dándose cuenta del día y hora del remate y el lugar
donde se ha de efectuar. La publicación debe efectuarse en un diario de la comuna en que
tenga asiento el tribunal o de la capital provincial o regional si en aquella no los hubiera, por
cuatro veces, debiendo el primero de ellos publicarse a lo menos 15 días antes del remate sin
descontar los días inhábiles (artículo 489 inciso 1º), además, las publicaciones deben practicarse
en la misma forma y plazos en el lugar donde se encuentre el inmueble.
b) Aprobación de las bases del remate
c) Acompañamiento de certificado de gravámenes y prohibiciones respecto del inmueble.
C) Bases del remate  Debe efectuarse por las partes de común acuerdo. El ejecutante debe presentar
un escrito en el cual propone al tribunal las bases o condiciones en que haya de efectuarse el remate.
El tribunal proveerá ese escrito “como se pide, con citación”, indicando que se aprueban las bases si el
ejecutado no se opone a ellas en el plazo de 3 días contados desde la notificación de la resolución
(artículo 491).
Si no existe acuerdo, las bases deben determinarse por el tribunal, teniendo las siguientes limitaciones:
a) El precio en el cual se va a vender el inmueble no puede ser inferior a los 2/3 de su tasación
b) El precio deberá pagarse al contado, a menos que el tribunal, por motivos fundados, resuelva
otra cosa (artículo 491).
c) Las personas interesadas en participar en la subasta, deberán otorgar una garantía de seriedad
de las ofertas, cuyo monto será equivalente a un 10% del valor en que los bienes van a ser
subastados.
En las bases del remate, se deben contemplar las siguientes cláusulas:
a)
b)
c)
d)
e)
f)
Especificación del bien que se va a vender (ubicación).
Precio que se pide como mínimo
Forma en que el precio se va a pagar
Garantías que se pueden otorgar para caucionar el pago de plazo del saldo del precio
Fecha en que se efectuará la entrega del inmueble.
Facultad del ejecutante de participar en el remate con cargo a su crédito. El ejecutante, no
podrá adjudicarse el inmueble si es acreedor valista, ni tampoco cuando se ha interpuesto una
tercería de pago.
g) También debe considerarse la situación de los insumos atrasados: luz, agua, etcétera. Si en las
bases del remate nada se dice respecto a ellas, los gastos serán de cuenta del adjudicatario.
D) Purga de las hipotecas (artículos 2428 CC y 492 CPC)  La purga de las hipotecas consiste en la
extinción de ellas cuando concurren tres requisitos copulativos:
a) Que el inmueble sea vendido en pública subasta
b) Que los acreedores hipotecarios sean citados
c) Que haya transcurrido entre la citación a los acreedores hipotecarios y la subasta, el término de
emplazamiento del JO.
Una vez efectuada la subasta, se extinguen todas las hipotecas constituidas sobre el bien raíz. De
acuerdo al artículo 2428 CC “La hipoteca da al acreedor el derecho de perseguir la finca hipotecada, sea quien
fuere el que la posea, y a cualquier título que la haya adquirido.
Sin embargo, esta disposición no tendrá lugar contra el tercero que haya adquirido la finca hipotecada en pública
subasta, ordenada por el juez.
Mas para que esta excepción surta efecto a favor del tercero deberá hacerse la subasta con citación personal, en el
término de emplazamiento, de los acreedores que tengan constituidas hipotecas sobre la misma finca; los cuales
serán cubiertos sobre el precio del remate en el orden que corresponda.
El juez entre tanto hará consignar el dinero”.
No obstante, el artículo 492 CPC modificó este precepto estableciendo que en el caso de que un
inmueble sea perseguido por un acreedor hipotecario de grado posterior, el acreedor hipotecario de
grado preferente tiene derecho a exigir el pago de su crédito en el orden que corresponda o la
mantención de su crédito en caso de que éste aún no se encuentre devengado.
La Jurisprudencia, ocasionalmente ha establecido, que la forma en que los acreedores hipotecarios
tienen que hacer exigible su grado preferente es a través de la interposición de la correspondiente
tercería de prelación. La mayoría de la jurisprudencia acepta que basta con que el acreedor presente
un escrito señalando cuál es su crédito para convenir el pago.
E) Autorización para enajenar el bien raíz embargado  Si el inmueble está embargado por otro
tribunal donde está siguiéndose otro juicio, dicho bien raíz no se puede vender sin previa autorización
de dicho tribunal. En consecuencia, hay que presentar otro escrito solicitando al tribunal que dirija un
oficio al tribunal que también hubiere dispuesto el embargo, para los efectos de que autorice la venta
en pública subasta.
El que el inmueble tenga o no hipotecas constituidas o embargos decretados, se acredita con un
certificado de prohibiciones y gravámenes emanado del Conservador de Bienes Raíces respectivo,
documento que se debe acompañar al expediente. En consecuencia:
a) Si se remata el bien sin haber citado a los acreedores hipotecarios, provoca que se mantengan
vigente las hipotecas.
b) Si el que ejecuta el inmueble es el primer acreedor hipotecario, y no se ha citado a los de grado
posterior, el adjudicatario del inmueble se subrogará en los derechos del primer acreedor
hipotecario, de acuerdo al artículo 1610 Nº 2 CC.
F) Publicación de avisos  Debe efectuarse en la forma del artículo 489, el que debe concordarse con
el artículo 502.
El artículo 489 dispone que “el remate, con el señalamiento del día y hora en que debe tener lugar, se
anunciará por medio de avisos publicados, a lo menos por cuatro veces en un diario de la comuna en que tenga su
asiento el tribunal, o de la capital de la provincia o de la capital de la región, si en aquélla no lo hubiere. Los
avisos podrán publicarse también en días inhábiles. El primero de los avisos deberá ser publicado con quince días
de anticipación, como mínimo, sin descontar los inhábiles, a la fecha de la subasta.
Si los bienes están en otra comuna, el remate se anunciará también en ella o en la capital de la respectiva región,
si fuere el caso, por el mismo tiempo y en la misma forma.
Los avisos serán redactados por el secretario y contendrán los datos necesarios para identificar los bienes que van
a rematarse”.
La ley no lo exige, pero debe dejarse constancia de los avisos en el expediente para que no se declare la
nulidad del remate. En consecuencia, debe presentarse un escrito al tribunal solicitando que el
secretario certifique en el proceso el tenor de los avisos, la fecha de la publicación y el diario donde lo
fueron.
G) Remate del inmueble  Es necesario distinguir dos situaciones:
1º) Existen postores  El tribunal ha de calificar las cauciones que los interesados en participar en la
subasta deben rendir. Realizada la calificación, se procede al remate partiendo del mínimo,
adjudicándose el bien a la persona que presente la mejor postura.
Efectuada la consignación, se debe levantar acta, documento solemne que hace las veces de escritura
pública para los efectos del artículo 1801, por lo tanto, la compraventa (porque es tal, aunque con la
particularidad de que una de las partes del contrato es representada por el tribunal) se reputa perfecta
desde el momento en que se extiende el acta de remate, el que deberá firmarse por el juez, rematante o
adjudicatario del bien y por el secretario del Tribunal.
De acuerdo al artículo 496, en el acta del remate el rematante podrá indicar la persona para quien
adquiere, pero mientras dicha persona no se presente aceptando lo obrado, subsistirá su
responsabilidad y la garantía entregada para tomar parte en la subasta (artículo 494).
2º) No se presentan postores  De acuerdo al artículo 499, podrá el acreedor solicitar:


Que se le adjudiquen por los 2/3 de la tasación los bienes embargados.
Que se reduzca prudencialmente por el tribunal el avalúo aprobado. La reducción no
podrá exceder de 1/3 parte del avalúo.
Si el acreedor escoge la segunda, y tampoco hay postores, de acuerdo al artículo 500 podrá pedir
cualquiera de las siguientes tres cosas a su elección:



Que se le adjudiquen los bienes por dichos 2/3.
Que se pongan por tercera vez a remate, por el precio que el tribunal designe
Que se le entreguen en prenda pretoria.
Si la ejecución fuere en moneda extranjera, para hacer uso del derecho que confiere el Nº 1 del artículo
anterior o el Nº 1 del presente artículo, el ejecutante deberá hacer liquidar su crédito en moneda
nacional, al tipo de cambio libre que certifique un banco de la plaza.
La prenda pretoria o anticresis judicial, es un contrato en virtud del cual, por ministerio de la ley, se
entregan al acreedor los bienes embargados, sean muebles o inmuebles, para que se pague con sus
frutos. Respecto a ella rigen los artículos 501 a 507:
Art. 501. (523). Cuando el acreedor pida, conforme a lo dispuesto en el artículo anterior, que se le entreguen en
prenda pretoria los bienes embargados, podrá el deudor solicitar que se pongan por última vez a remate.
En este caso no habrá mínimum para las posturas.
Art. 502. (524). Cuando haya de procederse a nuevo remate en los casos determinados por los tres artículos
precedentes, se observará lo dispuesto en el artículo 489, reduciéndose a la mitad los plazos fijados para los
avisos. No se hará, sin embargo, reducción alguna de estos plazos, si han transcurrido más de tres meses desde el
día designado para el anterior remate hasta aquel en que se solicite la nueva subasta.
Art. 503. (525). La entrega de los bienes en prenda pretoria se hará bajo inventario solemne.
Art. 504. (526). El acreedor a quien se entreguen bienes muebles o inmuebles en prenda pretoria, deberá llevar
cuenta exacta, y en cuanto sea dable documentada, de los productos de dichos bienes. Las utilidades líquidas que
de ellos obtengan se aplicarán al pago del crédito, a medida que se perciban.
Para calcular las utilidades se tomarán en cuenta, a más de los otros gastos de legítimo abono, el interés corriente
de los capitales propios que el acreedor invierta y la cantidad que el tribunal fije como remuneración de los
servicios que preste como administrador. No tendrá, sin embargo, derecho a esta remuneración el acreedor que no
rinda cuenta fiel de su administración, o que se haga responsable de dolo o culpa grave.
Art. 505. (527). Salvo estipulación en contrario, podrá el deudor, en cualquier tiempo, pedir los bienes dados en
prenda pretoria pagando la deuda y las costas, incluso todo lo que el acreedor tenga derecho a percibir de
conformidad a lo dispuesto en el último inciso del artículo precedente.
Podrá también el acreedor, en cualquier tiempo, poner fin a la prenda pretoria y solicitar su enajenación o el
embargo de otros bienes del deudor, de conformidad a las reglas de este Título.
Art. 506. (528). El acreedor que tenga bienes en prenda pretoria, deberá rendir cuenta de su
administración, cada año si son bienes inmuebles y cada seis meses si se trata de muebles, bajo la pena, si no lo
hace, de perder la remuneración que le habría correspondido, de conformidad al inciso final del artículo 504, por
los servicios prestados durante el año.
Art. 507. (529). Salvo lo dispuesto en los cuatro artículos precedentes, la prenda pretoria queda sujeta a las regla
del Título XXXIX, Libro IV del Código Civil.
Cuando se constituya en bienes muebles, tendrá, además, sobre ellos, el que los reciba, los derechos y privilegios
de un acreedor prendario.
H) Otorgamiento de Escritura Pública  El CPC señala que después al acta de remate, debe
extenderse escritura pública definitiva. Si bien el acta hace las veces de escritura pública para reputar
perfecta la compraventa, dicha acta no es título suficiente para los efectos de efectuar la tradición del
inmueble, la cual se verifica mediante inscripción en el Registro de Propiedades del Conservador de
Bienes Raíces la escritura pública de compraventa, que debe extender el juez como representante legal
del ejecutado
De acuerdo al artículo 497, para los efectos de inscripción el conservador no admitirá sino la escritura
definitiva de la compraventa, la que deberá ser suscrita por el rematante, por el juez como
representante del vendedor, y se entenderá autorizado el primero para requerir y firmar por sí solo la
inscripción en el conservador, aun sin mención expresa de esa facultad.
De acuerdo al inciso 2º del artículo 495, el juez puede ordenar que se extienda la escritura definitiva a
petición de parte y dentro de tercero día de efectuado el remate; sin embargo, este plazo no es fatal ni
genera caducidad del derecho a otorgarse la escritura.
De acuerdo a la jurisprudencia, esta escritura de compraventa en pública subasta que se extiende por
orden del tribunal, no es una escritura corriente. De acuerdo al artículo 495 en relación al 497, en la
escritura deben insertarse los siguientes antecedentes:
a) Todos los relativos a la validez del juicio en que se produjo el remate
b) Todos los antecedentes relativos al remate o a la venta misma
c) Todos los antecedentes que permitan demostrar la purga de las hipotecas que hubieren
afectado al inmueble.
En la práctica es íntegramente trascrito en la escritúrale JE por razones de seguridad.
La escritura de remate (adjudicación) debe ser extendida por el juez una vez que se encuentre
ejecutoriada la resolución que ordene extenderla.
Puede suceder que, sin embargo, la persona que se adjudicó la cosa en el remate se desista de efectuar
la compra, o sea que no realicé nunca la adjudicación. En este punto se ha suscitado una discrepancia
en la doctrina:
1º) Un sector sostiene que el adjudicatario tiene la obligación de comprar el inmueble, por cuanto la
venta se reputa perfecta conforme al artículo 495  Además de acuerdo a la historia fidedigna de la
ley, se dejó constancia que el acta de remate constituía un TE que hacía obligatorio para el
adjudicatario suscribir la escritura de compraventa. Las razones que se señalan para considerarla
correcta (Maturana) son:
a) La venta en pública subasta, es tan venta como la que se realiza sin el Ministerio de la Justicia.
La ley al establecer que el acta de remate constituye una escritura pública para los efectos de
reputar perfecta la venta, no hace sino aplicar las normas de que los bienes raíces se compran o
venden por escritura pública.
b) La obligación de reducir los trámites de la subasta a una escritura pública propiamente tal, está
establecida para los efectos de inscribirla en el conservatorio y para perfeccionar la venta, así se
desprende del artículo 497.
Admitir la posibilidad de que el adjudicatario o adquirente dejara sin efecto la adjudicación y no
quisiere suscribir la escritura pública sería aceptar que los contratos pueden dejarse sin efecto con la
sola voluntad de una de las partes fuera de los casos expresamente indicados por la ley, cosa que
atenta contra el espíritu de la legislación (artículo 1545 CC).
2º) Otro sector sostiene que el adjudicatario tiene derecho a desistirse de suscribir la escritura de
compraventa  Consistiendo que en dicho caso la sanción aplicable sería la pérdida de la suma de
dinero que haya depositado como garantía de seriedad de la oferta, de acuerdo al inciso 2º del artículo
494. Además, señalan que el acta de remate no constituye TE, porque la ley en ninguna disposición le
ha otorgado expresamente ese carácter. En tal caso, el cumplimiento de la obligación de suscribir la
escritura de adjudicación debería perseguirse en un JO.
En la práctica, se adopta este criterio, lo que podría permitir al ejecutado hacer uso de esta
circunstancia a través de un tercero para paralizar o dilatar el procedimiento constituyendo esto una
notoria mala fe.
Nulidad de la subasta  La validez de la subasta, está supeditada al cumplimiento estricto de los
requisitos que señalan las normas sustanciales e instrumentales. Por lo mismo, la pública subasta
puede atacarse desde un doble punto de vista.
1º) Nulidad procesal  Se producirá cuando el vicio que la origina sea de carácter procedimental,
debiendo solicitarse y debe ser declarada durante el curso del JE.
La jurisprudencia ha señalado que la nulidad por vicios procesales puede alegarse sólo hasta que se
encuentre ejecutoriada la resolución que ordena extender la escritura de subasta. Sin embargo otra
jurisprudencia ha declarado que la nulidad procesal puede solicitarse incluso después de ejecutoriada
la resolución.
2º) Nulidad sustancial  Es la que se produce a consecuencia de un vicio vinculado al acto de la
compraventa en la subasta. De ella debe reclamarse en un JO posterior, en el que lo que se demandará
será precisamente la nulidad de la venta.
Realización del derecho a gozar de una cosa o a percibir sus frutos  Regula la materia el artículo
508, que debe relacionarse con los artículos 503 y 507. El mencionado artículo 508 dispone “si los bienes
embargados consisten en el derecho de gozar una cosa o percibir sus frutos, podrá pedir el acreedor que se dé en
arrendamiento o que se entregue en prenda pretoria este derecho.
El arrendamiento se hará en remate público, fijadas previamente por el tribunal, con audiencia verbal de las
partes, las condiciones que hayan de tenerse como mínimum para las posturas.
Se anunciará al público el remate con anticipación de veinte días, en la forma y en los lugares expresados por el
artículo 489”.
Luego, el artículo 509 señala “los fondos que resulten de la realización de los bienes embargados se
consignarán directamente por los compradores, o por los arrendatarios en el caso del artículo anterior, a la orden
del tribunal que conozca de la ejecución, en la forma dispuesta en el artículo 507 del Código Orgánico de
Tribunales.
Si se ha interpuesto apelación de la sentencia, no podrá procederse al pago al ejecutante, pendiente el recurso,
sino en caso de que caucione las resultas del mismo”.
Una vez realizados los bienes de acuerdo a la sentencia de remate, se aplican las reglas de la sentencia
de pago, es decir el ejecutante va a pedir que se liquiden el crédito y las costas que deben ser de cargo
del ejecutado, incluyéndose las causadas después de la sentencia.
Practicada la liquidación, el tribunal ordenará hacer pago al acreedor con el dinero que resulte de la
realización de los bienes de otra clase comprendidos en la ejecución (artículo 511 inciso 1º).
Las costas procedentes de la ejecución y las remuneraciones, gozan de una pago preferente con el
producto de la realización, incluso respecto del crédito que los ha originado (artículo 513 inciso 2º y
516 inciso 2º).
Al respecto, la jurisprudencia ha señalado que la preferencia del inciso 2º del artículo 513, se refiere a
las costas generadas en el juicio, sean del cuaderno de ejecutivo o de tercerías.
III.- Cuaderno de Tercerías  Tercero es el sujeto en la relación procesal, que si bien no es parte
originaria en el juicio, interviene en éste para proteger alguna pretensión o interés que puede llegar a
afectar la sentencia que se dicte.
Las tercerías  En el JE, de acuerdo al artículo 518, sólo se admiten las tercerías cuando el reclamante
pretenda:
a)
b)
c)
d)
Dominio sobre los bienes embargados (de dominio)
Posesión sobre los bienes embargados (de posesión)
Derecho para ser pagado preferentemente (de prelación)
Derecho para concurrir al pago a falta de otros bienes (de pago).
Los requisitos para hacer valer una tercería en un JE son:


Que exista un JE
Que comparezca un tercero, haciendo valer alguna de las tercerías contempladas en el
artículo 518.
Un aspecto controvertido respecto a las tercerías es determinar si ellas constituyen un proceso de
naturaleza independiente al JE dentro del cual se promueven o si sólo constituyen un incidente dentro
de él.
De acuerdo a algunos, serían incidentes dentro del JE, que requieren resolverse en forma previa para
los efectos de poder concluir con la tramitación de un CA dentro de un JE.
De acuerdo a otros, constituirían procesos independientes por tener distintas partes, objeto pedido y
causa a pedir que el JE dentro del cual se promueven, las que deben ser tramitadas dentro de él por
mandato el legislador y de acuerdo al procedimiento que éste establece, como el JO sin los escritos de
réplica y dúplica para la demonio, y de acuerdo a las reglas de los incidentes para las restantes
tercerías.
A) Tercería de dominio  Cuando se traba embargo sobre un bien, puede encontrarse en cuatro
situaciones distintas, jurídicas y de hecho:
a) Se trata de un bien de propiedad del ejecutado y que éste posee. El embargo, será inatacable.
b) SE trata de un bien que está en poder de un tercero y que pertenece al ejecutado. La trata el
artículo 454, el embargo será también inatacable, ya que el tercero quedará en calidad de
depositario del mismo.
c) Se trata de un bien que el ejecutado posee pero no le pertenece. Se aplica la presunción del
inciso 2° del artículo 700, reputándosele dueño mientras otro no lo acredite.
d) Se trata de un bien sobre el que el ejecutado no tiene ningún derecho y que está en posesión o
es de dominio de un tercero. En esta última situación, se superponen dos posibilidades de
tercería, porque el tercero puede ser poseedor del bien (tercería de posesión) y puede o no
tener el dominio de él (tercería de dominio).
Si el tercero es dueño, puede preservar su derecho por la tercería de dominio. Pero será
extraordinariamente difícil probar respecto a muebles.
De acuerdo al artículo 521, la tercería de dominio se tramita en cuaderno separado, con el ejecutante y
ejecutado como sujetos pasivos, aplicándose a su respecto las normas completas del JO omitiéndose
los escritos de réplica y dúplica. Por disposición del artículo 523 inciso 1°, la demanda de tercería de
dominio debe cumplir con todos los requisitos que señala el artículo 254. En la tercería de dominio, la
demanda que no cumple con todas las enunciaciones no debe ser admitida a tramitación, aumentando
considerablemente la sanción que establece el artículo 256.
Al interponer su demanda, el tercerista debe presentar:


Los documentos fundantes de la misma. Puede ser un documento público o privado,
debiendo ser capaz de acreditar el dominio. Si se trata de un instrumento público, con
origen anterior a la demanda ejecutiva, la demanda de tercería va a poder suspender el
procedimiento de apremio.
Un escrito solicitando al tribunal que con el mérito del instrumento público
acompañado en la demanda, se suspenda la tramitación del CA, ya que la tercería de
dominio se tramita en cuaderno separado (artículo 523 inciso 1°).
La SD deberá proceder a acoger la tercería si es que el tercerista acredita su carácter de dueño, sea
sobre la totalidad o parte del inmueble, debiendo alzarse el embargo sobre la totalidad o parte del bien
que sea propiedad del tercerista.
De acuerdo a la jurisprudencia, procede acoger una tercería de dominio y ordenar alzar el embargo
sobre el 50% del inmueble embargado si ella es deducida por el cónyuge haciendo valer el pacto de
separación total de bienes, de acuerdo a lo dispuesto en los artículos 1699, 1700 y 1723 CC.
Si se ha interpuesto tercería sin que se haya pedido, por no proceder, la suspensión del CA, “el remate
se llevará a cabo, entendiéndose que la subasta recaerá sobre los derechos que el ejecutado tenga o pretenda tener
sobre la cosa embargada” (Artículo 523 inciso 2°).
De acuerdo al inciso tercero del artículo 523, las resoluciones que se dicten son apelabales y la
apelación se concederá en el sólo efecto devolutivo. De acuerdo al inciso 1° del artículo 519, “se
substanciará en la forma establecida para las tercerías de dominio la oposición que se funde en el derecho del
comunero sobre la cosa embargada”.
Por su parte, el artículo 520 señala que “podrán también ventilarse conforme al procedimiento de las tercerías
los derechos que haga valer el ejecutado invocando una calidad diversa de aquella en que se le ejecuta. Tales
serían, por ejemplo, los casos siguientes:
1°. El del heredero a quien se ejecute en este carácter para el pago de las deudas hereditarias o testamentarias de
otra persona cuya herencia no haya aceptado;
2°. El de aquél que, sucediendo por derecho de representación, ha repudiado la herencia de la persona a quien
representa y es perseguido por el acreedor de ésta;
3°. El del heredero que reclame del embargo de sus bienes propios efectuado por acción de acreedores hereditarios
o testamentarios que hayan hecho valer el beneficio de separación de que trata el Título XII del Libro III del
Código Civil, y no traten de pagarse del saldo a que se refiere el artículo 1383 del mismo Código. Al mismo
procedimiento se sujetará la oposición cuando se deduzca por los acreedores personales del heredero; y
4°. El del heredero beneficiario cuyos bienes personales sean embargados por deudas de la herencia, cuando esté
ejerciendo judicialmente alguno de los derechos que conceden los artículos 1261 a 1263 inclusive del Código
Civil.
El ejecutado podrá, sin embargo, hacer valer su derecho en estos casos por medio de la excepción que corresponda
contra la acción ejecutiva, si a ello ha lugar”.
B) Tercería de posesión  Se creó especialmente para los casos en que el dueño no puede probar su
propiedad, por ejemplo respecto de bienes muebles.
Los fundamentos jurisprudenciales son:
1°) El poseedor es reputado dueño mientras otro no justifique serlo (inciso 2° del artículo 700)  Se
trata de una presunción simplemente legal, por lo que se altera la carga de la prueba. Mientras no se
declare judicialmente que el dueño de la cosa mueble no es su actual poseedor sino otra persona,
aquel es ante la ley el verdadero dueño y no puede por consiguiente, embargársele lo que es de su
dominio, por deudas ajenas.
2°) El embargo debe recaer sobre bienes muebles  De acuerdo a la jurisprudencia, la tercería de
posesión es la intervención de un tercero en el JE, por la vía incidental, a fin de obtener que se alce el
embargo y se respete su posesión, porque al momento del embargo de los bienes en que recayó la
traba, se encontraban en su poder debiendo presumirse su dominio.
De acuerdo al artículo 522, esta tercería se tramita como incidente y producirá el efecto de suspender
la tramitación del CA si se acompañan antecedentes que constituyan a lo menos, presunción grave de
la pretensión que se invoca.
La primera resolución del incidente, será traslado y autos. En cuanto a las notificaciones, respecto del
incidente, debiera ser por estado diario. Sin embargo, los tribunal han optado por la cédula.
Notificada la resolución, que comprenderá la solicitud de exclusión del embargo y la suspensión del
procedimiento compulsivo, el CA no podrá proseguir su tramitación hasta tanto no se haya fallado la
incidencia. La tramitación de la tercería se somete a las reglas de los incidentes.
Respecto a la resolución que recibe la causa a prueba, el hecho que deberá acreditarse por el tercerista,
se limita a la comprobación de los elementos que constituyen la posesión respecto del bien
embargado.
Respecto a los bienes raíces, es necesario para acoger la tercería de posesión, que el inmueble se
encuentre inscrito a nombre del tercero y no del deudor.
El tercerista de dominio y el de posesión, tienen el derecho en caso de haber perdido la tercería, a que
no se decrete el retiro de las especies sino hasta 10 días desde la fecha de la traba del embargo, a
menos que el juez por resolución fundada, ordene otra cosa (inciso final del artículo 521).
C) Tercería de prelación  En ella, lo que invoca el tercero, es un derecho, privilegio, prenda o
hipoteca para ser pagado preferentemente, de acuerdo a las reglas de la prelación de créditos del CC.
El interés del tercerista, no es suspender el procedimiento, sino que busca que la ejecución continúe, y
una vez realizados los bienes y consignados los dineros obtenidos a la orden del tribunal, se suspenda
la entrega al ejecutante del producto del remate, hasta que recaiga sentencia ejecutoriada o firme de la
tercería.
Requisitos de procedencia  Ellos son:
a) Existencia de un TE
b) Como instrumento fundante básico debe señalarse el instrumento o circunstancia que justifica
el derecho del tercerista de ser pagado preferentemente.
Ambos requisitos, indican la presencia de documentos fundantes, salvo que el privilegio no dependa
de documentos, por ejemplo, el crédito del posadero sobre los efectos del deudor introducidos por
éste en la posada (artículo 2373 N° 1).
En la demanda de tercería debe exponerse la razón por la que el tercerista no es acreedor valista,
indicando cuál es la preferencia o privilegio de que goza. En la parte petitoria, se solicita se ordene se
pague al tercerista con preferencia respecto del demandante ejecutivo del producto de los bienes del
deudor.
La interposición de esta tercería nunca afectará al CE, y no va a suspender la tramitación del CA, sino
que sólo va a suspender el pago al ejecutante.
La tercería de prelación se tramita como incidente, siendo de previo y especial pronunciamiento sólo
en lo que respecta a la distribución, pago o giro de los fondos. Al distribuirse los dineros obtenidos,
está pendiente la resolución sobre lo que debe recibir cada cual.
De acuerdo al artículo 525 “si la tercería es de prelación, seguirá el procedimiento de apremio hasta que quede
terminada la realización de los bienes embargados.
Verificado el remate, el tribunal mandará consignar su producto hasta que recaiga sentencia firme en la
tercería”.
En los demás casos, no suspende la tramitación del CA. Por su parte el artículo 526 señala que
tampoco afecta la situación de aquellos bienes embargados no comprendidos en la tercería, “si se han
embargado o se embargan bienes no comprendidos en la tercería, seguirá sin restricción alguna respecto de ellos
el procedimiento de apremio”.
La demanda de tercería, se notifica por estado diario o por cédula, cuando el tribunal en uso de sus
facultades, mejore la calidad de la notificación, de acuerdo al inciso final del artículo 48.
D) Tercería de pago  Sólo nace a la vida jurídica, cuando el deudor carece de bienes embargables,
aparte de los ya embargados, para cumplir sus obligaciones. Consiste en la concurrencia a prorrata de
los acreedores valistas en los fondos que arroje el remate.
El otro requisito para que proceda, es la disposición de un TE por parte del tercerista.
En cuanto a la tramitación, el tercerista tiene dos vías posibles:
1°) No existiendo más que un JE en que se han embargado los últimos bienes embargables y siendo el
tercerista y el ejecutante acreedores valistas, el tercerista de pago concurre a este procedimiento
interponiendo la tercería, a la que se da tramitación incidental. No suspende la tramitación del CA, ya
que lo que interesa es la distribución a prorrata en el momento del pago, sólo se suspende al momento
del pago.
2°) Existiendo contra el deudor, dos o más JE, estado uno de ellos más avanzado que el o los otros, sin
existir más bienes embargables; en consideración al riesgo que afecta al demandante posterior, el
artículo 528 permite la aplicación de un procedimiento muy simple: cuando la pretensión del segundo
acreedor se deduzca ante un tribunal distinto, podrá pedir que se dirija un oficio al tribunal que
conoce la primera ejecución para que retenga el producto de la realización de los bienes embargados
la cuota que proporcionalmente le corresponda a dicho acreedor.
Aparte, el artículo 529 inciso 2° faculta al tercerista para hacerse parte en el primer juicio en calidad de
coadyuvante del ejecutante, “Podrá también el tercerista intervenir en la realización de los bienes, con las
facultades de coadyuvante. Con las mismas facultades podrá obrar el primer acreedor en la ejecución que ante
otro tribunal deduzca el segundo”.
Normalmente, el oficio los jueces lo acompañan con citación, siendo notificado por estado diario. Si no
existe oposición, automáticamente se tiene por interpuesta la tercería.
Un muy importante argumento a favor de la existencia del reembargo, es el inciso 2° del artículo 528
que señala que “si existe depositario en la primera ejecución, no valdrá el nombramiento en las otras
ejecuciones. El ejecutante que a sabiendas de existir depositario, o no pudiendo menos de saberlo, hace retirar las
especies embargadas en la segunda ejecución por el nuevo depositario, será sancionado con las penas asignadas al
delito de estafa”.
En un segundo JE puede existir colusión procesal entre el segundo ejecutante y el ejecutado. Para
evitarla, y no para solucionar el problema de la existencia del reembargo, los artículos 528 y 529
reglamentan la situación del segundo depositario. Así el inciso 1° del artículo 529 señala que “el
tercerista de pago podrá solicitar la remoción del depositario alegando motivo fundado; y, decretada la remoción,
se designará otro de común acuerdo por ambos acreedores, o por el tribunal si no se avienen”.
Oportunidad procesal para interponer las tercerías  Hay que distinguir:

La de dominio y posesión  Desde el momento en que se embarguen los bienes que no
sean de dominio o posesión del ejecutado, hasta el instante en que se ha hecho
tradición al adquirente del referido bien en el remate de:
Bienes muebles  Desde la tradición hecha por el martillero.
Bienes inmuebles  Hasta la extensión del acta de adjudicación. Aquí no
tradición sino que sólo se ha configurado el título que habilita para practicarla.

hay
De prelación y pago  Desde que se han embargado los bienes, hasta antes de hacerse
el pago al ejecutante con el producto.
JUICIO EJECUTIVO EN OBLIGACIONES DE HACER
De acuerdo al artículo 1553, si el deudor se constituye en mora respecto de una obligación de hacer, el
acreedor podrá pedir, junto con la indemnización de perjuicios, cualquiera de estas tres cosas a
elección suya:
a) Que se apremie al deudor para la ejecución del hecho convenido
b) Que se le autorice a él mismo para hacerlo ejecutar por un tercero a expensas del deudor.
c) Que el deudor le indemnice de los perjuicios, resultante de la infracción del contrato.
A través del JE por obligación de hacer, no puede perseguirse la indemnización de perjuicios, ya que
ello requiere previamente que se hubiera determinado la procedencia del pago y su monto por
sentencia en juicio ordinario. De este modo, este procedimiento sólo puede ser utilizado para los casos
de las dos primeras opciones que tiene el acreedor.
Requisitos de procedencia  Son:
a)
b)
c)
d)
Existencia de un título ejecutivo
Que la obligación no esté prescrita
Que la obligación sea actualmente exigible
Que la obligación se encuentre determinada, es decir, debe encontrarse suficientemente
precisado el objeto sobre el cual recae la obligación.
Clasificación de acuerdo al objeto perseguido  La obligación puede consistir en la suscripción de
un contrato o constitución de una obligación o bien en la ejecución de una obra material.
Procedimiento ejecutivo en la obligación de hacer consistente en la suscripción de un contrato o en
la constitución de una obligación  El procedimiento es idéntico que en el JE por obligación de dar,
con la excepción de que lo que se persigue es la suscripción de un contrato por parte del deudor
dentro del término que se fija, y en el caso de que el deudor no cumpla, que sea suscrito por el juez en
representación del deudor.
El requerimiento que se practica al deudor, consiste en apercibirlo para que suscriba el documento o
constituya la obligación dentro del plazo que el juez fije. Frente al requerimiento, el ejecutado puede:


Oponer excepciones  No se va a suscribir el documento o constituir la obligación
mientras no se encuentre ejecutoriada la sentencia dictada en el procedimiento
ejecutivo.
No oponer excepciones  O bien se encuentra ejecutoriada la sentencia pronunciada
en la causa, por lo que se lleva a efecto la ejecución. Para ello, se requerirá al deudor
para que firme el documento, la escritura o constituya la obligación dentro del plazo
que el tribunal le señale. Si el deudor no firma o no constituye la obligación en ese
término, el ejecutante deberá solicitar al juez que sea éste, en representación del
obligado, quien cumpla con la obligación.
Procedimiento ejecutivo por obligación de hacer consistente en la ejecución de una obra material 
El MEyE, de acuerdo al artículo 533, contendrá:
a) La orden de requerir al deudor a que cumpla su obligación
b) El señalamiento de plazo prudente para que de principio al trabajo
Frente al requerimiento el deudor puede:


Oponer excepciones  Además de las del artículo 464, puede oponer la de imposibilidad
absoluta para la ejecución actual de la obra debida (artículo 534)
No oponer excepciones  O si se encuentra ejecutoriada la sentencia condenatoria, nacen
para el acreedor ejecutante dos derechos:
a) Solicitar que se le autorice para efectuar la obra a través de un tercero, con cargo al
ejecutado, cuando éste deje transcurrir el término del artículo 533 inciso segundo 
En este caso el ejecutante debe presentar debidamente al tribunal un presupuesto de lo
que importa la ejecución de las obligaciones que reclama, el cual debe ponerse en
conocimiento del ejecutado, el que si nada expresa dentro de tres días de notificado, se
entenderá aceptado.
Si el ejecutado deduce objeciones, “se hará el presupuesto por medio de peritos, procediéndose
de acuerdo a lo dispuesto en los artículos 486 y 487 para la estimación de los bienes en el caso de
remate” (artículo 537).
“Determinado el valor del presupuesto del modo que establece el artículo 537, será obligado el
deudor a consignarlo dentro de tercero día a la orden del tribunal, para que se entreguen al
ejecutante los fondos necesarios, a medida que el trabajo lo requiera” (artículo 538).
“Si el deudor no consigna a la orden del tribunal los fondos decretados, se procederá a
embargarlo y enajenar los bienes suficientes para hacer la consignación, con arreglo al título
precedente, pero sin admitir excepciones para oponerse a la ejecución” (artículo 540)
b) Puede solicitar que se apremie al deudor para que él efectúe la obra, sea porque le
satisface más, o porque se trata de una obligación personalísima  De acuerdo al
artículo 542, “Si el acreedor no puede o no quiere hacerse cargo de la ejecución de la obra
debida, de conformidad a las disposiciones que preceden, podrá usar de los demás recursos que la
ley concede para el cumplimiento de las obligaciones de hacer, con tal que no haya el deudor
consignado los fondos exigidos para la ejecución de la obra, ni se hayan rematado bienes para
hacer la consignación en el caso del artículo 541”.
Respecto de los apremios, de acuerdo al artículo 543, consisten éstos en la imposición
por parte del tribunal de arresto hasta por quince días o multa proporcional, y
pudiendo repetirse para obtener el cumplimiento de la obligación. Cesará el apremio si
el deudor paga las multas y rinde además caución suficiente, a juicio del tribunal para
asegurar la indemnización completa de todo perjuicio al acreedor.
JUICIO EJECUTIVO EN OBLIGACIONES DE NO HACER
En principio, se aplican las reglas generales de la ejecución de obligaciones de hacer, con algunas
modificaciones.
Para que proceda el cumplimiento ejecutivo, es imperioso que:
a) pueda destruirse la cosa hecha y que su destrucción sea necesaria para el objetivo que se tuvo
en vista al celebrar el contrato (artículo 544).
b) Que la obligación conste en título ejecutivo.
c) Que sea actualmente exigible.
d) Que no se encuentre prescrita
e) Y que se encuentre determinada
De acuerdo al artículo 1555 inciso segundo “Pudiendo destruirse la cosa hecha, y siendo su destrucción
necesaria para el objeto que se tuvo en mira al tiempo de celebrar el contrato, será el deudor obligado a ella, o
autorizado el acreedor para que la lleve a efecto a expensas del deudor”
Por su parte el inciso tercero señala “Si dicho objeto puede obtenerse cumplidamente por otros medios,
en este caso será oído el deudor que se allane a prestarlo”. En estos casos, el deudor tendrá la obligación de
indemnizar los perjuicios al acreedor, lo que se perseguirá a través de un JO.
Ejecutoriada la resolución que ordena destruir la cosa, el ejecutante podrá optar porque la destrucción
la realice directamente el deudor, aplicándosele a este respecto las normas de ejecución de las
obligaciones de hacer.
JUICIO EJECUTIVO DE MÍNIMA CUANTÍA
Está regulado en el Título XIV, Párrafo 2º, Libro III CPC (artículos 729 y siguientes).
Aplicación  Debe recibir aplicación para la tramitación de todas las acciones (pretensiones)
ejecutivas respecto de las cuales concurran los siguientes requisitos copulativos:
a) No tener señalada legalmente un procedimiento especial para su tramitación  Este
procedimiento de mínima cuantía tiene aplicación residual.
b) La cuantía del juicio no debe ser superior a 10 UTM
Tramitación  Se reduce a contemplar diversas modificaciones respecto del JE de mayor cuantía,
tanto respecto del Cuaderno Ejecutivo y del de Apremio.
1) Modificaciones respecto al cuaderno ejecutivo o principal.
a) La demanda puede deducirse verbalmente  Deberá levantarse un acta en la forma prescrita
por el artículo 704.
b) Examen de la demanda ejecutiva  Del examen, si el tribunal concluye que la acción es
ejecutiva y legalmente procedente, el acta que alude el artículo 704, terminará con la orden de
despachar MEyE contra el deudor. Pero si del examen el tribunal concluye que la acción
deducida no procede como ejecutiva, el tribunal así lo declarará, y dará curso a la demanda de
acuerdo al procedimiento ordinario de mínima cuantía (artículo 729).
c) Requerimiento de pago  Se debe efectuar personalmente al deudor, por un receptor, o si no
hay o estuviese inhabilitado, por medio de un vecino de confianza del tribunal, mayor de edad
que sepa leer y escribir, o por un miembro del Cuerpo de Carabineros. Deberá entregarse, en
todo caso, copia íntegra del acta y del proveído a que se refiere el artículo anterior, esto es, la
orden de despachar el MEyE contra del deudor.
Las mismas personas podrán practicar la notificación del artículo 44, cuando sea procedente.
Si el deudor no hubiere sido habido, el encargado de notificar deberá indicar, en la copia
respectiva, el lugar, día y hora que designe para la traba del embargo, a la que procederá sin
otro trámite (artículo 730). Es decir, no existe cédula de espera, pudiendo el embargo
practicarse en el día y hora señalado.
d) Oposición y posterior curso del procedimiento  El ejecutado tendrá el plazo fatal de cuatro
días, más el término de emplazamiento del artículo 259 desde el requerimiento, para oponerse
a la demanda (artículo 753 inciso 1º), en consecuencia, no se contempla el aumento de cuatro
días en caso de que sea requerido fuera de los límites de la comuna donde funciona el tribunal
pero dentro del territorio jurisdiccional de éste.
La oposición del ejecutado sólo podrá fundarse en alguna de las excepciones de los artículos
464 y 534 (artículo 733 inciso 2º).
En caso que se formule oposición por el ejecutado, el tribunal determinará si las excepciones
opuestas son legales o no, citará a las partes a una audiencia próxima para que se proceda a
rendir la prueba en la forma prevista para el juicio ordinario de mínima cuantía como dispone
el artículo 710 y siguientes, hasta dictar sentencia, mandando llevar adelante la ejecución o
absolviendo al demandado (artículo 733 inciso tercero).
La citación se notificará al ejecutado en el acto mismo de formular oposición y al ejecutante en
la forma prescrita por el artículo 706, es decir por cédula (inciso cuarto del artículo 734).
Si las excepciones no son legales o no se oponen excepciones, se procederá como dispone el
artículo 472, es decir, bastará para proseguir con el procedimiento ejecutivo el MEyE hasta
hacerse entero pago al acreedor sin necesidad de dictar sentencia (artículo 733 inciso final).
2) Modificaciones respecto al cuaderno de apremio.
a) Menciones del mandamiento  Dispondrá el embargo de los bienes suficientes y designará
un depositario, que podrá ser el mismo deudor (artículo 729 inciso 1º)
b) Depositario  Podrá ser el deudor, pero en todo caso, el que se designe tendrá
inmediatamente el carácter de depositario definitivo (artículo 729 inciso 1º).
El deudor depositario incurrirá en las penas contempladas en el artículo 471 del Código Penal,
cuando con perjuicio del acreedor falte a sus obligaciones de depositario, desobedezca o
entorpezca las resoluciones judiciales para la inspección de los bienes embargados, o
abandone, destruya o enajene dichos bienes.
Se presume que el deudor depositario ha faltado a sus obligaciones con perjuicio del acreedor,
cuando sin permiso escrito de éste o autorización del juez, cambie la cosa embargada del lugar
que indique la persona al practicar el embargo (artículo 732).
c) Embargo  De acuerdo a lo dispuesto en el inciso 1º del artículo 731, la misma persona que
practique el requerimiento podrá efectuar el embargo. De la diligencia de embargo, se
levantará acta individualizando suficientemente los bienes embargados y el lugar en que se
encuentran. Si el deudor no está presente, quien practique la diligencia dejará copia del acta en
el domicilio de aquel (artículo 730)
Si el deudor es el depositario, aunque no esté presente, se entenderá que ha quedado en
posesión de la cosa embargada al trabarse el embargo. El encargado de la diligencia indicará
en el acta el lugar en que ordinariamente debe mantenerse la cosa embargada (artículo 731
inciso 2º).
d) Tasación  Los bienes embargados serán tasado por el juez, quien podrá, si lo estima
necesario, oír peritos designados en conformidad al artículo 720 (artículo 734).
e) Remate  Establecido el valor de los bienes embargados, el juez ordenará que se rematen,
previa citación de las partes (artículo 735).
Si se trata de bienes raíces o derechos reales constituidos sobre ellos, deberán también
publicarse tres avisos en un diario de la comuna en que se encuentre situado el inmueble o, si
allí no los hubiere, en uno de la capital de la provincia o de la respectiva región.
Los remates se efectuarán sólo los días 1º y 15 de cada mes, o en el día hábil siguiente si alguna
de esas fecha correspondiere a un día inhábil. Las posturas comenzarán con los 2/3 de la
tasación.
f) Acta de remate y escritura definitiva  Cuando se enajenen bienes raíces, el acta de remate se
extenderá en el libro copiador de sentencias y será suscrita por el juez y el secretario, si lo hay,
y en su defecto por una persona que en calidad de actuario nombre el tribunal (artículo 736).
La escritura definitiva, se otorgará en el Registro de un notario y será suscrita por el Juez ante
quien se haya efectuado el remate, y por el subastador o en defecto de él, por la persona a
quien él comisione con tal objeto en el acta de remate.
g) Procedimiento incidental para el cumplimiento del fallo de mínima cuantía, con las
modificaciones que indica  Regirán también en el juicio de mínima cuantía, las normas del
Título XIX Libro I; pero las peticiones de las partes, las notificaciones y el procedimiento de
apremio deberán ajustarse a las reglas de este título. La oposición del demandado, cuando sea
procedente en conformidad al artículo 234, se proveerá citando a las partes a una audiencia
próxima para que concurran a ella con todos sus medios de prueba (artículo 737).
CUMPLIMIENTO INCIDENTAL DE LA SENTENCIA.
Es aquel procedimiento de ejecución que se tramita ante el mismo tribunal que pronunció la sentencia,
concurriendo los siguientes requisitos o presupuestos:
1.
2.
3.
4.
Que se trate de una sentencia definitiva o interlocutoria;
Que dicha sentencia se encuentre firme o ejecutoriada, o que al menos cause ejecutoria;
Que la prestación contenida en el fallo se haya hecho exigible; y,
Que no haya transcurrido más de un año desde la fecha en que la prestación se hizo exigible.
Cuando nos encontramos ante sentencias que contengan prestaciones periódicas, el plazo del año se
cuenta desde que se hace exigible cada prestación periódica o la última de las que se cobre. El ejemplo
típico es la sentencia que condena al pago de una prestación alimenticia; en este caso, se cuenta el
plazo de un año desde que se ha hecho exigible la última que se está cobrando.
No es posible perseguir ni obtener por esta vía el cumplimiento forzado de otros títulos ejecutivos
distintos de una sentencia judicial.
Una de las particularidades adicionales que presenta este procedimiento, es que la solicitud de
cumplimiento forzado, debe necesariamente presentarse ante el mismo tribunal que conoció del
asunto en primera o única instancia y que dictó el fallo cuya ejecución se persigue.
Procedimiento:
1. Demanda: Se presenta ante el tribunal que dictó la sentencia, y dentro del plazo de un año desde
la exigibilidad de las prestaciones en él contenidas. Se trata de un escrito en el que se solicita el
cumplimiento incidental de la sentencia y que debe cumplir las formalidades de una demanda
incidental.
2. Providencia: El tribunal, frente a este escrito, dicta una resolución que normalmente concede la
solicitud, pero con citación del sujeto pasivo ("como se pide, con citación").
3. Notificación: Esta resolución debe ser notificada por cédula al apoderado del sujeto pasivo
(artículo 223 CPC). Además, es necesario que se remita una carta certificada tanto al apoderado
como a la parte, en los términos del artículo 46 CPC, al mismo domicilio en que se haya notificado
la demanda. En caso que el cumplimiento se solicite respecto de tercer0os, a éstos deberá
notificárseles personalmente.
4. Excepciones: Frente a la notificación, el ejecutado tiene la posibilidad de oponerse, pero su defensa
se encuentra expresamente limitada por el artículo 234 CPC, exclusivamente a las siguientes
excepciones:
a) Pago de la deuda.
b) Remisión.
c) Concesión de esperas o prórrogas de plazo.
d) Novación.
e) Compensación.
f) Transacción.
g) Haber perdido la sentencia su carácter de ejecutoria, sea absolutamente o por haber vencido el
plazo de un año.
h) La excepción del artículo 464 Nº 15 CPC (pérdida de la cosa que se debe) y la excepción del
artículo 534 CPC (imposibilidad absoluta para la ejecución de la obra). En ambos casos, solo se
admite la excepción si existe fundamento plausible.
i) Falta de oportunidad de la ejecución (también requiere fundamento plausible)
j) Si el sujeto pasivo de la ejecución es un tercero, puede además oponer la excepción de no
empecerle la sentencia
5. Tramitación de las Excepciones: Todas las excepciones que se hacen valer en el cumplimiento
incidental, a excepción de las indicadas en la letra h) anterior, se deben fundar en antecedentes
escritos y en hechos acaecidos con posterioridad a la dictación de la sentencia de cuyo
cumplimiento se trata. El plazo para formular las excepciones es de tan sólo 3 días, salvo que el
sujeto pasivo sea un tercero, quien dispondrá de un plazo es de 10 días. En ninguno de los casos
anteriores de admite ampliación de plazos. Las excepciones se tramitan en forma incidental,
pudiendo el tribunal rechazarlas de plano cuando no reunieren los requisitos antes indicados.
6. Procedimiento de Apremio: En este procedimiento no existe el mandamiento de ejecución y
embargo, sino que con el sólo mérito de la resolución que provee la solicitud ("como se pide, con
citación"), puede procederse al embargo de bienes suficientes del deudor. Conciliando esta norma
con la del artículo 253 Nº 3 inciso 2º CPC, aparece de manifiesto que el embargo sólo procede
cuando la sentencia establece la obligación de pagar una suma de dinero, y no hay fondos
retenidos ni bienes precautoriados. El embargo mismo y la resolución que lo ordena, deben
notificarse por cédula (en el procedimiento ejecutivo jamás se notifica el embargo). El artículo 235
CPC en sus diversos numerales, se encarga de indicar las diversas alternativas de cumplimiento
que pueden decretarse conforme a este procedimiento, según la prestación contenida en la
sentencia:
a) Si se ha ordenado entregar una especie o cuerpo cierto, deberá procederse a la entrega,
pudiendo hacerse uso del auxilio de la fuerza pública.
b) Si la especie no es habida, se procederá a tasar su valor conforme a las reglas del Título XII del
Libro IV CPC, y luego se procede como si se tratara se una suma de dinero.
c) Si se manda pagar una suma de dinero, deberá hacerse pago al acreedor con los fondos
retenidos, previa liquidación del crédito y las costas, o se dispondrá la realización de los bienes
que estén garantizando los resultados del juicio. Si no hay bienes ni fondos, se procederá al
embargo y realización de bienes suficientes.
d) Si se manda a pagar una cantidad de un género determinado, se procede como en el caso
anterior, previa gestión de avaluación si fuere necesaria.
e) Si se ordena la ejecución de una obligación de hacer, se aplica el procedimiento de apremio de
dichas obligaciones, siendo aplicables las normas especiales del embargo en este
procedimiento, si hubiere que embargar y rematar bienes.
f) Si se condena a la devolución de frutos o indemnización de perjuicios, y se hubiere hecho
reserva para discutir su existencia y monto en la ejecución, conforme al artículo 173 CPC (sólo
en casos de responsabilidad contractual), el actor debe demandar la determinación de la
especie y monto de los perjuicios conjuntamente con solicitar el cumplimiento del fallo. Se
tramitará como incidente, y de haber oposición, ambas cuestiones se tramitarán conjuntamente
resolviéndose en una sentencia.
Regla de Clausura: En todo lo no previsto por este procedimiento, se aplicarán las normas del juicio
ejecutivo, respecto del embargo y procedimiento de apremio. El legislador reconoce que el
procedimiento natural y obvio para obtener el cumplimiento de una sentencia es el procedimiento
incidental y no el juicio ejecutivo. De hecho, por encontrarse regulado entre las disposiciones comunes
a todo procedimiento, es aplicable a cualquier clase de sentencias dictadas en toda clase de
procedimientos, sean éstos ordinarios o especiales. No obstante, el inciso segundo del artículo 237
CPC otorga al actor la posibilidad de usar el juicio ejecutivo, por el sólo hecho de demandar la
ejecución ante un tribunal distinto del que pronunció el fallo.
JUICIO SUMARIO
Es un procedimiento breve y concretado que, dentro de lo expuesto en el artículo 2º del CPC, ha de
considerarse extraordinario, pero que tiene aplicación general o especial de acuerdo a la pretensión
que se haga valer, el que es resuelto mediante una sentencia que puede revestir, de acuerdo a la
pretensión en la cual recae, el carácter de meramente declarativa, constitutiva o de condena.
Ámbito de aplicación  El JS tiene aplicación general y también especial.
a) Aplicación general  El JS es un procedimiento extraordinario de aplicación general, cada vez
que concurran los requisitos establecidos en el inciso 1º del artículo 680, o sea cada vez que “la
acción (pretensión) deducida requiera, por su naturaleza, de una tramitación rápida para que
sea eficaz”.
La concurrencia de estos supuestos la efectuará el órgano jurisdiccional.
Para que pueda aplicarse este procedimiento se requiere que el actor solicite su aplicación al
interponer la demanda.
En consecuencia, una demanda podrá tramitarse de acuerdo a este procedimiento, de acuerdo
a la aplicación general, cuando:



El actor hace valer una pretensión en su demanda que por su naturaleza requiera de
una tramitación rápida para que sea eficaz
Que el actor haya solicitado la aplicación del JS en la demanda.
Que el tribunal dicte una resolución en la que expresa o tácitamente haga aplicable el
procedimiento sumario para los efectos de tramitar la pretensión hecha valer por el
actor.
b) Aplicación especial  Recibe esta aplicación especial por mandato expreso y específico del
legislador en los asuntos que se determinan particularmente, los cuales se enumeran en el
inciso segundo del artículo 680. Estos casos son:
1º) A los casos en que la ley orden proceder sumariamente o, breve y sumariamente, o en otra
forma análoga  Cabe aplicarse cuando en el derecho sustancial aparece la expresión “breve o
sumariamente”, en cuyo caso, recibe aplicación el procedimiento en estudio. Ejemplo, artículos
271, 612 y 754 CPC.
2º) A las cuestiones que se susciten sobre constitución, ejercicio, modificación o extinción de
servidumbres anuales o legales y sobre las prestaciones a que ellas den lugar  también se
comprenden las cuestiones de deslindes. En este numeral no se comprenden las servidumbres
voluntarias, las que cabrían por el inciso 1º del artículo 680.
3º) A los juicios sobre cobro de honorarios, excepto el caso del artículo 697  Hay que
distinguir si los honorarios son causados en juicio, se aplica el procedimiento del artículo 697,
de acuerdo al cual, el acreedor podrá a su arbitrio perseguir su estimación y pago con arreglo
al procedimiento sumario, o bien, interponiendo su reclamación ante el tribunal que haya
conocido en la primera instancia del juicio. En este último caso, se substanciará y resolverá en
la forma prescrita para los incidentes. Este procedimiento se aplicará también a los peritos.
Ahora si son honorarios no causados en un juicio o un procedimiento judicial cualquiera,
recibe aplicación sólo el JS.
4º) A los juicios sobre remoción de guardadores y a los que se susciten entre los representantes
legales y sus representados  Contempla dos casos:


Los de remoción de guardadores  La acción está destinada a obtener que se prive
judicialmente del cargo de tutor o curador a una persona cuando existe causa legal que
lo justifique (artículo 539 CC) y corresponde a las personas que señala el artículo 542
CC.
Los juicios que se susciten entre los representantes legales y sus representados  Se
aplica el JS, salvo que por ley se contemple otro procedimiento especial como ocurre
con el juicio de alimentos.
5º) A los juicios sobre depósito necesario y comodato precario
6º) A los juicios en que se deduzcan acciones ordinarias a que se hayan convertido las
ejecutivas en virtud de lo dispuesto en el artículo 2515 CC
7º) A los juicios en que se persiga únicamente la declaración impuesta por la ley o el contrato,
de rendir cuenta, sin perjuicio de lo dispuesto en el artículo 696  Con el JS no se persigue la
cuenta misma, sino que sólo la declaración judicial acerca de la inexistencia de la obligación de
rendir cuenta.
8º) A los juicios en que se ejercita el derecho que concede el artículo 945 CC para hacer cegar un
pozo  La referencia al artículo del CC debe entenderse realizada al artículo 65 del Código de
Aguas.
Además, existen un caso más en el CPC que hace aplicable el JS, y es La demanda de jactancia
(artículo 271 CPC).
La diferencia entre los casos de aplicación general o especial de JS tiene importancia para:


Determinar su aplicación  En los de aplicación general es determinada por el
tribunal de primera instancia. En cambio en los de aplicación especial, es por el
legislador y su aplicación para el tribunal es obligatoria (también para las partes).
Aplicación del artículo 681  Sólo cabe en los casos de aplicación general la
posibilidad de solicitar y obtener que el tribunal acceda al cambio o sustitución del
procedimiento de sumario a ordinario, y viceversa.
Características del JS
a) Es un procedimiento rápido  Se reduce a un procedimiento con los trámites de demanda con
notificación, audiencia de discusión y conciliación obligatoria, fase probatoria cuando haya lugar a
ella, la que se rinde según la regla de los incidentes, citación para oír sentencia y sentencia.
b) Puede ser declarativo, constitutivo o de condena  Según sea la pretensión hecha valer en la
demanda y sobre la cual se pronunciará la sentencia.
c) Se aplica el principio de la concentración  En la audiencia de contestación, el demandado debe
hacer valer toda clase de defensas, sin importar su naturaleza (artículo 690) y todos los incidentes y
cuestiones accesorias que se funden en circunstancias ocurridas con anterioridad. Adem&aacut